Situación Actual
19º-23º
25 septiembre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Nathaniel B.Mejor PJ ♂
Claryssa O.Mejor PJ ♀
Bianca V.Mejor User
Samantha L.Mejor roler
Danny & EdwardMejor dúo
Ryan G.Especial I
Samantha L.Especial II.
S. Rox J.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Fire meet gasoline 《priv》

Apolo Masbecth el Jue Jul 30, 2015 5:06 am

El dragón colacuerno húngaro voló sobre el océano,  llevaba en el lomo a alguien en particular,  un hombre de metro noventa centímetros,  cabello rubio que se sostenía con fuerza del animal para evitar sufrir una caída de varios metros de distancia.  La criatura no pareció demasiado contenta con su jinete e intentó varias veces deshacerse de él dando algunas piruetas  en el aire pero aquel hombre fue más inteligente sujetándose con ayuda de un hechizo a las escamas fusionándose con su piel. En pocos tiempos aparecieron a las afueras, en la campiña inglesa,  su objetivo fue claro, él sólo seguía órdenes directas de su señor. Una zona con casas de tejado naranja y chimeneas se hicieron visibles,  lugar de vacaciones para los más ricos,  uno de esos vacacionistas alguien importante del ministerio que debía ser eliminado. Utilizó un hechizo para pinchar con fuerza a la criatura la cual no pudo reaccionar de otra forma que lanzando fuego directamente a esas casas de verano. Lo primero en arder fueron los techos,  lo demás sucedió tan rápido pues el fuego de un dragón es más efectivo que cualquier otro. Las casas se desplomaron una a una víctimas de las llamas inmensas y algunos afortunados lograron salir a tiempo corriendo por sus vidas.


Aquel jinete rompió el hechizo y desapareció antes de ser visto solo para transportarse hasta su lugar de trabajo.  Salió  de la tienda en aquel bosque noruego aparentando comenzar su día como cualquier otro, conversando con sus compañeros, ayudando a levantar una nueva tienda cuando su superior apareció informando de la situación presentada en Inglaterra y debían ir de inmediato para capturar a la bestia. Se pusieron en marcha apareciendo todos juntos en el lugar de los hechos.

La escena era devastadora,  llantos de hombres y mujeres afuera de sus casa ahora convertidas en escombros, algunos heridos de gravedad siendo atendidos pero ninguno hacía nada pues el dragón continuaba suelto volando en círculos y quemando todo a su paso. Los dragonolistas actuaron rápido. Se distribuyeron por todo el perímetro sacando sus varitas,  todos eran magos en ese entorno por lo que no debían borrar memorias luego, el rubio iba acompañado de una mujer bajita de cabellos rojos los cuales levantaron sus varitas haciendo que cuerdas y cadenas bastante gruesas lograrán capturar la cabeza de aquel dragón pero se zafó con facilidad,  el resto de sus compañeros se reunieron al tenerlo acorralado y uno de ellos lanzó una flecha hasta la criatura la cual acertó entre sus escamas,  un sedante especial que puede atravesar superficies y pieles como esas y de efecto mil veces mayor a uno para animales comunes. El dragón comenzó a dormirse en el aire y cayó en picada  sobre cuatro casas en ruinas. Ahora todo lo demás sería fácil para ellos. - ¡El señor Higgins está muerto! - una señora gritaba con angustia y desesperación que aquel objetivo había sido aniquilado, mientras que Apolo,  el mortifago dragonolista y culpable de esa catástrofe sonreía de  manera sombría,  sonrisa que se desvaneció de sus labios al ver cómo más gente llegaba dispuesta a ayudar,  y no se trataba de alguien común y corriente no, a aquellos magos y brujas  los conocía de sobra,  al menos a algunos.

Se dedicó  a sujetar al dragón con cadenas mágicas con ayuda de sus compañeros aprovechando que se encontraba dormido y en ese momento se dio cuenta que alguien se acercaba por su lado izquierdo,  seguramente para recaudar información. - ¿Terrible, no? Son criaturas majestuosas,  pero letales.  Es una verdadera lástima  - aseguró el mortifago mirando de reojo a la persona que llegaba mientras siguió haciendo su trabajo apretando aquellos amarres contra la piel escaños del dragón.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 28
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 16.650
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : ...
Mensajes : 530
Puntos : 164
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1212-apolo-masbecth http://... http://... http://...

Invitado el Jue Jul 30, 2015 9:43 pm

Ser un Auror no se trataba simplemente de estar sentado detrás de un escritorio investigando y eso se lo había dicho cientos de veces el chico a los nuevos reclutas que llegaban a los Aurores además el no solo pertenecía al ministerio de magia ya que también era parte de la Orden del Fénix por lo que deseaba completamente mantener bajo control la situación en el mundo mágico.
Sin embargo, eso no era nada más que una parte de Henrik la otra deseaba darle cacería a todos los Mortifagos que andaban rondando y no solo llenar Azkaban con ellos sino también destruirlos por completo y a pesar que no se debía sentir odio pues llevaba a un mago a un camino oscuro Henrik resistía bastante bien esa oscuridad.

Mientras conversaba con uno de sus compañeros aquel día luego de haber entrado en el ministerio directamente a su oficina recibieron una alerta, al parecer un dragón había atacado una de las residencias en Londres al parecer el señor Higgins uno de los altos mandatarios del Ministerio habían muerto y eso tenía olor a Mortifago por todas partes ya que los dragones no atacaban sin provocación alguna y mucho menos lugares específicos.

-Yo iré – Le dijo a uno de sus compañeros mientras entraba a su oficina tomando su chaqueta y su varita y se movió hacia las chimeneas podía desaparecer pero en ese momento no estaba pensando claramente ya que si en verdad era obra de una mano Mortifaga quería decir que estaban cazando al ministerio y no al revés como se suponía debía ser.

Fue succionado y sin problemas llego al lugar indicado, sus pasos eran fuertes y tranquilos y sus ojos azules se concentraban en todo registrando cada movimiento y es que como Auror aprendían a ver mucho mas allá de lo que otros magos eran capaces, cualquier gesto, movimiento, acción levantaba sospechas y ellos debían investigar y entonces lo vio. Un magnifico Colacuernos Húngaro e incluso se sintió tentado a intervenir cuando el dragón escapo la primera vez pero detuvo sus pasos, nadie debía saber al menos por ahora que era un Auror a pesar que la comunidad a su alrededor era mágica los Aurores pasaban desapercibidos.
Además los Dragonolistas estaban entrenados para lidiar con cualquier clase de dragones y así fue, lograron dejarlo inconsciente entonces los gritos y llantos se hicieron más fuertes luego fue confirmado que el Señor Higgins había muerto en el ataque así que solo quedaba una cosa por hacer y era averiguar que había ocurrido. Se acerco por uno de los lados de un Dragonolista y miro a la criatura alada, las palabras del sujeto lo trajeron de regreso a la tierra.

