Situación Actual
8º-15º // 29 de mayo luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Ryan G.Mejor PJ ♂
Vanessa C.Mejor PJ ♀
Beatrice B.Mejor User
Jazmine.Mejor roler
Nailah & AndreasMejor dúo
Samantha L.ESPECIAL I
Samantha L.ESPECIAL II
Laith G.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Ring of fire ~ Leandro

Apolo Masbecth el Vie Sep 25, 2015 4:12 am

No había pasado ni una semana desde que Apolo y Leandro se vieron por primera vez en el ministerio. Ese hombre le dejo una gran impresión, así como el gusto por querer encontrárselo de nuevo aun así fuera por asuntos laborales. Es por eso que los siguientes días se quedó pensando en algo, una idea que resultara con beneficio para los dos. Se puso de acuerdo con su jefe para organizar un viaje a Sudamérica, insistió incluso en llevar a alguien del ministerio y se excusó con la reunión que tuvo sobre la necesidad de ser supervisado su trabajo y al mencionar las palabras más fondos monetarios el hombre aceptó encantado la idea de Apolo. Le escribió una carta a Leandro esperando que aceptara su propuesta y al día siguiente recibió la confirmación así que todo estaba listo para ese evento. El viaje que le hizo prometer que tendrían se vería realizado y estaba contento por ello.

Su hijo ya había regresado a Hogwarts por lo cual no lo veía mucho y tenía tiempo de sobra. A su familia tampoco la veía demasiado en época de clases así que no se preocupó en avisar sobre su viaje imprevisto. Se encontraba en la base central de Londres, ultimando detalles, ya era domingo y saldría de viaje en un par de horas, pero primero debía terminar con sus pendientes antes de pasar a recoger a aquel hombre a su casa como habían quedado. Su jefe le dio unas instrucciones finales y unos papeles que tenía que llevar, conversaron un poco sobre los riesgos implicados y lo que significaba llevar a alguien externo a su ramo.

Se despidió de sus colegas, se vería con algunos de ellos pero primero tuvo que pasar a la residencia D´Ancona. Apareció en la puerta de aquella casa y llamó tres veces a la puerta esperando a que le contestaran. - Buenas tardes Leandro - sonrió al ser recibido por él, estaba tal cual lo recordaba, sumamente atractivo y con unos ojos azules que podían atravesar almas. - Me alegra que aceptaras la invitación, será un día agitado así que más vale darnos prisa, ¿tienes todo listo? - preguntó sin siquiera salir del umbral de la puerta - Me temo que hay unos papeles que debes firmar, básicamente no nos hacemos responsable de tu muerte si es que algún dragón te calcina o un accidente, no queremos tener una demanda apenas y podemos subsistir con el fondo que nos da el ministerio - comentó mientras lo apresuraba y le ayudaba con la maleta, tampoco era demasiado tiempo el que estarían fuera, tan solo un par de días pero llevaba lo necesario o la lista que Apolo le dio para poder sobrevivir. - Lo puedes leer de camino. Será de mañana a donde vamos y espero lleves protector solar, te verás muy bien bronceado - se dio cuenta que estaba hablando mucho, tal vez por nerviosismo, ¿aquel hombre le ponía nervioso acaso? Sonrió mientras caminaban por una callejuela y entonces desaparecieron no sin antes tomar su mano para hacerlo juntos.

Al lugar al que llegaron era una especie de aeropuerto mágico o tal vez una sala pequeña que decía eso justo en letras en castellano al lado de otro más grande que rezaba bienvenidos la república del Perú. Los recibieron un par de magos con aspecto serio, sus compañeros ya estaban ahí y saludaron a Apolo. - Él es Leandro D´Ancona, viene de parte del ministerio, de criaturas mágicas y estará con nosotros en esta misión, así que sean amables - les dijo y entonces los hombres latinos los condujeron hasta un vehículo donde los llevarían a la selva para continuar con lo que fueron a hacer. En el camino el auto llevaba la canción ring of fire de Johnny Cash, la cual el conductor le subió el volumen para deleite de todos como el soundtrack de ese viaje.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 28
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 16.650
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : ...
Mensajes : 540
Puntos : 164
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1212-apolo-masbecth http://... http://... http://...

Invitado el Sáb Sep 26, 2015 1:49 am

La carta que Apolo el había mandado le había alegrado no solo el día, si no posiblemente todo el mes, se le notaba la emoción en la mirada y no solamente porque estaría acompañado de aquel galante rubio si no porque vería a posibles nuevas especies de dragones ,al menos para él . Acomodo una pequeña maleta con dos pantalones y 3 playeras, uno nunca sabía que podía presentarse, unos botines cafés que iban con todo , cosas personales y todo listo. En el ministerio había pedido el permiso para asistir y fue tan convincente en sus palabras que no importando que hubiera llegado apenas hace unas 3 semanas le concedieron el permiso pues a final de cuentas era parte del trabajo .Abrió la puerta cuando esta fue tocada y sonrió a su guía- mas que listo-fue lo único que pudo decir en ese momento pues el rubio bien aprecia que el tiempo selo devoraba .Sin más, a su pesar, empezó a leerlos papeles lo más rápido que pudo –El bronceado será lo menos importante si muero-levanto una ceja sin dejar de leer y terminar de firmar la responsiva .

Estaba tan mareado, no por el traslado por esa calle si no porque había corrido mucho por culpa de Apolo y no tenía nada en el estómago-Buenos días, un placer-dijo sacudiendo al cabeza un poco .El camino siguió y Leandro en todo el tiempo caminaba tras Apolo ,no por miedo o vergüenza si no para ver ese par de… –Por fin- dijo aliviado al ver el vehículo ,sin más se subió sitiándose al lado de Apolo y respiro aliviado de poder estar sentado. Ni tiempo le habían dado para afrontar que iba literal en busca de dragones salvajes- Apolo?-movió su cabeza un poco sin dejar de ver el camino – Esto?- levanto los papeles firmados- De verdad hay tantísimo riesgo como para hacerme firmar una responsiva? Creí eras un experto y que por eso me mantendrías a salvo- ladeo una sonrisa- Si algo me pasa seguramente cientos de personas irán tras tu cabeza- se inclinó un poco hacia el –te serviría más vivo que muerto, así que cuídame – le puso los papeles en las piernas “-pierda cuidado señor D’Ancona , Yo no le quitare el ojo de encima y le cuidare bien…lo último que queremos es problemas con el ministerio y privar a sus “personas” de su presencia –“ Lean rio como los demás y se relajó mientras eran llevados a donde el campamento se encontraba .

El calor era bochornoso y fue por eso que Lean ni bien bajo del carro abrió algunos botones de su camisa y arremango las mangas hasta arriba del codo. Acomodo sus lentes de sol y miro a su alrededor –Esto es bellísimo- dijo viendo tanta vegetación .Música se escuchaba al fondo ,eran las personas que les acompañaban poniendo las tiendas –Esperen- Leandro fue a ayudarles y después de que le asignaron su tienda se adentró solo para acomodar sus cosas, empezar con el reporte –¿Apolo, puedes venir un momento por favor?- Leandro volvió a meterse a la tienda y espero aquel el rubio llegara- Solo tengo que preguntarte algunas cosas – le estiro la mano para que se sentara sobre la cama y el estando parado se abrazó con su brazo izquierdo y puso la mano derecha en su barbilla- ¿Cuántos magos vienen?-eran preguntas de rutina -¿Qué artículos de defensa traen?- le sonrió poniéndolos ojos en blanco como diciéndole “falta poco” -¿y qué es lo que esperas encontraren este viaje?- levanto ambas cejas de forma fugas . Decidió hacer otra pregunta más -¿sabias que íbamos a compartir tienda?- movió la cabeza de lado y empezó a reír mientras la vuela pluma le seguía en su caminata –Eso ultimo táchalo—le indico a la vuela pluma y la tomo acto seguido para que dejara de escribir –estoy listo para la aventura- aventó la libreta y la pluma a la cama pero en ese momento su estómago crujió-y para un bocadillo si se puede- se encogió de hombros con algo de vergüenza.
avatar
InvitadoInvitado

