Situación Actual
8º-15º // 29 de mayo luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Ryan G.Mejor PJ ♂
Vanessa C.Mejor PJ ♀
Beatrice B.Mejor User
Jazmine.Mejor roler
Nailah & AndreasMejor dúo
Samantha L.ESPECIAL I
Samantha L.ESPECIAL II
Laith G.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Weekend at the beach (Priv) (+18)

Apolo Masbecth el Miér Jul 29, 2015 10:06 pm

El verano comenzó y con ello las vacaciones para tanto los estudiantes en Hogwarts como para los trabajadores del ministerio, al menos a algunos y esos incluían a Apolo quien fue lo suficientemente afortunado como para recibir un par de semanas libres mientras otros compañeros tenían que quedarse a trabajar y lo odiaron por eso, pero él ya tenía planes al menos para un fin de semana en donde gracias a las lechuzas mensajeras que se estuvo mandando con Forman planearon algo para hacer esas vacaciones.

Se encontraba en la mansión Masbecth, terminando de preparar la maleta cuando su hermana Circe apareció en el umbral de la puerta para preguntar a donde se iba con tanta prisa a lo que el rubio respondió que a un viaje de placer con Matt, ellos ya se conocían y él le contaba todo a su hermana por lo que no hubo necesidad de mentirle. La revista corazón de bruja sacó hace unos meses una edición especial donde hablaba bastante de la relación de ambos magos y aunque Apolo no suele leer basura de publicaciones rosas lo hizo y solo le dio risa aquello, al resto de la familia no tanto, pero no le importó, la mayoría era mentira. Se despidió de su hermana prometiendo hacer alguna actividad juntos antes del término de las vacaciones y salió por la puerta principal desapareciendo justo al tocar el jardín.

Apareció frente al complejo de apartamentos donde su nuevo amigo residía, llevaba consigo una maleta bastante grande con ruedas para facilitar el transporte. Era de mañana y el sol se encontraba apenas saliendo. Pocas personas estaban fuera de sus casas, algunas acababan de despertar pero él quiso aprovechar todo el día por lo que decidió madrugar y quedar de verse con el pelinegro para recogerlo. Era sorpresa el destino y no planeaba decírselo hasta que se vieran en persona, por eso cuando llamó a la puerta tres veces sonrió deseando contar la noticia. La puerta se abrió y Apolo le saludó con un beso en la mejilla y un abrazo amistoso.

- Me da gusto volver a verte, ¿estás listo? - preguntó asomando la cabeza para ver si ya tenía su equipaje listo, quiso entrar pero llevaban el tiempo encima - Vamos a ir a Hawaii, espero que te guste la idea porque ya tengo reservado el hotel y algunas actividades para hacer  - le esperó en el umbral de la puerta recargado a que fuera en busca de sus cosas. - También espero que hayas empacado algún traje de baño sexy para la playa y la piscina, que harán falta o podemos ir a playas nudistas, hay algunas muy buenas, investigue todo - dijo riendo, pero realmente hablaba en serio. - Bueno, ¿vamos o qué? debemos registrarnos en el hotel en quince minutos o perderemos la reserva.


Última edición por Apolo Masbecth el Sáb Oct 03, 2015 11:06 pm, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 28
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 16.650
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : ...
Mensajes : 540
Puntos : 164
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1212-apolo-masbecth http://... http://... http://...

Matt Forman el Vie Ago 07, 2015 4:49 pm

Lo mejor de ser el jefe de uno de los departamentos del Ministerio supone muchas ventajas y una sola desventaja. Las vacaciones duran para mi la mitad de lo que le duran a Lluna y por ese motivo intento disfrutar el tiempo que estamos juntos al máximo. Mi idea este año fue irnos a las islas Canarias. Admito que lo pasé muy bien en aquel lugar paradisíaco. El icono de diversión muggle en aquel lugar es subir a un pico muy alto y mucha fiesta todo el día. Lo que supone deporte y diversión, algo que Lluna y yo agradecimos. Hubo pocos momentos para ligar ya que no iba con esa intención. Fuimos a la playa, a cenar platos típicos, a ver monumentos y ese tipo de cosas que te hacen ver los guías turísticos muggles, de modo que el tiempo libre se reducía notablemente. Las noches eran parte de ese tiempo libre y las usamos muy bien. Vi a Lluna desmadrada como nunca y me divertía solamente con verla pasárselo bien. La última noche ella prefería quedarse en la fiesta del hotel y yo ir a una discoteca donde anunciaban buenos mojitos. Fue la única vez que aproveché para ligar. He de admitir que no solamente los rubios son atractivos. Jamás había visto unos ojos tan oscuros ni un cabello tan rizado.

Pero el viaje terminó. Aún quedaba verano por delante y me decidí a mandarle una carta a Apolo. En parte fue la insistencia de mi sobrina por saber que era de nosotros. Ni yo mismo podía definir la relación que nos unía, solamente podía afirmar que estaba a gusto con él y teníamos pendiente una salida de aventura que no quería desaprovechar. Tres horas antes de la hora acordada ya tenía la maleta lista al lado de la puerta. Y eso que la hora acordada era practica mente una locura. No estaba nervioso, más bien inquieto. Le di un beso en la frente a la niña, que dormía tranquilamente en mi cama, y salí al recibidor con la maleta. En lo que Apolo llegaba mi mente divagaba sobre lo que podía ocurrir en aquel viaje. Por mi parte tenía mucho interés en conocer mejor a aquel hombre tan atrevido. Aunque también me asustaba el hecho de que un viaje juntos sonaba demasiado serio. La peor parte era no saber exactamente donde íbamos. Zona de costa con playa, por las indicaciones que me dio para el equipaje. Quedaban cinco minutos y la idea de no ir me rondaba la mente. Lluna está demasiado contenta con la idea, puede que su novio (al que no conozco todavía) tenga pensado aparecer en mi casa y pasen un fin de semana sin supervisión. Al escuchar los tres toques en la puerta y ver a Apolo al abrir se me disiparon las dudas. Lluna es muy responsable, y ya es mayor. Si algo le pasa me encargaré de que un dragón se coma las partes nobles del culpable. Recibí el abrazo con alegría y suspense. Estaba deseando saber donde íbamos a ir. Por suerte Apolo no me hizo esperar. ¿Hawaii?

- ¡Genial! Estaba deseando saberlo. Se te da bien mantenerme en vilo. Tengo el equipaje listo, justo aquí.

Agarré la maleta que era bastante menos pesada que la que usé para ir a las islas Canarias. Esto iba a ser solamente un fin de semana, pero llevaba ropa formal, informal, bañadores y ropa interior de sobra. Me reí con lo que dijo Apolo sobre prendas de baño sexy. Y la idea de pasear desnudo por una playa me excitaba.

- No me importaría ir desnudo por la playa. Es algo que nunca he hecho. Y menos si tu también lo estás.

Bonita manera de empezar las vacaciones hawaianas. La sensación de libertad yendo desnudo en una playa no debe ser igual que la que se siente al ir desnudo por casa. Además, allí nadie nos conoce. Tampoco es que me avergüence de nada pero tiene que ser extraño estar desnudo y encontrarte con un vecino, con un empleado o con un familiar lejano. Teníamos que irnos ya mismo o íbamos a perder la reserva del hotel. Le hice pasar y cerré la puerta de casa para que nadie nos viera desaparece. Agarré fuertemente la maleta y posé mi otra mano en la espalda de Apolo.

- Tu que sabes donde vamos, llévame.

Desaparecimos de mi apartamento y llegamos a un lugar más cálido. Estábamos en una sala amplia con una sola puerta. En ella había un cartel con letras grandes que nos deseaba una feliz estancia. Al salir de allí nos encontramos con una calle repleta de hoteles y de gente con maletas. Deduje que aquella sala la usaban los magos para aparecer y desaparecer sin ser vistos por los muggles del lugar. Algo que ellos no pueden ver, o que no ven como algo interesante. Algo parecido a lo que pasa con el Caldero Chorreante. Somos la puta polla. Esperé a que Apolo me guiase por la calle a buscar el hotel. Me sentía bastante emocionado, pero también muy perdido fuera de mi zona de confort.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 14.700
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 598
Puntos : 195
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Apolo Masbecth el Sáb Ago 08, 2015 4:52 am

Ambos se abrazaron como si se tratara de dos viejos amigos que no se habían visto en algo de tiempo y se alegraban de hacerlo. Él lo esperaba en la entrada y una vez estuvo todo listo se sujetaron y aparecieron en un lugar especial de Hawaii, donde los magos solían aparecerse. Por suerte ese sitio estaba a metros de distancia del hotel que Apolo había reservado, unas mujeres los recibieron, eran el típico estereotipo que se ve en las películas muggles, con collares de flores que les colgaron a cada uno y un hombre con ukelele cantando una canción también bastante cliché, el rubio observó al moreno riendo por aquella situación y entonces siguieron su camino hasta la recepción del hotel donde una mujer morena muy agradable con una sonrisa que podía verse desde el otro lado de la calle los recibió encantada. - Bienvenidos a Hawaii, ¿negocios o placer? - preguntó ella sin dejar de sonreír en ningún momento. - De placer, es nuestra luna de miel - bromeó el más alto sujetando el brazo de Matt y dándole una mirada cómplice. - Felicidades, nos aseguraremos de darles el mejor trato, ¿a nombre de quien está la reservación? - entonces Apolo soltó el brazo del moreno dando su información y firmando los papeles pertinentes. - Disfruten su estadía, aquí tienen su llave electrónica, este es el número de habitación, que tengan buen día - ella les dijo con una sonrisa y entonces apareció el chico botones para ayudarlos a cargar con el equipaje.

