Situación Actual
21º-14º // 3 diciembre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Einar G.Mejor PJ ♂
Coraline M.Mejor PJ ♀
Katherine M.Mejor User
Circe M.Mejor roler
Seth B.Estrambótico
Edgar B.PJ REVELACIÓN
Ash & CirceMejor dúo
Valarr K.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Baile de navidad 2015: Especial campeones

Cuenta de Ambientación el Lun Dic 21, 2015 7:42 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Baile de navidad: especial campeones
Todos los alumnos y personal de Hogwarts

Como todos los años, estas festividades se celebraba el baile de navidad. En esta ocasión, no obstante, iban a a ser un poco más especiales. El hecho de que en Hogwarts estuvieran celebrándose el torneo de los cuatro magos, hacía que Dumbledore se llenara de orgullo y, en base a eso, quería dedicar el baile a sus campeones. Se dieron clase durante dos semanas para todos aquellos que no sabían bailar, totalmente opcionales para todos menos para los campeones y sus respectivas parejas, la cuales deberían asegurarse de que sabían abrir un baile o a McGonagall le podía dar un infarto.

Así pues, llegado el especial día antes de la marcha de todos los que pasarían las navidades con sus familiares, el baile estaba totalmente preparado. Todo el gran comedor poseía un aspecto liviano, con decoraciones blancas por todos lados mientras un hechizo hacía que pareciera que estaba nevando. El suelo estaba nevado estéticamente, ya que no era nieve que se fuera a derretir. Las mesas estaban colocadas a ambos lados del gran comedor, redondas y llenas de comida y bebida, manjares típicos navideño. En el centro, desde la puerta, había una alfombra gris por donde entraba todo el mundo, preparada para que los campeones, acompañados de sus parejas, nos ofrecieran el primer baile de la noche.

Dumbledore pidió la atención de todos y señaló hacia la puerta, en dónde estaba sus campeones.

Que entren los campeones.

OFF: ¡Hola!

El baile estará abierto desde ahora hasta el 25 de enero. Se puede entrar, comer, hablar y hacer lo que queráis menos BAILAR. Los primeros post de los campeones y sus acompañantes serán entrando al gran comedor todos juntos para llegar a la pista de baile y abrirlo, dando por hecho que estáis todos juntos afuera esperando. Después de que ellos bailen, ya pueden bailar todos.

Técnicamente es un baile en dónde "obligatoriamente" hay que llevar pareja, pero como en todas partes, si no has conseguido pareja, puedes ir solo. Eso sí, McGonagall te mirará por encima del hombro con reproche.

avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 363
Puntos : 236
Ver perfil de usuario

Invitado el Lun Ene 25, 2016 5:08 pm

Era consciente de que Sirius no había hecho aquello por molestarlo, si no tan solo por conseguir que se acercase a la chica en cuestión y que tratase el tema, pero aún siendo así no pudo evitar odiarle un poco al dejarlo a solas frente a la rubia y sin saber muy bien que decir ya que lo que solía usar aquel año de pretexto para escaparse era que tenía que hacer algo o que era mejor que se fuese por cualquier estúpido motivo que se le viniese a la cabeza en aquel preciso instante, excusas que a la tercera semana de curso ya habían comenzado a carecer de credibilidad, algo lógico contando que tan solo unos meses atrás el pasar tiempo con la Hufflepuff era algo que le gustaba y aunque ahora le seguía gustando, se sentía realmente incómodo por no poder decir nada claro por el debate interno que se había generado a raíz de aquel inocente beso en la tienda de campaña durante el verano.

Casi había cantado victoria cuando sintió su mano sobre la propia tirando de él de aquel modo. No sabría explicar si fue el contacto en sí el que le había hecho sentirse extraño o que fuese precisamente ella la que le había agarrado. Remus no era muy dado al contacto físico, incluso a veces los más ligeros roces lo incomodaba de sobremanera, haciéndolo ser algo cortante, característica que para nada lo definía pero que en aquellos casos era algo así como un resorte el que saltaba diciéndole que algo estaba mal y es que prácticamente solo abrazaba a sus amigos y en contadas ocasiones, ya que a sus padres poco más que en el verano los veía.Ahora se encontraba "indefenso" ante la chica y sin vías de escape que no hicieran que esta terminase por enfadarse con él, cosa que, la verdad, era algo lógico y normal dada la situación.

