Situación Actual
6º-11º // 1 enero luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Sirius B.Mejor PJ ♂
Danielle M.Mejor PJ ♀
Valarr K.Mejor User
Coraline M.Mejor roler
Evans & DenzelMejor dúo
Steven & DrakeMejor amigos
Evans & JoshuaMejor dúo hostil
Sirius B.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

For Reasons Unknown [Roselyn K. Birdwhistle]

Circe A. Masbecth el Sáb Ene 10, 2015 1:10 am

Recuerdo del primer mensaje :

For Reasons Unknown

▲Aula 11. ▲Viernes, dos y veinte de la madrugada. ▲ Roselyn K. Birdwhistle ▲


¿En qué momento había decidido que salir de la Sala Común era buena idea cuando pasaban ya las dos de la madrugada? Había perdido la noción del tiempo dando vueltas por la Sala Común intentando conciliar el sueño. Se había tirado sobre el sillón principal varias veces, había comenzado a leer una novela con personajes planos, argumentos predecibles y redacción mediocre que tanto gustaban a los adolescentes hoy en día, había intentado volver a la cama, incluso se había planteado ir a las cocinas en busca de algo que llevarse a la boca. Pero nada parecía ser suficiente para conciliar el sueño. Le quedaba el respiro de ser viernes por la noche, de no tener que madrugar para ir a clase al día siguiente, lo que no significase que no le importase pasar la noche en vela sin poder dormir.

Estiró ambas piernas sobre el sillón en el que había decidido intentar dormirse y optó por dar un nuevo paseo por la Sala Común. Un par de pasos y ya había perdido las ganas de seguir intentando dormir encerrada entre esas cuatro paredes. Echó un último vistazo a las escaleras que conducían a los dormitorios femeninos de las alumnas de Slytherin y se colocó la camisa de cuadros del pijama para salir fuera. Una ráfaga de aire frío golpeó su rostro en cuanto dejó atrás el calor de la chimenea de su propia Sala Común. La rubia se apresuró a cubrir sus brazos con la tela del pijama y sus zapatillas resonaron por las mazmorras vacías. Alzó la varita que por una vez se había acordado de bajar a la Sala Común y pronunció un lumus apenas audible mientras seguía caminando por las mazmorras.

Nadie. Nada. No había nadie por los pasillos, ni una respiración. El silencio se encargaba de reinar en el castillo a aquellas horas de la mañana y Circe lo agradeció, pues de haber encontrado a cualquier persona habría acabado por usar la varita como arma arrojadiza con tal de no tener que soportar a alguien alardeando sobre el horario fuera de la cama. Soltó un corto bostezo tapándose la boca con la mano libre y siguió caminando hasta llegar a la primera planta, donde se topó con un par de cuadros que no tardaron en farfullar sobre lo molesta que era la luz a tales horas de la madrugada. La rubia hizo caso omiso de sus palabras y siguió caminando hasta que el alarido provocado por una de las mujeres de los cuadros hizo que girase sobre sí misma para ver una sonrisa macabra en el rostro de la mujer, quien comenzó a sollozar en ese mismo momento.

La rubia no entendía qué narices sucedía. Pero no tardó en averiguarlo cuando el Barón Sanguinario hizo acto de presencia pasando a través del cuadro en el que se encontraba la mujer, quien se escondió saltando de cuadro en cuando, como si cambiar de hogar hiciera que la aparición del fantasma de Slytherin fuera menos traumática. La chica siguió con la mirada los movimientos del fantasma, quien siempre se comportaba como si fuera el único ser sobre la faz de la tierra. El fantasma de Slytherin era un caso perdido, siempre ajeno a lo que sucedía a su alrededor, siempre en silencio, como si las personas que se encontraban a su alrededor no fueran merecedores de escuchar su voz. O quizá alguien le había arrancado la lengua cuando vivía, no lo sabía con exactitud, y tampoco tenía demasiadas ganas de averiguarlo. Era una persona curiosa por naturaleza, claro que lo era, pero tenía que admitir que aquel fantasma imponía a pesar de ya estar muerto.