Subieron al ascensor con el chico cargando las maletas que realmente solo eran dos y no estaban pesadas. - Lo primero que haremos será ir a desayunar, luego podemos ir a la playa esa de la que tantas ansias tienes por conocer - le guiño el ojo cuando la puerta se abrió y el primero en salir fue el botones. Caminaron por un largo pasillo hasta dar con la habitación correcta. Era una habitación sencilla, estilo tropical con una cama king size, pero lo que más llamaba la atención era ese balcón con una vista impresionante del océano y con un par de camastros para relajarse y disfrutar de la vista y el sol. El botones dejó las maletas y tras darle propina desapareció. - Bueno, yo me voy a poner algo más cómodo y el traje de baño para después - dijo encerrándose en el baño y saliendo unos minutos después ya cambiado.

- ¿Vamos? Tengo hambre podría comer una res entera - bromeó saliendo de la habitación junto con el chico y bajando hasta el restaurante del hotel, que estaba justamente en la playa, con una vista impresionante de las olas del mar. Se sentaron en una de las mesas que estaban justo sobre la arena, Apolo llevaba unas sandalias y una toalla que colocó en el respaldo de la silla y unas gafas de sol que se colocó para que no le dieran los rayos directamente. - Un desayuno americano por favor, estamos en América, quiero probar algo diferente. Ah y una mimosa - comentó tanto a Matt como al camarero quien asintió  anotando las órdenes de ambos y luego desaparecer.

Una vez el hombre se fue quedaron solos y el rubio lo miró a los ojos, solo que las gafas no lo mostraban. - Bueno Matt, henos aquí, he cumplido lo que prometí, una aventura juntos - sonrió y para su sorpresa el servicio era bastante rápido pues su bebida llegó enseguida. - [color=#666633 Es mi último fin de semana de vacaciones, antes que tenga que volver a la rutina, ¿qué hay de ti? [/color] - preguntó por sacar algún tema de conversación - ¿cómo lo has pasado hasta ahora? Yo con la familia y fui a Las Vegas con Abi, así que ya es la segunda vez que estoy en américa en un mes - comentó, omitiendo la parte en la que regresó con un papel que decía que estaba casado con una mujer.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 28
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 16.650
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : ...
Mensajes : 540
Puntos : 164
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1212-apolo-masbecth http://... http://... http://...

Matt Forman el Dom Ago 16, 2015 10:25 pm

Nada más llegar al hotel pasamos por recepción. Las recepcionistas me parecen personas muy cotillas que quieren saberlo todo. Como es su costumbre nos preguntó si el viaje era de ocio o de negocios. No esperaba para nada la respuesta divertida de Apolo pero sonreí complacido para continuar con la broma. La mujer ya tendría algo que comentar en sus horas de descanso gracias a nosotros. Apolo arregló los papeles y nos dieron la llave del hotel. Subimos en el ascensor con el chico encargado de las maletas. Me tuve que aguantar la risa pensando aún en la luna de miel inventada que íbamos a pasar Apolo y yo. Me dieron ganas de preguntar por la noche de bodas pero me contuve. No quería hacer pasar un mal rato a aquel pobre muggle.

- Estoy deseando ir a esa playa contigo. Será divertido.

La playa en sí no llamaba mi atención pues había disfrutado de bonitas playas durante mi estancia en las Canarias. Lo que quería era disfrutar de un día con Apolo totalmente desnudo a mi lado. Sería un poco frustrante verle sin poder hacer nada más. O quizás al llegar al hotel no nos apetecería volver a salir. En aquel instante una idea pasó por mi mente. A pesar de mi desplante en la fiesta de Caleb donde me marché con dos bellas jovencitas, Apolo había aceptado salir de vacaciones conmigo. Durante estos días trataré de no ligar con nadie. Por más que se presenté una diosa de ojos rasgados vestida con poco más que flores tapando sus zonas más íntimas no pienso ligar con ella. Será casi como ser fiel. Por suerte durará una semana y será amena viendo a Apolo noche y día.

La habitación era preciosa, de anuncio. Me quedé mirando cada detalle. Había flores frescas de bienvenida y también fruta. Típico de Hawaii será. Y digno de Julio César. Me gusta. Apolo fue a ponerse ropa más cómoda y yo hice lo mismo pero sin salir de la habitación. Con un toque de varita y sin necesidad de deshacer la maleta estuve listo para salir a desayunar y a la playa. No sentía tanta hambre como Apolo aunque mi estómago notaba que la hora normal del desayuno se acercaba. Bajamos al restaurante del hotel que quedaba tan cerca de la playa que te sentabas en la misma arena. El camarero no tardó nada en venir y Apolo estaba muy seguro de lo que quería.

- Tomaré lo mismo que él.

Me fío de su buen gusto. Cuando el camarero se fue quedó el ambiente perfecto para poder hablar y ponernos al día. Realmente era un poco de locos irse de viaje con alguien a quien conoces tan poco y sin saber muy bien a donde vas. No me arrepentía ni un ápice de haberlo hecho. Estando con Apolo iba a ser muy divertido. A saber las locuras que me tenía preparadas. Algo así como deportes de agua o saltar de algún sitio alto. Estaba excitado con la idea a la par que asustado. El camarero nos trajo las bebidas pero no le presté atención, Apolo me estaba contando lo ajetreado que había sido su verano.

- Suena muy divertido. Sobre todo eso de Las Vegas. Y más con Abi. Puedo imaginarlo. - Apolo quería saber sobre mí. - También es mi último fin de semana. Este año he ido a las Canarias con Lluna. Hace años que no íbamos de vacaciones los dos. Hemos pasado un par de semanas muy divertidas aunque me he dado cuenta de cuanto ha crecido...

No quería ponerme dramático así que no le dije nada más. Apolo había estado en América dos veces en un mes, y yo llevaba años sin venir ni siquiera por asuntos de trabajo. Siempre mandaba a alguien para hacer el trabajo sucio y así yo no tenía que salir de Londres dejando a mi familia. Por primera vez en años había superpuesto mis ganas de locuras a mi familia. Y Lluna parecía encantada con ello. Debí dejar la casa protegida con hechizos anti-niñatos-hormonados-violadores. Nuestra comida llegó y tenía una pinta estupenda.

- ¿Me adelantas alguna de las locuras que podemos hacer en este lugar? Estoy deseando saber más. A parte de la playa nudista y nuestra noche de bodas, por supuesto.

Me reí al continuar con la broma de Apolo con la recepcionista. Me comí un trozo de bacon y estaba muy bueno. Luego cogí otro trozo y lo mezcle con un trozo de tortita. No suelo desayunar mucho más que un zumo o unas galletas. No me levanto con apetito. Mi mejor hora para atiborrarme es la comida o la cena.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 14.700
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 598
Puntos : 195
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Apolo Masbecth el Miér Ago 19, 2015 4:12 pm

- No solo ha sido divertido. Se convirtió en una de las noches más locas de mi vida y vaya que he tenido algunas - comentó referente al tema de las vegas con su mejor amiga cuando el moreno parecía interesado en el tema, fue por eso que decidió darle la gran noticia ahora que podía antes que se enterase por alguien más. - Nos casamos - dijo de manera seria observando los ojos contrarios y mostrando una sonrisa. - Es bastante cliché pero terminamos contrayendo nupcias en una capilla mientras el juez iba vestido de Batman. El día siguiente fue lo peor, la resaca la tuvimos al menos dos días - aquello no se podía considerar un simple cotilleo, eran noticias grandes pero el rubio y su amiga se tomaban el asunto un poco a la ligera cuando en realidad él estaba aterrado con la idea que ni siquiera fue capaz de mencionarlo a su familia, aun. - Cabe mencionar que no se ha consumado el matrimonio, pobre, estoy seguro que secretamente lo desea - mordió su labio inferior mientras el camarero regresaba con su comida.

- Así que técnicamente estoy casado, solo no contigo, pero tendremos nuestra noche de bodas desde luego, así que obtienes la diversión sin la parte tediosa - parecía como si estuviera vendiendo el matrimonio a aquel hombre pero no era el caso. El rubio se puso a comer y a terminarse todo lo de su plato en poco tiempo que tuvo que pedir otro igual, siempre ha sido de buen comer y estar con alguien en plan vacaciones no iba a cambiar eso.

- El plan, cierto. Primer día, desayuno con vista al mar, playa nudista, por la tarde podemos ir a saltar del bungee, ya sabes, esa atracción muggle donde te sostienen de una cuerda y te arrojas a varios metros de altura, si te animas claro, yo lo haré al menos, después podríamos ir tomar unos tragos por la noche a un bar o a una disco, el segundo día ya es libre, para lo que sea que se nos ocurra - le guiño el ojo mientras se terminaba su mimosa. - ¿Qué te parece la idea? - preguntó observándolo, aunque creía que la noticia de su boda podría no caer tan a la ligera como se pensaba. Y eso que aún no le contaba que tenía un hijo. Por cierto, lo de la boda, que quede entre nosotros, mis padres aun no lo saben y no quiero darles falsas esperanzas a estas alturas - comentó intentando sonreír mientras se terminaba el almuerzo.

Una vez el plato de ambos había sido dejado limpio se levantaron y Apolo cogió su mochila con todo lo necesario para su pequeña excursión. - He alquilado un auto pero como no se manejarlo viene con chofer incluido, no quiero tener que usar magia si no es necesario - le dijo mientras salían del hotel y ya los estaban esperando. Se subieron al coche y los llevo directamente hasta la playa. - Se llama little beach, técnicamente las playas nudistas no son legales aquí pero es famosa por ello, así que estaremos bien - le dijo al momento que se bajaba del vehículo. Para ese entonces él ya se había quitado la ropa en el recorrido quedando en un diminuto bañador. También llevaba unas sandalias blancas bastante cómodas para andar sobre la arena. Bajaron por un sendero de arena y alrededor había rocas volcánicas mientras que al fondo se podía apreciar el mar con sus aguas cristalinas.

