Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Apolo MasbecthMejor PJ ♂
Circe MasbecthMejor PJ ♀
Alexandra B.Mejor User
Denzel S.Mejor roler
Ashanti ButtonMejor nuevo
Joshua EckhartMejor jugador
Sam & HenryMejor dúo
Eva WaldorfPremio Admin
Afiliaciones
Hermanas [2/4]
Expectro PatronumExpectro Patronum
Directorios [8/8]
Élite [36/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

¿Se pueden afeitar bombillas? [Rhea Jackson]

Jason Mirchoff el Vie Abr 17, 2015 12:51 am

El día pintaba un lienzo de nuevas aventuras. Se dibujaba como el día perfecto para descubrir y desmentir teorías. Aunque Jason no se caracterizaba por levantarse con ese ánimo en su día a día. Después de su lamentable actuación en el partido se había dedicado a centrarse en los E.X.T.A.S.I.S. y sobre todo en sus debates matutinos con Nick Casi Decapitado.

Una costumbre arraigada ésta última. Desde su cuarto año en Hogwarts Jason se reúne con el fantasma en el pasillo de la segunda planta, ese que suele estar desierto. Un lugar tranquilo donde pueden desarrollar sus locuras. Habían realizado todo tipo de tonterías, desde explotar globos cubiertos de espuma de afeitar a lanzar huevos  sanos y podridos desde la torre de astronomía, a ver cuál llegaba antes al suelo. No lo adivinaríais, pero uno de ellos llegó mucho antes que el otro, cayendo sobre la cabeza de un alumno de primer año. El pobre chico pasó tres horas en el baño para evitar el olor. Aunque si pasáis por el lugar concreto en el que cayó, todavía se puede percibir el fétido olor del huevo podrido. La razón es que es huevo tenía unos cien años, cosas de Nick.

Ese día en concreto, esa tarde mejor dicho. Jason se encontró con Nick en el desierto pasillo con una sorpresa para el fantasma. Esperó en medio del pasillo con una traviesa sonrisa en el rostro. – Justo en verle. – dijo Nick al quedarse flotando frente al joven. - Buenas tardes, Nick - Saludó el joven con suma educación sin decir nada más. Jason metió la mano en sus bolsillos y sacó lentamente ambas manos, primero sacó la derecha enseñando una maquinilla desechable de afeitar. El fantasma lo miraba intrigado. Lentamente sacó del bolsillo izquierdo de su túnica una bombilla cubierta de espuma. Os preguntaréis cómo podía estar cubierta de espuma y no haber perdido parte de ella por la tela de la túnica, la respuesta es muy obvia, el bolsillo estaba lleno de espuma de afeitar. Su mano también estaba cubierta de espuma, bueno la punta de sus dedos estaba cubierta de espuma.  

- Te apuesto tres ranas de chocolate a que la afeito sin romperla. – Dijo el Gryffindor con total convencimiento y confianza en sí mismo. La gente suele decir que afeitar bombillas es de tonto. Con toda la razón del mundo, ¿acaso la bombillas tienen pelo que afeitar? Pero eso no iba a detenerlo. Una apuesta a un fantasma no podía ser revocada. El pulso le temblaba al acercar la maquinilla al fino cristal. Suspiró hondo, cerró los ojos y volvió a fijar su vista en la bombilla. – ¡Allá voy! – Exclamó para darse más confianza.

La hojilla comenzó a retirar lentamente la espuma, dos pasadas y parecía que iba a lograrlo. Alzó la vista y dedicó una sonrisa enorme al fantasma. – Me deberás tres ranas de chocolate. – Dijo con entusiasmo al fantasma. Nick puso una mueca de fastidio, pero no le importaba, estaba tan absorto contemplando la bombilla como el chico. O eso creía Jason, pues algo me hace pensar que Nick simplemente muestra interés por tener compañía semanalmente
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Beau Mirchoff/Alexander Skarsgard
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario (varitologí
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 15.850
Lealtad : Orden de fénix
Mensajes : 237
Puntos : 127
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t353-jason-mirchoff http://www.expectopatronum-rpg.com/t355-el-resumen-de-mi-vida-social-jason-mirchoff http://www.expectopatronum-rpg.com/t953-orden-temporal-jason-mirchoff http://www.expectopatronum-rpg.com/t1106-las-cartas-son-pequenos-mundos-jason-mirchoff
Jason MirchoffUniversitarios

Rhea Jackson el Dom Abr 19, 2015 8:08 pm

Lo exámenes se acercaban y yo me había visto obligada a cambiar las novelas que solía leer en mi tiempo libre por los libros de texto. No es que me quejase, teniendo en cuenta que había vivido muchísimo tiempo como muggle, todo lo que mostraban esos libros era interesante para mi cuando era nuevo, pero cuando me tenía que pasar días y días estudiando y repasando, hasta la cosa más épica e interesante que podía hacer con la magia se volvía tediosa. Por ese motivo, después de algunas horas de estudio, tendía a quedarme dormida sobre el tomo en la sala común. Era la manera que tenía mi cerebro de decirme que no podía absorber más información, pero yo me negaba a ser vencida por las capacidades físicas de mi cerebro. Si el problema era dormirse, haría algo mientras estudiaba que lo impidiese, y así fue como empezaron mis paseos de estudio por el castillo.

No se solía ver a mucha gente por Hogwarts con el libro de encantamientos en las manos y en una lectura enfrascadísima del mismo. Los alumnos solían estudiar en la biblioteca o en sus salas comunes, pero yo tenía la lacra de que no me importaba que me vieran y me quedaba dormida de todas maneras en cualquier sitio a no ser que me estuviese moviendo mientras estudiaba. Por suerte, era de esas personas que cada vez que releía algo le encontraba matices nuevos así que mientras me mantuviese en movimiento y concentrada, mis exámenes finales irían bien.

Así que en aquella mañana me tocaba repasar transformaciones. Me levanté con las ganas justas y necesarias de despegarme de mis amadas sábanas para ponerme a estudiar, pero reuní toda la fuerza de voluntad que mi cuerpo podía contener y con el libro bajo el brazo baje a desayunar. Tras empacharme a comida, empecé a vagar por el castillo durante horas mientras leía aquel libro de texto con interés y esmero. Subí y bajé escaleras sin preocuparme demasiado de a donde iba y lo único que me preocupaba era chocarme con una puerta cerrada porque en general la gente se apartaba cuando un zombie pegado a un libro se acercaba a ellos. Mis pies me habían llevado al pasillo del segundo piso sin que yo me diese ni la más mínima cuenta de ello cuando pase a través de lo que parecía ser un velo de agua fría, tan fría como la de esas incómodas duchas de los gimnasios que te ponen para que te duches antes de entrar a la piscina. Levanté la mirada y fruncí el entrecejo mientras sentía eso, pero en mi escalofrío no me di cuenta de que tenía a una persona delante.- Ah!- grité al chocar con alguien que no identificaba. Se oyó un crash como de un cristal roto y yo di un salto hacia atrás de manera inconsciente, lo que me hizo volver a atravesar el velo helado que me había roto la concentración antes.- Uuuuuuuh!- dije cerrando el libro y abrazándome a mi misma por el nuevo frió que había sentido.

