Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Edward W.Mejor PJ ♂
Abigail GreyMejor PJ ♀
Henry KerrMejor User
Zoe LevinsonMejor roler
Circe MasbecthMejor Mortifago
Fiona ShadowsOrden del Fenix
Alex & ZoeMejor dúol
Denzel S.Premio Admin
Afiliaciones
Hermanas [2/4]
Expectro PatronumExpectro Patronum
Directorios [8/8]
Élite [36/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

TRAMA GLOBAL HALLOWEEN - Baile de disfraces

Albus Dumbledore el Sáb Nov 02, 2013 2:57 am

- HALLOWEEN -

Como todos los años Halloween llegaba y con ello, las fiestas, los disfraces y los sustos. Eran una de los días preferidos de los alumnos, ya que podían saltarse el toque de queda e ir a Hogsmade tanto como quisieran, aparte ese día no se realizaba ninguna clase.

En el techo de el gran comedor se ambiento de la festividad con sus características calabazas por todas las grandes mesas, además de estar flotando por el techo descubierto . También la iluminación se atenuó acorde al día, dándole un tono oscuro aunque fuese de día. Había abundante comida como: manzanas de caramelo, piruletas, chocolate, pasteles de calabaza y muchísima variedad de golosinas entre otras cosas.

En medio de la sala, en el atrio del director, se encontraba Albus Dumbledore tan apacible como siempre. Pidió un poco de silencio y comenzó a hablar.

- Muy buenas noches a todos. Pese a los tiempos revueltos que estamos viviendo, no debemos de cesar en celebrar estas fechas. Por lo tanto, en el día de Halloween, se realizara una baile de disfraces. Aparte, no habrá toque de queda y por supuesto no se realizarán clases. Dicho esto, espero que paséis un terrorífico día - Al terminar el pequeño discurso, Albus realizó una mini reverencia con la cabeza, se dio media vuelta y sentó en la mesa de los profesores, rodeado de sus compañeros de trabajo.
Moderador
Expecto Patronum


avatar
Imagen Personalizada :
RP : 17
PB : Michael Gambon.
Edad del pj :
Ocupación : Fugitivo
Pureza de sangre : Mestizo
Lealtad : Orden del Fénix.
Patronus : Fénix (Parlante)
Mensajes : 321
Puntos : 9
Ver perfil de usuario

Danielle J. Maxwell el Sáb Nov 02, 2013 4:33 pm

Día 30.
¡Fiesta de Halloween! ¡Me encantaba! Desde que me enteré de que iba a haber una fiesta de disfraces para estas fechas, le pedí a mi tía que me comprase y enviase el disfraz del malo más maligno de todos los tiempos, el malo supremo, el malo por excelencia, el malo más malo, mi malo favorito, mi amor platónico, mi... ¡DARTH VADER! Vale, a lo mejor era un poco bajita para bordarlo a la perfección, pero  no me importaba, ¡iba a ser Darth Vader y eso iba a ser increíble!

Estaba motivadísima, y en cierta ocasión en donde me encontraba comiendo, el día 30, en el gran comedor, me llegó Milenario con un paquete y una carta. ¡Era el disfraz! Lo abrí allí más o menos sin que nadie lo viese para no romper la sorpresa de la fiesta, y, con una sonrisa, fui brincando hacia mi sala común a los sótanos. No obstante, por el camino me encontré con una horda de Slytherin hambrientos y claro, yo era una pequeña y débil presa. Nada más verlos, me di la vuelta y pretendía correr, pero uno de ellos me tiró un Offensio, y caí de bocas al suelo, la caja se me abrió saliendo despedida hacia adelante  y salió a la vista mi máscara de Darth Vader. Mierda...

Me levanté rápidamente para cogerla y salir corriendo, pero... eran cuatro contra mí, y directamente terminé empapada, colgada de un candelabro en la pared  y sin mi disfraz.

Día 31
Me había deprimido hasta tal punto de no querer ir a la fiesta, prefería quedarme leyendo comics a tener que ir sin disfraz. No obstante, yo era una ganadora, y los Slytherin no iban a conseguir desanimarme. Me puse unas medias negras, unas botas también negras y cogí una bolsa de basura grande y negra, le hice dos agujeros como ojos y me la metí por la cabeza. Soy un dementor. Aunque por si acaso, me pegué un pergamino en donde ponía "DEMENTOR" por la parte trasera, para los que no se daban cuenta.

Fui a la fiesta y noté como todo el mundo me miraba, seguramente por cutre, pero me daba igual. Quería pasármelo bien, pero al parecer los Slytherin se habían puesto de acuerdo para romperme siempre los esquemas. Miré alrededor y vi a un chico con la máscara de V de Vendetta en la mano, me fijé en su rostro y lo conocía. ¡Qué guapo va! Sonreí (aunque nadie se dio cuenta, pues tenía una bolsa de basura tampándome), y me dirigí hacia él.

Holi V. —le saludo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 36.370
Lealtad : Neutral
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1255
Puntos : 684
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t87-baul-de-danny-maxwell
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Invitado el Sáb Nov 02, 2013 5:14 pm

Me había llevado como una semana pensando de qué disfrazarme para halloween, ''¡qué difícil resulta pensar en algo original!'', se me estaban pasando los días y me estaba empezando a frustrar, al final voy a tener que ir de zombie como todos los años, venga pensemos, pelis que has visto este verano...El señor de los anillos...¡De gandalf!, no, que me van a confundir con Dumbledore, sigamos pensando...Ahora me ves, Batman, V de vendetta... mmm ese podría estar bien, iré de eso mismo.
Podría hacerme la máscara pintándola en un trozo de papel, pero no voy a ser tan cutre. Le mandé una carta a mi padre pidiéndome que me enviara la máscara, el sombrero y el cinturón con los cuatro cuchillos. El resto de la ropa la improvisé con un pantalón negro, botas, camisa negra y la túnica del colegio haciendo de capa y en uno de los huecos de los cuchillos coloqué la varita.

