Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Apolo MasbecthMejor PJ ♂
Circe MasbecthMejor PJ ♀
Alexandra B.Mejor User
Denzel S.Mejor roler
Ashanti ButtonMejor nuevo
Joshua EckhartMejor jugador
Sam & HenryMejor dúo
Eva WaldorfPremio Admin
Afiliaciones
Hermanas [2/4]
Expectro PatronumExpectro Patronum
Directorios [8/8]
Élite [36/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

The hunter games [Scott J. Gray]

Invitado el Dom Feb 15, 2015 8:54 pm

En los bares más oscuros de Londres se podía llegar a conocer a mucha gente si sabías como comportarte. No podías empezar a hablarle a la gente con una sonrisa y preguntarle por su familia porque lo más seguro es que te encañonansen si eran muggles y si seran magos tu cabeza ya habría volado. La manera correcta era observando hasta descubrir a alguien que tuviera algo que tu necesitases y así había sido como había conocido a Scott. Mientras yo investigaba un asesinato, el parecía estar haciendo lo mismo desde otro punto de vista y descubrimos que nuestros talentos y trabajos podían compenetrarse perfectamente de manera que él me ayudaba a mi y yo a él.

En esta ocasión yo me había encontrado con un caso raro. Tan raro que habían recurrido a mi en vez de al departamento de criaturas magicas por no saber de que criatura se trataba. Cando eso pasaba, yo le mandaba una lechuza a Scott con la fecha y la hora. El sitio él ya lo conocía. Llegué antes de tiempo como era costumbre y eché una visual al local a ver si veía al hombre al que buscaba, pero no estaba allí todavía.

Algo que me gustaba de tratar con Scott es que se metía en sus propios asuntos y se limitaba a hacer su trabajo y beber, dos cosas en las que ambos estabamos plenamente de acuerdo. Él no me preguntaba por mis hijos ni yo a el por sus perros, ni siquiera sabiamos el uno del otro si esas cosas existian y eso era lo más parecido para mi a tener una amistad. También me gustaba el hecho de quedar en un pub muggle para no levantar sospechas en los círculos equivocados.

Me senté en la barra del bar, que estaba ligeramente pegajosa y pedí un whisky para mi espera. Si las cosas iban como de costumbre, el hombre aparecería justo cuando yo terminase mi bebida.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Mar 10, 2015 11:51 pm

En este mundo uno debía cubrirse las espaldas como mejor supiera y así había hecho desde mi partida del castillo. Reconozco que allí todo era mas sencillo y la protección de los profesores y demás me había venido bien. Pero ahora me enfrentaba al mundo real desde hace muchos años, en el que si estas mal, pierdes cosas y si no eres rápido reaccionando o tomando decisiones, mueres. Y después, el mundo seguirá girando como hace siempre.

Me encontraba de camino a un bar donde había quedado con Jason. Un supuesto ¿aliado? No sabía bien que etiqueta ponerle o como llamarlo, pero ambos acudíamos al otro cuando teníamos algún problema o algo que resolver, era simplemente puro interés. Quid pro quo. Lo que me gustaba de él es que no hablaba mucho ni indagaba sobre mi vida personal. Lo agradecía porque era un maldito desastre y me era incómodo explicar como había llegado a lo que era hoy en día. Por lo que las preguntas necesarias y palabras adecuadas eran lo correcto.

Aunque si me preguntaba que sería él. ¿Tendría alguien que le esperara? No había preguntado ni era mi intención. Se me daba mal mostrar interés por los demás y mucho menos ser cuidadosos con temas que pueden ser delicados para la otra persona, me gusta mas ir a la pregunta en cuestión.

Abrí la puerta y entré al local parándome unos segundos para visualizar al hombre. Podría hacer como me solían saludar a mí, que era una palmada en la espalda o en el hombro pero sin más, me senté en la silla de al lado y pedí una cerveza bien fría. Me parecía correcto antes de ponernos a hacer nada, tomar una. Aunque a mi me gustaba beber a cualquier hora la verdad.

- No está mal este sitio, he oído que tienen una cerveza bastante buena. Así que voy a comprobarlo por mi mismo.-

Tenía una misión que encomendarle yo también y a nadie más se lo había pedido. Además había dado mil vueltas en mi cabeza a la posibilidad de saber sobre ella, así que finalmente había decidido pedírselo a este hombre, pero primero quería saber para que me había citado aquí.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Jue Mar 12, 2015 8:31 pm

Estando en un sitio cuya decoración predominante es la suciedad yo destacaba ligeramente. No me importaba el sitio en el que me encontraba y si las miradas se dirigían constantemente a mi por ser como una mosca en la leche, yo no me iba a ensuciar porque la etiqueta lo requisiese. Así que cuando entré en el local, las miradas se dirigieron a mi con rapidez y odio por mi aspecto, pero las ignoré y me senté en la barra pidiendo un whisky que no tardó a penas en llegar.

