Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Apolo MasbecthMejor PJ ♂
Circe MasbecthMejor PJ ♀
Alexandra B.Mejor User
Denzel S.Mejor roler
Ashanti ButtonMejor nuevo
Joshua EckhartMejor jugador
Sam & HenryMejor dúo
Eva WaldorfPremio Admin
Afiliaciones
Hermanas [2/4]
Expectro PatronumExpectro Patronum
Directorios [8/8]
Élite [36/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

Para proteger al mundo de la devastación. Para unir a los pueblos dentro de nuestra nación. (PRIV)

Invitado el Miér Ago 12, 2015 1:53 am





16 años, ya tengo 16 años pero no me siento más viejo ni mucho menos, al contrario, siento que estoy con unas energías que no me las quita nadie, quizá sea el azúcar que comí después del desayuno. Acaricie mi patineta nueva con delicadeza sintiendo sus partes ásperas y admirando cada detalle en ella. Aaron iba a pasar por mí pero no pude esperar tanto y salí de la casa para esperarlo en la esquina así no perdíamos más tiempo, necesitábamos hacer unos encargos que sus padres le encargaron y que en parte fueron mi culpa pues la fiesta se salió de control demasiado pronto y había que reparar muchas cosas y reponer otras más. — ¡¡¡MINION!!! —  le grité desde a una cuadra de distancia, me subí en la patineta y rodé hasta él, es la primera vez que la uso desde que me la obsequió y andaba de maravilla, llegué en poco tiempo y me le abalancé para abrazarlo porque me daba mucho gusto verlo tras unos cuantos días en que estuvimos castigados. — Que bueno que mi padre habló con el tuyo o estaríamos encerrados en pleno verano ¡Que sacrilegio! — exageré haciendo un gesto y entonces sujete la patineta — está de lujo, te volaste la barda amigo, bueno ¿qué vamos a comprar? — dije arrebatando su lista y asentí a cada cosa — parece justo, mis padres me han dado algo de dinero pero no dijeron nada de a qué hora volver — le devolví la lista y me subí en la patineta.

Anduvimos por las calles de aquella privada donde vivía, una zona bastante tranquila donde dos adolescentes patinando era algo normal, la gente nos saludaba mientras avanzábamos hasta la zona urbana de la ciudad. Al llegar al ajetreo de la gente caminando y cruzando las calles tuvimos que ser más precavidos de no tener un accidente. Nos detuvimos de golpe al ver que el semáforo cambiaba de color para que esperáramos nuestro turno de cruzar. Al hacerlo ambos cruzamos y al llegar del otro lado vi un pajarillo volando cerca y comencé a seguirlo sin fijarme por donde iba hasta chocar con una señora que llevaba muchas bolsas de víveres. Una sandía rodó y rodó hasta llegar a la orilla y cruzar la calle, mientras cebollas y papas fui capaz de detenerlas con el pie y la patineta algunas latas y demás cosas.   — Oh perdone, lo siento tanto, es que verá, vi una cacatúa volando por aquí y tenía que seguirla ya que como verá esas no son nativas de aquí y es un evento sorprendente ¿usted me entiende? —  estaba lejos de ser tal ave pero eso fue lo que dije poniendo cara de inocente pero ella estaba furiosa y roja. Mi amigo me alcanzó y lo vi asustado sin saber qué hacer. — Ayúdala a juntar las cosas, voy por la sandía — le dije echándome a correr cruzando de nuevo la calle sin siquiera fijarme. Por suerte no había ningún auto o era que el semáforo estaba en rojo. La sostuve y solo tenía unas abolladuras nada grave. Esta vez si me percate que podía pasar y lo hice corriendo igual — señora aquí está su melón verde gigante — dije volviendo a meterlo en la bolsa aunque rota pero ella seguía enojada así que jalé a mi amigo del brazo y nos echamos a correr como dos endemoniados.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Miér Ago 12, 2015 3:10 am

Mis manos estaban unidas por mis dedos mentira jugaba con ellos, mi cabeza agachada mientras mi padre me decía cuan decepcionado estaba de mí y eso era lo peor que podían decirme “-Oh Basta ya cariño-“ mi madre salió a mi rescate abrazándome por los hombros con cariño y dándome un beso sobre la mejilla “-Te decepciona que tu hijo tenga tantos amigos y sea tan feliz?-mi padre se cruzó de brazos y desvió la mirada “-Amor, nos durmieron-“ Yo intente decirle algo “-No, Cachet no fue, fue tu sobrino y seamos sinceros cariño nada valioso se perdió ,sabíamos que algo así iba a pasar, dejemos esto ya no importa-“ Le sonreí a mi mamá y mire a mi padre esperando su perdón “- oh ya, está bien… al menos tu no terminaste en el ministerio como tu hermano –“ Mis ojos se abrieron como platos –QUE ¡?!?!- Mi madre al escuchar eso tapo mis oídos , me dio el dinero para comprar las cosas y un poco más “-Anda, anda se te hará tarde, nos vemos en la noche! Tomate tu tiempo cariño!, adiós!- literal mi mama me empujo a la calle con todo y patineta. No supe porque me dejaban “tomarme mi tiempo” pero bueno eso era bueno para mí, aparte tenía más dinero para hacer cosas con Connor, sería una excelente tarde.

En cuanto se me aventó yo lo abrace y sonreí cerrando mis ojos – no sabes chief, fue una tortura, escuche como 5 reclamos en unos 10 minutos y al final de cuentas mi mamá hizo que mi papa me perdonara y hasta me dieron mucho más dinero para hacer algo y tampoco tengo hora de llegada- Sin más seguí a mi amigo hasta que su sorprendente control de sus distracciones de nuevo hizo de las suyas –Chie…- no pude decir nada y solo pude ver como las patatas rodaban y rodaban y las empecé a perseguir estirando mis pies para alcanzarla, pero solo logre tomar dos pues las demás fueron aplastadas- Señora, discúlpenos, fue un accidente, tome esto pagara lo que ..- Connor ni tiempo me dejo darle dinero a la señora cuando me jalo y lo seguí corriendo mientras me ganaba la risa- Estamos en la calle! Deja de distraerte con todo!, hubiera traído tu correa en ese caso!- logramos alejaros de ahí