La gente en ese lugar era variada, hombres jóvenes y mujeres con cuerpos tonificados al frente mientras que más atrás se podía observar a los muggles con más años encima y su piel lo mostraba. Caminaron hasta llegar a un buen lugar y de su mochila comenzó a sacar una sombrilla. - mientras la coloco puedes sacar las toallas y el protector solar - le dijo mientras abría la sombrilla y la colocaba enterrándola en la arena hasta que esta no se moviera más. - Venga yo te pongo y luego tu a mí - le quito la botella y le hizo que se girara para aplicarle por toda la espalda y piernas y sin más le desvistió hasta dejarlo al natural y aplicar protector hasta en sus nalgas. - Quieres un bronceado uniforme, ¿no? - dijo sonriendo y al terminar él mismo se quitó el bañador y le entregó la botella.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 28
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 16.650
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : ...
Mensajes : 540
Puntos : 164
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1212-apolo-masbecth http://... http://... http://...

Matt Forman el Mar Ago 25, 2015 7:45 pm

Estaba deseando escuchar más sobre la loca historia de Abi y Apolo en Las Vegas. Podía imaginarlos borrachos y vestidos de divas pop muggles. Casi me atraganto con el trago de bebida que tenía en la boca cuando escuché que se casaron en Las Vegas. Apolo, con Abi. Sería un hombre muy afortunado si le fuesen las mujeres, pero no le van. ¿Para qué se casan? Me reí bastante imaginando la situación. La pobre Abi quedándose con las ganas de consumar puesto que su marido a parte de ir muy bebido era gay. Pobre chica. Una loca idea cruzó mi mente y tuve que soltarla medio en broma medio en verdad.

- Si aún queréis consumar el matrimonio me ofrezco como intermediario.

Según Apolo podríamos tener la noche de bodas él y yo, pero yo me ahorraba la parte aburrida y seria de la boda. Sonreí encantado. La primera noche que pasé con un hombre fue Apolo, y no me importaría para nada repetir. Fue cuando me quedó claro que mi atracción por los hombres no era un mero capricho si no algo real. Algo que tenía que contar y dejar de esconder. Una faceta de mi ser que no gustaría a todo el mundo. Sobre todo a mi querida y anciana madre. Pensé entonces en Abi. ¡Que mujer! Tan joven y guapa, y tan perdida en la vida como para ir a Las Vegas a casarse con su amigo gay.

- ¿No crees que Abi se moleste? No quiero que se ponga celosa por mi. Es más, ¿qué soy ahora? ¿Tu amante?

Amante suena a sexo sin compromiso. Es una palabra que me encanta. Las mujeres casadas con las que me he liado suelen llamarme así. Amante suena satisfactorio. Pero quizás Apolo es uno de esos tipos románticos que buscan algo estable y próspero. No lo sé. A primera vista es como yo. Un seductor que consigue aquello que desea. La noche de la fiesta en mi casa fui yo el deseado. Eso no significa que yo no lo desee. Me atrae su misterio y sus ganas de aventuras. Sin olvidar que es atractivo, joven, rico, con clase y el buen sexo con él está asegurado. Le pregunté por lo que nos deparaban las vacaciones en aquella isla paradisíaca para estar prevenido. Sabía que íbamos a saltar desde lo alto de un puente o lo que fuese, con una cuerda atada a nuestro cuerpo. Suena divertido a priori. Pueden fallar las cuerdas o los arneses, pero llevaré mi varita.

- El día de hoy suena ajetreado pero divertido. Tengo ganas de saltar del bungee. Y lo de salir a tomar algo o a bailar aún me gusta más. Mañana podemos dar un paseo y ver la isla, con tranquilidad. O no salir de la cama en todo el día.

El día de hoy sonaba muy ajetreado pero Apolo lo había pensado todo para poder hacer lo máximo en el mínimo tiempo. Y no me iba a quedar de nada. Mi ley de vida es diversión. Ya descansaremos el día en que estemos muertos, por el momento hay que aprovechar cada segundo. Para mañana ya se nos ocurriría algo que hacer. Apolo me guió un ojo y le correspondí con una sonrisa de complicidad. Continué abordando mi plato. A penas sentía hambre pero quería terminarlo cuanto antes para poder empezar con la diversión. Mi acompañante dijo algo entonces que no me esperaba. No le había contado a su familia sobre su boda.

- No pretendía decírselo a nadie. Es cosa vuestra. Por alguna extraña razón los padres siguen esperando a que la homosexualidad se revierta. Quizás les siente mal que no les invitaste. Prometo guardar el secreto.

La situación era tan absurda que me daba mucha risa y no podía disimularla. Apolo casado con Abi tras una noche de fiesta y alcohol. Siendo él gay declarado y con su familia a favor, no quería contarles lo de la boda por si se hacían falsas ilusiones.

Una vez terminado el plato Apolo me comentó que había alquilado un coche con chófer. Es mejor no usar magia en estos casos. Londres es especial porqué está adaptado para magos pero este es un lugar diferente. Vamos a pasar un fin de semana divertido pero viviendo como muggles. Mi varita estaba a bien recaudo en el bolsillo de mi pantalón. No la podía dejar en el hotel. Es mejor tenerla a mano. La playa era como tantas otras. Sus aguas cristalinas no tenían nada que envidiar a las de las Islas Canarias. Lo que llamaba la atención era el cartel de prohibido ir desnudo cuando todo el mundo allí iba sin ningún tipo de bañador. Tanto viejos como jóvenes lucían sus cuerpos en aquel lugar paradisíaco. Me fui quitando la ropa a la vez que Apolo se quitaba la suya, quedando en bañador. Esa prenda también me la tenía que quitar. Sería la primera vez que lo hago en público. Puede que la segunda. La primera delante de tanta gente. Nos colocamos en un lugar cerca de la juventud. Apolo colocó la sombrilla y yo las toallas. Sin olvidar el protector solar. Me estuvo dando crema por todo el cuerpo hasta que me quitó el bañador y protegió también mis nalgas. Cuando estuve todo cubierto de la pringosa crema que olía bien cogí el bote para aplicarle crema a Apolo por su musculado cuerpo. Lo primero fue quitarle el bañador, pero Apolo fue rápido y en un abrir y cerrar de ojos estaba desnudo frente a mí. Empecé por detrás masajeando su espalda, sus brazos, las piernas y las nalgas. Después por delante deleitándome en su torso, y su cadera.

- Ya estamos totalmente protegidos contra el sol.

Me senté en una de las toallas observando a la gente. Una mujer con grandes pechos jugaba con unas raquetas y a cada paso todo su cuerpo se movía notablemente. Joder, estoy de vacaciones con Apolo. De ahora en adelante voy a pasar del resto de gente. Palabra de Forman. Apolo estaba tremendamente atractivo desnudo y al sol, con sus ojos reflejando el color del mar. Es extraño tenerlo desnudo al lado sin ninguna connotación sexual. Realmente eso es imposible, todo en la vida tiene un fin sexual.

- Hace tiempo que no te veía desnudo. Se hace raro estar tan cerca y desnudos sin pensar en sexo.

Y es que Apolo es altamente atractivo y muy seductor. Claramente mis muros se tambalean cuando está cerca. Me hace sentir como un adolescente tímido y temeroso. Es algo que ninguna mujer me hace sentir porque con él me siento dominado, y con ellas soy yo el que domina y seduce. Se siente bien sea como sea. Será un gran fin de semana.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 14.700
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 598
Puntos : 195
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Apolo Masbecth el Vie Ago 28, 2015 5:24 am

Se rascó la barbilla, aquel hombre le hizo una pregunta que le dio un poco de risa y a la vez le hizo pensar. ¿Que eran? Esa era una excelente pregunta que al cabo de unos segundos se le vino a la mente la respuesta - Claro, estoy casado y tú vendrías a ser el amante, la pobre tiene toda la cara pintada con cuernos del tamaño de un buey, tan buena ella, pero no, los tríos con chicas no me van, por más que suene apetecible - le dijo con una sonrisa pícara mientras se bajaban del auto y caminaban hacia la playa. La verdad es que él ya había tenido experiencias con tríos y demás congregaciones de más de dos personas pero no era lo que más le encantaba en el mundo y menos con su mejor amiga que no le ponía para nada, ni estando borrachos podría hacer que se le parara. Se rió mentalmente al imaginarse la situación, sobre todo pensando que Matt sí que iba en serio cuando lo dijo.

Una vez que ambos estuvieron perfectamente cubiertos con el protector solar y desnudos se tendieron sobre las toallas para disfrutar de los rayos del sol y de la mañana apacible en aquella playa. Apolo pudo ver a la mujer de los enormes pechos jugar contra una que tenía aun menos que él mismo rubio, pero la voz de su acompañante le hizo volver la mirada hacia él - ¿Por qué no mejor dices que extrañas tenerme en tu cama? Compórtate tigre, porque si nos emocionamos de más nos echan a patadas de aquí y eso no sería tan excitante - le guiño un ojo mientras volvió la mirada  a su derecha al sentir como dos mujeres los veían con cara de asco al escuchar decir eso en boca del rubio. - ¿Qué? ¿Nunca han visto a dos hombres juntos o qué? - les preguntó divertido y ellas susurraron algo antes de cambiarse de sitio. Por molestar, el rubio deslizó la yema de sus dedos sobre el torso desnudo de Matt y llegó hasta la parte de la pelvis donde se detuvo. - Ya lograremos desquitar el tiempo perdido más tarde, descuida que aún tengo un par de trucos que enseñarte  - dijo colocándose las gafas de sol y sonriendo.

