Situación Actual
21º-14º // 3 diciembre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Einar G.Mejor PJ ♂
Coraline M.Mejor PJ ♀
Katherine M.Mejor User
Circe M.Mejor roler
Seth B.Estrambótico
Edgar B.PJ REVELACIÓN
Ash & CirceMejor dúo
Valarr K.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Banquete de Bienvenida

Albus Dumbledore el Mar Sep 17, 2013 9:00 pm

Como todos los años, el comienzo del nuevo curso estaba a punto de comenzar. Los alumnos, muchos cansados y exhaustos del largo viaje, así como otros contentos, expectantes, nerviosos, se iban acomodando en el Gran Comedor. Situándose en las grandes mesas de roble dispuestas en la sala cada una perteneciente a una de las cuatro casas que conformaban la filosofía del Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería: Gryffindor, Hufflepuf, Ravenclaw y Slyherin.

Cuando la gran mayoría ya se había aposentado, como siempre sucedía, llegaron los asustadizos alumnos de primero, que aún no habían tenido la oportunidad de pisar el castillo hasta aquella noche, gracias a la magia no había sucedido ningún percance, pensó el Profesor y Director de colegio, Albus Dumbledore. Recordó con nostalgia cómo hacía unos años un alumnos se había caído al lago y el gran calamar que en sus profundidades vivía, lo había rescatado…

Se procedió entonces a la típica elección del querido Sombrero seleccionador y una vez que todos los alumnos se encontraban en sus respectivas casas. El Director levantó su “posadera” del asiento que precedía la mesa de los profesores, cogió su copa de cristal tallada, así como una cucharilla y con ello, pidió silencio. - Silencio, por favor. - Los alumnos acallaron enseguida y dirigieron toda su atención a lo que el anciano director estaba a punto de anunciarles, el discurso de bienvenida de todos los años:

- Bienvenidos un año más a Hogwarts. Como siempre anunciaremos las reglas más importantes y normas que han de cumplir por encima de todo los alumnos nuevos y los viejos.
El Bosque Prohibido no puede ser visitado bajo ningún concepto, así la zona prohibida de la biblioteca, si no quieren perder la vida en ello. Cada casa tiene su propia sala común, los prefectos les enseñarán el camino y cómo acceder a ellas.
Estamos viviendo en unos tiempos de cambio, de revolución, de sombras, desde mi posición lo anuncio, muchos me tomarán por ignorante o por loco. Me gustaría que muchos fueran conscientes de lo que está por acontecer, pero no puedo obligar a nadie a ver la cruda realidad….
Bueno, sin mayor dilación disfrutemos de la exquisita cena que nos han prepara - chascó los dedos y por arte de magia apareció una suculenta cantidad de comida en toda la vajilla de plata que había colocada a lo largo de todas las mesas.

- ¡Bienvenido a Hogwarts! - alzó la voz - Buen provecho, ¡al ataque!
Moderador
Expecto Patronum


avatar
Imagen Personalizada :
RP : 17
PB : Michael Gambon.
Edad del pj :
Ocupación : Fugitivo
Pureza de sangre : Mestizo
Lealtad : Orden del Fénix.
Patronus : Fénix (Parlante)
Mensajes : 354
Puntos : 9
Ver perfil de usuario

Invitado el Mar Sep 17, 2013 11:13 pm

Después del largo viaje por fin estábamos todos sentados en el gran comedor, cada uno con sus respectivas casas. Me moría de hambre, pero por desgracia para mi aún había que esperar al reparto de los novatos por las mesas y al discurso de Dumbledore. Miré con impaciencia hacia la puerta por donde ya estaba entrando el nuevo grupito de pequeñajos. Observé a cada uno con curiosidad intentando adivinar cuales serían los nuevos empollones o los nuevos subiditos de moral de este año (estos dos grupos solían ser claramente identificables).

Ya me había cansado de analizar expresiones de novatos cuando aún no habían terminado de seleccionarlos a todos para sus casas. Decidí concentrarme otra vez en la mesa deseoso de que saliera pronto la comida cuando vi a alguien alzando la mano para saludarme y moviéndose de puestos hasta llegar a mi lado. Era Tim, un compañero de clase, con el que mejor me llevaba de todos para ser exactos. Era un tío muy divertido y lo que más me gustaba era que siempre estaba buscando entretenimiento y cualquier cosa  que sirviera para compartir unas risas. Eso sí, odiaba que le llamasen Timmy, porque era el típico nombre del chico que muere en las películas. Y él no quería morir. Así que debía tener cuidado el que se atreviera a molestarlo con eso, cosa que a mí me divertía bastante.

