Situación Actual
5º-11º
12 diciembre ➟ luna llena
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline
Discord oficial

TRAMA GLOBAL HALLOWEEN - Baile de Máscaras

Lord Voldemort el Jue Oct 31, 2013 4:59 pm

HALLOWEEN - Baile de Máscaras

El ministerio se subdividía por pisos, cada uno de ellos dedicado especialmente a un sector de trabajo especial y diferente, no obstante, había un lugar dedicado exclusivamente a conmemoraciones y celebraciones, que se encontraba en el octavo piso.

Los pasillos de El Atrio eran largos y espaciosos, con un suelo de madera oscuro y brillante, y un techo de color azul eléctrico repleto de símbolos relucientes. Las paredes de madera oscura contienen varias chimeneas doradas, por las que aparecen continuamente magos y brujas escondidos bajo la misteriosa máscara que los preceden. Muchos vigilantes se encuentran en las puertas de los ascensores y de las chimeneas de Red Flú, acechando cualquier acto inesperado o personas que no hayan sido invitadas. AL fondo del Atrio hay muchas puertas doradas que conducen a otro vestíbulo más pequeño, no obstante, una de esas puertas, grande y dorada, que normalmente está cerrada con un gran candado, ahora estaba aguardada por dos elegantes hombres trajeados y con máscaras, los cuales repasaban la lista antes de dejar pasar a nadie.

Una vez traspasaba dicha puerta, te encontrabas con un gran salón, cuyas paredes eran grandes ventanales —cuyo visión era totalmente mágica, pues se encontraban en un octavo piso por debajo del suelo— con elegantes cortinas rojas. El suelo era de marmol, negro y brillante. La sala estaba distribuida en cuatro zonas claramente diferenciadas. Una primera, una gran mesa alargada a lo largo de la habitación, donde había donde picar y un ponche. Una segunda, al final de dicha mesa, en donde se encontraba la barra de bebidas, cuyos bármanes eran una chica y un chico, ambos a juegos en sus disfraces enmascarados. Otra, justo en el otro extremo de la mesa —al lado de la puerta—, una gran zona de mesas y sillones bajos, separados entre sí con translúcidas sábanas negras y rojas, dándole un aspecto íntimo y misterioso. Aunque realmente, desde lejos se podían divisar todas las siluetas y la intimidad era un mero hecho ficticio. Y, por último, la zona de baile, la cual se encontraba en el centro de aquella rectangular habitación.

La noche no había hecho más que comenzar… y aún llegaban más magos y brujas a la espera de una gran velada.


Ministerio de Magia
31 de Octubre
22:30 pm.
Señor Tenebroso
Expecto Patronum


Lord Voldemort
Imagen Personalizada : TRAMA GLOBAL HALLOWEEN - Baile de Máscaras ECm6X1dl
RP : 17
PB : Ralph Fiennes
Edad del pj : -
Ocupación : Señor Tenebroso
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : -
Lealtad : A mí mismo
Mensajes : 451
Puntos : 0
http://www.expectopatronum-rpg.com http://www.expectopatronum-rpg.com http://www.expectopatronum-rpg.com http://www.expectopatronum-rpg.com
Lord VoldemortSeñor Tenebroso

Invitado el Sáb Nov 02, 2013 3:29 am

No me podía perder este tipo de fiestas. Iba mucha gente importante y, por supuesto adinerada. Podría convencer algún mago de alto cargo que financiara alguna expedición para descubrir mas sobre las runas. También era una excusa para desconectar de los alumnos, los horarios y el estrés en general.

Para la ocasión había encargado un esmoquín a medida, aparte del antifaz, que si podía, la llevaría en todo momento. Una vez vestido para la ocasión, me dirigí al ministerio y sin mucho misterio encontré la sala donde se realizaba la fiesta en cuestión. Pasando un poco desapercibido me adentré. Lo primero que pasó por mi mente fue: "bebida" y sin pensarlo dos veces me serví un martini. Esta noche necesitaba algo de bebida muggle y agradecía que el ministerio se tomara la molestia de ofrecer tanta variedad. Una vez con mi copa en la mano, fije la vista en el panorama que tenía delante y, la verdad, no era muy alentador. Me temía haber llegado demasiado temprano, pero, como se suele decir, la noche es joven.
Anonymous
InvitadoInvitado

Invitado el Sáb Nov 02, 2013 3:08 pm

Había llegado la noche de halloween y el ministerio había organizado una fiesta de máscaras. Pensé que sería una buena idea asistir, es una de las pocas fiestas con un mínimo de clase que se suelen realizar y había que aprovecharlo, no como esas estúpidas fiestas que solían realizar los muggles, o las salidas de los fines de semana a repugnantes sitios llamados discotecas a los que por suerte solo tenía ocasión de acercarme para misiones como la del Darkness.

