Situación Actual
3º-10º
22 diciembre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
ARTEMISIA pj destacado
STEFAN & POPPY DÚO DESTACADO
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline

Primera clase de Runas (curso 15-16) - 13 Noviembre

Elia Deveraux el Vie Nov 13, 2015 6:39 pm

Empecé el nuevo año con pereza y mala gana, y sigo igual. Cada año los alumnos son más ineptos. Es como si se apuntasen a mi clase solamente los alumnos mediocres. ¿Se deben pensar que esta asignatura es más fácil? Pues están apañados. No pienso permitir que ningún alumno apruebe a menos que tenga un nivel adecuado bajo mi punto de vista. Soy exigente conmigo misma, y también lo voy a ser con ellos. De nuevo mostraba por los pasillos y en las clases mi faceta de Elia seria y castigadora. Este año no iba a tolerar situaciones estúpidas dentro de mi clase, ni sandeces, ni gilipolleces.

Llegué a la clase más que puntual. Me senté en el escritorio y saqué mis notas. Había pensado algo divertido a la par que educativo. Las Runas no es algo que se pueda enseñar con un libro y cuatro runas. Hay que practicar y equivocarse para continuar practicando hasta que los errores sean mínimos. Traducir mal una runa en clase no tiene más trascendencia que una mala nota, pero en el mundo puede ser peligroso. Si por ejemplo un cazatesoros confunde una simple runa por otra puede acabar muerto en lugar de rico. Es una diferencia bastante notable. Quizá mis alumnos aspiran a ser Ministros para no mover un dedo, o peor, jugadores de Quidditch sudorosos. En es etipo de trabajo no necesitas las runas para nada. Unos porque con perseguir pequeñas brillantes y golpear otras pelotas pesadas tienen bastante, y el otro porque tiene gente a su disposición que lo hace por él. Tampoco necesitan muchos conocimientos sobre runas los sanadores. Suelen confiar más en los hierbajos que en las runas curativas. Les queda muchísimo por aprender.  

Me quedé mirando la puerta esperando a los alumnos. Por cada minuto que llegasen tarde les iba a descontar cinco puntos. No todos temen esos descuentos, pero siempre hay alguien en tu casa que te recuerda que te partirá la cara si pierdes muchos puntos. Los alumnos están repartidos en casas según inteligencia, astucia, valentía y estupidez, pero en cada casa hay gente competitiva dispuesta a lanzar maldiciones a los que pierdes muchos puntos.
avatar
Imagen Personalizada : Love me
RP : 10
PB : Natalie Dormer
Edad del pj : 24
Ocupación : Profesora de Runas Antigu
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 0
Lealtad : A mi misma
Patronus : Cacaculopedopis
Mensajes : 232
Puntos : 53
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1052-elia-deveraux http://www.expectopatronum-rpg.com/t1078-mis-relaciones-elia-deveraux http://www.expectopatronum-rpg.com/t1077-cronologia-de-elia-deveraux http://www.expectopatronum-rpg.com/t1298-arcon-de-elia-deveraux

Invitado el Vie Nov 13, 2015 10:09 pm

Runas, aún sigo pensando para qué sirven, pero daba igual, a mi me gustaba todo lo que tenía que ver con la antigüedad, así que las runas se incluían en el lote. Ese día me había levantado algo más inspirada que otras veces. Normalmente nadie va a la clase de runas, y eso me hacía sentir relajada...Y si la profesora ponía música clásica, ahí si que estaba lo más relajada e inspirada que nunca, pero lo de la música es un poco...difícil, puesto que hay gente que no sabe apreciar las buenas notas de un piano.

Desayuné con tranquilidad, leyendo mis notas mientras me tomaba mi zumo de calabaza. No había nadie molestándome por lo que pude seguir con mis notas de anatomía con más calma...Muchas veces tengo que estudiar estas cosas por las notas que mi tío me ha ido elaborando, o simplemente son producto de mi investigación privada. Volví a las mazmorras para recoger mis cosas y con total tranquilidad subí al aula de la clase, seguramente sea una de las primeras, y así fue.

-Buenos días profesora. Saludé con cortesía a la jefa de la casa de Ravenclaw y me senté en primera fila como era habitual, esta clase es de las pocas en la que presto atención y cuando me llama pues me siento delante. Saqué con cuidado mis cosas y me quedé esperando hasta que la profesora diera comienzo la clase, estaba interesada que cual sería la lección que impartiría hoy.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Vie Nov 13, 2015 11:55 pm

Ya estaba metida de lleno en el curso, y eso significaba pasarme mas horas estudiando en la biblioteca que durmiendo en mi caliente y cómoda camita. La noche anterior había tenido que escribir una redacción súper complicada sobre las propiedades de un rarísimo ingrediente para pociones que además solo podía conseguirse en tres partes del mundo. Otra cosa no, pero el nivel se nota muchísimo de sexto a séptimo. Al final metida entre libros olvide la cena y no me acorde hasta que no paso... Pero por suerte en mi baúl siempre tengo dulces de los que compro en Honeydukes o de los que me manda papá.

Amanecí al día siguiente con ojeras dignas de un oso panda; consumir mucho azúcar siempre me hacia dormir mal. Lo bueno es que teníamos clase de Runas, la primera de todas además, para empezar bien la mañana. Suprimiendo un bostezo, baje a desayunar y entre bocado y bocado hojeé mi diccionario de runas, solo para tener mas frescas las ideas. Volví a guardarlo en la mochila cuando termine y, con esta al hombro, me dirigí hacia el aula.

