Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Edward W.Mejor PJ ♂
Abigail GreyMejor PJ ♀
Henry KerrMejor User
Zoe LevinsonMejor roler
Circe MasbecthMejor Mortifago
Fiona ShadowsOrden del Fenix
Alex & ZoeMejor dúol
Denzel S.Premio Admin
Afiliaciones
Hermanas [2/4]
Expectro PatronumExpectro Patronum
Directorios [8/8]
Élite [36/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

HALLOWEEN #3: Fiesta en Hogwarts

Albus Dumbledore el Jue Oct 29, 2015 10:11 pm

HALLOWEEN 2015


Un año más, la noche más terroríficas de todas llegaba a Hogwarts. Este año se celebraría, al contrario que el año pasado, en el Gran Comedor de Hogwarts, mayormente porque en él se encontraba el Cáliz de Fuego en dónde todos los alumnos de Hogwarts que quisieran participar en el Torneo, habían echado un trozo de pergamino con su nombre. Aquella noche no era solo Halloween, sino que por fin se sabrían quiénes serían los elegidos de cada casa para representarla en el colegio.

Todo Hogwarts estaba decorado terroríficamente, desde la más profunda mazmorras hasta la torre más alta, pero la auténtica fiesta y celebración era en el comedor. Las largas mesas se habían movido y se habían colocado alrededor de todo el comedor con comidas ambientadas en todo tipo de temática de terror. Habían batidos de fresa con sirope que parecían sesos, pequeños trozos de tarta con forma de ojos sangrientos, magdalenas con forma de murciélagos, salchichas con forma de dedos amputados… De todo tipo de manjares, con un aspecto de lo más poco apetecibles.

Hacía tiempo que los alumnos habían llegado y se habían puesto a comer, a hablar y a pasárselo bien, todos con sus originales disfraces que hacían hablar a todos. Albus, para no desentonar, también se había disfrazado. Aceptó una de las ideas de una de sus profesoras y decidió ir de Gandalf, un poderoso mago de no sé qué trilogía ficticia muggle… En realidad no era muy diferente de cómo él vestía, aunque el báculo, bajo su punto de vista, le daba un aspecto mucho más chulo. Se levantó de su silla y se acercó al atril en dónde siempre daba sus discursos, aunque esta vez estaba el Cáliz de Fuego a su lado, brillando con su propia luz.

¡Ha llegado el momento de saber los elegidos para el Torneo! —dijo Dumbledore, con su voz solemne y fuerte. La música se apagó por completo y su voz sonó con eco por todo el comedor—Como todos sabéis, este año haremos el Torneo de los Cuatro Magos, siendo un alumno de cada casa elegido para competir. Espero que todos seáis conscientes de lo que conlleva el haber metido vuestro nombre en este Cáliz. Habrán numerosos peligros, retos a los que enfrentaros… Podéis terminar bien, mal heridos, o incluso podéis pagar el precio con la muerte… —dijo, algo misterioso y notando como las luces habían bajando para hacer todo más tenue y terrorífico. No obstante, luego dio dos palmadas al aire y la luz volvió a aparecer—Pero no hay de qué preocuparse, ¿no? Todos lo que han metido los nombres aquí es porque se ven capaces de enfrentarse a todo lo que se les ponga delante. Tendrán valentía a pesar de no ser de Gryffindor, tendrán que trabajar duro a pesar de no ser de Hufflepuff, tendrán que poner toda su inteligencia a pesar de no ser Ravenclaw y, como en todo juego, su astucia ha de ser su principal aliada, aunque no sean Slytherin.

Dumbledore se acercó entonces al Cáliz y alzó la mano hacia él.

¡Conozcamos, pues, a los Cuatro Magos del Torneo!

Un papelito salió del Cáliz, directo a sus manos.

OFF: Hemos hecho unos dados especiales para esta ocasión, para que la elección de los que se inscribieron sean totalmente aleatorias. Los tiraremos a continuación y dad por hecho que Dumbledore dice los nombres de los cuatro magos. Después de eso, podéis continuar con la fiesta normal.


Dejo aquí las imágenes de los dados.
Spoiler:
















Respecto a los retos, os lo enviaremos por MP lo antes posible. No lo desveléis OFF ROL, sino que intentad que todo surja ONROL. Una vez completéis el reto, enviad MP a alguno de los fundadores con el ROL en dónde lo habéis hecho (o los roles, si es algo continuo) y os premiaremos con 500 galeones.

Suerte a todos y enhorabuena a los que ganen la posibilidad de ser los magos del torneo.
Moderador
Expecto Patronum


avatar
Imagen Personalizada :
RP : 17
PB : Michael Gambon.
Edad del pj :
Ocupación : Fugitivo
Pureza de sangre : Mestizo
Lealtad : Orden del Fénix.
Patronus : Fénix (Parlante)
Mensajes : 321
Puntos : 9
Ver perfil de usuario

Albus Dumbledore el Jue Oct 29, 2015 10:12 pm

OFF: Y nos acabamos de dar cuenta de que no se pueden tirar dados nada más abrir un nuevo tema, así que este post es totalmente aleatorio para poder tirar los dados pertinentes.

Ahora sí. ¡Enhorabuena a los ganadores!
Moderador
Expecto Patronum


avatar
Imagen Personalizada :
RP : 17
PB : Michael Gambon.
Edad del pj :
Ocupación : Fugitivo
Pureza de sangre : Mestizo
Lealtad : Orden del Fénix.
Patronus : Fénix (Parlante)
Mensajes : 321
Puntos : 9
Ver perfil de usuario

Maestro de Dados el Jue Oct 29, 2015 10:12 pm

El miembro 'Albus Dumbledore' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

#1 'Elegido de Gryffindo' :


--------------------------------

#2 'Elegido de Hufflepuf' :


--------------------------------

#3 'Elegido de Ravenclaw' :


--------------------------------

#4 'Elegido de Slytherin' :
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 2457
Puntos : 1129
Ver perfil de usuario

Invitado el Vie Oct 30, 2015 3:36 pm

Que pesada es la gente con Halloween. De verdad, es demasiado pesada, es solo una fiesta de disfraces que supuestamente deben dar miedo. Y punto. Y digo supuestamente porque la mayoría de las chicas aprovechaban la ocasión para ponerse disfraces que dejaba poco a la imaginación.