No pudo evitar que una leve risilla se escapase de sus labios ante las palabras de esta respecto al tema de bailar. Remus a diferencia de ella no había acudido a clases de baile, gracias al cielo, pero la excusa de irse por no querer bailar estaba claramente cubierta ya por las palabras de esta por lo que no tuvo más remedio que seguirla sin apenas decir nada hasta que esta nuevamente volvió a abrir la boca, cosa que le hizo sentirse como un completo idiota.

El sentir como ahora la mano de esta soltaba la propia le hizo nuevamente sentirse extremadamente raro ¿Desde cuando no le molestaba que le tocasen? No lo tenía demasiado claro y le hizo sentirse totalmente confuso antes de proseguir a hablar y así poder arreglar aquello de una vez por todas. Para bien o para mal ya estaba prácticamente todo pensado. ¿No? Tomó aire antes de fijar su mirada en la de la chica, apartándola segundos antes de empezar a hablar - Si bueno, mi culpa básicamente - Se encogió levemente de hombros jugando con el gemelo que sostenía su manga izquierda con, obviamente, la contraria - No quiero estar mal contigo y quizás lo mejor sería ha... - Cuando estaba a punto de contestar a la cuestión de la chica Sirius llegó con aquella cara tan seria que casi se quedó pálido ante la premisa de que algo horrible había sucedido.

Se giró levemente hacia Danny inclinando la cabeza - Te llamaré. - Inclinó levemente la cabeza disculpándose antes de posar una mano sobre el hombro de su amigo y salir de aquel baile. Al menos aquello le daría tiempo para pensar en cómo abordar las cosas con la rubia y ante todo saber el porqué de aquel semblante de su amigo.
avatar
InvitadoInvitado

Rhea Jackson el Lun Ene 25, 2016 9:36 pm

¿Cómo le explicas a alguien a quien acaban de besar por primera vez lo que es que te guste alguien? Es complicadísimo. Es casi como explicarle a un sordo como suena un sonido. Pero aun así intenté explicarle a Danny lo que se suponía que debía sentir cuando le gustaba alguien buscando que ella misma descubriese si Remus le gustaba o si simplemente se había dejado besar por él porque la situación así lo requirió. Sonreí a su conclusión de que la vida era muy complicada pues poco más podía hacer. Yo no era una gran experta en el tema tampoco y mi poca experiencia no iba a ayudarla o al menos eso creía yo. Fren me había dado mi primer beso y solo de pensar que su relación con Remus podía ser como la que había sido la nuestra se me revolvía el estómago. Prefería no relacionar ni lo más mínimo las dos cosas.

Después, llegó el momento de mis confesiones, porque ya iba siendo hora de que ese momento llegase pues el calamar gigante y mi primer encuentro con Ian ya había sido el curso pasado. Danny se lo tomó tal cual yo esperaba que se lo tomase salvo por el hecho de que no dejó de hablarme o comenzó a odiarme por ello. Tengo que admitir que era un alivio eso, pero sabía que si en vez de Ian fuese cualquier otro chico, salvo Damon, ella me habría apoyado como si fuese el mejor chico del mundo. Habría sido más fácil para mi que aquel día mi vida hubiese sido salvada por un ravenclaw tímido o un gryffindor con la adrenalina por las nubes, o cualquier hufflepuff en pleno ataque de histeria. Incluso habría sido todo más fácil de explicar si el calamar gigante hubiese hecho de mi su cena de aquel día, pero no fue así y por eso me encontraba ante mi mejor amiga intentando justificar que me había acostado con un Slytherin y no precisamente con cualquier Slytherin. Cuando ella empezó a preguntar por él, por nosotros y por los sentimientos que había por el medio intenté explicarle todo lo mejor que pude, pero al final no pude más que preguntarle a ella como veía el tema, pues por mucho que me cueste admitirlo, estaba algo confusa respecto a como yo me sentía, aunque tenía claro que él no tenía sentimientos hacia mi más allá de una amistad con ciertos beneficios.- Lo tendré...-dije a modo promesa aunque quizás ya era algo tarde para tener cuidado. Cuando llegásemos a nuestro dormitorio esperaba darle más detalles para que entendiese lo que le estaba contando, pero en ese momento no habría podido ni aunque esa fuera mi intención, pues Sirius apareció y me arrebató de los brazos de mi amiga que tenía una mano en mi muslo a modo apoyo y consuelo.

