Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Apolo MasbecthMejor PJ ♂
Circe MasbecthMejor PJ ♀
Alexandra B.Mejor User
Denzel S.Mejor roler
Ashanti ButtonMejor nuevo
Joshua EckhartMejor jugador
Sam & HenryMejor dúo
Eva WaldorfPremio Admin
Afiliaciones
Hermanas [2/4]
Expectro PatronumExpectro Patronum
Directorios [8/8]
Élite [36/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

Final de Quidditch: Hufflepuff vs Ravenclaw

Cuenta de Ambientación el Dom Mayo 03, 2015 7:07 pm


El comentarista de la final de Quidditch de Hogwarts era Marty Cooper, un alumno de Gryffindor que habia peleado por ser el comentarista de la final. No obstante, no era el único, por lo que cerca de él se encontraban dos alumnos de Slytherin, una rubia con su acompañante tatuado, observando el micro como si quisieran robarle el poder a Marty. Se encontraban en una de las torres más altas del campo, junto a los profesores. Su marcador estaba justo delante de Marty y su micrófono lo sujetaba fuertemente con la mano derecha.

¡Gran final de Quidditch de Hogwarts! ¡Hufflepuff contra Ravenclaw! —gritaba emocionado a la vez que veía como todas las gradas se iban llenando, algunas vestidas de azules y con grandes cabezas de águilas (bastante amorfas) y otras gradas totalmente amarillas con cabezas de tejones (más amorfas todavía, parecían más bien mofetas)— ¿Quién se llevará la copa de Quidditch? ¿Los Hufflepuff serán capaces de poder con el inquebrantable guardián de Ravenclaw? ¿O de pararle los pies a los rápidos cazadores de las águilas? ¡Algo me dice que estarán con las manos sudadas! ¡Vamos tejones, no os acobardéis ahora! Aunque todos sabemos cómo quedaría un duelo entre un tejón y un águila... —Añadió divertido, notando como todos los que apoyaban a Ravenclaw saltaban a apoyar el comentario.

Hizo una pausa para poder escuchar el bullicio de todo el mundo en el campo de Quidditch, aun pudiendo observar como las puertas de ambos equipos estaban cerradas. ¡Quedaban segundos para que fueran abiertas!

¿¡QUÉ!? ¿¡Queréis ver a los jugadores!? —gritó Marty, haciendo que todas las gradas saltaran en un estruendoso ruido de ánimo— ¡Pues que salgan ya!

OFF: Podéis ir entrando en escena y poner que incluso salís al campo y os posicionáis.
En este partido como somos cuatro de cada equipo, Roselyn y Robin conservarán sus puestos de cazadores, pero Gabriel y Luke (ya he hablado con ellos) serán los golpeadores del partido.
Tres rondas antes de que salga la Snitch.
Tenéis 48h después del post de ambientación para postear vuestra acción, si no, se os invalidará dicha acción dándole la ventaja al otro equipo. En el caso de no poder postear, no os alarméis, hacérselo saber al STAFF por un MP y buscarán una solución.
Cualquier duda, MP.

RPS.

RAVENCLAW:
AXEL S. CROWLEY
Alumno de séptimo: +7
Guantes: +1
Cometa 290: +3
ATAQUE: +10
DEFENSA: +11


GRAYSON BARKSDALE
Alumno de sexto: +6
Anteojos: +1
Saeta de fuego: +7
DEFENSA: +13
BUSCADOR: +14


ROSELYN BIRDWISTLE
Alumno de sexto: +6
Guantes: +1
Cometa 290: +3
ATAQUE: +10
DEFENSA: +9


GABRIEL J. BLUMER
Alumno de sexto: +6
Guantes: +1
Cometa 290: +3
ATAQUE: +10
DEFENSA: +9

HUFFLEPUFF:
RHEA JACKSON
Alumno de quinto: +6
Cometa 290: +3
ATAQUE: +9
DEFENSA: +9


DANNY MAXWELL
Alumno de quinto: +6
Anteojos: +1
Saeta de fuego: +7
DEFENSA: +13
BUSCADOR: +14


LUKE EVERDEEN
Alumno de séptimo: +7
Saeta de fuego: +7
Casco: +1
Protectores: +1
ATAQUE: +14
DEFENSA: +16


ROBIN CASTLEBERRY
Alumno de sexto: +6
Nimbus 2000: +5
ATAQUE: +11
DEFENSA: +11

avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 351
Puntos : 224
Ver perfil de usuario

