Situación Actual
21º-14º // 3 diciembre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Einar G.Mejor PJ ♂
Coraline M.Mejor PJ ♀
Katherine M.Mejor User
Circe M.Mejor roler
Seth B.Estrambótico
Edgar B.PJ REVELACIÓN
Ash & CirceMejor dúo
Valarr K.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Rhythm Inside —Matt Forman]

Sam J. Lehmann el Vie Sep 18, 2015 7:41 pm

Recuerdo del primer mensaje :


Era viernes y la jornada laboral de Sam, que normalmente era de nueve a una, se había extendido algunas horas debido al trabajo extra que le estaba haciendo al fiscal Magnus Brooks como secretaria, por lo que terminó a las tres y media. Normalmente los jefes de departamento y las figuras más representativas salían más tarde de trabajar debido a la cantidad de trabajo que tenían, por lo que cuando se levantó de su puesto para dirigirse a la salida, se encontró saliendo de su despacho a su jefe, Matt Forman. Había un cargo entre ella y él, pero aún así, Matt Forman seguía siendo su jefe principal, ya que era el jefe del departamento de Misterios y ella trabajaba dentro de ese departamento.

Se acercó por detrás de él, aprovechando que no debía de esperarla ya no había nadie por la zona pues todos ya se habían ido y llamó su atención colocándose a su lado y mirándole con un gesto divertido—Me ha dicho un pajarito que hoy me llevarás a un sitio muy bonito. ¿Es eso verdad? —preguntó la chica, haciéndose la sorprendida.

Tenían por costumbre ir de vez en cuando a tomarse algo juntos, pues los dos tenían bastantes cosas de las que hablar y la verdad es que congeniaban de maravilla y, por norma general, a no ser que alguno tuviera otros planes, solían salir los viernes después del trabajo para desestresarse y empezar bien el fin de semana. Obviamente Sam prefería quedarse en casa viendo una película, comiendo helado y leyendo un poco, pero debía de admitir que salir con Matt era bastante divertido y uno de los pocos que le alentaban a ello.

¿O no? —añadió a la pregunta, apartándose para ponerse a su lado y caminar junto a él por el pasillo, para llegar un pequeño hall en dónde estaban los ascensores. El departamento de Misterios era el zulo. Era donde menos gente había, con diferencia y el de la planta más baja, por lo que parecían estar en el culo del mundo—El viernes pasado elegí yo, así que te toca. Pero no me lleves a ese sitio raro de la otra vez, olía fatal y la gente bailaba como si tuviera esquizofrenia. ¿Te acuerdas aquel tío de la entrada que nos dijo que si queríamos entrada VIP? Yo creo que eso incluía una bolsa de todo tipo de drogas para volverse loco allí dentro —comentó la chica con algo de diversión.

Y debía de admitir que por mucho que fuera su jefe, propiamente dicho y con todas las letras, le parecía tan simpático que podía tratarlo con todo el respeto tanto fuera como dentro del trabajo y, a la vez, con una complicidad envidiable—¿Dónde quedamos?

Entraron al ascensor y la chica pulsó el botón que los llevaría a la primera planta, en dónde estaban las chimeneas de la Red Flu. Podrían haber hablado por carta a la tarde, pero total, ya que se habían encontrado, mejor dejar las cosas claras ahora y así podrían descansar por la tarde, que no sabía él, pero Sam estaba cansadísima y aún tenía que ir a correr para suplir su dosis de deporte del día.

-

Ya llegada la hora, Sam se había preparado y estaba totalmente lista a las 22:55 pm. Se había alisado el pelo y se había pintado los labios de rojo, además de ponerse un vestido de flores que le llegaba por encima de la rodilla, unos tacones marrones claros y un bolso del mismo tono.

Se apareció en un sitio cercano de dónde había quedado con Matt y comenzó caminar hasta el lugar exacto, buscándole con la mirada.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 27
Ocupación : Desempleada
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 13.690
Lealtad : Neutral
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 441
Puntos : 291
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t5108-el-baul-de-los-recuerdos-arcon-sam-lehmann#76494

Matt Forman el Miér Oct 28, 2015 10:26 pm

Una cosa es dar pequeños conciertos en casa cuando eres pequeño y tus padres te obligan a demostrar lo bien que tocas el piano delante de sus amigos, y otra cosa muy diferente es subirse a un escenario a poner cachondo al personal. Prefería esto mil veces. Un local lleno de hombres viéndome bailar y deseando verme sin ropa. Justo lo que cualquier persona necesita para subir la moral. No es mi caso, pero ha sido divertido e instructivo. Bajé del escenario dejando paso a un chico con dos grandes abanicos que se disponía a actuar. Con el tipo encargado de organizar el evento me había dejado la chaqueta. La recuperé para ponérmela ya que había perdido la camiseta y la corbata al lanzarla desde el escenario. Iba a ir a buscar a Sam pero me paró un grupo de chicos que quería una foto conmigo y no pude negarme. Tengo fans muggles, como AC DC.

Cuando me pude deshacer de toda esa gente que quería verme de cerca busqué la melena rubia e inconfundible de Sam entre la gente y vi que ella tenía mi camisa. Que bien. Solamente llevaba la chaqueta dejando mi pecho al descubierto. Tampoco me molestaba, la verdad. Me cuido un poco y estoy contento con mi cuerpo. No me importa mostrarlo.

- Me debes algo muy gordo después de eso. Pero aquí solamente hay hombres. No veo justo usar el trato en este local. Lo usaré cuando vayamos a otro tipo de sitio.

Le hablé cerca, sonriente y muy contento. No me parecía bien usar el poder en un sitio sin mujeres. La vi un tanto contenta y lo atribuí al alcohol. Mientras actuaba el chico de los abanicos arrastré a Sam hacia la barra para tomar algo y el camarero nos invitó. Después me guiñó el ojo y me entregó un papel con un numero de teléfono. Al igual que había hecho el camarero de la zona vip.

- Hacen que me sienta afortunado, bello y un poco mal, solamente se fijan en mi físico. Estoy harto de que me traten como a un objeto.