Cuando llegue, la profesora y otra alumna mas ya estaban dentro. Buenos días, profesora Deveraux. Sonreí y asentó con la cabeza antes de acercarme a la primera fila. Sin pensármelo dos veces, me senté junto a la otra alumna. No sabia su nombre, pese a que su cara me sonaba de habernos cruzado por ahí alguna vez, pero era de Slytherin a juzgar por los colores de su uniforme. La sonreí también a ella una vez a su lado. ¡Buenas!

Mientras en clase esperábamos al resto de alumnos, coloque la mochila en el suelo de forma que no me molestara después de sacar tinta, pluma y pergaminos, además de los libros de runas, que deje cuidadosamente apilados al borde de la mesa. Con una mano, alisé el pergamino y con la otra mojé la pluma con la tinta necesaria para poner el día y la clase en la parte superior. Una vez todo listo, me aseguré de que el bote de tinta estuviera bien cerrado, apoyé la pluma en la mesa y esperé pacientemente a que llegara la hora. Ya estaba acostumbrada, siempre había sido de las primeras en llegar a cualquier clase.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Sáb Nov 14, 2015 2:49 am

Apoyo la punta de la pluma sobre mis labios, con gesto pensativo. No, no la parte sedosa, sino la parte con que escribes. Sí, probablemente debo tener manchas de tinta aquí y allá, pero qué se le va a hacer, siempre me abstraigo cuando escribo. Tengo cinco notas musicales retumbándome en la cabeza desde hace casi dos semanas, y creo, creeeeo que ya di con una buena melodía para ellas, y la letra todavía la estoy perfeccionando. El caso es que no me he movido de la Sala Común de Slytherin en toda la noche, y prácticamente no he pegado el ojo. Sé que si no consigo concluir este pequeño e improvisado proyecto personal, no podré concentrarme en ninguna otra cosa, y eso repercutirá negativamente en mis calificaciones. A mí eso no me preocupa, pero a mis padres sí, y este año decidieron escribirse directamente con el Jefe de Casa para que él los vaya poniendo al tanto de mi rendimiento académico. Vaya mierda.

Y hablando de rendimiento académico... ¿No tenía yo una clase a la que asistir? Espera, más importante aún... ¿no tenía yo que desayunar? Poso mi mirada velozmente en el reloj de pared de la Sala Común. ¡Me he perdido el desayuno! ¿Cómo resistiré las horas de agobio de Aritmancia con el estómago vacío? No, no era Aritmancia, no me anoté en Aritmancia... ¡Runas Antiguas! Como sea el caso, espero que la profesora no se enoje mucho por el retraso. O tal vez sí. No me cabe duda de que un buen cabreo ayudaría a activarme rápidamente las neuronas. Me apresuro a guardar en la mochila todos los pergaminos en los que estuve trabajando toda la noche, y salgo corriendo de la Sala Común. Un olvido de último momento me hace volver a entrar a toda prisa en busca de mi túnica reglamentaria. Ahí tengo guardada la varita. Sin más preámbulos, salgo corriendo escaleras arriba en dirección del aula de Runas Antiguas que se encuentra nada más y nada menos que en el sexto jodido piso.

Dos mil escalones y unas cuantas gotas de sudor después, entro casi como torpedo en el aula. No era mi intención, debo confesar; simplemente me ganó la inercia. Deteniéndome en seco, aprovecho un instante para tomar aire y acomodarme descuidadamente el nudo de la corbata. Luego, sin más preámbulos, ingreso en el salón, dedicándole una muy breve sonrisa a la profesora Deveraux al tiempo que la saludo con un gesto de la cabeza mientras voy a mi asiento. Veo que al frente de la clase hay sentadas dos compañeras bastante prolijas y aplicadas que seguro están aquí por interés, y no porque en tercer año estás obligado a elegir asignaturas complementarias y no te queda otra que escoger las que parecen más interesantes, que claramente no son ni la tomadura de pelo que es Adivinación, ni la otra tomadura de pelo que es la predicción del futuro con números llamada Aritmancia. Cuidado de Criaturas Mágicas, Runas Antiguas y Estudios Muggle son mucho más fáciles de aplicar a la vida cotidiana, y mucho más divertidas de aprender. En fin, que las saludo a ellas dos también con un movimiento de cabeza y luego me voy a sentar tres filas más atrás, junto a una ventana. Dejo escapar un bostezo, repantigándome en la silla. Creo que me va a terminar ganando el sueño, pero haré un esfuerzo por poner atención a la clase... aunque sea durante los primeros veinte minutos...
avatar
InvitadoInvitado

Elia Deveraux el Mar Nov 17, 2015 12:22 am

Los alumnos fueron llegando y les saludé uno a uno con mi sonrisa encantadora. Este año parece que se ha apuntado menos gente a mis clases, cosa que agradezco. Tengo que trabajar la mitad y cobro lo mismo. Son todo ganancias. Aspiraba a que esos pequeños idiotas resolvieran bien los ejercicios. Eso me haría sentir bien con ellos y se me pasarían las ganas de lanzarlos contra el sauce boxeador. Me levanté de la silla y paseé sin prisas hasta ponerme delante del escritorio. Me gustaba ver sus pequeñas y pálidas caras de susto. Rectifico. En primera fila se sentó Hannah Graham, la niña más diabólica que he visto en la vida. Mi cara no expresaba susto aunque me sintiera un poco desafortunada por tenerla tan cerca. Era la hora de empezar la clase. Cerré la puerta con un elegante aireo de varita. Todo aquel que entrase tarde a mi clase pagaría las consecuencias. - Bienvenidos a otra interesante clase de Runas, queridos alumnos. Hoy tengo preparado algo divertido a la par que instructivo. - Me alegró tanto ver a Rose Saunders en la primera fila. Es una de mis alumnas favoritas y este año soy la Jefa de su casa. De mi casa. Es muy aplicada y es un placer tener alumnos así en mi clase. Ella neutralizaba el poder maligno del demonio.