-Lo verdaderamente lamentable es que alguien los use para hacer el mal – Le respondió escuchando respirar a la criatura - ¿Sabe que ocurrió en realidad? Entre tantos gritos y llantos poco se entiende – Le pregunto y era posible que el sujeto sospechara que era un Auror ya que los Dragonolistas no eran tontos pero la verdad si necesitaba la información.
avatar
InvitadoInvitado

Apolo Masbecth el Jue Jul 30, 2015 11:00 pm

- ¿Podrías darte prisa o esperamos a que despierte y le pedimos que levante la pata para poder sujetarlo bien? - el rubio le dirigió una mirada de pocos amigos a su compañera de trabajo, le caía bastante mal, era nueva y una sangre sucia, por lo cual Apolo le encantaba molestarla. La mujer un poco mayor que él soportaba los maltratos verbales por ser la nueva  e hizo lo que su superior le ordenaba. En esos momentos apareció aquel hombre a su lado y el mortífago no perdió la oportunidad de lucirse diciendo aquella frase como si realmente sintiera la pérdida de aquellas familias desamparadas que lloraban a sus muertos del otro lado de ellos. El demás grupo de aurores asistían a unos cuantos mientras otros fueron investigados pues dio un vistazo rápido a la escena antes de voltear con aquel posible auror y responder a su pregunta con total confianza y seriedad.

Observó de arriba a abajo a aquel hombre, lo primero que notó fueron esos ojos azules cristalinos que le llamaron bastante la atención, luego el resto de él estaba bien formado con todo en su lugar, un poco menos estatura que él pero aceptable. Se giró completamente para quedar cara a cara pues le llamó la atención - Lo sé, si me lo preguntas a mi - se acercó muy cerca del oído ajeno y respiró un poco en él antes de decir algo - creo que fue trabajo de mortifagos, no es la primera vez que sucede algo así - retiró el rostro y volvió a ponerse a una distancia considerable. En esos momentos sus compañeros le jalaron del brazo para que ayudara, él se disculpó con la interrupción con la mirada y se dio media vuelta para seguir haciendo su trabajo.

El dragón se movió, la criatura se estaba moviendo y todos contuvieron el aliento petrificados por no saber si salir corriendo o que, todos excepto los dragonolistas quienes aprovecharon la situación para atar con fuerza la criatura y se retiraron del área de la cabeza anticipando lo que iba a suceder a continuación, se vio como de las fosas nasales desprende vapor y de la boca salió una llamarada que incendió algunos árboles del bosque aledaño. Algunas personas se apresuraron a apagarlo antes que se propagara y el dragón seguía tan dormido como antes. Apolo se subió al lomo y terminó atando con fuerza las cadenas gracias a un hechizo asegurador. Otro par de personas hicieron lo mismo mientras que el resto de sus compañeros aparecieron de pronto con una jaula enorme especialmente para transportar criaturas de tal magnitud. Observó entre la multitud al auror desconocido, pensando que tal vez era nuevo y cuando cruzaron miradas le sonrió. En esos momentos la jaula se abría y tuvieron que bajarse del lomo para con ayuda de cada una de sus varitas moverlo lentamente hasta dejarlo dentro y aseguraron la misma. - Necesitamos el traslador especial, Charlie, encárgate de eso, ahora - gustaba de dar órdenes, siempre fue un líder nato aunque él mismo las recibe se desquita a veces con algunos de sus compañeros, los más débiles.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 28
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 16.650
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : ...
Mensajes : 530
Puntos : 164
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1212-apolo-masbecth http://... http://... http://...

Invitado el Vie Jul 31, 2015 10:01 pm

Los mortifagos estaban moviéndose rápido y letalmente por lo que el ministerio debía actuar de la misma forma y de todos ellos el más deseoso de poder matarlos a todos ellos sin problema alguno sobre todo si ellos continuaban atacando a personas inocentes y no entendía cómo podían llegar hasta ese punto. Miro a su alrededor escuchando las ordenes que daba el Dragonolista mientras miraba a la criatura levantarse y es que eran majestuosamente fuertes y sin importar lo que había ocurrido Henrik se mantuvo en su lugar observándolo mientras los otros Aurores se encargaban de registrar el perímetro al mismo tiempo que ayudaban a los heridos tenía claro que San Mungo tendría mucho trabajo durante todos esos días y estuvo tentado de nuevo a sacar su varita para encargarse de noquear al drago de nuevo pero evito hacerlo al ver que ellos se encargaban completamente de contener al dragón.

Cruzo los brazos al nivel de su pecho y fue de nuevo el chico quien aparto sus pensamientos analíticos la verdad no entendía como un dragón había pasado desapercibido del ministerio y sobre todo había atacado así simplemente eso debía investigarse - Mortifagos – Repitió sintiendo el aliento del hombre en su oído la verdad es que era posible que tuviera razón.

Ese sujeto parecía diferente al resto no por darle ordenes a los que estaban allí sino simplemente parecía diferente al menos para Henrik – Es posible que tengas razón, igual no lo sabremos hasta investigarlo – Le dijo y eso era lo único que odiaba del ministerio toda la burocracia a pesar que los Mortifagos estaban mordiéndoles el cuello ellos preferían simplemente pasar por toda esa burocracia antes de responder correctamente a sus ataques y en poco tiempo el dragón estaba completamente enjaulado y dormido por lo que respiro relajado jamás había dudado del talento de los Dragonolistas pero podían ocurrir cosas como esa llamarada que quemo el bosque cercano.

-¿A dónde lo llevaran? – Pregunto al sujeto que le sugirió que eran mortifagos y es que a pesar que el dragón había sido utilizado para matar a varias personas entre ellas un directivo del ministerio la criatura tenía la menor culpa; aunque ahora el ministerio mantendría los ojos puestos sobre las criaturas mágicas peligrosas y debía advertir también sobre los Dementores de otra forma tendrían serios problemas.

