Situación Actual
3º-10º
22 diciembre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
ARTEMISIA pj destacado
STEFAN & POPPY DÚO DESTACADO
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline

Drunk words are sober thoughts (libre)

Invitado el Jue Mayo 14, 2015 12:27 am

De vez en cuando una copa no venía nada mal para levantar mis ánimos, ese deseo de querer convertirme en sanadora se disolvía cada vez que debía estudiar en la universidad. Aceptemos lo, no sería tan fácil cómo había creído. Entrada la noche, decidí aparecerme por Las Tres Escobas a saludar a ver cómo andaba todo por ahí. Uno de los chicos que atendía el lugar, era amigo mio, aunque la mayoría me conocía. Asistía al lugar casi todos los viernes o al menos unas dos veces por semana.
-Ey Adam, ¿cómo estas? -lo saludé sentándome en la barra y depositando un beso en su mejilla.
-Bien ¿y tu, Samie? -me preguntó con una sonrisa.
-Genial. ¿Me traes un whisky, por favor? -le pedí de igual manera mientras me acomodaba en mi silla y miraba a mi alrededor. El lugar comenzaba a llenarse de gente, me pregunté si me cruzaría con algún conocido aquella noche. La verdad era que hacía tiempo que no veía a nadie, ni siquiera a mis hermanos. Me dije mentalmente que hablaría con ellos pronto, tal vez, les enviaría una lechuza en la mañana. Adam me dejó el whisky frente a mi y siguió atendiendo a la gente que iba llegando al bar, así que me dedique a darle un largo trago a mi bebida y dejar correr el tiempo. No tenía nada mejor que hacer que perder mi tiempo en ese lugar.
avatar
InvitadoInvitado

Axel S. Crowley el Dom Jun 07, 2015 4:50 pm

La próxima semana empezaban los EXTASIS y Axel, como encima de repetidor era un empollón, se vio obligado a irse de su sala común para no tocar ni un libro más. Se lo sabía perfectamente todo, en su juicio, no había nada que pudieran preguntarle que él no pudiera saber, razonar o sacar en base a otros datos. Se sentía seguro y no quería abusar por miedo a volverse loco.

Aprovechó el fin de semana para ir a Hogsmeade solo, alejado de todos sus compañeros estresados por los EXTASIS y consciente de que en Hogwarts no encontraría a nadie de séptimo con el que, inevitablemente, hablar de esos dichosos exámenes. Se metió en las Tres Escobas con la intención de encontrarse con algún profesor o alumno de cursos inferiores con el que poder tener una desinteresada charla. No obstante, no vio a nadie que llamase a simple vista su atención. No importaba, Axel era un hombre de muchos pensamientos, podía pasar la tarde solo acompañado de una cerveza de mantequilla y el Profeta de ese día.

Se acercó a la barra a tiempo de escuchar como una chica pedía whisky. No entendía cómo la gente podía pedirse un whisky así porque sí, si tenía un sabor rancio y fuerte. Más que excitar tus papilas gustativas, te las quemaba viva. Axel aprovechó que el camarero terminó de atender a la chica para llamar su atención.

-Una cerveza de mantequilla, por favor.-Le pidió, observando de reojo a la chica con el whisky.

Recibió la cerveza de mantequilla y bebió un sorbo mientras miraba de reojo a la chica. ¡Le sonaba de algo! ¿De qué podía ser? Frunció el ceño y tras un momento de felicidad en su memoria, recordó su cara. Axel tenía decisiete años y había repetido, además su memoria era bastante buena y recordaba a las personas que en algún momento habían llamado su atención. Así que dicha chica y él habían coincidido en Hogwarts en algún momento, aunque el momento exacto ahora mismo no estaba muy claro. Lo único que recordaba era verla vestida de color esmeralda.

Axel sonrió, apartó la jarra de cerveza de sus labios, quedando encima de su labio superior un bigote de espuma y dio un golpecito a la barra para llamar la atención de la chica de manera amistosa.