Apolo Masbecth el Lun Sep 28, 2015 4:19 am

El viaje, la aventura, la compañía, le gustaba poder compartir todas esas cosas con alguien y que mejor que con el chico guapo del ministerio que recién conoció la semana pasada. Cuando recibió la confirmación se puso muy contento, ahora lo tenía a su lado en un pequeño auto en Perú rumbo al campamento de investigación. - Esto es serio, nuestro trabajo es de los más riesgosos, pero eso ya lo sabes -  comentó mirando al hombre quien parecía querer hacer una broma pues todos se rieron y él no entendió. -  Te mantendremos a salvo,  solo no hagas tonterías ni trates de hacerte el valiente que ese tipo de cosas consiguen que te maten -  lo dijo no para asustar pero si para advertirle. Se bajaron del auto y fueron directo al campamento, un lugar escondido entre la selva,  el calor y los mosquitos. Todos hicieron su parte ayudando y contribuyendo a armar las tiendas restantes, Apolo hizo lo mismo pero fue interrumpido y arrastrado hasta la tienda de Leandro, no se negó y fue hasta ahí dejándose caer sobre la cama improvisada.

Escuchó sus preguntas y no pudo evitar reír con ese último comentario sobre compartir la cama y tuvo que aclararlo - de hecho,  compartes tienda con Amelia, una encantadora chica que ronca en las noches - dijo sonriendo de oreja a oreja pues fue su idea aunque eso él no tendría porqué saberlo. -  respondiendo a tus preguntas, seremos un equipo en total de ocho personas,  incluido tu.  Dos medimagos - científicos,  dos exploradores, tres dragonolistas y un hombre apuesto del ministerio que quiere ensuciar sus manos y salir de la oficina -  fue claro que hablaba de él - tenemos todo lo necesario para investigar, catalogar y clasificar las crías de dragón. Es época de nacimiento de los vipertooth peruanos, por eso estamos aquí. Son dragones pequeños relativamente a sus primos europeos pero no te equivoques, estos si gustan de comer carne humana, magníficos pero letales -  habló levantándose y acercándose hasta Leandro. - Antes éramos unos bárbaros y los cazamos al punto de la extinción por eso ahora los tratamos diferente, debemos procurar que no desaparezcan y se han vuelto escurridizos con justa razón - hizo una mueca para luego sujetar el hombro contrario. - Vamos a que comas algo, tenemos veinte minutos antes de partir.

Salieron de la tienda y caminaron entre otras tantas hasta llegar a la más grande,  el comedor, esta no tenía paredes y una mesa grande y alargada yacía en medio. Una mujer con mandil los sentó y les ofreció comida en dos platos, cuando ella se fue pudieron hablar tranquilamente  -  se que tiene una pinta asquerosa de prisión pero créeme, es muy buena, digamos que la presentación no es su fuerte, pero en verdad sabe bien, prueba un poco -  le dijo sonriendo,  la comida siempre se veía pastosa pero era buena. A ellos se les unieron dos personas más  a su lado y comenzaron a comer sin preocuparse por el aspecto de la comida. - Leandro,  esta es Amelia,  tu compañera de tienda -  los presentó mientras la mujer estiraba la mano y comía con la otra. - ¿está todo listo para emprender el viaje a las montañas? -  preguntó a la mujer y esta asintió, terminando de comer irían hacia allá
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 28
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 16.650
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : ...
Mensajes : 540
Puntos : 164
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1212-apolo-masbecth http://... http://... http://...

Invitado el Vie Oct 02, 2015 4:59 pm

-Ya decía yo que no tenía tanta suerte- contestó cuando le dijo que su compañera sería una tipa- y ronca, que hermoso. Perfecto- dijo en broma mostrándose molesto pero enseguida rio y le prestó atención .La vuela pluma se movió rápidamente anotando todo lo que Apolo decía, mientras Lean lo estudiaba con detalle regalándole sonrisas de vez en cuando , pero en cuánto dijo “letales” Lean trago saliva por obvias razones , pues si no era un viaje de placer en sí , era un favor a ambos trabajos y si había placer pues no se negaría a nada, pero era algo claro, dormiría con varita en la mano y posiblemente en una bañera para apagar el fuego -Créeme de esto a comida congelada diaria ,prefiero al comida de prisión-pues si en casa no solía comer mucho y en su hogar no había mas que vino, galletas y alguna otra cosa comprada afuera, pues a pesar de que el gustaba la cocina muggle y bien podría prepararla, no el daba la gana y no le interesaba tanto como para ponerse horas a practicar- te Sigo Apolo- le siguió hasta el comedor .

Saludo a la dama que comía con ímpetu a pesar de que, efectivamente, la comida no era muy agraciada para la vista de Leandro –Huele bien, se ve terrible pero mi hambre puede más- empezó a comer y se sorprendió de que exactamente como había dicho Apolo la comida sabía muy bien, o era por el hambre, pero a Lean el aprecio una de las mejores plastas que había probado en días – así que señorita Amelia- se limpió los labios mientras hablaba – compartiremos habitación, dígame usted velara mi sueño o ¿nos turnaremos?- la chica rio lamiendo su cuchara y señalo a lean con ella “-Señor Leandro yo le cuidare toda la noche de ser necesario como dijeron en el carro no queremos que el ministerio nos encierre por dejar que uno de los suyos se achicharre… de nuevo- levanto amabas cejas y soltó una risilla ronca y se levantó –Señor Apolo en cuanto acabe las cosas estarán listas para irnos. Tenemos un primer avistamiento como a unos 800metros de aquí- se rasco la cabeza y suspiro “bueno, nos vemos en un momento, provechito-“ se fue dando saludos a medio mundo y Leandro la siguió con la mirada – Encantadora dama- levanto una ceja ladeando su cabeza hacia Apolo –Dime Apolo…¿estoy pagando algo?¿te ofendí de alguna manera?- se empezó a reí por decir aquello pues si bien la mujer no era tan espantosa, tampoco era una dama de sociedad y no había mejor forma de conocer a alguien que en un habitación antes de dormir, Lean de solo imaginarlo se estremeció –bueno, acabemos con esto, me comen las ansias de ver a un dragón y de correr por mi vida- no estaba totalmente lleno pero si satisfecho, pues en su mente solo había algo “si debes correr, corres” –Solo voy por unas cosas más y te encuentro aquí mismo, espérame- Salió del comedor dando las gracias a los cocineros y corrió a su tienda para meter algunas cosas en su pequeño morral. Una vez listo regreso a la tienda del comedor .

