Situación Actual
19º-25º // 26 agosto -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Laith G.Mejor PJ ♂
Vanessa C.Mejor PJ ♀
Freya H.Mejor User
Gwendoline E.Mejor roler
Sam & GwenMejor dúo
Stella T.Especial I
Egon A.Especial II.
Bianca V.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Segunda Clase de Runas Antiguas - 6 de Febrero

Elia Deveraux el Sáb Feb 07, 2015 1:12 am

Mi cuerpo se había adaptado a mi nueva vida como profesora en Hogwarts. Cuando tenga oportunidad de hablar con Tom se lo haré saber. Ya no necesito de sus plantas para dormir. Madrugar y soportar a los críos es lo peor de todo. Lo bueno es tener mi propio sueldo, que mis padres sigan pagando mis gastos, y que los fines de semana tengo libertad para fugarme a la ciudad y pasar unos días de recreo. Afronté la nueva clase con esperanza. Mis alumnas demostraron ser muy capaces y aplicadas, bastante más de lo que esperaba. Había superado la primera prueba con nota. Se me antojaba relajarme con los alumnos e ir de amiga, y es lo que me apetecía realmente. Pero no puedo hacer eso jamás si no quiero acabar peor que Quirrell. Yo soy mucho más guapa, de eso no cabe duda. Ser como realmente soy me haría débil ante ellos. Mano dura es la base de mi filosofía.

Me senté en mi mesa y saqué mis anotaciones. Estos críos saben muy poco sobre runas antiguas. A su edad yo ya sabía traducir perfectamente pedazos cortos de historias o de poemas. Hoy haré la prueba, a ver como se las arreglan para traducir algo sencillo. Tomé una actitud relajada sentada en la silla esperando a los alumnos. Ya seré seria cuando ellos lleguen. No puedo dejar que me tomen el pelo. Ni mucho menos puedo convertir a los revoltosos e ineptos en ratas. Dumbledore me dejó muy claro en su día la metodología que siguen en este colegio.  



Off: Queridos alumnos, podéis ir entrando a la clase. Serán sumados 5 puntos a la casa de los alumnos que asistan a esta clase, y se restarán 5 puntos a todos aquellos que se apuntasen y no hayan acudido cuando yo haga mi tercer post (los que entren más tarde serán ignorados). Puesto que ha empezado la temporada de Quidditch dejaré unos cuantos días antes de seguir con la clase.
avatar
Imagen Personalizada : Love me
RP : 10
PB : Natalie Dormer
Edad del pj : 24
Ocupación : Profesora de Runas Antigu
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 0
Lealtad : A mi misma
Patronus : Cacaculopedopis
Mensajes : 234
Puntos : 53
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1052-elia-deveraux http://www.expectopatronum-rpg.com/t1078-mis-relaciones-elia-deveraux http://www.expectopatronum-rpg.com/t1077-cronologia-de-elia-deveraux http://www.expectopatronum-rpg.com/t1298-arcon-de-elia-deveraux

Invitado el Sáb Feb 07, 2015 3:17 am

Las navidades ya estaban en el pasado, el receso navideño se escurrió entre las manos de los alumnos como si se tratase de agua. Las clases volvieron como si fuesen tormenta y ellos no podían escapar, siendo sinceros, muchos huyeron o todavía no regresaban de sus “vacaciones”  dejando atrás la educación en Hogwarts. Las lechuzas seguían en movimiento, muchos ausentes daban  sus justificaciones u otros solamente conversaban con sus compañeros haciendo mención de las maravillosas situaciones que pasaban mientras el otro estaba en clases.  

Joahnne estaba completamente encandilada con sus sueños, un unicornio era su medio de transporte. ¿Qué más? Prosigamos, el unicornio era felpudo y si se apretaba salía un nuevo unicornio bebé con un cuerno pequeño que tiraba caramelos de él. La pelirroja saltaba desde tal animal hasta una almohada llena de bombones de chocolate blanco aunque no eran de su preferencia, sonreía como si se hubiese drogado con algo. Su cabello adornado de florecillas celestes y blancas con puntos amarrillos. Del frente se avecinaba una vaca, regordeta y pelirroja como ella. Voces comenzaron a resonar dentro de su mente, como si estuviesen hablando a través de un micrófono anunciando que ese animal no tenía alma. “¿Qué les pasa si es tan linda como yo? Tira leche y  nos hace estar tirados después de tal chorizo.” No entendía siquiera sus pensamientos pero continuaba con su aventura.

