Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Apolo MasbecthMejor PJ ♂
Circe MasbecthMejor PJ ♀
Alexandra B.Mejor User
Denzel S.Mejor roler
Ashanti ButtonMejor nuevo
Joshua EckhartMejor jugador
Sam & HenryMejor dúo
Eva WaldorfPremio Admin
Afiliaciones
Hermanas [2/4]
Expectro PatronumExpectro Patronum
Directorios [8/8]
Élite [36/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

Espero que seas el definitivo (Caleb Dankworth)

Lluna Forman el Vie Abr 08, 2016 12:04 am

Era la primera vez que Caleb me citaba en Hogsmeade este año para vernos. Desde que Brad se marchó de nuevo en busca de aventuras y criaturas mágicas en otros continentes me había quedado sin mentor, otra vez, y Caleb se había ofrecido a ayudarme. Me puedo fiar de él por ser el mejor amigo de Matt, son como hermanos. Y además es mi padrino. Conozco su actividad como mortífago desde siempre. Mi tío había prometido no entrometerse en mi desición, y por eso no le había contado nada sobre quien es mi mentor en esta organización. Habíamos acordado que como adulta que soy puedo hacer lo que crea más correcto. Aún así Matt intentaba persuadirme de vez en cuando para que dejase de intentar ser un mortífago más, y le tentaba saber quien me estaba ayudando pero yo mantenía el secreto. Llegué al sitio acordado vestida con colores oscuros y el pelo recogido en una trenza y escondido en un gorro. Solía acudir de este modo a nuestros encuentros. Mi pelo es demasiado llamativo.

No habíamos tenido muchos más encuentros como este y en los anteriores nos habíamos dedicado a hablar más que nada. Mi padrino quería dejarme bien claro como funcionan las cosas con el señor oscuro antes de hacer nada más. Yo quería acción. Con Brad no dejaba de pelear para ser mejor en duelo y afrontar mejor las batallas. De momento con Caleb nada. Él tenía información sobre los anteriores ataques en Hogsmeade y sabía que yo había participado en ellos de forma activa, aunque no tan certera como me hubiese gustado. Razón de más para ponerme a entrenar, a perseguir a alguien o a matar algo. Quería aprender a matar. Para matar no basta con tener ganas u odio. Es conocer el hechizo, saber realizarlo... O usar métodos alternativos y sangrientos. Si lo medito detenidamente creo que prefiero matar a alguien rápidamente, sin recrearme. En multitud de libros de ficción muggle que he leído siempre triunfa el bien porque los que intentar matar a alguien se entretienen demasiado hablando. No hace falta hacer una exposición oral a tu víctima del porqué le vas a matar. Otra cosa muy diferente es torturar. La tortura sirve para sonsacar informaciones, es útil. También se puede usar en aquellos casos en que la víctima está prácticamente sentenciada y quieres hacérselo pasar realmente mal. Tengo muy clara la teoría, necesito praxis.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 11.140
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1069
Puntos : 173
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Caleb Dankworth el Dom Abr 10, 2016 6:37 am

Había sido contactado hacía un tiempo por mi ahijada Lluna, y me había sorprendido cuando me había pedido que la entrenase como mortífaga para que en el futuro pudiese recibir la Marca Tenebrosa. Había accedido a ser su padrino no solo tradicional sino también mortífago, pues no me fiaba de ningún otro mortífago (bueno, menos de Abi obviamente) a quien poder confiarle el entrenamiento de la sobrina de Matt. Yo la entrenaría bien y la protegería y la enseñaría todo lo que debía saber para ser una digna portadora de la Marca Tenebrosa y una capaz y fiel servidora de Lord Voldemort.

Sabía que Matt no estaba muy cómodo con la idea de que Lluna se uniese a nuestra filas. Él, aunque compartía nuestros ideales y había ayudado en varias ocasiones a la causa, nunca se había unido a nosotros después de lo que le había sucedido a su padre. Él no era la única persona que se preocupaba por sus seres queridos después de haber perdido a alguien a causa de formar parte de los mortífagos, ya que mi hermano se preocupaba siempre también de igual manera después de lo que le había ocurrido a nuestro hermano, y nuestro padre había sido asesinado por un Auror que sospechaba que era mortífago, y estaba en lo cierto aunque nunca tuvo pruebas y actuó por impulso. Matt no sabía que yo era el que se estaba encargando del entrenamiento de su sobrina; Lluna me había pedido por favor que no se lo dijese todavía, y a pesar de que no me hacía ni pizca de gracia ocultarle una cosa así a mi mejor amigo, pero por el momento estaba accediendo a la petición de mi ahijada de mantener el secreto.

Los jóvenes eran muy impulsivos y siempre estaban pensando en acción, y cuando no la había se impacientaban. Pensaban que entrenar para algo era solo eso, acción y más acción, pero no. La parte inicial del entrenamiento implicaba hablar un montón, estar seguros de que Lluna sabía lo que estaba haciendo, qué era lo que se esperaba de ella, y qué cosas debería esperar ella del mundo en el que se estaba adentrando. Una vez que aceptase la Marca Tenebrosa le estaría vendiendo su alma a Lord Voldemort; él sería su dueño y señor y ella tendría que obedecer todas sus órdenes, pues el incumplimiento de esas implicaba sufrir terribles castigos. Muchos jóvenes no se percataban de eso, pensaban que serían libres de hacer lo que quisiesen y de repente cuando ya eran mortífagos se arrepentían profundamente porque se veían incapaces de hacer lo que se esperaba de ellos. Otra cosa que ella tendría que saber era que debía de empezar a tener mucho cuidado con sus amistades. No podía encariñarse de personas que estuviesen en el bando contrario porque en algún momento lo más seguro era que hubiese que luchar contra ellos o incluso matarles, pero no se podía ser abiertamente amigo de ellos. Un buen mortífago sabía que solo podía mostrar su yo más oscuro cuando tenía la máscara puesta, y cuando estaba sin ella debía de ser una persona en la que todo el mundo confiase, había que tener aliados en todas partes, en todos los bandos, hacerle creer al mundo que era completamente imposible que fuésemos sus enemigos. Esa era la manera de mantenerse fuera de las celdas de Azkaban.

Había citado a mi ahijada esta noche en Hogsmeade esta noche, pero no la había dicho qué era lo que haríamos. Después de que en nuestros anteriores encuentros hubiésemos estado simplemente hablando y ella hubiese estado atendiendo a todas las cosas que ya he mencionado antes, esta noche sí que tenía planeado que hubiese acción, pues necesitaba no solo saber cómo era esta vida sino experimentarla ella misma. Puede que lo entendiese todo a la perfección, pero no sabría si realmente era lo que quería hasta que lo hubiese vivido en carne propia.

