Situación Actual
21º-14º // 3 diciembre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Einar G.Mejor PJ ♂
Coraline M.Mejor PJ ♀
Katherine M.Mejor User
Circe M.Mejor roler
Seth B.Estrambótico
Edgar B.PJ REVELACIÓN
Ash & CirceMejor dúo
Valarr K.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Shot Through The Heart. {Bastian Daugherty} [Flashback]

Davina Abrasax el Jue Sep 10, 2015 9:00 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Aquello era una verdadera locura. Todo el mundo cantaba a pleno pulmón sus canciones favoritas mientras esperábamos todos juntos a que el concierto comenzase y saliese al escenario nuestro cantante favorito: Jon Bon Jovi.

Mi madre me había sorprendido la semana pasada diciéndome que tenía un regalo para mí, y casi no había podido creérmelo cuando me había dado el ticket para el concierto de Bon Jovi. Siempre, desde que era chiquitita, me habían encantado sus canciones, y podía decirse que era uno de mis grupos favoritos. Jamás había tenido la oportunidad de ir a uno de sus conciertos aunque había sido una de mis grandes ilusiones, pero siempre que venían a Londres o hacían algún tour por Inglaterra yo estaba estudiando en Hogwarts y no podía salir del castillo para ir a un concierto de rock Muggle. Pero este verano por fin podía ir gracias a mi madre. ¡Puede que mamá sea una pesada a veces o una pasota, pero es innegable que es la mejor madre del mundo! Yo casi siempre era una chica seria, pero en cuanto mamá me enseñó el ticket para el concierto chillé como una preadolescente histérica. ¡Estoy segura de que dejé sordo a todo el vecindario de todo lo que fangirleé al ver que iba a poder ir a ver a Bon Jovi!

Fui yo sola al concierto, pero eso me daba igual, no necesitaba ir con nadie para disfrutarlo a lo máximo. Mi madre solo había comprado una entrada porque eran bastante caras, pero sabía que a mí no me importaba ir sola. Mis hermanastros protestaron mucho cuando se enteraron de que yo iba al concierto y ellos no, y ver sus caras indignadas me hizo feliz. Para ir al concierto me puse cómoda: unos vaqueros y mi camiseta de Bon Jovi con el corazón apuñalado por la daga con alas. Mi madre me llevó en coche hacia el estadio donde iba a darse el concierto y me dejó en la entrada después de desearme que me lo pasara bien. Lo único que me pidió fue que tuviese cuidado y que volviese a casa en cuanto terminase, cosa que le dije que haría. ¡Después de este fantástico regalo no puedo rechistarle a mi madre y ser rebelde cuando me pide que vuelva a casa a horas decentes!

Había miles de personas allí, esperando impacientes. ¡Se respiraba emoción en el aire! Yo me encontraba cerca del escenario y estaba rodeada de gente de todas las edades, y en cuanto comenzaron a cantar una de mis canciones favoritas mientras esperaban el comienzo del concierto yo me les uní.

-You get a little but it’s never enough, and then you are on your knees, that’s what you get for falling in love, now this boy’s addicted cause your kiss is the drug!- cantaban ellos animadamente mientras daban saltos emocionados.  

-Your love is like bad medicine!- canté yo, sin preocuparme de si sonaba bien o mal. Estaba feliz.- Bad medicine is what I need! Your love is like baaaaaad medicine! Bad medicine is what I need…

No estuvimos esperando mucho más tiempo. De repente unas luces intensas de color rojo iluminaron el escenario. La gente comenzó a chillar todavía más a causa de la emoción y yo casi brincaba como un canguro con las ganas de ver por fin a Bon Jovi. Comenzó a escucharse una suave melodía de guitarra eléctrica por los altavoces mientras los miembros del grupo salían al escenario. David Bryan y Tico Torres salieron al escenario, pero todavía quedaba Jon Bon Jovi por salir al escenario. Todos esperábamos impacientes y entonces la primera canción comenzó. La reconocí inmediatamente: It’s My Life.

