Situación Actual
21º-14º // 3 diciembre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Einar G.Mejor PJ ♂
Coraline M.Mejor PJ ♀
Katherine M.Mejor User
Circe M.Mejor roler
Seth B.Estrambótico
Edgar B.PJ REVELACIÓN
Ash & CirceMejor dúo
Valarr K.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Do you wanna... marry... WHAT? [Fly Chadous]

Drake Ulrich el Vie Feb 26, 2016 2:46 am

Recuerdo del primer mensaje :

 
In the mountain - Saturday por la mañana - Jodido Ulrich & Fly Shadows

Lo tenía todo perfectamente calculado.

Habíamos ido ese mismo día a la montaña a visitar uno de esos lagos tan grandes y helados que están en la cumbre más montañosa y fría de Londres. Sabía lo mucho que Fly adoraba patinar sobre hielo, pero no hielo sintético de mierda de ese que está en los centros comerciales, sino el hielo guay, el hielo de verdad. Así que decidí despertarla relativamente temprano —lo suficiente para que no me mandase a la mierda por no dejarla dormir— y arrastrarla hacia la cumbre para pasar un día diferente aprovechando que ni ella ni yo trabajábamos en todo el fin de semana.

Había sopesado hace tiempo la idea de pedirle a Fly que se casara conmigo y, después de meditar durante varios meses los pros, los contras y las posibilidades, me había decidido totalmente. Sven —EN PAZ DESCANSE— me había recomendado pedírselo, Allie también me había apoyado y Emily parecía casi tan entusiasmada como yo, por lo que un buen fin de semana de febrero, me decidí.

No iba a hacerlo por lo grande, primero porque soy tan torpe que seguro que me sale todo mal y segundo porque seguro que a ella no le gustaba nada que lo hiciera ni públicamente, ni con exceso de romanticismo, ni a lo grande. Prefería llevarla a algún lugar que la hiciera feliz y sorprenderla, hacerle una pregunta delante de gente pero que solo iba para ella.

Así que llegamos al lugar en cuestión, un gran lago en la cima de una montaña. Alrededor de todo el lago había llanuras llenas de nieve que daban a un bosque que se extendía por toda la montaña. El día estaba despejado con nubes ligeramente grisáceas y allá a donde miraras había un manto nevado cubriéndolo todo. Había bastante gente ya que éstos días había nevado mucho, pero aún así era lo suficientemente grande como para no notar que había tantas personas alrededor nuestra; era como una intimidad compartida.  

Dejamos nuestras cosas en la orilla helada, en un lugar en dónde no había mucha gente y ambos nos pusimos los patines con bastante rapidez. Luego, cuando comiéramos, ya podríamos hacer el mítico muñeco de nieve con pene y cara de retrasado, pero primero a lo que veníamos: patinar. Nos pegamos un montón de tiempo patinando de un lugar a otro sin parar. No sabía qué estaría pasando por su mente, pero por la mía no paraba de rondar mi paranoia en busca del momento perfecto para dar EL PASO.

En cierto momento, mi mente me iluminó con la hipster frase de: “No esperes el momento perfecto, coge el momento y hazlo perfecto”. Así que sujeté la mano de Fly aminorando la velocidad y por inercia le hice dar la vuelta.

Para cuando eso pasó, yo ya me encontraba con una rodilla en el frío hielo del lago, sonriendo como un GILIPOLLAS. Pff… estaba nervioso, me temblaban las manos. ¿Eran esto mariposas? NO, eran monos asesinos intentando abrirse paso a través de mi estómago. ¿Cuál de los ocho mil discursos mentales que he pensado es el correcto para decir ahora mismo? ¿Debo de recordarle lo mucho que la quiero o queda implícito en el mensaje? ¿Y si me dice que no? ¿Y si…?

Saqué del bolsillo de mi chaqueta la cajita con el anillo. Era plateado y fino, con un sencillo diamantito en la punta de aquel círculo tan pequeño, perfecto para el dedo anular de Fly. Lo había tenido que acortar, ya que era el anillo de mi abuela Margarita. Sé que por su nombre no inspira mucha confianza, pero era un anillo familiar. Lo había tenido también mi madre y me había pedido que se lo diera a Fly para no tener que pasar esa reliquia familiar a saber a qué mujer rara que se ligara mi hermano.

