Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Apolo MasbecthMejor PJ ♂
Circe MasbecthMejor PJ ♀
Alexandra B.Mejor User
Denzel S.Mejor roler
Ashanti ButtonMejor nuevo
Joshua EckhartMejor jugador
Sam & HenryMejor dúo
Eva WaldorfPremio Admin
Afiliaciones
Hermanas [2/4]
Expectro PatronumExpectro Patronum
Directorios [8/8]
Élite [36/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

¿Narcissa Malfoy? No, no. Yo no conozco a esa tal Narcissa. · A. Warrens

Invitado el Jue Mayo 28, 2015 8:45 am

Si en mitad de una informal charla entre magos alguno mencionaba que Narcissa Black, ahora Malfoy, había sido vista por las calles del Londres muggle con su pequeño labrador, nadie lo creería. Es un hecho que los magos de sangre pura no visitan ese tipo de zonas por varios motivos: repulsión, ignorancia, temor, desinterés… Fuera cual fuera el motivo por el que los magos de sangre pura no visitaban las calles muggles, no estaba en el interior de Narcissa aquella tarde. La muchacha, harta de encontrarse con cientos de personas que la atosigaban a preguntas y falsos cumplidos, se escabulló mediante un traslador y rápidamente se vio en mitad de la Oxford Street. Se trataba de una de las calles más transitadas de todo Londres gracias a la variada oferta de comercios que la formaban; pese a todo, Narcissa quería precisamente eso: mucha gente que la hicieran invisible a los ojos de cualquiera. Quería pasar por una muchacha más, de ser posible extranjera, que paseaba en busca de algún objeto de interés. Poco podían ofrecerle a una chica como ella los establecimientos presentes, pero poco objeto material buscaba ella.

El día era extrañamente soleado, el frío azotaba con fuerza pero la claridad apaciguaba su intensidad. Narcissa paró en seco y se colocó las gafas de sol sobre la cabeza cuando sintió un dulce olor que llamó su atención. Era algo nuevo, algo que no conocía y se moría de curiosidad por conocer. Se trataba de un discreto puesto ambulante que vendía una especie de nube rosada que estaba rodeado de niños pequeños. Al principio se sintió avergonzada y lo observó desde la distancia, pero luego no pudo contener su curiosidad y terminó por acercarse. El hombre mayor atendía con una amable sonrisa a todos sus clientes: bromeaba, reía, sonreía. Parecía radiante de felicidad. La muchacha lo envidió automáticamente, ¿cómo podía ser feliz alguien con un trabajo así? Era mediocre, seguramente no ganaría demasiado dinero muggle y, pese a todo, sus ojos brillaban con una luz especial. Ella tenía más dinero del que podría llegar a gastar nunca y, aun así, nunca llegaría a sonreír de esa manera. Eneas ladró para llamar la atención de su dueña, a lo que Narcissa respondió con una leve caricia en la cabeza. - ¿Quieres probar? – le preguntó y él, moviendo el rabo, ladró. – Me lo tomaré como un sí-.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Vie Mayo 29, 2015 7:44 pm

Había acordado con mi hermano que saldríamos de paseo los dos esta tarde, aunque tenía un compromiso de trabajo no dudé en suspenderlo para hacer aquel paseo familiar pues mi hermano es más ocupado que yo cuando está en la temporada de fútbol gracias a que es un delantero excepcional. Lo que yo esperaba era que hablaríamos un poco, la realidad fue otra porque era para presentarme a su nueva novia y no me divertía en lo absoluto ver como se besuqueaban. Básicamente estaba como la tercera rueda y eso me resultaba asqueroso, es mi hermano así que ver aquello me iba a traumar de por vida; no es que yo no lo haya hecho pero mejor sería que fueran a conseguir un cuarto. Me tocó recordarle que estaba ahí varias veces, si la cosa fuera al revés seguramente ya habría amenazado a mi chico. -Me voy Xander, y ya sabes cuál es la regla del apartamento- me refería al acuerdo de que yo no llevo chicos pero él tampoco llevará mujeres -Hasta luego Alex, lo mismo digo- me dice él sonriendo.