Volvió la mirada al frente, observando cómo una familia entera se paseaba por la playa sin nada de ropa, aquello si que le causo un poco de sorpresa, el ver a los padres con los hijos, eso tendría que ser algo muy liberal hasta para él. La mañana transcurrió rápido, conversando sobre cosas triviales e inclusive disfrutando del silencio mientras Apolo se dedicó a leer un libro y también jugaron a la pelota por unos momentos con otros turistas que provenían de Alemania, incluso una de ellas estaba coqueteando con él, era la esposa alemana y el esposo austriaco. Ambos parecían interesados en una especie de arreglo entre parejas - No estamos casados, pero queremos retozar juntos, ¿saben? No es nada personal, estoy seguro que son buenos en la cama, pero no gracias - les habló a la pareja en un tono condescendiente y estos se ofendieron yéndose de la playa.

Se hizo un poco más tarde, el sol ya había bajado y la playa estaba a la mitad de su capacidad, solo quedaban unos ancianos y un grupo de jóvenes quienes se bañaban en el mar. Apolo decidió darse un chapuzón antes de irse e invitó a Matt consigo. Dentro del agua decidió nadar un poco y al ver como la marea comenzaba a subir decidieron salirse. - Vayamos al bungee entonces antes de que cierren - dijo acercándose hasta sus cosas y comenzando a ponerse el bañador y quedarse tan solo en esa prenda y sus sandalias. Recogió la sombrilla y el resto de cosas en su mochila y se la colgó en el hombro a medida que subían la colina donde por suerte el chofer los estaba esperando pues era justamente la hora acordada para llevarlos a su siguiente destino.

Al llegar hasta otra colina el auto se detuvo dejándolos bajarse y entonces es cuando Apolo decidió ponerse un poco más de ropa. - ¿Preparado? Dicen que ves toda tu vida pasar frente a ti conforme vas cayendo - le comentó tratando de darle ánimos pero aquello parecía decir todo lo contrario. - Por cierto, asegura esa varita que llevas, porque yo perdí la mía en Las Vegas precisamente por subirme a una atracción parecida - dijo conforme caminaban por un camino de tierra y plantas a su alrededor hasta llegar a una especie de barranco con una plataforma de acero que medía varios metros de largo y por el cual tuvieron que atravesar. El guía les dio una breve explicación de lo que tendrían que hacer y el equipo que debían llevar encima y Apolo fue el primer valiente en atreverse. Le colocaron los arneses y demás aditamentos, así como un casco y se acercó a la orilla en donde lo engancharon de las piernas. - Cuando estes listo, arrójate sin miedo - dijo el hombre sonriendo de lado, Apolo ya había firmado un papel donde no hacía responsable a la empresa de lo que pasara por haberse subido, así que sin pensárselo demasiado se dejó caer abriendo los brazos y juntando los pies, sintiendo como el aire atravesaba su rostro y el resto del cuerpo y como caía en picada hasta que de repente se detuvo y sintió un jalón que lo devolvía hacia arriba, ocasionando un efecto parecido. Al principio le dio un poco de pavor pero al ver que no pasaría nada se relajó y disfruto de la vista, el océano y el volcán a lo lejos, así como el anuncio de un atardecer que estaba próximo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 28
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 16.650
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : ...
Mensajes : 540
Puntos : 164
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1212-apolo-masbecth http://... http://... http://...

Matt Forman el Miér Sep 02, 2015 10:11 pm

No era broma en absoluto mi proposición de ser el intermediario entre Abi y Apolo para que consumaran su matrimonio, pero Apolo no parecía dispuesto. Más que nada porque no le gustan las mujeres. Supongo que si le gustasen él no sería tan especial como es. Me reí con lo de los cuernos de Abi pensando que Apolo no se quedaría atrás. Ella está muy buena. Destaca allá donde esté. Solamente tiene que mirar a su alrededor y señalar al tipo que quiere para esa noche. Estoy seguro de ello. Y ahora que pienso en ello, ¿por qué yo nunca he sido ese tipo afortunado? No insistí más en el tema pero si por unas cuantas copas se habían casado, quizás con unas cuantas más podrían consumar el matrimonio con mi ayuda. Mejor dejar de pensar en ello, que estoy desnudo en la playa rodeado de gente que no conozco, y podría ponerse la cosa dura. Y nunca mejor dicho.

La desnudez no me incomodaba ni mucho menos la de Apolo. Es una suerte poder disfrutar de su cuerpo al natural en medio de la playa y que todos lo vean normal. Por mi parte, no dejé de mirarle de reojo disfrutando cada centímetro de piel. Le dije tal cual lo pensaba que se me hacía extraño tenerle desnudo al lado sin estar a punto de follar o algo parecido. No sería lo correcto. Ni legal. Apolo se lo tomó bien. Pero unas mujeres que estaban cerca no tanto. No me había fijado en sus caras de asco hasta que Apolo las increpó hasta hacerlas cambiar de sitio. Cuanto retraso. La mano de Apolo se deslizó por mi torso y me excitó al decirme que aún tenía cosas que enseñarme.

- Bien sabes que lo estoy deseando. Bastante difícil me resulta estar quieto ahora viéndote desnudo, así que no me tientes o pasamos de las aventuras y te arrastro de nuevo al hotel.

Le guiñé un ojo mirando a Apolo de arriba a abajo muy seguro de mis palabras. Llevo tiempo soñando con saltar y sentir ese momento pero el sexo es mi perdición. Más aún sabiendo lo que me puedo esperar con él. Desechamos la idea de ir inmediatamente al hotel para poder disfrutar de los planes que Apolo tenía tan bien pensados. Giré alguna que otra vez sobre la toalla para coger color por delante y por detrás a partes iguales. Sería la primera vez en mi vida que no se me quedaría la marca del bañador y es sexy. Odio ver esa ralla blanquecina que separa mi piel en dos. Por suerte mis días de sol son pocos y pronto mi piel vuelve a estar como siempre.

La mañana pasó volando mientras nos poníamos un poco al día. Hablamos sobre trabajo más que nada. Son interesantes sus dragones y por un misterio que no puedo resolver, él encuentra divertidos mis misterios. Ni siquiera mencioné la accidental muerte de Willow aún a sabiendas de que Abi se lo habría contado, no pienso sacar el tema. También jugamos a pelota con unos turistas bastante pervertidos. Querían algo así como un intercambio de parejas. Apolo contestó por los dos. No había venido hasta Hawaii con Apolo para acostarme con la primera persona que pase.

Lo pasamos en grande en la playa, incluso entramos en el agua para refrescarnos. Fue una buena manera de suavizar el ambiente pero se hacía tarde y aún teníamos que ir al bungee. Recogimos nuestras cosas, nos vestimos, y subimos al mismo coche que nos esperaba para llevarnos hasta el lugar donde se hacía la actividad. Toda la relajación que había sentido en la playa se esfumó dando paso a un estado de nerviosismo. El salto no me daba ningún tipo de miedo, era más bien por la situación en sí. Dejé la varita en un lugar seguro antes de adentrarnos en el lugar indicado. Apolo me había visto con ella y me comentó que él había perdido la suya en Las Vegas.

- No quiero perderla, funciona muy bien. Tengo la misma desde los once años.

¿Qué clase de mago pierde su varita? Uno muy borracho supongo. No sé si me gustaría ver a Apolo en ese estado. Tampoco me estaba gustando verlo atado a una cuerda con arneses por más que llevase un casco. Debí coger la varita por si los chismes muggles fallan. Si algo falla te mueres, no hay más. Quise decir algo pero el hombre encargado le dio la señal a Apolo que se tiró sin pensarlo. Quise mirar pero pude ver bien poco. La cuerda se tensó y el hombre hizo una señal como que todo había ido bien. Apolo se balanceaba colgado de sus pies. Yo era el siguiente. Cuando dejaron libre a Apolo yo ya estaba atado de pies, con los arneses de seguridad y un casco estropeando mi bonito pelo. El monitor me incitaba a poner los brazos en cruz y eso hice, saltando sin miedo a su señal. La sensación de libertad fue intensa, fue casi como poder volar. El suelo se acercaba cada vez más y hubo un momento en que tuve miedo de que la cuerda fuese demasiado larga. Pero pronto sentí un tirón que me llevó de nuevo varios metros arriba, y volví a caer. Me quedé allí balanceándome como un títere viendo el mundo al revés. Tuve que recuperar la respiración mientras esperaba a que me bajaran pues había soltado todo el aire al bajar y tenía los pulmones vacíos. Me reencontré con Apolo ofreciendo mi mejor sonrisa e intentando que mi pelo no sufriese las consecuencias de haber sido aplastado por un casco.

- Ha sido genial. Tremendamente genial. Tenemos que repetir algún día. Por el momento, ¿por qué no vamos a cenar algo? Creo que el salto me ha abierto el apetito.

De nuevo el chófer nos esperaba para ir donde quisiéramos. Después de la playa y el salto me apetecía una buena ducha y ponerme algo elegante para salir. Pero mis trajes no sirven en Hawaii, el tiempo es demasiado caluroso. Por suerte fui prevenido y metí en la maleta algo de manga corta. No tardé mucho en arreglarmeaunque me costó un momento dejar bien mi pelo.

- Siento haberte hecho esperar. Necesitaba esa ducha. ¿Tienes pensado donde comer? Me gustaría probar algo típico de la isla.

Querer probar comidas nuevas es algo que va conmigo casi tanto como preparar la comida. Los sabores nuevos que me sorprenden me hacen feliz. Escuché algo sobre un cerdo cocinado de manera tradicional, o arroz con muchas cosas por encima. Antes de ir a tomar unas copas hay que preparar bien el estómago para que la bebida no nos siente mal.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 14.700
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 598
Puntos : 195
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Apolo Masbecth el Vie Sep 04, 2015 4:32 am

La experiencia que vivió en esos momentos no se le pudo comparar a nada, la adrenalina que su cuerpo recibía fue extraordinaria y esa sensación de que se es dueño del mundo lo albergaba, llegó el turno de su acompañante y entonces retrocedió un poco no sin antes darle unas palabras de aliento - mantente tranquilo, nada te va a pasar, yo te cubro la espaldas, solo disfruta el momento y abre los ojos, la vista es extraordinaria - le dijo con una sonrisa mientras le mostraba su varita para darle a entender que si algo salía mal entonces intervendría. Se sostuvo de uno de los barandales mientras observaba como caía Matt, se le veía bastante peligroso una vez que lo pensó bien pero era parte de la atracción, la adrenalina que se siente en el momento y es lo que el rubio estaba buscando sin  necesidad de tener que recorrer a estupefacientes.