Me paseé un poco por los pasillos que dejaban los pupitres a un lado y otro de la clase mientras en la pizarra aparecía un símbolo rúnico. Allí estaba sentado uno de esos odiosos Slytherin. El macarra de pelo sucio. Su Jefe de casa debería explicarles la importancia de la buena higiene en la salud. Parece dormido, aburrido. Odio que gente así se apunte a mis clases. En fin, sigamos. - ¿Alguien sabría decirme el nombre de esta runa? - El símbolo estaba perfectamente pintado en la pizarra, inconfundible. Era su turno de hablar. Le di permiso para contestar a la primera persona que levantó su mano.

Acto seguido volví a mi sitio. Desde delante podía ver a cada uno de esos pequeños monstruos y leer en sus caras las intenciones que tenían. - Bien, ahora quiero que me expliquéis las características de esta runa tanto en su ámbito simbólico como en su significado adivinatorio. Quiero saberlo todo. - Tomé la varita para ir apuntando las cosas que iban diciendo bien, de manera que quedase una perfecta explicación en la pizarra resuelta por ellos mismos. La runa en sí no tenía gran dificultad pero hay que estudiarlas todas. Son importantes por separado y en conjunto.


Puntos:
Slytherin: 10 (5 Hannah y 5 Peter)
Gryffindor: -
Hufflepuff: - 
Ravenclaw: 5 (Rose)
avatar
Imagen Personalizada : Love me
RP : 10
PB : Natalie Dormer
Edad del pj : 24
Ocupación : Profesora de Runas Antigu
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 0
Lealtad : A mi misma
Patronus : Cacaculopedopis
Mensajes : 232
Puntos : 53
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1052-elia-deveraux http://www.expectopatronum-rpg.com/t1078-mis-relaciones-elia-deveraux http://www.expectopatronum-rpg.com/t1077-cronologia-de-elia-deveraux http://www.expectopatronum-rpg.com/t1298-arcon-de-elia-deveraux

Invitado el Mar Nov 17, 2015 10:05 am

Fui de las primeras en llegar, eso no era algo raro en mi ya que normalmente eso de la puntualidad está siempre ligada conmigo. No pasó mucho tiempo cuando llegó otra chica, creo que era la elegida de Ravenclaw para el torneo de Hogwarts...Yo no estaba ni a favor, ni en contra de ese torneo, como no me presenté. Después de esa chica llegó otro Slytherin, y después para de contar porque hoy sólo seríamos tres personas...La disputa entre los puntos estaba en la mesa, ¿quien ganara? Ahora mismo no tengo ni idea pero mejor es que disfrute de las runas y ya luego hablaremos de los puntos.

La profesora empiezo a dar la clase viendo que nadie más llegaría, seguramente ahora mismo estaría odiando eternamente su vida por sólo dar clase a dos, porque el tercero es como si no estuviera...Dibujó la runa en la pizarra y yo muy educadamente alcé mi mano para que me diga el turno para responder, como éramos tres era muy facil ver quien la levanta primero.

-Es la runa Perth. Contesté cuando me dieron turno, y una vez que se acabó esa ronda, la profesora siguió con la lluvia de preguntas. Yo hice la misma ronda de antes, levanté la mano y esperé que ella me diera la señal para yo hablar, si lo hago antes que la Ravenclaw esto será un reto personal muy logrado. -En su ámbito simbólico, la Runa Perth está asociada con el ave Fénix, la ave mística que se consume en el fuego para luego resurgir de sus propias cenizas. Por lo consecuente, esto lleva a un nivel simbólico que relaciona el ámbito de la consulta con movimiento, poderosas fuerzas de cambio y renovación. Hablé pausada y tranquilamente, esta respuesta daría para largo y no quiero atosigar a nadie con lo rápido que vaya a la hora de contestar, quiero que se me escuche alto y claro. -Esta runa también sugiere un cubilete de dados como mecanismo para echar suertes, esta interpretación es muy empleada para recordarnos que lo que consideramos "azar" no es más que la consecuencia de las acciones del pasado y del deber ser. Terminé de hablar para seguir ahorrando algo de aire, espero que esta respuesta sea la correcta pero no quiero que mi disputa con la Ravenclaw quede manchada por una torpeza como la de equivocarme en la interpretación e una runa. -Ahora en el ámbito adivinatorio, Perth constituye una representación de la fuerza del destino en su más amplia expresión. Está fundamentada en la noción de Ørlög, que se traduce como destino, pero su significado exacto se remite al concepto de ley cósmica (Ør-Principio/lög-Ley), de allí que significa, literalmente, extractos primarios que rigen la vida, los estratos más profundos del ser. Volví a coger aire y proseguir, creo que nunca he hablar tanto en mi vida... -Perth anuncia, por el lado de lo mundano, probables sorpresas como ganancias repentinas, el inicio de una relación inesperada, mueva actividad, etc. Y me quedé callada, creo que ya había dicho demasiadas cosas y voy a ser buena y dejar que el resto de mis compañeros respondan...Si era una clase de más personas, hubiera seguido hablando pero hoy voy a ser más generosa y voy a hacer que la disputa entre la Ravenclaw y yo, sea mas interesante...Voy a dejar que se confíe, así la caía será aún mayor.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Nov 17, 2015 12:30 pm