-Bajo ningún concepto esta criatura debe ser lastimada es parte de una investigación del Ministerio de Magia – Explico a los sujetos allí presentes sabia que ellos no dañarían al Dragón pero no debían llevarlo lejos con o sin traslador sobre  todo porque el dueño de la criatura podría aparecer y entonces ellos tendrían la ventaja, los dragones tardaban años en crecer y sobre todo en ser amaestrados para ataques como ese lo que significaba que era posible que el dueño se negara a renunciar a él y volviera a buscarlo entonces allí tendrían la ventaja los Aurores.
avatar
InvitadoInvitado

Apolo Masbecth el Sáb Ago 01, 2015 1:38 am

La situación pareció quedar resuelta en poco tiempo, bueno, tan resuelta como se puede ser posible, las palabras concretas podrían ser que se detuvo al culpable y estaba en observación. La criatura majestuosa con escamas y alas permanecía sedada, durmiendo tranquilamente dentro de la jaula mientras que el resto de dragonolistas hacían los preparativos para transportarlo lejos de ahí. Apolo escuchó la voz del hombre auror nuevamente acercándose hacia él por unos momentos. - Creo que hacen bien en investigar, te repito que esto ya ha sucedido antes pero en Hungría, solo que la escena del crimen fue mucho más grande y eran tres dragones, tardamos dos días en capturarlos - hizo una mueca y luego se llevó una mano a la cabeza rascándose y fingiendo genuina aflicción.

- Lo llevaremos al bosque en Noruega, tenemos todo un centro de investigación montado y ahí se le va a hacer un examen antes de recolocarlo en su hábitat - dijo sonriendo pero no contaba con que el hombre dijera eso, Apolo levantó una ceja y negó con la cabeza de manera mientras sonreía - si es algo que me enorgullece es mi trabajo y nos tomamos las cosas en serio y con responsabilidad. No lastimamos dragones, los estudiamos y ayudamos para que vivan una vida prospera y feliz - se cruzó de brazos observando al hombre.

- Debemos trasladarlo antes de que despierte, necesita estar en un ambiente sin muggles, ustedes tendrán acceso a todas las pruebas que necesiten por supuesto, ya hemos hecho esto antes - lo desafío con la mirada, no le gustaba que le dijera que hacer y menos con su trabajo pero trató de decírselo de una manera diplomática, además que le parecía jodidamente atractivo, aunque fuera el enemigo. - Por cierto, soy Apolo - estiró su mano para estrechar la contraria a forma de saludo - ¿Quién es este joven tan guapo? - le sonrió de manera encantadora esperando a que se presentara. - Si me hubiesen dicho antes que en el ministerio estaban todos los guapos quizá hubiera cambiado de profesión - soltó sin más, no perdiendo el tiempo a pesar de las circunstancias, pero fueron abruptamente interrumpidos nuevamente.

- Discúlpame - le guiñó un ojo y se dio media vuelta caminando hacia la jaula en donde ya tenían todo preparado para el transporte. - Muy bien, tenemos poco tiempo, este dragón despertara en media hora así que hagamos esto cuanto antes, Charlie, a la cuenta de tres activas el traslador, los demás con sus varitas acerquen la jaula a la zona, uno, dos, ¡tres! - gritó y entonces todos los dragonolistas levantaron sus varitas e hicieron que la jaula se moviera y levitara unos centímetros sobre el suelo llegando hasta la zona designada para la transportación y dicha jaula con su preso desaparecieron y una ola de viento apareció derrumbando a varios pues el esfuerzo y magia empleada para mover a un objetivo de esa magnitud era gigante.

Apolo sonrió mientras felicitaba a sus compañeros mientras preparaban sus cosas para regresar a Noruega. - Escucha, tengo que volver a hacer mi trabajo y tu probablemente el tuyo. Sonare atrevido pero me preguntaba si te interesa ir a tomar algo conmigo esta noche - lo miró directamente a los ojos mientras escuchaba como sus compañeros lo llamaban para irse.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 28
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 16.650
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : ...
Mensajes : 530
Puntos : 164
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1212-apolo-masbecth http://... http://... http://...

Invitado el Sáb Ago 01, 2015 10:50 pm

Sabía que los Mortifagos tenían las manos metidas dentro de toda esa masacre e incluso sus compañeros Aurores también lo sabían por lo que estaban revisando todo usando hasta el mas minucioso hechizo con la intención de encontrar cualquier rastro de magia oscura y aunque tenían muy claro que todos ellos o la persona que hizo todo eso estaría muy lejos para ese momento sabían que en algún momento volvería a ocurrir. Henrik no creía que el dragón resultara culpable de todo eso, a pesar de lo poderosa que eran esas criaturas seguían siendo animales podrían ser manipulados incluso por el mismo Señor Tenebroso con la intención de dañar a aquellos que se opongan a todos sus planes y de allí la razón por la que Henrik no se confiara ni siquiera en su sombra.

Los mortifagos habían extendido sus garras hacia la luz que representaba el ministerio y podía escucharse todo lo poético que quisieran pero ellos eran los únicos que mantenían el orden en todo el mundo mágico y si dejaban pasar todo eso por alto significaba que en verdad estaban en problemas.

Miro al Dragonolista con el que había estado hablando y el menciono – Hungría – Repitió y si habían recibido reportes pero lo tomaron como un ataque de dragones salvajes ahora que el sujeto lo mencionaba era posible que existiera conexión entre los dos ataque así que sería algo que debían investigar, su departamento en especial se encargaba de la seguridad los accidentes mágicos como tales era otro departamento y seguro asumieron que los dragones atacando eran eso, un accidente mágico - ¿Supieron quien provoco el ataque anterior? – Pregunto curioso y si el chico no sabía no tenia problema pediría el reporte del otro departamento pero ya era preocupante, que usaran criaturas mágicas para atacar significaba que estaba comenzando algo verdaderamente grande. Y escucho la respuesta a su pregunta, un bosque en Noruega era el mejor lugar que existía para llevar un dragón y estudiarlo lejos de los curiosos ojos Muggles, no los odiaba pero algunas veces su curiosidad complicaba el trabajo de Auror.

-No hablaba de dañarlo físicamente, esa criatura fue usada en un crimen y debemos saber quien lo hizo, se que harán su trabajo correctamente al igual que hare el mío – Menciono intentando corregir sus palabras ya que su intención no fue ofender a los Dragonolistas ya que sabía lo dedicados a su trabajo que eran.

