Situación Actual
15º-23º // 28 de junio -> luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Andreas W.Mejor PJ ♂
JazmineMejor PJ ♀
Dante F.Mejor User
Stella T.Mejor roler
Laith & RyanMejor dúo
Samantha L.ESPECIAL I
Evans M.ESPECIAL II
Beatrice B.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Haciendo amigos... ¿Yo? ¿Podría ser? (Privado)

Invitado el Jue Feb 19, 2015 1:46 am

Recuerdo del primer mensaje :

- Maldito alemán sangre sucia, regresa a donde perteneces - gritaron dos chicos de cabelleras rubias mientras me perseguían por las escaleras del castillo. Era bastante normal que me molestaran debido a mi acento y a mi aspecto. Sobre todo cuando se trataba de chicos que fuesen de otras casas, especialmente Slytherin que era el caso en ese momento. - Pero verás ¡NO SOY UN ALEMÁN!, que insulto más grande me has dado - grité mientras corría para salvar el pellejo. Aquel par de trogloditas querían meterse conmigo simplemente porque no tenían nada mejor que hacer que molestar a un chico que solo estaba leyendo tranquilamente en uno de los pasillos del segundo piso. Decidí que lo mejor sería no prestarles la atención que tanto demandaban pero cuando los insultos comenzaron a convertirse en golpes es cuando decidí que lo mejor sería largarme de su vista. Lamentablemente me superaban en número y nadie me ayudaría así que me aventuré escaleras arriba mientras esquivaba a los demás alumnos quienes parecían absortos en sus mundos y no se detenían a hacer algo o intervenir.

- Entre más huyas, más grande será la paliza que te vamos a meter, fenómeno - volvieron a gritar cuando íbamos en el cuarto piso, aunque para ese entonces sus voces se notaban cada vez más lejanas pues era un buen corredor debido a que tenía práctica al huir de los niños que querían golpearme por ser diferente cuando vivía en Austria. De algo tenía que servir aquello. - Tal vez debería inscribirme en atletismo - pensé mientras subía las escaleras hacia el quinto piso en donde me escondí.  Se trataba de un pasillo desierto al que muy pocas personas iban por lo que sería fácil de encontrarme, pero a donde sabía que no se atreverían entrar era el baño de prefectos y fue ahí donde me refugie. Era la primera vez que entraba en aquel sitio pero no tuve tiempo de inspeccionarlo a detalle. Lo que si me pareció ver fue una sombra en un rincón, pero la voz del dúo que estaba afuera me hizo no prestar atención. Les escuché hablar en voz baja y cuando sus pasos se alejaban salí del baño, me había librado de ellos por ahora.

- Si me dieran un tostón por cada vez que alguien me persigue, creo que sería millonario - hablé conmigo mismo, siempre lo hacía pues casi nadie se me acercaba. Los intimidaba, o eso quería creer. Me senté junto al barandal de aquel pasillo en el quinto piso, vigilante por si las serpientes decidían regresar. Bien podía subir hasta la torre Ravenclaw pero estaba cansado por la persecución y decidí descansar un poco. Fue en ese momento que me di cuenta que alguien más estaba en ese lugar y que salía de las penumbras. - Te puedo ver. Sal. – hablé con un acento marcado mientras le hacía la invitación y entrecerraba los ojos para ver con claridad. Era una chica. Una chica alta y rubia. - Estabas en los baños, ¿no? Me pareció ver algo. Perdón si te incomodé, estaba lidiando con unas víboras - reí de manera nerviosa. No me cuesta hablar con la gente desde un principio, pero casi siempre es la gente a la que le cuesta trabajo hablar conmigo por lo que siempre terminó marginado en un rincón. Pero que no se diga que no trato.

- Soy Grayson. ¿Cuál es tu nombre? ¿Quieres hacerme compañía? - comencé a lanzar un montón de preguntas como era de costumbre, tal vez era por eso que la gente no estaba cómoda alrededor mío, pero mi curiosidad era innata.
avatar
InvitadoInvitado

Rhea Jackson el Vie Mar 20, 2015 5:14 pm

Tras la sensación de total libertad que me había proporcionado echar a volar, era de lo más agobiante estar en la copa de un árbol, sola y en medio de la niebla. No se veía nada a más de unos 10 metros a la redonda y daba la sensación de que estabas totalmente aislado en medio de aquel peligroso bosque. Menos mal que no era de noche, que si yo ya podía empezar a rezar por mi vida. Tras un par de minutos en soledad había alcanzado a distinguir una mota en la lejanía que esperaba que fuese mi nuevo amigo por lo que lo llamé en voz alta. Nunca llegué a saber si era él esa mota o no, pero lo que si sé es que mi grito fue lo bastante efectivo para que Grayson llegase a nuestro destino en común.