Cuando fue la hora de la fiesta me preparé y fui hacia el gran comedor. La decoración estaba como de costumbre por halloween, calabazas flotantes y por las mesas, luces, telas de araña, comida y el usual discurso de introducción de Dumbledore.
Cuando hubo terminado, me acerqué a las mesas y me puse a debatir interiormente que debería probar primero. Empezaré por un pastel de calabaza, alargué la mano para coger un trozo cuando me di cuenta de un fallo, ''maldita máscara, no pensé en esto cuando tuve la idea''.
Me llevé la mano a la cabeza para quitarme el sombrero y poder sacar el elástico de la máscara y luego volví a ponerme el sombrero, sujetando la máscara con una mano, ''ahora tendré que estar cargándola toda la noche''.
''Bueno da igual, todo sea por probar la comida'', me animé, acerqué la mano al plato y esta vez sí, cogí un trozo de pastel de calabaza. En ese momento una chica, a juzgar por si estatura (y constitución), con una bolsa de basura en la cabeza y dos agujeros en los ojos se acercó hasta mi, ''¿Pero quién demonios es esta?'', me pregunté hasta que al llegar a mi dijo. -Holi V.-

-Hola Danny.- dije mientras empezaba a reírme y casi me atraganto con el trozo de pastel.- ¿Se puede saber qué haces con eso en la cabeza?, por lo menos el disfraz ha cumplido su misión -Reconocí- casi me matas eh, atragantado pero por tu culpa.- Dejé la máscara en la mesa (por no dejar el trozo de pastel y seguir comiendo) y acerqué mi mano a su cabeza haciendo como que le revolvía el pelo, solo que con la bolsa de basura. -Conociéndote esperaba un disfraz extravagante y sorprendente, aunque reconozco que este también sorprende bastante.- Dije sin poder parar de reírme.
-¿Acabas de llegar?.- dije al ver que venía sola, aunque pensándolo, ¿cuándo la había visto yo venir con alguien? siempre la veía dando brincos a ella sola de un lado para otro.
avatar
InvitadoInvitado

Danielle J. Maxwell el Sáb Nov 02, 2013 5:50 pm

Me reconoció. Qué mono, me reconoció... Seguro que es porque sabe que nadie más puede llevar semejante cutrada sin que le de vergüenza... Empezó a reírse de mí, y, desde fuera, la gente habrá visto una bolsa de basura con pies cabizbaja mirando hacia el suelo. Escuché lo que decía y consiguió hacerme sonreír con lo que dijo de que el disfraz había conseguido el cometido de asustar.

Iba a venir de Darth Vader... —admito, con voz de pocos amigos— Pero unos Slytherin me destrozaron el disfraz y me quitaron el casco. —le digo, molesta y con cara cabreada, pero por suerte, no podía verme pues un plástico negro me tapaba la mitad de mi cuerpo. Decidí hablar sobre su disfraz para no retener la ira en mi interior, tenía que canalizarla. Algún día, algún día conseguiré hacer una bomba uniendo pociones explosivas y volaré la sala común de Slytherin, mientras tanto, tranquilidad— Tú estás muy guapo, me encanta V. Espero que te hayas aprendido par de frases épicas de la película para que des el pego. En plan... —me quito la bolsa de basura y la dejo a un lado, para poder hacer bien el teatro, cojo su máscara momentáneamente tras pedirle permiso con la mirada y me la pongo, y, tras ponerme en posición de ser respetable, hablo con voz de hombre— "No existen las coincidencias, Evan, sólo la ilusión de la coincidencia". —y me quito la máscara— ¿Has visto? Todo lo que digas con esa máscara suena más pro de lo normal, mira mira... —me vuelvo a poner la máscara y vuelvo a poner la misma pose, para hablar con voz de hombre— Pene, penes en vinagre y arroz con pollo. —y comienzo a reírme a carcajada limpia mientras me quito la máscara y se la pongo sobre la mesa, a su lado.

Vuelvo a ponerme mi pedazo de disfraz revolucionario, y escucho que me pregunta que si acabo de llegar. Me encojo de hombros y asiento, así que desde fuera se vería una bolsa de basura asintiendo rítmicamente.

Me estaba pensando si venir o no, pero al final me decidí, pero claro, mi disfraz no me llevó mucho tiempo, así que llegué una de las primeras. Me acabé las croquetas de cangrejo de la mesa de enfrente, ¿por qué te crees que estoy en esta? No es porque estés tú... —sonrío con diversión— ¿Y tus amigos dónde están? ¿O preferiste separarte de ellos para darle más seriedad al disfraz? —pregunto, alargándome a coger una de las croquetas del fondo, si él hubiera estado con sus amigos, no me hubiera acercado ni en tres años.

Me la metí (la croqueta) en la boca tras meter la mano por dentro de la bolsa y empecé a comérmela enérgicamente. Mientras tanto, vi a lo lejos el ponche que estaba en la mesa... y en mi mente empezó a recrearse ideas, perfectas para gastar alguna broma...
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 36.370
Lealtad : Neutral
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1255
Puntos : 684
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t87-baul-de-danny-maxwell
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Invitado el Sáb Nov 02, 2013 8:13 pm

Al llegar a la puerta del Gran Comedor me paré y respiré hondo, intentando recuperar el aliento. Llevaba de los nervios media tarde. Me había olvidado por completo de la fiesta, no había sido consciente de su existencia hasta que escuché a dos chicas en la sala común discutiendo sobre sus disfraces y de eso hacía apenas una hora.
Había estado a punto de no ir, normalmente no asistía a ese tipo de cosas, pero éste año me apetecía cambiar con la rutina.

Después de haber revuelto el baúl varias veces sin tener ni idea de que ponerme, terminé decantándome por un vestido negro que llevaba en el fondo del baúl un par de años. Mi madre me lo había regalado una navidad. — "Siempre puede salvarte de algún apuro". — Me había dicho. Después de varios años y mucho polvo acumulado, parecía que tenía razón y en el fondo eso me fastidiaba un poco.
Una vez vestida y con mis botas favoritas puestas, volvía a estar como al principio. “No puedo aparecer simplemente vestida de negro – Me dije. – ¿De qué voy disfrazada? Es deprimente” – volvía a frustrarme. Al final decidí improvisar un poco con el maquillaje, que siempre resultaba de ayuda, y resignarme con la situación. Además, ya era tarde, no podía perder más el tiempo.