No era ni en broma mi caso. Cuando supe que habría fiesta de Halloween en Hogwarts mandé una lechuza a mi tío pidiéndole un favor: que cogiera uno de los hábitos de novicia del orfanato y me lo mandara. Cuando dos o tres lechuzas más tarde tuve que terminar por explicarle para qué lo quería para que me lo enviara, me contestó con un “jajajajaja” que ocupó medio pergamino. Era un disfraz sencillo: solo tuve que aplicarme algo de maquillaje que le robé a una compañera, y disfraz terminado. La verdad es que disfrazarte de tu boggart no es muy inteligente, lo reconozco, pero es algo fácil, y total, ni me miré al espejo cuando terminé para ahorrarme el susto.

Llevaba ya rato en el Gran Comedor, comiendo un poco de aquí y de allá. Con el disfraz nadie me había reconocido y tampoco yo reconocí a nadie interesante, así que iba sola caminando entre las mesas, picoteando de la comida y mirando con interés algunos disfraces. Justo estaba mordisqueando una magdalena de chocolate en forma de murciélago cuando el director se levantó y empezó a hablar. La conversación alegre del Gran Comedor cesó de repente, prestándole total atención al director. Habló un rato de algo muy aburrido: el Torneo de no sé cuántos. Escuché hablar de él en los pasillos, en la sala común y hasta en el cuarto de baño, pero no me interesaba lo más mínimo. Obviamente yo no había presentado mi candidatura, pero es que aunque hubiera querido creo que no podía. Te pedían una edad mínima, creo. Empezó a sacar papelitos del cáliz ese que te decía quién podía participar en el Torneo, y cuando escuché el nombre de Rose me sorprendí. En realidad no sé para qué me sorprendo, a Rose le pega apuntarse a ese tipo de tonterías. Un montón de gente aplaudió, imagino que todos los Ravenclaw, y yo aunque fuera de las serpientes también lo hice. Sin embargo ignoré cuando pronunció el nombre del Slytherin que participaba, ni me sonaba su nombre ni me importaba.

Seguí comiendo lo que me quedaba de magdalena y nada más terminar cogí otra. Me senté en un borde de la mesa con naturalidad, tatareando una versión rockera del Ave María.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Vie Oct 30, 2015 7:39 pm

Me encantaba Halloween, desde siempre; no solo esa fiesta, sino todas las que implicasen disfrazarse e inflarse a caramelos. ¿Quién dice que no a una noche de disfraz y dulce? Todos los años trataba de dar con una idea original, alejada de los típicos disfraces predecibles que usaban muchas alumnas (la mayoría de los cuales se componían de dos palabras siendo la segunda "putilla"); ¿se suponía que en Halloween había que dar miedo, no? No era una fiesta de disfraces comunes, tipo Carnaval, ¿verdad? Tardé mucho tiempo en elaborar mi disfraz y dejarlo a punto, pero lo peor vino cuando, el mismo día de Halloween, yo toda perfeccioninsta, decidí que el traje no era suficiente, que tenía que ponerme el pelo acorde a mi disfraz, junto a la transformacion de algunas de mis facciones faciales y el maquillaje pertinente; además, con un encantamiento nada fácil, conseguí deformar el timbre de mi voz para que sonase menos femenino y más típico de la criatura a la que representaba aquella noche.

Sin embargo, aunque tenía la mente puesta en el Gran Comedor y en los disfraces de la gente con la que me cruzaba (había alguno realmente bueno), otra parte de mi mente no podía dejar en el libro que había leído aquella mañana, cuando apenas había empezado con los preparativos de todo. Rebuscando en mi viejo baúl, no recuerdo ya en busca de qué (¡maldito estrés!), había encontrado un libro antiguo y fino; en otras circunstancias no me habría fijado, pero aquel día sí lo hice. Era de mi madre, y uno de los libros que más apreciaba junto al de Jane Eyre, del que nunca me había separado. No sabía cuanto tiempo llevaba ahí el libro de mi madre, escrito por un famoso poeta inglés, pero la curiosidad y la nostalgia me animó a abrirlo y a volver a leer sus páginas tras mucho tiempo en la sombra. Era precioso. A costa de un precioso tiempo que tendría que haber dedicado en otras tareas, pasé buena parte de la mañana leyendo, llenándome de todas y cada una de esas bellas palabras, emocionándome con muchos de aquellos poemas. ¡Qué belleza! Aquel poeta tenía una facilidad innata para hacer que, en un simple verso, la mente del lector se llenase de vivos colores y representara la imagen de lo que estaba leyendo.

El impacto contra algo duro me hizo detenerme y volver en mí. Al mirar hacia abajo, vi a un niño pequeño, de primero o como mucho segundo, vestido de un nada temible vampiro (era un niño super mono al que daban ganas de adoptar, las cosas como son), que me miraba con ojos desorbitados del miedo. Cuando sonreí, vi que el niño parecía a punto de llorar; fue cuando supe que mi disfraz estaba muy bien logrado. Tranquilo, pequeño, no tienes nada que temer; esta noche a ningún niño me voy a comer. Pese a que intenté tranquilizarle con mis palabras, el pequeño salió corriendo a voz en grito. Observé que la gente a mi alrededor me miraba; seguro que muchos no habían tenido contacto con los libros de Tolkien en su vida. Lástima.

Seguí andando hasta que llegué al Gran Comedor; las mesas no estaban dispuestas como siempre, sino que había más mesas más pequeñas y las distintas casas, aparentemente, podíamos mezclarnos entre nosotras. Reconocí a una de mis amigas de Hufflepuff, que iba vestida de mariposa, pero al verme acercándome a ella observé como huyó de mí y desapareció de la vista; mi disfraz tenía que ser la leche si hasta quien era amiga mía no me reconocía y salía despavorida. Me senté en la mesa más inmediata y comencé a picotear por aquí y por allá; otra cosa no, pero gocha soy un rato. Cuando llevaba un rato comiendo, intercambiando algunas palabras con un zombie con un ojo colgando que había a mi derecha y con un Jay Garrick bastante atractivo (pero que no daba nada de miedo), el Comedor se hizo en silencio cuando el profesor Dumbledore dio su habitual discurso; tuve que aguantarme la risa cuando le vi disfrazado de Gandalf. Dumbledore era tan guay que hasta conocía a Tolkien, no había duda.

