Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Apolo MasbecthMejor PJ ♂
Circe MasbecthMejor PJ ♀
Alexandra B.Mejor User
Denzel S.Mejor roler
Ashanti ButtonMejor nuevo
Joshua EckhartMejor jugador
Sam & HenryMejor dúo
Eva WaldorfPremio Admin
Afiliaciones
Hermanas [2/4]
Expectro PatronumExpectro Patronum
Directorios [8/8]
Élite [36/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

¿Qué está pasando? (flasback) Narcissa S. Malfoy

Invitado el Jue Mayo 28, 2015 10:10 pm

Junio de 2014, Zona comercial de Londres por la mañana.

Un repentino frenazo termino de despertarme de mi pequeña cabeza, algo que agradecí porque si no llega a ser por eso me hubiera pasado de mi parada.

Una vez puestos mis pies en la calzada me adentre en la jungla de las zonas comerciales de Londres, aquella mañana iba a ser movidita pues no podía volver a casa sin lo que había ido a buscar, así pues comencé a andar con paso ligero, no quería estar allí más de lo necesario, estar rodeada de tanta gente me sofocaba. Entre por unas de las trasversales de la calle central buscando una librería en concreto que había visto por la web *Tiene que estar cerca* me dije a mi misma mientras seguía las indicaciones que me iba dando el móvil, así me mantuve durante un par de minutos más orientándome en esas concurridas calles de Londres, llevándome innumerables golpes porque la gente no tiene la poca educación de apartarse, *Al fin* me dije al ver la tienda que buscaba a escasos metros de donde me encontraba, sin embargo cuando me dispuse a andar un pequeño comerciante me corto el paso.

-Hola señorita, ¿le interesaría pasar por nuestra tienda? – me dijo en un tono alegre.
-Lo siento pero tengo un poco de prisa –Me excuse y me moví para esquivarlo y seguir mi camino pero de nuevo, él volvió a interceptarme.
-Vamos querida no se arrepentirá si esta aquí al lado-
-De verdad, tengo mucha prisa –me estaba poniendo nerviosa, aquella cara me daba muy mala espina y la forma en que me miraba, mire hacia todos lados sopesando una forma de escapar de aquella incómoda situación.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Sáb Mayo 30, 2015 3:10 pm

Al contrario de lo que solía suceder con el resto de jóvenes de su edad, asistir a las clases de la universidad resultaba todo un placer para la menor de las Black. No sólo le ofrecía la oportunidad de ampliar aquellos conocimientos adquiridos en sus años escolares, sino que también le permitía saber cómo tratar el cuerpo humano si recibía algún tipo de daño y no tener una cabeza tan hueca como todos creían. Al mismo tiempo, sentarse frente a un libro de medicina mágica la alejaba de la realidad, su desesperante realidad. Sentarse en silencio frente al libro, leerlo con tranquilidad, pasar las páginas sin presión. ¿Quién no podía disfrutar de esa sensación de libertad? Por ese motivo, y porque su economía se lo permitía, Narcissa solía comprarse gran parte de los libros que sus profesores les recomendaban como biografía complementaria a las lecciones de clase. No era que la lectura de dichos ejemplares fuesen imprescindibles para conseguir el aprobado, pero Narcissa notaba la diferencia a la hora de argumentar sus sentencias. Eso haría con sus pacientes si llegaba a ejercer: quería explicarles el porqué de sus decisiones, diagnósticos y tratamientos. Odiaba cuando los medimagos no daban explicaciones a los pacientes. Le parecía como si los tratasen con desprecio, como si no estuvieran hablando de la vida de esa persona y su derecho a decidir sobre él.

Los secretos ocultos de la sangre de dragón: propuesta teórica y práctica. Había repetido tantas veces el título que se lo había aprendido de memoria e incluso le tenía algo de manía. Por mucho que había buscado en la biblioteca de la universidad y librerías conocidas, nadie le había dado razones de la existencia de dicho ejemplar. Si el profesor de remedios naturales les había recomendado su lectura, el libro debía existir y Narcissa estaba encaprichada en él. De haberlo adquirido fácilmente, ni siquiera tendría la mitad de ganas de tenerlo en su poder. Le recomendaron una antigua y pequeña librería del centro de Londres y no dudó en aventurarse en su búsqueda. Aquel día el sol radiaba con fuerza por lo que Narcissa se permitió el lujo de llevar unos tejanos cortos y una camiseta simple, sandalias y gafas de sol. Acostumbraba a vestir con conjuntos elaborados, muy elegantes, pero aquel día se sintió con ganas de ser una más. No quería destacar sobre el resto de mujeres, no quería que nadie la mirase ni la desease: ese día sólo quería ser una universitaria más.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Vie Jun 12, 2015 12:58 pm

En vista de que aquel hombre no iba a dejar de insistir decidí ser un poco agresiva, algo inusual en mí pero que cuando era necesario no tenía problemas en salir.

-He dicho que no – repetí en un tono más enfadado empujando hacia un lado al hombre que tenía frente a mí. Sin darle tiempo a que me agarrara, salí corriendo calle abajo en dirección a la librería a la que quería ir, mire un par de veces hacia atrás para cerciorarme de que no me seguía y al ver que no era así sentí un gran alivio en mi interior. Comencé a frenar el paso, pues ya casi había llegado a la librería,+ ¿estaría allí el libro que estaba buscando?+ Había agotado ya todos los cartuchos debía, tenía que estar allí sí o sí o aquel viaje habría sido en vano, necesitaba ese libro era el último que le faltaba a mi abuela en su colección. Casi sin darme cuenta ya estaba llegando a la puerta de dicho lugar, desde fuera había un enorme escaparate desde el que se podía observar el interior, en el cual podían observarse enormes estanterías llena de libros y libros, +Esto es el paraíso+ pensé para mí misma, estaba entusiasmada, creo que nunca antes había visto una librería tan extensa y eso que desde fuera el edificio parecía minúsculo , sin perder más tiempo entre en el lugar y tras abrir la puerta un olor a viejo y a páginas embriago a mi olfato. Una vez dentro de la estancia quise dirigirme hacia el mostrador, pero al no verlo a primera vista empecé a perderme entre aquellos estrechos pasillo llenos de lo que prometían ser apasionantes lecturas, comencé a leer lo apartados “Dragones” ”Crianza de dragones” “Los huevos de Dragón” un sinfín de libros relacionados sobre los dragones, aquello prometía ser una lectura interesante pero no era eso lo que buscaba así que decidí seguirme paseando por allí en busca del libro que andaba buscando. No sabría decir por cuantos pasillos estuve hasta dar con el que quería “Herboristería” +Al fin+ celebré +ya era hora de que encontrara lo que había ido a buscar+ dije en tono alto, fue entonces cuando me percate que, desde que había entrado allí no había oído a nadie, ni un solo ruido aquello me resultó un tanto extraño, así que empecé a mirar a mi alrededor en busca de más personas.
avatar
InvitadoInvitado

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.