Después de recobrar el aliento e intentar tranquilizarme, me sacudí un poco el vestido, más por manía que por necesidad, y me dispuse a entrar.
Como sospechaba, se me había hecho algo tarde y la mayoría de la gente ya había llegado, pero las mesas seguían llenas de comida así que no había de que preocuparse. Me acerqué a la primera que vi y cogí un trozo de tarta de calabaza. Al inclinarme sobre la mesa, pude verme reflejada en un plato que estaba casi vacío y sonreí satisfecha. Maquillarme como una calavera había sido una buena idea, además, me había quedado bastante bien.
Me quedé pensativa un momento – “Quizás me he pasado un poco revolviéndome el pelo. – Pensé mientras veía mi reflejo más despeinado que de costumbre. – Bah, es igual.” – Terminé dejándolo estar ya que me moría del hambre.

Mientras saboreo la tarta, a unos diez metros de distancia, veo a Danny hablando animadamente con alguien que está de espaldas a mí. Pienso en saludarla pero justo en ese momento veo como se cubre la cabeza con algo. –“¿Eso… es una bolsa de basura?” – Me pregunto extrañada y sigo con el seño fruncido unos cuantos segundos. Le doy el último mordisco a mi trozo de tarta y no puedo evitar reírme, en realidad no me sorprende demasiado. Justo en ese momento, la persona que está a su lado se gira a penas unos centímetros, pero puedo reconocerlo al instante. Me sirvo un vaso de zumo y decido acercarme.

Bonito disfraz Danny. – Le digo mientras me coloco junto a Evan. – ¿De qué vas? – Pregunto intrigada. Entonces me giro hacia Evan y lo miro divertida. – Y tú eres… – me esfuerzo por pensar – ¿El zorro? – Digo algo extrañada. No lleva ninguna Z en la camisa, pero es lo único que se me ocurre al verlo vestido de negro y con capa.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Dom Nov 03, 2013 1:07 am

Pobre Danny, no sé cómo se las apañaba para acabar siempre metida en líos con los Slytherin, no es que todos ellos fueran unos abusones, pero si era un 50%, ella siempre se topaba con ese 50. Me dio una pena increíble cuando me dijo que le habían destrozado el disfraz de Darth Vader, la verdad es que hubiera estado muy guay verlo. -¿Quienes te lo destrozaron? si quieres te ayudo a planear una venganza fría y cruel.- le dije poniendo voz de misterio al final, y realmente tenía ganas de gastarle alguna broma pesada a esos Sly, estaba cansado de verlos siempre tan altivos y siendo claro, cabrones.

Danny me dijo que le gustaba mi disfraz, cogió la máscara que había dejado en la mesa y se la puso para decir una frase poniéndose en posición de filósofo y con voz de hombre.  Me empecé a reír antes de que siguiera hablando, imaginando que se le ocurriría decir ahora, y siendo Danny podía ser cualquier cosa. -Penes, penes en vinagre y arroz con pollo.- dijo en la misma postura y con voz profunda. -Si si, queda muy...profundo. Creo que los muggles del futuro estudiarán tu filosofía.- le dije entre risas.

Se vuelve a poner la bolsa en la cabeza mientras sigue comiendo croquetas.- Pues me alegra que decidieras venir, y reconócelo, querías hablarme, lo de las croquetas es sólo una excusa barata.- Dije alzando una ceja poniendo cara de chulo.- Mis amigos ni idea.- continué diciendo mientras buscaba alrededor con la mirada por si veía a alguno.-La verdad es que vine directamente a la mesa sin pensar en nadie, y también llevo huyendo de mi compañero Tim desde hace unos días, está muy pesado con...con una cosa.- Me quedé pensando en lo plasta que se había puesto desde que le dije que había hablado con Sam. -Oye podría presentartelo, no es tan irresistible como yo pero podría gustarte...-Miré a Danny de arriba abajo analizante.- Nah, no te veo yo a ti ligando.- dije para molestarla y empecé a reírme. Danny era muy guapa, pero nunca la había visto de esas chicas ligonas, tenía más pinta de ir siempre a su rollo.

Estaba pensando en cómo molestar a Danny mientras la veía despistada observando a lo lejos a saber el qué, cuando llegó Sam. No me había dado tiempo ni a verla venir. Le habló a Danny haciendo un comentario sobre su disfraz y luego a mi preguntándome si iba del zorro.
-¿Del zorro?.- Dije poniendo cara de ofendido. Alargué el brazo para coger la máscara que estaba sobre la mesa, me la puse sujetándome con una mano y con el otro brazo hice un gesto filosófico (como el de penes, penes en vinagre y arroz con pollo).- Voy de V de vendetta.- Dije imitando la voz que había puesto Danny antes. Me quité la máscara y puse una sonrisa cómplice mirando a Danny. - ¿Me quedó pro no?- pregunté orgulloso.

-Bueno y tu vas de...- Me dirigí a Sam observándola para ver de qué iba, llevaba un traje negro ajustado en la cintura que realzaba sus curvas...''¡Tío, que haces!''. Cambié la mirada rápidamente algo avergonzado y me fijé en el maquillaje que llevaba.- ¡De calavera!- dije convencido.- no se me escapa una, y tengo que admitirlo, te ha quedado muy bien.- hay que el don para pintarse de esa forma, yo habría quedado como el joker si lo hubiera intentado.
Volví a fijarme en Danny que seguía zampando croquetas, o absorbiéndoles el alma. ''Maldita, se las va a acabar todas'', me acerqué a la mesa y cogí el plato con las tres croquetas que quedaban. -Tú ya has comido suficiente.- le digo y cojo una croqueta comiéndomela de un solo bocado.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Dom Nov 03, 2013 3:44 am

Y allí me encontraba yo, entrando en el Gran Comedor. Sinceramente odiaba aquella fiesta. Bueno, aquella y todas en las que para no desentonar tuviera que disfrazarme, fuerte gilipollez. Me parecía infantil e inmaduro, y la verdad era que no encontraba la gracia por ningún lado. Pero sí, allí estaba, más que nada porque Joseph me había dicho que iba a venir. Será capullo. - ¡Si si, vamos de Freddy y Jason! “¡Claro! Tupac.” Ni Freddy ni penes en vinagre, sino que a último momento me dijo que tenía otras cosas más importantes que hacer. Y ¿qué iba a hacer? ¿Pasarme la noche en la habitación mientras los demás demostraban sus coeficiente intelectuales hablando de chorradas? ¡Claro que no! “Tener amigos para esto…” – Pensaba mientras me dirigía a una de las mesas, en busca de algún que otro rostro conocido.