Hablé con tono de falsa indignación. Estaba encantado. Brinde con Sam y di un buen sorbo a la copa. Con el calor de los focos y el baile me había entrado mucha sed. También me sentía un tanto eufórico. Me apetecía seguir bailando pero la gente estaba quieta mirando al escenario, aplaudiendo o coreando lo que fuese. A mí me gritaron más, seguro. Quería seguir bailando, y como no podía allí estábamos los dos aguantando la barra.

- Cuando quieras podemos irnos, dudo que me den el premio y lo que me apetece es bailar.

Consulté el reloj y la noche era muy joven. Podíamos ir a otro lugar. Si sigue saliendo gente al escenario van a cerrar el local antes de que terminen de pasar los aspirantes. Pero en ese momento, en el que yo me encontraba alegre pero aburrido sin música permanente, salió de nuevo el presentador diciendo que llegaba el tiempo de las deliberaciones. Alguien iba a decidir quien ganaba y en breve anunciarían los tres mejores, coronando a Mister Gay 2015. Mientras tanto continuaron con al ensordecedora y pegadiza música bailable. Allí mismo en la barra me puse a bailar frente a Sam. Estaba en su salsa y mucho me temo que no quería irse aún. Ella necesitaba saber quien ganaba aquel concurso y, pese a la diversión que supuso subir, esperaba no ganar aquello. Si alguien en el mundo mágico descubre esto seré portada en todas las revistas de cotilleos y esta vez mi madre se muere. O peor, me deshereda.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 21.750
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 548
Puntos : 153
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t2190-arcon-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Sam J. Lehmann el Vie Oct 30, 2015 3:13 pm

Sam no esperaba que le dijera ningún reto en aquel local, más que nada porque Forman no ganaría nada viendo a Sam hacer el ridículo allí. Además de que a la chica le resultaba mucho más fácil hacer cualquier cosa rodeado de chicos como los que estaba rodeada que en medio de una multitud mixta o llena de chicas. De toda la vida las chicas han sido más criticonas y crueles. La sensación de estar allí dentro incluso le daba la seguridad a Sam de que cualquiera de los presentes le apoyaría en cualquier reto que Matt le impusiese—¿Qué está pasándote por esa perversa mente?—le preguntó por curiosidad, por saber si ya había pensado en algo que no cuadraba hacer allí dentro.

Ambos se acercaron a la barra y el camarero los invitó. ¿Ves? Habría que ir a un bar de ambiente lleno de bolleras para ver si eran tan simpáticos como estos de aquí. Podía apostar cincuenta galeones que ni a un mísero chupito te invitaban. Sam se rio cuando Matt se quejó de que le trataban como un objeto. Estaba claro que ese era el menor de sus problemas—¿Seguro? ¿Harto? Yo te veo muy feliz causando sensación aquí dentro —dijo justo antes de brindar junto a su jefe y llevarse el vaso a la boca. Ya no sabía ni qué estaba bebiendo, ¿pero acaso importaba? Esperaba que por lo menos no le hubieran hecho mezclar dos bebidas. Eso le sentaba fatal a la rubia.

Sam negó rápidamente con la cabeza cuando Matt insinuó el irse—¡No! Espera que digan el ganador, luego podemos irnos a dónde tú quieras—dijo Sam, convencida de que sus predicciones de lesbiana en un concurso de Mister Gay, serían totalmente ciertas. No tardó en subir el presentador a decir que los que elegían estaban deliberando. Miró a Matt con algo de misterio y tras unos segundos en dónde Sam tomó otro sorbo y los jueces deliberaban, el presentador llegó con noticias nuevas.

¡Tenemos a los ganadores! En tercer lugar está “Galletita Salvaje Bibliotecaria” ¡Un fuerte aplauso! —Sam aplaudió por el nombre, ese nombre se merecía un aplauso, dos y todos lo que hicieran falta.

Menudo nombre más horrendo —comentó a Forman, negando con la cabeza.

¡En segundo lugar, a nada más ni nada menos que el Huracán Forman! ¡Un gran aplauso para el hombre que nos ha robado más de un suspiro y nos ha hecho sudar! —dijo el hombre presentador.

La cara de Sam era pura incredulidad. Pero todavía no dijo nada.

¡Y en primer lugar Rossi la Torrija! —gritó el presentador y automáticamente todos empezaron a aplaudir.

Todos menos Sam, claro está—¿Perdona? ¿Rossi la Torrija? —Rossi la Torrija subió al escenario nuevamente y Sam no podía ocultar su rostro de inconformidad—¡Esto es tongo! —dijo claramente mientras miraba a Matt—¿Segundo? Por favor, menuda estafa de concurso este… ¿Quién está tomando ahí las decisiones? ¿Está ciego? —dijo, notándosele en sus movimientos que ya no estaba precisamente en su momento más racional. Aunque en dónde más se notaba era en el suave siseo que estaba empezando a notarse en sus palabras.

La chica negó con la cabeza una y otra vez, para luego terminarse la copa que el simpático camarero le había invitado por puro compromiso—Vámonos de aquí, este sitio ya no me gusta —dijo Sam, aprovechando que él antes dijo que quería irse para ir a un lugar en donde poder bailar toda la noche—Al primer sitio que se te ocurra, venga —Sam chasqueó los dedos, entre emocionada e hiperactiva, para que Matt pusiera en marcha su ruleta mental de sitios de fiesta y la parase en uno totalmente aleatorio. A estas alturas y, como siempre, Sam lo que quería era bailar y bailar. ¿Y, por qué no? El juego de los retos iba a dar para mucho. Lo único malo es que Sam apenas conocía sitios a los que ir de fiesta.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 27
Ocupación : Desempleada
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 13.690
Lealtad : Neutral
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 441
Puntos : 291
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t5108-el-baul-de-los-recuerdos-arcon-sam-lehmann#76494

Matt Forman el Miér Nov 04, 2015 12:54 am

Como estaba contento y divertido el alcohol me estaba convirtiendo en un borracho feliz y divertido. Tan alocado como para subir a un escenario a bailar como una perra en celo. ¿Y para qué? Para divertir a Sam, ya que me había retado, y ahora me debía algo. En un momento dado me vendría una idea divertida a la mente y ella debería hacerlo, porque me lo debe. De momento me encogí de hombros ante su pregunta, todavía no tenía nada en mente para que hiciese algo humillante y divertido a la vez. Así que la arrastré hasta la barra para tomar algo más e incrementar el punto de diversión de los dos. Estuvo bien eso de bailar pero todos me miraban como un objeto. Mostré falsa indignación y Sam me pilló enseguida.