Fly —dije de repente sintiendo como mi voz rompía un nudo en mi garganta, acordándome de no decir su nombre completo porque entonces me decapita y me dice que no por llamarla Fiona—¿Quieres casarte conmig…

Y de repente...

Un hombre vestido de negro pasó patinando rápidamente entre Fly y yo, sujetó la cajita con el anillo DE MI ABUELA y se alejó a una velocidad de vértigo, internándose en una multitud de gente que parecía estar aprendiendo, perdiéndolo de vista.

Yo no miré su trayectoria. Yo, de hecho, me había quedado en shock con la misma cara de gilipollas de hace unos segundos, con una rodilla en el suelo y las manos de tal manera que parecía que estaban sujetando algo. ¿Cómo es posible que me haya pasado esto a mí? ¿Cómo podía ser posible que cuando me decido me roben el puto anillo en pleno acto? ¿Cómo era posible? ¿Cuántas probabilidades? ¡¡Cuántas probabilidades!! ¡Mi madre me mata! ¡Y mi abuela tiene que estarle tirando los putos pelos a Jesús en el cielo porque ella murió calva! ¡MI VIDA VA DE MAL EN PEOR!
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Josh Hartnett
Edad del pj : 29
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 10.000
Lealtad : Albus Dumbledore
Patronus : Mono capuchino (Parl
RP Adicional : 000
Mensajes : 429
Puntos : 327
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t419-drake-ulrich http://www.expectopatronum-rpg.com/t423-relaciones-de-drake-ulrich http://www.expectopatronum-rpg.com/t3175-cronologia-de-drake-ulrich http://www.expectopatronum-rpg.com/t614-correspondencia-de-drake-ulrich
Drake UlrichFugitivos

Fiona T. Shadows el Vie Mayo 06, 2016 9:17 pm

Era una persona en su sano juicio. Y como buena persona en su sano juicio, no le diría a Stella que sería bueno para todos que se buscase un piso donde vivir ella solita y les dejase intimidad. No, ella no se metería en la boca del lobo para decirle aquello, literal y metafóricamente hablando. – Soy Slytherin. Soy astuta, no valiente. Eso lo dejo para los Gryffindor, y tanto tú como yo sabemos que tú querías acabar en esa casa pero acabaste siendo un tejón y, claro, del resentimiento has acabado considerando que Hufflepuff es mejor que Gryffindor. – Aunque aquello último había sonado con un tono bromista e incluso irónico, no lo era en absoluto. Al menos, no para Fly, quien había dicho todo aquello convencida de cada una de sus palabras. Pues era del tipo de persona que de lo sincera que era, acababa resultando ser como un puñetero grano en el culo.

Le dio un corto beso en la mejilla de manera incluso infantil antes de soltar una leve risita. – Si es que… En el fondo eres el hombre de la relación y todo. Ay mi valiente tejón. – Dijo con tono divertido intentando evitar la risa, algo que no consiguió y no pudo no sonreír ampliamente ante sus propias palabras.

- Puedes invitarle. Le mandas la invitación con un par de plátanos y seguro que se le olvida que no llevará los anillos. – Un mono en la boda. Sí, eso era más que suficiente. Llevar los anillos ya era pasarse, que seguro que Drake pensaba que Poring no era más que un niño pequeño que había hecho trampas en Jumanji y se había quedado así tras jugar una partida. – Pues no sé… La verdad es que no lo había pensado nunca, pero tiene un nombre épico. Sí, vale, tiene sentido que sea e un videojuego. – Admitió tras pensar detenidamente aquello en voz alta. Ella tampoco era la diosa de los nombres para sus mascotas, especialmente cuando su lechuza tenía nombre de personaje de serie y su erizo había heredado el nombre de su hermano. Era como los peluches, si alguien le regalaba uno, automáticamente este recibía ese nombre. A no ser que tuviese más de un peluche de esa persona, entonces podía cambiar la cosa.