-Bien – se colocó en la fila que hacían la cual parecía una del ejercito donde les pasaban lista –Hay manera en la que pueda ir con los magos más fuertes?- algunos rieron y un chico mirándolo él dijo “-Esta con el mejor equipo señor Leandro, nada le pasará, si estamos en su hábitat pero no son seres despiadados y malditos, si respetamos sus área no pasara anda, de pasar algo un encantamiento aturdidor deberá ser suficiente, si no…corra-“ todos rieron y Lean también aunque el nervio se lo estaba comiendo y era nervio por emoción y de confusión y de pues sí, miedo pero confiaba en aquel equipo .Posiblemente no verían nada y posiblemente pasaría a ser un fin de semana de descanso” –Usted ira en el segundo auto con el jefe-“ la chica que compartiría habitación con él le indico escoltándolo hasta ahí y lean se subió sacando libreta y pluma para hacer un reporte detallado de o que había visto y del desempeño del equipo en general. Empezó por escribir su excelente maniobra al colocar el campamento y el excelente servicio y disposición de todos con todos. Las medidas de seguridad que todos tomaban eran las adecuadas. Era grato saber que el trabajo de Apolo seria uno de los más aplaudidos y como bien se lo había dicho aquella ves en el ministerio, haría lo que fuera para conseguirle esos fondos. Si para queda bien con él y ganar algo a cambio, aunque solo fuera su amistad.
avatar
InvitadoInvitado

Apolo Masbecth el Vie Oct 02, 2015 10:36 pm

La conversación entre Amelia y Leandro era todo lo bien que se puede esperar uno de alguien educado que se conoce por primera vez, al menos de parte del chico de ojos hermosos, tal como Apolo lo suele describir a su hermana. - En efecto, estarás seguro con nosotros, nada te va a pasar, Amelia primero se interpone entre el dragón y tú de llegar a situaciones extremas como estas - dijo sonriendo en parte broma mientras ella se iba sonriendo igual pero sus ojos denotaban que no sucedería así. - Oye, créeme que eso no fue decisión mía, yo no elijo los arreglos de dormitorios. Yo he dormido con Amelia y más allá de sus ronquidos si eres de sueño pesado no te molestaran pero si eres de sueño ligero podemos ver si te cambian - comentó sonriendo mientras asentía cuando dijo que se tendría que ausentar por unos momentos para recoger algunas cosas.

Apolo se levantó y recogió los platos sucios de ambos y fue hasta la cocina para que los lavaran, de despidió de todos pues los conocía bien y fue a esperar a la entrada del comedor. Su nuevo amigo del ministerio llegó y fueron hasta el área donde partirían. Entre bromas se asomaba algo de verdad y era que el chico tenía miedo pero Apolo trataría de hacerlo sentir seguro en todo momento - Escucha - dijo alejándolo un poco de la multitud para que no escucharan - fuera de bromas, entiendo que al ser tu primera vez pueda ser abrumador, pero somos profesionales y estarás seguro en todo momento, si las cosas se dificultan nuestra prioridad es ponerte a salvo, ¿de acuerdo? Solo acata lo que se te dice y nos divertiremos, quien sabe, quizá te deje sostener una de los huevos o si hay suerte las crías - le dijo sonriendo y colocando una mano en su hombro para hacerlo sentir bien. - Apolo, estamos listos, todos arriba que nos vamos  - Amelia dijo mientras cuatro se subían a un pequeño vehículo y los otros cuatro, Apolo y Leandro entre ellos se subían al otro. Anduvieron por la selva en el transporte todo terreno muggle que utilizaron. El rubio sacó un repelente para mosquitos y tras colocar un poco en su mano le pasó la botella al hombre del ministerio mientras él se ponía en todas las áreas descubiertas. En poco tiempo llegaron y el conductor los bajó a todos antes de irse - te llamaremos cuando necesitemos que nos recojas  - dijo despidiendo el vehículo. La otra mitad del equipo ya estaba lista y esperando.

- Bien equipo, hagamos esto. Nuestro último informe nos indica que los vipertooth peruanos se encuentran en alguna parte de esta selva. Posiblemente en la montaña. Ahora, todos sabemos que no se dejan ver con facilidad pero por eso hemos traído la cámara térmica. Enciéndela Joseph - le indicó al mago más bajito de todos quien se colocó el aparato en la cabeza para detectar a los dragones. - Estaremos en comunicación en todo momento, utilizaran sus varitas para hablar, nos separaremos en dos grupos y al encontrar la guarida nos reuniremos para llevar a cabo lo que hemos venido a hacer. Recuerden, si ven a un dragón adulto lo tenemos que dormir para asegurarnos de que podamos ponerles un rastreador y lo mismo con las crías, ¿entendido? iremos como hemos llegado, ustedes cuatro por la izquierda, llévense otra cámara térmica y nosotros por el lado derecho, al primer avistamiento háganlo saber - y fue asi como Apolo se convirtió en el líder de esa expedición pues su jefe así se lo indicó al no poder estar presente. Apolo sonrió y puso la mano en la espalda de Leandro mientras le indicaba que los siguiera.

Anduvieron entre la selva, sorteando piedras y otros animales cuando se escuchó la voz de una mujer, Ronda, quien decía haber localizado un nido a unos trescientos metros de distancia. Se detuvieron y caminaron en dirección contraria hasta donde la mujer decía estar. Llegaron en cinco minutos solo para encontrarse con un dragón de cinco metros dormido y custodiando el nido con varios huevos ocultos en una cueva a las faldas de la montaña. - Buen trabajo, ahora aquí es cuando hacemos nuestro trabajo. Todos a asegurarse que no hay sorpresas en la cueva, una vez este el perímetro limpio quiero que todas las crías estén etiquetadas - tomó la manga de Leandro y le hizo que le acompañara dentro junto con el resto. Se escuchaba un sonido de alguien sollozando, eran los pequeños dragones de medio metro de altura que se asustaron al ver a los magos. - Mira, estas de suerte, solo no te acerques, que aun recién nacidos pueden hacerte una quemadura grave, aunque no matarte pero no queremos que estropeen ese rostro ¿o sí? - le dijo y entonces uno de sus compañeros comentó que estaban abriéndose tres huevos - oh, un nacimiento triple, ¿quieres ver? - preguntó al hombre del ministerio mientras se acercaban hasta ese otro nido.


Última edición por Apolo Masbecth el Mar Oct 06, 2015 7:35 pm, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 28
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 16.650
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : ...
Mensajes : 540
Puntos : 164
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1212-apolo-masbecth http://... http://... http://...

Invitado el Mar Oct 06, 2015 6:42 pm

Por más que Lean intentara no pensar en Apolo como alguien apuesto o algo deseable, ese castaño no se lo permitía. La manera en la que tomaba el liderazgo era sumamente sensual, su voz profunda y su mirada decidida hacían que lean sintiera un escalofrió desde la nuca hasta la espalda baja, como si el mismo Apolo le estuviese pasando un dedo de arriba hacia abajo por toda su espina .Detestaba a ese castaño, no entendía si coqueteaba con él o no, no entendía si quería algo o no y eso a Lean, si como se dijo el molestaba pero también le hacía desear acercarse más a Apolo, invitarlo a cenar sin esperar sexo a cambio, pasar tiempo con el conociéndolo sin necesidad de roce sexual .Así no era lean, nunca había sido así, sus citas siempre terminaban entre las sabanas y ahora llegaba un estúpido escuincle de 25 años a frustrarle todo su formato de ligue. Tal vez por eso le gustaba Apolo, porque no era alguien fácil porque era alguien que valía la pena conocer más allá de solo las caricias ,valía la pena quebrarse un poco la cabeza por ganar el premio mayor al final y tal vez ganaría más de lo que esperaba, pero eso solo pasaría si sabía manejar bien sus cartas con ese castaño de imponente personalidad.

Le siguió cuando le jalo de la manda y al escuchar los chillidos se detuvo, pero no por mucho pues todos avanzaron .Lean no podía creer que en su primer salida con aquel dragonista hubiera ya tenido la suerte de ver las crías de un dragón, si de por si ver a una criatura así era difícil, el ver a recién nacidos lo era aún más- Son adorables- lean se quedó detrás de Apolo pero se acercó solo un poco para hincarse y poderlos ver mejor. Aquellos pequeños chillaban arremolinándose caí uno arriba del otro –Ensero? ahora?-se levantó emocionado para ver aquel nacimiento. Sentía ese extraño calor en su pecho que lo llenaba de felicidad y de ternura .Claro que no eran criaturas muy bellas al naciera, de echo nadie lo era pero estaba presenciando un milagro de la naturaleza de su mundo .Poco a poco los huevos se empezaron a romper al mismo tiempo, podía ver sus pequeñas escamas, los bordes de su cuerpo y los chillidos que estos hacían reclamando el cariño de su madre se hacían más fuertes y agudos – Puedo?- dudo en preguntar que si podía tomara uno de esos bebes pues igual y para aquellos magos eso era una falta de respeto “-No , deja que salgan, pero puedes acercarte más, ven-“ otro chico hablo estirando su mano hacia Lean para darle a entender hasta donde podía acercarse y aquel moreno dirigiendo una sonrisa y mirada rápida a Apolo se movió ligeramente hasta acercarse más a donde están los huevos, se hinco y estiro su mano para rozar apenas uno de los huevos que seguían rompiéndose – Gracias Apolo… a todos, gracias por hacerme parte de esto- igual y para ellos aquello ya era común, pero para Lean no era para nada común, pues ni siquiera había visto a un pollo nacer, ahora ver a un dragón era algo más que impactante.