De otras veces que habíamos quedado para distintos asuntos, me había fijado en que Scott solía aparecer cuando yo me terminaba mi primera bebida. No es que no hubiera excepciones, que las había, pero la norma general era esa. Al llegar al sitio acordado, ligeramente antes de lo debido, la bebida fue lo que me distrajo mientras esperaba al hombre con el que había quedado. Al dar yo el último sorvo, para nada apurado al vaso, oí la puerta a mi espalda y algo me dijo que era él. Estaba en lo cierto. No me molesté en girarme o dejarme ver pues la reacción de la clientela a verme ya me había dejado muy claro que destacaba. Cuando Scott se sentó a mi lado, desabroche el único botón de mi americana dejando ver una camisa gris claro y giré la cabeza para mirarlo con una sutil sonrisa mientras pedia una cerveza.- No está mal, pero a mi me van cosas más fuertes -dije avisando al camarero de que rellenase mi vaso con otros dos dedos de whisky cuando le trajo la cerveza a mi acompañante.

No soy persona que en ciertas ocasiones se ande con formalidades, solo si se trata de una mujer puedo permitirme el lujo de perder el tiempo comiéndole la oreja. Pero Scott no era mi tipo. Con tranquilidad metí la mano en el bolsillo interior de la americana y saqué un papel escrito de mi puño y letra. Mientras el camarero me servía de nuevo le pasé el papel a Scott por encima de la mesa.- Ha aparecido algo nuevo, ahi tienes los detalles- dije con calma soltando el papel y llevándome el vaso a la boca. Yo sabía perfectamente que ponía ese papel. No podía proporcionarle el informe oficial pero sabía que mi palabra sería suficiente para él. En el informe se hablaba de una figura femenina vestida con capa o un vestido largo. Ninguna de las victimas se acordaba bien de ella, y mucho menos de su cara, pero lo más curioso es que nunca dejaba más pruebas que ese recuerdo difuso y un montón de pesadillas. En mi departamento pensaban que se trataba de una bruja oscura manejando magia muy peligrosa, porque algunas de las víctimas tendrían heridas irreversibles lo que le quedase de vida y algunas eran terriblemente raras, como un hombre que cada vez que caia dormido, se levantaba sonámbulo e intentaba suicidarse. Yo sospechaba, al contrario que mis superiores, que la extraña mujer no era tanto una mujer como una criatura, pero no sabía de que se trataba. En el papel que le acaba de pasar a Scott ponía todo lo que sabía al respecto de manera oficial y extraoficial, destacando el hecho de que siempre dejaba dos heridas sangrantes paralelas en todas sus víctimas. Dos lineas de sangre que eran como la marca de la casa, lo que me hacía sospechar de un vampiro especialmente inteligente y poderoso. -Creo que lo encontrarás interesante. Sería muy bueno para mi saber de que se trata...y eliminarlo- dije mirandolo directamente a los ojos justo antes de llevarme el vaso a los labios una vez más.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Jue Mar 26, 2015 10:56 pm

Sonreí al escuchar su comentario. Solía aguantar todo tipo de bebidas, aunque cuando se trataba de trabajo me gustaba controlarme, un poco. ¿A quién iba a engañar? Dentro de diez años más seguramente necesite el alcohol como dosis para poder seguir adelante día a día. De momento me conformo con que me hace todo mas... llevadero..

Jason era un tio reservado y tranquilo. Al contrario que yo, me gustaba bromear y a veces sabía que no era lo serio que debía ser. No podía decir que era mi amigo, pero me caía bien porque hablaba poco, o más bien, indagaba poco en mi vida. Levanté dos dedos al camarero cuando volvió la vista y pedí dos vodka. Era de mis favoritas. Bebí de un trago aquel líquido y luego abrí el informe para empezar a leer las primeras líneas, no era el oficial, pero dado que me muevo por el mundillo de lo extraoficial pues no me iba a poner exigente. Luego cogí la cerveza y seguí leyendo como si nada, mientras palpaba un sobre que llevaba en mi cazadora y se lo pasaba también a él. Dentro había una foto con el nombre. No sabía nada mas de mi hermana, pero esperaba que con eso bastara, ya me había sido difícil encontrar una foto actual de ella. Y no era ni imagen siquiera pero tiempo atrás, Stella había conseguido ese retrato y me fiaba de ella. Igualmente, mi curiosidad ahora iba mas allá por lo que recurría a Jason, como colega de confianza para que me trajera los datos.

