Situación Actual
3º-10º
22 diciembre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
ARTEMISIA pj destacado
STEFAN & POPPY DÚO DESTACADO
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline

Potato | Neferet | Priv

Invitado el Jue Mar 17, 2016 10:24 pm

A Luke le gustaban los duelos mucho. Asistía al club diariamente desde que era pequeño y bueno... Se había estado entrenando desde primer curso con gente de su edad y ahora enseñaba a un par de renacuajos a sujetar la varita como hobbie.

Estaba vestido con su uniforme de Slytherin, su canalizador dentro de su puño cerrado y con el indice extendido a lo largo así como, finalmente una pajarita de colores de Slytherin ¿Por que?

Por que las pajaritas molan.

Había sido un sábado tranquilo, no había mucha actividad en el castillo y por lo general todo el mundo sufría un semiestado de decadensia perpetua, incluido Luke.

Eran las cinco de la tarde y sus ojos se entrecerraban entre objetivo y objetivo antes de girarse a los alumnos de primero -
A ver chicos... - Dijo este sobre la tarima mientras se sentaba en el borde - ¿Que hay que aprender de la sesión de hoy?

Dejó unos segundos para que respondieran y antes de que cualquiera alzara la mano el los interrumpió - Que levante la mano quien vaya a decir "Que no se tiene que hacer nada los sábados"

Tan solo quería dormir pues la aventurilla de la noche pasada le había dejado exhausto.

Suspiró y se pasó la varita entre los dedos mirándoles a los ojos. Se llevó unos dedos a la barbilla y se la rascó lentamente.

Había un par de alumnos frente a el, no es que fuera, como prefecto de Slytherin, un segregador de tres al cuarto, a todos los efectos eso le daba igual.


Última edición por Luke S. Cobblepot el Mar Mar 22, 2016 1:00 pm, editado 1 vez
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Lun Mar 21, 2016 10:54 pm

Sábado por la tarde, la pequeña ya había terminado sus deberes y había estudiado para las asignaturas de la semana siguiente, hasta había adelantado un poco en algunas de ellas, aunque era algo común, era una Ravenclaw, claramente tenía que intentar saberlo todo, tener todo al día y si era posible con meses de anterioridad, aun así era un día algo aburrido, no había pasado nada interesante en el día, pasó la gran mayoría del mismo en la biblioteca intentando aprender cada vez mas de las materias que estaba estudiando, también pensaba que hacer en el futuro, no sabía cual optativa tomar y si tomar alguna, sabía que aún faltaba mas de un año para pensar en eso pero quería ir pensándolo desde el momento.

Adivinación le parecía una perdida de tiempo, era tan inexacta que no valía la pena perder el tiempo intentando ver que pasará; Runas le parecía interesante, era un estudio que se daba desde tiempos antiguos; Aritmancia era la que consideraba mas exacta, eran números así que tenía que salir todo correctamente; CDCM era interesante conocer algo de como cuidar a las distintas criaturas aunque no era algo que realmente le llamara la atención sabía que era algo importante de estudiar.

Realmente no sabía cuando sus pensamientos se desviaron tanto al futuro y no se había dado cuenta de no ser por las campanadas que informaban que ya eran las cinco. Bostezó y se estiró un poco, tenía que ir a dejar sus cosas a la sala común y después bajar en busca de la cena o algo de comer. Se quedó un rato desperezándose, hasta que finalmente decidió ponerse de pie y dirigirse al lugar que debía ir.

Recogió sus cosas con cuidado y caminó por el pasillo rumbo a la sala común, al llegar, se planteo quedarse un rato en ese lugar pero al final decidió que mejor era bajar de una vez, dejó sus cosas en su habitación, fue al baño para lavarse la cara y despertarse un poco mas, hasta que al final bajó de la torre, quiso explorar un poco el castillo y esto fue lo que la llevó a un aula en el primer pasillo donde parecía que un estudiante le enseñaba algo a otros chicos que ella reconocía de primero por tener clases con ellos, aunque parecía que la clase estaba por terminar dado que los niños parecían estar despidiéndose o diciéndole que dejaran la clase para otro día, la curiosidad la llevó a quedarse donde estaba y ver que pasaba.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Mar 22, 2016 12:46 am

Los chicos miraron a lado y lado perplejos, se atendieron fijamente a los ojos y finalmente cada uno alzó una mano.

Luke suspiró -
No me mintáis... - Los miró fijamente a los ojos pasándose entre los dedos la varita atendiéndoles con sus ojos verdes.

