Situación Actual
21º-14º // 3 diciembre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Einar G.Mejor PJ ♂
Coraline M.Mejor PJ ♀
Katherine M.Mejor User
Circe M.Mejor roler
Seth B.Estrambótico
Edgar B.PJ REVELACIÓN
Ash & CirceMejor dúo
Valarr K.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Fiesta Navideña Forman (solo invitados)

Matt Forman el Vie Dic 19, 2014 8:25 pm

La idea era buena y yo le di mi consentimiento, pero no había sido nada fácil. Lluna, la elfa y yo estuvimos cerca de una semana con los preparativos para la fiesta de navidad. No puedo negar que me haga ilusión, porque me hace bastante. Juntarme de nuevo con mi amigo Caleb, conocer a su hijo, que venga Brad, conocer a algunos amigos de Lluna… Me atrae la idea, y a su vez me encuentro con un manojo de nervios impropios de mi. Esta mañana me levanté con la insistencia de Lluna, dando saltos en mi cama. Quería que preparase galletas de navidad para ella. Mientras tanto, con la casa limpia, nuestra ropa lista y la bebida preparada, a mi me apetecía quedarme un rato más en la cama. Lluna continuó incordiando hasta que la tumbé en mi cama y le hice cosquillas hasta que suplicó clemencia. Con ese despertar digno de reyes no tenía otra opción más que levantarme. Preparé las dichosas galletas de navidad para Lluna, y mientras se horneaban, hice algunas mejoras a mi pequeño piso. Un hechizo muy útil me sirvió para dar amplitud, por lo que la casa parecía más grande y podía albergar más personas. No puse límites a la hora de usar hechizos para insonorizar la casa. No vaya a ser que venga a quejarse uno de esos vecinos muggles que tengo y a los que no suelo ver nunca. Por supuesto, me cercioré de que las puertas de nuestras habitaciones quedasen bien cerradas. No vaya a ser que a alguien entre sin querer y se quede dormido, pues esto va a ser una fiesta.

Después de comer empezamos con la preparación de las mesas, distribuyendo la comida y la bebida en ellas. La elfa iba a quedarse ayudando toda la noche, para que a ningún invitado le faltase de nada. Mi madre estaba encantada con la fiesta, aunque insistía en celebrarla en la mansión. Le dije que era para inaugurar mí piso, con amigos. Y entendió que tanto Lluna como yo queríamos juventud y Rock and Roll a tope. Aceptó gustosa prestándonos a la elfa.

A las cinco en punto estaba todo perfecto. Las mesas con comida y bebida, la casa decorada con motivos navideños, la música, y por si a caso era verdad lo del amigo violinista de Lluna, tenía el piano afinado. Sin exagerar, mi querida sobrina estuvo más de dos horas en el baño, y salió aún sin zapatos y con el pelo medio revuelto. En menos de veinte minutos estuve limpio, afeitado y vestido. Elegí para la ocasión un traje gris bastante informal con camisa blanca y corbata negra.

- Lluna venga, sal. Los invitados estarán a punto de llegar.

Estaba esperándola en el salón, más amplio de lo habitual. Parecía una pista de baile esperando a sus dos bailarines. Mejor dicho, solamente faltaba la bailarina principal.



Off: Queridos convecinos, pueden ir entrando en la Fiesta Forman cuando deseen. La fecha concreta on-rol es el sábado 27 de Diciembre. Off-rol la fiesta estará abierta hasta el 20 de Enero más o menos. (Si la cosa no se anima, la cierro antes.) Las personas invitadas pueden traer una pareja si lo desean. Las que no traigan pareja y sean mayores de 22 años pueden dirigirse directamente a mí, gracias XD Se puede ir comentando la fiesta vía Twitter con el hashtag #FiestaForman. ¡Bienvenidos, y a divertirse!
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 21.750
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 548
Puntos : 153
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t2190-arcon-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Lluna Forman el Vie Dic 19, 2014 8:43 pm

Decir que dormí poco significaría que dormí algo, pero lo cierto es que tengo la sensación de que no he dormido en toda la noche. He pensado mil veces en cómo será la fiesta, en si vendrán mis amigos o no, y en si se divertirán o no. Quiero que todo salga perfecto. Nunca he presenciado una fiesta de navidad Forman con más invitados que unos pocos familiares. Esta vez, la hemos liado buena. Desconozco al número de personas que Matt ha invitado, pero yo mandé una invitación a mis más allegados en el colegio. Por supuesto, todos de las casas de Slytherin y Ravenclaw. No me veo invitando a ningún Hufflepuff ni por equivocación. Eso no significa que no pueda venir ninguno, puesto que mis allegados pueden traer pareja. Tampoco imagino a ninguno de mis amigos viniendo a la fiesta con un Hufflepuff. Por ese lado puedo estar tranquila.

Lo que no me tiene tranquila es eso de ponerme el vestido. Me lo he estado probando día si día también desde que llegué de Hogwarts. Es bastante corto, y no estoy acostumbrada. Sé que cuando él lo vea, vendrá a pedirme un baile por lo menos. O eso es lo que yo espero. La tranquilidad no me llegaba de ninguna forma, de modo que me fui a despertar a Matt cuando empecé a ver luz por mi ventana. Al ser sábado, Matt quería quedarse un rato más en la cama y le tuve que insistir bastante para que se levantase. Aún nos quedaban muchas cosas que preparar. Casi me meo cuando empezó con su típico ataque de cosquillas. Me revolqué por toda la cama, haciendo de mi pelo una maraña y de las sábanas un revoltijo. Finalmente nos levantamos, y le pedí que me preparase galletas de navidad. Más galletas. Ya que cuando regresé de Hogwarts tenía galletas preparadas, pero ya se acabaron.

Cuando estuvo todo listo, la casa parecía otra. Mucha más grande y luminosa, y llena de decoraciones verdes y rojas. Junto con el verde y plateado. Había quedado precioso. Entré en el baño para asearme antes que Matt, y estuve bastante más rato del habitual en mi. Tardé lo mío en darme un baño relajante. Y acto seguido, empecé a probar peinados y maquillajes. Una y otra vez tuve que borrar y empezar de nuevo. Cuando estuve casi lista, me deslicé hasta mi habitación para ponerme el vestido. El vestido que Brad me regaló por mi cumpleaños. Para volver al baño a seguir con el pelo. Como no podía usar la varita para crear unas ondas artificiales, recogí mi pelo en una trenza lateral. Escuché como Matt me reclamaba desde el salón. Corrí de nuevo a mi habitación y me puse los zapatos. Me miré en el espejo, en mi totalidad. Estoy guapa. Espero que cuando me vea me pida un baile. Salí al salón con una sonrisa intranquila. Matt estaba perfecto, plantado en medio del salón con aire de galán. Me acerqué a él y lo abracé.

- Que empiece la fiesta.

Una música suave empezó a sonar, y agarré a mi tío para mover al compás. Él es un estupendo bailarín al que debo muchas horas de paciencia conmigo para enseñarme. Se me daba mejor bailar que tocar el violín.

- Estás muy guapo. Todas mis amigas van a querer bailar contigo.

Sus ojos y los míos se encontraron mientras dábamos vueltas y vueltas por el salón.  Los invitados no iban a tardar en venir. Mi nerviosismo iba disminuyendo a cada vuelta que dábamos al son de la música clásica.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 12.450
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1091
Puntos : 182
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Invitado el Dom Dic 21, 2014 7:02 pm

Me encontraba en mi mansión de Berlín disfrutando de la Navidad nevada alemana. Siempre me gustaba que las calles se quedaran blancas por la nieve y yo mientras me encontraba realizando mis tareas de Hogwarts a la vez que escuchaba música clásica. William estaba abajo en su estudio, ordenando sus documentos. La vida en mi hogar era muy tranquila, y eso que últimamente la casa ha estado albarotada de gente por las cenas procolarias y demás.

Ultimando los detalles de la redacción de Historia de la Magia, llegó a mi ventana una lechuza. A juzgar por el aspecto diría que es una de las del colegio, y no me equivoqué. Le de una chuchería por el trabajo realizado y comencé a leer la carta, al parecer era de mi amiga Lluna. A medida que bajaba las escaleras hacia el estudio de William, acabé de leer la carta. -Will, una compañera de Slytherin me invita a una fiesta en su casa. Puedo llevar acompañante, ¿quieres ir? Pregunté sentándome en una de las sillas del estudio, esperando la respuesta de mi tío. Seguramente me dirá que si pero me gustaría que viniera, así puedo presentarselo a Lluna.