Rhea Jackson el Dom Mayo 03, 2015 9:47 pm

Aun no entendía del todo como me había dejado convecer para meterme en el equipo de Quidditch. Danny siempre había sido una persona muy convincente en cuanto a meterme a mi en todo lo que quería, pero...en qué momento decidí ceder a esto? Y lo peor, en el que momento decidió Robin que yo valía para el puesto? Supongo que a veces soy menos torpe de lo que yo me creo pero tenía pánico a liarla parda y que por mi culpa Hufflepuff sufriera la derrota más aplastante de la historia de Hogwarts. Porque además lo más gracioso es que mi primer partido era la final. LA FINAL! Cuan terrible puede llegar a ser eso? Pero ya no había vuelta atrás, ahora tenía que apechugar con mi decisión de haberle hecho caso a Danny.

Llegó el día D y mi estómago decidió irse de paseo por mi organismo. Mientras estaba en el vestuario poniéndome el uniforme noté como la comida que había comido a lo largo del año subía por mi garganta cargada de ácidos corrosivos. Tenía ganas de morirme y la sensación de que si abría la boca más de lo estrictamente necesario, toda esa comida saldría disparada sin que nadie pudiera hacer nada por evitarlo. Cuando le conté a mi familia que me había metido en el equipo estuvieron muy orgullosos, y fue curioso porque mis hermanos no se rieron de mi...pero eso solo me daba más miedo. Si se reían al menos sabía que sería buena aunque fuese por orgullo, si me apoyaban el miedo me derrotaba.

Intenté apartar de mi mente todos los pensamientos catastrofistas que incluían, incluso, cosas como un ataque masivo de hipogrifos a los jugadores que hacia que al final no se pudiera celebrar el partido. Respiré profundo varias veces intentando vaciar mi mente y cuando todos estuvimos listos, salí con el resto de mis compañeros al campo. Las gradas estaban a rebosar de gente y yo sabía que entre todas aquellas caras de las que no alcanzaba a distinguir ninguna, habría muchas que estaban deseando que me comiese el palo de la escoba en vez de subirme a él. Pero temo que no iban a recibir tal espectáculo. La muchedumbre, en general, recibió al equipo de quidditch con gritos de emoción y se podía escuchar a lo lejos al comentarista que iba diciendo nuestros nombres según íbamos entrando en el campo. Miré a mi alrededor para buscar alguna cara conocida y reconfortante, pero las dos que más me podían ayudar con eso estaban en el equipo conmigo. Si pararme demasiado y sin ser demasiado consciente de lo que hacía, subí hasta mi puesto cuando se me indicó y recé para que el equipo fuera lo bastante bueno como para mantener alejada de mi la quaffle durante el mayor tiempo posible.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Imogen Poots
Edad del pj : 16
Ocupación : Empleada del cine
Pureza de sangre : Hija de muggles
Galeones : 8.710
Lealtad : Dumbledore
Patronus : No tiene todavia
Mensajes : 498
Puntos : 68
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Rhea JacksonFugitivos

Danielle J. Maxwell el Dom Mayo 03, 2015 11:05 pm

Desde que Alice dejó el puesto de guardiana había estado ayudando a Robin a buscar una buena guardiana para nuestro equipo. Realmente no estuve ayudando a Robin, más bien estuve buscando a la candidata perfecta para que se presentase a las pruebas a ver si Robin la cogía. Rhea había sido mi perfecta víctima y… no sé cuándo empecé a desarrollar este arte de convicción, pero conseguí mi propósito. ¡Ya sabía yo que Rhea llevaba todo esto en la sangre!

Había llegado el día de la final y me temblaban hasta las piernas. ¿Estaba demasiado segura de mí misma que temía fallar o, por el contrario, no estaba para nada segura por lo que mi probabilidad de fallo era mayor? No tenía ni idea, pero la idea de fallar, de una manera u otra, no paraba de venirme a la cabeza. ¿Ganar el partido? Me daba igual. Como si el equipo contrario marca ciento setenta tantos y aunque yo coja la Snitch no ganemos. Mi única meta era coger la Snitch, era todo lo que yo quería. Mi sueño era ser jugadora profesional y sé que una derrota no hace la diferencia entre el buen y mal jugador, pero para mí coger la Snitch era como un recordatorio de que realmente puedo conseguirlo.