¿Que más daba si lo opinaban de verdad? La verdad es que bien poco. Luke lo sabía, el vecino de al lado lo sabía e Ian, que seguramente se estaría echando una dromida también lo sabía. Aquel día de la semana, junto a su hermano Domingo no eran para hacer algo productivo ¡Ni mucho menos! Eran para tumbarse, relajarse con un buen te y leer algo como un gato seboso hasta que la hora ordenara volver a comer -de nuevo, como un gato seboso- Eso era un plan de sábado y no lo que el prefecto se había montado para seguir el ritmo.

A este paso tendría que plantarse un día en dirección, rellenar un formulario y pedir un giratiempos al director, cosa que fijo que no salía bien... Viajar en el tiempo... La sola idea le aterraba.

Miró de nuevo a los críos y sonrió -
Enga, largaos, disfrutad del fin de semana, os lo habéis ganado

Estos saltaron de alegría ¡Y como para no hacerlo! La sesión no había terminado y ale, ya podían irse a hacer lo que un crio de once años hiciera en dos mil quince (que con suerte no sería liarse un peta de Mandrágora) cosa que además a el ni le iba ni le venía.

Tras eso se despidió de ellos tan sonriente y se relajó. dejó caer todo su peso muerto hacia atrás y bufó entrecerrando lentamente los ojos.

Hacía calor, y la pajarita que había improvisado con su corbata de Slytherin no hacía nada por su bien, mejor desabrocharsela y dejarla tirada de un lado, ya cuando se fuera a otro lugar se la pondría.


¿Quien anda ahí? - Preguntó inconscientemente al escuchar un sonido tras la puerta entrecerrada del aula - Amanda ¿Que te tengo dicho de dejarte la varita?
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Mar 22, 2016 3:48 am

Las instrucciones que le habían entregado eran claras y precisas. Sirius había puesto ese anuncio como una especie de broma para espantar la moral de algunos profesores y no se esperaba recibir una oferta real, pero lo había hecho y no sonaba tan mal después de todo. Es decir, no tenía que hacer nada del otro mundo y hasta sonaba divertido ¿Por qué no? La paga sería buena.

Paseaba por los pasillos en busca del susodicho, bueno… la verdad es que tampoco había paseado tanto, ya que había ido directamente a donde estaba, puesto a que el Mapa del Merodeador se había soplado de su ubicación cuando lo había revisado en el dormitorio, en donde no habían otros ojos que no fuesen los suyos.

Llevaba una radio mágica y una especie de cañería de aluminio colgando de la otra mano. Él, por su parte, iba vestido en apariencia bastante sobrio y llevaba incluso largo impermeable negro que le cubría casi por completo, también pantalones y un par de guantes sin dedos del mismo color.

Pronto vio el aula en donde se suponía que se encontraba su objetivo, acompañado de otro par de quienes tendría que deshacerse. Sin embargo, cuando estuvo a punto de llegar a la puerta, cuando ésta se abrió y dos personas salieron de ella, eran niños. Sirius no conocía realmente al Slytherin, pero por lo que le había dicho su contacto, se trataba de un alumno de séptimo curso. Frunció el ceño, preguntándose que demonios hacía un alumno de séptimo encerrado en una sala vacía con otros dos de primero.

—No pienses mal, no pienses mal, no pienses mal…

Se repitió varias veces en un susurro y terminó de recorrer la distancia que le quedaba hasta llegar a la puerta, notando en su camino que había otra pequeña a un costado que parecía bastante intrigada también por los niños que acababan de salir, ó al menos esa había sido la idea que él le había generado. Sonrió a la niña cuando pasó por su lado, viéndole por fin la cara, por lo que la reconoció enseguida.

—¡Neferet! Hola.

Le saludó tapándose un poco más el cuello, como si no quisiera que viera lo que llevaba debajo de su abrigo y sonrió algo nervioso.

—Eeeeh… tengo que hacer algo importante aquí dentro ¿vale? Algo de grandes.

Se excusó rápidamente y de inmediato abrió la puerta para colarse dentro del aula y cerrar detrás de él, aunque olvidó ponerle seguro. Reconoció inmediatamente el rostro del Slytherin, definitivamente era quien pensaba de acuerdo a las descripciones que le habían entregado.

—Luke Cobblepot ¿no es así? —preguntó a pesar de ya estar casi casi casi seguro de que no se equivocaba de persona —Me presentaría, pero la verdad es que no importa quien soy yo —sonrió —, sólo que he sido enviado por alguien que desea darte una muy grata sorpresa.

No, no estaba yéndose con rodeos, simplemente improvisaba mientras preparaba su material; la radio mágica sobre uno de los bancos, pegada la pared y el trozo de cañería en medio del salón, en posición vertical.