Yo, al contrario que Joseph, había cumplido con mi palabra, así que sin más remedio fui vestido de Jason, si, el memo del machete. Foto Y gracias a la máscara no se veía pero tenía una cara de póker que no podía con ella. No estaba de buen humor, ni de lejos. Odiaba que Joseph fuera por su lado muchas veces, pero qué le íbamos a hacer, no iba a desterrarlo por eso tampoco.

Justo cuando entré el director de Hogwarts empezó a dar su discursito de todos los años. - Muy buenas noches a todos. Pese a los tiempos revueltos que estamos viviendo, no debemos de cesar en celebrar estas fechas. “Claramente, todo el mundo sabe que cuando hay problemas lo mejor es hacer una fiesta ridícula e inútil” Aquella noche, además, me encontraba especialmente sarcástico. Solo esperaba que Joseph al menos se dignara a venir luego al Bosque Prohibido con nuestro amorcín Danny, a eso sí que no podía negarse, sería épico.

No tardé demasiado en encontrar a par de personas de Slytherin con los que más o menos me llevaba “bien”. Con los que poder entablar una conversación, vamos. Así que me dirigí hacia allí, los saludé brevemente. Pasé la fase de “¿De quién vas disfrazado? ¡Qué guapo!” ¿No lo ves, idiota?  Hasta los de Slytherin dejaban mucho que desear a veces. Y finalmente aproveché el momento adecuado para sumirme en mis pensamientos y analizar la fiesta, observando a todos y cada uno mientras me bebía un trago de una bebida rosa que no sabía muy bien que era.

Tras un rato me percaté de la presencia de alguien bastante peculiar al que no pude evitar prestar atención, y que al rato identificaría como Danny. Iba vestida con… ¿una bolsa de basura? “En serio, es que esta mujer se busca el odio ella sola. Después se queja.” Así que sin más me mantuve allí, mirándoles paciente y fijamente. Ahora  mismo eran lo más interesante de la fiesta. “Te mataré, Joseph”.
avatar
InvitadoInvitado

Matt Denbrough el Dom Nov 03, 2013 7:22 pm



Ya hacia un par de días que no se hablaba de otra cosa en la escuela; la fiesta de Halloween. Todo el mundo iba a ir disfrazado, así que no me pensaba perder tal acontecimiento. Es divertido ver a la gente e intentar descubrir que rostros se hallan detrás de cada mascara, pero tampoco es que llevara soñando todo el año con que llegase este día, así que quería ir de algo realmente molón pero sin tenerme que currar mucho el disfraz.


Mi vagancia física (ósea, el no querer trabajar con las manos) había hecho que me esforzara mucho mentalmente pensando en cómo hacer un disfraz lo más sencillo posible, sin parecer cutre y obviamente que diera mido. Tras barajar muchas posibilidades durante algunos días, me decidí por ir del famoso asesino en serie Hannibal Lecter, pues yo soy fan de sus películas y ya tenía en mi poder la mas que reconocida mascara y después de eso solo tenía que vestirme de calle para completar el disfraz.


Entre en el Gran Comedor con mi “súper” disfraz, me había engominado todo el pelo y me lo había peinado hacia atrás para dar un aspecto más de película serie B aun que no tuviera nada que ver con el personaje. Fui directamente a donde las bebidas para servirme un refresco, en Hogwarts hay la extraña costumbre de no servir alcohol a menores así que yo me lleve mi propio suministro para darle un poco de alegría a mi bebida.


Me di la vuelta apoyándome contra la mesa con mi “refresco” en la mano para observar el panorama, aun no había visto a nadie que conociese, pero claro, no era fácil reconocer a la gente si llevaban la cara tapada. A simple vista había un poco de todo; Hombres lobo, vampiros, uno chiquitito que iba disfrazado de… ¿Bolsa de basura? También había Zombies, enfermeras zombies, mecanos zombies, charcuteros zonbies y de todo tipo de cosas con el adjetivo final zombie y no podían faltar los típicos amargados con poco espíritu de fiesta que no se disfrazaban de nada y al preguntarles te decían que iban disfrazados de ellos mismos. Cutres.

avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Drew Van Acker
Edad del pj : 17
Ocupación : -
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 1.300
Lealtad : Neutral
Patronus : -
RP Adicional : -
Mensajes : 175
Puntos : 5
Ver perfil de usuario

Invitado el Lun Nov 04, 2013 3:53 am

Me encantaban las fiestas. ¿A quién no lo podrían gustar? Conoces gente, te diviertes, no tiene horarios y puedes volverte un poco loco sin que te miren mal. Ésta vez era la fiesta de Halloween, no le tenía especial cariño a esta festividad, pero iba a ir todo el mundo y yo tenía que estar allí. Ahora íbamos con la parte "difícil", el disfraz. ¿Por qué tengo tan poca imaginación para estas cosas? Siempre me pasaba lo mismo por dejar las cosas a última hora... Abrí el armario esperando que una luz divina de la inspiración me irradiara con su luz, pero lo único que se me vino a la cabeza al ver todos los harapos que tenía fue: *niña del exorcista... No, de eso fui hace dos años, paso de repetir disfraz. Ya sé, zombie... qué cutre, mejor no.* Después de descartar lo típico -zombies, vampiros, momias y demás- me decanté por fin por algo, y porque no me quedaba mucho tiempo para que empezara la fiesta.