“-Apolo-“ entro una chica a la cueva con una cara de preocupación -“Debemos salir ya. Los chillidos se escuchan hasta allá afuera y no vemos a la madre cerca de acá, debe estar escondida o no se… pero debemos salir si ella nos escucha estamos perdidos-“ Lean aspiro con fuerza todo el aire que pudo para no entrar en pánico ¿Qué si la madre nunca había salido de ahí y estaba hasta el fondo de la cueva?¿que si la madre estaba muera? ¿Qué si mientras la chica les decía eso al madre ya llegaba volando hasta su cueva con el alimento de sus crías? –Creo que …yo creo que debemos esperar- se levantó rápidamente y se acercó a Apolo tomándole la manga con fuerza . Se acercó a su oído – Crees que podamos ver de cerca a la madre?- no tenía ni idea de el por qué estaba pidiéndole eso si tenía tanto miedo en ese momento –ver como cuida de sus crías- quien sabe de done le salían esas palabras cuando en su mente solo había algo que gritaba “sal de aquí, corre , huye” Sin embargo Lean mencionaba aquellas palabras de manera segura y hasta seductora –Una mirada cercana y conseguiré fondos de sobra para ustedes, cúmpleme ese capricho es lo único que le pediré- Los demás seguía discutiendo si el marcharse de ahí o no, mientras los bebes seguían rompiendo los cascarones y lean los miraba lleno de morbo y ternura, no un morbo sucio, si no el morbo que crecía en él era por las ganas profundas de ver a una madre y sus bebes en estado natural, era morbo personal al encontrarse con esas preciosas criaturas.
avatar
InvitadoInvitado

Apolo Masbecth el Jue Oct 08, 2015 1:50 am

- Son bastante adorables - dijo haciendo segunda al comentario de Leandro sobre los bebés dragones, pero cuando fueron avisados que habría tres nacimientos no se hicieron esperar y fueron hasta ese nido cercano para corroborar ese momento tan importante. - De nada, espero que puedas ver que lo que hacemos es importante y nos ayudes a conseguir los fondos necesarios - comentó al ver como se acercaba a los huevos y como estos se abrían dando paso a un nacimiento. El rubio tuvo que ser parte de eso así que también se acercó hasta ahí y sacó su cámara mágica para hacer algunas fotos, incluso tomó una de todo el equipo incluido él y Leandro al frente. Al terminar la voz de aquella mujer era bastante fuerte. - ¿De qué hablas? La madre esta fuera sedada  - habló con seguridad en su tono pero la mujer negaba - esa es solo una de dos, los machos deben estar en busca de comida así que tampoco tardan en volver - la voz de ella era de miedo lo que le llevó a tomar el control de la situación.

- Calmémonos - en eso Leandro se acercó con aquella petición que no le hizo mucha gracia al rubio - Primero que nada, tenemos que terminar el trabajo que hemos venido a realizar. Se escuchó el rugido de un dragón de fondo, era la otra hembra. - Lo primero es mantenernos a salvo, saldremos y al asegurarnos que ella este en la cueva la dormimos como a la otra y continuamos con el trabajo - comentó muy seguro mientras hacía señas para que se salieran. - Ustedes cuatro salgan y escóndanse, quiero que sean los que la duerman. Nosotros permaneceremos aquí  - señaló a otros cuatro incluidos Leandro y él así que todos fueron a esconderse. - No me gustan los chantajes señor D´Ancona, por esta vez es viable lo que pide, pero no vuelva a decirme algo así - le jaló del brazo hasta llevarlo tras una roca grande a varios metros de distancia de los nidos. Mientras se escuchaba el aleteo y el viento entraba en forma de ráfaga en la cueva. - Colóquense este repelente para que no pueda olfatearnos - les indicó repartiendo unas pequeñas botellas de spray, para los humanos no representaba ninguna diferencia pero si para esas criaturas mágicas.

La hembra dragón llegó hasta el nido y se colocó de forma que sus alas lo cubrieron y los magos pudieron ver como los alimentaba y les retiraba los pedazos de cascarón que no lograron zafarse de sus escamas. Los siguientes minutos fueron tensos pues la hembra pareció percatarse de la presencia humana pues uno de su equipo no logró colocarse el spray a tiempo y la criatura alada fue dispuesta a buscar la fuente de ese aroma. - Mierda, a la cuenta de tres usamos un hechizo para dormir, una, dos  - el dragón estaba ya detrás de la roca y se preparaba para lanzar su llama - tres - gritó y todos apuntaron con sus varitas logrando surtir efecto antes que el fuego escapase de sus fauces. El dragón cayó completamente dormido y en ese momento apareció el resto de magos. - A buena hora llegan - dijo Apolo en tono burlón mientras salían del escondite. - continuemos con el trabajo para irnos - habló animando a todos a hacer su parte. - Leandro vienes conmigo - dijo haciéndole una seña para que fueran a ver a los recién nacidos a los cuales les implementó con sumo cuidado unos chips mágicos para encontrarlos en todo momento así como extrajo una muestra de sangre la cual se las dio a Leandro mientras los tomaba con sumo cuidado para curarlos.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 28
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 16.650
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : ...
Mensajes : 540
Puntos : 164
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1212-apolo-masbecth http://... http://... http://...

Invitado el Sáb Oct 10, 2015 7:13 pm

Se colocó el repelente en todo momento mirando a Apolo, se sentía terrible, había pensado mal de él y que le había chantajeado cuando lean lo había mencionado como parte de una broma, una pésima por lo que pedía notar. Y aparte estaban siendo casi atrapados por un dragón, había vivido una buena vida le había dado rienda a todo lo que quería, amigos no tenía muchos pero al menos había aprendido a ser feliz y quien sabe podría quedar en los registros como el segundo hombre del ministerio en morir por un dragón en ese año – ok…ok- Lean respiro profundo y apunto con su varita cuando Apolo lo pidió  . En cuanto el animal cayó al suelo, Lean sonrió y casi aplaudió por  salir victoriosos ,pero aquel animal le llamo tanto la atención que tuvo que acercarse y ni bien apenas había rozado su gran hocico cuando la voz de Apolo llamándole le hizo saltar un poco y asintió siguiéndolo sonriéndole a los demás mientras empezaban a volver a trabajar .

Lean sonrió con ternura al ver a los bebes y como el rubio los curaba, jugo con la muestra de sangre  en sus manos y suspiro –Antes de que digas algo Apolo- se puso en cuclillas para estar más cerca de aquellos bebes  y estiro el dedo para acariciar a uno de ellos que se retorcían llorando en su nido, aquel pequeño dragón soltaba pequeñitos chillidos y eso el causo risa a lean, pero borro la sonrisa para seguir hablando, mientras en su mirada había preocupación y algo de culpa por el mal entendido  – Lamento el ofenderte de esa manera, lamento haber usado esas palabras y el hacerte creer que estaba chantajeándote – no miraba al rubio, no podía pues ya había arruinado el viaje por lo tanto había arruinado cualquier oportunidad de meterlo entre las sabanas, o si quiera de seguir con un coqueteo mayor , pues el era muy consciente de que el trabajo se respetaba, pues de echo el mismo era practicante de esa idea y por ese estúpido comentario de su parte todo habría acabado incluso antes de empezar.