Había ido caminando al partido, ya que había salido con tiempo y quería despejarme por el camino. No quería pegarme más tiempo del necesario dentro de allí esperando porque me pondría de los nervios. Durante el camino muchas de las personas que me adelantaban para poder posicionarse en un buen sitio me daban suerte y palmaditas en el hombro. Me quedé sorprendida, ya que la gran mayoría de las personas a pesar de no conocerme de absolutamente nada, se sabían mi nombre y apoyaban a Hufflepuff. Eso en parte me animó un poco, ya que seguía sin saber si iba con muchos ánimos o con demasiados pocos.

Cuando llegué al vestuario de Hufflepuff saludé a todos mis compañeros, sentándome en uno de los bancos para colocarme las protecciones necesarias. Normalmente los buscadores somos el blanco más fácil de los golpeadores, por lo que protecciones de más no venían de más. Mientras me lo colocaba todo, escuchaba todo lo que decía la gente, que era más bien palabras de ánimos.

No pasó mucho tiempo hasta que tuvimos que colocarnos en la puerta. Las puertas se abrieron rápidamente y un rayo de sol me cegó al haberme acostumbrado a la sombra. Salí al exterior subida en la escoba y tras dar una vuelta con el equipo por el campo, me coloqué encima de Robin, cazadora y capitana y justo en frente de Grayson. Me llevé el dedo índice y corazón de una mano a la frente, haciéndole un divertido saludo a Grayson. Luego le alcé el dedo gordo de la mano, deseándole suerte.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 29.620
Lealtad : Neutral
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1275
Puntos : 699
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t87-baul-de-danny-maxwell
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Axel S. Crowley el Lun Mayo 04, 2015 2:21 am

La verdad es que la victoria en el Quidditch para Axel no era una prioridad, pero como era el capitán del equipo, había conseguido que se interesara mucho más por la victoria de lo que normalmente le interesaría. No era el típico que se ponía nervioso, más bien lo contrario, era el típico que estaba tan confiado de su equipo y de su habilidad que probablemente tuviera asegurada la victoria. Axel no solía ser un pedante, ni tampoco alguien que se ríe de los demás cuando está claro que es mejor. Pero creerlo, eso sí que se lo creía.

Había llegado al vestuario de Ravenclaw totalmente vestido con el uniforme de Quidditch, a tiempo para ser el primero de todo el equipo. ¿Debía de darles un charla de emoción y ánimo? Suponía que todos los de Ravenclaw tendrían los ánimos bien alto después de haber ganado a Gryffindor, pero aún así Axel diría algo. Algo con los que motivarles a ganar.

Cuando todos los de su equipo estuvieron en el vestuario y ya en el exterior se escuchaban los gritos de todos los alumnos que han venido a ver la final, Axel se subió a uno de los bancos, llamando la atención de todos con un ligero silbido.

-¿Cómo estamos, equipo?-Preguntó retóricamente, no iba a ir uno por uno recibiendo respuesta.-Yo creo que si las águilas han podido con los leones, unos tejones no son rival, ¿no?-Alzó las manos, casi encogiéndose de hombros, por si alguien tenía algo que decir.-Vamos a darlo todo. Que después de esto seremos leyenda en el Quidditch.-Añadió finalmente, bajando de un salto de aquel banco. No era ni de lejos un discurso, ¿pero quién narices está de humor para escuchar un maldito discurso de ánimos del subnormal de su capitán? Nadie, absolutamente nadie. O están nerviosos o están demasiado cansados de escuchar gilipolleces varias que dicen siempre lo mismo. Mejor ser directos.

Se acercó a su cazadora favorita, aquella que tenía el número de máxima goleada en un solo partido y le puso la mano para que se la chocase amistosamente.

-A ver si superas tu propio record, ¿no?-Le dijo a Roselyn, para luego posicionarse en la puerta de salida y ver a su lado a su buscador favorito, ese que lo había hecho estupendamente bien contra Gryffindor. Axel le dio un codazo amistoso a Grayson, llamando su atención y guiñándole un ojo.-Tú eres mejor que la otra buscadora. No te pongas nervioso.-Le animó, subiéndose en su escoba para salir, en cuanto abrieran las puertas, al exterior y colocarse en sus aros.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Xavier Samuel
Edad del pj : 20
Ocupación : Estudiante de criaturas m
Pureza de sangre : Pura
Galeones : -
Lealtad : ¿Esto se come?
Patronus : No tiene
Mensajes : 347
Puntos : 6
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Gabriel J. Blumer el Lun Mayo 04, 2015 10:20 am

