Situación Actual
21º-14º // 3 diciembre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Einar G.Mejor PJ ♂
Coraline M.Mejor PJ ♀
Katherine M.Mejor User
Circe M.Mejor roler
Seth B.Estrambótico
Edgar B.PJ REVELACIÓN
Ash & CirceMejor dúo
Valarr K.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Coming home [Lisbeth Ravensdale]

Danielle J. Maxwell el Sáb Jul 09, 2016 12:14 am


Danny Maxwell & Lisbeth Ravensdale - Expreso de Hogwarts, de vuelta a casa.

Ayer había sido el banquete de final de curso y lo pasé en grande. No habíamos ganado ni la copa de las casas ni tampoco la copa de quidditch —por la cual me sentía un poco culpable—, ¡pero no importaba! ¡Rhea estaba vivita y coleando y había sido la campeona del Torneo de los Cuatro Magos! Las otras casas podrían decir misa. Que si Hufflepuff es un inútil, que si Hufflepuff no sirve para nada… (aunque puestos a ponernos tiquismiquis, “inútil” y “no sirve para nada” es lo mismo). Pero Rhea acababa de dejar claro que, incluso con menos nivel, porque era la más joven de todos, se puede hacer diferencia. De verdad, era la mejor del mundo entero. Creo que temer por su vida todo este año con las distintas pruebas ha hecho que me de cuenta de lo mucho que la aprecio en mi vida.

Hoy, sin embargo, era la vuelta a casa. Todo Hogwarts estaba en el expresso, de camino a Londres. Al contrario que la gran mayoría, yo cuando volviera a Londres no me iba a quedar ahí, sino que tenía que ir al aeropuerto lo más rápido posible para coger un avión directo a Finlandia. Este año había sido al contrario que todos los años, primero voy a Finlandia y luego vuelvo a Londres en agosto, cuando siempre había sido al revés.

Me encontraba en el vagón número tres, en la última habitación. En este vagón era en dónde estaban los baños, por lo que la gran mayoría de los alumnos pasaban por este vagón para todo, así que estaba abarrotado casi siempre. Yo acababa de llegar y me había metido ahí porque estaba vacío y, como había llegado tarde, no sabía dónde se habían metido mis compañeras de cuarto. De todas maneras ya me había despedido de ellas, por lo que ni me molesté en buscarlas y me quedé allí, leyendo un libro mientras el tren comenzaba a moverse.

Era un libro de Stephen King. Verás… a mí las cosas de miedo nunca me han terminado de gustar porque me dan miedo —válgase la redundancia— y sin duda alguna aquel libro no era una excepción.

Ay… —murmuré por lo bajo—, ay, ay, ay… —No pude leer mucho, ya que una parte me dio miedo, por lo que tiré el libro a un lado mientras lo cerraba, sintiendo un escalofrío que hizo que me moviera cual retrasada para volver a la realidad de un mundo seguro y alejado de terror.

Para cuando me quise dar cuenta, Lisbeth, la exbuscadora de Gryffindor, estaba en la puerta del vagón. Intenté aparentar normalidad, sonriendo forzadamente y apartando el libro de mí por si tenía alguna especie de maldición oculta.

Hey hola. ¡Felicidades por tu graduación! ¿Qué tal?—¿Me habría visto hacer la retrasada?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 30.720
Lealtad : Neutral
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1298
Puntos : 711
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t87-baul-de-danny-maxwell
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Lisbeth Ravensdale el Sáb Jul 09, 2016 1:27 am

Me daba mucha pena pensar que ya había salido de Hogwarts, y que no iba a volver nunca (o tal vez sí, quién sabe, el destino a veces es muy raro). Lo echaría infinitamente de menos, lo sabía. Echaría todo de menos. El castillo, el campo de Quidditch, el bosque, los terrenos, el lago… ¡incluso el expreso de Hogwarts! Sí, echaría de menos a ese lindo tren petado de estudiantes que olía a una mezcla horrible de perfumes, hormonas adolescente, y Axe. Echaría de menos estar allí con mis amigos yendo y viniendo de las vacaciones, y echaría de menos a la señora viejita con el carrito de golosinas por las que todos nos peleábamos.