*Tío ¡¿que tal?!, no me has hablado en todo el verano, tengo mil cosas que contarte, resulta que cuando llegué a casa de mi ti...* Comenzó ha hablarme eufórico sin que me diera tiempo si quiera a responderle, lo único que me permitía hacer era asentir sobre sus hazañas y reírme de todos sus chistes malos. Aunque lo peor me esperaba luego, cuando terminara de hablar y me obligara a contarle mis ''aventuras de lobo solitario'' como el lo llamaba.

Por suerte en ese momento Dumbledore había terminado su discurso y el banquete acababa de comenzar, empecé a probar cada plato casi engullendo mientras seguía con Tom pegado a mi oreja.
Entonces empezó a hablarme sobre reencuentro con no se qué chica, y rollo con no se que otra (y así sucesivamente).
-No tienes remedio tío- le dije mientras empezaba a reírme por lo que me contaba. Cosa que fue mala idea ya que tragar agua y reirse fue una mala combinación derivada en una risa aún más contagiosa que no me dejaba respirar.
Después de ese momento mi mente empezó a divagar, con todo ese jaleo de chicas de Tim recordé a Sam. Me giré buscando la mesa de Hufflepuff y miré de un lado a otro intentado encontrarla, pero fue totalmente en vano.
A quién si vi sin embargo fue a Danny, como no con esa actitud claramente diferenciable del resto de personas que la rodean, ''después iré a molestarla un rato'' pensé mientra ponía una sonrisa malévola.

*Tío ¿ me estás escuchando?* - Me preguntó Tim volviéndome otra vez hacia la mesa -Si, si, lo siento - respondí y acto seguido continuó hablando. Me di cuenta de que cada vez le quedaba poco por contar y que dentro de poco no me iba a dejar comer tranquilo, así que quise aprovechar mientras pudiera, me centré en cada plato y seguí comiendo como si llevara un mes sin pegar bocado.
avatar
InvitadoInvitado

Lluna Forman el Mar Sep 17, 2013 11:16 pm

No puedo creer que ya esté aquí, en Hogwarts otra vez. Nada cambia de un curso a otro. Hace nada que me despedí de Dave y de mi abuela en la estación. Los nervios ya no son los mismos que al principio, pues estar en quinto año y es otra cosa, pero aun así siento algo en el estómago que no me deja comer mucho. He tenido este recibimiento cuatro veces en la vida, y ya nada me asombra. A veces es incluso divertido ver como algunos niños de primer año se quedan mirando fijamente los platos de comida que han aparecido desde la nada absoluta. Ese gran tranajo que hacen los elfos domésticos y que no se ve, pero que está ahí.

Al terminar de cenar, me levantó a dar una vuelta, saludando a alguna gente de otros cursos que conozco. La gente ya noe stá comiendo mucho, hablan, rien, se cuentas las vacaciones... Seguro que dentro de nada nos mandan a la cama porqué mañana ya hay que empezar con las clases. Tampoco es que tenga yo mucho que hacer aquí.

Me voy a un lado y me quedo observando a la gente con cara de estar aburrida.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 12.450
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1095
Puntos : 184
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Invitado el Mar Sep 17, 2013 11:46 pm

De nuevo Joseph se encontraba un año más en Hogwarts, ¿cómo habñia sidoposible que el verano hubiese pasado tan rápido? Se preguntaba mientras traspasaba las grandes puertas de roble que daban a la sala del Gran Comedor. Estaba como siempre, con sus velas flotantes y el techo ¿encielado?

Se sentó como siempre en su lugar por excelencia en el centro de la mesa con vistas a las otras mesas, saludó con seriedad y temple a sus más allegados compañeros, a otros los miró con superioridad.

Pasó el rato hablando y charlando con sus compañeros de alrededor, allí también se encontraba su mejor amigo Damon, a su lado. Por fin, el momento más esperado de la noche, la aparición de la cena, aunque a él no le sorprendía para nada porque en su mansión siempre servían las recetas de más alta cocina y entonces...su mirada se cruzó con unos ojos pertenecientes a la mesa de Hufflepuff que inmediatamente le rehuyeron como había estado haciendo desde que lo había humillado de la peor manera en el Expreso. El resto de la cena se la pasó echando miradas asesinas a su querida Danielle, ninguna obtenía respuesta, a pesar de ello Joseph se relamía pensando en la venganza que le tenía preparada y no quedaba lejos en el tiempo...

Cogió un muslo de pollo y se lo metió entero en la boca.
avatar
InvitadoInvitado

Matt Denbrough el Mar Sep 17, 2013 11:49 pm

Esta era una de mis partes favoritas del inicio de curso, ver a los nuevos ante el sombrero; algunos completamente atemorizados y otros totalmente seguros de sí mismos dispuestos a comerse el mundo. Ya caerán ya, cuando se den cuenta que la magia no es tan bonita y tan divertida como les han contado, aquí para salir adelante hay que trabajar mucho y estudiar, sobre todo eso, estudiar. Pero hoy no, hoy toca comer hasta reventar y fiesta toda la noche.