Al levantar de una vez por todas la vista del libro de transformaciones, mis ojos se tuvieron que acostumbrar a la luz del ambiente y no tardé en darme cuenta de que lo que había atravesado, dos veces, era un fantasma, Nick Casi-Decapitado y la persona con la que había chocado era un chico que había visto a veces por los pasillos pero no conocía su nombre. En el suelo había pequeños cristales rotos y el chico llevaba una maquinilla de afeitar desechable en la mano. Todo era muy extraño pero mi primera reacción fue el arrepentimiento- Oh Dios, lo siento mucho- dije acercándome de nuevo pero esta vez evitando atravesar al fantasma- Estás bien?- mirando nerviosa si se había cortado- Perdón- dije de nuevo, mirando al fantasma esta vez- No era mi intención atravesarle- dije con expresión de culpa. Me agaché y saqué la varita- Reparo- dije apuntando a los cristales y cual fue mi sorpresa al ver una bombilla. La cogí con cuidado y se la tendí al chico con una mirada entre culpable y extrañada.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Imogen Poots
Edad del pj : 16
Ocupación : Empleada del cine
Pureza de sangre : Hija de muggles
Galeones : 8.710
Lealtad : Dumbledore
Patronus : No tiene todavia
Mensajes : 498
Puntos : 68
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Rhea JacksonFugitivos

Jason Mirchoff el Lun Abr 20, 2015 10:18 am

La tensión se podía palpar en el ambiente, el fantasma y el gryffindor estaban concentrados en la bombilla. Lograrlo iba a suponer un logro para el chico, así lo veía él. Muchos pensarían que es una idiotez o que más tonto no podía ser. Pero en su mente todo tenía una lógica aplastante. Os preguntaréis, ¿qué tiene de lógico afeitar bombillas? La respuesta es conocida por todo el mundo. Este tipo de cosas son las que más le gustaban al joven. Lo absurdo era su mayor hobby, así disfrutaba con las pequeñas cosas.

Cuando había una apuesta de por medio más empeño le ponía. El pulso lo tenía firme, quitar la espuma del fino cristal estaba resultando más complicado de lo que esperaba, pero lo estaba logrando. Dos pasadas más y lo lograría, tendría tres ranas de chocolate más. Su botín aumentaría por unas horas, pues tenía claro que en un par de horas se las comería. Más bien le durarían cinco minutos.

Absorto estaba en su labor cuando una chica chocó con él. La bombilla se cayó de su mano y un grito desgarrador se escuchó. – ¡¡NOOOOO!! – Gritó Jason a la vez que Nick gritaba eufórico. – ¡Sí!¡Sí!¡Sí! -  Todo sucedió a cámara lenta para el joven, olvidando ambos durante unos instantes la presencia de la chica.

Con la maquinilla en mano y un gesto de pena absoluta miró a la chica cuando ésta comenzó a disculparse. Automáticamente Jason sonrió. – ¿Sentirlo? Acabo de perder tres ranas de chocolate… - Dijo el chico con un tono divertido. No creía que la chica tuviera que pedir perdón, es más, no le molestó en absoluto que la chica le hubiera roto la bombilla. Esa bombilla que tanto le había costado conseguir y traer a Hogwarts. Lo que le molestaba era haber perdido la apuesta. – No vale Nick, debes darme las ranas, lo había conseguido. – Reprochó al fantasma, el cual comenzó a reír sin parar. – ¡Gracias señorita! Gracias a usted este joven tendrá que traerme un pudin de calabaza. – Dijo el fantasma con una sonrisa en la cara.

Ese era el acuerdo al que habían llegado. Ahora Jason tendría convencer a los elfos para que le hicieran uno. Iba a ser una tarea difícil, pues los elfos los tenían vigilado y le prohibían entrar en las cocinas. – Ya sabes que no puedo entrar a la cocina. – Dijo  Jason con gesto pensativo, ideando en su mente cómo lograr ese desafío.  – ¡Ya sé! Te llevaré conmigo, voy a necesitar tu ayuda. – Expresó el chico, señalando a la chica y recogiendo la bombilla, guardándola en su bolsillo lleno de espuma.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Beau Mirchoff/Alexander Skarsgard
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario (varitologí
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 15.850
Lealtad : Orden de fénix
Mensajes : 237
Puntos : 127
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t353-jason-mirchoff http://www.expectopatronum-rpg.com/t355-el-resumen-de-mi-vida-social-jason-mirchoff http://www.expectopatronum-rpg.com/t953-orden-temporal-jason-mirchoff http://www.expectopatronum-rpg.com/t1106-las-cartas-son-pequenos-mundos-jason-mirchoff
Jason MirchoffUniversitarios

Rhea Jackson el Sáb Abr 25, 2015 6:39 pm

Aunque la mejor manera de estudiar, para mi, era hacerlo mientras caminaba para evitar caer en los brazos de Morfeo, estaba claro que no era una práctica muy recomendable si te acababas chocando con otra persona que tampoco miraba por donde iba o simplemente estaba demasiado concentrada como para darse cuenta de que un zombie pegado a un libro se dirigía hacia él sin intención de pararse. Mi hábito me había llevado a atravesar dos veces a uno de los fantasmas del castillo y a romper lo que parecía y resultó ser una bombilla muggle. Me disculpé todo lo que pude tanto con el fantasma como con el chico moreno con el que había chocado, pero ninguno de los dos parecía especialmente disgustado por mi aparición. En parte era un alivio, no podía negarlo, pero era muy extraña la situación. Oí como medio discutían lo que iba a pasar a continuación mientras los miraba perpleja.

- Un momento- dije cuando el chico me señaló para que lo acompañase a las cocinas mientras cogía de nuevo la bombilla y se la guardaba- Estabas afeitando una bombilla?-dije con pasmo- Para ganarle una apuesta al caballero Sir Nicolas?- dije sin poder creérmelo. Guardé un momento de silencio intentando absorber toda la información necesaria sobre lo que acababa de pasar- De acuerdo, conseguiré el pudin de uno y las ranas de chocolate del otro, pero antes...Como te llamas? No me gusta ir en busca de deliciosa comida en compañía de desconocidos- dije como si eso no fuera negociable. Y lo cierto es que no lo era.- Yo me llamo Rhea- dije con una sonrisa abrazada a mi libro.- Y verdaderamente creo que ahora que tienes la bombilla entera de nuevo podrías volver a intentarlo, no?- dije mirando al chico y al fantasma alternativamente.- Un buen Gryffindor siempre da segundas oportunidades- dije poniéndole ojitos al fantasma para que le diese la oportunidad al chico de intentarlo de nuevo- Y para hacerlo más interesante, yo apuesto que lo consigue, y si no lo hace, me lo llevaré a las cocinas y traeremos pudin de calabaza, mousse de chocolate y las ranas de chocolate. Tenéis mi palabra de tejona- dije con una sonrisa.

No sabía como en dos minutos había pasado de estar completamente concentrada a formar parte de una apuesta en la que alguien afeitaba una bombilla, pero una cosa tenía muy clara, si conseguía afeitarla se convertiría en mi nuevo héroe personal. Siempre había querido conocer a alguien que afeitase bombillas así que si lo conseguía sería el afeita bombillas oficial hasta su muerte o la mía.

avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Imogen Poots
Edad del pj : 16
Ocupación : Empleada del cine
Pureza de sangre : Hija de muggles
Galeones : 8.710
Lealtad : Dumbledore
Patronus : No tiene todavia
Mensajes : 498
Puntos : 68
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Rhea JacksonFugitivos

Jason Mirchoff el Miér Mayo 06, 2015 12:41 am

Para asombro de cualquiera Jason estaba a punto de lograrlo, dos pasadas le restaban para lograr lo imposible, parecer más tonto aún. Por suerte Rhea interrumpió su concentración haciendo que la bombilla se cayera al suelo y se rompiera en cientos de pedacitos. La reacción del Gryffindor había sido exagerada, mas la del fantasma había sido demasiado eufórica.  Ambos discutían sobre lo que a continuación pasaría, quién había ganado la apuesta y quién había perdido.  