Lo que no echaría tanto de menos era lo insoportable que la gente se ponía en el pasillo. Cuando había entrado al tren había ido a uno de los vagones traseros, pero cuando el tren ya estaba en movimiento quise cambiarme de lugar. ¿Por qué? Tenía hambre y muchas ganas de golosinas y el carrito tardaría mil siglos en llegar a donde yo estaba. No tenía paciencia para eso, así que abandoné el compartimiento en el que había estado y me moví por los vagones para acercarme más a los primeros y estar en los lugares antes visitados por el carrito de las deliciosas golosinas.

Pero los pasillos de esos vagones estaban petados. Cuando llegué al vagón en el que estaba el carrito de las golosinas casi no se podía respirar, aquello era un caos, la gente se tiraba de los pelos, y hubo casi hasta ostias para hacerse con cosas del carrito. Tras distraer a un par de Ravenclaws para conseguir poder colarme compré tantas cosas como era capaz de llevar (utilicé mi túnica como saco, agarrando los bordes para levantarla y tirarlo todo ahí y llevarlo cómodamente para que no se me fuese cayendo), en su mayoría ranas de chocolate, y me escabullí antes de que las manos largas me mangasen cosas. Como viese una sola mano ajena cerca de mis golosinas la mordería.

Había tanta gente que era imposible volver a los vagones de atrás del tren en ese momento, así que me metí en el que tenía justo al lado y que pensaba que estaba vacío, hasta que vi que estaba ocupado por solo una persona. Menos mal que era Danny. Parecía un poco asustada, y vi un libro de Stephen King junto a ella en el asiento. Ah, vale. Eso lo explica todo, creo yo.

-¡Hola!- respondí cuando me saludó ella a mí. Sonreí cuando me felicitó por mi graduación.- ¡Gracias! Es súper raro pensar que ya se ha acabado todo… Yo estoy muy bien, ¿y tú?- aunque debía de tener pintas de loca después de la que se había liado en el pasillo. Tenía el pelo tan revuelto que parecía una gallina que acababa de salir de una pelea de corral. ¡Odio tener el pelo mal!

-¿Te importa que me quede aquí? ¿O estás esperando a alguien?- pregunté antes de sentarme delante de ella y dejar todas las golosinas que había comprado sobre el asiento de al lado. Me peiné para volver a dejar mi melena perfecta, y cogí una caja de una rama de chocolate.- ¡Coge si quieres!- le ofrecí amablemente con una amplia sonrisa.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Sophie Turner
Edad del pj : 18
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 1.600
Lealtad : Orden del Fénix
Mensajes : 146
Puntos : 96
Ver perfil de usuario

Danielle J. Maxwell el Sáb Jul 30, 2016 4:23 am

Por suerte, en mi soledad cargada de temor por culpa de aquel horrible libro, apareció Lisbeth. La conocía un poquito, por eso de que ha sido mi rival directa en el quidditch o porque compartimos algunas clases, pero poco más. Y claro, el protocolo social dice que si has tenido ese tipo de competitividad sana con una persona además de compartir otro tipo de experiencias, ya la puedes considerar un conocido con cierta confianza. Y a simple vista parecía una chica simpática. Y me caen bien las personas simpáticas.

¡Me imagino! Yo aún no puedo concebir la idea de que dentro de un año me gradúo, aunque yo aún tengo un año para ir haciéndome a ella —sonreí amigablemente—. Pero ahora empieza la nueva etapa de tu vida, la que muchos consideran la mejor de la juventud. ¿Qué harás ahora? ¿Estás nerviosa? Yo estaría nerviosa —confesé con algo de ánimo e interés por saber qué haría con su vida.

Había hablado sin percatarme de que la pobre Lisbeth aún estaba de pie en la puerta, por lo que rápidamente asentí cuando me preguntó que si se podía sentar en este vagón conmigo. Por suerte para ella, había dado con un vagón vacío y que probablemente continuase vacío, ya que no es que yo fuera un foco social demasiado notable. De hecho no podría ni considerarme ni una pequeña linterna. Ni los mosquitos vienen a mí. Así que ese vagón sería sin duda tranquilo.  

No, qué va, no tengo ni idea de donde se quedaron mis compañeras de cuarto, así que está libre. Siéntete como si estuvieras en tu propio vagón —bromeé divertida, apartando el libro a un lado a pesar de que ella se sentó en frente de mí. No quería ese libro del demonio cerca de mí.

