Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Apolo MasbecthMejor PJ ♂
Circe MasbecthMejor PJ ♀
Alexandra B.Mejor User
Denzel S.Mejor roler
Ashanti ButtonMejor nuevo
Joshua EckhartMejor jugador
Sam & HenryMejor dúo
Eva WaldorfPremio Admin
Afiliaciones
Hermanas [2/4]
Expectro PatronumExpectro Patronum
Directorios [8/8]
Élite [36/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

Un Pequeño Paseo [ EMILY MATTHEWS]

Anabella Claymore Roux el Jue Jun 18, 2015 12:01 am

Estábamos a puntos de salir de vacaciones y era fin de semana, terminando este fin, sería el banquete y regresando de ellas, estaría en séptimo, no podía creerlo tan rápido se fue el tiempo, por lo cuál decidí dar un pequeño paseo cerca de los alrededores de Hogsmeade, pero con precaución, la astucia era algo que caracterizaba a nuestra casa y no el ir detrás del peligro, aunque ahora que lo pensaba bien el ser auror era totalmente peligroso, pero me decisión ya estaba tomada, aunque si pensamos con astucia no tendría que arriesgarme mucho, estaba caminando de un lado a otro, con mi varita en un mano por si se escuchaba algo raro, con todo las desapariciones y lo que había sucedido hace poco en el colegio, no era muy prudente, no prestar atención.

Pero la verdad el día parecía muy tranquilo, como para que sucediera algo, pero como decía un dicho a veces cuando mas calmado esta algo se desata la tormenta, así que no me debía de fiar mucho, aunque la mayor parte del tiempo era alegre, una parte de mí, quizás era porque me encontraba creciendo, me decía que debía empezar a ser un poco dura, no mala, pero dejar de ser un poco inocente, estaba pensando en todo eso, cuando escuche un pequeño ruido, por lo cual me puse en alerta, la verdad a lo mejor solo fue el susurro de las hojas, porque empezó hacer un poco de viento, pero era mejor estar preparada, quien sabe lo que podía suceder, creo que lo sucedido hace poco a algunos compañeros de clase, me había vuelto un poco paranoica.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Jamye Lynn Spers
Edad del pj : 15
Ocupación : Slytherin 7º curso (200 galeones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 3.800
Lealtad : Ordén
Mensajes : 203
Puntos : 11
Ver perfil de usuario

Invitado el Lun Jun 22, 2015 9:13 pm

El sol se ponía demasiado despacio para mi gusto. Cuando era humana, me pasaba todo el día fuera, bajo el sol o la lluvia y ahora que era un vampiro, me pasaba la noche bajo la luna o la lluvia. Supongo que visto así debía dar gracias por la lluvia ya que parecía el único elemento que no cambiaba jamás para mi. Además, me recordaba al lugar donde había nacido mi madre...allí casi siempre llovía y ella decia que había algo mágico en ello. Que Dios estaba en la lluvia como dicen en V de Vendetta. Es una frase tan acertada como hermosa. Aun así, a veces la lluvia no era elemento común suiciente para mi. Echaba de menos la luz, el sol y, aunque veía perfectamente en la oscuridad, echaba de menos el aspecto que tenía todo cuando el sol de un día especialmente despejado se reflejaba. O como lo hacia al atardecer. Por suerte, eso último no me lo perdía del todo pues muy imprudentemente salía cuando los últimos rayos de sol se estaban apagando, aunque solo fuese para disfrutarlo un poco.

Cada noche, me veía obligada a salir a comer. Odiaba mi hambre y lo que me obligaba a hacer y por eso había días que no comía. No comía durante semanas enteras hasta que parecía que me iba a morir de hambre. Cuando mi creadora veía eso se enfadaba y me encomendaba alimentarme. Mi naturaleza me obligaba a obedecer...y se me seguía haciendo triste que me obligasen a alimentarme o a vivir. Era una esclava en esencia, solo que de la propia vida.

