Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Apolo MasbecthMejor PJ ♂
Circe MasbecthMejor PJ ♀
Alexandra B.Mejor User
Denzel S.Mejor roler
Ashanti ButtonMejor nuevo
Joshua EckhartMejor jugador
Sam & HenryMejor dúo
Eva WaldorfPremio Admin
Afiliaciones
Hermanas [2/4]
Expectro PatronumExpectro Patronum
Directorios [8/8]
Élite [36/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

No empieces una guerra que no puedes ganar {Ian}

Invitado el Mar Dic 08, 2015 8:47 pm

No iría a casa por Navidad.

Le gustaban esas fiestas, le encantaban, en realidad, se lo pasaba como los enanos, pero era diferente desde que sus padres se separaron. Tener que elegir con quién pasaba qué fiesta, notar que siempre le iba a faltar algo, no le agradaba eso, así que cortaba por lo sano y ese año decidió pasar las vacaciones en el castillo. Ya había dado la noticia a sus progenitores que, si bien no estaban demasiado contentos con su decisión, la respetaron, pues no solo creían que Alice era mayor ya para tomar esa clase de decisiones, sino que también sabían que era terca como una mula.

Que no pasase las fiestas con su familia no significaba que no tuviese algún detalle con ellos, eso era impensable. Por eso había aprovechado ese fin de semana para bajar al pueblo y hacer sus compras navideñas, tomándose su tiempo para cada uno de sus seres queridos, y es que eso de hacer regalos nunca se le había dado demasiado bien, y ese año no quería fallar, para compensar su ausencia.

Así, cargada de paquetes, emprendía el camino a Las Tres Escobas, creyendo merecer una cerveza de mantequilla después de esa tarde de compras, cuando una bola de nieve impactó en la parte de atrás de su cabeza - ¡Maldita sea! - exclamó, soltando las bolsas por la sorpresa, y colocándose bien el gorro - ¿Quién ha sido el hijo de mala bludger? - gritó, con tono de ir a matar al responsable, mientras se volvía con rapidez para descubrirle.
avatar
InvitadoInvitado

Ian Howells el Miér Dic 09, 2015 2:31 am

Ian no necesitaba ningún pretexto para perder el tiempo en hacer gilipolleces, por lo que aprovechando que tenía tiempo libre oficial (y no tiempo libre ilegal por estar saltando las clases) decidió ir a Hogsmeade a pasar la tarde de aquel frío y nevado día. Se había puesto unos vaqueros, unas botas anchas y un gran chaquetón de cuero encima de una camiseta sencilla. Había cogido la bufanda de Slytherin y se la había puesto alrededor de su cuello, además de su típica gorra hacia atrás.

Había ido a dar una vuelta con Damon a Hogsmeade, aunque la mayoría del tiempo se lo pasaron en la tienda de chucherías ya que Damon estaba comprándole un arsenal de golosinas a su hermano pequeño. Ian se cansó a los tres minutos de hacer de niñera, por lo que lo abandonó con su hermano en aquella tienda y salió al exterior. Se puso entonces a hablar con sus compañeros de clase en medio de Hogsmeade, decidiendo entre conversaciones a dónde ir a pasar el rato. No obstante, parecían más indecisos que una mujer comprando ropa interior.

Ian, como un suricato con un radar para captar a chicas guapas, elevó la mirada cuando notó que alguien pasaba cerca de ellos. Se percató no solo por su atractiva silueta sino por su perfil, que se trataba de Alice, la gryffindor. Giró descaradamente el rostro para admirar su hermoso trasero. Los culos eran la divinidad hecha una parte del cuerpo, sin duda alguna. Entonces Ian, como no podía permitir que una dama se fuera sola por ahí cargando con tantas cosas, se agachó e hizo una bola con la nieve del suelo, tirándosela entonces en la cabeza con un certero golpe. La puntería la tenía fina, por algo era golpeador. Para cuando Alice se dio la vuelta, ya Ian se estaba acercando a ella con una sonrisa encantadoramente burlona.-Tiene usted la cabeza muy grande, en realidad mi bola iba para esa señora de ahí delante.-Contestó, señalando a una mujer que iba delante, algo regordeta y de pelo rizado. Ian se posicionó a su lado y ojeó las bolsas con algo de curiosidad que, en realidad, no pretendía saciar metiendo las narices en dónde no le llamaban.-¿Y todo esto?-Preguntó sorprendido porque la gente comprase tantas cosas en Hogsmeade para lo que parecían regalos.-Espero que no pretendas mandar todo esto con lechuzas o se podría considerar explotación animal.-Nadie pensaba en las pobres lechuzas.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitario (Legislació
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 15.200
Lealtad : Págame.
RP Adicional : +2F
Mensajes : 709
Puntos : 434
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells
Ian HowellsUniversitarios