Finalmente William accedió a venir conmigo a la fiesta, creo que es una buena idea porque así establece contacto con la familia de Lluna y así nuestros intereses comunes pueden salir beneficiados...Pero haremos el plan de siempre, comer en casa y luego dirigirnos al lugar...Esto de que nuestra dieta sea diferente al resto, es lo que tiene. Subí a mi habitación y abrí mi vestidor de gala, y encontré el vestido perfecto para la ocasión. Una vez me vestí y me recogí el pelo, bajé al recibidor donde me esperaba William para la aparición.

Nos aparecimos justo en la puerta de la dirección que nos mandó Lluna en su carta. Toqué el timbre y al instante nso abrieron la puerta, pude escuchar la música que salía del interior del hogar...una melodía dulce para mis oídos. -Hola Lluna, gracias por invitarme. Este es mi tío William. Señalé con la mano mirando como William hacía una pequeña reverencia y se marchaba con los mayores, dejándome claro que cuando quisiera marcharme que le avisara. -Bueno, ¿a cuantos has invitado? Pregunté un poco curiosa mirando a mi alrededor, la verdad es que con tan sólo tener puesta la música clásica, ya se había ganado un punto a su favor.
avatar
InvitadoInvitado

Caleb Dankworth el Lun Dic 22, 2014 6:28 am

Matt me había avisado de la fecha en la que iba a celebrarse la fiesta en su nuevo piso de Londres. Era unos días después de que Zack volviese a casa de Hogwarts, lo cual me parecía bien porque así me daba tiempo de disfrutar de nuevo de la presencia de mi hijo, a quién había echado mucho de menos. No importaba cuantos años pasasen ni que Zack se hiciese cada vez más mayor y ya fuese mayor de edad, a mí se me hacia raro no tenerle en casa revolviéndolo todo. El primer día que estuvo en casa fue realmente como si no hubiese nadie en la mansión aparte de yo, pues Zack se tiró en su cama nada más llegar y se quedó dormido todo el día, levantándose únicamente para cenar un poco y volver a la cama hasta tarde el próximo día. En cuanto estuvo de nuevo despierto y con pintas de estar más espabilado le pregunté que a qué se debía su agotamiento al comienzo de las vacaciones, y me preocupé de que estuviese estudiando demasiado. Pero la mirada traviesa que se dibujó en su rostro me hizo saber que su cansancio no se debía a sus estudios, sino a que de estaba metiendo en líos por las noches y no dormía. No pregunté en qué clase de líos se estaba metiendo por las noches, pero me lo puedo imaginar perfectamente.

Los siguientes días fueron bastante tranquilos, y los pasamos en la mansión relajados. Cuando llegó el día de la fiesta nos arreglamos con tiempo para no llegar con prisas. Yo me puse un traje adecuado para estas ocasiones, y una vez que estuvimos listos y llegó la hora Zack y yo nos aparecimos conjuntamente en Londres, pues él todavía no tiene su licencia aunque ya ha tenido algunas clases. Aparecimos en un lugar solitario de Londres, cerca del edificio donde vivía Matt. No nos había visto nadie, así que caminamos sin problemas hasta el edificio.

-¿Te acuerdas bien de Matt?- le pregunté a Zack mientras nos dirigíamos al piso. Zack pasaba mucho tiempo con su padrino de pequeño, y sé que se acuerda, pero a lo mejor no de muchas cosas. Sin embargo dijo que se acordaba bastante bien de Matt, aunque seguro que tenía muchas cosas por conocer de él después de tanto tiempo.

Me alegro de que Zack vaya a reencontrarse con su padrino, y también me alegro de que yo vaya a reencontrarme con Lluna, quién es mi ahijada. Apenas tenía seis años la última vez que la vi, y ahora estará hecha toda una mujer y seguro que me sorprenderé mucho. El tiempo pasa muy rápido, y sin darnos cuenta nos perdemos muchas cosas.

Llegamos al piso, y una elfina doméstica nos abrió la puerta y nos dio la bienvenida a la casa. Entramos y nos quitamos los abrigos, los cuales recogió la elfina para llevárselos a otro lado, y entonces miré a mi alrededor. El lugar era muy espacioso, estaba magníficamente decorado, y la fiesta tenía buena pinta. No éramos los primeros en llegar, aunque parecía que todavía faltaba gente.

-Voy a ver sí encuentro a Matt- le dije a Zack antes de irme de su lado para entrar en el salón. Efectivamente, ahí estaba mi amigo. Anuncia mi llegada con una sonrisa alegre.- ¡Hola Matt!- saludé mientras me acercaba a mi amigo para darle un rápido abrazo. Se le veía muy elegante, como siempre, y contento.- Bonito piso. Y bonita fiesta también- dije con aprobación. Busqué entonces con la mirada a Zack para ver por donde se había ido.- ¿Dónde está tu sobrina? ¡Quiero conocerla! Ah, mira, ahí está mi hijo... ¡Zack! Ven aquí.

A ver si se llevan tan bien como hace años. Espero que sí, al igual que espero llevarme yo bien con Lluna. Molaría volver a ser el tío guay.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Ian Somerhalder
Edad del pj : 36
Ocupación : Desmemorizador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 20.900
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 366
Puntos : 241
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t869-caleb-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t1036-watch-the-world-burn-with-me-caleb-s-rs http://www.expectopatronum-rpg.com/t1294-welcome-to-my-life-cronologia-de-caleb-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t3233-arcon-de-caleb

Zachary S. Dankworth el Lun Dic 22, 2014 6:54 am

Tantas noches en Hogwarts haciendo el tonto me habían pasado factura al comienzo de las vacaciones de Navidad, y me tiré todo el viaje de vuelta a Londres durmiendo, al igual que el resto del día y varias horas del día siguiente hasta que ya era casi hora de comer, pero luego me desperté y me sentía como una rosa fresca en primavera. Juventud, divino tesoro. Qué fácil es recuperadse ahora de los abusos que le hacemos a nuestro cuerpo y a nuestra mente. Mi padre a veces me dice que me tendré que ir despidiendo de eso pronto, pero no le hago mucho caso. Al menos no por ahora; es el último año que me queda en Hogwarts, y las noches las estoy usando para salir a explorar y hacer todas las cosas que no he hecho en siete años. Vamos, que me estoy metiendo donde no debo y estoy durmiendo poco, pero me da igual, me lo estoy pasando bien, como siempre.

Estuve vagueando bastante en los días previos a la fiesta, disfrutando del simple placer de estar de nuevo en casa, con todos mis lujos y mis cosas. Me encanta despertarme en mi cama de nuevo, grande y espaciosa, en un cuarto solamente para mí. Me caen bien mis compañeros de dormitorio, pero no sus ronquidos. Me pasé también un buen rato poniéndome al día con mi padre, contándole cosas de Hogwarts, y él me contó cosas que había estado haciendo él. No me contó muchos detalles, pero por la cantidad de veces que dijo que no había estado haciendo nada en particular supuse que ha estado muy ocupado con su "otro" trabajo. Sé que es mortífago, pero él casi nunca me cuenta las cosas que hace. Es lógico, tiene que guardar secretos, pero me muero de la curiosidad por saber lo que hace. Sin embargo, a lo largo de los años he aprendido a no insistir.

El día de la fiesta me vestí elegante, pero simple, con un traje negro que es clásico para ocasiones como esta. Luego me Aparecí junto a mi padre. "Narices, me tengo que sacar la licencia pronto para poder ir yo solo por todos lados," pensé después de que apareciésemos en Londres y se terminara esa agobiante sensación de estar pasando por un tuvo de goma súper estrecho. No sé qué es peor, si la Aparición o los polvos Flú.

