Situación Actual
21º-14º // 3 diciembre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Einar G.Mejor PJ ♂
Coraline M.Mejor PJ ♀
Katherine M.Mejor User
Circe M.Mejor roler
Seth B.Estrambótico
Edgar B.PJ REVELACIÓN
Ash & CirceMejor dúo
Valarr K.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Cita ¿romántica? (Apolo Masbecth) [+18]

Matt Forman el Vie Ene 23, 2015 11:53 pm

Apartamento de Matt, las 20:30 de un sábado cualquiera.


Desde que mandé la carta a Apolo supe que me había vuelto loco. Matt Forman, el terror de las mujeres, estaba quedando con un hombre para una cita. Y es una cita, no se le puede llamar de otro modo. Cuando dos personas quedan para cenar y conocerse, se le llama cita. Con todas sus letras. Cita. Desde que salí casi a escondidas de mi propia habitación el día de la fiesta de navidad que Lluna y yo celebramos no he dejado de pensar en como me sedujo, y me dejé llevar de tal modo que me olvidé de la fiesta, de los invitados, y del mundo en general. Apolo Masbecth, el seductor. Si me atreví a mandarle correo fue porque puedo. Estoy en paz conmigo mismo. Se lo conté a Lluna después de la fiesta y no lo tomó tan mal como me hubiese esperado, incluso me dio el mejor consejo del mundo. Respecto a mi, hace muchos años que se esto. Me gustan los hombres. Y me gustan las mujeres. No hay nada de malo en ello.


Durante este último año he potenciado mi contacto con hombres. Lo de colarme en un antro gay fue pura casualidad, como lo fue la llegada de Apolo a la fiesta. Fuese como fuese, los astros se alinearon para mi. El recuerdo de Neil rondaba mi cabeza casi todas las noches. Al principio se mostraba reticente. Su familia, al igual que la mía, había ejercido una poderosa educación tradicional. Pero cada día que pasábamos juntos era especial. La misma noche en que murió habíamos quedado para poner una solución a nuestro “desvío”.  La vida de Neil pertenecía a los mortífagos, y por ellos la perdió. Hubo una emboscada y varios aurores acabaron con su vida. Él les plantó cara de forma valiente y acabó perdiendo la vida. Igual que mi padre. Malditos aurores.


Esta noche no voy a pensar en Neil. Neil estaba muerto y enterrado. Puede que algún día vengado. En esta fría noche invernal voy a tener mi primera cita formal con un hombre. Es un día para recordar. Desde bien temprano ordené a la elfa que dejase la casa limpia mientras yo fui a comprar. Es una tarea odiosa que supone relacionarse con demasiados muggles, pero una vez al mes no hace daño.  Tenía que proveerme de carne fresca para preparar una suculenta cena. Mi intención no era impresionar a Apolo. Siempre que cocino puede dar esa impresión pero lo cierto es que lo hago porque me gusta hacerlo. Además odio los restaurantes donde no saben respetar el tiempo de cocción de unas simples verduras. Cuando llegué a casa la elfa me estaba esperando, tenía la casa limpia, ordenada y con la mesa puesta.


- Puedes irte. Y te prohíbo que le cuentes a mi madre que tengo una cena con un hombre. Sabes que eso le haría daño a mi querida madre, y tu no quieres que ella sufra. ¿Verdad? Lo que hago en mi vida es asunto mío, no me mires con esa cara. Ahora, esfúmate.


Intento tratarla bien pues me ha brindado muchos años de leal servicio. También me interesa que no le cuente nada a mi querida madre. No quiero matarla de un disgusto. Ella que siempre está hablando de nietos. Tiene a Lluna, si. Pero todo el mundo sabe que yo soy su hijo predilecto, espera que yo también tenga descendencia. Lo lleva claro.


A media tarde me puse en la cocina para preparar un estupendo solomillo de ternera con pastel de patata, una de mis especialidades. El postre lo pensaría durante el ajetreo. Cuando tuve todo prácticamente a punto, y mucho antes de la hora acordada, fui a asearme y vestirme. Quise poner un tono elegante pero informal de modo que descarté el usar traje. Quería sentirme cómodo y hacer sentir cómodo a mi invitado.


Última edición por Matt Forman el Vie Mar 13, 2015 5:50 pm, editado 2 veces
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 21.750
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 548
Puntos : 153
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t2190-arcon-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Apolo Masbecth el Sáb Ene 24, 2015 9:06 pm

Apolo había regresado a la ciudad Londinense el viernes al tener asuntos que requerían de su presencia. Ahora que había finalizado con sus compromisos el rubio tendría dos días libres antes de tener que volver al trabajo. La fiesta de navidad aún estaba reciente en su mente y se preguntaba qué habría pasado de no haber sido interrumpido esa noche. Por suerte, el anfitrión llamado Matt le escribió una carta para volver a verse y el mortífago no dudó ni un segundo en aceptar la propuesta. Se verían el día sábado en la noche en una cena en casa del moreno. Cenar en casa de la persona en la primera cita era algo grande para él. Y suponía que para Matt también, pero trató de no darle mucha importancia. Claro, hasta que fue a visitar a su amiga Abi y hablaron sobre el tema, entonces el rubio estaba nervioso por el resultado gracias a la pelirroja que le metía ideas.

Apolo dejó la casa de Abi y fue directamente hacia la de su cita. La cual afortunadamente no estaba lejos de donde se encontraba actualmente. El atuendo que llevaba era algo casual, esta vez dejando los trajes a un lado y decidiéndose por una camiseta blanca sencilla con una chaqueta encima y unos pantalones de vestir y zapatos negros. Decidió que caminaría pero al darse cuenta de que no estaba vestido para el invierno de Londres tuvo que tomar un taxi, pues aparecerse no era una opción cuando las calles estaban repletas de muggles que podrían presenciar el uso de magia. El papeleo que después el rubio tendría que llenar en el ministerio no valía la pena.

Le tomó alrededor de cinco minutos llegar hasta el departamento, pagó al conductor y entró subiendo las escaleras hasta llegar al piso indicado. Llamó a la puerta tres veces antes de que esta se abriera y lo primero que el rubio pudo ver fue a la elfa con su cara de pocos amigos. - A mí también me da gusto verte - Apolo sonrió a la criatura y luego hizo una mueca divertida. La última vez que se vieron él le escupió el vino en el rostro por accidente.

La voz grave del anfitrión le obligó a girar en su dirección y una sonrisa amistosa y un tanto nerviosa apareció en los labios del rubio. - Hola Matt, me da gusto volver a verte. Tan guapo como te recordaba - dijo acercándose hasta él y tendiendo su mano para estrecharla con la ajena. - Gracias por invitarme nuevamente a tu casa - observó el lugar y pudo notar como el hechizo para agrandar ya no estaba presente. Tenía cierto encanto. - creo que me gusta más de este modo - asintió de manera sincera mientras soltaba la mano del hombre. - Huele delicioso. ¿Qué es? - preguntó al sentir como su olfato era invadido por una mezcla de olores que embriagaban sus sentidos.

El rubio no tenía idea de que era lo que le esperaba la noche pero de lo que si estaba seguro era de que se alegraba volver a ver a Matt y poder llegar a conocerlo, pues ya conocía parte de su anatomía y viceversa pero no habían conversado mucho. Eso cambiaría esta noche. - He traído un pequeño presente, no podía llegar con las manos vacías, no sería correcto - exclamó mientras le entregó una botella de vino Cabernet Sauvignon. Al mago le encantaba beber una buena copa de vino y por lo que había aprendido aquella noche, al moreno también.



Atuendo:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 26
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 15.150
Lealtad : Lord Voldemort.
Mensajes : 513
Puntos : 151
Ver perfil de usuario
Apolo MasbecthMagos y brujas

Matt Forman el Miér Ene 28, 2015 12:02 am

Los nervios no eran algo propio de mi, por eso estaba sereno y tranquilo, como si esta noche fuese una noche normal. Una noche más en mi vida. Pero no lo era. Va a venir un hombre aquí, un hombre con el que me he besado y al que he desnudado y con el que estuve a punto de... Nunca sabré hasta donde hubiese llegado pues mi querido y buen amigo nos interrumpió. En cierto modo sentí alivio en aquel momento. Estaba empezando a excitarme y realmente no sabía como hubiese podido terminar aquel encuentro con tanta tensión sexual. Además, mi casa estaba llena de invitados. Entre ellos el “amigo” de mi sobrina. Por suerte nuestra desaparición no llamó mucho la atención. No es que me avergüence de lo que pasó o de lo que pudo llegar a pasar. Lo que no me gustaría es que se le diese demasiada importancia a algo tan natural, y que llegara a oídos de mi querida madre. No deseo su muerte.

Un sonido me hizo mirar a la cocina. La elfa había vuelto. Explicó que mi madre no necesitaba nada y le había mandado venir a mi casa para ayudarme. Mi mirada amenazante hizo que la elfa se diese un golpe contra la encimera. Le ordené que parase.