El momento en el que anunció los nombres del Torneo estaba más nerviosa que nunca; había echado mi nombre prácticamente el primer día en que podíamos echarlo, pensando que sería un desafío tanto a nivel personal como a nivel de mis talentos mágicos. Pero ahora que la fecha estaba tan cerca, empezaba a tener segundas opiniones, motivado todo por los nervios. Había leído mucho y sabía que había habido muchos campeones muertos, aunque me tranquilizaba conocer también cuantísimos habían sobrevivido a las duras pruebas. Vamos, Rose, no hay nada que temer; con la preparación adecuada, el Torneo puedes vencer. Estaba tan nerviosa que ni me di cuenta de que había expresado mi último pensamiento en voz alta hasta que noté el ojo colgante del zombie mirando en mi dirección. Conforme Dumbledore fue sacando los papelitos con los campeones, aplaudí educadamente... hasta que llegó el turno de Ravenclaw y mencionó mi nombre. ¡Ay Merlín, ha dicho mi nombre, sí! ¡Tengo tantos nervios que a este paso veo que me hago pipí! Por suerte, con tanto ruido de gente aplaudiendo, nadie pudo oír mi vergonzoso comentario. Traté de recuperar mi compostura mientras Dumbledore anunciaba al campeón de Slytherin, pero aún debía estar en shock, porque fui incapaz de aplaudir con el resto de mis compañeros; estaba demasiado ocupada pensando en todo lo que tenía que repasar para asegurarme superar decentemente la primera prueba del Torneo. Mañana por la mañana, a primera hora en la biblioteca.

Cuando Dumbledore terminó de hablar y el ambiente volvió a relajarse, agradecí que mi disfraz fuera lo suficientemente bueno como para que nadie alrededor me reconociera. Con ansiedad, abarqué con una mano tantos dulces como pude y me llené la boca a rebosar. Cuando tragué todo, cogí mi copa llena de batido de fresa, con sus sesos flotando (un aspecto de los más apetitoso) y me lo bebí de un trago; suerte que no llevaba alcohol o me habría quedado piripi con solo eso.
avatar
InvitadoInvitado

Lluna Forman el Vie Oct 30, 2015 10:02 pm

Durante las compras del verano procuraba adquirir todo aquello que podía necesitar en el curso escolar. A parte de los vestidos de gala, era indispensable el disfraz de Halloween. Es una de mis celebraciones favoritas de siempre porque Matt es un gran entusiasta de la fiesta. Solía comprarme unas golosinas repugnantes con aspecto de cucarachas y gusanos que terminaba comiendo él. Halloween es la excusa de los adultos para hincharse a golosinas. Tenía el disfraz listo sobre la cama mientras me azuzaba el pelo y me maquillaba. Había estado haciendo pruebas de maquillaje, así que me quedaba genial y había adquirido precisión con los utensilios de maquillaje. No estaba nerviosa pero me dolía un montón el abdomen. Esta noche, a parte de poder disfrutar de un ambiente distendido y alegre, se iban a nombrar a los paladines del Torneo de los Cuatro Magos.

Al vestirme me vinieron varias ideas malas interconectadas. La primera, el vestido era tan blanco que sería una pena mancharme de mi propia sangre. La segunda, hacía demasiado tiempo que no me venía la regla. Es el tipo de cosas que debería apuntar. La tercera, y la más horrorosa, es que el vestido me quedaba muy ceñido. No solamente me estaba apretado en la zona de las caderas, también en la zona de los pechos. Me lo quité para mirarme al espejo un momento con la ropa interior nada más. ¿He engordado? ¿Cómo pueden engordar los pechos? Es imposible que engorden los pechos a menos que... Me faltaba el aire. Me senté sobre la cama un momento observando mis pechos. Están como más grandes. Y el vestido me entraba perfectamente en verano, ahora me queda muy ceñido. Además, huele como a natillas. Me apetecen natillas. ¿Qué?

Es imposible, no puede ser, tomamos precauciones y... joder, joder, JODER! Respiré hondo mientras me abanicaba la cara con las manos con un resultado casi nulo. Tengo que bajar a la fiesta. Todo el mundo está ya abajo. Igual sale mi nombre del cáliz y soy la elegida para poner en riesgo mi vida delante de todo el colegio. Pero, ¿y si no es mi vida lo único que estoy poniendo en riesgo? Me tumbé sobre la cama muy agobiada, hiperventilando y con ganas de llorar y vomitar. No hice ni lo uno ni lo otro. No lloré para no estropear el maquillaje que tan bien logrado tenía, y no vomité porque eso sería un signo de embarazo y no puede ser.

- Ya está Luna, ya está. Me duele el abdomen porque me va a venir pronto la regla, y es lo normal. Me apetecen natillas porque tengo hambre. Y he ganado algo de peso este verano, y por eso el vestido me queda tan ceñido.

Me miré de nuevo en el espejo antes de salir. Si es que parece que me hayan hecho un aumento de pecho en una clínica muggle en la que me hayan puesto silicrosis de esa. El vestido en si estaba pensado para enseñar un poco en la noche de Halloween pero esto... Todo el mundo estaba en el Gran Comedor cuando conseguí calmarme y bajar. Busqué a alguien conocido y fue imposible, todos los disfraces estaban bien logrados. Vi una chica vestida de orco que bebía algo rosa que simulaban ser sesos, luego me vino olor a fresa y tuve una pequeña arcada. Metí barriga y continué buscando a Hannah, O o Damon. Sobre todo Damon. Finalmente me senté en un lugar para escuchar los ganadores del sorteo para participar en el Torneo. Aplaudí Joahnne, a Rhea, a Rose y les deseé una muerte prematura. Crucé los dedos para tener suerte. Para tener la suerte de no salir. Si estoy embarazada no quiero arriesgar mi vida y la de mi bebé. Al escuchar el nombre del paladín de Slytherin me puse blanca. Damon no, no. No ahora.



Disfraz:
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 10.140
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1048
Puntos : 160
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Davina Abrasax el Sáb Oct 31, 2015 6:55 am

Con Rose.

Había llegado la fiesta de Halloween que se celebraba todos los años en Hogwarts, y no quería perdérmela como había hecho en algunas otras ocasiones. Había metido el disfraz en el equipaje antes de que comenzase el curso para que no llegasen estas fechas y me encontrase con el problema de que no tenía disfraz. Al principio había estado muy indecisa sobre qué ponerme, pero mientras leía un libro de mitología griega, que me encantaba, me acordé de la protagonista de una de mis series de televisión favoritas de cuando era pequeña, y había decidido ir vestida de ella pues desde que se me ocurrió me había parecido perfecto. Iba a ir vestida de Xena, la princesa guerrera. Conseguir el disfraz me fue muy fácil, era una réplica casi exacta y estuve muy contenta cuando me lo puse. Tenía todos los complementos que Xena siempre llevaba, e incluso sus armas (falsas, lógicamente). Le di mi propio toque personal, un poco más oscuro y salvaje para adaptarlo más a la temática tenebrosa de Halloween, aplicándome un poco de maquillaje que consistía el sombra negra corrida alrededor de mis ojos, dándose aspecto de guerrera salvaje. El pelo me lo recogí con unas trenzas en el lateral y el resto me lo dejé suelto, y cuando estuve lista me dirigí al Gran Comedor juntó con algunos de mis compañeros de Ravenclaw.