-¡Claro que me acuerdo de Matt!- exclamé con una sonrisa cuando mi padre me preguntó que si me acordaba bien de él.- Tenía siete años cuando dejé de verle, no dos. Siempre me pareció que Matt era más guay que el tío Sylvan, por cierto, pero no le digas eso- dije, haciendo que mi padre riese por lo bajo. Bueno, mi tío Sylvan era un tío muy molón, pero era muy rarito y siempre estaba por ahí en ve de en casa, haciendo cosas extrañas. Matt era más normal, y muy divertido. Tengo muchas ganas de volver a verle, y a la que tengo muchas ganas de volver a ver es a Lluna.

Llegamos al piso y fuimos muy bien atendidos por la elfina doméstica. Miré el piso con interés. Estaba muy bien decorado tanto para la fiesta como para el día a día, así que me gustaba mucho. Yo viví de pequeño en un piso, por lo que me han contado, pero no me acuerdo de nada pues apenas era casi un bebé. Creo que fue una época en la que mi padre tuvo problemas familiares y económicos, pero pronto volvimos a la mansión. Este piso me gusta, es cómodo y espacioso, y el ambiente es muy bueno. Mientras mi padre de iba a buscar a Matt, yo miré a mi alrededor buscando a Lluna. La encontré hablando con una chica morena, a la que reconocí como una Slytherin unos cuantos cursos por debajo de mí. Me acerqué a saludar.

-¡Hola Lluna!- exclamé alegremente mientras me acercaba.- ¡Estás muy guapa!- dije. Iba a saludar a la otra chica, a quién no conocía personalmente, sólo de vista, pero no llegué a hacerlo pues oí la voz de mi padre llamándome y me giré para ver donde estaba.


Última edición por Zack Dankworth el Dom Dic 28, 2014 7:52 am, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Torrance Coombs.
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario (Criaturas
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 17.700
Lealtad : Familia Dankworth
Patronus : -
Mensajes : 459
Puntos : 281
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t989-zack-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t1010-relaciones-de-zack-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t2231-if-the-end-of-your-story-is-a-happy-one-what-does-it-matter-how-it-began-cronologia-de-zack http://www.expectopatronum-rpg.com/t3233-arcon-de-caleb
Zachary S. DankworthUniversitarios

Invitado el Lun Dic 22, 2014 1:24 pm

Últimamente mi vida se concentraba en encerrarme en mi habitación investigando nuevas pociones con los ingredientes que había ido consiguiendo estas semanas atrás. Todavía recuerdo cuando a Katerina le salió un grano en la cara y me pidió urgentemente una poción en vez de ponerse uno de esos apósitos muggles que tanto están de moda. También tuve que curar a Drake, el pobre chico vino como si hubiera estado en la guerra...Pero no fue nada, era más el ketchup de la hamburguesa que la sangre.

En medio de mis investigaciones, recibí una carta de Matt y Lluna. En unos días celebrarían una fiesta en su casa y quieren que vaya, ya sea sola o con acompañante. Pensé en llevar a alguno de mis compañeros de piso pero Katerina estaría jugando con sus ardillas y Drake jugando con su mono. Yo tenía a mi fénix y es un poco raro jugar con un pájaro, creo que me compraré algún animalito para que me acompañe en mis noches en vela, ya hablaré con ellos para que me ayuden a elegirlo.

El mismo día por la mañana tuve una gran idea, comprar unos dulces de la pastelería que fuimos aquel día. Me vestí con ropa deportiva, hacer algo de running por el barrio y finalmente comprar los dulces, también compré para mis compañeros de piso. Dejé la bandeja encima de la mesa de la cocina, junto con una nota diciendo que podían comerlos, y me marché a la ducha. En ese rato pensé en qué vestido podía ponerme...Estaba un poco nerviosa porque había asistido a pocas fiestas y no quiero que me ataquen por ser metamorfomaga. Suspiré profundamente, me sequé y me vestí.

Finalmente elegí un vestido corto y rojo, el color típico de las fiestas de fin de año pero como estamos cerca de esas fechas pues el color va perfecto. Tras retocarme, agarré la bandeja de dulces y me aparecí en la puerta de la casa. Toqué el timbre y la elfina me abrió la puerta, sonriendo le entregué la bandeja y me adentré en la casa. Tenía buen gusto y parecía muy acogedora. -Hola Lluna, estás muy guapa. Sonreí mirando a la niña y finalmente llegué a donde estaba Matt, que se encontraba acompañado. -Hola Matt, gracias por invitarme. Saludé educadamente a Matt y luego mi mirada se dirigió al otro hombre que estaba acompañado con un chaval. -Soy Bianca Beckinsale, mucho gusto. Realicé una pequeña reverencia y luego esperé a que me respondieran, la música era muy relajante y eso hacía que el nerviosismo se me marchara un poco, pero todavía estaba alerta...Nadie de aquí sabe mi pequeño secreto, y espero mantenerlo oculto hasta que regrese a casa.
avatar
InvitadoInvitado

Circe A. Masbecth el Lun Dic 22, 2014 7:45 pm

Los gritos de unos y otros resonaban por toda la mansión. Decir que un día podía ser tranquilo entre aquellas paredes significaba que Odiseo no estaba en casa, pero aquella tarde había decidido hacer una visita y había decidido que liberar a tres de los elfos domésticos de la familia era lo más divertido que podía hacer. Horas después, una elfina e había atrincherado en la cocina mientras que los otros dos elfos gritaban a la elfina para que saliese de allí. El matrimonio Masbecth estaba traumatizado. La madre permanecía en el sofá, mientras se abanicaba con El Profeta del día anterior. Por su parte, el padre farfullaba contra su hijo y cómo lo desheredaría si no fuera porque hacía ya años que lo había hecho.

Circe, por su parte, permanecía en su habitación. Adoraba a Odiseo, pero había momentos en los que era mejor actuar como si no fuera parte de la familia y encerrarse en la habitación lejos de toda la locura que reinaba pisos abajo era lo mejor que podía hacer. Permanecía sentada frente al tocador, jugando con su pelo mientras esperaba a que los gritos cesaran. Pero no lo hicieron. Dejó el peine con un sonoro golpe y abrió la puerta de par en par. - ¡Queréis callaros ya! – Gritó enfadada antes de dar un portazo y encerrarse en su dormitorio. Por culpa de aquella disputa familiar había olvidado por completo que ya era veintisiete de diciembre, pero lo recordó rápidamente al ver una carta sobre su escritorio. Su piel se tornó más pálida si era posible y salió despedida hacia la ducha para comenzar a arreglarse.

Rodeada por una toalla, con otra en la cabeza, el cepillo de dientes en uso y descalza, salió corriendo de su habitación, casi resbalando al cambiar de suelo y llamó repetidas veces al dormitorio de Apolo, quien debía estar en su mundo. – Abre la maldita puerta, aborto de mono. – Dio otra vez hasta que la puerta se abrió. Siguió lavándose los dientes al encontrar a su hermano enfrente y dejó caer al suelo la invitación que Lluna le había mandado días antes sobre una fiesta en su casa. Con la carta en el suelo y la boca llena de pasta de dientes, volvió hasta el baño, escupió lo que tenía en la boca y sacó únicamente la cabeza al exterior. – Bebida, comida, música, magos y chicos guapos. ¿Tienes un plan mejor o te vienes? – La relación entre ambos era más que buena y siempre que tenía oportunidad, presumía de hermano mayor. Total, para uno del que podía presumir, pues lo hacía. – Es en veinte minutos, así que tú nos llevas. – Dibujó una amplia sonrisa. Estaba claro que sería él quien se encargaría de aparecerse en Londres, pues de intentarlo ella podían estar horas y horas sentados sin hacer nada, ya que ni si quiera había comenzado su preparación para la licencia de aparición.

Sin decir nada más, cerró la puerta del baño con el mismo ruido que antes y acabó de vestirse. La fiesta de Lluna era algo que le había salvado la vida. ¿Por qué? Porque tenía dos bonitos atuendos para el Baile de Navidad de Hogwarts y no sabía cual ponerse para aquel evento. La oportunidad de usar el segundo de los atuendos le pareció más que perfecta, y no dudó a la hora de ponerse una falda negra de cuero ajustada junto a un top con diferentes aberturas. Salió del baño a toda velocidad rumbo a su habitación. Miró el reloj de la mesilla y corrió aún más mientras se ponía los tacones con cuidado de… Acabó cayéndose sobre la cama y acabando allí de ponérselos. Echó la totalidad de su pelo mojado hacia delante para luego echarlo fuertemente hacia atrás, empapando todo lo que se encontraba a su espalda. Sonrió de medio lado al espejo y cogió la varita haciendo que su pelo quedase impecable. No era precisamente buena en la magia no verbal, pero todo lo que fuera relacionado con su pelo era algo que tenía más que aprendido.