Giró sobre sí misma e ignoró la presencia del fantasma que siguió su camino atravesando la siguiente pared que se cruzó en su camino. Circe hizo lo mismo, pero en lugar de atravesar una pared, lo hizo con una puerta abierta, cosas de humanos que no tienen la capacidad para ir atravesando la materia sólida.

Spoiler:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Kristina Bazan.
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitaria (Medimagia)
Pureza de sangre : Mestiza.
Galeones : 18.650
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : -
RP Adicional : +1H /+2F
Mensajes : 1344
Puntos : 1031
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t908-circe-a-masbecth http://www.expectopatronum-rpg.com/t911-at-this-moment-you-mean-everything-circe-s-rs http://www.expectopatronum-rpg.com/t910-it-s-time-to-begin-isn-t-it-circe-s-cronos http://www.expectopatronum-rpg.com/t909-correspondencia-de-circe-a-masbecth
Circe A. MasbecthUniversitarios

Invitado el Vie Abr 17, 2015 9:26 pm

Se encogió de hombros, era cierto que por el castillo no abundaban chicos con quienes soñarías tener una relación duradera de aquellas que terminas teniendo muchos hijos hermosos luego de casarte en una gran fiesta, cosas ñoñas.- Quizás tienen miedo de que alguna viuda negra se los coma... Aunque no hablemos precisamente de arañas.- Había unas cuantas chicas a quienes podría considerar princesas caprichosas, de esas que obtienen todo pero aun así quieren más, la típica cabeza hueca que creía en la vida color de rosa y finales felices. Definitivamente chicas a quienes odiaba, pero había pocas personas que sabían de esa poca tolerancia de Roselyn, a veces era tan tranquila que ni ella misma se creía capaz de tener pensamientos asesinos a cierto tipo de personajes.- O tal vez se sienten intimidades hacía chicas con tanta belleza como la tuya.- Desde que conoció como era la verdadera Circe, solía imaginársela en la cima de la "pirámide alimenticia" por así decirlo, donde no había lugar para terceros pues nadie podía hacerle justicia a su belleza... A su bocaza, también encantadora como ella en totalidad.

Muchas veces la caracterizaban de alguien pasota, quizás por su carácter que muchas veces resultaba aburrido por lo tranquila que la encontraban en comparación con el resto de la población dentro del castillo, pero no era algo que deseara cambiar de buenas a primeras con el primer idiota quien conociera. Había pasado mucho tiempo con su abuela y hermanos, el suficientemente como para que le dijeran que la gente podría aprovecharse de alguien como ella ¿Por su carácter media veela que junto a él traía hermosura y bla bla bla? Podría ser, pero con Circe era todo distintos. Sentía que la chica la entendía.

Tal vez si era demasiado soñadora, razones por las cuales recaía en la casa de las águilas, pero también era alguien realmente inteligente, podría decirse que era su mayor característica por lo que no siempre se dejaba tomar el pelo por cualquier estúpido o tal vez ella era la razón por la cual el humor mundano le parecía tan poca cosa. Aprendía del resto, podría incluso decirse que buscaba adaptarse para poder llegar a sobrevivir pero siempre con su extravagante estilo, no era igual con todas las personas; solo unas pocas conocían verdaderamente lo ácida o divertida que podría ser. Al fin y al cabo solo era una chica normal que prefería elegir cuidadosamente con quien comportarse como quería, y por alguna extraña razón había muchas serpientes dentro de su grupo. No discriminaba el resto del mundo, pero algunas personas simplemente no la entendían como tal.

- Más bien una advertencia - Hizo un pequeño gesto con su mano, como si intentara decir de manera silenciosa la manera tortuosa en la cual le sacaría la verdad, aunque sabía que la chica le contaría por su propia cuenta. Después de todo pese a que no eran las mejores amigas en todo el mundo, se contaban cosas cursis como aquellas; se encontraba algo ansiosa por saber cual sería la respuesta por lo que se mantuvo completamente silenciosa mientras la veía vacilar un poco.

Decir que se encontraba boquiabierta era poco en aquel momento, más bien podría decir que si mandíbula cayo por los suelos cuando escuchó tal explicación por parte de la rubia ¿Se estaba viendo a escondidas con el profesor? ¿Eso era cierto? En un principio pensó que se encontraba hablando de Damon, uno de sus amigos, o incluso de Ian ¡Ian! Pero cuando siguió con toda aquella fantasía... - ¿Te estás viendo con el profesor L'oree? - Mordió su labio inferior intentando no reír.- Circe, realmente estas loca ¡Como una cabra! - Tenía sus dudas sobre aquella "relación" pero no podía interferir en la vida de su amiga si ella era feliz, por más que no viera nada serio en esos encuentros.

