Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Edward W.Mejor PJ ♂
Abigail GreyMejor PJ ♀
Henry KerrMejor User
Zoe LevinsonMejor roler
Circe MasbecthMejor Mortifago
Fiona ShadowsOrden del Fenix
Alex & ZoeMejor dúol
Denzel S.Premio Admin
Afiliaciones
Hermanas [2/4]
Expectro PatronumExpectro Patronum
Directorios [8/8]
Élite [36/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

HALLOWEEN #3: Fiesta en Hogwarts

Albus Dumbledore el Jue Oct 29, 2015 10:11 pm

Recuerdo del primer mensaje :

HALLOWEEN 2015


Un año más, la noche más terroríficas de todas llegaba a Hogwarts. Este año se celebraría, al contrario que el año pasado, en el Gran Comedor de Hogwarts, mayormente porque en él se encontraba el Cáliz de Fuego en dónde todos los alumnos de Hogwarts que quisieran participar en el Torneo, habían echado un trozo de pergamino con su nombre. Aquella noche no era solo Halloween, sino que por fin se sabrían quiénes serían los elegidos de cada casa para representarla en el colegio.

Todo Hogwarts estaba decorado terroríficamente, desde la más profunda mazmorras hasta la torre más alta, pero la auténtica fiesta y celebración era en el comedor. Las largas mesas se habían movido y se habían colocado alrededor de todo el comedor con comidas ambientadas en todo tipo de temática de terror. Habían batidos de fresa con sirope que parecían sesos, pequeños trozos de tarta con forma de ojos sangrientos, magdalenas con forma de murciélagos, salchichas con forma de dedos amputados… De todo tipo de manjares, con un aspecto de lo más poco apetecibles.

Hacía tiempo que los alumnos habían llegado y se habían puesto a comer, a hablar y a pasárselo bien, todos con sus originales disfraces que hacían hablar a todos. Albus, para no desentonar, también se había disfrazado. Aceptó una de las ideas de una de sus profesoras y decidió ir de Gandalf, un poderoso mago de no sé qué trilogía ficticia muggle… En realidad no era muy diferente de cómo él vestía, aunque el báculo, bajo su punto de vista, le daba un aspecto mucho más chulo. Se levantó de su silla y se acercó al atril en dónde siempre daba sus discursos, aunque esta vez estaba el Cáliz de Fuego a su lado, brillando con su propia luz.

¡Ha llegado el momento de saber los elegidos para el Torneo! —dijo Dumbledore, con su voz solemne y fuerte. La música se apagó por completo y su voz sonó con eco por todo el comedor—Como todos sabéis, este año haremos el Torneo de los Cuatro Magos, siendo un alumno de cada casa elegido para competir. Espero que todos seáis conscientes de lo que conlleva el haber metido vuestro nombre en este Cáliz. Habrán numerosos peligros, retos a los que enfrentaros… Podéis terminar bien, mal heridos, o incluso podéis pagar el precio con la muerte… —dijo, algo misterioso y notando como las luces habían bajando para hacer todo más tenue y terrorífico. No obstante, luego dio dos palmadas al aire y la luz volvió a aparecer—Pero no hay de qué preocuparse, ¿no? Todos lo que han metido los nombres aquí es porque se ven capaces de enfrentarse a todo lo que se les ponga delante. Tendrán valentía a pesar de no ser de Gryffindor, tendrán que trabajar duro a pesar de no ser de Hufflepuff, tendrán que poner toda su inteligencia a pesar de no ser Ravenclaw y, como en todo juego, su astucia ha de ser su principal aliada, aunque no sean Slytherin.

Dumbledore se acercó entonces al Cáliz y alzó la mano hacia él.

¡Conozcamos, pues, a los Cuatro Magos del Torneo!

Un papelito salió del Cáliz, directo a sus manos.

OFF: Hemos hecho unos dados especiales para esta ocasión, para que la elección de los que se inscribieron sean totalmente aleatorias. Los tiraremos a continuación y dad por hecho que Dumbledore dice los nombres de los cuatro magos. Después de eso, podéis continuar con la fiesta normal.


Dejo aquí las imágenes de los dados.
Spoiler:
















Respecto a los retos, os lo enviaremos por MP lo antes posible. No lo desveléis OFF ROL, sino que intentad que todo surja ONROL. Una vez completéis el reto, enviad MP a alguno de los fundadores con el ROL en dónde lo habéis hecho (o los roles, si es algo continuo) y os premiaremos con 500 galeones.

Suerte a todos y enhorabuena a los que ganen la posibilidad de ser los magos del torneo.
Moderador
Expecto Patronum


avatar
Imagen Personalizada :
RP : 17
PB : Michael Gambon.
Edad del pj :
Ocupación : Fugitivo
Pureza de sangre : Mestizo
Lealtad : Orden del Fénix.
Patronus : Fénix (Parlante)
Mensajes : 321
Puntos : 9
Ver perfil de usuario

Invitado el Mar Nov 03, 2015 12:54 am


Con Circe bailando el baile del perrito.


No pude desaprovechar la oportunidad de utilizar el disfraz a mi favor, utilice el casco como un tazón al cual llenar de chucherías y deje caer mi cuerpo sobre el sillón mientras las devoraba. Circe era una chica que conocía por clases y por los rumores que se soltaban en el castillo pero nunca tuve la oportunidad de conocer a fondo y aquí estábamos conversando o algo por el estilo. — Me llamo Perkins, Connor Perkins — intenté hacer una imitación del agente más famoso del mundo cinematográfico. Seguí comiendo y se me ocurrió que sería buena idea invitarla a salir y pareció aceptar por lo que me tragué el panecillo a prisa y busque mi bebida para hidratar la garganta. La busque con el tacto sin ver y me la termine de una sola vez, sabía diferente, algo extraño pero ella me estaba esperando de pie.

Claro vamos — Deje el casco en el asiento y camine intentando hacerlo en línea recta, unos minutos después ya dominaba perfectamente el peso y podía moverme con mejor facilidad. La música era bastante movida por lo que no había necesidad de tocarse cada quien bailaba en su propio espacio personal. Comencé a moverme, no era el mejor bailarín pero si me defendía y tenía alguno que otro paso original. Me estaba divirtiendo, la veía a los ojos sonriendo cuando aparecieron dos luces brillantes frente a mis ojos y luego me sentí mareado tanto que me sostuve de Circe y la utilice de soporte para no caer. Cuando me di cuenta le estaba sosteniendo uno de sus pechos pero por alguna extraña razón no quite la mano. Comencé a sentir mucho calor y mi corazón quería salirse del pecho, entre mis piernas algo estaba creciendo y yo me sentía agitado y desesperado por satisfacer una necesidad.