Esa misma noche iban a anunciar también quienes serían los elegidos para participar en el Torneo de los Tres Magos. Me parecía muy interesante que fuesen a celebrar ese torneo, y me había presentado para ver sí salía elegida para representar a mi Casa. No me llevaría un disgusto si el Cáliz de Fuego no me elegía a mí, aunque sería muy excitante. Presté atención cuando se anunciaron los seleccionados de cada Casa después de que el Cáliz escupiese el papel con su nombre. Aplaudí alegremente por Joahnne y por Rhea, y cuando llegó el turno de Ravenclas aplaudí fuerte y alegremente por mi amiga Rose. Me alegraba de que le hubiese tocado a ella, era una chica muy capaz y nuestra Casa estaría muy bien representada. Aplaudí también a Damon cuando el Cáliz le escogió a él para representar a Slytherin. Sin duda la competencia entre estos cuatro iba a ser muy interesante de ver y daría mucho de qué hablar. Seguro no tardaría en haber apuestas muy reñidas.

Miré a mi alrededor para ver a quienes de mis amigos tenía cerca para ir con ellos y ver de qué se habían disfrazado, pues los disfraces solían ser siempre muy creativos. Miré también a ver si Bastian había venido, pero no le encontré por ningún lado. Llevaba toda la semana insistiéndole para intentar convencerle de que viniese aunque fuese un rato. Era muy fácil pasar tiempo con él durante el curso, pues vivía literalmente en los terrenos de Hogwarts y siempre que yo no tenía clase podía ir con él y estar todo el tiempo que quisiese, pero me gustaría también poder compartir más tiempo con él en cosas como estas. Pero Bastian era un cabezota. Que si no sé qué, que si no se cuántos, que si blah blah blah... Esperaba haberle insistido lo suficiente como para haberle convencido, pero por ahora no se le veía el pelo. Bueno, da igual, la noche es larga y acaba de comenzar. Por el momento yo me entretuve haciendo lo que quería hacer, que era comer unos postres. Intenté volver a mirar a ver si encontraba a mis amigos, y comencé a caminar por ahí. En un momento me distraje y estuve a punto de chocarme contra alguien, pero me di cuenta en el último momento y me detuve. Miré a la persona y parpadeé varias veces con asombro al ver su disfraz, que era épico. ¡Epiquísimo!

-¡Ay Jesús!- exclamé entonces, poniendo una horrible cara de asco. No por el disfraz en sí (estoy segura de que si ambas fuésemos de verdad los personajes de los que íbamos disfrazadas, yo tendría que sacar mi espada y hacerla trizas, pero eso sería poco ético en el Gran Comedor), que no me daba miedo ni asco sino que me encantaba. Mi cara de horror y asco se debía a la bebida que la chica-orco tenía en la mano, la cual parecía contener una especie de cerebro rosa. Qué asco. Me muero. Literalmente. Tal es mi odio por el aspecto físico de ese órgano tan preciado de mi cuerpo que mi boggart era un zombie porque me daba un asco horrible su dieta, y ver una bebida con algo semejante a un cerebro dentro hacía que se me pudiese la cara casi verde.

Disfraz.:



avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Marie Avgeropoulos
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante para inefable
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 760
Lealtad : Indecisa
Mensajes : 174
Puntos : 99
Ver perfil de usuario

Circe A. Masbecth el Sáb Oct 31, 2015 12:59 pm

Interacción con Ian en las mazmorras.
Hablando con Lluna en el Gran Comedor.
Sola por ahí sentada.

La noche de Halloween es la noche perfecta para que aquellas personas que normalmente no son capaces de vestirse como quieren, lo hagan. Es decir, las chicas sin amor propio se vistan como prostitutas y enseñen piernas y escote. En el caso de Circe, no era ni mucho menos así. Cualquiera podría pensar que era el prototipo perfecto de persona que usa Halloween para lucir cuerpo, pero lo hacía el resto del año sin necesidad de disfraces absurdos, ¿Para qué hacerlo aquella noche? Además, se divertía disfrazándose. Era algo entretenido y las noches de Halloween siempre eran divertidas en Hogwarts.

Cogió unos pantalones negros ajustados y los acompañó con una camisa blanca ceñida a la que le colocó una pajarita roja en la parte superior. Añadió a su traje una americana negra de mujer y unos tacones rojos para realzar su figura. Pues Circe adoraba los tacones, pero debido a su altura no tendía a usarlos para no sentirse demasiado alta. Pues, si a un metro setenta de altura le sumabas diez centímetros más, superaba la altura de prácticamente todos sus compañeros de Hogwarts.

Con total tranquilidad peinó su cabello frente al espejo, situándolo todo sobre el mismo lado del hombro y terminó de dar los últimos retoques a su maquillaje, pues este llevaba listo desde antes de ponerse el traje para no mancharlo. Se miró un par de veces al espejo. Y luego otro par más. Y es que era una persona tremendamente egocéntrica. ¿Por qué no mirarse en el espejo? Se adoraba a sí misma y tenía un amor propio de dimensiones incalculables.

Bajó hasta la Sala Común de Slytherin y seguidamente subió hasta el Gran Comedor, encontrándose con diferentes miembros de su casa en el transcurso hasta la fiesta. - ¿En serio? – Miró de arriba abajo al reconocer a Ian junto a una chica en las mazmorras. La chica llevaba una máscara y no podía reconocerla, pero su atuendo mostraba prácticamente la totalidad de su cuerpo. Razón por la que Ian estaría ahí. – Que te diviertas. – Añadió con una media sonrisa dejando atrás a su amigo, quien rápidamente volvió al tema con aquella chica en la oscuridad de las mazmorras.

Una vez en el Gran Comedor comenzó a ver caras conocidas por las diferentes mesas, cogiendo bebidas y comida y esperando a que se anunciasen los ganadores del Torneo de los Tres Magos. No sabía quién se había presentado de ninguna de las casas, pues aquel torneo no le interesaba lo más mínimo. Sólo sabía de Damon, quien había estado dando el coñazo con el Torneo durante las últimas semanas, diciendo que saldría elegido, que ganaría a todos y que tras eso no necesitaría estudiar una carrera universitaria, pues todos querrían darle trabajo por ser el ganador de aquello. Circe se limitaba a soportar sus tonterías, porque para una vez que hablaba con ellos para contarles algo y no tenía la boca ocupada con la lengua de Lluna, merecía la pena aprovecharlo.