No quería que nadie nos viese en Hogwarts. Me había vestido entero de negro pero no llevaba la túnica negra de mortífago puesta, aunque si en algún momento se volvía necesario con un toque de mi varita tendría la máscara puesta. Para más discreción, un Caeca Temporalis me mimetizó con el entorno y me ocultó completamente de la vista de cualquiera que pudiese pasar por allí, aunque no había absolutamente nadie. Cuando Lluna llegó me acerqué a ella sin que me viese ni oyese, la agarré del brazo, y nos desaparecimos conjuntamente sin palabra previa. Aparecimos de repente lejos de allí, en Edimburgo. Me volví visible de nuevo tras retirar el hechizo que me camuflaba.

-Lo siento- me disculpé después de aparecernos por si la había asustado, y la dediqué una sonrisa mientras soltaba su brazo,- no quería estar allí mucho tiempo. La discreción es lo primero. ¿Qué tal te va todo?

Le faltaba ya poco para terminar sus estudios en Hogwarts, lo cual me sorprendía, ¿tan rápido pasa el tiempo? Parecía que hace nada Matt me la presentaba por primera vez cuando apenas era un bebé, y ahora mira, todos los críos ya no eran críos, eran adultos. Me sentía viejísimo aunque no lo era. Habíamos aparecido en una callejuela estrecha y oscura en la que a aquellas horas no había nadie, y comenzamos a caminar mientras le explicaba lo que estábamos haciendo allí.

-Estamos en Edimburgo- le dije. No sabía si había estado ya en la ciudad y la reconocería, o no.- Hay demasiados Aurores en Londres últimamente después de todas las cosas que han pasado, piensan que hay magos oscuros deambulando por todas partes… Vas a necesitar algo más de tranquilidad para hacer lo que tienes que hacer esta noche. ¿Te imaginas qué es?

Salimos a una calle mucho más amplia, y allí sí que había gente caminando por las calles. Miré a todos aquellos muggles antes de dirigirme de nuevo a mi ahijada.- Hoy vas a matar. Vas a empezar con lo básico, un muggle. ¿Te ves capaz?- pregunté, dándole la oportunidad de echarse atrás si eso era lo que quería, yo no la detendría.- Pero no quiero solo que lo mates. Quiero que escojas a uno, el que tú quieras. No te lo voy a poner yo delante y decirte que lo mates, quiero que escojas a qué habitante inocente de esta ciudad le vas a quitar la vida hoy- eso serviría para ver si le temblaba la mano a la hora de quitarle la vida a alguien porque sí. Los mortífagos hacíamos eso todo el tiempo cuando organizábamos ataques para causar el caos, no matábamos solo a Aurores y miembros de la Orden.- Toma el tiempo que necesites. Cuando escojas  a tu víctima te diré qué hacer.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Ian Somerhalder
Edad del pj : 36
Ocupación : Desmemorizador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 20.900
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 366
Puntos : 241
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t869-caleb-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t1036-watch-the-world-burn-with-me-caleb-s-rs http://www.expectopatronum-rpg.com/t1294-welcome-to-my-life-cronologia-de-caleb-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t3233-arcon-de-caleb

Lluna Forman el Vie Abr 15, 2016 11:34 pm

Nunca había sido una persona nerviosa. Más bien pensaba pacíficamente en las cosas y trataba de hacerlas lo mejor posible. Por eso esperé a Caleb, como otras veces, mirando a un lado y a otro pero sin signos visibles de nerviosismo o incomodidad. No tardó en acercarse y tocarme para aparecernos lejos de Hogsmeade. Fue al escuchar su voz que lo supe. Antes de eso me dio un susto enorme que yo traté de disimular. Como nos aparecimos se me revolvió el estómago y se me nubló la visión, por eso no pude ni verle la cara. Me recuperé rápidamente. Había estado haciendo algunas prácticas de aparición y empezaba a dominar aquella sensación de vacío y mareo que da el viajar de ese modo. Como es mi padrino suele preocuparse por mí, y nuestros encuentros suelen ser amenos. No es un hombre demasiado autoritario y me gusta como me habla, me hace tener confianza en mi misma. Lo primero es ponernos al día.

- Todo muy bien. Me da que este año mis notas van a ser excelentes a pesar de mis actividades extraescolares. ¿Qué tal vosotros? Hace tiempo que no hablo con Zack. ¿Y el bebé?

Se me hacía extraño que Caleb fuese padre de nuevo sabiendo que su otro hijo, Zack, es un año mayor que yo. Mi padrino tiene más o menos la edad de Matt, una buena edad para ser padre si lo piensas bien. Lo que pasa es que estoy acostumbrada a que Zack sea hijo único. Aún no me acostumbro al bebé. Podía deberse a que ni siquiera lo había visto. Solamente había escuchado hablar sobre él.

Caminamos hacia la calle más transitada pues habíamos aparecido en una callejuela oscura, fuera de la vista de los muggles. Caleb me dijo donde estábamos y me preguntó si sabía lo que tenía que hacer esta vez. Negué con la cabeza aunque me hacía una pequeña idea. No todo puede ser entrenamiento físico y duelos. Se lo que desean de mi, quieren que mate. Nunca he matado a nadie antes. Caleb lo sabe. Dijo que tenía que ser un muggle. Lo iba a escoger en aquella ciudad.

- Me veo capaz. Quiero hacerlo.

No iba a defraudar a mi querido mentor. Estaba muy animada de repente al saber lo que tenía que hacer. Yo misma debía escoger a la víctima. Caleb no iba a decirme nada sobre aquello. Simplemente supervisaría la misión. Continuamos caminando tranquilamente por las calles de Edimburgo, ciudad que yo había visitado antes pero de la cual sabía realmente poco. Miré a los transeúntes. Tenía que ser alguien que fuese solo para no complicarme la vida en mi primera vez. Además, tenía que ser alguien relativamente joven. Matar a alguien viejo podría resultar demasiado fácil. Solamente tenía que escoger a la víctima, decírselo a Caleb, y él me diría como proceder. Aún así mi mente ya imaginaba la forma de engañar a alguien para que me acompañase a un oscuro callejón. O puede que Caleb nos alejase del bullicio de la ciudad para realizar mi tarea en un ambiente menos ruidoso.

Me fijé en una anciana que caminaba con la ayuda de un bastón. Ese el es tipo de víctima que no me conviene elegir en mi primera vez. Tiene que ser alguien fuerte y vigoroso. Alguien peligroso. Había demasiada gente caminando en grupos. Padres con sus hijos, grupos de amigos... Pero allí estaba él. Un chico no muy alto, de pelo moreno y rizado, con su mirada azul fija en mi. Estaba parado junto a un árbol. Tenía uno de esos aparatos telefónicos en la mano. Cogí el brazo de Caleb y lo acerqué a un escaparate de bicicletas como si quisiese verlas al detalle.

- Hay un muggle moreno junto al árbol sosteniendo un teléfono. Está solo. - señalé una de las bicicletas de color llamativo sabiendo que podíamos ver al chico por el reflejo del cristal. - Nos está mirando. - cambié el tono de voz para que nos pudiese escuchar. - Mira, papi, esa es la que me gusta a mi.  