-This ain’t a song for the broken-hearted. No silent prayer for the faith-departed…- la voz de uno de mis cantantes preferidos llenó el escenario de repente. La gente chilló aún más que antes y yo chillé con ellos. Ahí estaba yo, perdiendo toda mi dignidad como buena fan adolescente que era, muriéndome de la emoción al ver aparecer a Jon Bon Jovi en el escenario con el micrófono en la mano. Todos cantábamos a la vez que él, acompañando la letra de su canción.- I ain’t gonna be just a face in the crowd, you’re gonna hear my voice when I shout it out loud…!

Disfruté cada segundo de la canción. Y de la segunda, We Weren´t Born to Follow. Y de la tercera, Wanted Dead or Alive. Y de la cuarta, Livin’ On A Prayer, una de las canciones más preciosas que había escuchado en mi vida. Y de la quinta, Have a Nice Day. Y de la sexta, Because We Can. Pasaron las horas, y con cada minuto que pasaba me sentía más feliz. En cuanto la séptima canción comenzó estuve convencida de que no había vivido un día tan genial en toda mi vida.

-Shot through the heart! And you ‘re to blame! You give love a bad name... I play my part! And you play your game!- cantaba Bon Jovi mientras le hacíamos coro.

-You give love a bad name!- canté mientras reía, sin tener ni la más remota idea de que estaba a punto de suceder algo terrible.

CONCIERTO:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Marie Avgeropoulos
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante para inefable
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 760
Lealtad : Indecisa
Mensajes : 174
Puntos : 99
Ver perfil de usuario

Invitado el Miér Abr 06, 2016 5:24 am

Él no era precisamente el ejemplo de persona que mantiene una relación sana con sus padres, por lo que obviamente no iba a criticar su comportamiento con aquel hombre, no era quién de hacerlo además de que sería algo hipócrita ya que de haber sido capaz, probablemente él hubiera contestado incluso peor a Vasile, aquel Squib amargado que nunca se vio agraciado con el don de la paternidad y años más tarde el propio Bastian se había enterado de que no era más que por el hecho de que ese hombre ni siquiera era su padre, dato que su abuela le dio tras un par de años viviendo con ella. Más que por sorpresa aquel dato lo había aliviado parcialmente, saber que aquel monstruo no tenía lazos sanguíneos con él le hizo darse cuenta de muchos de los insultos proferidos por este quien al parecer había sabido igual que él que no tenían relación alguna.

Se había decidido por las tortitas por el mero hecho de que era rara la persona a la que no le gustaban y antes de ponerse a cocinar, no había tenido precisamente la oportunidad de preguntar a la joven lo que querría, ya fuese por aquel beso o por la inoportuna llamada de teléfono, por lo que sería algo que preguntar a mayores sin saber si era realmente de utilidad, más que nada porque ni él mismo entendía la situación que estaban viviendo ambos o si se repetiría, era bastante extraño.

Cuando escuchó sus palabras no tardó demasiado en colocar un chocolate caliente frente a ella, tomando un nuevo trago de su zumo, optando por no hacer café después de las palabras de la menor, haciendo que sonriese levemente antes de levantar la mirada nuevamente hacia ella – A mí me gusta, pero tendré en cuenta lo que has dicho para si en el futuro vuelves a esta casa – Era algo así como la única bebida que lograba hacer que pareciera tener sangre corriendo por las venas. Había probado varias bebidas muggles que decían tener taurina y no sabía cuántas mierdas más pero el sabor de estas le repelía, incluso el olor le parecía desagradable y por ello, tragárselas no era una opción, sin embargo, el amargor del café era algo que le había cautivado desde bien joven, no es que fuese un viejo en aquel momento, pero sí que se recordaba tomando café a escondidas de su abuela cuando tenía doce años, lo cual le había acarreado algún que otro capón por parte de la anciana.

Terminó sus tortitas antes que ella, se ve que por mucha hambre que pudiera arrastrar la Ravenclaw por la “fiesta” del concierto no era su saque mayor que el del muchacho, pero qué le iba a hacer, había esperado por ella para llevarse algo a la boca por la incertidumbre de no saber cuándo se levantaría o si estaba bien y tampoco subía a la habitación para que descansase sin molestia alguna. Su vista descendió a sus manos, viendo la manera en la que ella se estaba comiendo el desayuno, era algo más delicada que él que prácticamente engullía cual pato.