Si era sincera, jamás había pensado cómo sería su boda de ensueño. Ni si quiera como sería su boda normal y corriendo, sino que se había limitado a aceptar como válido lo que viniese y, tras acabar huyendo literalmente de su última boda, había dado por hecho que no se casaría en su vida. Veía a Drake como alguien con quien pasar el resto de su vida, eso era cierto, pero jamás se había parado a pensar que este querría algo más. Que querría ir más allá de vivir juntos y pasar tiempo el uno al lado del otro.

Enarcó una ceja y no pudo evitar reír ante la pregunta de Drake. Que era una pregunta inteligente al fin y al cabo. – Yo diría que lo de la sombra no vale, pero siempre puedes mandarle la invitación y que ella venga o no a la ceremonia. Sino… Siempre podemos casarnos de noche y hacer la fiesta de madrugada para que así pueda venir seguro. Además, así hará menos calor, porque no pienso casarme en una playa en Inglaterra, son horribles y siempre hace mal tiempo. – Añadió segura de aquello. Había cientos de playas por el mundo y contando que ninguno iba a invitar a muggles, el transporte no sería un problema. Se conectaba una red de polvos flu con el lugar donde fuese a celebrarse la ceremonia y no había problemas ni con las apariciones ni con nada.

- Pero tiene que ir de traje, no me gustan las túnicas, lo siento. Y que se arregle un poco la barba… - Rodó los ojos y dibujó una sonrisa divertida. – Es broma, la barba puede dejársela, pero la túnica no, no quedaría bien con el resto de los invitados.

Una vez soltó su lista de invitados ambos se dieron cuenta de lo evidente: con la cantidad de gente que muere, no era una lista muy amplia. – A tu hermano no le des opción de venir con pareja, no quiero a ninguna desconocida que no volvamos a ver en las fotos. – Se acababa de sentir como Lily de “Cómo conocí a vuestra madre” juzgando a Ted por llevar a sus novias a los cumpleaños de la gente. – En cuanto a las parejas… Siempre se puede poner que no lleven. Pero igualmente ponemos una opción en la invitación para que nos avisen si vendrán con o sin pareja, y ya está. Con tiempo se organiza todo, no hay problema.

Sin acabar de escuchar las palabras de Drake ella misma ya había decidido que verano sería una buena opción. - ¿Principios de septiembre? Esas fechas la gente suele tenerlas desocupadas, las cosas son más baratas y hace menos calor. Porque repito que no me caso en Inglaterra. – Dijo con tono amenazante pero sin poder evitar reír. – Además, así está cerca del día en el que empezamos a salir en Hogwarts. – Añadió cual niña pequeña emocionada que, a pesar de ser un cactus de persona, recordaba ese tipo de cosas.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Ellen Page.
Edad del pj : 29
Ocupación : Auror
Pureza de sangre : Sangre limpia.
Galeones : 23.900
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Erizo (Parlante)
RP Adicional : +1H
Mensajes : 702
Puntos : 527
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t517-fiona-t-shadows http://www.expectopatronum-rpg.com/t519-relaciones-de-fly-t-shadows http://www.expectopatronum-rpg.com/t518-fly-shadows-timeline#8464 http://www.expectopatronum-rpg.com/t646-arcon-de-fly

Drake Ulrich el Mar Mayo 17, 2016 2:42 pm

¿Acabar en Gryffindor? ¿Y qué sería lo próximo? Era cierto que mi padre era Gryffindor… y mi madre… y mi hermano. Pero yo no era Gryffindor; soy lo jodidamente más cagao’ que hay en este mundo. Soy un cobarde y temeroso y sin duda alguna mi mayor cualidad es todo lo que me esfuerzo por todo lo que quiero conseguir. Obviamente teniendo en cuenta que toda mi familia ha caído en Gryffindor, uno piensa lo mismo, pero no me gusta Hufflepuff por resentimiento, me gusta porque es mi verdadera casa. Pero no lo iba a decir en voz alta porque todos los que están leyendo eso (tú, si tú) sabes perfectamente que por mucho que intente decir lo contrario, Fly no iba a creérselo e iba  a seguir insistiendo en su idea.