Algo corría por su rostro, frío, frio y helado. Sus orbes se abrieron con asombro, su pecho se sentía pegajoso y su cabello empapado. -¡¿Pero qué carajos?!- aulló la pelirroja que acababa de levantarse por accidente. Su compañera reía e imitaba las risillas que ella había dicho entre sueños. –Todo es culpa del tal Odiseo, nos ha estado spameando con cartas sobre drogas que terminé soñando que estaba alucinando.- respondió cortante conjurando un hechizo para quitarse el agua que había corrido encima de ella. Sus compañeras no tuvieron mejor idea que espantar tales “pesadillas” con un baldazo de agua con hielos. “Si habrán ideado todo…” pensó suspirando con fuerza para tomar una bocanada de aire.  

Los minutos continuaron sin presión, su indumentaria cambio por el uniforme del colegio Hogwarts y el desayuno esperaba a las chicas en su lugar. Rascó su nariz con el dedo índice, las ondas iban volando sobre su cabeza con cada rebote que hacían. –Despeinada es poco para describirte Joahnne, deberías peinarte antes de bajar.- la aludida no hizo más que un asentimiento con su cabeza y con sus dedos comenzó a desenredar. Nuevamente los minutos pasaron y ya estaba encaminándose la pelirroja a su destino, la clase de Runas antiguas. La profesora era linda, rubia con orbes claros y no era tan mala después de todo.

Sexto piso, aula de runas antiguas. La profesora puntual esperando en su escritorio, papeles expuestos en la tabla ante la mirada rigurosa de ella. Joahnne solamente esperaba que no hubiese prueba sorpresa o algo por el estilo, tomó uno de sus mechones rojizos y los estiró. Carraspeó entrando a la habitación. –Buenos días profesora Deveraux. ¿Ha descansado bien en el receso navideño? – tomó asiento, ni tan adelante, ni tan detrás. Una sonrisa, dos sonrisas y el pergamino ya estaba delante de sus ojos junto al tintero. Apuntes y apuntes sería esta clase, ya lo olía.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Sáb Feb 07, 2015 10:38 am

Runas, una de las asignaturas que mejor se me daban puesto que con ellas podía meter la cabeza en un libro y no escuchar a las hormonadas de mis compañeras de habitación. Cuando ellas estaban parloteando sobre lo guapos que eran los chicos, yo bajaba a mi rincón asignado en la sala común. Me quedaba horas y horas en ese rincón haciendo los deberes, y de veces me ponía a dibujar ya sean retratos o cosas que veía...Aunque en esta mazmorra hay poco que dibujar porque no es muy elegante, habrá que realizar un tour por el castillo para inspirarme.

Ese día me levanté la primera como siempre, y me dio tiempo de peinarme tranquilamente y pensar maneras de cazar para conseguir comida...Había veces que algunas personas de este castillo me sacaban de quicio pero aquí dentro es muy peligroso hacer esos movimientos...Estaba desentrenada y había veces que me subía por las paredes. Me vestí tranquilamente y bajé a desayunar como siempre, los elfos al verme ya me trajeron mi desayuno y yo tan solo tenía que ponerme el zumo de calabaza. Mis compañeros me preguntaban y yo decía que era alérgica a algunas cosas y por eso me lo traían, las únicas que saben de mis gustos culinarios son Circe, O. y Lluna...pero siempre trato de no comer delante de ellas, todavía le dan arcadas.

Tras comer, subí directamente al aula porque ya tenía todos los libros conmigo. Fue un paseo tranquilo, todavía tenía tiempo de sobra, y vaya que si tenía tiempo...Fui la segunda en llegar, la primera fue la gryffindor pelirroja que siempre está en mis clases. -Buenos días profesora Deveraux, buenos días Joahnne. Saludé tranquilamente mirando a ambas mientras me dirigía a mi sitio de la otra vez, me senté y comencé a colocar mis cosas, de paso seguí con la traducción que había dejado a medias la clase anterior
avatar
InvitadoInvitado

Circe A. Masbecth el Sáb Feb 07, 2015 12:34 pm

Llevaban semanas preparando aquello. Últimamente pasaban más tiempo juntos que de costumbre, pero esta vez Damon también se había unido al trabajo en equipo. Y viniendo de Damon, eso quería decir mucho. – Entonces entramos primero nosotros y nos sentamos, ¿Vale? – Le indicó a Ian, quien estaba mirando como un grupo de chicas de séptimo pasaba por el pasillo en el que se encontraban sentados. Le atizó un golpe en el hombro con cara de pocos amigos. - ¡Ian! – Cuando este se giró a mirar con cara de haberse perdido la conversación, la chica volvió a hablar. – A ver, imbécil, ahora vamos a clase y nos sentamos hasta que Damon haga su entrada triunfal. Y ahí ya colocamos todo como hemos hablado, ¿Lo entiendes?

