Situación Actual
19º-25º // 26 agosto -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Laith G.Mejor PJ ♂
Vanessa C.Mejor PJ ♀
Freya H.Mejor User
Gwendoline E.Mejor roler
Sam & GwenMejor dúo
Stella T.Especial I
Egon A.Especial II.
Bianca V.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Festival de New York [Luke Simmons]

Matt Forman el Lun Oct 12, 2015 12:07 am

Recuerdo del primer mensaje :

Tan sorprendentemente agradable era recibir correo de Luke que no pude negarme a su invitación. Además, aunque no lo supiese nadie, ese fin de semana era mi cumpleaños y no tenía ningún mejor plan para celebrarlo. Le llamé por teléfono, ya que había adquirido uno de esos móviles portátiles con los que se podía hablar con gente de todo el mundo. Quedamos en que pasaría a recogerlo para ir juntos hasta New York. Olvidé preguntar que grupo era su favorito, el que tocaba en aquel festival, pues quedaba claro que Queen no sería. Hace tiempo que el cantante se retiró de la vida privada, dándolo por muerto en el mundo muggle, para poder disfrutar de su vida en privado y en tranquilidad.

Me tardé más de lo previsto en elegir la ropa que iba a ponerme. No quería estar elegante y formal, pues era un festival donde la mayoría de gente serían jóvenes, lo mejor sería ropa cómoda y semi formal. Finalmente tuve que buscar unos zapatos deportivos, algo que no uso muy a menudo para salir de casa a no ser que vaya a hacer deporte. Combiné perfectamente los zapatos blancos con una camiseta gris. Me había afeitado esa misma tarde, y tenía el pelo perfecto. Me detuve delante del espejo grande de mi cuarto mirándome detalladamente hasta dar el visto bueno a cada parte de mi. Decidí coger la chaqueta de cuero por si refrescaba. Una vez listo me fui a buscar a Luke a su piso. Tenía la dirección guardada en la cartera, en el mismo papelito que él me dio. Llamé a la puerta y esperé. Si Luke estaba listo podíamos irnos al festival directamente o cenar algo primero. Ambas ideas me parecían bien.

Tenía muchas ganas de ver de nuevo a Luke pero temía irme a Nueva York con él. La última vez que nos vimos no salió la cosa bien. Estuve demasiado inspirado aquel día, y queriendo hacer quedar mal a la dependienta de la tienda hice que Luke pasase un mal rato. Mi intención era relajarme y pensar las cosas antes de decirlas. Luke es un chico joven y tímido, que no ha tenido tantas aventuras como yo. Será bueno que podamos hablar, bailar y pasar una noche agradable. Quizás pretende que hablemos de algo. Quiero pensar que me ve como un amigo mayor, de los que pueden contarte cosas que ignoras y a los que preguntar dudas relacionadas con la existencia. Aunque yo no lo vea exactamente así. ¿Qué puedo hacer? Soy demasiado activo sexualmente.

- Hola Luke. - saludé cuando abrió la puerta. - ¿Estás listo?

Me comentó que tenía una compañera de piso y me entró curiosidad por verla. Una mujer que vive con un chico gay. Debe ser ideal. Me los imagino charlando durante horas, enseñándose la ropa antes de salir y cocinando juntos. Casi como una pareja, pero como sin sexo. Que cosas me vienen a la mente a veces...
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 17.500
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 626
Puntos : 217
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Invitado el Lun Sep 19, 2016 11:51 pm

La escena de los patos había sido del todo cómica para todo el mundo, los turistas que pasasen para Matt, algo para Luke e incluso para los patos, los cuales seguramente se estaban riendo del chico en su idioma patil, y es  que a pesar de no haber hecho una escena muy llamativa o haberse caído en el estanque el chico había dado un brinco y su cara de terror había sido un buen chiste para todos. Le preguntó a Matt quien respondió rápidamente diciendo que sus sitios favoritos eran España e Italia, no se podía decidir por uno y en realidad no importaba mucho porque ambos sitios compartían muchas cosas, -Tendré que ir entonces a ver si se merecen ese gran privilegio- sonrió de forma coqueta e inocente, tal vez demasiado. El hombre les tiró las migas de pan que tenía aún en la mano, -Seguro que son sitios increíbles donde ir de vacaciones porque la verdad es que yo tampoco me veo en otro sitio que no sea Londres viviendo- dijo antes de sentir como el hombre le pasaba el brazo por encima de los hombres, olía genial, y se veía genial, Luke se puso nervioso, pero no pensaba dejar que sus nervios le fastidiasen el viaje ya que a pesar de todo se lo estaba pasando genial.