- Por supuesto. Todo sea por conseguir unas ranas de chocolate. – Dijo el joven Mirchoff con total seriedad, asintiendo con la cabeza y respondiendo a cada pregunta de la chica. En realidad haría cualquier cosa por lograr unas ranas de chocolate, era demasiado simple para lograr ver lo idiota de sus acciones. Afeitar una bombilla era algo así como correr para coger un avión en pleno vuelo. Pero para él nada podía compararse a ello, adoraba hacer esas tonterías.

- Jason Mirchoff, un placer. – Respondió el chico haciendo una pequeña reverencia ante la chica. La idea de que la chica aceptara acompañarle le agradó y esto lo mostró con una amplia sonrisa. Rhea hizo una propuesta inesperada. No podían repetir la apuesta, era un código que tenían, tanto Jason como el fantasma estaban negando repetidamente con la cabeza. – No, no hay segundas oportunidades en estas apuestas. Un único intento, es la principal regla y la única que tenemos. – Expuso Jason, no le apetecía tener que volver a afeitar la bombilla, más que nada porque ahora se encontraba nervioso y no apostaba ni un penique por él.

- Me parece una idea estupenda.- Dijo Nick CasiDecapitado. No iba a negarse a tener más comida de la que pedía. Aunque no pudiera comérsela tenía una fiesta en mente y quería cumplir con sus invitados. – Adelante señor Mirchoff, proceda de nuevo con su intento. – La presión se cernía sobre el chico, la tensión hacía que le sudaran las manos y no era bueno para lo que ahora iba a hacer. Miró a Rhea unos segundos y esbozó una pequeña sonrisa mientras su rostro estaba serio, fruto de la concentración que le iba a proseguir.

Sacó la bombilla de su bolsillo, cubierta de nuevo por espuma de afeitar, después de frotar ambas manos contra su pantalón en un intento efectivo de secarlas.  – Vamos allá. – Dijo para sí mismo, cogiendo la maquinilla y colocando la bombilla a la altura de su mirada. Cuidado, cuidado. Se decía en su mente. Lentamente la cuchilla fue retirando la espuma, deslizándose cuidadosamente por el fino cristal. Otra pasada más, con lentitud. En una de ellas se pudo escuchar un leve chasquido. Los ojos de Jason estuvieron a punto de salirse de sus cuencas. Había fallado, es lo primero que pasó por su mente. Pero no, el sonido no procedía de la bombilla, era el fantasma buscando el modo de desconcentrar a Jason y así lograr ganar su apuesta.

Jason pasó la cuchilla una última vez. Lo había logrado, había afeitado una bombilla. La sonrisa de oreja a oreja reflejaba su entusiasmo, pero Nick no estaba igual de contento. El fantasma estiró su mano y tocó la bombilla, así como la mano de Jason. El chico soltó la bombilla del frío que sintió. De nuevo caía al suelo, como si de una cámara lenta se tratara.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Beau Mirchoff/Alexander Skarsgard
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario (varitologí
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 15.850
Lealtad : Orden de fénix
Mensajes : 237
Puntos : 127
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t353-jason-mirchoff http://www.expectopatronum-rpg.com/t355-el-resumen-de-mi-vida-social-jason-mirchoff http://www.expectopatronum-rpg.com/t953-orden-temporal-jason-mirchoff http://www.expectopatronum-rpg.com/t1106-las-cartas-son-pequenos-mundos-jason-mirchoff
Jason MirchoffUniversitarios

Rhea Jackson el Dom Mayo 24, 2015 9:01 pm

Parece que la vida de cada persona cuenta con un número concreto de situaciones extrañas y estúpidas. Es como una cuenta atrás que empieza cuando naces y según estas situaciones ridículas van pasando, vas madurando y dejas de ver la diversión en ellas, pero quiso el destino que yo, Rhea Jackson, antes de morir, viese a alguien afeitar una bombilla, y no iba a ser mi orgullo o mi madurez lo que me impidiese disfrutarlo. Lo de afeitar bombillas era algo que siempre se relacionaba con la inutilidad, ya que las bombillas claramente no tienen pelo, y las cosas inútiles siempre, de un modo u otro acababan siendo relacionadas con los Hufflepuffs. Por eso, encontrarme a alguien que no conocía más de seguramente haberme cruzado con él por los pasillos en alguna ocasión, intentando con todas sus fuerzas y concentración afeitar una bombilla sin romperla, era uno de esos sueños extraños que jamás habría pensado que se cumplirían.

Mi intervención en la escena había hecho que la bombilla se rompiese, haciendo que el fantasma de Gryffidor ganase la supuesta apuesta que el y Jason tenían, pero tras las presentaciones, no pude evitar usar mi labia para que la apuesta se repitiese, aumentando los términos por mi parte. Ahora que estaba ante alguien totalmente dispuesto a hacerlo no podría morir tranquila si no veía y comprobaba con mis propios ojos que era posible afeitar una bombilla. Tras arreglar el utensilio después de mi violenta aparición y de que Jason y yo nos presentamos y conseguimos comenzar la apuesta de nuevo, se hizo el silencio en el pasillo. La bombilla cubierta de espuma estaba curiosamente firme en la mano del chico mientras yo y el fantasma observábamos con nerviosismo. Yo no perdía nada por ir a las cocinas a por comida, pero si Jason conseguía su propósito me alegraría el día, así me que me mantuve en silencio, casi aguantando la respiración para que ni el aire que salia de mis pulmones perturbase la concentración del moreno.

En uno de los momentos de más tensión, mientras pasaba la cuchilla por la superficie de cristal, se oyó un Crack. Temí lo peor y casi pude ver como mis fantasías de que todo en esta vida era posible desaparecían, pero al buscar el origen del sonido, mis oídos me llevaron al fantasma que intentaba por todos los medios evitar que Jason consiguiese afeitar con éxito el artefacto muggle. Negué con la cabeza en silencio y volví a mirar al chico que seguía con su tarea. Cuando terminó, el cristal de la bombilla destelleó casi como dando a entender lo contenta que estaba la propia bombilla de que alguien la hubiese podido afeitar por fin.- Si!- dije con alegría dando un pequeño salto. Seguramente ninguno de los allí presentes entendería el motivo de mi felicidad, pero de algún modo absurdo que me sacaran de mi estudio para ver como eso era posible había sido un acto que me había devuelto cierta fe en la humanidad. Sin embargo, parecía que las cosas no iban a ser tan fáciles para Jason y para mi. Nick Casi-Decapitado parecía tener muchas ganas de conseguir toda esa comida aunque no pudiese disfrutarla, e intentando tocar la bombilla en la mano de Jason, consiguió que este la soltara. La bombilla caía y giraba en el aire a cámara lenta como si lo estuviéramos viendo dentro de una película. Mi mano apretó la madera de mi varita y casi como un reflejo, apunté a la bombilla- Wingardium Leviosa- dije intentando seguir la trayectoria de la caída...La bombilla quedó suspendida a menos de un centímetro del suelo. Suspiré con alivio- Eso es jugar sucio, Nick- dije con expresión decepcionada.- Tenía pensado ir a por la comida de todos modos, pero estos comportamientos me parecen despreciables en un Gryffindor y más en alguien como usted- dije con todo descaró para dejar claro lo decepcionada que me acababan de dejar.

avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Imogen Poots
Edad del pj : 16
Ocupación : Empleada del cine
Pureza de sangre : Hija de muggles
Galeones : 8.710
Lealtad : Dumbledore
Patronus : No tiene todavia
Mensajes : 498
Puntos : 68
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Rhea JacksonFugitivos

Jason Mirchoff el Jue Jun 11, 2015 2:25 pm

Estabamos ante un espectáculo sin precedentes, pero no algo que contar a tus nietos. Simplemente estábamos ante una de las escenas más absurdas del mundo, algo de lo que todo el mundo se ríe pero nadie hace. Esas cosas extrañas que todo el mundo ve como inútiles, esas son las cosas que Jason hacía en sus encuentros con el fantasma. Por suerte en Hogwarts no había electricidad, de ser así habría pasado muchos días con la permanente hecha y encamado en la enfermería.