Observé a Caleb de reojo esperando instrucciones. Mi mente pensaba en un plan para traerle a mí y poder llevarlo a un lugar tranquilo. Sacaría mi varita y adiós a su vida. Pero no podía ser tan fácil. Caleb me daría unos pasos a seguir, y no tendrían nada que ver con una muerte rápida y limpia.  
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 11.140
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1069
Puntos : 173
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Caleb Dankworth el Mar Abr 19, 2016 12:17 am

Sonreí cuando Lluna me dijo lo que esperaba de sus notas, pues no esperaba nada menos de ella. Era una chica muy lista y una bruja talentosa, por lo que no fue una sorpresa su confianza en mí misma con respecto a su vida académica.

-Me alegro mucho por ti, ya sabes que estoy orgulloso de que seas tan excelente alumna- y es que todo padrino prefiere tener una sobrina que sobresalía en algo en vez de a alguien mediocre sin talento, aunque seguro que la hubiese querido igual, pero esto me daba más razones para consentirla como buen padrino.- Nosotros estamos estupendamente, muchas gracias. ¿No has visto a Zack desde que se graduó? Visita varias veces Hogsmeade para encontrarse con algunos amigos que aún tiene en Hogwarts, seguro que si no te ha visto es porque no ha tenido la ocasión.- Cuando preguntó por Grace mi sonrisa se volvió aún más amplia. Sin duda se notaba que era un padre orgulloso y muy contento, me hacía ilusión volver a estar experimentando aquella etapa de la paternidad tantos años después de que fuese padre primerizo.- La bebé está estupendamente también, a punto de cumplir siete meses. Si quieres conocerla cuando estés de vacaciones ya sabes que mi casa es la tuya siempre que quieras.

Para mí Matt era como mi hermano y Lluna era como mi sobrina, no solamente mi ahijada. Eran parte de mi familia aunque no compartiesen mi sangre, y no dudaría en arriesgar la vida por ellos. Precisamente por eso estaba encargándome de entrenar a Lluna, para asegurarme de que acabase siendo una excelente mortífaga, pues ya que estaba empeñada en serlo iba a encargarme de que fuese de las mejores y no simplemente una más de nuestros reclutas mediocres que no sirven para nada más que para ser sacrificados a los Aurores cuando era necesario.

Le pregunté a Lluna si era capaz de matar a alguien, aunque fuese un muggle. Si no lo era no la presionaría, el primer asesinato debía cometerse cuando uno estuviese verdaderamente preparado para ello para poder aprender a disfrutarlo, a desear quitarle la vida a un ser inferior tanto como se desea el placer carnal y el de los vicios. Lluna decía ser capaz, y la confianza con la que dijo las palabras me hizo pensar que verdaderamente estaba preparada.

Dejé que se tomase su tiempo para escoger a qué pobre inocente le quitaría la vida esta noche. Me llevó hacia un escaparate de bicicletas para fingir que estábamos observándolas como cualquier otro par de muggles corrientes haría en una situación normal y así disimular. Había escogido ya a su víctima, y le localicé al ver su reflejo en el cristal del escaparate. Era cierto, el tipo nos estaba mirando… a Lluna, más concretamente. Fruncí el ceño levemente, pero inmediatamente devolví mi expresión a la normalidad. Con mucho cuidado y disimulo saqué mi varita de dentro del bosillo de mi chaqueta. Cuando la tuve en la mano giré la muñeca de manera que apunté al muggle mientras la varita seguía más o menos oculta. La oscuridad de la noche, a pesar de la luz de las farolas, ayudaba bastante.

-Legeremens- solía conjurar aquel hechizo de manera no verbal, pero al estar enseñando a Lluna lo dije en un susurro para que solo ella pudiese escucharme. Conseguí meterme en la mente del muggle. Sus pensamientos eran tan intensos que fue facilísimo dar con ellos y saber cuáles eran.- Vaya, vaya…- murmuré cuando salí de su mente. Dejé de fijarme en el reflejo del hombre en el escaparate.- Menuda puntería, Lluna. Has escogido a la mayor escoria de todo Edimburgo. Ese hombre no tiene mejores intenciones contigo que las que tú tienes con él.

Mi instinto protector me pedía que le lanzase un Avada Kedavra, pero no lo hice.- ¿Estás segura de que esa es la que quieres?- le pregunté a Lluna en voz alta como si hablásemos de la bicicleta, continuando con nuestra pequeña función de teatro de que éramos muggles corrientes.- La tienda aún está abierta, voy a hacer como que entro dentro para comprarte la bicicleta, pero me vas a pedir dinero para ir a comprar nueces en ese puesto que hay allí- dije en voz baja señalando con la mirada un puesto que había en la calle no muy lejos de allí.- Tu tío me va a matar si se entera de esto, ya verás… Te voy a dejar sola. En cuanto eso pase y estés allí lo más probable es que el tipo se te acerque. Intentará engañarte para que te alejes de aquí con él. Hazte la tonta y síguele el juego. En cuanto te haya llevado a donde quiera (seguramente un sitio muy apartado, lo cual será mejor para nosotros) atácale con magia para inmovilizarle como quieras.

Miré entonces a Lluna y la dediqué una sonrisa tranquilizadora y llena de confianza. Sabía que podía con esto. No iba a mentir, podía resultar peligroso. Yo había sufrido personalmente las consecuencias de lo peligrosos que podían resultar los muggles malvados, pero no iba a permitir que nada le ocurriese a Lluna.

-No te preocupes, no te quitaré el ojo de encima aunque no lo parezca. Estaré justo detrás de vosotros todo el tiempo hasta que te impongas tú sobre él- le aseguré. Le guiñé el ojo, haciéndola saber que había comenzado la operación “engaño y caza del muggle”.- Te has ganado la bicicleta, y la tienda sigue abierta. Voy a entrar a comprártela.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Ian Somerhalder
Edad del pj : 36
Ocupación : Desmemorizador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 20.900
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 366
Puntos : 241
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t869-caleb-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t1036-watch-the-world-burn-with-me-caleb-s-rs http://www.expectopatronum-rpg.com/t1294-welcome-to-my-life-cronologia-de-caleb-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t3233-arcon-de-caleb

Lluna Forman el Vie Mayo 06, 2016 6:41 pm

Por más tiempo que Matt y Caleb pasaron separados no afectó a su amistad. De nuevo estaban como siempre. En alguna ocasión habíamos estado en la mansión Dankworth y también ellos en nustro pequeño piso céntrico. Zack era como un hermano, y Caleb como un tío más. Por eso me gustaba tanto tenerle de padrino y de mentor. Por la misma razón no quería que Matt lo supiese. No quiero que de nuevo dejen de hablarse por mi culpa. Él puede ser mi mentor sin que mi tío lo sepa. Agradecí que Caleb me invitara a su casa a conocer a la pequeña. Además no había visto a Zack. Tampoco es que hubiese estado muy animada con lo de Damon...

- Matt y yo tendremos que conocer al nuevo miembro de la familia. Y de paso hacer una visita familiar sin que haya fiestas o alcohol de por medias. Que luego mi tío me abandona en tu casa. - bromeeé.