Ví que de camino al vagón se había pasado por el carrito de las chucherías y muy amablemente me invitó, por lo que yo acepté. ¿Sabéis que es de mala educación rechazar un ofrecimiento de comida en la cultura de no sé dónde? Bien, pues esa cultura es sabia y yo predico su sabiduría.

Vale. —Solté un risilla y me levanté para acercarme a ella y elegir algo entre todas las cosas. Finalmente opté por unos regaliz, los cuales cogí y abrí mientras me volvía a sentar en el mismo sitio en dónde estaba hace unos segundos—. Gracias. Por aquí todavía no había pasado el carrito, o sí, no sé. Estaba tan absorta en este maldito libro que casi me da un infarto. Más nunca leo nada de Stephen King, no es bueno para mi ritmo cardíaco. —Reí divertida, mordiendo el regaliz y tirando de él, ya que es sabido por todos que para comerse un regaliz hay que parecer retrasada, cual animal incapaz de partir bien la comida con los dientes—. ¿Has leído algo de este señor?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 30.720
Lealtad : Neutral
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1298
Puntos : 711
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t87-baul-de-danny-maxwell
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Lisbeth Ravensdale el Jue Ago 04, 2016 2:01 am

-Sí, estoy nerviosa- confirmé cuando Danny me preguntó que si estaba nerviosa a causa de mi futuro después de graduarme.- Estoy triste por haber dejado Hogwarts, pero dicen que la universidad está muy bien. Estudias lo que quieras y te especializas en lo que más te gusta. ¿No es eso acaso emocionante?

Tenía muchas cosas de las que preocuparme durante el verano, más de las que tendría que haberme preocupado si tuviese una familia en la que apoyarme (no la tenía, puesto que seguía sin hablarme con mis tíos), pero no era nada de lo que yo no pudiese encargarme yo sola. Con paciencia, esfuerzo, y valentía todo se consigue. Nada es imposible, yo misma me lo había demostrado muchas veces en poco tiempo.

Le pregunté que si podía quedarme en ese vagón, a lo que ella tan simpática como siempre (en clase y en los pasillos siempre era simpática) me respondió invitándome a quedarme con total tranquilidad. Para ser yo maja también le ofrecí que cogiese lo que quisiese de mis chuches que había comprado en el carrito del pasillo, y ambas nos pusimos a comernos los dulces mientras hablábamos, cada una sentada en su asiento.

-De nada- le dije cuando me dio las gracias tras coger unos regalices. Me reí cuando ella se puso a hablarme y me dijo que le había dado mucho miedo leer el libro que estaba leyendo. Era de Stephen King, era lógico que casi le diese un infarto, ¡era la especialidad de ese hombre! Negué con la cabeza cuando me preguntó que si había leído algo de él.- No, pero sí que me he visto varias películas que son adaptaciones de sus novelas. Carrie, El Resplandor, Cuenta Conmigo, Misery… ¿Conoces Misery? Jamás he querido ser escritora, pero después de ver esa película todas las ganas que podría haber tenido se desvanecieron completamente. ¡Puff!

Cogí una de las ranas de chocolate que me había comprado. Lo primero que hizo la rana fue saltar a la ventana, pero como estaba cerrada no pudo escaparse y yo pude mirar mi cromo con total tranquilidad.

-Puñetas, ¡me ha tocado Dumbledore otra vez!- me dejé mientras dejaba el cromo sobre el asiento y cogía la rana de la ventana. Le di un bocado, dejándola sin cabeza.- ¿Nunca se te ha hecho súper raro comer estas? Es decir, realmente parecen ranas de verdad… Da mucha grima, pero están tan ricas…- dije mientras le daba otro bocado. Pobre rana.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Sophie Turner
Edad del pj : 18
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 1.600
Lealtad : Orden del Fénix
Mensajes : 146
Puntos : 96
Ver perfil de usuario

Danielle J. Maxwell el Mar Ago 09, 2016 12:20 pm

Creo que diferimos en la definición de la palabra emocionante —dije de manera divertida cuando dijo que ir a la universidad debía de ser emocionante. Para mí algo emocionante era el estreno del episodio VII de Star Wars, una Comic-Con Internacional en donde fuera mi crush Hayden Christensen, tener un pokémon en la vida real, hacer puenting o volar sin escoba. ¿Pero ir a la universidad a estudiar? No, definitivamente no—. Es guay, eso sí. Estudiar lo que quieres y que no te obliguen a estudiar cosas que no te gustan, como por ejemplo, adivinación. Esa asignatura tan útil para la vida —ironicé sonriente—. ¿A qué te meterás? —pregunté, ya que ahora mismo y teniendo en cuenta que todo había terminado, las personas recién graduadas si tenían que tener cien por cien claro que querían hacer con su vida.