Sí la apuesta parecía que había llegado a su fin, la cosa no había hecho sino mejorar con la nueva oferta de Rhea, lo que se conoce como un doble o nada. Interesante, sin duda alguna. Si bien Jason en un principio rechazo la oferta, la gula de Nick Casidecapitado no iba a desaprovechar la ocasión. Así, con el nuevo acuerdo hecho Jason se decidió a proseguir, bueno, a comenzar de nuevo con su hazaña.

La bombilla volvía a estar cubierta de espuma y la maquinilla estaba lista para afeitarla. Poco a poco fue pasando la afilada cuchilla por la fina capa de vidrio. No sin algún susto, Jason había logrado su objetivo. Tenía en sus manos una bombilla reluciente después de haber sido afeitada. Tan lisa como el culito de un bebé, aunque claro está que antes ya estaba así. Pero no era la cuestión ahora, lo había logrado e iba a tener su recompensa. *Ranas de chocolate, venid a mí.* Se dijo a sí mismo con una sonrisa de oreja a oreja. Pero esa felicidad poco duró cuando Nick tocó la mano de Jason, la bombilla caía al suelo de nuevo. Si se rompía todo había acabado pues cómo probar quien tendría razón.

Por suerte Rhea era más rápida y con rapidez lanzó un conjuro y la bombilla se quedó suspendida en el aire. – ¡Vaya descaro! – Dijo Nick sin más, dándose la vuelta y desapareciendo sin más al cruzar una pared. – No suele perder. – Dijo Jason encogiéndose de hombros en un intento de excusar a su amigo fantasma por lo sucedido. – ¡¡Pero lo he logrado!! ¡He afeitado una bombilla! – Exclamó el chico acercándose a Rhea, dándole un abrazo que la elevó levemente del suelo.

Jason estaba eufórico por su logro, tanto como Nick lo había estado unos minutos antes. - ¿Qué puedo hacer por ti? – Le preguntó a la chica sin perder la sonrisa en ningún momento. – De no ser por tu ayuda hubiera perdido sin más. – Explicó el joven, rascándose la nuca. – ¡Ya sé! ¿Alguna vez te has columpiado en el sauce boxedor? Es muy divertido. – Las palabras del chico tenían mucho más sentido en su cabeza que al expresarlas. Dichas en voz alta, ¿a quién, en su sano juicio, le gustaría columpiarse en el sauce boxeador? No tenía ninguna lógica, sólo la tiene en la mente de Jason Mirchoff.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Beau Mirchoff/Alexander Skarsgard
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario (varitologí
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 15.850
Lealtad : Orden de fénix
Mensajes : 237
Puntos : 127
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t353-jason-mirchoff http://www.expectopatronum-rpg.com/t355-el-resumen-de-mi-vida-social-jason-mirchoff http://www.expectopatronum-rpg.com/t953-orden-temporal-jason-mirchoff http://www.expectopatronum-rpg.com/t1106-las-cartas-son-pequenos-mundos-jason-mirchoff
Jason MirchoffUniversitarios

Rhea Jackson el Mar Jun 23, 2015 4:05 pm

No estaba en absoluto dispuesta a permitir que un fantasma ofuscado estropease uno de los momentos más especiales de mi vida. Puede sonar triste, pero saber que las bombillas pueden afeitarse había sido una auténtica revelación para mi y que Nick Casi-decapitado intentase estropearlo había despertado en mi un genuino enfado. Un hombre de valía jamás debe jugar sucio. Por todo ello, no me importó que el fantasma desapareciese con el rabo entre las piernas por su fracaso, aunque tampoco estuvo bien que no le pagase a Jason su premio. Sin embargo a él no parecía importarle demasiado. Lo conocía desde hacía cinco minutos o menos pero me parecía un chico enérgico y algo nervioso que se entusiasmaba con facilidad. Eso me gustaba porque era una alegría y sorpresa constante. Quizás debía dejar aparcado mi estudio por un rato y distraerme con Jason.

- Siiiii!- exclamé emocionada cuando todo contento proclamó en voz alta que lo había conseguido. Di un pequeño saltito de alegría. No tenía muy claro porque estaba tan contenta, pero era vigorizante. Sonreí cuando me dio las gracias aunque no estaba muy segura de que debiera, al fin y al cabo había sido yo la que había roto la bombilla en primer lugar. Pero no dije nada, no quería enturbiar la felicidad del momento con tecnicismos. Sin embargo, la idea que tuvo Jason a continuación ya me pareció un poco disparatada de más.- Estás seguro de que es divertido? Porque yo creo que terminaríamos en la enfermería a cachos- dije con una pequeña risa- Además, como prefecta creo que no debería alimentar ese tipo de comportamientos- dije fingiendo ponerme seria de repente- No obstante, tengo una idea. El fantasma no te ha pagado lo que debía, pero yo te invito a probar conmigo una nueva y mejorada fórmula de una bebida totalmente novedosa: La cerveza de chocolate. Te animas?- dije toda emocionada- Aun tenemos que inventarla, pero estoy segura de que entre tú y yo las cosas serán mucho más sencillas.- dije restándole importancia al hecho de que tampoco tenía muy claro como se hacía la cerveza normal.- Se te dan bien las pociones?- pregunté como si ese fuese un dato fundamental para el transcurso de la vida normal de cualquier persona.

La verdad es que me emocionaba la idea de poder probar por fin la cerveza de chocolate, solo para ver si podía hacerla. Tanto hablar de ella y nadie lo había intentado, pero si Jason se animaba podía salir algo muy rico. Además, ya que bajábamos a la cocina a por los ingredientes podría conseguirle esas ranas de chocolate que le debían, pero lo dejaría en plan sorpresa por si aceptaba. Su plan me había parecido algo disparatado teniendo en cuenta que creo en cosas difíciles de conseguir pero colgarle un columpio al sauce me parece un suicidio.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Imogen Poots
Edad del pj : 16
Ocupación : Empleada del cine
Pureza de sangre : Hija de muggles
Galeones : 8.710
Lealtad : Dumbledore
Patronus : No tiene todavia
Mensajes : 498
Puntos : 68
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Rhea JacksonFugitivos

Jason Mirchoff el Miér Jul 08, 2015 5:44 pm

Afeitar una bombilla. Sí, Jason había afeitado una bombilla. Increíblemente cierto. Increíblemente absurdo. Por cuestiones como esta me preocupaba profundamente el futuro del joven. Sobre todo cuando su idea de pasarlo bien implicaba columpiarse en el sauce boxeador. Aunque esto tiene su explicación. En su primer año en Hogwarts había alucinado con todo lo mágico que había en el castillo, en su segundo año lo pasó en grande buceando en el lago negro y persiguiendo al calamar gigante (no persiguiéndolo, sino buscándolo para probar su existencia). Pero cuando llegó su tercer año en Hogwarts y descubrió que había un árbol tan alucinante como el sauce boxeador  no pudo evitar hacer lo posible por columpiarse en sus ramas. En su mente era de lo más divertido, además de que todo lo nuevo es atrayente. El sauce no iba a ser una excepción.