No le sorprendió que su amiga regresará junto a ella, por más que casi le causara un gran infarto, el cual no solo la mataría sino que también la haría escupir su corazón escaleras abajo, por lo que esa pequeña sorpresa si fue momentánea. Aunque no tanto cuando dijo de sacrificarse por ella. Circe era una buena amiga, sin lugar a dudas, pero no era de ese tipo de buena.

No supo desde cuando, pero una vez que el alma le regresó al cuerpo se sintió lo demasiado segura como para decir que tuvo el corazón en la boca desde que la contienda para escapar de Flinch había comenzado. La sensación de nauseas que se instó en su garganta desapareció tan fácil, como si aquella en realidad nunca hubiese existido, incluso allí dentro los gritos del celador se opacaron al punto de que pareciese que solo las dos chicas eran los únicos seres despiertos en aquel momento dentro de todo el castillo, aunque bien sabían que no era cierto.- Quizás la perdió mucho antes que conocer a la pobre gata... - Roselyn dejó caer su cabeza sobre la de Circe, comenzando a sentirse somnolienta pero aun así feliz de haber llegado a una zona segura.- Pues es una sala común, nada demasiado extraño. Por más empollones que seamos, podemos tener lo mismo que ustedes - De haber podido, se habría encogido de hombros más al no poder hacerlo solo sonrió.- Te llevaría conmigo, pero luego te horrorizas porque mi cama no tiene un colchón de plumas o cosas así. Pero tengo en mente un cuento...

- Había una vez, dos chicas demasiado curiosas para dormir. Mimi y Romi eran sus nombres, buenas amigas que en medio de su contienda se encontraron en un aula a oscuras aunque no con motivos sexuales, tan solo mero destino, aunque ello no evitó que desearan meterse en problemas. Hechizaron a un gato, molestaron a un celador y escaparon hacía habitaciones perdidas pero cuando creyeron que todo había terminado... Un hombre alto y buen mozo llegó a donde estaban ellas, y él si tenía intenciones sexuales con una de las chicas; así que ni lento ni perezoso secuestró a Mimi, para llevársela a su cueva donde fornicarían salvajemente toda la noche. Y quizás hasta parte del día.-
avatar
InvitadoInvitado

Circe A. Masbecth el Sáb Abr 18, 2015 11:39 am

Muchas personas crecían en un ambiente donde se les presentaba una idea de final feliz poco realista, una idea en el que el único final que puede considerarse feliz es encontrar el amor. Según el punto de vista de Circe, ese final feliz no podía ser más infeliz, pues consideraba que la verdadera felicidad recaía en cada momento que vivían, sin importar cómo lo hicieras. Cada uno tenía su manera de ser feliz, y no consideraba que tuviese que seguir el mismo patrón que los demás para alcanzar la suya propia. Por tanto, en ningún momento consideraba que tuviese que dar con el hombre de sus sueños, con aquella persona que al verla se parase el tiempo y luego volviese a acelerar para recuperar los segundos perdidos. No, era mucho mejor disfrutar de cada momento y ver a qué llevaba este, el único problema es que su concepto de disfrutar el momento interfería en el del resto de personas, ya  que, por regla general, era una experta en molestar al resto de la humanidad sin razón alguna. – O me tienen miedo por tener una insignia con una serpiente en el uniforme, que también es posible. – Sí, ser Slytherin era un estigma que te marcaba de por vida. Le encantaba su casa, le encantaba infundir miedo, pero le encantaba infundirlo por ser ella misma, no porque el prototipo de Slytherin dijera que estaban destinados a ser una panda de descorazonados sin razón aparente. – Porque en lo referente a belleza está claro que tu sangre de semi-veela tiene las de ganar. – Tenía el ego a niveles insospechados, pero también era sincera. Quizá en otra ocasión y con otra persona no lo hubiese sido en ese aspecto, pero era Roselyn, no había nada que no pudiera decir.