-Ya decía yo que te conocía de algo. ¿Fuiste Slytherin a que sí? Mi mente no me traiciona.-Dijo el chico, “rompiendo el hielo” para poder entablar una conversación con la chica que, aparentemente, estaba sola.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Xavier Samuel
Edad del pj : 20
Ocupación : Estudiante de criaturas m
Pureza de sangre : Pura
Galeones : -
Lealtad : ¿Esto se come?
Patronus : No tiene
Mensajes : 346
Puntos : 6
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Invitado el Lun Jun 08, 2015 2:27 am

Sentí cómo el whisky quemaba mi garganta y respiré hondo con alivio, saboreando el gusto del alcohol. Era una adicción que no podía dejar. A mi derecha un chico que parecía rondar mi edad o tal vez, tener un par de años menos pidió una cerveza de mantequilla. No te que me miraba de reojo así que yo también le eche una mirada, no estaba nada mal aunque parecía menor. Casualmente, aquel chico me sonaba de algo pero no podía recordar de dónde. Achique mis ojos pensativa y enrolle un mechón de mi cabello en uno de mis dedos, una costumbre que tenía cuando me quedaba pensando en algo. Y creía estar a punto de descubrir de dónde lo conocía pero el me ganó. Me dí vuelta y me lo quede mirando. Definitivamente lo tenía visto de Hogwarts, entonces, ¿era menor o no?

-Así es, fui Slytherin pero hace casi tres años de eso. -sonreí de lado. -¿Y tu? Te recuerdo pero tengo miedo de meter la pata y darte más edad de la que tenes. -me mordí el labio inferior divertida y sin abandonar mi sonrisa. El chico me parecía simpático, tenía aquella sensación como si lo conociera de antes. Me refiero a conocerlo detalladamente no solo de vista, como si tuviera una extraña conexión con él. Mire mi vaso de whisky y negué levemente con la cabeza, diciéndome que el alcohol ya estaba afectando mi cabeza.

-¿Vienes seguido? -pregunté después de un rato. -Yo vengo muy seguido, más de lo que me gustaría admitir. -comenté para sacar conversación pero manteniendo el misterio. No me gustaba revelar mi vida en una noche, de lo contrario no habría nada interesante que contar en la segunda noche, si es que la había, claro.
avatar
InvitadoInvitado

Axel S. Crowley el Lun Jun 08, 2015 2:57 am

La mente de Axel no le había traicionado y, efectivamente, había pertenecido no sólo a Hogwarts sino incluso a Slytherin. Axel tenía una mente increíblemente fotográfica y algo rara vez se le olvidaba; y si no lo recordaba, sólo con un ligero esfuerzo lo conseguía recuperar en su mente. Le devolvió la pregunta al chico y pudo notar cómo la chica también le reconocía a él. Se llevaban prácticamente dos años, ya que realmente Axel había repetido un curso.

-Yo soy Ravenclaw y estaba dos años por debajo de ti, sólo que aún sigo en Hogwarts porque el año pasado no pude graduarme por motivos personales.-Contestó Axel, para que no se trabase haciendo cuentas con los años. Si ella se había graduado hace tres y le sacaba dos años pero aún no se había graduado… Ahí algo fallaba.-Tengo 18 años, para que te liberes de dudas.

Axel, aun con el bigote de espuma encima del labio superior, volvió a beber de la cerveza de mantequilla mientras escuchaba la pregunta de la joven castaña. Poseía un gesto de lo más travieso, o por lo menos es lo que le reflejaba a Axel esa aniñada mirada en compañía de esa sonrisa.  

-Suelo venir los fines de semana. Algún día de todos los fines cae una cerveza de mantequilla. Aunque por cómo te bebes el Whisky…-Hizo una divertida pausa.-Supongo que ya te has acostumbrado. La verdad es que yo y la bebida fuerte no nos llevamos muy bien.-A ver, si realmente conocías un poco a Axel, te dabas cuenta de que era una de esas personas que se quedaban encerradas con libros y apuntes. No tenía gafas de milagro, pero si lo llegas a conocer cuatro años antes, sin duda alguna daba toda la pinta de empollón que ahora mismo no tiene. Y estaba claro que dicha pinta es incompatible con el alcohol de más de 15 grados.