Me vestí con uno de mis trajes de gala y cuando llegó la hora específica me coloqué la máscara y fui hasta el ministerio. Entré por la gran puerta principal observando la disposición de todo el interior, una mesa alargada con comida, barra de bebidas... y en el centro magos y brujas charlando y bailando.

Me dirigí hacia la primera mesa alargada quedándome a un lado de pie, esperaba que fuera una noche tranquila y no surgieran acontecimientos inesperados, ya que no me apetecía tener que tomar medidas por ninguno de los bandos. Me serví un poco de ponche y tomé algo de comida para acompañar mientras observaba a la gente y sus máscaras desde un lado del salón, intentando reconocer a alguien.
Anonymous
InvitadoInvitado

Abigail T. McDowell el Sáb Nov 02, 2013 4:05 pm

Me encantaba celebrar fiestas inútiles, servía para perder el tiempo y conocer gente adinerada y con prestigio. Pues estas fiestas del ministerio son solo aptas para gente con clase y cierta posición social, no cualquier mago tiene el "placer" de asistir a una fiesta tan elegante como esta, a donde asisten personas poderosas y prestigiosas, como el mismísimo Ministro de Magia, mi jefe directo.

Sólo por esa razón iba. El hombre ese tenía ciertas expectativas puesta en su chica de más confianza y subordinada favorita, y debía de hacerle la pelota y aparentar que me interesaban las mierdas que hacía. Por esa razón, elegí un vestido elegante, pero a la vez sensual, en donde casi toda mi espalda estaba a descubierta, y por delante tenía un sutil escote, el típico para parecer una deseosa mujer pero no llegar al nivel de estar buscando rabo. Sí, yo tenía vestidos para todas las ocasiones y en mi armario se dividían por zonas. Así pues, también me puse una máscara más viva, acorde con mi vestido, y me guardé la varita en una liga a la altura de mi muslo.

No me había molestado en llegar temprano, de hecho, me preparé con toda la parsimonia del mundo, y, cuando intuí que la fiesta estaría en un momento de bastante abundancia social, me aparecí directamente en una de las Red Flú y fui directa hacia la puerta. Ambos vigilantes que precedían la puerta me reconocieron, pero era muy fácil reconocerme, era una de las pocas magas de rango alto con un pelo tan llamativo; quién me conociera, una máscara no sería ningún tipo de impedimento a reconocerme. Me dejaron pasar sin siquiera preguntarme el nombre, y me adentré en la gran fiesta. Sabía como estaba todo organizado, la gran mayoría ha sido hecho bajo mi supervisión, así que no era ninguna sorpresa para mí.

Me pasé bastante tiempo rodeado del ministro, sus contactos y demás, aparentando pasármelo bien y sonriendo afable y divertida a las bromas y ocurrencias que no tenían maldita gracia. No obstante, valía la pena tener a tantos peces gordos en la palma de la mano solo por reír cuatros chistes malos... Después de un tiempo, conseguí tener tiempo para mí y me aparté de aquella zona. Me dirigí hacia la zona de bebidas y me pedí un Cosmopolitan, el barman más sexy me lo estaba sirviendo, y esbocé una sonrisa para él, guiñándole un ojo mientras recogía mi bebida. Me di la vuelta y justo me choqué con una persona bastante alta. Conseguí que mi vaso no manchase nada y alcé la mirada para cantarle las cuarenta al que tenía delante, percatándome que tenía en frente a un hombre alto, fornido, y vestido con un atractivo esmoquin. Me encantaban los hombres altos, y con los taconazos que llevaba, yo no parecía tan pequeña.

¿Y bien, un caballero trajeado como usted no va a pedir perdón? —sabía perfectamente que había sido, de igual manera, culpa de ambos. Pero yo nunca, nunca, pedía perdón.
Abigail T. McDowell
Imagen Personalizada : Zorra lo mires por donde lo mires
RP : 11
PB : Hayley Williams
Edad del pj : 30
Ocupación : Ministra de Magia
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 36.612
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No tiene
RP Adicional : +1H /+2F
Mensajes : 894
Puntos : 660
http://www.expectopatronum-rpg.com/t150-abigail-t-mcdowell http://www.expectopatronum-rpg.com/t153-te-atreves-relaciones-de-abi-mcdowell http://www.expectopatronum-rpg.com/t158-cronologia-de-abi-mcdowell http://www.expectopatronum-rpg.com/t173-lechuceria-de-abi-mcdowell#850
Abigail T. McDowellMinistra de Magia

Christopher Höhner el Dom Nov 03, 2013 12:59 am

Christopher no era fan incondicional de las celebraciones del ministerio, de hecho, no era muy fiel a nada que hacía el ministerio, pero le gustaba participar, le gustaba asistir a sitios como aquel, ya que anteriormente había trabajado allí y volvía a ver a bastantes antiguos compañeros que aún seguían allí. Además, era muy descortés rechazar una invitación cuando has sido uno de los pocos privilegiados en asistir a semejante velada.