Me vi restregado a su pierna como un perro hace cuando está en celo y con movimientos oscilatorios comencé a restregar mi entrepierna contra su pierna, sin tapujos en medio de la pista de baile rodeado de más gente. Aquello se sentía bien y no pensaba detenerme a menos que ella lo hiciera. Una chica vio la escena y me dio un golpe en la nuca pero no me retiré, me giré y le di un lametón en la mejilla mientras ella hacía un escándalo.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Nov 03, 2015 2:12 am

James no era del tipo de personas que se pusiera nerviosa,  él era más de los que se sostenían de la expectativa y la excitación de las nuevas experiencias.  Ir a una de las fiestas de Hogwarts para Halloween era una cosa vieja que había hecho en los últimos seis años, usando una gama de  disfraces que iban desde absurdos como un ciervo hasta llegar con ropa común solo para pasar el rato. Asistir a la fiesta de Halloween  como primera cita con  Lily Evans  sin duda podía ser clasificado como algo nuevo.   Era por eso que había  quebrado su rutina habitual para  esos  eventos y arreglárselas para llegar a una hora que fuera en términos normales como puntual sin embargo el hábito  había hecho que llegara cuando buena parte de los estudiantes habían iniciado ya con las tonterías del día.  

Ese  año James había hecho algo diferente con su disfraz, dejó los tipos anteriores y realmente uso un traje, uno negro que había usado quizás solo una vez antes en su vida, lo realmente sorprendente en esa noche - si es que su mera presencia ya no era espectacular-  eran las amplias  alas  color  negro que se agitaban en la parte trasera de su torso. Había  usado un toque  mágico, para el atuendo,  el real movimiento había hecho que las  plumas lucieran mucho mejor de lo que parecían al inicio aunque también  agradecía los amplios espacios del castillo o quedaría atorado en cualquiera de las puertas  al atravesarlas porque  hacer su camino  hasta  el lugar  había sido un  reto con las personas emocionadas saltando por  pasillos  y  escaleras. Desde  la mañana todos parecían esperara con ansias  el baile,  ya fuera para ver su nombre en la copa o  por usar los distintos disfraces.
                  
Vio comer a Aaron con su espada e incluso rió a carcajadas al  ver a Perkins bailando con Masbecth, seguramente ella no estaría nada feliz  y eso puede que le gustara más de lo que debería.  No había ninguna  pelirroja  conocida a su alrededor,  tenía un poco de curiosidad por saber el disfraz de la prefecta pero no  había logrado sonsacarle nada de información a lo largo de las últimas noches mientras cumplían con las rondas nocturnas. Lo cierto era que convencerla de la cita no había precisamente difícil, había sido más difícil coordinar algunas de las invitaciones exageradas que le había hecho a través de los años, asi que que  había una sombra en su mente en la que dudaba si ella aparecería aunque constantemente él se  decía ¿Que diablos?  Es  Evans. Permaneció a las puertas del gran comedor,  dejando   que  su  hombro descansar contra el marco de la entrada  y  observando a las personas en su interior mientras pensaba  que la noche era prometedora.
Spoiler:
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Nov 03, 2015 4:25 am

Con James, buscando con la mirada a Emeli y a Sev


¿Saben que es relajante? Leer la lista de seleccionados y que las personas más cercanas a ti de las cuales sabías que se han postulado para el torneo de Hogwarts, no hayan quedado seleccionadas, y no digo que Rose y Johanne no me importan, si lo hacen y mucho, pero bueno me refiero a que... bah no todo el mundo es igual. De los resultados me enteré una vez estuve dentro del salón y eso mucho después de pasar por el pasillo y quedar total y absolutamente cautivada e impresionada por el atuendo de James. Vamos que luego de ese encuentro en mi ronda nocturna y todo lo que hablamos en ella terminé cediendo a tener una cita con él y a los dos nos pareció bien que fuera en el baile de Halloween.

Días, dios juro que tardé días en decidirme por un traje para utilizar pero cuando al fin lo tuve me negué a decirle nada a James; por más de que insistió. Al final quedé anonadada al verlo esperando en el portal de la puerta y no dudé en acercarme a él. -Hola Potter-  Le dije sonriendo y ladeando mi cabeza. -Te ves genial esas alas son maravillosas.- ¿Qué si estaba nerviosa? Si, pero debía controlarlo; y todo eso funcionó; y bueno ya una vez dentro de la sala escuché quieres habían salido aprovechando para usarlo como tema de conversación. -James, ¿Tu te postulaste cierto? Me alegro de que no hayas quedado, ni tu ni Sev, el torneo es muy peligroso.- Comenté muy honestamente y sin pensarlo. Aproveché un momento para dar una mirada a la sala buscando a Emeli y a Severus, me muero de la curiosidad por ver de que se han disfrazado esta noche, aunque nada podría comprarse con el maravilloso Justin Bieber, él es simplemente perfecto.


Disfraz:
Con alas de aspecto real y aureola de hechizo

Allí hay parte del reto e.e
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Nov 03, 2015 9:08 am

"Saludo" a James y Lily
Luego con Davina, Rose y Danny

El Gran Comedor iba llenándose cada vez de más gente, y aunque la mayoría tenían disfraces originales vi como una veinte diablesas o vampiresas putillas. Y mejor no hablemos de los treinta Frankestein, pero en general la gente se lo había currado. Una de las diablesas putillas se acercó a mí, y reconocí a una de mis estúpidas compañeras de cuarto. Empezó a burlarse de mi disfraz, aunque por sus palabras deduje que no me reconoció. Si lo hubiera hecho se habría mofado el doble.

- Guarda tus sucias blasfemias, pecadora, y tapa tus vergüenzas. El Señor no tolera tu comportamiento, ¿acaso crees que es digno ir medio desnuda por un colegio? Oh no, no lo es, querida hermana pero, ¡hay salvación! - le profeticé con un asentimiento enérgico. Probablemente a esas alturas con mi voz ya me habría reconocido, pero me la sudaba. - El Señor recibe con los brazos abiertos todas las almas pecadoras arrepentidas. Piénsalo y reflexiona, si quieres vivir en la bendición eterna o sufrir en las llamas del infierno. - acto seguido con otra magdalena en la mano bajé de la mesa y fui a dar una vuelta por el Gran Comedor, dejando a mi compañera de cuarto con la boca abierta.

Si la hermana Ataúlfa me viera fliparía en todos los colores del arco iris, pero si me he disfrazado de monja lo suyo es que me meta en el papel. La verdad, a mí me da más miedo la hermana Ataúlfa que muchos de los disfraces que estaba viendo.

Vi de lejos un montón de gente haciendo el tonto en la pista de baile pero a esos ni me acerqué. Casi me choco con una parejita que iba disfrazada de ángeles. A decir verdad a ella le quedaba mucho mejor el traje, el chico con esas alas más bien parecía una lechuza gigante.

- ¡No, no y no! - bramé fingiendo estar enfadada. - ¡Hasta los ángeles se unen a esta fiesta pecaminosa! ¡Esto no puede ser! - solté, mirando sobre todo a la chica pelirroja. Era muy guapa. - ¿Qué queréis, que Dios os expulse del cielo? ¡Os lo estáis ganando! ¡Volved con la cabeza baja suplicando perdón al Señor! - vociferé, dándome la vuelta a grandes zancadas, como si estuviera realmente enfadada. Me estaba partiendo de risa por dentro. A ver si mi vocación no va a ser ni bibliotecaria ni dragonolista, sino monja.

Terminando de comerme la magdalena y observando al resto del alumnado hacer el ganso, me fijé especialmente en un grupo de tres personas: una Xena, una R2D2 y un bicho muy feo. Pero muy feo. Pero requetefeo. No conocía a ninguna de esas tres personas (y digo personas porque no sé qué es lo que había debajo de ese bicho feo) así que decidí acercarme para soltar también mis dotes celestiales. Tengo más morro que espalda.