- Le has dicho a mi madre que no estoy solo esta noche, ¿verdad? Eres muy lista. Siempre has sabido como hablar para no saltarte mis prohibiciones. Está bien. Ahora mi querida madre va a pensar que tengo una cita con una mujer y que tu nos vas a servir la cena.

En ese momento llamaron a la puerta y la elfa hizo su trabajo. Abrió sin preguntar pues tanto ella como yo sabíamos quien era. La cara de la elfa expresaba la repulsión que sentía tanto por Apolo como por mi. Como diría mi madre, dos hombres juntos es antinatural. Eso lo han inventado los muggles. Ay, madre, la homosexualidad es tan antigua como la sexualidad en sí. Sonreí al ver a Apolo tan apuesto y con tanta elegancia. Le hice un gesto a la elfa para que se estuviese en la cocina, quieta y callada, que se haga la muerta o yo mismo la mato. No es típico en mi matar sin motivos, y esta vez me está dando unos cuantos.

- Querido Apolo, es un placer verte de nuevo en mi casa. - mi casa había recuperado el tamaño normal y el hombre dijo que le gustaba más de ese modo. Lo entendí a la perfección pero preferí ser juguetón. - Si, a mi también me gusta más de este modo, tendremos más intimidad.

Quise dar a entender que la casa estaba abarrotada el día de la fiesta, y esta noche solamente sobraba una presencia de baja estatura y de orejas grandes. Si mandaba a la elfa a la mansión, mi madre querría saber demasiado. El olor de la comida inundaba la casa y lo primero que hizo Apolo fue preguntar, discretamente, que era la cena.

- Solomillo de ternera con pastel de patata. Algo sencillo.

El postre estaba en la nevera y no hacía falta desvelarlo aún. Apolo iba vestido con elegancia a la par que de un modo informal. Le insté a acercarse un poco a la cocina. La cena estaba casi lista. Como era de esperar, un invitado de altura como Apolo trajo de nuevo una botella de vino. No puedo ignorar que esa fascinación por los vinos me tiene muy contento.

- Muchas gracias. Creo que lo mejor será abrirla ya mismo.

No lo abrí sin fijarme antes en la botella. Es un excelente Cabernet Sauvignon. Había elegido un Merlot para la cena, ambos vinos tintos provenientes de cepas primas hermanas y criados principalmente en el mediterráneo, tierra cálida y seca. De ahí su sabor fuerte. Una elección perfecta para acompañar a la carne roja. La elfa sacó apresuradamente dos copas y serví una para mi invitado.

- Por nuestra primera... ¿cita?

Alcé mi copa en señal de brindis, aunque bebí despacio dejando que el vino llenase mi boca. Algunos insensatos creen que es mejor dejar el vino abierto y reposando casi una hora. La verdadera esencia se encuentra en el primer golpe que da el sabor salido de la botella recién abierta.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 21.750
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 548
Puntos : 153
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t2190-arcon-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Apolo Masbecth el Miér Ene 28, 2015 9:15 pm

A Apolo no le llevó demasiado tiempo llegar a la casa de su cita. Cuando abrieron la puerta, le sorprendió bastante encontrarse con la criatura de orejas largas y nariz puntiaguda que lo miraba directamente a los ojos y que mostraba un total descontento. Ninguno de los dos era admirador del otro, se soportaban solo por mantener las apariencias frente al moreno quien apareció segundos después en la escena. El rubio agradeció que la elfa se retirara a otro lado de la casa para poder saludar al anfitrión. Asintió cuando le dijo que era un placer también para él volver a verlo, así como el hecho de que teniendo la casa vacía podrían tener más intimidad, a lo que el mortífago rápidamente respondió levantando una ceja en señal de incredulidad pues aún estaba la servidumbre con ellos, cuando por dentro él deseaba que no fuese así para poder tener una conversación más amena sin ser interrumpidos o preocuparse porque alguien estuviese escuchando a escondidas.

- Suena delicioso. Si sabe tan bien como huele entonces debe estar suculento. Además, todo el mundo en la fiesta hablaba de lo buen cocinero que eres. Lo recuerdo - dijo sonriendo mientras le entregaba la botella de vino en la mano y observaba como el moreno la abría. - No es nada hombre, un pequeño detalle. Y adelante que para eso es - habló animándole a que la abriera pues eso solo quería decir que realmente le gustaba el regalo. La criatura volvió a aparecer en la escena con dos copas de cristal que Matt vertió algo de vino en ellas. Apolo tomó la suya con la mano derecha mientras la alzaba para responder al brindis que se llevaba a cabo.

- Por nuestra primera cita - repitió la frase con los labios pero en su cabeza seguía diciéndola. Justo en ese momento se dio cuenta de que aquello sería una cita formal, el rubio no solía tener muchas de esas debido a su trabajo, pero cuando las tenía raramente había una segunda y de las terceras ni hablemos. ¿Habría una segunda con este hombre? ¿Qué pasaría si lo echa a perder antes de llegar siquiera al postre? Esas preguntas rondaban la cabeza de Apolo y tenía que enfocarse en el momento para no quedar como un retrasado mental.

Le imitó y dio un sorbo corto a su vino luego de dejar que el aroma invadiera sus fosas nasales. Caminaron a lo que era la cocina la cual se veía reducida a comparación con la vez anterior pero no por eso era algo malo. El aroma de la comida llegaba cada vez más fuerte a medida que se acercaban. - Debo decir que me sorprendió mucho recibir tu carta. Cuando te dije que sería bueno volver a verte antes de irme de la fiesta realmente no creí que sucedería - admitió volviendo a llevar la copa entre sus labios.  - ¡Y henos aquí! a punto de tener una cena. Personalmente estoy deseando poder saber un poco más de ti, pareces un tipo interesante - se giró para quedar cara a cara con el hombre y dedicarle una sonrisa.

- ¿Qué te parece si empezamos de nuevo? Hola, soy Apolo Masbecth, tengo 25 años y sí, soy rubio natural - soltó una broma para aligerar el ambiente y la seriedad de su presentación, acto seguido estiró su mano para estrechar la contraria. Era una tontería pero el rubio trataba de retroceder las cosas y comenzar correctamente.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 26
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 15.150
Lealtad : Lord Voldemort.
Mensajes : 513
Puntos : 151
Ver perfil de usuario
Apolo MasbecthMagos y brujas

Matt Forman el Jue Ene 29, 2015 10:51 pm

La idea de cenar con un hombre era divertida por muchos aspectos. A parte de que es un hombre atractivo con el que estuve a punto de… con el que estuve muy cerca el día de la fiesta de navidad, Apolo es un hombre con elegancia y educación y estoy seguro de que no van a faltar temas de conversación. Es un poco incómodo pensar que estuvimos ambos casi desnudos y juntos antes de ser interrumpidos por mi buen amigo Caleb. En esta ocasión está al elfa. ¿Y si la mando a la mansión? No necesito para nada sus atenciones, se valerme por mi mismo. Es algo de lo que estoy muy orgulloso, soy un mago adinerado pero no atontado. Apolo me hizo cumplidos por lo bien que huele la cena, recordando que todos en la fiesta hablaban de lo buen cocinero que soy. A menos que hablase con Lluna, dudo que nadie sepa de mis, como dice mi madre, deleznables aficiones muggles. Cocinar es mucho más que una afición. Es saber valerse por uno mismo, cocinar sano y a su vez, poder comer lo que más te gusta.

- Escucharías a mi sobrina, Lluna, me tiene en gran estima.

No tiene otro tío por eso es. Y porque le he dado todos los mimos y caprichos que he podido, porque los merece, por ser sangre de mi sangre. Es muy parecida a mi hermana a esa edad, aunque con las ideas más claras. Me alegré tanto al conocer al chico Crowley. Fue una buena fiesta. Conocí a Apolo en ella también. Mi invitado trajo una botella de vino en aquella ocasión, y en esta tampoco faltó el detalle.  Lo recibí agradecido y no dudé en abrirla enseguida, al igual que hice en la fiesta. Es bueno brindar, y lo hice por nosotros. Por esta cena con Apolo a la que podemos llamar cita. Es extraño pensar en ello. En contadas ocasiones tengo citas con personas que me gustan. Es más, hace años que no tenía una cita propiamente dicha. Menos con un hombre. Está era la primera cita con un hombre en mi vida. Me encontraba a medio camino entre querer conocer a Apolo un poco mejor, y terminar lo que empezamos en la fiesta.

El vino era excelente y la compañía no estaba mal. Nos dirigimos los dos a la cocina, donde tenía a mano las copas y podía controlar mejor la cena. La elfa seguía entre nosotros. La miré y respiré hondo. No suelo ser grosero con ella pero me molesta su actitud. Lo puedo leer en sus ojos. Le parece extraño que dos hombres puedan compartir una cena o una cama. El mismo pensamiento retrogrado que tiene mi anciana madre.

- Elfa, lo he pensado bien. Vete a casa y cuida de mi madre, no necesito tus servicios aquí. Esfúmate.