Bajó rápidamente las escaleras hasta llegar al hall de entrada y miró a su hermano. Como cabía esperar, ya estaba  allí esperando. Lo miró de arriba abajo y negó con la cabeza. – Que desperdicio de hombre. – Afirmó antes de agarrar el brazo de su hermano y esperar a que este se desapareciese rumbo a la calle que la invitación indicaba.

Pocos segundos después se encontraban en la puerta de la casa de Lluna y su tío. Circe no tardó en llamar a la puerta y un pequeño ser orejudo y ataviado con ropajes raídos les abrió indicándoles el camino que tenían que seguir. Circe no le dio a la elfina una chaqueta de cuero a juego con la espalda y se hizo camino entre la gente que comenzaba a agolparse en el baile, sin soltar el brazo de su hermano. Vio a lo lejos un par de caras conocidas, pero optó por permanecer junto al rubio. Le hizo una seña con la cabeza para que mirara donde estaban los alumnos que ella conocía. – La rubia del vestido verde es Lluna, por si luego quieres saludarla. – Hizo una breve pausa. – Ya sabes, nos ha invitado ella. Bueno, a mí, pero para el caso… - Rodó los ojos. – Y… Alguno de esos debe ser su tío. – Lo cierto es que no le ponía cara, pero cualquiera de los dos hombres que conversaban era perfecto para ser su tío, lo que estaba claro es que la chica que se les había acercado no podía ser el tío de Lluna. A no ser que guardara algún secreto entre las piernas, claro.

Spoiler:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Kristina Bazan.
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitaria (Medimagia)
Pureza de sangre : Mestiza.
Galeones : 14.200
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : -
RP Adicional : +1H /+2F
Mensajes : 1281
Puntos : 989
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t908-circe-a-masbecth http://www.expectopatronum-rpg.com/t911-at-this-moment-you-mean-everything-circe-s-rs http://www.expectopatronum-rpg.com/t910-it-s-time-to-begin-isn-t-it-circe-s-cronos http://www.expectopatronum-rpg.com/t914-a-box-of-sharp-objects-circe-s-box
Circe A. MasbecthUniversitarios

Axel S. Crowley el Mar Dic 23, 2014 11:13 am

Después de todo un semestre esperando, Lluna le había mandado a Axel una carta con la invitación a esa fiesta de la que un día hablaron en verano. A Axel cualquier festividad le parecía divertida y entretenida, ya que en ellas se podía conocer infinidad de personas. Así mismo, según como se la había vendido su amiga Lluna, iba a ser bastante guay y sería prácticamente la última vez que estaría en Londres después de una increíble insistencia a sus padres. Los Crowley eran cerrados de mente incluso para abrirse un poco a las exigencias de los más pequeños. Los Crowley solían ser de planes con antelación de meses y algo que no estuviera en sus planes les sacaba de quicio. O por lo menos, así veía a su padre. No obstante, Axel después de aquello se iría para Noruega con su hermana, para pasar allí la nochevieja con toda la familia Crowley. Tíos, primos y abuelos incluidos. El chico estaba irónicamente en éxtasis por tener que pasar una velada tan increíblemente “divertida” en lo que se supone que es una noche de fiesta. Pero bueno, tendría que aguantarse con los formalismos familiares hasta que pudiera decidir por sí mismo.

Guiándose por Londres y yendo antes que nada al restaurante en dónde habían comido en verano, sitio que tenía como lugar de referencia a la casa de Lluna, consiguió seguir  las indicaciones para llegar a casa de la rubia. No sabía si iba bien vestido para la ocasión, pero el chico no era muy de corbatas, le estresaban, por lo que se había puesto unos pantalones de traje, una camisa de traje y había decidido pasar tanto de la corbata como de una pajarita. Llevaba en una mano, colgada del hombro la chaqueta del traje y, en la otra, el violín. Era lo único que tenía que llevar según Lluna a parte de su presencia, por lo que hubiera sido bastante caótico olvidarse de ello.

Caminando, pues Axel no era muy dado a terminar las lecciones de aparición con rapidez y no quería arriesgarse, llegó a la casa. Subió las escaleras y tocó el timbre tranquilamente. No se escuchaba absolutamente nada, por lo que Axel dudó de haber aceptado en sus propias indicaciones. Cuando su ceño ya estaba fruncido por la duda, fue cuando una elfina doméstica le abrió la puerta. Pudo ver en el interior un increíble piso amplio, cuando entró, sintió la música. Magia…siempre tan útil hasta para confundir a magos. Sonrió a la elfina cuando le pidió el abrigo y Axel se lo tendió amablemente, guiñándole un ojo a la pequeña criatura. Axel siempre había sido fiel admirador de esos pequeños seres, desde pequeño aquel que estaba a su cargo siempre le había sorprendido, por lo que lejos de ser un pequeño abusón que trata a los elfos mal, era alguien que los trataba extremadamente bien. Eso sí, siempre teniendo claro que al fin y al cabo existen para servir a los magos.

Siguió hasta el interior y buscó con la vista a Lluna, la cual estaba hablando con una chica y Zack, un compañero que este año estaba en su mismo curso. Era un chico al que conocía, más de vista que de otra cosa, tanto por su nombre como por su reputación. No obstante, no conocía de nada a la otra chica con la que hablaba. No quería interrumpir, por lo que siguió mirando hasta encontrarse con un rostro más que conocido. Esbozó una sonrisa al ver a la rubia y se acercó por detrás.

-Una Masbecth por aquí, quién iba a decirlo.-Dijo colocándose en frente de ella.-Cuánto tiempo, ¿no?-Y se acercó a ella para darle dos besos, uno en cada mejilla.

Solían verse por Hogwarts, pero su trato no era para nada igual al que tenían en fiestas familiares mucho más privadas. Era una chica con muchísima influencia y, aunque su carácter fuera fuerte, a Axel le caía estupendamente. En sí, le gustaban las chicas con carácter.

-Voy a saludar a la anfitriona.-Le dijo a la rubia con un guiño.  

Se acercó a ellos porque básicamente no conocía  mucha gente más de allí dentro y Lluna era como su pequeño punto de expansión de aquella fiesta. A medida que se acercaba se dio cuenta de una cosa: que había que venir especialmente elegante a la fiesta. Axel no desentonaba, pero quizás esa corbata le hubiera venido bien. Una vez al lado de ese grupo, sonrió a la primera persona que le miró.

-Hola, soy Axel.-Saludó al chico, tendiéndole la mano.-Vamos a las mismas clases. Soy Ravenclaw.-Sí, “el Ravenclaw repetidor”, irónico. Aunque Axel siempre deseaba que le dijeran algo respecto a eso, pues él estaba orgulloso de defender su inteligencia ante cualquiera que pudiera alardear de ser mejor por no repetir. A ver quién puede hacer EXTASIS con Escrunfulosis. Luego se dirigió a la otra chica.-Axel.-Añadió, antes de darle dos besos como saludo.

Finalmente dejó a Lluna, a la cual miró de arriba abajo, al igual que había hecho en el baile de navidad.

-Cada día te superas más.-Dijo el Ravenclaw, acercándose a ella para darle dos besos, que, al contrario que cuando se habían despedido en verano, atinaron a ser en las mejillas. Axel sigue dudando, pero seguro que aquellos cócteles tenían algo raro en su interior.