Sus ojos azul glacial se toparon con los del sujeto – Soy Henrik, trabajo como Auror en el ministerio – Le dijo presentándose y estrechando su mano para luego reír por su comentario – No todos están en el ministerio – Añadió y sabia que una vez ellos se fueran debía seguirles el paso a través del bosque de Noruega para investigar.
Rápidamente se deshicieron del dragón usando un traslador, la corriente de aire agito un poco la chaqueta de Henrik mientras miraba el lugar donde antes estuvo la jaula, el fuego había sido apagado y especialistas de San Mungo estaban atendiendo a los heridos por lo que la situación parecía estar completamente bajo control – Estoy de servicio ahora mismo – Le dijo – Pero es posible que una vez que termine pueda tomar algo – Le indico y es que hacía tiempo que no salía con nadie por no decir un largo periodo de tiempo, acostones esporádicos si pero salir con alguien no pero no veía porque no hacerlo en ese momento además había resultado ser una larga y jodida semana.

-Deberías ir con tus compañeros – Le indico asintiendo en la dirección de los otros Dragonolistas mientras dos Aurores mas esperaban a Henrik para transportarse a Noruega, alejándose del Dragonolista se acerco a los suyos.
-¿Tienen la dirección?- Pregunto y asintieron para comenzar a conversar entre ellos de posibles teorías o situaciones intercambiando ideas – Vamos – Dijo el Auror al fin desapareciendo junto a ellos y como última parada el bosque Noruego.
avatar
InvitadoInvitado

Apolo Masbecth el Dom Ago 02, 2015 4:00 pm

Se alegró bastante de que el trabajador del ministerio aceptase su propuesta de ir a tomar algo más tarde, cuando ambos se desocupen de sus labores. - Muy bien Henrik, encantado - le sonrió estrechando su mano con fuerza, él sabía que era un auror, un enemigo natural de los mortífagos, pero le pareció demasiado atractivo como para no tomarse una copa o dos con el sujeto, ya después vería como resultaba todo, si llegaba a tercera base con él o simplemente quedaba en unos tragos.

- Bueno, supongo que nos veremos allá - le sonrió y se dio media vuelta para ir a reunirse con sus compañeros. En total eran ocho dragonolistas los que acudieron al llamado de emergencia en la campiña inglesa, pero de vuelta en el campamento noruego habría más y se reunirían con ellos para examinar al bello dragón, como él solía llamarlos. Al juntarse se marcharon viajando por el mismo traslador utilizado anteriormente y en un par de minutos ya se encontraban de nuevo en aquel bosque. Lo ideal para las criaturas de ese tamaño son las montañas pero aquel bosque era especial, además que con un hechizo protector y de invisibilidad los muggles no podrían ver nada que los magos no quisieran, así que el ambiente era ideal para hacer su trabajo.

La jaula con el dragón dormido permanecía en el centro del campamento, algunos de los compañeros que se quedaron ya lo estaban estudiando y extrayendo algunas muestras de sangre entre otras cosas principalmente para saber su estado de salud. Apolo y el resto se acercaron para encontrarse con que los aurores seguían rondando el sitio y el tal Henrik estaba ahí, le sonrió al pasar a su lado y dirigirse a la jaula. Asistió a la extracción de sangre utilizando una jeringa lo suficientemente grande y con la aguja lo bastante gruesa y resistente para no romperse al insertarla en esa piel tan dura y escamosa. El dragón no se movió ni un centímetro, durmiendo profundamente ajeno a todo lo que sucedía.

Sostuvo la jeringa y la llevó hasta una estación donde examinaran la sangre, hombres y mujeres que se encargaban precisamente de ese tipo de cosas, los dragonolistas como Apolo simplemente se encargaban de otros asuntos no eran sanadores ni nada por el estilo. Mientras estaba con los científicos del mundo mágico por así decirlo vio de reojo a los aurores, haciendo preguntas a sus compañeros, los tontos no tenían ni idea de la verdad. El jefe del rubio le llamó del otro lado del campamento y tuvo que ir a ver que necesitaba. Le ordenó encargarse de los aurores para despacharlos pronto y terminar por liberar al animal lo más pronto posible.

Las pruebas pertinentes estuvieron listas en poco tiempo y un reporte fue presentado al rubio quien a su vez entregó a los aurores, en especial al que parecía ser el líder de ese pequeño grupo. -  El dragón está perfectamente saludable, pero lo que llama la atención es en su lomo, tiene una herida superficial -  comentó acercándose a la jaula para mostrarles. - Al parecer quien quiera que controlaba al animal lo hirió para que atacara esos hogares - negó alegando aflicción señalando la herida visible, uno de sus compañeros le puso un ungüento especial que le curaría en poco tiempo así como un aparato especial debajo de un ala - un rastreador mágico, para localizarlo y tenerle vigilado - les explicó a los aurores - ¿alguna otra pregunta antes que lo liberemos?  - los miró esperando cualquier clase de cuestionamiento para terminar con su trabajo e ir a aquella quedada con el chico guapo que tenía frente a él.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 28
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 16.650
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : ...
Mensajes : 530
Puntos : 164
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1212-apolo-masbecth http://... http://... http://...

Invitado el Lun Ago 03, 2015 11:06 pm

Sabía que estaba siendo muy quisquilloso e incluso un poco controlador en cuanto al tema del dragón pero simplemente cuando se trataban de mortifagos Henrik no daba su brazo a torcer y prefería asegurarse que todo estaba bajo control y quizás estaba un poco paranoico con eso que los Mortifagos tenían infiltrados en el ministerio de Magia pero jamás sabias cuando tu enemigo hacia un movimiento perfecto y entonces ponían al Ministerio de magia contra la varita y la pared algo que no debía ocurrir nunca por esa razón Henrik era tan meticuloso. Además tenía sus motivos personales, por causa de su padre un  Mortifago y purista jurado perdió a su madre y paso tiempo en Azkaban una terrible prisión y luego de ver las atrocidades que podían llegar a provocar los seguidores del Señor Tenebroso entonces estaba seguro que ese era el mejor lugar para ellos.
Apareció de nuevo en el bosque y el olor a hierba y naturaleza invadió sus fosas nasales, sus compañeros se separaron y peinaron la zona y es que aunque no dudaban de las habilidades mágicas de los Dragonolistas los Mortifagos no debían ser tomados a la ligera, subestimar a uno solo de ellos podía significar la muerte de cientos de personas inocentes que al igual que Henrik no habían decidido nacer mestizos pero no cambiarían esa parte de ellos pues los convertía en lo que eran.

