Situación Actual
10º-19º
24 octubre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Wolfgang R.Mejor PJ ♂
Lluna F.Mejor PJ ♀
Eva W.Mejor User
Melissa M.Mejor roler
Gwen & KyleMejor dúo
Giovanni M.Mejor novato
Niara S.Especial I.
Iris L.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

¿Una cervecita? [Axel, Alice y Evan]

Axel S. Crowley el Vie Ene 03, 2014 3:58 pm

Para Axel las navidades no eran vacaciones, al contrario que muchos chicos de su edad, para él Hogwarts era como sus vacaciones, él allí se lo pasaba bien, tenía sus amigos y vivía como le daba la gana, era quién quería ser. En su casa, al contrario, tenía que estar todo el rato con los formalismos de los Crowley y, para colmo, en estas fechas toda la familia se reunía en la casa costera de su tío Hugh para festejar tanto navidad como noche vieja, algo que a él le gustaba, si no tuviera que soportar tanta hipocresía en el ambiente. Lo único que tenía de bueno esto es que la casa de su tío más poderoso era en Londres y la gran mayoría de sus amigos de Hogwarts, vivían en Londres.

El joven mago mandó algunas cartas a sus amigos más cercanos, pero la gran mayoría se la devolvían con una negativa, debido a que las compras navideñas de última hora les tenían a todos ocupados, además de que muchos otros simplemente tenían cenas o quedadas con sus familias. Aun así, Axel se negaba a quedarse en casa de su tío toda la tarde sin hacer nada, teniendo en cuenta la cantidad de idioteces por minutos que salían de la boca de sus primos, prefería pasar la tarde dando una vuelta por cualquier lugar mágico de Londres, en donde, quizás, encontrase a alguien conocido.

El chico se puso un suéter gris con rayas negras, unos vaqueros negros y unas gruesas botas, su calzado favorito por excelencia, se colocó una chaqueta gruesa y oscura por encima y salió de casa, abrigado contra el frío invernal de Londres. Fue a la Red Flú más cercana a la casa de su tío y se transportó a Hogsmeade. Tenía pensado tomarse una cerveza de mantequilla mientras seguía disfrutando de una novela muggle que su compañero de habitación le había recomendado y de paso comprar algunos detalles de Zonko para sus primos más pequeños.

Decidió ir primero a las Tres Escobas, al entrar sintió como una ola de calor le escupía en la cara, teniendo en cuenta lo fría que tenía la nariz (probablemente la tuviese roja) al estar en la calle con el frío helado, notó escandalosamente la diferencia. Se quitó el gran abrigo mientras se dirigía a la barra y se pidió una cerveza de mantequilla. Pagó lo que costaba y se dirigió a una mesa cerca de la ventana, se sentó en ella y observó el paisaje mientras bebía de su cerveza, antes de sacar el libro de bolsillo de su compañero y abrirlo por la página en donde lo había dejado. Se trataba de la primera parte del Señor de los Anillos y Axel estaba fascinado, pues nunca había leído algo similar y eso que le encantaba leer.

Por desgracia, antes de terminar la página por la que había empezado, una persona, cuyo rostro, forma o voz no llegó a reconocer al instante, se tropezó y lo que fuera que llevase encima cayó sobre la manga izquierda de Axel y sobre el libro que se estaba leyendo.

- Hoy es mi día de suerte... -murmuró divertido por no llorar, mirándose las mangas del suéter y el pobre libro que siquiera era de él.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Xavier Samuel
Edad del pj : 20
Ocupación : Estudiante de criaturas m
Pureza de sangre : Pura
Galeones : -
Lealtad : ¿Esto se come?
Patronus : No tiene
Mensajes : 346
Puntos : 6
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Invitado el Vie Ene 03, 2014 6:20 pm

Aquella mañana era perfecta, no había clases, había terminado los deberes, el cielo no parecía ir a descargar una tormenta en el momento menos indicado y Hogsmeade estaba más bonito que nunca. Dado que en Hogwarts ya no hacía nada de utilidad, había decidido ir esa misma mañana a dar una vuelta. Así tal vez podría echarle un vistazo a la casa en la que de ahora en adelante pasaría las vacaciones, junto a Esther, su profesora. Parecía increíble pero sí, una profesora me había tomado como si fuera mi hermana mayor y me había dado un hogar. ¿Quien querría aguantarme más horas de las necesarias?

