Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Apolo MasbecthMejor PJ ♂
Circe MasbecthMejor PJ ♀
Alexandra B.Mejor User
Denzel S.Mejor roler
Ashanti ButtonMejor nuevo
Joshua EckhartMejor jugador
Sam & HenryMejor dúo
Eva WaldorfPremio Admin
Afiliaciones
Hermanas [2/4]
Expectro PatronumExpectro Patronum
Directorios [8/8]
Élite [36/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

¿Y qué pasaría si un dragón y un unicornio llegan a tener un hijo? | Stella Thorne

Invitado el Dom Jul 17, 2016 5:57 pm

Tenney se sentía culpable por no haber contactado con Stella en lo que llevaban de verano. De hecho, ni se había despedido en la cena de fin de año - no le había apetecido demasiado la verdad, no se encontraba de un humor acorde a la celebración. Alice le había dejado confuso y sintiéndose como una mierda por no acordarse de ella - y aparentemente era alguien cercano a él y su familia, nadie más se sabría su nombre entero. Era tabú.

Sobre todo la parte de Isaac. Y Angelus. No tenía suficiente con las burlas habituales de que era un niño bueno y todas esas mierdas como para que su nombre sirviese también de arma contra él.

Pero no es este el tema al que íbamos. El tema es que el león se sentía mal por haber ignorado tanto tiempo a su amiga y quería compensarla - y para variar ser al menos un poquito mejor y más atento con ella. Y para ello había tramado un plan perfecto. Y un regalo perfecto, que sabía que le chiflaría a la gryffindor.

Así fue cómo procedió con su plan. Primero compró chocolate - mucho. Básicamente agotó las existencias de un super del centro de Londres. Y luego se lo llevó a un repostero para la segunda parte del plan de acción.

Veréis, si Tenney fuese tan espabilado y menos impulsivo se habría dado cuenta de que no necesitaba atracar al súper para comprar todo el chocolate, sino que directamente tendría que ir al repostero. Pero como es jodidamente impulsivo, pues decidió que sería buena idea directamente ir, teniendo ya el material.

El caso es, aparte de tener chocolate de sobra para alimentar a dos países tercermundistas pequeños, tres días más tarde obtuvo también el resultado del repostero, dando por terminada la primera etapa de su plan "Super-duper-malvado, Fresa y Unicornio".

La segunda etapa consistía en aprender a nombrar los planes, obviamente, y reflexionar sobre su existencia en general. Y sobre la existencia de las otras criaturas vivas en este mundo. Sobre las mezclas de shrake y fénix, unicornio y dragón, entre otras. Luego se dio cuenta que necesitaría la ayuda de un profesional si seguía por ahí y decidió dejarlo y llamar a la gryffindor. En algún momento tendría que hacerlo, al fin y al cabo. No conocía a lechuza lo suficientemente grande para llevarle el regalo a su casa y todavía no tenía la posibilidad de permitirse un dragón, además de que estaba bastante seguro de que estaba (todavía), legalmente prohibido tener un dragón como mascota.

Malditas leyes.

Así que, Tenney quedó con Stella, en un sitio seguro, pero lleno de muggles. No quería correr el riesgo de que le avadeen el trasero, y sabía que la chica no estaba tan loca como para hacerlo en plena calle y frente de gente no-mágica. Esperaba que no lo fuera al menos. Además, llevaba chocolate. Mucho.

Cuando el día llegó, se vistió bonito, preparó el regalo - y avisó a Stella por mensaje de texto que era necesario tener transporte para luego llegar a su casa, - y se fue a Londres en el coche de uno de sus primos, que estaba de resaca, durmiendo, y no lo necesitaría de todos modos.

Este día iba a ser interesante, o al menos en eso estaba pensando cuando dejó los dos paquetes del regalo de Stella en manos del camarero, porque ninguno de los dos soportaba el calor, y luego salió afuera a esperar a su amiga.