Ya había comido de todo y repetido de algunas cosas, aun me faltaba el postre, repetirlo por tercera digo,  cuando se me antojó fumarme un cigarro. Le ofrecí a algunos de mis compañeros Ravenclaw  el acompañarme, pero ninguno estaba por la labor así que me levante de la mesa y me dirigí yo solo hacia la salida.


Estaba llegando a la puerta cuando vi a una chica que parecía estar sola, nunca antes la había visto pero no parecía ser una novata de las de primero. Vi claramente que era una Slytherin por su uniforme, pero la muchacha era bastante mona así que me acerque para hablar con ella ― Hola pequeña serpiente ― le salude con un tono divertido y simpático ― Pareces aburrida, ¿Qué haces aquí tu sola?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Drew Van Acker
Edad del pj : 17
Ocupación : -
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 1.300
Lealtad : Neutral
Patronus : -
RP Adicional : -
Mensajes : 175
Puntos : 5
Ver perfil de usuario

Lluna Forman el Miér Sep 18, 2013 12:05 am

Algunos profesores charlaban animadamente en su mesa, sonrientes, como si luego no fueran a pedirnos deberes casi imposibles de terminar, y tanta materia como cabe en dos quilos de pergamino para estudiar en cada examen. Hay algunos nuevos, otros que no me caen bien...pero bueno, solo es otro año, resistiré.
Luego me quedo mirando a alguna gente. Comen como si en su casa no les diran comida, son insaciables. Incluso algunos repiten dos o tres veces. ¿Que tienen en el estómago?, ¿un pozo din fondo? Y algunos comen con las manos, como animales, sin miramientos. Que asco! Que poca clase! ¿Es que no han tenido educación?

Dejo de mirarlos para no asquearme y escucho una voz. Un chico con el uniforme de cuervo de Ravenclaw  me está hablando.

- Hola pequeño cuervo.

Nadie me llama pequeña, ya soy mayor. Y menos un tragalibros como este. Lo de serpiente lo tolero, no me molesta.

- No parezco aburrida, es que lo estoy. - contesto con cierto desdén- Estos banquetes se alargan demasiado para mi gusto. Estaba aquí por no salir antes de que el profesor Dumbledore lo dijese. ¿Tu te vas?

Se lo pergunté como si lo conociera de antes, o como si me importase donde iba.


OffRol: mañana sigo Smile
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 12.450
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1095
Puntos : 184
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Matt Denbrough el Miér Sep 18, 2013 12:33 am


Sonrío cuando se refiere a mí como pequeño cuervo, me gusta, suena bien. Por el contrario ella no parece muy contenta, no sé si es por el simple hecho de que yo esté allí molestándola o por cualquier otra cosa, pero ya puede ir poniéndome buena cara o la dejo ahí donde me la encontré, SOLA.


El bullicio y el ruido de la gente inundaban la sala, cosa que dificultaba bastante el mantener un mínimo de conversación civilizada, a parte, lo menos que quería yo es que ningún profesor se enterara de mis aficiones un tanto mal vista en la escuela, por lo cual no iba a estar gritando en medio del comedor que era lo que pretendía hacer allí fuera. Así que dando un paso mas hacia donde se encontraba ella y acercándome peligrosamente a su cara, casi le susurré en el oído― Yo iba a salir a fumarme un cigarro, ¿Te apuntas? ― Le ofrezco mientras medio a escondidas le enseño la cajetilla de aquella droga muggle tan deliciosa que me traía de cabeza ― Podemos compartir uno si quieres, total ¿Qué tienes que hacer aquí mejor que eso? ― Y tras mirarla fijamente y guiñarle un ojo picaramente, espero su respuesta a mi propuesta de llevarla al lado oscuro.



Off rol: hasta mañana entonces mona1 
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Drew Van Acker
Edad del pj : 17
Ocupación : -
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 1.300
Lealtad : Neutral
Patronus : -
RP Adicional : -
Mensajes : 175
Puntos : 5
Ver perfil de usuario

Danielle J. Maxwell el Miér Sep 18, 2013 1:46 pm

¿Huir? Por dios, ni la presa más fuerte y rápida podría huir tan bien COMO YO. Esas presas animales son inferiores, deberían aprender de mí y mi capacidad de huida super avanzada.

