Situación Actual
3º-10º
22 diciembre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
ARTEMISIA pj destacado
STEFAN & POPPY DÚO DESTACADO
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline

Do you remember me? // Rose Serket

Invitado el Lun Dic 28, 2015 8:10 pm

¿Qué mejor que parar un rato por Las Tres Escobas tras una entretenida tarde de compras por Londres? Aquel día había decidido tomarse el día libre para despejarse un poco, y obviamente Olinthus no le había puesto ninguna queja a la hora de concedérselo, ya que aquellos días la situación estaba bastante tranquila en el departamento de los aurores.

Verdaderamente era un día fatídico, propio de la más grande de las desgracias. Tal día como aquella tarde había nacido 27 años atrás aquella niña que destrozó en muchos sentidos la vida de Ariadne, nada más y nada menos que su propia hija. A partir de ese suceso no ocurrieron sino desgracias y la vida de Ariadne se convirtió en un infierno durante mucho tiempo, hasta que por fín logró recuperar las riendas de su vida y convertirse en la gran mujer que era hoy.

En definitiva, tras una larga tarde de compras acabó en aquel establecimiento, el cual era su favorito. Le gustaba el ambiente que se respiraba allí y no era raro que se encontrara con algún viejo conocido con el que entablar una amena conversación. Ésta se sentó con dificultad en una de las butacas frente a la barra y pidió una cerveza de mantequilla, mientras se liberaba de todos los bartulos que había estado cargando durante horas.

- Hacía tiempo que no se te veía el pelo por aquí. ¿Cómo te va?

El camarero del lugar y ella tenían siempre una relación cordial, aunque nunca pasaron de considerarse meros conocidos el uno al otro.

- Ya sabes, Mark, de aquí para allá constantemente. La gloria conlleva sacrificio, desafortunadamente.


El hombre se limitó a asentir mientras le servía la bebida que había pedido, para luego ocuparse de limpiar la barra obstinadamente. A aquella hora no había demasiado barullo ni gente en aquella taberna por lo que se respiraba una tranquilidad especial, así que se tomaría aquello con parsimonia, sin prisa pero sin pausa. Al fin y al cabo se trataba de su día libre.
avatar
InvitadoInvitado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.