- Que bicho más feo, ¿qué se supone que es? - le pregunté al bicho. Luego miré a Xena y a R2D2, poniendo los brazos en jarra. - ¿Sabéis que iréis al infierno por celebrar Halloween, verdad? ¡No es una fiesta cristiana! Y no, a mí no me miréis, soy una enviada del Señor que ha venido en su nombre para alertaros del peligro que corréis. - aseguré, haciendo la señal de la cruz. - Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén. - relaté con solemnidad, con las manos en posición de orar. De aquí a Hollywood, Cathree.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Nov 03, 2015 7:29 pm

Molestando a circe y connor

Luego de haber aguantado a connor hasta que su apetito lo venció y se desapareció me quede en el rincón pensando, como desquitarme por haberme dejado colgado y entonces fue cuando entre tanto disfraz comencé a divagar... No sera acaso que ademas de la varita pueda hacer algo mas ... especial?.
O vamos jerome que quieres hacer ahora?
Shhht no te entrometas que tal si puedo...
Siii eso es tal vez puedes molestar con solo pensarlo HAHAHAH
Si eso iba a decir shhhh esa es mi linea

Entornando mi mirada en donde se encontraba un vaso, apoye mis dedos en mi cabeza y lo mire fijamente por un rato. Tal fuerza era que ya iba quedando colorado y mi cabeza temblaba en el lugar... pero nada.

HAHAHAHAH de seguro tomaste mucho sol, creias que ibas a poder mover algo con solo pensarlo?
Shhhhh o voy a terminar enfureciendome contigo también calla ya..
HAHAH tendrías que haberte visto todo colorado mirando como un loco un vaso
LOCO? AHHH!! ya se y si... siii eso es

se ilumino mi rostro con una sonrisa, y fui a tomar el vaso y servirlo lleno de bebida.
Busque con la mirada y aunque no podía creerlo divise a connor junto a circe, y bueno era hora de probar si tenia razón. Me acerque sigilosamente y sostuve el vaso un rato mientras cerraba los ojos en mi lugar, bien apretados Si lo pensamos con suficiente fuerza la magia que hay dentro nuestro nos hará invisibles
Sii eso es con fuerza
HAHAHAHA nooo esto es mas absur..
shhh concentración es lo que necesito CALLENSE TODOS!!


Tras unos segundos de desearlo con fuerza, al fin.. ya no era visible para estos simples mortales y suavemente paso a paso me acerque con el vaso extendido hasta connor y tras pasearlo a la altura de su cabeza, se lo volqué dentro del cuello del traje que se había puesto, todo por la espada.

HAHAHAHA no me puede ver.. ha de pensar que fue algún fantasma HAHAHAHAHAH pensaba mordiéndome los labios para no estallar de la risa
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Vie Nov 06, 2015 11:42 pm

Solo
Saludo a James, Lily, Davina de lejos
Seguía comiendo como si no lo hubiera hecho en un buen rato, me moví de allá para acá subiendo y bajando los brazos, tarareando la canción que estaba. Si bien andaba solo no quería decir que me aburría. Salude de lejos a James sacudiendo mi brocheta improvisada y luego salude a Lily de la misma forma sonriéndoles como idiota así como a Davina y compañía . Empecé a caminar hacia una de las bancas para terminar mi comida pues de tanto movimiento esta ya se estaba resbalando y si dejaba que eso pasara y alguien se resbalaba y tenía un accidente ,aparte de reírme mucho no me lo iba a perdonar . Cuando mi estómago me pidió que parara de tragar mi mirada se centró en Connor y su compañera- ¿Qué demonios?- solté una carcajada al verlo bailar de esa manera, más bien no estaba bailando solo se estaba restregando –Connor – solté otra carcajada la cual hizo que unos compañeros se giraran a verme pero es que se veía sumamente ridículo haciendo aquello , parecía más una convulsión que un baile en si .

No podía dejar de reír y varias veces casi escupo lo que babia por verlo moverse así, por eso fue que tuve que salir de ahí para ir a los baños porque de tanta risa estaba por hacerme pipi y que yo supiera si bien Robin hood no se bañaba diario no olía tampoco muy feo ¿o sí? .Limpie mi flecha con una servilleta mientras iba rumbo al baño esperando que Connor no terminara todo golpeado por aquella chica pues por sus movimientos tan “eufóricos” cualquiera se podía molestar a menos que le tuvieran ganas .Negué por pensar esas cosas y me apresure para regresar a la fiesta

Si hubiera sido inteligente hubiera invitado a alguien a ir conmigo ,pero entre tantas cosas metidas en la cabeza termine por recordar la fiesta en el último minuto y como normalmente siempre estaba con Connor pues no me preocupe. Ahora él estaba “ocupado” y yo tragaba como pavo en engorda. Mientras bailoteaba de regreso a la fiesta vi un perfecto y delicioso panecillo que en mi imaginación tenia ojitos y manitas y me hablaba para ser comido . Vi que alguien lo iba a agarrar y como un verdadero Robin Hood tome una flecha, la acomode y dispare dando en ese panecillo- Es mio!- gritonee corriendo para tomarlo
avatar
InvitadoInvitado

Circe A. Masbecth el Sáb Nov 07, 2015 3:50 pm

"Bailando" con Connor.
Golpeando a Jerome.
Sola por ahí.

De verdad que lo hizo. De verdad que hizo el mayor esfuerzo posible por no dedicarle al chico una mueca de asco al escuchar su presentación, pero no pudo. Circe era demasiado expresiva y era incapaz de controlar aquello. Si algo le causaba desagrado, en el momento se veía en su cara. Si algo le pasaba, el decir “nada” no servía en absoluto debido a su tono de voz y el gesto de su rostro y era perfectamente consciente de aquello. Por lo que notó cuando su labio superior se alzó ligeramente y una de sus cejas acompañó este movimiento como señal de desagrado ante las palabras del tal Connor. Negó con la cabeza e hizo como si no hubiese escuchado semejante modo de presentarse. ¿Dónde demonios estaba Damon cuando se le necesitaba? Echó un corto vistazo a los presentes en la fiesta y no pudo encontrar la figura de su amigo, ni el más mínimo atisbo de su presencia. Ahora odiaba profundamente a Natalie por haber terminado sus estudios a tiempo y haber dejado el castillo. Y para más información, haberla dejado sola ante aquella panda de descerebrados. El tal Connor el primero.

Dejó su vaso vacío y volvió hacia donde estaba el chico intentando encontrar ganas y alegría donde no la había. Pues Circe, por regla general, era como un palo metido por el culo para el resto del mundo y era perfectamente consciente de aquello. No sólo eso, sino que estaba totalmente orgullosa de ser un jodido grano en el culo para todos los allí presentes.

No dijo palabra alguna, sino que se limitó a seguir el ritmo de la música manteniendo cierta distancia con aquel individuo. Era mono, para que negarlo, pero no su tipo. Demasiado infantil para su gusto, se sentía como en un maldito jardín de infancia en aquel preciso instante. Pero se limitó a moverse y no decir nada. Ni gesticular, simplemente mirar por encima del hombro del chico y buscar a alguno de sus amigos. Pero no dio con ninguno de ellos para su desgracia.

