Situación Actual
6º-11º // 1 enero luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Sirius B.Mejor PJ ♂
Danielle M.Mejor PJ ♀
Valarr K.Mejor User
Coraline M.Mejor roler
Evans & DenzelMejor dúo
Steven & DrakeMejor amigos
Evans & JoshuaMejor dúo hostil
Sirius B.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

It's a trap! {Danny Maxwell}

Invitado el Mar Ene 12, 2016 11:10 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Hacía pocos días había sido Navidad y Sirius había recibido un regalo que no esperaba, por lo que había tomado unos cuantos minutos asimilar lo que verdaderamente había ocurrido. Danny Maxwell le había enviado una escoba de carreras, precisamente porque había notado que él ya no tenía la suya y que habían pasado los meses y seguía practicando sólo con las escobas del colegio. Sirius jamás le había dicho nada al respecto y dudaba que alguien más que no fuesen su propio trío de mejores amigos, supiera que se había fugado de casa y que prácticamente se había llevado sólo lo puesto. De algún modo creía que todos en Hogwarts estaban demasiado pendientes de sus propios asuntos como para darse cuenta de las carencias de otros, por eso le sorprendía. Estaba claro que Danny no era una chica cualquiera y de cierto modo él se sentía en deuda.

Evidentemente, no pasó siquiera una hora para que una de sus muy reconocidas y brillantes ideas se le viniera a la cabeza. Sin embargo necesitaba de al menos uno o dos días para poder conseguir todo lo que necesitaba y poder compensar a la chica del modo que él había imaginado. Por eso escribió una carta la noche anterior, para que su lechuza pudiese viajar toda la noche hasta encontrar a Danny por la mañana, mientras que muy temprano por la madrugada él había aprovechado para escaparse del Castillo, puesto que había decido pasarse las vacaciones en Hogwarts para acompañar a Remus y de paso realizar aquella secreta misión de la Orden del Fénix en las profundidades del Lago Negro.

Por fortuna, luego de haberse mudado con los Potter, y antes del 1 de Septiembre de ese año, había llevado su motocicleta a Hogsmeade y la había dejado escondida en alguno de los cuartos de la Casa de los Gritos, bajo una pila de retratos desgarrados y un par de viejas y roídas cortinas. Sabía que la ocuparía en algún momento y ya lo había hecho en un par de ocaciones, en alguna de sus escapadas del Castillo. Había sido la misma motocicleta voladora la que lo había transportado de madrugada hasta Londres, por lo que había tenido que detenerse en el primer café abierto que encontró para quitarse el frío antes de finiquitar los asuntos que tenía pendientes para luego acudir al lugar de encuentro con la rubia de Hufflepuff.

La carta que le había enviado no decía absolutamente nada de una cita, pero había ido con una pequeña sorpresa, una piedra dentro de una pequeña cajita. Sí, una piedra, ese había sido su regalo para Danny, aunque la sorpresa se le vino encima cuando ésta le tocó, debido a que la piedra era un traslador. Por supuesto, la lechuza tenía instrucciones precisas de entregar la carta a las 9 de la mañana hora de Filandia (país en el que Danny se encontraba), 7 de la tarde hora de Londres. Por supuesto, ya estaba oscuro, pero ello no afectaba mucho al lugar en donde irían y Sirius tenía preparada ya una mochila con la ropa que la chica debía usar.

Faltando sólo un minuto para la hora planeada, Canuto llegó a un callejón desolado en Borehamwood, un pueblo de considerable tamaño a las afueras de Londres. Lugar en el que debería aparecer Danny en cualquier minuto a contar de ese momento, por lo que se sacó el casco, apagó el motor de la motocicleta y se ajustó la chaqueta de cuero para aminorar el frío de la temporada.

Y de pronto… ahí estaba Danny…

—It’s a trap!!