Invitado el Jue Dic 10, 2015 9:42 am

Cuando los ojos claros de Alice reconocieron al culpable parecieron echar chispas debido al enfado. Escuchó aquella especie de disculpa, que no era otra cosa que una excusa para llamarla cabezona; qué bonito, además de agredirla la insultaba. No era extraño que la leona imaginase una y otra vez que esa bufanda verde que él llevaba al cuello se apretaba más y más hasta que ese rostro se empezaba a poner morado y perdía su chulesca sonrisa. Miró a la mujer a la que, supuestamente, iba dirigido el proyectil, y luego volvió a mirar a la serpiente, ladeando la cabeza y esbozando una sonrisa sarcástica - O quizá es que tiene usted la puntería en el culo. - replicó ella, con esa fineza que tanto la caracterizaba - Puede que si no hubieses estado absorto mirando el mío, hubieses hacertado en el blanco. - le acusó, pues si Howells era chulo, ella lo sería más.

Con un suspiro, se agachó para recoger sus paquetes, mirándole mal cuando él se puso a cotillear - Quita, maruja. - le dijo, dándole un manotazo cuando él comenzó a rebuscar - Son regalos, porque hay personas como yo que tienen gente a la que aprecian y que les aprecia. No espero que lo entiendas. - le dijo, mirándole como si hablase con alguien corto de luces, rodando los ojos al oír su queja - ¿Ahora eres defensor de los animales? - preguntó escéptica, negando con la cabeza - Lo llevarán entre varias, no habrá problemas. - se encogió de hombros, dando esta explicación sin saber por qué. Quizá es que no quería que pareciese indiferente al bienestar de las lechuzas, y menos delante de alguien como él.
avatar
InvitadoInvitado

Ian Howells el Vie Dic 11, 2015 2:51 pm

Al abandonar a sus compañeros y acercarse a donde estaba Alice, no había tardado más de un minuto hasta quedar en frente de la morena. Ian no era precisamente el joven más respetuoso… de hecho no lo era nada; resaltaba tanto los defectos como las virtudes manera altiva y sin preocupación alguna por la reacción de los demás.-Es una opción.-Dijo ante la posibilidad de tener mala puntería.-Es otra opción…-Añadió ante la segunda posibilidad que le había dado.-Prefiero mirarte el culo, que para algo bonito qué tienes…-Se encogió ligeramente de hombros.-Te podría haber dado hasta con los ojos cerrados.-Era golpeador de quidditch, tenía una facilidad innata para tirar bolas a personas.

Ian intentó echar el ojo a las bolsas de Alice, pero más que por curiosidad, por molestar. Sabía que meter las narices en donde no le llaman no es algo que la gente aprecie demasiado.-¿Qué te crees que soy, una piedra?-Preguntó fingidamente ofendido. Para ofenderlo de verdad hacía falta mucho más.-Tengo padres, una hemorroide que mis padres insisten en decir que es mi hermana y una abuela. Y los aprecio mucho a los tres y a la hemorroide.-Contestó.-Que no vaya por ahí comprando regalos no quiere decir la contrario. Yo les regalo por navidad amor de Ian, no regalos materiales. Deberías probar. ¿Quieres probar el amor navideño de Ian? Contigo puedo probar cosas nuevas.-Curvó una sonrisa medianamente pícara, consciente de que en esos momentos había un 80% de probabilidades de que la chica le mandara a la mierda.