Ya le había prohibido antes que hablase de mis intimidades, más le vale obedecer. La elfa hizo una reverencia exagerada, y casi tocando su nariz puntiaguda al suelo. Después de eso desapareció con una sonrisa.

- Lo siento. - me disculpé. – Mi madre es un tanto controladora.

El silencio fue roto por Apolo que dijo que le resultaba interesante conocerme y estaba deseando saber más cosas sobre mí.  Lo cierto es que para ligar no se necesitan nombre, quizás si edades, pero nada más. En una cita, es normal conocerse. También yo sentía curiosidad por Apolo, su trabajo, su edad… Todo quedó claro cuando el hombre empezó de cero. Me pareció divertido y estreché su mano cuando me la ofreció.

- Yo soy Matt Forman, tengo 32 años y todo en mi es natural. – dije mostrando una sonrisa sincera. – Y debo admitir que jamás había tenido una cita con un hombre aunque me he sentido atraído por hombres desde que tengo memoria.

Recuerdo vívidamente que un compañero de trabajo de mi padre me parecía muy atractivo. Él tendría unos treinta años y yo doce. Cuando le hablé a mi madre de lo que pensaba me dijo que yo veía atractivo a ese hombre porque quería ser como él de mayor, nada más. En mi interior yo sabía que no era solo eso. Y tenía yo razón ya entonces, no era solamente eso.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 21.750
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 548
Puntos : 153
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t2190-arcon-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Apolo Masbecth el Sáb Ene 31, 2015 1:23 am

- Pues supongo que sí. La verdad es que no tuve tiempo de convivir con los menores de edad. Estaba ocupado conversando con los adultos - dijo sonriendo de manera seductora mientras sostenía la copa en la mano. Realmente no había pasado tiempo con ninguno de los alumnos de Hogwarts, la sobrina de Matt solamente mencionó un par de palabras con ella cuando Circe los presentó pero el resto solo los conoció de vista y nada más. No recordaba el nombre de la mitad de los invitados tampoco, pero no era nada fuera de lo común cuando se trataba de Apolo quien raramente mostraba interés en conocer a una persona así que recordar nombres no solía ser su fuerte.

Apolo no podría estar más contento cuando escuchó a Matt decirle a la elfa que se largara a la mansión de su familia. Llego a pensar inclusive que le leyó la mente o algo por el estilo porque desde que la vio abriendo la puerta fue lo primero que se le vino a la mente, que no la quería ahí, pero no era su casa y no podía decidir algo como eso. Cuando la criatura se fue Apolo le sacó la lengua asegurándose de que Matt no lo viese hacerlo. Luego le sonrió al moreno cuando este se disculpó. - No tienes que, así son todas las madres. La mía no dejaba de preguntarme a donde iba, aunque no se lo he dicho - aclaró. Ella no solía preguntar a su hijo a donde iba, pero al verlo salir de la casa muy temprano esa mañana y cargando una maleta de viaje era de suponerse que se lo preguntara. El rubio la tranquilizó asegurándose de que no se iría de la ciudad sin decírselo así que la mujer no volvió a preguntar más.

Se alegró bastante de que Matt decidiera seguir el juego y comenzar de nuevo. Estrechó la mano del moreno cuando este se presentó. - Encantado, Matt Forman. ¿32 dices? Te conservas muy bien - aseguró mientras le miraba a los ojos y sonreía. Era cierto que pensó que el moreno tendría que ser mayor que él pero eso no era nada malo ni algo por lo que descartar conocerlo. Al contrario, le parecía interesante pues seguro tenía más experiencia en la vida y anécdotas que contar. Además que Apolo era un alma vieja atrapada en el cuerpo de un joven en sus veintitantos años. - Descuida, haré que sea inolvidable, así al menos tendrás una buena historia que contar algún día - sugirió mientras dejaba la copa sobre la mesa. - Tendrás que contarme un poco más sobre eso de tu atracción, me interesa saberlo. Pero primero, ¿cenamos? Tengo un poco de hambre y sigue oliendo delicioso - dijo mientras se lavaba las manos y procedía a tomar asiento una vez le indicaron donde podía sentarse.

- ¿A qué te dedicas Matt? Yo trabajo con las criaturas más peligrosas del mundo mágico. Soy dragonolista y por eso estoy viajando constantemente. Donde haya dragones ahí voy, aunque sea en algún lugar remoto en el fin del mundo - dijo bromeando mientras volvía a tomar la copa y beber un poco más de vino. No pensaba pasarse de alcohol porque el rubio estaba deseando poder recordar cada momento de esa noche. - Es lo que me apasiona, la adrenalina y el poder convivir con tal majestuosas criaturas ¿sabes? Me hace sentir vivo - a pocas personas les contaba sobre su pasión que sentía sobre su trabajo, pero el ambiente y la compañía lo estaba haciendo sentir cómodo. Ahora estaba deseoso de saber qué es lo que hacía Matt para ganarse la vida. El rubio se lo imaginaba como un hombre detrás de un escritorio con un traje de diseñador muy caro y dando órdenes a sus empleados. Podría estar equivocado o no, pero quería descubrirlo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 26
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 15.150
Lealtad : Lord Voldemort.
Mensajes : 513
Puntos : 151
Ver perfil de usuario
Apolo MasbecthMagos y brujas

Matt Forman el Jue Feb 05, 2015 12:26 am

A parte de atractivo, Apolo es muy educado y eso me agrada. Me halaga demasiado y no estoy acostumbrado a ello pero no doy signos de que me afecte lo más mínimo. Solo espero que lo diga de verdad. En el ambiente se huele la cena y también el perfume de Apolo. Algo que recuerdo bien desde el día de la fiesta. La conversación era fluida pero sobraba la elfa y sus narices inmersas en mis asuntos. La mandé a casa sin contemplaciones y me disculpé con Apolo. Esa maldita entrometida no tenía ninguna tarea en mi casa. El hombre entendió enseguida que las madres son un tanto controladoras, por más que sus hijos estén viviendo solos y bastante lejos ya de la pubertad. La madre de Apolo también había preguntado a su hijo aunque él aseguraba que no le había contado nada. ¿Es que oculta algo? Sea como sea, las madres siempre quieren saber demasiado.

Acepté el juego de Apolo de volver a empezar de cero. Hasta el momento sabía si nombre y poco más. Empezamos por otras presentaciones menos formales en la fiesta y como fuimos interrumpidos, hasta hoy no habíamos tenido oportunidad de conocernos. La edad de Apolo no sorprendió en absoluto. En cambio la mía dio que hablar.

- No me digas eso, que me haces parecer más viejo.

No me considero viejo a mi edad. Viejo es Dumbledore, que no se recorta la barba desde que empezó como profesor, y antes le llegará al suelo que dejará de serlo. Debe tener 200 años. Eso es ser viejo. Yo soy un hombre en la plenitud de la vida. Lo que si que tuve que admitir es que jamás había tenido una cita formal con un hombre. Se debe a que nunca he conocido a nadie que me gustase como para probar. Cuando Apolo dijo que haría que esta cita fuese inolvidable para mi me sentí como una de tantas mujeres a las que yo había engañado. Quizás por eso no terminaba de confiar en Apolo ni en nadie. Yo he sido de lo peor y ahora no espero un mejor trato para mi. Sonreí y dejé la copa en la mesa. Apolo quería saber más pero sentía apetito. ¿Y quién no? El olor penetrante de la carne hacía que mi estómago se excitase.

- Por supuesto, cenamos.

Me pareció extraordinario que Apolo se lavase las manos allí mismo, como dando a entender su confianza y no abandonando la habitación. La mesa estaba puesta de modo que ambos quedábamos enfrente uno del otro. Es cómodo para hablar mientras comes, que no hablar con la boca llena. Como había espacio suficiente en la mesa decidí que lo mejor era presentar la carne en el centro y que cada cual se sirviera según su gusto. Estoy acostumbrado a servirme mi ración, y la de Lluna, que suele ser mayor que la mía. Pero ignoro el apetito de Apolo. Además evito tener que levantarme para repetir y la comunicación es mucho más activa. Serví la cena y me senté con Apolo.

- ¿De verdad quieres hablar de mis atracciones?

No estoy seguro de querer confiar mis oscuros secretos a alguien a quien acabo de conocer. Aunque me gustaría saber más de él. Si ha tenido pareja alguna vez, o si también le atraen las mujeres.

Los temas de conversación entre nosotros parecían inagotables esta primera noche de palabras. Preguntó curioso sobre mi trabajo mientras me daba detalles del suyo. Me impresionó bastante conocer su trabajo de dragonolista. Es el primero que conozco en mi vida. A Brad le apasionan las criaturas mágicas, pero no está especializado en ninguna. Su trabajo le exige viajes y  le recompensa con peligro. Algo que a Apolo parece entusiasmarle.

- Debes ser estupendo en tu trabajo. Siempre digo que los mejores trabajadores son los que aman y respetan su trabajo. ¿Alguna vez te has hecho daño?