EL frío de Londres me cortaba los labios y me helaba las manos, eso era lo peor de aquel lugar, pero en este día hasta había dejado de importarme. Ya me había ocupado de abrigarme bien con mi capa azul de terciopelo y jersey de lana blanca calentito, el único problema eran los agujeros de mis vaqueros, para lo que me había puesto unas medias de rayas debajo. Así que entre mi prevención y mi alegría, no tenía demasiado frío.

Decidí parar en una cafetería del pueblo para tomar un vaso de Nesquick calentito antes de ir a ver si Esther estaba en casa. Llevaba en el bolso un par de libros muy interesantes que ya había empezado a devorar hacía un par de meses, pero con el estrés del curso no había quien se los terminara. ¡Hasta para culturizarse faltaba tiempo!  Vería a ver si me terminaba alguno de los dos y podía devolvérselo ya a la bibliotecaria, que estaría muy enfadada conmigo, como de costumbre. Le molestaba que hiciera ruido, pero es que es imposible no hacer ruido cuando todo el mundo esta callado. ¿También quiere que evite los estornudos?

Entré a Las Tres Escobas, donde el clima parecía tropical comparado con el frío del exterior. Me abrí la capa y me la coloqué sobre el brazo antes de que empezase a sudar como un pollo. Pedí en la barra mi vaso de leche con Nesquick. Lo pagué y lo tomé con torpeza, tratando de no derramar la mitad antes de sentarme. Yo quería sentarme al lado de la ventana, era mi sitio preferido, pero un chico con un jersey de rayas grises y negras me lo había robado. "Maldito ladrón", pensé, y luego decidí conformarme con el sitio de al lado, el de la esquina. Al menos parecía tranquilo, aunque no tuviera ventana.

Llegar a mi destino parecía más fácil de lo que era, con la leche en una mano y la capa en la otra era complicado equilibrarse y evitar a la gente, las sillas, las mesas, las mascotas que corrían por el suelo. De pronto me tropecé con una tabla levantada del suelo y tuve que apoyarme en lo primero que pude para no caerme al suelo. Ese apoyo resultó ser el ladrón de sitios, al que acababa de tirar mi leche ardiendo por encima. -Lo siento muchísimo. -dije avergonzada, dejando el vaso con lo que quedaba de leche y la capa sobre la mesa. Mi cara estaba tan roja como mi pelo, la torpeza personificada. -Soy una torpe de cuidado, deberían prohibirme salir de Hogwarts. -dije cogiendo una servilleta de la mesa y ayudándole a limpiarse. No sabía ya cuantos amigos había hecho de aquella manera tan violenta, y enemigos también... Esperaba que este fuera de los primeros.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Vie Ene 03, 2014 7:39 pm

Esa mañana me había levantado pronto, en vacaciones me gustaba aprovechar para ir a dar una vuelta con la moto y respirar un cambio de aires distinto al de Hogwarts. Me vestí cogiendo una chaqueta vieja y desgastada, ya que mi cazadora se había quedado por Hogwarts, y salí esta vez hacia la orilla del río Támesis.
Llegué hasta la altura de la noria, donde me bajé a comprarme algo de comer y me apoyé en la barandilla observando a los turistas, imaginándome historias sobre ellos, la corriente del río por el que de vez en cuando pasaba algún barco...perdí la noción del tiempo mientras terminaba de comerme el aperitivo cuando recordé que tenía algo que hacer hoy. Había quedado con Tim.

Después de mi última charla con él y mi colleja con consejo sobre las chicas, parecía que se había puesto a pensar y se había ''reformado'', al menos temporalmente. Me había librado de que me contara sus planes sobre su próxima víctima y ahora había decido presentarme formalmente a ''su chica''. Miedo me daba, si sólo habían pasado un par de semanas, pero se podría decir que ya era una mejoría.
Habíamos quedado en las tres escobas dentro de una hora para pasar un rato los tres, así que volví a la moto, fui hasta casa para dejarla, y me dirigí andando hasta el red flu más cercano para llegar a Hogsmeade.

En este época del año, Hogsmeade era uno de los lugares más bonitos que había visitado, aunque no recordaba el frío que hacía, seguí andando contemplando el ambiente y la nieve hasta que por fin llegué a las tres escobas. Agradecí al entrar el calor que desprendía el local, ya que no había traído suficiente abrigo.
Fui a la barra donde me pedí una cerveza de mantequilla y luego me senté en la primera mesa que encontré, junto a la pared. Me senté frotándome los brazos para entrar en calor y me dispuse a esperar a esos dos.