FdR:
Tenney hoy, pero más rubio (?):


Parte del regalo de Stella, va en una caja bien tapadito y envuelto:
avatar
InvitadoInvitado

Stella Thorne el Lun Jul 18, 2016 12:57 am

Perdida en Londres, así se llamaría la película y sería protagonizada por nada más ni nada menos que...por mi. Suspiré por enésima vez e intenta llamar a Tenney desde mi celular, pero nada pasaba, me pasaba enseguida a un buzón de voz.
Debía admitir que le había sorprendido la llamada de Tenney hace unos días, además estaba muy resentida con él, ya que la había abandonado en la travesura de fin de año y se había ido sin siquiera decirle adiós en el banquete de fin de curso, y después al día siguiente ni siquiera había visto rastros de él en el expreso, por más que lo busco por un tiempo en más de un compartimiento pillandose con más de una escena que realmente no quería ver dentro de ellos, y sólo por ir en busca de su amigo león, que ni siquiera se había dignado en decirle adiós. Ok podía entender que algo le hubiera pasado en el banquete y por ello se fue de esa manera, pero al día siguiente no le costaba nada siquiera darle un abrazo ¿no?. Bueno, pero también sabía que Tenney era un poco así...pero me había dolido pensar que quizás después de aquella conversación en el banquete  no lo volvería a ver.
Por eso cuando había recibido su llamada, una sonrisa había aparecido en mi rostro, sonrisa que el chico no tenía que enterarse, porque mi orgullo no me dejaba, pero no pude rechazar su invitación por el mero hecho de que en las indicaciones había dicho que debía existir transporte de regreso... y eso le hizo pensar que algo tramaba el chico, y como se trataba de Tenney debía ser algo grande, así que no tuve más remedio que aceptar su invitación e ir a la ciudad.
Pero ahora me encontraba en medio de Londres, perdida.
Sí sabía que debía conocer como la palma de mi mano esta ciudad, ya que sólo se encontraba a una horas de mi pueblo, pero siempre, toda mi vida había sido una desorientada, me costos meses poder aprenderme bien el camino a la sala común de Gryffindor, tuve que perderme muchas veces dentro del castillo antes de ya saber cómo llegar sin tener que demorar más de una hora en el intento.

Volví a releer el mensaje que me había enviado Tenney con la dirección de donde se encontrarán, hice un puchero, ya había dado más de una vuelta a la manzana, y ya ese poste de teléfono lo había visto más de cinco veces.
Me levanté, intente llamar una vez más y buzón, en eso veo acercarse a una señora de edad, y no dude en consultarle por enésima vez a alguien.- Una pregunta, ¿sabe cómo puedo llegar a esta dirección?.- le pregunté rogando porque su respuesta fuera afirmativa, ya que todos a los que le había preguntado me decían que no conocían ese restaurante.- Si, está dos cuadras más abajo, es nuevo, doblando a la derecha.- me dijo amablemente con una amplia sonrisa.
Sin pensarlo mucho la abrace fuertemente.- ¡gracias, gracias, gracias!.- le dije antes de apresurar mi paso y casi correr hacía donde me había dicho la señora, llegué a la esquina y logré ver a Tenney esperando, una gran sonrisa apareció en mi rostro, pero me obligué a mi misma que desapareciera, aún me quedaba orgullo para hacer sentir un poco mal al león.
Llegué a su lado noté como tenía en sus manos una cajita con lazo dorado, mucho mejor a la mía que había hecho con mis propias manos... ¡arg...malagradecido! , pero no le preste mayor atención, por más que AMABA CON TODO MI SER lo regalos, apuesto que todo esto lo tenía planeado, sabía que eran mis talón de aquiles, los regalos y el chocolate ¿acaso será los dos?, bueno quizás después de todo quizás no era ni para mi, de seguro después se encontraría con una de sus chicas.
-Hola traición con patas.- le dije a modo de saludo, y de manera muy infantil debería agregar, pero es que realmente me había dolido lo que había hecho, además ¡íbamos a ser una broma tan buena! .- Además, ¿por qué me trajiste acá? .- le pregunté mirando el letrero del restaurante y frunciendo el ceño.- sabes que tuve dando mucho rato vueltas porque nadie acá conocía este lugar, y bueno a eso agregale que soy una desorientada de nacimiento.- dije encogiendome de hombros y suprimiendo una sonrisa, pero sin mucho éxito.- Bueno, entremos si sigo más tiempo acá me derretiré.- le dije dramáticamente para luego entrar al local, sin antes pegarme una buena pose dramática simulando como me derretiría sin no entraba cuanto antes, generando que más de una persona me mirara extraño en la calle.