Los dragones son peligrosos y fantásticos a la par. Son enormes,escupen fuego y no están muy civilizados. De pronto me sorprendí imaginando a Apolo con algunas cicatrices. Aunque yo no había visto muchas cuando le tuve desnudo en mi cama.

- Mi trabajo es aburrido en comparación. Y un misterio también. Soy un inefable. Ya sabes, nadie sabe exactamente lo que hacemos en el Ministerio pero te aseguro que mi trabajo no se reduce a estar sentado y aburrido en un despacho bonito.

Me serví un pedazo de carne con una porción de pastel de patata. Estaba deseando probarlo tanto como ver a mi invitado disfrutarlo.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 21.750
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 548
Puntos : 153
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t2190-arcon-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Apolo Masbecth el Jue Feb 05, 2015 10:54 pm

- Viejas las montañas y reverdecen - dijo sonriendo. Matt no era una persona vieja pero el rubio se dio cuenta de que su comentario pudo malinterpretarse. - Estamos en la etapa de la juventud todavía y nos falta mucho para que termine, así que no nos acomplejemos - agregó mientras se acomodaba en la silla una vez el anfitrión aceptó que pasaran al comedor para servir la cena. La edad para él nunca fue motivo para conocer o no a las personas. Generalmente solía relacionarse con gente de mayor edad en el trabajo y por mayor eran doble o triple veces de años que el rubio tenía y Matt por otra parte apenas y le ganaba por unos cuantos años de diferencia, nada importante.

No dijo nada más que dedicarle una sonrisa cuando el moreno le preguntó si realmente quería o no hablar de sus atracciones. Por supuesto que el rubio estaba interesado en ello, pero no por eso lo iba a presionar para que confesara o esa cita podría terminar en un desastre catastrófico y Apolo no estaba dispuesto a que eso sucediera, al menos no por su culpa. Su estómago volvió a avisarle que necesitaba llenarlo con algo o terminaría por hacerse notar durante el resto de la noche, así que cuando Matt comenzó a servirse el rubio lo agradeció internamente.

- Odiaría sonar como un presumido y ser de la clase de persona que alardea de lo que hace para ganarse la vida. Así que solo diré esto. Elige trabajar en lo que ames y no tendrás que volver a trabajar el resto de tu vida. Confucio tenía razón - exclamó mientras estiraba la mano para servirse un corte delgado de carne. Apolo era un glotón pero trataba de no verse como tal y servirse la mitad de aquel manjar. Hizo lo mismo con el pastel de patata y rellenó ambas copas con el vino que había llevado esa noche.

- Solo quemaduras de primer grado y alguna que otra de segundo grado, nada serio. He sido afortunado en ese aspecto. Varios de mis compañeros no han tenido la misma suerte que yo. He visto morir a unos cuantos, pero son gajes del oficio - levantó los hombros mientras cortaba un cuadro de carne con los utensilios y se lo llevaba a la boca y luego hizo lo mismo con el pastel de patata. Asintió aun con la comida en la boca, sintiendo la mezcla de sabores en su paladar. - Esto es exquisito. En serio, casi se iguala al que mi madre cocina y para superarla es todo un reto - soltó el cumplido sin sonar demasiado irritante o exagerado. Por otra parte era verdad que la matriarca de los Masbecth era una mujer y una excelente cocinera, de la cual aprendió dos o tres cosas que le servían ahora que vivía solo.

- ¡Pero qué dices hombre! Si ese trabajo es súper intrigante, siempre me ha llamado la atención y creo que al resto de las personas por saber que pasa exactamente ahí. Lo que sí sé es que son todos serios y muy propios - dijo sonriendo mientras volvía a comer otro bocado. Solo conocía a uno más que trabajara en ese departamento en concreto. - Supongo que conoces entonces a Jason. Es un buen tipo, algo reservado pero me cae bien - aseguró mientras recordaba la noche en que se divirtieron dando caza a un pequeño ratón del cual debían de deshacerse.

En ese momento Apolo cayó en cuenta de una cosa. Abi tenía razón. Esa pelirroja estaba en lo correcto. Se trataba nada más y nada menos que del mismo Matt que habían estado hablando esa misma mañana. Tuvo que beber un sorbo más del vino para disimular un poco su sonrisa. - Tengo una amiga... - habló bajando la copa hacia la mesa y observando a su acompañante. - mejor amiga diría yo, es la asistente del ministro de magia. Creo que tal vez la conozcas - sugirió con media sonrisa en sus labios mientras continuaba cortando otro cuadro de carne. - Esas son las personas que conozco del ministerio que yo sepa - mintió, pues su hermano también trabajaba en ese lugar pero no era algo de lo que ir presumiendo pues prácticamente se odiaban.

- Pero lo importante aquí es. ¿Disfrutas de tu trabajo?  Al final del día, ¿te sientes satisfecho con lo que hiciste en el trayecto? - soltó las preguntas de manera directa.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 26
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 15.150
Lealtad : Lord Voldemort.
Mensajes : 513
Puntos : 151
Ver perfil de usuario
Apolo MasbecthMagos y brujas

Matt Forman el Lun Feb 09, 2015 1:05 am

En ningún momento me he sentido viejo. Bueno, solo un poco el día que salí por Londres y entré en aquel antro de ambiente. Me sentí viejo cuando aquel joven me besó, y sobre todo cuando “desayunamos” juntos. Nos diferenciaba la edad y poco más. Ya que incluso aquel joven parecía tener las cosas más claras que yo. Me fue bien aquella experiencia para saber quien soy y estar orgulloso de ello. No tan orgulloso como para ir gritando que soy gay, pero orgulloso de como soy. De igual modo que estoy orgulloso de mi edad y de como me han tratado los años.

- No estoy acomplejado en absoluto.

Sonreí para que Apolo no pensase que me había dicho algo malo. Soy muy consciente de que hablar de la edad es peliagudo.  Nunca saber que decir para quedar bien con otras personas. Pueden pensar que las estás juzgando debido a su edad, y en ocasiones es así. Fue bueno empezar de cero y poder conocer ese tipo de información.

Por suerte Apolo no continuó preguntando sobre mis atracciones. Era algo que de momento se podía omitir. Era más distraído poder charlas sobre nuestros respectivos trabajos. Mis tareas en el Ministerio solían ser alto secreto, poco puedo hablar. Lo que no permitiré es que Apolo hable toda la noche mientras yo me limito a escuchar. Es una cita, debemos conocernos ambos. La frase filosófica que soltó Apolo me hizo reflexionar. Tiene cierta razón. Es un trabajo porque le dedicas horas de vida, mientras estás en el trabajo y cuando estás en casa. Si ocurre algo peligroso o extraño debo permanecer en el Ministerio más horas de las estipuladas. Y es algo que hago sin rechistar. Será que amo mi trabajo y por eso no me resulta duro.

- Sabia frase. Entiendo que amas tu trabajo y por lo cual se te da bien.

No hubo lugar a dudas al escucharle hablar sobre ello. A pesar de que su jornada transcurre entre grandes criaturas peligrosas, a Apolo parece agradarle. Quise saber si alguna vez había resultado herido en su trabajo. Es algo que puede ocurrir en cualquier trabajo pero el riesgo se multiplica si trabajas con dragones inmensos que escupen fuego. Por suerte para él jamás había sufrido lesiones graves aunque algunos de sus compañeros habían perdido la vida. Habló de ello con total naturalidad. Como si estuviese tan acostumbrado como yo a ver la muerte o más. Eso es bueno.

No suelen halagarme, y cuando lo hacen estoy preparado. Si alguien alaba alguna cualidad mía estoy tan seguro de que es así que ni me inmuto. Pero esta vez no fue así. Cocinar es mi punto débil y mi punto fuerte, se me da bien y disfruto con ello. Lo que no esperaba era recibir cumplidos. Tomé un poco de vino para disimular.

- Gracias. Es algo que me gusta hacer y he perfeccionado mi técnica con los años.

Cocinaba desde pequeño. La elfa me dejaba realizar pequeñas tareas en la cocina de la mansión pero no fue hasta que me independicé que pude experimentar con todo tipo de recetas. Descubrí que se me daba muy bien. Algo que un paladar entrenado como el mío agradece. Yo mismo estaba saboreando mi propio plato y podía notar los sabores bailando en mi paladar. El vino le daba el toque ácido pero dulce a la cena. Apolo no dejaba de rellenar las copas y la botella estaba casi vacía.

Le expliqué lo que cuento a todos sobre mi trabajo. Es un Misterio, no podemos decir nada, no es para tanto, muere gente a veces. Apolo se mostró intrigado a pesar de que le había advertido que mi trabajo era aburrido si se comparaba con el suyo.

- ¿Somos serios? En el trabajo si. También ha muerto gente. Los objetos que estudiamos son maravillosos. Algunos incluso no sabemos lo que son. Y otros harían gritar de miedo incluso al señor oscuro.

