Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Apolo MasbecthMejor PJ ♂
Circe MasbecthMejor PJ ♀
Alexandra B.Mejor User
Denzel S.Mejor roler
Ashanti ButtonMejor nuevo
Joshua EckhartMejor jugador
Sam & HenryMejor dúo
Eva WaldorfPremio Admin
Afiliaciones
Hermanas [2/4]
Expectro PatronumExpectro Patronum
Directorios [8/8]
Élite [36/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

Let's just have fun-Connor-

Invitado el Sáb Feb 06, 2016 1:08 am

El gran día había llegado, “gran día” que sería algo corto por que mañana mismo nos íbamos a Hogwarts a empezar con el nuevo curso, pero eso sería bueno si esta cita salía genial. De alguna manera bastante retorcida y patética me imagine que Connor y yo llegáramos a algo más y al estar siempre juntos, incluso en los dormitorios y clases, podría hacer de nuestra amistar y posible relación algo increíble. Pero eran sueños que seguramente no se cumplirían, el si había aceptado salir es porque es una buena persona y no me quería hacer sufrir ”-¿Entonces?-“ mi padre se asomó por la puerta y se recargo en esta “-Me avisas en cuanto estés con él y si necesitas algo, lo que sea, también me mandas mensaje cuando quieras que vaya por ustedes y llevamos a Connor a su casa”-Yo mire a mi padre por el reflejo del espejo mientras me peinaba pero baje la mirada- Perdóname papá- dije sin verlo “-¿Qué?¿qué hiciste Aaron?-“ dijo el dramatizando entrando a mi habitación “-te comiste las alitas que guarde?-“ me sacudió y o empecé reír-no!, no …no por eso, si no por todo…todo esto-baje de nuevo al mirada –no te salí “normal”-mi padre me soltó un zape tan fuerte que retumbo en todo el cuarto “-no seas idiota Aaron ,normal .. ¿normal? Tu madre y yo no criamos hijos prejuiciosos y estúpidos, aparte ¿Qué te preocupa? ¿No tener hijos? Pues adoptas-“ dijo aquello arreglándome el cuello dela chamarra “-pídeme perdón cuando hagas algo malo, no porque busques tu felicidad-“ me dio un beso en la frente y me empujo a la puerta “-y apúrale porque tu madre se tardara 5 horas en darte consejos y demás-“ mire con terror a mi papá por eso y en efecto, cuando baje mi madre empezó con una letanía de que me cuidara, que no le fuera a dar chocolate a Connor, que no me metiera en problemas y que no apresurara las cosas que tuviera suerte y le saludara a su “nuevo” –mamá! Ay ya!, vámonos-dije algo apenado y molesto solo para huir de ahí y aventarme al carro pues la cita seria en la ciudad muggles.

Estaba en la entrada de aquel restaurante de hamburguesas, no era uno comercial si uno de unas caseras. En la mano derecha tenía un ramo de girasoles muy especial, pues no eran flores como tal si no que eran gomitas dulces en esa forma, me pareció un gesto muy gracioso y romántico ¿Quién dice que un detalle así no se puede darle a un hombre? –ay Merlín ,¿Por qué hago esto?- rasque mi cabeza dejando recargada mi patineta por si quería ir a ese lugar después de comeré ir al cine, posiblemente no nos daría tiempo de hacer masque cenar y ver la película, pero al menos había sido una “cita” real -¿Y si no viene? –saque el celular y le marco a mi mamá-¿y si no viene?-le dije preocupado y ella solo me dijo que me calmara que me lo tomara como una salida común entre él y yo, que no pensara cosas malas-Si…gracias y si ya se fue dese hace rato, dijo que pasaría por unas cosas al super…te dejo, ya llegó- Vi a Connor a lo lejos y levante la mano apresurarlo con una sonrisa ladeada y las flores de gomitas escondidas atrás-Hola Chief- sonreí y le tendí los dulces en forma de flor- debería decir algo así como “unas flores para una bella flor” pero como son de gomita diré que están igual de aguaditas que tu- solté aquella broma para romper la tensión que yo solo me había creado .
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Dom Feb 07, 2016 3:40 am

El gran día llegó, yo me levante de la cama a mediodía, debía hacer unas cosas antes de ir a la “cita”, no le dije nada a mis padres salvo que iría a comer y al cine con Aaron, cosa que vieron muy normal y les pedí dinero pero primero debí ir de compras y lo hice en tiempo récord. Llegué con la patineta en una mano y en la otra cargado de bolsas. —  hijo, ¿quieres que te lleve a donde vas? — preguntó mi padre — no papi, no es necesario, me voy en metro — despedí de mis padres, mi madre se estaba por ir al hospital y mi papá no trabajaba ese día. Al. Salir tomé un taxi que me llevó hasta el centro de Londres, había bastante tráfico y estar atascado en una de las avenidas principales me puso a pensar, ocasionando que entraran los nervios pero enseguida traté de acallar esas vocecitas que de nada servían, me dije que debía ser valiente y así iba a ser. Tras unos quince minutos atascados por fin la fila avanzó y llegue a mi destino, una hamburgueseria en pleno centro. Al bajar del coche pude ver a mi amigo esperando y parecía que tramaba algo con tan solo ver su rostro.

 Hola minion, ¿que es… ? Wow que increíbles, que bonito detalle, gracias — aquel gesto me sorprendió bastante, es decir, comentó que podría obsequiar flores pero no creí que fuera en serio,  aunque al tratar de pegar mi nariz en ellas para oler su aroma natural me di cuenta que de naturales tenían nada pues eran de golosinas—   ¡mejor aún! así no se marchitan y se les da un mejor uso — frote mi espalda en señal que ese sería el uso y sonreí. —  perdón por llegar tarde, entremos — y sin más abrí la puerta portando mis flores en una mano sin pena alguna y nos sentamos en una mesa cerca de la ventana. No pude aguantar y le arranque un pétalo a uno de los girasoles para probarlo y estaba bueno —  ¿quieres? — le ofrecí estirando el ramo y en ese momento apareció un mesero —  ¿son para tu novia? Seguro le gustan — dijo sonriendo tratando de romper el hielo pero no sabia como Aaron lo iba a tomar pero yo me reí pues me resultó gracioso, ni siquiera le respondí —  Quiero un refresco de helados, la soda de naranja y el helado de vainilla por favor y la hamburguesa doble con queso tocino y piña también  gracias — pedí sonriendo y dejando el menú a un lado, era la primera vez que asistía a ese establecimiento. — Está bonito el lugar, elegiste bien, Aaron — dije su nombre observando sus ojos para mostrarle que lo veía y no era ignorado.

