Situación Actual
19º-25º // 26 agosto -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Laith G.Mejor PJ ♂
Vanessa C.Mejor PJ ♀
Freya H.Mejor User
Gwendoline E.Mejor roler
Sam & GwenMejor dúo
Stella T.Especial I
Egon A.Especial II.
Bianca V.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Uptown Funk [Zack Dankworth]

Abigail T. McDowell el Miér Feb 25, 2015 6:59 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Zack Danworth
20:30 pm
Hogsmeade

Hoy iba a ser la primera vez que  tuviera una cita prevista con un chico de diecisiete años. Increíble.

Pero no, no tenía pensado ejercer de asaltacunas tan pronto, por regla general me iban los hombres que me sacaban par de años y eran tan maduros mentalmente como en la cama. Los demás carecían de interés. Y os preguntaréis que por qué narices iba a quedar con un chico cualquiera de diecisiete años que no fuera ni mi hermano ni Damon, pero todo cobraba sentido cuando el apellido de ese chico era Dankworth.

Caleb me había pedido ayuda, preocupado porque no se consideraba un padre capaz para enseñar, o más bien introducir a su hijo, en el placer de las Artes Oscuras; en la lealtad al Señor Tenebroso ni tampoco a acostumbrarlo o hacerle ver las virtudes de lo que hacíamos los mortifagos. Y no me parecía para nada raro que se viera incapaz. Teniendo en cuenta lo sádico que era y lo fácil que pierde la cabeza, ir con su hijo a cualquier sitio podría ser perjudicial. Además de que si apenas presta atención a lo que le rodea en esos momentos, mucho menos se la va a prestar a su hijo si él lo tiene que hacer todo. Además de que no creo que su hijo esté acostumbrado a ver a Caleb como suele ser en medio de un duelo o torturando a alguien. No sabía como había aprendido Caleb, pero sin duda era un hombre de batalla, no de enseñanza. Me lo había pedido a mí porque según sus propias palabras soy más responsable y moderada, mucho mejor para introducir a su hijo. Aparte de que era su hijo y mucho mejor elegir a una persona de confianza que a un cualquiera con el que pueda estar en peligro.

Terminé aceptando por hacerle un favor. Eso sí, le dejé claramente estipulado en nuestro acuerdo verbal que me debería UNA. Espero que no se le olvide. Además, tampoco me parecía una tarea tediosa, ya que me encantaba lo que hacía y si se trataba del hijo de Caleb, debía de ser por lo menos la mitad de guay de lo que era su padre. Y eso era suficiente como para soportarlo.

No conocía de nada al famoso Zack, pero supondría que si su padre le decía que había quedado con una pelirroja despampanante, no iba a tardar él en encontrarme a mí dónde fuera que quedásemos. Le había dicho a Caleb, el cual era el mensajero de nuestro primer encuentro, que nos encontrásemos en Hogsmeade, ya que al estar en época escolar, no pueden salir de ciertas zonas. A partir de ahí, me encargaría yo y me desaparecería con él a algún lado, ya que no me parecía ni lógico ni adecuado hablar sobre temas tan oscuros de manera tan normal en medio de un pueblo mágico en dónde hace menos de cinco meses hubo una batalla que arrasó con centenares de vidas. No, no era ni de lejos adecuado.

Habíamos quedado en la estación de Tren, cerca de correos. Era el sitio menos transitado de todo Hogsmeade en estos días, por lo que sería el más adecuado a la hora de desaparecerme con un alumno. Me mantuve en pie mirando hacia el bosque, observando directamente el cementerio en dónde yo había tenido mi momento el día del ataque. Si voy… ¿estará el cadáver de aquella mujer que murió enterrada viva bajo aquella tumba, o lo habrán sacado? Una perversa sonrisa inundó mi rostro al recordar la última visión de aquella mujer… Tan justiciera, tan buena… Finalmente murió. Sin duda alguna, nadie recuerda a los héroes. No cuando una servidora se encarga de cavar tanto sus proezas como su vida. Me crucé de brazos recordando aquel día y me cerré la chaqueta, pues hacía algo de frío. Iba con unas botas de tacón alto, unos pantalones ajustados y una camisa translúcida debajo de la chaqueta.

Esperé pacientemente al hijo de Caleb, sin ningún tipo de guía en mi cabeza. No sabía exactamente por dónde debía de empezar, pero creía lo más adecuado y lo primero que debía de hacer el conocerlo. Si era como su padre, no tendría problema ninguno en adaptarse a la situación, pero lo malo es que no tenía ni la más mínima idea de si sería como su padre (si me dejaba guiar por lo que sabía de Caleb, por estas alturas Zack debería estar dejando embarazada a alguien para que fuera como su padre). Me había pasado justamente lo contrario con Damon… a él no lo conocía de nada pero me demostró ser una persona de interés, alguien en quién volcar mi tiempo en busca de hacerlo mejorar. Con Zack, no, con Zack primero tendría que conocerle, aun habiendo aceptado el usar mi tiempo con él. Pero bueno, algo que se me ha dado siempre bien es improvisar… Y, aunque al principio me viera con algo de desinterés, tengo mucha curiosidad por conocer al hijo de Caleb.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 11
PB : Hayley Williams
Edad del pj : 30
Ocupación : Ministra de Magia
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 19.050
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No tiene
RP Adicional : +1H /+2F
Mensajes : 739
Puntos : 525
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t150-abigail-t-mcdowell http://www.expectopatronum-rpg.com/t153-te-atreves-relaciones-de-abi-mcdowell http://www.expectopatronum-rpg.com/t158-cronologia-de-abi-mcdowell http://www.expectopatronum-rpg.com/t173-lechuceria-de-abi-mcdowell#850
Abigail T. McDowellMinistra de Magia