Estaba tan pendiente buscando rastro alguno de Damon o de Ian que no vino venir lo que sucedió a continuación. Pues en apenas dos minutos tenía a Connor más cerca de lo que le hubiese gustado que estuviese. No soportaba el contacto humano. Era feliz lejos de las personas, sin agobiarse con que quisiesen acercar sus zarpas a ella. Era feliz lejos de esas personas que necesitan tocarte para hablarte. - ¿QUÉ DEMONIOS CREES QUE ESTÁS HACIENDO? – Gritó horrorizada al más mínimo acercamiento. Colocó rápidamente sus manos sobre los hombros del chico y lo alejó lo más que pudo sin mucho éxito. - ¡NO ME TOQUES! – Gritó aún más molesta. ¿Qué diablos le pasaba a aquel crío y por qué tenía que acercarse tanto a ella y de aquella forma?

Vio como Jerome con aquellos pintarrajos en la cara pasaba tras Connor y vertía una bebida en su disfraz. En ese momento le hubiese agradecido aquello para ver si así, literalmente, se enfriaba la situación. Pero no en aquella. Estaba realmente molesta. ¿Había alguna vez que Circe no estuviese molesta? – Aparta de mi camino, imbécil. – Empujó a Jerome con una de sus manos sobre su pecho para quitarlo del medio y se alejó hasta el otro extremo de la sala, lo más lejos de aquellos dos elementos que pudiese.

Ya lo dicen los refranes, pero mejor solo que mal acompañado. Y más aún si tu compañía es un niño que parece un perro en celo.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Kristina Bazan.
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitaria (Medimagia)
Pureza de sangre : Mestiza.
Galeones : 12.790
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : -
RP Adicional : +1H /+2F
Mensajes : 1172
Puntos : 920
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t908-circe-a-masbecth http://www.expectopatronum-rpg.com/t911-at-this-moment-you-mean-everything-circe-s-rs http://www.expectopatronum-rpg.com/t910-it-s-time-to-begin-isn-t-it-circe-s-cronos http://www.expectopatronum-rpg.com/t914-a-box-of-sharp-objects-circe-s-box
Circe A. MasbecthUniversitarios

Invitado el Sáb Nov 07, 2015 9:14 pm

Estaba con Circe bailando, luego con Jerome en el suelo. Y finalmente "bailando" con una monja alrededor de sus amigas. (Danny, Rose, Davina, etc)

No supe que es lo que se apoderó de mi pero de pronto sentí una urgencia de frotarme contra quien se pusiera en mi camino, entre mis piernas tenía una clara erección que el traje ayudaba a disfrazar un poco y lo agradecí. No dude en acercarme hasta Circe de una forma que no hubiera hecho de ninguna forma de no sentirme como me estaba sintiendo, tan acalorado, eufórico, con ganas de satisfacer unos deseos primitivos. Ella me empujaba pero yo seguía. — ¡Ayy! que bestias  — grité horrorizado al sentir agua helada sobre mi espalda, no llevaba nada salvo calzoncillos bajo mi disfraz de astronauta así que la espalda la tenía congelada. Aquello ayudó un poco a calmar mis ansias y cuando reaccione Circe ya se había quitado y al girarme me encontré con que no había nadie a mi lado. Entonces hice un hechizo revelador y vi a Jerome ahí al lado, Circe lo empujó y desapareció.

Lo vi y lo único en lo que pude pensar fue en atacarlo pero no de forma agresiva así que me le abalance encima y lo lleve al piso mientras frotaba mi entrepierna con la suya en un acto de salvajismo. El traje dificultaba las cosas, no tenía el efecto deseado pero también ayudaba a hacer peso y no se pudiera zafar tan fácil. Literal estaba jadeando conforme me movía de esa forma y mi respiración agitada me estaba volviendo loco.

Aquello no duró bastante pues dos chicos de Ravenclaw me levantaron y me arrastraron del otro lado de la pista mientras yo pataleaba y manoteaba intentando liberarme pero ellos eran más grandes. Me sentaron en una silla y uno de ellos al notar lo que tenía escondido bajo el traje me echó una bebida de calabaza helada en el rostro. — no seas un cerdo, ¿no puedes esperar siquiera a estar a solar? Si te ve algún profesor estarás castigado — ellos se rieron y me dejaron ahí, intentando cubrir la erección con mis manos y mirando a todo mundo pensando en quien sería mi siguiente victima porque si, mis deseos no los podía controlar y necesitaba satisfacerlos.

Vi a Aaron del otro lado, peleando por comida pero estaba lejos muy lejos y yo necesitaba hacer algo ya. Por suerte vi un grupo de chicas, unas disfrazadas de robots y otras cosas, una inclusive de monja. Era la más cercana a mi así que corrí hasta ella — Hola, ¿quieres bailar? — vi que una de ellas era Danny y la otra Davina, ambas amigas, les sonreí de manera nerviosa, sentí como unas gotas de sudor recorrieron mi frente y entonces sin esperar respuesta la jale del brazo y la pegue a mi cuerpo mientras comencé a moverme no al ritmo de la música sino restregando mi cuerpo contra el suyo, por lo menos lo que el traje me permitía. — oh Dios, se siente tan bien, perdóneme madre, no sabe lo mucho que necesitaba esto — hablé entre jadeos mientras continúe restregándome, probablemente sería castigado severamente o expulsado pero en esos momentos poco me importó.
avatar
InvitadoInvitado

Rhea Jackson el Dom Nov 08, 2015 7:15 pm

Vagando por el Gran Comedor
Chocando e interactuando con Lluna


Halloween es mi fiesta favorita del año, no solo porque me encante disfrazarme de cosas raras, si no porque es la más oscura y divertida de todas las fiestas. De algún modo también es la más mágica y cuando vives en un castillo rodeada de magia y magos que una fiesta siga pareciéndote mágica de todos modos, la hace especial. Además, en este caso en concreto, Halloween era el triple de especial que otros años por el Torneo había llegado a Hogwarts y esta vez yo estaba allí. Me lo había pensado mucho antes de poner mi nombre en el Cáliz de fuego, no sabía si yo sería la persona indicada para llevar algo de gloria a mi casa, o si simplemente sería lo bastante inteligente y capaz para sobre vivir a las pruebas. Quizás me elegían, llegaba la primera prueba y yo me meaba de miedo delante de todo el colegio...eso no es algo que me gustase que pasara. Pero después de superar todos mis miedos y pensar en lo poco probable que era que perdiese el control de mis esfínteres tan repentinamente, me había decidido a participar. De un tiempo a esta parte, las emociones eran lo mio y quizás estar tan cerca de la muerte hacía que realmente el gusanillo de querer jugar con mis límites se terminase. Mi madre sin duda agradecería que eso fuese así.