-Eh, vale, los conciertos son mañana al mediodía así que, sí, es una buena idea- la verdad es que si lo era, el chico quería estar con él no le importaba ir a algún garito de ambiente, solo esperaba no volver a repetir lo mismo que había pasado en Londres, esa forma de actuar, el chico se había asustado y también había sentido bastante vergüenza  por lo que había pasado así que era lógico para él en aquel momento, y esperaba, deseaba, rezaba a todos los dioses habidos y por haber no volver a hacer el ridículo delante de Matt, -¿Tendremos que cambiarnos?- le preguntó con curiosidad, él no le veía nada de malo a su ropa pero no sabía a donde quería ir Matt y a lo mejor su ropa no era la apropiada.

Llegaron al restaurante después de andar un par de manzanas, no estaban muy lejos de ningún sitio y eso le gustaba, entraron después de que les abriesen la puerta y esperaron hasta que los recibieron, -Lo siento pero estamos completos- dijo la chica dirigiendo la mirada hacía la libreta que tenía en aquel atril con una pequeña luz de flexo. -Pues creo que hoy no vamos a comer aquí- le dijo a Matt viendo como este se acercaba a la mujer diciéndole algo que no entendió muy bien y después de unos minutos la misma mujer que nos acababa de decir que no tenían sitio cayó en la cuenta que sí tenía una mesa fantástica donde ponernos. Matt le sonrió y Luke le devolvió el gesto, la había sobornado y eso le hacía bastante gracia al rubio porque pensaba que eso solo pasaba en las películas, pero al parecer la vida neoyorquina es tal y como los largometrajes reflejaban, "Espero que no aparezca Godzilla o algún tipo de vida extraterrestre que se alimente de humanos" pensó siguiendo al hombre que a  su vez seguía a la mujer.

Se sentaron en la mesa a un nivel superior que el resto del restaurante y en una zona algo más intima, sin mucho barullo a su alrededor ni oídos ni miradas descaradas, o casi ninguna de esto último y es que era normal que muchas mujeres y algunos hombres lo mirasen, es decir, Matt era guapísimo y no dejaba indiferente a nadie a su paso.

El rubio se quitó la chaqueta y la colgó en el respaldar de la silla, -No me esperaba que eso funcionase en la vida real- le dijo refiriéndose a lo que había pasado con la mujer de la entrada, -Pero ha sido divertido, me he sentido poderoso a pesar de ser un acompañante- soltó quitando los codos de la mesa dejando los brazos caer en su regazo, cuando el camarero llegó para darle la vuelta a las copas, y dejar un par de cartas en la mesa, antes de empezar su recital, -Buenas noches señores, hoy les acompañaré como su camarero particular, ¿desean tomar algo en especial?- preguntó de forma cordial y algo remilgada, -Yo quiero agua por favor, natural- dijo educadamente, -Permitanme recomendarle un vino rosado joven con buen cuerpo y aroma afrutado que tenemos esta noche en especial, recién llegado- dijo dirigiéndose en su mayoría a Matt, ya que hasta el camarero se había dado cuenta que quien pagaba era él.
avatar
InvitadoInvitado