Se giró a mirar a Damon, quien sí parecía enterarse de las cosas. No iría mucho a clase, pero destacaba más por su inteligencia que Ian, de eso no había duda. – Y tú ya sabes tu parte. –Dicho esto, dio un brinco para levantarse del banco en el que se encontraban y junto a Ian, fueron hasta el aula de runas, situada en el mismo piso en el que se encontraban.

- ¿Te quitas o pretendes que te saltemos para poder entrar? – Preguntó molesta al encontrarse en la puerta de la clase a la querida amiga de Ian, quien clavó la mirada en ellos y se hizo a un lado para dejarles pasar. – Yo creo que le gustas. – Dijo en un susurro audible para ambos y para el ballenato que clavaba sus ojos en Ian. Posiblemente porque le gustaba, pero también estaba la posibilidad de que tuviera hambre y le viera como un plato perfecto para completar su desayuno esa mañana. – Buenos días. – Dijo con tono cantarín mientras cruzaban el pasillo que quedaba entre las filas de mesas.

Por ahí vio a Hannah, tan aplicada como siempre y alzó la mano a modo de saludo. Por otro lado se encontró a esa pelirroja cuyo nombre había sabido alguna vez pero que debido a su falta de interés ya había olvidado. – Pelirroja, yo que tú me alejaría de este, viene con gangas de molestar y eso que es pronto. – Afirmó señalando a Ian antes de soltar una risita y empujar a su amigo rumbo a los asientos de la primera fila.

Dejó los libros en uno de los asientos de la primera fila y se sentó sobre la mesa para hablar con Ian tranquilamente. – Entonces, ¿Te vas a declarar a la gorda o a la pelirroja esa? – Dijo señalando a la chica a la que antes había hablado. En verdad sabía que no soportaba a ninguna de las dos, ahí la gracia del asunto. Siguieron hablando durante un rato cuando un sonoro golpe acompañado de una oscuridad total inundó toda la clase. - ¿Qué ha pasado? – Preguntó la rubia con tono alarmado mientras rebuscaba atientas en los bolsillos de su túnica sacando un par de bolsitas de cuero con un par de runas en su interior.

Ambos se levantaron y, por su parte, Circe colocó las bolsas de runas sobre las mesas del lado derecho de la clase, abriendo el hilo que se encontraba en la parte superior y haciendo que la bolsa formara un mantel de cuero de escasas dimensiones sobre el que se encontraban un grupo de ocho o nueve runas, como si hubiese sido la profesora la encargada de preparar todo aquello. Tan rápido como pudo volvió a su sitio, colocando otro paquete sobre la mesa de Ian y otro sobre el suyo y otra sobre la mesa que le habían guardado a Damon, siendo estos los únicos que no sufrirían las consecuencias de lo que habían hecho al resto de las runas.

El humo negro comenzó a disiparse y logró a alcanzar como Ian se sentaba nuevamente a su lado. – La gente es subnormal. – Sentenció cuando volvió a cobrar la visibilidad, mirando hacia la mesa de Elia. Bajo de la mesa y se dejó caer sobre la silla antes de volver a hablar con Ian como si la cosa no fuese con ellos.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Kristina Bazan.
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Medimagia)
Pureza de sangre : Mestiza.
Galeones : 22.270
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : -
RP Adicional : +1H /+2F
Mensajes : 1355
Puntos : 1033
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t908-circe-a-masbecth http://www.expectopatronum-rpg.com/t911-at-this-moment-you-mean-everything-circe-s-rs http://www.expectopatronum-rpg.com/t910-it-s-time-to-begin-isn-t-it-circe-s-cronos http://www.expectopatronum-rpg.com/t909-correspondencia-de-circe-a-masbecth
Circe A. MasbecthUniversitarios

Ian Howells el Sáb Feb 07, 2015 1:06 pm

Circe, Damon e Ian desde hacía tiempo que habían vuelto a unir, no para otra cosa que para armar el caos allí a dónde fueran juntos. A Ian le gustaba mucho hacer gamberradas, por lo que acompañado se lo pasaba todavía mejor. La última vez había sido inconscientemente y en clase de Adivinación y había perdido cien puntos, no obstante, tenían planeado el gran golpe para Runas Antiguas. En realidad Ian quería hacerlo en Historia de la Magia, ya que el profesor le caía peor y Elia Deveraux era una despampanante profesora de la que no quería ganarse su odio… no obstante, las runas eran mucho más asequibles que libros de historia de la magia. Además, Elia probablemente ya le odiase teniendo en cuenta que le mira más el culo que los ojos y que siempre está hablando en clase.