Horas antes de que la fiesta/banquete diese comienzo mi ritual de maquillaje dio comienzo. Este año llevaba preparando mi disfraz bastante tiempo así que ya sabía perfectamente lo que debía hacer para maquillarme, pero cada vez que lo intentaba era consciente del esfuerzo y trabajo que me llevaba, por eso empecé a hacerlo un par de horas antes de lo debido. Me pinté la cara como si se tratase de un lienzo hasta que todos los detalles de maquina que buscaba tener estuvieron perfectamente claros. Me había comprado unas lentillas en el verano para poner poner uno de mis ojos rojo el resto de detalles iba con maquillaje y tintes que había conseguido reunir. El resto del atuendo no era especialmente importante. Me vestí con unos pantalones negros de cuero, una camiseta blanca sin mangas con espalda nadadora y mi típica chaqueta de cuero negra. Llevaba también un cinturón que parecía estar cargado de armas reales, aunque eran de plástico en realidad, y una ametralladora también falsa pero que daba muy bien el pego. Rematé el look con unas botas militares grises oscuras. Me maquillé un par de heridas que dejaban ver mi supuesta naturaleza mecánica por la zona del cuello y el pecho y cuando terminé vi que el resultado era exactamente el que yo buscaba. Cada vez se me daba mejor maquillarme, y hasta tenía que reconocer que probablemente fuese un poco difícil reconocerme pues yo misma me veía muy extraña al mirarme al espejo.

Cuando por fin llegó la hora, bajé al gran comedor sin asimilar demasiado bien que mi nombre podía salir de aquel humeante cáliz. La gente fue llegando poco a poco y cuando estuvimos todos, el director llamó al orden para que lo escucháramos. El momento de conocer a los ganadores había llegado. El cáliz se encendió la primera vez y mi corazón se disparó al ver tan cerca la posibilidad que el mio fuera el primer nombre, pero no fue así. Joahnne fue elegida para representar a Gryffindor a lo que todos aplaudimos mostrándole nuestro gran apoyo. La segunda vez que el cáliz se encendió, me temblaban las piernas y cuando el director pronunció mi nombre noté como la sangre abandonaba por completo mi rostro. No oía ni podía hablar. Me había presentado voluntaria a algo en lo que podía morir y por primera vez sentía verdadero miedo de hacerlo. La adrenalina de los deportes de riesgo no era nada en comparación con ese miedo, tirarse de un puente era fácil si lo comparabas con algo que según contaban casi mata al actual director del castillo. Mi nombre en boca de Dumbledore congeló el tiempo para mi durante unos momentos, así que conté hasta cinco hacia atrás. Cuando llegué a uno, la hora de enfrentar la realidad había llegado así que simplemente sonreí dando las gracias y continué escuchando al resto de campeones. Aplaudí cuando Rose y Damon fueron elegidos sin pararme demasiado a pensar en si me importaba o no tener que pasar por el mal trago que iba a tener que pasar tan cerca de alguien como Damon. Supongo que si Ian podía soportarlo yo también podría.

Cuando la elección de los campeones terminó me fui a una de las mesas a coger algo de beber. A pesar de que me había tranquilizado, necesitaba sentir y agarrar algo firme para poder estabilizarme del todo. Pero a un a pesar de lo firme y real que era aquella mesa a la que me agarré, no era suficiente. La imagen de la cara de Ian me vino a la mente como un consuelo etéreo. Él me había salvado la vida la primera vez que había cometido la estupidez de arriesgarla, y ahora que lo había vuelto a hacer pero de una manera todavía más directa, necesitaba que me volviese a salvar. No lo había visto al entrar, pero igual no había llegado todavía. Me había prometido que vendría así que suponía que en algún momento aparecía y en ese momento yo podría...no se...tirarme a hiperventilar en sus brazos o algo así. Me solté de la mesa mientras temblaba todavía ligeramente para girarme y buscar la cara del chico por algún lugar...Pero no hubo suerte. No sabía si su disfraz era tan bueno como para que yo no lo reconociera, pero si era así, no debía saber la gran putada que me estaba haciendo en ese momento.

Vi como la gente a mi alrededor hablaba y bebía y se reía y veía un montón de caras conocidas y desconocidas, pero en ningún sitio estaba la que yo buscaba y mientras tanto no podía sacarme de la cabeza la idea de que, a pesar de haberme convencido a mi misma de participar, ahora que era una campeona del Torneo, definitivamente iba a morir. Y yo ya no quería morir, ya estaba contenta de haber nacido, las cosas iban lo bastante bien para sonreír. Pero ahora lo había echado a perder y una especie de monstruo gigante estaba creándose en mi estómago y revolviéndose. Sentí como si en ese momento me hubiera equivocado de disfraz y hubiese sido más oportuno disfrazarse del infectado en la primera película de Alien. Me faltaba el aire. Empecé a caminar entre la gente, casi como una persona perdida ¿dónde leches estaba este chico cuando lo necesitaba?

Mientras caminaba y miraba a todas partes me choqué con otra persona. Pensé que quizás el destino me había hecho chocar con la persona que buscaba, pero no, era una chica rubia de blanco con una especie de maquillaje oscuro que parecía ir de una especie de fantasma- Oh, lo siento, ¿te he hecho daño?- le pregunté como distraía todavía mirando a mi alrededor. Ni siquiera me había parado a mirar el rostro de la chica.


avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Imogen Poots
Edad del pj : 16
Ocupación : Empleada del cine
Pureza de sangre : Hija de muggles
Galeones : 7.910
Lealtad : Dumbledore
Patronus : No tiene todavia
Mensajes : 489
Puntos : 65
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Rhea JacksonFugitivos

Lluna Forman el Lun Nov 09, 2015 12:35 am

Tropezando con Rhea.


Me levanté de un salto buscando a Damon entre la gente pero solamente me topé con Circe, tan simpática ella como siempre. Iba vestida con traje y pajarita roja, con unas manchas en las mejillas. Parecía un payaso extraño. La gente tiene la estupenda idea de sacar sus disfraces de películas de terror muggles y no hay quien entienda a que vienen, y ni siquiera dan miedo. Sonreí falsamente intentando disimular el estado de nerviosismo en el que me encontraba. Si Circe nota algo raro, por más amiga del alma que sea de Damon, en cinco segundos todo el mundo va a saber que pasa. ¿Y si me expulsan? Estoy en mi último año. Yo creo que en nueve meses me da tiempo a terminar el curso, graduarme, y tener el niño. A pero, ¿lo voy a tener?

- Tu siempre tan bromista. Verás como Damon lo hace estupendamente.

Imposible no encariñarse. Ya me he encariñado, y además está este pequeño asunto. Si, eso. Eso de QUE NO ME HA VENIDO LA REGLA. Circe estaba a punto de irse a buscar alguien a quien fastidiar. Antes de llegar a irse se giró para decirme que el negro adelgaza. Me quedé totalmente en blanco sin saber que contestar. Cuando se fue puse mis manos sobre mi barriga de forma instintiva, y las aparté tan pronto me di cuenta de que el gesto podía malinterpretarse. O bieninterpretarse. Joder.

Todo el mundo se agolpaba para felicitar a los ganadores del sorteo, y no lograba encontrar a Damon. Mejor. Que disfrute de la gloria de saber que puede ser el ganador del Torneo. No debería decirle nada del niño hasta que esto termine. Los paladines no pueden abandonar la competición, porque han hecho algo así como una promesa mágica, y no quiero que le pase nada malo si le digo lo que pasa. Igualmente puede pasarle algo malo durante las pruebas. Tengo muchísimas ganas de llorar. Debería irme. Caminaba entre un montón de gente con disfraces ridículos que no entendía, buscando con la mirada a Damon. Gesto estúpido por mi parte ya que había decidido irme y no contarle nada por el momento. Cuando el asunto ya no se pueda esconder alegando que he ganado unos quilos no tendré más remedio que contárselo. Y también a Matt. Me da que se va a disgustar muchísimo.