Después de llegar yo a la clase llegó otro tipo que se sentó al fondo, y no tardó mucho la profesora en cerrar la puerta y empezar la clase. ¡Qué emoción! Me encantan las clases de Runas, son unas de mis favoritas; ya no es solo que la asignatura sea interesante, es que la profesora la hace aún más Y (por si no fuera poco) encima es mi jefa de casa. Imposible que no me gustara aquella clase. Además, en grupos reducidos siempre se aprendía más, lo sabía todo el mundo.

La profesora nos dibujó el símbolo de una runa en la pizarra. Durante un momento me quedé con cara de pez, noqueada. Sabía la runa que era, pero no recordaba el nombre. NO, NO PODÍA SER, CÓMO NO VOY A RECORDAR EL NOMBRE, QUÉ ME ESTÁ PASANDO. En medio de esa crisis existencial, la Slytherin que estaba sentado a mi lado respondió con un tochaco que ni la Biblia. juro que soy una persona buena, lo juro por Dios, pero tengo una reputación que tengo que mantener; se me escapó una mirada de reojo con algo de rencor hacia ella.

Cuando por fin se calló (que un poco más y se tira toda la clase hablando la tía, pensaba), decidí animarme antes de que lo hiciera el chico que estaba sentado al fondo. Así es, es la ruina Perth, también conocida como peordh o Pairthra. Está asociada con el elemento del agua y el signo del zodiaco de Acuario. Recité de carrera, en modo estudiante aplicada. Está asociada con el karma, que está a medio camino entre el destino y la suerte, no es solo puro azar. Esta runa representa una relación entre causa y efecto, y también representa todo lo místico y lo desconocido, y de ahí su relación con el Ave Fénix como señaló antes mi compañera. Sonreí. ¿Quién hablaba ahora? Jiji. Pero en caso de que hubiera aparecido invertida, la runa nos estaría indicando que alguien nos está ocultando algo, bien por medio de un secreto o directamente mintiendo, así que hay que ser cautos.

Cuando terminé con mi retahíla, suspiré aliviada de haber podido contribuir y me relajé, reclinándome hacia atrás en la silla... aunque por dentro estaba lista para cualquier pregunta inesperada de la profesora.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Sáb Nov 21, 2015 2:41 am

Presiento que algo va mal cuando la profesora usa las palabras «otra interesante clase de Runas». No lo sé, quizá yo escuché mal. Quizá lo dijo irónicamente. O sea, no puedes usar las palabras «interesante» y «divertido» en la misma frase para definir a esta asignatura sin estar tomándotelo con humor. Esto es Runas Antiguas, por las barbas de Merlín. Es como estudiar latín. ¡No tiene nada de divertido estudiar latín! A lo mucho, las runas pueden usarse para conjurar hechizos, si tienes la suficiente concentración, tiempo, ganas, y careces de una varita mágica que solucione todos tus problemas. Pero, honestamente, podríamos invertir nuestro tiempo en estudiar cosas más interesantes y útiles, como, no sé... música. ¿Por qué no tenemos una clase de música complementaria? Es muy obvio que este colegio le da muy poca atención al arte.

Lo que también es muy obvio es la antipatía que me tiene la profesora Deveraux. Bueno, supongo que es justo, ¿no? No es que yo oculte mi indiferencia por su estúpida asignatura. Eso nos deja en un equilibrado intercambio de emociones. Puedo verlo en sus ojos cuando me dedica esa mirada de desprecio y arrogancia, como si yo fuera un sucio germen que vino a estropear su perfecto e impoluto marco de enseñanza. Bah, como si me importara. Apuesto a que si me quedara dormido en medio de la clase, incluso lo apreciaría... así mis nocivas ondas cerebrales no contagiarían al resto de la clase, que, a todo esto, resultan ser dos niñas prodigio capaces de recitar de memoria el jodido texto académico. No puedo creer que llegado sexto curso, tras haber pasado los odiosos TIMOs, todavía sigamos estudiando runa por runa su nombre y significado. ¿A qué viene esta broma?

No hace falta decir que tras las primeras once palabras de Hannah, mi mente se fue a dar un paseo por la Luna. Sé que en algún momento se mencionaron las palabras «cubilete de dados», «ley cósmica» y «ganancias repentinas», pero honestamente no estaba prestando la menor atención. Me jugaría mi búho a que la otra chica dijo «Ave Fénix» en un punto de su disertación, pero no estoy seguro. ¿Qué diablos tiene que ver un pájaro legendario con una runa con forma de guitarra eléctrica a medio terminar? Otro misterio sin respuesta (aunque probablemente alguna de mis compañeras lo explicó en cosa de tres segundos y claramente yo lo pasé por alto). Cuando la Ravenclaw termina con su aporte, se produce un silencio un tanto incómodo. Suele ser ese tipo de silencios el que me trae de regreso a la realidad. Sentándome un poco más correctamente en mi asiento, reprimo un bostezo y le echo un nuevo vistazo a la runa. ¿Qué puedo aportar al respecto? No tengo la más remota idea de lo que están hablando. Creo que dijeron que se llama «Perz», o «Paert», o «Peers»... o «Pherth». Okay, Peter, piensa. ¿Cuál es la mejor salida de esta situación? ¿Mentir, inventar, o decir la verdad? O quizás sería mejor directamente no decir nada. Poso mis ojos en la profesora, mientras me llevo una mano a la barbilla, haciendo un muy cortés y educado gesto con la otra mano, que deja bien en claro: «Lo siento, no tengo nada que aportar. Por favor, continúe con la clase...». Si Emma estuviera aquí, probablemente me sacaría del apuro. Lamentablemente, estoy por mi cuenta. Esto no acabará bien.
avatar
InvitadoInvitado