El profesor no se había complicado mucho a la hora de decidir atuendo, antes de cualquier cosa, era una fiesta elegante y, como tal, había que ir vestido de gala, esmoquin o traje. Puesto que Christopher pensaba que el esmoquin simplemente estilizaba la parte más idiota de los hombres, se vistió con un cómodo traje, eligiendo el color rojo como base para su chaleco, aparte, se puso una sencilla máscara, lo suficiente para cumplir con el protocolo de la fiesta.

Fue a buscar a su hermana, la cual había sido también invitada a la fiesta por ser una de las encargadas del hospital de San Mungo, y se dirigieron a la fiesta. Pasaron tras ser comprobados en la lista de invitados y su hermana no tardó en separarse de él, juntándose con sus compañeros y conocidos. Christopher hizo lo mismo, y se acercó a una zona en donde se encontraban bastantes compañeros de su antiguo sector. No obstante, muchos se separaron y él se fue a la larga mesa, para servirse un poco de ponche... No muy lejos de allí, se encontraba una joven chica, con un largo vestido negro que realzaba su cuerpo, una larga melena morena que recorría un lateral de su hombro y una máscara lila que, aun sabiendo que no la conocía, le parecía aun más misteriosa. Christopher no solía entablar conversaciones con personas desconocidas, y mucho menos con mujeres. Nunca había sido muy bueno con las chicas ni en las conversaciones, así que imagináos en una conversación con una chica. No obstante, ya era un hombre maduro y serio, y las conversaciones banales estaban a la orden del día, además de que aquello era un evento social y siempre, siempre, le gustaba saciar su curiosidad. Carraspeó cuando llegó a su lado, posicionándose a un lateral y mirando hacia donde miraba ella.

¿Sería una molestia si le hago compañía? —preguntó al aire, más se notaba que se dirigía a ella. Justo después, la miró— ¿Sabes cuánto pesa un oso polar? —la chica lo miró extrañado— Lo suficiente para romper el hielo. Hola, soy Christopher. —y le tendió la mano— Sí, lo sé, soy malísimo para conversar y para las presentaciones, pero de alguna manera tenía que empezar. —sonrió, entre afable y encantador, bebiendo del ponche sin apartar la mirada de ella, esperando la reacción de la chica.
Christopher Höhner
Imagen Personalizada : TRAMA GLOBAL HALLOWEEN - Baile de Máscaras ECm6X1dl
RP : 0
PB : Hugh Jackman
Edad del pj : 40
Pureza de sangre : Mestizo
Lealtad : Neutral
Mensajes : 92
Puntos : 0
Christopher HöhnerMuertos

Invitado el Dom Nov 03, 2013 11:30 am

A ver, me han invitado a una fiesta en el ministerio...En el ministerio!!! Vamos Esther tranquila, relax...Y una mierda relax!! Es mi primera fiesta importante y tengo que ir arreglada, uuuuuf. He dado más de un millón de vueltas por mi habitación y el armario está todo desordenado...Me da la sensación que seré la rara de la fiesta...Oye, espera un momento....He encontrado uno! Gracias mami por darme esta sorpresa, mi madre que está en todo y sacó un 10 en adivinación. Tengo una cosa clara, si todo el mundo es muy pijo y estirado pues me largo porque paso de recordar mi experiencia en la escuela.

Tras arreglarme con mucho cariño, llegué a la fiesta con mi vestido y con mi complemento estrella, mi máscara. Entré un poco nerviosa, todos eran adultos, de más edad...Saludaba tímidamente a la gente y me dirigí a una ventana, por lo menos me sentía algo libre al estar en las ventanas...Bien, de momento nadie me ha hablado...Puedo relajarme un poco, un ratito, hasta que alguien me asuste o venga de replón a saludarme. Bien Esther, esta es la prueba de fuego, piensa que esto sirve para ganar experiencia en la vida.
Anonymous
InvitadoInvitado

Invitado el Lun Nov 04, 2013 3:20 am

La noche transcurrió como me esperaba. Hablé con varios ricachones que no sabían donde gastarse mas el dinero que en mi investigación. No esperaba que me sacaran los talonarios allí mismo, pero tenía la certeza que a mas de uno lo había dejado más que interesado con mis argumentos.