Matt Forman el Mar Sep 27, 2016 10:44 pm

Siempre he sido un tipo hogareño y no me molesta reconocerlo, por eso admito que Londres es el mejor lugar para vivir. Allí tengo mi familia, mi trabajo y mis amigos. Y si de repente quiero ir a una cálida playa, a ver la muralla china o comer tacos solo tengo que aparecer. Es algo que los muggles no pueden hacer, deben esperar y pagar por un avión. Somos privilegiados. Luke también prefería Londres. Un buen lugar si eres joven, divertido y homosexual. No se puede pedir más. Lo saqué del estanque dejando atrás los patos y fuimos dando un paseo hasta el restaurante que tenía pensado. Por el camino hicimos planes para luego. No podemos venir a Nueva York solamente para comer perritos calientes, dar de comer a los patos y dormir pronto para ver mañana unos conciertos. La noche se tiene que aprovechar y esta maravillosa ciudad nos ofrece un sinfín de variedades. Luke aceptó encantado y de nuevo pensó si su vestimenta era la adecuada. Me reí recordando esas camisetas y pantalones que solían ponerse los hombres gays hace unos años que tapaban lo mínimo y en su mayoría estaban hechos de cuero.

- Vamos genial para cenar y para bailar luego, no te preocupes tanto.

Conocía el restaurante de sobra. Suelen tener el local bastante lleno pero arriba tiene un reservado para gente exclusiva, y como yo soy de esa gente lo sé. La mujer nos dijo que estaban completos a lo que Luke se desanimó y ya estaba a punto de irse cuando me acerqué a la mujer, le entregué mi tarjeta y le pedí cariñosamente que nos sentara en una de las mesas de arriba. Vine con mi familia una vez, antes de que todo se desmoronara, y mi padre actuó igual que yo. De modo que tomé su ejemplo. En los bancos muggles tienen unas pequeñas tarjetas que usan para pagar y no llevar dinero en efectivo encima. Como buen mago tengo dinero en diversos bancos muggles, compro acciones, las vendo... De modo que adquirí una de esas visas master cards con las que incluso puedes comprar un yate de 400 metros de eslora. Cuando los muggles la ven saben que el tipo que la tiene es una persona exclusiva. Por eso entramos y nos sentaron arriba. Luke sentía poderoso.

- ¿Crees que la he sobornado? Solamente le he recordado que aquí arriba suelen tener hueco. - sonreí. - La verdad es que quería llevarte a uno de esos sitios donde los camareros cantan mientras tu estás comiendo, y es divertido porque la mayoría de camareros son cantantes frustrados de Broadway. Pero esto es mucho más elegante y exclusivo, como nosotros. Podemos visitar uno de esos mañana.

Me hizo gracia como Luke disfrutaba con algo tan simple con poder cenar en un restaurante que a primera vista estaba completo, pero que lo pasaba mal cuando sacaba mi lado de maricona mala y dejaba mal a la gente que nos juzgaba. Para mi es lo mismo, dejar ver lo que soy y no lo que aparento ser. Nadie puede privarnos de lo que somos. Llegó el camarero para tomar nota de las bebidas y Luke pidió agua, muy modoso. Todo el mundo sabe que mi acompañante favorito es el vino, pero no se puede pedir vino en América a menos que especifiques que lo quieres de fuera. Me reí al escuchar la descripción del vino que nos ofrecía.

- Ya tengo algo rosado, joven, con buen cuerpo y aroma afrutado para pasar esta noche especial, y también está recién llegado. - dije sin mirar a Luke, bromeando completamente. - Prefiero un chianti, por favor.

No dejé de sonreír hasta que se largó. Odio que un camarero me ofrezca algo tan malo como un vino rosado elaborado aquí. ¿A caso creen que no entiendo de vinos? Cogí la carta y la leí distraídamente esperando a que Luke se indignase como la última vez que usé una broma de ese estilo. Por suerte esta vez no estábamos en un probador, pero igualmente hice sentir avergonzado al camarero ya que en lugar de venderme un vino parecía estar haciendo broma de mi acompañante.

- Lo siento. En América no saben elaborar vinos, de ahí mi broma. Los viñedos aquí no tienen calidad. Quizás en Chile o Argentina, pero no en esta parte del hemisferio. Este hombre intenta vender a los extranjeros la mierda de vino que no puede vender a los demás. ¿Tenemos pinta de ser de fuera?