Elia Deveraux el Dom Nov 22, 2015 10:17 pm

Cada clase era un nuevo reto. No todas las runas son iguales aunque muchas tienen significados semejantes que se pueden confundir fácilmente. El reto consiste en aprender las diferencias para saber distinguirlas. Casi me dio un susto al ver que la primera en levantar la mano para responder fue la niña diabólica. Nombró la runa correctamente. Asentí y pregunté por su significado, que es la parte que más nos interesa porque importa mucho para la traducción correcta de las runas el saber su significado. De nuevo fue ella la primera en responder. Para mi sorpresa lo hizo de forma acertada y bastante completa. - Eso es señorita Graham, diez puntos para Slytherin. - Dejé de mirar a los alumnos al sentir rabia por tener que otorgar puntos a esa casa. Es la casa a la que fue mi hermano Dani y también la mayoría de mi familia. Eso no significa que no pueda odiar que ganen puntos y prefiera que sea mi casa la que reciba todos los puntos en mi clase. Cosa claramente imposible ya que la única Ravenclaw es Rose y esperó unos segundos a levantar la mano. La niña diabólica se le adelantó. A pesar de todo debo ser correcta y premias el esfuerzo y las respuestas correctas sean de quien sean.

Rose también quería decir algo y se lo permití. Siempre es posible ampliar la información sobre una runa. Normalmente dejo hablar en mi clase a todo aquel que tenga algo que decir. Cada persona aporta cosas. Apunté lo que la Slytherin había dicho en la pizzara por si alguien quería tomar apuntes y me centré en la puntualización de Rose. - Eso es señorita Saunders. Cinco puntos para Ravenclaw. Es muy importante entender que la runa Perth te aconseja no enfocarte en los resultados, ni atarte a los recuerdos del pasado, pues ello te impide vivir el presente que es el único tiempo real: el pasado ya pasó, el futuro está por llegar. Lo único con lo que cuentas es el aquí y ahora. Como decían los antiguos, Carpe diem. Aunque bien es verdad que todos los sucesos del pasado nos traen algo al presente por esa ley de causa y efecto. - No es mi runa favorita para nada aunque me emociono y profundizo más de lo que lo hacen los propios libros.

Ambas alumnas habían olvidado mencionar uno de mis aportes favoritos sobre las runas. Conociendo los dioses con los que están relacionadas es más fácil aprenderlas. La simbología rúnica está muy ligada a las leyendas escandinavas. - ¿Quién puede decirme con que deidad o deidades se relaciona esta runa? - Es muy interesante conocer a que deidades están ligadas las runas. Al lanzar la pregunta me quedé mirando a ese desarrapado Slytherin por si se le ocurría participar en la clase o seguir ocupando espacio como muchos otros. Aunque la pregunta no iba dirigida a nadie en particular. Respondería el que primero levantase la mano.


Puntos:
Slytherin: 20 (+10 Hannah)
Gryffindor: -
Hufflepuff: -
Ravenclaw: 10  (+5 Rose)
avatar
Imagen Personalizada : Love me
RP : 10
PB : Natalie Dormer
Edad del pj : 24
Ocupación : Profesora de Runas Antigu
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 0
Lealtad : A mi misma
Patronus : Cacaculopedopis
Mensajes : 232
Puntos : 53
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1052-elia-deveraux http://www.expectopatronum-rpg.com/t1078-mis-relaciones-elia-deveraux http://www.expectopatronum-rpg.com/t1077-cronologia-de-elia-deveraux http://www.expectopatronum-rpg.com/t1298-arcon-de-elia-deveraux

Invitado el Dom Nov 22, 2015 11:35 pm

Aunque la Slytherin se me había adelantado, mi respuesta mereció la aprobación de la profesora. Sonreí cuando dio como correcta mi rspuesta, y aún más cuando dio cinco puntos para Ravenclaw. Poquito a poquito. ¿Y quién sabe? A lo mejor esos cinco puntos marcaban la diferencia a la hora de ganar la Copa de las Casas aquel año; no era algo que me hubiera preocupado nunca, pero sí es cierto que, siendo aquel mi último año, sería bonito despedirme dejando a mi casa en lo más alto. Pero igualmente ganara quien ganara me alegraría, claro.

Mientras la profesora explicaba con más detalle lo que yo había respondido (y me apresuraba a tomar nota en mi pergamino, escribiendo a una velocidad vertiginosa que ni el mismísimo Flash), eso de "el futuro está por llegar" me hizo pensar en el mío, tan lejos y a la vez tan cerca. Aquel año y terminaba todo; tras superar un Torneo (miedo me daba pensar en las pruebas que nos tocaría superar) y unos ÉXTASIS  super chungos (miedo me daba pensar en todo lo que tendría que estudiar y practicar para poder llegar a tener una calificación mínimamente aceptable dentro de mis estándares), Dumbledore me daba la patada y me echaba al desconocido e intrigante mundo adulto, antes de cumplir los veinte años. La verdad es que si me paraba a pensarlo, no me sentía nada adulta... más bien una niña nerviosa por el futuro.