Así que por ese viaje se rendía  de nuevo y no sería más que jodido trabajo –Estúpidamente me pareció un comentario divertido para rebajar la tensión –se encogió de hombros – lo siento mucho, no era mi intención molestarte ni a ti ni a los demás –miro a  los que trabajaban revisando a el gran dragón que dormía plácidamente –Es solo que la emoción de ver a un dragón adulto tan cerca pues me sobre paso , hace mucho que no estaba en campo y pues bueno… uno hace estupideces estando nervioso aunque no fuera algo que yo te ocultara- movió sus brazos de atrás hacia adelante caminando hasta su morral que estaba en el suelo y saco la libreta y un pedazo de grafito de su morral solo para empezar dibujar algunos rasgos de aquellos animales, era un excelente dibujante y le gustaba hacerlo a mano pues su madre también lo había hecho en algún momento y tal parecía que había heredado su don en eso aunque fuera una practica muggle le parecía algo hermoso y muy entretenido – El ministerio estará muy complacido con todo esto – decidió que no le pediría más disculpas pues si no lo iba a hartar y la verdad él también se iba a terminar cansando pero de él miso y sus estúpidas bromas nerviosas causadas por aquel rubio – Me gustaría que me regarlas una foto de las que tomaste para poner en el reporte- camino dándole la vuelta al nido mientras seguía dibujando medio riendo por los sonidos que hacían esos pequeños bebes que estaban unos jugando y el otro siendo atendido –El fondo a su beneficio se entregara a ustedes una vez que yo entregue el reporte- por fin miro a aquel rubio y le sonrió ligeramente –y aunque la comida sea muy rica he de pedir como favor personal que ese fondo alimenticio sea más extenso – rio un poco pero la sonrisa se le borro enseguida y se dejó caer en su trasero para seguir dibujando –Hicieron muy buen trabajo con estos primeros dragones, mantienen todo bajo control de manera higiénica y cautelosa .Tratan bien a los animales y llevan un registro ordenado; muy impresionante tanto que no parecen dragonistas - sonrió levantando la vista hacia el rubio pero la bajo enseguida pues no sabía si seguía molesta por sus increíbles chistes .


avatar
InvitadoInvitado

Apolo Masbecth el Dom Oct 11, 2015 6:52 pm

El momento de terror, cuando el dragón entró por la cueva e intentó comérselos o calcinarlos ya había pasado, gracias al liderazgo de Apolo pudieron contener la situación. Ahora tenían tiempo para seguir con su labor. El rubio seguía molesto por la insinuación de aquel hombre del ministerio pero decidió ya no decir nada al respecto para que su viaje no fuera arruinado, pero al parecer Leandro tenía otros planes. - La cosa es, me tomo muy en serio mi trabajo. Tengo sentido del humor desde luego, pero la tensión del momento, el estar en peligro constante, no me dio tiempo a comprender que era una broma - dijo sin mirarlo mientras limpiaba a una de las crías que aún llevaba pegada una sustancia del cascarón. El pequeño dragón soltó un intento de fuego por la boca pero salía solo humo. Aquello le dio un poco de ternura al mortifago y sonrió. - Está bien Leandro, ha quedado todo olvidado - dijo para que no se preocupara más por el asunto.

Se giró para verlo cuando le dio aquella noticia - ¿En serio? Te daré las fotos que quieras. No sabes lo contento que me hace saber que van a financiar estas expediciones, por fin podremos tener mejor equipo - comentó pues con lo poco que tenían hacían milagros para poder tener éxito en sus trabajos. - Cambiaremos la cocinera si es necesario - dijo bromeando mientras colocaba de vuelta en el nido a las crías y entonces se levantaba. - Algunos no son dragonolistas, solo cuatro de aquí lo somos. Tenemos magos científicos, médicos, químicos, etcétera. Si solo fuéramos nosotros no podríamos hacer todo el trabajo, se requieren especialistas de todas las áreas para un mejor resultado. Los dragonolistas cuidamos y entrenamos a los dragones pero si enferman necesitamos expertos que puedan ayudar, analizarlos, entre otras cosas - trató de explicar a grandes rasgos lo que hacían todos ahí para que tuviera una mejor idea.

- Este nido ya está listo, ¿cómo van ustedes? - preguntó a sus compañeros quienes todos respondieron de manera afirmativa. - Buen trabajo, quiero todas las muestras etiquetadas y llevadas al laboratorio lo más pronto posible  - entregó las suyas a su compañera quien las recolectó en un recipiente sellado. - Todavía tenemos otra madriguera que encontrar señores, así que démonos prisa si quieren llegar temprano para la cena - dijo animando a todos y salieron quedándose Leandro y él dentro. - Echa un último vistazo, que no se sabe cuando vuelvas a ver algo como eso, incluso te haré una foto - dijo haciendo que se acercara al dragón y sus crías para tomar la foto. Después salieron a reunirse con el equipo para ir por su siguiente objetivo.

Tras conducir durante una hora llegaron a una zona llena de vegetación que hacía imposible ver mucho. Se adelantó uno del equipo para despejar el camino y cuando lo hizo pudieron seguirlo hasta llegar a un hueco sobre la superficie, una especie de madriguera de un tamaño considerable. Todos descendieron con ayuda de cuerdas mágicas solo para darse cuenta que había un dragón enroscado sobre el nido. Al verlos se levantó y Apolo hizo retroceder a Leandro para que se pusiera tras de él,  entonces  los dragonolistas fueron más rápidos y sujetaron su hocico con cadenas para después sedarlo y no se hiciera daño a sí mismo o a ellos.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 28
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 16.650
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : ...
Mensajes : 540
Puntos : 164
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1212-apolo-masbecth http://... http://... http://...

Invitado el Miér Oct 21, 2015 7:38 pm

Lean se continuaba sintiendo incómodo y se notó pues ya no miraba tanto a ese rubio a los ojos, si le dedicaba miradas pero fugaces y también se notaba la manera en la que se dirigía hacia él, sin tintas de coqueteo o algo solo con un respeto muy ,muy palpable –Entiendo Apolo, descuida no volverá a pasar algo así- Mientras el guardaba sus cosas escuchaba los chistes amenos de Apolo y no hizo más que sonreír de manera educada, no cambiaría su posición de seriedad y respeto al menos hasta después de trabajar, ya había visto que en eso momentos no podía jugar. Pero no se limitó tampoco al sonreír para la foto que Apolo le hacía y en esa sonrisa mostró cuan emocionado seguía por poder estar con esas criaturas tan majestuosas. Dio las gracias a todos por su paciencia y su ayuda aunque fuera mínima.

Aquel peli negro tenía pensado en ya pasar de lado de Apolo, en solo trabajar y ya, seria u buen aliado en algún momento pero hasta ahí, estaba tenido su berrinche de nuevo “mal humorado, seco y petulante...aparte es un niño” pensó Lean mientras bajando por la cuerda veía a Apolo "pero como me gusta" sonrió mirando a Apolo fugazmente . Luego vino la reacción de ese gran dragón y con ella vino también la reacción de Apolo y los demás por proteger a Leandro. Claro que Leandro o se fijó en “los demás” si no solamente en Apolo el cual a cada cosita que dijera o hiciera despertaba en Leandro ganas de seguir tras de el y olvidarse de que estaban trabajando –Esto es enorme- Dijo Lean posando su mano en el hombro de Apolo mientras se acercaba a ese dragón con cautela pero se detenía levemente para tener la aceptación de Apolo y los demás de acercarse “- SI, se parece a mi suegra-“ dijo uno de los chicos y las risas sonaron levemente –No puedo creer que estén tan calmados frente a esto- se terminó por acercar y se puso en cuclillas a un lado de el hocico de aquel animal y puso su mano lentamente sobre ese lugar acariciando sus enormes escamas – ¿Que muestras son las que toman?-se levantó y fue hacia Apolo llevando ya la libreta en la mano listo para cuestionarlo-¿Qué es lo que buscan en esas muestras?- empezó a apuntar sus preguntas así como también apuntaba al pie de su hoja una corta descripción de la zona en la que estaban .