Y así...media hora, una hora... ''Creo, que me ha dejado un poco botado''. Pensé aunque increiblemente no me sorprendía. ''Seguramente tendrá mejores cosas de las que ocuparse con esa chica'', pensé.
Me quedé ensimismado, mirando el vaso ya vacío que tenía ante mí cuando oí una voz conocida cuyo tono sobresalía del resto de gente del local. Miré hacia el fondo y vi a Alice en lo que parecía disculparse por haberle tirado une bebida a alguien encima.
Reí divertido al ver la situación y viendo que mi querido amigo no pensaba aparecer y me estaba aburriendo demasiado, decidí ir a saludar.

Me acerqué a la mesa junto a la ventana, en la que estaba sentado el chico ''accidentado'' y Alice.-¡Hola Alice!¿necesitas ayuda?.- le pregunté, aunque poco se podía hacer ya con esa taza. Miré al chico para ver si se había tomado mal la situación o si estaba cabreado, pero no me lo pareció. -Disculpa soy Evan.- le salude con simpatía.- solo quería saludar a Alice, es un poco torpe, pero es simpática.- bromeé.- aunque supongo que ya la conoces.- Al decir eso me di cuenta de que podía estar interrumpiéndoles, puede que hubieran quedado y les apeteciera estar solos, así que no quería entrometerme más. Iré a pedirme una cerveza más, aprovechando que he venido a Hogsmeade y luego me iré.-Bueno no quiero interrumpirles...si quieres ya hablamos en otro momento.- le hablé a Alice esperando su respuesta para ir a la barra.
avatar
InvitadoInvitado

Axel S. Crowley el Vie Ene 03, 2014 8:14 pm

Las mangas del suéter le chorreaban leche con cola cao y para colmo, había sentido ese escozor repentino a notar la leche a temperatura "ambiente" impactar contra su piel. "Temperatura ambiente en el monte del destino..." pensó, recordando la historia del libro que se estaba leyendo y que le iba a ser imposible continuar leyendo debido a cómo se había quedado. Se fijó en la que produjo todo este caos, la persona la cual le había tirado todo encima era una chica, pelirroja, bajita y bastante torpe, según ella misma. Había sido un despiste, podría haberlo tenido cualquiera allí dentro, así que Axel intentó menguar la tensión lo máximo posible, sobretodo porque le sonaba la cara de la chica y, según había dicho, eran compañeros de Hogwarts.

- No te preocupes, un despiste podría tenerlo cualquiera. -dijo alzando el libro en alto para que chorrease la leche sobre la mesa. Lo apartó a un lado y zarandeó sus brazos para intentar no parecer una ducha portátil.

Justo en ese momento se acercó otro chico, Axel lo miró de pasada, ya que estaba ocupado limpiándose y se fijó en que era un chico moreno, el cual reconocía también de Hogwarts. Axel tenía bastante memoria fotográfica, normalmente cuando ve a alguien una vez, lo reconoce siempre. Ambos se conocían y el chico parecía tener ganas de hablar, pues muy amablemente intentó ayudar, a medida de lo posible, en aquella desastrosa situación que, lejos de ser molesta, a Axel le parecía de lo más divertida, sobretodo al ver a la chica nerviosa por intentar arreglarlo con las servilletas.

- No, no la conozco. Pero ahora ya sé su nombre, encantado señorita Alice que me tira su cola cao encima. -Axel sonrió ladeadamente, aprovechando que la chica se sentía un poco nerviosa por la situación- Y un placer, Evan, te daría la mano pero tengo una mezcla homogénea quemándome los poros y requiere de mi atención inmediata -esbozó una sonrisa, se levantó y se quitó el suéter.

Se quedó con una camiseta negra bastante simple, la cual tenía un logo de una marca muggle conocida sólo por los muggles, ya que él no tenía ni la más mínima idea. Vans, o algo así. Ya sabéis, regalos de sus tíos, se la ponía solamente porque era la más suave que tenía y porque el negro pegaba con todo. El chico dijo que ya se iba y si mal no recordaba, era el mismo chico que llevaba solo desde que él había entrado al lado de la pared, lo cual le hizo entender que en realidad era que tampoco quería molestar. La verdad es que después de eso, poco le iba a molestar a Axel.

- No has interrumpido nada, creo que el primer intercambio de palabras entre ella y yo ha sido contigo presente -comentó, para que no se fuera si no quería- Además, si os conocéis soy yo el que sobra, creo... -se encogió de hombros y se quitó el anillo de su dedo corazón, se limpió los brazos con la servilleta y se dirigió a Evan- Yo soy Axel -se presentó y le tendió la mano ya limpia, luego miró a la chica y le sonrió, en modo de presentación y saludo. Luego se sentó, colocándose nuevamente el anillo.