Cuando llegó el chico al árbol se sentó a mi lado en la rama sin que esta se resintiera ni un poquito. Probablemente estaríamos sentados sobre un árbol de vete tu a saber cuantos años de antigüedad y por eso podía con el peso de nuestros cuerpos, nuestras cosas y nuestras escobas- Percance? Te ha pasado algo por el camino?- pregunté algo preocupada cuando dijo que había tenido un percance.- A mi me arrastró una fuerte ráfaga de viento y luego la niebla esta me impidió ver nada durante un buen rato. Menos mal que parece que ya se está disipando un poco- dije mirando a mi alrededor donde a cada minuto que pasaba se podían distinguir nuevas cosas que en realidad no estaban tan lejos pero antes con la densa niebla no se veían.- Empezaba a tener miedo aquí sola- confesé con una sonrisa- Quizás habría sido mejor volar hasta los palos de gol del estadio de Quidditch- dije pensativa.

Al final, Grayson me preguntó cual sería el castigo que le iba a tocar cumplir y yo lo miré con cara de no entender nada, pero después de unos segundos caí en que se refería. El premio final- Con el tema de llegar al árbol casi se me había olvidado que tenía que castigarte por perder- dije para terminar con una sonrisa malvada- No sé muy a que te referías con castigo, pero sería algo del estilo de...-dije parándome a pensar porque así a bote pronto no se me ocurría nada- ir a buscar a los chicos que antes se metían contigo y hechizarlos para que no puedan parar de bailar en una semana o que vayas a junto de la primera persona que encontremos y le confieses tu único y verdadero amor por ella u él? A algo así te referías?- pregunté con curiosidad y cara de sospecha. Si me decía que sí iba a ser difícil elegir una- Si es así, te dejo elegir cual de las dos prefieres- atajé el problema con una sonrisa.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Imogen Poots
Edad del pj : 16
Ocupación : Empleada del cine
Pureza de sangre : Hija de muggles
Galeones : 8.310
Lealtad : Dumbledore
Patronus : No tiene todavia
Mensajes : 500
Puntos : 69
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t799-rhea-jackson http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Rhea JacksonInactivo

Invitado el Vie Mar 27, 2015 11:04 pm

- Eh no, tranquila, solo me golpee la nariz contra el tronco de un árbol pero no fue grave, sobreviviré - dije sonriendo y dejando de rascar la nariz la cual solamente estaba un poco roja y dejaba de doler cada vez menos. - Esa niebla tan imprevista, es lo que no me gusta de este país, su clima loco - mencioné recargando mi espalda sobre el tronco e intentando no hacer movimientos bruscos por si la rama cedía y nos tiraba al suelo a ambos alumnos. - Debo reconocer que si da bastante miedo este sitio, pero fue tu idea el venir aquí - le recordé amablemente pues yo realmente tenía otra idea pero la suya había sido más interesante. Rara vez me daba mis escapadas del colegio y dejaba la biblioteca para hacer alguna actividad al aire libre así que me estaba divirtiendo y disfrutando el momento.

Al parecer a mi nueva amiga se le olvidó por completo que habría un castigo - me iba a librar de castigo gracias a tu mala memoria y vengo a recordártelo, que tonto - comenté bromeando esperando que lo que sea que me pusiese a hacer fuera algo divertido como lo que acabábamos de hacer. No tardó demasiado en sugerir dos opciones y cada una más loca que la otra. - Creo que prefiero la primera. Bonito ejemplo das como prefecta sin duda - sonreí pues no conocía a ningún prefecto que quisiera jugar bromas a los alumnos, al menos no directamente y en cierto modo aquello me agradaba. - Eso de ser romántico como que no me va y no se actuar la verdad - confesé levantándome de la rama para estirarme y continuar con el vuelo. - Bueno, vamos a buscar a esos Slytherin entonces, creo tener una idea de donde puedan estar. - y así como llegué a ese árbol lo abandoné en cuestión de minutos.