Pero no importaba, todo hombre siempre puede volver a captar la atención de una chica si sabe como portarse. Antes de entrar en clase, se encontraban los tres dando las últimas pinceladas al plan inicial. Ian lo tenía ya implantado en la mente, por lo que se había perdido en la conversación. Todavía estaba dormido, por lo que se fijaba más en las chicas guapas que en lo que estaba diciendo Circe. No obstante, la rubia le obligó a prestar atención.-¡Que sí!

Tras volver a ser una persona racional y dejó de estar adormilado, se dirigieron a la clase, entrando por ella como Pedro por su casa. Pero no, para variar aquella chica de Ravenclaw con la que tanto se divertía Ian, estaba allí. Era fácil verla, ya que resaltaba entre la multitud. Esta vez fue Circe la encargada de meterse con ella para que sea apartara e Ian simplemente se rio con malicia.-Lo siento melón, pero no deberías ponerte en las entradas si las tupes con todo tu cuerpo.-Dijo Ian sarcásticamente cuando se había movido y habían conseguido entrar a la clase. Por el camino saludó a Hannah casi inconscientemente, esa chica de la que no sabía mucho, sólo que su familia hacía unos canapés de fábula, pues los había probado en el baile de navidad. Luego vio a Joahnne.-Ella ya sabe que da igual la hora, yo siempre tengo ganas de molestar. Especialmente a ella.-Sonrió, luego se dirigió a Circe hasta sentarse en la primera fila con ella. Su pregunta fue cuánto más curiosa. Si tuviera que elegir, está claro que elegiría a la pelirroja, ya que por lo menos está buena.-¡Ninguna! No estaré a tu nivel, pero por lo menos sigo estando solamente EN UNO inferior. Ellas ni eso.-Recalcó el chico, mirándola con una ofensa divertida. Le encantaba recalcar lo del nivel, ya que le parecía irónico a la par de que divertido y realmente se lo tomaba a broma. Rara vez él se tomaba algo en serio. Lo gracioso era dejar a las demás todavía mucho más abajo que ellos.

De repente, todo se volvió totalmente oscuro tras una pequeña explosión.-¿Pero qué cojones?-No se veía absolutamente nada, pero Ian se había preocupado en dejar un hueco perfecto para salir de su asiento rápidamente sin hacer ruido y colocar en todas las mesas de la izquierda los saquitos medio abiertos que tenía dentro de su túnica, para que pudieran verse perfectamente las runas. En un tiempo récord, se volvió a sentar en la silla cuando se acabaron los efectos de la piedra oscura.-Habrá sido algún Hufflepuff con ganas de llamar la atención. Ya sabes, es eso o hacer el ridículo y a ésto último están tan acostumbrado que habrán querido innovar.-Dijo Ian.


OFF: Esto es un pequeño experimento de Damon, Ian y Circe. Se tratan de saquitos en cada mesa de dos, con ocho o nueve runas en su interior. Son runas aparentemente normales, como cualquier runa que repartiría la profesora en clase para que la viérais e interactuaráis con ella. No obstante, están encantadas para romper un poco con la paciencia de todos aquellos que las cojan. Antes de postear como que las cojéis -si las cojéis, claro…-, debéis de tirar un dado y, dependiendo del dado, os pasará una cosa u otra.

Un 1 -> Te sentirás como si estuvieras fumado durante toda la clase, como si estuvieras en un mundo psicodélico de unicornios y rinocerontes fluorescentes.
De 2 a 5 -> La runa te explota en toda la cara. Las consecuencias son al gusto.
De 6 a 9 -> Te cambia el color de pelo a uno sumamente ridículo. Elige uno que te quede mal.
De 10 a 13 -> Los chicos sufren una erección imparable y las chicas se quedan calvas, aparentemente.
De 14 a 17 -> Ven a la profesora como un monstruo.
De 18 a 20 -> Se enamoran de la primera persona que vean, a vuestra decisión. Entre más random, más divertido, ¿no?