Eh! Mira! Primera parada ahí!- señale la enorme tienda de artículos del hogar–Según la lista necesitamos sabanas nuevas, cortinas de baño, toallas de cocina, manteles individuales…uñas, pestañas , falda….y un cambio de sexo .Vamos! Parecemos señoras con esta lista!- se quedó pensando – Mi mamá debió venir a esto, dime como nos vamos a ver comprando estas cosas nosotros ¡?- negué mientras tomaba mi patineta y la pegaba a mí con las ruedas hacia mis costillas –Entre más rápido mejor, compramos esto, vamos por unos jabones, unas cosas de la cocina y nos olvidamos! Tenemos toda la tarde para nosotros- le sonreí agitando la lista- mi mamá me dijo que me tomara el tiempo que quisiera, no se porque, no sé qué puedan hacer mis pap…-mi cara se empezó a tornar en una mueca de asco –ay no!- negué con euforia gritando como loco – Mis papas aún tienen sexo ¡?- me tape la boca cuando grite eso y agache mi cuerpo en uno de los pasillos donde se veían artículos de baño .Enseguida dos chicos como de unos 19 años fueran a donde estábamos para vigilarnos desde lejos –ahí te hablan tus novios, que ya te portes bien- empecé a caminar silbando dejando caer mi patineta con gracia para pasear por los pasillos en ella -Chief?...- Justo frene a nosotros había unas cuantas tarimas de madera las cuales recién habían dejado de usar y una de esas escaleras altísimas con rueditas para llegar a las partes superiores, y lo mejor de todo es que era eléctrica -1 mes de tender tu cama y cargar tus libros si llevas esa máquina y te estampas contra todos esos colchones de allá- señale una pila de colchones enorme, la cual se notaba apenas habían descargado –o qué? … pppoooopopopoppppooo- Empecé a hacer como gallina moviendo mis brazos de adelante hacia atrás y camine moviendo la cabeza cual pollo esperando incitarlo.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Miér Ago 12, 2015 11:44 pm

Corrimos por nuestras vidas, bueno, eso es una exageración, corríamos para evitar ser atrapados por la policía si es que la mujer neurótica los llamó y nos estaban persiguiendo, la verdad es que no fue así pero en mi mente si estaba sucediendo. Al detenernos mi amigocho del alma y querido hermano sacó la lista con todas las cosas que debíamos comprar que eran un montón. — Yo quiero llevar trenzas pelirrojas, creo que me van bien — dije sonriendo mostrando mis dientecitos perfectos y entonces nos metimos dentro de aquella grande tienda parecida al home depot pero en su versión inglesa, ah a veces extrañaba mi natal América y como mis padres me llevaban de pequeño a esos sitios y me gustaba imaginar que estaba en otro mundo diferente, con que pocas cosas nos divertimos de pequeños, aun lo hago. — Si Aaron, tus papás aún les gusta poner abejitas en sus flores del jardín — le dije dándole un codazo mientras tomaba tres toallas y las echaba al carrito de compras. Entonces lo vimos, una escalera que rogaba porque me subiera en ella y Aaron lo sabía pues su oferta vino mejor que anillo al dedo. — ¿Gallina yo? Si soy un león orgulloso de ser el alfa de la manada, rawr rawr — imite el sonido de un león que más bien sonaba al de uno de sus cachorros.

Deje el carrito a un lado y entonces me puse en posición para correr y cuando él me dio la señal lo hice, mis pies se movían con rapidez hasta llegar al pie de la escalera y sostenerla con ambas manos para que comenzara a avanzar gracias a sus rueditas integradas y a medio camino comencé a escalarla hasta llegar a la parte más alta pero la escalera andaba en zig zag chocando un par de veces con los pasillos y sus anaqueles haciendo que unas cuantas cosas cayeran al suelo, — impúlsame — le dije volteando a verlo porque de otra forma no alcanzaría a llegar hasta el objetivo. Cuando lo hizo entonces levanté los brazos y grité mientras llegaba hasta la zona con los colchones y la escalera se detuvo bruscamente al pegar contra ellos y yo salí volando con los brazos y piernas abiertas cayendo de panza sobre una pila acolchonada. — Eso ha sido genial — dije rodando por el colchón hasta llegar a la orilla y bajar de un brinco. — ¿Que ha sido eso? viene del pasillo 8, ve a ver — escuché como alguien le decía a uno de los guardias de seguridad y entonces corrí a donde estaba mi amigo — tú sígueme la corriente — le dije sonriendo y entonces el oficial o lo que fuera apareció — han sido unos chicos que se han ido corriendo, yo los vi, uno rubio y otro moreno con anteojos, oficial — en las manos llevaba una caja con cortinas de baño y una de toallas individuales que puse sobre el carrito de una manera tan normal para evitar levantar sospechas. Arrastré entonces el carrito por donde estaba el policía que ni siquiera era un policía y le sonreí amistosamente recogiendo un par de velas aromáticas justo al lado del señor — mis padres nos han mandado a hacer las compras — dije pasando de largo mientras el mayor solo se sujetaba la cabeza confundido. — Nos cobra por favor — la señorita cajera nos vio con cara confusa también mientras pasaba las cosas por la registradora, solo esperaba salir de ahí antes que revisen los videos de seguridad.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Vie Ago 14, 2015 5:39 am

Puse todas mis fuerzas para empujar ese carrito, lo empuje con mi hombro derrapando mis pies el suelo. hice gestos por la fuerza que ponía pues si bien mi amigo no era gordo ni muy altote como para pesar mucho, esa escalera de metal si lo era-ya…cas....- veía tomar vuelo a esa estructura y cuando choco me tapeo los ojos pensando que mi amigo iba a caer fuera de los colchones y terminaría con una mano rota. Pero no, el maldito suertudo cayó sobre los colchones y yo entre mi emoción y el miedo solté un gritillo el cual tape con una mano en cuanto Connor me jalo por que los policías de ese almacén nos escucharon- ay no , ay no, ay no- me queje levemente jalado a Connor por el brazo sacudiéndolo .Con algo de espanto y sorpresa vi a esos oficiales y a todo lo que decía Connor yo asentí ligeramente tomando una actitud de “no me importa nada en la vida tengo 15 años y soy un dios” y sin más le acompañe hasta la caja tronando al lengua como si no hubiéramos hecho nada. Le sonreí a la cajera siguiendo las palabras de Connor y les di el dinero –Guárdate el cambio linda- le dije a la chica de manera “galante” y Salí de ahí caminando junto con Connor como si fuéramos dos galanazos de novela americana.

Tomamos las bolsas y salimos de ahí con patineta en mano, no dije nada hasta doblar la esquina de la tienda y recargue las bolsas en la pared así como mi patineta, de manera seria vi a Connor y mi cara se transformó en una mueca enorme con una sonrisa- eso fue increíble! Volaste! Volaste!- solté la carcajada e hice con los brazos como si él fuera una de mis manos y la otra los colchones- jure que irías a parar a otro lugar menos ahí, y la cara de esos señores, seguro están buscando a quienes dijiste ay que risa- me puse las manos en la panza pero me calme porque de no hacerlo me iba a desmayar como siempre que me atacaba de la risa tanto que se me iba el aire, así como cuando me hacían cosquillas y me desmayaba, nunca se supo porque me pasaba eso pero pasaba –Y como nos miró la chica esa, era bonita seguro ya vieja de unos 25 años o algo así – manotee limpiándome los ojos de las lágrimas que la risa me había provocado –amo cuando haces eso solo tú sabes salirte de los problemas tan fácil- pues si Connor siempre era quien me sacaba de los problemas porque yo no sabía mentir muy bien y cuando me llegaban a atrapar me quedaba callado o decía cosas sin sentido como la vez de la botella de vino con mi mamá y el duendecillo.