Al final iba a decirle yo a Stella que se fuera de la casa, algo que no me hacía especial gracia, pero bueno. Se suponía que ellas eran amigas, PERO BUENO. Los Hufflepuff estábamos para hacer las tareas sucias.

Cobarde —murmuré divertido tras su sorna. Tendría que empezar a pensar en la técnica secreta para decirle a Stella que se buscase otro lugar en dónde vivir. Qué incómodo.

Pero otras de las cosas incómodas de esta vida es invitar a tu amiga vampiresa a tu boda cuando ésta, probablemente, sea de día. Es cómo si me estuviera riendo de ella en plan: te invito, pero sé que no puedes ir porque si no te mueres. Y claro, lo menos que quiero yo es que se muera. La idea de Fly de casarnos por la noche molaba; además de que teniendo en cuenta que será una boda con pocos invitados, la cena antes de la gran fiestuki de la celebración iba a ser rápida.

¿Una playa que no sea de Londres? ¡Tú quieres tirar la casa por la ventana! —dije divertido, con una amplia sonrisa, imaginándome en la mejor playa del planeta tierra casándome con Fly. ¿Podría ser más bonito?—. ¿Has pensado en alguna playa? ¿O en algún sitio? La verdad es que en Italia hay sitios preciosos, pero prefiero que no sea ahí o mi madre me obligará a invitar a toda mi familia muggle y no quiero.

Y era verdad. A esos seres humanos solo los había visto una vez en mi vida creo que por mi noveno cumpleaños, pero ya está. Solo tengo malos recuerdos de cómo me estiraban de los cachetes o me decían de lo mucho que me parecía a mi madre. Además, Italia lo tenía muy visto; si era un sitio distinto, más que mejor.

¿Te imaginas a Dumbledore con traje? No, espera, ¿CON PANTALONES? —solté una divertidísima carcajada, ya que Dumbledore tenía la manía de ir con túnicas en plan camisón de mujer del siglo XIX. Pero de repente me sentí mal por estarme riendo de la figura probablemente más sabia y poderosa que jamás he conocido. Carraspeé—, Fly, por favor, no te rías de Dumbledore. Un poco de respeto —le eché la bronca.

Lo lógico en una invitación de boda es que la persona vaya con pareja. ¿Os imagináis que me invitan a una boda y me dicen que no puedo llevar a Fly? Menuda mierda de boda. O bueno, por lo menos a las que he ido, van con la opción de ir con una pareja y/o hijos, de tenerlos. Aunque todos sabemos que si se va a una boda, es para ir sin hijos y disfrutar.

Yo creo que sí, es protocolo. ¿Tú irías a una boda en dónde te invitan a ti y a mí no me dejan ir? Es cruel, tía —dije dolorido, porque estaba casi seguro de que su respuesta sería que SÍ.

Ay, que me emociono. ¿Estáis viendo a Fly TAN CONTENTA COMO YO? Es decir, miradla. Está receptiva, participativa y, sobre todo, la noto como algo emocionada. Mírala, está hablando un montón. Fly era de esas personas que cuando un tema SE LA SUDA o no quiere hablarlo en el momento, se le nota muchísimo, sobre todo porque empieza a bufar cual animal aburrido, a poner los ojos en blanco y a mirarme con cara de: “no me toques los cojones que no tengo”. Pero ahora no. Hoy no era ese día. ¡Lo sabía! Yo sabía que esta pequeña quería casarse con este Hufflepuff valiente y auror y poseedor de dos monos. Tenía curiosidad por saber si lo había pensado con anterioridad, no su boda de ensueño, ni tampoco la perfecta; simplemente el casarse conmigo.