Miré la carta muy por encima. Sabía perfectamente lo que había venido a comer aquí. Hay un menú de unos 6 o 7 platos de degustación. Te dejan elegir si quieren solamente vegetales, carnes o pescados, o una degustación variada. A pensar del mal camarero que nos ha tocado, sé que el cheff no suele hacerlo mal. El camarero se acercó de nuevo y pedí para mi la degustación, Luke podía pedir lo que más le gustase. Todo estaba igual de bueno. Todo menos cuando intentan hacer cosas vegetarianas con tofu para que se asemejen a platos cárnicos de la carta. Sobra decir que no sabe igual.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 17.500
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 626
Puntos : 217
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Invitado el Mar Oct 18, 2016 11:55 am

El plan estaba resultando todo un éxito y aunque llevaban solo un par de horas juntos Luke se sentía bastante cómodo y esperaba que el mayor sintiera lo mismo, quería conocerlo más, saber cosas sobre su vida, lo que le gustaba y lo que no, y aunque no iba con dobles intenciones sería mentira decir que al chico no se le había pasado por la cabeza más de una situación intima con el moreno, pero no iba a dejarle ver a Matt nada de eso, no quería que pensase que era otro niñato con las hormonas revolucionados al que se le pone dura solo con pensarlo, porque era una imagen falsa, y también innecesaria.

Salieron del parque con intenciones de ir a cenar y luego a bailar según el mayor, a lo que Luke no se opuse en nada, le gustaba comer y también bailar así que hacerlo y en compañía del hombre era más gratificante.

No tardaron en llegar al restaurante y sentarse en una mesa privada sin mucho barullo gracias al poder, el poder de conseguir todo lo que quería, una capacidad que Matt tenía, tal vez con ayuda de algún que otro billete, pero era poder al fin y al cabo, haciendo algún comentario al respecto, -Que despistados son en este restaurante entonces- sonrió igual que lo hizo el otro antes, y escucho aquello sobre el restaurante con artistas frustrados y aunque sonaba algo cruel reírse de esa gente el rubio tenía que admitir que también sonaba bastante gracioso y divertido, -No conozco la ciudad así que estoy dispuesto a hacer lo que tu quieras, al fin y al cabo tu vienes al concierto- declaró colocando los cubierto encima de la servilleta viendo como el camarero se acercaba pasandoles a cada uno una carta de la comida, y preguntando sobre lo que iban a tomar, haciendo caso omiso caso del chico dirigiéndose en todo momento a Matt, por lo que el chico no dijo nada esperando que el mayor resolviese la situación, y lo hizo, con una broma, que en principio le sonó algo mal al rubio pero no le importo, tal vez porque sintiese que lo estaba defendiendo por el hecho de que el camarero lo hubiera ignorado, o tal vez solo porque Matt era así, y aunque en un principio ese humor no le terminaba de convencer al chico, al menos no había sido una broma de tan mal gusto como la última vez que se encontraron, así que se lo tomó como una broma y sonrió al ver la cara del camarero, después de oir las palabras de labios del moreno y pedir, viendo como luego se marchaba y se hacía el silencio mientras ambos miraban la carta, no sabía que pedir y era bastante complicado aunque seguramente pediría algún filete de ternera con guarnición de verduras, sin ninguna salsa extraña, tal vez con alguna normalita de setas o picante.

-No tienes que pedir disculpas- lo miró algo confundido, porque no sabía si de verdad se estaba disculpando o aquello lo decía por cortesía, -...y sí, creo que yo doy el cante como turista, te dije que la ropa no era la mejor- volvió a sonreír porque sabía que estaba quedando como un loco juzgando tan severamente su ropa, pero es que no quería desentonar en ningún sitio, y mucho menos si iba con Matt.