No sabía cómo había sucedido pero ahí estaban, aguardando a que llegase el gran momento. La final de Quidditch, todo por lo que habían luchado, pues en lo referente a ganar la Copa de las Casas parecía que Ravenclaw había abandonado. Pero no a la Copa de Quidditch, las águilas estaban dispuestas a ganar y el pitido de pistoletazo hizo que comenzasen a volar en todas las direcciones. La quaffle pasaba entre unos y otros pasando a través de los aros para anotar el primer tanto. Que fue seguido de un segundo y un tercero, demostrando la supremacía de los de Ravenclaw en algo que no fuese pasarse horas y horas metidos en la biblioteca. Y, ¿Qué es eso? El buscador de Ravenclaw acelera pasando a través de sus compañeros y esquivando una bludger que iba directa a su cabeza. Parece que ha visto la snitch dorada. Acelera y acelera. Estira la mano derecha mientras que la izquierda sigue firme en el palo de la escoba para no perder el equilibrio. Por Merlín, ¿Qué hacía él viendo desde los ojos del buscador? Casi la tenía entre sus dedos, taba el aleteo cercano a su mano pero algo se pone en su camino. Iba a tal velocidad que no llegó a ver cómo se acercaba a las gradas y comienza a caer de la escoba tras un golpe tremendo y sin haber logrado hacerse con la pequeña bolita dorada.

Sus ojos se abrieron de par en par ante aquella visión esperando que a Grayson no le sucediese lo que le acababa de pasar a él en el sueño y, por puro reflejo, saltó de su cama llevándose una de las almohadas consigo para golpear el cuerpo de Grayson en su cama.

- ¡Despierta dormilón! – Dijo como si llevase horas y horas despierto. – Hoy te toca demostrar que sigues recordando qué pelota es la snitch. – Colocó su almohada a forma de bate como si fuese a golpear una bola imaginaria y sonrió de medio lado mirando hacia la ventana. – Y a mí sustituir a Max. – Movió la almohada como si del bate se tratase y, no sólo golpeó la bola imaginaria, sino que también salió disparada la almohada. – Creo que debería practicar eso. – Ni si quiera se preocupó por si acababa de despertar a su amigo de una manera violenta o poco acertada, simplemente salió corriendo de manera enérgica para cambiarse.

No pasó mucho tiempo cuando apareció por los vestuarios topándose allí con el resto del equipo. Iba a echar de menos su posición, pero sería divertido tener un bate, algo positivo tenía que tener todo aquello. Aunque debido al imprevisto de última hora no habían podido entrenar con las nuevas posiciones y  no tenía ni la más remota idea de cómo usar el bate sin lanzárselo a uno de sus compañeros a la cabeza. ¿Eso se consideraría falta? Debería preguntárselo a Axel, que era el listo del grupo. Aunque había repetido, tan listo no podía ser.

- A mí no me dices nada porque confías plenamente en mí, no hace falta que lo digas. – Dijo apoyando la mano en el hombro de Axel con un tono dramático en la voz. – Y a todo esto, ¿Por qué lado se coge el bate? – Preguntó como si no hubiese tocado uno en su vida y mirando el palo de madera que se encontraba entre sus manos como si de un extraño se tratase. – Es broma, no te preocupes, yo mantendré a esas bludgers controladas. – No estaba seguro de eso, no tenía ni idea de quién ocuparía su posición en el equipo contrario, pero seguro que había usado alguna vez un bate y allí  ya tenía ventaja.

Pocos minutos después las puertas se abrieron de par en par anunciando la salida de los jugadores que comenzaron a colocarse en sus respectivas posiciones. Gabriel subió a su escoba y se posicionó frente a Luke, quien resultó ser el otro golpeador y lo saludó con una sonrisa. Luego buscó entre el resto del equipo y encontró una cara con forma de diana. Sí, Danny Maxwell tenía cara de ser una diana humana.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Nico Mirallegro
Edad del pj : 19
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : -
Lealtad : Neutral.
Patronus : -
Mensajes : 203
Puntos : 4
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t827-gabriel-j-blumer