Septiembre es la fecha ideal —sonreí automáticamente cuando relacionó la fecha al momento cuando comenzamos a salir en Hogwarts. Menudo pringado era en Hogwarts, aún no entiendo cómo alguien tan guay como ella quiso salir con alguien tan pringado como yo. Que lo sigo siendo, pero por lo menos ahora soy alto, tengo barba y soy auror, soy un poco más respetable que cuando tenía once años y me hacían bullying por Hufflepuff y por tener un mono. Y ahora tengo dos monos (en verdad yo me busco el bullying)—. Eres toda una romántica, Shadows, Me vas a hacer vomitar arcoiris —guiñé un ojo de manera traviesa, imitando su manera habitual de cortarme el rollo a mis puntos románticos, aunque no aguanté mucho, ya que a mí ese tipo de cosas SÍ ME AFECTABAN, no como a ella, PIEDRA, QUE ERES UNA PIEDRA—. Pero yo también soy un romántico, así que me has emocionado. Ven y dame un beso, cactus mío —sonreí antes de inclinarme hacia ella y besarle en los labios con cariño—. Vamos a casa ya, que quiero coger una libreta y apuntar todas las ideas. Voy a coger una libreta especial y ponerle por fuera: BODA DE DRAKE Y FLY. Y será la jodida libreta más guay del universo. Aunque aún estoy dudando si ponerla pegada en la nevera o en el baño para cuando hagamos caca. Los dos sabemos que esos momentos de hambre y defecación natural son los momentos de mayor inspiración para el cuerpo humano —recité divertidísimo, levantándome de allí para darle la mano y que ella también se pusiera de pie.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Josh Hartnett
Edad del pj : 29
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 10.000
Lealtad : Albus Dumbledore
Patronus : Mono capuchino (Parl
RP Adicional : 000
Mensajes : 429
Puntos : 327
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t419-drake-ulrich http://www.expectopatronum-rpg.com/t423-relaciones-de-drake-ulrich http://www.expectopatronum-rpg.com/t3175-cronologia-de-drake-ulrich http://www.expectopatronum-rpg.com/t614-correspondencia-de-drake-ulrich
Drake UlrichFugitivos

Fiona T. Shadows el Mar Mayo 17, 2016 3:19 pm

Para ser sinceros, no era cobarde. Pero prefería mil veces no tener en su mano el marrón de decirle a un licántropo que se busque un nuevo lugar para vivir. Por eso la tarea recaía sobre Drake que, ingenuo de él, no sabía que llevaba meses conviviendo con un licántropo. Quizá debería decírselo. Quizá debía haberlo hecho antes de que este se mudase. O, ya que aún no lo sabía, sería mejorar esperar a que Stella ya no viviese con ellos para contar la noticia. Pues conocía a Drake lo suficiente y de saber que Stella era una licántropa podía comerse la cabeza (porque era un gordo y le gustaba mucho comer) por una hipotética represalia por parte de la forma licántropa de Stella. Y ya, claro, cuando ambos descubriesen que, además de un licántropo, seguía siendo un Mortífago, la risa estaba asegurada. La risa por inconscientes, temerarios y ciegos. Porque creer que Stella tenía una pizca de bondad era digno de estudio. ¿Qué será lo siguiente? ¿Qué Ramsay Bolton mande una carta no amenazante o sin miembros mutilados a algún otro personaje de Juego de Tronos?

¿Qué tirar la casa por la ventana ni que niño muerto? Fly alzó sendas cejas con cara de “Are you fucking kidding me?” por la pregunta absurda del millón por parte de Drake. -  No sé, llámame loca, pero… ¿Tú pensabas imitar a algún muggle o qué? Porque que yo sepa el único problema de celebrar la boda en… Cancún, es el billete de avión y el sitio donde quedarse a dormir. Porque el lugar donde celebrarlo lo vas a tener que pagar lo celebres donde lo celebres. Y dado que existe algo que los magos suelen conocer como Aparición… No saldría caro. – Vamos, que todos los invitados eran magos, y si iba algún mubble era porque sabía que ambos eran magos y podían hacer una aparición conjunta. O tirar de unos polvos flu. O un maldito traslado. ¿Es que los Hufflepuff tampoco piensan?

- No, no voy por ahí pensando en mi boda. Básicamente porque hasta hace veinte minutos pensaba no casarme en mi vida. Pero mira, aquí estamos, pensando dónde casarnos y a quién invitar. – Negó con la cabeza. ¿Pero qué se pensaba Drake? ¿Qué en ese tiempo había tenido suficiente como para poder pensar en sitios dónde casarse? Ni que fuese una guía turística portátil, por favor.