Dejando a un lado los formalismos habíamos quedado para hacer algo grande. Mi aprendizaje para ser parte de los mortifagos iba en ascenso. Hoy Caleb tenía preparada una tarea especialmente dificil para mí. Lo primero fue transladarnos a un lugar donde nadie pudiese reconocernos. Después tuve que elegir a una víctima. La lección que se avecinaba era la muerte. Mi primera muerte. No estaba para nada nerviosa mientras observaba a los muggles como si fuesen cerdos criados para levarlos al matadero. Localicé muy facilmente a un tipo solitario que nos miraba a Caleb y a mi sin perdernos de vista. Para poder hablar con Caleb sin que el tipo pensase que hablábamos de él le hice mirar el escaparate de una tienda de bicicletas. Le hice saber que muggle había elegido y él usó la legeremancia con él. Quiero aprender eso. Esperé mientras los pensamientos del tipo se transmitían hasta Caleb. Al aprecer el tipo no tenía buenas intenciones. Tampoco es que yo las tuviese.

- Estoy muy segura. Voy a ello.

Como mentor, Caleb tenía un plan bien trazado. Seguramente había recibirdo órdenes de como se tenía que llevar a cabo la muerte. Queda más que claro que no podemos llamar la atención. Para el plan él tenía que dajarme sola. Estaba implícito. Yo debía matar al tipo sin ayuda. Seguía sin estar nerviosa. Me pasa a menudo que los nervios me entran después de haber hecho los exámenes, o lo que sea. Asentí a su plan. Solamente tenía que ir a comprar nueces mientras él estaba en la tienda mirando mi bicicleta. En ese momento el tipo se me acercaría con malas intenciones. Él mismo me conduciría a un lugar apartado y sería mi ocasión de dejarle paralizado.

- Matt no va a enterarse de nada de esto. Me lo prometiste. No va a pasarme nada.

Tenía confianza de que podría con un muggle por más retorcido que sea. Más sabiendo que Caleb iba a estar vigilando mis pasos. Empezó la función enseguida. Caleb dijo en voz más alta que iba a comprar esa bicicleta. Aplaudí efusivamente, contenta por el regalo que mi falso papá me iba a hacer.

- Quiero que le pongan un gran lazo rojo de regalo. ¿Puedo ir a comprar nueces mientras tanto? Se me han antojado mucho.

Aunque la gente pensase que yo era así de tonta por naturaleza por haber crecido en una familia de dinero se equivocaban. Me gustaba recibir regalos como a todo el mundo pero jamás suplicaba por ellos, ni los pedía con voz de idiota. Simplemente me limitaba a hacer bien mi trabajo e imitar a la perfección el papel de rubia tonta. Cuando Caleb entró en la tienda me acerqué al puesto de las nueces y pedí unas pocas. A pocos metros estaba el tipo observando mis movimientos. En lugar de volver al escaparate de la tienda de bicicletas me entretuve mirando otras tiendas. Fue entonces cuando se me acercó y me habló con voz melosa para conquistarme. Halagando mi belleza y mi bonita cara. Quiso saber si me gustaban los gatos. ¿Los gatos? ¿De verdad? Puede tener malas intenciones pero es idiota.

- Si, me encantan los gatitos. ¿Tienes gatitos?

Esa era su estrategia para llevarme al callejón. Me dijo que había unos gatitos abandonados en la parte de atrás de las tiendas. Que su madre los había tenído allí y si no los cojía nadie iban a morir de hambre y de frío. Puse cara de horror. Oh, si, que pena me dan. Y le dije que yo quería llevarme algunos a mi casa. Yo misma me estaba metiendo en la boca del lobo ya que el supuesto lobo tenía la inteligencia de un pez decorativo. Miré de reojo la tienda de bicicletas mientras el tipo me guiaba  hasta dicho callejón. En una mano sostenía las nueces y en la otra tenía buen cogida la varita. Al llegar al fondo del callejón me dijo que tenía que mirar entre dos contenedores, que allí estaban los gatitos y podía elegir los que quisiera. Lo hice. Allí mismo debí hechizarle para dejarle K.O. Pero no lo hice. Miré entre los dos contenedores y el asqueroso muggle me zafó de la cintura con las dos manos para arrimarse por detrás. Di un salto pero no grité. No me interesaba que nadie me escuchase. Sujeté bien fuerte la varita mientras aquel tipo me olía el pelo y me hablaba demasiado cerca de las cosas que quería hacerme. No dejé de sonreír ni un momento. Sería mucho más fácil matarle si le odiaba. Le apunté desde atrás y le solté un Expulso no verbal. El tipo salió disparado hacia atrás golpeandose la cabeza en la pared cercana y cayendo aturdido al suelo. Había conseguido cabrearme por sus palabras aunque no se lo mostré. Me acerqué a él sonriendo esperando a que Caleb apareciese o terminaría con él a golpes y luego le cortaría el pene.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 11.140
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1069
Puntos : 173
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Caleb Dankworth el Dom Mayo 15, 2016 8:01 pm

Le dejé muy claro a Lluna qué era lo que tenía que hacer para atrapar a aquel asqueroso muggle al que ella había escogido esta noche para que fuese su primera víctima mortal. No quería que hubiese ningún error, pues Lluna no era simplemente una aprendiz de mortífago cualquiera. Era mi ahijada, la quería como si fuese mi sobrina de verdad, y jamás me lo perdonaría si por culpa de algún estúpido fallo le pasa algo. Sería espantoso enfrentarme a Matt si algo pasaba para explicarle lo ocurrido… Pero tenía total confianza en Lluna. Ella parecía completamente segura de sí misma, sin rastro de estar sintiendo los típicos nervios que era de esperar que sintiesen los jóvenes en situaciones nuevas como esta. Su seguridad me hizo tener más confianza en ella de la que ya había tenido antes. Lluna era una chica muy lista y hábil, sería capaz de manejar la situación sin problemas. No era testaruda y escuchaba todas las instrucciones que se le daban con atención, eso es muy bueno. Los testarudos siempre dan problemas y acaban metiéndose en algún lío innecesario por culpa de su impulsividad y necedad. Además yo iba a estar muy pendiente de ella en todo momento, y no iba a dejar que le pasase nada malo.

Cuando mencioné que su tío me mataría si se enteraba de todo esto, de que la había enviado a cazar ella sola a un muggle que a su vez estaba intentando él mismo cazarla a ella con intenciones asquerosas, Lluna me recordó la promesa que me había obligado a hacerle cuando me pidió que fuese su padrino. Matt no debía enterarse de nada hasta que ella no quisiese. Suspiré.

-No me gusta mentirle a tu tío, ya lo sabes. Pero te lo prometí, así que no, no va a enterarse de nada. No por mí- le aseguré, y sonreí ligeramente cuando ella dijo que no iba a pasarle nada. Seguía teniendo la misma seguridad en sí misma que antes, bien.