Invitado el Lun Mayo 04, 2015 8:59 pm

Estaba soñando con la copa, olfateando la victoria y como minutos después la snitch era mía y la copa de la final estaba en mis manos cuando justo en ese momento algo me cayó del cielo aplastándome. Desperté claramente aterrorizado, se trataba de una almohada que había caído sobre mi cuerpo. Estaba con una mano y un pie en el aire y el resto de mí a punto de caer de la cama. Mi atacante no era otro más que Gabriel quien había decidido convertirse en mi despertador personal esa mañana, lo cual no me agradaba del todo pues según mis cálculos debería tener cinco minutos adicionales de sueño. - Ya voy, ya voy - logré decir sentándome sobre la cama y observando como fingía que la almohada era un bate - No quisiera estar en tus zapatos, no se me da bien los bates, pero buena suerte, confío en que lo harás bien - mencioné pero antes de poder recibir respuesta el chico salió de los dormitorios de los chicos.

Me levanté y me di una ducha con agua fría para terminar de despertar por completo. Me coloqué el uniforme de quidditch y salí con la escoba en mano rumbo al campo. Me encontré en el camino con algunos de mis amigos, Dexter y Emma se unieron a mí, ¡ella incluso llevaba una pancarta! Uno era un león y el otro una serpiente, lo cual resultaría inusual que fuesen a apoyar a una águila pero estaba demostrado que cualquier casa podría llevarse bien con cualquiera si se veía más allá de un nombre o color. Los nervios que podía tener en esos momentos desaparecieron al ver el apoyo de mis seres queridos y me despedí de ellos mientras subían a las gradas y yo entraba a los vestuarios encontrándome con el resto de mis compañeros de equipo.

Nada más llegar saludé a todos y comencé a colocarme el equipo de protección adecuado para que los golpes de las bludgers fueran menores, porque estaba seguro que habría varios intentos del otro equipo por hacerme daño y no hacer bien mi parte. Mientras terminaba con eso nuestro capitán de equipo, Axel, nos daba una especie de discurso corto para levantarnos los ánimos pero yo ya estaba en un punto en donde los nervios no podían conmigo. - Buena suerte a todos - logré decir mientras nos llamaban para salir al campo y me colocaba al frente junto al capitán quien me daba un cumplido - Danny es buena pero yo voy a ser mejor - sonreí y salimos finalmente escuchando el vitoreo mezcla de ambas casas y los colores predominantes eran el azul y el amarillo.

Subí a la saeta para avanzar hasta la posición indicada quedando justo frente a la buscadora del equipo rival quien afortunada o desafortunadamente era mi amiga. Me deseó suerte a su manera y yo simplemente le respondí con una sonrisa. Rhea era mi amiga y también estaba ahí y por último Luke, les conocía así que me daría un poco de pena pero les ganaríamos.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Mayo 05, 2015 8:09 am

Tenia un partido al que asistir. Se escondió bajo las cobijas ante la idea. Sin darse cuenta exactamente como, habían llegado a la final. Y ella era la capitana del equipo de Hufflepuff que había llegado a la final. Debía estar soñando, en serio que debía estar soñando porque no podía ser posible. Juraría que solo había pasado un partido y algunos entrenamientos y uno que otro jugador perdido. Y hoy iban a entrar guardian. Guardiana, o como fuese. No tenia cabeza para ser políticamente correcta. Al menos Danny había dicho que era buena cuando la había arrastrado hacia el campo. La chica se veía como si sufriese un colico, pero debía servir de momento. Esperaba que hiciera algo mas que servir. Se frotó las cejas. Debía dejar de estresarse tanto antes de un partido, era malo para el cutis. Frunció el ceño, preguntándose de donde había salido tremenda burrada. Como siempre, antes de los partidos empezaba a pensar tonterías. Iban a sobrevivir. Mas que a sobrevivir, iban a ganar. Salió de su cama y rápidamente se preparó. Ducha, uniforme, escoba, desayuno, intentando que fuese lo menos escaso posible con aquel nudo en el estomago, y luego el campo.

Mas le valía a Circe estar de su lado, pensó mientras se colaba en el vestuario, tras mirar de reojo a la gente que había en las gradas “el amarillo no me queda bien” casi podía escucharla decir.

Los Hufflepuff presentes no parecían estar muy habladores y Robin quería ahorrarse el discurso de la vez pasada, pero sabia que debía darlo, por una serie de responsabilidades como capitana y blahblahblah. Pero esta vez sería corto y conciso. Rápido, que necesitaba la tranquilidad que le daba estar en el aire.