Entramos y enseguida sentí como mi cuerpo se aliviaba al notar como dejaba de sentir el calor de afuera, observé el lugar, era muy bonito, se notaba enseguida que recién había sido inaugurado, todo estaba en perfecto estado y tenía un aire...refrescantes, sí esa era la palabra correcta para describirlo. En eso Tenney me guía hasta la mesa de los dos, y fue allí cuando me detuve en seco.
En la mesa en que nos sentiríamos había una gran regalo, con una gran cinta dorada. Miré a Tenney con signo de interrogación. ¿Se habrá acordado? ¿Sería posible que Tenney se hubiera acordado de que en unos días estaría de cumpleaños? o simplemente se sentía muy arrepentido por lo que había hecho, pero aunque fuera todo lo anterior o ninguno, ese regalo le estaba tentando demasiado, de hecho si no fuera porque tenía dudas con respecto de su destinatario hubiera saltado encima de él y en menos de que dijeran "Zumo de calabaza" ya estaría desenvuelto.- Esa cosa gigante con una hermosa cinta dorada...¿es para mi?.- le pregunté con los ojos brillantes, y en tres segundos me había convertido en una Stella de seis años al ver el árbol de navidad con los regalos en él.
Look de Stella:

Perdida en Londres (xD):


Rostro al ver el regalo mayor (XD):
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Cara delevingne
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 9.170
Lealtad : Orden del fénix.
Patronus : --
RP Adicional : +2F
Mensajes : 663
Puntos : 362
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2755-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t2768-do-you-wanna-know-me-try-it-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t3060-tic-tac-tic-tac-cronologia-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t5125-chocolat-trunk-stella-thorne
Stella ThorneFugitivos

Invitado el Mar Jul 19, 2016 11:34 pm

- Hola a ti también bonita - la saludó, de vuelta a su "Hola traición con patas". Se lo había ganado a pulso así que no podía permitir que le molestara. Pero a la siguiente pregunta de su amiga sonrió travieso. Le encantaba tener el poder de la situación y estaba encantado de poder enseñarla lo que le había preparado. Sabía que la iba a ganar por todo y enseguida se le olvidaría todo. - La próxima vez sabrás donde está con facilidad en este caso - le sonrió, sin decirle nada de nada, intentando hypearla.

Le introdujo al restaurante. Estaba ansioso por ver su reacción, la verdad. Y más que hypearla a ella había conseguido hypearse a sí mismo. Maldita sea.

Y ahí estaba ella unos segundos más tarde preguntándole si aquel regalo era para ella.  Y el asintió y con la sonrisa todavía en la cara le extendió su mano para darle también el paquete que llevaba en la mano - Y ese también, aunque este es... Bueno, para comenzar y calentar motores, porque una vez lo abres querrás abrir los otros dos también - le guiñó el ojo.

Y en ese momento supo que lo había conseguido. Sabía que Stella, aunque se hiciera la dura, le había perdonado. Y si no fuese en ese preciso momento sería dentro de medio minuto cuando consiguiera desempaquetar los paquetes. El chico conocía bien a su amiga, y si algo la volvía loca eso eran los regalos. Y el chocolate. ¿Imaginaos las dos cosas juntas? La habría hecho feliz para por lo menos una semana más, en lo que terminaba de comerse todo el chocolate que le acababa de regalar.