Decidí tomarme un descanso y quitarme la máscara ficticia de hipócrita, para adentrarme a la zona de las bebidas y servirme otra copa. Notaba como me estaba subiendo el alcohol conforme pasaban las horas, y me encontraba en ese estado a lo que los jóvenes llamaban piripi. Di unos pasas para alejarme un poco de la barra y suspiré admirando a la gente en general, parecían que se lo pasaban bien. De repente, me giré y choque con algo. En un acto reflejo intente alejar mi copa de mi cuerpo lo mas rápido posible, intentando no manchar el esmoquín. Al conseguir mi objetivo, alcé la vista y vi a la mujer de traje negro con la que me había chocado. - Mis mas sinceras disculpas señorita, espero no haberla manchado - dije apacible tras escuchar se comentario. Antes de seguir con las disculpas, me ausenté y fui de nuevo a la barra a por unas servilletas, que el barman me ofreció nada mas verme al ver toda la faena. Regresé con la señorita del antifaz lila y le entrego la servilleta. Me parecía muy descortés limpiarle yo mismo el traje de la mujer, así que simplemente se las entregue. Así mismo, debía de recompensar a la señora, debía de mantener las formas de pijo irresistible en esta clase de eventos, en las cuales no es muy normal que me inviten con frecuencia. - ¿Puedo compensar a la señorita con un baile? Si no quiere, puedo recompensarle de otra forma - Le tendí la mano mientras la miraba con una sonrisa sin mostrar los dientes. Normalmente le diría mis disculpas y a otro tema, pero tenía curiosidad por aquella mujer del pelo rojo y la espalda descubierta. ¿Quién sería aquella mujer aparentemente bella? También se debía a los efectos del martini, y posiblemente este viendo bellezas donde no las hay. No era la primera vez que me liaba con un cardo por estar borracho.
Anonymous
InvitadoInvitado

Invitado el Lun Nov 04, 2013 5:49 pm

Se me había acabado la bebida y llevaba un rato sujetando la copa vacía simplemente mirando a la multitud. Los altos cargos del ministerio charlaban en un lado de la habitación riendo y bromeando, entre ellos se podía ver a Abi como una chica simpática y coqueta riendo las bromas. Sí, seguro que te encanta hablar con esa panda de inútiles. Bromeé para mis adentros.
Seguí mirando alrededor y nada, todo seguía igual que hacía una hora. Que pérdida de tiempo, será mejor que me vaya yo también a hablar con mis ''queridos'' compañeros de las últimas noticias y del bienestar de su hermosa familia.
Justo cuando estaba divisando un grupito de gente hablando alegremente y asimilando mi papel de compañera simpática y agradable se acercó un hombre parándose al lado mía. Iba con un traje elegante a medida con un chaleco rojo dándole un toque de color. Al menos en esta fiesta la gente sabe vestirse con propiedad, no tengo que ver chicas a las que le falta tela por ambos extremos y hombres que llevan más escote que una mujer.

Me preguntó si podía hacerme compañía, estuve a punto de sacar una sonrisa amable de lo más preparada para estas ocasiones y asentir hasta que dijo una frase un tanto rara.
-¿un oso polar?- pregunté extrañada. Al oír la respuesta se dibujó en mi rostro una mirada incrédula.- Le iba a decir que encantada pero después de oír eso.- Dije con un tono algo cortante, al darme cuenta cambié rápidamente mi expresión intentando parecer un poco más afable. Por lo menos con Voldemort no tenía que parecer una tonta que finge ser simpática.
-¿Qué tipo de frase para empezar una conversación es esa?¿realmente funciona?.- Le pregunto fingiendo curiosidad. -Supongo que sí, al fin y al cabo le estoy hablando. Puede llamarme Dai- me presento devolviéndole el saludo con la mano. Ya que se me ha ofrecido esta conversación intentaré ser amable y sacarle algún provecho, como mínimo ganarme su confianza, nunca sabes cuándo te pueden hacer falta contactos. Y encima me ahorro tener que hablar con el típico grupo de conocidos cuyo uno propósito en esta fiesta es contar chistes malos.
-¿Y a qué se dedica señor Christofer?.- pregunto esperando saber si su posición me serviría para algo útil.