- Estoy de acuerdo en que deberíamos repetirlo, joder, podría hacerlo ahora mismo, pero si realmente tienes hambre entonces vamos, nos están esperando - le dijo poniendo una mano en su hombro, en esos momentos un pequeño grupo de personas llegaron para aventarse del bungee. - Muchas gracias chicos, fue realmente divertido - dijo pagando por ambos y entonces bajaron por la colina hasta llegar al estacionamiento de arena improvisado en donde el chofer ya los estaba esperando. En poco tiempo llegaron al hotel ya que el moreno quería cambiarse y era buena idea, pues ambos iban llenos de arena aunque no lo supieran. Al llegar a la habitación quiso entrar a la ducha con él pero le puso seguro a la puerta. - Hubiera estado mejor que dejaras que me bañase contigo, pero supongo que te dio miedo - le guiño el ojo para provocarlo y entonces él se metió a la ducha para darse un baño rápido con agua fría y cambiarse en poco tiempo.

Al salir ya estaba preparado con una camisa estilo hawaiana azul y estampados blancos con naranja. - Creo que ya tengo el lugar ideal para ir a cenar algo típico, las reseñas indican que es el mejor con auténtica comida local así que vamos - bajaron en el ascensor hasta llegar a la recepción, Apolo pidió que la encargada de limpiar la habitación lo hiciera ahora que estarían fuera y no molestar por la mañana. Afuera ya estaba el chofer esperándolos y al subirse le indicó el sitio al que quería ir. Llegaron en poco tiempo, Helena´s hawaiian food since 1946, era el letrero en color verde con una fachada bastante simple. - Es un local pequeño, no es lujoso pero los locales aman venir aquí, nunca he venido pero siempre hay una primera vez para todo  - le dijo antes de bajarse y entrar al local, bastante modesto para lo que el mago suele estar acostumbrado. Una mujer joven se acercó a dar la bienvenida y les busco una mesa, había mucha gente esa noche y el ambiente era bastante animado, la gente hablaba y un poco de música al fondo.

Los situaron en una de las esquinas del local, la cocina se podía ver a unos metros de distancia, carnes colgando en la parte de atrás, todo se veía bastante casero. - Quiero un vaso grande de té helado por favor - pidió cuando la mujer les tomó la orden de las bebidas - de comer quiero algo de arroz, y el laulau por favor - la mujer asintió mientras anotaba las ordenes de ambos y entonces se retiró, enseguida apareció con las bebidas y Apolo bebió un poco para refrescarse. - Y bien Matt Forman, cuéntame, ¿ligaste mucho en las canarias? Seguro que sí, con ese rostro que te cargas raro sería si no - sonrió volviendo a dar otro sorbo a la bebida. - ¿Que dice tu madre de tu salida del armario? No puedo evitar sentirme un poco culpable por eso  - mintió, no le importaba demasiado el tema, él mismo nunca ocultó sus preferencias y no le agradaban las personas que si lo hacían, así que el baile y el beso en aquella fiesta fue toda una primicia para los periódicos del mundo mágico, seguro su madre y su familia lo había leído, así como la de Apolo.


Última edición por Apolo Masbecth el Miér Sep 09, 2015 2:55 pm, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 28
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 16.650
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : ...
Mensajes : 540
Puntos : 164
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1212-apolo-masbecth http://... http://... http://...

Matt Forman el Mar Sep 08, 2015 10:19 pm

El salto fue genial, mucho mejor de lo esperado y eso que mis expectativas eran muy altas. Fue una sensación jamás vivida. Sensación de libertad mezclada por una pizca de miedo a la muerte que se disipó cuando la cuerda me dio el primer tirón. Además Apolo me había hablado para tranquilizarme y me había mostrado su varita. Es decir, que me aconseja que guarde la mía pero él la lleva. He sido un poco imbécil. Pero me alegra saber que la llevaba. Cuando me bajaron aún estaba eufórico, y me hubiese vuelto a tirar pero había gente esperando y sentía hambre después de estar todo el día en la playa. Apolo también sentía ganas de repetir. Debe ser adictivo.

- Ya volveremos. Esto hay que repetirlo.

No es solamente que yo sintiera hambre si no que además nos estaban esperando. El mismo coche de todo el día con el mismo hombre conduciéndolo nos llevo al siguiente destino. De verdad Apolo se había tomado muchas molestias en este viaje y no sabía como le iba a agradecer. Lo estaba pasando bien, relajado y tranquilo. Fuimos primero al hotel porque necesitaba una ducha y un cambio de ropa para ir más adecuado a cenar. Está bien, estamos en una isla donde todo el mundo va vestido prácticamente con poco más que un bañador pero he traído mi mejor ropa de verano y quiero lucirla. Me metí primero en el baño y sin darme cuenta cerré con llave. Nunca lo hago en casa pero al estar en un lugar diferente lo hice, sin más. Ni siquiera pensé en que quizás Apolo quería meterse conmigo. Bien mirado, si lo dejo entrar ya no salimos del hotel y una vez aquí me apetece ver mucho más que las cuatro paredes.

- Lo siento, ha sido un acto involuntario. Pero... si no has entrado es porque no has querido, tienes tu varita, ¿no? - le guiñé un ojo juguetón mientras terminaba de arreglarme.

El no tardó mucho en ducharse y salió bien guapo, oliendo divinamente. Le miré de arriba a abajo dando mi visto bueno a su atuendo. Todo le sienta bien. Tengo mucha suerte de poder compartir unas vacaciones con alguien tan interesante y a la vez tan atractivo. El físico no lo es todo, y Apolo lo demuestra. Mierda, creo que me gusta, y mucho. Nos dirigimos a un lugar donde comer algo típico de la zona. Había escuchado hablar sobre un cerdo cocinado entero y quería sentirme como un animal comiendo eso. No tardamos en llegar al local que parecía bastante humilde. He comido en un burguer king de esos, no creo que pueda haber nada peor. La gente en el interior comía animadamente y el olor era estupendo. El olor de carne era indescriptible. Mi estómago estuvo a punto de rugir enfurecido con ganas de probar aquellos extraños manjares. Nos sentamos en un sitio desde donde podía verse la cocina.  Allí tenían las carnes cortadas y podía verse a los cocineros preparando las comandas.

- Jamás había visto un local como este. Visto desde fuera parece una cosa horrible pero fíjate en la gente. Comen con ganas y disfrutando de lo que comen. Espero que tengan buen vino.

La nativa que nos buscó una mesa libre fue la encargada de tomarnos nota de las bebidas. Apolo estaba muy seguro de todo lo que pedía, como si no fuese la primera vez que visitaba Hawaii, en cambio yo me encontraba muy perdido. Pregunté por algo de vino y la joven muy convencida me ofreció vino de Maui, una isla cercana, o vino espumoso de piña.

- Vino de piña, por favor. Eso tengo que probarlo.

Me gustaría probar también el vino local, pero es tentador poder catar algo tan nuevo para mi como pueda ser un cava elaborado con piña. Debe ser extremadamente dulce, o no. La comida la tenía casi tan clara como él. Apolo pidió lau lau, que es cerco envuelto en hojas de una planta o algo así. Lo había visto en una mesa al entrar y era algo así como cerdo envuelto con algo parecido a espinacas, o algas. Podía saber genial, o ser lo más raro del mundo.

- Yo prefiero el cerdo kalua con guarnición.

El acompañamiento del cerdo cocinado a fuego lento eran verduras salteadas. También lo había visto al entrar. Imaginaba una bandeja con un cerdo entero para mi pero sería demasiada comida. Tradicionalmente lo guisaban en el fuego de brasa, no se como lo harán. Probé el vino nada más llegó a la mesa y me supo a gloria. Toque ácido y dulce de la piña, con las burbujas del vino espumoso. Apolo quiso saber sobre Canarias y tardé un poco en contestar pues mi paladar estaba ocupado teniendo un orgasmo. Esta bebida deberían servirla en todas partes. Es mucho mejor que un simple cubalibre y pega bien con todo tipo de eventos. Debo llevarme unas botellas.

- No fui a las Canarias para ligar. Procuré invertir mi tiempo en pasarlo bien con mi sobrina. Nos divertimos bastante. Estaba bien en su compañía y no pensé en ligar.

Mientes, Matt Forman, pero mientes tan bien que no se nota. Solamente una de las noches tuve oportunidad de ligar y no lo dejé escapar. Otra noche estando de marcha nos topamos con unas mujeres muy altas que resultaron ser hombres travestidos y fue divertido. Nos invitaron a un bar donde actuaban como Drags. Lluna lo pasó tan bien que antes de dormirse me dijo que ella también quería ponerse plataformas y pelucas. No debí dejarla beber tanto. La otra pregunta de Apolo fue más inesperada.

- Mi madre ha pasado por muchas fases desde que sus queridas amigas le comentaron la novedad. ¿Te puedes creer que me mandó un vociferador? - me reí al recordarlo. - Me amenazó con desheredarme. Después reconoció que lo que le dolía era no tener más nietos. Tiene a Lluna que es todo lo que una abuela puede desear, pero quiere un nieto de mi parte. Lo entiendo, soy su único hijo. Pero ella ignora que no quiero tener hijos ni siendo totalmente heterosexual. Así que... Finalmente ha decidido que eso de bisexual suena muy bien, que puedo casarme como una persona normal y formar una familia manteniendo mis vicios en segundo plano. No la he sacado de su error. Mientras ella cree eso yo sigo con mi rutina habitual.