Aceptó sin mucha resistencia la recomendación de la chica. No era apropiado ni muy cuerdo columpiarse en el sauce boxeador. Desde luego que no. En parte sintió pena por no poder realizar esa complicada tarea, más la idea de la chica hizo que sus ojos se abrieran como platos y su boca se hiciera agua. ¡Cerveza de chocolate! ¿Por qué no se le habría ocurrido antes? – Por supuesto, vamos a crearla. Nos quedará estupenda, seguro. Luego todos querrán probarla y nuestro nombre se escuchará en todos lados. – Comenzó a hablar el chico, sin ton ni son. Se había emocionado con la idea, tanto que alzó las manos como si señalara un cartel gigante y luminoso. – Jason y…. – Sí, había olvidado el nombre de la chica. Era así de despistado, no solía recordar los nombres de la gente si se presentaban justo antes de un momento de suma concentración para él. Estaba avergonzado por ello, pero fue rápido y añadió. – Y la chica más inteligente del castillo. – Un cumplido que no podía saber si era cierto o no, pero para él que alguien le propusiera una idea tan genial era razón más que suficiente para considerarlo la persona más inteligente del castillo, incluso del mundo. Eran las ideas que más le gustaban.

- No soy un experto y muchas me han explotado, pero…¿qué diversión tienen si no explotan? – Añadió el chico, como si eso justificara su poca habilidad con las pociones. No era un lumbreras ni el mejor de la clase, pero había conseguido aprobar y últimamente le salían con suma decencia. Para él era más que suficiente. Estaba seguro que con la inteligencia de la chica y su ayuda podrían lograrlo. Jason sujetó a Rhea de la mano y la guió a una escalera trasera. Todos bajaban siempre por la principal, pero él sabía que a pocos metros, la escalera del fondo del pasillo del ala este era el camino más rápido hacia la cocina. Principalmente porque era su ruta desde la sala de Gryffindor hasta las cocinas a altas hora de la madrugada cuando su cuerpo ingería comida sin control. Si bien el hábito de ingerir sin más había desaparecido, no dejaba de usar dichas escaleras como atajo para muchos sitios. Además de que eran poco transitadas y nadie le hacía trastadas en ella.

Volviendo al hecho de sujetar la mano de la chica, Jason era demasiado confianzudo, ni siquiera se preguntó si dicho gesto molestaría a la chica. – Una vez intenté hacer la cerveza de mantequilla en mi casa, para que mi madre la probara. Es muggle, nunca la ha probado. Pero me salió un líquido verde que más bien parecía cerveza de mocos. Pero eso no tiene porque pasarnos a nosotros, ¿no? Quiero decir, los elfos nos ayudarán. ¡Son la caña! Unos genios haciendo comida, nos ayudarán, sí, estoy seguro. – El silencio era su enemigo, por ello no tardó en comenzar a hablar sin más mientras descendían la escalera. Estaban cerca de la cocina, no debían tardar mucho ya que solo tenían que bajar tres pisos.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Beau Mirchoff/Alexander Skarsgard
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario (varitologí
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 15.850
Lealtad : Orden de fénix
Mensajes : 237
Puntos : 127
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t353-jason-mirchoff http://www.expectopatronum-rpg.com/t355-el-resumen-de-mi-vida-social-jason-mirchoff http://www.expectopatronum-rpg.com/t953-orden-temporal-jason-mirchoff http://www.expectopatronum-rpg.com/t1106-las-cartas-son-pequenos-mundos-jason-mirchoff
Jason MirchoffUniversitarios

Rhea Jackson el Miér Jul 22, 2015 10:58 pm

He oído un montón de veces eso de que las desgracias nunca vienen solas, pero jamás me había parado a pensar que otro tipo de circunstancias también podían presentarse de otra forma que no fuera de una en una. En ese momento, estaba ante una de esas situaciones en las que las ideas geniales se presentan de dos en dos y esperemos que no se nos ocurra otra más porque si fuésemos muggles ya habríamos revolucionado internet solo con lo de la bombilla, lo de la cerveza de chocolate nos haría ricos y si tuviéramos un perro o gatito adorable, sería el colofón.

La idea de la cerveza de chocolate entusiasmo a Jason de la misma manera que parecía entusiasmarlo todo. El chico era como una bomba de energía y parecía tener la asombrosa capacidad de contagiarme. Con una sonrisa de oreja a oreja escuché como anunciaba nuestro producto revolucionario y me eché a reír cuando dijo que era la chica más lista del colegio.- Pueden llamarme Rhea- dije como dirigiéndome al público y haciendo una reverencia. Lo hice solo porque me apetecía y Jason no parecía el tipo de persona que me fuese a juzgar porque de un momento a otro me apeteciese hacer una reverencia. Era liberador.

Le pregunté si se le daban bien las pociones porque cocinar en muchos casos era muy parecido a hacer pociones. Yo no era especialmente buena en el tema pero me defendía bastante bien. Cierto era que alguno de mis brebajes habría sido capaz de dejar inconsciente a más de uno en mis primeros años en Hogwarts, pero con esfuerzo y paciencia había mejorado mucho. Él no parecía un experto tampoco, eso era una pena pues alguien que controlase no nos habría venido nada mal, aunque pensándolo bien...- Qué es lo peor que puede pasar? Que acabemos cubiertos de chocolate? Ese no me parece un destino tan terrible...Delicioso, sí, pero para nada terrible- confesé con tranquilidad. Si eso llegase a pasar yo me pasaría el día lamiéndome a mi misma. No me juzguéis, estaría cubierta de chocolate! Si eso no te da una escusa para lamerte, nada en esta vida te lo va a dar.

Sin pensárselo demasiado, Jason cogió mi mano y tiró de mi por unas escaleras que no eran las que la gente solía usar. Supuse que era un atajo pero no me atreví a preguntar. Me sonaban vagamente, igual de mis paseos estudiantiles por el colegio. Ya hacia demasiado que no sabía ni por donde pasaba. Escuché a Jason hablar de la vez que había intentado hacer cerveza de mantequilla para que su madre la probara y me atrapó un sentimiento de ternura.- Habría sido un detalle precioso si hubiese salido bien- dije mientras bajábamos prácticamente corriendo las escaleras- Los elfos son muy listos para estas cosas, si les pedimos ayuda, no creo que nos la nieguen- dije cuando ya estábamos llegando a las cocinas. - Pero espera un momento, no dijiste antes que no te dejaban pasar? Bueno intentémoslo- dije mandando la prudencia a la mierda y entrando de cualquier modo.

La puerta de la cocina se abrió ante nosotros que éramos dos figuras jadeantes después de la carrera que nos acabábamos de pegar. Las cabezas felices de los elfos domésticos que se encargaban del castillo aparecieron ante nosotros con sus pequeñas y diligentes sonrisas. En cambio, al ver a Jason su actitud cambió.

- El señor no puede entrar aquí. No puede- dijo uno de los elfos vestido con un paño de cocina a modo taparrabos.

