Situación Actual
15º-23º // 28 de junio -> luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Andreas W.Mejor PJ ♂
JazmineMejor PJ ♀
Dante F.Mejor User
Stella T.Mejor roler
Laith & RyanMejor dúo
Samantha L.ESPECIAL I
Evans M.ESPECIAL II
Beatrice B.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

El tiempo entre libros (Luke Everdeen)

Invitado el Dom Ene 25, 2015 6:05 pm

Había decidido pasar aquel fin de semana perdida entre las paredes de la biblioteca, ya fuera estudiando, leyendo o simplemente dibujando. Muchas veces pensaba que si moría entre las paredes de este castillo mi espíritu vendría a parar aquí.

Me encontraba sentada al lado de una de las ventanas, la luz que entraba por allí era perfecta para hacer cualquier cosa sin necesidad de estar utilizando las lámparas. Ya casi había acabado de terminar mi dibujo de estilo científico sobre un libro de dragones que me había apetecido coger y leer, era increíble la de maravillas que podían hacer aquellos seres, así pues decidí hacer un dibujo científico sobre la estructura ósea y muscular que poseían, dejando un espacio especial para el recubrimiento externo de su cuerpo.

Cuando quise darme cuenta habían pasado dos horas hasta que finalmente termine el dibujo, “AL FIN” fue lo primero que pensé. Sentía entumecidas mis piernas, mi culo y mi espalda pues llevaba horas en la misma posición y no me había levantado desde que había llegado, pero me sentía orgullosa de lo que había conseguido. Permanecí un par de minutos más allí sentada observando mi alrededor y devolviendo a mi mente a la realidad, “¿qué podría ponerme a hacer ahora?” me pregunte a mí misma, pensé en todas la posibilidades que tenía y finalmente decidí ir de nuevo a la sección de dragones y depositar este libro donde estaba para buscar otro con el que deleitar mi mente. Me levante del asiento y me dirigí hacia la sección, la verdad se encontraba algo lejos de donde estaba pero bueno, realmente no me importaba, así podría estirar un poco las piernas, mientras me dirigía hacía allí oí a un par de chicas cuchichear sobre un chico, Luke Everdeen, la verdad no me extrañara que hablarán de él, era un persona bastante conocida entre los alumnos de Hogwarts, personalmente no había tenido la suerte de hablar con él pero igualmente le conocía de vista.

Seguí caminando un par de pasillos más hasta que llegué al lugar al que deseaba ir y por casualidad, suerte o causas del destino me encontré con el tan afamado Luke Everdeen. “¿Qué estaría buscando tan entusiasmado?” fue lo que pensé y mi mente empezó a cavilar razones y motivos por los cuales él se encontraba allí, en la sección de dragones. No me atreví a dirigirle la palabra como siempre hacia con todo el mundo así que simplemente me acerque al lugar de donde había extraído el libro que llevaba en mis manos, que casualmente era justo a su lado, el nerviosismo comenzó a aflorar en mí.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Vie Ene 30, 2015 11:50 pm

Hacía ya tres días que había coincidido con Apolo en Hogsmeade y que este le había contado acerca de su profesión como Dragonolista, aunque no tanto como el chico hubiese preferido, pero si lo necesario para despertar en él la curiosidad por esa profesión y así investigar valorando la opción de conseguir un puesto algún día en su futuro el cual se acercaba antes de lo que todos se pensaban, "Estúpido y sensual futuro que se acerca sin avisar" pensó Luke, mientras no se quitaba de la cabeza la idea de domar dragones y convertirse en el más aclamado Dragonolista de toda la historia de los dragones.

Los repentinos sueños que el chico había despertado en su cabeza le hicieron no poder hablar, pensar o dibujar otra cosa que no tuviese que ver con los dragones, siempre cualquier tema lo enlazaba de alguna manera u otra con aquellas bestias que le estaban quitando horas de sueño desde hacía un par de días, haciendo que la curiosidad del chico le llevara a saber más y más sobre esas criaturas, y allí se encontraba, en la biblioteca en la sección de dragones no sin antes pasar por delante de dos chicas que al verlo empezaron a cuchichear sobre el ridículo que había hecho en el baile de Navidad con su pareja Robin, "No fue culpa mía, pero al parecer a la gente solo le gusta chismorrear y burlarse de los demás" frunció el ceño molesto por las miradas y las risitas estúpidas de aquellas dos anormales volviendo a caminar por el pasillo leyendo las etiquetas de cada estantería buscando información sobre lo que tanto ansiaba.