Se fijó en que la chica tampoco parecía estar acompañada por nadie más que por Evan, que acababa de llegar, así que aprovechó el momento a su favor, ya que ambos parecían bastante amenos. La chica le parecía muy graciosa, seguramente por la situación en la que les tocó conocerse y el chico parecía alguien bastante hablador, algo que le gustaba, ya que él también lo era.

- Tengo dos huecos libres en mi mesa y un libro ilegible, pero aun tengo una cerveza entera que me tengo que acabar. ¿Un colacao nuevo y me hacéis compañía? Si tenéis tiempo, claro. -les ofreció, afable, sintiendo su mano aun pegajosa, así que cogió otra servilleta y continuó con su limpieza, esperando sus respuestas.

Si no querían, podría arreglar su libro perfectamente, una de las muchas ventajas de estar en séptimo y poder hacer magia fuera de Hogwarts, pero evidentemente, si había tenido oportunidad, prefería entablar una conversación.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Xavier Samuel
Edad del pj : 20
Ocupación : Estudiante de criaturas m
Pureza de sangre : Pura
Galeones : -
Lealtad : ¿Esto se come?
Patronus : No tiene
Mensajes : 346
Puntos : 6
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Invitado el Vie Ene 03, 2014 8:47 pm

Mi torpeza me hacía llamar siempre la atención y era una de mis "virtudes" famosa en todo Hogwarts. Siempre era un "Cuidado con Alice o te tirará la poción encima" o "No te acerques a esa pelirroja o te quemará el uniforme". Lo de quemar el uniforme solo había sido una vez, y dado que la chica que lo llevaba era un Sly no se porque estaban tan seguros de que era fruto de mi torpeza y no de mis ansias de vendetta. Pero lo importante ahora es que acababa de quemarle al brazo al que estaba segura que no era una víbora de slytherin, puesto que todavía ni me había insultado ni me había golpeando con algo afilado. Le había visto alguna vez por Hogwarts, pero no me acordaba demasiado bien ni de su nombre ni de su casa. Otra de mis "virtudes", mi buena memoria.

-En serio, lo siento muchísimo. -comenté estirándole el jersey para ver la mancha. Era bastante grande, ya podía matarme, estaba en su derecho. De pronto una voz familiar me sorprendió por la espalda. Era la de Evan, uno de los gryffindor más agradables y guapos de toda la escuela. -¡Evan! No, tranquilo, creo que solo son quemaduras de tercer grado. -comenté divertida, girándome por un segundo. Al oír los comentarios sobre mi me giré de nuevo hacía el chico. -Si, esa soy yo, la torpe. -añadí con una sonrisa divertida. Era la verdad, ¿para que molestarme en negarla?

Al final, entre una cosa y otra, habíamos llegado a las presentaciones. -De hecho era nesquik, no colacao. -le corregí, con tono dramáticamente ofendido por su confusión. -El colacao no hay quien lo disuelva y luego se queda lleno de grumitos. Acabas tosiendo y espolvoreando de polvitos marrones todo que te rodea. -expliqué como si se tratase de una teoría científica muy importante. ¿Por que siempre acababa diciendo alguna idiotez del estilo?

Mientras yo soltaba aquella parrafada que claramente no le interesaba a nadie, el chico decidió quitarse el jersey antes de acabar con quemaduras reales en la piel. Algo dentro de mi deseó que al quitárselo se le levantase la camiseta, pero por desgracia para mi supo bajársela a tiempo. Nadie podía juzgarme por aquellos pensamientos impuros, era una adolescente, no tenía cerebro, solo un montón de hormonas circulando por mi cuerpo.

-Un placer Axel. -dije saludándole con una sonrisa cuando el dijo su nombre. Parecía un chico muy agradable, y viendo que el libro que estaba leyendo era "El Señor de los Anillos" se había ganado mi respeto. Al parecer se dio cuenta de que tanto Evan como yo estabamos solos, así que nos invitó muy amablemente a sentarnos. Posiblemente si no lo hubiera dicho, me habría autoinvitado a sentarme, pero así resultaba todo mucho más fácil. -Eso, Evan, siéntate. Un poco de compañía no te va a hacer daño. -comenté tirando de la chaqueta de mi amigo hacia abajo para que se sentase mientras yo tomaba uno de los sitios de la ventana. Al final no había tenido tan mala pata con el sitio.