Creo que eso no salió como esperaba, miré el reloj solo para darme cuenta de que igual no me daría tiempo de adelantar nada así que podía tomarme el resto de la tarde y caminar un poco por las calles. Ya que me encontraba en una zona comercial podía aprovechar el momento para llevar algo nuevo a mi apartamento, es por esa razón que siempre tengo en mi cartera dinero del mundo mágico y dinero muggle pues así no quedo mal si se me ocurre comprar algo a última hora. Lo que me provocaba ahora era tomar tequila, mejor no era un poco temprano para darle al alcohol; seguí caminando y vi un puesto de algodón de azúcar, como todo lugar de venta de dulces habían varios niños comprando.

Al acercarme hasta el pequeño puesto vi una chica con un perro, de alguna manera ella destacaba entre los presentes porque claramente era mayor aunque con respecto a eso no iba a criticar pues yo soy aun más mayor; pero me parecía haberla visto en otra parte -Es muy bonito tu perro ¿Vas a darle algodón?- pregunto pues el animalito parece muy a gusto.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Sáb Mayo 30, 2015 3:25 pm

Cautelosa como era, Narcissa decidió acercarse disimuladamente y observar el comportamiento de los muggles que se acercaban para saber exactamente qué debía hacer para poder adquirir una de esas nubes de olor dulce. Como si fuese una extraterrestre que recién había pisado la tierra, la rubia lo observaba todo con curiosidad y extrañez. Los niños saltaban, reían, lloraban y suplicaban por esa cosa. Muchos padres se negaban y peleaban con sus hijos; otros, sonreían y cedían. Los muggles estaban formando una cola frente al puesto y algunos niños, que Narcissa dudaba que se conocieran realmente, hablaban con naturalidad. Ella ladeó la cabeza y se cruzó de brazos. Aún no debía ponerse a la cola. ¿Le aceptarían galeones? ¿Qué moneda utilizaban los muggles? Si no podía pagarle con las monedas mágicas no podría adquirir el dulce y tampoco se encontraba en condiciones para utilizar un hechizo desmemorizador, había demasiada gente.  La muchacha frunció el ceño y Eneas volvió a ladrar. – No sé si vamos a poder… - le contestó con tranquilidad y dulzura, como si le hablara a uno más de todos esos niños.

De repente, sintió una voz detrás de ella. Narcissa empalideció: nunca antes había hablado con un muggle y no sabía qué debía decirle exactamente. ¿Lograría pasar por una más? – Podría – contestó sin saber si los muggles les daban esas cosas a los perros. – Pero creo que no lo haré, nunca ha comido eso – sonrió sintiéndose algo estúpida. A juzgar por el público allí presente, esa no era comida para animales. ¿Por qué había contestado eso?
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Vie Jun 05, 2015 4:48 pm

-Seguro que no lo ha probado- le respondo a la chica, debe ser nueva por aquí pues cuando se volteó a responderme parecía un poco desconfiada, los perros siempre atraen atención y si no fuera porque los niños están más ocupados convenciendo a sus padres para que les compren algodón o haciendo la cola ya estarían intentando jugar con el perro -Bueno ya sabes que dicen los veterinarios de compartirle a las mascotas de la comida normal, pero por una vez no creo que le haga mal y vamos se le nota que si pudiera hablar estaría insistiendo como los niños- el perro de Xander es así, te descuidas con la comida y él hace su "magia" para desaparecerla; me lo ha hecho varias veces y no tiene reparos en que sean helados o hamburguesas.

Van uniéndose más niños a la cola mientras que se van los que yan han conseguido su dulce -Será mejor que nos unamos a la cola o no compraremos hoy y si te incomoda comprar porque eres mayor no le pares, igual yo también compraré y seguro que me veo aun mayor- en eso mi celular suena con un mensaje de mi hermano, le doy a ver y veo que escribió que su novia le dijo que yo me había comportado como una completa bruja; le respondo de vuelta que a la próxima no me inviten a su sesión de besuqueo barato. Ahora que le presto más atención a la chica creo que si la he visto en otra parte -Tal vez me equivoco pero creo que te he visto en otra parte- espero que no vaya a creer que soy algún tipo de acosadora o algo así sino que ha sido simple casualidad, a menos que me equivoqué de persona.
avatar
InvitadoInvitado

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.