Empezamos entonces con todo el numerito que íbamos a montar para engañar al muggle y que cayese en la trampa de Lluna. La primera fase de su prueba de esta noche había empezado, y estaba interpretando su papel a la perfección. Casi me dio la risa cuando vi cómo se ponía a actuar como una niñata rubia tonta, pero me aguanté y le dije que sí en voz alta para que fuese a por las nueces, y le di dinero antes de entrar en la tienda para hacerlo todo más realista. Entré entonces en la tienda de las bicicletas, no sin antes mirar una última vez al escaparate y ver allí el reflejo del muggle, que seguía acechando. Una vez que entré en la tienda y me separé de Lluna el muggle se puso en marcha con su propio plan.

Se me acercó el dependiente, un hombre algo mayor y rechoncho y con una gran calva y un bigote muy grande. Tenía aspecto de ser simpático.

-Buenas noches, ¿puedo ayudarle con algo?- preguntó muy amablemente.

-No, solo estoy mirando, gracias- cuando el dependiente volvió al mostrador yo saqué mi varita del bolsillo, sin importarme estar en presencia de muggles. De manera no verbal conjuré el hechizo Echoes, que me permitió escuchar a Lluna y el muggle a pesar de que ellos estaban en la calle donde el puesto de nueces. El muggle ya se había acercado a Lluna y estaba intentando engañarla para llevársela de allí. Debido a la distancia y a la pared de la tienda no oía muy bien qué era lo que estaban diciendo exactamente, pero sí que podía oír que estaban hablando. Me acerqué entonces al dependiente de la tienda y le apunté a él con la varita. Un rápido Imperio fue todo lo que necesité para tenerle bajo control.- Borra las cintas de la cámara de seguridad- le ordené. Sabía que había una que grababa la puerta y el escaparate de la tienda, y aunque Lluna y yo no salíamos haciendo nada malo allí no quería que hubiese grabaciones nuestras por ahí. El dependiente muggle hizo lo que le pedí, y ya solo quedaba una última cosa que hacer antes de salir de allí.- Obliviate.

El dependiente muggle me olvidó a mí, a Lluna (a quien había visto a través del cristal del escaparate), y lo que yo le había obligado a hacer. Ya no oía las voces lejanas de Lluna y el muggle a pesar del encantamiento Echoes seguía activo, por lo que supe que ya era hora de ir tras ellos. Me camuflé con un Caeca Temporalis no verbal y salí de la tienda sin ser visto por nadie. Al pasar al lado del puesto de nueces me metí en la mente del dueño con un Legeremens para rebuscar entre sus recuerdos a la fuerza y ver por dónde se habían ido Lluna y el muggle. En cuanto obtuve esa información le lancé un Obliviate no verbal y me marché de allí para ir a buscar a Lluna y al tipo ese.

No tardé en encontrarlos, pues del dueño del puesto de nueces había obtenido información sobre en qué dirección tenía que ir, pero al meterme antes en la mente del tipejo había visto el callejón al que tenía pensado llevarla, y supe que había llegado al sitio correcto al verlo. Al entrar en el callejón apunté a la entrada de este con la varita. Un simple Repello muggletum era lo que necesitábamos para que ningún curioso se acercase por la zona, aunque de todas formas aquello era muy poco probable dado que el callejón se encontraba en una zona muy apartada y completamente desierta. Acabé con los efectos de los hechizos que había utilizado sobre mí, haciendo que mis sentidos fuesen normales otra vez y mi cuerpo completamente visible. Estaba caminando por el callejón cuando de repente vi como el muggle salía disparado de entre unos contenedores y se golpeaba fuertemente con la pared y caía al suelo magullado por culpa del Lluna. Reí al ver aquello y aplaudí, anunciando mi presencia allí.

-Bien hecho, Lluna- le dije a mi ahijada mientras la miraba con mucho orgullo.

Me acerqué entonces al muggle, el cazador cazado que estaba intentando volver a ponerse en pie después del golpe que le había pillado completamente desprevenido y le había dejado tonto y dolorido. Me miró confundido y rabioso, sin entender qué estaba ocurriendo, pero la peor mirada se llevó Lluna. La llamó “bruja” con muchísimo asco en la voz… ¡como si eso fuese un insulto! Pobre idiota.

-Crucio- el hechizo salió de mi varita y le golpeó de lleno. El muggle cayó de nuevo al suelo y se retorció de manera que no parecía posible para las articulaciones mientras daba alaridos de dolor. Mantuve la maldición sobre él durante unos cuantos segundos, hasta que quedé satisfecho por haberle hecho daño a la basura que había intentado atacar a Lluna. La miré a ella entonces.- Lo siento, necesitaba hacer eso…- mascullé entre dientes. El muggle gimoteó un poco a causa del intenso dolor que había sufrido, pero luego se apoyó con una mano en la pared e intentó levantarse de nuevo mientras mascullaba insultos entre dientes. Le doy puntos por eso, tiene aguante.- Es todo tuyo. Haz lo que quieras con él.

Me apoyé en la pared del callejón con los brazos cruzados y postura relajada, y sonreí un poco mientras esperaba a ver qué hacía mi querida ahijada. Esto debería ser divertido.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Ian Somerhalder
Edad del pj : 36
Ocupación : Desmemorizador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 20.900
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 366
Puntos : 241
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t869-caleb-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t1036-watch-the-world-burn-with-me-caleb-s-rs http://www.expectopatronum-rpg.com/t1294-welcome-to-my-life-cronologia-de-caleb-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t3233-arcon-de-caleb

Lluna Forman el Vie Mayo 27, 2016 12:53 am

Jamás me he considerado violenta. Tuve las típicas peleas con los niños muggles de la clase a los que de vez en cuando les arrancaba un buen mechón del pelo, pero nada más. Soy una persona que prefiere usar la palabra para convencer y no la fuerza. Esta noche las ganas de dialogar se me esfumaron en cuanto el tipo me puso sus asquerosas manos encima. Me dieron ganas de soltar aquel hechizo que rondaba mi mente desde que supe de que se trataba la misión. Pero así en frío me daba miedo no tener suficiente magia como para matar a un adulto. Así que lo mandé contra la otra pared de un golpe de varita. El muy asqueroso se había atrevido a tocarme y a decirme cosas asquerosas al oído. Solamente me daban ganas de asestarle una parada en la cabeza, matarle e ir corriendo a meterme en la ducha. Tuve que contenerme. No era ese el plan.  Caleb me había dicho que tenía que  inmovilizarle. No me había dado más detalles. El tipo se había quedado tendido en el suelo. Quizás tenía sangre en la cabeza. Esperé varita en mano. Si Caleb tarda un poco más lo mato.

Caleb entró sonriendo y aplaudiendo. El sonido hizo que el muggle levantase la vista. Pero estaba demasiado atemorizado y dolodido como para hacer algo. Yo también reí cuando el muggle me llamó bruja. Es lo que soy. Ellos, ignorantes de la vida, asocian la palabra bruja a algo malo. En cambio, esa palabra designa desde tiempos inmemoriales a mujeres que entienden de poder, magia y conocimiento ancestral. Me queda todavía un largo camino para ser una buena bruja, pero estoy en ello. Mi padrino, que había visto en la mente del muggle lo que tenía pensado hacer le lanzó una maldición cruciatus alegando que necesitaba hacerlo. El muggle quedó bastante tocado después de aquello. Seguramente un Crucio ejecutado por un mago como Caleb resultaba mucho más duro que si lo hacía yo. Aún así intentaba ponerse en pie.