Deje las flores sobre la mesa y tamborilee mis dedos sobre la madera pero decidí volver a hablar para que no hubiera silencios Incomodos o malos entendidos — ¿quién te dijo de este lugar? Me gusta,  dan ganas de comerse todo el menú pero tocaría lavar trastes por una semana — sonreí logrando calmar un poco los nervios, aunque hacerlo del todo es un poquito difícil.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Feb 09, 2016 4:43 pm

Me agrado verlo "calmado” sonriente y que no se espantara con el detalle de las flores d golosinas, porque si empezábamos mal desde ahí estaba seguro de que yo le diría y agradecería que lo intentara pero que mejor el paráramos ahí. Pero no, Connor se mostró bastante amable y entregado al asunto de la cita, estaba como si nada y actuaba tranquilo así que eso me ayudo bastante. No se podía decir lo mismo de aquel mesero y su comentario, pero tampoco dije nada ese hombre no sabía y bueno no tenía por qué saberlo así que deje eso pasar aunque se notaba el rubor de vergüenza en mi cara la cual escondí tras la carta de menú –Hamburguesa con extra queso y tocino, sin lechuga ,refresco de limón y un malteada de helado de chocolate y una orden extra de papas fritas por favor- le sonreí al mesero y le di el menú –Pues la otra vez pase por aquí con mi mamá y vi que servían monstruos de hamburguesa y me acorde y pues bueno aquí estamos, yo tampoco había venido antes pero démosle una oportunidad- sonreí y jugué con un menú pequeño de postres-y del dinero no te preocupes traigo de sobra para quedar rodando por todo un día- me empecé a reír y me acomode- dime Chief- levante las cejas-¿listo para otro año? Yo ya tengo todo listo hasta fui a llenar mi almacén con artículos para la expresión juvenil…osea bromas- junte mis manos como si planeara algo malo- que después de que anduvieron diciendo que robaba calzones no se si sea buena idea que lo haga- solté otra risa y negué .

Era momento de que le demostrara a Connor que no había porque estar incomodos o nervioso, yo o estaba pro luchaba para que no se mostrara y bueno para eso debía sacar la plática y que esta fuera bastante alejada del tema de la cita. No le iba a decir que mis padres estaban emocionado y que me habían dado consejos y todo ese tipo de cosas, seguramente él no le había dicho a sus papas y yo le había pedido a los míos que no les comentaran nada, pues aunque los padres de mi mejor amigo eran increíbles con el tema de “ tener una cita con su mejor amigo” quien sabe cómo es que lo tomarían – Oh si Trev te dejo esto –de la bolsa de mi pantalón saque una pequeña tarjeta de regalo para una tienda de electrónicos- dice que te lo debía y que seguro habrá algo que necesites- le deje la tarjeta en la mesa- Yo te iba a traer una patineta nueva… pero prefiero gastar ese dinero en lo que sea que se te antoje –le sonreí con calma ,pero el mesero al llegar con las bebidas diciendo un “-aquí tienen caballeros-“ me hizo saltar un poco –gracias jovenazo- tome mi malteada de chocolate y en cuanto el mesero se fue yo levante mi copa- Brindemos porque vamos a comer hasta reventar y pidamos a Merlín que nos alcance el dinero –choque mi copa con la de el –oye si!, espera- deje la copa y limpie mis labios lamiéndolos- ¿Qué te dijeron tus papas sóbelo que paso? A mí me dijeron que había sido una aleta falsa y que el accidente fue solo muggle, que Trev se fue por otra razón, aunque lo dudo, estando en casa mi madre no usa la varita para nada y a partir de ese día no la suelta ni para ir al baño, así que se me hace raro- entrecerré los ojos pensando –igual y nos dicen eso para no preocuparnos, escuche que mi papá le decía a mamá que estaré más seguro si asisto a Hogwarts -me encogí de hombros y moví el popote dentro de mi copa sin mirar a mi amigo –Ni Trev quiso decirme nada, eso sí hizo sus maletas y se fue, dijo que podría pasar a visitarnos en la escuela-hice un leve puchero- odio cuando no nos dicen las cosas como si fuéramos niños, digo ya tenemos 15 y 16 años ¿no? ya somos grandes- puse los ojos en blanco –pero bueno, solo espero que este año no se te curra jugar a ti al héroe o a mí me corran de otro lugar-me reí y seguí bebiendo de mi copa para ver que me decía el, tenía al esperanza de que le hubieran contado mas cosas.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Vie Feb 12, 2016 4:31 am

¡Oye! ¡Oye!  Tómalo con calma no te vaya a dar una congestión — reí porque nos conocemos bastante bien y por eso mismo se que ambos podríamos ser considerados unos glotones y no mentirían, por lo cual lo dije en forma irónica, yo igual pedí comida y si él decía tener suficiente dinero entonces no me iba a preocupar, ademas que yo también lleve algo que me dieron mis padres. —  Listisimo, la verdad es que ya extraño a mis compañeros, claro que no como a ti pero si estar rodeado de más  gente de nuestra edad y que bueno que te preparaste porque yo no tuve tiempo de comprar nada más que los útiles escolares, ya sabes,  mi sillón, ps4 y yo no podíamos separarnos así que salir por artilugios parecía imposible, por lo cual tendrás que compartirlos conmigo y que se cuide el colegio de nuestras ocurrencias — reí por lo bajo mientras tomaba la tarjeta que me entregó — Dile a Trevor que gracias, bueno yo le mando un mensaje al rato, me compraré algún videojuego nuevo con esto y que bueno que no la compraste ya tengo dos no necesito más, soy un chico simple — le di un codazo y en ese momento apareció el Mesero con nuestra orden, debo confesar que me sentí un poco envidioso de que él pudiera beberse esa malteada — Dichoso tú que puedes comer chocolate, sabe tan rico pero no quiero morir aquí en medio de toda esta gente que ni me conoce — tal vez estaba haciendo drama pero en realidad se me hacía agua la boca y si me pongo muy mal si como chocolate, no quería verme rojo y lleno de ronchas además de no poder respirar, no podía darme ese lujo.