Última edición por Uzumaky Dai el Lun Nov 04, 2013 11:22 pm, editado 2 veces
Anonymous
InvitadoInvitado

Abigail T. McDowell el Lun Nov 04, 2013 11:01 pm

El hombre, educado como se esperaba, me pidió disculpas por el choque y por la posibilidad de mancharme. No obstante, yo, tras mirarme de arriba abajo discreta negué con la cabeza a la vez que iba a buscar algunas servilletas. Por mucho que me hubiese manchado, no me iba a limpiar con una servilletas, que se me ensucia más el vestido. Tenemos unos palos de madera muy útiles para este tipo de cosas... también sirven para matar, pero limpiar un atuendo también vale. Son multiusos.

Tras eso volvió y me tendió las servilletas, no las cogí básicamente porque luego no tendría donde ponerlas, así que simplemente le negué con la cabeza, poniéndole la palma de la mano en señal de que no eran necesarias. En un choque así normalmente hubiera salido mi vena antipática y asesina —como la que tengo de costumbre pero más intensificada—, no obstante, estaba en un lugar en donde tenía que guardar todas, absolutamente todas las apariencias. Así que borré de mi cara ese rostro impasible y esbocé una "tímida" sonrisa de mujer inocente. Además, teniendo en cuenta la proposición que me acababa de hacer, la sonrisa vino de perlas... no es que fuese mi fuerte bailar, pero había tenido que aprender y, para que negarlo y ser modesta, se me daba increíblemente bien.

—  Claro que puedes. Aunque no te aseguro que sea suficiente... —y, esa sonrisa que en algún momento se confundió con timidez, cambió totalmente a una mucho más pícara.

Dejé mi copa —que probablemente ya fuese más de la segunda— y cogí su mano, caminamos hacia la pista de baile y él, quedándose quieto me hizo girar suavemente hasta colocarme delante. Al tener tacones, mi cabeza llegaba aproximadamente hacia su barbilla, era un hombre extremadamente alto. Un de mis mano se entrelazó con la de él y la otra se colocó en su hombro, mientras tanto, yo noté su cálida mano en mi cintura. Tras unos segundos bailando en silencio, en donde mis ojos no se separaron de los de él a través de las máscaras, me decidí a hablar.

Te preguntaría el nombre, pero me resulta paradójico preguntar a alguien enmascarado quién es... Así que simplemente dime... —me dio una vuelta de imprevisto y volví a quedarme delante de él, con una ladeada sonrisa— ¿Qué otra manera se te ha ocurrido para recompensarme del descortés choque que acabamos de tener? —continuamos bailando.

Aparte de parecerme estúpido preguntarle el nombre, tampoco me interesaba saberlo. Además, si me lo decía, exigiría saber el mío... y no lo reconozco, ergo dudo que sea algún pez gordo, por lo tanto, prefiero ser un misterio, aunque él lo siga siendo para mí.


Última edición por Abi McDowell el Lun Nov 04, 2013 11:47 pm, editado 1 vez
Abigail T. McDowell
Imagen Personalizada : Zorra lo mires por donde lo mires
RP : 11
PB : Hayley Williams
Edad del pj : 30
Ocupación : Ministra de Magia
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 36.612
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No tiene
RP Adicional : +1H /+2F
Mensajes : 894
Puntos : 660
http://www.expectopatronum-rpg.com/t150-abigail-t-mcdowell http://www.expectopatronum-rpg.com/t153-te-atreves-relaciones-de-abi-mcdowell http://www.expectopatronum-rpg.com/t158-cronologia-de-abi-mcdowell http://www.expectopatronum-rpg.com/t173-lechuceria-de-abi-mcdowell#850
Abigail T. McDowellMinistra de Magia

Christopher Höhner el Lun Nov 04, 2013 11:43 pm

Christopher sonrió enseñando los dientes cuando la chica reaccionó de tal manera, decía mucho de ella el cómo reaccionar ante esa manera de empezar una conversación, y esta joven presentaba seriedad y quizás no muchas ganas de hablar. No obstante, Christopher no interpretó eso como una evasiva o algo similar, así que simplemente escuchó lo que decía, con intención de quedarse.

Al preguntar retóricamente que si alguna vez le había funcionado esa técnica, él simplemente se encogió de hombros señalándola con la cabeza, y ella misma se dio cuenta de sus palabras.

Un placer Dai, y para serte sincero es la primera vez que utilizo una manera tan poco sutil de entablar una conversación... Pensé que en un lugar con tantos formalismos se agradecería cambiar un poco de aires. —y bebió tranquilamente de su ponche.