No había visto nada de Stephen King porque me daba miedo, al igual que no iba a leerme nunca más de ese tío porque, efectivamente, me daba miedo. Ella no se había leído nada del hombre, pero sí que había visto adaptaciones cinematográficas de sus obras. Me habló de unas cuantas pero la única que conocía era Carrie y la nueva que salió hace poco y que de miedo tiene lo que yo de morena. Era un poco mala, la verdad.

¿Da miedo? ¿De qué va? —pregunté curiosa—. Pero también hay que tener en cuenta que es una adaptación, a lo mejor la película está muy guay y el libro no es para tanto. Sé que normalmente es al revés, pero también depende mucho del género —expliqué. Se me hacía raro que me dijera que una película le había quitado las pocas ganas que tenía de ser escritora. ¿Una película? ¿No sería más lógico que un libro te quite las ganas de escribir? Una película debería quitarte las ganas de crear películas, digo yo. A mí una película sublime solo me darían ganas de intentar superarla.

Reí ante su frustración a que le había tocado Dumbledore y asentí con empatía. Hace años que yo no me comía esas ranas de puro chocolate porque tenía un diente sensible a lo dulce y me dolía horrores cuando comía esa indigente cantidad de chocolate, pero en su momento tenía un vicio insano tanto por las ranas como por la colección de cromos.

Sí, es un poco macabro. En mis primeros años me resultaba muy raro y en más de una ocasión dejé que se fueran por pena, aún sabiendo que iban a derretirse hasta la muerte. —Me encogí de hombros—. Era pequeña e idiota y creía que era más benevolente dejar que muriese lenta y dolorosamente que de un rápido mordisco. —Reí divertida.

Entonces recordé la trágica historia que había tenido hace un año con su familia —eso de que estaban todos muertos y ella sobrevivió de milagrito divino del señor— y me pregunté que qué haría con su vida ahora que ya no tendría que ir a Hogwarts nunca más y, por tanto, necesitaría una casa. Sería un poco turbio volver a la casa en donde asesinaron a toda tu familia, ¿no? Decidí preguntar camufladamente.

¿Y qué es lo primero que harás cuando llegues a Londres? —pregunté animadamente—. Yo lo primero que hago es coger el metro hasta el aeropuerto para coger un avión de cuatro horas hasta Finlandia. ¿Emocionante, eh? —pregunté en broma y con ironía, aludiendo al hecho de que antes le había dicho que tenía otro concepto de emocionante.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 30.720
Lealtad : Neutral
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1298
Puntos : 711
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t87-baul-de-danny-maxwell
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Lisbeth Ravensdale el Vie Sep 09, 2016 10:24 pm

Puse los ojos en blanco pero de manera divertida (ya sabéis, como cuando queréis decir “bueno, tú ya me entiendes” sin palabras) cuando Danny dijo que nuestras definiciones de la palabra emocionante eran diferentes. Supuse que ella había entendido lo que yo quería decir, aunque no la hice mucho caso.

-Voy a estudiar para ser Aurora- contesté cuando ella me preguntó qué era lo que yo planeaba estudiar en la universidad. No era algo que hubiese pensando hacer en el pasado. Ser Auror siempre había sido el sueño de mi hermano Robb, quien había estado a punto de alcanzarlo antes de que ese sueño le fuese arrebatado cruelmente. Ahora, sin embargo, era también uno de mis sueños.- Yo siempre quise ser jugadora profesional de Quidditch- añadí entonces antes de suspirar y encogerme de hombros.- Pero todavía tengo que currarme mucho eso, no he conseguido entrar en ningún equipo por el momento… Eso es en parte culpa tuya, eres una adversaria demasiado buena- le dije a Danny, pretendiendo hablar en tono severo durante unos instantes antes de volver a sonreír para que se diese cuenta de que no estaba enfadada, ni mucho menos. Sería una estupidez enfadarse por una cosa así.- ¿Tú sabes qué es lo que harás cuando salgas de Hogwarts?