Defensor de los animales, él… Era para troncharse. Los únicos motivos que él podía tener para defender a unos animales era o para ligar, o para molestar. Pero no porque realmente le importaran.-Qué crueldad.-Dijo.-¿No es más fácil ir a la oficina de correos? Son un poco más lentos, pero te aseguras de que llegues y no tienes que utilizar tres lechuzas para un paquete.-Opinó, ya que en Hogsmeade, cerca de la estación de tren, estaba la oficina de correos.-Pero nada, nada, tú sigue ahí explotando a las lechuzas…-Alzó las manos, echándole la culpa.-Estás sola, ¿no?-Dedujo al ver que no había ninguna de sus amigas pululando a su alrededor.-¿Una cerveza de mantequilla?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitario (Legislació
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 15.200
Lealtad : Págame.
RP Adicional : +2F
Mensajes : 709
Puntos : 434
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells
Ian HowellsUniversitarios

Invitado el Sáb Dic 12, 2015 10:43 am

El problema con ese chico es que Alice no sabía si reír o partirle la cara. Cualquiera de las dos opciones parecía válida en algún momento - Vaya, no sé si tomarme eso como un cumplido o un insulto. Es confuso. - admitió, con cierta ironía. Hizo un pequeño ruido de desprecio ante aquellas palabras de las que hacía alarde el slytherin - Dime de qué presumes... - murmuró, rodando los ojos, dejando el final de la frase en el aire.

Intentó evitar que Ian echara un vistazo a los regalos, pues nunca le había gustado que la gente tocase sus cosas sin permiso, y menos alguien a quien tenía ganas de golpear más de una vez... al minuto - Pues no sé, tienes la misma gracia que una. - replicó, encogiéndose de hombros, sin poder evitar después una pequeña sonrisa. Le miró disimulando su asombro cuando le habló de su familia, entre divertida y quizá algo enternecida al imaginarle con ellos, era demasiado raro. Dejó de sonreír, sin embargo, al oír ese apunte sobre los regalos materiales, frunciendo el ceño mientras acababa de recoger las bolsas. ¿Estaba siendo mala hija por quedarse en el castillo? Y lo peor de todo, ¿se estaba planteando eso por lo que le había dicho Howells? Qué bajo podía caer... Afortunadamente, al usar de nuevo aquel tono chulesco y burlón, Alice pudo meterse de nuevo en el papel que le correspondía en aquella comedia y esbozó una sonrisa que podría considerarse coqueta - Por mucha curiosidad que sienta... No quiero privar a otras de ser tu conejillo de indias, pero eh, gracias por el ofrecimiento. - murmuró, sarcástica, terminando incluso por guiñarle un ojo. Vaya estrella que se había perdido Hollywood.

Volviendo al tema de las lechuzas, la leona chasqueó la lengua, empezando a sentirse mal con ella misma - Sabes que la oficina de correos del pueblo usa lechuzas, ¿verdad? - le dijo, aunque solo fuese por llevarle la contraria en algo, mientras pensaba en secreto que tendría que aprender a utilizar el correo muggle para los paquetes grandes. Merlín, ese chico podía ser realmente manipulador.

Asintió distraída, mirando por alguna razón por encima de su hombro cuando preguntó si no estaba acompañada y luego le miró alzando una ceja, desconfiada - ¿Me estás invitando a tomar algo? ¿En serio? - se aseguró, buscando las posibles razones secretas de él - Vale, sí, ¿por qué no? - aceptó, y le señaló después, advirtiéndole - Pero nada de trucos.
avatar
InvitadoInvitado

Ian Howells el Lun Dic 14, 2015 4:00 pm

A Ian le gustaba tratar con chicas como Alice, se hacían la dura pero él tenía la absoluta certeza de que en algún momento de la vida, caería bajo los encantos del Slytherin. Tenía bastante confianza en sí mismo, aunque también era consciente de que habían las mismas posibilidades de que lo mandara a la mierda y fin.-Obviamente tómatelo como un cumplido. No todas pueden presumir de tener semejante trasero.-Le guiñó un ojo.

Ian le echó una mirada de: “Jaja, qué graciosa” en plan irónico cuando Alice dijo que tenía la misma gracia que una piedra. Él sabía que sus bromas no solían hacer gracia, pero tanto como una piedra… Eso era rozar lo áspero y aburrido.-¡Ohhh!-Exclamó mientras la miraba con diversión.-¡Oh, Alice, oh!-Se llevó la mano al pecho, teatralmente emocionado por las palabras de la chica.-Iba a tomarme esas palabras como un rechazo descomunal, ¿pero acaso he oído que tienes mucha curiosidad?-Se hizo el tonto, llevándose la mano a la oreja, obviando el claro sarcasmo que había utilizado.-Sacialo, tonta.-Le animó, utilizando el “tonta” como apelativo cariñoso en vez de insulto.-Si yo te puedo ayudar a saciar lo que tú quieras.