No solía acercarme a Hogsmeade a no ser que fuese estrictamente necesario o tuviera un autocontrol muy fuerte. No quería alimentarme de alumnos. No podría perdonármelo jamás. Pero esta noche, eso formaba parte del castigo que me habían impuesto por negarme a comer. Obedientemente había ido a Hogsmeade con la esperanza de encontrar a alguien lo bastante malo como para que yo pudiera comermelo y tuve la estupenda suerte de no tardar demasiado en encontrarlo. Un hombre, completamente borracho, salía de la Cabeza de Puerco, gritándole a todo el mundo lo mucho que odiaba a los muggles y a los sangre sucia y que pronto un nuevo regimen se alzaría y acabaría con toda esa escoría. Yo no sabía lo que había de cierto en sus palabras, pero como miembro de esa escoría lo consideré un especimen digno de ser mi cena. Lo atraje desde una esquina oscura, dejando ver de mi en la oscuridad lo justo: Mis labios y parte del escote. Cuando se acercó lo suficiente, mis colmillos hicieron el resto. Minutos después, yacía muerto en el suelo con golpes suficiente para que pareciese que le habían dado una paliza. La zona donde le había mordido estaba tan amoratada que era prácticamente imposible que alguien viese mi huella.

Salí del pueblo rumbo al bosque. Los bosques siempre hacían que me sintiese cómoda y menos sucia despues de matar a alguien. Me lavé en aquel riachuelo que tantos recuerdos me traía y me senté allí a recordar como había sido todo cuando aun habia posibilidades de felicidad. En cambio, mi descanso no duró mucho pues un ruido de pasos llegó a mi. Me giré en la oscuridad y fui hasta la fuente del sonido. Una adolescente rubia estaba allí varita en ristre. Yo sonreí con calma. Era terriblemente parecía a lo que ya consideraba un fantasma de mi pasado, pero estaba segura de que era pura coincidencia.

- Este no parece un lugar muy seguro para estar a estas horas- comenté con tranquilidad cuando me pareció que miraba en mi dirección. No era mi intención asustarla. Por suerte, ya no quedaban restos de sangre en mi cara o mi ropa, solo parecería una persona normal.
avatar
InvitadoInvitado

Anabella Claymore Roux el Miér Jun 24, 2015 5:19 pm

Por un momento pensé que había sido el viento chocando contra las ramas de los árboles pero la verdad no había sido así, frente a mi había una chica pelinegra, se veía realmente joven, me dijo que este no era realmente un lugar seguro para estar y menos a estas horas, -Lo se, pero necesitaba pensar un poco- dije un poco tímida y apretando un poco mi varita en la mano, era una manera de infundirme seguridad, ya que ella también estaba en el bosque a deshoras, lo cual se me hacía sumamente raro, sabía que no debí juzgar a las personas, pero estaba un poco asustada, al haberme encontrado a una persona ahí, podría a ver sido un mortifago pero no era así, lo cual me aliviaba un poco.

No sabía que mas decir sin que sonara raro, así que con una sonrisa ladeada dije -Espero no haber interrumpido nada- dije, eso sonaba raro, que cosas decía como si me fuera a decir o claro mira no mas que interrumpisteis mis planes, pero no te preocupes, eso sonaría tonto, pero no sabía que decir ante determinadas circunstancias, pero a veces era mejor platicar para ganar mas tiempo por si sucedía algo fuera de lo normal, totalmente inesperado, ya que era raro que ella también estuviera ahí, aunque quizás también le gustaba ese lugar y simplemente esa era la razón de que se encontrará ahí.