- Sé que tengo que acabar con este gusano pero me ha dicho unas cosas asquerosas al oído y siento la imperiosa necesidad de desquitarme.

Mi voz ya no sonaba como cuando el muggle intentaba engatusarme. Nada de niña tonta y buena que solamente quiere comer caramelos. Quiero que sus últimos momentos en vida sean una pesadilla. Lo primero que hice fue otro depulso. Puesto que el muggle ya estaba contra la pared lo que hizo fue golpearse de nuevo. Es lo que me apetecía hacer, golpearlo una y otra vez por lo que me había dicho.El muggle aún intentaba levantarse. Por eso le lancé un Incarcerus para que quedase atado y no se pudiese levantar.

- No me has dado muchas instrucciones concisas así que supongo que no hay prisa. ¿Verdad?

La misión era cumplir con la muerte de aquel tipo, lo que sería mi primer asesinato. Algo que me ayudaría a llegar a ser una más de los mortífagos. Eso no quería decir que no pudiese probar algunas cosas con él. De todos modos iba a terminar muerto. ¿Qué más da que sufra más o menos? Sectum fue el siguiente hechizo que probé con él. Lo quise probar desde que lo conocí pero no tenía con quien. El hechizo le provocó un corte en la pierna que empezó a sangrar. Entonces caí en la cuenta de un último detalle.

- Yo no puedo conjurar el hechizo. Aún soy estudiante. No puedo usar las imperdonables. ¿Eso quiere decir que lo puedo matar a golpes?

No había caído en la cuenta hasta ese momento de que yo no podía conjurar un Avada. Me faltaban unos meses para ser oficialmente una adulta que ha finalizado sus estudios primarios en Hogwarts. No tengo ningún problema. Igual puedo matarlo. Y se me ocurren muchas formas. No tiene porqué ser algo aburrido y fácil como un Avada. Hay más formas. Asfixia, desangramiento, desmembramiento...
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 11.140
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1069
Puntos : 173
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Caleb Dankworth el Lun Mayo 30, 2016 6:08 am

Tuve que lanzarle la maldición Cruciatus a ese desgraciado pues, a pesar de que era patético e inútil e iba a acabar muerto esta noche, era un grandísimo hijo de puta y me molestaba que hubiese tenido unas intenciones tan asquerosas con mi ahijada, la chica a la que yo quería y consideraba como mi sobrina de carne y hueso. El Crucio fue extremadamente doloroso para él, pero el dolor apenas había comenzado para él. Había pensado al principio que a lo mejor Lluna preferiría darle una muerte rápida por tratarse de su primer asesinato, pero vi que ese no era el caso, que ella ahora quería hacerle sufrir. Estúpido muggle, por culpa de sus asquerosos pensamientos y sus sucias palabras se había condenado a sí mismo a un destino mucho peor del que tenía reservado al principio.

-No hay prisa, tómate todo el tiempo que quieras- le respondí a Lluna cuando ella me preguntó sobre eso cuando yo me apoyé cómodamente contra la pared de aquel callejón para observar el espectáculo. No sabía de qué era capaz Lluna, pero su expresión me decía que estaba bastante cabreada y que lo que estaba a punto de ver me iba a gustar.

El muggle estaba atado con cuerdas y atontado por los golpes que había recibido contra la pared, así que no podía defenderse. Al no darle la oportunidad de defenderse Lluna estaba siendo todavía más cruel, estaba aceptando el camino del mal más rápidamente que en una situación en la que hubiese tenido un poco de bondad por su víctima. Pero ese muggle no merecía que nadie fuese bondadoso con él.

Observé a Lluna haciéndole un profundo corte en la pierna al hombre, lo cual llenó el callejón de gritos, pero ninguno de nosotros teníamos que preocuparnos porque nadie se acercaría por estos lares. Lluna me hizo otra pregunta en ese momento, y me hizo sonreír.

-Puedes matarle como quieras. Sé creativa. Pronto te enseñaré a utilizar las Imperdonables, ya verás, pero por el momento sí, mátalo a golpes si quieres- dije mientras la miraba primero a ella y luego al muggle, que se estaba ahorcando con las cuerdas dado que estas apretaban. Con un movimiento de la varita aflojé un poco las cuerdas para que pudiese respirar, y tras recuperar un poco la respiración el tipo suplicó por su vida patéticamente. No le molesté en decir que se callase porque sus súplicas eran en vano, ya que sus súplicas me divertían.

Vi que del bolsillo del muggle se asomaba una navaja. Con un accio se la saqué del bolsillo y la navaja voló a mi mano, y entonces me acerqué a Lluna y al muggle con intención de enseñarle uno de mis trucos favoritos a mi querida ahijada, a quien se la veía con ansias de hacer daño.

-Nunca me han gustado las muertes rápidas- confesé mientras jugueteaba con la navaja entre mis dedos.- Si es necesario utilizo la Imperdonable, pero si dispongo de tiempo prefiero provocar sufrimiento antes de arrebatarle la vida a mis víctimas. Lo disfruto mucho- dije tranquilamente, dándole a conocer a mi ahijada ese lado oscuro de mí que nunca antes había conocido. Pasé mi dedo por la hoja de la navaja, comprobando lo afilada que estaba sin llegar a cortarme, antes de agacharme junto al muggle que intentaba apartarse de mí, pero no podía.- Permíteme que te haga una pequeña demostración de uno de mis juegos favoritos.

Levante la manga del jersey del tipo para dejar su brazo al descubierto, y entonces utilicé la navaja para despellejarle. Al no ser un cuchillo especial para ello el trabajo no era tan perfecto como solía serlo cuando lo hacía en las mazmorras de mi mansión, pero aun así no estaba mal dada toda la práctica que tenía. Los alaridos del hombre eran una dulce melodía para mis oídos. Cuando ya hube separado un enorme trozo de piel de su brazo, dejándolo completamente en carne viva y provocándole un dolor insoportable, lo corté y lo alcé en alto. El muggle gritó todavía más, no solo de dolor sino también de horror.

-A veces hago esto hasta que mueren, pero el dolor les deja inconscientes y hay que esperar a que despierten otra vez- suspiré mientras miraba la tira de piel sangrienta. Miré entonces al muggle y esbocé una sonrisa retorcida.- ¿Quieres que le enseñe a mi ahijada más juegos?

El muggle chilló que no aterrorizado. Reí por lo bajo y volví a levantarme para apartarme y dejar que Lluna volviese a retomar la tortura y asesinato de ese hombre. Tiré la tira de piel al suelo del callejón. Una rata surgió de las sombras y se puso a mordisquearla.