- Es matar o morir chicos- dijo, cuando creyó que todos la escuchaban- les ganamos a las serpientes por una maravillosa actuación de nuestra buscadora- que la verdad era la verdad, había agarrado la snitch por los pelos- [b]y le ganaremos a las águilas por una maravillosa actuación de nuestra guardiana –[/b]intentó darle una sonrisa calida y tranquilizadora. Algo que le dijera que confiaba en ella, aunque en aquel momento Robin no confiaba ni en su estomago para retener la comida- venga, al campo.

El rugido que los recibió le sacó una sonrisa y en unos segundos, el campo estuvo lejos de sus pies y alrededor solo estaban los otros flotantes jugadores. Sus ojos buscaron rápidamente a Roselyn y luego a Axel. Competencia y victima, si todo salía bien aquel día. Y tenia que salir bien, a la fuerza.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Mayo 05, 2015 8:59 pm

La final de Quidditch había llegado, el día en que el equipo de Hufflepuff y Ravenclaw competirian por llevarse a casa la copa del torneo, y después de ver como le habían metido semejante paliza a los de Gryffindor subestimar a las águilas sería un error bastante grave y el chico los sabía pero no por eso iba a ir con miedo y con la idea de perder en la cabeza, no señor, el rubio se había levantado temprano para prepararse ya que en ese partido le tocaba jugar de una posición que no era la suya, había pasado de cazador a golpeador por falta de sustitutos, "Hincharse antes de un partido con golosinas no es buena idea, nota para el futuro" pensó el chico mientras se ajustaba todas las protecciones pertinentes porque el trabajo de golpeador iba a ser más arriesgado que el que el rubio suele hacer normalmente.

Llegó al vestuario cuando todos estaban a punto de salir, saludó a sus compañeros pero no medió muchas palabras con ellos, estaba nervioso eso era obvio, pero tenía razones para estarlo, era quien tenía la obligación de defender a su equipo y no sabía si lo lograría, había estado practicando pero un par de escasas horas no bastaban para poder hacerlo como el otro golpeador del equipo, "Maldito imbécil, se tenía que poner malo" pensó ajustándose los guantes para luego agarrar el bate con fuerza.

Se posicionó con el resto en las puertas para salir al campo, con la escoba preparada y el bate bien sujeto, lo que le faltaba es que se le cayese entonces sería mejor que fuese preparando la cabeza porque sería lo que utilizaría para defenderse. No pudo evitar reírse antes de salir imaginándose aquella situación. Danny estaba delante de él mirándolo con una sonrisa que el chico devolvió con gusto, -Coge la snitch lo más rápido que puedas, yo te cubro- le dijo murmurando pero con el tono lo suficientemente alto como para que lo oyese. Le guiño un ojo y entonces las puertas se abrieron dando paso a la formación de escobas volando del equipo, todo el colegio estaba allí para apoyarlos o abuchearlos, pero más lo segundo ya que claramente la afición iba con los azules, ¿por qué sería?.

El chico se colocó en su puesto esperando el silbato de salida con el lanzamiento de la Quaffle, como le gustaría ser el cazador del equipo y no el golpeador, pagaría por ser el cazador, el chico miraba con ansías y nervios de un lado a otro esperando ver las Bludgers volar con la mala leche que tienen siempre a pesar de que el partido no había empezado aún, -Allá vamos- dijo en voz baja mirando a los del equipo contrario.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Miér Mayo 06, 2015 4:37 am

El día tan esperado finalmente había llegado, un nuevo partido se encontraba frente a ellos y la jornada comenzaba con grandes expectativas de que se llevaría algo digno de recordar, luego de la victoria de las águilas sobre los leones, los ánimos dentro del castillo habían sido de los más variados ante su nuevo enfrentamiento contra los tejones; y sin embargo Roselyn se veía igual de "emocionada" que la última vez. Levantada desde cerca del alba se encontraba observando los alrededores desde su torre, hasta que la hora indicó que sería momento de salir de allí. No le tomó mucho tiempo prepararse, tan solo fueron unos cuantos minutos hasta que finalmente bajó de dos en dos los escalones del castillo, con destino hacía los alrededores del mismo. Una sensación muy parecida al vértigo la sobrecogió a penas entrar a los vestuarios a los pocos minutos, a metros de distancia había escuchado el bullicio de los alumnos dentro del campo. Decir que no se encontraba nerviosa sería una burda mentira.