Al ver su libro empapado y su comentario me sentí mal, pero no estaba autorizada a hacer magia fuera y no podía arreglárselo. -Lo siento por lo de tu libro...Yo ya me he leído la saga completa, si quieres te cuento el final para que no te quedes con la duda. -comenté divertida mientras le hacía un gesto al camarero para que me pusiera otro vaso de leche.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Sáb Ene 11, 2014 2:39 pm

Al parecer Alice y el chico al que había bañado en leche caliente no se conocían de nada, por lo que ''técnicamente'' no les estaba interrumpiendo, pero tampoco pintaba mucho allí. Me quedé observando la situación divertido  mientras Alice intentaba limpiar el desastre y corregía al chico dejando claro que era Nesquik, no colacao y el chico hacía lo posible por escurrir su libro.

Cuando ya había decidido que sobraba en esta escena de película americana y me dispuse a marcharme, el chico se presentó y nos invitó a los dos a hacerle compañía en la mesa.- Encantado Axel.- le respondí al presentarse.
Me quedé pensando unos segundos mirando los asientos, el libro y la cerveza al mismo tiempo que Axel lo señalaba pensando si sería una buena idea, pero apenas me había dado tiempo a decidirme Alice tiró de mi chaqueta y me sentó al lado suya de golpe. ''Total, ¿por qué no?, no tengo nada más interesante que hacer''.
-Sí, admito que la compañía viene bien de vez en cuando.- digo mientras me acomodo junto a Alice.- La verdad es que había quedado con un amigo, pero parece que le surgieron mejores planes.- bromeo e inconscientemente le echo una mirada rápida a mi mesa de antes, en cierto modo esperando ver a Tim, pero al no ser así, me encogí de hombros y volví a dirigirme a mis nuevos acompañantes.- Que le vamos a hacer.-me dije a mi mismo resignado.

En ese momento, Alice adoptó un tono más tranquilo y se disculpó por lo del libro.- El señor...de los anillos.- leí a través de las manchas de Nesquik.- Se cuales son, tengo una amiga a la que le encantan, pero no me los he leído.- reconocí, al menos me había visto las películas y no estaban nada mal, quizás algunas vacaciones de estas cuando me aburra les daré una oportunidad a los libros.- ¡No le destripes el final!, aunque a lo mejor ya se ha visto las películas.- El camarero se acercó con otra taza de leche para Alice y aproveché para pedirle otra cerveza de mantequilla, eché un ojo al vaso de Axel por si necesitaba otra pero aún le quedaba bastante, así que solo pedí la mía.

Me resultaba una situación bastante curiosa, chica tira café a chico y otro chico cualquiera viene a saludar a la chica y de repente se sientan los tres juntos a conversar. Si últimamente había aumentado mi fuerza de sociabilización, creo que esta situación superaba a todas las anteriores, sin duda había sido la más extraña. Definitivamente podía decir que este curso estaba cumpliendo con mi objetivo de conocer gente, aunque no de la forma que me hubiera imaginado.- Axel, estudias en Hogwarts ¿no?, me suena haberte visto por allí.- le dije con la intención de conocernos algo, ya que íbamos a compartir un rato juntos.-Ahora que lo pienso, creo que te he visto en los partidos de quidditch...-me quedé pensativo recordando su cara con más claridad.
Alice también jugaba, así que éramos tres jugadores de equipo rivales, que apenas se habían visto una o dos veces, tomando algo juntos. A cuanto más singular pintaba la situación más interesante se me antojaba.
avatar
InvitadoInvitado

Axel S. Crowley el Sáb Ene 11, 2014 5:11 pm

La relación entre ambos hizo sonreír a Axel, sobretodo por ver a la chica "obligar" al chico a quedarse con la excusa de que un poco de compañía no iba a hacerle daño. Suponía que a la chica tampoco le haría gracia quedarse con un desconocido, en medio de las tres escobas, tomándose algo y necesitaría un poco de apoyo amigo que ya conociese, pero a Axel no le importaba, entre más gente mejor.

Rió con diversión cuando la chica le pidió perdón por echarle a perder el libro y le preguntó que si quería que le dijese el final, escuchando luego a Evan diciendo que no le destripase el final. La verdad es que Axel no había tenido el placer de ver las películas, ni siquiera sabía que habían películas de esos libros. Él y los asuntos muggles no se llevaban muy bien, sobretodo porque en su casa intentaba reducirse todo lo posible por relacionarse con ellos. Sin embargo, eran de esos chicos a los que le gustaba seguir con el misterio hasta el final y odiaba que le dijesen ningún tipo de spoiler. Él podría arreglar luego el libro y continuar leyéndoselo sin ningún problemas.