Por suerte no tuve tiempo de pensarlo. Pronto la profesora hizo otra pregunta a la clase, y eso quiso decir que desconecté la parte filosófica de mi cerebro para activar la parte académica y ponerla a pleno rendimiento. Además, no quería dejar que la Slytherin se me adelantara otra vez (lo cierto es que el otro chico de la clase no parecía muy espabilado para responder) y la pregunta me la sabía de carrerrilla, no tenía ni que pensarla.

Levanté la mano rápidamente, como si en vez de Rose fuera Barry Allen, y sonreí cuando la profesora me cedió el turno. Es una pregunta trampa, profesora. Bajé el brazo y la miré con los ojos entrecerrados, como diciendo "qué pillina y qué bien me cae". Perth no se refiere a un solo dios, sino a lo divino en general. Simboliza el vuelo del águila, algo libre y sin ataduras que domina todo desde el aire, y por eso hace referencia a lo espiritual Lo cierto es que era una runa curiosa, aunque no era de mis favoritas. Normalmente solían asociarse a una deidad concreta, y en cambio esta las abarcaba a todas en general, era curioso y fascinante. Pero guarda una relación especial con: primero, Mimir. Levanté un dedo de la mano. Es la fuente de sabiduría, y Perth nos permite en este sentido acceder a nuestro yo interior y a los secretos que ahí se ocultan. Y dos: las Nornas. Levanté otro dedo, enseñando los dos a la profesora. Son las Parcas de los romanos, y en la mitología eran las encargadas de tejer los tapices que simbolizaban la vida de los hombres. Eran, por decirlo así, las que controlaban el destino de los hombres, puesto que si en vez de seguir tejiendo tenían un mal día, o les caías mal o lo que sea, y preferían cortarlo... pues Game Over, mueres. Y por eso, como conocedoras de pasado, presente y futuro, y dueñas del destino, se las asocia con esta runa.

Después de tanta charla se me había quedado la garganta seca, pero al menos tenía la esperanza de que mi respuesta hubiera sido satisfactoria para la profesora.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Lun Nov 23, 2015 8:07 pm

Runas era una de mis asignaturas favoritas junto con Historia y CCM, y puede que algo de Herbología y Pociones. No sabía el motivo por el que la gente apenas elegía esta materia, supongo que será porque no tienen la suficiente capacidad para disfrutarlas o porque simplemente la gente piensa que son aburridas y tontas, que no sirven para nada en el mundo mágico. Yo no entro en este debate, no me gusta para nada gasta saliva en algo innecesario como explicarle a un tonto de Hufflepuff la belleza antigua que tienen las runas.

Estando en clase, la pelea estaba entre de Ravenclaw, y yo. Una pelea de mujeres, eso puede ser peor que la trifulca entre dos hombres, porque nosotras podemos hacer más daño con tan sólo decir alguna palabra que duela. Luego de nosotras, estaba el idiota de Slytherin que vino, para venir y hacer eso que se quede en las mazmorras porque para ridiculizarnos delante de una profesora, que mejor se hubiera quedado durmiendo o tirándose bolas de papel a la cara...Tras el lanzamiento por parte de la profesora, de la primera pregunta, alcé rápidamente mi mano y respondí gran parte de lo que ella preguntó, dejando que la Ravenclaw se confiara y que ella respondiera lo que me quedaba por responder...Pero de repente, ocurrió algo inesperado en mis cálculos...Aunque viniendo de una rata de biblioteca, era lo más común de los casos. Dejé que se confiara demasiado porque cuando la profesora anunció la segunda pregunta, ella automáticamente respondió pareciendo que le iba a faltar el aire, creo que eso de haberle dejado confianza fue un gran error...No pude responder nada, puesto que ella ya había hecho todo...Tan sólo me limité a escribir en mi pergamino lo que ella había respondido y me esperé a que la profesora volviera a hablar, esta vez la guerra estaba en alza y yo no iba a pretender acabar en el bando de los perdedores.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Miér Nov 25, 2015 1:12 am

Está bien, lo admito, no abrí el estúpido libro de Runas en todo el año. No sé nada sobre la runa Perth. Probablemente la profesora podría nombrar otra docena de runas y seguiría sin tener nada para aportar. Estuve demasiado ocupado con mi música como para dedicarle un mínimo de atención a algo tan banal e intrascendente como saber a qué dios pertenece tal o cual runa, o con qué signo zodiacal se vincula. Honestamente, a nadie le importa, y con «nadie» me refiero a cualquiera con una vida de la que ocuparse. Dicho esto, no voy a negar que estoy siendo un poco engreído al hacer todas estas afirmaciones prejuiciosas, pero, hey... al menos no las estoy diciendo en voz alta.

Claro está, la profesora Deveraux me clava su mirada al hacer una nueva pregunta. En una clase de sólo tres personas, nadie pasa desapercibido. Especialmente no cuando las otras dos personas levantan la mano para contestar a cada interrogante más felices que un Dementor en un funeral. La chica de Ravenclaw me ahorra la molestia de responder, o siquiera intentar responder. Por mi parte, me cruzo de brazos, casi recostándome contra el respaldo del asiento. Al menos la clase parece ir desviándose hacia temas más llamativos cuando empiezan a surgir nombres relacionados con la mitología escandinava. Siempre tuve un enorme interés por dicha mitología, y sí, sé perfectamente que las runas provienen de los países nórdicos, y sí, sé que son una parte importante de la cultura y la mitología de aquellos pueblos. Sé que el dios Odin está ampliamente relacionado con las runas y con la poesía, y todo eso es genial y me encanta. Lo que no me interesa particularmente es estudiarme runa por runa para hacer cosas que puedo hacer perfectamente con mi varita.