—Engorgio.

Apuntó con su varita la tubería, la cual creció hasta que sus extremos quedaron presionados entre el piso y el techo. Entonces Sirius intentó sacudirla para comprobar que estuviese firme, y lo estaba.

—Bueno, creo que ya estamos listos. Por favor, toma asiento —le sonrió, aunque de inmediato puso cara de espanto —¡Oh, no! ¡Quédate de pie!… Debes estar de pie.

Ya listo, se frotó las manos sin poder negar que estaba un poco nervioso, por lo que respondió profundo antes volver a agitar la varita y apagar un par de las antorchas que iluminaban el salón y así dejarlo a media luz. Un nuevo movimiento de varita y ésta vez fue la radio la que comenzó a sonar. Y entonces comenzó la puesta en escena.

Sirius tenía ritmo y, muy lamentablemente, se lo debía a su madre; ya lo había demostrado en el Baile de Navidad, acompañando a una de las campeonas de Hogwarts. No le costó engancharse de la música y comenzar a mover su cuerpo, aunque por un momento tuvo que cerrar los ojos e imaginarse que estaba solo para poder controlar sus nervios, pero pronto volvió a abrirlos para enfocarlos sobre Luke, porque Luke —en ese momento— era su objetivo, el centro de su atención, la pieza principal del juego que tenía que jugar.

No tardó en abrirse el impermeable de un sólo tirón y agarrarse de la tubería instalada, que en ese momento quedaba claro que en realidad era pole. Giró alrededor de ella hasta quedar arrodillado en el piso en donde se sacó la chaqueta y volvió a ponerse de pie. Bajo el impermeable llevaba sólo los pantalones y las muñequeras y el cuello de una camisa, a cual también iba prendada una pajarita.

No le importó si el chico se reía, si se burlaba o si disfrutaba, él había ido ahí para él, pero aunque él no quisiera su presencia, él cumpliría con su palabra. Bailó, brincó, giró y se dejó llevar por el ritmo de aquella canción que ya conocía de memoria, mientras que sus ojos no temblaban al encontrase con los del prefecto.

Sólo cuando la música terminó, Sirius volvió a ponerse de pie y se acercó al muchacho al tiempo que de un nuevo tirón se sacaba el cuello falso y la pajarita.

—Entrega esto a Ian Howells y dile que cumplí mi palabra.

Sonrió de medio lado, miró al chico de arriba abajo, y cuando éste tomó lo que le entregaba, Sirius aprovechó el descuido para agarrarle el trasero. Por eso le había pedido que se quedara de pie.

—Y también dile que te agarré el trasero.

Rió entre dientes y le guiñó para luego hacer un nuevo movimiento con la varita e invocar el impermeable a sus manos, con el que volvió a cubrirse. Si Luke no le detenía, ni le hacía ninguna pregunta, entonces también tomaría la radio y la tubería en su tamaño original, antes de salir y desaparecer por la misma puerta por la antes había ingresado.

Lalalala, perdón por la interrupción, pero me están pagando XD
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Mar 22, 2016 12:45 pm

Clbv grigruvó mrizrj mvtvj rc ef fíi ivjglvjkr ¿Vjkriír jfsreuf pr? ¿Vc trejretzf p cr uvtruvejzr yrsiír gfuzuf tfe vc? Hlzqáj, ef gfuír rjvxlirijvcf, r wze uv tlvekrj vir le afuzuf jásruf ve hlv kfuf jv yrtír dáj p dáj gvjruf…

Jljgzió p tfcftó cvekrdvekv jlj drefj rkiáj, jv rcqó cvekrdvekv jfsiv cr krizdr p vordzeó r cr glvikr ufeuv dáj f dvefj jv dfjkirsr ler afmve tfe rziv r Irmvetcrn.


¡Yfcr! – Votcrdó jfeizveuf – Jfp Clbv – Vekivtviió le gftf cfj fafj grir mvicr dvafi gvif rekv cr gritzrc dzfgír hlv jlwiír kvidzeó gfi tfcftrijv crj xrwrj – ¿Hlzve vivj? Ef grivtvj Rdreur…

Ccvmó lef uv jlj uvufj r cr qfer uvc szxfkv p cf grjó r kfur mvcftzuru vokirñruf.

Ef tfeftír r cr tyztr uv rsjfclkrdvekv erur, ez cr yrsír mzjkf gfi Yfxnrikj rekvj, vokirñf… Rlehlv slvef ¡Rgverj ivtfiursr crj trirj uv kfufj cfj Jcpkyvize!