Que más podría ser que esa simple razón, el bosque era peligroso lo sabía ella, en la escuela siempre decían que no se internaran mucho, pero era inevitable hacerlo, lo prohibido es lo que mas atrae a las personas, ya que es algo que seduce y te llama la atención, hasta hipnotizarte por completo, sin pensar mucho en las consecuencias, pero ella no era tonta y sabía que debía andarse con cuidado.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Jamye Lynn Spers
Edad del pj : 15
Ocupación : Slytherin 7º curso (200 galeones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 3.800
Lealtad : Ordén
Mensajes : 203
Puntos : 11
Ver perfil de usuario

Invitado el Dom Jun 28, 2015 2:50 pm

En la oscuridad de aquella noche en Hogsmeade donde ya había acabado con la vida de un hombre cuya sangre aun sabía a whisky de fuego, se me antojaba extraño encontrarme a una adolescente que destacase tanto en la oscuridad. Supongo que eso se debía a que era rubia y la luz de la luna se reflejaba de una manera más intensa en ella. Yo estaba acostumbrada a pasar desapercibida. Jamás había llamado especialmente la atención, salvo de las personas equivocadas, así que me preguntaba como debía ser la vida para aquella niña a la que podías ver hasta en la oscuridad.

Su respuesta a mis palabras me hizo inclinar la cabeza con curiosidad. Si necesitaba pensar... por qué lo hacia en medio de un bosque? Eso no parece algo muy sensato. Pero que sé yo de eso, yo habría hecho lo mismo. Aun lo hacía. No obstante, era muy probable que yo conociese mucho mejor que ella los peligros que los bosques escondían, al fin y al cabo yo era uno de ellos.- No parece un sitio muy seguro para pensar.- dije encogiéndome de hombros. El destino de los adolescente de hoy en día no era mi problema, pero mi instinto me impedía permitir que sufrieran inutilmente. Quizás fuese pura experiencia y empatía.

A sus siguientes palabras tuve que mirarla todavía con más incredulidad desde mi posición de cabeza inclinada. Parecía una chica rara aunque no tenía muy claro el porqué de esa impresión. La observé en silencio. Tenía la varita en la mano, lo cual era una buena señal de que tonta al menos no era. No lo suficiente como para internarse en un bosque sin ningún tipo de protección.- Qué podrías haber interrumpido en medio de este bosque? En medio de la noche? Cuando he sido yo la que ha hablado primero?- pregunté terminando con una sonrisa que buscaba ser cordial.- No has interrumpido nada, pero espero no haberte asustado- dije con la misma actitud, mirándola sonriente. Por suerte, tanto los ojos rojos como los colmillos como la sangre se habían quedado atrás cuando la vi.

No sabía muy bien que decir o como iba a continuar la conversación cuando se oyó un ruido detrás de mi. Me giré con tranquilidad tras haber percibido un olor y sonido conocidos mientras el sonido se hacía más y más intenso y próximo. El sonido de proximidad se acabo y un aullido cortó la noche, seguido de un par de ojos brillantes surgidos de la oscuridad. El lobo negro entró en nuestro campo de visión trotando contento y se acercó a mi a lamerme la mano justo antes de observar detenidamente a la chica. Yo sonreí complacida por verlo.
avatar
InvitadoInvitado

Anabella Claymore Roux el Mar Jun 30, 2015 7:43 pm

Al parecer mi respuesta le sonó un poco extraña, y a quien no, era una estudiante, y ella estaba sola en el bosque en una noche obscura, en donde quizás debería estar en mi sala común o en el castillos bajo la supuesta protección de sus muros, el cual no era realmente seguro, debido a todo lo que sucedía y de lo que quizás sucederá mas adelante, me comento que no era un buen sitio para pensar -Lo sé, pero que sitio es seguro en estos tiempos- dije como si nada, ya que era la verdad, aunque tratarán de negarlo todos.

La mujer con quien estaba hablando permaneció todavía con la cabeza agachada, quizás meditando las cosas, quizás al igual que yo, no esperaba encontrarse a alguien en este lugar, tan solitario y peligroso, solo una vez había entrado al bosque y fue bajo la supervición de una profesora, no era tonta, sabía el peligro que corría al internarme en él.