Sirius exclamó divertido, imitando la voz del Almirante Ackbar de la Guerra de las Galaxias.
avatar
InvitadoInvitado

Danielle J. Maxwell el Sáb Mar 12, 2016 3:48 am

Pues yo podría apostar a que Ian era lo suficientemente idiota para ser mejor persona con aquellas personas a las que le interesaba llegar… Pero evidentemente no le conozco ni quiero hacerlo, por lo que estaba hablando desde la ignorancia. Pero bueno, fuera como fuese, no podía negar que Sirius tenía razón con lo que decía. Quizás a mí aún no se me había subido la libido o tenía un sentido de la atracción un poco más atrofiado a la antigua, pero de verdad que no comprendía qué era lo que veían las chicas en Ian Howells. Por lo que todavía entendía menos a Rhea que, siendo su primer chico, haya elegido precisamente a él. No sé, teniendo por ejemplo a… Sirius. Que Sirius es divertido, buena persona y muy guapo. ¡Le daba tres patadas a Ian!

Ya… es que tienes razón, ¿a quién vamos a engañar? —dije con pesar, frunciendo los labios en busca de una solución que no fuera matar a Ian Howells. Aunque me alegró ver a Sirius reír por la broma, ya que por lo menos habíamos vuelto a tener una conversación normal y estábamos buscando una solución al problema principal—El cáncer de ese dúo es Ian pero Rhea es la que se acerca aún sabiendo que es malo. ¡Pero lo peor es que lo sabe! ¿Qué podemos hacer nosotros en contra de eso? —pregunté, ya que a mí por lo menos no se me ocurría nada—Por una parte me encantaría que Rhea estuviera con otra persona que no jugase con ella, pero por otra parte no me veo ni quiero meterme en su vida porque al fin y al cabo es su vida... Pero por otra parte si quiero porque es mi amiga y no quiero que sufra —Sujeté repentinamente las manos de Sirius con confusión y diversión, ya que estaban encima de la mesa—Esto es muy difícil.

Pero vamos, todo eso al final era para que a mí me quedase claro que a Sirius no le molaría que adoptase el hábito de mi amiga de ir besando con el culo en pompa a chicos delante de mucha gente. Aunque eso no era todo. Lo más impresionante es… ¿de verdad Sirius me ve a mí metiéndole la lengua a nadie en medio de mucha gente con el culo en pompa? ¿Yo, que mi primer beso ha sido con Remus y mi reacción ha sido salir corriendo a esconderme? ¿Yo, la chica a la que le dicen “pene” y se sonroja? De verdad que no entendía su preocupación. No creo que me de por digievolucionar en algo tan drástico para mí personalidad.

Esa es la intención —le interrumpí de manera sútil y sin cortarle el diálogo cuando dijo que las cosas debíamos hablarlas Remus y yo. Y es que tenía razón. ¿El problema? Hablar con Remus parecía tarea imposible. Toooodo el curso evitándonos y, cuando por fin consigo tenerlo delante de mí en el Baile de Navidad, el destino se lo lleva bien lejos—Hablaré con él cuando vuelva a Hogwarts.

¿Que no me olvide de quién es Remus en realidad? Mi mente procesó esa frase como mil veces en busca de encontrar un sentido lógico, pero sin duda mi mente no era precisamente la mejor buscándole sentidos lógicos a las cosas. Así que simplemente almacené esa frase en un pequeño hueco de mi memoria.

Durante la conversación me había terminado el cupcake y llevaba ya casi terminado mi chocolate. Cuando terminé mi cupcake, cogí otro y me lo comí con bastante más rapidez —ya que era de chocolate y el chocolate se devora, no se come—. Finalmente me terminé el chocolate cuando Sirius me recordó lo de la sorpresa, algo que se me había olvidado después de hablar de todo esto. Nos levamos y volvimos a la motocicleta, lugar en donde me puse los guantes y la chaqueta antes de volver a retomar la marcha. Ahora sí que disfruté el paseo en moto. Jamás había ido antes y, sin duda alguna si vas lo suficientemente abrigado, es toda una experiencia. Me abracé a Sirius pues estaba cagada de miedo. Y diréis: ¿te subes en una escoba a montón de metros del suelo y vas a más velocidad que una moto y temes ir a un metro de distancia en un vehículo que va más lento? Y yo os responderé: las estadísticas hablan por sí solas y al año hay miles de personas en todo el mundo que mueren yendo en moto. ¿En escoba? Uno, si eso.