-Saliendo de ese tema- se giró para ver como los demás tomaban muestras y todo ese tipo de cosas- ¿Qué pasa si encuentran a alguna cría sola? ¿La dejan en cautiverio? ¿La llevan con ustedes? – se recargo sobre una de las piedras de ahí sin dejar de ver a Apolo, no queriendo fijarse en que la poca luz de ahí abajo le acentuaba los rasgos de una manera muy favorecedora, tanto que tuvo que morderse el labio al darse cuenta que se le había quedado viendo por lo cual tuvo que desviar al mirada a sus notas–De ser posible me gustaría saber cuántos dragones tienen en cautiverio – ni bien dio eso cuando un rugido, que más bien era chillido se escuchó y la mayoría fijarse al fondo de la cueva se notó el brillo de unas escamas y el ligero aliento de fuego el cual ilumino de forma dramática a aquel dragón .No era un dragón grande, de echo era uno bastante joven y que a diferencia de lo que Lean pensaba que estaba a punto de atacarlos, el joven dragón se movió rápidamente hasta meterse bajo el ala del otro dragón grande sedado – oh, pobrecillo…Apolo cambia tu cara de ogro, lo estás espantando- bromeo Leandro dándole un golpe liviano en el pecho con su block de notas pero sin moverse de su lugar, dejando que los profesionales hicieran lo que quisieran. Ese dragoncillo les gruñía a los demás como cuando un niño se esconde detrás de sus padres al no querer saludar, era claro que no atacaría si o lo único que quería es que los dejaran en paz –creo yo deberíamos dejarlos en paz, si ya acabaron- miro a Apolo y se paró a su lado sonriendo levemente, peo los chillidos de ese joven dragón empezaron a hacerse más fuertes, como si pidiera ayuda
avatar
InvitadoInvitado

Apolo Masbecth el Jue Oct 22, 2015 2:59 pm

Tuvieron que actuar con rapidez. El primer encuentro con los nidos fue algo desastroso pero al final lograron obtener lo que querían. Ahora estaban no en una montaña pero si debajo del nivel del suelo, en una madriguera de dragón, si, esa especie era conocida por crear madrigueras cuando no se sienten seguros en las montañas. Descendieron por cuerdas mágicas hasta ver a la mamá dragón y dormirla. - Es parte de nuestro trabajo, estamos acostumbrados - dijo a Leandro mientras le sonreía y se adentraron a la cueva mientras el resto iba por la delantera pues no quiso arriesgar al hombre del ministerio sin saber que había más adelante. Las preguntas que le hizo no le presentaron ningún problema pues no eran nada fuera de lo común y estuvo contento de poder responderlas después de todo él sería el encargado de aprobar el fondo para las investigaciones o de cancelarlo, así que importaba tenerlo contento.

Se agachó al pasar por debajo de una raíz y le hizo una seña para que él hiciera lo mismo o se golpearía - pues verás, las muestras que obtenemos pueden ser variadas, necesitamos ADN, así que cualquier cosa vale, escamas, garras, cabello, nada que les perjudique, tampoco somos traficantes - comentó bastante serio sin detenerse mientras llegaban al nido y el resto del equipo ayudaba a sacar las muestras. - Lo que hacemos con ellas también es variado, pero casi siempre es para ver su alimentación, su salud y su edad, todo se puede saber con tan solo esto - dijo sacando una escama al dragón con un guante y la colocó dentro de una bolsa que dio a su compañera. - Y les ponemos los rastreadores para localizarlos fácilmente y saber cuántos existen actualmente. Esta especie en particular estuvo a punto de extinguirse, la gente les teme y con buena razón, la carne humana forma parte de su dieta si eres lo suficientemente idiota como para cruzarse en su camino, como nosotros  - señaló a todo su equipo y a él mismo mientras reía.

Quiso responder a las otras preguntas pero el sonido de un dragón más pequeño los alertó y apuntaron con sus varitas hacia dónde provenía - esperen - indicó observando lo aterrado que estaba - es un bebé, mientras no lo alteremos no pasará nada. Leandro tiene razón, vamos a rodearlos y a salir de aquí cuanto antes. ¿Ya han terminado? - preguntó y todos asintieron - entonces nos vamos, no queremos estar aquí cuando regrese el macho ya que lo está llamando, todos vamos a la superficie - les indicó mientras regresaban, con él y su nuevo amigo liderando ahora la expedición. - Por hoy hemos terminado, lo demás se hará en los laboratorios, mañana solo tengo que colocar un equipo nuevo en la montaña y es todo, podemos conocer la civilización de este país si te apetece - le dijo mientras pasaban rápidamente del otro lado de donde estaba la mamá dragón y su cría.

Todos ascendieron en poco tiempo y subieron a sus coches rumbo al campamento, iban bastante cargados que hasta a Leandro le tocó llevar unas muestras en sus manos. Apolo iba conduciendo esta vez, lo aprendió en el trabajo y aunque al principio tuvo sus dudas finalmente le cogió el gusto a ese transporte muggle aunque no lo decía fuera de su ambiente laboral. En media hora llegaron al campamento, ya los estaban esperando y les ayudaron a recoger las muestras y llevarlas hasta el laboratorio. - A todos les digo que han hecho un excelente trabajo, ahora pueden descansar el resto del día - les dijo para felicitarlos una vez se bajaron de los coches. Aún era de día, media tarde para ser exactos así que tenían tiempo de sobra. - Señor D´Ancona ¿qué le parece si se da un baño, lo veo aquí en media hora y vamos a la ciudad? Podemos invitar a mis compañeros si quiere que seamos más - le dijo sin esperar una negativa y entonces fue hasta el laboratorio para entregar las cosas que llevaba en las manos. Lo entretuvieron con algún papeleo que debía llenar y algo tarde fue a su tienda para darse un baño, ya había pasado la media hora pero él seguía sucio así que se dio un baño bastante fugaz y en cinco minutos ya estaba listo. Salió a donde quedó de verse con Leandro - lo siento, me entretuvieron, ¿listo? ¿Has invitado a alguien? - le preguntó mientras se subían al coche, no usarían magia de no ser necesario. - Debemos volver antes que anochezca ya que el camino es peligroso cuando se oculta el sol en la selva  - dijo mientras buscaba las llaves.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 28
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 16.650
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : ...
Mensajes : 540
Puntos : 164
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1212-apolo-masbecth http://... http://... http://...

Invitado el Miér Oct 28, 2015 5:01 pm

Al regresar al campamento Lean tenía pensado dejarse caer en su cama como por unas 3 horas, bañarse , comer algo y empezar con los reportes,. Pero al invitación de aquel castaño le inyecto una alegría extra-Claro, me encantaría- Por supuesto que no sería una cita y aunque Lean lo pensó en un principio se regañó a si mismo por pensar cosas así en el trabajo. Era lógico que lo quisiera llevar al pueblo, tenía que conocer todo para dar un informe completo pues el trabajo era trabajo y por mas deseoso que se mostrara en conocer a ese hombre de forma intima, aclarando no sexual, si no como persona , no podía dejar de lado por lo que estaba ahí – Iré al pueblo con Apolo, ¿alguien gusta ir con nosotros?-les sonrió esperando que se negaran a ir, pero uno de los chicos salto y se lo llevo lejos de los demás “- yo quiero ir con e invitar a una de las chicas-“ Lean levanto una ceja- está bien, vamos todos y disfrutamos un rato- el chico se mostró algo penoso “-bueno si, si me podrían ayudar a que nos quedemos “solos”-“ Lean entendió- osea quieres una cita sin pedírsela- se rio y acepto –está bien, báñense y nos vemos aquí mismo para encontrarnos con su jefe- Lean se despidió y se fue a bañar. Aquel baño el cayo increíble y después de cambiarse se quedó esperando a Apolo, dibujándolo en su block de dibujo, simplemente se inspiró y en cuanto el joven dragonista llego Lean sonrió y tapo rápidamente el dibujo – No hay problema. Tendremos compañía, allá vienen- séalo a la pareja y le sonrió al chico – pues vámonos que hay mucho que hacer y muero por probar algo típico de aquí- junto sus manos y espero a que se movieran para ir al carro.