Lo siento, pero —digo, apenas mi compañera termina de hablar—, no estoy de acuerdo con lo que ella dijo sobre las Norns. —Me acomodo mejor en mi silla, para no dar la apariencia de quien interrumpe por interrumpir—. Las Norns sí tienen influencia sobre el destino, pero no como las Parcas de los romanos, o de cualquier otra mitología mediterránea. Una equivocación muy común es pensar que el concepto de «destino» manejado por los escandinavos es similar a los «hados» de los mitos griegos, o el «karma» del hinduismo. Los tres comparten el mismo origen, pero son radicalmente diferentes. Los griegos imaginaban el destino como algo terminante e inalterable, mientras que el modelo germánico y nórdico es mucho más dinámico y volátil, y deja un amplio margen para que cada individuo altere su destino según las decisiones y acciones que tome —afirmo con calma y seguridad, ya que es un tema que me conozco bien—. Y las tres Norns no representan el pasado, presente y futuro, sino que representan el pasado, el presente y la necesidad. Ellas son «lo que fue», «lo que llegará a ser», y «lo que será». El tiempo no es lineal, sino que es cíclico. —Sin pensarlo mucho, me pongo de pie y camino hasta la pizarra. Agarrando una tiza blanca, comienzo a dibujar—. Por un lado está el Yggdrasil, el gran fresno ubicado en el centro del cosmos que sostiene los Nueve Mundos en sus ramas y raíces. Por otro lado está el Pozo de Urd, abajo del Yggdrasil, que bien podría llamarse el «Pozo del Destino». El agua del Pozo nutre al árbol, cuyas hojas perennes derraman gotas de rocío en el Pozo. El ciclo del agua expresa un paso circular del tiempo —digo, acompañando mis palabras con un dibujo casi caricaturesco pero bastante claro—. El Pozo, que corresponde al pasado, influye en el crecimiento del árbol, que corresponde al presente. Pero entonces, al contrario de nuestra concepción moderna y lineal del tiempo, el presente regresa al pasado, incluso cambiándolo retroactivamente. —Hago un gran círculo que conecta a mi intento de fresno con mi intento de pozo—. Este es precisamente el significado de las gotas de rocío que caen nuevamente en el Pozo. El destino es la fuerza, a menudo inescrutable, que causa que el pasado ejerza su particular influencia sobre el presente, que necesariamente implica la influencia del presente sobre el pasado y, por lo tanto, el potencial de crear un nuevo y diferente presente.

Subrayo con soltura y elegancia la palabra «presente», girándome luego hacia mi audiencia con una sonrisa en los labios. Probablemente me entusiasmé y dejé llevar bastante por el asunto. Apuesto a que nada de lo que dije tiene la menor relación con las Runas Antiguas. Mi mirada se detiene en la profesora.
Bueno, no sé si algo de esto aporte mínimamente al tema, pero sólo quería, eh... aclararlo —murmuro, sin saber si sentirme culpable, avergonzado u orgulloso. Tal vez lo último. ¿Acaso la profesora no quería que participara? Pues, ahí está... algo es algo. Le entrego la tiza de regreso a mi banco, tomando asiento con tranquilidad.
avatar
InvitadoInvitado

Elia Deveraux el Sáb Nov 28, 2015 12:27 am

La primera en responder a mi pregunta esta vez fue Rose Saunders. No lo dejé ver a simple vista pero me puse muy contenta cuando la única alumna Ravenclaw del grupo contestó de forma clara, concisa, precisa y completa. En mi interior estaba montando una fiesta. El demonio de Slytherin no tuvo oportunidad de aportar nada más. Su modo feliz de comentar que la mía había sido una pregunta trampa porque la runa Perth no se refiere a un dios en particular no fue la mejor manera de explicarlo, pero quedó claro ante toda la clase. Estaba a punto de matizar lo que ella dijo mientras se escribía mágicamente en la pizarra cuando el callado macarra de Slytherin habló. Lo dejé hacer, escuchando atentamente lo que decía y fijándome en los dibujos que fue haciendo para aclarar sus explicaciones reflejando un croquis en la pizarra. Tenía razón en algunos puntos, otros puntos no tenían nada que ver con el tema, y todos los puntos eran interesantes. Sobre todo lo de que el tiempo es cíclico.

Mi simple pregunta sobre la deidad asociada con la runa estudiada hoy en clase condujo a mil hilos filosóficos diferentes. - Gracias por la aportación, señor Waid. - Le dije nada más sentarse. - Tiene razón en algunos puntos. Lo que ocurre es que ni los expertos en runas se ponen de acuerdo con el tema de las Nornas. Se han propuesto teorías con poco fundamento para explicar que las tres Nornas no se asocian exclusivamente con pasado, presente y futuro. Más bien las tres representarían el destino, ya que están hermanadas con el flujo del tiempo.  - Tomé un poco de aire y finalmente anoté en la pizarra, junto con mis apuntes que la runa Perth se refiere a lo divino en general y no se asocia a ningún dios en particular. - Es un tema bastante complicado que no nos interesa porque no lo preguntan en los EXTASIS. Con saber responder que la runa Perth se asocia a lo divino en general ya nos vale. De modo que diez puntos para la señorita Saunders. Pero, si a alguien le interesa el tema más en profundidad puedo recomendarle unos buenos libros. Le otorgo cinco puntos para Slytherin por la interesante aportación del señor Waid.

