Situación Actual
19º-23º
25 septiembre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Nathaniel B.Mejor PJ ♂
Claryssa O.Mejor PJ ♀
Bianca V.Mejor User
Samantha L.Mejor roler
Danny & EdwardMejor dúo
Ryan G.Especial I
Samantha L.Especial II.
S. Rox J.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Conociendo a los nuevos [Esther Fenixheart]

Christopher Höhner el Sáb Dic 07, 2013 12:05 pm

Al contrario de los alumnos, que se dirigían al Gran Comedor siempre que querían comer algo, los profesores podían dirigirse ahí a llevarse algo al estómago, o pasar por la sala de profesores a tomarse una pequeña infusión, un café o picar algo. Después de una larga mañana de sábado corrigiendo redacciones de sus alumnos, Christopher se duchó y se vistió con una elegante túnica, haciéndose el pelo hacia atrás. No tenía pensado salir a ningún lado, más a lo mejor se le ocurría ir a Hogsmeade por la tarde a dar una vuelta... Le había prometido ir a Hogsmeade a la profesora McGonagall para discutir las eficacias y las utilidades entre los encantamientos que ella daba y los hechizos que Christopher impartía. Siempre habían tenido un pique de lo más divertido, ambos defendiendo su materia. No obstante, se había levantado sin ganas de ir a Hogsmeade ese día, así que intentaría no encontrarse con McGonagall para no tener que hacerle el feo. No era muy caballeroso, pero había días en los que tampoco tenía ganas de ser caballeroso.

Se dirigió a la sala de profesores y por el camino saludó con guiños y movimientos de cabezas a los alumnos que correteaban por el castillo. La puerta se abrió mágicamente cuando el profesor se acercó (ya que sólo se le abría a los profesores, no a ningún alumno) y entró. En su interior habían unos cuantos profesores, algunos leyendo el profeta y otros hablando entre sí. Entre ellos se encontraba Dumbledore hablando animadamente con la profesora McGonagall, los saludó y se dirigió hacia la zona de la tetera, para hacerse un té. El agua se mantenía caliente siempre y lo único que tuvo que hacer es servirselo en una taza, iba a sentarse a leer el profeta, pero la melena pelirroja de la profesora nueva de vuelo llamó su atención al entrar por la puerta. Había bastante profesores nuevos este año en comparación con otros años y Christopher, maleducadamente, no había tenido la decencia de presentarse formalmente con ninguno. Bebió un sorbo de su té y observó como la chica se acercaba a una de la mesas y miraba con indecisión lo que había encima. Chris aprovechó el momento y se acercó a ella.

Buenos días.

Llamó su atención, con una sonrisa.

Debe perdonar mi cabeza por no presentarme formalmente antes... Soy Christopher Höhner, profesor de Defensa contra las Artes Oscuras y si no me equivoco, usted es la nueva profesora de Vuelo, ¿no?

Y esperó a que ella se presentase, para luego darle un educado beso en la mejilla. Siempre había preferido una sacudida de manos, pero con las mujeres le parecía un gesto frío y fuera de lugar y se había acostumbrado a dar un beso. O más bien, McGonagall le había obligado a ello, ya que con el tiempo ambos se habían convertido en grandes amigos y McGonagall había convertido a Christopher en un hombre con ciertos principios.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Hugh Jackman
Edad del pj : 40
Pureza de sangre : Mestizo
Lealtad : Neutral
Mensajes : 92
Puntos : 0
Ver perfil de usuario

Invitado el Sáb Dic 07, 2013 10:41 pm

Esto de tener tiempo libre a veces es bueno, así tienes tiempo de ordenar cosas y tomarte un cafetito en la sala de profesores. Salí de mi despacho bajando las escaleras, saludando a los alumnos que se cruzaban conmigo y atendiendo las dudas rápidas de otros tantos. Los de séptimo charlaban conmigo diciendo que me tenían admiracion por ser profesora tan joven, todo muy tranquilo y pacífico.

Tras un rato bajando escaleras llegué a la sala de profesores, es como una sala común pero para los adultos. Allí estaban algunos de ellos, el director charlaba con Minerva...Para mis adentros la llamaba así pero formalmente ya se sabía como la llamaba. Cuando crucé la puerta me despedí de Oliver que se iba a dar su clase y llegaba tarde...Enfin, y pensar que este hombre era un Ravenclaw. Dejé mis cosas sobre la mesa y me quedé un momento mirando...Estaba en mi mundo, no sabía ahora lo que hacer...Si sentarme, si tomarme algo. Tras ordenar mis pensamientos alguien se me acercó, lo había visto de pasada pero no sabía quien era...