-¡Eureka!- exclamo al leer la etiqueta de dragones grabada en una lamina de bronce, algo polvorienta de estropeada por el paso del tiempo, -Veamos que encontramos por aquí- dijo girando la cabeza un poco para poder leer los títulos que encontraba en la estantería.

-"Como acabar con un dragón", "El fuego de dragón en la alquimia"...- leía los títulos en alto para asegurarse de que no se le escapaba ninguno pro alto, sin encontrar todavía el que estaba buscando, cuando una mano se metió por medio dejando en un hueco vació un nuevo libro, -"Dragones: Cuidados y consejos para su crianza", ¡genial este estaba buscando!- dijo algo eufórico, -muchas gracias, eh..- volvió a girar la cabeza de forma extraña pareciendo un muñeco de trapo diabólico poseído por el mal, -Creo que no nos han presentado- dijo volviendo a colocarse como si fuese una persona normal y corriente cogiendo el libro que la chica había soltado para que nadie se lo quitase y extender la mano, -Me llamo Luke, Luke Everdeen, pero puedes llamarme solo Luke, aunque si te gusta llamarme por mi apellido tampoco te diré que no- el chico casi no respiró al decir todo aquello, -perdón cuando me emociono hablo demasiado- sonrió aún con la mano extendida esperando no haberle causado tan mala impresión a la pelirroja que no solo rechazase el saludo si no que lo tomara por loco o algo por el estilo.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Miér Feb 18, 2015 1:46 am

No me dejó colocar el libro en su sitio, sin embargo con una gran euforia me lo quitó de las manos, al parecer el libro que yo había estado usando era el objeto de su deseo y en parte eso me alegro, sería una buena forma de entablar una conversación. Me dijo su nombre pero yo ya lo sabía quien en toda la escuela no conocía a Luke Everdeen al menos de vista, incluso las chicas con las que me había topado de camino lo conocían aunque fuera por puto cotilleo. – jeje.jejeje- me aparte el mechón de cabello que me callo en la cara mientras él hacia esa alocada presentación de sí mismo que tan encantador me hizo pensar que era – encantada Luke yo soy Yvette Larson – extendí mi mano para estrechar la suya que tan alegremente se mantenía en el aire a escasa distancia de mí – Pero bueno, puedes llamarme como quieras, je…jejeje- aparte la vista y me puse a mirar al suelo, como siempre mirar fijamente a los ojos de una persona era algo que siempre me ponía algo nerviosa y avergonzada, aunque aquel chico parecía bastante majo –el libro está bastante bien….es bastante informativo y…..explica muy bien las cosas- le dije en un intento de entablar conversación mientras no hacía más que toquetear los dedos de mis manos y mirarlas. Esperaba no estar siendo pesada con el chico al decirle ese tipo de cosas, si estaba buscando ese libro es obviamente porque sabía de lo que hablaba.

Las mismas chicas que antes había oído cotillear sobre Luke ahora estaban justamente en el pasillo de al lado, lo sabía porque podía oírlas y además verlas entre los libros mirarnos como quien no quiere la cosa “Oh vamos por favor dale un respiro” puse los ojos en blanco y mire a Luke para sonreirle queriendo hacer que se sintiera bien y que no le prestará atención a esas estúpidas, al final me decante por decirle que otro libros sobre dragones podía leer para así desviar su atención – Este libro.. – le dije señalando un libro azul medio polvoriento – esta genial, te explica todo sobre los huevos de dragón sus cuidados  como saber cierto tipo de cosas antes de que el bebe nazca dependiendo de la forma del huevo , es un libro expresamente enfocado a eso- lo cogí de la estantería y se lo tendí, esperaba no haber sido muy atrevida.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Miér Feb 18, 2015 6:51 pm

La chica pareció no haberse asustado por el comportamiento tan hiperactivo del chico rozando casi la esquizofrenia, aunque eso seria exagerar muchos lo verían así, así cuando esta le estrecho la mano un suspiro de alivio salió de los labios del chico, antes de oír su nombres, -Encantado Yvette, creo que nos hemos visto en más de una ocasión estás en sexto ¿verdad- le preguntó sabiendo la respuesta ya que la había visto salir de alguna clase en la que estaba Danny, una sonrisa se reflejó en el gesto del muchacho cuando su compañera de casa le empezó a comentar cosas sobre el libro quedando bastante claro que se lo había leído entero o al menos las partes más emocionantes ya que todo lo que le decía solo hacía que Luke tuviera más ganas por empezar a leérselo lo antes posible, -Vaya, al final va a ser más emocionante de lo que parecía- se rió de forma inocente y divertida.