Luego de varios minutos todos volvieron a reunirse frente a la gran tienda donde tenían al dragón y ejecutaban los análisis, Henrik hablaba con sus compañeros compartiendo teorías acerca de lo que había ocurrido y llegaron a la conclusión que no había duda que había sido un ataque mortifago y más que nada porque le hombre asesinado era uno de los mayores perseguidores de Mortifagos, era como el acusador de los juicios de brujas de los Muggles.
Entonces llego el momento del reporte del chico rubio que se había presentado como Apolo, escucho atentamente sin interrumpirlo igual que sus compañeros – Entonces un mago estaba sobre el dragón y dirigió el ataque, sabia  donde atacar y en qué momento hacerlo – Dedujo según su información ahora no había espacio para muchas más dudas - ¿No hay forma de asegurar el aparato al ala? – Pregunto y se dio cuenta lo mal formulada que estaba su pregunta –Reformulo, Ese aparato puede ser removido por el mismo brujo que ataco antes una vez liberen al dragón, ¿Habrá forma de evitar que se lo quiten? – Pregunto reformulando mejor su pregunta.

-Lamento ser tan quisquilloso pero no quiero que un ataque como este vuelva a ocurrir, no podemos seguir permitiendo que los Mortifagos o cualquier mago utilice los dragones para lo que quiere – Le dijo y se giro a uno de sus compañeros, una chica – Envía un mensaje al Jefe del departamento, debemos ejecutar un plan para vigilar los criaderos de Dragones y lugares donde habitan – Le dijo y la chica asintió desapareciendo sabía que era complicado hacer eso pero no podían dejar ningún cabo suelto. - ¿Algún otro dato de interés? ¿Lugar de procedencia del dragón? ¿Tiene algún dueño conocido? – La mente de Henrik funcionaba diferente siempre cuestionando todo y con curiosidad por esa razón muchos le respetaban y otros lo consideraban un poco molesto solo esperaba que el rubio no lo considerara la ultima opción.
avatar
InvitadoInvitado

Apolo Masbecth el Mar Ago 04, 2015 2:16 pm

Los trabajadores del ministerio continuaban codo a codo con los dragonolistas interviniendo solo cuando es necesario y dejando hacer su trabajo para no entorpecerlo. Las pruebas estuvieron listas y Apolo como encargado de esa misión en concreto tuvo que dar el reporte a aquellos hombres y mujeres que los acompañaron hasta Noruega. Las preguntas del tal Henrik eran bastantes pero se notaba ser una persona inteligente sabiendo exactamente como formular las preguntas para obtener respuestas concretas. Asintió cuando dijo la deducción sobre un jinete. - ¿Pero quién hace eso? Andar de jinetes, es algo bastante arriesgado, nosotros ni siquiera lo intentamos a menos que sean casos de emergencia  - comentó hablando con naturalidad y siguiendo la corriente al otro rubio quien lo miraba con total interés en conocer un poco más sobre la averiguación.

- El aparato es colocado dentro de la piel, la única forma de poder removerlo es básicamente arrancarle un trozo de carne para poder llegar hasta él, así que esperemos nadie lo haga porque sería doloroso - exhaló de forma pesada, no le gustaba la idea de lastimar dragones de esa forma, genuinamente amaba a esas criaturas y utilizarlo en aquella misión fue de último recurso, además que fue cuidadoso y el dragón no sufrió daños importantes. - No te preocupes es tu trabajo, el de todos ustedes  - señaló con el rostro a los demás del ministerio mostrando sus dientes blancos - nosotros también nos preguntamos lo mismo  - miró de reojo a sus compañeros quienes asintieron. - Es un colacuerno húngaro, de Hungría por lo tanto. El dragón es totalmente salvaje, no tiene rastro alguno de pertenecer a alguna comunidad registrada, por lo que resulta inteligente de su parte, así el culpable no puede ser rastreado - dijo acariciando la piel del animal - pero gracias a el aparato que le hemos puesto daremos con su grupo y podremos con suerte registrar a todos  - en ese momento el jefe de los dragonolistas apareció hablando con los trabajadores del ministerio mientras Apolo y sus compañeros se encargaban de hacer la operación para liberar al dragón.

Lo trasladaron hasta otro claro en el bosque y ahí soltaron la jaula abriéndola y esperando a que el animal despertara. Cuando lo hizo salió a toda prisa de su prisión y emprendió el vuelo desapareciendo en el cielo. Su trabajo había terminado por ahora así que regresaron a donde el campamento. El jefe ya había terminado de hablar con los investigadores. Apolo se acercó hacia Henrik aprovechando que lo encontró solo. - Hay una fiesta en un lago, habrá fogata, alcohol, mucha gente, la mayoría muggles, pero se pondrá bien, ¿te apetece ir ahí? Es aquí mismo en Noruega, te doy la dirección - le entregó un pedazo de pergamino escrito con el lugar donde tenía que ir. Los amigos del auror estaban a punto de irse. - Te veo a las nueve, espero puedas ir - le sonrió antes de volverse a con sus compañeros y reportarse con el jefe. Cuando le dijeron que se podía ir a descansar así lo hizo.


¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤


Regresó a su habitación de hotel en Noruega, comió algo y se tomó un baño con agua caliente. Al salir se puso a escribir algunas cartas para Abi y para su familia donde explicaba la aventura que había tenido hace unos momentos, a su amiga inclusive le contó que se reuniría con uno de sus colegas de trabajo pero no le dijo quién. Se vistió, eran pasadas las ocho de la noche así que una vez estuvo presentable se puso algo de perfume y salió rumbo al lago. La invitación fue de un muggle que se encontró fuera de una tienda, le dio un volante donde anunciaba una fiesta y le agradaba la idea.

Al llegar inmediatamente entabló conversación con un grupo de personas, sabía muy bien cómo socializar y fingió interés con aquellos muggles en lo que su cita aparecía. La fogata ardía en grande justo a unos metros de distancia del lago, él se quitó el calzado para sentir la arena sobre sus pies y le dieron una cerveza. La noche de verano era fresca y perfecta para tener una fiesta de ese tipo. En algún momento él se separó del grupo, más personas aparecieron pero prefirió sentarse sobre un tronco a esperar, la fogata la tenía enfrente, sintiendo lo cálido de esta y otras personas estaban sentadas en los troncos contiguos en su propio mundo. Ya eran las nueve así que no debía tardar, si es que aceptaba la invitación tan repentina.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 28
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 16.650
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : ...
Mensajes : 530
Puntos : 164
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1212-apolo-masbecth http://... http://... http://...