-Buenos días a usted también. Dije sonriendo cordialmente, maldito protocolo de Beauxbatons. Tras escuchar su presentación, pude descubrir que era el Profesor de DCAO y su nombre era Chistopher...Le llamaré Chris. Da la casualidad que sabe que soy la nueva de Vuelo...normal, soy la recién llegada y casi todo ser viviente me conoce. -Encantada profesor Höhner, me llamo Esther Fenixheart. Volví a sonreir...Era un buen hombre, se veía muy educado. -¿Lleva mucho tiempo trabajando aquí? Como verá, yo soy la niña nueva del claustro. Dije rascándome la cabeza algo sonrojada, la verdad es que si, soy la niña...Casi todos los profesores rozaban casi los 30 y yo solo tenía 22 años...Creo que hubiera sido mejor esperar a que madurara un poco más antes de haberme metido aquí a dar clase.
avatar
InvitadoInvitado

Christopher Höhner el Dom Dic 08, 2013 7:48 pm

"Esther Fenixheart..." —Dumbledore se lo había mencionado días atrás hablando del nuevo personal de Hogwarts, pero Christopher se había olvidado del nombre y tenía la mala idea de que se llamaba Verónica. Por suerte no se le ocurrió empezar la conversación preguntándole que si se trataba de Verónica. Christopher sonrió cuando le llamó profesor Höhner.

Usted puede llamarme sólo Christopher.

Le pidió, ya que el "Profesor Höhner" prefería reservárselo sólo a los alumnos. Bebió de su té mientras Esther le preguntaba que si llevaba mucho en Hogwarts. Él tragó tranquilamente y puso una mueca pensativa. Realmente llevaba mucho menos tiempo del que le hubiera gustado, pero todavía le quedaban muchos años, o eso esperaba, pues adoraba dar clases.

Aproximadamente... tres o cuatro años, pero pretendo quedarme mucho por aquí si Dumbledore me lo permite —sonrió—, y ya me he dado cuenta, el nuevo personal de Hogwarts es la comidilla entre los profesores, al igual que los de primero lo son para el resto de los alumnos. Pero confío en que todos la estén tratando bien a pesar de ser la nueva.

Añadió,  con un amistoso guiño, colocando su té sobre la mesa con cuidado, ya que había bebido dos sorbos y con ambos se había quemado la lengua, así que llegó a la conclusión de dejarlo reposar un momento antes de empezar a notar la insensibilidad de su lengua.

Y bien... —continuó— ¿Habías dado clase antes? ¿Te has adaptado bien a Hogwarts?

Preguntó, interesándose por la corta vivencia que había tenido Esther en Hogwarts y preocupándose, un poco, porque se encontrara a gusto y bien en el castillo. Normalmente, le gustaba tener una cálida relación con sus compañeros y llevarse bien con ellos.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Hugh Jackman
Edad del pj : 40
Pureza de sangre : Mestizo
Lealtad : Neutral
Mensajes : 92
Puntos : 0
Ver perfil de usuario

Invitado el Dom Dic 08, 2013 11:00 pm

Me sentía casi la niña mimada de los profesores, pero seguramente porque soy joven y es mi primer año en esta escuela...Fijo que a partir del año que viene me meterán caña de la buena y me machacarán como si estuviera aquí desde hace 3 o 4 años. Christopher era muy buen tío, un caballero. Mientras conversábamos los dos, el se tomaba su taza de té...Yo decidí pillar una tacita de café con bastante leche, no me gustaba eso del café cargado...me parecía muy muy asqueroso y amargo.

-Muy bien, pues a mi llámame Esther. Dije sonriendo soplando la tacita que tenía agarrada con ambas manos. La verdad es que estaba empezando a hacer frío y por lo menos tenía las manos calentitas. Tras seguir soplando, le pregunté a Chris sobre su estancia aquí y cuanto tiempo lleva aquí...Al parecer lleva cuatro años y esperaba que  me estuvieran tratando bien.

-Si, todos son muy buenos conmigo la verdad. Los de primero a veces me confunden con una alumna de séptimo, los pobrecillos. Comencé a reirme en voz bajita para luego beberme un sorbito del café, joder como quema el capullo....Bueno, al parecer voy a pasarme toda la conversación hablando conmigo misma sobre lo caliente que está mi café, quizás con esto saque una conclusión científica y haga una futura tesis o algo.