La chica le preguntó que a qué se dedicaba mientras se servía nuevamente un vaso de esa deliciosa bebida, él, tras bajar su vaso y tragar, se humedeció los labios y habló. No le parecía lo más correcto hablar sobre la identidad de cada uno en una fiesta en donde se iba con máscara... pero resultaba curioso descubrir quién tienes atrás sin poder definir su rostro al completo y sin saber si, fuera de aquí, serías capaz de reconocerla.

Profesor de Defensa contra las Artes Oscuras de Hogwarts.  —contestó, haciendo una pausa— Nada del otro mundo, la verdad, pero me gusta enseñar a los más jóvenes a defenderse. Y usted,  ¿en que trabaja?  —le devolvió la pregunta.

No le parecía correcto estar hablando con una señorita en un baile de máscara sin siquiera molestarse en pedirle un baile. Obviamente, ella podría decidir, pero él se quitaría un peso de encima. Además, no es que le diese especialmente bien, pero siempre le había gustado bailar lentamente.

Antes de que conteste... ¿Le apetece estar gastando el mismo tiempo conmigo, pero bailando?  —y le tendió la mano libre con delicadeza, esperando su contestación. Si no quería, no importaba, seguirían hablando ahí y él no se sentiría para nada rechazado. Al fin y al cabo, acababa de conocerla.
Christopher Höhner
Imagen Personalizada : TRAMA GLOBAL HALLOWEEN - Baile de Máscaras ECm6X1dl
RP : 0
PB : Hugh Jackman
Edad del pj : 40
Pureza de sangre : Mestizo
Lealtad : Neutral
Mensajes : 92
Puntos : 0
Christopher HöhnerMuertos

Invitado el Mar Nov 05, 2013 6:29 pm

El ambiente estaba animado, estaba todo muy entretenido y la decoración exquisita...Había momentos en lo que me daba repelus tanta pijería pero hay que mantener el tipo y sonreír...Sonreir y saludad...Mucha gente se me acercaba y me saludaba...Eran muy amables, pero seguro que me veían como una presa fácil y vulnerable.

-Oye! Estamos en una velada tranquila, por favor! Le dije a uno que se me insinuó descaradamente....Por dios, que asco de gente...Ganas no me faltaron de pegarle dos cachetadas con la mano abierta. Dejé a ese impresentable y me coloqué en otra ventana, mirando al cielo...Vamos reloj, acelera el tiempo para poder irme y decir que cumplí con mis obligaciones como mago adulto.

En ese instante me acordé de Valor, estaba volando cerca de la zona, escondido...Es un halcón muy listo y sabía que no se quedaría en Hogwarts estando yo fuera del castillo. Fui a la mesa y pillé una copa...champan, no me gustaba pero si lo bebía a sorbitos pequeños no quedaría como una falta de respeto ante la gente...Cosas que me enseñaron en la escuela y en casa.
Anonymous
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Nov 05, 2013 11:17 pm

Christopher se excusó diciendo que no solía empezar así las conversaciones, aunque después dijo algo que hizo cambiar mi estado a curiosidad, no esperaba una respuesta de ese modo, no esperaba ninguna respuesta, simplemente creí que mi respuesta le habría molestado y no diría nada.
''Pensé que en un lugar con tantos formalismos se agradecería cambiar un poco de aires''. Dijo, pues en realidad tenía razón, pero me molestaba tener que admitirlo, así que no lo reconocería en voz alta.

Contestó diciendo que era profesor de defensa contra las artes oscuras en Hogwarts. Interesante. No sé de qué me podría servir, pero el futuro es todo un misterio.
En el momento en el que Iba a corresponder su pregunta sobre mi trabajo, me ofreció educadamente un baile tendiéndome la mano. Me quedé dubitativa mirando durante unos instantes, pensando cual sería la mejor opción. Finalmente me decanté por aceptarlo. -Ya que guardo las apariencias habrá que hacerlo bien, como mínimo será menos aburrido que estar ahí de pie observando-.
Le ofrecí mi mano llevándola hasta la suya y dejé que me condujera hasta la pista de baile, nos colocamos con suavidad cada uno en su posición, mi mano en su hombro y la suya en mi cintura y comenzamos a bailar de forma lenta.

-Trabajo en el ministerio.- Me limité a decir mientras nos movíamos. Aunque no fuera lo ''justo'', no quería dar demasiados detalles sobre mi posición y quizás con suerte no le interesaría indagar más en ello. Pero por si acaso decidí desviar el tema de conversación.
- ¿Entonces, tiene alguna otra forma de cambiar de aires en una sala llena de formalismos?¿o la conversación solo estaba planeada hasta lo suficiente para romper el hielo?.- le pregunté con cierta ironía aunque fingiendo una sonrisa bromista para quitarle seriedad.