- Feliz cumple pequeña - se apartó un poco para no resultar herido en la apertura de los paquetes. Por lo de amiga loca abriendo regalos que le encantan y eso. Eran simplemente sus precauciones de seguridad, al fin y al cabo.

Además, desde un poco más lejos veía mejor a la chica. Le encantaba verla feliz. La verdad es que Stella era su mejor amiga y más que eso, la veía como la hermana pequeña (y muy chiflada) que nunca tendría. Le gustaba picarla, mimarla y meterla en líos.

FdR: Es penoso, lo sé, tengo bloqueo pero quiero que avance el post, lo siento Sad
avatar
InvitadoInvitado

Stella Thorne el Jue Jul 21, 2016 9:08 pm

Rodee los ojos, "Hola a ti bonita" ¿esto era una broma? creía que con saludarme así todo tierno, se me olvidaría que dejo pasar la oportunidad de hacer su última broma en el castillo, a veces se retaba por haberse ido de la mesa, y no entender que había terminado de decirle Alice a Tenney, pero...¿qué fue lo que paso tan terrible para que Tenney no haya querido hacer su última broma? vamos, conocía al chico desde hace un tiempo ya, y sabía que no era de los que decía "no" a la hora de de hacer travesuras. ¿Y qué pasó? lo único recordable fue la ropa interior de las serpientes, y quedar todos rojos, si no fuera porque tenía una cierta idea de los autores de la broma, pensaría que fue un fanático de la navidad.

- "li príximi viz sibris dindi isti".- dije burlandome de manera infantil, mientras acompañaba mi decir con un rostro de burla. Sí a veces me ponía muy infantil cuando me enfadaba, más que nada me ponía así con cosas que podían haber sido evitadas.

Luego entré al susodicho restaurante, para evitar quedar derretida, no quería morir, aún no.
Entramos era un bonito lugar, nos dirigimos a la mesa dónde estaríamos, y hasta ese momento no me había dado cuenta de la hambre que tenía.

En eso todo se detuvo. Un enorme regalo con cinta dorada estaba frente a mi ojos, miré a Tenney. No podía ser, no podía ser... Sonreí tan ampliamente que si no fuera por la emoción que tenía hubiera sentido un leve dolor en mis mejillas. Y no esperé mucho tiempo para preguntarle si esa hermosura era para mí, lo más emocionante que no tenía nada en mi cabeza a la hora de pensar de qué se trataba, y por su tamaño era algo muy grande ¿será una bludger? mmm, no creo...¡un set especial "feliz cumpleaños" de nuestra tienda de bromas favorita? mmm quizás pero no sabía si ese set existía realmente...

En eso me dijo que sí, y si no fuera porque agregó que el que tenía en las manos era sólo una adelanto ya me había encontrado encima del otro regalo sin más. Lo miré sorprendida quizás debería enojarme más seguido con Tenney, sonreí de tan sólo pensarlo.

Recibí el más pequeño, y aún sin entender mucho a lo que iba, lo abrí no tan rápido sino más bien nerviosa, sólo bastó hacerle un rasguño, para lograr entre ver que era una chocolate, levanté mi vista mirando a Tenney a los ojos.- No es posible...- le dije con la boca abierta, sin saber si lo que estaba pensando era verdad, desvíe mi mirada al otro regalo, y con una sonrisa enorme, me lance al regalo más grande y en tres segundos le saqué toda su envoltura.

Abrí los ojos y boca sólo del asombro, era un hermoso dragón de chocolate, y era enoooorme. Si no fuera por el impacto que aún tenía se hubiera lanzado a comer sin importarle ni el lugar en dónde se encontraban, pero en cambio volvió a mirar al chico, y se acercó para darle un fuerte abrazo.