Volamos sobre el bosque prohibido a toda velocidad pues la neblina comenzaba a aparecer nuevamente pero esta vez no dejaría que nos atrapara. Al llegar al claro colindante con los terrenos de Hogwarts me sentí más seguro y voltee hacia atrás para cerciorarme de que Rhea estuviese bien y al darme cuenta que si le sonreí y descendí hasta los jardines donde había un par de alumnos bastante preocupados con sus libros en las narices como para darse cuenta que alguien pasaba volando por encima de sus cabezas. En cuestión de un par de minutos ya me encontraba en el armario de las escobas guardándola y esperando a que mi amiga regresara. - ¿Nadie te ha visto, verdad? - pregunté pues tampoco quería estar en problemas. - sígueme - le sostuve la mano mientras comenzaba a correr en dirección a las mazmorras.

Descendimos por las escaleras hasta llegar a las mazmorras, donde se encontraba la sala común de Slytherin. El único problema sería hacer que ellos salieran de ahí para poder cumplir el castigo. En ese momento un par de chicas de Slytherin iban directo a la entrada por lo cual se me ocurrió una idea. - Disculpen. ¿Conocen a August y Robert de quinto? El profesor de pociones los está buscando y no se ve muy contento, dijo que los esperaba en su despacho. ¿Podrían darles el recado? - puse ojos de ternura como lo hace un perro cuando espera que su humano se compadezca y haga lo que el canino desea. - Está bien, les avisaremos -  murmuró una de ellas - gracias, es urgente - les agradecí y ellas desaparecieron tras la puerta de la sala común.

- Espero que realmente lo hagan y salgan porque ninguno de los dos podemos entrar. Creo que deberías esconderte así no te ven, eres prefecta y pueden delatarte .


Última edición por Grayson Barksdale el Lun Mar 30, 2015 11:28 pm, editado 1 vez
avatar
InvitadoInvitado

Rhea Jackson el Dom Mar 29, 2015 10:39 pm

Le miré la nariz cuando explicó que era ahí donde se había golpeado por el camino. La tenía ligeramente roja pero no parecía rota ni nada así que era lo que a mi me preocupaba. Se podía decir de mi que no era una prefecta demasiado rígida o común, pero sí me preocupaba por la seguridad de los alumnos por encima de todo aunque también quisiese pasarlo bien. Si hubiese considerado peligrosa nuestra actividad jamás la habría secundado. Asentí con la cabeza cuando habló del clima de Inglaterra. Lo cierto es que él tenía razón al respecto pero para la gente que ya lleva un tiempo viviendo en Londres es algo tan normal que no nos sorprende, simplemente nos adaptamos a esos cambios repentinos del humor climático.- Lo sé, por eso digo que debería haber escogido otro lugar...uno menos prohibido, supongo... Deberíamos irnos cuanto antes- dije medio en broma medio en serio.

El tema del castigo al perdedor era algo que había olvidado por completo así que cuando lo mencionó no sabía muy bien que castigo imponerle. Yo soy un poco vaga para esas cosas y en parte habría preferido tener que enfrentar yo su castigo a ponerle uno yo. Reí con lo que dijo de que por poco se libraba y que bonito ejemplo daba como prefecta y me encogí de hombros sin tan siquiera plantearme lo de ofender- Para ser un buen prefecto tienes que conocer los límites, propios y de los demás, sino puedes llegar a cometer el terrible error de ser injusto y eso es algo que yo preferiría evitar- dije con tranquilidad. No soy persona que se pare demasiado a dar explicaciones sobre el por qué de sus comportamientos, creo que mis motivos no son asunto de nadie más, pero cuando los temas son tratados de buenas, la respuesta que se obtiene de mi siempre será agradable.- Me gusta tu elección- dije con una sonrisa. La verdad es que me parecía más divertido dejar a alguien inocentemente bailando que tener que declararse ante alguien, eso podía tener consecuencias peores.