- Quiero saberlo todo. En que casa de Hogwarts está, con que clase de gente se junta, como parece que es, si tiene novio, si le van bien las clases. Ya sabes... esas cosas. -

Fue todo lo que dije del tema para luego pasar a la carpeta que me había pasado y comentar el trabajo que me estaba mandando. Vampiros. Mi enemigo por excelencia, aunque eso Jason no podía saberlo ya que yo no le había dicho nada ni sabía si él conocía esa información. No obstante, los vampiros nunca habían sido un dolor de cabeza, me parecían divertidos, sobre todo cuando les habría la cabeza.

- Pensar que es un vampiro por esas marcas es la opción más fácil pero podría ser cualquier otra cosa y... ahí es donde entro yo! Todo lo que sea matar y aniquilar siempre me parece interesante. -

Seguí bebiendo y esperé sus preguntas, para después soltar las mías.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Vie Abr 03, 2015 6:22 pm

El alcohol era algo que no podía parar de correr en nuestros encuentros. Teniendo en cuenta que solían ser reuniones referentes a algún trabajo tampoco llegábamos a emborracharnos, pero dejábamos notar que éramos dos personas acostumbradas a ese tipo de bebidas. En cuanto llegó no tardamos en ponernos a día de lo que queríamos el uno del otro. Mi informe patinó sobre la mesa hacia sus manos y su información tardó menos de un minuto en llegar a las mias. Abrí el sobre con tranquilidad y encontré en él la foto de una niña que no debía llegar a los 17 años. Era una chica guapa, con los ojos claros, y al darle la vuelta a la foto y ver su nombre deduje que debía ser familiar del hombre que ahora mismo ocupaba el asiento al lado del mio.

Al ver la información que yo le proporcionaba, el llegó a la misma conclusión que había llegado yo, pero parecía tener sus reservas al respecto y yo lo respetaba. Conozco muy bien la forma de hacer mi trabajo correctamente, pero eso muchas veces incluye el reconocer que tienes que recurrir a alguien que sepa más que tú de algunos temas y yo tenía la suerte de contar con Scott que además era alguien digno de confianza para mi.- Mantenme informado. Está trayendo de cabeza a mucha gente y si es cierto que se trata de una sola persona o criatura, temo que va a pasar a formar parte de mi departamento- dije con cierta curiosidad. Más que por el hecho de catalogarlo y analizarlo, me podía la curiosidad de saber que era. Esas cosas, esos misterios eran los que más me llamaban y en cosas tan ocultas siempre quería saber más- Si necesitas refuerzos para este tema, cuenta conmigo- dije con seguridad mientras veía como llegaban los dos vodkas que había pedido él.

Observé como el camarero ponía uno de los vasos delante de mi y otro delante de Scott. Lo dejé donde estaba y me terminé mi whisky de un trago. Al volver a mirar la foto, empecé con alguna de las preguntas y conclusiones necesarias para llevar a cabo el encargo que me pedía.- Tiene tus ojos.- dije con tranquilida- Es algo joven para mi gusto así que no debes preocuparte- dije totalmente serio, pero en broma.- Deduzco por su apellido que es de tu familia, hay alguna tradición de casa entre los Gray? Convendría saber por donde empezar.- dije sin quitarle ojo a la foto. Era una herramienta muy útil cuando se trataba de buscar a alguien, aunque supusiera que tendría que ser encantador con un montón de alumnos y profesores y esos circulos no eran precisamente en los que yo me movía.- Conoces su edad?- pregunté en último lugar. El curso también ayudaría. Toda la información que pudiese darme era importante.

Esperé sus preguntas al respecto de mi asunto sin beber más. De algún modo, el vodka que había pedido me parecía el cierre necesario de estos asuntos para pasar a otros.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Sáb Abr 04, 2015 1:54 am

Mantuve el botellín de cerveza en mis manos y asentí con la cabeza a lo de mantenerle informado. Tenía tiempo libre ya que había tomado un descanso como conductor del autobús noctámbulo y era bueno descansar de aquella maldita cabeza parlante que algún día tiraría por la maldita ventana.