Choqué con alguien, o mejor dicho alguien chocó conmigo porque no iba mirando hacia delante. Me dio un golpe certero en la barriga. Por suerte no fue muy fuerte pero de nuevo mis manos se fueron allí instintivamente. Un mal humor encerrado mezclado con mis nervios me hicieron gritarle a esa persona con bastante voz.

- ¿Por qué no miras por donde vas? Nos has podido hacer daño. - al darme cuenta de lo que había dicho rectifiqué. - Me, me has podido hacer daño.

Al mismo tiempo que le gritaba la chica se estaba disculpando. Ella iba mirando a otra parte pero me tuvo que mirar ya que yo le había gritado de manera bastante desagradable. Me importaba más bien poco. Había podido hacer daño a mi bebé. ¿Y si se malogra por su culpa? La mato. Observé su disfraz. Tenía media cara cubierta de algo que no parecía humano. Otro robor o extraterrestre de película. La gente es muy poco original. Me di cuenta al observar el trozo de cara normal que tenía de quien era.

- Lo siento. Ni te había reconocido. ¿Rhea, verdad? Enhorabuena. Vas a morir por la casa de los tejones.

Esa era mi manera de felicitar a alguien que había sido elegida entre muchos otros participantes de su casa ya fuese por sus cualidades o por puro azar. Ella iba a estar en peligro, el mismo peligro que Damon. ¿Significa eso que Damon va a morir por la casa Slytherin? Por Merlín, espero que no. Me temblaban las manos y se notaba en mi un estado anormal de nerviosismo que ni jugando la final de Quidditch.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 10.140
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1048
Puntos : 160
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Invitado el Lun Nov 09, 2015 11:34 pm

levantandome del suelo
haciendole gestos a rhea

TODO ESTA SALIENDO MAL, MUY MAL maldecía golpeando el piso de puño cerrado luego de haber sido derribado por connor,
Hasta circe me vio, pero como?
Jajaja enserio creíste que no te verían?
BASTAA, como puede ser?
No lo se, la magia era algo imposible para los muggles y esto...
Ya lo se pero yo tengo el poder lose, lo siento ... tal vez

Me levante tras todo el lió fallido de volverme invisible y caminé por allí buscando a alguien mas conocido... vi a danny por allí con algunas cuantas chicas pero mejor ni acercarse, aun debía seguir harto molesta por la broma de la otra vez y los palos de luego... y entonces vi a lluna hablando con otra chica, y pensé que estaba bien si me acercaba tal vez podía estar tan cerca como para.... Si, eso es voy a meterme en su mente y ver que hay allí sin ningún hechizo me dije mientras atravesaba el salón en su dirección... cuando estuve cerca me puse a mirar desde detrás de lluna a la chica que estaba frente a ella; contacto directo a los ojos mientras esforzaba mi mente por abrirme paso en sus pensamientos, bueno al menos eso me creía ya que desde fuera de mi cabeza solo entrecerraba los ojos y movía las cejas intermitente-mente según mis esfuerzos...
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Vie Nov 13, 2015 4:43 pm

Estaba llegando tarde, eso lo sabía de antemano. Las manecillas del reloj delataba su impuntualidad, sin embargo se sentía tranquila con respecto a ello. Esta noche no era esperada por nadie, todos iban con deseos egoísta a aquella  fiesta. Deseos de pasarla bien sin importar nada, el enloquecer en un evento que es organizado para ellos. Muchos no les provocaba nada esa fecha, la cual se celebraba. Solo querían disfrazarse y disfrutar con el resto. No hay que mentir, Joahnne si bien era consciente de la fecha deseaba disfrutar a su modo, al modo que Hogwarts ofrecía. La elección de su vestuario no fue una gran búsqueda, algo sencillo que habia visto.  No, no se iba a vestir de Emoji como mucha gente lo hizo en el mundo muggle pero sí era algo que se mencionaba en aquel mundo. La pelirroja había estado con bastante curiosidad con ciertas cosillas del mundo oriental por lo que se atrevió en el verano a leer "manga". Le llaman así a las historietas creadas por Japón, con diversos géneros. La pelirroja había abarcado varios géneros en el tiempo de descanso, desde el denominado "gore" hasta al "shoujo".  El último manga le había fascinado, tanto sus protagonista como la trama pero en esta ocasión ella no eligió al protagonista para representar. Se animo a elegir un secundario y que dentro de todo podía conseguir las ropas y aquellos elementos para caracterizarlo.

No tuvo que utilizar mucha variedad de maquillaje, daba gracias de que tuviera una tez bastante clara como para jugar con ella. Los pendientes que utilizaría no perforarían su oreja, más que apretar levemente para que no se le cortara la circulación o algo por el estilo. Los tatuajes solamente pidió ayuda a las chicas de su habitación, aquellos que respectaban al torso o el cuello. Las uñas teñidas de negro y su ropa ajustada también del mismo color. Lo que más le preocupaba eran sus ojos, si bien iban a ser lentes de contacto. No quería que se le irritaran por el uso excesivo o el simple uso, no había experimentado tener lentes de contacto desde hace tiempo.   El cabello no fue molesto, un cambio de look con varita y listo, disfraz completo.

Sí, todos estaban siendo sociables pero la interrupción del Director Dumbledore provocó que no se sintiera tan perdida. " Lo había olvidado, hoy era el día que el cáliz elegiría a los magos para el torneo. Si bien me postulé espero no quedar, no quiero morir en el intento." pensaba mientras se paraba cerca de una mesa para escuchar, estaba atrás pero podía ver la extensa barba del mayor mago al cual admiraba.

Su nombre retumbó en su cabeza, ¿era posible aquella suerte? "Si cada vez que digo que no quiero que pase algo, ocurrirá. Tendré que experimentar lo mismo con los exámenes." parecía que no se debían presentar ante todos, ya que la fiesta comenzó con ímpetu luego de que se retirara el profesor. Estaba emocionada, a pesar de que estaba en juego su propio cuello, con ser seleccionada. Esperaba darlo todo y poder llevar un gran trofeo a Gryffindor. La pelirroja, bueno ahora era un chico y con cabello oscuro, se retiró a tomar una malteada de la mesa más cercana, no sabía a quién acercarse puesto que estaba  más que perdida. Desde que había comenzado no había visto a Rubén y dejar las cosas así como así después de la fiesta que ellos habían disfrutado y demás era una perdida que no podía catalogar.

Entre la multitud vio a alguien, era Rubén. Se acercó con emoción y con otros sentimientos encontrados que eran más que nada negativos. -¡¿Qué haces aqui?!- comentó enloquecida la pelirroja.- no te has presentado desde que comenzó el curso y ahora vienes todo normal a la fiesta de Halloween. ¿Por qué me ignoraste? Soy tu mejor amiga como para... - vociferó hasta que vio al muchacho, era Connor y se estaba restregando en una chica como si estuviese drogado y quisiera hacérselo hasta a un cesto de basura. - Perdón Connor te confundí pero... ¿¡ QUÉ ESTAÍS HACIENDO?!- gritó aún más impactada por la barbaridad que estaban observando sus ojos. Era una fiesta, había menores y ella era prefecta. Tenía que castigar si era necesario. Sin embargo, algo cautivó nuevamente su atención. Si, debieron haber vertido alcohol a las bebidas porque estaba viendo a más de un Rubén. Con uno era mucho pero con unos cuantos era una locura.