Acomodando su uniforme con gesto distraído, observó a su alrededor descubriendo a aquellos que eran sus compañeros durante el juego, nuevamente era la única mujer de ese lado y no pudo evitar el hecho de reír en voz baja antes de comenzar a atar sus cabellos en una coleta alta ¿En su caso funcionaría aquella frase muggle de "Bendita tu eres entre todas las mujeres"? La chica desconocía cosas de la religión, aunque ahora que la recordaba no podía evitar compararse; aunque no se sintiera bendecida de alguna manera.

No pudo evitar sonreír a Axel cuando le escuchó hablar, no se consideraba la cazadora más ágil ni la mejor volando, pero saber que su actuación había valido la pena durante el partido ayudaba a que no se sintiera tan insegura de si misma ante aquella final que se les presentaba; después de todo su capitán confiaba en ella y no podría decepcionarlo, ni tampoco al resto de su casa o a los chicos que los apoyaban desde las gradas, no solo águilas, sabía que Emma los apoyaba y otro par de serpientes también. Por más ratones de biblioteca que fuesen, nadie podía negar que eran buenos en quidditch.- Soy bruja, pero no hago milagros - Se quejó medio en broma, encogiéndose de hombros antes de acercarse a Grayson para así palmear la espalda del buscador. Eso de las muestras de afecto o hermandad no era lo suyo, pero al menos lo intentaba un poco.- Ánimo, la última vez lo hiciste realmente bien.-

Finalmente solo se subió a su escoba, suspirando finalmente para intentar apaciguar el regusto de los nervios que aun palpitaban en su mente.
avatar
InvitadoInvitado

Cuenta de Ambientación el Miér Mayo 06, 2015 4:12 pm

Tras una leve pelea entre los Slytherin y Marty Cooper, Marty consiguió retener el micro y que no se lo llevasen para poder continuar hablando él. Todos los jugadores ya habían salido al campo, saludando a todo el mundo en la típica salida de equipos y colocándose todos en sus respectivas posiciones. Marty esperó a que cada uno de los jugadores se posicionara en su posición para empezar con la ronda de presentaciones mientras la árbitro terminaba de hacer lo suyo.

¡En la defensa de de las águilas podemos ver al imbatible desodorante de Ravenclaw! —Marty se rió él solo por su propio chiste— Yo es que soy sangre sucia y claro… ¿Nadie usa los desodorante Axe? ¡De toda la vida! —explicó Marty indignado, pero el micro no tardó en serle arrebatado por los Slytherin al ver su tremenda cagada de sangre sucia.

Las voces de los interlocutores ahora habían cambiado y ahora mismo uno de ellos dejaba de fondo un tono de misterio mientras la voz femenina hablaba a la vez que observaba el partido. El árbitro soltó la Quaffle hacia arriba y todos los jugadores comenzaron a moverse rápidamente en busca de marcar un tanto. La Quaffle debía de ser cogida y las más próximas a ellos eran Robin y Roselyn.

¡Wow! ¡Cuidado Roselyn! ¡No te acerques demasiado a Robin que te pega el ébola! —dijo la que ahora comunicaba el partido, transmitiendo sin problemas todo lo que pasaba, aunque sin saltarse los comentarios innecesariamente necesarios para meterse con todos presentes posibles.

¿Qué culo tiene Robin, no? —se escuchó en alto por todo el campo— ¡Me dijiste que estaba apagado! —se quejó la misma voz masculina que acababa de sonar. Sin embargo, ya ellos no importaban: sólo importaba la Quaffle.

OFF: Turno de los cazadores y guardianes, peleando por la Quaffle en el aire. Robin vs Roselyn, no importa quién postee primero. Si vais a poner un OFF que necesite ser editado debéis de editarlo al momento o COMO MUCHO al día siguiente, nada de dejarlo ahí años. Quién gane la tirada, que tire a los aros contrarios y que el guardián en cuestión esté atento para parar la Quaffle. Suerte!

La Snitch hace aparición en 24 turnos generales, que es lo mismo que en seis intervenciones mías. Cualquier duda MP.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 351
Puntos : 224
Ver perfil de usuario

Invitado el Jue Mayo 07, 2015 6:04 am

El aire debía haberla calmado. Pero no lo hizo demasiado bien en su papel. Los gritos de la gente animando a su equipo le recordaba constantemenete la goleada que los Ravenclaws le habían regalado a los Gryffindor. Y ella era la única cazadora en aquel partido, y como habían demostrado anteriormente, no una demasiado buena. Cerró los ojos, aprovechando que aún no habían dado el pitazo inicial y respiró profundo. Todo iba a salir bien, se prometió y una voz en su cabeza inmediatamente salio gritando: MENTIRA. Robin gruñó ligeramente, abriendo los ojos. Ni su cabeza quería dejarla en paz hoy. El pitazo la tomó por sorpresa, pero su cuerpo reaccionó rapidamente y lanzandose hacia delante buscó la pelotita inerte y roja. Bueno, pelotita era un decir.