Una vez disfrazado de Jack skeleton cutre corrí escaleras abajo hacia el gran comedor. Ya había ambiente, gente hablando, incluso había gente en la pista bailando. Sin embargo preferí pasarme primero por donde se veía la comida. *Me va a dar un subidón de azúcar con tanto dulce* Estaba a mi bola comiendo cuando un par de compañeras me reconocieron, me limite a saludarlas simpático como siempre, y nos pusimos a hablar en lo que comíamos. Al finalizar de comer, me levanté con mi refresco en la mano y me adentre en aquella selva. Cada dos pasos me paraba a saludar a la gente que iba reconociendo, mientras que constantemente me llamaban por algún otro lado para que fuera a estar con ellos. Me encantaba estar rodeado de gente y me sentía totalmente en mi salsa. Por eso me quede en un grupillo de compañeros mientras escuchaba un chismorreo de los disfraces, de cual era mejor y cual peor, y entre ellos estaba uno que vino con una bolsa de basura. *¿Quién sería tan vago o cutre de venir con una bolsa de basura?* Sonreí a la vez que bebía sorbitos de mi refresco.
avatar
InvitadoInvitado

Danielle J. Maxwell el Lun Nov 04, 2013 11:24 am

Evan me había propuesto la idea de idear una cruel y fría venganza contra los chicos que me destrozaron el disfraz, pero simplemente negué con mi cabeza-basura para descartar esa idea. La habían tomado conmigo, y aunque ahora fuésemos dos, seguían superándonos en número… así que pasaba de meterle en ningún lío por muy buena que fuesen sus intenciones.

Tras mi desvarío —algo normal en mí cuando me ponen algo guay delante—, una calavera andante, y muy guapa vestida, se acercó a nosotros. Al principio me costó un poco reconocerla, pero desde que habló la asocié con mi compañera de casa Sam. Me dijo que mi disfraz molaba, y la miré con cara de “Are you fucking kidding me?”, pero como no se me veía la cara, posiblemente pegaba más decir que la miré con cara de bolsa de basura desconfiada. Si fuera de Darth Vader acepto ese comentario, pero tengo una bolsa de basura. Una bolsa de basura. ¡¡Una bolsa de basura!! Pero bueno, supongo que sólo quiere ser buena persona… Me di la vuelta y le señalé el letrero que tenía en la espalda.

De Dementor, voy de Dementor. Lo sé, si me estoy quieta no se nota, pero y si hago así, ¿qué? —y empecé a moverme en plan movimiento psicodélico de un lado hacia otro, en plan para que la bolsa pareciese que estaba levitando— ¿Has visto? Clavado. Paso de Hogwarts, me voy a diseñar disfraces para muggles. —admito con diversión. Luego escucho lo que dice Evan, imitando a V y río divertida, junto el dedo índice y el pulgar formando el típico símbolo de perfección y se lo enseño, aprobando su actuación. Miro a Sam— En verdad no te distanciaste mucho, lo único que cambia entre el Zorro y V es el tipo de máscara. Evan hoy puede ser quien tú quieras que sea. —sonreí en plan por el chiste, y,  pesar de que no lo había hecho con esa intención, se me había quedado una frase un tanto rara. Pero me daba igual.

Luego Evan intentó atinar con el disfraz de Sam, y estaba claro que iba vestida de Calavera pija. Ya que con ese trajecito, tenía que ir de calavera pija. No porque el traje fuese pijo —que no lo era, era muy bonito—, sino porque las calaveras no se visten, ergo si se viste es porque es pija. No sé, en mi mente tenía sentido hace tres segundos. Atendí a su pequeña conversación en silencio mientras seguía comiéndome las croquetas. Sin embargo, Evan no tardó en quitarme el plato —cosa que no pude evitar ya que mis reflejos con esta bolsa de basura menguan bastante—, y empezó a comérselas.

¡Eh! —me quejo, más que por él por mí, ya que no veía tres en un burro y tenía que atinar a mirar por los minúsculos agujeros que hice. Me quité la bolsa de basura, desesperada— ¡ARG! Paso. Qué incómodo es ser un dementor, con razón roban la felicidad de la gente, cojones. Con ese atuendo puesto tienen que estar deprimidos y estresados todo el maldito rato. ¡Y dame mis croquetas, Evan Miller! —y le quito el plato, en el cual sólo quedaba una croqueta. La miro con pena, la cojo y me la meto entera en la boca— Sufrirás la ira de Danny. —hablo con la boca llena— Voy a improvisar un disfraz más cómodo… y si no da igual, voy de víctima de V, o víctima de algún vampiro, o de algún zombie, yo que sé. —me encogí de hombros sin saber que hace  con mi vida y volví a observar el ponche— Ahora vengo chicos, Sam, cuida a mis croquetas de este vil devorador, por favor. —le doy como objetivo, y me voy brincando.

Se me había ocurrido la forma perfecta… El ponche por sí solo está muy cutre, ¿no? Sabe cómo a agua agria pero de color rojo, no sé… como que le falta una esencia, le falta un toque, una… Danninfución, como las llamo yo. Sin percatarme en nadie de la fiesta —a ver, hablemos con propiedad, me percaté de casi todos los disfraces, pero no me paré a observar quién estaba detrás de ellos—, salí corriendo de allí hacia mi sala común. Iba a buscar mi ingrediente especial y mirar si alguien tenía una máscara más cómoda de la que pudiera apropiarme.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 36.370
Lealtad : Neutral
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1255
Puntos : 684
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t87-baul-de-danny-maxwell
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Invitado el Mar Nov 05, 2013 4:17 pm

Danny comenzó a explicarme que iba disfrazada de Dementor mientras hacía unos movimientos muy graciosos y no pude evitar reírme. – Pues sí, ahora que lo dices, creo que te ha quedado clavado. – Le contesto entre risas. Entre tanto, Evan me contesta un poco ofendido que no va disfrazado de El Zorro. Coge una máscara que hay sobre la mesa e instantáneamente lo reconozco. – “¡Es V!” – Pienso algo sorprendida. Por si quedaba alguna duda, comienza a hablar con tono dramático y no puedo evitar darle un pequeño aplauso por su interpretación. Cosa que me resulta un tanto complicada ya que aún tengo el vaso en la mano. – Vaya, tu sí que te lo has currado. Qué mal nos deja eso a los demás. – Le digo a modo de broma. – “La verdad es que está muy guapo todo vestido de negro. – Pienso. – Le da un aire misterioso.