-Pues no...soy recien llegada...Me gradué, pasé unos años en el aire y luego conseguí el puesto como profesora...¿Me vas a poner a prueba y me evaluarás? Comencé a reirme de nuevo que casi tiro la taza al suelo, menudo comentario más estúpido acabo de lanzar...Venga Esther que no se piensen que eres una niña. -La verdad es que me he adaptado muy bien en lo poco que llevo aquí, me está gustando el sitio y los compañeros que tengo. Sonreí muy feliz casi dando un salto de alegría, trabajar aquí era uno de mis sueños y no podía estar más contenta. En ese instante recordé una cosa que quería preguntarle, era algo relacionado con su apellido... -Perdona que te pregunte esto...Pero hay un alumno que tiene tu mismo apellido, ¿es familiar tuyo? Pregunté con cara extrañada, la verdad es que no se como es que me acordé de eso ahora mismo...A ver si me responde, que está en su derecho si no lo hace.
avatar
InvitadoInvitado

Christopher Höhner el Lun Dic 09, 2013 3:36 pm

Christopher sonrió, asintiendo con la cabeza cuando la joven le dijo que entonces él llamase Esther. Por él no había problema, de hecho se sentía más cómodo con menos formalismos por parte del personal de Hogwarts, incluso se había acostumbrado a llamar a McGonagall por Minerva cuando hablaban directamente ambos. Esther le comentó a Christopher que los de primero todavía la confundían con una alumna y él alzó las cejas.

Bueno, nada más lejos de la realidad puede llegar a confundirse con una alumna de séptimo. ¿Quedaría muy grosero preguntar su edad? Pero podría jurar que ha sido una de las profesoras más jóvenes que he visto impartiendo clase en Hogwarts.

Le preguntó, con una pequeña sonrisa. Las mujeres tenían la manía de salvaguardar su edad como su bien más preciado, muchas preferían no decirla y realmente a Christopher no le molestaría si así fuera Esther. Después de eso, Christopher se atrevió a coger nuevamente su té para probar un sorbo y ver si continuaba estando a temperatura ambiente en el Sahara. Mientras bebía, escuchó la retórica pregunta de Esther preguntándole que si le iba a poner a prueba o a evaluar. Chris sonrió a la vez que soltó la taza e intentó tacar esa lava volcánica. Tras ese arduo trabajo, miró a Esther con una ceja alzada por su extraño comentario y lejos de querer dar una explicación o preguntar cualquier cosa, decidió ir por un camino más divertido.

Todavía no.

Bromeó, guiñándole un ojo amistosamente para que quedase claro que no hablaba en serio. La profesora le preguntó a continuación sobre un alumno que llevaba su mismo apellido; realmente existía muy poca posibilidad de que no lo fuese. Höhner es un apellido alemán y por regla general, a los magos le queda mucho más cerca de Alemania ir a Durmstrang en vez de a Hogwarts. Chris la miró, con cierta preocupación, saberse los nombres de los alumnos el primer año de Hogwarts era todo un reto, así que lo que se le pasó por la cabeza a Chris fue que o su hijo había hecho algo muy malo, o algo muy bueno.

Exactamente, Alexandre es mi hijo. Sobra decir que tiene permiso express para pegarle un cogotazo siempre que haga falta —sonrió—. Últimamente está de un rebelde inexplicable, supongo que causa de la adolescencia, así que cualquier problema, me gustaría ser el primero en enterarme...

Le pidió amablemente. Lejos de parecer un padre "tocapelotas", como Alexandre le llamaba, Christopher se preocupaba por él muchísimo y sólo quería que le fuera todo bien. A Christopher le entró curiosidad, después de eso, por saber de la vida y familiares de Esther, pero se redimió las ganas de preguntar, para no parecer un curioso empedernido, a pesar de que lo era. Bebió de su té y lo dejó nuevamente sobre la mesa.

Le diría de hacerle una guía por la escuela, pero asumo que se la conoce muy bien. Según me ha dicho, no hace mucho que dejó los estudios... Así que tendrá bastante fresco los lugares más tranquilos y bonitos y los recovecos más usados por los alumnos.