- Deja que disfrute de esto. No suelen acosarme tanto. Seguro que tu estarías agobiada si todo el mundo te mirase así. Somos tan diferentes... Brindemos por eso también.

Le di otro sorbo a mi copa. Empezaba a no notar el gusto del alcohol al tragar, lo que significa que si bebo más puedo terminar muy mal. Pero si bebo con moderación durante toda la noche puedo estar en ese punto gracioso sin llegar a pasarlo mal. Quería irme porque el ambiente estaba muy soso por culpa del concurso. La música había parado y todo el mundo estaba pendiente de los concursantes, como lo habían estado de mí. Pero Sam no quería irse de allí sin saber el nombre de los ganadores. Por suerte el presentador salió al escenario para anunciar los ganadores. Cuando escuché mi nombre en segundo lugar suspiré aliviado por no ganar, aunque se apoderó de mí cierta indignación. Venga ya, he sido mejor que cualquiera de esos. Y no he tenido todo un año para practicar mi número, me he enterado esta misma noche de que este concurso existe. Sin duda lo mejor fue la reacción de Sam. Estaba más indignada que yo. Me reí a carcajadas. Debe ser su manera de apoyarme como amiga, ya que dudo que le haya gustado mi baile ni el de los demás. Accedió entonces a marcharnos de allí.

- Si, vayámonos. Quedar segundo no me ha gustado nada. No quería ganar pero quedar segundo es peor.

Me quedé pensando un buen sitio donde ir mientras apuraba mi copa. Nada de otro local de hombres, Sam merece que la miren por lo guapa que es y no como si fuese un objeto bien decorado. Pero ella misma ha admitido que le encanta estar entre gays porque no se la intentan ligar.

- Tengo dos opciones. Un local gay donde ponen música de los 70 y 80, o una discoteca mixta.

Hace tiempo que dejé de salir compulsivamente cada fin de semana. Se dio la casualidad de que mi estado de ánimo no era el mejor y la llegada de Lluna se juntaron, y dejé de salir a beber y bailar cada fin de semana como un joven alocado. Ahora me encontraba mejor y mi niña era ya casi una mujer. No había excusas para posponer la diversión. Había vuelto a salir, descubriendo locales gays, discotecas selectas y sitios muy divertidos. Volvía a estar en la onda, y conocía cada lugar nocturno de esta ciudad. El problema está en las necesidades de cada uno. Ya quedé con Sam que la próxima salida con ella sería a un local de mujeres, y que yo iría como una mujer para no destacar. Pero esta semana quedamos en que los hombres me acosarían y ella disfrutaría de la libertad que le da ser mujer en un sitio donde todos los hombres son gays y no quieren saber nada de ella. Excepto saber donde compró su vestido o que marca de pintalabios usa. En la discoteca mixta ella sería acosada por hombres babosos, y yo por mujeres calientes. No es una buena idea que yo me pueda divertir y ella no. De modo que el local ese donde ponen música de antes sería una buena opción, si a ella le parece bien.

- El local de los 70 queda más cerca. ¿Te apetece bailar música disco?

Me alejé un poco de la barra fijándome en que no había nadie cerca y me puse a bailar como John Travolta en Fiebre del sábado noche dejando clara mi predilección por el local de música de antes. Lo mismo ponen disco, que rock, que pop rock. Hay una gran variedad de artistas y una calidad musical que no se encuentra hoy en día por más que busques.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 21.750
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 548
Puntos : 153
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t2190-arcon-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Sam J. Lehmann el Jue Nov 05, 2015 12:29 pm

La indignación de ambos amigos por la victoria de Rossi la Torrija estaba totalmente justificada. Es decir, es de género lógico indignarse, primero, porque un hombre llamado Rossi la Torrija haya ganado simple y llanamente a el Huracán Forman. Ya no solo por el nombre (que era mil veces mejor), sino sobre todo si le incluímos el baile de Matt. Rossi la Torrija se había limitado a enseñar sus michelines a través de su malla ajustada.

Lo primero era olvidarse de esa humillante victoria. Sam se sentía casi tan indignada como Matt porque había sido ella misma la que veía clara su victoria y era la que le había motivado a subirse al escenario—Quedar segundo no es tan malo, pero quedar detrás de Rossi la Torrija es humillante —le dijo Sam, con un guiño travieso y algo malvado. Ella diciendo cosas malas de la gente… se notaba que le estaba subiendo el alcohol, que estaba empezando a desinhibirse poco a poco. Sam en varias ocasiones había terminado muy mal debido a lo mucho que le afecta el alcohol, por lo que en ese momento, al sentirse algo perjudicada, decidió dar el primer aviso, diciendo la primera mentira universal que todo el mundo ha usado una vez en su vida—Esta es la última —dijo, elevando levemente su vaso con bebida. Evidentemente, sonó muy, pero que muy poco convincente.

¿Otro local gay con música de los 70 y los 80 o una discoteca mixta? Qué complicado. Por una parte, la compañía era importante y en cierta manera quizás prefiriera el local gay. Pero por otra parte… la música de los 70 y los 80, no terminaban de motivarle. Ella bailaba de todo, pero debía de admitir una cosa… La música tecnológica de hoy en día le gustaba mucho. Le gustaba ese ritmo incesante que si, vale, en muchas canciones es siempre igual, pero para bailar es lo mejor que hay.

Finalmente, como Matt parecía con más motivación para la disco de los 70/80, Sam también se animó a ir a esa—Claro, yo siempre tengo ganas de bailarlo todo —dijo, pues si conocías a Sam te dabas cuenta de que eso era totalmente cierto cuando salían de noche y ya estaba un poco piripi. Lo bailaba todo. Y cuando digo todo es todo.