Y eso había hecho. No, no me había puesto a enseñarle a los ratones como huir de los gatos, simplemente huí lejos de aquel endemoniado vagón. Me pasé todo el resto del viaje en el baño de chicas del último vagón, pensando. La verdad es que se pueden llegar a pensar muchísimas cosas, no sé... el COSMOS. ¿Alguien se ha puesto a pensar sobre el COSMOS? O la llegada del universo... los muggles se complican con máximos uniformes de astronautas o con máximas naves para subir... ¿A algún mago no se le ha ocurrido al brillante idea de ascender con un Ascendio y respirar arriba con un Caput Bullae? Seguro que funciona. O yo que sé, somos magos, un poco de imaginación.

También me puse a pensar en cosas más normales, como en Fred y que iba a ser el primer año sin él, por lo tanto no tenía demasiadas expectativas para este año. De hecho, no tenía ninguna más que intentar VOLVER a hacer las pruebas para entrar al equipo de Quidditch. Por lo demás... voy un tanto desmotivada.

Cuando el tren paró, me bajé a toda leche, cogí mis cosas y me fui en el primer carruaje hacia Hogwarts, para evitar encontrarme con Joseph y Damon. Llegamos a Hogwarts y lo primero que hicimos fue ir al Gran Comedor como siempre. Nos sentamos por mesas y con el típico gorro de veteranos esperamos a que los novatos entrasen y fuesen seleccionados. Yo estaba un poco en pesca, seria y evitando a todo rato las miradas asesinas que NOTABA que me CHOCABAN en el lateral de la cara, provenientes de Joseph.

Cuando la comida apareció, se me apetecía especialmente esas croquetas tan raras que hacían los elfos. No sé si eran croquetas, o qué narices eran, a mi me recordaban a las croquetas. Sin embargo, estaban más lejos de lo que yo llegaba. Aproveché que un chico se levantó y me cambié de sitio, sin percatarme de lo que estaban a mi alrededor. Simplemente miraba esas dichosas croquetas, que por cierto quedaban muy pocas. Una vez me senté, cogí rápidamente a la que le eché el ojo y, al hacer la mano hacia atrás, mi manga de la túnica -y parte de mi brazo- chocó contra ALGO. Eso sí, me asusté e hice un movimiento extraño por si era una copa con bebida no mancharme, no obstante, en mi movimiento amorfo aun no pude averiguar de qué se trataba.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 30.720
Lealtad : Neutral
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1298
Puntos : 711
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t87-baul-de-danny-maxwell
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Invitado el Miér Sep 18, 2013 2:06 pm

Por fin me encontraba en el Gran Comedor, estaba hambrienta y no paraba de pensar en la suculenta cena que me esperaba.
Veía pasar a los nuevos y recordaba mi primer día. Que diferente parecía todo con la distancia. Me fijé en los primeros que avanzaron hasta el taburete. “Juraría que cada año son más pequeños” – Pensé. Pero enseguida deje de prestarles atención. Cuando vives esta escena cada año, termina por resultar aburrida, sobre todo si no son más que unos completos desconocidos.
Y por un momento me replanteé lo que se me había pasado por la cabeza. “¿Unos completos desconocidos? – Me dije. – ¿Y es que no lo son casi todos los que te rodean?

Me paré a observar a la gente que tenía alrededor: justo en frente de mi, había un chico muy alto y de piel bastante bronceada. Su cara me sonaba, de eso estaba segura. ¿Estaba en mi curso? ¿O quizá era un año mayor? Intenté concentrarme en ello pero fui incapaz de saberlo. A su lado había otro chico casi tan alto como él y sin duda me encontraba en la misma situación. “Quizás pertenecía al equipo de quidditch” – Pensé. Pero sabía que eso no era más que una escusa, no tenía ni idea de quién era. "¡Pero si son de mi propia casa! Seguro que nos hemos topado mil veces en la sala común. ¿Qué me pasa?
Aún frustrada conmigo misma seguí mirando caras y a un par de sitios de mí vislumbré una no tan desconocida. “Es la chica del tren, estoy segura. – Me dije un tanto orgullosa. – ¿Cómo se llamaba? ¿Danna? – Volví a frustrarme. – ¿Evan llegó a decírmelo? Creo que no.” – Y aunque estaba como al principio, me auto-convencí de que era un cambio positivo.

Mientras Dumbledore daba el discurso, empecé a mordisquearme una uña algo distraída y volví a acordarme de mi libro extraviado. No podía creer que lo había perdido.
Cuando el tren llegó, volví a buscarlo, pero no había rastro de él en todo el vagón. Al menos no iba a necesitarlo para clase. “Un libro de sexto curso, – pensé algo indignada. – mi “estupenda” madre ni siquiera sabía en qué curso estaba.” Pero aún así me molestaba haberlo perdido - “¡Ni siquiera había podido leerlo en condiciones!
Inconscientemente, eché un vistazo más allá de mi mesa, buscando esa cara conocida. No hubo resultados a la primera ojeada y, teniendo en cuenta que los dos grandullones que tenía delante limitaban con creces mi campo visual, no volví a intentarlo.