- No las he visto, pero tampoco quiero saber el final... -dijo antes de que a Alice se le ocurriese soltar ningún spoiler.- Aunque ya me supongo que al final llegarán en el último momento y ese tal Gollum no se lo va a poner demasiado fácil... Es que quien me recomendó el libro es un amigo fanático total del Gollum y sé que, por desgracia, no morirá pronto ese cáncer de ser. -sonrió, encogiéndose de hombros mientras bebía un poco de su cerveza de mantequilla. Normalmente la cerveza se servía caliente, a una temperatura normal. Pero al parecer hoy el camarero está gracioso con eso de la temperatura ambiente.

Ambos pidieron algo con lo que poder acompañar a Axel y Evan no tardó en reconocer el rostro del chico, relacionándolo con el Quidditch. Axel cayó en la cuenta y dio un golpecito de "es verdad" sobre la mesa, sonriendo por lo que estaba a punto de decir.

- Exacto, tú eres ese cazador de Gryffindor que me ha colado más de una Quaffle por mis aros. Eres bueno... he llegado a maldecirte por lo bajo, pero de buen rollo. -bromeó.- Muchas veces me engañas y me las cuelas fácilmente, es odioso. Soy el guardián de Ravenclaw, a ver si este año empiezo a calarte.

Concluyó jovial y justo el camarero el trajo las bebidas a ambos acompañantes. Guardó silencio mientras las colocaba delante de cada uno de ellos y, cuando se fue, miró a la chica para advertirle.

- Ten cuidado, como esté tan caliente como el otro te recomiendo salir afuera y coger un poco de nieve para enfriarlo... -le dijo a Alice con un guiño.- Por cierto, tú también estás en el equipo, ¿no? No me suena haberte visto en partidos, aunque desde mi posición poco puedo ver, pero si me suena haberte visto entrenando. ¿Eres de Hufflepuff? -intentó adivinar, puesto que si no era de la misma casa de Evan que, por cómo se trataban, asumía que no debían de tener una confianza extrema, sólo quedaba Hufflepuff y Slytherin y, ni de lejos, tenía pinta de Slytherin. Además de que la gran mayoría de los miembros de Slytherin los conocía Axel, ya que siempre eran los que armaban jaleo por tener el campo para entrenamientos.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Xavier Samuel
Edad del pj : 20
Ocupación : Estudiante de criaturas m
Pureza de sangre : Pura
Galeones : -
Lealtad : ¿Esto se come?
Patronus : No tiene
Mensajes : 346
Puntos : 6
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Invitado el Jue Ene 16, 2014 9:49 pm

Los dos chicos se mostraron reacios a que hablase sobre el final del libro. ¡Si el final era lo mejor! Pero claro, la gente quería leerlo. Lo entendía, en un par de ocasiones me habían destripado el final de un libro y había maldecido a los familiares de los spoileadores durante semanas por no dejarme sentir la tensión final. Si sabes el final, el libro pierde interés. Para mi y mi mentalidad de artista rechazada por el mundo, un libro es un templo. Es algo sagrado, digno de un sacrificio en caso de que alguien lo mancille. Así que como no quería ser yo la sacrificada, me callé.

-¿Que gollum es un cácer de ser? ¡¿Se puede saber que dices?! -dije indignada por el momento con cara sorprendida, mientras golpeaba simultáneamente con ambas manos la mesa. -Gollum representa el daño que puede hacer la avaricia sobre un corazón puro, los resultados de la corrupción del alma. Incluso cuando le han robado su tesoro ayuda a Frodo, una parte de él quiere matarle, pero la otra sabe perfectamente que "el amo" es bueno. Gollum es el reflejo de lo que es hoy en día la sociedad que nos rodea, algo podrido por la avaricia. Pero nunca completamente malo. -era malo hacerme hablar de literatura, saltaba como un resorte defendiendo mis pensamientos e ideales sobre las novelas que había leído. En una tertulia literaria no habría durado más de un par de minutos.

Entonces los chicos empezaron a hablar sobre Quidditch cuando Evan reconoció a Axel. Yo era una negada al Quidditch, hasta Danny que era bastante torpe era mejor que yo en eso. Pero tenía que ponerme fuerte con los entrenamientos para mejorar. Hábil con la varita, una torpe con la escoba. Y no para barrer precisamente. Lo que dijo Axel era totalmente cierto, Evan era un jugar excepcionalmente bueno. Tenía entendido que ayudaba a Danny, así que ella pronto mejoraría. Pero si ella tenía un profesor guapo y simpático, yo quería otro. En otra ocasión le pediría a Axel ayuda, no me iba a conformar con menos.