No estaba mintiendo para hacerme el interesante, eso no va conmigo. Ya no. Mi departamento está situado en la planta más restringida de todas y hay motivos para ello. Las salas son un lío y solamente el personal que trabaja en ellas podría acceder sin perderse. También está ese arco extraño... Me levanté a por la botella de vino que tenía reservada para la cena y la abrí. Me senté de nuevo dejando el Merlot sobre la mesa. Durante mi corto trayecto hasta la encimera y vovler apolo había hablado de uno de mis compañeros de trabajo.

- Si que lo conozco. De hecho soy su jefe. Es un hombre serio y callado que hace muy bien su trabajo. Es un buen inefable.

Tenemos conocidos en común. Que pequeño es el mundo. Caí en la cuenta de que Apolo debía conocer a más gente de Londres. Es algo que le había pasado por alto preguntar. Ya que su hermana, la amiga de Lluna, estudia en Hogwarts, di por hecho de que Apolo había estudiado en Hogwarts. Si fue a Slytherin coincidió con Brad seguro. Entonces me habló de Abi.

- ¿Abi McDowell? El Ministro solamente tiene una asistenta. Inconfundible.

Mira por donde, Abi es la mejor amiga de Apolo. Estuve a punto de decía algo grosero pero me restringí a punto. Abi es, hasta la fecha, la chica más guapa y sexy que he conocido. Todo el mundo la desea. El Ministro debería desearla. Apolo y ella debieron coincidir en Hogwarts. No me cabe duda de que Apolo fue un Slytherin. ¿Me gusta que sea así? Lo cierto es que en mi cabeza se ha encendido una varita.  

- ¿Fuisteis juntos a Hogwarts?

No está de más preguntar. Él me dice cosas, yo le digo cosas. Es así como funciona. ¿Y si Apolo le ha contado a Abi que hemos quedado hoy? Debería darme igual. Mejor dicho, me da igual. La pregunta del chico me pilló desprevenido.

- Disfruto mucho en mi trabajo. Siempre me han gustado los misterios, y resolverlos. Aunque creo que moriré mucho antes de resolverlos todos.

Terminé de comer el primer trozo de carne y me serví otro. Usaba el pastel de patata como acompañamiento, pero sin abusar. No se que pueda pasar después y prefiero tener el estómago a medio llenar. Es uno de esos pensamientos que no tenía desde hace años.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 21.750
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 548
Puntos : 153
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t2190-arcon-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Apolo Masbecth el Lun Feb 09, 2015 11:54 pm

Apolo comenzaba a cansarse un poco con el tema de la edad. Era su culpa pues él fue quien sacó el tema a colación así que esperaba poder dar por terminado ese tópico pues en realidad no veía a Matt como alguien viejo, porque solamente le ganaba por unos cuantos años. Además en el mundo mágico la gente era capaz de vivir muchísimos más años que los muggles y haciendo las cuentas, ambos eran apenas unos bebés. Un claro ejemplo de aquello es el director de la escuela de magia y hechicería, Hogwarts, Dumbledore, ese hombre tenía que tener al menos un siglo.

Para su suerte, el tema de conversación cambió al de la comida y dotes gastronómicos de Matt. Si, estaba claro que el hombre sabía cómo desenvolverse en la cocina y a punto estuvo de descubrir la ocasión anterior si también podía hacerlo bajo las sabanas pero lamentablemente eso no sucedió.

- Se nota, sí. Yo me defiendo en la cocina pero tampoco soy un experto. Aunque hago un strudel de manzana por el cual he sido alabado, quizá algún día, si tienes suerte pueda hacerte uno dijo dándose cuenta al instante que aquello había sonado un tanto presuntuoso pero realmente no le importaba pues lo dijo tratando de ser gracioso. - Creo recordar que te dije que mis estufas son un tanto irregulares, bueno pues me refería a los dragones, aunque era un chiste, realmente no cocino sobre ellos. Me comerían vivo - soltó con una pequeña risa recordando aquel momento en la cocina con Matt minutos antes de lo que cambiaría aquella noche.

- Si, tienes razón. Se escuchan muchas leyendas urbanas sobre ese trabajo. Yo en lo personal no podría hacerlo. Soy demasiado curioso y tanto misterio me volvería loco - admitió mientras se imaginaba totalmente a Matt en un empleo como ese. No era que lo conociese de toda la vida pero la primera impresión le había dado a entender que se trataba de un hombre serio.

Volvió a comer otro bocado de carne mientras aceptaba que Matt le llenará la copa con una botella diferente de vino ya que la que Apolo llevó esa noche se terminó bastante rápido. - ¿No estarás tratando de emborracharme para aprovecharte de mí, no? Porque soy un chico decente - habló de forma seria aunque por dentro se estaba partiendo de risa.

Escuchó hablar a Matt sobre Jason y Abi y de cómo los conocía del ministerio por lo que realmente se trataba de aquel Matt que discutieron esa mañana. - Si, es buen chico  - se limitó a decir sobre el otro inefable. Pero la pregunta del moreno sobre cómo se conocían esos dos no le sorprendió en absoluto. - Bueno, ella iba un año más adelante que yo. Nos veíamos en la sala común y en algunos eventos, pero no éramos amigos realmente. Comenzamos a conocernos hace unos años atrás y nos llevamos bastante bien, aunque ella es totalmente diferente a mí, cabe mencionar eso - se apresuró a decir tratando de que Matt no tuviese una impresión como la de su amiga, que aunque la quería sabía que a veces era un desastre. - Y no te preocupes que puedo mantener en secreto esto, si no quieres que tus compañeros se enteren - dijo observándole directamente a los ojos, tratando de saber su reacción.

- Soy un Slytherin por cierto. ¿Qué hay de ti? - preguntó de manera curiosa mientras volvió a comer, y en cuestión de nada se vio con que el plato estaba totalmente limpio. - El apellido Forman, ¿De dónde viene? Si es que no es mucha indiscreción. Siempre me ha interesado saber sobre esas cosas - volvió a hacer una pregunta, queriendo saber sobre su descendencia y sobre su sangre, de forma discreta.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 26
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 15.150
Lealtad : Lord Voldemort.
Mensajes : 513
Puntos : 151
Ver perfil de usuario
Apolo MasbecthMagos y brujas

Matt Forman el Vie Feb 13, 2015 10:57 pm

No me gusta hablar sobre mí y es lo que más me estaba costando. Me compensaba decir ciertas cosas pues Apolo me dejaba ver el tipo de persona que es. A pesar de su alto nivel social no menosprecia mi pequeño hobby y eso me gusta. La cocina, además, es un punto en común. Parece que a mi invitado le gusta también la cocina y la aprecia. Él mismo comentó que preparar ciertos alimentos se le daba bien, como el strudel de manzana. Los postres elaborados son una perdición y es lo más difícil en cocina. Como hoy, que tardé más en preparar la tarta de tres chocolates que  el plato principal.

- Espero ganarme esa suerte.

¿Me está invitando a un futuro postre? Sonreí azorado. Habló de sus estufas y me explicó que en realidad se refería a sus dragones. No debe ser el mejor método para cocinar algo en su punto,seguro que siempre acaba chamuscado.

- Tiene que ser muy difícil llegar a dominar tanto un dragón como para cocinar en él. No digo que no se pueda, o que tu no puedas – me expliqué. - Digo que no está en su naturaleza servir a nadie. ¿Verdad?

Dragones. Habla de ellos como quien comenta el tiempo por las mañanas al cruzarse con un compañero del trabajo con el que no hablas nunca pero con el que no quieres quedarte callado mientras compartes ascensor o un trayecto en el pasillo. Recordé cuando me dijo lo de sus estufas. Fue en al fiesta. Es extraño estar hablando con Apolo con total normalidad como si nos hubiésemos conocido hoy, ignorando que estuvimos semidesnudos uno frente al otro y besándonos con un frenesí altamente contagioso. El tema de los trabajos estaba bien para relajar el ambiente.

- El misterio es para los demás. Nosotros conocemos algunos detalles pero no se nos permite hablar de ello fuera del trabajo.

La cosa no es exactamente así. Incluso los trabajadores de la novena planta desconocemos los misterios que se ocultan en nuestra zona de trabajo. Cierto es que conocemos informaciones secretas, pero no es para tanto. Intenté no parecer serio y mostré mi sonrisa sincera, no la sonrisa de medio lado que suelo poner cuando quiero ligar.

Tenía que reconocerme a mi mismo que la cena estaba estupenda y Apolo la estaba disfrutando. Aquello me hacía disfrutar a mi. Rellené nuestras copas ya que estábamos bebiendo bastante al ritmo que hablábamos. Es primordial no tener la boca seca para hablar. En la segunda vez que llené los vasos Apolo hizo un comentario chistoso. Mi sonrisa maliciosa salió sola.

- No es mi intención aprovecharme de ti, ni mucho menos emborracharte. Estoy bebiendo lo mismo que tu. Además, - usé un tono de sospecha. - eres tu el que siempre trae vino a mi casa...