-Los muggles no suelen acatar demasiado bien el tener a alguien cerca que hace algo que no entienden. Pero no me gusta que te hable de ese modo – Carraspeó acto seguido tras decir aquello, no es que a él le incumbiese como su padrastro le hablaba y mucho menos decírselo a ella. Apretó la mandíbula agarrando el vaso de zumo para terminárselo de un trago, jugueteando con los cubiertos entre sus dedos antes de elevar la mirada hacia ella nuevamente, encogiéndose de hombros – Más que ciego es irracional, el ser humano no elige a quien amar o al menos eso tengo entendido – Ni por quién sentir algo tampoco al parecer, cosa que no quiso añadir por si acaso terminaba por hablar más de la cuenta.

- Claro, lo que quieras – Se levantó, dando la espalda a la menor para coger un par de huevos en la nevera y una sartén en uno de los muebles, para comenzar a hacerlos, escuchando a la joven a su espalda, sin girarse para contestar a aquellas palabras – Bueno…No lo sé, no tiendo a encontrármelos de esa manera – Claro que no, se los encontraba poco antes para liarla en compañía de estos pero bueno, decir aquello iba a tirar contra su tejado y además lograr que la joven pensase que él integraba el grupo que intentó matarla, que no era exactamente aquello, pero bueno, mejor sería el pasarse aquella información por alto.

Ella se le adelantó en cuanto a recoger los platos, se refería, aunque no puso objeción alguna, simplemente volvió a servirse algo de zumo en el vaso para volver a bebérselo de un trago. No sabía muy bien qué era lo que había pasado antes, del porqué le había besado y algo que le perturbaba incluso más y es que él en vez de apartarse de ella como debía, había besado a la chica de vuelta, sin pararse demasiado a pensar y dejándose llevar por lo que sus sentimientos le pedían. Él no era de los que se dejaban gobernar de aquella manera, pensaba que los sentimientos eran para la gente débil y él simplemente no podía permitirse pasar por aquello ni aunque cada milímetro de su cuerpo le pidiera que lo hiciese. Ella tampoco ayudaba, habiendo despertado aquella parte de él solo había conseguido que todo lo que él tenía correctamente atado y al parecer olvidado volviese a surgir con más fuerza de lo que debía y de lo que él mismo podía controlar.

Ante sus palabras inclinó la cabeza a punto de preguntar el porqué de aquella afirmación tan repentina, encontrándose con sus labios sobre los propios al ir a contestar. Entrecerró los ojos posando sus manos en las caderas de la joven, correspondiendo a aquel beso de la misma manera en la que ella lo había dado, manteniendo su mirada cuando esta se separó. No era buena idea, era un hecho, pero simplemente no podía evitarlo – Se ve que no atiendes demasiado cuando te dicen que no soy lo que mereces. ¿Seguro que no eres medio Gryffindor?
avatar
InvitadoInvitado

Davina Abrasax el Vie Abr 08, 2016 5:17 am

Miré a Bastian después de que él dijese que no le gustaba cómo me hablaba Paul. Durante un instante al decir aquello había sonado algo protector, y me hizo sonreír un poco, aunque no dije nada al respecto y continué tomando el desayuno que él me había preparado.- En ese aspecto son como los magos puristas. Este bucle de intolerancia a la diferencia es lo que impide que haya paz- suspiré mientras cortaba una de las tortitas.- Claro que los muggles es porque tienen miedo de lo diferente, mientras que los puristas tienen miedo a perder el poder. Son la minoría, y la minoría siempre quiere mantenerse en la cima de la pirámide sea como sea para no ser aplastados por las masas. Es entendible, en realidad- siempre había entendido muy bien qué era lo que hacía que los mortífagos fuesen así, aunque lo enmascarasen con un odio racista extremo. En el fondo todo el mundo tenía miedo de las diferencias, y el miedo hace que la gente se vaya a los extremos.