-Mereces un helado Connor- tome las bolsas con una mano y la patineta igual y lo jale por la chamarra- uno de 7 bolas, jarabe y chipas y fresas y de todo- seguía hablando entre risas por acordarme como había salido el disparado-Entonces que? un mes de tender tu cama y cargar tus libros verdad?... entonces mi querido amigo- lo abrace con un brazo por los hombros- ahora te toca a ti poner un reto, el que quieras pero que no implique besar hombres, quitarme la ropa o comer algo asqueroso, ni lamer- levante un dedo puntualizando todo eso . No solté el abrazo y así caminamos un buen tramo para ir a la heladería. Pero tal parecia que el destino y el universo nos sonreía para nuestras travesuras. Delante de nosotros un camión con unas enormes tablas se levantaba y a mí se me iluminaron los ojos pues sería una
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Sáb Ago 15, 2015 12:36 am

La escapada fue todo un éxito, ambos salimos de aquella tienda con artículos para el hogar cargados con una bolsa de plástico cada uno y con una sonrisa monumental por salirnos con nuestra travesura. — Operación engañar al gorila y a la garza ha funcionado, ya sabes, júntate conmigo y aprenderás a ser todo un delincuente juvenil que no podrá graduarse de Hogwarts — dije obviamente en broma dándole un codazo y luego sonriendo, las cámaras de seguridad captarían que fuimos nosotros pero para ese entonces ya no estaríamos ni un tanto cerca. — Merezco helado y una hamburguesa doble con queso, tocino y papas fritas con aderezo ranch, hmmm, se me hizo agua la boca — seguimos caminando hasta llegar a otra zona del centro — sí, y empezará una vez lleguemos al colegio, así que ve preparándote de manera mental.  Al doblar la esquina en una calle menos transitada fuimos testigos de algo sorprendentemente divertido — Creo que ya tengo tu reto amigo mío, ¿qué te parece hacer una maniobra sobre esas tablas? ¿O te da miedo romperte algo? Nuestros papás son médicos —   le estaba incitando para que aceptara sin medir las consecuencias de los actos pues al fin y al cabo somos jóvenes y no pensamos tanto en esas cosas. — Si lo haces te pago la hamburguesa y te presto mi ps4 todo un día, anda — le dije sosteniendo su bolsa y con las dos en mano me fui a la parte delantera de aquel camión cuyo cargamento eran unas tablas y los señores estaban dentro de un establecimiento y estaba sin vigilar, era el momento perfecto para que lo hiciera.

Al principio estuve dudando si en verdad lo haría hasta que lo vi volar por encima de aquel camión y caer de forma grácil — LO HICISTE YUJUUU — grité vitoreando y entonces dos hombres salieron a toda prisa levantando las manos y todos molestos, echamos nuevamente a correr esta vez le di su bolsa y nos subimos a las patinetas — ¿qué sentiste? yo quería probarlo, que porte, que forma de caer, que bárbaro estuvo genial — sonreía mientras huíamos y llegamos a un pequeño restaurante — mis papás me traen aquí cuando me porto bien, o sea casi nunca pero tienen unas hamburguesas para chuparse los dedos y el helado es tan delicioso — le dije guardando la patineta bajo mi brazo y entramos al lugar para sentarnos en una mesa lejos de la ventana por si esos hombres nos seguían. — Hola preciosa, me das la hamburguesa doble con jalapeño, tocino, queso y papás en gajos con aderezo ranch por favor y un refresco de naranja — le di mi orden a la chica que atendía una mujer en sus veintes con cabello rizado y una sonrisa bonita. Al ordenar los dos ella se fue y yo deje la patineta a un lado del asiento mientras iba al baño a lavarme las manos, ahí me di cuenta que tenía un raspón en el codo izquierdo y no recordaba haberlo hecho, pero con un poco de agua quedó limpio.

Al regresar tome asiento frente a Aaron — Minion, ¿qué más falta en la lista? Creo que podríamos ir al cine ese de pelis viejas  a ver una peli de terror estan dando una que me llama la atención de un monstruo en un libro que cobra vida o algo así — abrí la boca emocionado al recordar los avances que había visto — Babadook o algo así se llama — la chica volvió con las bebidas y de una vez me acabe la mitad del vaso, estaba muy fresca y yo tenía calor por la carrera que nos aventamos.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Lun Ago 17, 2015 9:40 pm

-Oooh, jojojo-dije emocionado por lo d la hamburguesa y lo del PS4 ,que mejor paga que eso?- dalo por echo Chief…admira a los grandes- Dije tomando al patineta y eche a correr para le lado contrario de donde se encontraba la “rampa” improvisada, troné mi cuello, me prepara mentalmente, físicamente y todo mente…no podía fallar una hamburguesa choncha y rica esperaba así como la consola , no iba a fallar .tome vuelo con al patineta impulsándome con un pie, me puse nervioso pero el nervio se me olvido una vez que sentí que iba más deprisa y … Salte, por Merlín que vi mi rostro en la acera todo raspado y machacado lleno de sangre con la nariz rota y sin dientes. Pero no! no fue así, el salto fue más que perfecto y cuando caí mire a Connor con una sonrisota tamaño ACME –Me sentí dragón!-solté una risotada y lo seguí hasta dicho restaurante –De verdad que si no es nuevo eso de “volar” al menos con la patineta si me da miedo, esta cosa muggle no es tan segura como una escoba-. Me senté como él y mire por la ventana a ver si veía a los señores pasar- Yo quiero lo mismo que el solo que a las papas póngale queso y no aderezo…- la chica me vio un poco raro –americano- levante la mano y me empecé a reír cuando ella nos sonrió “-enseguida guapos-“ la señorita se fue y yo me le quede viendo a Connor mientras decía lo de las otras compras y el cine .

-Eso es magnífico si!, si ya sé que película es está siendo muy comentada, dicen que es buena así que yo voto por un si – aplaudí y después mire las bolsas de las cosas – Pues nos faltan varias cosas, pero esas tiendas están de regreso a casa y como no tenemos prisa pues no nos preocupemos por eso aorta si? Y después vemos si las compramos aquí o de camino a la casa-manoteé un poco suspire un poco -dime Connor?- jugué con una servilleta haciéndola un avioncito –que recuerdas de tu fiesta?- si bien no es que todo se me hubiera olvidado si habían cosas o tiempos que los tenía en blanco. Como hubo un momento donde según iría a ver a mis padres y al parpadear ya me encontraba saltando en los sillones y después en la cocina brindado y después en la alberca con la ropa puesta…mi primera borrachera festejando a mi amigo vaya que noche – Es que hay momentos que no recuerdo y – me acerque a el – creo que llegue a segunda base con alguien – rasque mi barbilla- no se quien fue, solo recuerdo que era rubia- entrecerré los ojos y empecé a reír – pero dime! Si te gusto tu fiesta? No te regañaron? No hablaron mis papás con tus papás? No me quieren decir si lo hicieron si te regañaron por mi culpa perdón –Hice un puchero – pero en compensación iré a tu casa y jugare todo el día y la noche con tu PS4- sonreí mostrando mis dientes.