Me pilló de improviso el hecho de que Apolo conociese a Jason y Abi, dos personas de mi entorno. Quise saber más sorbe su relación con la mujer, puesto que dijo que ella era su mejor amiga. Fueron juntos a Hogwarts aunque no en el mismo curso. No podía ser otra cosa que un Slytherin. Que buen ojo tengo. Con mi pregunta, Apolo debió pensar que me preocupaba que alguien se enterase de esta cita.

- Solamente una persona sabe esto, mi sobrina. Y no es porque quiera mantenerlo oculto, simplemente me gusta  mantener mi vida en privado. - miré sus ojos inmensos escrutándome. - Me está gustando esta cita.

Estaba conociendo a Apolo más a fondo y todo en él me estaba gustando. De haber empezado todo de otro modo estoy seguro de que llegaríamos a ser grandes amigos. Empezando como empezamos nosotros, puede que terminemos siendo buenos amigos o puede que esta sea la primera y última cita de mi vida con un hombre.

- ¿Todo el mundo sabe que eres... gay?

Me decanté por tratar un tema muy personal, demasiado personal. Sentía verdadera curiosidad por como vive Apolo su sexualidad. Mi postura es un poco ambigua puesto que no soy gay propiamente dicho. Me gustan las mujeres, y mucho. El término que usan para definir mi estilo es bisexualidad.

La pregunta de Apolo sobre la casa de Hogwarts a la que pertenecí fue muy acertada. Sabiendo la antigua casa de alguien puedes hacerte una vaga idea de como es. Y digo vaga porque la gente cambia. Quería saber también de donde venía mi apellido. Curiosa pregunta.

- Slytherin también. Todos en mi familia hemos estado en la casa Slytherin. El apellido Forman procede del aquí mismo, del reino unido. - estaba seguro de que no estaba preguntando por la historia de mi familia, si no más bien por su sangre. - Mi familia es de las de tradición. Todos magos, de Slytherin y con ojos verdes.

La limpieza de sangre dejó de ser una prioridad para mis relaciones hace mucho tiempo. Siempre diferenciando entre magos y muggles, esa es mi única distinción. Los muggles nunca contarán con mi verdadera amistad. Ni ellos ni los aurores. Me quedé observando a Apolo con los ojos bien abiertos.


Miradas:

Off: Imagina que son verdes.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 21.750
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 548
Puntos : 153
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t2190-arcon-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Apolo Masbecth el Lun Feb 16, 2015 10:34 pm

<< Y yo espero que te la ganes >> - Apolo pensó mientras escuchaba a Matt hablar de cómo esperaba poder probar su strudel de manzana. ¿Sería el strudel de manzana una metáfora para algo más? Probablemente. Conociendo al rubio no se podía esperar no hacer un comentario con doble sentido cuando la situación lo requería. Aunque al principio si lo mencionó literalmente cabe recalcar pues realmente le han elogiado bastante aquella delicia en forma de postre.

- Tienes razón, esas criaturas majestuosas no se dejan dominar por naturaleza. Y no es nada bonito el proceso para lograrlo - comentó mientras dejó su plato a un lado y acercó un poco su rostro hacia delante para poder apreciar mejor al hombre y escuchar lo que tenía que decir sobre su trabajo. La clave para una buena cita era un intercambio de palabras entre ambas personas y no convertir aquello en un monologo porque resultaba aburrido y presuntuoso. Apolo particularmente odiaba a esa clase de personas que hablaba sin parar y sin mostrar señales de querer escuchar a su acompañante. Muchas veces tuvo citas de aquellas que se convirtieron en la primera y última de ellas.

- Ah, por supuesto. Tu trabajo es sumamente importante y no cualquiera tiene el privilegio de conocer a un inefable todos los días - habló mostrando una sonrisa sincera al hombre. El rubio desconocía a ciencia cierta qué clase de cosas hacían pero se escuchaba toda clase de leyendas y pudo darse una idea. - También has arriesgado la vida más de una vez supongo, ¿no? - preguntó interesado en saber alguna anécdota aunque realmente dudaba que se la contara. Después de todo su trabajo era un misterio.

Volvió a sujetar su copa y dar un sorbo cuando hizo la pregunta sobre el vino, pero casi escupe el contenido cuando la pregunta lanzada por el rubio tuvo su respuesta con el moreno. - No me gusta llegar con las manos vacías, me parece una descortesía. Pero créeme, si te quisiera borracho ya lo habría conseguido, soy así de bueno - alardeó mientras le guiñaba un ojo y alzaba la copa para proponer un brindis al escucharlo decir que le parecía una buena cita que estaban teniendo. Un comentario bastante atrevido si se lo preguntaban al rubio. - Porque siga siendo una buena cita entonces - golpeó ligeramente el cristal de la copa contraria para después beber otro poco.

- Debió ser difícil para ti decírselo a tu sobrina. Entiendo lo de que quieres una vida privada, pero si he de ser sincero, creo que si te preocupa un poco. Estamos en la comodidad de tu casa, que no me quejo, pero es todo muy secreto - dijo sonriendo. No era un reproche, solo una observación. Apolo había tratado a lo largo de su corta vida con hombres como él y sabía a lo que se atenía, aunque no le gustará. - A menos que... - una sonrisa divertida apareció en sus labios - estabas esperando que termináramos lo que empezamos la otra noche .

- Si. Nunca lo he ocultado. Los primeros en saberlo fueron mis padres. Después mi novia - dijo tratando de contenerse la risa - Si, tuve una novia, una chica de Slytherin, la pobre me odia desde entonces porque fuimos la primera vez de cada uno. Creo que eso fue lo que me ayudó a aceptar que era diferente a mis amigos. Y a decir al demonio con todos, no me voy a esconder solo para hacer feliz al mundo. ¡Que se jodan! - exclamó recordando aquella vez en la que tuvo el coraje de contarle a sus amigos sobre sus preferencias sexuales. - Y no podría volver al armario por nadie, ¿sabes? - lo vio directamente a los ojos tratando de dar a entender un punto que esperaba el moreno lo entendiera. - Soy igual que cualquier otro mago, lo único que me diferencia es que me gustan los penes y no las vaginas. Gran cosa - soltó con una pequeña risa.

Quiso preguntar a Matt pero decidió no hacerlo a último minuto, pues no quería desilusionarse. En cambio, prefirió seguir hablando sobre los apellidos y la descendencia de ambos.

- << Maldito Matt Forman ¿Por qué tienes que ser tan jodidamente sexy. Deja de mirarme así o terminaré por brincarte encima >> - por poco y no prestaba atención a lo que decía pues esos ojos lo cautivaron en ese momento haciendo que se perdiera en ellos por unos momentos hasta que de pronto dejo de escuchar sonido y supo que había dejado de hablar el moreno. - Interesante. Perteneces a una de las familias más viejas del Reino Unido entonces. Y todos Slytherin, ¡Vaya! Eso es impresionante - admitió deseando que su familia fuese igual.

- La mía proviene de un país escandinavo, ¿Pero acaso no lo somos todos? - sonrió mientras continuaba - Mis antepasados llegaron al Reino Unido hace un par de siglos y se cambiaron el apellido a uno más apropiado para encajar. Ni siquiera puedo pronunciar correctamente el anterior. La mayoría salimos rubios y Slytherin. Hasta recientemente que hemos tenido un par de Ravenclaw en nuestra familia - admitió con cierta cara de disgusto. Sobre todo al recordar a su hermano mayor que justamente estuvo en la fiesta navideña y de la cual esperaba que Matt no se enterara.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 26
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 15.150
Lealtad : Lord Voldemort.
Mensajes : 513
Puntos : 151
Ver perfil de usuario
Apolo MasbecthMagos y brujas

Matt Forman el Mar Feb 24, 2015 11:29 pm

La velada estaba siendo agradable compartiendo sabiduría con Apolo. Un domador de dragones, o al menos así lo imaginaba yo. Toreando a la muerte para intentar estudiar a aquellas criaturas tan bellas como peligrosas. Después, lo imaginé llegando a casa y poniéndose a cocinar relajadamente. Somos parecidos en eso. Mi trabajo es peligroso aunque yo intente no pensar en ello mientras trabajo. Adoro descubrir los misterios que las muchas salas de la novena planta esconde. Apolo fue muy amable al preguntar por mi trabajo y interesarse. Me alegra estar descubriendo a un hombre elegante e inteligente, dejando a un lado nuestra primera impresión en la fiesta navideña.

- Ya conoces a dos inefables ahora.

Apolo conocía a Jason, un hombre de mi sección tan serio y callado como muchos otros inefables. Cualidad que valoro en ellos. Saben guardar un secreto. Todos los trabajadores de mi sección, incluido yo, arriesgamos la vida más de una vez al mes. No me gusta alardear de ello. No tenemos dragones, pero hay objetos inanimados mucho más peligroso.

- Lo cierto es que alguna vez he estado cerca de la muerte. Sin ir más lejos, este mes pasado murió un inefable a mi cargo. Yo mismo tuve que hablar con su viuda. Espero que nunca nadie tenga que anunciar mi muerte a mis seres queridos. Es desolador.

