Situación Actual
19º-25º // 26 agosto -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Laith G.Mejor PJ ♂
Vanessa C.Mejor PJ ♀
Freya H.Mejor User
Gwendoline E.Mejor roler
Sam & GwenMejor dúo
Stella T.Especial I
Egon A.Especial II.
Bianca V.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Reencuentro inesperado (Drake Ulrich)

Invitado el Dom Nov 29, 2015 10:57 pm

Empezaba a ser extraño estar fuera de San Mungo pero por otra parte tenía que salir y relacionarse, aunque había estado tan ausente metida en su trabajo que apenas había podido hablar con Emily o Arabella. Suspiró frustrada mientras sacaba unos guantes de su bolsillo y se los ponía, menos mal que se había acordado de coger el abrigo o acabaría con un buen resfriado.

Nadie sabía a donde se dirigía y había un motivo por el cual ella se había distanciado. Tras salir de Hogwarts y la muerte de sus padres, Melinda acabó con problemas serios de depresión. Pero la ayuda de Lewis, que pese a todo lo que había sucedido seguía a su lado le ayudó a superarlo. Aunque años después desapareciera sin decir nada, dejándola sola y embarazada. Melinda no le había contado a nadie que era madre y no tenía intención de hacerlo, aunque sabía que era cuestión de tiempo. Su relación con Lewis había tenido algunos altibajos y aunque pasaron tiempo sin verse, siempre volvían el uno al otro, hasta que él dejó de volver y Melinda decidió tener el bebé ella sola.

El cumpleaños de su hijo se acercaba y por supuesto, tenía en mente el regalo perfecto, por ese motivo llevaba horas andando en su busca. Aunque ya tuviera una lechuza y un hada que al parecer había encontrado sola y desprotegida y había decidido quedársela. De repente chocó contra alguien y se le cayó al suelo la lista de animales mágicos aptos para un niño de su edad que podía conseguir.

- Perdón, no era mi intención... -
avatar
InvitadoInvitado

Drake Ulrich el Jue Dic 03, 2015 1:58 pm

Necesitaba comida para monos. Desde que Sven me había regalado a Anatolia, no daba para bastos. Se notaba que era una mona joven, de esas curiosas que no paran de moverse por todos lados… Poring ya era un mono viejo y no estaba para tantos trotes. Eso sí, parecía que Anatolia tenía gerontofilia, porque no paraba de estar todo el rato detrás de Poring. Al final Sven eligió bien y sí que había conseguido al amor de Poring.

Como no en cualquier lado se compraba comida para monos, fui a mi tienda de animales de confianza, acompañado claramente tanto de Poring como de Anatolia. Poring cuando apenas tenía un año en Hogwarts era de pelaje grisáceo y brillante, ahora el pobrecito ya se le notaba pachucho por el tono de gris que refejaban sus pelos. Anatolia sin embargo tenía un pelaje fuerte y oscuro, una mezcla de marrón claro y otro más fuerte. Poring, ya por costumbre, se había colocado en mi hombro derecho, manteniéndose firme mientras yo caminaba. Si ya de por sí era un poco ridículo y con un mono por la calle… imagínate cuando aparte de Poring, tienes a una mona hiperactiva subiéndote y bajándote por el otro brazos cada tres segundos. Tenía suerte de que tuviera debilidad por los monos.

Entré a la tienda de animales y nada más entrar, como Anatolia se volvió loca posiblemente por la gran cantidad de olores de animales que allí se concentraba, al hacer un movimiento un tanto estúpido, me choqué directamente con una chica.

¡Lo siento! —exclamé de manera apresurada, agachándome para coger el papelito que se le había caído a la chica.

Pero no llegué ni a agacharme un milisegundo, ya que cuando mis ojos se posaron en el rostro de la chica, me vino directamente un flash del pasado. Esa misma chica, pero mucho más joven, junto a mi yo del pasado saltándonos en nuestro primer año las normas del colegio para pasarnos todas las noches en la azotea. Mi rostro se iluminó en sorpresa y mi boca sonrió de manera casi inmediata al reconocer a Melinda.

¡MELINDA! —exclamé con increíble sorpresa y felicidad, abriendo los brazos para abrazarla de manera inmediata sin pedirle permiso. Me lo pedía el cuerpo, ¿sabes? Sin duda alguna, el 2015 estaba siendo un años de reencuentros y eso me gustaba, porque casualmente también había sido el año en donde la mitad de mis amigos se habían muerto—¡Estás increíble, joder tía! —exclamé después de separarme de ella, mirándola de arriba abajo. Con ella había perdido el contacto un poco antes de graduarnos, ya por sexto y séptimo no tuvimos mucho roce debido a que yo me creía Ravenclaw, no pasé muy buenos momentos con Fly y, encima, ella había empezado a salir con ese tal… ¿Lewis? Puff, ni me acuerdo, fue hace demasiado tiempo—¿Qué haces aquí, qué hace… ¡Eh, Anatolia! —miré a mi mona, la cual estaba en el suelo y había cogido la lista que a Mel se le había caído—Dámela —me agaché para que me la diera, pero antes de que mi mano llegase a estar cerca de ella, mi mona se comió la lista tras hacerle una bola. Joder, ¿para qué cojones vengo a comprarles comida si se comen de todo? Me erguí miré a Mel—¿Era importante? —pregunté algo dudoso y culpable, rascándome la nuca con el brazo.

Como era invierno, iba vestido con un pantalón largo vaquero un poco ajustado para lo que suelo llevar, una chaqueta de cuero y una bufanda amarilla. Los viejos hábitos no se pierden nunca.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Josh Hartnett
Edad del pj : 29
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 900
Lealtad : Albus Dumbledore
Patronus : Mono capuchino (Parl
RP Adicional : 000
Mensajes : 491
Puntos : 377
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t419-drake-ulrich http://www.expectopatronum-rpg.com/t423-relaciones-de-drake-ulrich http://www.expectopatronum-rpg.com/t3175-cronologia-de-drake-ulrich http://www.expectopatronum-rpg.com/t614-correspondencia-de-drake-ulrich#9979
Drake UlrichFugitivos
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.