Tardamos un poco en llegar y no, no tenía ni idea de dónde estábamos. Así que después de mi cara de circunstancia, él me terminó de recalcar a dónde me había traído. Mi cara en un principio estaba entre seria y pasiva, por lo que cuando me lo dijo, se fue iluminando poco a poco hasta que una sonrisa inundó mi cara de pura felicidad.

No —dije de repente como si fuera un broma, mirándolo con algo de diversión—¿En serio? —pregunté entonces a la vez que me acercaba a él para darle un fuerte abrazo, pero de esos abrazos achuchones en dónde queda clara por lo menos la felicidad de una parte: la mía—¡Vamos!

Entramos al interior y los de la puerta nos recalcaron que quedaba una hora para que se cerrasen las puertas al público. Yo alcé el dedo pulgar con diversión mientras entraba rápidamente para no perder ni un solo segundo en avisos y advertencias. ¡Quería ver el halcón milenario y sentarme en el mismo asiento en el que se sentaba Han Solo! Sin embargo, era como un tour e ibas yendo por partes, por lo que mientras caminábamos por las pequeñas maquetas que se utilizaron para las primeras películas, decidí contarle a Sirius unas de las curiosidades que a mí más me habían impactado —por lo graciosa que era— cuando me enteré.

¿Sabías que Harrison Ford estudió para ser actor pero en cierta edad decidió dejar de serlo y volverse carpintero para poder mantener a su familia? —pregunté con retórica, ya que teniendo en cuenta los conocimientos de Sirius con el mundo muggle, dudaba que lo supiera—Pues Harrison trabajó como carpintero en casa de George Lucas cuando éste estaba haciendo los casting de la primera película. Lucas le pidió, debido a sus estudios y sabiendo que tenía experiencia en el tema, que si podía encarnar a Han Solo en los ensayos para guiar a los candidatos. Al final con lo carismático que era ejerciendo de Han Solo en los casting, Lucas decidió contratarle a él a pesar de que no quería un rostro conocido, ya que era perfecto para el papel —dije, hablando con Sirius pero con la mirada fija en las maquetas que recogía aquella gran habitación, siguiendo con la mirada tras el cristal el camino que nos marcaba el suelo—¿Cuál es tu personaje favorito? —pregunté al ver en una de las maquetas la escenografía de Hoth de cuando el Imperio ataca a la rebelión.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 27.611
Lealtad : Neutral
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1324
Puntos : 740
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t3751-correo-de-danny-maxwell#61243
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Invitado el Sáb Mar 19, 2016 8:37 pm

—Lo es —respondió Sirius inmediatamente Danny admitió que la situación entre Ian y Rhea era difícil —. Bueno, mientras Rhea no se haga puta, ni ande llorando o haciéndose abortos por las equinas, creo que todo podría ser soportable. Creo.

Entrecerró los ojos y, dando por fin ese tema por terminado, ambos recogieron sus cosas para montarse en motocicleta una ve más e irse a los Elstree Studios en donde Danny realmente se emocionó y pareció feliz por la idea, cosa que hizo sentir a Sirius satisfecho.

Se rió y emitió un quejido de dolor, fingiendo que se ahogaba y se le reventaba todo por dentro cuando Danny le abrazó, y es que sus abrazos de verdad eran más fuertes de lo que se esperaba para una pulga de su tamaño. Ambos entraron a los estudios y fueron pasando por el recorrido desde lo menos sorprendente a lo más impresionante, y es que la mayoría de esos lugares confiaban en la teoría de que lo mejor debía dejarse para el final.

Escuchó el relato de Danny, lo cual hizo que Sirius se mostrara impresionado, aunque también un poco confundido, mas no quiso interrumpirla hasta que la chica concluyó.

—Wow… algo sabía, pero no todo. Por cierto ¿qué demonios es un carpintero?