A mi me pilló cerca pero solamente afectó al tío ese. Ahora no recuerdo su nombre. Genial. Qué mierda de jefe estoy hecho. Tampoco podía dar más detalles, ni a Apolo ni a nadie. Me fijé en que el chico se había acercado un poco mientras hablábamos. Su plato estaba a un lado y su cabeza hacia delante, como para escucharme mejor. No me sentía intimidado para nada, lo estaba pasando muy bien. Era como charlar con alguien a quien conoces desde hace mucho tiempo. Espero que él se sienta de igual modo.

La situación se tornó más agradable y divertida cuando empezamos a bromear. Apolo me dejó saber que pensaba que lo quería emborrachar puesto que saqué más vino cuando se terminó la primera botella. Yo, en todo sospechoso, le dejé ver que es él el que siempre trae vino a mi casa. Cosa que me encanta.

- Te agradezco tu cortesía, y estoy deseando ver tus dotes para emborracharme. El vino me suele caer muy bien, soy un gran amante de la enología.

Brindamos después de eso, porque me atreví a decir que estaba siendo una buena cita. No estaba siendo presuntuoso, quise expresar mi opinión.

Cuando llegó el turno de responder a ciertas afirmaciones no me sentí tan cómodo. Estaba pasando una noche agradable con la compañía de un hombre con el que tuve un encuentro sexual un tanto frustrado, y estoy orgulloso de llevar este tema tan bien. Eso no significa que vaya a colgarme un cartel en la frente y decir a todo el mundo que soy gay. Porque no lo soy.

- Me costó más decírselo que a ella entenderlo. - sonreí aliviado.

Tengo mucha suerte de contar con Lluna y de que ella sea como es. En parte el mérito debe ser mío, que la he criado. Pero necesito que esto siga siendo algo mío, privado. No creo que a mi anciana madre le siente tan bien mi repentino cambio. Sería repentino para ella, no para mí.

- No es un secreto. Siento haberte dado esa impresión. Te invité a mi casa porque me gusta cocinar y quería un ambiente tranquilo. Nuestro comienzo fue un tanto drástico y...creí que sería lo mejor. Podemos salir por ahí cuando quieras. Siempre y cuando encuentres un restaurante donde los cocineros no sean unos muggles patosos. - aquello parecía una clara invitación a una próxima cita.

Fui a tomar un trago y derramé un poco de vino en la mesa al escuchar lo que dijo Apolo de terminar con lo que empezamos. Lo limpié mágicamente intentando mostrarme sereno. No puedo negar que eso me encantaría y al mismo tiempo sentir un poco de miedo al respecto. Si, miedo. Matt Forman teniendo miedo de las relaciones sexuales. No me reconozco.

- No he pensado mucho en ello realmente.

¡MIENTES! Si que lo he pensado pero no quiero quedar como un sucio interesado. Desviamos un poco el tema volviendo al anterior. Quise saber si Apolo había hablado con los suyos sobre su orientación sexual. Sus padres amenazaban con ser mucho más abiertos que mi querida madre. Fueron los primeros en saberlo, y después su novia. Sonreí mientras Apolo contaba lo que la pobre chica tuvo que sufrir. Habían perdido la virginidad juntos y a Apolo no terminó de gustarle. Aquello respondió a mi pregunta interna sobre la sexualidad de mi invitado. No le gustan las mujeres.

- Eres muy valiente y tienes toda la razón del mundo. En tu caso, tuviste las cosas claras desde el principio. No como yo. Me atraen los hombres desde que tengo uso de razón, pero también las mujeres. Y realmente es la primera vez que llego a tanto con un hombre.

Quizás aquello iba a decepcionar a Apolo, pero puestos a conocernos, no puedo mentirle. Además, ahora mismo él me conoce mejor que algunos de mis allegados. Me abrí a Apolo, tal como soy. No he estado con hombres pero si me atraen. En concreto me atrae Apolo ahora mismo. Y se lo quise hacer saber.

Hablando de familias descubrimos que ambos somos ex-alumnos de la casa Slytherin. Su familia es proveniente de un país escandinavo y cambiaron su apellido, para poder pronunciarlo. Todos Slytherin menos algunos pocos que fueron a parar a la segunda mejor casa.

- Mejor Ravenclaw que las demás opciones después de Slytherin. - no era para disgustarse. - ¿Tienes muchos hermanos? - pregunté de nuevo con mi copa llena.

Apolo acudió a la fiesta con su hermana pequeña, que está en el mismo curso que Lluna. Que casualidades tiene la vida. Además de otra persona que se fue con ellos cuando se marcharon. Tienes que ser bonito tener una familia tan numerosa. Yo tengo a Lluna y a Brad, que no está mal. Sin saber muy bien porqué, me vino a la mente el postre. Me ausenté un momento para sacarlo de la nevera, o iba a estar muy frío. Podía escuchar perfectamente a Apolo mientras iba y volvía a la mesa con dos platos pequeños. En cada plato había un mini-pastel de tres chocolates. Suelo hacer una tarta grande cuando está Lluna y nos las comemos en una o dos veces. Lluna come mucho, no se donde lo mete. Para está ocasión utilicé moldes pequeños, y cada cual tenía su tarta.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 21.750
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 548
Puntos : 153
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t2190-arcon-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Apolo Masbecth el Miér Feb 25, 2015 10:22 pm

- Es verdad. Aunque tienes que decirme... ¿Es una regla general que todos los inefables sean guapos? - preguntó mostrando sus dientes blancos en una sonrisa encantadora. Apolo podía ser un coqueto y un seductor si se lo proponía, le era nato al igual que su padre según le contó él mismo unos años atrás. Y si se trataba de un chico al cual consideraría guapo entonces no tenía reparos en hacérselo saber de alguna u otra forma. Para pruebas estaba el primer día que se conocieron, en donde le robó un beso en ese mismo lugar donde se encontraban ahora.

Pero rápidamente su rostro cambió al de mostrar cierta admiración al saber que en efecto, Matt arriesgaba su vida  en su trabajo. - Pero lo vale, ¿no? La adrenalina que te llena y el saber que estás haciendo algo que te gusta. Yo admiro bastante eso en una persona, más que si estuviesen sentadas tras un escritorio todo el día, aunque tampoco quiero restar mérito alguno a tales individuos - habló con voz firme al momento que bebía un poco de su copa - Si, entiendo, es difícil cuando hay complicaciones, conozco muy bien eso por desgracia - dijo solidarizándose con el comentario de Matt acerca de su compañero de trabajo que falleció haciendo su labor, desgraciadamente eran gajes del oficio y el rubio lo sabía. Sobretodo que era muy probable que algún día su trabajo lo iba a matar. Pero hace tiempo que hizo la paz con eso.

- No tienes nada que agradecer, lo hago con gusto y más si se trata de alguien que comparte los mismos gustos en cuanto a bebidas alcohólicas. Aunque me gustan otro tipo, no solo el vino. Todo depende de la ocasión - agregó con una sonrisa mientras permanecía en esa posición muy cerca del rostro del otro. Aunque claro, el mortífago nunca bebía durante el trabajo porque aquello podría resultar en algo fatídico.

La plática sobre la orientación sexual de cada uno, el haber contado a sus padres o no sobre sus preferencias, todo volvía a salir a la luz y a Apolo no le molestaba, al contrario, sentía que de esa forma conocería de forma intima a la persona que tenía frente a él. Que realmente es el propósito de una cita, llegar a saber más sobre alguien que te ha dado una buena impresión para saber si más adelante puede salir algo bueno de ello. - Entiendo, tu sobrina solo quiere que seas feliz sin importar con quien - le sonrió. Los hermanos de Apolo estaban enterados y no les podría importar menos. Lo apoyaban aunque no se lo hicieran saber. Inclusive Odiseo rara vez sacaba un insulto que tuviese que ver con su orientación sexual, pues había sido educado correctamente, aun cuando se echó a perder con el tiempo.

- ¿Es eso una insinuación a una segunda cita acaso? - preguntó alzando una ceja pero con media sonrisa en el rostro. Realmente había entendido eso, lo cual no le desagradaba en absoluto al rubio púes por ahora todo iba bien. - La próxima no sería una cena, hipotéticamente hablando si hubiese una próxima algo al aire libre estaría bien - comentó mientras volvió a recargarse sobre el respaldo de la silla pues Matt se levantó en busca de algo, posiblemente el postre.

- He conocido a bisexuales antes y a gente que dice serlo solo para ocultar el hecho de que son homosexuales los cuales no pueden salir del armario completamente por temor. Pero puedo ver que dices la verdad, se nota tu experiencia con las chicas y la inexperiencia con los chicos. Te observé en la fiesta y lo deduje - afirmó sin miedo a que lo considerará un acosador o algo parecido. Apolo era un hombre con una memoria fotográfica impecable, así que nada se le escapaba una vez aparecía en su rango visual.