Cerró la carta ya sabiendo que pedir cuando justo llegó al camarero con el vino de y la copa de Matt y la botella de agua y el vaso del chico, sacando luego la libreta con el boli para apuntar la comanda. El hombre pidió la degustación, algo que interesó al rubio porque a él eso le sonaba como algo excesivo, -Yo quiero un entrecot con salsa de setas y si de guarnición puede traer patatas asadas sería perfecto- dijo de forma educada esperando que el hombre terminase de apuntar y se fuese de forma pomposa y sobreactuada. -Creo que le caemos mal- le dijo en voz baja sonriendo luego, para volver a colocar los cubiertos, seguía nervioso, y es que no sabia muy bien de que hablar, no quería agobiarlo con preguntas, pero tampoco quería que la conversación decayese, -Es agradable el sitio- dijo intentando sacar tema para luego coger el vaso de agua y darle un trago.
avatar
InvitadoInvitado

Matt Forman el Sáb Oct 22, 2016 11:45 am

La ropa no tenía nada que ver por más que Luke se empeñase. Cada cual viste como quiere y no todo son ejecutivos en el restaurante. Bueno, puede que ene sta parte de arriba sí. Yo me había vestido muy informal para asistir a los conciertos ya que pensaba que era esa noche y ni siquiera se me pasó por la cabeza el cambiar mi ropa para entrar aquí. Ellos lo que quieren es comprobar si puedes pagar sus precios, y por supuesto que puedo. Así que estamos dentro, y arriba, no se puede pedir más. Aunque el chico continuaba dándole vueltas. Agradecí que llegase el camarero y pedimos ambos dos cosas muy distintas. Sonreí al escuchar el pedido de Luke y miré al camarero. Esos imbéciles se creen que lo saben todo. Ya pueden traerle un buen entrecot o les pongo una reclamación. Cuando el hombre se fue apuntando el pedido tomé un poco de vino para comprobar que no me intentaba engañar mientras Luke daba otra muestra de su falta de confianza.

- Por supuesto que le caemos mal. Él está trabajando y soportando a imbéciles mientras nosotros tomamos vino y comemos cosas exquisitas. No te preocupes por eso.

Me tomé en calma el vino sabiendo que íbamos a tener que esperar un poco por nuestra comida. Luke parecía algo nervioso. Lo único que dijo es que el sitio era muy agradable cuando no hacía ni cinco minutos que había dicho que le caíamos mal al camarero. Sonreí sin dejar de mirarle fijamente, disfrutando de su nerviosismo. El sitio es agradable, pero no deja de ser una empresa. El jefazo de esto da un servicio y cobra por ello, más le vale tener un sitio agradable. No dije nada de lo que estaba pensando, simplemente asentí y busqué el cambiar de tema. Que le den al restaurante.

- Bueno, quiero saber más cosas sobre tí. ¿Por qué quieres ser auror?

Siendo sincero lo que más me había impactado fue aquello. Es deducible que un ex-Hufflepuff no es un mortífago, pero de ahí a que quiera ser auror... Me ha decepcionado un poco, para que negarlo. En ese momento llegó el plato de Luke. La guarnición estaba muy cuidada y la carne parecía excelente. A continuación llegaron dos platos más pequeños, que eran el entrante de mi petición. La chica que los traía nos sonrió, presentó los platos y nos deseó buen provecho. La miré mientras se alejaba y sonreí.

- Nos han cambiado al camarero malhumorado por una amable señorita. ¿Contento?

Me dispuse a inspeccionar los dos platos principales de mi menú. Los entrantes eran alcachofas con crema de marisco y ensalada de langostinos. Excelente elección. Iba a disfrutar aquello muchísimo porque hacía tiempo que no pisaba un lugar con tanta categoría, pero estaba deseando poder llevar a Luke a un antro gay americano. Hace mucho más tiempo que no piso uno de esos y tengo recuerdos muy buenos. No es que los tíos sean muy guapos, pero cuidan mucho su aspecto y bailan genial. Aunque han pasado muchos años y quizás han cambiado algunas cosas. Le señalé los entrantes a Luke por si quería probarlos. Entonces llegó otro plato, el principal, que era pescado con salsa holandesa. Mucha comida para una sola persona.
avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 17.500
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 626
Puntos : 217
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Invitado el Dom Oct 30, 2016 5:59 pm

-La verdad es que todo el mundo dice que es una pregunta difícil pero yo lo tengo claro, quiero ser auror porque me gusta ayudar a la gente, y no quiero que sufran- confesó dejándo la copa de agua en la mesa para llevar las manos a sus muslos bajo la mesa, -No me gusta que nadie lo pase mal, no nacimos para ser desdichados, y siempre he pensado que tengo que dar lo mejor de mí... así que- hizo una pausa que concluía por sí misma su respuesta.