 Mis padres dijeron exactamente lo mismo,  como si fuera una respuesta automatizada y la verdad no me lo creí ni un poco, algo ocultan estoy de acuerdo contigo en eso, y si Trevor también es que es algo serio, ya somos grandecitos aunque no nos comportamos como tal — infle el pecho cual gallo queriendo impresionar a las gallinas en un gallinero pero luego solté el aire sonriendo
Pues mira,  con que sobrevivamos al año y el curso todo está bien, yo me encargo de cuidarte la espalda y tu la mía,  ¿trato hecho caballerito? — estire mi puño para tocar el suyo y entonces di un gran sorbo a mi refresco de naranja. Lo dulce del helado de vainilla hacia una combinación muy rica y también le di un gran mordisco a la hamburguesa que pedí y para mi sorpresa me encantó — están muy ricas, este será mi muro sitio preferido — le sonreí con algo de helado en los labios y los limpie con mis dedos. —   ¿Y bien? ¿Que sigue? Debo preguntarte sobre tu color favorito, si prefieres la playa o la montaña, tu cumpleaños, ¿cosas así? ¡Si ya lo se todo! Eres mi mejor amigo, ¿que se supone que se hace en una cita? Las películas lo hacen ver tan complicado — dije de forma divertida no quería ponerme serio o algo en mi comenzaría a decirme que tal vez no era buena idea y no quería que eso sucediera sin haber dado la oportunidad de ver como evoluciona todo ese día. — Creo que conoces hasta mis secretos más oscuros   — dije moviendo los dedos como si fuera algo misterioso o de miedo.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Miér Feb 24, 2016 2:42 pm

Yo también odiaba que nuestros padres nos mintieran tan descaradamente ¿Qué no sería mejor si nos dijeran a que nos enfrentábamos? ¿Qué no así estaríamos mejor preparados? Pero bueno los padres eran los padres, no se le podía hacer nada-Igual entiendo su nervio, pero vamos, ya tú lo dijiste, no somos unos niños de 4 años, ya sabemos usar la varita decentemente- puse los ojos en blanco y me reí un poco. En cuanto dijo lo de saber mis cosas favoritas y preguntar que hacía en una cita yo me puse algo nervioso, no me molestaba pero era muy raro verlo tan calmado con la idea y yo me sentía como un idiota de verdad- pues- me rasque la nuca y tome una de mis papas sin quitarle la vista a esta –La verdad es que no sé qué podamos hacer si exactamente ya sabemos todo uno del otro- levante mi hamburguesa y le di una gran mordida a ver si el nervio se me quitaba comiendo. Después de tragar aquel bocado y limpiarme los labios seguí –Ya que tú y yo no somos nada normales ¿porque esto debería ser una cita normal? Hagamos como si no lo fuera.. no lo sé- deje la hamburguesa- no sé cómo actuar Connor- me puse las manos en las mejillas jalando mi rostro hacia arriba- no pensé las cosas cuando te invite- no me gustaba decir eso pero al verdad era inexperto en el tema, no de las citas de esas había tenido cientos y exitosas …pero esta era totalmente diferente –es que, no es normal, osea …me refiero a que – me pase la mano por la frente y luego por una mejilla y suspire con fuerza dejando caer lados brazos a los costados -¿Qué te hizo aceptar o dar la idea de la cita?- lo mire de reojo tomando otra papa y juguete con ella en mis dientes.

No debería arruinar así al cita, pero debía saberlo –Mira- empecé a hablar de nuevo yo – Se supone que en una cita se dice lo que se siente ¿no? pues ahí te va, mastica que no quiero que te ahogues- le sonreí – Todo empezó después de esa fiesta con las chicas del cine, después de ahí simplemente pensé en ti de otra manera, no lo sé- me encogí de hombros –y luego pues solo creció y creció ni yo lo entiendo, pero la verdad es que no me arrepiento de estar acá y te agradezco el gesto de salir conmigo aun cuando sé que lo haces más por el deber y el intentar salvar nuestra amistad- estaba desganado pero debía poner las cosas claras- Yo siento que no- apreté los labios- pero igual y solo estoy confundido, no sé, necesito aclararme yo mismo pero debía decirte las cosas y luego todo se arruino con lo de la fiesta esa y al broma- le di una gran mordida a mi hamburguesa ya sin mirarlo – Y luego que tu parecías perro chihuahua moviéndote asi, temblando y hasta con ojos saltones – me tape la boca porque me empecé a reír – y todas esas cosas, ay no Chief , enserio no quería que nada de esto se diera así – me limpie los labios y le robe de sus papas solo por joderlo –Pero bueno ya estamos acá y después de comer a ver que se me ocurre, igual y cambiaremos las reglas de las citas y en lugar de pasar la tarde abrazados o diciéndote que tienes los ojos más lindos que he visto , pasaremos la tarde corriendo después de hacer alguna travesura- comí mas de mi hamburguesa y sonreí ya más calmado después de decir aquello ,simplemente no podía evitarlo, yo sentía que Connor se merecía explicaciones aun cuando ni yo entendía que estaba pasando en si –Oh sí!, creo que aún está abierta aquella exposición de aparatos de tortura muggle por si te interesa, a mi si me interesa y como te dije revolucionaremos las citas, si te agarro la mano en algún momento se rapara meterte en al dama de hierro o algo así- le cerré un ojo y me empecé a reír dado otra mordida a mi comida.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Jue Feb 25, 2016 5:23 am

¿Por qué no me encontré nervioso? Esa es una muy buena pregunta, quizá por el hecho de que Aaron es mi mejor amigo, lo conozco de cabo a rabo y se cuales son tanto sus defectos como sus habilidades y por eso mismo me siento bastante cómodo con el hecho de estar juntos comiendo como siempre hacíamos. — No estoy nervioso porque los nervios me hacen los mandados. No no es cierto, porque para mi esto es un jueves normal, salimos a comer y a andar de callejeros, la única diferencia es que me regalaste flores ah sí y que aparentemente buscar el cortejo hacia mi linda persona — batí las pestañas de manera sugerente pero luego estalle en una risa que hizo que los clientes de la mesa al lado voltearan y me dedicaron una mirada asesina, se veían bastante amargados así que me tape la boca hasta que deje de reír. —  No creas que me burlo de ti y lo que estamos haciendo, es solo que la cara del señor es muy graciosa de parece a la del gato de Artie — Artie es uno de nuestros compañeros de curso.


Le robe unas papas fritas justo como él hizo conmigo y casi me atraganto con una al escuchar decir esa declaración, es decir,  ya sabía lo que siente pero volver a oírlo sigue siendo sorprendente. —  ¿te digo la verdad? Es extraño, el saber esta información pero por probar no pasa nada y aquí estamos, no te acomplejes no es obligación el que esté aquí — le di una pequeña bofetada amistosa solo para que no se sintiera de esa forma ya que yo no estaba por compromiso. — ¡Y por supuesto que quiero ir a esa exposición de tortura! Y quiero probar todos y cada uno de ellos, bueno no, no todos, que no quiero morir aplastado o que se me arranque el dedo chiquito del pie — sonreí dando un gran mordisco a la hamburguesa que hasta un poco de la salsa de tomate escurrió por mi boca y cayó sobre el plato manchando así mi camisa y la quijada sin darme cuenta. Enseguida le di un sorbo a mi soda con helado para poder pasar la comida, pues soy de las personas que no puede comer sin estar bebiendo algo al mismo tiempo. El hombre que nos atiende se presentó ante nosotros notando las flores nuevamente —  ¿no ha llegado tu novia ¿quieres que las ponga en agua mientras esperas? — preguntó intentando ser amable pero lo observe con la cara un tanto roja, ¿por qué me sonroje? Tal vez porque pensó que eran para regalar a una chica, pero trate de corregirlo enseguida — Son mías, me las regaló él y son de dulce no reales, gracias por la oferta — le dije con una sonrisa y él agachó la mirada disculpándose y se alejó de nosotros al recoger los vasos sucios. No dije nada a mi amigo al respecto de la confusión,  simplemente cambie el tema.