Por un momento Luke se quedó fijo mirando a Yvette y su pelo, aquella melena roja era de lo más llamativa, como un mar de fuego escupido por una de esas criaturas de las que trataba el libro que tenía en las manos, y eso solo hizo que quisiera tocarlo, coger uno de esos rizos en sus manos e irse corriendo como si hubiese conseguido la fuente de la juventud, pero aquella idea estaba ta fuera de lugar como las dos culichichis que estaban detrás de la estantería pegando la oreja para tener más chismes de los que hablar a espaldas del muchacho, aunque si deciden hacerse detectives la llevan clara porque eran tan malas guardando secretos que las pillarían en un abrir y cerrar de ojos.

La chica lo sacó de sus pensamientos impuros sobre su pelo cuando le ofreció otro libro acerca de los cuidados prematuros de los dragones y la fase de huevo, algo que Luke en realidad no había pensado, cuidarlos desde que eran huevos, él pensaba que esas criaturas eran bastante dependientes y que su cuidado en aquella fase correspondía a la madre, pero seguramente si fuese así esta no se separaría de la cría una vez naciese, "Tiene sentido" pensó mientras reflexionaba sobre aquellos, escuchando a Yvette la cual parecía que estaba bastante metida en el tema, "A lo mejor quiere ser cuidadora de dragones, le pega con su pelo" volvió a mirar aquellos rizos que caían por sus hombros de forma graciosa y dulce, aunque también algo peligrosa mareándose solo siguiendo el recorrido que el mechón de pelo hacía.

Cogió el libro que Yvette le tendía y lo miro por delante y por detrás sin llegar a juzgarlo muy bien ya que las cubiertas eran todas iguales, polvorientas sin dibujos, letras y más letras, nada que te pueda decir cuan interesante puede llegar a ser aquel amasijo de papeles, -Vaya parece que estás muy puesta en el tema- le dijo riéndose un poco colocando ambos libros entre el brazo y el costado, inclinándose un poco hacía el lado contrario por el peso de los dos manuscritos, observando que la chica llevaba un papel con algún garabato en él, entrándole la curiosidad, levantando un poco la vista para alcanzar a verlo, -¿También dibujas?, genial, al final los Hufflepuff vamos a ser unos artistas- bromeó -Aunque yo no es que sea el mejor del mundo pero me defiendo algo- sonrió, -Oye ¿te apetecería seguir hablando en otro sitio?, ¿Has comido?- le preguntó rascándose la oreja por detrás, esperando poder seguir hablando con la muchacha.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Vie Feb 27, 2015 1:12 am

-Digamos que leo demasiado- le respondió a su pregunta - demasiadas cosas llaman mi atención –  me reí no por lo que había dicho sino porque la risa de él era bastante peculiar además de contagiosa e invitaba a que uno también se riera, me coloqué uno de los mechones detrás de la oreja con la mano en la que sostenía mi libreta de dibujos dejando entrever lo que en ella había, supongo que por ello no me pillo desprevenida la pregunta que me hizo al segundo Luke - Si jeje- dije algo tímida, no era algo que le contara a todo el mundo y había tenido el descuido de dejar mi “secreto” al descubierto, +soy una completa despistada+ pensé medio reprochándomelo – aunque no hago nada especial ni soy tan buena- le dije intentandome restar importancia a mí misma como siempre hacía mientras me rascaba la cabeza y ocultaba mi cara entre tanta maraña de pelo +creo recordar que hoy no me peinado+ me dije mientras miraba uno de los mechones. Lo siguiente que comento me sorprendió la verdad no esperaba encontrarme con otro dibujante además de Leo, esto se estaba poniendo la mar de interesante para mí je…jejejeje adoro el arte y las personas a las que también les guste son muy bien recibidas.
-Vaya je…jeje no sabía que te gustara dibujar- la verdad no se me habría pasado por la cabeza nunca pensar que Luke pudiera ser una persona de artes. Mmmmm…. Quizás por eso parece tan loco, me quede mirándolo, como analizándolo durante unos breves segundos y luego mis tripas decidieron poner fin al silencio –oh dios, ¿qué hora es?- dije medio en voz alta, cosa que no era la intención.