Ambos se levantaron de allí para dirigirse a la zona VIP en donde habían dejado sus cosas. Sam cogió todo lo que había dejado allí para más comodidad y ambos salieron de la discoteca. Eso sí, Sam se encargó de sacar esa botella de alcohol obsequio de la zona VIP que no se habían terminado, para terminársela del camino al siguiente local al que iban a ir.

Como los porteros estaban demasiado ocupados admirando el culo de Matt, Sam consiguió sacar la botella sin que nadie se percatara de que estaba haciéndolo, ya que en la mayoría de discotecas está totalmente prohibido sacar afuera alcohol de dentro—Tengo un nuevo amigo que nos acompañará en el camino —dijo Sam con una pequeña sonrisa, mostrándole a su jefe la botella que había sacado sin permiso—Por lo menos para aprovecharla, ¿no? —argumentó en su defensa, encogiéndose de hombros a la vez que se la llevaba a la boca para beber un sorbo.

Caminaron por donde Matt guiaba, ya que él era el que sabía en dónde estaba esa discoteca de los años 70. Además de que Sam a pesar de llevar ya sus siete años viviendo en Londres, su capacidad de orientación seguía siendo igual de mala que siempre. Sin duda la orientación no era precisamente su fuerte.

Llegaron a una zona en donde parecían haber varios pubs, aunque uno de ellos estaba especialmente rodeado de personas—No me lo digas, es ese —intentó averiguar Sam con algo de diversión, ya que todas las personas que lo rodeaban eran exclusivamente hombres. Por una parte a Sam le encantaba ir a esos locales, pero por otra parte, sabía que ahí dentro no pintaba nada rodeada de tantos hombres y a veces podía sentirse un poco fuera de lugar. Pero vamos, lo que es ella, se lo pasaba pipa. Le encantaba verlos bailar y bailar con ellos. No necesitaba chicas para divertirse por mucho que ese fuera su gusto. Se acercaron a la puerta tras pasar a todos los hombres y llegaron a donde estaba el portero—Hola. ¿Cuánto cuesta la entrada?—preguntó Sam, más que nada para romper el hielo.

Ocho libras para hombres, dieciocho libras para mujeres. Aunque actualmente el aforo está completo, venid más tarde a ver si hay suerte —dijo el portero.

Sam frunció el ceño. Qué estafa. Deberían de poner por fuera “No girls” y se ahorraban el bochorno de ponerle la entrada más cara. Ambos se retiraron hacia atrás—Me cae mal esa discoteca —dijo, como si la discoteca fuera el problema—¿Dieciocho libras por entrar a una discoteca solo a bailar? Menudo robo. ¿De verdad hay chicas que pagan por entrar ahí? —preguntó sorprendida. Menos mal que no había aforo, porque si no hubiera entrado en un ataque de indignación ebria contra el portero por discriminar a las mujeres y ponerle la entrada más cara. Aunque no tuviera ningún sentido. Puso ligeramente los ojos en blanco y se llevó la botella a los labios para beber un trago de aquella bebida—¿De aquí alguno está bien? O podemos probar suerte en uno cualquiera a ver con qué nos topamos. Si a mí se me acerca un hombre vienes y haces de mi novio sobreprotector y si alguna mujer fea se te acerca a ti, yo me acercaré para que quite sus sucias zarpas de mi hombre —propuso sobre la marcha, ofreciéndole la botella que tenía en las manos para que se la terminase, pues quedaban dos dedos de bebida.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 27
Ocupación : Desempleada
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 13.690
Lealtad : Neutral
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 441
Puntos : 291
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t5108-el-baul-de-los-recuerdos-arcon-sam-lehmann#76494

Matt Forman el Mar Nov 10, 2015 1:17 am

Decidimos tomar la última en aquel local e irnos a otro lugar. Mi clasificación como segundo en el concurso de Mister Gay nos puso a Sam y a mi en contra de aquel local. Nada tenía de malo a parte de unos jueces con poco criterio. Tenía en mente dos locales cercanos y se los comenté a mi amiga para decidir cual visitábamos primero. Sam estaba tan borracha que lo mismo le daba bailar salsa, que rock, que música disco de los 70. Quería salir de allí y eso hicimos. Subimos a por nuestras cosas que se habían quedado en la zona vip. La chaqueta, su bolso... Y salimos a la calle en busca de aire fresco. La verdad es que al caminar me di cuenta del nivel de alcohol que llevaba en la sangre. Me reía todo el rato sin saber porque. Nos alejamos del local por la calle y Sam me enseñó una botella que había sacado de dentro.

- Benditas mujeres con sus benditos bolsos. - Sam le di un buen trago y luego me la pasó. - No sabía que eras tan malvada, señorita.

Aquel gesto por parte de Sam me divertía y me hacía entender que yo no era el único que había bebido demasiado. Sam estaba feliz y el alcohol la impulsaba a hacer cosas que normalmente no haría. Tendré que vigilarla bien a partir de ahora. No vaya a meterse en algún lío. Antes de llegar al siguiente local casi nos habíamos terminado la botella, y mi intención era dejarla debidamente en un contenedor de reciclaje de vidrio pero Sam no la soltaba. Al llegar a la zona de pubs Sam reconoció el lugar que le había descrito enseguida. La cola estaba formada exclusivamente por hombres y todo el mundo iba vestido con atuendos más propios del siglo pasado. Ella se adelantó y la seguí de cerca. Creí que iba a entrar pero preguntó por el precio de las entradas y se indignó porque las mujeres pagaban más. Además de que al aforo estaba completo. Me lo tomé bien pero la Sam borracha tenía una faceta un tanto problemática. Había otros veinte locales a la redonda, de estilos muy variados, a los que podíamos ir. Estaba muy bien lo que proponía. Podemos ir a un local y si alguien se acerca a molestarnos hacemos como que somos pareja. A los cinco minutos todo el mundo nos conocerá con el sobre nombre de “la pareja esa de borrachos” y podremos disfrutar del resto de la noche sin ser molestados. Me terminé la botella y di vueltas sobre mi mismo al no encontrar un contenedor verde.