Una vez lleguemos a Hogwarts quiero investigar sobre lo que está pasando qué nuestros padres nos ocultan la verdad, seguro algún compañero tenga idea que eso de enviar cartas con lechuzas es del siglo pasado y es tan tedioso, ¿tan difícil es comprarse un celular. Por eso no escribo a casi nadie de la escuela, salvo los hijos de Muggle que si saben de tecnología — me reí bajito mientras el hombre regresaba con otra ronda de bebidas. —  Perdón por lo de hace rato caballeros, disfruten su comida, estas van por parte de la casa — él se fue antes de recibir un gracias de mi parte — minion, dime, ¿a  dónde quieres viajar próximamente? mis padres me lo preguntaron para las vacaciones de verano, así ya tengo una idea y podemos ir juntos — sonreí dando un sorbo a mi bebida que aunque no era el mismo sabor de la que pedí antes pues si era gratis y ni modo de quejarme.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Dom Feb 28, 2016 5:01 pm

Me sentí bastante raro por como Connor estaba tomando las cosas, era claro el nervio en mi pero también estaba feliz de sus palabras. Él tenía razón pues debía calmarme y ya lo había dicho dos veces, no estaba ahí por compromiso así que me iba a relajar y simplemente pasarla muy bien con el por qué eso es lo que debía aprovechar, no lo había invitado a salir para estar serio, nervioso y con miedo de todo. Aparte eso de “intentar” me gusto porque estaba dispuesto a ver qué pasaba y si no pasaba nada estaba bien, sé que las cosas no serían iguales pero yo lucharía porque si lo fueran, era mi mejor amigo en el mundo y no tenía intenciones algunas para perderlo- Pues entonces acabamos y nos vamos a esa exposición , aunque dudo que nos dejen probarlas, han de ser tan viejas que si las tocas se rompen- empecé a comer más y en cuanto el mesero apareció yo le sonreí con medio bocado en la boca .Su comentario de la novia no me molesto incuso me dio algo de risa, pero lo que si me sorprendió un poco fue que Connor le dijera tan tranquilo que yo se las había dado. Me puse colorado en cuestión de segundos y casi me atraganto por eso – mmmm, si, claro investigamos y acabas con el otro brazo quemado- negué limpiándome los labios saltándome el tema del mesero- pero la verdad si me dan ganas de saber qué demonios paso y por qué no nos quieren decir- me reí por lo de los celulares- con trabajos saben hacer las cosas sin varita y esperas que usen un celular, no ves cómo se ponen cuando ven tu psp – solté otra carcajada y en cuanto llegaron las malteadas agradecí con una ligera sonrisa- que pena con esto- me lleve las manos a la frente y negué riendo llevando mis labios a probarla nueva bebida- uy esto está muy bueno, toma- le extendí al bebida a Connor y yo seguí comiendo .

-No sé- me encogí de hombros- no he pensado a donde quiero ir ,¿ pero sabes que sería muy genial de hacer?- levante mis dos cejas de manera rápida – bucear como los muggles en el mar, ver peces y esas cosas o hasta ir a un barco y ver que vemos, no se siempre me ha parecido genial o también ir a una cueva y meternos hasta dentro así muy dentro y esas cosas- me emocionaba esa idea- pero con la película que vi, la del “ descenso” la verdad me da miedo que nos topemos con algún troll o algo como eso y acabemos como las tipas de la película asechados por ellos- me sacudí con violencia por los escalofríos- mejor vamos a un spa muggle o nos aventamos del paracaídas – asentí como si aquella fuera a mejor opción –no ya se- dije más animado que antes aplaudiendo una vez –vamos a esquiar!, la última vez que se supone que iba irnos pude porque mi padre tenía una gripa horrible y dijo que no, así que no quiero quedarme con las ganas de hacer Snowboard ,igual y encontramos al yeti y nos hacemos millonarios!- para ese momento mi plato ya estaba totalmente limpio y ataque las otras papas y mi bebida así como la nueva de Connor – ¿y a ti donde te gustaría ir?, no me vayas a salir que a buscar la fuente de la juventud o quieres ir a cazar hombres lobos o algo así – trono los dedos al acordarme de algo – Florence de séptimo año me conto de un lugar en donde te dejan acercarte a los dragones y creo hasta montarlos, seria genial ir ¿no? ¿¡te imaginas!? Qué tal si nos subimos a uno y el dragón se enamora de mí y se quiere ir conmigo y ya no tengo que llegar a la escuela en tren si no en él y cada vez que silbe se aparece, así como en las películas- me limpie los labios entre risas –Mejor investiguemos juntos algún lugar así genial, donde tengan de todo .Porque si me la pase muy bien con Trev y mis papás, pero no es lo mismo sin ti, nadie me sigue las babosadas que hago y Trev siempre sale con sus “ ay no, eso es infantil, ay no que dirán de mí, ay no es peligroso usar las pirámides como resbaladillas, ay no, no le peinaremos la melena a ese león “- manotee entre risas y seguí bebiendo de mi maltada . En eso tome mi celular y estire mi brazo al mismo tiempo en el que movía mi silla hasta ponerme al lado de Connor- la foto obligatoria de cada salida. Di Grindylows!- nos tome varias fotos en donde yo hacía muecas y en otras sonreía normal, eso no era nuevo, yo amaba tener fotos de Connor y mías a donde fuera que nos llevara el viento y no sería esta la excepción – Listo, ¿quieres que pidamos un helado gigante? – levante la mano para que el mesero fuera a nuestra mesa y ver si pedíamos el helado o nos íbamos a la exposición.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Lun Feb 29, 2016 5:47 am