Miré a Jason con cierta curiosidad- Qué hiciste para que te castiguen?- le dije en un susurro. -Perdonen, querríamos saber si podrían ayudarnos ha hacer cerveza de chocolate. O al menos a hacer cerveza de mantequilla y nosotros ya nos encargamos de la parte del chocolate- dije a los elfos con mi sonrisa más adorable. Esperaba que Jason dijera algo porque cada vez había más elfos mirándonos y no sabía muy bien si de buenas o de malas.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Imogen Poots
Edad del pj : 16
Ocupación : Empleada del cine
Pureza de sangre : Hija de muggles
Galeones : 8.710
Lealtad : Dumbledore
Patronus : No tiene todavia
Mensajes : 498
Puntos : 68
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Rhea JacksonFugitivos

Jason Mirchoff el Mar Jul 28, 2015 4:51 pm

Rhea aparecía dejarse afectar sin muchos problemas por el entusiasmo desmedido de Jason. Si a ello sumamos la idea de crear una cerveza de chocolate, el entusiasmo del joven solo aumentaba, sin límite a la vista. Estaba tan concentrado en lograr ese placer de dioses que había olvidado un detalle muy importante a tener en cuenta, más no le importaba ahora. No, sólo quería divertirse.

- Sí, llevas razón. Acabar cubiertos de chocolate no estaría nada mal para ser lo peor que podría ocurrir. – Repitió el chico la conclusión de la joven hufflepuff. En esos instantes Jason sólo pensaba en una cosa, en su mente solo se veían imágenes de garras de cerveza son un delicioso aroma a chocolate. Sí, veía la imagen del sabor y todo. Su mente fantaseaba demasiado, me temo. Pero ello no iba a impedir que escuchara lo que la chica decía y que aportara información sin más de vez en cuando.

Su experiencia pasada intentando hacer cerveza de mantequilla había conmovido a la chica, pero Jason solo lo veía como un intento fallido que nada tenía de entrañable, pues cualquier otra persona habría ido a comprarla y la hubiera llevado ya lista. Pero él tenía que complicarse la vida de modo alarmante. Al parecer ninguno de los dos era demasiado bueno en pociones, pero ello no iba a suponer un problema partiendo de que los elfos eran de lo más serviciales.

Ambos alumnos estaban ante la puerta de la cocina cuando Rhea dijo algo que el gryffindor quedo desconcertado. ¿No lo dejaban entrar? Por un momento había olvidado su problemilla con los elfos, lo había olvidado por completo debido a la emoción del momento. ¿Qué hacer ahora? Si pudiera controlar sus poderes como era debido, podría cambiar su rostro, pero no lo podía hacer. No era tan bueno con su propia magia todavía.  La puerta se abrió y ambos alumnos hicieron un amago por entrar, sin embargo la presencia de Jason había sido más que notada. Uno de los elfos no dudó en recordarle que no podía estar allí. Jason agachó la cabeza unos segundos y puso su mayor cara de pena. No sabía qué hacer ni que decir. No podía recriminar nada a los pequeños elfos, él se había buscado intencionadamente esa prohibición y debía acarrear con ello.

- Por favor, dejadnos entrar y hacer la cerveza de chocolate. Prometo no volver a molestaros ni estropear vuestra comida. De verdad, fue un lamentable error por mi parte. Pero comprendedme, tenía que dejar de comer de aquel modo y siempre cedíais a darme lo que pidiera. – Suplicó el gryffindor con cara de corderito degollado, poniéndose de rodillas y rogando disculpas a los elfos. – ¡Por favor! ¡Sólo esta vez! Por mi amiga Rhea. – Repitió con un tono más amable y suplicante. Estaba a la altura de los elfos, y el hecho de que se les pidiera perdón hacía mella en el corazón de estos seres, tan acostumbrados al desprecio por parte de los humanos.

Poco a poco los elfos fueron cambiando su expresión con respecto al chico. Hasta que uno de ellos cedió y les permitió hacer lo que quisieran. – ¡Gracias, gracias! – Exclamó Jason acercándose al elfo más cercano y dándole un abrazo con tal entusiasmo que el pobre elfo se ruborizó y acabó ligeramente mareado al volver a poner los pies en el suelo.

- Los ingredientes son leche, azúcar, mantequilla y leche condensada. Aunque no sé qué es la leche condensada. Creo que por eso me salió verde. – Comenzó a hablar el chico, sin tener una gran seguridad en sus palabras. El creía que la cerveza se hacía de ese modo, si erraba o no en si conjeturas no es algo de lo que sea consciente. - ¿Por dónde comenzamos? -
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Beau Mirchoff/Alexander Skarsgard
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario (varitologí
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 15.850
Lealtad : Orden de fénix
Mensajes : 237
Puntos : 127
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t353-jason-mirchoff http://www.expectopatronum-rpg.com/t355-el-resumen-de-mi-vida-social-jason-mirchoff http://www.expectopatronum-rpg.com/t953-orden-temporal-jason-mirchoff http://www.expectopatronum-rpg.com/t1106-las-cartas-son-pequenos-mundos-jason-mirchoff
Jason MirchoffUniversitarios

Rhea Jackson el Dom Ago 16, 2015 9:17 pm

La carrera castillo abajo había sido rápida e intensa, pero ninguno de los dos nos habíamos dado cuenta por el camino ni antes de que fuera inevitable de que a Jason no lo dejaban entrar en la cocina. Me mataba la curiosidad por saber que había hecho para merecer tal castigo de unos seres tan serviciales y buenos como son los elfos domésticos, sobre todo los de Hogwarts, pero es una duda que no me llegó a resolver del todo, pues olvidé toda precaución y llamé a la puerta de la cocina antes de que nada pudiese evitarlo. Los elfos que abrieron estaban sonrientes y diligentes para conmigo, como lo habían estado siempre, pero al ver a Jason su expresión cambió. No podía decir que fuesen elfos cabreados pues dudo que tal cosa como un elfo doméstico cabreado exista, al menos yo nunca he visto uno, pero si estaban molestos y eso los hacia más feos y más tiernos de lo habitual.

Me adelanté a hablar antes de que Jason lo hiciera para expresar lo que buscábamos allí con la esperanza de que si les planteaba una idea lo bastante disparatada con un poco de suerte olvidarían la prohibición y nos dejarían pasar, o al menos nos darían lo que necesitábamos y podríamos hacer nuestro experimento en otro lugar. Sin embargo, esa estrategia que habría funcionado con algunas personas, no funcionaba igual de bien con los elfos domésticos que en escasas ocasiones se veían en la situación de privar de algo a alguien y sabían como mantenerse firmes. Por suerte, Jason no era de esas personas orgullosas que no cedían ante alguien que en ciertas situaciones tenía más poder que él y no tardó en arrodillarse para ponerse a la altura de los elfos y suplicarles para lo dejaran pasar. El chico se deshizo en disculpas hasta que uno de los pobres elfos se apiadó de nosotros y nos dejó entrar. De la euforia, Jason abrazó al elfo con tantas ganas y fuerza que la criaturita quedó totalmente desconcertada y mareada. Sonreí al ver su risa confusa y le tendí una mano para que pudiera mantener el equilibrio. Algo curioso de los elfos domésticos es que, en general, son unos seres tan maltratados que cuando los tratas bien o incluso les hechas una mano, te ganas su cariño de manera inmediata. De algún modo, nos estaban dejando claro que ahora que habían perdonado a Jason estaban a nuestra completa y total disposición y contábamos con su amable trato y sus pequeñas sonrisas.