-mm.. si, creo que tengo hambre sí- dije a media voz por la vergüenza que tenía al haber sonado mis tripas de aquella manera pero no podía hacer nada para evitarlo –Tengo parte de mis cosas al otro lado del pasillo,¿ te importa si voy a por ellas?- cuando empecé a andar hasta la mesa donde estaba caí en la cuenta que me había autoinvitado a comer con él si tan si quiera preguntarle, ya lo había dado por supuesto, oh dios que tonta soy.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Sáb Feb 28, 2015 1:02 am

Luke se estaba encontrando muy a gusto con la pelirroja tanto que como era típico de él no puedo evitar meter las narices donde no le interesaba para conocer más a la chica, alabando el dibujo que tenía Yvette entre las manos, - Bueno tampoco me parece que tengas que ser Da Vinci o Rembrant para considerarte artista ¿ no crees?- le dijo nombrando a dos de los pintores más conocidos en el mundo por sus increíbles obras de arte, -Además eres joven seguro que mejoras con los años, y cuando seas vieja y estés arrugada al menos tendrás tu arte- aquello a Luke le sonó mal en su cabeza después de haberlo escuchado en voz alta pero esperaba que la chica se lo tomara más como un alago que como una ofensa porque la realidad no estaba más lejos si se pensase que Luke habría querido molestarla con aquel inofensivo comentario, -Bueno yo tampoco es que sea un pedazo de artista pero lo intento- se rió rascándose la cabeza por detrás esperando que la chica no le cruzase la cara por el comentario de antes, -Pero mejoraré y cuando se me caigan los dientes y no tenga apetito sexual tendré mi arte- intentó arreglarlo soltando aquella patujada y es que cuando el chico se ponía nervioso no hacía más que decir estupideces, que para bien o para mal él pensaba que eran una buena forma de solucionar las cosas.

La chica aceptó la invitación de Luke para comer, cosa que al chico le pareció genial, -Vale te esperó aquí y vamos juntos- le dijo sonriendole viendo como la muchacha del pelo en llamas iba a buscar sus cosas, quedándose por un momento embelesado por el sugerente movimiento que describía su pelo al moverse con gracia de un alado a otro mezclando los rizos y enfatizando en su color cada vez que pasaba por debajo de las luces, "Un pelo envidiable" pensó el chico emprendiendo camino de nuevo hacía ella para ayudarla por si iba con demasiado libros ya que estábamos en época de exámenes.

Cuando llegó a su lado, intentó ponerse visible para no asustarla, -¿Oye necesitas ayuda?- le preguntó el chico cogiéndole algunos libros y cargándolos en las manos, -Oh venga no es molestia, estaré encantado- le dijo dedicándole de nuevo una sonrisa, -Bueno estamos listos ¿vamos?-.

Los chicos empezaron a caminar por los pasillos una vez salieron de la biblioteca, con el paso tranquilo pero sin ir muy despacio ya estaba claro que ambos tenía ganas de comer, -Bueno y con respecto a tu dibujo del cual creo que es bastante bueno, ¿has tomado clases o algo así?- le preguntó para seguir con la conversación que habían dejado aparcada.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Dom Mar 29, 2015 3:44 pm

Los dos comentarios que Luke me dijo sobre mi futuro como artista me dieron en que pensar, la verdad no le faltaba razón a sus palabras e imaginarme a mi misma siendo vieja y arrugada pero aun conservando mis ganas de dibujar fue una idea que no me disgusto en absoluto, al contrario me agrado y eso se podía ver reflejado en la sonrisa tonta que me había logrado sacar con aquellos comentarios, mis pensamientos negativos hacia mí misma habían desaparecido.
-Me gustaría ver alguno de tus dibujos- le comente- seguro que son interesantes aunque no seas aún un pedazo de artista- tras soltar estas palabras recapacite, quizás se tomaba a mal lo que acababa de decir, en verdad no he visto nada suyo pero con su comentario he supuesto que no sería un Dalí, bueno la verdad me había supuesto que no sería alguien muy bueno a la hora de dibujar, soy de lo peor al pensar en estas cosas. Me sentía tan mal por mi comentario que sin darle tiempo a decir nada me fui a la mesa donde estaba a por libros, además así obtendría algo de tiempo para refrenar la maraña de pensamientos negativos que ahora mismo rondaban por mi cabeza por pensar cosas tan malas de una persona a la que apenas conocía y que estaba siendo tan agradable conmigo.