Cabe destacar que dichos “efectos” sólo duran hasta que se acabe la clase. Cuando salgáis del aula -unos minutos después- se os pasará todo y os daréis cuenta de que es una gamberrada Twisted Evil


Con amor, de Circe, Ian y Damon.
(Profe no nos odies, será divertido Embarassed )
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario (Leyes)
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 24.455
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 836
Puntos : 527
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsUniversitarios

Invitado el Sáb Feb 07, 2015 7:29 pm

La mañana no se presentaba muy esperanzadora para el joven McDowell. Pesadillas había tenido esa noche, donde se podía ver al chico corriendo en el bosque prohibido, huyendo de arañas gigantes junto a una chica rubia que no conocía. Una chica espectacular, con cara de porcelana. Quizás hubiera soñado con ella más de una vez, pero al despertar no solía recordarla. Una jugarreta de su subconsciente, pues recordaba soñar con una bella chica pero jamás recordaba nada de su aspecto. Por eso se dedicaba a pasar las mañanas frente a la ventana, esperando buscar una respuesta a su larga incógnita.

Tan embelesado estaba esa mañana, que por olvido bajar a desayunar, es más se percató de la hora cuando un compañero de clase volvió a su habitación y le recordó que tenían clase de Runas. Ni se quitó el pijama, simplemente se apuntó con la varita y conjuró un Induere Vestem. Listo en un segundo y preparado para enfrentar la mañana.  Bajó corriendo de la torre y recorrió los pasillos lo más ligero posible, con la precaución de que no apareciera algún profesor al doblar la esquina. Los castigos parecían estar a la orden del día, sobre todo la retirada de puntos y dado el poco contenido del reloj de arena azul, mejor no perder muchos más, quedar a cero sería una deshonra enorme a la memoria de Rowena Ravenclaw.  

Entró a la clase de Runas por los pelos, llegando justo con el tiempo justo, o eso pensaba él. - Buenos días, profesora Deveraux. - Saludó el chaval con una radiante sonrisa y una leve reverencia. Siendo galante con la profesora, pues era una mujer que le parecía hermosa. Si no fuera la diferencia de edad, incluso pensaría en cortejarla.

Sin fijarse demasiado en el resto de personas que había en la clase, se sentó en una mesa solitaria, sacando un pergamino y la pluma, preparándose para el comienzo de la misma. En la mesa podían verse unas runas que tentaban a ser tocadas, por unos instantes la tentación fue grande, más las experiencias pasadas se lo desaconsejaban. Aún recordaba su primer año, cuando en esa misma clase se puso a jugar con las runas mientras el profesor estaba haciendo una "breve" introducción. De la nada dos docenas de runas comenzaron a darle en la cabeza, repetidamente. Seguido de las palabras *NO SE TOCA SIN PREVIO AVISO*. Peculiar forma tuvo el profesor de ese entonces para llamar su atención, pues los golpes fueron bastante duros. Solo recordarlo le daba dolor de cabeza al joven y aunque la profesora no tenía pinta de ser de ese tipo, el recuerdo era demasiado fuerte para osar hacer nada antes de que la profesora lo pidiera.
avatar
InvitadoInvitado

Danielle J. Maxwell el Sáb Feb 07, 2015 7:40 pm

OFF: Tiro DADO. cebolla26
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 18.730
Lealtad : Neutral
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1501
Puntos : 858
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t3751-correo-de-danny-maxwell#61243
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Maestro de Dados el Sáb Feb 07, 2015 7:40 pm

El miembro 'Danny Maxwell' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'Dado de 20' :
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 3322
Puntos : 1536
Ver perfil de usuario

Danielle J. Maxwell el Sáb Feb 07, 2015 7:43 pm

Runas Antiguas no era una asignatura que me hiciera enloquecer. Realmente me aburría. Por lo menos la profesora era divertida, o por lo menos diferente, lo cual hacía que me lo pasara relativamente mejor, ya que no poseía una voz muy monótona. Eso sí, hubiera estado mejor en otra asignatura, ya que Runas Antiguas ya de por sí era un pelmazo de asignatura. No es que la odiara, las había peores, pero puestos a elegir… iría en un puesto bastante bajo.