Comienzo a beber de mi vaso de zumo cuándo Danny hace un comentario un tanto especial: “Evan hoy puede ser quien tú quieras que sea“ – Dice, y produce que me atragante al instante. – “Espero que no se me haya notado demasiado” – Pienso mientras intento toser disimuladamente. Luego le dirijo una mirada escrutadora a Danny y más tarde, echo un rápido vistazo por el rabillo del ojo para ver cuál es la expresión de él. – "Dios, que vergüenza. – Me digo. – Pienso matar a Danny."
A continuación, llega el momento de que Evan adivine mi disfraz. Me dirige una mirada observadora y yo se la devuelvo un tanto interrogante mientras levantando una ceja. – “¡De calavera! No se me escapa una…“ - Sentencia y no puedo evitar reírme un poco. Ésta ha sido fácil, al menos más fácil que adivinar el disfraz de Danny, eso sin duda.

Entonces comienzan a disputarse el plato de croquetas que, hasta hace un momento, Danny se zampaba indiscriminadamente. Doy un paso atrás y me limito a observarlos. – “Vaya pareja que hacen estos dos.” – Pienso mientras me río de su “pequeña riña”. Mientras siguen con su disputa, me acerco a la mesa y cojo una de esas famosas croquetas de un plato solitario. – “¡Que buenas están!” – Me digo mientras le doy un mordisco a una. Justo en ese instante, Danny me dice que proteja sus croquetas y lo único que se me ocurre es sonreírle aún con la boca llena. – Claro, por supuesto. – Trago estrepitosamente e intento esconder el resto de la croqueta que aún tengo en la mano. – No te preocupes, conmigo estarán a salvo. – Y comienzo a reírme.

Danny se va alegremente y observo a Evan. – Parece que nos ha dejado solos. – Le digo pensativa mientras vuelvo a colocarme a su lado. – ¿Con qué disfraz crees que aparecerá? – Pregunto mientras observo a Danny alejarse. – Yo apuesto porque vendrá vestida normal y dirá que va de “Agente Secreto” ¿tú qué opinas? – Le miro expectante, esperando su apuesta.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Miér Nov 06, 2013 12:31 am

Después de mi gran actuación como V, Sam me da un mini aplauso admite que me ha quedado bien, aunque no tengo muy claro si lo dice en serio o irónicamente. La miro con cara de orgullo como ''obviamente que me lo he currado''. -No es para tanto, para gente como yo son cosas fáciles.- digo mientras hago el gesto de ''colocarme el cuello de la camisa'' en plan sobrado.

Danny, tras la aclaración de su místico disfraz como dementor, defiende a Sam diciendo que el zorro no se aleja tanto de lo que yo voy vestido. La miro con cara de sentirme insultado cuando va y suelta otro comentario. ''Evan puede ser quién tú quieras que sea''.
Me quedo durante unos segundos mirándola sorprendido sin saber que responder a eso ''Esta tía no se corta un pelo, después se las va a ver conmigo, ¡me voy a poner serio en el entrenamiento de quidditch!, maldita Danny, y lo peor es que seguro que ni se ha enterado de su comentario''. Hago simplemente como que me río aunque no puedo evitar seguir pensándolo. ''Creo que eso es lo que yo quisiera en realidad'' pienso y miro Sam solo por ver si con suerte se ha tomado el comentario a broma, pero empieza a toser y me limito a darle dos golpecitos en la espalda.

Pasado el momento extraño seguimos hablando de los disfraces y yo sigo comiéndome las croquetas hasta que Danny vuelve a robarme el plato.-¡eh, pero que tú te has comido todas las demás!.- me quejo, pero ya es demasiado tarde, pues la última croqueta acababa de ser engullida por un dementor.
Por suerte para mí y el resto de platos de la mesa Danny decide ir a cambiarse de disfraz dejando a Sam a cargo de la comida. Cuando se da la vuelta para irse miro a Sam con una mirada cómplice.- ¿Me vas a dejar croquetas verdad?.- le pido y se me pega la risa al mirarla.
-Yo digo que vendrá normal y dirá que va de licántropo, solo que no hay luna llena.- le respondo con respecto al nuevo disfraz de Danny.- Aunque si te soy sincero no creo que acertemos ninguno, esa niña tiene demasiada imaginación, por no decir que está loca.- bromeo aunque sin querer me sale un tono cariñoso. ''¡Si es que en el fondo se gana el cariño de uno la maldita esta''! -Tú la tendrás que ver por la sala común y los dormitorios, ¿también es así de especial en la ''intimidad''?- Le pregunto sabiendo ya que la respuesta iba a ser un sí muy claro y empiezo a reírme imaginándome a Danny brincando por la sala común.

-Por cierto, no te lo dije antes, me gusta tu disfraz, estás muy guapa.-Dije refiriéndome a cómo iba vestida, ya que tenía la cara totalmente pintada, y aunque molaba mucho, podía ser malentendido, pero decidí aprovechar lo dicho para molestarla.- A lo mejor deberías pintarte así todos los días, te veo bien.- bromeo mirándola con cara de quien analiza un cuadro y me preparé por si se le ocurría tirarme una croqueta o algo como venganza.