Pegue un respingo cuando me hablo pues a pesar de que se había colocado delante de mí, estaba tan absorta en mis pensamientos que no me percate de su llegada – Eh no, no hace….- no me dio tiempo a terminar la frase pues él ya estaba cogiendo alguno de mis libros – no hace falta que te molestes yo puedo – me sentía un poco avergonzada pero al parecer a él no le molestaba cargar con mis cosas y como parecía tan contento al hacerlo no quise insistir más, me caía bien aquella persona era bastante amigable y daba pie a querer hablar con él y pasar tiempo a su lado, conseguía reconfortarme – sí, vamos – le sonreí pues su sonrisa era bastante contagiosa, además de atractiva. Guarde algunas de las cosas en un pequeño bolso de tela que muchas veces llevaba conmigo pues no podía cargar con todo en la mano, eso hizo que me quedará un poco por debajo de él pero en cuanto coloque las cosas reanude la marcha para poder colocarme justo a su lado, tenía un paso rápido, bueno no rápido sino quizás la palabra sería, ¿despierto?.

-Ah pues la verdad es que no jejeje no he tomado clases – agache un poco mi cabeza y al ver que se me escapaba un mechón de la oreja volví a colocarlo en ella -y tú, ¿de dónde viene tu afición por el arte? – la verdad es que sentía bastante curiosidad por saberlo pues a simple vista no parecía una persona dada por las dotes artísticas, aunque yo también pecaba demasiado por hacerme una idea preconcebida de la gente a simple vista, aunque luego es divertido darse cuenta de las equivocaciones que una misma comente a causa de esto. –La verdad es que yo comencé con el arte por puro pasatiempo- esto era en parte cierto en parte no pero no me hace mucha gracia ir contando mi desagradable infancia a todo el mundo además él es tan feliz que me daría mucha pena enturbiar esa felicidad con cosas tristes, pensar aquello me hizo sonreír quizás esa energía tan positiva que el desprendía podría ayudarme a ser alguien mejor, personas como él hacen demasiada falta en este mundo lleno de desastres, consiguen dar color a la oscuridad de algunas personas, espero poder llevarme bien con él. Sin darme cuenta al estar enfrascada en mis pensamientos y la conversación que mantenía con Luke llegamos a las puertas del gran comedor de allí dentro salía un olor demasiado agradable que hacía rugir mis tripas – Dios que vergüenza- susurre asombrada por el rugido de león inexplicable que acababa de salir de mi estómago, mi cara tenía que ser un poema mezclado entre sorpresa, arrepentimiento, nervios y mucha, mucha, vergüenza.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Lun Abr 06, 2015 2:32 am

La chica parecía bastante tímida pero eso no hacía que Luke se echase para atrás a la hora de conocerla a decir verdad aquello hacía que le dieran más ganas de conocer a las personas, porque el chico era bastante extrovertido y entusiasta así que relacionarse con personas relajadas era una de las mejores formas de saber hasta donde llegar con su personalidad,d era una manera de ponerse limites para no espantar a todo el mundo y quedarse solo y sin amigos.

Estaré encantado de enseñarte alguno de mis dibujos-. le dijo a al chica sonriéndola con el gesto divertido y jovial, -Pero solo si tu me enseñas más tuyos- condicionó con el tono firme pero con una pizza de humor en él que hizo que aquello no sonase como la clausula de un contrato cualquiera, si no como una petición amistosa por parte del chico.