Fue escuchando el nombre de los ganadores según Dumbledore leía los papeles que iban saliendo del cáliz. Primero fue Joahnne, una chica pelirroja con la que había coincidido en algunas clases y, que si era tan inútil en todo lo demás como en los duelos, le esperaba una muerte rápida en el Torneo. La segunda en salir fue Rhea Jakson, y una mueca de asco se dibujó en el rostro de Circe mientras movía con la pajita un batido de vainilla con arañas falsas en su interior. Rhea le caía mal. Muy mal. Era la única amiga de Danny Maxwell – o eso creía Circe – y un auténtico grano en el culo en cualquier ámbito. Seguidamente salió una tal Rose. Ni escuchó su apellido debido al barullo que hacían sus compañeros. No sabía de quién se trataba, pero pro el momento era su favorita para que ganase aquello. Y seguidamente llegó el campeón de Slytherin. El único chico del grupo y Circe acompañó su nombre con unas cuantas palmadas y una media sonrisa en el rostro. No sabía quién era la tal Rose, pero deseaba que Damon le patease el trasero como a la de Gryffindor y a la de Hufflepuff.

Se alegró por el pesado de su amigo que ahora tendría una razón  más para ser un pesado. Y que, posiblemente, sacase aún peores calificaciones debido a su falta de interés en los estudios y sus ganas de conseguir ser el vencedor de tal torneo. Buscó a Damon con la vista, pero no dio con él. En su lugar se topó con Lluna, quien no parecía muy feliz con el resultado del Torneo. – Tienes mala cara Lluna, ¿Has tomado algo raro? – Preguntó la rubia antes de dar un trago a su bebida. - ¿O esa es la cara que se te queda cuando sale tu novio ganador para participar en unas pruebas en las que tiene altas posibilidades de acabar muriendo? Yo que tú no me encariñaría demasiado con Damon… - Dibujó una media sonrisa antes de alejarse de donde estaba Lluna. Pero antes de esto, viró sobre sus talones. – Por cierto, deberías haber optado por otro color que no fuese el blanco. El negro adelgaza. – Le guiñó un ojo de manera divertida. Lo cierto es que no sabía si Lluna había engordado o sí no, tan sólo lo decía porque era un tema que molesta a muchas mujeres y, dado que estaba celosa de ella por robarle tiempo con su mejor amigo, sólo quería que se sintiese insegura. Es más, lo único que quería era que aquellos dos rompiesen.


Siguió paseando por la sala con su bebida en la mano y se dejó caer sobre uno de los asientos que encontró a su paso.

This is Halloween:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Kristina Bazan.
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitaria (Medimagia)
Pureza de sangre : Mestiza.
Galeones : 12.790
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : -
RP Adicional : +1H /+2F
Mensajes : 1172
Puntos : 920
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t908-circe-a-masbecth http://www.expectopatronum-rpg.com/t911-at-this-moment-you-mean-everything-circe-s-rs http://www.expectopatronum-rpg.com/t910-it-s-time-to-begin-isn-t-it-circe-s-cronos http://www.expectopatronum-rpg.com/t914-a-box-of-sharp-objects-circe-s-box
Circe A. MasbecthUniversitarios

Invitado el Sáb Oct 31, 2015 1:28 pm

Oh si si, halloween habia llegado y todo estaba preparadisimo, muuucho truco o trato en mi mente y un disfraz genial, solo faltaba algo, una entrada triunfal. Por lo que esperé hasta ultimo momento para entrar, salí de la sala común y me quede escondido en el armario de escobas riéndome solo, esperando al momento que no se escuchara mas gente entrar; cuando el momento llegó, entré al lugar con la sonrisa mas grande que mi boca permitía, dando un par de saltos y volteretas en el aire ( que claramente había practicado con algo de esfuerzo) y al caer tomé aquel articulo muggle que había modificado yo mismo y presione un par de botones de las que salieron por ambos extremos unas banderas con un "VWOOSH" de cada lado para hacerme notar, pero claro la gran mayoría andaba de chimento y comiendo así que no fue la gran entrada que esperaba, sin duda debía haber hecho explotar algo o llenar de algún gas la puerta para aparecer.
Me dirigí a un rincón donde no había tanta gente y quedé expectante observando el cáliz, debía de salir yo y ser el ganador. para mi sorpresa el director se levanto y comenzó a anunciar a los participantes del torneo; bla bla bla bla bla y de slytherin... que? no salí yo? por queee?? di un golpazo sobre un plato lleno de muffins de murciélago, y al ver que eran murciélagos los mire con un poco de gracia... tome uno y lo hice aletear sonriendo, hasta que lo llevé a darse contra la pared y destrozarse.. -ups hahahaha, pobre batsy HAHAHHA-. Luego recordé lo del cáliz, y mientras todos se acercaban a damon a felicitarlo le envié una mirada filosa...
Disfraz:
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Sáb Oct 31, 2015 1:53 pm

Por fin había llegado la fecha más esperada por la gran mayoría de los alumnos de Hogwarts desde que empieza el curso, Halloween. Se notaba la emoción en el ambiente, desde hacía días lo único que se oía entre los murmullos de la gente en toda aquella gigantesca escuela, eran temas relacionados con qué se pondrían para la ocasión y el torneo de los cuatro magos. Personalmente no me había costado mucho elegir mi disfraz, siempre había querido encontrar alguna ocasión para poder disfrazarme de mi personaje favorito desde que era pequeña, y ese día sería perfecto para ello. Me pasé varios días rezándole al aire para que absolutamente nadie en todo Hogwarts fuera igual que yo, parecidos vale, porque estoy segura de que muchos irían así pero iguales no.