Al volver a mirarla, tuve el instinto de volver a colocarle el mechón como había hecho anteriores veces, pero conseguí reprimir el movimiento. ''Estate quieto, las manos a las croquetas'' me exigí, no quería que Sam se acabara cansando de ese gesto, pero me salía de forma inconsciente.
Me estaba cansando de estar parado y de pie así que había dos opciones, o dar una vuelta por aquí o sentarse, y puesto que no quería irme hasta volver a ver el nuevo disfraz improvisado la hufflepuff loca opté por lo segundo.- ¿Nos sentamos?.- dije mientras me acercaba al banco más cercano y me sentaba antes de haber oído la respuesta.- Es que hay que reposar la comida, ya sabes.- digo frotándome el estómago.- ¿me alcanzas aquel plato?.- Le pido señalando un plato con pastel de calabaza mientras me vuelvo a llenar mi vaso de ponche y lleno otro para ella sin saber si le gusta en realidad.
-¿Opinas que esta bebida sería más divertida con algún grado extra o eres una chica sana a la que no le hace falta alcohol para divertirte?.- pregunto observando el líquido de mi vaso cuando se acerca a mi lado y la miro alzando una ceja en la palabra ''divertirse'' para darle énfasis.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Miér Nov 06, 2013 1:20 pm

Ya era Halloween y no tenía disfraz ni ganas de asistir a la “gran fiesta” así que pensé que era buena idea quedarme en mi habitación. El castillo estaba lleno de zombies y vampiros preparados para la cena y me resultó más difícil de lo que pensaba subir hasta el séptimo piso.

Al entrar en la sala común todos estaban entusiasmados con sus disfraces. Mi intensión era llegar cuando se hubiesen ido, pero no fue así. Me escabullí como pude y subí a mi cuarto pensando que iba a estar más tranquila. Para mi sorpresa habían hecho una especie de reunión de chicas en él. Entre tanto bullicio me dirigí como pude a mi cama, me tumbe y comencé a leer mi libro favorito como no, el de quidditch. Con tanto alboroto apenas podía concentrarme así que me quedé mirando cómo se vestían y pintaban, resultaba bastante entretenido sobre todo las disputas que tenían unas con otras.

Más tarde llegaron algunas chicas con las que solía hablar de vez en cuando y en esta ocasión, no iba a ser menos. No sé como lo hicieron pero lo cierto es que me convencieron. – Puede que en el fondo no esté tan mal lo de la fiesta– pensé, aunque no tener disfraz me echaba un poco para atrás.
Unas de las chicas, Liss, se ofreció a dejarme uno y cuando me pude dar cuenta ya estaba en su cuarto esperando a que me dejara su disfraz de Catwoman. Este era demasiado ceñido para mi gusto así que opté por coger solo la máscara. Ahora tenía que mirar que ropa iba a llevar. Tras rebuscar un rato en el baúl encontré la combinación más aceptable: unos pitillos negros, una camiseta negra de tirantes y mi cazadora de cuero. Me recogí el pelo en una coleta y me puse los zapatos. Pensé en pintarme los labios de rojo pero al final opté por el negro.Con ello había terminado con el disfraz, por lo que me puse en marcha.

Mientras bajaba me sonaron las tripas, era hora de cenar y mi estómago me lo estaba pidiendo así que aceleré el paso. Cuando llegué al Gran Comedor pude ver que estaba abarrotado. En ese momento en lo único en lo que podía pensar era en las empanadas de calabaza. Solo esperaba que no se hubiesen terminado.
– ¡Que buenas que están! – pensé cuando me llevé una a la boca. Acto seguido eché un vistazo por la mesa buscando algo suculento que comer. Alcé la vista y pude ver a Evan, estaba hablando con un esqueleto y lo que parecía… ¿Una bolsa de basura? Estaba bastante entretenido así que decidí no saludarlo. Mientras, visualicé el último pedazo de pastel de carne que quedaba por esa zona, estiré la mano para cogerlo pero justo alguien se me adelantó.
avatar
InvitadoInvitado

Danielle J. Maxwell el Miér Nov 06, 2013 3:29 pm

Llegué a mi sala común tras esquivar a par de esqueletos, algún que otro vampiro y muchos zombies. Una vez dentro, me percaté de que estaba todo un montón de tirado, que si sangre por allí, sangre allá, maquíllate maquíllate... Reí ante mi propia asociación mental y saludé a una chica que no se había disfrazado.

¡Eh, qué bien te ha salido el disfraz de Uruk Hai! —le digo con énfasis. Ella me miró raro, como preguntándome con la mirada que qué era un Uruk Hai. Yo solté una pequeña risa— Nada, da igual. —me encantaba soltar cosas frikis y que nadie se enterara. Era perfecto para insultar a la gente con cariño.

Subí a mi habitación y empecé a mirar en mi baúl. Bien bien... ¿Dónde estás pequeño bote? ¿Dóoonde? Qué bien lo escondí... como se nota que no está permitido en Hogwarts utilizar esta clase de pociones... Me pegué como cinco minutos buscando el dichoso frasquito y, después de esos minutos, la alcé en el aire como si fuese la copa de los tres magos. Desde que vi el ponche, se me había ocurrido hacer esta broma... lo único que me faltaba era un objetivo, y tras pensarlo detenidamente, creía que Evan era el más apropiado... además, esperaba o bien que no se enterase que fui yo, o bien que, si lo supiera, no me echase la bronca. Igualmente, iba a ser muy divertido y a lo mejor él también se ríe... Cuando vuelva a ser consciente de sus actos, claro... Reí ante mis propios pensamientos.

Volví a bajar a la sala común, lo de volver a disfrazarme era una simple fachada para no parecer sospechosa. Cuando llego abajo, me encuentro con la Uruk Hai, recogiendo como una pringada. En serio tía, te pasas. Me quedé a su lado y la miré con cara de: "¿Estás loca?" por estar recogiendo en vez de en la fiesta.

Mira cuanta sangre ha dejado la gente por aquí. —me dice, enseñándome los botes— Ya sabes, para la cena. Los vampiros tienen que racionar sus dosis o te morderían a ti. —bromeo. ¡Es broma, a ti no te mordería ni un vampiro por necesidad, Uruk Hai! JAJAJA... No en serio, ya está, la pobre, en verdad me cae bien... ¡Espera, no los tires! —reacciono en plan loca cuando veo que los va a tirar a la basura. Le pedí un atuendo feo que no utilizara o fuese un camisón ya viejo, y tenía. La Uruk Hai tenía ropa a juego.