-Me estoy volviendo loca...- murmuró, todo estaba saliéndose de control. Recién había llegado a la fiesta como para tener que irse. -Basta Rubén no es gracioso...- le dijo al chico más cercano jalándolo de la manga e intentando no llorar, temía a humillarse en frente de tantos y también perder algún lente de contacto. Giró su cabeza lentamente para ver como se encontraba el clima si la estaban observando hasta que volvió a ver a Connor, el cual no tenía el rostro de Connor. Lo estaba viendo como si fuera Rubén. -¡BASTA RUBÉN! No te restriegues en ella, estas siéndome infiel.- gritó tratando de jalar al otro chico, el Rubén anterior quedó mirándola extraña y se retiro.

Disfraz:
avatar
InvitadoInvitado

Davina Abrasax el Dom Nov 15, 2015 6:00 pm

Con Rose, Danny, y Cathree.

Estando vestida de Xena la Princesa Guerrera, lo más normal del mundo era que me acercase al monstruo del Gran comedor, ¿no? Pero todo lo guerrera que había en mí desapareció durante unos instantes en cuanto vi los sesos que había en su bebida. Qué. ASCO. El Uruk Hai (me ha costado acordarme de que así es como se llamaba ese tipo de orco feo, tengo que volver a ponerle al día con la cultura popular muggle…) se dio cuenta de que yo estaba poniéndome de color verde al ver esa asquerosidad, e inmediatamente los puso fuera de vista y mi rostro recobró su color normal. ¡Qué monstruo más majo, oye!

-Gracias. La mente es lo más maravilloso del mundo, pero el órgano que la encapsula también es lo más asqueroso del universo- dije después, y sonreí mientras ponía los ojos en blanco. Parecía idiota en cuanto había sesos o cualquier cosas que se le pareciesen en exceso cerca de mí. Por eso había dejado de ver The Walking Dead, porque no quería estar viendo todo el rato zombies comecerebros. Lo pasé mal incluso viendo Warm Bodies…- ¡Ahora sí que puedo luchar contra ti en condiciones! Prepárate para morir- dije con divertido y falso tono amenazador. Al escuchar la voz del Uruk Hai fue cuando me di cuenta de que reconocía aquella voz… ¡Era Rose!- ¡Rose! ¡No te había reconocido! Tía, te has lucido…- dije mientras observaba todo su disfraz con admiración. Estaba increíblemente bien hecho. Entonces Rose dijo que lo sentía porque el Cáliz no me había escogido a mí y negué rápidamente con la cabeza.- ¡Para nada! Menos mal que te ha escogido a ti, vas a ser la mejor sin duda alguna. ¡Felicidades, por cierto! Patea muchos culos en el Torneo, ¿vale? Que se vea que no hay nadie mejor que los Ravenclaw- ahí está mi vena competitiva, saliendo a la luz…

Saludé de lejos a Aaron, a quien vi que me saludaba desde donde estaba, y en ese momento apareció Danny Maxwell vestida de R2-D2. Me encantó su disfraz, pero no tuve oportunidad de decirle nada porque se puso a hablar con Rose y ni me miró. Era normal, porque el disfraz de Rose se pasaba.

-Nos conocemos- dije cuando Rose nos presentó. Yo siempre había sabido que a Danny le apasionaba Star Wars, y aunque yo no llegaba al mismo nivel de obsesión que ella, algunos de nuestros gustos similares habían hecho que nos hiciésemos amigas durante nuestros años en Hogwarts.- ¡Tu disfraz mola muchísimo, Danny! Aunque me sorprende que no te hayas disfrazado de Anakin, la verdad- Danny quería casarse con Anakin Skywalker, lo cual, después de verle en la tercera película, era la cosa más entendible del mundo.

No tardó mucho en tiempo en unirse más gente a nuestro creciente grupito junto a las mesas. Se nos unió una monja que daba un miedo que te cagas, y se puso a regañarnos por estar atendiendo a una fiesta pagana. No conocía a la chica personalmente, pero sabía que era una Slytherine llamada Cathree.

-Discúlpeme, hermana- dije suspirando de manera dramática- pero yo hace tiempo que sé que mi negra alma está perdida.

Me encogí de hombros y me puse a buscar una bebida que no tuviese sesos dentro.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Marie Avgeropoulos
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante para inefable
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 760
Lealtad : Indecisa
Mensajes : 174
Puntos : 99
Ver perfil de usuario

Rhea Jackson el Dom Nov 15, 2015 8:42 pm

Hablando con Lluna y luego con Jerome


Caminar perdida entre la multitud no era una acción que fuese rara para mi. A lo largo de mi vida lo había hecho en numerosas ocasiones con diferentes resultados, algunos estupendos y otros llenos de aburrimiento. Pero mi vagar entre la gente en aquel baile de Halloween era diferente a todos los anteriores, porque a parte de sentirme la persona más perdida y sola de aquel castillo, estaba empezando a pesar que era el gato que perseguía a un ratón que era demasiado listo para mi. Ian no estaba en ningún lado, el baile ya había comenzado a hacía un buen rato y cada vez era más obvio que yo iba a morir, si no era en el transcurso del Torneo, sería de un ataque de nervios.

La búsqueda incansable del apoyo de mi amigo había dejado paso muy lentamente a una nueva y macabra preocupación que tenía la torpeza de asaltarme cada vez que algo me preocupaba de verdad:Y si no estaba allí porque algo le había pasado a él? Yo no podría con esa presión, no podría cargar con haber estado culpando a alguien durante un buen rato de no estar conmigo apoyándome en lugar de estar con él que podría estar muriéndose o algo similar. "Dios, soy una persona horrible" pensé mientras notaba como mis ojos se llenaban de lágrimas. Nunca he tenido muy claro porque me pasa eso de enfadarme con una persona y repentinamente tener miedo de que le haya pasado algo. Es como que mi cerebro y mi corazón no asumen que alguien tan importante para mi pueda dejarme tirada de esa manera tan impía. Sin embargo, los motivos por los cuales mi cerebro funcionaba como lo hacía no eran lo importante, lo importante es que no encontraba a Ian por ningún lado y para mi solo había un motivo para eso llegados este punto: Tenía que haberle pasado algo.

"Y yo soy una histérica. Definitivamente." pensé

Mientras seguía buscando incansable e intentando tranquilizarme me tropecé con otra persona. Por un momento llegué a pensar que esa persona era Ian y que al fin mis paranoias habían tocado su fin, pero no fue así. Había chocado con una chica rubia que iba de blanco a la que ni siquiera había visto bien la cara y no estaba prestando demasiada atención. Me disculpé de inmediato tal y como mi educación dictaba, pero, aunque mi alarma de cosas raras saltó cuando usó el pronombre equivocado, yo tenía demasiadas preocupaciones en ese momento como para interesarme siquiera por los motivos de su equivocación. Mi cabeza mientras sus palabras llegaban a mis oídos, buscaba a nuestro alrededor a ver si de una vez por todas encontraba a Ian y podía abrazarle, partírle la cara e irme a llorar a mi cuarto. Necesariamente en es orden. Pero cuando dijo que yo iba a morir por la casa de los tejones, mi mirada dejó de buscar y vagar y se clavó en sus ojos de un inusitado color verde intenso. Al mismo tiempo, las lágrimas que hacía rato habían acudido a mis ojos habían decidido que ese era el momento oportuno de salir.