Horas antes de que empezará la fiesta en el gran salón comencé a prepararme, aunque ya tuviera la parte que más me había costado hacer echa, la verdad es que tuve que comerme muchísimo el coco para conseguir a un zero calcado al de la película, pero un par de hechizos buenos dibujos e ideas y lo había conseguido, ahora solo faltaba yo. Me recogí el pelo en un trenza, para luego poder colocarme una peluca que había pillado en internet , aunque no pudiera ir con mi melena si podría usar alguna otra, conjuros arriba conjuros a bajo para modificar mi cuerpo ligeramente la ropa y listo, ya estaba preparada y justo a tiempo para la fiesta. El comedor estaba abarrotado de gente con una gran variedad de disfraces, unos mejores que otros todo hay que decirlo, algunos hasta me daban miedo, me acerque a una de las mesas a devorar un poco de toda la comida que había servido, lo que más llamó mi atención aparte de los caramelos fueran las galletas con forma monstruosa, estaban geniales además de muy buenas, iba por mi tercera galleta cuando se hizo el silencio en la sala pues Dumbledore se disponía a hablar. -Oh dios mío- dije para mí por lo bajo y con una ligera risilla, pues no salía de mi asombro, iba disfrazado de Gandalf y como no, le quedaba genial, ni se me había pasado por la cabeza que pudiera conocer aquella trilogía muggle. Tras un ligero discurso sacó los nombres elegidos de la copa –no sabía que Emili se hubiera presentado- le dije a Zero como si este pudiera responderme, sin embargo ella no fue seleccionada como una de las representantes. La música comenzó a sonar y el anterior silencio dio paso a un enorme bullicio de personas riendo y hablando entre sí, la música poco a poco quedó relegada a un segundo plano.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Dom Nov 01, 2015 7:58 pm

Primero con Jerome, luego al lado de Circe intentando hablar.


Vi el atuendo que iba a llevar a la fiesta. — Creo que al final no será buena idea, minion, pesa demasiado, y tendré calor a medio evento. ¿Y si mejor voy sin disfraz? — me quede pensando frente al gran espejo de la habitación — Tienes razón, lo llevaré, pero el casco no lo traeré puesto todo el tiempo o termino cocinado a medio gran comedor, ¿bueno, me ayudas? — estaba en ropa interior pues no podía llevar más ropa de la necesaria. Me coloqué el traje con ayuda de Aaron y entre los dos logramos cerrarlo, no supe ni porque elegí ese en particular, astronauta, ¿quién va de astronauta a una fiesta? Pues yo, quien más, Halloween siempre fue una de mis fiestas favoritas en América y aquí también. — Ya no tardan en anunciar al ganador del torneo de los tres magos, y aunque no nos inscribimos quiero saber quiénes son, me voy adelantando, allá nos vemos — le dije tomando el casco y saliendo de la habitación, mi amigo aun ni siquiera se bañaba.

Baje las escaleras no supe ni como, ese traje era una réplica exacta de uno utilizado por los Estados Unidos así que pesaba un poco. Al llegar al gran comedor me situé justo al frente de todos, viendo como Dumbledore hablaba y comenzaba a sacar los papeles ganadores. Yo sujete el casco por un lado y estaba nervioso de que alguno de mis amigos saliera ganador porque eso significaría que estarían en peligro de muerte, así de peligroso había escuchado que era ese torneo y las pruebas a superar. No conocí a ninguno salvo a la chica de mi propia casa. La leona de cabellos rojos, era mi amiga. Inmediatamente la empecé a buscar con la mirada para ver su reacción, la vi pero estaba siendo muy solicitada y yo estaba del otro lado por lo cual ya la felicitaría o le daría mi más sentido pésame después.

El estómago comenzó a rugir y camine hacia la mesa de bocadillos, me encontré a Jerome por ahí y lo saludé — vi tu entrada, fue muy teatral, me ha gustado — le dije sonriendo — tu disfraz también está genial, le pusiste empeño  — converse con él durante unos minutos pero luego mi estómago continuo reclamándome que lo llenara con algo — creo que iré a comer algo, luego te veo — le dije mientras seguí el camino hasta la mesa y lo primero que hice fue comer unos buñuelos con formas de telarañas. Bebí un poco de ponche sangriento con algunos ojos flotando en él, eran gomitas y estaban muy ricas.

Bonito disfraz, Circe — sí, me encontré con esa chica de Slytherin, la conocía por algunas clases en conjunto pero hasta ahí, sabía su nombre porque era bastante famosa. Tomé el ponche y algunas golosinas y pastelitos colocándolos dentro del casco para poder almacenarlos y comerlos después. Me senté en uno de los asientos de al lado, quedando a una distancia prudente de ella pero aún se podía hablar. — Oye  — tenía un pastelito con glaseado de fantasma en la boca cuando hable — ¿quieres bailar? — le pregunte entre bocados mientras la miraba. Se veía sola y aburrida y la música parecía buena, ¿por qué no? Pero si decía que no yo me levantaría e iría a otro lado a esperar a mi amigo.

Disfraz:

avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Lun Nov 02, 2015 1:54 am

Con nadie en especial
-Ah no, te lo llevas puesto y punto, no pasamos aquí una hora arreglándote a ti para que al final no lo lleves así que ya no dudes, si te da calor te loquitas y dices que estas disfrazado de alguien a quien asaltaron- le regañe entre risas por lo último, tenía ganas de zapear a Connor por atreverse a decir que ya no iría así- aparte es muy original, no hay duda de que todos querrán saber de dónde lo haz sacado –Le daba los últimos retoques al disfraz de mi amigo-anda pues corre, yo ya te alcanzo- seguía sin si quiera bañarme y todo por ayudar a ese torpe niño y como no hacerlo si de verdad a veces parecía más su madre que su mejor amigo ,pero me agradaba cuidarlo y que él me cuidara a mí –Cuidado en las escaleras!- atine a decir antes de  correr por todos lados para preparar mi ropa antes de irme a bañar .Fue el baño más rápido de mi vida y corrí tanto que varis veces acabe por resbalarme, me pegue pero nada de gravedad y aun sobándome me apure a cambiarme  y ponerme más guapo delo que soy con mi galante disfraz de Robin Hood, quitaría los dulces de los glotones para nosotros los desamparados y desdulzados .

Llegue justo cuando ya todos felicitaban a los ganadores del torneo y aproveche el barullo para  buscar alguna cara conocida  que no estuviera ocupada hablando y claro lo primero que llamo mi atención fue el malvavisco gigante que apenas si podía moverse con el traje de astronauta ,al ver que estaba acompañado decidí   dejarlo un momento y yo me fui a retacar on las golosinas que había ahí, bebí un ponche y me puse a bailar yo solito, sacando mis mejores pasos de baile. Igual y así alguien se animaba a bailar conmigo .