Entonces el camarero interrumpió momentáneamente para poner mi nuevo vaso de leche calentito sobre la mesa. Le agradecí con una sonrisa sonrojada el favor de traérmelo a la mesa para no volver a volcarlo sobre un pobre inocente y continuamos con la conversación. -Da igual, así me caliento las manos... -dije recogiendomelas por debajo del jersey y colocandolas al rededor del vaso ardiente. Placer de dioses.

-Si, soy de Hufflepuff. -dije algo avergonzada porque era la más mala del equipo. -Soy guardiana, como tú, ¿no? Tendríais que darme clases chicos, soy un desastre y me van a echar a patadas del equipo. -dije mirando a Evan con carita de cordero degollado. "Osea que ayudas a Danny y a mi no eh, esta claro cual es tu Huffle preferida". La verdad es que un poco de deporte nunca estaba de más, y menos cuando yo era una rata de biblioteca que se pasaba el día leyendo y pintando. No quería que se me quedase el culo cuadrado.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Jue Ene 30, 2014 12:43 pm

Finalmente Alice decidió no destriparle el final del libro a Axel, pero cuando lo oyó criticando a Golum dio un golpe en la mesa indignada y empezó a defender al personaje con efusividad. Me quedé atónito mirando la reacción exagerada de Alice por lo de Golum, aún no había conocido ese carácter de ella, y francamente me había cogido por sorpresa.
Supuse que no había sido el único al que le había sorprendido, ya que tanto Axel como yo permanecimos en silencio mirándola hasta unos segundos después de que terminara de hablar. Por un momento hice el amago de comentar algo al respecto, pero teniendo en cuenta que no me había leído los libros y no tenía mucho que decir, preferí callarme.

Por suerte Axel siguió con el tema del quidditch, y como pensaba, era el guardián de Ravenclaw. Me reí al oír el comentario de que alguna vez me maldecía por lo bajo.- No te preocupes, lo mío tampoco es nada personal, solo hago mi función.- me excusé, la verdad es que sentaba bien que de vez en cuando te soltaran esos halagos.- De todos modos reconozco que yo también me he picado alguna que otra vez, sabes resistir bien.- Admití resignado, tenía que asumir que no era el único al que se le daba bien el quidditch, y Axel era un buen guardián.

En ese momento, el camarero se acercó trayendo consigo la segunda taza de nesquick de Alice, ‘’ ¿y dónde está mi cerveza?’’ Alice se lo agradeció con una sonrisa y el camarero le devolvió una sonrisa, a mi parecer, un poco picarona, ‘’ ¿a qué viene eso?, menos intentar ligar con menores y más servirme cerveza…’’

Axel se interesó por Alice y le preguntó si ella también estaba en el equipo de Hufflepuff. Ella asintió mientras seguía robándole el calor la pequeña taza caliente y entonces nos miró intentado poner cara de pena para que nos apiadáramos de ella.-Bueno, eso depende.- dije sonriendo.- de si te quejas tanto como Danny, me vuelve loco cada vez que vamos a entrenar.- bromeé, era verdad que Danny no dejaba de recriminarme cuando intentaba enseñarle algo, pero sabía que ella era así y lo hacía solo para molestarle, y teniendo en cuenta que yo también la molestaba a ella normalmente, era lo justo , aunque su capacidad de fastidiar era bastante superior a la mía, sobre todo desde lo del filtro.

-Podrías venirte un día, aunque…pensándolo bien, ya entreno a una integrante de un equipo enemigo, no sé si sería conveniente entrenar a otra más, sería poner el arma en manos del enemigo.- Me quedé ensimismado pensando, casi hablando conmigo mismo. Entre Danny, Alice y Sam si es que quería volver a venir a entrenar conmigo… Entonces se me ocurrió algo-¡Podríamos quedar todos un día, con más gente, y pedir el campo para echar un partido, es la mejor manera de mejorar!- propuse mi idea repentina ilusionado, otras cosas no, pero todo lo que se tratara de jugar al quidditch me motivaba.