Llegaron pronto al pueblo y Lean no escondió su gusto e interés en las personas y en todo lo que haba ahí, mientras caminaban todos juntos Lean se desviaba a momentos para ver puestos de comida y de chucherías –debería llevar regalos a todos en la oficina y quedar bien – le dijo a Apolo mientras de forma disimulada miraba a la otra pareja y esperaba la señal del chico para dejarlos solos, fue por eso que tomo del brazo a Apolo y lo jalo un poco hacia uno de los puestos – me ha pedido tu compañero que le ayudemos a tener una cita con esa chica- se rio ligeramente inspeccionando un muñequito con el nombre del pueblo y ropa típica de ahí un recuerdo del lugar – así que de forma casual te pediré hablar sobre trabajo y para no aburrirlos les “dejaremos ir” – miro a Apolo con una sonrisa ladeada –Y quien sabe- dejo el muñeco en su lugar- Podría yo invitarte a comer ahora, algo externo al trabajo y seguir con al platica que en su momento arruine- movió la cabeza de lado y se giró para ver al chico el cual asentía disimuladamente para dar luz verde al plan maquiavélico de la cita- vamos ,es hora- Lean de forma instintiva tomo por la cintura a Apolo para acercarlo con él y en cuanto estuvo frente a la pareja soltó un – Chicos, les he de robar un momento a su jefe, necesito hacerle más preguntas sobre trabajo y son bastante técnicas. Así que si ustedes quieren ir a curiosear lo entendería, solo necesito hablar con Apolo así que son libres de ir a investigar si su jefe lo cree apropiado – les comento de forma amable y el chico sonrió “-pues bueno, no puedo meterme en asuntos así, nos vamos y nos encontramos un poco más tarde aquí mismo –“ Lean asintió y espero a Apolo par que lo hiciera igual .

Ya cuando se quedaron solos Lean se giró para ver a Apolo –¿Entonces?-levanto ambas cejas de forma divertida –¿algo que deba conocer de este sitio?¿algún lugar que deba ver si o si?- se cruzo de brazos –porque si no tienes un plan te traerte como papalote por todos lados, adoro caminar y este tipo de pueblitos, así que andando y en el camino podemos ver si algo se nos antoja- le sonrió a aquel joven –Apolo debo felicitarte- comentó mientras caminaban – eres muy joven pero eso no te quita profesionalismo y es difícil aceptar que alguien tan joven como tu tenga más material de líder que muchos de mi edad, no son muchos años de diferencia pero la idea se entiende- soltó una pequeña risa y metió sus manos a la bolsa de su pantalón echando su morral hacia atrás donde traía su libreta y cosas personales – estoy orgulloso de poder trabajar a tu lado, no solo yo te hare quedar bien a ti y a los demás en tu brigada, si no yo también quedare bien por el buen ojo que tengo – le cerro el ojo al joven – Mira ,vamos para allá- le señalo una tiendita de recuerdos que aprecia bastante agradable- compro cosas para mis compañeros y hacemos lo que se te ocurra, nunca había estado en este pueblo – entro sin más a la tienda y comenzó a ver chicherías.
avatar
InvitadoInvitado

Apolo Masbecth el Miér Oct 28, 2015 6:54 pm

Al ver que cubría su bloc de notas el dragonolista levantó una ceja intrigado porque es lo que estaba ocultando. Sin embargo no le dio tiempo a preguntar pues un par de sus compañeros se le habían unido - Genial, más compañía - susurró entre dientes pues pensaba que estarían solos aunque ese par que apareció le caían bien por lo cual no le molestó tampoco. Esperó a que se subieran todos al coche y entonces lo arrancó manejando por entre la selva en el camino de tierra que poco a poco se iba llenando de maleza y dificultaba ver el trayecto pero llegaron al pueblo más cercando sanos y salvos. Se bajaron del coche y entonces caminaron hasta donde estaba un pequeño mercado justo en medio de la calle, lleno de pequeños puestos ambulantes y con aromas variados de comidas, especias entre otras cosas que Apolo no pudo descifrar porque no estaba tan acostumbrado a ello a pesar de tantos viajes al extranjero que ha hecho. - Deberías, el cambio de moneda aquí nos beneficia, somos ricos viviendo en un país tercermundista - le dijo mientras miraban las cosas y cuando fue llevado a un lado levantó la ceja al escuchar eso - bueno, no me extraña, se gustan pero son demasiado simples como para admitirlo, al menos Thomas está haciendo un esfuerzo - dijo antes de volver con sus compañeros y entonces asintió a lo que Leandro dijo sobre separarse. - Debemos irnos antes que anochezca, en un par de horas más o menos, recuérdenlo - le guiño un ojo al chico de manera cómplice y entonces los vio desaparecer entre el mar de gente.

Las personas ahí reunidas eran locales y alguno que otro turista que hablaba en el mismo idiomas que los magos y batallaban para comunicarse así como harían ellos - Espero que sepas algo del idioma que se habla aquí o vamos a tener problemas  - dijo sonriendo y esa sonrisa enseguida se convirtió en un sonrojo porque aquel hombre lo estaba halagando demasiado en un área que es de sus favoritas, su trabajo. - Gracias Leandro, es muy atento de tu parte decirlo, en verdad  - sonrió mientras caminaban hacia ese lugar que él había elegido para comprar suvenires - No conozco mucho del pueblo, he estado antes aquí pero no tuve tiempo de explorar, podemos hacerlo como dices, siempre y cuando lleguemos a tiempo al campamento - comentó pensando que si les agarraba la noche podrían perderse en la selva o algo peor, era muy peligroso arriesgarse.

Apolo vio unos guantes y un gorro con orejeras llamado chullo según el anuncio. En un pobre intento de hablar con los locales le comentaron que estaban hechos de alpaca, unos animales parecidos a las llamas, entonces decidió llevar unos para su hijo y una flauta bastante peculiar que se encontró ahí. - Bueno, yo ya llevo algo para Ícaro, ¿Y tú?  - comentó pagando al hombre encargado de la tienda. Ya con sus compras listas salieron hacia la calle, justo donde los puestos ambulantes del mercado terminaban.

Se toparon con una sorpresa, justo a dos calles más adelante había un sonido peculiar que les llamó la atención y fueron hasta allí solo para encontrarse con un desfile que estaba pasando por la avenida principal. Apolo preguntó qué es lo que estaba sucediendo y uno de los locales que por suerte era bilingüe le dijo que se celebraba algo que no fue capaz de entender. - ¿Te parece si vamos? Parece divertido, mira cuantos colores, ¿ese hombre lleva una alpaca disfrazada?  - se abrió paso entre la multitud y terminó al frente sentado sobre la acera mientras le hacía un espacio a Leandro para que disfrutaran de la vista. Sacó su cámara fotográfica mágica y comenzó a hacer fotos que luego podría mostrar a su familia. - A ver, sonríe - dijo haciéndose a un lado para poder tomar una foto de Leandro con el desfile de fondo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 28
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 16.650
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : ...
Mensajes : 540
Puntos : 164
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1212-apolo-masbecth http://... http://... http://...