Tome una de mis flechas y empecé a insertarle varios panecillos y dulces a manera de brocheta, agarre otra bebida y camine bailando hasta atravesar aquel lugar, agitando mi brocheta de golosinas improvisada tarareando la canción que estaba sonando con fuerza , mordiendo los pastelillos .En ese momento se me ocurrió que debí disfrazarme de vikingo y llevar mis piernas de pavo gigantes o de cavernícola, hubiera sido buena idea pero mi disfraz si no era nada terrorífico al menos bailando de esa manera si daba algo de miedo y más comiendo así como un bárbaro .
Disfraz :
avatar
InvitadoInvitado

Danielle J. Maxwell el Lun Nov 02, 2015 4:05 am

Saludo al URUK HAI de Rose

A mí me decían: DISFRÁZATE y a mí se me creaba automáticamente un sentimiento interior de: “TENGO QUE BUSCAR EL DISFRAZ DEFINITIVO” que era difícil apaciguar en mí. Nunca había tenido demasiada suerte con los disfraces… El primer año ni siquiera vine a la fiesta porque nada más salir de mi sala común me colgaron al techo y hasta que no me vio Filch (ya terminada la fiesta), no me bajaron. El segundo y el tercero no me acuerdo, pero fue de algo bastante típico. En cuarto me disfracé de dementor. Bueno, en realidad me metí dentro de una bolsa de basura y fui por ahí soplándole a la gente a la cara. Que más o menos daba el pego. En quinto me disfracé de Harley Quinn y ahora, bueno, quería por fin disfrazarme de mi tan ansiado Darth Vader. Pero seamos sinceros, Darth Vader es muy alto para ser yo. Así que opté por algo más sencillo. Quizás no más cómodo, pero sí sencillo.

Me metí dentro del compartimento principal, saqué las piernas por debajo y las manos por unas aberturas, para luego colocarme el sombrero. Iba de R2D2 y estaba feliz por haber ido de algo tan mono. De hecho había estado practicando y todo el sonido que hacía para intentar clavarlo cuando me acercase a alguien por detrás y me chocase con ellos.

Me costó subir las escaleras con todo el tubo de R2D2 en todo mi cuerpo, pero tras un arduo intento en dónde parecía más retrasada de lo normal, llegué al Gran Comedor. Me atiborré a comida (porque soy una gorda, lo admito) hasta que Dumbledore habló para decir los participantes del Torneo. Yo me había enterado de eso, pero ni de coña me iba a apuntar. ¿Estamos locos? Seguro que me moría. Pero vamos, seguro. Esas cosas no son para mí, eso lo tenía claro. Empezaron a decir todos los nombres y miré con especial énfasis a Dumbledore cuando nombró a Hufflepuff. No sabía si me alegraba o me preocupaba que la elegida fuera Rhea. ¿Y si se muere? Bueno, vamos a pensar en positivo, es Rhea. ¿Y SI GANA? Rose era un oponente duro y Joahnne. Pero Damon era más retrasado que yo y eso ya era decir, así que él no era competencia digna para mi Rhea. La busqué con la mirada por todos lados, pues no sabía dónde estaba. Quería abrazarla (como buenamente me permitiera mi disfraz) y desearle suerte y pedirle por favor que no se muriera. Estaba claro que dormía con ella, pero tenía la imperiosa necesidad de felicitarla ahora. Ya sabes, la felicidad del momento.

Pero nada, no la veía por ninguna parte. Empecé a caminar por la zona en busca de Rhea, pero no me encontré con ella, sino que me encontré con un espectacular Darth Maul. ¿La desgracia? Era Jerome. Puse los ojos en blanco. ¡Qué desperdicio de disfraz! Voy a cogerle a manía a mi pobre Darth Maul solo por esto. Después de lo de las tartas, Jerome se había convertido en un objetivo del que alejarse.

A lo que sí vi fue a Uruk Hai, por lo que ya que no veía a Rhea, por lo menos le daba las felicitaciones a ese señor por tan logrado disfraz. A mí me gustaba disfrazarme, en general, pero nunca me había disfrazado de nada terrorífico. Tengo la sensación de que más que dar terror, daría pena. Le di al Uruk Hai por detrás (QUÉ MAL HA SONADO ESA FRASE), en plan R2D2 como cuando intenta llamar la atención y cuando se giró lo miré con ojos emocionados.

¡PEDAZO DE DISFRAZ, TÍO! ¡Me encantas! —le dije tremendamente sorprendida. Lo admito, las películas me las había visto todas, pero yo no era capaz de leerme Tolkien. LO INTENTÉ, pero no. Es superior a mí. Peor que un libro de Historia de la Magia.

Aunque luego me di cuenta de algo importante cuando observé los rasgos del Uruk Hai. No era un tío, ¿era una tía? Entrecerré los ojos y la miré con confusión. ¿Era un tío o una tía? Me incomodaba tremendamente no saber diferenciar el sexo de una persona. Por eso tenía el pelo largo yo, porque de pequeña me confundían todo el rato con un niño.

¡TÍA! ¿Eres una tía? —lo tuve que preguntar, arriesgándome a hundir el orgullo de machote del posible Uruk Hai. Pero no es mi culpa que sea un niño muy afeminado o una chica muy guay por disfrazarse de Uruk Hai—¿Te conozco? —le pregunté.

Super disfraz de R2D2:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 36.370
Lealtad : Neutral
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1255
Puntos : 684
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t87-baul-de-danny-maxwell
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Circe A. Masbecth el Lun Nov 02, 2015 11:24 am

Con Connor en la pista de baile.

Cruzó ambas piernas y apoyó la bebida sobre su regazo aún sujetándola con una sola mano. Sus ojos iban de un lado a otro del Gran Comedor, viendo los disfraces de los conocidos y los desconocidos. Y, entre estos, buscando alguna cara conocida. Valía un amigo como un enemigo. Y dado su historial en el castillo, era mucho más probable encontrarse a alguien perteneciente al segundo grupo de estos. ¿Y acaso eso podía aguarle la velada? Nada en absoluto. Le gustaba tener enemigos, lo adoraba, para ser exactos. Siguió con la vista a un grupito de chicas vestidas con traje y media cara pintada de esqueleto que reían entre ellas. Como si ir todas con el mismo disfraz fuese algo por lo que reírse, esa cara no la tendrían si en el baile de Navidad se topaban con alguien con un vestido ligeramente parecido al suyo. Y ni hablar si ya eran idénticos. Pasarían toda la noche intentando destrozar el traje ajeno, pero ahora reían como si fuesen un par de estúpidas niñas… Aunque eso eran, ¿No? Por eso era un colegio.