Sus preguntas me sonaban extrañas y me hacían sentir rara, no sabía como contestar a eso, parecía que lo dijera respecto a ella, sonaría muy ilógico, al final me comento que no había interrumpido nada, lo cual se me hacía muy raro, no tenía tampoco idea de como continuar cuando, se escucho de nuevo un ruido, me sentía un poco confiada de ella, pero no tanto para no estar en alerta, así que cuando escuche el ruido, vi como un lobo negro se acercaba a donde estábamos, no sabía que debía hacer, solo seguí apretando mi varita, pero al ver que conocía a la chica con la cual había hablado, la situación se me hizo a un más rara, por lo cual levante una ceja en señal de desconcierto total -Se conocen, como?- pregunte un poco desconcertada, mientras me sentía observada por el lobo.



avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Jamye Lynn Spers
Edad del pj : 15
Ocupación : Slytherin 7º curso (200 galeones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 3.800
Lealtad : Ordén
Mensajes : 203
Puntos : 11
Ver perfil de usuario

Invitado el Dom Jul 05, 2015 8:41 pm

- Bueno, un sitio seguro suele tener paredes y puertas. Cosas que al menos te protejan de los fenómenos atmosféricos- dije casi riendo- Pero supongo que en el fondo hasta eso es una ilusión de seguridad, pues si nos encierran en una habitación con un asesino, estaremos más en peligro ahí que en medio de un bosque donde podemos correr y escapar, verdad?- dije hablando casi por rellenar el silencio. No tenía problemas con conocer a gente nueva, pero tanto tiempo intentando no matar a alguien inocente había acabado por oxidarme y ahora parecía ya no saber muy bien como sacar conversación.

Ella preguntó si había interrumpido y yo me disculpé por si la había asustado y todo transcurrió como suelen hacerlo esas conversaciones entre dos personas que a simple vista no quieren dejar ver lo suficiente de sí mismas como para que la otra los conozca. Y en ese momento Helheim hizo acto de presencia. El joven lobo negro era imponente en ocasiones, un macho alfa de nacimiento, pero cuando se acercaba moviendo la cola como un cachorrito que solo buscaba mimos no asustaba a nadie. Apareció en el claro, todo contento por haberme encontrado, y me lamió la mano a modo de saludo justo antes de ponerse a observar a la chica. La ausencia de gruñidos me dio a entender que aun no sabía como clasificarla, pero que no era esencialmente mala. Sonreí a su pregunta mientras me agachaba acariciar al lobo.

- Los bosques son mi hogar, así que es ahí donde hago amigos- dije acariciando al lobo detrás de las orejas mientras él levantaba la cabeza dando a entender que le gustaba- Te gustan los animales?- pregunté con curiosidad. En ese momento, levanté la mirada y la miré directamente a los ojos. Me di cuenta de que faltaba algo fundamental en nuestra conversación- Por cierto, me llamo Emily, Emily Matthews- dije volviendo a sonreír y mirándola desde una posición más baja que la suya.
avatar
InvitadoInvitado

Anabella Claymore Roux el Jue Jul 09, 2015 11:19 pm

-Si creo que sí, depende del lugar- comenté,y asentí ante sus siguientes palabras, ya que eras sumamente ciertas, yo prefería estar en el bosque con oportunidades de escape a una habitación que no las tuviera -Muy cierto, y mas si no sabes defenderte, creo que una situación así las posibilidades se reducen- comente con simplicidad.

Por la forma en que actuaba el Lobo y por poco que había estado platicando con la chica, pude deducir que no había nada que temer, que podía bajar con toda seguridad un poco mas sin defensas, por lo cual baje completamente mi varita, dejando simplemente luz en ella, para iluminar un poco lugar, sonreí ante la escena que tenia ante mi, contemplando sin interrumpir nada y escuche que decía que los bosque eran su hogar, lo cual se me hacía sumamente raro, eso solo se podía significar una cosa, estaba descartada la licantropia ya que, al parecer hoy era luna llena y ella no estaba trasformada, podría ser que no tuviera hogar o era otra criatura mágica, pero se me hacía irrespetuoso, preguntar la razón por la cual consideraba los bosques su hojar.