-Hazle lo que quieras. Mátalo como quieras. Sigue tus más oscuros instintos.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Ian Somerhalder
Edad del pj : 36
Ocupación : Desmemorizador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 20.900
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 366
Puntos : 241
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t869-caleb-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t1036-watch-the-world-burn-with-me-caleb-s-rs http://www.expectopatronum-rpg.com/t1294-welcome-to-my-life-cronologia-de-caleb-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t3233-arcon-de-caleb

Lluna Forman el Miér Jun 08, 2016 1:10 am

Estaba disfrutando haciendo aquello. Tenía que hacerlo para poder entrar en los mortífagos y a su vez para no quedar mal ni hacer quedar mal a mi padrino. El muggle se lo había buscado. Mi idea principal era atraerle al callejón con alguna patraña inocente y cortarle el cuello para que se desangrase sin más. Ya que yo aún no podía usar las maldiciones imperdonables pocas salidas me quedaban a parte de dejarlo sin sangre o aturdirlo hasta provocar su muerte. Pero él lo había empeorado todo al tratarme mal y susurrarme cosas indecentes al oído. Por alguna razón lo imaginaba abusando de chicas inocentes, por más muggles que fuesen, y me dio mucho asco aquel tipo. Se merecía una muerte dolorosa y lenta. No para buscar lo que algunos llaman justicia, si no para provocarle dolor sin más. No caí en la cuenta de que no podía usar ni un simple Crucio hasta más tarde. Ya le tenía inmovilizado, atado y con contusiones. Miré a Caleb y le pregunté como matarle.

Nunca había visto a Caleb de ese modo. Estaba distinto. Sonriente pero no por simpatía ni alegría. Riendo al ver al tipo atado y rendido a nuestros pies. Lo estaba disfrutando. Y cuanto más dolor le hiciese tener al tipo más disfrutaría mi querido padrino. Mientras hablábamos dejé de prestar atención al muggle pero Caleb no. Le sustrajo una navaja que llevaba en el pantalón. Me aparté para dejar que me mostrase sus formas de divertirse con los condenados a la muerte. Sabía que no iba a ver nada bonito. Simplemente sangre. Pero fue algo más. Lo que Caleb hizo fue remangar la ropa del brazo del hombre  con la misma navaja se puso a cortar. Creí que iba a cortarle el brazo pero la hoja de la navaja no era muy grande. Lo que hizo fue arrancarle una tira larga de piel provocando los gritos más sonoros que he escuchado nunca. Dolor puro. Sonreí satisfecha.

- Que cosa tan práctica. Estoy segura de que a mi amiga Hannah le encantaría ver esto. Yo me como el pollo sin piel, seguro que ella también prefiere comer sin piel. Es muy carnívora.

Me reí por mi propio chiste anotándolo en mi mente para contárselo a Hannah algún día y asentí a Caleb como para darle a entender que no era mentira, mi amiga comía gente. El tipo tenía cara de horror. Gritaba y tenía la boca muy abierta. El brazo le sangraba, pero mucho menos de lo esperado.  La herida tenía un tono rosáceo. Conjuré un Fulmen Cruciatus, algo que no había usado aún con nadie. El tipo tuvo espasmos ya que las descargas eléctricas pasaban por su cuerpo provocando más dolor.

- Es lo más parecido a un cruciatus que puedo hacer. - me encogí de hombros como disculpándome con el tipo por no poder hacer nada más doloroso. - ¿Duele? - le pregunté sabiendo la respuesta.

Lo miré con decepción. Quería haberle dado una muerte rápida pero los acontecimientos habían dado un giro dramático. Él había intentado hacerme daño, quiso violarme. Y yo no podía hacer nada por él ahora, nada de piedad. Solamente nos quedaba una salida, la muerte con dolor. Me acerqué un poco y con un Diffindo rajé su camiseta de arriba a abajo, marcando sin querer si piel. La abrí mediante magia pues no quería tener que tocar a ese tipo asqueroso.

- Me dijo que me iba a arrancar mi preciosa ropa y me iba a doler un poco cierta parte de mi cuerpo. -le expliqué a Caleb. - Creo que a ti te van a doler las entrañas dentro de poco. - le dije a la víctima.

Poco más podía hacer con él que ir cortando su piel poco a poco con el mismo hechizo que usé para su ropa, o mejor otro hechizo. Movía la varita de un lado a otro apuntando a su cuerpo conjurando un Sectum tras otro de manera no verbal. Corte tras corte se fue abriendo una herida en la parte baja de su estómago. Brotaba sangre, cada vez más cuanto más profundo se hacía el corte, hasta que al final algo salió de dentro. Posiblemente los intestinos. No se me da muy bien la anatomía interna.

- Te vas a ir desangrando y te vas a morir. ¿Duele? Te seccionaría el pene también si no fuese que me daría mucho asco verlo. Es lo que mereces.

El tipo estaba vivo todavía. La sangre manaba de la herida y en el suelo se iba formando un charco de sangre que atraería a multitud de alimañas. Pero sería un proceso lento. ¿Cuanta sangre tiene un humano? Creo que de 4 a 7 litros. No es mucha. Le debe quedar ya poca. Entonces tuve una genial idea para acelerar el proceso. Con un simple Wingardium Leviosa sus intestinos salieron del interior de su cuerpo y volaron por delante de su cara. El hombre contempló el espectáculo con estupor durante un momento. Después sus ojos se apagaron. Los tenía muy abiertos, también la boca, y en el suelo un gran charco de su sangre. Dejé caer los intestinos encima de su cadáver y miré a Caleb. Había terminado mis deberes, quizás demasiado rápido.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 11.140
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1069
Puntos : 173
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Caleb Dankworth el Miér Jun 15, 2016 4:10 pm

Había disfrutado siempre de la tortura física mucho más que de la tortura mágica. Claro que también disfrutaba lanzando Crucios a diestro y siniestro y aprovechándome de las ventajas que la magia proporcionaba a la hora de torturar de cualquier manera, pero siempre me había atraído más utilizar métodos más rústicos y mancharme yo mismo las manos de sangre mientras provocaba dolor, en vez de mantenerme alejado y dejar que la varita lo hiciese todo. Había algo hermoso en el morbo que provocaba el hecho de producirle a alguien un dolor insoportable usando nada más que tus manos, los instrumentos que tenías a mano, y tu imaginación para decidir qué hacerle a los torturados.

Aunque no había tenido intención al principio de hacerle nada a este tipo para que así fuese Lluna la que hiciese cualquier cosa y aprendiese ella sola sí que le hice algo, pues me había cabreado que hubiese tenido intenciones malas con mi querida ahijada. A Lluna no la tocaba nadie, por encima de mi cadáver. Aunque la había visto muy poco a lo largo de los años la protegería siempre porque era la sobrina de Matt, y por lo tanto parte de mi familia aunque no de sangre. El muggle no sabía dónde se había metido… Le arranqué una larga tira de piel de manera cruel y la lancé por ahí para que cayese en el sucio suelo de ese callejón. Me gustaría hacerle más cosas a ese muggle, muchas más y más dolorosas, pero esta era la lección de Lluna, y debía ser ella la que llevase a cabo el asesinato, así que me quedé satisfecho con hacerle solo eso al hombre y me aparté para que mi ahijada pudiese hacer lo que quisiese.