Comentó, asumiendo que ella había cursado su educación mágica en la escuela de Hogwarts.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Hugh Jackman
Edad del pj : 40
Pureza de sangre : Mestizo
Lealtad : Neutral
Mensajes : 92
Puntos : 0
Ver perfil de usuario

Invitado el Jue Dic 12, 2013 11:53 am

La charla con Chris era muy amena, y eso que le acabo de conocer...Bueno, la verdad es que esto es mucho mejor que el café ardiendo que tengo en mis manos...Para calentar esta divertido y de perlas pero para beber es una auténtica brasa. Él está aqui desde hace 4 años, la verdad es que es tiempo suficiente para conocer casi todos los rincones y la manera de tratar a los alumnos, quizás le pida consejo alguna vez. Comencé a reirme cuando le dije que los de primero me confundían con una de séptimo, la verdad es que a veces esa situación me avergonzaba un poco...me ponía colorada. Me preguntó por mi edad, la verdad es que no tengo ningún inconveniente en desvelarla.

-Nada, te la digo encantada. Tengo 22 años, después de las vacaciones de navidad cumplo los 23. La verdad es que si, soy un poco joven para dar clase...Pero estoy dispuesta a darlo todo por enseñar a los alumnos todo lo que se. Dije decidida dando un sorbo a mi café, quemándome la lengua y soplando disimuladamente mientras él me respondía o seguía en la lucha con su taza de té, creo que hoy es el día de las tazas asesinas. Tras decirle que si me evaluaría por ser la nueva, el bromeó diciendo que todavía no lo haría...Suspiré aliviada haciendo ver que todavía no me tocaba examinarme. -Menos mal, pero creo que estaré preparada por si es una evaluación sorpresa. Sonreí riendo sobre la broma, Esther por favor comportate un poquito...Te puedes reir pero haz bromas de adultos, que ya no eres alumna.

-Vaya, así que es tu hijo...No lo sabía, pero escucharé tus palabras y ese permiso que me da. Dije decidida guiñando un ojo. -Aunque yo no soy de pegar, primero soy de castigar corriendo por el campo de juego y ya si el caso es extremo pues pego. Y no te preocupes, si pasa algo serás el primero...Mi halcón es muy rápido y recibirás la carta en un pispás. Comenté haciendo referencia a mis dotes educativas y por supuesto dando protagonismo a mi pobre halcón, seguramente esté cazando o dios sabe lo que estará haciendo...Durmiendo seguro.

-¿Una guía? Bueno, la verdad es que me se algunos lugares del castillo y los alrededores pero seguro que me falta alguno...No se nada de esos huecos de los alumnos, lo siento. Dije un poco triste, pero creo que esa pregunta es porque se cree que estudié aquí, la verdad es que me lo dicen mucho, como hace poco que me gradué. -No estudié aquí en el castillo, soy de Beauxbatons...Mi padre fue el que si estudió aquí. Sonreí amablemente, me sentía un poco triste por no haber estudiado aquí...pero por lo menos trabajo y eso es mejor que nada. -Y a juzgar por tu pregunta...tú tampoco estudiaste aquí, ¿me equivoco? Pregunté un poco curiosa, lo admito, a veces soy curiosa y no puedo evitarlo...Soy joven, tengo que vivir la vida y la curiosidad es parte de la juventud.
avatar
InvitadoInvitado

Christopher Höhner el Jue Dic 12, 2013 1:58 pm

¿Con veintidós años dando clase? Debe de ser muy buena... —pensó Christopher al escuchar su edad. Además, Esther parecía una persona fuerte y decidida y Dumbledore no le hubiera dado el puesto a alguien en quién no viese potencial, así que Christopher indudablemente la veía como una joven promesa que podía durar muchísimo en Hogwarts. Chris bebió de su té, el cual ya había menguado de temperatura. Sonrió con diversión cuando dijo que estaría preparada si era una evaluación sorpresa.

Eso espero, eso espero —bromeó—. No hablo en serio, estoy seguro que Dumbledore vio mucho potencial en usted y que hará su trabajo estupendamente. Además, seguro que su forma de ser, más amena y social, le va a facilitar mucho las cosas, a la mujer a la que está relevando creo que medio Hogwarts le tenía miedo o odio, era un tanto... antisocial y tosca. Creo que nunca tuve una conversación civilizada con ella.

Le contó, como anécdota, para motivarla también en que no tenía que superar ningún listón, pues la anterior a pesar de ser buena en lo que tenía que serlo, no era alguien a tener en cuenta, pasaba desapercibida y su forma de ser no le ayudaba a cambiar eso. Creo que ahora está impartiendo clase en Durmstrang, así que allí todos serán igual de toscos que ella y se sentirá más en su lugar. A continuación, Christopher le contó que Alexandre era su hijo y el comentario de Esther le hizo gracia a Chris, a lo que soltó una pequeña sonrisa divertida.