En mi familia la única que podía llegar a entenderme era mi sobrina, que me apoyaba totalmente. Mi madre, a pesar de haber tenido un hermano gay, pensaba que eso de la homosexualidad o bisexualidad es una fase. Puede ser una fase en la adolescencia pero yo ya no soy un niño. Sé perfectamente que es lo que me gusta. No voy a gritarle que me gusta que me follen el culo a mi pobre anciana madre. Lo que voy a hacer es lo que he hecho siempre. Hago lo que me apetece, y lo que me dejan.

- No es tu culpa. Al contrario. Ya está bien de esconderme o de pensar que está mal sentir deseos sexuales por un hombre. Si no lo acepta es cosa suya. Lo único que siento es que haya tenido que leerlo en una revista.

Nuestros platos llegaron, eran exactamente copias de los que vimos al entrar. El olor era bastante bueno aunque la presentación no fuese la mejor. Esperé antes de comer porque tenía pinta de estar demasiado caliente. Hice tiempo saboreando de nuevo el vino espumoso. Quería saber más sobre Apolo pero no sabía muy bien que preguntar. Él mismo me ha dicho que está casado, que no desea a su mujer... Es cien por cien gay porque Abi está tremenda.

- ¿Y tu has ligado mucho este verano? Estoy seguro de que no dudas en acercarte a cualquier hombre que te guste y besarle, a traición. ¿Te sigue funcionando ese truco?

Le guiñé un ojo de forma traviesa y empecé a mover la comida del plato para enfriarla. Le ofrecí a Apolo puesto que mi plato estaba cocinado de manera distinta al suyo pese a ser todo carne de cerdo. No es mi favorita, prefiero el cordero o la ternera, pero un día es un día. Podemos quemar las grasas luego bailando.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 14.700
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 598
Puntos : 195
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Apolo Masbecth el Jue Sep 10, 2015 2:40 am

El día estaba sucediendo demasiado rápido para el rubio pues cuando uno se lo pasa bien generalmente el tiempo vuela y eso es precisamente lo que sucedía en ese sitio paradisiaco. Ya frescos y con ropa limpia se fueron a cenar a un restaurante local con buenas reseñas donde aseguraban que los locales amaban ir a comer, todo eso lo investigó días antes en unan cosa llamada internet, invento de los muggles y de lo que le parecía sumamente fascinante, incluso pudo ver el menú que otorgaban y eso fue lo que le decidió por ir a ese sitio y probar cosas nuevas, la aventura culinaria es de sus favoritas. Ya sentados les tomaron su orden una  mujer muy bellas de rasgos totalmente hawaianos y muy sonriente les llevó sus bebidas, Apolo se sorprendió al escuchar sobre el vino de piña e inmediatamente quiso - yo también quiero una copa de eso por favor, suena exótico y me encanta eso - les sonrió a  ambos y ella se retiró a traer el vino, así que bebió un poco de su té helado mientras observaba a Matt probar aquella bebida que parecía gustarle y entonces aprovecho tenerlo de buenas para bombardearlo con preguntas personales.

Asintió escuchando todo lo que tenía que decir sobre su viaje a las Canarias, y su sobrina, así como el asunto de su madre y los hijos, ahí Apolo tragó saliva pues se sentía bastante identificado con la situación solo que el resultado era diferente al final. Debatió entre si contar o no a Matt sobre su recién descubierto hijo, en esos momentos apareció la mujer con la bebida y también la comida por lo que primero bebió un poco y en efecto también gustó de ese vino asintiendo y sonriendo también dio un bocado a su platillo luego de desenvolver las hojas, aceptó entonces encantado el probar el del moreno y él hizo lo mismo ofreciendo su plato a cambio para compartir. - No suelo hacer eso aunque contigo haya pasado, Quiero decir, si, me gusta coquetear es de naturaleza pero no ando besando a todo mundo a los cinco minutos de conocerlo, contigo se dio la oportunidad y la aproveche, además que creía eras heterosexual y quise comprobar mi teoría, que estuvieras muy bueno ayudó por supuesto - rió mientras lo veía - no tanto como se podría esperar, también salí con la familia, con un inesperado nuevo miembro y con Abi, mi dulce esposa - mostró una sonrisa en los labios, creyó el momento oportuno para contarle.

- ¿Somos amigos, cierto? Así es que deberíamos contarnos este tipo de cosas importantes - habló de forma seria dejando de comer por un instante aunque tenía mucha hambre. - No sé si ya estés enterado o no, este tipo de noticias se expanden con rapidez, pero quiero que lo escuches por mi - estaba siendo demasiado misterioso así que se tuvo que dar prisa con la explicación - hace un par de meses me enteré que tenía un hijo. Tuve mi primera y única experiencia con una mujer, una compañera de Hogwarts, teníamos tan solo catorce años, fue mi primera vez, después ella desapareció y no supe más hasta recientemente que murió y sus padres por lo que tuve que quedarme con el niño. Te imaginarás mi rostro al enterarme de esto - intentó sonreír pero no pudo, pues era un asunto serio. - Mis padres al igual que la tuya siempre tuvieron ese problema donde querían nietos y no estaban seguros si los tendrían, pero ahora, están felices, él cumplirá once años pronto - comentó mirando a los ojos a aquel hombre y luego a su plato y viceversa - yo nunca creí tener descendencia, no me imaginaba con hijos, aun me cuesta trabajo, los niños nunca me gustaron pero la responsabilidad está ahí y tengo que asumirlo - dio un bocado a su comida y permaneció en silencio durante unos minutos en lo que su amigo digiere la noticia.

- Al principio, cuando lo conocí me odiaba, y yo no sentía precisamente amor por alguien a quien no conozco, se quedó solo en el mundo, sin madre, sin abuelos maternos, era todo lo que el chico conocía así que entiendo su rabia al saber que tiene un padre al que no ha visto en toda su vida, este verano ha servido para acercarme un poco más a él, resulta que también ama los dragones, así que cosas en común tenemos, estamos en un proceso de aceptación y convivencia, incluso hemos visitados profesionales para hablar del tema - esto último muy pocos lo sabían así que estaba contando algo muy personal a un hombre que a pesar de ser su folla amigo quizá no le importaba. - Pero bueno, solo quería comentártelo, mis amigos lo saben, y medio mundo mágico, me sorprendería si me dijeras que tú no, pero quería contarte mi parte de la historia no los chismes baratos que se inventa la gente   - comentó mientras la mujer volvió a aparecer preguntando si todo estaba bien y él asintió.

- En fin, cambiemos el tema, saliendo de aquí podemos ir a algún bar o lugar para bailar, como te apetezca, tengo algunos nombres en mente pero si tienes sugerencias son bienvenidas - le habló con un poco más de serenidad, sintiendo que se quitaba un peso de encima contando eso, no lo había hecho con muchos salvo con Abi y su familia por supuesto, con sus compañeros de trabajo solo les dio la noticia sin dar muchos detalles y sus rostros de sorpresa le hicieron reír un par de días.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 28
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 16.650
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : ...
Mensajes : 540
Puntos : 164
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1212-apolo-masbecth http://... http://... http://...

Matt Forman el Mar Sep 15, 2015 11:48 pm

Ambos estábamos disfrutando de una copa de vino de piña y de un día excelente. No imaginé que el viaje con Apolo fuera a ser tan desenfadado y divertido. Hasta último momento estuve pensando que viajar con alguien con quién no tienes total confianza puede ser un desastre. De nuevo mis miedos se veían disueltos con él. Lo pasamos bien en la playa y fue una experiencia nueva eso de saltar al vacío. Como bueno era probar comidas típicas de otros lugares. Su compañía es excelente porque siempre tiene de que hablar. Se le ve tan serio y centrado a su edad que me olvido de que yo soy mayor y parezco más descarriado. Cierto es que se ha casado con su amiga siendo él un gay declarado, pero cualquiera puede tener un desliz en un día de borrachera. De eso mismo hablamos, de las cosas que nos habían ocurrido durante los últimos meses. Me preguntó directamente por mis vacaciones, y por como se había tomado mi madre la reciente fama que las revistas de cotilleos de daban a mi sexualidad. Contesté con mi habitual sinceridad, preguntando también por sus novedades pero de forma traviesa. Me dijo que no había besado a ningún hombre a traición, que no era su forma común de ligar. Lo hizo solamente conmigo.

- ¿Y si te hubiese dado un puñetazo en la cara o una patada en tus partes? Podría ocurrir, no es tan descabellado. Tuviste suerte de topar con el único hombre de la fiesta al que le gusta ser besado por hombres y mujeres.

Quizás la suerte fue mía. Aún me entra la risa tonta cuando recuerdo aquella situación. Me quedé muy parado pero en ningún momento pensé en golpearle o gritarle. Además de no ir besando a hombres guapos por el mundo estuvo de vacaciones con Abi y con su familia. Me hace pensar que es un hombre independiente pero que a su vez no descuida a su familia, al igual que yo. Tenemos eso en común. Mientras repasaba las virtudes de Apolo este se preparó para contarme algo que requería más seriedad. Lo supuse por su expresión y su manera de dejar los cubiertos para hablar. Le dejé su tiempo para explicarse, es algo que suelo respetar porque me gusta que me escuchen cuando tengo algo importante que decir. Asentí con curiosidad cuando preguntó si éramos amigos. Eso quiero y espero. Para nada esperaba escuchar semejante relato. ¿Un hijo? Por supuesto que las malas lenguas y las malditas revistas hablaban de rumores así, pero me negaba a creer que el joven miembro de la familia Masbecth fuese hijo de Apolo. Más que nada porque es gay, no le gustan las mujeres, no tendría sexo con ellas. Y eso imposibilita bastante la idea de tener hijos naturalmente. Su explicación me dejó claro que el embarazo se produjo de forma bastante natural hacía ya once años. Se entiende que todos pasamos por una época de experimentación en al adolescencia. Después de aquello Apolo no supo más sobre la chica en cuestión hasta ahora que había muerto y el niño era asunto suyo. Su familia lo había tomado bien. No supe muy bien que decir después de aquello. Podía salir mi vena cotilla y preguntar por el tipo de sexo que tuvo con aquella mujer, y si fue la causante de que Apolo encaminase su sexualidad en una sola dirección. También quería saber si el chico era mago. A su vez, me salían mil y una bromas que hacerle. Y al mismo tiempo quería ser serio y adulto abordando un tema serio y de adultos.