Llego la comida, traída por una camarera que como era obvio sonreía bastante, aunque probablemente que tuviera que atender a Matt era la razón principal, y era lógico, el hombre lo valía. Se río, -Bueno, al menos ella sonrie, a pesar de que vaya con dobles intenciones- se mofó, algo celoso pero sin darle más importancia.

La comida parecía apetecible, y en su punto, al menos lo que él había pedido lo estaba, a a juzgar por como le servían la comida al mayor y este la miraba la suya también estaba en su punto. Todo tenía una pinta espectacular, exótica, y la verdad, cara, pero el blondo no se iba a empezar a preocupar por aquello, tenía los ahorros en el bolsillo y le darían para eso con seguridad, aunque después de que Matt se hiciera notar en la entrada de aquella manera probablemente no pensaba dejar que Luke pagase. Negó con la cabeza y cortó un trozo de la carne, la boca se le hacia agua y cuando lo engulló soltó un sonido que muchos podrían haber confundido con un orgasmo.

Ambos terminaron de comer, Luke había dejado muy poca guarnición en el plato, no le cabía nada más y es que de vez en cuando había metido el tenedor en el plato de su acompañante cuando este le daba permiso, tenía curiosidad por saber que comida el otro, y la verdad es que no se esperaba menos, y aunque su carne estaba exquisita la comida de Matt estaba indescriptible, -Jamás hubiese pensado que esa salsa tan rara fuese tan buena- dijo con una sonrisa en la cara llevándose una mano a la barriga, -Esto va a pasar factura- bromeó exagerando un poco sacando la tripa.

OffRol:
No he encontrado una normativa de rol expres en el foro jajaja, pero bueno con que avancemos rápido vamos bien. ¡¡TENGO GANAS DE BAILAR!!
avatar
InvitadoInvitado

Matt Forman el Lun Nov 07, 2016 12:44 am

Me interesaba saber porqué Luke pensaba en ser auror. No me llevo bien con los aurores, no voy a tener jamás una relación de ningún tipo con una persona que quiera dedicarse a eso. Uno de ellos mató a mi padre, otro mató a Neil, también una mató a Marian, y ahora todos están muertos. Y por más que intente no involucrarme mis convicciones me llevan a estar al lado del Señor Oscuro, más sabiendo que Lluna es una de ellos. El día de mañana puede ser alguien como Luke quien intente matar a mi sobrina para detener nuestra revolución, y es algo que pienso todos los días y que no me gusta nada. Mirando a Luke y escuchando su respuesta sé que podría matarlo si intentase hacer daño a mi niña. Pero al mismo tiempo me rio, de él y de su respuesta. Quiere ser auror para ayudar a los demás, porque se siente buena persona... Inmadurez, eso es lo que veo yo. Puede que dentro de unos años se lo piense mejor y vea que ser auror no es el camino para nada bueno.

Dejé el tema ahí. No había venido al otro lado del mundo para intentar convertir los ideales de un chico. Es algo que puedo hacer más adelante. O puede irse a la mierda. ¿Qué coño me pasa? Siempre me termino juntando con aurores o aspirantes a aurores, y cuando empiezan a caerme bien tengo que matarlos por el bien de mi comunidad. Cenamos tranquilamente atendidos por una nueva camarera muy simpática y sonriente, con sus dobles intenciones. Cada plato estaba más bueno que el anterior, incluyendo el postre. Después de eso pedí la cuenta. Lo que en realidad hicieron fue devolverme mi tarjeta de crédito muggle y hacerme teclear el número secreto. Elegí en su día el 1997 porque es una fecha inolvidable para mí. Cuando me devolvieron la tarjeta dejé algo de propina en la mesa y me levanté.

- Es hora de bailar, querido. New York nos espera.