Me vi arrastrada hacia la pista mientras veía la expresión totalmente confusa de Danny que debía casar a la perfección con mi cara. No tardé demasiado en entender las intenciones de Sirius, por lo que intenté no preocuparme, aunque inevitablemente estaría pendiente de mi amiga. Tras arrastrarme a la pista, Sirius me llevó a donde estaba Rose, la chica con la que él había ido al baile. No tardó en juntársenos otra chica llamada Nina a la que yo conocía de las reuniones de prefectos y, en medio de toda aquella gente, agradecí que en sus macabras intenciones Sirius hubiese tenido el tacto de no dejarme sola. Entre bromas y presentaciones, me giré a ver como estaba Danny y en lugar de encontrarla a ella, encontré a Ian, con una mujer en las piernas, lo que despertó todos mis instintos. En ese momento estuve convencida de que Danny tenía razón y el chico me gustaba, pero no me importaba tanto que estuviera con otra chica como que en aquella ocasión, como en el baile de Halloween, no estuviese conmigo. Yo seguía estando al borde del abismo de la muerte y él, aun solo como amigo, no parecía darle importancia "Te estás poniendo escusas. Te gusta. Te aguantas" Pensé muy a mi pesar con cierto atino. Sin embargo, me negaba a quedarme de brazos cruzados y, puestos a morir con la conciencia tranquila, hice lo que en ese momento más me apetecía y me acerqué a él y lo besé. Su perplejidad era palpable y supongo que la de su acompañante también, pero de eso no me di cuenta. Cuando volví al sitio donde estaban Sirius, Rose y Nina, el primero me esperaba entre ovaciones mientra que las otras eran, por fortuna, más silenciosas. Le pregunté a Rose por la primera prueba que se avecinaba, pero antes de que me contestara, Sirius se largó de nuestro lado tras echarme en cara que el chico hubiese sido Ian. Mi respuesta a eso había sido un simple encogimiento de hombros, pero cuando se fue no pensé que ese fuera el motivo por el cual había hecho bomba de humo y había interrumpido la conversación de Remus y Danny.

- Pero ¿qué diablos te pasa?- pregunté en voz de grito mientras veia como los dos gryffindor se alejaban. Nina no tardó en irse también y en cuanto Danny se acercó a donde estábamos Rose y yo quedó clarísimo que ninguna de las tres tenía ni idea de que demonios había llevado a Sirius a actuar de esa manera. Sin embargo, cuando empezamos a mirar a nuestro alrededor vimos que no solo Sirius, Remus y Nina se estaban yendo, sino que todo el mundo parecía considerar que ya era una buena hora para irse a dormir. Hablando de todo un poco, Rose, Danny y yo salimos del Gran Comedor y cuando llegamos al dormitorio, por fin pude contarle a Danny toda la historia con pelos y señales, paracaidismo y campamento incluidos, y lo mismo ella a mi.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Imogen Poots
Edad del pj : 16
Ocupación : Empleada del cine
Pureza de sangre : Hija de muggles
Galeones : 9.210
Lealtad : Dumbledore
Patronus : No tiene todavia
Mensajes : 500
Puntos : 69
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t799-rhea-jackson http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Rhea JacksonFugitivos