La chica llego con nuestros platos de comida- uh! Que rico se ve- dije animado oliendo aquello y mi panza rugía aunque si había desayunado bastante bien , estando en crecimiento debíamos comer bastante pero bastante bien sino no creceríamos fueres- Muchas gracias señorita ah si tiene malteadas de chocolate, si tiene quiero una así enorme y una soda de limón- le sonreí y tome una de mis papas para llevarla a la boca . Cuando ella se fue dirigí mi vista hacia Connor –Entonces después de comer vamos al cine y si no te regañan te invito a mi casa a quedarte o vamos a tu casa y me quedo si es que tus papás no me corren …pretexto para estrenar tu colección de películas, yo vi que t las regalaron. Maldito! Te dieron regalos increíbles, necesito que Octubre llegue rápido quiero regalos!- apreté mi hamburguesa y la levante para “brindar” con ella- gracias por la comida amigo, yo me encargo del cine- me agradaba salir con Connor pues siempre terminábamos teniendo pequeñas aventuras y hasta ahora ya llevábamos 3, lo de la sandía, las escaleras y la rampa. No me extrañaría si en el cine nos perdiéramos y termináramos en el cuarto donde ponen las películas creando un caos combinando películas sin querer o quemando todo –eh mira- señale a la ventana riendo viendo a los dos señores corpulentos buscándonos – tus gemelos nos están buscando aun- me reí mordiendo mi hamburguesa- los invitamos a cenar?- me tape la boca con la mano masticando rindo ligeramente.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Lun Ago 17, 2015 11:53 pm

El refresco de naranja estaba bueno dentro de todo lo bueno que puede estar o quizá era que estaba sediento que aquella bebida refrescante me supo al mejor elixir de los dioses. Su pregunta me puso a pensar sobre la fiesta que sucedió una semana atrás, fue todo un éxito pero también tuvo sus complicaciones como la borrachera que ambos nos pusimos — Creo que si sé que rubia era, una de séptimo pero de Ravenclaw, la que usa esos aparatos en los dientes, ¿cómo se sintió con eso metálico en su boca? — pregunté riendo y cuando la comida apareció le di un gran mordisco a la hamburguesa y pude sentir como la salsa y la mayonesa escurría sobre el plato cayendo en algunas de las papas las cuales bañe con ese aderezo blanco que me encanta. — Recuerdo solo una parte, hay otras que me siguen llegando a la mente conforme pasan los días, como haberme arrojado del techo de la casa hacia la alberca, eso fue estúpido pero divertido, también me acuerdo que me encerraron en el armario durante siete minutos con tres personas más dos chicas y un chico y apenas y podíamos respirar no entiendo cómo querían que pudiéramos hacer algo — reí dando otro mordisco a la hamburguesa y luego vi pasar por la ventana a los hombres de los que mi amigo hablaba, aquellos que nos persiguieron por andar jugando con sus tablas de madera.

— No, cállate, no quiero que nos vean porque mis padres no me dejaran ir a tu casa o que vayas a la mía —   tomé la carta del menú y la coloqué sobre la mesa tapando mi rostro con ella mientras que por una esquina miraba hacia la ventana donde ellos se asomaban por el cristal buscando a los bribones que en este caso éramos nosotros. Agáchate tonto le jale la manga para que se metiera bajo la mesa y al final lo tuve que hacer yo también. Desde esa posición se podía ver hacia fuera pero ellos a nosotros no gracias al mobiliario del restaurante. — Se están yendo, no nos han visto — le dije sonriendo y cuando desaparecieron entonces volví a subirme al sillón. — ¿Todo bien chicos? — la joven que nos atendía nos preguntó, yo me vi el cabello despeinado sobre la placa con su nombre y lo acomode con los dedos. — Si, es que se me cayó un lente de contacto y no puedo ver nada sin ellos pero ya lo encontramos gracias, ¿me puedes traer más refresco? — le sonreí y ella asintió mientras se iba.

— Y si, mis papás si me regañaron y si hablaron con los tuyos pero yo los oí decir una noche que solo era un adolescente que lo encontraban normal y a los cuatro días me levantaron el castigo, los amo por eso, siendo que en Hogwarts me ganaría dos semanas con deberes — me queje, porque siempre que me atrapaba algún prefecto o profesor me daban unos castigos ejemplares que solo hacían que quisiera seguir haciéndolo. Le seguí dando mordidas grandes a mi comida hasta que esta desapareció mágicamente del plato. — Quiero postre — le hice una seña a la señorita — un helado de cereza y pistache por favor — le pedí aunque en el fondo deseaba el de choco menta que antes de ser alérgico era mi favorito y que ahora no podía disfrutar porque me iba fatal. — Por cierto, mis padres me han puesto un tutor, dicen que es importante que aprenda de otras cosas que solo se aprenden en el mundo muggle,  como las matemáticas puaj — hice una mueca de horror pues no es como planeaba pasar mis vacaciones aunque solo serían un par de horas al día.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Ago 18, 2015 4:52 pm

Me agaché con él, mirando a la ventana, tapándome la boca para no reír pues de verdad que nos veíamos tontos ahí abajo, pero bueno había sido una excelente idea pues así no nos habían visto aquellos señores –Y yo que quería darles de mi comida- dije bromeando mientras salía de debajo de la mesa .Mire a la señorita sonriendo y luego mire a Connor mientras e explicaba, me aguante la risa y deje que se fuera ella – No te digo tienes un mente siniestra para inventar pretextos- me reí y seguí comiendo –Séptimo!? Con una de séptimo? Wow!- dije emocionado por aquello -Pues ni sé a quién bese, pero ahora entiendo por qué tengo cortadas en los labios- bromee y seguí comiendo – a mí tampoco me castigaron, mi mama convenció a mi papa diciéndole que era normal, que al menos lo había echo en casa y no fuera y bueno…si eso- me rasque la nuca-Aparte según esto mi hermano hizo cosas peores que yo, ¿te imaginas a Trevor haciendo esas cosas? –negué intentando imaginar a mi hermano haciendo travesuras, pero no podía recordar ninguna así lo bastante fuerte como para ser castigado -Y creo que tu salto del techo a la alberca costo algunas tejas y una recién gotera en el baño de arriba que tengo que arreglar-me rasque la barbilla- y si fue estúpido amigo, pero fue de lo mejor de la fiesta agradezco que de eso si me acuerdo, juro que dije “este se va a caer de panzazo y ya no sale” y no, si caíste muy bien y la gente se volvió loca! De verdad estás loco, y eso si la famosa resaca ya se por qué es tan odiada, al siguiente día no podía ni pararme me dolía todo y tenía tanta sed-reí- tomaba agua simple y me sabia a cerveza- hice una mueca de asco .