Spoiler:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Xavier Samuel
Edad del pj : 20
Ocupación : Estudiante de criaturas m
Pureza de sangre : Pura
Galeones : -
Lealtad : ¿Esto se come?
Patronus : No tiene
Mensajes : 347
Puntos : 6
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Apolo Masbecth el Mar Dic 23, 2014 6:10 pm

- ¡Uno viene unos días a esta casa para pasar las vacaciones con ustedes pero así no se puede! - el rubio alzó la voz por sobre el resto de la familia y se dirigió a su madre quien estaba sentada en un sofá. - Voy a mi habitación o terminaré matando a Odiseo y dudo que me lo impidan - habló con un rostro sombrío mientras subía las escaleras dejando atrás a sus padres y sus demás hermanos. Odiaba cuando el mayor venía de visita y coincidían porque eso solo significaba problemas. Parecía que Odiseo se ponía de acuerdo a aparecerse por la mansión los días en que el mortífago podía escaparse de su trabajo. El bullicio a pesar de estar en el piso de arriba se seguía escuchando como si estuviese abajo. Avanzó por el largo corredor hasta llegar a su habitación, la cual cerró de un portazo. El ruido ahora era prácticamente nulo pues varios años atrás hizo que su recamara fuera a prueba de sonido. No podía escucharse nada dentro o fuera.

Se acostó sobre la cama y se puso a leer un libro sobre la mitología griega. Sus padres habían puesto a toda la familia nombres de dioses debido a que los Masbecth estaban destinados a hacer cosas grandes, según el patriarca de la familia. Sin embargo, una luz roja sobre la puerta indicaba que alguien estaba detrás de esta por el pasillo. Se levantó de la cama y la abrió para encontrarse con su hermana menor. Una hoja de papel cayó al suelo mientras ella se daba media vuelta y se perdía de nuevo no sin antes girarse y decir algo. Apolo alzó una ceja al escucharla decir sobre los chicos guapos. Él nunca le había dicho explícitamente su preferencia por los caballeros sobre las damas, pero tampoco lo creía necesario. A nadie de su familia salvo sus padres se los había dicho varios años atrás, los cuales lo apoyaron siempre, además de que eso no era lo que lo definía como persona por lo tanto eso pasaba a segundo plano para él, pero no significaba tampoco que lo escondiera. Le dedicó una sonrisa a la rubia antes de que desapareciera en su habitación. - Está bien, iré, lo que sea con tal de no estar en esta casa de locos - dijo tras entrar de nuevo a su cuarto y meterse a la ducha.

El agua caliente le relajó y cuando salió fresco se colocó su perfume favorito y comenzó a peinarse, se relamió el cabello hacia atrás para verse más formal. No estaba seguro de que tipo de fiesta sería, solo sabía que era una fiesta navideña de la amiga de Circe. Comenzó a vestirse, se colocó una camiseta blanca con estampados en negro y encima un saco color gris humo con unos detalles en cuadros, así como unos pantalones color arena y unos zapatos a juego. En quince minutos ya se encontraba listo y bajó las escaleras hasta llegar al recibidor donde aún se encontraba su familia. No les dio explicaciones de nada simplemente se acercó a la puerta para esperar por su hermana. Cuando esta llego sonrió. - Muy guapa, si madre te viera te encerraba en tu habitación por ir tan descubierta - dijo sonriendo - que graciosa, debería dejarte aquí con tus hermanos e ir yo solo a la fiesta - exclamó pero cuando escuchó como su familia se acercaba a donde estaban ellos desaparecieron de la mansión antes de ser vistos y llegaron a la dirección indicada en la invitación.

Al entrar ambos del brazo, pudieron  darse cuenta que la fiesta apenas daba indicios de comenzar. Dejo que la hermana le dijese verbalmente quien era la anfitriona de la fiesta. - De acuerdo, vayamos a averiguarlo - le sonrió y se dirigieron a donde se encontraban los adultos. - Buenas noches, caballeros, dama - besó la mano de la chica a modo de saludo y estrechó las demás. - Apolo Masbecth, y ella es mi hermana Circe. Soy su invitado. Ahora, ¿quién de ustedes es el anfitrión? - preguntó con una sonrisa ancha, tratando de parecer amable, pues las fiestas no eran su fuerte hoy en día debido a su trabajo que lo aislaba del resto de la civilización. Cuando el tío de la amiga de Circe se presentó, el rubio volvió a sonreír y a sacar una botella de vino de su chaqueta que llevaba escondida. No podía ir con las manos vacías. - Es un viñedo Chadwick, de uno de mis viajes a Chile. Digno de una ocasión especial - exclamó entregando la botella al hombre y luego volver a sostener del brazo a su hermana. - Todo luce muy bien, se ve el esmero - el mortífago habló tratando de romper un poco el hielo, y quitando las telarañas que tenían sus relaciones sociales hoy en día.


Atuendo:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 26
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 15.150
Lealtad : Lord Voldemort.
Mensajes : 513
Puntos : 151
Ver perfil de usuario
Apolo MasbecthMagos y brujas

Matt Forman el Mar Dic 23, 2014 9:12 pm

Me quedé embobado al ver a Lluna tan guapa, estaba resplandeciente. Nada más salir vino hacia mí y me abrazó. Está preciosa mi Lluna. Sonreí atolondrado y nos pusimos a bailar. Desde que era pequeñita que intenté enseñarle a bailar como es debido. Luego sales de marcha y es otra cosa, sobre todo en los locales muggles. Tienes que bailar moviendo el culo y con eso ya te respetan.

- Tú estás preciosa. – no lo dije por corresponder a su cumplido, es lo que pienso, ahora y siempre. – Me dan igual tus amigas. Solo pienso bailar contigo.

Seguramente iban a aparecer muchas chicas de la edad de Lluna y quizás menores que se iban a interesar por mí. Pero hace tiempo que dejaron de interesarme las mujeres menores de veinte años. Si iba a bailar con alguien, iba a ser Lluna. En primer lugar ella, luego las demás.

No tardaron en aparecer los primeros invitados. Solté a Lluna para poder atenderlos. La elfa estaba encargada de coger sus abrigos y guardarlos en mi armario, de forma ordenada y sin arrugarlos. Además, tenía que estar pendiente de que la comida y la bebida no faltase, y de limpiar los pequeños salpicones que podrían surgir.

Los primero en llegar fueron un adulto al que conocía de vista, y una chica que se apresuró a saludar a Lluna. Su vestido era largo y azul, muy bonito. Sonreí a Lluna y hablé un poco con su acompañante, al que confundí con su padre y que en realidad era su tío. Cuando el hombre me sacó de mi error comprendí que quizás esa chica y Lluna se llevaban bien porque tenían una familia parecida. Hablé un momento con el señor Graham, y coincidimos en que ya nos conocíamos de antes.

Cuando vi aparecer a Caleb y a su hijo por la puerta me disculpé con el señor Graham y fui directo a darle un abrazo a mi amigo. Sabía que iba a venir, no podía fallarme. Estaba increíblemente atractivo. Siempre ha sido guapo, pero el traje le sienta fenomenal. Lo primero que hizo fue sacar a relucir unos modales muy refinados.

- ¿Eres un pelota?

Me reí un poco de mi amigo, cosa que hacía tiempo que no había podido hacer. Me preguntó por Lluna y la señale con un gesto. Su hijo también había venido, el pequeño Zack estaba hablando con Lluna. ¿Zacky? Debería dejar de llamarlo así. Es Zack a secas. El chico que saludaba a Lluna tenía un aire inconfundible. Digno hijo de Caleb. Muy alto, y muy guapo. Le hice un gesto a Caleb para acercarnos.

- No me lo puedo creer. - Me fui directamente a saludar a Zack. Lo observé un tanto fascinado. Llevaba un traje negro, impoluto. Sus ojos eran igual que los de Caleb. – Eres todo un hombre.

Le di unos suaves golpes en la espalda a modo de saludo. Tanto Zack como Lluna habían crecido mucho desde la última vez que los pude ver juntos. Creí oportuno dejarles intimidad. Quizás querían bailar, o cuchichear sobre nosotros. Ver a Bianca somar por la puerta me dio la escusa perfecta. Pero ella fue más rápida y se acercó a nosotros. Saludó primero a Lluna. La conoce mejor, es Sanadora En Hogwarts.

- Es un placer tenerte aquí, Bianca. Te sienta de maravilla el color rojo.

Bianca saludó también a Caleb. Dos personas más entraron en ese momento. Ambos deben ser amigos de Lluna. Y siempre pensé que le costaba un poco eso de relacionarse. Vaya sorpresa. El hombre, bastante más mayor para ser un alumno, se acercó preguntando por el anfitrión. Le estreché la mano y me presenté.