- Reconozco que los chismes baratos llegan. Se comenta en el trabajo, en el ascensor... Pero no podía imaginar al Apolo que conozco teniendo sexo con una mujer. Ahora entiendo ese punto. Eras joven, y esas cosas pasan. Espero que llegues a tener una buena relación con tu hijo y estoy seguro que serás un buen padre. Tienes los dragones a favor.

Sonreí con amabilidad. Si al crío le gustan los dragones y se encuentra con que su padre, al que no ha visto en once años porque su madre no le ha hablado de él, es dragonolista, es como si te toca la lotería de navidad. Apolo tiene el viento a favor para caerle bien al chico. Además es culto, divertido, simpático, pertenece a una buena familia con un buen ambiente y el chico nunca va a estar solo. Puede ser muy extraño ser gay y tener un hijo de once años, pero el mundo está lleno de casos extraños. A mí me lo van a decir...

- ¿Y sabe que eres gay?

Cierto, no es algo que tenga que ir contando por ahí pero si es algo importante. Los chicos que crecen en un ambiente donde el sexo es tabú pueden creer que las relaciones homosexuales están mal o que no está bien que dos hombres tengan sexo juntos. Lluna, que es como una hija para mi, no se asusta de nada. Me ha visto en situaciones algo incómodas y suelo hablar con ella y delante de ella con total naturalidad de todos los temas. Sobre todo el sexo. No quiero que sea una mojigata desinformada como tantas por ahí, que creen que pueden quedarse embarazadas comiendo semen.

Para calentar de nuevo el ambiente después de una noticia tan seria Apolo me habló de ir a bailar. Estaba terminando mi plato aunque sin darme cuenta, pues estaba más pendiente de la conversación que de la comida. Estaba todo riquísimo. La carne de cerdo es una buena opción y sin lugar a dudas aquí saben cocinarla. El vino también estaba muy bueno, dulce y sin pasarse de graduación alcohólica.

- No me he informado de los locales buenos para salir a bailar que ofrece Hawaii. Nuevamente me fío de tu criterio. Empiezo a pensar que me dejo llevar demasiado cuando estoy contigo. No suelo ser así. Pero me gusta dejarme llevar por ti. ¿Qué tal un local que ofrezca música divertida y bailable? Nada serio, nada de vals ni foxtrot. Me muero por verte bailar así.

Se me antojaba un lugar como esos locales de Londres donde todos bailan frotando sus cuerpos con todos y la noche pasa tan deprisa que olvidas las caras de los que tienes a tu alrededor, y terminas ligando con cualquiera que te acepte un baile. Por supuesto, nada de ligar con extraños. Estoy con Apolo en Hawaii y quiero centrarme en pasarlo bien los dos juntos. Queda demostrado que podemos ser amigos y debemos disfrutar de eso, y de lo que la isla nos ofrece.  
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 14.700
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 598
Puntos : 195
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Apolo Masbecth el Jue Sep 17, 2015 1:05 am

Sus argumentos eran bastante válidos, eso lo supo, por lo cual atinó a sonreír ante la pregunta. - Tomé el riesgo, así soy, voy tras lo que quiero y en esos momentos lo hice y tuve buenos resultados. Seré suertudo - comentó guiñando un ojo al hombre aunque en realidad si le dio un poco de nerviosismo recibir un golpe de su parte en aquella fiesta - pero si hubiera pasado valdría la pena, así que de todas formas salí ganando - esta vez sí que lo dijo en serio tomando en cuenta que aquella situación rápidamente pasó de ser una conversación ligera y animada a una más profunda sobre las vidas personales de ambos caballeros y no podría estar más contento con la decisión de contarle aquello tan importante como que tiene un hijo y así lo hizo, sacó todo y por fin se sintió liberado de esa carga.

- Los chismes vuelan, sobre todo noticias gordas como esta, por eso es que me aleje un tiempo de las personas que conozco, necesitaba procesar toda la situación y créeme ya estoy mejor, antes estaba hecho un desastre con la noticia, falte al trabajo varios días y al final tuve que decir el porqué. Me ha pegado fuerte pero así están las cosas, ¿que se le va a hacer? Nada, educarlo lo mejor que se pueda  - comenzó a hablar del niño, pero esta vez en realidad sí que tenía ganas de hacerlo - va entrar a segundo curso en Hogwarts, es un Ravenclaw, claro me hubiera gustado que estuviera en Slytherin pero es una buena opción, es inteligente como su padre y muy curioso también  - se dio cuenta que ahora hablaba de él como presumiéndolo - escúchame, creo que comienzo a convertirme en esa clase de padres que no pierden tiempo para echarle en cara a los demás lo bueno que es su hijo - dijo haciendo una mueca de asco y entonces le dio otro sorbo a su bebida alcohólica.

- Si lo sabe, se lo he mencionado en unas pequeñas vacaciones que tuvimos entre los dos, se acerca la fecha de que regrese a la escuela y necesito pasar todo el tiempo posible con él, aún tenemos planeado algo más antes que eso pase. Se lo ha tomado bien, claro que eso conlleva a bastantes preguntas pero en general ha salido bien. Él debería saberlo, ya sabes que yo no lo oculto a nadie, no me parece algo sumamente relevante pero es parte de mí  - le sonrió mientras daba el bocado final a su platillo dejando la vajilla totalmente limpia. - He descubierto que los niños comprenden bastante, mucho más rápido que los adultos y menos prejuicios - y entonces volvió a entender que hablaba demasiado del tema y no quería seguir aburriéndolo por eso mencionó la idea de ir a bailar tras esa cena.

- Creo que tengo el sitio perfecto, algo moderno informal, para bailar rodeado de gente sudorosa y sin camisa. Podría llevarte a una disco gay pero tendríamos demasiada atención, si te llevo a uno mixto también podremos llamar la atención pero me gusta saber que no podrán tenerme. Creo que me decidiré en el auto, ¿vamos? - llamó a la chica para que trajera la cuenta y después de pagar se levantaron de la mesa. La cena estuvo bien, tranquila. Al salir ya era de noche y el chofer no estaba en el auto pero inmediatamente salió tras de ellos pues había estado cenando también pero en otra mesa. Se subieron al medio de transporte muggle y entonces puso la mano por el hombro a Matt para tenerlo cerca de si y poner un poco incómodo al chofer pero este al verlos no mostró expresión alguna y siguió manejando preguntando a donde se dirigían. - Creo que iremos al fusion waikiki  - dijo al chofer y este asintió - es el único club gay por aquí, ir a uno hetero implica tener que ponernos ropa más formal y con esta camiseta hawaiana dudo que me dejen entrar - rió y acarició el cuello de su amigo con la yema de los dedos mientras conversaban sobre algo.

Al llegar al sitio se bajaron y entonces le indicaron al chofer que estuviera pendiente del teléfono para llamarlo y que se podía ir. Al llegar se pudo ver que era un sitio modesto, ni grande ni pequeño, parecía más un bar con una pista de baile modesta en medio y un escenario justo al frente. La gente era poca pues aún era temprano y se podían ver algunas drag queens caminar de aquí para alla. - le damos unos minutos y sii no nos agrada demasiado nos vamos a otro lado, ¿de acuerdo? por ahora vamos a bailar que esa canción me encanta - los muggles a veces podían hacer cosas que le gustaban aunque no lo admitía públicamente. Lo arrastró hasta la pista donde más gente fue acercándose al ver que eran los primeros valientes en inaugurarla. Uno de los empleados se acercó a colocarles un clásico collar de flores al notar que eran nuevos y preguntar de dónde venían. Cuando los dejaron solos, Apolo comenzó a moverse al compás de la música, dejando que su cuerpo se expresara por sí mismo pues siempre ha sido buen bailarían. Mantuvo el contacto visual con su compañero mientras sonreía sintiendo como ellos mismos hacían el ambiente y notando de reojo que la pista poco a poco se llenaba.

avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 28
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 16.650
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : ...
Mensajes : 540
Puntos : 164
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1212-apolo-masbecth http://... http://... http://...

Matt Forman el Vie Sep 18, 2015 7:27 pm

Me gustó sacar el tema del beso que me dio Apolo en la fiesta de navidad celebrada en mi piso. Fue tan osado y a la vez tuvo tanta suerte de topar con el único hombre bisexual de la fiesta que era increíble. Cualquier otro hombre le hubiese, como mínimo, insultado. Según Apolo le hubiese merecido la pena incluso recibir un golpe. Que manera tan zalamera de piropear... Le sonreí de medio lado. También es verdad que nunca me han besado a disgusto. Es decir, si alguna vez me ha besado alguien ha traición ha sido bien recibido por mi parte. No se puede decir lo mismo de los besos que haya podido robar yo. Las mujeres, por normal general, tienen las manos más largas que los hombres en ese tipo de cuestiones.