Si, no hay duda de que Aaron y yo hacemos un gran equipo y nos complementamos el uno al otro, es por eso que nuestras salidas a comer o a hacer alguna travesura siempre son divertidas y se pasa el día muy rápido ya que disfrutamos de nuestra compañía respectivamente. Lo noté rojo con el comentario del mesero y yo no pude evitar reír por lo bajo, pero escuchar sus planes detallados para salir de vacaciones me gustaban Suena divertido sin duda quiero hacer todo eso, sobretodo lo de bucear, quiero ir a Australia y poder nadar entre los arrecifes de coral, se ve tan bonito en imágenes que quiero vivirlo en persona, ¡Y lo de los dragones! Lo que daría por montar uno, y por ver la clase de crías que tendrías con un dragón   solté una pequeña risa que se vio muy bien en las fotos de autorretrato que Aaron nos estaba sacando. Inclusive saque la lengua en una de ellas y en la última se podía ver al mesero recogiendo los platos sucios. No, ya tuve suficiente helado en mi bebida, será mejor que vayamos a esa exposición antes que se haga más tarde y de que voy a usar uno de esos aparatos no lo dudes, como que me llamo Connor Perkins John Smith Pocahontos Ramirez invente los últimos nombres mientras sacaba un billete de mi bolsillo. te voy ayudar a pagar y no quiero que me lo refutes porque te pego una trompada y no sería nada romántico ¿o sí? le batí las pestañas y luego sonreí mientras me levantaba para ir al baño en lo que el mesero cobraba la cuenta. Ya en el baño me lave la cara ya que la tenía pegajosa por todo lo dulce que ingerí, salí ya cuando vi a Aaron levantado y entonces tomé mi ramo de flores en golosinas y también la patineta para después salir de ahí.

Anduvimos en la patineta alrededor de cinco cuadras hasta llegar al dichoso lugar y llegamos justo a la taquilla donde sorpresivamente no había mucha gente y el siguiente tour comenzaría en cinco minutos así que estábamos de suerte. Deje que esta vez él pagara y mientras yo me comí literal una de las flores esperando a poder entrar. Nos obligaron a dejar las patinetas y las flores en unos lockers en lo que hacíamos el tour. Una mujer en sus cuarentas, pelo rizado y negro, ojos color miel y uno de ellos bizco, nos veía con una sonrisa perturbadora. Si los empleados dan miedo, imagínate los instrumentos que vamos a ver le dije a mi amigo con un ligero codazo y un susurro en su oído mientras la mujer nos invitaba a pasar. Tan solo hubo un cliente más aparte de nosotros, un pequeño grupo de tres personas y la guía quien comenzó a aburrirnos con sus clases de historia y el primer instrumento que vimos era una silla de madera y piel con unos acabados extraños, nunca vi algo así y ella nos explicaba de que se trataba. ¿te imaginas cuanta gente murió en esta cosa? Debió ser terrible, seguro ese casco con el pico era para que llegase hasta el cerebro dije tocando mi cabeza de forma instintiva e hice una mueca de dolor simulado. Quiero sentarme ahí para que me tomes una foto, en cuanto se distraiga la troncha toro le dije al oído y el señor a nuestro lado si se mostraba muy interesado en saber más de la historia mientras yo veía la silla y el letrero que estaba arriba donde decía que no se podía tomar fotos pero yo ya tenía mi teléfono listo para usarlo.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Mar 08, 2016 12:38 am

Termine por pagar en aquel museo y la verdad se suponía que yo pagaría absolutamente todo, pero Connor era experto en ser necio. Por eso y para llevar de manera divertida la tarde noche decidí no hacer comentario alguno y me dedique a reír y más cuando dijo aquello de los empleados- ay si , dice el niño bonito- eso en cualquier otro contexto hubiera sido gracioso, pero ya sabiendo que él me gustaba se me hizo incomodo, igual él no lo tomaría mal pero yo si estaba más que nervioso. El recorrido empezó y ya para tomarle la foto dude en de verdad hacerlo- Nos van a sacar por tus ocurrencias- ya lo tenía tomado por el brazo para empujarlo a la silla. Me asome un poco y la señora platicaba muy animadamente con el señor, tanto que ni se dieron cuenta que ya no íbamos con ellos – uy, el romance está en el aire, perfecto lugar para un beso de amor entre dos monstruos- señale por donde se habían ido los otros dos – a ver…..- me puse serio – Connor Gudufredo Perkins Lolipop- dije de manera fuerte y autoritaria- se le acuséis, de habereis, hechoeis alogieis terribleis- la risa me gano y tome compostura aclarando mi garganta- por el crimen de comerse todas las ranas que se supone le regale para 5 meses, en 2 días. Por romper hace2 años mi patineta nueva. Por incendiar mi cama el año pasado!- lo señale mientras grababa aquello ya después vendrían las fotos- se le condena a morir bajo la tortura de …-mire la placa – Silla de tortura... ay no si eh …uy qué nombre tan complicado y original- solté aun grabando a Connor - Fue usada en Centro Europa hasta 1846. El torturado era sentado en ella desnudo y amarrado por correas que lo apretaban lentamente, de modo que los pinchos le penetraran en la carne-hice una mueca- yo no te voy a encuerar, no quiero espantarme – solté ese chiste sin más pues me la estaba pasando genial- ya, ya a ver, sonríe y luego haces cara de sufrimiento y luego de dolor y así- empecé a tomarle las fotos y ya cuando coincidiere que eran suficientes moví la cabeza para que siguiéramos.

La señorita y el otro tipo ya estaban quien sabe dónde, por lo mismo nos quedamos solos recorriendo los pasillos con aquellos aparatos de tortura- este lugar es como tu closet.. tétrico y tengo la sensación de que algo macabro saldrá aquí- me empecé a reír y me acerqué a un instrumento en donde se leía un “La cuna de judas” y en cuanto empecé a leer lo que era mi mueca de terror se fue haciendo más notoria- ¿qué demonios tenían en la cabeza antes? Maldita gente enferma….que bueno que no nacimos en ese entonces si no con todo lo que ya hicimos esta cosa hubiera sido lo menos bizarro que nos hubieran puesto de castigo- negué eufóricamente y camine más rápido para alejarme desea cosa –Oh! Mira Connor ven – por fin había encontrado lo que quería ver – La dama de hierro, esta cosa me parece genial y también esto- al lado de la dama de hierro estaba otra como caja metálica toda oxidada- arriba, hay un pequeño hoyo, como ves esto no es muy grande- empecé a explicarle a Connor muy animado- metían a la gente ahí, amarrada y la dejaban bajo el pesado sol y la fría noche, y cada minutos una gotita de agua caía por ese hoyo – jale una banca enorme que estaba ahí y me subí haciéndole una seña a Connor para que se subiera y pudiéramos ver el hoyito del que le hablaba – tenían la cabeza amarrada entonces era imposible moverse y así gota tras gota caía en el mismo lugar hasta abrir la piel y matar a la persona lenta, muy lentamente- aquello lo dije recargando mis brazos en aquella caja rara sin dejar de mirar el hoyito –Hubiera sido genial ser un ejecutador…ejecutor… un verdugo pues- ahora si mire a Connor – venga, metete y te tomo más fotos y luego yo – Pero en ese momento la señora esa apareció y nos regañó por estar subidos ahí y nos dijo que si no nos interesaba el recorrido que nos fuéramos- lo lamentamos, fuimos al baño y nos perdimos, estamos aquí por tarea y la mía es sobre esta cosa- le pegue a la caja y a la señora se le pusieron los pelos de punta por la manera en la que el había pegado. Pero se calmó y nos dijo que siguiéramos – ahorita se vuelven a adelantar, el señor le vio las nachitas, seguro el trae ganas – le susurre a Connor en el oído y seguí caminando tras aquellos dos , de vez en cuando empujando a Connor o señalándole algún aparato más.

avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Sáb Mar 12, 2016 3:03 am

Si te pones a pensar en ello, la exposición resulta bastante macabra con todos esos instrumentos de tortura donde la gente tenía muertes lentas y dolorosas, sin embargo entre Aaron y yo lo tomamos en juego y hasta nos grabamos. —  ¡Objeción su majestad, el único crimen del que soy culpable es el de quererlo tanto que me veo obligado a cometer todos esos perjurios — comente bastante serio pero la diversión nos la interrumpió la señora guía de turistas, salí deprisa al lado de mi amigo y cita para que no nos viera mancillando aquellos instrumentos. —   Si, nos perdimos señora y me puse a investigar sobre la dama de hierro eso si que da miedo y que martirio debió ser el que te pusieran dentro — dije con cara de afligido para mostrar empatía, la señora sonrió contenta de ver alguien interesado en ese tema además del turista que estaba un poco más adelante de nosotros. —  Pues si eso te pareció terrible espera a lo que veas más adelante, y como les dije, manténganse Unidos al grupo, no se desvíen y presten atención si quieren obtener buena nota en sus clases — la mujer un poco seria pero después sonrió volviendo a hablar con el único adulto además de ella.

Me reí por lo bajo viendo a Aaron quien le coloque la mano por encima de sus hombros mientras continuamos caminando a una distancia prudente de ellos — Que amargada la doña, bueno, ¿no te parece tétrico que encontremos divertido esto? ¿Será una señal de que nos vamos a convertir en rufianes o peor aún en ciertos magos oscuros que forman sus pandillas y aterrorizan gente? — le pregunté viendo sus ojos — Estoy bromeando, yo no podría, ni siquiera herir a un conejito dulce y tierno menos usar alguno de estos aparatos o peor, unirme a los mortis — le susurre eso último en su oído y para acabar le di un beso en la mejilla solo porque si. Porque me sentí cómodo haciéndolo. — Ven, vamos a ver que más nos cuenta la señora tronchatoro — le tomé de la mano y alcanzamos el paso de ambos adultos mientras ella nos veía de reojo complacida de que la siguiéramos.

A medida que nos adentramos en ese museo la iluminación era más tenue dando aquello un aspecto de terror pero imagine que ese sería el objetivo, a la gente le gusta asustarse. Estaba lo bastante entretenido que olvide me encontraba en un cita con mi mejor amigo y que aun sostenía su mano pues lo que captó mi atención fue la puerta que había más adelante con una leyenda en ella donde no alcanzaba a leer desde mi posición y por la poca iluminación pero parecía ser una sala especial y por supuesto que yo quería ir allí. Inclusive le hice una seña con la mirada a Aaron para que mirara en esa dirección.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Dom Mar 20, 2016 5:04 am

Eso estaba saliendo mejor de lo que esperaba, de hecho había pensado que los dos andaríamos caminando en silencio viendo esas cosas y ya ,sin hablar y sin nada. Pero no! esto estaba fenomenal y me gustaba la actitud de Connor hacia todo eso ¿y de ese beso? por Merlín, ese beso en la mejilla me había parecido increíblemente lindo y tierno –puaj, tus babosidades- según yo me limpie la saliva de él pero no lo hice, ese beso me había animado incluso aún más de lo que se pudiera pensar y el entrelace de dedos fue el toque perfecto para terminarme de relajar .La señora hablaba y hablaba y parloteaba y debía admitir que sabía muchas cosas y lo explicaba con tal emoción que no era aburrido como muchos lo hacían, se notaba que la señora quería que su romeo se emocionara más con ella .

La mirada picara de mi mejor amigo me saco una sonrisa igual de picar ,le apreté la mano y moví la cabeza para indicarle que fuéramos ahí , al cuarto que el había visto primero .Los tortolos se fueron de nuevo mientras reían y se tomaban de la mano de manera discreta. Hasta la señora se giró a vernos y levanto su dedo índice pidiéndonos que no dijéramos nada, yo me lleve la mano a la boca y me empecé a reír- No puedo creerlo- me quite la mano dela boca y con mayor razón jale a Connor para ir a esa otra sala- Pues bien, ahora yo seré tu guía parece- abrí la pesada puerta y las luces titilaron, eran luces medio azulosas y aquel cuarto parecía ser uno de un doctor , como un quirófano y dentro de él había una enorme plancha con un maniquí simulando ser un cadáver y piezas de silicón de los supuestos órgano y cosas así, sangre falsa por todos lados, pinzas y supuestas uñas arrancadas- ¿qué demonios es esto?- solté la mano de Connor para tomar unas pinzas y se las acerque al ojo como la imagen que estaba atrás de mi .

Imagínate, hace rato que hablaste de los Mortifagos- empecé a caminar por esa sala- que unos mortifagos te atraparan y que te metieran en un sitio así,, que te hicieran un Crucio y aparte te torturaran como aquí muestran – me sacudí porque eso me dio mucho miedo –Tienes razón, yo tampoco podría ser así de malo, cuando me como las ranas de chocolate me da culpa , imagínate tratar así a alguien mas- negué y deje las pinzas para tomar el cerebro de silicón que estaba dentro de la cabeza del maniquí y lo apreté entre mis manos - ¿Qué clase de tortura se haría con un cerebro? Oh! Ya se- me acerque a Connor – Como en la película muggle  de “él dragón rojo” donde el tipo este tiene a otro tipo sentado sin la tapa del cráneo, así literal con el cerebro expuesto ¿eso podría ser una tortura no?- le deje  el cerebro falso en las manos y fui a la plancha para quitar el maniquí y subirme yo –tómame fotos ándale- le pase mi teléfono y me estire aun estando sobre la plancha para quitarle la bata a ese maniquí y me la puse yo. Abrí mucho los ojos y saque la lengua simulando que estaba muerto para que me tomara las fotos . Pero me di cuenta que mi mano estaba llena ya de sangre falsa-que asco!- me senté de nuevo en la camilla y estire mi mano hasta Connor- que asco! iu, iu, iu!- dije fuerte y me baje de ahí para acorralar a Connor contra la pared y así intentar embarrarle la sangre en la cara mientras según hacia como que quería vomitar.


avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Mar 22, 2016 8:31 am

Al ver a la mujer coqueteando con su cliente me pareció algo atrevido de su parte pero presenciar como nos hacía la seña para que no habláramos entonces nos estaba convirtiendo en cómplices de algo prohibido y eso me encantaba pero no hubo tiempo a procesarlo pues de pronto me encontré en una sala de tortura con el teléfono en mano haciendo fotos a Aaron quien se veía bastante ridículo en aquella plancha. —  Ya ni me digas que vomite mucho cuando la vi y sigo recordando y me da asco, yo tampoco podría, soy demasiado adorable para poder matar una mosca siquiera. Espera ¿que? No Aaron, que, ¡Guacala!   — grité arrinconado contra la pared mientras intenta restregarme aquella cosa roja y viscosa que simula sangre de los torturados. — Se que es falsa pero da asquito, quizá si supiera de qué está hecho, porque si es de melaza hasta la comía   — dije presionado contra el muro y entonces me agaché para zafarme y lo logré sin mucho esfuerzo.

Una vez en el suelo me puse a rodar hasta que pegué contra las patas de la plancha o camilla — ¡Ouch!   — me sobé la cabeza, no fue un golpe muy fuerte aunque sí dolió y me puse de pie enseguida. — Aaron, juras solemnemente decir la verdad y solo más que la verdad, o si no que el calamar gigante te coman los sesos y te escupa bajo un volcán en erupción de no hacerlo?   — le levanté el brazo que no estaba lleno de sangre simulando estar ante un jurado y él era el asesino. —  Muy bien señor Ravenscroft, tome asiento en su silla ejecutora por favor — señale la plancha y espere a que lo hiciera. — Muy bien señor Ravenscroft, ahora que pasamos de las formalidades quisiera saber como se declara usted y los cargos son los siguientes   — me aclaré la garganta y simule desenrollar un papiro y comencé a leer dicho papel imaginario.  — Robo a varita armada de un cargamento de chocolates lagartijas de fuego,asesinar a sangre fría a dos muñecos Teddy de peluche de sus compañeras de casa, torturar a la Señora Norrris con cosquillas gatunas hasta que se orinara y por último colocar una tachuela en el asiento del profesor Snape — dije simulando volver a enrollar el papiro invisible hasta que lo guarde en mi bolsillo.

Tras leer sus cargos espere su respuesta y le cedí la palabra permaneciendo sentado en una silla polvorienta que encontré, me sorprendía no haber sido interrumpidos aún por la guía pero al estar con su nuevo galán quizá nos había olvidado y no estaba seguro de que eso fuera algo bueno. — Adelante, señor acusado, lo estamos esperando   — crucé los brazos y levanté la quijada simulando prestar toda mi atención en lo que iba a decir. El jurado en este caso eran las diversas herramientas de tortura alineadas sobre una mesa contigua.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Vie Mar 25, 2016 1:52 am

Me puse las manos en la cara y al llenarme dela sangre falsa hice una mueca, me limpie con la bata del maniquí y me acerque a la plancha actuando como si fuera un preso -lo prometo, pero no puedes aceptar la verdad- solté y me empecé amover con desesperación- no por favor, por favor! Escúcheme yo no fui! Fue un clon malvado lo juro! Aaah- gritoneo pegando en la plancha con los pies- piedad! Misericordia soy inocente! Soy inocente , quiero ser libre! Por favor- levante los brazos de forma dramática- todo eso es falso, yo soy un alma buena, todos los días le rezo al dios del chocolate, le pongo sus velitas a las santas galletas de avena de tu mamá! Por el amor a Merlín yo soy bueno ,yo no hice nada a la gatita y lo de la tachuela...bueno… fue algo que se me salió de las manos. Aparte tú fuiste el de la idea! Y me castigaran a mí por eso. Injusticia señores!- me senté en la plancha -Exijo que retomen la investigación-me recosté e hice como que estaba sujeto en la plancha y empecé a negar con los ojos cerrados- Está bien, está bien ,lo confieso –mire al techo haciendo un puchero – las lagartijas de fuego las robe para un pobre orfanato donde jamás habían comido chocolate y los muñecos Teddy tenían maldiciones, salve a Rose y Gabrielle ellas lo pueden testificar- respire hondo aun actuando y aguantando así la risa –la tachuela lo hice para comprobar que el profesor fuera él y no un fantasma y no dela señora Norris solo fue un cariño, lo juro –levante un puño y lo batí en el aire- estoy libre de pecado! Soy inocente! Exijo mi último helado de menta y chocolate ,quiero un último beso! Quiero unas alitas ¡ y quiero una tarde en patineta como última voluntad. Merezco eso y más- y así de la nada hice como que me empezaban a electrocutar.

Me sacudí todo y hasta saque la lengua y puse los ojos en blanco haciendo sonidos chistosos .De manera dramática estire mi mano hacia Connor e hice como que ya había muerto, me quede con el brazo tendido a un lado y los ojos cerrados .Me quería reír, pero estaba esperando a que se acercara para así espantarlo en cuanto le agarrara de los hombros .Solo se escuchaba el sonido de las lámparas sobre nosotros y una que otra gota, seguramente música de ambientación de aquella sala .Disimuladamente tire con uno de mis pies algo al suelo y esto hizo un escándalo .Me moví un poco y aun con los ojos en blanco me empecé a levantar gimiendo como zombie –Cerebros- Me acerqué a la orilla de la plancha y me baje para empezar a caminar hacia Connor- Cerebros- dije como Zombie y me quede parado- tu no cerebro cabeza….tu solo cachetes- seguí caminando hacia el – Cachetes- dije aquello acercándome más y más hasta que me fui a estampar contra la puerta y aquello fue peor porque justo en el momento en el que choque uno de los guardias abrió la puerta y me pego aún más fuerte y por eso acabe con las nalgas en el piso –auch- me quede ahí sobándome la nariz “-¿qué hacen aquí niños?¿En dónde está su guía?- no dije nada pues me dolía la nariz y sentía como la sangre iba a empezar a salir.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Vie Mar 25, 2016 6:44 pm