Con un movimiento de varita repartí un juego de runas a cada alumno. Quedaban unos cuantos minutos de clase y los podíamos aprovechar para jugar un poco con las runas. - Os ruego que guardéis los libros. - Cuando todos hubieron obedecido repartí a cada alumno un pergamino con la descripción de una runa, tanto en su aspecto simbólico como todo lo relacionado con las deidades y sus relaciones con la adivinación. Aquella hoja daba toda la información referida a la runa menos el símbolo y el nombre de la runa. - Vuestra misión es encontrar entre todas las runas que os he entregado la que describe vuestro pergamino. No podéis hablar y no podéis buscar información en los libros ni apuntes. Es como un examen práctico que contará para nota. Suerte. - Me quedé mirando sus asustadas caras disfrutando del momento de pánico que expresaban sus rostros. La tarea asignada no era tan difícil. Lo que ocurre es que algunas runas comparten descripciones y es fácil equivocarse de runa. Es mi modo de averiguar quien estudia y quien atiende bien en clase.


Off: Los puntos por el ejercicio final de la clase de runas se obtendrán según el resultado del dado. Podéis inventar cualquier cosa on rol ya sea la descripción de la runa, la runa que os ha tocado, la runa con la que os habéis confundido... Os dejo elegir entre tirar dado y postear, o postear tirando dado y editar. Sea como sea, el rol tiene que ir acorde con el dado. Suerte.


dados:
1-5: La runa que has apartado no tiene nada que ver con la que el papel te describe. Ganar 0 puntos y da las gracias de que no te reste.
6-10: Es fácil confundirse porque la runa elegida y la que debías escoger se asemejan, pero esa no es. Ganas 5 puntos
11-15: Has apostado al 50% y has perdido. Ganas 10 puntos.
16-20: La runa que has escogido es la correcta. Ganas 20 puntos.

Puntos:
Slytherin: 25 (+5 Peter)
Gryffindor: -
Hufflepuff: -
Ravenclaw: 20  (+10 Rose)
avatar
Imagen Personalizada : Love me
RP : 10
PB : Natalie Dormer
Edad del pj : 24
Ocupación : Profesora de Runas Antigu
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 0
Lealtad : A mi misma
Patronus : Cacaculopedopis
Mensajes : 232
Puntos : 53
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1052-elia-deveraux http://www.expectopatronum-rpg.com/t1078-mis-relaciones-elia-deveraux http://www.expectopatronum-rpg.com/t1077-cronologia-de-elia-deveraux http://www.expectopatronum-rpg.com/t1298-arcon-de-elia-deveraux

Invitado el Mar Dic 01, 2015 8:00 am

Yo me encontraba en mi mundo, recordando las cosas que hacía en Berlín con mi tío y que estuviera asociada con las runas, una de esas cosas era jugar a un juego de memoria. Era muy parecido a los juegos de memoria estos que juegan los muggles con cartas, pero lo distinto de este era que las runas explotaban cuando no recordabas la combinación acertada. Yo tengo muy buena memoria, y recuerdo las horas interminables que pasaba con mi tío quedando siempre en tablas, hasta que muchas veces perdía ya fuera por despiste o porque él se dejaba ganar, cosa que yo le recriminaba muchas veces porque odio que la gente sienta lástima de mi, eso me hace sentir débil. Volviendo a clase, la cosa estaba entre la Ravenclaw y yo, porque el otro Slytherin que había era un alma ausente muchas veces...No quiero mencionar su nombre, ya que no se merece tal premio. Lo más sorprendente es que respondió tras la respuesta que la Ravenclaw me quitó, pero para decir lo que dijo, mejor hubiera sido quedarse siendo un alma ausente. Tras las aclaraciones de la profesora a lo que respondieron los otros alumnos, evidentemente yo no apunté nada de lo que dijo el Slytherin, mi fuente de sabiduría era suficientemente coherente para saber el qué debía de guardar y el qué no.

Tras las cosas teóricas, tocaba una de las partes esenciales de esta asignatura, la práctica, el familiarizarte con las runas. Todo estaba bien, en orden, hasta que la profesora desperdigó un montón de runas sobre la mesa y nos entregó un pergamino...La dificultad de esto, que no podíamos usar herramientas de apoyo como libros o apuntes. Eso era algo un poco frustrante porque había runas que no las había visto en clase, y me podía tocar a suertes...Suerte, esa sería mi aliada o mi enemiga en estos momentos. Dudé entre dos que estaban justo delante de mis ojos. Mi instinto me decía que fuera a por una, pero la otra también me daban vibraciones...Lo medité mucho, y al final escogí la que me había dado vibraciones, no la de mi instinto...La agarré, la miré con detenimiento y por suerte o conocimiento, acerté la que estaba buscando. Tras comprobar con la profesora que acerté, recogí mis cosas y me marché hacia mi sala común, silenciosa como siempre.




Última edición por Hannah Graham el Mar Dic 01, 2015 10:22 pm, editado 1 vez
avatar
InvitadoInvitado

Maestro de Dados el Mar Dic 01, 2015 8:00 am

El miembro 'Hannah Graham' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

'Dado de 20' :
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 3514
Puntos : 1579
Ver perfil de usuario

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.