El Ravenclaw se dio cuenta de que no se había presentado, algo que le parecía de lo más descortés, ya que si otra cosa destacaba de Axel eran sus buenos modales. Además, más que por su nombre, tenía curiosidad por saber cuál era el de ella, ya que se acordaba de su rostro mas no de su nombre.

-A todo esto, me llamo Axel.-Hizo una pausa, a la espera de que ella también se presentase. Luego chasqueó la lengua, jugueteando con la jarra de cerveza.- Y tengo el presentimiento de que nos conocimos en algún momento en especial en Hogwarts, por eso me suena tanto tu cara, pero es que no tengo ni idea. Supongo que no puedo alardear tanto de memoria perfecta…-Bromeó eso último.

A lo mejor se habían conocido de una mala manera y se odiaban en aquel momento, en tal caso, menos mal que sus mentes decidieron hacer borrón y cuenta nueva. O por lo menos, la de Axel.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Xavier Samuel
Edad del pj : 20
Ocupación : Estudiante de criaturas m
Pureza de sangre : Pura
Galeones : -
Lealtad : ¿Esto se come?
Patronus : No tiene
Mensajes : 346
Puntos : 6
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Invitado el Vie Jun 19, 2015 2:29 am

-Un cuervo, debí sospecharlo. -sonreí al escucharlo. Ahora lo recordaba mejor, tenía una imagen en su mente de él con la bufanda de su casa y la túnica, pero podía ser un recuerdo falso. Fuera lo que fuese, ya no importaba. Yo ya no pertenecía a Hogwarts así que era un tema pasado. Me quede algo pensativa cuando dijo que no había podido graduarse por motivos personales, ¿qué clase de problema podría haber tenido? Preferí quedarme con la duda porque no me gustaba meterme en la vida de los demás. Le dí otro trago pequeño a mi vaso justo antes de que me confesara su edad. -Bueno, yo te gano por dos años. Al final no estaba tan equivocada. -confesé.

No pude ocultar mi sonrisa divertida y alguna que otra risita al verle el bigote de espuma que se había formado encima de su labio superior. -Perdón, es que tienes.. -reí. -Espuma. -robe una servilleta que había sobre la barra y le saque la espuma de la cara. Sonreí. -Mucho mejor. -dije todavía divertida por la situación, esperaba que no se enojara por mi gesto. -A mi papá le pasa seguido lo de la espuma, es gracioso, ya estoy acostumbrada a limpiarlo a él. -comenté.

No se notaba demasiado que el chico era menor en edad que yo y tampoco se notaba que no era muy amante del alcohol, aunque tampoco tenía pinta de borracho perdido si no que parecía ser alguien normal. Alguien interesante. -Yo creo que es cuestión de acostumbrarse, antes no tomaba nada y odiaba la cerveza pero después empezó a gustarme y finalmente probé las bebidas fuertes y -hice un ademán gracioso- digamos que me enamoré de ellas. -reí levemente.

Ahora que el se presentaba, caí en la cuenta de que yo tampoco le había dicho mi nombre. ¡Pero que descortés la mía! Alex, su nombre resonó en mi cabeza por unos segundos, tal vez, a causa del alcohol. Aunque si mal no lo recordaba no me había tomado más de.. ¿cuantos vasos? Este era el primero, sí, increíble. -Alex, es un placer conocerte.. oficialmente. -sonreí. -Yo soy Samantha Levine, pero podes decirme Sam o Samie, como prefieras. -mi mirada se conectó por unos segundos con la suya y esquive la mirada casi de inmediato. Tampoco tenía idea de cómo era el en Hogwarts o de en que momento lo había cruzado, pero estaba segura de que ahora que lo conocía, el chico le caía bien. -Memoria perfecta o no, hay como ochocientas mil millones de personas en el castillo, es normal que no te acuerdes de todos. -le dije bromeando. -Por lo menos, reconociste mi cara y que era una Slytherin. Eso ya es demasiado, yo ni eso pude acordarme sin tu ayuda. -lo alague.