Cuando empezamos a hablar de Stephen King no pude evitar acordarme de la película Misery. ¡Qué repelús! Recordaba que esa la había visto con mi hermana Lyanna una noche que nuestros padres no estaban en casa y habían dejado a Robb cuidando de nosotras, pero Robb era un desastre como babysitter y no se enteraba nunca de nada. Mientras que a mí la película me había dado mucho yuyu, a Lyanna le había encantado. A ella siempre le encantaban las películas de terror, nunca le daban miedo. ¡Si hasta se reía a carcajadas viéndolas! Si el Sombrero Seleccionador la hubiese puesto en Slytherin y no en Ravenclaw a mí no me habría sorprendido en absoluto. Danny pareció extrañarse por mi comentario sobre la película, así que le expliqué de qué iba.

-Va sobre un escritor que tiene un accidente de coche y le rescata una fan que está loca y obsesionada así que le tiene secuestrado durante meses para que escriba el último libro y le tortura para que cambie el final y lo haga como ella quiere- expliqué. Había sido una película muy entretenida de ver, pero me había dado pena el pobre escritor.

Danny compartía mi opinión sobre lo macabro que era comerse ranas de chocolate que estaban vivas. Es que en serio, ¿a quién se le ocurrió inventar estas cosas? Seguramente a alguien que fue un niño perturbado de pequeño.

-Bueno, al menos les dabas la oportunidad de salvarse. Si morían lentamente derretidas es porque eran tontas y no buscaban un lugar frío en el que resguardarse- dije como si aquello tuviese toda la lógica del mundo mientras terminaba de comerme mi rana de chocolate. Esa pobre rana no había tenido esa oportunidad.- Siempre me he preguntado si siguen moviéndose en el estómago. Eso sí que sería macabro.

Tras devorar a la rana de chocolate decidí probar las grageas de todos los colores. Abrí la caja y se la ofrecí a Danny por si quería, y entonces yo me atreví a escoger una. Recé mentalmente para que no me tocase una de un sabor asqueroso.

“Por favor que sea fresa, por favor que sea fresa…” supliqué mientras me metía una gragea de color rosa chillón en la boca. La mordí, saboreé, y…

-¡Dios, tabasco!- exclamé mientras hacía una mueca horrible. ¡Quemaba! No quise escupirla porque me daba mucho asco escupir delante de gente y era una ordinariez, así que me armé de valor para tragármela y me arrepentí un poco.

Me lloraron un poco los ojos, pero pronto se me pasó y reí tontamente. ¡Malditas grageas! Los que las comemos parecemos tontos, sabemos el riesgo que corremos y aun así las probamos. Tosí un poco, pero fui capaz de hablar con normalidad cuando Danny me preguntó qué iba a hacer al llegar a Londres y me contaba sus propios planes.

-Nunca he ido a Finlandia, ¿es bonito?- pregunté con una sonrisa antes de contestar a su pregunta.- Voy a ir a casa de una amiga. Me va a dejar quedarme con ella hasta que consiga mi propio apartamentito, he estado ahorrando para el alquiler. Mañana saldré a buscar trabajo- dije mientras cogía un regaliz rojo y lo mordía.- ¿Vas a estar todo el verano en Finlandia?
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Sophie Turner
Edad del pj : 18
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 1.600
Lealtad : Orden del Fénix
Mensajes : 146
Puntos : 96
Ver perfil de usuario

Danielle J. Maxwell el Dom Sep 11, 2016 5:19 am

¡Ser auror, qué pereza! Sonreí ante la idea, porque a fin de cuentas si todos los magos o brujas fueran tan perezosos como yo, este mundo se iba a la mierda. Tenía que haber gente como Lisbeth, Luke o Leonardo, que tuvieran lo que hay que tener para hacer auror. Eso sí, creo que prefería mil veces meterme en la carrera de Historia de la Magia que ser aurora.