Lluna Forman el Lun Ene 25, 2016 11:29 pm

Pensé que no íbamos a poder bailar, pero Damon no tuvo elección. Y no fue porque yo le obligase, más bien era obligado para los paladines abrir el baile. Yo estaba encantada, por supuesto, mucho más que él. Me gusta bailar, se me da bien, y llevo preparándome para esto todo el día. No es que haya estado ensayando, me refiero al vestido, el peinado, el maquillaje... Ha sido un duro trabajo. Sabiendo que tenía que bailar delante de todo el colegio con mi pareja y paladín de Slytherin me preparé a conciencia. O bien Damon no sabía sobre ese pequeño detalle de tener que abrir el baile, o bien esperaba que fuese mentira. Yo le arrastré donde estaban las demás paladinas con sus parejas. Rose, la Gryffindor y las dos Hufflepuff. Espero que Ian no se ofenda al ver a la chica con ojos de sapo bailando con Danny. No soy la más adecuada para juzgarlas, pero me parece un gesto valiente el aparecer juntas en un acto público como es el baile de navidad. Y no cualquier navidad ni cualquier baile, este es el baile de navidad que no todo el mundo puede tener. Es importante porque este año se está celebrando el Torneo.

- Vamos, Damon.

Le ayudé a posicionar su mano en mi cintura y me preparé para guiarle en cuanto empezara la música. Un suave vals llegó a mis oídos y me moví perfectamente, notando que Damon se movía mejor de lo que había previsto. Disfruté aquel primer baile. Después, todo el mundo se unió a la pista y ya no era tan agradable bailar. Cambió la música y la iluminación en la sala, y todo se convirtió en más festivo. Nos alejamos un poco del bullicio para tomar algo, y de pronto del cielo encantado del Gran Comedor bajaron ramitas de muérdago. Damon y yo nos besamos, y después de eso decidimos abandonar la fiesta y trasladarla a un lugar menos concurrido. Es decir, bajamos hasta la sala común de Slytherin, y al comprobar que no había nadie merodeando subimos a su habitación.


Off: Saco a Damon con su permiso.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 12.450
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1098
Puntos : 185
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Invitado el Miér Ene 27, 2016 5:00 am

Decir que habia llegado Rubén en el momento preciso era más de lo que podía modular con sus labios rojos, no esperaba más que su aparición. No le importaba que estuviera cojo o por alguna extraña razón, sin un ojo. Claro, se lamentaría y la preocupación rendiría homenaje al hombre en frente pero que este no se le ocurriese aparecer en el baile de Navidad iba a romper más que el orgullo de la pelirroja. Joahnne se preparó para entrar y abrir junto a los demás el baile, sus piernas se deleitaban con pasos elegantemente firmes. Podia entender que pasaban más de un pensamiento por la cabeza de su mejor amigo, si es que se podían llamar así, la incertidumbre le carcomía con cada segundo de la melodía tenue que la banda había practicado para tal fiesta. La decoración caia hasta sus cabezas con inocencia, las mesas ubicadas estrategicamente para dar una gran pista de baile a los alumnos que venían esperando esto más que nadie.

Si, Rubén la había sorprendido. No es que fuera un pata dura para bailar pero no sorprendía demasiado, aprendía lo poco y abusaba de los pasos minimos. O eso había sido hace un tiempo ya que mostraba una gran iniciativa, era él quien la llevaba por la pista de baile dando vueltas y moviendo agilmente sus pies sin pisar nada. Como hace unos años había sucedido. Todos se enfocaban en no pisarse, pocos eran los que les parecía ser un juego de niños aquello tanto por las clases de la profesora como por alguna enseñanza externa. La pelirroja se le quedó mirando a los ojos embobandose en el ser de su amigo, tantos días había esperado verlo o recibir alguna carta. Había llorado más de una noche junto a su gato mientras se deboraba un pote de helado mientras veía Orgullo y Prejuicio desde la cabaña de vacaciones. Ni cartas, ni mensajes de texto. Rubén había aparecido como por arte de magia y recién ahora volvía para darle la cara, esto era un milagro o tal vez sentía algo por ella que le impedía ignorar aquella invitación que había sido dirigida a su persona por la lechuza de la leona. – No has perdido el tiempo por lo visto…- murmuró observandolo con detenimiento, en su mirada podía sentir melancolía como si fuese una despedida aquello y el vacio comenzaba a envolver sus ojos. – Has adelgazado también a la vez que… bueno… siento musculos…- rió por lo bajo, estaba ganandose nuevamente la confianza de soltarse sin tapujos pero el Rubén que se encontraba ante ella no era exactamente su mejor amigo. Se sentia frio como si hubiese muerto y lo hayan suplantado por un zombie. –Espero que no te hayas atrasado con los estudios… sabes que me importas, más de lo que debería ¿no crees?- preguntó retoricamente, no quería respuesta sobre aquello último. Él continuaría siendo una de sus preocupaciones.