- En eso te doy la razón. Quedar en Hufflepuff es caer bajo y Gryffindor, mejor no hablar de los leones - se rió recordando cuantas enemistades hizo en su momento en Hogwarts con varios de la casa más altanera de todas, según su propio criterio. Cuando el moreno le preguntó sobre sus hermanos el rubio sonrió. Nadie le preguntaba esas cosas en una primera cita, sería la primera vez, pero Apolo tuvo la culpa por comenzar el tema de las familias y la sangre, así que no se quejó. - Tengo cuatro, yo soy el mayor. Bueno, no realmente, pero como si lo fuera. Soy el segundo más grande. - Dos están en Hogwarts ahora mismo, una está en la universidad preparándose para ser profesora y es todo lo que merece la pena ser mencionado - exclamó dando a entender que sería mejor no hablar del cuarto hermano. Aunque él trabajaba en el ministerio y probablemente Matt le conocía, aunque puede que no los relacionara. Eso esperaba.

- ¿Y tú? ¿Qué tan grande es la familia Forman? - preguntó mientras recibía el postre. Se trataba de un mini pastel aparentemente de chocolate a juzgar por el color. Lo probó y su paladar agradeció aquella mezcla semi amarga. - Delicioso y adoro el chocolate, que buen tino. Pero dime, ¿así conquistas a las chicas? Más bien, así terminas de conquistarlas, porque... mírate - dijo en un tono de broma, aunque en el fondo fuera muy intencional.

- Quisiera saber cuáles son tus intereses. ¿Algún pasatiempo? ¿Qué haces cuando no estás trabajando? - preguntó al momento que probaba más de ese delicioso pastel. Por su mente pasaban un par de ideas de darle un mejor uso, pero solo se mordió el labio para acallar esas ideas.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 26
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 15.150
Lealtad : Lord Voldemort.
Mensajes : 513
Puntos : 151
Ver perfil de usuario
Apolo MasbecthMagos y brujas

Matt Forman el Jue Feb 26, 2015 1:29 am

El trabajo es un tema que no suelo tratas fuera del trabajo, es lo que tiene trabajar en el departamento de Misterios. Nuestro trabajo no existe, no podemos hablar de él con personas de fuera. A veces, como ahora, es un fastidio. Apolo puede contarme mil anécdotas sobre dragones, pero yo no puedo contar nada. Aunque su interés se derivó a otra cosa cuando me comentó que también conoce a Jason. Me preguntó si todos los inefables son guapos. Sonreí a sabiendas de que su pregunta era un método para agradar.

- Si, es una regla general. A los feos los mandan al departamento de Accidentes y Catástrofes.

La mejor manera de responder a ese tipo de preguntas es un broma. No puedo responder que sé que soy guapo, aunque lo sea, porque no soy vanidoso. Pero tengo espejos. Lo mismo debe pasarle a Apolo. Él sabe que es muy atractivo, no hace falta que yo se lo recuerde. ¿O debería? Me dejé arrastrar a la mínima por él, debería saber que como mínimo me parece guapo. Le he visto desnudo, sé que es más que guapo.

Quedó claro que ambos arriesgamos el pellejos en nuestros trabajos. Puede que Apolo más que yo. Trabaja con dragones. No puede haber ningún trabajo con tanto peligro. Yo soy el jefe, puedo escaquearme de algunas tareas. Al fin y al cabo, soy indispensable. Al igual que yo, Apolo valoraba más un trabajo donde estuvieses expuesto a ciertos peligros. Las mesas de los despachos suelen ser aburridas. Lo que ciertos trabajos implicaban fatalidades. Hace tiempo que no moría nadie en mi sección, y estoy seguro de que el hombre aquel lo hizo aposta. Tuve que rellenar un montón de papeleo y fue muy aburrido. No me dio ninguna pena. En cambio, pensar que le pudiese pasar algo malo a Apolo no me gustaba. Será porque me cae bien.

- El vino es mi vicio. Casa bien con las comidas. Estoy de acuerdo que hay que beber otras cosas en otras ocasiones. La diferencia es que en otras bebidas no soy un experto.

El whisky de fuego entraba muy bien tras una jornada dura de trabajo, o para celebrar el fin de semana. Lo malo de los locales de Londres es que no lo venden. Su costumbre es mezclar whisky con algo que llaman cola. Le da un toque dulzón y siempre termino bebiendo demasiado.

El tema incómodo, o menos cómodo, era sobre la orientación sexual de cada uno. Apolo estaba tan seguro de ello como parecía estarlo en todo. Expliqué mis razones para que nuestro encuentro fuese en mi casa. En ningún momento trataba de ocultar nada. No creo que mi madre tenga a nadie siguiéndome, y de ser así, no hay nada de malo en cenar con alguien. En mi aclaración, quedó recalcado que no me importaría volver a vernos en un restaurante o donde fuese.

- No me importaría repetir. ¿A que te refieres con algo al aire libre?

Me vino a la mente un paseo por un parque lleno de césped limpio y reluciente. He pasado de ser gay a ser una chica. Viva yo. Lo mejor era esperar la contestación de Apolo. Quizás quería decir deporte, caza... No sé que otros gustos pueda tener.

Creí que iba a enfadarse conmigo al exponer de forma tan rudimentaria mi manera de pensar. Sé lo que me gusta pero hasta el momento estuve bien saliendo solamente con mujeres. Su contestación me dejó respirar aliviado. Además, me estuvo observando en la fiesta y se dio cuenta de mi bisexualidad. Debe tener dotes adivinatorios.

- Estar con una mujer es fácil porque todo el mundo lo considera adecuado. En cambio, estar con un chico siempre me ha parecido más difícil. Lo digo por experiencia. Hace años estuve en.. - no quería decir aquella palabra tan fuerte. - me gustaba un chico. Tuvimos algunos encuentros de tipo sexual. Pero él mismo no se aclaraba y eso me dejaba a mi con desventaja.

Neil, siempre Neil. Cuando al fin se decidió a hablar de ello, lo pillaron aquellos aurores. Puede que él sea la razón por la que no he vuelto a intentar nada con ningún hombre. Como bien sabemos, las mujeres son más fáciles. Pero entre hombres se supone que debemos entendernos. Manteniéndome fiel a mis principios, decidí ser claro y preguntar todo aquello que me causaba curiosidad.

- Dime, ¿tu que estás buscando exactamente?

Por la pasada experiencia, no me voy a sorprender si me dice que busca pasarlo bien. Sexo y diversión es mi norma. Tampoco es que vaya a echarlo de mi casa si me dice que busca algo más serio, casarse y adoptar hijos. Es algo que yo de momento no veo, pero no lo descarto.

Saqué el postre con el tema de la familia. Todo muy ameno. A Apolo le había interesado si mi sangre era tan limpia como parecía, y yo sentía curiosidad por cuantos hermanos tenía. Por lo menos dos, deduje en la fiesta. La pequeña Circe, y otro chico que se marchó con ellos. Tenía dos hermanos en Hogwarts, y uno de ellos en la casa Ravenclaw. A mi parecer, nada de lo que avergonzarse . La casa Ravenclaw tiene esa nota de distinción que tanto le gusta a las familias de alta cuna. Nada comparable con los leones o los tejones. En total tenía mucho hermanos pero no me quedó claro cuantos. Una familia bastante numerosa. Me dio a entender que no se llevaba bien con todos sus hermanos.

- Mi familia no es tan grande. Mi padre solamente tenía un hermano. Y mi tío solamente tiene un hijo. De modo que el total de primos es uno. Yo tengo una hermana, por eso Lluna es mi sobrina. Y nada más. Mi familia de cerca son mi madre y mi sobrina, mis tíos y mi primo. Quizás conoces a Brad. Trabaja en el departamento de Criaturas Mágicas.

Mi primo es tan popular o más que yo en sus tiempos. No hay duda de que heredó los genes Forman. Suelo hablar de él como si todo el mundo le conociese.
El postre había quedado estupendo, a primera vista. No me había dado tiempo a probarlo. Mentira, probé como es costumbre lo que se queda de sobrar. Estaba rico. El chocolate suele ser una buena opción de postre en una cena ligera como la de hoy. No conozco a nadie al que no le guste el chocolate. Apolo soltó una pregunta de lo más picante.

- No suelo invitar a las mujeres a comer en mi casa. La única chica para la que preparo al comida es Lluna.

Deje bastante claro que Apolo estaba recibiendo un trato bastante especial por mi parte. Espero que se note el interés. O la curiosidad. Su curiosidad también le empujaba a seguir con las preguntas. Tuve que pensar muy bien que responder.

- Como has podido saborear me gusta la cocina. Me mantiene ocupado. - Apolo mordiendo su labio al saborear el postre me sacó de la pregunta.- También suelo hacer deporte, - dije como si fuese verdad - cuando me apetece. - corregí - Y salir algún fin de semana. Mantengo el espíritu joven. ¿Qué te gusta hacer a ti?

Le di tiempo a responder para poder probar mi propio postre. El chocolate blanco daba dulzura, el chocolate con leche daba cremosidad, y el negro una cambio agradable. Delicioso.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 21.750
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 548
Puntos : 153
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t2190-arcon-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.