Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Apolo MasbecthMejor PJ ♂
Circe MasbecthMejor PJ ♀
Alexandra B.Mejor User
Denzel S.Mejor roler
Ashanti ButtonMejor nuevo
Joshua EckhartMejor jugador
Sam & HenryMejor dúo
Eva WaldorfPremio Admin
Afiliaciones
Hermanas [2/4]
Expectro PatronumExpectro Patronum
Directorios [8/8]
Élite [36/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

For you [Ícaro Masbecth]

Abigail T. McDowell el Miér Oct 07, 2015 2:07 pm

Sábado a las 11:20 de la mañana
Alrededores de Hogsmeade
Ícaro Masbecth & Abi McDowell

Con unas de las pocas personas con las que me preocupo encarecidamente de no perder el contacto es con mi hermano. Podría pasar cualquier cosa que no se me olvidaría hacerle una visita periódica o mandarle alguna carta para saber cómo está. Lo admito, ha sido y será siempre mi niño mimado. Pero no mimado de darle todo lo que quiere, que para eso está mi madre, sino de asegurarme de que siempre está bien. Por una parte siempre he deseado que no salga como mi madre, uno de mis principales motivos para que mi figura de hermana mayor siga repercutiendo en él, pero por otra parte, no quiero inmiscuirme demasiado como para que se parezca a mí. Mi vida es perfecta y me encanta, pero no me gustaría que mi hermano se metiera en toda esta mierda. Es peligroso y se merece una vida mejor que seguramente pueda conseguir.

Así que este fin de semana, aprovechando que tenía tiempo libre, decidí ir a Hogsmeade a hacerle una visita. Le había mandado una carta para citarle el sábado por la mañana, pero no había obtenido respuesta. Como normalmente nunca nos contestábamos, supuse que se habría dado por enterado y le había dado pereza escribir una contestación de tres palabras para confirmármelo. Será vago.

El sábado a las 11 me había aparecido en Hogsmeade, más concretamente en la puerta de las Tres Escobas. Pero no entré, acababa de desayunar y no se me apetecía nada de nada una cerveza de mantequilla o soportar el calor allí dentro. Afuera se estaba increíble, el sol te calentaba y el aire era frío, por lo que con una chaqueta estabas perfectamente al aire libre. Además, teniendo en cuenta que era pronto, a lo mejor Max prefería pasar tiempo en Londres y podía llevármelo de manera ilícita de ahí durante un rato. Así que me senté en uno de los bancos que estaba en frente de las Tres Escobas para comenzar a leer El Profeta, un periódico que me había encontrado en uno de estos puestos ambulantes que estaba en medio de Hogsmeade. Leí las noticias por encima, sentada con las piernas cruzadas y esperando ver aparecer a mi hermano. Una noticia en especial llamó mi atención: “Mortifagos arman una persecución en Berlín contra aurores británicos.” ¿Qué cojones? Me leí esa noticia, porque sin duda había captado mi interés.

Pasaron los minutos y miré el reloj algo desesperada. Odiaba con toda mi alma esperar, pero más todavía odiaba esperar teniendo en cuenta que no sabía siquiera si el susodicho a quién estaba esperando estaba en camino. Así que miré el reloj y, siendo generosa debido a mi comodidad en aquel lugar, le dejaría diez minutos más para que llegara.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 11
PB : Hayley Williams
Edad del pj : 29
Ocupación : Ministra de Magia
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 36.600
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No tiene
RP Adicional : +1H /+2F
Mensajes : 626
Puntos : 451
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t150-abigail-t-mcdowell http://www.expectopatronum-rpg.com/t153-te-atreves-relaciones-de-abi-mcdowell http://www.expectopatronum-rpg.com/t158-cronologia-de-abi-mcdowell http://www.expectopatronum-rpg.com/
Abigail T. McDowellMinistra de Magia

Invitado el Jue Oct 08, 2015 2:38 am

Hogsmeade no había sido problema para mi, Los buenos lugares y mejores travesuras con siempre la buena recompensa de un curioso, y al parecer yo había corrido con suerte, conocía muy bien como llegar a Hogsmeade, lo único que necesitaba eran tres cosas, que nadie me viera, cargar mi escoba y una sencilla palabra “Dissendium” dichas frente a la estatua de Gunhilda de Gorsemooor, una antigua curandera que estudió en Hogwarts ¿Qué? No es mi culpa ser el que más pregunta de la clase, desde primer curso averigüe que el pasadizo para llegar a la tienda de Honeydukes era esa, al llegar, uno de los encargados ya me conocía, habíamos llegado a un trato, por unos cuantos galeones el me ayudaría a entrar y salir por el lugar, ¡ya era todo un pillo!

Realmente estaba mal, no había querido comer nada en el desayuno, se habían anunciado ya los primeros juegos de quidditch y al parecer había sido un verdadero milagro que entrara al equipo de Ravenclaw, habiendo tantos jugadores y alumnos interesados, debo ser un poco ególatra y modesto, era bueno en la escoba, y no por nada fui seleccionado para ser buscador de Ravenclaw, eran mis oponentes lo que me había hecho perder el ánimo, pues un grupo de chicos en Slytherin llegaron a burlarse de mí, yo me enfadé respondiéndoles, no era alguien que me dejara, pero en parte tenían razón, había superado el hecho de que me llamaran huérfano, tenía un padre que después de algunos meses llegué a encariñarme bastante, y sabía su posición, suficiente era con mandarme dinero y comprarme los anteojos y el uniforme de Quidditch, aunque no todo era suficiente, pues sabía que mi escoba de media clase no se comparaba a las saetas que ellos tenían, aunque sonreí después, no me importaba , yo lucharía para ganarles, además era más listo que ellos, al menos eso creo.