Matt Forman. Es un placer. – el hombre sacó una botella de vino como presente. – Les agradezco la asistencia y el detalle. Este es nuevo para mí. Elfa. – grité un poco.

La elfina se apresuró a acercar un descorchador para abrir la botella. Dejó que todos los presentes cogieran una copa y llené todas, finalmente la mía, para poder probarlo. El olor era exquisito, cereza ácida, trufas, frambuesas y arándanos, enmarcados por tenues aromas ahumados, tabaco, cedro y una sutil reminiscencia al sándalo. Con un precio de unas doscientas libras. Excelente gusto el de mi invitado.

-  A la salud de todos los presentes. – bebí un buen sorbo sin dejar de mirar a Apolo.

Me quedé ensimismado un momento pensando que quizás el hombre del vino era el acompañante de la chica morena, pero recordé que había dicho hermana. De nuevo, había entrado alguien pero no lo vi hasta que saludó a Lluna. Adiviné que se trataba del chico del violín. Ese que hizo llegar muy tarde a Lluna. Aún no se como le haré saber que le estoy agradecido. Mi sobrina ha empezado a salir con chicos. Se hace mayor, yo viejo… El mundo se acaba.

- Soy Matt Forman, el tío de Lluna. – tendí la mano para saludar al chico. Sabía muy poco de él y esta era una buena ocasión para conocerle mejor. – Puedes dejar el violín por allí. – señalé donde estaba el piano. – Me gustaría mucho dar ese pequeño concierto que Lluna y tú acordasteis.

Miré a Lluna y le guiñé un ojo. Es guapo, con modales y ser Ravenclaw no es tan malo. Buen fichaje. El agrandado piso se estaba llenando de invitados. Ver a Lluna feliz me puso feliz. Me quedé un tanto perplejo sin saber donde acudir ni con quien hablar. Quería empezar con el concierto antes de que las copas de vino afectasen a mi ritmo, pero quería dejar a la juventud divertirse. También quería estar con Caleb, y saludar mejor a Bianca. Y quizás conocer mejor al señor Masbecth.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 21.750
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 548
Puntos : 153
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t2190-arcon-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Lluna Forman el Mar Dic 23, 2014 9:39 pm

Matt estaba radiante, sin pizca de nervios y preparado para una guerra. Yo en cambio no. Sentía nervios, dolor de estómago y ganas de gritar. Se me pasó un poco cuando Matt y yo bailamos por el salón vacío que no tardaría en llenarse de amigos y conocidos. Cuando sonó el timbre por primera vez me puse muy nerviosa. Al ver aparecer a Hannah suspiré aliviada. Hannah venía con su tío.

- Es un placer teneros en la fiesta. Encantada señor Graham.

El tío de Hannah era más joven de lo que había imaginado. Y muy atractivo. Aunque tenía un aire de misterio parecido al de mi amiga. Mi tío sonrío a Hannah, y los dos adultos se pudieron a hablar. Hannah preguntó curiosa.

- He invitado a O y espero que venga. También a Circe. Y a Zack e Ian. ¿Los conoces? No tengo demasiada relación con el resto de chicos de nuestra casa así que…

Me estaba medio disculpando porque no habría chicos en mi fiesta, cuando en realidad a Hannah le daba igual. Y a mí, con que Axel y Brad vengan estoy servida. Un hombre alto se acercó a Matt, quise preguntar a Hannah si lo conocía cuando Zack se acercó.

- Hola Zack. – me tomé la libertad de darle un abrazo, esta vez sí, a mi amigo de la infancia. – Esta es Hannah, de Slytherin. Él es Zack. – los presenté por si no se conocían. Aunque lo más seguro es que si.

Estaba a punto de devolverle el cumplido a Zack cuando el hombre que estaba con Matt lo llamó. ¿Caleb? Matt y él se acercaron. Sin ninguna duda, es él. Me emocioné tanto al verlo que lo abracé directamente, sin preguntar. No podía acordarme de mucho, pero con el recuerdo que Matt había insistido en crearme, Caleb era una buena referencia a la que le tenía mucho aprecio. Su aspecto no era como lo recordaba, pero si pude apreciar parecido con Zack. No salía de mi asombro cuando, de nuevo, alguien más se acercó. Saludé a Bianca con la mano, pero con cara de no saber que hacía en la fiesta. Creo que no la invité… ¡¡Matt!! No pierde ocasiones cuando ve una mujer guapa.

- Bienvenida Bianca.

La galantería de Matt asomó de forma inmediata. Miré a Hannah y a Zack con una mueca divertida.

- Él es así. – les susurré.

Al levantar la vista pude ver a Circe, y la saludé con la mano. Me alegro de que haya podido venir. Además, acompañada. Con unos modales propios de otro siglo, el hombre nos saludó. Besó mi mano y todo. Me sentí un poco abrumada al ver a tanta gente, y de estar conociendo a más gente. El hombre se llamaba Apolo, y era el hermano de Circe. Parece que tienen una buena relación. Y yo que creí que los Masbecth estaban siempre a las greñas o incordiando a la péquela de la familia. No pude evitar pensar que Circe era exagerada. Apolo regaló a Matt una botella de vino, y este lo quiso probar en ese mismo instante.

Axel que llegó en ese instante, y estaba hablando con Circe. Luego se presentó a Zack. Iban al mismo curso, aunque en casas diferentes. Le di dos besos a Circe y le mencioné lo agradecida que estaba de verla. No era una pura formalidad, me gustaba verla allí. Y Matt parecía encantado con el vino. Yo no lo probé. Tenía el estómago cerrado, y no quería empeorarlo.

Mi amigo de Ravenclaw me miró de arriba abajo para terminar haciéndome un cumplido. Nos dimos dos besos, muy certeros, no como en verano, que fuimos algo torpes.

- Tienes una elegancia que muy pocos poseen.

Aun sin llevar corbata, Axel parecía sacado de uno de esos anuncios que los muggles ponen en las paradas de los autobuses. Vi que había traído el violín, y Matt no tardó en indicarle donde podía dejarlo. Y se presentó. Estaba segura de que en la cabeza de Matt había mil preguntas que hacer, pero no ahora.

- ¿Queréis tomar algo?

Señalé las mesas repletas de comida y bebida. Se me antojaron unas galletas de Matt, y se las señalé a Axel.

- Matt ha hecho bastantes.

Me comí una, dándole pequeños mordiscos. No tengo hambre, es solo nerviosismo.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 12.450
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1091
Puntos : 182
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Invitado el Sáb Dic 27, 2014 7:41 am

Pensé que en la fiesta de Lluna habría un buen ambiente, y mis pensamientos fueron correctos. William pensó que esta sería una buena ocasión para que comenzara a relacionarme con personas fuera de las paredes del colegio. Si él lo dice, supongo que seria por mi bien pero como me empiecen a tocar los cojones, más de uno no llegará de una pieza a su casa, mejor aún, quizás ni llegue. Elegí un vestido azul muy elegante, uno de los que me compró William para las cenas en casa, para que me animara después de lo sucedido con mis padres.

-Zack...Ian...Me suenan sus nombres, pero ya sabes que mis relaciones son muy limitadas. Hablé con un tono un tanto serio, esta es una de las peores partes de la fiesta. El sonreír y saludar aunque el que tengas enfrente te caiga como una patada en el culo. De repente alguien llegó...Por lo visto era un amigo de la familia, y el chaval era el recién nombrado Zack. -Encantada Zack, nos hemos visto algunas veces pero nunca hemos entablado conversación alguna. No dudé en aclarar la situación, no me gustaba que se hicieran con confianzas muy rápido, por eso siempre me gusta dejar las cosas en su sitio desde el principio.

Recuperándome del primer saludo, la puerta de abrió de nuevo, esta vez era la enfermera del colegio...Creo que fue invitada por el tío de Lluna...Ni pregunté, no me gusta entrometerme en los asuntos ajenos...De vez en cuando miraba a William, se lo estaba pasando bien y eso hace que de momento me quede. Suspiré y al instante apareció Circe enfrente de mis ojos, a esta mujer si que la conozco... -Vaya Circe, escuché que te habían invitado pero no pensé que al final aparecerías. Comenté en tono burlón cruzándome de brazos, Circe y yo nos hablábamos así, por lo que no había problema alguno.