- Vayamos al local de moda. Seré el novio más sobreprotector que hayas tenido en la vida.

Caminamos hacia el local de moda en Londres y me sentí feliz al encontrar por el camino un contenedor de vidrio donde dejar la botella que llevaba media hora vacía en mis manos. Una vez hecho eso ya no tenía más responsabilidades. No tuvimos que esperar mucho para poder entrar en aquella discoteca mixta, y fue toda una alegría enterarnos de que la entrada para las chicas era gratis aquella noche. Es puto marketing. El dueño de la discoteca no quiere que su local sea un campo de nabos, de modo que dejan entrar gratis a las chicas y así se aseguran de que haya mercancía para todos.

- Ignoro que tipo de música ponen aquí. Lo único que sé es que este local está de moda. Lo anuncian en los autobuses, en la radio, en carteles... y es noche de chicas. No se puede pedir más.

El local era un sitio oscuro iluminado por las luces en el techo. Estaba a rebosar de hombres y mujeres, más mujeres que hombres aquella noche, todos bailando un frenético ritmo latino que invitaba a mover las caderas. No está mal. Sobre el escenario había un DJ muggle muy conocido y dos bailarines con poca ropa. Puede cambiar el estilo de la música, pero todos los locales son iguales en esencia.

- ¿Barra o pista? Ahora vuelvo, necesito ir al baño.

El bebernos la botella aquella de golpe me había dado ganas de ir al baño. No me apetecía ir ni a un sitio ni al otro, solamente quería ir a mear. Notaba presión en la vejiga, y con esa presión no se puede ni beber más ni bailar bien. Le susurré a Sam que iba a buscar los baños y que saldría enseguida. Como no aguantaba más oriné en los urinarios que había contra la pared. Entró un chico jovencito y se puso a mi lado. Le miré un momento y me di cuenta de que me estaba mirando la polla bien para medirla o bien porque le gustaba. Me entró la risa floja, al chico se le paró el chorro y salió disparado por la puerta. Me lavé las manos al terminar y salí en busca de Sam, que estaba bailando en medio de la pista rodeada de dos o tres chicos. O bien ella no se daba cuenta de que la desnudaban con la mirada, o le daba completamente igual. Me acerqué a ella apartando a los chicos y la cogí de la cadera para bailar detrás de ella.

- Todos los tíos te comen con la mirada, pero aquí está tu novio sobreprotector.

Los chicos perdieron el interés nada más ver que Sam no se apartaba de mí. Ambos continuamos bailando aquel ritmo tan explícito como nos daba la gana. A aquellas alturas el alcohol me permitía hacer de todo sin sentir ningún tipo de vergüenza. Solamente quería pasármelo bien y lo estaba consiguiendo. Además, había bebido tanto que ni siquiera me afectaba el restregarme con una mujer  tan sexy como Sam. El pequeño Forman sabe que hoy no tiene ninguna misión y está guardando sus fuerzas para otra ocasión.  
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 21.750
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 548
Puntos : 153
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t2190-arcon-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Sam J. Lehmann el Mar Nov 10, 2015 11:18 pm

Era indignante que para entrar en un pubs de hombres homosexuales las mujeres tuvieran que pagar un dineral y donar también el maldito riñón. Todo debería ser igualitario, si es un sitio solo para personas masculinas homosexuales, es evidente que van a haber pocas chicas. O quizás Sam pensaba mal, pero le seguiría pareciendo mal que un hombre tuviera que pagar casi el doble por entrar a un lugar de ambiente femenino.

Se terminaron la botella que Sam había sacado del anterior pubs y Matt muy ecológicamente la tiró a un contenedor verde en dirección a un pub que al parecer estaba de moda. Posiblemente Sam lo hubiera escuchado mil y una vez en los anuncios de todos lados, pero en aquel momento estaba tan pasota que ni lo relacionó. Además de que ya de por sí no suele prestar atención a la publicidad que anuncia lugares para salir de fiesta. Entraron al interior y nada más notar el calor de aquel sitio, Matt le comunicó a Sam que iba al baño. Ella alzó el dedo gordo en señal de que le había entendido y acto seguido ella se dirigió a la pista de baile. También se estaba haciendo pipí, pero aún podía aguantar, además, adoraba la canción que estaba sonando. Habían varios tipos de canciones en este mundo, pero solo habían tres tipos que volvían loca a Sam para bailar: las lentas y sensuales, aquellas en donde Sam, carente de sensualidad danzatoria, bailaba como si la tuviera con los ojos cerrados y claramente bajo los efectos del alcohol; las que poseían un ritmo suficientemente rápido como para bailar frenéticamente con tu acompañante como si se tratara de una pareja de Rock & Roll de los 80’s; y la música latina, esa que simplemente asumes que cada cuerpo humano está hecho para bailar y te mueves como te lo pida. Y claro, repito de que ya estaba bastante borracha, por lo que ella se metió en medio de la pista y empezó a bailar ella sola con los ojos cerrados, sin importarle nada de lo que hubiera a su alrededor.

No sabría decir cuánto tiempo después, pues la noción del tiempo estando borracha es muy relativa, apareció alguien por su espalda. Ella se giró rápidamente por el temor de que algún desconocido le estuviera arrimando la cebolleta y rápidamente vio a Matt, al cual sonrió—¡¿QUÉ?! —gritó, sorda perdida cuando le dijo algo, pues no oyó nada. Pero rápidamente lo omitió. Pasó las manos por detrás del cuello de Matt y comenzaron a bailar la canción los dos amigos. Sam se rindió tanto al ritmo que se dejó llevar por Matt en el baile—¡Adoro esta canción!