Zachary S. Dankworth el Vie Abr 17, 2015 7:55 pm

Dejé que Abi curase mi herida sin rechistar, y escuché todos los comentarios que tenía que hacerme después de ver cómo me enfrentaba a los muggles del callejón sin interrumpirla en ningún momento. Ella era la mortífaga con experiencia, y yo era el aprendiz y sabía que todo lo que me decía era por algo. Además, es obvio que tiene razón. Me doy cuenta de que dejar al de la pistola vivo y darle la espalda había sido una completa estupidez. Siempre podía haber inmovilizado al del cuchillo y haberle dejado ahí para después mientras me encargaba del de la pistola. Había sido de milagro que su disparo no me diese, aunque ahora que lo pienso... Miré a Abi. Ella había estado observándolo todo. Seguramente me había echado una mano en aquel momento crítico. Como ella no me lo había confirmado no dije nada, pero le estaba agradecido si así era. Había decidido entrenarme con ella para ser como mi padre, no para acabar como mi madre.

Abi me preguntó si no había sido más divertido así, estando solo, y lo pensé durante unos segundos mientras la miraba con las cejas alzadas. No había pensado nada acerca de diversión mientras estaba peleando, pero ahora que todo había pasado y reflexionaba sobre ello... No sé si soy capaz de calificarlo como "divertido", pero esa sensación de superioridad, de satisfacción, esa subida de adrenalina que me había sentir imparable... Sí, puede que sea un nuevo tipo distinto de diversión... Sonreí levemente y asentí con la cabeza.- Sí, ha sido más divertido así. Supongo. La verdad es que no se porque no puedo comparar esta experiencia con nada- dije mientras me encogía de hombros, aunque se entendía que la respuesta era afirmativa. Tenía curiosidad por ver a Abi en acción, pues quiero ver cómo pelea como mortífaga... Nunca había estado ni remotamente cerca de un duelo mágico entre mortífagos y otros magos, ni en una pelea entre mortífagos y Muggles. Mi padre siempre había querido mantenerme a salvo. Seguro que ver magia tan oscura y gente tan poderosa en acción debía de ser épico.

Asentí con la cabeza a medida que Abi me daba más explicaciones.- No volveré a cometer esos errores- le aseguré. Era rápido aprendiendo, y tenía plena confianza de que conseguiría mejorar mucho la siguiente vez si sigo los consejos y las lecciones de Abi. Debía escucharla, pues de eso dependía mi futuro en este bando. Me puse algo tenso cuando Abi quiso saber por qué odiaba las pistolas. Mi mirada se enfureció- Porque una de ellas mató a mi madre- expliqué, revelando la razón de que hubiese reaccionado así al ser apuntado con una de ellas.

Cuando Abi me preguntó que qué había sentido dije las palabras que me vinieron a la mente, intentando explicar aquella sensación. Ella me prestó una pequeña ayuda, y acertó.- Exacto, eso mismo. Es lo que me dijo mi padre una vez. Según él, matar a alguien es tan simple como apagar una vela. La llama es la vida. Un segundo está ahí, y al siguiente ya no lo está gracias a nosotros- aquellas eran las palabras que había recordado antes de matar por primera vez. Cuánta razón tienen él y Abi... Sonreí de manera algo siniestra cuando me dijo que este sólo era el primer paso.- Esperaré con ansias el segundo.

Le dije que quería aprender las Inperdonables, aunque claro, no me refería a ahora mismo. Sé que esas cosas llevan tiempo, y que son más complicadas que unas simples palabras.- Cuando sea el momento adecuado seré perfectamente capaz de aprenderlas, créeme- le aseguré a Abi sin un ápice de duda en mí. En mi interior hay suficiente odio para calzarlo hacia aprende magia tan oscura.

De hacía tarde, y Abi dijo que deberíamos ir a Hogwarts. Tenía razón. Que sea prefecto significa que no me tengo que preocupar de estar en la cama a la misma hora que los demás, pero sí que tengo que estar dentro de los terrenos del castillo a la hora exacta. Asentí y cogí el brazo de Abi para desaparecernos de allí y aparecer en el mismo sitio solitario de Hogsmeade en el que nos habíamos encontrado antes. Quedamos en que nos volveríamos a poner en contacto, esta vez directamente, pues ya que ya nos conocíamos no necesitábamos a mi padre de intermediario. Le di las gracias por su tiempo y por esta tarde, y nos despedimos. Abi se desapareció para volver a Londres (o al menos creo que ha ido a Londres, aunque a lo mejor está en la otra punta del país por cualquier razón) y yo me alejé de allí caminando tranquilamente. Crucé el pueblo y llegué a los terrenos, desde fondee me dirigí al castillo. No se sí era normal o no, pero tenía la conciencia muy tranquila, y reinaba sobre mí una extraña sensación de calma que no había tenido en mucho tiempo. Aquella había sido una buena tarde que me había confirmado que el futuro que había elegido era, efectivamente, el que quería.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Torrance Coombs.
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario (Criaturas
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 21.100
Lealtad : Familia Dankworth
Patronus : -
Mensajes : 486
Puntos : 305
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t989-zack-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t1010-relaciones-de-zack-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t2231-if-the-end-of-your-story-is-a-happy-one-what-does-it-matter-how-it-began-cronologia-de-zack http://www.expectopatronum-rpg.com/t3233-arcon-de-caleb
Zachary S. DankworthUniversitarios

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.