En seguida salimos volando del árbol donde estábamos sentados rumbo al castillo una vez más. Antes que la niebla nos volviese a atrapar ya sobrevolábamos los jardines y no tardamos en entrar por la puerta y llegar al armario de las escobas. Por el camino que habíamos recorrido no había mucha gente y todos parecían distraídos por lo que no era demasiado probable que nos hubieran visto, sobre todo porque íbamos bastante alto. Dejamos las escobas en su sitio, lejos de cualquier entrometida mirada, y cuando el me preguntó por ese tema, negué con la cabeza con tranquilidad mientras guardaba mi escoba.

Lo seguí escaleras abajo hasta un sitio cercano a donde se suponía que estaba la sala común de Slytherin, en las mazmorras, y vimos a un par de chicas que parecía que se dirigían a entrar. Fue Grayson el que se encargó de hablar con ellas mientras yo ponía también cara de corderito para que amablemente hicieran lo que les pedíamos que en teoría era encargo de un profesor.Cuando desaparecieron de nuestra vista en busca de los chicos, las palabras de Grayson me hicieron recordar lo invisible que soy para los Slytherins.- No creo que debas preocuparte por eso, salvo un par de excepciones, los Slytherins me obvian cuando estoy delante.- dije con tranquilidad y una sonrisa.- Aun así me esconderé a observar y si las cosas se ponen chungas apareceré, de acuerdo?- dije guiñándole un ojo y dándome la vuelta para esconderme detrás de una enorme armadura. Siempre me había preguntado para que estaban ahí, pero eran útiles para cosas así.

Las chicas no volvieron, pero en su lugar, de una puerta lejana salieron dos chicos con uniforme de Slytherin que se dirigían a nosotros. Esperé agazapada a ver que pasaba y saqué la varita por las dudas.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Imogen Poots
Edad del pj : 16
Ocupación : Empleada del cine
Pureza de sangre : Hija de muggles
Galeones : 8.310
Lealtad : Dumbledore
Patronus : No tiene todavia
Mensajes : 500
Puntos : 69
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t799-rhea-jackson http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Rhea JacksonInactivo

Invitado el Mar Mar 31, 2015 12:45 am

Mi nueva amiga parecía actuar molesta por algo que había dicho sobre los de la casa de las serpientes y era mi trabajo hacerla sentir mejor. - No digas eso, dudo que sea por ti, los Slytherin tienen fama de ser ensimismados, yo simplemente creo que es por la forma en que la sociedad los imagina, debe ser mucha presión para ellos - dije sosteniendo su hombro para darle ánimos, me gustaba ver siempre el lado bueno de las personas y estaba seguro que aun mis atacantes lo tenían, simplemente necesitaban encontrarlos con un poco de ayuda. Aunque por ahora debía cumplir con mi parte del reto y ya luego vería si hacía algo por ellos y sus actitudes. - De acuerdo, ve, yo estaré bien - asentí y espere a que ella se colocara detrás de una estatua mientras yo permanecía de pie a unos metros de distancia entre la entrada de la sala común y nosotros.

¿Funcionaría la trampa? ¿Morderían el anzuelo? Debían ser unas personas de muy poca inteligencia como para creerse que el profesor llamaría a su despacho a dos alumnos por medio de otros alumnos y de la casa equivocada, si alguien me decía eso a mí no le creería o simplemente sabría que algo andaba mal. Pero al parecer esto funcionaba pues la puerta de la sala común se abrió de par en par dejando salir del interior a dos chicos robustos con melenas de color rubio platinado. Cuando se dieran cuenta quien estaba frente a ellos no sería nada bonito pero ya lo había previsto todo.

- ¡Ah, eres tú mal nacido! ¿Mentiste acaso? Si lo hiciste la pagarás caro, estaba por ganarle al idiota de August a los golpes - dijo Robert quien se acercaba a paso rápido a donde me encontraba, sin embargo no respondí, me limité a quedarme quieto a esperar que se acercasen. - ¡Habla!, ¿Es verdad lo del profesor? - gritó August con la varita en la mano dispuesto a hacer daño de ser necesario.

Tendría que hacer algo ahora pues esperar a que estuviesen de espaldas sería un acto cobarde, así que debía ser mientras estuviesen frente a mí, solo esperaba ser más rápido que ellos. Con un movimiento rápido saqué la varita y la apunté a August quien tenía mayor posibilidad de atacarme. - Expelliarmus - grité logrando desarmar al joven mago y la varita fue a dar al suelo - ¡Tarantallegra! - grité y dirigí el hechizo a ambos, el cual tuvo éxito pues comenzaron a mover las extremidades de manera coordinada, danzando contra su voluntad de forma graciosa. - Termínalo o acabaremos contigo, te lo advierto - logró decir una de las víctimas pero no dije nada, solo me quedé observando por un minuto hasta que creí conveniente era hora de retirarme antes que alguien apareciera.  