Me lo puse y, con su ayuda, me empapé de sangre por todos lados, me pinté los ojos de negros, me mojé el pelo para darme un toque más... ¿asqueroso? ¿de miedo? En verdad me lo mojé por que sí, pero en conjunción me quedé con un aspecto bastante satánico. Parece que exploto a la gente con las manos y me salpica la sangre. Tras eso, vuelvo corriendo a la fiesta con mi nuevo disfraz improvisado de explotadora satánica y con mi frasquito escondido. Lo primero que hago es buscar a Evan con la mirada y, tras eso, voy a servir un vaso de ponche en donde vierto la sustancia de mi frasquito, no obstante, lo medité y preferí meterlo en comida, Evan es un gordo  y así se lo come si o sí, así que cogí pastel de carne. Vale, venga, ya basta de misterio... Es filtro de amor, y lo único que me faltaba era buscar la candidata perfecta. Pensé en Sam, pero sería muy cantoso ir a su lado y decirle en frente de Evan: "Mira, dale esto tú que si no se enamora de mí." Em, no. Así que directamente me acerqué a una chica cualquiera de la cercanía y, con algo de fingimiento, me hice la típica que tenía prisa.

¡Holi! —llamé su atención— ¿Podrías darle esto a aquel chico de allí? —señalé a Evan— Me pidió que se lo sirviera, pero me tengo que ir. —ella aceptó porque era una buena persona, yo puse cara de inocente, y tampoco tenía motivos para sospechar de una niña loca cubierta de sangre.

Tras eso, me quedé en las "sombras" observando atentamente la escena, mientras, obviamente, me adjudicaba un plato de croquetas y me las comía.

OFF: Raven, si quieres puedes ser tú la chica misteriosa, no puse nombres XD Pero ya sabes lo que viene después si quieres ser tú la que le entregue el vaso... (aunque si aceptas seguro que es muy divertido xD) ¡Si no, pues un pnj! Disfrútalo Evan <3
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 36.370
Lealtad : Neutral
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1255
Puntos : 684
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t87-baul-de-danny-maxwell
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Invitado el Jue Nov 07, 2013 2:21 am

Permanecí allí un largo rato, simplemente observando, mientras de vez en cuando opinaba  algo sobre lo que estaban comentando mis compañeros de casa. Algo sobre el famoso Harry Potter, y luego pasaron de tema completamente, pasando a hablar sobre chicas. Aquel tema, por lo general, si me interesaba un poco más, pero la verdad era que no me motivaba nada ligar en aquel bodrio de fiesta. ¿Y si te ligas a una con mucho maquillaje o con máscara y luego te das cuenta de que es un cardo? Paso de arriesgarme.

Al rato vi como Danny se iba de allí con paso decidido y acelerado. “¿Se irá ya?” Fue entonces, cuando lo que principalmente me estaba llamando la atención desapareció de la escena, cuando empecé a fijarme en la comida que había. Hasta aquel momento había pasado un poco, pero la verdad era que me estaba dando apetito. Sería del aburrimiento. – Hola Damon… - Una voz me llamó desde atrás. “¿Cómo demonios me ha reconocido si voy con esto puesto?” Era Sasha, una chica de Slytherin que según decían estaba loquita por mis huesos. Bueno, ¿y quién no?  
Yo me limité a hacerle un gesto casi imperceptible con la cabeza, mientras trataba de alcanzar lo que parecía una croqueta. A pesar de mi poco interés, la chica insistió en sacar conversación. - ¿Y Joseph? ¿No vino contigo? – El silencio fue la única respuesta que recibió de mí. “¿Tu lo ves por algún lado?” Aún así la muy pesada se sentó a mi lado y me invitó a un sorbo de su bebida. – No gracias. – Contesté secamente.  
La verdad era que me estaba planteando seriamente  el irme de aquella dichosa fiesta, seguro que me divertía más en mi cama, durmiendo. Pero fue entonces cuando apareció de nuevo el alma de la fiesta. La observé atentamente mientras asentía por acto reflejo a todo lo que me estaba diciendo Sasha sobre no se qué historia de su amiga.  Cansado de tanta charlatanería decidí pasar a la acción, así que le di la mitad de mi croqueta a Sasha y le dije que ya hablaríamos luego.

Iba directamente hacia Danny, pero por el camino me cruzé con Evan, el guapito de Gryffindor, y “sin querer” le di un golpe mientras pasaba por el banco en el que estaba sentado. - ¡Lo siento Gryffin! – Me di la vuelta hacia él para pedirle disculpas (o al menos eso parecía) - ¿Desde cuándo V da miedo tío? – Le dije con tono divertido, casi de burla. – Bueno… supongo que a la gente como tú le da miedo cualquier cosa. – Reí con ganas y sin más me limité a seguir mi rumbo. – Venga, que os divirtáis. – Añadí antes de irme.

A los pocos segundos llegué hasta Danny, que le acababa de dar algo a una chica, y la detuve cogiéndole de la mano antes de que se fuera. – Perdona… - Intenté cambiar un poco mi tono de voz, para que no me reconociera nada más escucharme. - ¿Quieres bailar? – Le pregunté con educación, acercándome a su oído para que me escuchara, porque con la máscara y la música a todo volumen… Ella no me rechazó, pero tampoco me dijo que sí abiertamente, así que la atraje un poco hacia mí, llevándola a su vez a la pista de baile. Justo en ese momento pusieron una canción algo más lenta, por lo que aproveché para agarrarla de la cintura y  pegarme a ella. – Eres muy guapa… - Le susurré con mi tono seductor. – Incluso llena de sangre... “Qué bien ligas Damon, por favor” Permanecimos bailando durante el resto de la canción en casi absoluto silencio, y justo cuando acabó y pasaron a algo más movido, volví a acercarme a su oído, pero esta vez no era para ligar: - Nos vemos luego en el Bosque Prohibido pequeña, no lo olvides. – No pude evitar reírme al ver su cara. – Joseph te envía recuerdos.
Y sin más me fui de allí, en dirección a mi habitación. A ver si con suerte encontraba al negrero de Joseph y pensábamos en alguna sorpresa para Danny. Estaba ansioso, por qué negarlo. Esperaba que aquella noche no acabara del todo mal al fin y al cabo.
avatar
InvitadoInvitado

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.