Pensé en lo que dijo entonces. No sabía en cuanto a “amor”, pero sí que sabía que no éramos capaces de elegir por quién sentíamos algo más fuerte que mera atracción. Podíamos escoger actuar sobre esos sentimientos o no, pero nuestras decisiones podían llevarnos a sentirnos mejor o peor… porque cuando sentíamos algo por alguien podíamos escoger ignorarlo y alejarnos, sí, pero eso solo nos hacía daño. Yo me había dado cuenta de que me gustaba Bastian en Hogwarts, después de lo que ocurrió en el lago… Me había intrigado, y eso solo había hecho que me fijase más en él. Pero no me había fijado en él en plan mirarle como hacían casi todas en el colegio, sino que me había fijado en todos los detalles que podía captar de él, en él como persona… y cuando quise darme cuenta sentía algo más que mera atracción, y aunque había pensado que lo inteligente sería ignorarlo y seguir con mi camino mi cuerpo y mi mente me gritaban que no, que no me alejase… Y hoy, después de lo ocurrido por la noche, por fin había cedido. Yo no había escogido sentir lo que sentía, pero no podía evitarlo. Cuanto más me lo había negado a mí misma más había sentido que lo necesitaba al igual que necesitaba el agua para no morir de sed. Era algo que no entendía; este tipo de cosas no se pueden estudiar en los libros como la magia o la física.

A mí me gustaba controlar las cosas. Por eso me gustaba estudiarlo todo e involucrarme en todo tipo de actividades. Me gustaba entender las cosas. Lo de Bastian lo entendía, pero era algo que no podía controlar, o al menos no del todo. Y aun así quería explorar aquel sentimiento, no quería huir de él o ignorarlo. Por eso en cuanto me comí todo lo que Bastian me puso en el plato y devoré el huevo frito (por el cual le di las gracias cuando me lo sirvió), y ya no tenía hambre y me sentía con las fuerzas renovadas y había ayudado a recoger fui hacia donde él estaba y volví a besarle como le había besado antes. Sentí una especie de estallido en mi interior cuando él me besó de vuelta al igual que había hecho antes, y sonreí contra sus labios mientras el beso se alargaba y sentía un cosquilleo en mi piel recorriéndome la espalda. Cuando nos separamos nos miramos, y él fue el primero en volver a hablar. Fruncí el ceño durante un segundo haciéndome la ofendida, pero luego sonreí ampliamente.

-Pues el Sombrero tardó muchísimo en decidirse conmigo, así que no te diría yo que no- bromeé.- Aunque lo que pasa es que sé lo que quiero y me empeño, así que en realidad deberías estar preguntándome si soy medio Slytherin- pero soy hija de muggles, una “sangre sucia” como ellos nos llaman, así que obviamente no cumplía los requisitos para estar en esa Casa. Apoyé mis manos sobre el pecho de Bastian y me mantuve donde estaba, tan cerca de él que tenía mi cuerpo casi pegado al suyo y sentía su cálido aliento sobre mi rostro.- Eres un necio. ¿Y qué es lo que merezco sino?

No tenía ni idea de qué hora era, pero juzgando por la cantidad de luz que entraba por las ventanas e iluminaba el dúplex imaginaba que ya era bastante tarde. Aunque había escrito a mi madre para explicarle que estaba bien sabía que ella estaría nerviosa hasta que yo volviese a casa y así ella pudiese asegurarse en persona de que no me había pasado nada. Su marido era un gilipollas, pero mi madre me quería y aunque siempre estaba muy ocupada se preocupaba por mí.

-Debería volver a mi casa, mi madre me estará esperando…- murmuré entonces, mordiéndome un poco el labio porque no quería decir aquello, ya que no me quería ir. Quería quedarme ahí, con Bastian… Sentí como que era un imán muy potente, y yo el pedacito de metal que se veía atraído hacia él sin poder evitarlo a causa de una fuerza contra la que no podía luchar.- ¿Me acompañarías, por favor?

Seguía apoyada contra él con mis manos sobre su pecho, sintiendo el latido de su corazón bajo mi palma, y las suyas sobre mis caderas. Me iba a costar horrores moverme de allí.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Marie Avgeropoulos
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante para inefable
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 760
Lealtad : Indecisa
Mensajes : 174
Puntos : 99
Ver perfil de usuario

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.