No es que me importara demasiado en el fondo, pero si quería mantener una conversación con un hombre aparentemente bastante ''bueno e inocente'' en un sitio rodeada de miradas curiosas e ingenuas, tendría que reprimir mi sarcasmo y mal humor.
-Quizás solo buscabas una forma de llamar mi atención.-le dije en voz baja con un tono relativamente seductor, y cuando digo relativamente es que lo dije normal pero menos cabreada. -yo no sirvo para estas sandeces, espero que a nadie se le ocurra decirme nada cuando vuelva a casa o explotaré después de tanta sonrisita incómoda y coqueta-.
Anonymous
InvitadoInvitado

Christopher Höhner el Miér Nov 06, 2013 4:43 pm

El profesor asumió que una cortante y simple contestación como aquella había sido suficiente como para no indagar más en el tema. Trabajaba en el Ministerio, y, por lo que parecía, prefería no dar detalles de su trabajo. Christopher no le dio vueltas al asunto, de hecho, aceptó con simpatía su breve y concisa contestación.

¿Desde hace mucho? Yo trabajé aquí durante años antes de tener plaza en Hogwarts. —preguntó por simple curiosidad y para no cortar la conversación. Le gustaban los silencios, pero no con gente desconocida.

La chica le preguntó que si tenía otra forma de cambiar de aires en un lugar como aquel, él sonrió con cierta diversión haciéndose el pensativo, aunque al final se dio por vencido, pues no se le ocurría nada qué decir.

—  Sólo quería romper el hielo, la verdad es que no esperaba que me hiciese caso, así que no pensé en qué hacer una vez estuviese hablando. Desde fuera parece bastante seria, y me arriesgué a entablar conversación de esa manera. Pero como dicen... Arrepiéntete de cosas que has hecho, y no de las que deseaste haber hecho. —concluyó, dándole un elegante volteo sin previo aviso.

Su siguiente comentario hizo que Chris se sorprendiera, puesto que su tono de voz había cambiado bastante y parecía mucho más coqueto. No era malo, pero tampoco algo esperado... El profesor no acostumbraba a que se le dirigiesen así.

Quizá. —dijo, manteniendo el misterio— ¿Lo he conseguido? —y alzó una ceja con cierta diversión, esbozó una pequeña sonrisa, en señal de que bromeaba— La verdad es que no era mi intención, me parecía impensable que una mujer como tú estuviese sola en una fiesta. Y alguien debía de poner remedio a eso. —admitió, llevando a Dai en un suave baile, elegante y lento al son de la música—  De nada. —bromeó, con un brillo divertido en sus ojos.
Christopher Höhner
Imagen Personalizada : TRAMA GLOBAL HALLOWEEN - Baile de Máscaras ECm6X1dl
RP : 0
PB : Hugh Jackman
Edad del pj : 40
Pureza de sangre : Mestizo
Lealtad : Neutral
Mensajes : 92
Puntos : 0
Christopher HöhnerMuertos

Invitado el Jue Nov 07, 2013 1:56 am

Con lo que había empezado a ser una fiesta para recaudar fondos, se volvió interesante a la par que misteriosa. No iba a ser menos, influye mucho que la gente lleve máscaras ocultando los rostros. Eso es lo que mas me desconcertaba a la vez que me gustaba, aunque varios de los presentes ya se conocían y eso no era nada justo. Bueno, yo contaba con la baza de ser un total desconocido para todos.

Me encontraba en la pista de baile con una mujer totalmente desconocida para mí. No era propio de mi bailar y menos pedírselo antes, pero tenía curiosidad por la chica del ponche y también ayudaba las copitas de más. Tenía a la mujer de pelo rojo a unos centímetros de mi, la agarraba de la cintura y con la otra mano agarraba la suya. Mientras bailábamos sin problemas aquella aburrida canción, hablábamos.

Le daba toda la razón, pero la curiosidad me comía por dentro por saber como se llamaba, aparte de querer verle el rostro. A lo mejor podía ser un callo... egh ¿Te imaginas? Me quité esa idea de la cabeza. Entretanto, en un movimiento imprevisto hice que la mujer diera una vuelta, para luego volvernos a reencontrar, esta vez un poco mas aproximados que antes. Qué mujer tan ambiciosa... o tal vez caprichosa. De todas formas esperaba que con el baile se quedara saldada la deuda de aquel infortunio. Sin embargo, hoy esta de suerte... le dejo que proponga su próxima recompensa - concluí, sin parar de bailar en continuos círculos. Esa mujer me fascinaba, era algo extraño ya que la conocía de apenas unos minutos, o puede ser esa curiosidad por saber quién era aquella mujer lo que realmente me fascinaba. Puede que después de revelarse el secreto, ya no fuera tan divertido.