Viendo la hora que era pasé de ir a un local de mala muerte para tomar copas, era preferible ir directamente a ese lugar donde cada día se reúnen centenares de homosexuales. Y sí, dije cada día. El club Babylon abre de lunes a domingo ambos inclusive. Hace al menos cinco años que no lo piso pero se que sigue abierto, y no está lejos. Caminamos unos pocos minutos disfrutando de la noche en la ciudad.

- Vamos a ir a bailar al local más conocido. Espero que nada de lo que puedas ver allí te asuste. Cada día hay una fiesta temática diferente. ¿Qué toca hoy? ¿Serán Drags, noche de camisetas mojadas, top 10 de tíos buenos?

Una vez en la avenida donde estaba el local cogí a Luke por el hombro para no perderle puesto que aquella zona era muy conocida y transitada. La cola era larga pero de nuevo usé unos trucos para pasar antes. Me acerqué a la puerta por fuera de la fila y disimuladamente lancé un confundus al gorila de la puerta que nos dejó pasar muy contento por tenernos al fin allí. Sonreí y entré, dejando que Luke pasase primero. Desde la calle podía escucharse la música pero hasta que no pasamos la puerta no sentimos el sonido entrando por cada poro de nuestra piel y haciendo latir nuestro corazón a su ritmo caprichoso.

- Bienvenido a Babylon, la disco gay más famosa del mundo entero. ¿No sientes deseos de arrancarte la camiseta y bailar como una loca?

A nuestro lado había dos hombres bailando y besándose, casi todos sin camiseta y vestidos con pantalones muy apretados. El dueño del local estaba en lo alto de las escaleras supervisando la fiesta, un tan Brian. Antes  de ponerme demasiado nostálgico agarré a Luke por la cintura y lo arrastré hasta la barra para pedir algo de beber mientras disfrutábamos de la música estridente y los cuerpos desnudos con sus bailes sensuales. Al parecer esta noche estaba dedicada a los súper héroes de cómic, y en cada podio había un hombre disfrazado y musculoso. Pedí un Cosmo con sombrillita para brindar por mis viejos tiempos.


Babylon:
Espero que esto te inspire, es hora de bailar!

avatar
Imagen Personalizada : Todo se reduce al placer.
RP : 10
PB : Matt Bomer
Edad del pj : 35
Ocupación : Inefable
Pureza de sangre : Sangre limpia
Galeones : 17.500
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
Mensajes : 626
Puntos : 217
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t271-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t297p30-relaciones-de-matt http://www.expectopatronum-rpg.com/t861-cronologia-de-matt-forman http://www.expectopatronum-rpg.com/t384-lechucheria-de-matt-forman
Matt FormanJefe Departamento

Invitado el Vie Dic 16, 2016 2:49 pm

Ambos terminaron de comer aquellas delicatessen que servían en aquel restaurante y como era obvio Luke cogió de vez en cuando de los platos de Matt, ya que este le había dado permiso. El rubio no se habría imaginado en que situación podría llegar a probar aquel tipo de platos, con nombres impronunciables y combinaciones de sabores tan extraños, como langosta con chili, mezclas que formaban la esencia de aquellos sabores tan espectaculares, que obviamente se iban a reflejar en la factura, la cual el chico estaba dispuesto a pagar a medias pero que el mayor como era obvio no permitió.

Llegó el momento de la noche que Luke estaba deseando. El castaño le había dicho que lo llevaría a un pub de ambiente tan movido como el de Londres en el que se conocieron. Y así era, el Babylon, la discoteca con más renombre de la ciudad, de la cual el rubio nunca había odio hablar, pero que ya solo por la inmensa cola que había para entrar, la cual ninguno hizo, y es que ser mago en un mundo de muggles abre muchas puertas . La discoteca estaba a reventar y al parecer había una fiesta temática de superheroes, -Como una loca, sí, y además hasta que los pies diga basta, aunque yo prefiero no romperme la camiseta, me gusta como me queda- dijo sonriendo, siguiendo con la broma, para luego agarrarlo de la mano y bajar las primeras escaleras hasta la pista de baile más grande donde había conseguido ver un hueco. Bailaron y bebieron toda la noche, y aunque de vez en cuando los ojos se iban hacía cualquier otro cuerpo semidesnudo que se movía al ritmo de los bajos, la atención siempre se centraba en ellos, disfrutando a más no poder, despeinados y algo sudados por llevar horas bailando y es que cuando parecía que se acababa un buen tema, empezaba otro aún mejor, sin pausa alguna para poder descansar un poco, aunque de vez en cuando lo hacían ya por obligación, para ir al baño, para tomar algo de aire o pedirse otra copa, y eran buenos momentos también en los que el tonteo seguía existiendo, las caricias, los roces y los besos.