Podría haberse inventado cualquier historia sobre quién era la persona que hacía que perdiese la noción del tiempo. Podría haber dicho que era incluso Damon, pues el pobre estaba tan solo únicamente que incluso agradecería ser mencionado en una conversación como aquella. Pero no, no lo hizo. No guardó silencio o inventó una estúpida historia sobre un compañero inventado o un amor de verano lejano que no existía en ninguna parte salvo en su imaginación. Con Roselyn podía  ser sincera incluso en aquellos aspectos, incluso en los que consideraba vergonzoso y dignos de permanecer escondidos en un cajón, pues no era algo de lo que se enorgulleciese. Si fuese algo puramente físico no le daría importancia alguna, pero estaba tan segura de que había sentimientos de por medio… No podía estar más equivocada, pues no era más que su propio encaprichamiento que lo único que hacía era darle dolores constantes de cabeza. – Loco, majareta, como una cabra. ¿Pero te digo un secreto? Las mejores personas lo están. – Y rompió a reír, pues le resultaba gracioso hacer citas de películas o libros que recordaba, aunque fuesen un claro reflejo que conocía la cultura muggle. – No es para tanto. – Añadió aún con la sonrisa en el rostro. – Es agradable, tampoco creo que vayamos a casarnos y tener hijos sádicos y destructivos, pero por ahora es divertido. – Además, ni que fuera algo exclusivo. Era cierto que consideraba que le quería, que incluso estaba enamorada, pero no por ello iba a dejar al margen la diversión que le brindaba estar con otras personas en cualquier otro momento del día.

Tan rápido como sus intenciones de alejarse de la chica para cargar con la culpa aparecieron, desaparecieron. Por lo que sus pasos giraron en cuanto tuvo ocasión y volvió a donde se encontraban para salir corriendo hasta los pisos superiores y lograr así alejarse de aquella figura que ya comenzaba a pisarles los talones.

Corrieron durante un tiempo indeterminado, pues por su parte había perdido totalmente la noción del tiempo con la adrenalina que sacudía su cuerpo con la persecución. De ser descubiertas les caería una buena, y teniendo en cuenta que ambas eran prefectas, no sería nada bueno para ninguna de ellas. Lograron alejarse lo suficiente del hombre como para entrar en la Sala Común de las águilas, lugar que Circe no había tenido el lujo de visitar. Conocía a algún que otro Ravenclaw, pero nunca había pasado a aquel lugar. Aunque su concepto de conocer se resumiera en Axel y Max, además de la rubia que ahora le había presentado la entrada al lugar. – Si esto fuese como mi Sala Común ahora mismo no podríamos estar tirar tiradas en el sillón porque una pareja estaría comiéndose la boca. – Alzó ambas cejas. -  Y lo que no es la boca. – La Sala Común de Slytherin era como un picadero. Parecía que allí las neuronas morían para dar paso a las hormonas, algo que cambiaba según subías a los pisos superiores, por eso en Ravenclaw había neuronas y menos hormonas.

Como si de una niña pequeña se tratara, Circe pidió un cuento a su amiga, quien ni corta ni perezosa comenzó a narrar. El único problema fue que estaba lo suficientemente cansada como para quedarse dormida si pasaba un rato sin abrir la boca, por lo que sus párpados comenzaron a ganar peso mientras la voz de Roselyn inundaba la estancia con sus palabras sobre la historia que habían vivido aquella noche, o al menos, parte de ella. Las palabras resultaron ser una nana y Circe se quedó completamente dormida encima de su amiga.

OFF: Mando cerrar mi amor. Registra puntitos para Raven <3
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Kristina Bazan.
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitaria (Medimagia)
Pureza de sangre : Mestiza.
Galeones : 18.650
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : -
RP Adicional : +1H /+2F
Mensajes : 1344
Puntos : 1031
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t908-circe-a-masbecth http://www.expectopatronum-rpg.com/t911-at-this-moment-you-mean-everything-circe-s-rs http://www.expectopatronum-rpg.com/t910-it-s-time-to-begin-isn-t-it-circe-s-cronos http://www.expectopatronum-rpg.com/t909-correspondencia-de-circe-a-masbecth
Circe A. MasbecthUniversitarios

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.