Lo único que conocía con ese nombre, eran una aves que aporreaban la cabeza con los troncos viejos de los arboles y les enterraban el pico para comerse los insectos que vivían dentro, por lo que por un momento hasta se imaginó a Harrison aporrándose la cabeza en las paredes de la casa de George Lucas, pero dudó que el Director le pagase por ello, aunque… quizás de ese modo era como los muggles se libraran de los insectos y el pobre George había tenido una plaga de ellos. Apunto estuvo de decirle a Danny que ya lo había deducido y así no mostrarse tan ignorante respecto al mundo de los Muggles, pero luego pensó que tampoco era muy inteligente aporrearse la cabeza en las murallas, así que la dejó hablar.

—Me gusta mucho Darth Vader, desde la primera escena en la que aparece, se veía tan malote y negro que molaba —rió divertido —. Me gustó mucho ver su evolución hasta el punto en que incluso mandó a la mierda todos sus ideales para proteger a su hijos. De cierto modo… —se detuvo a punto de decir que le gustaría que su padre hiciese lo mismo, pero en lugar de ello sonrió a la chica y hizo que una nueva frase saliera de sus labios —en el fondo siempre bueno y demostró ser el Jedi del cual hablaba la profecía. También me gustó su involución juvenil de la otra trilogía —alzó los hombros —. La no me gustó mucho fue Leia —rió brevemente —, ya sabes. Besaba a uno y luego a otro, tenía un carácter de puta madre, se creía la estratega perfecta y al final siempre eran otros los que planeaban los combates, además se hace llamar princesa en todas las películas y resulta que pierde su planeta y su trono en la primera de ellas. Oh… pero odio mas a Jar Jar Binks, qué desperdicio de tiempo sus escenas.

Se rascó la cabeza, y es que realmente le había encantado la saga completa y a Leia la toleraba bastante, pero a Jar Jar Binks le daban ganas de arrojarle sus zapatos cada vez que lo veía en escena.

—¿Y tú? ¿Cuál es tu personaje favorito y el que menos te gusta? ¿Hay algún personaje con el que te identifiques?
avatar
InvitadoInvitado

Danielle J. Maxwell el Mar Mar 22, 2016 12:04 am

No pude evitar mirarle divertida cuando me preguntó con toda la seriedad que qué era un carpintero. Era tan raro que alguien no acostumbrado al mundo muggle me preguntara algo tan típico y normal del mismo que a veces no sabía si me lo preguntaban en serio o para vacilarme. De hecho cuando me lo preguntó, lo miré con cara de no saber por dónde empezar a explicarle algo tan… tan… tan normal.

Pues es un oficio. Se les llama así a las personas que trabajan en la carpintería, que es básicamente tratar con la madera. Desde crear muebles, arreglarlos… todo lo que tenga que ver con la madera —le expliqué sintiéndome rara al tener que explicar qué era un carpintero, ya que yo sabía eso desde los cuatro años en donde me enseñaban en párvulos los oficios más sencillos.

Aprovechando que estábamos en los estudios en dónde se había grabado nada más ni nada menos que las películas de Star Wars, aproveché para preguntarle por su personaje favorito, ya que no me sonaba haber hablado de ésto con Sirius nunca. Darth Vader —ergo Anakin— era el personaje con más trasfondo y el que más evoluciona en ambas trilogías, por lo que era normal que fuera el favorito de la gran mayoría de las personas que ven Star Wars. Además, lo ves y es simplemente épico, por lo que es difícil que una persona pueda olvidarse de él. No le gustaba Leia y odiaba a Jar Jar Binks… si es que prácticamente pensábamos lo mismo. Yo asentí a lo que dijo de Jar Jar, por una parte lo odiaba pero por otra parte me daba pena.