Mrpr givwvtkf vjkrsr yvtyf…


Spoiler:
Pffffffff... Quizás no voy a sonar agradable pero voy a ser franca.

Dicho en claro nadie te ha invitado a esta fiesta, no hay ninguna normativa de invasión y por ende antes de hacer esto deberías haber pedido permiso.

No lo has hecho, al menos a mi (Si se lo has pedido a Nef lo desconozco, pero como 50% del tema que soy y visto lo visto ya no cuentas con mi permiso, lo cual me da justificación para pasar, como he hecho, olímpicamente de tu post)

Se que lo has hecho por hacer la gracia (de hecho, de haber preguntado te hubiera dicho que pa'alante, pero como no lo has hecho pasa lo que pasa…) pero visto lo visto y tal como están las cosas no lo ha hecho.

Así que, siguiendo la normativa he redactado un post de 10 Lineas y como advertí y sin incumplir norma alguna lo he cifrado (Me las he leído de cabo a rabo ahora a las 13:35 GMT +1 del 22/03 so...)

Sin malos royos eh :S:

PD: Neferet, te mando el medio de descifrado por MP ~~
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Miér Mar 23, 2016 10:48 pm

La verdad no estaba segura de que pensar, dos niños de primero solo con uno de séptimo, en un aula vacía y no en un lugar mas publico como en la biblioteca. Puede que no pasara nada pero sin duda alguna era algo extraño en especial con los tiempos que corrían pero dudaba que fuera algo malo o al menos eso quería creer, con los tiempo podría estar haciéndole algo malo o solo enseñándolos.

Por lo que vio, los niños se querían ir del lugar y él no estaba muy conforme con esto aunque al final los dejó ir, ella al ver que se iban los niños estuvo a punto de hacer lo mismo pero al parecer hizo mas ruido del que pensó lo que la llevó a ser descubierta por ese chico, no sabía que hacer pero al parecer él la confundió con la niña que salió por lo que simplemente podría desentenderse e irse del lugar o podría responder e investigar que era lo que estaban haciendo pero no llegó a hacer ninguna de las dos cosas.

Estaba pensando que hacer cuando apareció Sirius en el lugar, la verdad no se lo esperaba ahí, además su vestimenta era algo inusual, cierto que no dejaba nada al descubierto pero era algo no sabía como describirlo, sospechoso – Hola Sirius, ¿Que haces aquí? - preguntó algo curiosa mientras miraba las cosas que portaba, una radio mágica y una especie de tubería, esto último fue lo que mas llamó su atención.

Estaba a punto de preguntar por la misma cuando Sirius le dijo que haría cosas de grandes, la verdad seguía algo confundida cuando lo vio ingresar al aula y cerrar las puertas, imaginaba que la había cerrado con llave, aun así lo comprobó dandose cuenta que no, la verdad no sabía si abrir la puerta y ver que pasaba o no, tenía miedo que Sirius hiciera algo que le trajera problemas, vamos estaba con un tubo con el que podría agarrar a golpes al Slytherin por algún motivo y si eso pasaba estaría en problemas muy grandes, ella quería ver para evitarlo de ser necesario.

No entendió lo que pasaba solo tenía la puerta entre abierta, Sirius habló con el joven e hizo magia para que el tubo quedara fijado entre el techo y el suelo, al hacerlo creer de tamaño, no entendía que tenía que ver eso, o la razón para que quisiera un tubo en esa posición, luego escuchó la canción y miró el baile, se quedó sin palabras, sus mejillas inmediatamente empezaron a sonrojarse mientras ella abría y cerraba la boca una y otra vez como un pez sin saber que decir o hacer, nunca se había imaginado a Sirius haciendo algo así, estaba sin camisa bailándole a un chico, definitivamente no podría ver a Sirius con los mismos ojos luego de eso.

Claramente no se pensaba quedar hasta el final del baile, pero sus pies parecían pegados al suelo por lo que no logró irse ni retroceder si no hasta que Sirius estaba terminado y caminado a la puerta, al parecer ya había terminado su acto y se estaba retirando del lugar, fue en ese momento que logró retroceder, alejándose de la puerta antes de salir corriendo por el pasillo antes de que Sirius la pudiera ver, corrió hasta que se quedó sin aliento y siguió corriendo a su sala común donde entró como alma que lleva el diablo decidiendo que no saldría de su habitación en lo que restaba de la tarde ni para cenar, tenía mucho que procesar y no sabía como hacerlo, ni como borrar esas imágenes o que pensar o quería olvidar lo visto pero no lo lograba en ese momento, aunque ya lo lograría o eso esperaba.
avatar
InvitadoInvitado

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.