El último en llegar fue un conocido de Lluna, un Ravenclaw...A juzgar por el nombre que tanto repetía, era el famoso Axel. Se me erizó los pelos al acabar de saludarme, ¿por qué la gente te saluda tan confianzudamente sin conocerte de nada? Me relajé un momento y guardé las apariencias. -Soy Hannah, amiga de Lluna, encantada de conocerte. Sonreí disimulando. Vamos Hannah hazlo por Lluna...Me froté un momento el ojo y me fui a la mesa a por una bebida...Yo como carne, pero eso no impide que no pueda beber zumo o ponche o lo que sea. Volví a suspirar y me apoyé bebiendo lentamente, recordando mis cenas y casa y los modales que debía de seguir ante la gente en público.
avatar
InvitadoInvitado

Caleb Dankworth el Sáb Dic 27, 2014 11:33 am

Reí cuando Matt me preguntó que si era un pelota. No pedía oportunidad para reírse de mí. Algunas cosas nunca cambian.

-¿Pelota? ¿Yo? ¡Nunca!- reí.- Solo digo la verdad, ya me conoces...

Llamé a Zack para que viviese a saludar a Matt, pero él estaba algo ocupado saludando a una chica rubia... ¡Lluna! Increíble, ¡ha crecido muchísimo! La última vez que la vi era una monada muy pequeña. Matt se acercó a donde estaban su sobrina y mi hijo para saludar a Zack, y yo le seguí para ir a saludar a Lluna. Mientras Matt y mi hijo se saludaban, alegres de volver a encontrarse, Lluna reparó en mí y vino a darme un abrazo que yo la devolví.

-¡Hola Lluna!- dije con alegría mientras la abrazaba. Luego nos separamos y me tomé la libertad de mirarla de arriba abajo para ver cuanto había cambiado. Si no me hubiese sabido des antes que Lluna iba a estar aquí no me habría creído que era ella.- Estás preciosa, ya eres toda una mujer. Me alegro de volver a verte- la sonreí con sinceridad.

Miré con alegría a Matt y a mi hijo, sintiéndome bien de que estuviésemos los cuatro juntos de nuevo en el mismo lugar, y luego Matt y yo nos apartamos para dejar solos y tranquilos a los jóvenes. Saludé entonces a la otra chica que estaba con Zack y Lluna, y saludé también al hombre que la acompañaba, el cual era su tío. Le di un apretón cordial de manos, presentándome, y entonces estaba apunto de ponerme a hablar con Matt de nuevo cuando llegó a la fiesta una mujer, joven y muy guapa. La miré con aprobación, y luego miré a Matt. Seguro que la ha invitado él y no su sobrina. Algunas cosas nunca cambian. La mujer saludó a todo el mundo de manera muy elegante y refinada, haciendo una pequeña reverencia y todo. Se presentó a mí como Bianca Beckinsale, y la saludé con un cordial gesto de la cabeza y una amable sonrisa ladeada.

-Caleb Dankworth. Un placer- me presenté a la mujer.

De nuevo, antes de que pudiésemos entablar una conversación la puerta de abrió de nuevo un par de veces. Llegó un chico de la edad de mi hijo que se acercó a donde estaban los más jóvenes. Matt fue a saludarle, y luego llegaron otras dos personas. Uno de ellos era un hombre más joven que Matt y que yo. No le conocía, pero su cara me sonaba un poco, y no sé de qué. Cuando se presentó reconocí su apellido, Masbecth, así que supuse que me sonaría porque nuestras familias se mueven por círculos similares. Dijo que había venido invitado por su hermana, la joven chica rubia que le acompañaba.

-Caleb Dankworth, mucho gusto- me presenté al hombre, estrechándole la mano cuando él se presentó.- Un placer- le dije entonces a la chica que acompañaba a su hermano, Circe. Era una chica muy hermosa, del tipo que me gustaba cuando yo estaba en Hogwarts, y más adelante también. Tomé su mano y besé su dorso con educación a modo de saludo.

El joven, Apolo, había traído una botella de vino. Se la dio a Matt, quien llamó a la elfina, quien trajo un descorchador. Una vez que la botella estuvo abierta todos cogimos unas copas y Matt nos sirvió.

-¡Salud!- exclamé contestando al brindis de Matt, antes de llevarme la copa a los labios. El vino estaba delicioso, era de exquisito gusto.

La fiesta se iba animando. No sé si iba a venir más gente, pero con las que había se estaba muy bien. Era una buena fiesta de Navidad.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Ian Somerhalder
Edad del pj : 36
Ocupación : Desmemorizador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 20.900
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 366
Puntos : 241
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t869-caleb-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t1036-watch-the-world-burn-with-me-caleb-s-rs http://www.expectopatronum-rpg.com/t1294-welcome-to-my-life-cronologia-de-caleb-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t3233-arcon-de-caleb

Circe A. Masbecth el Sáb Dic 27, 2014 2:58 pm

Decir que vivía en una casa de locos era quedarse corto. La relación, por su parte, con cada miembro de su familia, era realmente buena, pero eso no tenía nada que ver con la que existía entre el resto de su familia. Odiseo era un alma libre con un aura de marihuana que invadía coto el espacio por el que pasaba, y ese aura tan característica contrastaba con el de sus padres y el resto de hermanos con una mentalidad más madura, haciendo que el choque entre familiares fuera inevitable. Odiseo, por suerte, ya se había ido, pero había dejado durante su breve estancia en la mansión familiar un especial mal estar general.

Como cabía de esperar, Apolo ni si quiera se pensó la opción de no ir a la fiesta a la que Circe acababa de invitarlo y del mismo modo que la rubia fue a terminar de arreglarse, su hermano lo hizo por su parte. Una vez ambos acabaron de arreglarse, se encontraron en el piso inferior, desapareciendo justo a tiempo de encontrarse con algún miembro de la familia que pasaba por el hall de la entrada. De haberles encontrado a punto de marcharse les habían impedido ir. Los Masbecth no ponían demasiadas limitaciones a sus hijos, y menos a uno mayor de edad con trabajo y sueldo fijo, pero sí en aquellas fechas y cuando se llevaba consigo a uno de los pocos miembros que aún no había adquirido la mayoría de edad y, por tanto, podía estar controlado entre aquellas paredes. - ¿Cómo qué tan descubierta? – Alzó ambas cejas desafiando con la mirada a su hermano. A su punto de vista, iba perfecta, no llevaba ni tela de menos ni de más.

No tardaron demasiado en atravesar la puerta principal de la casa de Lluna y su tío para perderse entre la gente que ya había comenzado a llegar. Circe miró de un lado a otro hasta dar con Lluna, haciendo un corto comentario sobre quién era a su hermano. Pero su atención cambió de rumbo drásticamente, virando esta vez hacia un grupo de adultos que no conocía absolutamente de nada, aunque la mujer que los acompañaba le era vagamente familiar, sin llegar a relacionarla en ningún momento como una de las enfermeras que trabajaba en el castillo. Mientras su hermano había comenzado a conversar con el grupo de adultos una voz familiar hizo que una sonrisa surgirá en su rostro. – Anda, un Crowley, ¿Dónde te has dejado a tu horda de mojabragas? – Contestó alegremente a sus dos besos sin borrar la sonrisa del rostro. – Cualquiera diría que vivimos en el mismo sitio con lo poco que nos vemos. – Afirmó sin pensarlo demasiado. A pesar de cruzarse casi diariamente por Hogwarts, apenas tenían relación alguna durante el curso, pero fuera del castillo se llegaban a llevar realmente vez. No lo consideraba una persona de confianza, ni mucho menos, pero era de las pocas personas que le resultaban agradables sin necesidad de indagar mucho más.

El chico no tardó en voltearse para ir en busca de Lluna y Circe se giró nuevamente para situarse en la conversación junto con su hermano, quien al parecer había traído algo de beber para los invitados. Como acto reflejo, rodó los ojos al pensar en lo pelota que podía llegar a ser y cómo se arrepentía en aquel momento de haberle dicho que fuera con ella a la fiesta. Al parecer el hombre del traje gris era el tío de Lluna, mientras que el otro era un desconocido.