Invitado el Mar Ago 04, 2015 5:02 pm

La mayoría de sus preguntas ya tenían una respuesta clara pero estaba preocupado que los Mortifagos siguieran utilizando a esas majestuosas criaturas para hacer de las suyas, un montón de brujos y mestizos habían muerto en aquel ataque y estaba seguro completamente que la prensa atacaría al departamento de seguridad Mágica por no haber sido capaz de prever el ataque lo único que lo relajaba es que ya tenían una mayor pista la cual era que no se atrevían a usar sus propios poderes sino los de las criaturas mágicas.
Lo importante es que todo estaba bajo control y el Dragón no atacaría de nuevo, además le habían avisado al Jefe del Departamento sobre la situación y tomarían cartas en el asunto para evitar que algo así se repitiera por lo que era posible que Henrik estuviera presionando mucho pero era parte de su forma de ser, el jamás daba su brazo a torcer o se rendía cuando se trataba de atrapar mortifagos en parte era una venganza personal por no decir que en toda su mayoría y la otra parte que lo movía era evitar que siguieran dañando a personas inocentes solo por una estúpida proclamación de división de las clases incluso el mismo era Mestizo y solo lo sabían el Ministro y el jefe de los Aurores para el resto era un brujo sangre pura.

Podría parecer una mentira pero era un brujo igual que todos y no tenia que andar por las calles gritando su linaje, además le parecía una tontería y media dividir el mundo en Linajes o purezas. – Tiempos arriesgados medidas arriesgadas, los Mortifagos están preparando algo grande – Le dijo cuando Apolo menciono que ni siquiera ellos cabalgaban a los Dragones – Gracias por la información, nos encargaremos a partir de aquí – Le dijo a Apolo mientras planeaba lo que harían con sus compañeros sabia que sería complicado vigilar a todo dragón del mundo mágico pero algo debían hacer luego ellos se apartaron conversando sobre dios sabe qué partido de Quidditch.

La voz del chico lo trajo de regreso a la tierra y si, solía perderse en sus pensamientos desde que salió de Azkaban algo que nadie sabía – Suena divertido – Le dijo recibiendo el papiro y quien se divertiría con algo como eso era su tío, a pesar de ser un talentoso brujo y la única familia que tenía el decidió quedarse en el mundo Muggle y respetaba su decisión solo se visitaban un montón de veces al año pues solo se tenían el uno al otro.

Regreso con su grupo sosteniendo el papel y lamentaba no haber podido hablar más con él, Henrik era demasiado serio en su trabajo por decirlo así pero ya vería como hablaba con él en aquella fogata o fiesta y desapareció con el resto de Aurores.
En el ministerio volvió a su oficina y una de sus compañeras lo siguió y luego los otros dos - ¿Saldrás con el no? – Pregunto y Henrik rio – Ok, ok es posible – le dijo y los tres le miraron raro – A ver, no has tenido citas en un largo tiempo y necesitas liberar todo eso Tigre así que ve por el – Le sugirió uno de los chicos y ellos no tenían problema con que el saliera con ambos chicos y chicas y el no veía porque no ir.

Tras los típicos reportes y demás termino en su casa en Londres siendo recibido por su Halcón y su fénix y siguió su camino a prepararse, minutos después estaba duchado y vestido para ir mirándose en el espejo una última vez, como de costumbre tomo su varita y era parte del entrenamiento Auror “Jamás ir a ningún lugar sin tu varita” y jamás olvidaba eso por lo que sin previo aviso desapareció esperando que su Atuendo estuviera bien, apareció en la playa y hacia largo tiempo no veía el mar y entonces lo vio.

-Lamento haberte hecho esperar – se disculpo el Auror colocando sus manos en sus bolsillos y había llegado justo a tiempo, mientras el fuego ardía y las personas se reunían.
Atuendo
avatar
InvitadoInvitado

Apolo Masbecth el Miér Ago 05, 2015 1:34 am

La cerveza que llevaba en sus manos pronto se calentó y decidió que no quería seguir bebiendo por lo que dejó el vaso en la arena blanca. La fogata tan imponente con sus flamas y el sonido de los leños ardiendo hacían de aquella una noche bastante interesante. Alguna vez vio en películas muggles algunas escenas donde la gente se reunía para contar historias y asar comida alrededor de la fogata. Quizá es por eso que se encontraba en aquella reunión por la nostalgia de algo que nunca vivió. Le pidió la hora a uno de aquellos hombres indicando que eran las nueve y cinco de la noche por lo que tampoco era demasiado tarde. Estuvo a punto de levantarse e ir a conversar con alguno de los asistentes cuando apareció ese hombre, disculpándose por llegar tarde.

Se levantó sonriendo, aquel hombre se veía bastante bien, tal vez demasiado, con aquella barba bien recortada que le hacía ver más atractivo de lo que lo recordaba aquella mañana. - No hay problema, has venido es lo que importa - le dijo estrechando su mano sin dejar de sonreír en ningún momento. - te ves muy bien - le lanzó el cumplido, ahora el rubio se sentía un poco desarreglado por ir tan casual pero tampoco le prestaba demasiado atención a ese detalle. - Ven, vamos por algo de beber - dijo tomándole del hombro y obligándole a caminar hasta donde estaba la mayoría de personas, alrededor de un gran barril de cerveza.  

- Hey Apolo, ¿es tu amigo? - preguntó una chica de piel oscura y cabello afro - Él es Henrik, ella es Samantha, Francis y los demás - sonreí haciendo la introducción - los acabo de conocer, todos muggles  - le susurré al auror en el oído luego de tomar dos vasos con cerveza fría y entregarle una - creo que le voy a enseñar el lugar, discúlpenos - la chica simpática de nombre Samantha le guiño un ojo de forma cómplice oliéndose de que iba la cosa así que todos siguieron en lo suyo después que se fueron a uno de los troncos con vista al agua. - ¿Qué te parece el lago? Tal vez después me apetezca entrar para refrescarme - dijo bromeando aunque si se embriagaba tal vez resultaría haciéndolo pues se conocía.

Se sentó sobre el tronco seco que hacía la función de mueble, de tal forma que estaba cara a cara con el chico, a una distancia prudente. - Bien Henrik, ¿cuál es tu historia? - preguntó dando un sorbo a su cerveza, no era su fuente de alcohol predilecta pero solo había eso disponible. - Tienes un acento bastante sexy, así que es obvio que no eres de por aquí  - mostró sus dientes blancos en una sonrisa cautivadora, le veía cara de ser de un país donde el frío era mucho más duro que en Inglaterra.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 28
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 16.650
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : ...
Mensajes : 530
Puntos : 164
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1212-apolo-masbecth http://... http://... http://...