Tenía mis contactos y podría averiguar fácilmente que era lo que Jason quería saber. No me importaba que me acompañara y si yo descubría algo mas, solo tenía que informarle. Cerré la carpeta y la dejé cerca, ya que serían mis apuntes mas directos y explicativos a la hora de indagar sobre el tema.

- Conozco a alguien al que le gusta averiguar este tipo de cosas. Tiempo atrás se puede decir que hacíamos una especie de equipo. Él los encontraba y yo los mataba en mi forma lobuna, estaba bien. Solo teníamos que marcar objetivo e ir a por él. Voy a ir a verle, puedes venirte si te apetece y desde luego, con su ayuda sabremos seguro que es esto que al parecer te trae de cabeza. Sino.. iré yo y en cuanto tenga algo seguro, te avisaré. -

El tema de mi hermana era complicado y algo que no había superado. Sabía que la habían puesto en mi contra y encima tenían cosas horribles que contarle que seguramente todas ellas fueran ciertas. Hacía tiempo que tenía que haber sabido de ella pero hasta el día de hoy no me había atrevido y aunque siempre había evitado todo lazo sentimental, al fin y al cabo era mi hermana. Nadie sabía que éramos hermanos.

- No la encontrarás con el apellido Gray. Tengo entendido que se lo cambiaron para ocultarla y seguramente tampoco conserve el nombre de Amy. En teoría debe estar en sexto curso, pero no tengo ni idea de en que casa. Espero que no haya ido a parar a Gryffindor, aunque no me sorprendería nada. Te pido la mayor discreción con todo esto y bueno, espero algún día saber que opina de mí. Si fuese algo fácil, lo haría yo mismo, por eso recurro a tí. -

Me pasé la mano por la nuca cuando dijo que teníamos los mismos ojos. Eran los ojos de mi madre, siempre me decían que al mirarme a mí la veían a ella. Su muerte había cambiado toda mi vida, la había puesto patas arriba y mas tarde la de Circe había hundido al Scott que había sido en Hogwarts. Una etapa importante en mi vida. Eran dos mujeres que había querido con toda mi alma, y a las cuales había perdido sin poder evitarlo. Estos pensamientos, jamás los había compartido con nadie, no me mostraba sentimental delante de nadie. Pensar en los momentos con Circe, parecía muy lejano ahora. El primer encuentro.. Mi madre, bueno, de eso hacía mas tiempo pero aún seguía doliendo. Suspiré y desvié la mirada. Era muy difícil para mi hablar de sentimientos.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Sáb Abr 11, 2015 1:14 pm

Escuché como Scott me hablaba de otro contacto con el que había trabajado con anterioridad. Un tipo, suponía yo, del estilo que éramos nosotros. Supongo que podría entrar dentro de la categoría de detective de lo extraño y nunca estaba de más conocer a alguien así. Yo era así, y a la hora de encontrar cosas o personas siempre era útil.- Me gustaría ir contigo y de paso conocer a ese tipo. Es el tipo de contacto que me viene bien para ciertas cosas- dije con sinceridad- Crees que podríamos encontrarnos con él tras algunas rondas?-dije con la intención de dejar el tema de mi búsqueda más o menos zanjado lo más pronto posible.

No me demoré mucho en empezar a hacerle preguntas sobre el tema que él traia para mi. Era algo mucho más sencillo en mi opinión pues consistía en encontrar una cara viva y conocida dentro de un colectivo de gente concreto. Buscaba a una alumna de Hogwarts y aunque no teníamos el nombre que estaría usando, si teníamos su foto, lo cual era una ventaja a tener en cuenta. A mi me interesaba saber su edad y todos los datos que pudiera darme, pero por desgracia no parecían ser mucho, tampoco parecían ser suficientes.- Preguntaré a un par de personas, usaré mi encanto a ver que puedo averiguar. No te preocupes, ya sabes que yo me muevo mejor en la discreción- dije con una sonrisa enigmática.- Tienes alguna pregunta sobre lo mio? Algo que necesites saber?- apremié a mi acompañante para darle toda la información que necesitase.

Cuando terminamos de hablar cogí mi vaso de vodka correspondiente y lo levanté hacia Scott- Por qué nuestras búsquedas sean fructíferas- dije con intención de brindar. Cuando los vasos chocaron, apuré el contenido y el licor ruso me quemó por dentro como si se tratase de laba. El whisky no era problema para mi, pero el vodka nunca me había gustado especialmente, no por su fuerza, si no por su sabor.- Ves víable encontrarnos ahora con tu contacto?- pregunté con calma mientras esperaba a que se terminase la cerveza.
avatar
InvitadoInvitado

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.