Sin prestar demasiada atención a todo lo que pasaba a su alrededor, le dio dos besos a Lluna cuando la vio, sin fijarse en quien estaba a su alrededor. Había perdido de vista a Axel y no se dio cuenta de la presencia de Zack. – Bonito vestido Lluna, te sienta bien el verde. – Dijo la chica con total sinceridad justo al separarse de su amiga para dar un abrazo a Hannah. - ¿Acaso dudabas que me perdiese una fiesta? – Alzó ambas cejas antes de soltar una carcajada. A pesar de lo callada que era su amiga casi todo el tiempo, Circe la trataba como a una persona más, dejando al lado la timidez por la que tanto parecía caracterizarse. – Y más una con tanto chico guapo. No sabía que tu tío fuese tan atractivo, Lluna. – Dijo con tono burlón. Lo cierto es que el tío de Lluna era tremendamente atractivo, aunque no fue el que llamó su atención en aquella velada. – Ya se ve a quien has salido. – Añadió antes de darle un corto mordisco a su labio inferior.

El resto de alumnos se había centrado en unas galletas hechas por el tío de Lluna, pero Circe optó por permanecer con los adultos, sin separarse si quiera un centímetro de su hermano mayor. Una sonrisa se dibujó en sus labios cuando el acompañante del tío de Lluna cogió su mano entre las propias para depositar un beso en su dorso. Si hubiera estado más atenta a la conversación entre el desconocido y su hermano hubiera llegado a captar su nombre y su apellido, pero la llegada de Lluna y Hannah había hecho que por un momento desconectara de la otra conversación. Sin preocuparse demasiado por ser maleducada, permaneció con los ojos clavados en el desconocido mientras la elfina colocaba una copa entre sus dedos y la alzó levemente hasta que esta rozara sus labios sin llegar a probar el contenido de su copa. Al contrario que los adolescentes de su edad, Circe se negaba en rotundo a probar el alcohol, pero había vivido lo suficiente en la alta sociedad para saber cómo comportarse en determinadas situaciones.

Dejando a su hermano a un lado por un momento, la chica cambió de posición acercándose al desconocido. - ¿Cómo has dicho que te llamabas? – Preguntó mientras sus ojos se centraban en el contenido de su copa mientras movía el cristal entre sus dedos. Y una vez conociendo el nombre de aquel hombre, colocó la copa sobre una de las mesas que se encontraban a su lado y le tendió la mano con una imborrable sonrisa en el rostro. - ¿Te apetece bailar?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Kristina Bazan.
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitaria (Medimagia)
Pureza de sangre : Mestiza.
Galeones : 14.200
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : -
RP Adicional : +1H /+2F
Mensajes : 1281
Puntos : 989
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t908-circe-a-masbecth http://www.expectopatronum-rpg.com/t911-at-this-moment-you-mean-everything-circe-s-rs http://www.expectopatronum-rpg.com/t910-it-s-time-to-begin-isn-t-it-circe-s-cronos http://www.expectopatronum-rpg.com/t914-a-box-of-sharp-objects-circe-s-box
Circe A. MasbecthUniversitarios

Zachary S. Dankworth el Dom Dic 28, 2014 8:26 am

Al entrar en el piso de Matt y Lluna, donde se celebraba la fiesta, había ido directamente a saludar a mi amiga, quién se encontraba hablando con una chica que me sonaba pero a la que no conocía en persona. En cuanto saludé a Lluna ella me abrazó, dándome así la bienvenida. Le devolví el abrazo con cariño, y luego la dediqué una amplia sonrisa.

-Gracias por invitarme- le dije. Ella me presentó entonces a la otra chica. Hannah, así se llamaba. La saludé educadamente con una sonrisa amable después de que ella aclarase que nos habíamos visto pero nunca nos habíamos hablado.- Cierto. Encantado, Hannah- dije. No dije mi nombre pues Lluna ya lo había dicho, así que era completamente innecesario.

Antes de que pudiésemos decir nada más oí a mi padre llamándome. Me giré y le vi acercándose con otro hombre al que reconocí como Matt. La última vez que yo le había visto tenía siete años. Le conocía desde que nací (bueno, él me conocía a mí, yo no me acordaba de nada hasta los tres o cuatro años) y le había tenido mucho cariño. Había sido casi como un tío, como otro miembro de la familia. Esperaba que pudiese volver a serlo, pues los recuerdos que tengo de él son muy buenos.

Llena fue a saludar a mi padre y a abrazarle mientras que Matt se acercaba a mí. Parecía sorprendido de verme, y no me extraña. Diez años son muchos años, y yo he cambiado muchísimo.

-¡Hola Matt!- le saludé con alegría. Él me dijo que era todo un hombre, y reí por lo bajo.- Ya, el tiempo pasa... Me alegro muchísimo de verte, Matt- le dije con una sonrisa. Espero poder hablar más tiempo con él después, pues en este momento los adultos se fueron por su lado y nos dejaron a los más jóvenes donde estábamos mientras que más gente llegaba a la fiesta.

Me sorprendí cuando vi a Circe llegar a la fiesta acompañada de un hombre joven pero más mayor que nosotros. ¿Será su hermano? No me sorprendía que ella estuviese en la fiesta, pues está en el sexto curso y por tanto es compañera de Lluna, así que serán muy amigas. Circe se fue con su acompañante a donde estaban los alumnos, y pareció no reparar en mí. No es que me importe: lo más seguro es que su presencia aquí acabe amargándome la noche. La observé simplemente durante un par de segundos y luego dejé de prestarla atención para centrarme en Lluna y Hannah y entablar conversación con ellas.

También llegó una mujer adulta. Llena parecía sorprendida de verla allí. Fue a saludarla y luego lo hizo Matt de forma muy galante. Eso explica quién ha sido el que ha invitado a la mujer. Lluna nos dijo que Matt era así y reí por lo bajo, divertido.

-Parece que no ha cambiado mucho, entonces- dije con tono divertido, recordando que hace años Matt me parecía un grandísimo ligón, y eso que cuando yo le veía era en casa y no en la calle en acción.

A continuación llegó otro alumno, Axel. Era un Ravenclaw que siempre había estado un año por encima de mí, pero que este curso por alguna razón que desconozco está repitiendo. Me resultaba muy gracioso que fuese precisamente un Ravenclaw el que estuviese repitiendo, pues supuestamente eran los mejores en sus estudios en todo Hogwarts. Si hubiese repetid un Hufflepuff no me habría sorprendido, incluso me lo hubiese esperado. Aunque se ve que en cada Casa hay excepciones. Tenía muchas ganas de hacer bromas y comentarios cortantes al respecto, pero tenía un problema, y era que desconocía la razón por la que había repetido. No podía meterme con él si al final resulta que el Ravenclaw tenía razones de peso para estar en aquella situación, así que me limité a ser educado y amigable. Si está en esta fiesta es que es amigo de Lluna, después de todo, y a mí no me ha hecho nada.

Él me saludó y le devolví el saludo, estrechándole la mano con cordialidad.- Zack. Sí, lo sé- dije. ¿Cómo no iba a saberlo, si llevaba meses teniéndole sentado delante casi todos los días?

Lluna nos ofreció entonces unas galletas que había hecho su tío. Probé una, y alcé las cejas al ver que estaba deliciosa, así que me la comí entera. Iba a coger otra, pero prefería beber un poco antes. Cogí una copa y me serví algo de ponche. Estaba bebiéndolo cuando mi mirada se desvió hacia los adultos de nuevo, y vi que Circe seguía allí. Y también vi que estaba hablando con mi padre. Fruncí el ceño al ver que él cogía su mano y la besaba, y cuando mi buen oído me permitió oir que ella le pedía bailar. Me atraganté.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Torrance Coombs.
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario (Criaturas
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 17.700
Lealtad : Familia Dankworth
Patronus : -
Mensajes : 459
Puntos : 281
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t989-zack-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t1010-relaciones-de-zack-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t2231-if-the-end-of-your-story-is-a-happy-one-what-does-it-matter-how-it-began-cronologia-de-zack http://www.expectopatronum-rpg.com/t3233-arcon-de-caleb
Zachary S. DankworthUniversitarios

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.