Me pregunto si me gustaban los animales -No lo se, supongo que sí, jamas eh tenido uno-, me comento que se llamaba Emily Matthenews -Mucho gusto Emily, Soy Anabella Claymore, pero puedes decirme Ana- dije con una sonrisa, un poco mas confiada.

avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Jamye Lynn Spers
Edad del pj : 15
Ocupación : Slytherin 7º curso (200 galeones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 3.800
Lealtad : Ordén
Mensajes : 203
Puntos : 11
Ver perfil de usuario

Invitado el Miér Jul 22, 2015 11:13 pm

-Tienes un nombre muy bonito- dije con una sonrisa mientras acariciaba el suave pelaje del animal. No tenía muy claro como reaccionar ante la chica. Parecía una chica tranquila y valiente ya que no había salido corriendo en presencia de una desconocida y tampoco del lobo que me acompañaba. O eso o estaba paralizada de miedo, lo cual también era posible. Pero parecía tímida y no sabía como hacer para que se soltase un poco. Antes me resultaba facil, los temas surgían sin más uno tras otro, pero ahora, los humanos eran tan ajenos para mi a veces...

- Quieres acercarte a tocarlo?- ofrecí con una sonrisa gentil.- Es un buen chico, y además es un mimoso, pero deberás dejar que te huela un poco antes de tocarlo para que su instinto no salte- dije previniendola por las dudas. Rasqué a Helheim en el sitio concreto que le gustaba que le rascaran para que se pusiera panza arriba y eso hizo. En general, no le importaba que desconocidos lo tocasen si confiaba en ellos, pero no estaba muy segura de como iba a reaccionar en esta situación en concreto. Ana era tan callada que me desconcertaba un poco.

- Estás en Hogwarts?- dije intentando entablar conversación. - Yo lo estuve... sigue siendo un lugar donde puede pasar de todo?- dije con una sonrisa alegre que igual no se apreciaba en la noche.

Pensándolo un poco friamente, era una situación muy dulce. Dos chicas y un lobo en medio de la noche charlando sobre trivialidades. Claro que así también habían empezado un montón de películas de terror. Por otro lado, su parecido con el más importante de mis fantasmas hacia que no pudiera parar de mirarla, espera que no se diera cuenta porque intentaba mirarla de reojo o de maneras fugaces.
avatar
InvitadoInvitado

Anabella Claymore Roux el Mar Jul 28, 2015 11:21 pm

-Gracias- dije sonriendo y observando la escena que se daba ante mi en silenció hasta que la chica me pregunto si quería acercarme a tocar al lobo, asentí ante su propuesta y me acerque a donde ella se encontraba con el lobo, me comento que era un buen chico y muy mimoso, pero que debía dejar que me holiera antes de que lo tocara, al escuchar eso no me sentí muy confiada que dijamos, pero me acerque y deje que me holiera.

El Lobo se me quedo observando como evaluando si confiaba en mi o no para que lo acariciaba, temía que fuera atacarme pero después de un rato de análisis al parecer dejo que me acercara a él, por lo cual me agache para estar a su nivel y empecé a acariciar su pelaje, escuche la pregunta de Emily y conteste -Si, estoy en Howgarts- dije con una sonrisa en mi rostro y pregunte -Y tu a que te dedicas?- pregunte de forma amable, ya que me había dicho que ella había estado ahí, se escuchaba en su voz un tono de añoranza -Si Howgarts esconde muchos misterios- dije.