Sin embargo, la calma no quedaria completa en esta noche. Joahnne comenzó a reprocharle una y mil cosas de las que estaba tomando decisiones equivocadas, o lo que para ella era un error. No le parecía positivo ni justo para ella que huyera de la presencia de la pelirroja porque se le daba la gana, ni contestarle ninguno de todos los mensajes que le había dejado por más de una persona. Seguramente la correspondencia de estos últimos meses para él era practicamente un 70% escrita por puño y letra de Joahnne. Estaba a punto de…

El abrazo le llamó la atención y la hizo caer de sus pensamientos dandolos por finalizados. “Esto se siente como una despedida… no quiero que se aleje, no ahora que ha regresado.” Ese pensamiento le recordaba a una frase que alguna madre diría cuando su hijo ha cometido más de un fracaso y viene y va por el mundo. O tal vez era de una película, no rememoraba con claridad de donde había dacado aquella cita. Negó para ella misma aquel hilo de pensamientos y continuó contemplandolo, solo aquello podía hacer. No se habían aclarado los tantos después de que ambos perdieran la virginidad en la tan dichosa fiesta, la cual la pelirroja no rememoraba más que en un  momento estaba bailando encima de una mesa y después besuqueandose con Rubén contra una puerta, eso era lo máximo que su cerebro había querido recordar. – Gracias, tu también estás guapo…- le dedicó una debil sonrisa hasta que comprendió sus últimas palabras y a qué dirección se dirigía su cuerpo. Se estaba marchando, de nuevo, dejandola en la total multitud. Parecía un drama, esos que podes ver en televisión muggle y que más de una señora se queda viendo en la mediatarde.

El rostro de Joahnne era todo un poema, un poema de tristeza. Estaba a punto de poner morritos pero pudo observar, antes de tal acción, como se volvía a dar vuelta su amigo castaño y sin previo aviso le estampó un beso. La dulzura se sentía como si fueran pizcas que condimentaban el deseo de aquel beso, apasionado como ambos jóvenes. Las manos de la pelirroja tomaron el rostro del muchacho y no le importó estar siendo vista por más de un alumno, ni por profesores que luego (seguramente) le amonestarían. Sus labios se trataban entre sí como si fueran obras de arte, con cuidado pero con esa pasión que un pintor o escultor le da a su pieza para demostrar a flor sus sentimientos e inquietudes. Joahnne estaba atontada cuando las palabras fluyeron de los labios de su mejor amigo, sí, le estaba aclarando las preguntas que ni ella había podido formular en versos.
“Qué buen amigo es, ahora me ha dejado con más dudas que no pueden ser respondidas.” Pensó después de escuchar lo que Rubén le dijo, parecía ocultar algo bastante groso pero por esta noche lo pasaría por alto. No era de todos los días tenerlo en frente de ella así. Directamente, este curso lo había pasado con todos menos con él, hasta la fecha. – Esta bien, no preguntaré nada por ahora… no quiero que te alejes nuevamente de mí, puedo entender todo Rubén. Sabes que no te haré un juicio por algo que estés haciendo mientras que no te pases al lado oscuro esta bien.- bromeó sin saber que esa era una de las causas verdaderas por la que su amigo ni le dirigía la palabra, pero ella no sabía y no llegaría a conocerlo por el momento.