Aun así, me levanté a la hora y, aún con legañas en los ojos, me dirigí en modo zombie por todo el pasillo. No llevaba nada encima, sólo la varita en mi media derecha y mis manos metida en los grandes bolsillos de la túnica. Ni siquiera tenía la corbata hecha, sino que la tenía alrededor del cuello ya que me había dado pereza hacerme el nudo y, como tenía frío, había ido también con la bufanda. ¿Sabéis esa sensación de frío polar cuando te levantas por las mañanas? Pues imaginaos en invierno, en el sótano de un castillo en medio de un lugar totalmente desolado. Casi me da un infarto al salir de entre mis colchas de plumas. Eras colchas que se creen estufas.

De repente, por el camino a la clase, sentí como un aire oscuro me invadía por completo, haciéndome abrir los ojos de golpe. Estaba todo totalmente oscuro, por lo que me quedé quieta ante aquella incertidumbre. No hice nada pues suponía que había sido fruto de una de esas piedras de oscuridad, ya que no se veía, pero se oía como todos los alumnos se estaban quejando del idiota que lo había tirado. Continué caminando y entré tranquilamente al interior de la clase, sentándome en una de las mesas del fondo detrás de un Ravenclaw. La profesora estaba muy lejos, así que me abstuve de saludar. Además, seguro que ni sabe como me llamo.

Apoyé las manos en la mesa y mi cabeza sobre las mismas, con la típica pose de que voy a dormir. No obstante, mi mirada se fijó en una bolsita de runas que tenía justo delante de las narices. Eran súper monas. ¿Cómo podían ser las runas tan monas y a la vez tan aburridas? Me apoyé en una mano solamente, y mientras tanto con la otra cogí una para admirarla de cerca.

Tenía hecha una coleta, por lo que no me di cuenta cuando mi pelo se convirtió en un rosa chicle que incluso parecía ser pegajoso de lo chicle que parecía. Yo no me lo veía, por lo que me quedé tan pancha admirando dicha runa. Debería de parecer un caramelo de fresa y limón teniendo en cuenta que desde atrás se veía una cabellera rosa acompañado de un gran contorno amarillo limón por la bufanda que estaba alrededor de todo mi cuello. ¿Pero darme cuenta? Ni de lejos. Estaba demasiado dormida como para percatarme de nada de eso.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 18.730
Lealtad : Neutral
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1501
Puntos : 858
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t3751-correo-de-danny-maxwell#61243
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Invitado el Dom Feb 08, 2015 1:28 am

Off: Tiro dado, esto va a ser divertido.
avatar
InvitadoInvitado

Maestro de Dados el Dom Feb 08, 2015 1:28 am

El miembro 'Luke Everdeen' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'Dado de 20' :
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 3322
Puntos : 1536
Ver perfil de usuario

Invitado el Dom Feb 08, 2015 1:38 am

El chico se había levantado con el tiempo justo para poder vestirse, coger alguna golosina de su reserva y desperezase lo suficiente como para no ir por el castillo maldiciendo al mundo cruel que le jugaba aquellas malas pasada, "Mira que tener runas antiguas tan temprano" el chico pensaba que era una broma, porque no entendía como alguien pretendía que recién levantado pudiese atender a una clase como aquella, y no es que fuese la asignatura más aburrida de todas pero casi, tal vez después de Historia de la magia, cosa que para él era el mal en persona, demasiadas fechas, nombres extraños y momentos dignos, aunque a veces del todo estúpidos que recordar.

Llegó a clase antes de que la profesora empezara, notando como el ambiente estaba un poco cargado, habían algunos alumnos que se quejaban de algo que había pasado, pero Luke no vio nada fuera de lo normal, hasta que localizó una Hufflepuff pequeña y con coleta con el pelo completamente rosa chicle, un gesto dubitativo se reflejó en su rostro al reconocer que aquella chica era Danny, aunque le costó bastante al fin supo que definitivamente aquella del pelo tan cantoso e incluso pastoso a simple vista era su amiga, se acercó por detrás y pasó su mano por las puntas de la chica llamando su atención, -Oye no te juzgo pero ¿no crees que tu cambió de Luke es un poco extremo y radical?- le preguntó aún estando de pie a su lado, -Además seguro que para quitártelo te van a costar varios hechizos que contrarresten el hechizo y ambos sabemos que no eres la mejor en encantamientos de apariencia- se rió de ella, algo confuso por la expresión que su amiga le estaba dedicando, -Tía tu pelo está completamente rosa- le dijo al fin esperando que la chica que seguramente estaba aún dormida reaccionara.