Aunque parecía no darme cuenta porque ella disimulaba muy bien, notaba que a veces mi me miraba de reojo a veces, no sabía la razón aunque podía ser que como yo no se sintiera segura y con demasiada confianza, o podía ser otra razón diferente, para seguir la conversación le pregunte -Extrañas el castillo- comenté como afirmación mas que como pregunta.


avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Jamye Lynn Spers
Edad del pj : 15
Ocupación : Slytherin 7º curso (200 galeones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 3.800
Lealtad : Ordén
Mensajes : 203
Puntos : 11
Ver perfil de usuario

Invitado el Jue Ago 06, 2015 12:19 am

Tras piropear su nombre y la aparición de mi lobo, nuevos elementos pasaban a formar parte de nuestra situación que me daban pie a sacarle tema del que hablar. Debía romper la barrera de temor y timidez que producía encontrarse a un extraño en medio de la noche en un bosque y eso no era fácil, pero esperaba que un poco de simpatía y amor animal me ayudasen a conseguirlo. Por otro lado, quizás otra noche Ana hubiese estado en peligro estando a mi lado, pero no esa. La niña no me había hecho nada y yo no me comía a gente inocente a no ser que fuese estrictamente necesario, que no era el caso.

La vi un poco desconfiada en cuanto a Helheim se refería. Era comprensible pues se trata de un lobo casi adulto al fin y al cabo, pero finalmente y tras seguir mis instrucciones, el animal juzgó que la chica no era peligrosa para nosotros y que podía proceder a acariciarlo que él la recompensaría con algún que otro lametón y cabezado cariñoso. Los momentos antes de que el animal se espatarrase con confianza estuve bastante tensa, con miedo a que pudiera oler su miedo y reaccionar de una manera equivocada, pero por suerte, había hecho un buen trabajo educando a mi mascota. Era una pena que nunca hubiese llegado a conocer a Phury...

Ana se agachó a nuestra altura y vi como su mano se sumergía entre el pelaje del animal que se encontraba totalmente a gusto. Aproveché el momento para preguntarle si iba a Hogwarts, pues parecía bastante joven y aunque creo que no debería vagabundear por un bosque a estas horas, mejor que se tope conmigo que con alguien más hostil. Su respuesta fue afirmativa y yo la recibí con una sonrisa amable- Soy dragonolista- dije con calma, aunque pensé que quizás ella no conocía ese termino pues no se suele oir mucho- Me encargo del cuidado y rescate de dragones heridos o perdidos por todo el mundo.- dije mirándola directamente para ver su nivel de interés sobre el tema.

Ambas coincidíamos en que Hogwarts era un sitio especial, pero lo que no me esperaba era su afirmación de que yo extrañaba Hogwarts- Tanto se me nota?- pregunté con una sonrisa- Fueron los mejores años de mi vida... A ti te gusta?- pregunté buscando sacar punta del tema- Lo cierto es que viví muchas aventuras en el castillo, hasta formé parte de un grupo y actuamos en el baile de navidad- dije con una risilla un tanto avergonzada. Había sido un gran día y había sido terriblemente vergonzoso, pero muy muy divertido. Recordarlo me hizo perder la mirada por un momento y sonreír, pero enseguida me volví a centrar en la persona con la que estaba hablando.
avatar
InvitadoInvitado

Anabella Claymore Roux el Lun Ago 10, 2015 7:57 pm

Después de que el lobo me oliera y considerara que no era peligrosa lo seguí acariciando y escuche lo que me contestaba a mi pregunta, de a que se dedicaba, escuche con sorpresa que se dedicaba a dragonista, por la explicación que me dio, parecía ser un trabajo peligroso, pero todos los trabajos tenían sus riesgos -Suena peligroso- comente con un tono de preocupación.