¿Pues sabes que Jar Jar Binks es el personaje favorito de George Lucas, dicho por sus propias palabras? —pregunté retóricamente como curiosidad, ya que dudaba mucho que lo supiera—De hecho, después de la última película que salió antes de las vacaciones de navidad, hay un montón de teorías de que Jar Jar Binks es un Lord Sith y que es el que está detrás del líder Snoke. ¿Has visto la última película? —pregunté, ya que si la respuesta era NO prácticamente le estaba hablando en arameo antiguo pues no se enteraría—, el caso es que en la primera película de la segunda trilogía, cuando Anakin es pequeño y es la primera aparición de Jar Jar, hay un montón de movimientos, gestos y demás que se asemejan a los movimientos que hacen los usuarios de la Fuerza para controlara, además de que cuando muere Qui-Gon Jinn, en el entierro Jar Jar sonríe como si estuviera feliz por su muerte, como si fuera una amenaza menos. ¡Y claro! Jar Jar es un personaje animado —dije con misterio—Cada movimiento que hace y finge hacer está perfectamente calculado por sus diseñadores y no es simple casualidad, si lo hace, es por algo —alcé ambas cejas varias veces—Misa odiar a Jar Jar como tusa —añadí divertida al imitar su manera de hablar—Pero después de esta teoría… me parece que podría estar justificada su aparición.

¡Adoraba las teorías conspiratorias que se creaban a partir de una mínima idea de una saga o película! Como por ejemplo… ¿de quién era hija Rey, la nueva protagonista y jedi del octavo episodio? ¿Era hija de Luke? ¿Era hija de Han y Leia? ¿Era nieta de Obi-Wan Kenobi? ¿Y Finn? Bueno, Finn era negro y el único negro que había en las otras películas era Lando, así que seguramente sea pariente de ese. Ante la pregunta del personaje favorito me quedé un poco en blanco, ya que aunque Anakin fuera mi amor platónico y le tuviera mucho cariño, realmente por otras razones otros le intentaban quitar el puesto. Chewbacca y R2D2 eran los personajes a los que más cariño le tenía, con muchísima diferencia.

No podría decirte exactamente cual es mi personaje favorito… es decir, en cuanto a evolución mi personaje favorito es Anakin Skywalker, me encanta cómo crece, como se considera el mejor ante su propio maestro debido a su arrogancia, como se corrompe por amor, luego se vuelve malo y luego vuelve al lado de la luz por su propio hijo. De joven siempre me pareció un niño mimado y prepotente, pero aún así es muy completo y es un personaje con lógica —argumenté mis motivos, pero luego alcé el dedo índice—Pero creo que si no contamos la evolución, ya que es básicamente el protagonista y le dan casi toda la atención a él, mi personaje favorito es R2D2. Si te pones a pensarlo, sin R2D2 no son nadie. Es el robot más útil del universo y lo hace absolutamente todo. Cierto que su movilidad es un poco limitada, pero me encanta por lo completo que es. Es obediente, leal y siempre está dispuesto a darlo todos por sus amigos —sonreí—Es muy Hufflepuff, como yo —amplié la sonrisa y me encogí de hombros.

Y con quién me sentía identificada… solté aire un poco indecisa y finalmente miré a Sirius con lo que parecía una respuesta seria.

Creo que me identifico con Chewbacca —dije con los ojos entrecerrados, ya que "me identifico con Chewbacca" jamás podría ser una respuesta seria—No físicamente, obviamente, NO VAYAS A SALTAR... —dije divertida antes de que pudiera meterse con el físico parecido e inexistente entre ambos—, sino porque la raza wookie me parece de lo más increíble. Son cariñosos y amables con sus amigos y familia y lo dan todo por aquellos a los que quieren. Una de sus costumbres más conocidas de los wookies es la deuda de vida, es decir, que cuando alguien le salvaba la vida a un wookie, éste se entregaba completamente a su salvador y su familia para protegerlos de por vida y, no sé, yo creo o quiero creer que soy así con todas las personas importantes para mí, aunque no me salven la vida —maticé eso al final con cierta diversión, dando a entender que no me identificaba con "la deuda de vida", sino con los wookies en general.

Salimos de la zona de maquetación y nos metimos por medio de un pasillo que representaba el interior de un superdestructor imperial. Meramente visual, ya que las puertas no daban a ningún sitio en particular. Tras pasar ese pasillo y llegar al otro lado, llegamos a una especie de hangar —de tamaño pequeño, obviamente—, en cuyo centro había algo que me dejó boquiabierta.