Invitado el Miér Ago 05, 2015 10:50 pm

Quería olvidar a los Mortifagos y la guerra que estaba llevándose a cabo pues si estaban en guerra a pesar que el ministerio quería decir lo contrario, el Jefe del departamento de Seguridad mágica estaba cansado de decirle al ministro que debía tomar medidas pero solo tenía respuestas como “No hay que crear pánico en las personas” pero no era momento para estar pensando en el trabajo ya la mañana siguiente averiguaría mas sobre los ataques de Dragones y los muertos en el proceso pero aquel día se dedicaría única y exclusivamente a disfrutar ya que como menciono antes hacía algún tiempo que no salía y esa invitación era como una brisa cálida en una noche de invierno.

Asintió cuando el menciono que lo importante es que había llegado y la verdad era cierto; aunque en Henrik jamás hubo preocupación alguna que el otro chico no apareciera desde que lo había visto supo que era uno de esos sujetos que jamás faltaba a su palabra – Gracias – dijo sonriéndole mostrando sus blancos dientes – Tu también te ves bien, Quien diría que detrás de todo ese vestuario Dragonolista estaba eso – Dijo en buen plan la verdad y luego lo siguió cuando ofreció algo de beber.

Sospecho que era una fiesta Muggle los brujos o brujas normalmente harían algo mas excéntrico como explosiones artificiales mágicas o algo por el estilo y entonces fue presentado al resto del grupo, saco su mano del bolsillo y los saludo sonriendo la verdad parecían buenas personas – Bien – Le dijo a Apolo cuando menciono que eran Muggles lo que significaba que su sospechas eran ciertas y el disfrutaba de la compañía de los Muggles pues su tío y el eran Mestizos igual que su madre por esa razón se llevaba bien con ellos además le parecían bastante curiosos.

Claro estaba que no mencionaría nada de eso en aquella salida si podría llamarse cita o mejor no se adelantaba tanto y entonces siguieron caminando – El lago me parece bien, donde crecí mayormente estaban congelados – Le dijo sonriendo mientras se sentaba frente a Apolo la verdad es que se sentía bastante cómodo algo nervioso por ser su primera salida luego de Merlín sabia cuanto tiempo y miro la cerveza que tenía en sus manos – Mi historia – Repitió y luego escucho lo de su acento y la verdad siempre olvidaba su marcado acento rumano.

-Sí, no soy de Londres originalmente – Menciono – Como dije naci en un lugar donde los Lagos estaban congelados la mayor parte del tiempo, Soy de Rumania específicamente de Bucarest – comenzó a relatarle un resumen de su historia – Mis padres murieron hace mucho tiempo, estudie 5 Años en Durmstrang y los últimos dos en Hogwarts y tengo solo un tío – Añadió – Como ves mi historia no es tan interesante lo único emocionante es perseguir mortifagos – Bromeo pero muchos habían muerto haciéndolo.

Claro estaba que el había omitido la parte de haber estado en Azkaban y haber matado a su padre, esa información asustaría a cualquiera y no quería que el chico pensara lo peor de el – Ahora Apolo es tu turno, ¿Cuál es tu historia? – Pregunto.
avatar
InvitadoInvitado

Apolo Masbecth el Jue Ago 06, 2015 4:12 am

El halago por parte del contrario no se lo esperaba pero reconoció que le gustaba bastante, así que solo pudo responder con una encantadora sonrisa. Había tenido suerte con el atuendo y eso era ganancia. Después de introducirlo con su nuevo grupo de amigos muggles << ¿Quién lo diría? Apolo amigo de unos muggles >> prefirió tener al auror para sí solo y se lo llevó cerca de la fogata para que pudieran tener una agradable conversación uno a uno como normalmente se da en las primeras citas.

Su comentario sobre los lagos le llamaba bastante la atención, ¿de dónde sería? Por eso no tuvo duda alguna en comenzar con el cuestionario, iniciando con algo concreto y sencillo para conocerle mejor. Abrió los ojos con sorpresa al escuchar lo que le dijo - lamento lo de tus padres, no puedo imaginar lo terrible que puede ser eso - mencionó interrumpiendo su relato, pues por fortuna ambos progenitores del rubio seguían con vida y él esperaba que así fuera por muchos años más porque los quería a pesar de ser tan estrictos sentía cariño por ellos, como era normal. - Es interesante, Rumania, he estado ahí antes por trabajo pero nunca por placer y es hermoso, ¿lo extrañas? - preguntó de forma descarada, ignorando el tema de los mortifagos mientras daba un sorbo a su vaso con cerveza fría. - He escuchado rumores sobre Durmstrang y lo dura que puede llegar a ser - comentó al momento que alguien se acercaba a ellos ofreciendo algunos malvaviscos.  - ¿Y esto? - preguntó el rubio sin saber para qué era. - Es para que los insertes en varas y los puedas tostar en el fuego, así - la mujer de color le enseñó - se ve divertido - comentó Apolo agradeciendo y ella se fue no sin antes darles a cada uno algunos malvaviscos para que hicieran, el rubio no lo pensó más y los acercó al fuego mientras hablaba.

- Bien, mi historia. Mis padres siguen vivos, tengo una familia grande, somos cinco hermanos en total, yo soy el que sigue del mayor - hizo una mueca no queriendo tener que hablar del incompetente vendedor de drogas y trabajador del ministerio, que por supuesto Henrik debía conocer. - Mi familia es adinerada pero yo prefiero ganar mi propio dinero, ¿sabes? No tener que depender tanto de ellos - dijo sosteniendo la vara mientras veía al chico. - Somos de Inglaterra, raíces escandinavas, pero yo a cierta edad decidí que no quería quedarme estancado y no salir del país. Descubrí el amor que tengo por las criaturas mágicas, dragones en particular y gracias a eso he conocido muchos países, algunos con nombres que ni siquiera puedo pronunciar. Eso te cambia la vida, conocer el mundo y otras culturas, adquieres una perspectiva diferente de cómo son las cosas - comenzó con su monólogo y se dio cuenta a tiempo, suele hablar mucho si se le da hincapié pero trató de controlarse.