Dio un trago a la bebida y volvió a apoyarla, esta vez sobre una de sus piernas, y casi pierde el equilibro de esta cuando una voz sonó. Elevó la cabeza para toparse a una persona enorme. O más bien, a una persona normal escondida bajo un traje enorme. Abrió la boca para meterse con el tamaño del chico pero rápidamente la cerró al escuchar el comentario de este. ¿Qué necesidad tenía la gente de ser amable con los demás? Y más cuando ni sabía quién demonios era, pero al parecer él si sabía quién era ella. – Gracias, eh… - Buscó en la lista que era su mente el nombre del chico. Pero no identificaba ni su cara. Si prestase más atención a los demás y no sólo a ella misma lo habría reconocido por coincidir en un par de clases, incluso por haberse topado por el pasillo en más de una ocasión. Pero no lo hizo. – No recuerdo tu nombre. – Dijo con toda la sinceridad del mundo. No añadió que no le sonaba siquiera su cara. Simplemente quería saber el nombre de con quien hablaba y no tenía razón alguna para explicarle que en caso de encontrarse fuera de Hogwarts pensaría que era un muggle más que iba gastando oxígeno por ahí.

Dio un trago a su bebida siguiendo con la vista al chico del disfraz de astronauta, quien ahora se servía del ponche con total tranquilidad. Una vez se preparó su bebida, se sentó cerca de donde se encontraba la chica y esta siguió con la vista puesta en la zona del ponche. ¿Cómo alguien podía beber aquello con el aspecto tan asqueroso que tenía? Sí, era una persona que se fijaba en las apariencias para todo. Bien fuese para las personas o para las comidas. Daba igual para qué, pero era tremendamente superficial.

Giró la cabeza al escuchar de nuevo al chico. Su rostro seguía siendo frío como el hielo, sin mostrar ningún tipo de expresión, pero casi se echa a reír al ver cómo hablaba con la boca llena. – Si te limpias la boca, puede que acepte. – Dibujó algo parecido a una media sonrisa, terminó con el contenido de su bebida y lo colocó sobre la mesa más cercana. El vaso desapareció nada más se posó en esta, pues la magia de los elfos se encargaba de todo en aquella noche de Halloween. - ¿Vamos? – Preguntó mirando hacia el chico embutido en el traje de astronauta. – Aunque a ver si puedes moverte con eso.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Kristina Bazan.
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitaria (Medimagia)
Pureza de sangre : Mestiza.
Galeones : 12.790
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : -
RP Adicional : +1H /+2F
Mensajes : 1172
Puntos : 920
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t908-circe-a-masbecth http://www.expectopatronum-rpg.com/t911-at-this-moment-you-mean-everything-circe-s-rs http://www.expectopatronum-rpg.com/t910-it-s-time-to-begin-isn-t-it-circe-s-cronos http://www.expectopatronum-rpg.com/t914-a-box-of-sharp-objects-circe-s-box
Circe A. MasbecthUniversitarios

Invitado el Lun Nov 02, 2015 7:34 pm

Con Davina y Danny


No era una persona bromista y estoy en contra de las bromas y todo eso, pero me estaba riendo mucho internamente al ver las caras de susto de la gente cuando veían mi disfraz; estaba calculado hasta el más mínimo detalle y no faltaba ni la mano blanca de Saruman sobre mi frente (que lo único que tenía de mago blanco era eso, la mano, junto con su capa). Allí sentada, rodeada de gente pero sola en mi pequeña burbuja que era a la vez zona de reflexión y de observación (hay gente que le llama ser maruja, yo lo llamo ser curiosa), observaba a Dumbledore discretamente y pensaba en su disfraz; Gandalf era un mago poderoso, sin duda, y solo podía comparársele al mismísimo Dumbledore en talento. ¿Y lo genial que sería que Gandalf hubiera sido real? Seguro que habría sido compi de Dumbledore, ya me los imaginaba a los dos yendose de parranda por Hogsmeade...

En el fondo, toda esa reflexión sobre Dumbledore era más bien una distracción para no tener que pensar en el Torneo. Era genial, y me encantaban todos los retos que tendría que superar para poder terminar todas pruebas, pero ese era precisamente el problema. No lo había pensado tanto cuando eché la papeleta con mi nombre al cáliz de fuego, pero ahora que todo el mundo (TODO. EL. MUNDO.) había escuchado mi nombre resonando en las paredes del Gran Comedor, no había vuelta atrás. Tampoco me hubiera echado de haber podido, claro, pero miedo me daba pensar en la clase de pruebas complicadas que me esperarían, y en especial la primera, dentro de unas semanas.

Por suerte para mí, el Gran Comedor estaba tan lleno de gente que enseguida encontré distracción. O mejor dicho, la distracción me encontró a mí en forma de Xena. Aún con mi copa con sesitos ricos en la mano, me giré hacia ella y sonreí traviesa. ¡Desenvaina tu espada, Xena! ¡Este uruk-hai te enseñará el significado de la guerra! Entonces me fijé en su cara de asco. La miré extrañada durante un par de segundos, pensando que era por mi disfraz, pero luego me fijé los sesos que flotaban en mi copa y encajé todas las piezas; dejé la copa en la mesa que tenía a mis espaldas y me giré de nuevo hacia Davina. ¡Listo! No más sesos verás, los he dejado justo detrás. Sonreí reconfortante. Siento que el cáliz no te eligiera, tú hubieras sido una participante más fiera. Eso probablemente fueran los nervios hablando, pero sabía que no me faltaba razón. Davina había echado su nombre en el caliz de fuego a la vez que yo; de haber resultado elegida, seguro que lo habría hecho mejor de lo que pudiera hacerlo yo, era una bruja muy capaz.

Estaba hablando con Davina cuando algo me golpeó por detrás. Me giré y tuve que contenerme la risa cuando vi a Danny toda emocionada con mi disfraz. ¡Gracias por tus palabras, pero con tu disfraz yo también me quedo sin bragas! En serio, ¿dónde se ha visto un disfraz de R2D2? Si hacían como en los colegios muggles y decía Dumbledore que había concurso de disfraces, mi voto iría para ella. Danny siempre me pareció adorable, pero ¿¡CON UN DISFRAZ DE R2D2!? Seguro que su abuela se pone las botas cuando la pilla por banda, es adorable, en serio. Justo entonces, Danny puso cara de confusión y me preguntó si era chico o chica, y entonces la que puso cara de confusión fui yo. Al principio pensé que me había reconocido, pero al parecer no era así. ¡Claro que me conoces, querida! Soy Rose, de Ravenclaw; ¡tu amiga! En ese momento perdí la batalla contra la risa y me desternillé yo sola delante de Davina y de Danny. No podía entender como había gente a la que no le gustaba Halloween, y menos en Hogwarts. Girándome hacia Davina, procedí a hacer las presentaciones por si no se conocían entre ellas. Chicas, os voy a presentar: Danny Davina, Davina Danny. ¡En serio, me encanta tu disfraz! No podía dejar de mirar el disfraz de Danny; aunque no diera miedo, era jodidamente épico.
avatar
InvitadoInvitado

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.