Se sentó a su lado expectante a su reacción mirando la bolsa de runas que tenía en frente con algunas por la mesa que seguramente Danny había sacado, "No creo que esté preparado psicológicamente para esta clase" se dijo a sí mismo suspirando con algo de angustia y dejando claro que no tenía muchas ganas de estar allí prefiriendo dormir o leer o tal vez volar, ya que el partido de Quidditch entre Hufflepuff y Slytherin estaba cerca, era el primer partido de la temporada y el rubio sentía que no había practicado lo suficiente como para poder hacer tragar las palabras de los oponentes que se pavoneaban como si fueran los dioses del mambo cada vez que tenían oportunidad, cosa que era siempre porque para ser sinceros un Slytherin siempre se estaba pavoneando por todo lo que hacía.

Metió la mano dentro de la bolsa de las runas para mirar más de cerca alguna y conseguir recordar algo de las anteriores clases cosa que no tenía muy claro si lograría, sin prestarle atención a su amiga metiéndose en su mente en la cual pasaban un sin fin de cosas, el aburrimiento tal vez.

El chico de inmediato volvió a mirar al frente aún con la runa en la mano, quedándose perplejo por lo que estaba bien, perplejo y algo asustado, ya que de un  momento a otro de detrás de la mesa de la profesora, en la cual no se había cuando entró ahora se encontraba un ser bastante feo, desagradable y "¿Qué cojones?" aterrador, que hizo que el chico se tensara de inmediato llevándose la mano a la varita, sin armar mucho jaleo o moverse de forma brusca por si aquella cosa lo enfocaba dándose cuenta de sus intenciones, las cuales no estaban muy claras, no tenía pensando duelarse con un bicho gordo y asquerosamente tentacular cuando se levantó por la mañana y cuando el monstruo pasó por delante de la mesa de la profesora al frente de la clase miró directamente hacía donde el Hufflepuff estaba con su amiga.

Su primera y única acción fue agarrar por el hombro a Danny y tirarla al piso después de que él mismo se metiese debajo de la mesa, -Cuerpo a tierra, cuerpo a tierra- gritó en medio de la clase con la varita preparada para salir de debajo de su cobertura en cualquier momento y arremeter contra aquel puto ser que tenía en frente, -¿Como coño ha entrando esa cosa en el colegio?, ¿será cosa de la profesora?- le preguntaba a su amiga visualizando la parte de abajo del mosntruo, un conjunto entre patas bastante huesudas de color marrón oscuro con una forma tan extraña que el chico lo primero que pensó fue "El fuego lo mata todo".
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Dom Feb 08, 2015 4:27 pm

OFF: Profesores que se cuelan en clases ajenas para mirar cómo dan los demás profesores las clases haciendo acto de presencia.
avatar
InvitadoInvitado

Maestro de Dados el Dom Feb 08, 2015 4:27 pm

El miembro 'Thomas B. Winslow' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'Dado de 20' :
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 3322
Puntos : 1536
Ver perfil de usuario

Invitado el Dom Feb 08, 2015 5:05 pm

El Gran Comedor estaba a rebosar de alumnos que desayunaban a toda prisa para no llegar tarde a las clases de la primera hora de la mañana. Por su parte, Thomas no tenía prisa alguna, pues aquella mañana no tenía clase hasta la hora antes de la comida, pero por no mirar el horario la noche antes, había madrugado para nada, por lo que estaba de un humor de perros. O al menos lo estaba mientras pasaba las páginas de El Profeta leyendo cómo habían quedado las Arpías de Holyhead contra los Falmouth Falcons. Negó con la cabeza al ver cómo su antiguo equipo había vuelto a perder por una diferencia aplastante y le dio un trago al café. Pasó un par de páginas más hasta llegar a la sopa de letras mágica, viendo como seguramente sería su plan de aquella mañana. Ya estaba planificando cómo subiría a su despacho, cogería una pluma y llenaría de letras aquellas páginas para ver cómo pasaba el tiempo. O quizá bajaba a los invernaderos para preparar la siguiente clase.