Lo que me aclaró Apolo a continuación me dejó un tanto sorprendido. No deja de se raro que un hombre gay admita que tuvo un hijo hace once años. Quizás su sexualidad no estaba clara, o se aclaró en aquel instante. No es su culpa de lo que ocurrió. A esa edad no solemos pensar en anticonceptivos por nosotros mismo. Por eso estoy tan encima de mi sobrina. Que haga lo que quiera con quien quiera, pero de momento no hace falta que me de un susto como ese. Los hijos para cuando uno sea maduro para atenderlos. Estuve atento a sus palabras. De repente de había encontrado con una responsabilidad muy grande, tan grande como pueda ser el atender y educar un hijo. Por ese motivo faltó al trabajo varios días. El periodo de adaptación es duro. En estos momentos ya deben estar bien, pero para el niño también debió de ser duro encontrarse fuera de su casa sin su madre y con su nuevo padre. Comentó orgulloso que se parecía a él aunque estaba en Ravenclaw. Confesó que no quería ser uno de esos padres que siempre están hablando de lo buenos que son sus hijos.

- Yo lo hago todo el tiempo. - me disculpé avergonzado. - Es lo que tienen los hijos. O en mi caso Lluna. Hacen que presumamos de lo buenos que son sin darnos cuenta. Lo mismo pasa cuando hacen algo malo... Ya te darás cuenta.

Con la gente suelo comentar lo buena que es Lluna con sus estudios, lo bien que vuela o lo bien que lo pasamos rocanroleando juntos. Que se sepa todas las buenas canciones que también me gustan a mí es un logro que no suelo callarme. Cuando hace algo mal, que lo hace, lo comento igualmente. Sobre todo con madre. Es un tanto desordenada, odia peinarse y vestirse decentemente si no tiene que salir de casa, me roba las galletas...

Quise saber si Apolo había hablado con su hijo sobre su sexualidad. Es algo básico en las relaciones  familiares. Lo había hecho, y el niño, como todos los niños, lo entendió a la perfección. Son los adultos los que estamos llenos de prejuicios. Ellos toman las cosas como les vienen, de forma más natural. No es indispensable que lo sepa, pero mejor que se entere por su padre que por los chismes de las revistas. Esas malditas revistas que están hundiendo las relaciones familiares y personales.

- Me alegro que esté todo bien. Si es tan atractivo como su padre no le faltarán pretendientas en Hogwarts, y siendo Ravenclaw menos aún. No sé que les pasa a los de esa casa... Y aunque tu familia es lo bastante grande como para que puedan ayudarte, si tienes alguna duda puedes contar conmigo. Recuerda que tengo a cargo una niña adolescente.

Habíamos terminado la cena y las ganas de bailar no habían descendido. Pagamos la cuenta del restaurante dejando una buena propina por los servicios prestados. De ahora en adelante vería la carne de cerdo como algo más que un saco de grasas. El chofer no estaba en el coche pero no tardó en aparecer. Siempre listo y dispuesto para llevarnos donde fuese. Mientras íbamos en el vehículo muggle Apolo me hablaba de los distintos locales que podíamos visitar. A mi me daba lo mismo, quería buena música, cócteles nativos y pasarlo bien. Ir a un local de ambiente suponía llamar mucho la atención y pasar el rato ahuyentando moscones. En una disco mixta lo mismo. La diferencia es que en una Apolo puede ligar en su totalidad, y yo lo puedo hacer en ambas. Pero me prometí en la playa que no lo haría. Estoy aquí con Apolo de vacaciones y no pienso dejarme llevar por un rollo tonto de una noche. Oh, eso suena tan maduro por mi parte...

- Lo que tu decidas me va bien. Solamente pido que sea un lugar con buenos cócteles.

Apolo se acercó bastante a mi dentro del coche y dijo que iríamos al fusión waikiki, un club totalmente gay. El chófer ni siquiera se inmutó, y eso que Apolo parecía disfrutar tocándome para ponerlo nervioso. Fue a mí al que puso nervioso. El lugar no se parecía a ninguno donde hubiese estado con anterioridad. Era un local pequeño, eso si, con mucha gente bailando y festejando. Apolo me arrastró hasta la pista para bailar aquella canción que le gustaba mucho. Íbamos a darle una oportunidad al local y si no nos gustaba iríamos a otro sitio. Me sentí un poco incómodo en la pista de baile. Yo soy de calentar en la barra y luego saltar a bailar con una o dos copitas de adelanto. El vino de piña tendría que hacer ese trabajo hoy por mí. La música era bastante llana y básica, fácil de coger el ritmo para bailar. Apolo parecía disfrutarlo y no me quedé atrás. La pista se fue llenando aunque no me fijé en nadie en concreto. Con las luces y la semioscuridad todo brillaba. Me acerqué a Apolo cuando la canción estaba terminando.

- Te invito a una copa. Siento curiosidad por el tipo de copas que preparan aquí. ¿Vienes? Temo dejarte solo y que te secuestre alguno de estos morenos cachas.

Bien hubiese podido ir yo solo a por dos copas, pero dejar a Apolo solo en la pista sería como poner un cartel gigante de GRATIS en unas galletas recién horneadas. No estoy seguro de que Apolo sea capaz de abandonarme en la isla, y no quiero arriesgarme. Al llegar a la barra vimos chicos y chicas vestidos con poca ropa y collares de flores como los nuestros. Había copas normales y copas divertidas de colores, con azúcar en el borde y pajitas de colores. Quiero una de esas últimas, está claro.

- Quiero un Mai Tai, por favor.

Lo tuve claro al ver como preparaban la copa de un chico que estaba a nuestro lado. Se preparaba con ron blanco, licor de almendras, zumos de limón y piña y ron negro. Además lo coronaban con dos cerezas. Tenía que ser la bebida más dulce del planeta. Esperé que Apolo pidiera para pagar y volver a la pista. Preferí dar unos cuantos tragos antes de volver a bailar para no derramar ni una gota en el suelo. Que luego resbala y se pone el suelo perdido.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 14.700
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 598
Puntos : 195
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Apolo Masbecth el Sáb Sep 19, 2015 8:54 pm

No hubo necesidad, pero Apolo decidió agradecer el gesto de Matt por ofrecer ayuda en cuestión de su hijo. - Gracias, de verdad lo aprecio - dijo con una gran sonrisa en el rostro, su amigo no era padre pero si tío y aunque no es exactamente lo mismo se le parece bastante y la experiencia está ahí por lo cual decidió tomar en cuenta su oferta por si alguna vez se necesitaba. Eso fue todo lo que pudo decir respecto a los comentarios en la cena pues ya habían pagado la cuenta y se disponían a salir de aquel restaurante. Al subirse al coche el rubio decidió finalmente a donde ir, eligiendo así el único bar gay de la zona, al llegar se dieron cuenta de lo básico que era pero el ambiente apenas comenzaba, gracias  a ellos que eligieron estrenar la pista de baile esa noche.

La canción elegida terminó y al dejar de bailar se dio cuenta que las personas se acumulaban a su alrededor buscando siquiera rozar a los hombres, por eso cuando su amigo sugirió ir a la barra por unas bebidas no lo pensó dos veces - si, vamos - le dijo jalándole del brazo hasta llevarlo fuera de la pista donde la gente seguía bailando. - Créeme, aunque encontrara al más guapo de todo Hawái, vengo contigo, no te cambiaría ni por dos chicos aunque estuvieran en nada más que trajes de baño - le guiño un ojo, claramente hablaba de otra cuestión en la cual no indagaría, si la captaba bien, si no, también. Se quedó mirando las bebidas que el bar tender estaba preparando y le llamaron la atención algunas de ellas por lo coloridas que eran. - ¿Qué es eso? - preguntó al ver como una yarda de bebida color verde humeaba, cuando le dijeron lo que era negó, no quería eso.

- Quiero la bebida más extravagante que tengas - le dijo al encargado de la barra pues se sentía un poco aventurero. El hombre tardó un par de minutos en prepararla y constaba básicamente de una copa de cristal con un líquido color azul, en el fondo una rebanada delgada de naranja con una cereza y por si fuera poco tenía escarchado un polvo marrón en la orilla al cual prendió fuego y este comenzó a quemarse. Apolo abrió la boca sorprendido al ver ese truco y en poco tiempo la llama se extinguió y le entregaron la copa. La olfateó, sintiendo el aroma dulce, le dijeron el nombre de aquel cóctel pero no prestó atención, seguía sorprendido. Al darle un sorbo se dio cuenta de que no solo era dulce pero picante. - Está rica, ¿quieres? - ofreció a Matt para que la probara.

Al dar el segundo sorbo comenzó a sentirse un tanto mareado dándose cuenta que estaba bastante cargada, pero asumió la culpa pues fue quien la ordenó, así que tuvo que dejarla sobre la barra pues ya no bebería más de ella por rica que supiera. - Bien Matt, ¿qué tal el día hasta ahora? ¿Ha sido lo que esperabas este viaje? Quiero saber si cumple tus expectativas o puedo mejorar - habló con una sonrisa dibujada en el rostro mientras se sentaba sobre uno de los bancos. La gente seguía llegando y el escenario lo estaban preparando para un espectáculo posiblemente de drag queens.

- ¿Sabes qué? Ven aquí, quiero ver si mi memoria no me falla y recuerdo a que sabe - no le pidió permiso, le sujetó del cuello y le dio un beso en los labios, fue un beso prolongado que involucró un poco de lengua y al cual tuvo que separarse en busca de aire para luego sonreír - vale, sí, todo bien - dijo entre sonrisas mientras lo soltaba y actuaba como si no lo hubiese besado segundos antes. - ¿Quieres seguir bailando o nos quedamos en la barra a conversar? Lo que si no te recomiendo es que bebas demasiado que puede tener efectos negativos en la cama y te quiero en tus cinco sentidos o no será divertido - aquello se lo dijo al oído pues había gente al lado quien parecía interesados en la conversación.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 28
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 16.650
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : ...
Mensajes : 540
Puntos : 164
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1212-apolo-masbecth http://... http://... http://...

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.