El DJ se portó bien y puso más o menos como cuatro canciones seguidas del mismo estilo, la última fue esa del arroz con habichuelas. La chica no entendía como una canción podía hacerse tan famosa con esa rima. Sam no soltó a Matt en ningún momento. Le encantaba bailar, pero le encantaba todavía más bailar con él y no demostrando su inhabilidad ella sola en mitad de la pista. Pero después de esas cuatro canciones, además de estar sudando y acalorada, se estaba haciendo mucho, pero mucho pis. Cogió la mano de Matt y le sacó del foco principal de la pista. Cuando llegaron a un sitio donde se podía hablar:—Me hago pipí yo —dijo, arrugando la nariz—¿Nos pides algo mientras? Te invito a lo que quieras, a mí pídeme una Piña Colada —dijo, sintiendo como su garganta estaba seca.

Buscó con la mirada el baño de las chicas y por suerte, alienación de los planetas en alguna parte del universo o por pura casualidad, no había cola. Entró en él y sin fijarse en nada a su alrededor, entró directamente en un baño para cerrar la puerta detrás de ella. Cuando salió, vio la espalda de un hombre en lo que parecía un urinario. Claro, con razón no había cola… con razón había papel en el baño… Sam se llevó la mano a los ojos y salió corriendo de allí hacia dónde había dejado a Matt. Se colocó a su lado y miró a las dos jóvenes chicas que estaban hablando con él animadamente—Hola chicas —las saludó amablemente—¿Es para mí, cariño? —preguntó divertida Sam mientras miraba y cogía la piña colada—Eres un amor, esta noche te lo recompenso con sexo salvaje… —miró a las chicas, por si no había quedado claro—Porque somos novios, ¿sabéis?

Las chicas se fueron y Sam miró a Matt con resignación—No sé hacer de novia, lo admito. Pero por lo menos he conseguido que se fueran. He parecido una novia posesiva psicópata, ¿verdad? —se dio cuenta ella sola, llevándose la pajita de la piña colada a los labios para sorber.

OFF:
He manejado un poco a Matt (para lo de las bebidas y eso), espero que no te importe, era para poder avanzar >.< Pero cualquier cosa, me dices y edito.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 27
Ocupación : Desempleada
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 13.690
Lealtad : Neutral
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 441
Puntos : 291
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t5108-el-baul-de-los-recuerdos-arcon-sam-lehmann#76494

Matt Forman el Lun Nov 16, 2015 1:03 am

Cuando has salido de fiesta y empiezas a tener sueño y cansancio es que el efecto beneficioso del alcohol se te está pasando y es hora de retirarse. No me encontraba en ese estado ni de lejos. La botella robada que nos tomamos junto a todo lo demás que había tomado me tenía muy alegre. Bastante borracho a decir verdad. Eufórico más bien. Pero me entraron unas ganas terribles de usar el baño y tuve que dejar a Sam sola. Al salir me la encontré bailando sin pudor en medio de la pista con dos o tres buitres a su alrededor. Sin hacer nada más que bailar detrás de ella sin que ella se quejase los tíos desaparecieron en busca de otra víctima. Sam estaba desatada,, lo estaba pasando bien y me gustaba verla así. Todo es un poco serio en el trabajo. Se agradece poder salir y mandar el estrés a tomar por el saco.

Las canciones no las conocía. Me limitaba a bailar como hacían los demás. A algunos les sobraba la ropa nada más para parecer que estaban follando como conejos. Las chicas ponían cara de perras, los tíos marcaban paquete... Y allí estaba yo con mi saber estar, moviendo muchos las caderas y apartándome de lado con miedo de que Sam me golease las pelotas con uno de sus movimientos. Había perdido la noción del tiempo y sentía calor. Calor acompañada de sed. Sam se cansó de bailar y me arrastró fuera de la muchedumbre. Fue su turno de ir al baño. Pero me dejó una orden bien clara, tenía sed.

Ella se fue hacía los baños y yo hacía la barra. Una rubia tetuda me atendió con mucho mimo. Le pedí dos piñas coladas de esas para que no se equivocara, y me daba bastante igual que beber. Tomé un primer sorbo para quitarme la sed y esperé a Sam allí mismo, donde me podría localizar con facilidad. Se acercaron entonces unas chicas con sus bebidas y me zorrearon un poco. Hoy no, perras.

- ¡Ah! - solté un grito de sorpresa que se escucho por encima de la música. - Esa blusa que llevas es total, cariño. - hablé abriendo mucho la boca y exagerando las palabras. - Estáis divinas. - ambas se quedaron con cara de decepción y no se giraron de milagro. La más fea me preguntó si me gustaba su falda y le tuve que responder como si entendiese de moda femenina. - Está muy bien, cariño, pero ponte una más corta la próxima vez. Todo estos machotes que hay por aquí lo agradecerás. Sois divinas.

Me costaba mucho aguantar la risa pero lo hice. Las chicas ya no parecían tan decepcionadas y continuaron parloteando conmigo sobre moda, complementos, bolsos y toda una cantidad de cosas que desconocía. Solté frases alagando sus ideas y grititos de emoción. Se las veía encantadas. Se acercó Sam, saludó a las chicas y actuó como la novia más posesiva del mundo. Tanto que las dos chicas se fueron sin despedirse bastante indignadas. Me reí tanto que me tuve que coger de la barra para no caerme. Sam se excusó, no sabía hacer de novia.

- ¡Ay, cariño! Estuviste divina de la muerte. Pero yo las tenía convencidas de que estaban hablando con un gay. - usé el mismo tono que con las chicas y me puse a reír de nuevo. Cuando pude parar continué hablando. - Me han soltado una chapa importante sobre bolsos y colgantes y algo llamado eyeliner. No he entendido nada pero soy divino.

Tomé un sorbito de piña colada con la pajita, estaba muy dulce. El toque de la pajita me ayudó a pasarme por gay. ¿Pasarme por gay? En realidad me gustan los hombres, algo de gay tengo. Bah, que les den. ¡Fiesta! Me notaba un poco mareado por el calor y el alcohol. Me daban ganas de salir a respirar aire puro pero al mismo tiempo no quería salir de allí dentro. Se estaba tan bien... Por no volver a la muchedumbre me puse a bailar allí mismo. La música había cambiado a algo menos sexual y bastante más descoordinador. Me fijé en el resto del mundo. Algunos bailaban como si les estuviese dando un ataque, otros con un brazo arriba como si golpearan el aire, y otros simplemente saltaban. O me estoy haciendo viejo, o esto se parece más a un niño aporreando unas cazuelas que a música.