Ya había terminado el discurso y, por fin, se materializó la comida sobre la mesa. Contenta hice acopio de ella ya que seguía hambrienta. Sin duda la empanada de calabaza era mi preferida.
De repente, algo se choco contra mi cabeza y levanté la vista algo sobresaltada. Era la chica del tren, se había cambiado de sitio y, al perecer,  me había interpuesto entre ella y su comida.
Parece que te gusta aparecer por sorpresa. – Le dije conteniendo una sonrisa. – Aunque parece que ahora si has encontrado lo que buscabas. – Y me coloqué un poco más erguida para que tuviese acceso libre al plato que miraba con tanto anhelo.
avatar
InvitadoInvitado

Danielle J. Maxwell el Miér Sep 18, 2013 2:53 pm

Justo en el momento de choque de mi brazo con objeto desconocido, me había metido la croqueta en la boca, así que para colmo, estaba en mitad de mi comida. Odiaba interrupciones mientras comía, aunque fuesen por mi culpa. A un pequeño tejón no se le molesta mientras come, aunque sea su propio rabo. ¿Los tejones tienen rabos? Una pregunta existencial de la que NUNCA me había percatado…Necesito concentración para comer, vamos. Cuando choco, rápidamente giro la cabeza para ese lugar a ver si he formado máxima locura de bebidas por el suelo y sobre túnicas, pero no, solo fue un golpecito contra la compañera que tenía al lado, que, por cierto, reconozco a la perfección. Sonrío con la boca cerrada y un gran bulto en mi mejilla derecha, correspondiente a la croqueta que me había metido ENTERA en la boca. Río a lo que dice y le hago una señal UNIVERSAL con las manos que quiere decir algo así como: “Espera un momento, tengo una croqueta en la boca y no puedo hablar”. No obstante, ella pudo haber entendido perfectamente algo así como: “Soy retrasada y me gusta mover las manos inútilmente mientras imito a un mono chimpancé con parkinson”. Espero que haya entendido lo primero.

Trago la croqueta rápidamente tras masticar todavía más rápido —con algo de dificultad, pues entre que no tengo mi bebida aquí y me la comí rápido, un bolote de comida estaba bajando lentamente por mi garganta…—.  Luego, sonrío a la chica, ya que antes tenía la frase perfecta para contestarle, pero después de masticar se me olvidó. Por dios, ¿y esta discapacidad de memoria de pez, desde cuándo?

Joder, maldita croqueta, se me ha olvidado lo que te iba a decir y encima casi me asfixia. —y miro a las croquetas con desconfianza. Y, en ese acto de rencor, me acordé de lo que me había dicho—¡Ah sí! Las croquetas. En realidad en el tren buscaba compañía, la encontré pero… ¡Mierda! ¿Compañía? Joder, ¿y ahora que digo? ¿qué me fui porque me sentía INCÓMODA? ¡Ah, no! ¡El picaporte!… Pero luego tuve que ir a buscar el picaporte. —y le miré con cara de: “¿Te acuerdas que dije que iba a por un picaporte?”— Y eso. Pero sí, ahora encontré a mi presa. ¿Te gustan? Para mí que es el plato estrella de los Elfos. En serio, mi madre debería venir a preguntarle la receta a esos pequeños. —y sonrío intentando cambiar de tema para que no me pregunte por el picaporte. En serio, ¡PICAPORTE! ¿No pude haber dicho “libro” o “gato” o, yo que sé, hasta “mapa del tesoro” hubiese sido más creíble.

Cojo otra croqueta y, como estoy teniendo una conversación “civilizada” con otra persona, decido meterme solamente la mitad y no entera, por mucho que me guste sentir el sabor de la croqueta por toda mi boca. Para que vea, me sacrifico para mantener una conversación con ella.

Por cierto, me llamo Danny. Yo una vez supe tu nombre, pero ahora no me acuerdo… solo sé que eres más grande que yo y estás en mi casa por razones obvias. —asentí en plan “ya sabes a qué razones obvias me refiero”, como por ejemplo que tenía la túnica de Hufflepuff, estaba en la mesa de Hufflepuff y la había visto en la sala común de Hufflepuff. Vamos, más claro que eso lo único que hay es que Snape no se lava el pelo, y los Malfoy se lo lavan con lejía.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 30.720
Lealtad : Neutral
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1298
Puntos : 711
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t87-baul-de-danny-maxwell
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Invitado el Miér Sep 18, 2013 7:52 pm

La chica del tren me mira, todavía con la comida en la boca e intenta sonreírme. “¿Se ha metido una croqueta entera en la boca?" – Pienso al ver el tamaño que ha adquirido su mejilla.
Y entonces, sin apenas darme cuenta, empieza a parlotear de nuevo. Tengo que prestar especial atención a lo que dice ya que tengo miedo a perderme.