¡Qué preciosidad! —exclamé al ver el Halcón Milenario. Cuando Jason me llevó al museo entramos en una cabina que simulaba la habitación de control del Halcón. Tenía curiosidad por saber si podríamos entrar al interior para poder sentirme Han Solo y sacarme una imagen mental—¡Perdone! —dije de repente cuando vi a un señor con un uniforme vigilando por ahí, brincando hacia él visiblemente feliz, pero es que Sirius me había traído al paraíso—¿Se puede entrar al Halcón?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 27.611
Lealtad : Neutral
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1324
Puntos : 740
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t3751-correo-de-danny-maxwell#61243
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Invitado el Dom Mayo 01, 2016 12:23 am

—Oooooh… Hacer muebles con madera… Yo ya los imaginaba dándoles de cabezazos a la madera como los pájaros carpinteros.

Rió divertido, debido a que era una imagen mental tremendamente graciosa, sobre todo imaginarse al intrépido Han Solo haciendo aquello. Realmente hubiese pagado por verlo. Sin embargo, toda la risa se le fue al traste cuando Danny relató que el personaje favorito de George Lucas era Jar Jar Binks.

—¡¿QUÉ?! —decir que exclamó es decir poco, casi lo gritó —Me estas jodiendo… No me lo creo… ¿Cómo un hombre con tanto cerebro, con TANTA imaginación, puede tener de personaje favorito a esa… esa cosa? De verdad me daría mucha rabia que le diera tanta importancia a un personaje tan estúpido.

Confesó cruzándose de brazos con el ceño ligeramente fruncido, y es que sí, rabia le daría y demasiada. Aunque si de pronto se hacía el que en realidad había estado fingiendo todo ese rato y en realidad era el Villano estrella súper Pro… No, no podía ser, no se lo imaginaba, Jar Jar Binks era estúpido hasta en sus sueños.

—Me trastornas… —confesó dedicando a Danny una mirada de desconfianza —y es que tienes razón en todo lo que dices, sus movimientos son todos fríamente calculados, pero ¡No! ¡Noooooooooo! ¡Es imposible!

Agregó imitando a Luke, e incluso sujetándose de uno de los postes en su teatralidad. Se negaba a creer algo así y se negaba de verdad. Si George Lukas lo hacía, tendría que hacerlo de un modo muy extraordinario como para que no se le cayera toda la saga de Star Wars al piso.

—Y sí, ya vi la última película. Se estrenó el día del Baile de Navidad, de hecho, me escapé del Colegio luego del Baile —sonrió con aire travieso —, de hecho, esa fue también una de las razones por las que me fui tan apresurado… Una de las razones, no la más importante.

Aclaró alzando los hombros y luego miro a Danny ante su respuesta respecto al personaje favorito de su saga. Le llamó especialmente la atención que considerara a R2D2 como un verdadero Hufflepuff y, pensándolo de ese modo, tenía razón. No obstante, toda la capacidad analítica se le esfumó de la pura carcajada que se echó al oírle decir que se identificaba con Chewbacca.

—Ajajaja… No… Claro que jamás saltaría con que te pareces físicamente a Chewbacca, noooo… imposible —mencionó con cierto tono irónico —¿Danny gruñona? ¿con un enredo de pelos en la cabeza y completamente sin estilo? Nooooo… ¿quién lo diría?

Rió divetidísimo, pero aún así escuchó lo que ella tenía que decir al respecto, para luego quedarse pensativo, pero sus pensamientos fueron interrumpidos con un brinco de emoción que pegó Danny al ver al Halcón Milenario, yendo a preguntar inmediatamente al encargado si acaso se podían subir.

—Bueno… en teoría no, pero como ustedes ya son las últimas visitas que quedan de esta noche ¿por qué no? —dijo el señor, permitiéndoles la pasada.

Por supuesto, ninguno de los dos se hizo de rogar y prácticamente corrieron para subirse a la nave espacial. Aunque por supuesto, tampoco era una nave del todo completa, tenía habilitados sólo los espacios destinados para las escenas; el pasillo, la sala de estar, la sala de control, el cuartel mecánico y las cabinas de armas.

—Increíble —mencionó Sirius sentándose en el asiento de Chewbacca en la sala de control —¿No hay ningún botón rojo que diga “No apretar”?