-Yo quiero un helado de fresa- No pediría el dementa con chocolate, mi favorito, pues bien sabía que Connor ya no podía comer chocolate y se me hacía muy mal plan el yo comer chocolate y antojárselo, así que opte por no hacerlo, total no moriría por no comer eso – Tutor?- solté fuertemente y me cruce de brazos- Eso es innecesario cuando me tienes a mí! El rey de lo muggle- levante los brazos dramatizando mi mentirota pues no sabía más que Connor y todo lo que sabía era por mi padre en si y su constante vida con os muggles en el hospital. Claro que amaba mi vida en el mundo mágico pero el mundo muggle también tenía cosas muy interesantes, entre ellas nuestro amor a las consolas y patinetas- venga matemáticas no es tan malo, es interesante como los muggles encontraron aquella forma , no es tan distinto de algunas cosas de nuestro mundo ,pero otras si –bebí mas de mi soda – pero ese tutor sabe que eres mago?...porque si no sabe ¿sabes tú que significa?- levante mis cejas y me acerque a el casi subiéndome a la mesa- Podemos espantarlo hasta que se vuelva loquito y renuncie, ya sabes… cosas sencillas, porque si nos cachan usando al varita afuera nos va a ir mal-me recargue sobre mi respaldo con las manos estiradas en la mesa –un tutor ,que flojera eso es como ay no sé, yo aún no termino los deberes que nos dejaron y de solo pensar que como tu, tener un tutor no, no ,no. Ahí está tu castigo por ser un borracho- lo señale-Que mejro te castigue conmigo y me ayudas a arreglar el tejado no?- me reí un poco y sonreí a la chica cuando llego con los enormes helados “-aquí tienen chicos , disfruten-“ asentí y sonreí aún mas –cheers Chief- levante mi cuchara con un poco de helado para brindar con el –y debes decirme que chica era, para invitarla a salir …digo no es malo eso de solo andar besuqueándose con todo mundo solo porque estaba borracho?- puse los ojos en blanco – aparte de que todos en mi casa esperan que ya tenga novia y todos juran que Elo y yo tenemos un romance a escondidas- negué -¿Qué tontería no? yo y Elo…!¿novios!?- me empecé a reír- eso es como si me emparejaran con mi propia hermana, digo es bonita eso es lógico, pero ¿mi novia?- me quede pensando y negué. que bizarro- comí mas de mi helado – ¿Y tú que? ¿ con quién terminaras este curso? Alguna niña? Dime quien es! Anda, no creo que nadie de la escuela te guste… o estas enamorado de alguna profesora!? Prosaico!- solté la carcajada y le robe de su helado haciendo el mio para adelante y así el tomara si quisiera.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Miér Ago 19, 2015 11:43 pm

No me aguante la risa cuando salimos de aquella mesa y después que la chica se fuera a traer nuestros helados — soy bastante astuto, creo yo que slytherin me podría recibir muy bien — dije claramente en broma porque la mayoría de ellos eran unos estirados y no me imaginaba en plena sala común encontrando algo en común con esas personas. — Pues gracias a ese salto puedo decir oficialmente que ya no le tengo miedo a las alturas, ahora podemos ir a hacer paracaidismo o a subirnos a la tirolesa — sonreí, porque si nos imaginaba haciendo cualquiera de esas cosas muggles, la adrenalina es algo que me encanta y comparto con mi amigo. El helado llegó e hice una mueca de asombro al ver aquella torre de sabores y colores, con chispas y otros aditamentos, incluidos una cereza. La chica ya me conocía y por eso no agregaba jarabe de chocolate porque la primera vez que lo hizo mi madre la regaño tanto que inclusive creo que se puso a llorar. Mi amigo por su parte se estaba conteniendo en pedir su helado favorito, lo sabía y se lo agradecía. — cheers minion — dije golpeando la copa de cristal con la suya y dando una gran cucharada de ese rico manjar helado en mi boca. — Si sigues torturándome creo que te llevare a una de sus clases, ya van un par de veces y estamos viendo algebra, lo odio. Aunque estuve en la escuela antes de ir a Hogwarts así que no estoy tan perdido —  reí mientras comía a grandes bocados aquel helado, incluso sentí como el cerebro se me congelaba por unos momentos — auch —  me sostuve la frente y cerré los ojos con una mueca de dolor pero un rato después ya me encontraba bien.

Solté una pequeña risita cuando dijo lo de la chica de séptimo, no recordaba bien quien era por nombre pero si su rostro. — Cuando la vea te lo digo, que no la se ubicar aun, pero no se me olvidan los rostros ya lo sabes —   seguí comiendo e inclusive le quite un poco del plato a Aaron y él hizo lo mismo conmigo. — ¿Tú y Elo? — entrecerré los ojos y luego sonreí imaginando la situación — pues tiene sentido si lo pones a pensar, puedo ver por qué lo dicen, harían bonita pareja — agregue al terminar el helado y limpiando mi rostro con una servilleta de papel, estaba demasiado satisfecho con tanta comida que me sobe la panza e incluso eructe para luego reír y disculparme. — A mí no me gusta nadie pero hay una chica de slytherin que me sigue a todas partes, no sé, como que me atosiga, es extraño, quizá le dé una oportunidad — dije con un tono de voz orgulloso pero luego me solté a reír, la mujer llegó con la cuenta y saqué dinero de mis bolsillos, estaban todos arrugados los billetes pero pague por la comida tal como lo había prometido. — Gracias Rosalinda estuvo delicioso, nos vemos — me despedí y tomé la patineta así como una de las bolsas y salimos de aquel restaurante.

— Creo que prefiero caminar para que se me baje un poco lo lleno — dije dejando la patineta bajo mi axila y andando por la acera, el cine estaba a unos pocos cientos metros de distancia y se podía ir perfectamente a pie. Justo frente a nosotros aparecieron los hombres en su camioneta cargada de tablas, venían buscándonos por lo lento que manejaban — ahí están otra vez, corre — solté y ellos parecieron vernos pues comenzaron a acelerar y nosotros a correr hacia ellos pues la calle era angosta y no podrían dar vuelta, así que cuando pasamos junto a la camioneta les saque la lengua y doblamos la esquina hasta llegar al cine, sentí que iba a vomitar pues todo el estómago lo traía revuelto por la carrera.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Vie Ago 21, 2015 5:39 am

-Claro si tú eres material de esas serpientes yo soy al persona más malhumorada del mundo –manotee riendo por aquello- Lo se Chief, de echo en algún momento pensé que te abrazarías al tejado y llorarías temblando de miedo –hice mueca como de alguien llorando y solté otra risilla y lo seguí escuchándolo- Tienes el destino con las serpientes o qué?…aah, ya entiendo por qué entonces dijiste lo de Sly antes, te gusta esa niña, te gusta- le dije señalándolo mientras la chica llegaba y Connor le pagaba- gracias amiga todo fue delicioso, pronto volveré- le dije adiós con la mano y salí tras de Connor dejando la patineta en el suelo para ir a su lado pero yo si con pereza de caminar –Gracias por la comida Chief ,ahorita una palomitas y un refresco y…-Sin más eche a correr como Connor me pidió y casi matándome con la patineta logre levantarla y corrí atacándome de la risa, sintiéndome todo gordo por lo que acabábamos de comer . Al dar la vuelta a la esquina me detuve y me agarre la panza- no ya, espérate...espera- sentía nauseas por como habíamos corrido y me tape la boca por el eructo que se me salió, el cual hizo voltear a algunas personas- perdón- me disculpe y me acerque a Connor –ya hay que entrar, ya no puedo correr más- me reí un poco aun sujetándome dela panza y lo empuje con mi hombro para que entráramos al cine – El plan es el siguiente…compramos las entadas, compramos palomitas y esperamos pacientemente a que empiece la función ok?- si claro! Como no!!, si algo pasaba con Connor y conmigo es que aprecia que llamábamos a los problemas y que las travesuras nos buscaban a nosotros –nada, directo a los boletos, directísimo ok?- Tome del brazo a Connor y lo forme en la fila ,pero para nuestra ¿adivinen que’, suerte, si!, para nuestra muy afamada suerte otro problemita llego.