Wow, eso es un montón de difícil. Vas a tener que ponerte las pilas, ¿eh? Antes de que Luke desapareciera, me dijo que el primer año te dan mucha caña ahí dentro en la Academia. —No quería quitarle los ánimos, solo advertirle ante la experiencia que Luke me había dicho—. Pero seguro que darás la talla. Mucha suerte. —Le deseé con una sonrisa en el rostro, para luego poner un gesto divertido cuando dijo lo del quidditch profesional—. Gracias, gracias. Aunque si te sirve de consuelo, dudo mucho que ser jugadora profesional de quidditch y prepararte en la Academia de Aurores sean dos cosas que se compaginen demasiado bien —deduje, teniendo en cuenta el tiempo que gastaba Luke en prepararse. Luego preguntó por mí y me encogí ligeramente de hombros—. Pues hace un año te hubiera dicho con toda la seguridad del mundo que iba a ser jugadora profesional de quidditch, pero la verdad es que este año me he desanimado bastante. Sé que una derrota no debe desmotivarme en alcanzar lo que creía que era mi sueño, pero en realidad es que no sé que es lo que ahora mismo más me emociona, ¿sabes? —Intenté explicarme—. Si estoy pensándome hacer una carrera muggle en vez de una carrera mágica... imagínate el lío que tengo en la cabeza... —Sonreí timidamente—. Pero bueno, aún me queda un año.

La eterna excusa: aún me queda tiempo para decidir... ¡Hasta que no quede tiempo!

La trama que me había contado sobre la película que yo no había visto, me gustó. Me gustó cantidad, pero teniendo en cuenta que era de Stephen King, me esperaba susto y miedo, por lo que mejor iba descartando la idea de ver Misery. O mejor dentro de algunos años, cuando sea consciente de que las películas de miedo no van a asesinarme por la noche o algo así.

La trama parece interesante, sí —confesé—, ¿da miedo, no? Tiene pinta de ser de suspense o algo así. —Y a mí las cosas que me ponen nerviosa no me gustan. ¿Qué había de divertido en ver algo que te ponía de los nervios y te daba miedo? Quita, quita.

Las ranas de chocolate eran todo un invento que, si te ponías a pensarlo, parecía verdaderamente perturbador. No obstante, si dejabas eso de lado y te fijabas en algo diferente, como por ejemplo podía ser las grageas de todos los sabores, te dabas cuenta de que o bien lo hizo el mismo perturbado que el de las ranas o bien de que los magos inventores de chucherías mágicas estaban totalmente bajo algún tipo de perturbación en la fuerza que los volvía dados a hacer cosas muy raras para comer.

Pff, qué dolor de lengua —dije divertida cuando dijo que le había tocado tabasco—. Pero la que yo más odio, con muchísima diferencia, es la de huevo podrido. ¡Arg, qué asco! Un día me comí una y tuve el sabor en mi boca durante días. ¡Durante días! Ahora solo me como las que sé que están ricas, el riesgo ha dejado de ser divertido —confesé con diversión. Prefería mil veces los regalices u otras cosas que vendían y no te daban arcadas.

Cuando me preguntaban que si Finlandia era bonito, mi cara rozaba la pasividad hecha expresión y es que nunca sabía qué contestar. A mí me gustaba, pero porque era mi país, pero en realidad no era objetiva. Sí... era bonita, mona, con cosas bonitas para visitar... Pero no sé, si quieres ver algo bonito, mejor irse a otra parte, supongo.

Sí... es bonita —dije no muy convencida, encogiéndome de hombros—. Ala que guay. Pues qué bien. ¿Y ya sabes más o menos por dónde vas a mirar para encontrar trabajo? ¿Y el piso intentarás alquilarte uno? ¿No te sale más rentable ir a la residencia universitaria? —pregunté por curiosidad, ya que yo no tenía ni idea—. ¿Te dan beca, no? —añadí, ya que suponía que teniendo en cuenta lo que le había pasado con su familia tendría beca seguro, lo cual le ayudaría un poco a independizarse con soltura y a no agobiarse los primeros meses. Era una ventaja que teníamos los hijos de muggles o los huérfanos, que la beca nos viene siempre, algo que los puristas no pueden decir—. No, en Finlandia solo me pasaré el mes de julio. En agosto mis padres han cogido vacaciones y venimos todos a Londres, yo para poder relacionarme con el mundo y ellos a ver Londres, porque son conscientes de que probablemente después de Hogwarts me quede por aquí y no quieren distanciarse demasiado de mí —le contesté a Lisbeth—. Sea lo que sea que vaya a estudiar, sea mágico o muggle, lo más probable es que sea en Reino Unido, por lo que no creo que vuelva a Finlandia. Además, teniendo en cuenta todo lo que tengo aquí... no me apetece nada volver a mi país.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Chloë Grace Moretz
Edad del pj : 18
Ocupación : Universitaria (Pociones)
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 30.720
Lealtad : Neutral
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 1298
Puntos : 711
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t60-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t66-pequena-y-rebelde-huffle-relaciones-de-danny http://www.expectopatronum-rpg.com/t84-cronologia-de-danny-maxwell http://www.expectopatronum-rpg.com/t87-baul-de-danny-maxwell
Danielle J. MaxwellUniversitarios