Era bueno hablar con alguien aunque fuera de cualquier cosa, me hacía sentir bien. Mire mi vaso de whisky, esta noche no iba a tomar más de un vaso, no quería quedar mal delante de Alex y darle una mala imagen de mi si es que ya no se la estaba dando.
avatar
InvitadoInvitado

Axel S. Crowley el Sáb Jun 20, 2015 2:49 am

Bueno, dos años apenas era una diferencia. Mientras Axel estaba en quinto, ella estaba graduándose. ¿Cómo era posible que Axel se acordarse de su cara? A veces el Ravenclaw no sabía cómo era capaz de acordarse de algunas cosas tan “insignificantes” y que realmente no significan nada y no acordarse de cosas importantes que atañen al día a día.

De repente la chica comenzó a reírse y Axel la miró extrañado con una mirada interrogante. Su gesto fue amable y Axe puso los ojos en blanco al darse cuenta de lo que había pasado. No se avergonzó porque ya le había pasado en más de una ocasión.

-Gracias. Suele pasarme muy a menudo y nunca me doy cuenta.-Y era verdad, parecía retrasado. Por suerte parecía una chica simpática, porque conocía a más de una persona que se hubiera aguantado la risa para que Axel continuase todo el día con el bigote ahí. Axel no pudo evitar comentar el hecho de que la chica parecía estar tomándose una bebida realmente fuerte. Axel tenía ya dieciocho años, pero dónde hubieran bebidas alcohólicas mezcladas con otra sustancia para quitarle el sabor, que se quitara todo lo demás.-Qué valiente. A mí la cerveza muggle es lo único que soporto sola. Pero todo lo demás… creo que potaría si tengo que probar el alcohol puro por sí sola. Siempre he tenido curiosidad. ¿Es más el sabor o la sensación?-Preguntó curioso, porque Axel era muy curioso. En ocasiones parecía un metomentodo, pero realmente no le importaba el trasfondo, solo la respuesta.-Es decir, ¿eres feliz con ese sabor en este momento o estarías más feliz con un dulce batido de chocolate? ¿O por el contrario solamente lo bebes por cómo te hace sentir después? Es decir, esa sensación de calor en el pecho.-Preguntó, mirándola con curiosidad.-No sé si me estoy explicando...-Esbozó una tímida sonrisa.

Axel rio cuando la chica le llamó Alex en vez de Axel. Sí, podía tender a confusión, pero pronunciado era bastante diferente. Ella se presentó y Axel asintió levemente con la cabeza.

-Pues un placer, Sam.-Fue entonces cuando la chica, tras exagerar el número de alumnos y poner a Axel en un buen lugar, le alagó.-Gracias. Creo que mi memoria fotográfica es bastante buena. Probablemente en alguna ocasión te haya visto en un lugar concreto haciendo algo determinado y se me quedó grabado.-Se encogió de hombros, ya que tampoco era especialmente importante.-¿Jugabas al Quidditch? Yo llevo siendo Guardián de Ravenclaw durante tres años. Quizás fuera de ahí. Bueno, ¿qué más da, no?-Dijo finalmente Axel, dándose cuenta de que estaba dándole vueltas a un tema del pasado que realmente era totalmente irrelevante.

Volvió a tomar de su cerveza de mantequilla, esa sustancia totalmente inofensiva y propia de las Tres Escobas. Sin duda alguna, allí era el mejor sitio en dónde tomarlas. La miró nuevamente y reparó en el hecho de que si hacía tres años que estaba en Hogwarts, debía de estar cursando todavía sus estudios universitarios. Axel, como no, sintió curiosidad.

-¿Estás en la universidad, no?-Preguntó, sonriente.-¿Puedo saber en qué te metiste después de salir de Hogwarts? Siento una increíble curiosidad sobre todo con los Slytherin. Para mi son personas increíblemente impredecibles.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Xavier Samuel
Edad del pj : 20
Ocupación : Estudiante de criaturas m
Pureza de sangre : Pura
Galeones : -
Lealtad : ¿Esto se come?
Patronus : No tiene
Mensajes : 346
Puntos : 6
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.