Si, las croquetas están muy ricas – Le contesto ya que ha hecho alusión a ellas. Creo. – Y si, mi madre también debería aprender de estos elfos. Aunque teniendo en cuenta que casi lo único que sabe cocinar son huevos revueltos, creo que de cocina tiene mucho que aprender de cualquiera. – Y entonces me la imagino metida en la cocina, preocupada por hacer una comida elaborada y me resulta lo suficientemente irreal que me hace sonreír.

Mientras, echo una mirada distraída sobre la mesa, diviso un plato en el que quedan unos pocos bollos y me apodero de uno.
Por cierto. – Digo cuando termino con el primer bocado. – En el tren, si buscabas compañía, podía haberte quedado. – Sonrió y le ofrezco un bollo mientras yo cojo otro para mí. – La escusa del picaporte, – la miro de forma sarcástica - ¿alguna vez te ha funcionado? – Y soy incapaz de no reírme. – No me mal interpretes. Solo tengo curiosidad por saber quién es lo suficientemente tonto como para creérsela. – Y sin dar especial importancia a lo que acabo de decirle, me termino el bollo. “¡Cada vez están más ricos." – Pienso. Aunque seguramente el hambre que tenía haya contribuido a ello.

Entonces me dice su nombre “¡Danny. Claro, eso era! – Me digo. – Bueno, al menos no andaba muy desencaminada”.
Yo soy Sam. – Le contesto cuando he terminado con mi último bollo. – Bueno, ya puedo ponerle nombre a tu cara. – Afirmo. – Por un momento pensé que te llamabas Sally. – Le digo con una mueca, consciente de que ese nombre no le pega en absoluto. – Si, lo sé. – Sonrío mientras cojo mi vaso y doy un sorbo. – Te va como anillo al dedo. Así que ya sabes, a partir de ahora serás Sally. – Le digo mientras termino de beber y hago un esfuerzo sobrehumano por no reírme porque seguramente terminaría atragantándome.
avatar
InvitadoInvitado

Danielle J. Maxwell el Miér Sep 18, 2013 8:47 pm

Huevos revueltos... qué rico. No solía comer nunca de eso en mi casa, mi madre decía que para desayunar mejor galletas, que para almorzar no era algo muy consistente y que para cenar luego me hacía daño. ¡Y aquí para cenar me ponen croquetas, bollos, pudin, pollo, y a saber qué tropecientas cosas más! Asentí a lo que dijo, dándole la razón.

Ídem. Estos elfos le dejan el listón demasiado alto a nuestras madres. Pero no hay que decírselos, no vayamos a herir su pequeño orgullo de cocinera. —cojo otra croqueta después de terminarme la segunda— Aunque por mucho que hagan estos elfos... la comida de mi madre mola más. Menos las croquetas. Estas croquetas no son dignas del mundo muggle. —y esbozo una divertida sonrisa. Luego vino el tema del tren... Ay, el tema del tren... Sonreí media ruborizada cuando dijo que podía haberme quedado. ¿No se cree que tuviese que ir a buscar un picaporte? ¡El día que vaya a buscar un picaporte de verdad, se enterarán todos! La miro con falsa sorpresa— ¿Estás dudando de mi credibilidad? —y abro la boca sorprendida, aunque a los dos segundos vuelvo a poner mi rostro de siempre— Haces bien, normalmente no tengo mucha. —me encojo divertida de hombros— Y... no lo sé, nunca voy preguntando a la gente que si se ha creído mi excusa, sería muy poco creíble, ¿no? —y alzo una ceja— Pero por regla general... seguro que más de uno es tan tonto sí. —admito con simpleza, en Hogwarts habían muchos cerebritos y muchos tontos, y luego estaba yo, en la mitad— ¿De qué conoces a Evan? —pregunto, curiosa, cotilla, maruja. Pero intento OCULTAR mi curiosidad para parecer normal.

Me dijo que a partir de ahora iba a ser Sally. Oh, por Dios, Sally. ¿Qué padre cruel y despiadado le pone ese nombre feo a su hija? No tiene corazón...

Prefiero incluso que me llames Danielle antes que Sally. —recapacito, Danielle es peor— No, perdón, lo retiro. Llámame Sally o Fulgencia, me da igual. —río con diversión, dejando claro que mi nombre completo no me gustaba. Danielle era soportable, pero "DANIELA". ¡Dios, un palo en el culo es lo que les meto yo a los que me llaman Daniela!