Cuando entré en la cocina, detrás de Jason que ya había pedido los ingredientes necesarios para nuestro producto nuevo y revolucionario y tres elfos distintos aparecieron ante nosotros con bandejas de aperitivos y unas sonrisas dignas de una abuela con toda la intención de engordar a sus nietos hasta que parezca que se han comido a sí mismos. Me gustaría decir que fue por educación, pero lo cierto es que fue por hambre, pero me serví dos pares de canapés de los que acercaron a mi mientras otro pequeño grupo de elfos nos acercaba todo lo que necesitábamos y más cosas todavía, como una pequeña olla y un cucharón.

- Hay varias formas de hacer la cerveza de mantequilla, señor y señorita. Pero los elfos de Hogwarts no pueden dar alcohol a los alumnos, señor y señorita, así que tendrán que seguir su propia receta- dijo un elfo que llevaba un cubre manteles con el sello del castillo a modo de toga griega.

- Sigamos tu receta entonces- le dije a Jason- La que yo conozco lleva muchas más cosas, entre ellas sidra y se ve que eso no nos lo pueden dar. Podrían darnos tambien chocolate para derretir, por favor- le pregunté al mismo elfo que nos había hablado que con un saltito de emoción, supongo que por habérselo pedido por favor, salió corriendo y apareció de nuevo con una tableta completa de chocolate para derretir.

- Lo primero que tienen que hacer es calentar la leche, señor y señorita- dijo el elfo con una sonrisa.

- Procedamos pues- dije con una sonrisa mirando a Jason y sentándome en el suelo. Las cocinas de los elfos eran muy bajitas para nosotros asi que pensé que nos resultaría más cómodo hacerlo todo en el suelo. Saqué la varita y convoqué un fuego transportable para poder poner la pequeña olla encima y la leche a calentar- Echas la leche ahí?- le pregunté a Jason mientras buscaba a mi alrededor algo en lo que la olla pudiese apoyarse para mantenerse sobre el fuego. Nuestro amigo y diligente elfo me facilitó lo que parecía ser una parrilla que podíamos usarlo para el fin necesario- Genial!- exclamé contenta y pusimos la leche a calentar.- Cuando se caliente debemos echarle el azúcar, la mantequilla y la leche condensada, no? Deberíamos echarle entonces también el chocolate? Necesitaríamos otra olla para derretirlo...-dije mirando a Jason y segundos después ya tenía otra olla a mi lado- Me lo tomaré como un sí- dije riéndome y convocando otro fuego para calentar esa nueva olla.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Imogen Poots
Edad del pj : 16
Ocupación : Empleada del cine
Pureza de sangre : Hija de muggles
Galeones : 8.710
Lealtad : Dumbledore
Patronus : No tiene todavia
Mensajes : 498
Puntos : 68
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Rhea JacksonFugitivos

Jason Mirchoff el Sáb Sep 05, 2015 1:04 pm

Jason estaba eufórico perdido, iba a realizar una proeza culinaria de la mano de una nueva amiga. Era demasiado para él, el entusiasmo le recorría el cuerpo de arriba abajo. Tal era que había olvidado su problema con los elfos. Pero no importó, él iba a lograr entrar a la cocina para crear tal manjar. Al llegar a la cocina los elfos impidieron su paso, Jason no dudó en arrodillarse y suplicar el perdón de estos pequeños seres mágicos.  Un gesto que los elfos apreciaron con gran sinceridad. Tal fue que aparecieron ante nosotros tres elfos con grandes bandejas de comida. Jason se contuvo, no tenía claro si debía coger uno por educación o mantener su compostura. No debía volver a las malas costumbres.

- ¡Gracias! - Exclamó y cogió uno, sólo uno y con cuidado se lo comió. Podría pensar cualquiera que desconfiaba de los elfos, pero nada más lejos de la realidad. Desconfiaba de si mismo. Le había costado demasiado dejar de ser una bola andante para volver a las malas costumbres.

- Mejor sigamos tu receta. La mía terminó siendo verde, así que…- Respondió rascándose la nuca, pensando en cómo suplir el defecto de la falta de sidra. - ¡Ya sé! - Dijo alzando las manos como si una bombilla enorme se hubiera iluminado encima de su cabeza. - Podemos usar zumo de manzana en lugar de sidra. ¿Es lo mismo no? Simplemente el zumo no está fermentado. - Explicó su razonamiento como si fuera un experto en el tema, cuando la verdad era que sólo recordaba haber escuchado algo similar proveniente de un documental. Largas habían sido las noches que paso tumbado en el sofá viendo la televisión. Había canales que le resultaban muy entretenidos y al final acaba aprendiendo algo. Una buena forma de perder el tiempo.  


Fue decir zumo de manzana y un elfo ya les traía una jarra del mismo. Ambos estaban sentados en el suelo, con todo a su alrededor listo para comenzar con la elaboración. Esto era más emocionante que preparar una poción. El fuego estaba encendido y las ollas a  su disposición. Rhea era muy hábil con la varita y conjuró un fuego portable para que fuera más sencillo y no tuvieran que levantarse. Jason hizo caso a lo que dijo y vertió la leche en el caldero. - Voy a seguir tus indicaciones, tú eres la chef y yo el pinche. No quiero que sepa a mocos. - Dijo el joven Gryffindor con una sonrisa cálida. Estaba completamente seguro de que la chica sería una mejor guía que él. Probablemente la mayor parte de la gente sea más diestro en cualquier diligencia que él.

- Sí, debemos echarlo cuando esté listo. Todo junto. Pero los clavos…¿crees que es prudente echar metal a una cerveza? Porque cuesta muchísimo convertirlos en polvo. - Comentó el chico al ver que ya tenían todo listo, incluso una nueva olla donde el chocolate comenzaba a derretirse. - Si dejas el chocolate directamente sobre el fuego a derretir, se convertirá en una masa similar a la caca. - Advirtió a la joven, experiencias pasadas. Así que se levantó y pudió a un elfo una cacerola más amplia y la llenó de agua. La colocó sobre el fuego y puso la otra olla con el chocolate dentro. - Esto, dice mi madre que se llama derretir al baño maría. No sé porqué, pero queda mejor el chocolate así. - La sonrisa no se borraba de su rostro, estaba feliz, muy feliz. Sobre todo cuando el olor del chocolate comenzaba a expandirse por el aire.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Beau Mirchoff/Alexander Skarsgard
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario (varitologí
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 15.850
Lealtad : Orden de fénix
Mensajes : 237
Puntos : 127
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t353-jason-mirchoff http://www.expectopatronum-rpg.com/t355-el-resumen-de-mi-vida-social-jason-mirchoff http://www.expectopatronum-rpg.com/t953-orden-temporal-jason-mirchoff http://www.expectopatronum-rpg.com/t1106-las-cartas-son-pequenos-mundos-jason-mirchoff
Jason MirchoffUniversitarios

Rhea Jackson el Lun Sep 07, 2015 3:08 pm

¿Podía haber el día mejorado tanto? Había empezado estudiando encantamientos y se estaba desarrollando de manera que había visto a alguien afeitar una bombilla CON ÉXITO y ahora estaba haciendo cerveza de chocolate, ese manjar exquisito en el que llevaba ya un tiempo pensando pero jamás me había atrevido a intentar crear. Puede que conociese a Jason de hacia menos de una hora pero, jolines, tenía la sensación de que ya habíamos vivido un montón de cosas juntos. Y cosas importantes, de estas que no se olvidan. Esperaba que el ánimo no decayese y además, puestos a pedir, que la cerveza nos saliese rica y nos hiciéramos millonarios. Puff, eso sería genial.