Los minutos siguientes en vez de ser incomodos por el anterior comentario se llenaron de sorpresa. Parecía que la hubieran callado de algo más, de alguna broma más. Pequeños muerdagos pendían del techo, como era siempre en aquella habitación, encima de las parejas para que se dedicaran algo más que un sonrojo. Rubén observaba el que estaba por encima de la cabeza pelirroja mientras le dedicaba una sonrisa ladeada. –Dicen que si le das a tu pareja un beso debajo de estas plantas durará por siempre esa conexión pero si no… - se calló por un segundo y tomó la decisión (que por fuera se veía como algo estupido de entender) de animarse a algo más. Los labios de la femina chocaron delicadamente encima de los de su compañero. Vamos, que ya era el segundo beso que se habían dado en una noche, más de lo que hubiera esperado en un año.

Bien, la noche podía terminar bien, lo presentía. Solamente no tenía que estar atenta (como lo había logrado esta semana) a Sirius que seguramente terminaría besando a la profesora McGonagall y con ello los puntos de la casa bajarían radicalmente. O que la bese bien al menos a ver si le gustaba y aumentaba a favor la balanza. El beso no duró demasiado pero si lo suficiente para que el muchacho quisiese repetir más adelante, Joahnne se encontraba feliz hasta la nube (descontando que tenía sus serias dudas con respecto a qué cojones estaba haciendo su mejor amigo- novio- amigos con derechos – chape actual.) Le tomó de la mano para dirigirse a las mesas donde se podían servir de ponche y chuches. Aunque algo le sorprendió, debía ser una broma.

-Mira, un escarabajo. Es uno de los ingredientes que el profesor de pociones nos dijo que buscaramos para la próxima clase. Teniendo en cuenta que tu no asistes a todas las clases…- con su mano derecha que se encontraba libre se apropió del insecto y sacando la varita (si, la traía consigo dentro del vestido, para algo servían los braciers aparte de dejar un buen aspecto tu busto) inmovilizó al insecto. Se hizo con una de las cajitas decoradas de las grageas de todos los sabores para guardar la pequeña criatura. – Me hace pensar que el profesor está obsesionado con sus clases y que nos ha desparramado escarabajos por todo Hogwarts, o estos están siendo una plaga.- comentó en voz alta. No iba a dedicarse tiempo más tarde para buscar el bendito escarabajo así que lo sintió como si el cielo se lo enviase.

La noche transcurrió amena para los dos leones que comenzarian a tener caminos diferentes, cada uno con un ideal contrario al otro. La pelirroja sonreía y daba vueltas al bailar pero sabia en el fondo que aquello terminaría como si se tratase de una noche de verano, un simple sueño que al despertar se esfumaría. Rubén fue su centro de atención y devoción, la acompañó en todo momento dandole delicados besos en las mejillas cada vez que se encontraba desatenta. Joahnne ya no tenía preocupación alguna, de cierta forma había podido sonreir verdaderamente aquella noche.

OFF: Saco de escena a Rubén.
avatar
InvitadoInvitado

Cuenta de Ambientación el Jue Ene 28, 2016 1:27 pm

Baile de navidad: especial campeones
Todos los alumnos y personal de Hogwarts

El baile se desarrolló con normalidad. Los campeones hicieron su trabajo y dejaron a McGonagall contenta por todo lo que se había esforzado en que saliera bien. El que no dejó tan contenta a McGonagall fue Sirius Black... si bien había aceptado bailar con él, no se esperaba que le besara bajo el muérdago.

Como buena sorpresa inesperada, Minerva se quedó estupefacta, mirando como Sirius le arrastraba con los profesores. Cuando le soltó de la mano y se escabulló entre las personas, fue cuando Minerva reaccionó.

¡Ya hablaremos tú y yo, Black! —dijo antes de que desapareciera entre la multitud, girándose indignada mientras movía la cabeza incrédula. Pero oye, por lo menos no tenía siete años de mala suerte en el amor.

El resto del baile se desarrolló con normalidad. La gente comiendo, bailando y riendo. Era el final de un año, pero pronto empezaría uno en el que muchas cosas cambiarían.

OFF: Rol cerrado. Podéis pasar a pedir los 10 puntos correspondientes por haber participado.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 363
Puntos : 236
Ver perfil de usuario

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 5 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.