El camarero interrumpió mi entusiasmo trayendo por fin mi cerveza ‘’Casi se me olvida’’. La dejó en la mesa, y sin ningún gesto más –excepto una mirada de reojo a Alice- pasando totalmente de mi se dio la vuelta y volvió a la barra, ‘’ ¿quién es este camarero?, no me suena de nada su cara, supongo que estará aquí temporalmente ’’.
Sin darle más vueltas volví al tema de la mesa con una amplia sonrisa en la cara.- ¿Qué les parece?- pregunté estando casi convencido de que me dirían que no, ya que muchos prefería entrenar con su equipo y dejar a los adversarios para los partidos oficiales.
avatar
InvitadoInvitado

Axel S. Crowley el Lun Feb 03, 2014 7:19 pm

Axel había juzgado a Gollum por lo que había leído, que era más bien la mitad del primer libro del Señor de los Anillos. No obstante, la contestación de Alice aparte de parecerle graciosa, le pareció la mar de elaborada. Él no tenía argumentos como para llevarle la contraria, por lo menos por lo momento, así que simplemente sonrió con diversión, apoyándose en la mesa.

- Vaya, eso es amor. -bromeó-. Te caería bien mi amigo, él también me niega que Gollum es un cáncer, aunque no me da tan buenos motivos como los tuyos. Quizás yo cambie de opinión, al fin y al cabo, sólo me he leído la mitad puesto que tú me has roto la otra mitad. -sonrió, dándole un sorbo a su cerveza de mantequilla mientras le mantenía la mirada a la pelirroja-. Cuando me termine la saga te busco y tenemos una conversación equilibrada. -añadió, dejando su jarra sobre la mesa.

Después de eso, comenzaron a hablar de Quidditch, Alice decía que era mala como guardiana y que deberían darle clase. Axel era buen profesor, tenía paciencia y encima tenía la habilidad de explicarse bien, eso sí, normalmente en asignaturas teóricas ya que nunca había tenido que enseñar a nadie a pararse la Quaffle. Era más que nada un juego de reflejos y velocidad, si no tenías ninguna de esas, lo tenías crudo como guardián.

- Vaya, gracias. En mi equipo son todos unos estresados de la vida y se exigen entre ellos más de lo normal, si no me paro la mitad de lo que me tiran, me echan. -confesó con cierta diversión al halago de Evan.

La chica le dio un codazo a Evan para que le entrenase y él se quejó diciéndole que si era tan pesada como Danny no, que le volvía loco. Axel sonrió medio ausente, no sabía quién era ese Danny.  La única Danny que conocía en Hogwarts era una chica que por error le lanzó un caramelo explosivo con un tirachinas muggle y que se disculpó diciendo que en realidad iba para el Slytherin que estaba detrás, pero que yo él se había metido delante. Tuvo que perdonarla porque le ablandó el corazón al verla empapada y alegando que los Slytherin le habían tirado al lago, sin embargo, tuvo que aprender costura para arreglar el agujero que se quedó en mi capa. Dudaba que fuese la misma.

Después de eso, Axel volvió a meterse en la conversación y escuchó la idea de Evan, a lo que rió cuando dijo que no era buena idea entrenar a los enemigos. Volvió a beber de su cerveza y abrió los ojos como si hubiera tenido una buena idea, que, de hecho, la había tenido.

- ¡Me parece una buena idea! Estaría bien que fuésemos unos cuántos más, ya que dos guardianes contra un cazador sería un poco imposible por tu parte. -dijo, ya que sólo tendrían que preocuparse cada uno por dos aros en vez de tres-. Yo de mi casa no creo que pueda apuntar a nadie, son todos unos estirados y los del equipo son bastante reservados en enseñar "sus técnicas" a los de casas enemigas... -explicó-. Pero supongo que podríamos animar a la gente que quiere entrar a los equipos, seguro que se animan.

Dijo, con cierta motivación, ya que un entrenamiento informal siempre era mejor que uno con tu equipo. Al fin y al cabo, tu equipo siempre te exigía mejorar, aquí podrías enseñar a tus amigos y aprender de ellos. Después de todos, estábamos en Hogwarts, no en la liga profesional. A Axel le parecía estúpido la tremenda rivalidad que había entre las casas, tanto en el Quidditch como fuera de él.

- ¿Qué opinas, Alice? Tendrás a un guardián que te podrá ayudar en lo poco que sabe y un cazador que te pondrá las Quaffles difíciles... Seguro que no te vas sin aprender algo nuevo -miró a la chica, a la espera de su contestación a la gran idea que había tenido el Gryffindor.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Xavier Samuel
Edad del pj : 20
Ocupación : Estudiante de criaturas m
Pureza de sangre : Pura
Galeones : -
Lealtad : ¿Esto se come?
Patronus : No tiene
Mensajes : 346
Puntos : 6
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.