Frente a nosotros se encontraban dos lidas chicas de nuestra edad y al vernos empezaron a sonreír y a reír de forma coqueta , según ellas muy “ disimuladas” pero no era así .Le pegue con el codo a Connor como diciéndole “ mira, mira” y sonreí a esas chicas – Entonces amigo…solo somos tu y yo no?, entraremos a ver esa película de terror llamada Boboduck- dije mal el nombre sin darme cuenta – lástima que tengamos todo este dinero y solo lo gastemos en nosotros dos – si era algo coqueto y esas niñas eran muy lindas y claro como recién había llegado a segunda base ahora tenía el sentimiento de querer comerme el mundo .Las chicas rieron al escucharme y siguieron volteando a vernos de manera coqueta, mire a Connor levantando ambas cejas divertido hasta que sentí como alguien me tomo del hombro y lo apretó ”-no vienen solas-“ otros chicos más altos que nosotros hablaron y yo solo me encogí de hombros- Bien, que bueno que no vienen solas ya sabes la inseguridad y esas cosas- manotee haciéndome a un lado pero no contento con eso el chico que me había tomado del hombro me empujo haciéndome trastabillar hacia atrás.

Mala idea, no me gustaba pelear y Connor tenía su temperamento, pero si queríamos entrar a ver la película lo único que debíamos hacer era hacer como si nada hubiera pasado, aunque dudaba que lascosas se quedaran ahí pues me volvió a empujar clavándome sus dedos en los hombros .
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Sáb Ago 22, 2015 1:27 am

Corrimos y corrimos y corrimos más hasta que la comida en nuestros estómagos no nos lo permitió más,  tuvimos que detenernos para no vomitar y claramente ganas no faltaban pero tomé aire y exhale hasta controlar mis impulsos. Las niñas que decía mi amigo yo no las había visto hasta que lo mencionó, entonces las vi,  eran muy guapas y parecían interesadas en nosotros por lo que mire a Aaron cuando dijo aquello — pues no perdamos el tiempo y hay que invitarlos a entrar con nosotros, así si se asustan tengan a quien abrazar — dije sonriendo y caminando hasta ellas cuando dos chicos se aparecieron de la nada,  parecían dos gorilas y aparentemente iban con ellas — tranquilo viejo,  nosotros solo creímos que no debían andar solas en una película así,  pero que bueno que los tienen a ustedes,  amor y paz hermano — hice la seña con la mano  y sonreí mostrando los dientes blancos pero eso no pareció importar pues aventaron a mi amigo y eso si que no lo iba a permitir — eh tú,  deja a mi amigo en paz  — sin decir más me subí a su espalda ancha del mayor de los gorilas y comencé a pegarle donde pude mientras que el otro intentaba quitarme de encima mientras que nadie en la fila notaba la escena o se hacían de la vista gorda.

— Minion dale un derechazo — grité sonriendo al ver como se encarga del otro mientras yo del más grande,  debo admitir que no soy el mejor peleando,  de hecho nunca lo hago pero por mi amigo no tenía ni que pensarlo. El gorila logró quitarme de su espalda y me arrojó al suelo pero pude esquivar sus golpes,  de reojo vi como las niñas en cuestión no decían nada, como esperando quien fuera victorioso para quedarse con él. Por suerte un coche policíaco apareció en la calle y se detuvo al ver la situación así que fui rápido y corrí hasta ellos — señor policía, ayúdenos, esos grandulones están molestando a las chicas y nosotros solo queríamos ayudarlas, ¿verdad que si?  — vi con  cara de perrito a ellas y sorprendentemente asintieron dando la razón  — lléveselos son unos acosadores de chicas indefensas  —  y los policías se acercaron atrapando a los chicos — eso es mentira oficial,  digan la verdad  — bramó uno de ellos pero las chicas no dijeron nada y los policías los metieron a su coche patrulla  — espere oficial, soy el hijo del oficial Perkins, ¿ya no me reconoce? Podríamos tomarnos una foto con usted,  es para un trabajo escolar — el hombre me reconoció y accedió por lo que una de las niñas nos hizo la foto donde salíamos el policía,  Aaron y yo. Ellos se fueron y entonces nos quedamos fuera del cine.

— Gracias por ayudarnos, les invitamos a entrar con nosotros, ¿quieren?  —  les sonreí y la rubia se acercó a mí mientras que la pelirroja a mi amigo claramente aceptando la oferta.  — Me llamo Connor — dije presentándome, la rubia era Cynthia y la pelirroja Natalie. A mi amigo le tocaba pagar  el cine así que lo deje.


Última edición por Connor Perkins el Lun Ago 24, 2015 10:33 pm, editado 1 vez
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Lun Ago 24, 2015 8:28 pm

Como bien había pensado Connor no se quedaría así y me le eche encima a uno de ellos –yiiiiaaaaaa- grite como en las películas listo para pelear y empecé a pegarle al tipo, al principio le pegue como si tuviera yo 8 años, pero al ver que esos chicos de pelea si sabían las cosas cambiaron y lo derechazos y ganchos aparecieron .Uno, dos, tres golpes le logre dar a ese chico el cual medio aturdido fue detenido –Estas bien bonita?- le dije a la niña pelirroja para que el oficial se tragara la excusa de Connor –Si ,estos rufianes se quisieron pasar con ellas , ellos empezaron- dije según yo muy indignado mirando a esos dos tipitos que se notaban demasiado enojados .Cuando las niñas nos apoyaron a nosotros casi se me sale una carcajada pero mordí mi lengua ara no reír así que mi cara era una muy rara y roja por la risa contenida .Asentí como loco a todo lo que decía Connor y hasta me pare junto al policía para la foto, un tanto nervioso por todo aquello pero al final de cuentas estaba siendo muy divertido .