Pero todas aquellas opciones desaparecieron de su mente cuando vio aparecer a otro de los profesores de Hogwarts, quien se dejó caer en la silla de al lado como si hubiera pasado toda la noche de fiesta. – Menudas ojeras. – Afirmó Thomas antes de acabar su café con intención de levantarse de allí. Pero una bombilla se encendió en su cabeza, haciendo que reaccionara ante la presencia de Felix. - ¿Con qué curso tienes ahora? – La respuesta no tardó en venir de los labios del hombre, y no lo pensó dos veces. – Pensaba bajar a los invernaderos a preparar la clase de tercera hora, si quieres venirte un rato. – Decía aquello porque conocía el afán de su compañero por fumarse toda planta que pudiera, por lo que visitar el invernadero con permiso del profesor de Herbología y no robando las llaves debía ser algo nuevo para él.

Ambos se levantaron rumbo a los invernaderos cuando un grupo de alumnos de sexto y séptimo curso pasó corriendo entre ambos, haciendo que sus libros cayesen al suelo de golpe. – Perdón profesores. – Dijo el chiquillo mientras se agachaba a coger sus libros. - ¡Venga William, corre o llegaremos tarde a Runas! – Gritó uno de sus compañeros mientras el chiquillo acababa de coger sus cosas.

Thomas se giró hacia Felix en cuanto el niño desapareció con una sonrisa divertida entre los labios. – Creo que deberíamos dejar la visita al invernadero para otro día. ¿Alguna vez has visto a Elia dar clase? – Hacía bastante tiempo que no se cruzaba con ella pero era una profesora de lo más agradable, aunque siempre había tenido la intención que tenía las hormonas como el resto de sus alumnos adolescentes. Esa pregunta y su consiguiente respuesta fueron suficientes para indicar que era el momento de ver cómo su compañera de trabajo daba su asignatura, o más bien, para pasar una hora de lo más entretenida.

En menos de diez minutos ambos profesores se encontraban en el sexto piso, recorriendo el largo pasillo principal y buscando cuál sería el aula de Runas Antiguas. Sin pensarlo dos veces, una vez reconocieron el aula, pasaron a entrar en su interior. La intención de Thomas era ir hasta el asiento de Elia y comentarle si podían pasar la hora al final de la clase viendo cómo era su asignatura por mero interés profesional, pero las cosas nunca salen a pedir de boca.

Thomas tuvo la mala idea de pasar a la clase junto con Felix, saludando a los alumnos que se encontraba a su paso y negó con la cabeza al ver que su hermana volvía a saltarse una clase, pues lo más probable es que estuviera en el armario de las escobas compartiendo saliva con ese Ravenclaw con la cara tan rara que se había echado como novio. De no ser porque era el jefe de la casa de las águilas y que ya iban perdiendo por suficientes puntos la Copa de las Casas, hubiera acabado por quitarle tantos puntos al chico que todos sus compañeros le dejarían de lado por subnormal.

Se acercó a un grupo de alumnos de Slytherin que se encontraban en la primera fila y les saludó antes de pararse en la segunda fila y quedarse ahí apoyado. – Howells, si ves a mi hermana dile que se pase por mi despacho. – Le dicho al chico antes de coger una runa de manera inconscientemente de la segunda fila.

Se giró lanzando la runa hacia arriba y volviendo a cogerla con la mano una vez caía cuando sus ojos se encontraron con la mayor belleza que había visto a lo largo de su vida. La perfección hecha mujer, el ser más hermoso sobra la faz de la tierra. Larga cabellera rubia y ojos tan cautivadores que enamorarían a cualquier hombre. Notó como su corazón comenzaba a palpitar a un ritmo acelerado y sin pensarlo se acercó hacia la mesa de la profesora. Su idea antes de tocar aquella runa era comentarle que se sentarían al final de la clase sin molestar, pero ahora todo había cambiado. Quería salir de allí con ella a volandas, decirle lo maravillosa que era y que no podía vivir sin su presencia. Pero la presencia de Felix hizo que frenase su instinto y simplemente sonrió a la mujer cuando llegó hasta su mesa. – Buenos días Elia, Felix y yo tenemos la hora libre, y nos preguntábamos si no te importaría que nos sentáramos al final de la clase. Prometemos estar en silencio y sin molestar. – Dijo el hombre con una sonrisa imborrable.

Y sin esperar la respuesta de la mujer y con sonrisa de estúpido enamorado, giró sobre sí mismo y pasó hasta la última fila, donde tomó asiento. Apoyó ambos codos sobre la mesa y sujetó su cabeza con ambas manos para ver cómo se sucedía la clase.

OFF: Quería tirar dado y ver qué pasaba, lo admito.
avatar
InvitadoInvitado

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 5. 1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.