La imagen de Dumbledore sin uno de esos vestidos de mago épico que le gustaba llevar era algo que no tenía cabida en su mente. No se imaginaba ni cómo era su cara debajo de tanto pelo cómo para imaginar cómo resultaba ver a aquel hombre con pantalones. Quizá era como Aladdin, a quien sin pantalones se le dibujaba con la misma forma que le hacía su ropa. Pues Dumbledore igual, no tenía piernas, sino una gran unión entre ambas cual sireno y finalmente los pies. – Joe, no me río. – Dijo aguantando la carcajada, porque imaginar a Dumbledore con ropa de persona era muy extraño. – Que me baja el sueldo. –Hizo una pausa. – Ah no, que no tengo. – Dijo con tono divertido. La Orden del Fénix debería comenzar a pagar a sus miembros, o a darles descuentos en… pociones crece huesos, por ejemplo.

- Claro que iría sin ti. Así puedo ligarme a una dama de honor. Espera, eso es lo que hacéis los tíos, fallo técnico. – La respuesta era un no rotundo, pero porque a Fly no le gustaban las bodas y siempre encontraba una excusa para no tener que ir a ninguna. Así te ahorrabas la ropa, la pérdida del día y el regalo. Era un plan perfecto.

Pensar tanto iba a llevar consigo un dolor de cabeza. Porque pensar tanto nunca es bueno, especialmente cuando te llegan tantas noticias de golpe a la cabeza. Y por “tantas noticias de golpe” entendamos la mera idea de casarse. Porque eso tenía sus consecuencias. La consecuencia de hablar con familiares y amigos. La consecuencia de tener que organizar un banquete. La consecuencia de hacer una lista de bodas. La consecuencia de buscar un lugar dónde celebrarlo. La consecuencia de pensar una fecha. La consecuencia de gastar dinero. La consecuencia de pensar en un menú. La consecuencia de comprar un vestido de boda que le quede bien a alguien que no llega al metro sesenta y no haga que parezca una niña de comunión en lugar de una novia. Coño, que son muchas cosas para una mente tan vaga.

Al menos, las respuestas a sus consecuencias empezaron a solucionarse rápidamente. Como la fecha de la boda, cuya fecha quedó reducida al mes de septiembre. – Ahora sólo falta matizar el día. – Dijo de manera irónica, como si decir el mes fuese la respuesta a todo. ¡Claro Drake, todo muy lógico!

Sin dudarlo ni un segundo golpeó el brazo de Drake. – Quita, bicho. – Dijo de manera arisca quitando a Drake de encima cuando este le dio un beso. ¡Que no dijese que tenía corazón! Porque era de ese tipo de personas a las que les gusta mantener su imagen de cactus sin sentimientos, pero claro, después de tantos años de conocerse tan bien cómo lo hacían, era un tanto absurdo intentar ocultar eso.

- Dios mío, eres horrendo. Y serás capaz de hacer semejante mierda, literalmente. Que es lo peor de todo. – Dijo entre risas cogiendo la mano de Drake para usarla como apoyo para levantarse. – Pon lo que quieras donde te salga de las pelotas, pero no vayas pregonando por ahí el tema de la boda antes de que esté todo organizado, que luego esas cosas se gafan. Además, que no tenemos ni fecha, ni lugar, ni nada. Así que le cuentas a tus monos que he aceptado y ellos guardarán bien el secreto hasta que esté todo decidido.

Y dicho esto, comprobó que no había nadie mirando cual persona vaga que no quiere moverse a un lugar más apartado y tomó la mano de Drake para realizar una aparición conjunta en casa. En su casa. La cual AÚN compartían con Stella hasta que Drake se atreviese a mandarle a buscar piso. O la puta calle, como comúnmente se dice.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Ellen Page.
Edad del pj : 29
Ocupación : Auror
Pureza de sangre : Sangre limpia.
Galeones : 23.900
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : Erizo (Parlante)
RP Adicional : +1H
Mensajes : 702
Puntos : 527
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t517-fiona-t-shadows http://www.expectopatronum-rpg.com/t519-relaciones-de-fly-t-shadows http://www.expectopatronum-rpg.com/t518-fly-shadows-timeline#8464 http://www.expectopatronum-rpg.com/t646-arcon-de-fly

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.