Preguntó con una sonrisa traviesa, pero en ese momento se le vinieron nuevos pensamientos a la cabeza, por lo que miró a Danny con seriedad.

—¿Consideras que me parezco a Anakin? —preguntó —Digo… yo también me crié siendo bastante mimado y a veces prepotente. Admito que hay momentos en los que también peco de arrogancia, pero en el fondo igual soy buenito. Sin embargo, no me veo capaz de traicionar a mis amigos por un par de tetas, perdonando la expresión, pero también muchas veces tengo cero respeto por las reglas y he llegado a creer que tenemos profesores estúpidos —rió entre dientes, pero en seguida volvió a ponerse serio —. No es que me sienta orgulloso de llegar a parecerme a Anakin, de hecho, admito que me da un poco de miedo.

Comentó soltando un suspiro antes de volver a mirar al rededor y ver un cartel que decía “Prohibido Tomar Fotografías o Grabar”.

—Es una lástima que no se me haya ocurrido traer una cámara fotográfica.
avatar
InvitadoInvitado

Danielle J. Maxwell el Mar Mayo 03, 2016 4:05 pm

Jar Jar Binks era un personaje odiado por la gran mayoría de espectadores de Star Wars. Tenía pinta de ser un absoluto inútil retrasado que solo estaba en la película para hacer el subnormal y meter un poco de humor, cosa que no hacía muy bien. Si querían meter humor solo hacía falta un personaje más decente que tuviera complicidad con otro, como es el caso de Finn y Rey. Ante la increíble negación de Sirius a las teorías conspiratorias sobre Jar Jar Binks, sonreí de manera divertida y asentí continuamente con la cabeza con mucho pesar. A mí Jar Jar Binks no me gustaba y prefería mil veces que no volviera a salir, pero si salía de esa manera… sería darle un giro inesperado a ese personaje y quizás entonces empiece a molar.

Miré a Sirius cuando me dijo que irse a ver el episodio VII Había sido una de sus razones para irse de esa manera del baile, pero no añadí nada. Después de la medio discusión que habíamos tenido prefería dejar ese tema de lado hasta que Sirius hablase con Rhea y dejase de ser tan extremista.

Solté una divertida carcajada cuando me relacionó con Chewbacca con tanta facilidad, dándole un divertido codazo en el costado.

¡Qué conste que si estoy tan despeinada es porque tengo un amigo que tuvo la brillante idea de teleportarme recién levantada! —exclamé divertida, para luego alzar la cabeza falsamente orgullosa por mi estilo—. Y que sepas que hay wookies muy estilosos que llevan trencitas y rastas, ¿eh? Yo sería de esos. Marcaría tendencia en Kashyyyk.

Entrando en una nueva sala, dimos con la preciosidad hecha nave: el Halcón Milenario. Mi rostro se iluminó como si hubiera visto al mismísimo Anakin Skywalker y fui corriendo a preguntarle al encargado de aquello si podíamos subir, con esa carita de niña buena que, a veces, me da por poner. La tenía bien ensayada después de tantos años librándome de castigos con ella. Nos dejaron pasar y casi fuimos corriendo para amortizar todo el tiempo que pudiésemos. Miré todo mi alrededor con suma emoción hasta llegar a la cabina de mando, lugar donde Sirius se sentó en el asiento de Chewbacca; yo hice lo propio sentándome en el lugar del piloto. Ay, ahí se había sentado Harrison Ford… Qué emoción... Empecé a observarlo todo mientras escuchaba su preocupación por parecerse a Anakin Skywalker. Nunca lo hubiera dicho, aunque su propia explicación hizo que me abriese un pocos los ojos.

Puedes tener cierta similitud —dije cuando terminó de explicarse—. Pero no te compares con él hasta el punto de preocuparte. Anakin era un niño inmaduro y caprichoso al que no le importaba hacer arder todo con tal de ser reconocido. Se pasó al lado oscuro traicionándolos a todos, inclusive a su propio amor. Muchos dicen que Anakin se pasó al lado oscuro por amor… —hice una pausa y alcé una ceja algo divertida—, y sí, puede ser por eso en una pequeña parte que le justifique. Pero yo creo que hay mucho más en el hecho de que Palpatine le haya hecho caso, le haya dicho lo chachi que era y lo fuerte que podría convertirse y lo poco valorado que era por los Jedis. ¡Le dijo lo que quería oír! Al fin y al cabo Anakin era uno de los jedis más sensibles a la fuerza, no era difícil que se corrompiera si alguien le daba lo que quería.