- Gracias Tenney, esta maravilloso.- le dije sincera sin perder jamás la sonrisa.- No creas que siempre que arruines algo, te perdonaré así de fácil ¿eh? no te acostumbres, pero esto está... ¡grandioso!.- dije emocionada, mientras lo echaba a un lado y comenzaba a comer feliz mis regalos.

- ¿Cómo ha estado tu verano? ¿ya hiciste los trámites para la Uni?.- le pregunté mientras seguía comiendo, sin importarme hablar con la boca llena de chocolate.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Cara delevingne
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 9.170
Lealtad : Orden del fénix.
Patronus : --
RP Adicional : +2F
Mensajes : 663
Puntos : 362
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2755-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t2768-do-you-wanna-know-me-try-it-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t3060-tic-tac-tic-tac-cronologia-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t5125-chocolat-trunk-stella-thorne
Stella ThorneFugitivos

Invitado el Vie Ago 19, 2016 5:59 pm

Tenney le sacó la lengua. Si Stella se picaba e iba de infantil, él también podía. Y no es como si existiera una competición de infantililsmo, que si lo hacía probablemente el gryffindor sería muy buen participante - incluso candidato para la final. Ya sabéis, siempre podéis apostar por él. Guiño guiño, codazo en las costillas. Pero le gustaba molestar y mostrar que no le habían molestado, aunque en verdad por dentro le carcomiera. Cosas de Tenney, supongo. 

Luego solo se mantuvo cerca de Stella, de acompañante. Viéndola emocionarse con el regalo. Sep, por eso mismo lo había hecho. Cabe decir que conocía muy bien las debilidades de su mejor amiga - al fin y al cabo tenía que calmarla de alguna forma cuando metía tantísimo la pata. Además de que sabía que Stella estaba una miaja loca, así que... Eso, trucos de supervivencia. Son muy útiles cuando eres torpe y no quieres morir joven. Básicamente cuando eres Tenney. 

Y entonces Stella soltó lo de "no creas que te perdonaré siempre así de fácil" no pudo no reír. Le salió esa risa que luego te duele la tripa de tanto reír, y además la gente que te rodea duda de si es por la luz o es que te has vuelto varios tonos más rubio, así, en un abrir y cerrar de ojos. - Lo tomaré en cuenta - dijo, sin conseguir aún calmarse. 

Esa era una de las razones por las que le gustaba estar con la chica. Se emocionaba con cosas posibles de hacer. Y además con un poco mucho de chocolate conseguía cambiar su ánimo drásticamente. Lo cual era la hostia. 

- Me alegra que te guste - le dijo una vez estaba ya calmado y con una sonrisa de oreja a oreja. 

Entonces se sentaron y Stella comenzó el interrogatorio típico de Stella - con la adición de tener la boca llena de chocolate. De ser otra persona Tenney le habría dicho que se calme, que recién llegaba la hora de la comida, pero tratándose de ella sabía que cualquier palabra sería dicha en vano. (Consideremos este consejo el consejo de supervivencia número dos.) 


- El verano en términos generales bien - sonrió. Todavía quedaban cosas pendientes por hacer, como hablar con Alice y explicarle toda la situación de no acordarse de ella - lo cual no es que le diese mucho miedo, es que le daba muchísimo miedo. No sabía cómo reaccionaría la chica. - He tenido algunos problemas familiares como ya sabrás y eso - se encogería de hombros, casi que zanjando el tema. 

- Yyy... dentro de unos días tengo una cita con mi sanador en San Mungo y después de eso veré si me puedo apuntar a estudiar Magizoología - diría emocionado. Siempre que el sanador le dijera que su cabeza no le fastidiaría el sueño de trabajar con dragones, podría perseguir su carrera deseada! 