- Sam, ¿Cómo se baila esto?

La nueva melodía era pegadiza pero no sabía como moverme a parte de los pasos básicos siguiendo el ritmo como bien músico. La letra era simple y envolvente, un poco sexual tal vez. Sam estaba muy arriba, muy motivada, por eso pensé que ella podría guiarme un poco. Que no salga todas las noches no significa que no conozca las melodías que están de moda y la forma de bailarlas.


Sonido envolvente:
Manéjame tanto como desees, preciosa.

avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 21.750
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 548
Puntos : 153
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t2190-arcon-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Sam J. Lehmann el Jue Nov 19, 2015 6:43 pm

Escuchar a Matt hablando como si se hubiera desplumado en aquel momento, hizo que Sam casi soltase la piña colada que tenía en la boca por la nariz. Está claro que si se quiere deshacer de mujeres tiene todas las papeletas para hacerlo sin ayuda ninguna. Madre mía, cómo hablaba. No tenía nada que envidiar a los hombres de la discoteca anterior, eso está claro—Y yo preocupándome por ti… No necesitas a una novia posesiva que te aleje a las que intentan ligar contigo —dijo, con una voz ya perjudicada por todo el alcohol que tenía ya en vena. Sonrió ante el eyeliner y se señaló con su dedo al ojo—Esto es eyeliner —informó. Sam era muy coqueta y le gustaba pintarse los ojos y los labios cuando iba a trabajar o salía y se arreglaba.

La piña colada estaba increíble, por lo que Sam no tardó en hacer que aquella cantidad empezara a bajar con bastante rapidez. La música cambió, ya no había canciones latinas, ni tampoco para mover el trasero con el ritmo incesante e igual. Cambió por completo y la música que empezó a sonar fue mucho más tecno, nueva y sensual. Era la típica que sonaba sin parar por la radio y que hacía que Sam bailase con la fregona en la mano, porque desde pequeña Sam se había acostumbrado a fregar como una muggle. Era de esas que no se había acostumbrado a la extrema comodidad de la varita.

Matt fue adorable cuando le preguntó a Sam que como se bailaba eso. Sam terminó de absorber la piña colada y, aun con contenido en el interior, pues se había llenado, la dejó sobre la barra y cogió a Matt por las manos y se lo llevó a la pista. Aquel tipo de canción solo había una manera de bailarla y era con una pareja, con los cuerpos ligeramente pegados y con cierto roce entre ambos. Un roce que con cualquier otra persona ni se le ocurriría tener, pero que con Matt no le importaba lo más mínimo. Además, estaba ya en un grado bastante de embriaguez. Las luces parecían intermitentes, sus manos se despeinaban el pelo en ocasiones y la noción del tiempo le desapareció por completo.

Después de un buen rato, Sam salió de la zona de la pista, cansada, hasta llegar a un sofá en el que había hueco. Era extremadamente raro encontrar uno de esos sofás libres en una discoteca como aquella, pero lo cierto es que ya era tarde y no estaba tan llena como en un principio, pues muchos ya se habían ido. Sam se sentó al lado de un hombre que parecía dormido y apoyó deliberadamente su cabeza en su hombro. Automáticamente, sus párpados parecieron pesarle tres quintales cada uno. ¿Cuándo le había entrado tanto sueño?

¿Q-qu-ueh? —murmuró perdido el hombre que estaba allí durmiendo.

No te muevas —exigió la chica, acomodándose en su hombro.

Vale —dijo el chico, recostándose mejor para dormir junto a Sam.

Parecía que se habían hecho buenos amigos. Sam podía pegarse mucho tiempo divirtiéndose, pero solía tener la mala costumbre de que después de divertirse mucho, lo rápidamente necesario era encontrar un lugar en dónde echarse un rato. Era la "Ley de Sam", que consistía en dormir cinco minutos para volver a estar en plenas facultades. Pero algo le decía que ahora mismo lo único que quería era irse a dormir de verdad, pero estaba tan cansada que le daba mucha flojera ir caminando hacia su casa.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 27
Ocupación : Desempleada
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 13.690
Lealtad : Neutral
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 441
Puntos : 291
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t5108-el-baul-de-los-recuerdos-arcon-sam-lehmann#76494

Matt Forman el Dom Nov 29, 2015 11:47 pm

Que noche tan divertida. Lo mejor era la risa contagiosa de Sam. Se rió tanto que le salió el líquido de la copa por la nariz. Le tendí una servilleta mientras yo intentaba dejar de reír. Los muggles de alrededor empezaban a mirarnos como si estuviésemos locos. Me pasa muy a menudo cuando salgo, que lo paso tan bien que los estúpidos muggles se piensan que tomo drogas o algo así. Me han llegado a pedir droga en una fiesta creyendo que yo la tomo. Hace tiempo que no he tomado substancias de esas y lo paso bien cuando salgo. Soy un imán para la fiesta y no necesito nada para pasarlo bien. Ni siquiera alcohol. Lo tomo porque sabe bien y por tener algo que hacer con las manos mientras bailo. Me gusta la sensación que tengo ahora mismo, lo admito. Y esa sensación solamente la da la bebida.

Sam me explicó que era eso del eyeliner y me quedé igual. Supuse que era uno de tantos potingues que las mujeres usan para la cara y que algunas necesitan para parecer más guapas. Tomé otro buen sorbo al combinado de piña. Sam me arrastró a la pista antes de poder terminármelo porqué le pregunté el modo de bailar aquella música y su única manera de explicármelo era haciéndolo. Nos metimos en medio de la pista, al tumulto de gente, y Sam se acercó bastante para bailar aquello. El perturbado sexual que hay en mí estaba disfrutando como un enano al restregarse de aquel modo con una mujer tan guapa. El hombre inteligente que hay en mí disfrutaba solamente por el hecho de estar pasándolo bien con una amiga a la que no le gusta los tíos y no le gustarán jamás. El yo verdadero disfrutaba de las caras que ponían todos los hombres al vernos bailar de aquel modo tan sensual y provocador. Todos deseaban ser yo en aquellos momentos. Mi cara de placer era total.