Entonces lo miré después de mi monólogo y me encogí de hombros con una sonrisilla motivada, porque el hecho de estar allí me hacía motivarme demasiado en mis explicaciones sobre Star Wars.

EL CASO… —dije repentinamente—. Tu a veces eres un poco arrogante, sí, y también un poco caprichoso —le di la razón amistosamente. Todos teníamos defectos, lo guay de ser amigos es que podíamos decirlos tranquilamente sin que nadie se ofendiera, pues si éramos amigos es que había más pros que contras—. Pero si no fuera por tu valor, que es lo más Gryffindor que hay en esta escuela, seguro serías Hufflepuff, porque tu complicidad y lealtad por tus amigos no la veo ni en la gente de mi propia casa. Y ni de coña te veo traicionándolos por nada. ¡Por nada! —Entonces esbocé una divertida sonrisa cómplice—. Muchos profesores son retrasados y las reglas se escribieron para retarnos a incumplirlas, ¡eso no tiene nada de malo! —contesté divertida. Para hablar sobre el comportamiento yo no era la chica más adecuada.

La verdad es que inmortalizar el momento hubiera molado, pero aún teniendo la cámara fotográfica no hubiera sido posible, ya que en ese momento entró el mismo hombre de antes para echarnos.

Tenemos que ir cerrando, chicos —nos dijo amigablemente.

Yo alcé el dedo pulgar de mi mano en señal de “captado” y me levanté de allí para salir. Terminamos de ver los estudios, pero después de todo lo que habíamos visto, tampoco fue de gran impresión las últimas zonas, además de que siempre teníamos a algún trabajador detrás haciéndonos presión para que nos diésemos un poco de prisa, ya que aquello iba a cerrar pronto.

Cuando salimos, salí saltando.

¡Me ha’ncantadoooooooo! —exclamé visiblemente feliz mientras nos acercábamos a la moto—. Que guay estaban las maquetas, ¿y las vestimentas? ¿Y te fijaste en las caretas de casi todo los personajes y seres que salen en Star Wars?

Nos subimos en la moto, pero aún así no me callé ni un momento, compartiendo con él mi clara motivación mientras me pegaba a su espalda y seguía hablando por un lateral para que pudiera escucharme. Después de un rato en dónde parecía que íbamos al mismo lugar en donde me recogió, llegamos a ese mismo sitio. Me bajé y le di el casco.

Muchas gracias, posiblemente sea el mejor regalo que reciba estas navidades —admití sonriente—. Y por tu culpa también recibiré el mayor castigo de estas navidades, pero valdrá la pena.

Me acerqué a él y le di un fuerte achuchón que duró unos segundos, pues le estaba muy agradecida por haberse tomado todas esas molestias en mí. ¡En mí! Sonriente como nunca, me separé de él y me ofreció nuevamente la piedra que se activaría en unos segundos, ya que habíamos llegado bastante justos.

Nos vemos en Hogwarts —me despedí de él antes de tocar la piedra y sentir cómo un gancho tiraba de mí por el vientre. Todo a mi alrededor empezó a dar vuelta y dejé de ver a Sirius, dejando paso a volver a mi habitación en Finlandia con un resplandeciente sol entrando por la ventana. Aparecí en mi cama, pero mal, por lo que me caí al momento al suelo haciendo una sonido sordo.

¿¡DANNY!? —exclamó mi madre desde la planta baja, escuchándose cómo subían mis dos padres corriendo por las escaleras, abriendo la puerta y viéndome echa un ovillo en el suelo de mi habitación vestida con esa ropa tan rara que yo JAMÁS me pondría por propia voluntad.

Holi —saludé.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 27.611
Lealtad : Neutral
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1324
Puntos : 740
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t3751-correo-de-danny-maxwell#61243
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.