No me decepcionó. Ella jamás había matado a nadie, y normalmente el primer asesinato siempre es el más torpe y el que más nervios le provoca a los que asesinan por primera vez, pero Lluna controló la situación perfectamente, sin nervios, con una sangre fría que daba escalofríos. Mientras la observaba conjurando un Sectum tras otro no pude evitar sonreír, y mi sonrisa se hizo cada vez más amplia a medida que me iba dando cuenta de cuáles eran las intenciones de mi querida ahijada. Eran intenciones completamente despiadadas. En sí la intención de quitarle la vida a alguien es ya despiadada, pero matar es un arte, y ella estaba demostrando aptitudes para llegar a ser una maestra de ese arte.

Me sentí tremendamente orgulloso de Lluna cuando vi cómo le extirpaba los intestinos al muggle y los alzaba mágicamente en el aire para que colgasen sobre él y se desangrase y él pudiese verlo todo hasta que murió de una manera terrible. Lluna lo había conseguido, había cometido su primer asesinato.

Dejé que observase su obra durante unos instantes. El primer asesinato es como la primera vez que haces el amor, se queda grabado a fuego en tu memoria para siempre. Quería que Lluna recordase bien los ojos sin vida del hombre. Si realmente quería pertenecer a nuestro mundo y seguir el estilo de vida de los mortífagos entonces querría volver a vez esa mirada apagada en los ojos de más personas, pero si no quería volver a ver algo así en su vida entonces debía marcharse ahora que podía… pero tras ver la expresión de su rostro quedé casi completamente convencido de que estaba segura de que este era el camino correcto para ella.

Con magia alcé el cadáver del hombre y lo hice levitar (y los intestinos también) hacia un contener de basura que había no muy lejos y le tiré dentro justo antes de perderle fuego al contenedor. Tenía la costumbre de quemar siempre los cadáveres a no ser que quisiese que alguien los viese por alguna razón especial.

Era mejor que nos fuésemos de allí. Sujeté el brazo de Lluna y nos desaparecimos ambos de Edimburgo para aparecernos en mi casa. Luego la llevaría de vuelta a Hogsmeade para que pudiese volver a Hogwarts antes de que alguien se diese cuenta de que no estaba allí, pero teníamos que hablar un poco antes, y aquí podría lavarse un poco si quería y descansar antes de volver. Aparecimos en medio del salón. Zack no estaba, Abi no estaba, y Grace no estaba porque le tocaba con su madre.

-Estoy muy orgulloso de ti- le dije a mi ahijada con una amplia sonrisa en mi rostro. Lo que la había visto hacerle al muggle me había encantado.- Has pasado maravillosamente tu primera prueba. ¿Cómo te sientes?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Ian Somerhalder
Edad del pj : 36
Ocupación : Desmemorizador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 20.900
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
RP Adicional : +2F
Mensajes : 366
Puntos : 241
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t869-caleb-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t1036-watch-the-world-burn-with-me-caleb-s-rs http://www.expectopatronum-rpg.com/t1294-welcome-to-my-life-cronologia-de-caleb-dankworth http://www.expectopatronum-rpg.com/t3233-arcon-de-caleb

Lluna Forman el Jue Jun 16, 2016 12:45 am

Me había resultado mucho más fácil de lo esperado el matar a aquel muggle. Podía deberse a su maldad innata o a que quería hacerme más daño él a mí que yo a él. Solamente tenía que terminar con su vida y sus intenciones eran mucho peores. Teniendo en cuenta que considero que violar violentamente a alguien es mucho peor que matarla sin más. Finalmente lo maté no sin antes hacerle sufrir bastante. Me quedé observando como sus ojos se apagaban. Sonreí. Había realizado mi tarea, me había resultado fácil y además lo había disfrutado. Guardé mi varita y esperé a que Caleb quemase el cadáver. Lo metió en uno de los contenedores del callejón y le prendió fuego. Después de eso aparecimos en su casa.

De pronto comprendí que lo más seguro es que Zack también fuese un mortífago o estuviese entrenando para ello igual que yo. Jamás hemos hablado de eso. Hace demasiado tiempo que no hablamos. Debería mandarle una carta y quedar. Quizás cuando termine el curso. Quiero que nos pongamos al día. Desde que se graduó que no le veo tanto y le hecho de menos, es como de la familia, al igual que Caleb, y odio no haberle visto en meses.

- Me siento bien. Ha sido liberador.

Sonreí ampliamente y le pregunté por el baño para ir a refrescarme. Al salir pensé en confesarle o no a Caleb que en realidad el verano pasado O nos invitó a su casa y entre Hannah y yo matamos a un hombre. Era irrelevante en este momento. El señor oscuro necesitaba una prueba de que era capaz de matar con una simple orden y lo había cumplido, con Caleb como testigo. No necesitaba nada más, de momento.

- Creo que debo volver. De nuevo te pido que no le cuentes nada a Matt todavía, no sabes lo pesado que se pone. Eso si, tenemos que quedar todos este verano. Hace demasiado tiempo que no veo a Zack y también quiero conocer a la niña. Hablaré con mi tío, debemos planear una fiesta familiar o algo as.

Caleb y yo nos cogimos y aparecimos de nuevo en Hogsmeade. Me estaba acostumbrando a la aparición conjunta. Ni siquiera me daban arcadas ya. Me acompañó por el pueblo hasta cerca del camino que lleva a Hogwarts. Muchos alumnos pasaban por allí sonrientes con bolsas llenas de golosinas y artefactos de broma. Son simples niños. Yo me siento mayor que ellos, más madura y más formada. Hoy ha pasado algo grande, ha sido un buen día. Una buena lección de vida.

- Ah, casi se me olvida. Estoy segura de que Matt va a celebrar mi graduación por todo lo alto, espero contar con vuestra presencia. - ese plural recogía tanto a Caleb y Zack como a la mujer que ahora tuviese mi padrino en la cama, o la posible novia de Zack. - Gracias por todo.

Di un emotivo abrazo a Caleb como despedida y emprendí mi camino hacia Hogwarts sabiéndome una persona nueva a partir de hoy. Matar es tan fácil como respirar. Más fácil si la víctima se gana mi odio. Ha sido una gran lección. Además he aprendido que no hay que dejar pruebas. Estoy deseando poder usar magia más avanzada. Me muero de ganas por realizar una maldición Cruciatus.
avatar
Imagen Personalizada : Mi meta es tu muerte
RP : 8
PB : Elle Fanning
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Pura
Galeones : 11.140
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : -
Mensajes : 1069
Puntos : 173
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t95-lluna-conde http://www.expectopatronum-rpg.com/t178-llunas-relationship http://www.expectopatronum-rpg.com/t671-cronologia-de-lluna-c http://www.expectopatronum-rpg.com/t1386-arcon-de-lluna-c
Lluna FormanUniversitarios

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.