Me parece muy correcto. Cómo le hagas correr a través del campo de Quidditch, creo que será más doloroso para él que un cogotazo. Eso de tener como deporte un palo volador, hace que una mínima carrera te deje exhausto y él es un gandul.

Rió, dejando su taza de té vacía sobre la mesa. Atendió a lo que le decía de no saber ningún recoveco famoso de los alumnos y Christopher hizo memoria, apoyándose detrás a una pequeña columna.

Vaya, Beauxbatons, perdona mi confusión, la gran mayoría de los que trabajan aquí han cursado aquí —se disculpó con brevedad—. A deshora donde más te los puedes encontrar deambulando es o en la famosa Aula 11, en el cuarto de Myrtle la Llorona, en la Torre Oeste o en el Pasillo vacío del segundo piso. Por ahí no suele pasar nadie, pues son zonas casi vacías. Así mismo, si alguien está huyendo de una reprimenda o tras hacer una travesura, aparte de esos tres sitios, el primer sitio que nunca falla, es el escobero de la planta baja. Aunque apuesto que ese sitio si lo conoces de sobra.

Asumió sonriente, pues era la profesora de vuelo y parte de las barredoras se escondían ahí. Luego, Esther le preguntó que si se equivocaba a la hora de dar por hecho que él tampoco estudió aquí.

Ojalá te equivocaras... Pero no te equivocas, yo cursé en Dursmtrang y déjame recomendarte que nunca lleves a tu hijo allí. No sé como es Beauxbatons, pero las enseñanzas de Hogwarts son muchos más amplias y útiles que las que se imparten en Dursmtrang.

Le aconsejó, dando simplemente, su más humilde opinión.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Hugh Jackman
Edad del pj : 40
Pureza de sangre : Mestizo
Lealtad : Neutral
Mensajes : 92
Puntos : 0
Ver perfil de usuario

Invitado el Vie Dic 13, 2013 6:23 pm

Joder, en el rato que llevo hablando con Chris he aprendido más que estando investigando por mi propia cuenta...Es bueno encontrarte compañeros que lleven años aquí, así pueden ser como tus mentores...Podría preguntarle al propio Dumbledore pero me da un poco de cosita...El respeto que impone es mucho y yo todavía no estoy preparada para eso. Se quedó sorprendido al decirle que solo tenía 22 años y ya estaba dando clase, ya estaba acostumbrada a ese tipo de reacciones que solo me limitaba a sonreir.

-Me alegra que Dumbledore confie en mi y me vea capaz, intentaré estar a la altura y no volverme como la antigua profesora...Quizás sea ese aire fresco que le faltaba al deporte, por lo menos intentaré que los alumnos se diviertan en las clases. Sonreí estirándome agarrando de nuevo mi taza de café y bebiendo sorbitos pequeños, parecía que estaba bebiendo aire en vez de café. Tras beberme mi tacita, seguimos hablando sobre su hijo...Lo de las vueltas al campo le pareció buena idea a Chris, mucho mejor que los cogotazos. -Bien, si estás de acuerdo en mi método de castigo...creo que le daré una vuelta extra de tu parte. Guiñé un ojo complice y luego comencé a reirme muy animada, espero no tener que mandar a correr al pobre chico, no quiero que me acabe odiando por estar aliada con su padre y mandarle a correr varias vueltas al campo.

-Tú fuiste a Dursmtrang...Una escuela dura me dijeron... Bueno, yo pienso traer a mis hijos aquí, no quiero que sean una manada de pijos sin cerebro como salen algunos de Beauxbatons. Dije con cara de asco...argh, odio los niños repelentes de ese colegio, menos mal que el pasado, pasado esta. Y tras liberarme  de mis pensamientos, Chris me nombró algunos de los lugares donde suelen transitar los alumnos a escondidas.

-Muchas gracias, creo que me haré un pequeño tour por esos lugares...Tengo que tenerlos localizados para ubicarme. Si me disculpas... Agarré las cosas e hice una pequeña reverencia educada. -Me alegro de haberte conocido, espero volver a vernos. Me despedí y salí de la sala de profesores despidiéndome también de Minerva y de Dumbledore, ante todo la educación es lo primero.


Off: Creo que es mejor dejarlo aquí, como presentación esta bien :3
avatar
InvitadoInvitado

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.