Podríamos pasar la tarde diciendo to tenias o hablando incoherencias, inclusivemente jugar con lodo e imaginar un sin fin de posibilidades, tenemos una mente muy peculiar y parecemos niños cuando se supone ya estamos entrando a la juventud, si algún día maduraremos sin duda ese día no iba a ser el ganador. —   Señor Ravenscroft, por haber confesado sus crímenes, se le aplicará una sentencia menor, dado que consideramos tal acto como benevolente al ser honestos, es por eso que el jurado y yo hemos llegado a una conclusión, jurado por favor, les cedo la palabra —dije con voz propia de un adulto y luego carraspee mirando a los utensilios de la mesa contraria que fungen como jurado y fingí una voz aguda simulando la de ser de aquel marro —   Su señoría, nosotros proclamamos que el señor Ravenscroft sea hallado culpable por todos los cargos debido a que lo ha confesado y no queda más que hacer proceder la ley — dijo aquel miembro de jurado para luego ceder la voz al juez — Aaron Ravenscroft es culpable y se le sentencia a dos meses sin cenar y tres semanas sin poder comer helado, de romper dicha sentencia será mandado de inmediato a la prisión de Azkaban por considerarse un delincuente altamente peligroso, así que a cumplir la ley — dije con un tono de voz autoritario y golpeé la mesa simulando ser el martillo o cosa esa que los jueces usan para callar gente o dar veredictos o solo hacerse escuchar.

Cuando lo vi morir simule llorar y dejar atrás el acto de juez para dejarme caer sobre su camilla hasta que comenzó a actuar como zombie y no pude más que reír y hacerme hacia atrás levantándome a toda prisa, sin embargo no fui el que cayó sino él y la puerta se abrió —  Este… Nos perdimos su señoría, digo, señor policía guardia del museo — hablé manteniendo mi rostro más inocente que podía, siempre funciona cuando quiero zafarme de cualquier situación, sin embargo el hombre no pareció dispuesto a tragarselo. —  Ustedes dos vienen conmigo, están en serios problemas niños, por haber dañado propiedad histórica, sus padres los castigaran tanto que no verán la luz del día en años, de eso me encargo — aquel hombre enojado dijo tomandonos del cuello de la camisa y casi arrastrandonos hacia la salida.


Mire de reojo a mi amigo con una sonrisa cómplice, realmente no me preocupaba que nos atraparon, lo intuía pero si que llamaran a mi padre porque ya imaginaba en mi cabeza el sermón que me daría, pero como por obra de un milagro apareció la mujer, la guía de turistas con el otro hombre que es cliente al igual que nosotros y se detuvo frente a frente con el guardia —  August, baja inmediatamente a esos niños, están bajo mi cuidado, se perdieron — comentó ella para mi sorpresa y abrí la boca porque no podía creer que nos defendiera. —   Si pero hicieron travesuras en la sala de las muestras medievales   — dijo algo sorprendido por el regaño y la mujer lo apartó a un lado para hablar en privado con él mientras nosotros permanecimos con el turista. —  Minion creo que nos vamos a librar de esta, no imagine que nos ayudaría, debemos comprarle un dulce o regalo o algo,  si evita que nuestros papás se enteren, el mio es capaz de no mandarme dinero o firmar permiso para ir a Hogsmeade — hice un puchero pues esa idea me parecía muy mala, no quería perderme toda la diversión.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Mar 29, 2016 5:44 pm

No irnos peor en ese momento. El guardia ya nos tenía en la mira y estábamos en problemas, ya podía ver la escena, nuestros padres pidiendo perdón a los policías mientras Connor y yo éramos colgados o en la guillotina o en alguno de esos aparatos de tortura como castigo por andar de traviesos. Ya estaba preparando mi monologo para zafarnos de eso, pero no fue necesario, aquel ángel rechoncho de medias rasgadas apareció de la nada y nos salvó –El destino esta de nuestro lado Chifef- le susurre mientras seguía agarrando el tabique de mi nariz para que la sangre no saliera “-No puedes hacerle nada Gerard. Mira a esta pobre chiquito-“ la señora me abrazo a su cuerpo “-está sangrando y tú lo heriste. A ver dime cariño ¿Quién te hizo daño?-“ yo iba a decir que nadie pero entendía lo que hacia la señora as que mire a Connor fugazmente como diciéndole un “ apóyame” y levante mi mano para señalar al guardia que sin querer me había golpeado en la nariz “-¿ves? Puede demandarnos es un menso de edad y tú le golpeaste ¿quieres que nos demandes? No verdad, entonces nos vamos a limpiarle la sangre y a darle un regalo a ambos de la tienda-“ la señora tomo de la mano a Connor y nos llevó con ella y el otro señor hacia la tienda de recuerdos “—Gracias niños, la duda esta saldada y hablaba enserio, de la tienda de regalos pueden agarrar una cosa, la que quieran, pero prometan que no nos van a demandar-“ yo sonreí y tome de la muñeca a Connor- aquí no pasó nada- aspire con fuerza y sentí el sabor de la sangre, lo cual me hizo sacudirme un poco y hacer una mueca- Nada que un regalo no cure, ¿verdad chief?- o jale para entrar a la tienda y enseguida quise comprar absolutamente todo .

Pero mis ojos se fijaron en algo que era estúpidamente increíble . Era un porta y cargador de celular, el cual tenía forma de silla eléctrica y donde iba el cargador era el “casco” que les ponían en la cabeza a los ejecutados- yo quiero esto, míralo Connor está bien padre- se lo sacudí en la cara y pase el dorso de mi mano bajo la nariz pues sentí un cosquilleo- genial ahora tendré la nariz morada para la primera semana de clases- negué y recibí de la dependiente de la tienda un paquetito con pañuelos y una disculpa, pero eso no fue todo, si no que nos dijo que podíamos elegir otro regalo -¿enserio? Que genial!- abrace por el hombro a Connor para seguir viendo la tienda- deberías hacer que otro “ accidente pase” no se… mira- señale unas armaduras- ¿por qué no hacer que eso te caiga arriba, un chichón no es tan malo y así en la escuela decimos que nos enfrentamos a unos malandros antes de entrar a la escuela, seremos bien recibidos- mire a Connor de reojo levantando ambas cejas – ándale, no seas cobarde- le mire con picardía y de la nada empecé a hacerle como gallina agitando mis brazos para incitarlo al llamarlo cobarde- a Connor le da miedo…a Connor le da miedo necesita un cambio de pañal- seguí moviendo mis brazos y continúe con el cacareo bajito para molestarlo. Me hubiera gustado hacer eso pero diciéndole un “a que no te atreves a besarme” pero no arruinaría la buena vibra con algo como eso.
avatar
InvitadoInvitado

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.