-Yo soy Aaron- estire mi mano para tomar la de la pelirroja y estala tomo de manera delicada muy sonriente ella se presentó como Natalie –me gusta tu nombre- le sonreí y sin pena alguna apreté más su mano – entonces no se diga más y vamos a comprar chucherías para ir a ver la película- yo iba a pagar todo y la verdad no me dolió derrochar dinero ni en los boletos, bebidas y golosinas; esas dos niñas lo merecían por salvarnos y Connor lo merecía solo…por ser Connor –espero que después de esto no es causemos problemas- le dije a las dos cicas mirándolas alternadamente “-no se preocupen, de todas formas ni queríamos salir con ellos, era caridad-“ me empecé a reír por eso mientras le tendía una de las charolas con golosinas y sodas a Connor- pues entonces merecemos un beso, digo ya que como caballeros de armadura brillante les salvamos de esos cara de dragón- levante la cabeza ladeándola para que me diera un beso en la mejilla y la chica riendo me tomo de la cara y giro mi cabeza para darme un beso en los labios ,uno rápido pero tan efectivo que me puse rojo “-son tan lindos los dos-“. La otra chica rubia hizo lo mismo con Connor y ya estando con la duda saldada nos dirigimos hacia la sala para ver la película de terror. En el camino a la sala de repente miraba a mi amigo con cara de picardía como diciéndole “ somos unos dioses” pues las niñas aparte de lindas parecían un poco mayores a nosotras y eso nos daba puntos por galantería .

Ya en la sala nos acomodamos de la siguiente forma , Connor, Cynthia , Natalie y yo .las luces se apagaron y la función iba a empezar. Eche la cabeza para atrás y así mirar a Connor y con una simple mirada le di al señal para hacer la movida conocida como “ el abrazo protector” . Hice como que bostece y me estire levantando los brazos para bajar mi brazo hasta los hombros de “mi chica” y una vez que la abrace sentí como ella se acurruco conmigo “-después podríamos ir a mi casa, mi hermano mayor tendrá fiesta y están invitados-“ mire a Natalie y luego a Connor- claro! Por qué no!?- dije emocionado, ya el permiso lo sacaría dela forma mas común, yo diría que me quedaría con Connor y seguro Connor diría que se quedaría conmigo, sería el plan perfecto .Ahora el tema ya no era ese, de si ir a la fiesta o no, era que no saltara ni gritara como normalmente lo hacía con las películas, debía actuar como todo un caballero y hombre maduro aunque las manos ya me sudaban, pues si era muy miedoso pero amaba con locura sentir ese terror “-Cyn? Me acompañas al baño?-“ Natalie le pregunto a su amiga y ambas se levantaron para ir antes de que la película en si empezara, pues apenas estaban los cortos. Cuando vi que se fueron salte a la butaca aledaña de Connor – vamos a ir a la fiesta?, son mayores… ya no iremos a segunda base, quien sabe si…si..- abrí mucho lo ojos- que hacemos?-dije entre emocionado y con nervio.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Ago 25, 2015 4:27 am

Como buen amigo que soy. No, corrijo. Como excelente amigo que soy deje que Aaron llevara las riendas de aquella pequeña y retorcida maniobra que hicimos para deshacernos de los galanes de las dos chicas, cuando ellas aceptaron la invitación al cine pues fue él quien compró todas las cosas y yo terminé cargando con la inmensa charola llena de comida y frituras. — Ah, es verdad, un beso bastará — comenté secundando el comentario o más bien la petición de mi amigo, pero ellas se lo tomaron en serio, yo no me esperaba un beso en los labios que fue lo que recibí y tuve que recargarme en uno de los pilares de la sala y eso no fue todo caía sobre una silla y afortunadamente la charola aterrizó sana y salva sobre la mesa, excepto por un puñado de palomitas que cayeron al suelo todo lo demás se había salvado. Me levanté rápidamente sonriendo como tonto ellas se rieron de mi comportamiento inexperto en cosas del amor y chicas. — Oh guau — fue todo lo que pude decir a Cynthia al recibir aquel beso, que aunque fue bastante corto creo que era el primero que me daban, así que sería difícil olvidarlo. Sin prisa caminamos hasta la sala donde un señor regordete con cara de pocos amigos nos recibió y a ellas les revisó los bolsos — ¿Que no ve que vamos cargados o qué? No llevamos nada de contrabando no se preocupe — lo regañe pero el señor solo hacía su trabajo y como pude atravesé la puerta de la sala intentando no derramar nada y por fortuna aun no apagaban las luces por lo cual llegue sin problemas hasta los asientos designados que eran hasta la última fila, era una ubicación perfecta.

Al sentarnos vi como mi amigo me hacía la señal y antes de poder hacer lo mismo que él con Cynthia, ella y su amiga se fueron a los baños dejándonos solos. Yo estaba enterrado en comida así que tuve que pasarle una cubeta con palomitas y sus dos sodas mientras él me preguntaba algo que me dejó con una gran incógnita en la cabeza. — Pues podemos ir y ver cómo están las cosas, si tú vas ya sabes que yo también, además parecen interesadas en nosotros ¿y por qué no? ya tengo 16 años, puedo probar un poco de la vida — comencé a soltar una pequeña risotada y dando una palmada en el hombro a Aaron, estábamos entrando a una edad en donde las cosas cambiarían y nos gustaría alguien tarde o temprano, así que no le veía nada de malo ir a la fiesta y descubrirlo. — mira, ahí vienen — señalé con la mirada para que él se recorriera y cuando se sentaron en medio las luces se apagaron y los cortos dejaron de continuar para comenzar a proyectar la película.

Llevé a la boca un puñado de palomitas y descubrí que hacía más ruido comiéndolas que el del sonido del filme. Una mujer que padecía de depresión profunda y se la pasaba martirizada todo el tiempo mientras su hijo pequeña la cansa anímicamente. ¿Un libro? ¿Pero qué es lo que está leyendo a ese pobre niño? cabe decir que la historia que estaba contando la madre a su hijo era macabra y a medida que se dio cuenta dejó de hacerlo. Cynthia parecía asustada y recargó su cabeza sobre mi hombro y yo simplemente rodeé mi brazo derecho alrededor de los suyos, tal cual me enseñó mi amigo. — tengo miedo — dijo ella al ver como algo extraño sucedía, no se podía ver a la criatura pero el ambiente era macabro, yo mismo tenía miedo pero lo disimule — tranquila nena, yo estoy aquí para protegerte  — le susurré de forma gallarda mientras las personas delante de nosotros nos callaban y termine arrojándoles unas palomitas pero no hicieron nada. Admito que durante un momento me quedé dormido, probablemente por todo lo que he comido durante el día y mi cuerpo lo resintió, el caso es que el grito de Cynthia y sus manos alrededor de mi cuerpo me despertaron horrorizado por no saber qué había pasado y nos miramos angustiados pero después sonreí mientras ella enterraba su cabeza sobre mi pecho. Aquello resultaba un tanto raro y divertido, eché un vistazo para ver cómo le iba a Aaron y parecía más entretenido que yo, pues siempre ha sido el más galán. Le sonreí y levanté un pulgar en señal de aprobación mientras volví a ver la película, esta vez esperando no dormirme.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Sáb Ago 29, 2015 5:14 am

-Y que porque yo tengo 15 no puedo vivir?. Si estoy en la edad de la mera punzada!- dije levantando ambas cejas riendo por como al gente de enfrente nos veía por escandalosos –Entonces decidido vamos y si esta bueno el asunto nos quedamos ,si no pues ya nos escapamos y les inventamos algo- termine por moverme cuando las chicas llegaron. La película empezó y como todo un galán le sonreí a mi chica, la abrace a mí y suspire listo para ver aquella película. Pero como es bien sabido, a pesar de que amo con locura el cine de terror y todo lo que tenga que ver con terror, soy muy miedoso y la chica con la que estaba se percató de aquello. En cuanto escuchamos que Connor “protegería” a su chica Natalie mi ligue me miro sonriendo “-Y yo te cuidare a ti-“ me reí por aquello y ella tomo mi barbilla para girarme la cara y besarme de nuevo . Pues que puedo decir? No vi la mitad de la película ,si bien ya había besado antes y según yo sabía hacerlo, los besos con esa pelirroja fueron cosa de magia, literal, me dejo estúpido y no tenía intenciones algunas de separare de ella .Con más razón iríamos a la fiesta después de esto pues como le había dicho a Connor hasta podríamos llegar a una tercera base.