Había comprado algunos dulces en Honeydukes, grajeas de todos los sabores y mientras mordía uno y me recorría un escalofrío por el horrendo sabor a hígado y tierra,  aunque el dulce de leche y chocolate blanco habían disuelto toda asquerosidad en mis papilas gustativas, no había nadie con quien pudiese compartir el secreto de la bruja tuerta y mis escapadas a Hogsmeade, a veces, y solo a veces, como ese día en particular, me sentía bastante solo, y suspiraba, tenía algunos amigos pero ninguno con quien realmente compaginara, guardé las grajeas en el arnés que siempre llevaba conmigo sujeto en una bermuda y de color negra, el clima estaba fantástico, y opté por solo llevar tenis, una playera de manga larga y una chaqueta purpura con el emblema de Quidditch y Ravenclaw, que portaba con sumo orgullo, y me hacía sentir como pavorreal al caminar.

Saqué mi varita del arnés y sonreí un poco, sabía que no debía hacer magia fuera de la escuela, pero que diantres estaba cerca y allí si se podía, al menos eso creo, me incliné tomando algo de yerba que había crecido de una de las tabernas donde servían la más famosa y asquerosa cerveza de mantequilla, una vez la probe, ¡fue lo más asqueroso! Y sujetando las plantas musité casi en un susurro para mí – Dragonifors…- y las hojas comenzaron a unirse convirtiéndose en un dragón verde, que comencé a manipularlo para que volara alrededor mío, hasta que un rostro conocido se hizo visible frente a mi y me acerqué despacio para asegurarme que era o no- ¿Señorita Abi?-dije mientras el dragón volaba a mi alrededor- ¡Hola! Soy ícaro…ahmm a lo mejor no se acuerda de mi, estábamos muy aburridos en la fiesta de….de… del amigo de mi papá-sonreí, la verdad nunca supe quien era el festejado-
avatar
InvitadoInvitado

Abigail T. McDowell el Vie Oct 09, 2015 12:15 am

En medio de una noticia en donde hablaban sobre la repercusión de los elfos domésticos en tribus indígenas —una noticia que estaba leyendo a trozos ya que de lo poco interesante que era mi mente se había puesto a divagar en otras cosas muy diferentes—, llegó el Ravenclaw. Pero no Max, mi apuesto y atractivo hermano de ojos verdes y pelo rubio. Sino que la vocecita que me alertó era de un Ravenclaw mucho más pequeño, alguien que conocía bastante poco pero del que sabía bastante. Ícaro, el hijo de Apolo. Vale, lo admito, los niños nunca habían sido símbolos de mi devoción, pero este pequeñajo tenía algo. Posiblemente fuera debido a que era el hijo de mi mejor amigo y, técnicamente, teniendo en cuenta de que estoy casada con su padre, soy su madrastra. Joder. ¿Sabría él que su padre está casado de manera totalmente involuntaria con su mejor amiga?

Antes de seguir divagando posibilidades, bajé el periódico para observar al niño, el cual estaba observándome directamente con un dragón verde revoloteando a su alrededor.

Sé quién eres, tu padre me habla bastante de ti —le dejé claro al ver que se había puesto a explicarme en dónde nos habíamos conocido. Recordaba bastante bien esa noche, sobre todo los momentos antes de emborracharme, momento en el que estaba Ícaro—Veo que el gusto por los dragones viene de familia. ¿Te ves trabajando de lo mismo que tu padre? —le pregunté por mera curiosidad, ya que a mí eso de cuidar dragones no me llamaba la más mínima atención. Pero nada, ¿eh? Cero.

Al mirar al horizonte y darme cuenta de que no había rastro de Max, decidí aprovechar el “regalo del destino” de la aparición de Ícaro para hacer tiempo. No es que no me guste pasar tiempo con niños —que tampoco es que me agrade en exceso—, pero es que me sentía retrasada hablando con ellos. No sabía de qué hablar, ni qué hacer. Como que tenía qué pensar más qué decir… No sé, quizás fueran más listo de los que yo estimo, pero tenía la sensación de que tenía que decirle todo de manera lenta y progresiva para que pudieran entenderme. Aunque ya Max me dejó claro que eso no era así y ya no lo hacía, pero yo seguía teniendo esa sensación.

Siéntate hombre —le dije, dejando el periódico a mi otro lateral para dejarle el hueco libre—¿Has venido solo a Hogsmeade? —le pregunté, aunque pareciera obvio. ¿Ves? Mis conversaciones con niños son demasiado complicadas. Pero no era lo mismo preguntarle si estaba solo a si iba a estar solo. No sé si me explico. Me costaba hablar más con él que con el maldito Ministro—Yo estaba esperando a mi hermano, pero no le veo con intención de aparecer...
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 11
PB : Hayley Williams
Edad del pj : 29
Ocupación : Ministra de Magia
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 36.600
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : No tiene
RP Adicional : +1H /+2F
Mensajes : 626
Puntos : 451
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t150-abigail-t-mcdowell http://www.expectopatronum-rpg.com/t153-te-atreves-relaciones-de-abi-mcdowell http://www.expectopatronum-rpg.com/t158-cronologia-de-abi-mcdowell http://www.expectopatronum-rpg.com/
Abigail T. McDowellMinistra de Magia

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.