Empezaron a caminar hacía el comedor después de que Yvette hubiese aceptado la petición del chico para almorzar con ella enfrascándose en una conversación algo personal pero desde un punto de vista ajeno al tema, es decir, por pura curiosidad en conocer a su acompañante Luke decidió preguntar. un gesto de asentimiento hacía lo que la pelirroja había dicho por parte del chico, -Pues yo tampoco he tomado clases- se rió, -La verdad es que debería y mi abuela siempre me anima a que lo haga pero por una cosa u otra al final me paso los veranos haciendo otra cosa menos productiva- volvió a reírse acordándose de lo insistente que podía ser su abuela con algunas cosas. El rubio volvió a prestarle atención a su compañera en lo que decía, escuchándolo con verdadero interés, dejando la cara relajada con una pequeña sonrisa marcada en sus labios, un gesto propio del chico, -Entiendo- le dijo, -Yo creo que empecé por tener la manos y la cabeza ocupada- dijo con gesto pensando intentando averiguar si aquella había sido la verdadera razón, -Pero a decir verdad siempre me ha gustado dibujar, desde pequeño, aunque no se muy bueno-, sonrió -Es una buena forma de pasar el tiempo libre-, terminó por sentenciar cuando llegaban justo al comedor. Las puertas estaban abiertas, y un dulce aroma recorría el pasillo, a comida recién hecha, un sin fin de deliciosos platos se le pasaron por la mente al chico haciéndosele la boca agua. Un rugido por parte de las tripas de la joven hizo que la risa de Luke se oyera por todos lados, -No te preocupes- le dijo aún riéndose, -Mis tripas están igual aunque sean más silenciosas-.

Entró al comedor seguido por la chica abriéndose hueco en la mesa de su casa, sentándose en un tramo de banco libre, justo enfrente de una bandeja con una tarta de fresas y nata con  una pinta increíble. El chico dejó los libros a su izquierda, -Siéntate aquí- le dijo a Yvette señalando el hueco de su derecha, -Y déjame los libros- le dijo sin darle tiempo a reaccionar quitandoselos de las manos y poniéndolos encima de los otros. Las copas de ambos se llenaron y de otras bandejas alrededor empezó a salir un pequeño humo por la comida caliente que se escondía bajo las tapas, -No escatiman en gasto ¿no crees?- le preguntó a la chica con una sonrisa juguetona en la cara, quitándole la tapa a una de las bandejas, encontrando verduras cocidas, en otra carne con una salsa que hizo que el estomago de Luke rugiera como si no hubiera mañana y en la última puré de patatas recién hecho, con un olor a mantequilla tan rico que el chico solo pudo aspirar y suspirar con gusto después de haber olido aquel manjar. Se sirvió él primero, apartando antes que nada una gran porción de su tarta, porque aquel postres era de él y luego miró a la hufflepuf, -¿Te sirvo?- le preguntó con el cucharon del puré de patatas en la mano, achinando los ojos.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Sáb Jun 13, 2015 11:27 pm

Agradeció que lo que saliera de sus labios fuera una risa y no un gesto serio tras sus tripas haber hecho acto de presencia, eso la aliviaba. El fue el primero en entrar al comedor y yo le seguí, acabó sentándose cerca de una tarta de fresas que tenía una pinta buenísima, + ¿la habría visto desde lejos y por eso decidió sentarse allí?+ me pregunte para mí misma mientras me sentaba a su lado y dejaba los libros que cargaba a un lado, sin embargo antes de darme cuenta él ya me los estaba quitando de las manos, la verdad es que no me dio tiempo a reaccionar.

El olor que provenía de la mesa capto toda mi atención pues el apetito se me despertó de repente – La verdad es que no- le dijo respondiendo a su pregunta – De donde sacaran tanta comida es lo que a veces me pregunto- miro uno por uno los platos que tenía a su alrededor y barajo la posibilidad de servirse varios a la vez en un mismo plato, la combinación del pure de patatas con aquella carne en salsa tenían una pinta demasiado apetecible en su imaginación, se quedo pensando en otro tipo de posibilidades hasta que Luke atrajo su atención con una pregunta –oh si por favor y gracias- le sonrió, sin embargo Luke no se movió solo se la quedó mirando como esperando algo – oh jajajaja perdona no me di cuenta –me rasque la cabeza reflejando cierto nerviosismo – me servirías un poco de pure y carne por favor- Luke me sirvió lo que le había pedido pero me resulto muy poquito – podrías servirme un poco mas- me sonroje, tenía que admitir que era un poco comelona a veces. Cuando me sirvió espere a que él se pusiera su comida para comer a la vez, una vez comenzamos el silencio se hizo palpable entre los dos, pero todo aquello estaba tan bueno que no me daba tiempo a parar para hablar y creo que lo mismo le pasaba a Luke al ver cómo me miraba eso provoco que me riera, pues creo que estábamos pensando exactamente lo mismo – Dios mío que bueno esta todo- dije cuando había terminado por fin el primer plato, dude si servirme un poco más porque quería dejar un poco de hueco para el postre.
avatar
InvitadoInvitado

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.