Lisbeth Ravensdale el Lun Oct 31, 2016 11:19 pm

A la gente solía ponerle nerviosa cuando alguien decía que lo que tenía planeado para el futuro era muy difícil. A mí solo me daban algunos nervios, pero sabía sobreponerlos. Me parecía excitante mi recién tomada decisión de meterme en la Academia de Auror. Era algo que realmente quería hacer, así que no importaba lo difícil que fuese. Solo sería un obstáculo más que salvaría en el camino como todos los que he salvado antes, aunque algunos eran más difíciles que otros claramente.

-Mi hermano estaba a punto de graduarse de la Academia y dijo que sí, que era difícil, pero planeo ponerme las pilas desde ya. Es más, físicamente ya me las he puesto, he estado entrenando muy duro para esas pruebas durante el año. Todavía no había tomado ninguna decisión pero preferí prevenirme y prepararme por si acaso- dije, y sonreí verdaderamente agradecida cuando me deseó suerte.

Me la quedé mirando bastante sorprendida cuando dijo que ya no tenía tan claro lo de ser jugadora profesional de Quidditch.- ¡Pero si eres la mejor Buscadora de todo Hogwarts!- exclamé.- En serio, nos has pateado el culo a los demás mil veces. ¡Los equipos profesionales se pegarían por ti! Pero bueno, tú haz lo que creas mejor para ti- dije entonces con una sonrisa que pretendía dar ánimos.- Una carrera muggle también sería interesante. Te deseo mucha suerte a ti también.

Asentí cuando preguntó si la trama daba miedo. Creo que eso se adivinaba con lo que acababa de contar sin necesidad de que fuese confirmado. ¡El pobre escritor! Pero aun así era una película bastante entretenida, desde luego no me arrepentía de haberla visto. De lo que sí que me arrepentí fue de comerme la gragea de sabor a tabasco. ¡Dios, me muero! ¡Agua, MI REINO POR UN VASO DE AGUA! Me abaniqué la lengua con las manos (ya sabéis, cuando abrís la boca y sacáis un poco la lengua y os dais aire con la mano porque no hay agua cerca de ti) y reí ante las palabras de Danny. Chica lista, yo debería aprender también cuales eran las que estaban buenas para que dejase de pasarme esto.

-Pues… algún trabajillo absurdo buscaré. Se me da estupendamente bien coser y he leído en el Profeta un anuncio de Madam Malkin que busca una empleada. Creo que iré a la entrevista- si mi madre levantase la cabeza de la tumba y viese que su hija iba a una entrevista para trabajar de costurera, volvería a morirse.- No quiero ir a la residencia universitaria. Mis primos estarán allí.

Me pareció lógico lo último que me dijo. Creo que, en su caso, yo también me quedaría en el Reino Unido, aunque tampoco estaba muy segura. Reino Unido era un lugar muy peligroso ahora a causa de los mortífagos, en el extranjero no se oía tanto de ataques como los que había aquí. Pero bueno…

Estuvimos hablando durante el resto del trayecto, y comiendo, y jugando a algunos juegos mágicos hasta que llegamos a la estación de King’s Cross. Allí nos despedimos, y esperaba volver a verla algún día aunque ya no coincidiríamos en clases. Era una chica muy maja, me hubiese gustado conocerla más cuando todavía estaba en Hogwarts.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Sophie Turner
Edad del pj : 18
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 1.600
Lealtad : Orden del Fénix
Mensajes : 146
Puntos : 96
Ver perfil de usuario

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.