- Sí, voy a morir- dije mientras empezaba a hiperventilar ligeramente mientras de mis ojos caían lágrimas sin parar. "Mierda, voy a morir"- Y es una ironía porque llevó mucho tiempo encerrada en mi misma y buscando sentir algo de verdad. Algo intenso como lo que se supone que era el amor que un día sentí. Y he hecho miles de cosas que ponían en riesgo mi vida y en ninguno de esos momentos pensé realmente que fuese a morir. Pero mierda, ahora voy a morir, ¿verdad? Y creo que no estoy preparada- dije casi de carrerilla sin dejar que nadie me interrumpiera mientras las lágrimas seguían saliendo incontrolablemente de mis ojos- ¿Has visto a Ian? ¿Ian Howells? Así de alto, Slyterin, brazos tatuados, gorra...- le pregunté como si eso tuviera el mayor sentido del mundo en comparación con lo anterior. Estaba temblando de arriba abajo y daba gracias por el maquillaje waterproof pues si no llega a ser porque llevaba de ese mi cara parecería ya a estas alturas un cuadro impresionista.- ¿Sabes dónde está?- dije con apuro.

La pobre chica cuya cara me habría sonado mucho si me hubiese fijado en ella tenía que estar flipando conmigo y el enorme ataque histérico que me estaba dando allí en medio con ella como testigo. Sentía como hasta mis órganos internos temblaban y tenía el cerebro hecho un nudo mientras lloraba y lloraba y parecía que no podía imaginarme otra cosa que escenarios catastróficos en los que Ian estaba muerto y yo me tenía que enfrentar a una mantícora con un día especialmente malo.

Justo en el momento en el que mi vista iba a volver a vagar me encontré de frente con un chico disfrazado de Joker que me ponía caras. Lo miré con extrañeza y me señalé con el dedo a mi misma. No esperé una respuesta demasiado tiempo. Me acerqué a él lo cogí por los hombros y lo miré directamente a los ojos- ¿Qué? ¿Tienes algo que decirme?- mis lágrimas seguían cayendo pero en aquellas preguntas había más fuerza y pasión que tembleque.

¿De verdad me estaba poniendo así por un chico? Sí. Sin duda. Por el chico que te ha acompañado todo este tiempo que secretamente te has callado cientos de cosas. Sí, me estaba poniendo así por él, y rezaba para que estuviese bien y, de los dos, la única que irremediablemente fuese a morir a manos de un basilisco que huela el miedo fuese yo.

avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Imogen Poots
Edad del pj : 16
Ocupación : Empleada del cine
Pureza de sangre : Hija de muggles
Galeones : 7.910
Lealtad : Dumbledore
Patronus : No tiene todavia
Mensajes : 489
Puntos : 65
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Rhea JacksonFugitivos

Danielle J. Maxwell el Lun Nov 16, 2015 2:37 am

Con Rose, Davina y Cathree (y por tanto con Connor)

Seguía sin ver a Rhea por ninguna parte. ¿Pero dónde narices se había metido? Quería hablar con ella para ver cómo estaba después de haber sido elegida. La verdad es que no he sido la mejor amiga reconfortante todo este tiempo, como yo no había metido mi papelito y ella sí, me he pasado todo este tiempo relatándole lo peligroso que puede ser y lo difícil que iba a ser. Además de recalcar el hecho de que podía morir. Pero claro, ¿quién se iba a esperar que saliera Rhea con TODOS LOS HUFFLEPUFF QUE HAY? Me puse de puntillas (es decir, mi cabecita salió del cubículo de R2D2) para ver si divisaba a Rhea, pero ni modo. Vi a Lluna hablando con un terminator, pero ya está.

Así que me centré en Rose. Que lo siento por ella, pero va a ganar Rhea. Porque sí, señores, ERES PEDAZO DE URUK HAI, era nada más ni nada menos que Rose Saunder, la chica de Ravenclaw que se cree muy responsable pero luego se salta las normas ayudándome a cumplir un castigo con magia. En verdad me caía super bien.

Tía, por favor, no comparemos mi super disfraz, ya que en realidad es una caja to’cutre, con el tuyo. Joer, es que te ha quedado impresionante… —dije, poniéndome de puntillas nuevamente para mirarle los detalles de la cara. Aunque no duré demasiado, ya que me presentó a su amiga, a la cual ya conocía—Sí, conocida es —¿Qué cojones? ¿Y este dialecto en plan yoda?

A Davina le sorprendió que no fuera de Anakin, pero que va. Eso era demasiado para mí. Darth Vader era una cosa, pero Anakin es mucho Anakin para mí. En realidad eran la misma persona, pero con un antes y un después increíblemente marcado. A mí me gusta más Anakin que Darth Vader porque adoro lo arrogante, altivo y miedica que es que tiene que regocijarse en el lado oscuro para sentirse seguro. Y pa’ná. Luego Darth Vader me gusta, pero es más típico.

No puedo tía, Anakin es mi amor. Pretendo encontrarlo y enamorarme, no hacer una copia barata y fea de él —Si yo en algún momento de mi vida hablo seriamente de temas de amor, es con Anakin de por medio, eso está claro. Porque podía asegurar de que ningún otro ser había despertado tal sentimiento en mí—R2D2 está más a la altura aunque aún no domine demasiado bien su dialecto… wuup woop, weepwooopwub… —dije divertida, sonriendo.

Luego vino una monja predicando el cristianismo. Mis padres eran cristianos y creo que yo también porque estoy bautizada. Además, había hecho la comunión y todo (único motivo de hacerla: recibir dinero para comprarme la Play 3, claro).

¡Yo soy cristiana! —dije orgullosa. En realidad, ¿yo creía en Dios? Coño, en verdad no me lo había puesto a pensar nunca seriamente… pero técnicamente lo soy… Esto de las religiones era una caca de la vaca, no entendía una mierda de ninguna de ellas—¡Yas, ¿y eso?! ¿Qué has hecho, hereje? —reaccioné dramáticamente cuando Davina dijo que su alma estaba negra, o perdida, o las dos cosas, lo importante es que eran adjetivos malos—Pero no te preocupes, Dios siempre perdona. Eso decían mis padres. ¿Verdad, monja? —pregunté, convencida totalmente.

Connor, vestido de astronauta, había invadido el espacio vital de la monja de una manera un tanto… extraña. Bueno, a mí no me parecía normal esa manera de bailar. ¿No se asemejaba a un perro en celo? ¿Es lo que se lleva ahora, bailar así?  

¿Se baila así hoy en día? —pregunté a Davina y Rose, consciente de que ellas eran más grandes que yo y, por tanto, tendrían más conocimiento del mundo. Sobre todo Davina, que me la imagino más yendo a discotecas muggles que a Rose. ¿Pero no era un poco extraño ese baile que Connor le estaba haciendo a la pobre monja? Parece que está blasfemando a Dios a través del baile y la monja con ese restriego.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 36.370
Lealtad : Neutral
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1255
Puntos : 684
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t87-baul-de-danny-maxwell
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.