Al parecer ella consideraba el Castillo como un lugar especial, y es que realmente lo era, ya que ahí conocías a tus verdaderos amigos y pasabas demasiado tiempo en él, viviendo aventuras y aprendiendo cosas, realmente era especial, -Un poco- dije con una sonrisa, me comento que habían sido los mejores años de su vida, al escuchar eso sonreí y me dispuse a contestar su pregunta, mientras acariciaba detrás de las orejas del lobo -Si me encanta, es como mi segundo hogar- dije con felicidad, escuche que había formado un grupo y habían actuado en el baile de navidad -Debió ser muy agradable y divertido, realmente fueron buenos tiempos- dije mirándola -Y en que casa ibas?...Yo voy en Slitheryn- dije con orgullo y felicidad en mi voz.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Jamye Lynn Spers
Edad del pj : 15
Ocupación : Slytherin 7º curso (200 galeones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 3.800
Lealtad : Ordén
Mensajes : 203
Puntos : 11
Ver perfil de usuario

Invitado el Dom Ago 16, 2015 9:23 pm

Alli agachadas acariciando al animal le conté a que me dedicaba y su reacción me resultó graciosa. Sonreí de medio lado- Lo es, no te lo negaré, pero que sería de la vida sin un poco de emoción?- dije con una mirada traviesa. En mi caso la frase correcta era: qué sería de la post-vida sin dragones? pero era un tema en el que no quería hacer incapié pues la rubia no necesitaba saber que estaba hablando en medio de un bosque en la oscuridad con una vampiresa. Esperaba que no lo descubriese y menos de una mala manera.- A qué te gustaría dedicarte? Tienes algo pensado?- le pregunté con curiosidad por eso que dicen de que la gente que ya tiene una carrera puede ayudar a las generaciones venideras.

Según hablábamos parecía que el único tema que teníamos realmente en común era Hogwarts, lo cual era un poco triste, pero que esperaba? Tener una conexión total con cualquier desconocido? "No, Em, eso no suele pasar" dijo la voz de mi cabeza. Aun así yo era de esas personas afortunadas que sí habían logrado una conexión con desconocidos y no me arrepentía de ello.

Sonreí complacida cuando dijo que el castillo era como su segundo hogar. En mi opinión todo alumno o alumna de Hogwarts debería pensar eso, por eso le comenté una pequeña anécdota divertida de cuando yo había formado parte de un grupo de música y habíamos actuado en el baile de navidad. Sonreí de nuevo cuando dijo que habían sido buenos tiempos de modo que casi parecía que ella los había vivido también y entonces llegó esa pregunta que tanto importaba a algunos de los adolescentes que poblaban el castillo. El saber de qué casa era el otro era casi un símbolo de estatus, al menos en mis tiempos, por eso una sonrisa entre sarcástica y resignada surgió en mi rostro al oír que ella era de Slytherin. Con mi respuesta sabríamos ante que tipo de persona estaba- Yo era Hufflepuff- dije con orgullo aunque sin poder evitar mantener esa sonrisa que me había salido antes.- Tu eres de esas personas que odian a los tejones o de esas que no son racistas de casas?- pregunté con curiosidad y una ceja levantada mientras mantenía la sonrisa.
avatar
InvitadoInvitado

Anabella Claymore Roux el Lun Ago 17, 2015 1:39 am

Sonreí ante su comentario con una sonrisa divertida -Tienes razón, seria muy aburrida- dije frunciendo el seño, después ella me pregunto si ya sabía a lo que quería dedicarme, claro que lo tenía desde que entre a Howgasrts, aunque en mis primeros años pase desapercibida, después de un tiempo de mostrar que no seguía los "ideales" de mi casa, ya no pasaba tan desapercibida, y observándola con una sonrisa ladeada conteste -Estudiare para auror, de hecho vine aquí a meditar sobre eso- , lo quería meditar sobre los riesgos que entrañaba mi carrera, no solo para mi, sino también para mis padres y mis amigos.