Giré sobre mis pasos y comencé a correr, no sin antes esperar a Rhea y comenzamos a subir las escaleras hasta llegar al primer piso. - Gracias a ti me he ganado dos enemigos - dije riendo mientras me detuve a recuperar el aire. - No voy a negar que fue divertido ver sus rostros, gracias por la diversión Rhea, la pase muy bien - le dediqué una sonrisa, no esperaba que mi tarde fuese tan llena de adrenalina y me encantaba. Además había hecho una nueva amiga.
avatar
InvitadoInvitado

Rhea Jackson el Miér Abr 01, 2015 11:45 pm

Sonreí tranquila aunque un poco desconcertada cuando Grayson intentó consolarme por lo de ser invisible ante los Slytherin. La verdad es que no era algo que me preocupase, lo que pensasen otros de mi siempre me había importado lo justo y si además hablamos de personas que cuando me ven, por norma general, me insultan, prefiero se invisible a pasarme el día ignorándolos. Pero nada de eso se lo dije a Grayson que simplemente vio mi sonrisa ligeramente desconcertada antes de decirle que me escondería y que intervendría sin necesitaba ayuda.

La estatua que había elegido como escondite me tapaba a la perfección, pero además me dejaba ver la situación a través del hueco que había entre sus dos piernas. No pasó mucho tiempo hasta que los dos chicos que habíamos mandado llamar aparecieron en escena. Por su aspecto, ya quedaba claro que eran unos bravucones con algún tipo de complejo que parecía obligarles a meterse con los demás. Cuando más diferentes fueran, mejor. Y a mi esas cosas no me iban así que iba a disfrutar viéndolos bailar. Pude escuchar y ver con claridad como la bravuconería de los dos Slytherins salía a la luz rápidamente amenazando a mi nuevo amigo. Me alegré de que este no perdiese ni un minuto antes de desarmar a uno y ponerlos rápidamente a bailar. Una sonora carcajada salió de mi boca al ver como movían los pies al mismo son y como intentaban deshacerse del hechizo sin sus varitas, con lo que parecía ser pura fuerza de voluntad pero sin demasiado éxito.

Grayson tomó la inteligente decisión de salir corriendo antes de que, en su coordinado baile, los dos chicos llegasen a por sus varitas. Cuando pasó por mi lado yo lo seguí corriendo todo lo rápido que podía hasta que las piernas me ardieron y me dió un flato en un costado. A pesar del dolor, no había dejado de sonreír en todo el trayecto y, aunque supongo que eso me hacía ligeramente mala persona, aun no estaba preparada para dejar de hacerlo. Me encantaba la justicia, y dejar bailando a dos matones no es que fuera el peor castigo del mundo. - De nada- dije riendo y sofocada cuando ya habíamos parado de correr. Lo dije con una sonrisa juguetona y un guiño para que supiera que lo decía en broma.- Sí, la verdad es que ha sido divertido- dije sonriendo media ensoñada. Levanté la muñeca para mirar mi reloj porque ya veía oscurecerse el cielo de fuera por las ventanas. Uno siempre aprovecha el momento de descanso para hacer cosas como mirar el reloj- Ya casi es hora de cenar- comenté- Creo que tendría que pasar por mi dormitorio para cambiarme antes de bajar. Nos vemos allí?- dije con una sonrisa mientras ya comenzaba a bajar las escaleras. No llegué a oír o ver su respuesta pues baje corriendo por la adrenalina, pero estaba claro que después de una tarde como la que habíamos tenido, comer era necesario, por lo que fijo que lo veía allí.

avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Imogen Poots
Edad del pj : 16
Ocupación : Empleada del cine
Pureza de sangre : Hija de muggles
Galeones : 8.310
Lealtad : Dumbledore
Patronus : No tiene todavia
Mensajes : 500
Puntos : 69
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t799-rhea-jackson http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Rhea JacksonInactivo

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.