Toda su mente se volcó de inmediato en la bola. No le importó la snitch o la bludger, o que Circe no la estuviese animando y cualquier otra persona que estuviese en la audiencia. Solo tenia que agarrar esa pelota roja y salvarse el trasero de capitana. Así que sin soltar su escoba, se estiró todo lo que podía en dirección de la bola.


Última edición por Robin Castleberry el Vie Mayo 08, 2015 3:14 pm, editado 1 vez
avatar
InvitadoInvitado

Maestro de Dados el Jue Mayo 07, 2015 6:04 am

El miembro 'Robin Castleberry' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'Dado de 20' :
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 2492
Puntos : 1162
Ver perfil de usuario

Invitado el Vie Mayo 08, 2015 3:31 am

Antes de que lo hubiese imaginado, y que decir mucho antes de lo que realmente estaba esperando, salieron al campo para encontrarse con la gran multitud que los apoyaba desde las gradas. Durante unos cuantos segundos Roselyn se sintió avasallada por todas las voces vitoreando por ambos equipos, un rugido ensordecedor que podría intimidar hasta el más valiente de los jugadores fue la bienvenida para la gran final de quidditch. Sin embargo, desde aquel momento no había vuelta atrás, el juego estaba dando comienzo y la chica estaba finalmente decidida a dar su mejor esfuerzo como la última vez, no habría nada más reconfortante que ganar en aquel momento.

Con aquel objetivo fijo en su mente, salió tras sus compañeros para ubicarse en su puestos, sabía que de último momento Gabriel sería el nuevo golpeador ante la falta de Max por lo que debería conseguir todos los puntos posibles ella sola, lo que si bien significaba algo serio, creía que podría llevarlo por si misma haciendo lo mismo que la última vez.

Con aquel pensamiento se enfrentó ante la buscadora de los tejones, y sorpresa la suya cuando se vio nuevamente frente a Robin otra vez cara a cara. Ciertos pensamientos recurrieron a su mente cuando observó a la morena, pero no se pudo dar demasiado tiempo a divagar, pues el silvatazo que indicaba el comienzo dio eco en sus oídos; impulsada con fuerzas movió su escoba hacía el frente, esperando conseguir la quaffle al primer intento.


Última edición por Roselyn K. Birdwhistle el Vie Mayo 08, 2015 4:52 am, editado 1 vez
avatar
InvitadoInvitado

Maestro de Dados el Vie Mayo 08, 2015 3:31 am

El miembro 'Roselyn K. Birdwhistle' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'Dado de 20' :
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 2492
Puntos : 1162
Ver perfil de usuario

Invitado el Vie Mayo 08, 2015 3:18 pm

Y sus dedos se cerraron alrededor de la quaffle, para su gran sorpresa. ¡La tenia! Abrazó la pelota contra su pecho, no fuese a dejarla caer en el último minuto o una bludger se la iba a quitar. No, era tan suya como la muñeca favorita de una hija única. Sin interrumpir su velocidad continuo su camino. No se regaló un minuto para sonreír por su esplendida atrapada. Roselyn seguia un poco lejos y eso le dio la oportunidad para evitarla facilmente y acercarse a los aros.

Los aros. Los aros la miraban con una furia sorprendente, como si tuviesen unas cejas pobladas encima de ellos y hubiesen decidido mirarla con odio ¿era acaso panico escenico? Se mordio el labio con fuerza en un intento de quitarse aquella imagen de la cabeza. Tenia que concentrarse. Tenia que concentrarse y quitarle esa mirada de odio a aquellos malditos aros haciendo que la quaffle pasara por su bocota... La quaffle tenia que evitar también al guardián, recordó de pronto y lo buscó con la mirada. Mirandolo, lanzó la quaffle al aro mas alejado a él que se le pudo ocurrir y esperó lo mejor. Ya nada estaba en sus manos.
avatar
InvitadoInvitado

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 5. 1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.