Llegó el momento en el que la discoteca cerraba eran casi las cinco de la mañana, y llevaban allí dentro desde las diez de la noche del día anterior, así que había sido una gran juerga, que llegaba a su fin. Se aparecieron en la habitación del hotel, besándose para luego caer en la cama. Ambos estaban bastante animados, disfrutando de los labios ajenos, cálidos, suaves y juguetones, con algún que otro movimiento de lengua, unas pequeñas mordidas traviesas. Luke miró la hora, -Será mejor que nos vayamos a dormir, si mañana queremos ser personas de provecho- dijo sin separarse mucho de sus labios, para volver a besarlos de nuevo de forma apasionada aunque tímida. Se quitó de encima, para cambiarse de ropa, algo que Matt también hizo para luego acostarse en la misma cama, en la que cabían bien para poder dormir.

El despertador sonó a la hora a la que el rubio lo había puesto, el problema era que no había cambiado la hora, así que el tiempo se les echaba un poco encima. Se incorporó en la cama, -Mierda, se nos va a hacer tarde- dijo intentando levantarse cuando sintió el brazo de Matt rodeándolo e impidiéndole levantarse, hasta que consiguió que se cuerpo estuviera encima de nuevo, sintiendo el calor que el pecho ajeno desprendía, y alguna que otra cosa más bajo las mantas, -Nos hemos levantado de buen humor, supongo- le dijo el chico acercándose a su boca para besarlo, y moverse un poco encima de él, estaba siendo más picaron de lo normal, restregándose de aquella forma, pero es que para ser sinceros con Matt no sentía vergüenza de hacer esas cosas, porque sabía que  él eso le gustaba. Se quitó la camisa, y siguió encima del castaño, con un suave contoneo mientras lo besaba, y cada vez se iba calentando más la situación, pensó en meterle mano, sabía que se iba a encontrar debajo de aquello, lo estaba sintiendo en su abdomen, pero también sabía que si lo hacía no habría marcha atrás, no llegarían al concierto, y tal vez, todo cambiase y habían tantas posibilidades de que fuese para mal. Se asustó, pero no dejó que el hombre se diese cuenta y cuando lo vio confiado, terminó de besarlo y se levantó, -No quiero perderme ningún concierto, porfavor- dijo con cara algo tristona y suplicante para que ambos se prepararen con la mayor brevedad posible. Se metió en el baño y en menos de quince minutos salió preparado, con una camisa blanca con el nombre del grupo al que quería ver, que se había hecho el mismo, unos pantalones vaqueros por encima de la rodilla algo estropeados y unas playeras color vino de la marca vans, de cordones blancos, unos calcetines un poco altos, y por si hacía frío se llevaba la chaqueta de colores de lana con la que había venido. Se colocó la riñonera cruzada en le pecho y las gafas de sol redondas, en el cuello de la camiseta, -Ya estoy listo-.

No tuvieron problema para entrar al sitio, dieron las entradas y el portero de les puso las pulseras vip, con barra libre de bebida y comida, y además les dio un par de regalos de merchandising de los grupos, unas pegatinas, llaveros, colgadores de móviles, y unas bolsas tipo saco con el logo del evento y los nombres de quienes participaban. La música ya empezaba, los teloneros de los artistas principales eran geniales, y varias, música rock, pop e indie, estilos que se compaginaban muy bien los unos con los otros, y Luke estaba excitado con aquello, había un ambiente genial, comida internacional muy rica, bebida y estaba en la mejor compañía que se podía tener, miró a Matt y le agarró para acercarse a él y volver a besarlo. Era feliz.
avatar
InvitadoInvitado

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.