- ¿Tú qué tal? ¿Qué tal el verano? ¿Alguna noticia del prefecto ese que tanto te llamaba la atención? - levantó las cejas, picón. Obviamente se refería a Lupin, no podía no preguntarla y chincharla con este tema cada vez que la veía. Si lo hiciera obviamente no sería él - o simplemente se habría olvidado. Ambas eran alternativas posibles.
avatar
InvitadoInvitado

Stella Thorne el Miér Ago 24, 2016 11:20 pm

Tenney era como ese hermano hombre que nunca tuve, en el sentido que podía hacer cada idiotez con él, y ser todo lo inmadura que quisiera, pero sabiendo que el otro siempre estaría allí para protegerte. Por eso le había dolido que se hubiera ido sin más, y sin hacer su broma épica. Sabía que no sería capaz de haber estado más de unas semanas del verano estando enojada con él, pero después de todo había agradecido que al menos se hubiera dado cuenta que no había sido nada bueno que se fuera sin más. Que soy la mayoría del tiempo bastante brusca y bien poco sentimental, pero tengo mi corazón ¿vale?.

El restaurant era bastante acogedor, pero claramente paso  a segundo plano de un sopetón al entrar a escena mi amado, siempre bien ponderado, irresistible para cualquier cuerpo cuerdo (que simplemente no me cabía en la cabeza la gente que no le gustaba) el único e incomparable ¡CHOCOLATE! Todo quedó atrás y olvidado cuando ví el enorme regalo dulce que le había hecho su amigo, aunque a pesar de la extrema emoción que se apoderaba de mi cuerpo mi orgullo no se quedó callado y le deje en claro a Tenney que no lo perdonaría siempre que me trajera esta hermosura, por lo que el chico rió de buena manera y aproveche de ese momento para atacar mi super regalo. 

- ¿qué me gusto? ¡Me ha encantado Tenney! Acabas de hacer realidad uno de mis sueños, aunque ahora que lo pienso..- hice una pausa en mi comer para poner rostro pensativo.- en mi sueño el dragón tenía tres cabezas.- terminé por decir encogiendome de hombros con una enorme sonrisa para luego seguir comiendo como si el mundo se hubiera acabar en cualquier momento. Observé a Tenney sentarse a mi lado, y sin parar de comer le pregunté cómo habían estado estos días sin mi presencia. 

Arrugué mi nariz cuando nombró a su familia, claro que sabía de eso, quizás que habrán hecho sus abuelos ahora, pero no quise ahondar en eso comprendiendo en su hablar que no quería hablar más al respecto.

Sonreí de par en par y de seguro que tenía más de un diente negro por el chocolate , pero me traía sin cuidado.- Haz sonado todo maduro con eso de Magizoologia, por un momento casi creí que no eras un adolescente gilipollas.- le dije de broma para luego sacarle la lengua infantil y terminar riendo. Pero luego puse una actitud más seria (dentro de lo posible) y lo miré.- saldrá todo bien, ya verás.- le dije sincera y con una sonrisa de apoyo.


Fruncí el ceño cuándo nombró a un prefecto, tratando de recordar de quién se trataba, no me costó mucho y la figura de Remus se me vino a mi cabeza haciendo que me riera de sobre manera.- Ay Tenney han pasado muchas cosas, creo que ya la cosa no va por aquel prefecto principalmente...- le dije con un leve sonrojo en las mejillas, pero sin perder la sonrisa.- Mi verano ha estado genial ¡que hasta me he sacado una foto con el príncipe Harry!  ya pronto viene mi cumpleaños y sabes cuanto lo adoro, así que creo que cada día de se pondrá mejor.- le dije sonriente, mientras me echaba para atrás un poco llena de chocolate, sabía que sería capaz de seguir comiendo hasta que desapareciera, pero por esta vez y sólo por esta lo dejaría para más adelante, miré a Tenney .- Que te hayas ido no quiere decir que no dejemos de planear bromas, hoy tenemos que al menos sacar una buena para que yo la realice al comenzar el año.- le dije con una enorme sonrisa traviesa en mis labios.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Cara delevingne
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 9.170
Lealtad : Orden del fénix.
Patronus : --
RP Adicional : +2F
Mensajes : 663
Puntos : 362
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2755-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t2768-do-you-wanna-know-me-try-it-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t3060-tic-tac-tic-tac-cronologia-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t5125-chocolat-trunk-stella-thorne
Stella ThorneFugitivos