De repente empezó a sonar una canción mas movida. No me corté un pelo y decidí bailar mas pegados. Tomando el control, la atraje hacia mi empujadola por la espalda, me quede mirándola (dentro de lo que cabe) unos segundos e hice que diera vueltas. Bailábamos sin parar muy pegados, ya que a ella no parecía importarle, durante la duración de la canción y ya para finalizar, la sostuve con una mano por la espalda, dejandola casi en el aire, mientras que yo me encontraba muy cerca de su máscara, incluso podía percibir el aliento acelerado de ambos chocando en el aire.

Después de recomponernos, lo normal hubiera sido irnos a tomar el aire, o tal vez, por una copa. Sin embargo ninguno de los dos hicimos ademán de irnos. Así que aproveche la nueva canción, que era mas lenta, para seguir bailando tan cercanos. - Baila muy bien señorita -
Anonymous
InvitadoInvitado

Abigail T. McDowell el Jue Nov 07, 2013 2:36 pm

Ambición, capricho... Suponía que ambas palabras se adaptaban bastante bien a mi personalidad, me gustaba tenerlo todo, y también me gustaba tenerlo cuando yo quisiese, así que sí... era una mujer muy ambiciosa y caprichosa, pero eso no es algo malo, simplemente te reconoce  como alguien que sabe lo que quiere. Me encogí levemente de hombros, como dándome por aludida y luego él me dejó decidir la manera de la que poder recompensarme... ¿Quedaría muy poco misterioso pedir sexo directamente? pensé divertida. Me ponían los hombres con máscaras, me ponían los hombres altos y me ponían el misterio que emanaban algunos con su simple habla y saber estar.  Y ahora mismo este tío tenía esas tres cosas en conjunción con un ejército de testosterona que emanaba de él.

Mi próxima recompensa... —murmuré, con diversión, haciéndome la pensativa.

No obstante, no me dio tiempo de pensar ni de contestar nada, pues la música cambió a una mucho más sensual y a la vez movida. Él no se cortó lo más mínimo, y su mano me pegó hacia él y me llevó en un baile en donde nuestros cuerpos hablaban por nosotros, me hizo girar varias veces y al final terminó con un movimiento en donde nuestros desconocidos rostros se quedaron a escasos centímetros. No había ni podido pensar en nada, mi mente estaba demasiado ocupada intentando asimilar toda la tensión sexual que había entre nosotros, o por lo menos, en el pequeño hueco que aun quedaba entre él y yo. Me había puesto hasta caliente. Pero hablemos con propiedad... esto de bailar pues como que te caliente el cuerpo, no tiene nada que ver que tenga un tío como él delante rozándome con cada parte de su cuerpo. No, eso no tiene nada que ver... pienso con ironía.

Usted tampoco baila nada mal. —le respondí, soltando un pequeño suspiro para soltar aire a la vez que me dejaba en el suelo pero continuaba con un baile lento y típico— Pues aun no estoy segura de como podría recompensarme... el baile no ha estado nada mal... ¿Se le da todo tan bien como bailar? —pregunté, clavando una misteriosa mirada en sus ojos y esbozando una pícara sonrisa— Porque si es así... —me acerco a su oído— ...Sé de una manera en la que podrías recompensarme y nos lo pasaríamos muy bien el resto de la noche. Porque no sé tú, pero aquí empieza a hacer calor...—concluí, lanzándole la directa, separándome de él, caminando dos pasos de espalda y dándome la vuelta mientras caminaba. Se venía, querría seguir jugando y yo no me negaría, si no venía, lo mejor que hago es irme a buscar a alguien en quién satisfacer mis deseos de esta noche.
Abigail T. McDowell
Imagen Personalizada : Zorra lo mires por donde lo mires
RP : 11
PB : Hayley Williams
Edad del pj : 30
Ocupación : Ministra de Magia
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 36.612
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No tiene
RP Adicional : +1H /+2F
Mensajes : 894
Puntos : 660
http://www.expectopatronum-rpg.com/t150-abigail-t-mcdowell http://www.expectopatronum-rpg.com/t153-te-atreves-relaciones-de-abi-mcdowell http://www.expectopatronum-rpg.com/t158-cronologia-de-abi-mcdowell http://www.expectopatronum-rpg.com/t173-lechuceria-de-abi-mcdowell#850
Abigail T. McDowellMinistra de Magia

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.