La manera en la que el Babdoese decía su nombre me hizo acurrucarme en el sillón mientras abrazaba a mi chica y use mi miedo como pretexto para seguir besándola, así que de forma fugas vi a mi amigo y le sonreí empujando al mismo tiempo a su chica hacia el entre risillas de Natalie y mías .La verdad ni vi la película pues entre bes y pequeñas platicas la función acabo, esto no era bueno pues una mujer se estaba interponiendo en algo a lo cual amaba…las películas de terror “-vamos, pasaran por nosotros-“ nos dijo Natalie mirándonos a los dos y me tomo de la mano “-a todo esto chicos?, cuantos años tienen?-“ abrí mucho los ojos –eh…yo tengo..- dude en decirles que 15 porque segur bajaría su gusto hacia nosotros al considerarme un “niño “-tengo 17 recién cumplidos al igual que el –mire a Connor e hice una mueca como diciéndole “ ya ni modo” .Pronto pasaron por nosotros en un elegante carro color negro ,así que enseguida supuse que las chicas eran de dinero “-en cuanto lleguemos Cyn y yo nos iremos a cambiar y ustedes pueden esperarnos …o ayudarnos-Natalie le sonrió picara a su amiga y yo mire a Connor sonriendo aun mas –Claro, lo que ustedes pidan, estaremos toda la noche con ustedes si así lo desean –el carro se detuvo en una tienda y ellas bajaron con el chofer para que comprara bebidas alcohólicas, ya en el carro le pegue en el pecho a Connor con las palmas de manera lenta mostrando mi emoción- es hoy Connor , hoy es el día, vamos a regresar a Hogwarts sin ser vírgenes ,oh Merlín! ,no puedo creerlo- le seguí pegando y luego tomándolo dela playera lo jale hacia mí y lo pegue mucho hasta que casi mi nariz rozo con la de ella –No sé cómo se hace- lo solté y me sobe la cara con ambas manos –tu sabes qué hacer? ,que se dice? no creo que empezar con un "vengo a arreglar su cañería"sea lo correcto-estaba sumamente nervioso ,si era un ligador nato y me gustaba besar y todo eso pero ya hablando de algo más privado no tenía ni idea más allá de los videos muggle subidos de tono que en algún momento habíamos visto –No vamos a beber, si bebemos lo vamos a arruinar- dije muy seguro de mi .

Las chicas llegaron con varias bolsas y muy animadas “-listos para perderse?-“ Sonreí con ánimos y le plante un mega beso a Natalie- yo nací listo muñeca, espero me aguantes el paso –la volví a besar y el carro arranco para ir directo a la fiesta.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Sep 01, 2015 6:34 pm

¿Y las bolsas con la compra? ¿Es que nadie piensa en las bolsas? Estaban muy solitas en un rincón del cine, cuando salimos de ver la película ambos llevábamos abrazados a la chica que nos tocó a cada uno y ahí las vi, una señora con cara de pocos amigos nos veía y señalaba esas bolsas de plástico porque nos vio entrar con ellas, mi cara fue de completa vergüenza y ella seguía señalándola que tuve que acercarme y darle un par de billetes para recompensar por tener que cuidarlas — muchas gracias, señora, es que verá, nos encontramos unas novias y pues, se nos olvidó — rasqué la parte trasera de la cabeza y ella simplemente bufó a medida que se iba. Ya con las dos bolsas en la mano me acerqué hasta mi amigo y las chicas. — Así que vamos en un lujoso auto, que bien — sonreí tratando de desviar el tema de las bolsas y solo vi con cara de horror a mi amigo. Pero se me pasó al ver el coche que llegó por nosotros y el chofer muy amable metio las bolsas en la cajuela. Ahora resultaba que teníamos diecisiete años y ella aparentemente dieciocho.

¿Dieciocho años Aaron? ¿Sabes lo que eso significa?  — sonreí mientras ellas se bajaron a comprar alcohol y otras cosas — nos enseñaran muchas cosas sobre la vida que no sabemos, y si, hoy podría ser nuestro día de suerte, solo déjate llevar y se precavido, no olvides la clase de educación sexual que nos dieron en aquella conferencia muggle — dije riendo y en ese momento aparecieron ellas. La verdad es que me encontraba bastante nervioso por dentro aunque por fuera no lo demostraba, jamás había pasado de un beso, nada, ni siquiera pensar en otras cosas y ahora se me estaba prestando una oportunidad única, ¿la aprovecharía? Aún no lo sé pero estaba deseoso por descubrirlo y aterrado al mismo tiempo. Vi como mi amigo y la pelirroja se besaban mientras que Cynthia hizo lo mismo conmigo y respondí de manera torpe, pues soy un inexperto al fin de cuentas, si se tragan la historia de los diecisiete años entonces es que las tontas son ellas.

El coche nos dejó justo en aquella casa bastante grande y opulenta, ellas se bajaron primero y entonces tomé el hombro de Aaron — ¿ves eso? Creo que estamos en la casa de unos millonarios, incluso tienen una fuente — me acerqué a aquel jardín con admiración hasta que Cynthia me gritó que fuera con ellos, los seguí dentro de la casa y personal de servicio nos atendió como reyes, no les importó que nos viéramos tan pequeños pues yo recibí una botella de una bebida alcohólica de esas con sabores a frutas, de durazno creo. — Ahora volvemos queridos, siéntanse en casa, en poco tiempo llegaran los invitados — ellas subieron corriendo las escaleras mientras nos dejaron en lo que parecía ser un gran salón y ya había ahí dos personas más que nos vieron feo. — Que nervios minion, ¿qué va a pasar ahora? Mira esos dos nos ven como si no perteneciéramos aquí, ¿y si los voy a saludar?  — dije sonriendo mientras bebía un poco de ese licor, no estaba mal, de hecho sabía rico. En ese momento las puertas del salón se abrieron y dejaron pasar a más invitados, algunos traían  regalos, ¡nosotros no llevábamos regalos! Miré a mi amigo horrorizado, era una fiesta de cumpleaños, en el fondo había un pastel enorme con el nombre Feliz cumpleaños Natalie y Chyntia, era el cumpleaños de las dos.
avatar
InvitadoInvitado

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.