El olor a quemado lo hizo ver como sus golosinas estaban totalmente chamuscadas y tuvo que apagarlas con el pie. - ¡Que torpe! - dijo riéndose al notar que aquello se le arruinaba por no prestar atención. - Y bueno, básicamente hago eso. Trabajar en algo que me apasiona, conocer el mundo, tratar de ligar con chicos guapos en horario laboral, ya sabes, lo normal - dijo guiñando un ojo - salud, por conocernos - levantó su vaso para brindar con él.  - ¿Cuáles son tus pasatiempos? - le lanzó otra pregunta.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 28
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 16.650
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : ...
Mensajes : 530
Puntos : 164
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1212-apolo-masbecth http://... http://... http://...

Invitado el Jue Ago 06, 2015 8:44 pm

Todo hasta ese momento estaba resultando completamente bien y estaba mucho más relajado que más temprano cuando estaba en pleno servicio y si podía parecer completamente ridículo pero Henrik era dedicado a su trabajo y le gustaba separar ambas cosas tanto trabajo como placer por esa razón le sorprendió un poco que le invitaran a salir en pleno trabajo pero no vio motivos por el cual no aceptar y ahora estaba allí en una fiesta Muggle que le parecían divertidas a Henrik y estaba contando un resumen bastante recortado de su historia la verdad no diría que estuvo en Azkaban a nadie ni siquiera sus compañeros de trabajo en el Ministerio lo sabían a excepción del mismo Ministro de Magia y su jefe en el Departamento de Aurores para el resto del mundo era un chico que había cambiado de Durmstrang a Hogwarts y ahora trabajaba en el ministerio luego de presentar las mejores calificaciones de su curso.
-Fue difícil pero al menos tuve a mi tío – Dijo cuando el dijo que lamentaba lo de sus padres la verdad una parte de él no lamentaba haber asesinado a su padre por matar a su madre la otra se culpaba que parte de su inocencia muriera aquel día tras la maldición Avada Kedavra.

Asintió cuando pregunto si extrañaba Rumania y lo hacía, estuvo allí hasta que tuvo 16 Años que fue enviado a Hogwarts entonces dejando atrás los inviernos duros y los lagos congelados – Si, extraño Rumania no he podido volver con todo esto de los ataques el trabajo me consume – Le respondió y si deseaba volver en algún momento y entonces sonrió con lo de Durmstrang.

Eran cierto los rumores a pesar que aceptaban mestizos eran completamente Puristas y muy diestros en las artes oscuras – Si, son algo difíciles de llevar pero no puedo decir que fueron años terribles es mas tuve mi primer amor en Durmstrang – Aseguro y quien olvidaría a su primer amor de ambos sexos ya que primero se intereso por chicas y luego nació ese interés por chicos era complicado pero no lo enredaría con esas historias.

Rio cuando lo vio completamente sorprendido por los malvaviscos  y el los coloco con habilidad, cuando era niño acampaba con su tío al estilo Muggle entonces lo escucho sin interrumpirlo riendo cuando quemo sus malvaviscos y al final Henrik ofreció los suyos en su punto – Parece una buena historia, estás haciendo lo que amas y Salud – Le dijo comiendo un poco y brindando con el – La verdad no tengo muchos, suelo jugar al Quidditch cuando puedo nada profesional entre los departamentos del ministerio, salgo algunas veces como puedes ver no soy tan complejo como suelo parecerlo, soy completamente monocromático – Bromeo y es que el había dedicado su vida a cazar mortifagos el resto de cosas como deportes, juegos y demás eran pasatiempos para los que a veces no llegaba su tiempo.

-Dime que al menos disfrutas el Quidditch – Le dijo bromeando mientras bebía un poco de su cerveza.
avatar
InvitadoInvitado

Apolo Masbecth el Jue Ago 06, 2015 10:49 pm

- Entonces tendré que agradecerle a tu tío por estar esta noche aquí  - dijo sonriendo, Apolo no tenía tíos, tal vez lejanos pero nunca los frecuentaba así es que no sabía que era aquello, pero si tuvo a sus figuras paternas por lo que no extrañaba tener familiares, cuatro hermanos y ambos padres era más que suficiente para él y para todos en su familia purista. - Espero poder volver a visitarlo y no por trabajo - estaba lanzando una indirecta muy directa tal vez acerca de que le gustaría conocerlo con él, pero eso ya quedaba a la interpretación del contrario.

Se preguntó porque tenía que hablar de su primer amor en una primera cita. Cualquier persona cuerda y común le parecería bastante reprobable tal tópico en una conversación donde estas conociendo a alguien por primera vez, pero el rubio se lo tomó como algo sin importancia y sin duda ningún motivo para enojarse, después de todo el tema cambió bastante rápido. El desastre hecho con los malvaviscos quemados le dio un poco de pena pero el otro chico no le hizo sentir mal por ello, al contrario le estaba invitando de los suyos - gracias - sonrió aceptando y mordiendo uno, el sabor y la consistencia eran bastante nuevas para él pero admitía gustarle y asintió dando su aprobación.

- ¿Qué posición juegas? Y sí, me refiero a ambos casos - dijo de manera divertida, haciendo referencia al quidditch y a las sabanas. - Lo veo, sí, mi padre nos llevaba a los campeonatos y torneos cada año desde pequeños, era una tradición familiar así que si lo disfruto - comentó acabándose el malvavisco y luego dando un sorbo a su cerveza, una combinación bastante extraña para él. - Nunca lo he jugado, en Hogwarts estaba ocupado con las criaturas mágicas, explorando el bosque prohibido o con mis amigos en los pasillos, socializando, ya sabes es lo que tiene ser el chico popular - sonrió guiñando un ojo al cabo que terminaba su cerveza. - Pero no fue por no intentarlo, lo hice, y descubrí que soy mejor espectador que jugador - confesó, aquello no se lo había dicho a muchas personas porque realmente le avergonzaba, el haber fallado en algo.

- Espero por tu bien que eso no sea cierto, las personas unidimensionales son aburridas. Pero por lo que veo hasta ahora no me lo pareces así que descuida, no lo eres  - comentó sonriendo y en esos momentos una corriente de aire frío le hizo tiritar un poco, lamentándose no haberse llevado una camisa con mangas largas. - Ahora dime tus cosas favoritas como el color, comida, criatura mágica, equipo de Quidditch, lo que se suele decir para conocer los gustos de la otra persona - se puso la mano sobre el mentón prestando especial atención en sus respuestas.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 28
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 16.650
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : ...
Mensajes : 530
Puntos : 164
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1212-apolo-masbecth http://... http://... http://...

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.