Creí que era un buen momento para preguntar de que casa había sido y para eso pronuncie primero mi casa, pero al parecer cuando escucho que era de la casa de Slitheryn su rostro cambio, y cuando escuche de que casa era sonreí, ya que era la casa de mi mejor amiga, quien se llamaba Arianne, ademas a mi nunca me había importando esas minimidades sobre las casas, ya que tu color no defenia quien eras, consideraba eso algo sin importancia, al escuchar su insinuación, no pude evitar poner una cara de perplejidad y una sonrisa de lado -Yo no juzgo a las personas por el color que portan, mi mejor amiga es HuHufflepuff y la quiero demasiado- dije firmemente, ya que era así, yo daría mi vida sin dudarlo por ella.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Jamye Lynn Spers
Edad del pj : 15
Ocupación : Slytherin 7º curso (200 galeones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 3.800
Lealtad : Ordén
Mensajes : 203
Puntos : 11
Ver perfil de usuario

Invitado el Lun Ago 17, 2015 1:19 pm

-Me atrevería a decir que este sitio es mejor para practicar que para meditar- contesté con calma cuando dijo que había ido allí para meditar sobre ser auror o no- Ser auror es un empleo muy noble y dicen que bonito, pero también es peligroso asi que entiendo que tengas que pensártelo bien.- dije mirándola a los ojos para que viese que era sincera.

Cuando me dijo de que casa era me resultó todavía más curioso que una chica como ella quisiese ser auror. Supongo que es un poco como yo en eso de que las apariencias engañan pues la gente que me ve por primera vez no espera que yo sea un vampiro y mucho menos que tenga un lobo como mascota, y una vez que sabe esas dos cosas ni sospecha que me dedico a salvar dragones. Supongo que un vampiro dragonolista no es algo que se ve todos los días.

Le dije de que casa era yo, preguntando directamente si tenía prejuicios al respecto, pero la respuesta que me dio me hizo sonreir. Su mejor amiga era una Hufflepuff lo que quería decir que eran de esas parejas que rompían estereotipos. - Una de mis mejores amigas también era Slytherin- dije con una sonrisa.

En ese preciso momento, la imagen de mi creado apareció fugazmente en mi cabeza "Emily..." oí dentro de mi cerebro a modo de llamada suya. Cuando la alucinación pasó fruncí el ceño y miré al suelo.- Temo que tenemos que irnos- dije hablando por mi y por el lobo pues Alexandra no era una mujer a la que le gustara que la hicieran esperar. Helheim gruñó antes de incorporarse pues sabía perfectamente por mi cara el motivo por el cual teníamos que irnos.- Ha sido un placer conocerte Ana- dije con una sonrisa sin atreverme a tenderle la mano por miedo a que se asustase por mi temperatura corporal. En cambio, mi lobo le dio un dulce lametón en la mano a modo de despedida- Espero volver a verte- dije con gentileza y con un último saludo de la mano, mi mascota y yo nos perdimos en la oscuridad del bosque.
avatar
InvitadoInvitado

Anabella Claymore Roux el Miér Ago 19, 2015 1:29 am

La verdad que si, el bosque quizás servia mejor para practicar pero para mi servia para meditar ya que por lo regular estaba silencioso y te permitía poner en orden tus ideas, sonreí cuando dijo que ser auror era un buen empleo -Claro que lo es, ademas con ese empleo podría hacer justicia de forma correcta, atrapar a los malos- dije con sinceridad

Su respuesta respecto a que una de sus amigas era Hufflepuff me hizo sonreír -Al parecer tenemos algo mas en común ademas de querer el castillo con demasía- dije con amabilidad, la chica pelirroja me estaba agradando, ya que se salia de lo común, de lo que supuestamente debía ser, y eso me agradaba.

Después de eso, me comento que se tenía que ir, y cuando lo dijo el lobo también se incorporo, por lo cual me levante de donde estaba -También fue un placer para mi conocerte, espero volverte a ver y también a ti Helheim- dije sonriendo, mientras recibía el lametón del lobo.

Una vez que se marcharon también salí del bosque, ya que era muy obscuro ya y tenía que estar en el castillo, antes de que alguien se diera cuenta de mi ausencia.

avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Jamye Lynn Spers
Edad del pj : 15
Ocupación : Slytherin 7º curso (200 galeones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 3.800
Lealtad : Ordén
Mensajes : 203
Puntos : 11
Ver perfil de usuario

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.