Invitado el Lun Nov 09, 2015 6:25 pm

Leandro tomo varios recuerditos, llaveros y muñequitos, así como arreglos simples que seguramente terminarían tirando a la basura pero al menos Lean quedaría bien por haberse acordado de sus compañeros en aquel viaje – Si, estoy listo – Riendo disimuladamente espero a que Apolo hablara con la gente de ahí , el moreno si sabía comunicarse claramente mejor que Apolo pero no era momento para presumir, así que simplemente pregunto un “¿Cuánto?” y sin más pago feliz de la vida por haber terminado con sus compras forzosas y por fin poder empezar con la operación “ cita casual” con Apolo.

-Si claro vamos-sonrió estirando el cuello para ver más allá y en cuanto vio los animales disfrazados soltó una risotada tan fuerte que algunas personas hasta se giraron a mirarlo . Se sentó al lado de Apolo y seguía riendo pero tapándose la boca, en cuanto Apolo le pidió una foto Lean negó tapándose la cara colorada- Espera no- dijo cubriéndose el rostro apoyando sus brazos sobre su rodilla y su cara metida entre estos- Espera, espera- temblaba y brincaba por la risa pues jamás había visto cosa tan ridícula y es que lo había tomado aquello de sorpresa- ah mi estómago- dijo levantando la cara abrazando su estómago – Esto es lo más increíblemente estúpido que eh visto, me he enamorado de este desfile- se puso para la foto y tendió su mano segundos después – venga hazte para acá- tomo la cámara y rodeo los hombros de Apolo con un brazo – a la de tres dices Alpaca- se rio por eso y conto hasta llegar al tres y de forma divertido el si soltó un –Alpaca!- después de tomar la fotografía Leandro creyó pertinente levantarse y meterse al desfile- venga Apolo, ven – lo tomo de la mano y lo jalo hasta donde unos señores bailaban- de aquí para allá-¿ bailamos?- empezó a mover los hombros intentando hacer reír a Apolo. De un momento a otro Lean ya tenía un sombrero y un poncho de colores ,gente bailando alrededor de él sonriendo e invitándolos a seguir moviéndose – Vamos Apolo , no hay mejor forma de conocer una región que bailando con su gente- levanto los brazos si siguió “bailando” como podía pues aquella música no era algo que bailara muy bien que digamos .

Ya otros turistas y la misma gente acompañaban el desfile como los dos magos y Lean no se frenó hasta que noto que ya no estaban en la avenida principal si no toda la bola de gente se seguía adentrando en calles hasta llevarlos a una casa con un enorme patio sillas y demás cosas – Parece que si es una fiesta, ¿nos vamos o nos quedamos? – ni termino de decir eso cuando una señora y su esposo tomaron a cada uno del brazo y los invitaron a pasar –Creo que nos quedamos, aunque sea un rato. Así igual dejamos que los tortolos tengan una cita un poco más larga y entretenida –Se terminó sentando en una de las mesas y les sirvieron quien sabe que bebida pero era algo fuerte –Pues salud, digo que nos tomemos esto y luego nos despedimos si no se nos hará tarde-levanto su vaso para brindar con aquel hombre y le sonrió – cuéntame Apolo –se sentó de lado para verlo de frente a el -¿Cómo hacen para mantener a esta gente a salvo de los dragones? Sé que si no los molestan ellos se mantienen a raya pero … aun así se me hace extraño ¿o es por eso que les ponen rastreadores?- no debería seguir hablando de trabajo pero tampoco poda evitarlo, Apolo no solo era un hombre atractivo y agradable si no también muy interesante y sus elecciones de vida, como el trabajo, eran igual de interesantes. Para Lean, Apolo era de esas pocas personas que necesitaba conocer para el mismo crecer como persona, extraño de explicar pero Leandro sentía eso que si bien deseaba estar con ese hombre de manera intima si no pasaba estaría feliz de tenerlo como amigo cercano , no es que se estuviera rindiendo pero tampoco quería alejarlo como aquella vez en el bar, si lo iba a “cortejar” lo haría de aluna manera decente pues ya había notado que Apolo no era un hombre cualquiera.
avatar
InvitadoInvitado

Apolo Masbecth el Miér Nov 11, 2015 12:52 am

Después de comprar obsequios para amigos y familiares se adentraron por lo que parecía ser la avenida principal, un desfile con alpacas disfrazadas y personas les llamó la atención. Los colores que se veían eran variados y el rubio se sintió muy contento. Después de tomarse las fotografías se vio en medio de la calle con un Leandro casi cómico portando esas vestimentas - está bien, está bien, si me lo pides de esa forma - comentó sonriendo y a la vez bastante apenado por estar ahí en medio de todo. Se comenzó a mover de forma graciosa pues la danza que interpretaban las personas del desfile era casi imposible de imitarla. Por suerte no fue durante mucho tiempo pues se encontraron frente a una casa y luego dentro. - ¿Cómo llegamos aquí ? - preguntó, no había tomado ni una gota de alcohol pero de pasar a estar comprando recuerdos a estar dentro de una casona en lo que parecía ser una fiesta sin duda era toda una aventura.

Levantó el brazo ofrecido para brindar - Salud por nosotros y porque el viaje sea todo un éxito - cruzó los brazos para beber de la copa del otro respectivamente y volvió a sentarse escuchando la pregunta - De la misma forma que en Inglaterra o cualquier parte del mundo, la magia. Ellos no pueden verlos ni viceversa, o de lo contrario los muggles sabrían de su existencia y querrían saber que más existe que consideren leyendas o mitos  - respondió de forma sincera mientras daba un sorbo a su bebida, sabía algo fuerte, un sabor amargo y un color verde que no le gustó nada pero sintió la mirada de los anfitriones clavada en la suya así que por pura cortesía la terminó y sonrió hacia la pareja que parecía ser los dueños de la casa. - Los rastreadores sirven para encontrarlos si es que no quieren ser encontrados, para llevar un control de cuantos existen actualmente, evitar que sean cazados y preservar su estirpe básicamente - dijo dejando el vaso a un lado y cruzando una pierna sobre la otra. - También para eso que mencionas, si en un caso extremo un dragón es visto lo encontramos y hacemos recuento de daños y borrar la memoria a los muggles desde luego - comentó en voz baja pues más invitados llegaron y se sentaban a su lado, aunque dudaba que hablaran el mismo idioma.

De pronto se escuchó música y la gente comenzó a levantarse de sus asientos, unos bailaban otros se acercaban a una mesa larga con comida. - Quiero probar algo de comida autentica peruana, ¿vamos? - le jaló del brazo y fueron hasta ahí, a cada uno le dieron un plato y cubiertos mientras esperaban en la fila, era una especie de buffet. - ¿Cómo es un día normal en la oficina de criaturas mágicas? ¿En realidad si lidias con ellas o es solo papeleo? - preguntó porque estaba interesado, sabía que no todos hacían trabajo de campo pero si algunos. Nunca había tenido un aliado o amigo de ese departamento en específico que tanto le compete pero ahora parecía que la cosa cambiaba. - Sé que tienes poco, igual y no has tenido tiempo - un par de chicas se acercaron hasta los magos y entre risas intentaron decir que querían bailar y antes que Apolo en su español bastante oxidado les rechazara estos fueron arrastrados hasta la pista de baile, la cual era en el centro del patio. Apolo obtuvo a la más alta, era casi tan alta como él y ella guiaba los pasos de baile extraños para un extranjero como esos dos.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Garrett Hedlund.
Edad del pj : 28
Ocupación : Dragonolista
Pureza de sangre : Limpia.
Galeones : 16.650
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : ...
Mensajes : 540
Puntos : 164
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1212-apolo-masbecth http://... http://... http://...

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.