Cuando Sam se cansó de bailar desapareció sin decir nada. Al principio pensé que se iba a por otra copa y me quedé bailando tranquilamente pero al ver que no volvía salí  a buscarla. Desde la barra vi uno de los sofás y allí estaba ella, dormida en el hombro de un desconocido. Me acerqué sin prisas hasta que quedé parado enfrente de ella. El chico parecía dormido, pero menos que ella. Parecía muy contento de tener a una chica tan guapa durmiendo encima suya. Incluso su mano estaba acercándose a la pierna de Sam. Eso si que no. Una cosa es abusar de una chica borracha, y la otra muy diferente es abusar de una chica borracha, dormida y que es amiga mía. Le hice gestos para que se levantara si no quería recibir una paliza.

- Sal de aquí, cabrón. ¿No ves que mi amiga está medio dormida? Tío asqueroso.

El chico se enfadó un poco pero se fue sin rechistar ya que no tenía a ningún amigo cerca. Por la pinta que tenía supuse que era de esos típicos chicos que salen de fiesta con sus amigos pero no saben hacer nada sin ellos. Desperté suavemente a Sam y tiré de sus manos para levantarla.

- Será mejor que nos vayamos. Si te quedas ahí, de forma vulnerable, vas a obligarme a partir la cara de algún gilipollas. Vamos.

La sujeté por la cintura para ayudarla a salir de la discoteca. Cuando Sam tiene sueño es como una niña pequeña. Se queda dormida en cualquier sitio, por más ruidoso que sea, y le da pereza moverse. Mi intención era llevarla hasta su casa. El portero me dio un golpecito en la espalda al vernos salir y murmuró algo grosero a mi oído. Que mamón. Salimos a la calle y parecíamos una pareja de vagabundos borrachos. Sam iba medio dormida y yo más que borracho, era muy difícil encontrar el equilibrio para ir por encima de la acera. Estuvimos a punto de comernos una farola pero la esquivé a tiempo. Nos costó el triple de lo normal llegar hasta casa Sam, pero llegamos antes de que saliese el sol. Esperé ante su puerta hasta que sacó las llaves y me dio la impresión de que no iba a poder llegar sola ni a su cama. Me dio por reír. La noche había terminado muy bien. Número de muertos cero, número de ebrios dos, número de personas que se lo habían pasado genial dos.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 21.750
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 548
Puntos : 153
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t2190-arcon-de-matt-forman
Matt FormanMinisterio

Sam J. Lehmann el Miér Dic 02, 2015 9:00 pm

El paso de tiempo para Sam había pasado rapidísimo y por notar, no notaba ni lo que hacía. De repente sintió un cansancio extremo, esa fase de la borrachera en dónde necesitas un lugar seco y caliente en dónde echarte a dormir. Y lo encontró, al lado de un hombre que parecía estar tan en la ruina como ella. Desde que se apoyó en su hombro no notó nada más, ni siquiera que el muy pervertido iba a meterle mano.

Por suerte su amigo Matt estaba al acecho, porque si llega a ser por ella, relaciona cualquier tipo de roce o acto como si fueran de su propio sueño. Notó entonces como Matt le ayudaba a levantar y, como de costumbre, se puso de remolona. Sam escuchó de fondo lo que había dicho y sonrió cuando procesó dicha información—Queee sessiii partiendo caras por miii —dijo Sam con un seseo que denotaba su embriaguez, a la vez que hacía con las manos el símbolo de un corazón.

Entonces tras una larga lucha porque Sam estuviera cien por cien segura de que todo lo que debía de ir en su bolso, estaba en su bolso, salieron hacia el exterior y comenzaron a caminar hacia la casa de Sam. Matt era un hombre muy caballeroso y no se iba a ir a ninguna parte hasta ver a Sam sana y salva en su hogar, algo que Sam apreciaba muchísimo. No obstante, el camino fue largo y otras de las fases de la rubia borracha, cuando no puede dormir, es su máxima sinceridad—Si yo fuera heterosessual, esstaría enamoradíiiisssima de ti, ¡ess que eress perfectoo! —Le abrazó, para luego darle un beso en la mejilla—Yo quiero enamorarme, ¿ssabess? Y adoptar a un chinito. ¡No, mejor a un africanito! ¡Adoro a la gente de chocolate son adorablemente achuchables! —Y siguió así durante tanto tiempo, que cuando le estaba contando a Matt la diferencia entre los negritos de Nigeria y los de Argelia, llegaron a su casa.

Sam se pegó su tiempo sacando la llave y justo después de abrir, se giró para mirar a Matt—Siempre te digo que me sienta mal el alcohol y mira como me haces terminar la noche… —dijo divertida—Mañana bautizaré a mi dolor de cabeza Matt Forman —agregó, con un divertido puchero. Se acercó a él, le dio un besito de despedida en la mejilla y se despidió con la mano—Ten cuidado de vuelta a casa. Mañana hablamos.

Matt se fue en dirección a su casa y Sam subió las escaleras para llegar a la suya. Nada más abrir la puerta su gato la miró con sospecha (como siempre) y su cerdito corrió hacia ella para darle una cálida bienvenida. No obstante, era tan chico y tan gordito que se tropezó consigo mismo y rodó por el suelo. Sam se rio, se quitó los tacones y fue directa a su habitación, en dónde se desnudó y se metió bajo las sábanas. Quería dormir, mucho, quería dormir tanto que para cuando se despertara, ya se hubiera pasado hasta el dolor de cabeza. Pero no se arrepentía… había merecido la pena. Salir con Matt siempre merece la pena.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Taylor Swift
Edad del pj : 27
Ocupación : Desempleada
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 13.690
Lealtad : Neutral
Patronus : No tiene
RP Adicional : 000
Mensajes : 441
Puntos : 291
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2138-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t2143-sam-j-lehmann-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t2182-cronologia-de-sam-j-lehmann http://www.expectopatronum-rpg.com/t5108-el-baul-de-los-recuerdos-arcon-sam-lehmann#76494

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.