Cogí otra croqueta, para variar, pero mi mano se chocó con la de un chico que estaba en frente, y éste se la llevó porque fue más rápido. Lo miré con desconfianza y él me miró con recochineo. Será... CapuHufflepuff... Miro a Sam en busca de una solución y recuerdo que el bollo que se comió tenía muy buena pinta.

¿Me pasas un bollo de esos? —digo, con pesar, ya que me he quedado sin croqueta. Noto como un filo visual se me clava en el lateral de la nuca. Joseph, te noto... Echo un vistazo, y ahí lo veo, masticando el pollo mientras intenta apuñalarme con la mirada. Le ignoro y miro a Sam— ¿Qué opinas de la especie subdesarrollada con complejo de serpiente? Los llaman Slytherin, creo. —esbozo una divertida sonrisa, apoyandome sobre mi mano mientras espero su opinión.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 30.720
Lealtad : Neutral
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1298
Puntos : 711
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t87-baul-de-danny-maxwell
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Invitado el Miér Sep 18, 2013 8:58 pm

Tim había terminado de contarme todas sus batallitas veraniegas y yo había conseguido llenar por fin el pozo sin fondo que era mi estómago.
Empezó a preguntarme por todos los detalles de estos meses pero justo en ese momento la suerte me sonrió y apareció otro compañero de clase que comenzó a charlar con Tim. Y menos mal, porque no me apetecía demasiado empezar a contar cada día de mis vacaciones.
Aproveché ese momento de despiste para escabullirme – Tim, me voy a saludar a alguien – Le dije como excusa barata y me levanté rápidamente antes de que pudiera retenerme por la fuerza.
Empecé a dirigirme a la puerta del comedor cuando recordé haber visto a Danny antes, así que decidí ir a saludarla de paso. ‘’ Al final resulta que mi excusa para largarme se había convertido en realidad’’.

Me acerqué a la mesa de Hufflepuff y me dirigí hacia donde la había visto antes, pero ya no estaba. Decidí seguir caminando por si la encontraba sentada más adelante y si no, pues me iría directamente a la sala común.

Como había pensado se había movido de sitio, la divisé desde un par de metros y me acerqué a ella sigilosamente con intención de asustarla. Cuando llegué a su altura, me acerqué por la espalda sin hacer el menor ruido y me coloqué al lado de su oído - ¿¡Que pasa tejón?!- Le dije con el tono lo suficientemente alto para sorprenderla. Tras eso la miré y empecé a reírme de forma burlona.
En ese momento me fijé en la chica sentada a su lado. ¡Era Sam! ‘’mierda, a saber qué pensará ahora después de esta entradita’’- ¡Ah hola!, lo siento, no pretendía molestarte a ti, solo quería fastidiar a esta…- dije intentado excusarme mientras ponía la mano en la cabeza de Danny e intentaba despeinarla.- Bueno no importa- dije riéndome.

Me sentí un poco ridículo después de mi escenita y decidí comportarme, no quería que volviera a pensar que era un tío irritante. ‘’Pero di algo, reacciona o esto se convertirá en un silencio incómodo ‘’ me obligué a pensar en algo.
-Ah, por cierto, te dejaste tu libro en el vagón así que lo rescaté, la próxima vez que te vea te lo daré.- le ofrecí amablemente con una sonrisa.
Después de eso no supe que decir, me apetecía mucho hablar con ella, decirle algo, pero me había quedado en blanco. ‘’Lo mejor será que me vaya antes de que siga pareciendo un entrometido’’.

-Bueno chicas nos vemos mañana- Hice el amago de alargar la mano para despedirme de Sam pero inmediatamente me pareció una estupidez y me llevé la mano al cuello. ‘’TIO VETE YA’’ me dije a mi mismo – Que descanséis, y ya me las veré contigo-  dije refiriéndome a Danny intentado picarla. Me di la vuelta y seguí caminando por el pasillo. ‘’No puedes parecer más idiota’’ me recriminé. Tendré que pensar cómo comportarme la próxima vez que la vea si quiero caerle bien.
Miré hacia mi mesa y vi que Tim ya estaba notando mi ausencia así que seguí caminando hacia la salida con paso normal (para no parecer que huía despavoridamente) y sin volver a mirar en esa dirección.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Miér Sep 18, 2013 9:59 pm

Por alguna extraña razón, hablar con Danny me resulta muy divertido. Aunque si lo pienso un poco, en realidad no tiene nada de extraño, Danny parece muy divertida. Me recuerda a ese tipo de personas alegres y despreocupadas que por alguna irritante razón (quizá no tan irritante) contagian su buen humor a los que le acompañan. Aunque claro, solo había intercambiado dos frases con ella, realmente no tengo ni idea de cómo era.