Como por ejemplo la sed. Le invitó a una cerveza de mantequilla, pero porque se le estaban congelando hasta los huevillos ahí fuera. Además, como buen gentleman, siempre hay que invitar a las señoritas a una buena bebida que le calentase en los días más fríos. Ian sonrió de medio lado ante su respuestas.-Conmigo siempre hay trucos, ya lo sabes. Pero un auténtico mago no los revela nunca.-Le guiñó un ojo, caminando hacia las Tres Escobas. Un chico normal hubiera reparado en el hecho de que Alice estaba cargada con varias bolsas y hubiera prestado su ayuda para que cargarlas en su lugar; no obstante… no nos engañemos, ni siquiera se le pasó por la cabeza.-¿Puedo saber qué les has comprado a tu familia? Quizás así me des alguna idea. Mis padres son muy materialistas, a pesar del famoso y bien agradecido amor de Ian, algo deberé de comprarles.-Comentó, intentando así cotillear un poco sobre lo que había comprado.-Quizás tu aura femenina y de buena hija pueda ayudarme a conseguir algo para la hemorroide de mi hermana y mis padres.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 19
Ocupación : Universitario (Legislació
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 15.200
Lealtad : Págame.
RP Adicional : +2F
Mensajes : 709
Puntos : 434
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells
Ian HowellsUniversitarios

Invitado el Jue Dic 17, 2015 10:44 am

No sabía si rodar los ojos o reír con el descaro de aquel tipo; después de tantos años seguía en esa disyuntiva cada vez que se encontraban - Genial, entonces gracias, supongo. - sonrió de medio lado a sus palabras, pero terminando por rodar los ojos. Ahí estaba, el combo.

Alzó una ceja desafiante a su mirada asesina, no sería él quien la intimidase ni quien la hiciese sentir culpable por sus palabras. No reconocería nunca que se sobresaltó al no esperarse esa exclamación por parte de Ian, por lo que le miró muy mal, aunque no pasó mucho tiempo hasta que cambió su expresión, intentando retener una sonrisa - Eres idiota. - sentenció, negando con la cabeza - No te ilusiones, porque sí que era un rechazo descomunal. Lo siento. - ahora fue ella la que se puso teatral, suspirando y apartando la mirada como si de verdad le apenara romperle el corazón, si es que él tenía de eso - Mmm... permíteme que lo dude. - replicó a lo último dicho por él, mientras le miraba de arriba a abajo y se detenía en cierto punto antes de volver a mirarle a los ojos, ladeando la cabeza y sonriendo como si sintiese lástima.

Pasada la sorpresa inicial de aquella invitación, y más aún la de verse aceptando, la chica comenzó a caminar - Da igual, no voy a bajar la guardia. Y tú serás bueno si no quieres quedarte sin tus pequeñas snitches. - le amenazó con tal tranquilidad que bien podría estar hablándole de los deberes de historia. Ante su pregunta, se le quedó mirando unos segundos - Quizá deberías regalarles unos tapones para los oídos, así no tendrían que oírte. - atacó, pero luego lo pensó, sopesando si había algún peligro en contestar en serio, y finalmente, suspiró - Hay un libro para mi padre. No es un libro cualquiera, claro. Es la primera edición de su libro favorito, lo pedí hace algún tiempo a Flourish & Blotts y ha llegado por fin. Por lechuza. - añadió lo último con una pequeña sonrisa y se encogió de hombros - Es un poco ratón de biblioteca, pero se le quiere. - se justificó por los gustos de su padre, casi a la defensiva - Mi madre tiene una de esas pulseras a la que poner complementos, y todos los años añade uno. - le enseñó una cajita para aclararlo - Lo demás son regalos más típicos, ya sabes, ropa, complementos, tonterías... - se encogió de hombros - Y cosas de Zonko's... Y dulces, claro. - sonrió y le miró, después - Quizá no sea la mejor persona para consultar, ya sabes. Mi aura femenina está algo deteriorada, - bromeó - quizá no sea tan buena hija y, además, no tengo hermanos. No, desde luego no soy el mejor ejemplo.
avatar
InvitadoInvitado

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.