A pesar de lo divertido que estaba resultando todo, nuestro camino no estaba completamente libre de obstáculos. El primero había sido el orgullo de Nick Casi-Decapitado y ahora era la prohibición de los elfos para que Jason no volviese a entrar en la cocina. Pero habíamos salido del primero airosos y el segundo no iba a ser diferente. Me gustó comprobar que Jason sabía arrodillarse cuando era necesario pero eso no evitó que me riese un poco internamente cuando lo vi hacerlo, por suerte, ese detalle sirvió para complacer plenamente a los elfos y que nos dejaran pasar a hacer nuestros experimentos culinarios.

Nada más entrar nos ofrecieron comida y todo lo que en principio necesitábamos para fabricar nuestra nueva bebida de moda. No teníamos muy claro que receta seguir, lo cual era una prueba más de que nuestro plan no era tanto un plan como una improvisación, pero aun así seguimos adelante con lo que íbamos a hacer con la esperanza de que saliese bien arraigada en nuestros corazones y lo cierto es que sin pensar demasiado en las consecuencias.- Sí, supongo que no importara eso si son la misma cosa pero sin fermentar...Por si acaso echaremos poco, ¿vale?- le dije poniéndome a encender el fuego para hervir la leche.

A cada cosa que pedíamos, los elfos nos la traían al momento. Podríamos haber pedido un avión hecho de mermelada que seguro que nos lo habrían traído también. Pero entre idas y venidas de los elfos, nosotros trabajábamos en sacar la receta que básicamente nos estábamos inventando adelante. Sonreí a Jason cuando dijo que yo era la chef y él pinche, pensando en hacer una broma al respecto pero cortándome al darme cuenta de que seguramente los elfos me trajeran un gorro de chef en cuanto me descuidara.- Quizás deberíamos pasar de los clavos- dije un poco confusa mientras veía como un montón de elfos se reían aunque no entendía muy bien por qué.

Pedí chocolate y una nueva olla para poner el chocolate a derretir, pero cuando iba a ponerlo sobre el fuego, Jason recordó una mejor manera de hacerlo. Lo observé mientras metía una olla pequeña con el chocolate dentro de otra más grande llena de agua y me quedé con expresión sorprendida- Confiemos en tu madre. Las madres son sabías- dije con una sonrisa justo antes de girarme y ver como iba la leche. Le faltaba poco para hervir pero el chocolate aun no estaba y temía que si echábamos todo antes que el chocolate se nos estropease el invento. Apunté con la varita al fuego y lo hice más intenso- Lo subiré de nuevo cuando el chocolate se derrita, que si no vamos a tener una descompensación de tiempo- dije reflexiva mientras veía como la olla con agua empezaba a soltar vapor.

- Vale, entonces, cuando esto hierva- dije señalando la leche- tenemos que echarle...azúcar, leche condensada, ¿mantequilla derretida? no, ¿no? eso lo sustituimos con el chocolate, sería lo lógico, ¿no?- dije un poco insegura- ¿Y luego le echamos el zumo de manzana? Me pega poco el zumo de manzana en este cuadro...-dije pensándolo un poco fríamente. Estaba deseando probar lo que saliese de allí, pero tampoco quería envenenarme.- Uy, esto ya está. Creo que el fuego era demasiado grande- dije mirando al chocolate del cual ya no se le apreciaba forma definida y del que salía humo.- ¿Lo echas? -dije mirando a Jason a los ojos. Mientras tanto yo cogí el resto de ingredientes y los fui echando en la leche, un poco a ojo a decir verdad, no sabía muy bien cuales eran las cantidades exactas.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Imogen Poots
Edad del pj : 16
Ocupación : Empleada del cine
Pureza de sangre : Hija de muggles
Galeones : 8.710
Lealtad : Dumbledore
Patronus : No tiene todavia
Mensajes : 498
Puntos : 68
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Rhea JacksonFugitivos

Jason Mirchoff el Vie Oct 16, 2015 10:34 pm

La cerveza de chocolate iba a ser una realidad, ya estaba en marcha y nada podía salir mal. Al menos en la mente del chico, cuya euforia estaba siendo desbordante. Habían puesto la leche a calentar y habían desechado la idea de ponerle zumo de manzana ante la negativa de los elfos a darles sidra. Al menos no pusieron sino un poco, por miedo a estropearla. Había acertado, o eso creían. Al tener el resultado ya podrían comprobarlo.

Una nueva duda les surgió a ambos, en la mente de Jason no cabía la opción de triturar clavos de metal para echarlos en una cerveza. ¿Quién en su sano juicio lo haría? Nadie, estaba seguro de ello. Asintió con la cabeza a la afirmación de Rhea, estaba claro que no echarían clavos, el metal seguro le daría un sabor raro. ¿De dónde habían sacado esa idea loca? Sin embargo los elfos se reían suavemente, el chico los miró con confusión, sabía bien que esa risita escondía algo. - Esto son clavos. - Dijo un elfo, extendiendo la mano ante los jóvenes y mostrando una pequeña especia. Jason se llevó la mano a la cabeza, en gesto teatral. - ¡Esto tiene más sentido! - Los elfos volvieron a reír, el joven no tenía muchas luces, era consciente de ello. Pero no dejaba de agradecer cada pequeña cosa que aprendía. - Ahora entiendo porqué la mía salió verde y con sabor a óxido. - Tenía sentido ahora, sin dudas. Que el clavo fuera una especia era mucho más lógico que triturar un clavo de metal. Con lo que se esforzó y todo lo que sufrió triturándolo tiempo atrás…

Jason fue rápido, recordando el consejo de su madre. Colocó el chocolate de modo que se derretiría al baño maria y no del modo que lo había puesto Rhea. Tener caca con sabor a chocolate podría no ayudarles demasiado. - No, mantequilla no. Sólo chocolate, debemos intentar que quede perfecta. Aunque si le echamos un poquito sólo al chocolate… - Dijo cortando un poco y tirándolo dentro de la olla del chocolate.

Jason no dejaba de asentir a lo que Rhea decía, a fin de cuentas, le había pedido ser la chef. Y como buen pinche debía cumplir lo que le pedía, así que se levantó y cogió la olla con cuidado y ayuda de un paño para no quemarse. Lentamente lo vertió en la otra olla y limpió bien la misma con ayuda de una cuchara de madera que un elfo le había dado. - Si no te convence, no le pongamos, sigamos nuestro instinto y a ver que ocurre, señorita chef. - Dijo el joven con una sonrisa de oreja a oreja, observando como Rhea ponía los ingredientes que faltaban, incluido los clavos. ¡Los famosos clavos!

- ¡Tengo ganas de probarla! - Exclamó como un niño pequeño al que acaban de regalar un caramelo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Beau Mirchoff/Alexander Skarsgard
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario (varitologí
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 15.850
Lealtad : Orden de fénix
Mensajes : 237
Puntos : 127
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t353-jason-mirchoff http://www.expectopatronum-rpg.com/t355-el-resumen-de-mi-vida-social-jason-mirchoff http://www.expectopatronum-rpg.com/t953-orden-temporal-jason-mirchoff http://www.expectopatronum-rpg.com/t1106-las-cartas-son-pequenos-mundos-jason-mirchoff
Jason MirchoffUniversitarios

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.