Me encanta su forma de parlotear. “¿Alguna vez se habrá quedado sin saber que decir?” – Me pregunto y no puedo evitar reírme, pero entonces me pregunta por Evan y la sonrisa se me petrifica en la cara.
- Pues en realidad no le conozco. – Digo. – Es decir, - me corrijo – si lo conozco. He pasado el viaje con él. A lo que me refería es a que… - Pongo lo ojos en blanco, frustrada por mi recién descubierta torpeza verbal. – Le he conocido hoy. Hemos compartido clase otros años, pero nunca habíamos hablado. – Y suspiro aliviada por haber soltado dos frases con sentido seguidas.

Mientras Danny hace comentarios sobre el nuevo nombre con el que la he bautizado, me pide un bollo y me pregunta sobre los Slytherin.
- Toma Sally. – Le digo acercándole un el plato de los bollos, en el que aún quedan tres y le sonrio. – Y sobre nuestros amiguitos, pues en general me dan igual. – Digo despreocupada. – Si ellos no me molestan, no les molesto. Por lo general prefiero no meterme en esas historias. – y entonces me percato de a dónde van dirigidas las miradas que lleva haciendo tanto rato. Un chico rubio de esa casa no para de mirarla con una cara no muy halagüeña.
Estoy a punto a hacer un comentario al respecto pero de repente me veo interrumpida por alguien se le acerca y me sorprende. Cuando se separa de ella veo que es Evan y me siento un poco incomoda.
Hola. – Le digo sin saber muy bien que más añadir. – No te preocupes, no me has molestado. – Le contesto y por un momento todas las palabras desaparecen de mi cabeza. Comenta que ha encontrado mi libro y entonces, creo que empiezo a sonreír como un estúpida. – Oh vaya. ¡Muchas gracias! – Digo aun con una sonrisa de oreja a oreja. – Pensé que lo había perdido.
Y poco después se va igual de rápido que ha venido. Cuando me quiero dar cuenta, le estoy observando medio atontada y rezo porque "Sally" no se haya percatado de ello.
avatar
InvitadoInvitado

Lluna Forman el Miér Sep 18, 2013 10:24 pm

Matt Denbrough escribió:
Sonrío cuando se refiere a mí como pequeño cuervo, me gusta, suena bien. Por el contrario ella no parece muy contenta, no sé si es por el simple hecho de que yo esté allí molestándola o por cualquier otra cosa, pero ya puede ir poniéndome buena cara o la dejo ahí donde me la encontré, SOLA.


El bullicio y el ruido de la gente inundaban la sala, cosa que dificultaba bastante el mantener un mínimo de conversación civilizada, a parte, lo menos que quería yo es que ningún profesor se enterara de mis aficiones un tanto mal vista en la escuela, por lo cual no iba a estar gritando en medio del comedor que era lo que pretendía hacer allí fuera. Así que dando un paso mas hacia donde se encontraba ella y acercándome peligrosamente a su cara, casi le susurré en el oído― Yo iba a salir a fumarme un cigarro, ¿Te apuntas? ― Le ofrezco mientras medio a escondidas le enseño la cajetilla de aquella droga muggle tan deliciosa que me traía de cabeza ― Podemos compartir uno si quieres, total ¿Qué tienes que hacer aquí mejor que eso? ― Y tras mirarla fijamente y guiñarle un ojo picaramente, espero su respuesta a mi propuesta de llevarla al lado oscuro.



Off rol: hasta mañana entonces mona1 

La presencia de tanta gente en un mismo sitio me molesta bastante, a decir verdad, me agobia mucho en ese banquete. Por no hablar del ruído, hay tantas conversaciones a la vez... todos contando lo que han hecho durante las vacaciones. Como yo no he hecho gran cosa... un día fuí con Dave a la playa, y un fin de semana nos marchamos a Paris. Pero es lo que hago todos los veranos, no cambia nada.
Por lo menos el chico este vino a habalrme, puede ser interesante. No tiene pinta de ser de los de primero y parece tener prisa por salir. Igual tiene necesidades fisiológicas.
Se me acercó un poco y me quedñe un poco paralizada. No me gusta la cercanía de personas que no conozco. Pero no le empujé ni nada. Solo quería decirme algo en voz baja. Sonreí cuando le escuché decir que solo quería salir a fumar. Que muggle!

- Por supuesto, te acompaño. Yo no fumo. Pero me apetece tomar un poco el aire.

Le señalé la puerta como indicando que podía salir, y que yo le seguía. Supongo que va a salir al jardín. Aunque si algún profesor nos ve, podemos meternos en un lio ya el primer día. Suena interesante. Y por cierto, debería saber con quien estoy hablando, que no le pregunté su nombre. Cuando estemos fuera mejor, que aquí quizás ni lo escuche bien.

Salimos los dos del Gran comedor.


Off: Podemos salir si quires Matt.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 12.450
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1095
Puntos : 184
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.