Invitado el Sáb Sep 03, 2016 12:17 am

- Déjame algo con lo que pueda sorprenderte el año que viene también, jo - le saqué la lengua. - Ya sabes, el regalo tiene que ir mejorando cada año - sonreí. Esa era mi intención personal al menos. Siempre quería superarme a mi mismo, y esta era una meta asequible a menudo. 

- ¿He sonado maduro? ¿Tengo madurez encima? - me hice el tonto, alarmándome y girando la cabeza a todos lados, hasta intentando dar una vuelta (sentado era complicado) intentando mirarme la espalda. - ¡Quítamela! ¡Quítamela! - sí, era mucho más fácil que ser serio. Esperaba poder seguir haciendo tonterías de estas en la universidad, aunque de alguna forma sentía que ya era lo suficientemente adulto como para dejar de hacerlo... Además la universidad sonaba como demasiado seria, como... El siguiente nivel, el de convertirte en un adulto aburrido y soso. 

Ese paso acojonaba un poco. Quiero decir, es obvio, no sé si estaba preparado para la vida adulta. Para ser independiente y cuidar de mi mismo. ¿Algún día encontraría trabajo? ¿Me mudaría de la casa de mis abuelos? Nunca me he sentido como si fuera capaz de ello, así que... Bueno, solo me quedaba ir viendo qué me deparaba el futuro. 

Volví mi atención hacia mi amiga, a tiempo para dejar caer mi mandíbula inferior en una señal de asombro. - Stella Thorne, déjate de bromas y travesuras y cuéntame sobre este apuesto muchacho que te ha llamado la atención. - Vale, yo era cotilla. Mucho. Sobre todo cuando se trataba de Stella. La quería como si fuese la hermana que nunca tuve y no podía permitir que ningún bicho chico se acercara a ella si no fuese lo suficientemente bueno. Y creo que pocos lo serían, Stella era de esas chicas que se merecían lo más mejor del mundo. - Tienes que contarme cómo es, cómo te trata, qué habéis hecho... - comencé a bombardearla con la lista. Esperaba que no hubieran hecho nada más allá de la primera... o segunda base. No podría imaginarme a mi amiga en la tercera. Para nada. ¿De hecho qué cojones andaba pensando ahora? No, era demasiado pequeña aún para llegar a tanto.
avatar
InvitadoInvitado

Stella Thorne el Sáb Sep 24, 2016 3:08 pm

- ¿Mejor que esto? ¿Y va a ser de chocolate? .- pregunte sorprendida, teniendo que detener mi comer para mirarlo a los ojos.- Porque si es así, acabas de hacer que sin siquiera aún que llegué mi cumpleaños quiero que venga el otro.- le dije emocionada. Además sabía que Tenney cumplía sus promesas, y sí efectivamente me decía que sería un chocolate mejor que esta hermosura, o bueno lo que queda de ella ya que de dragón quedaba bien poco porque prácticamente me lo devore en segundos, o al menos una buena parte de él, ahora se podía ver un algo con media ala y garras.

- Has sonado así, todo maduro Enguerrand.- le dije divertida, pero al mismo tiempo no me agradaba del todo porque ¿eso quería decir que cuando nos viéramos Tenney me retaría por mis locuras más que unírsele? Sacudí mi cabeza para sacar ese pensamiento, para luego echar a reír cuando comenzó a gritar que se la quitase, y bueno como soy tan buena amiga…- ¡Yo te la quito querido amigo!.- grité para levantarme de un movimiento y lanzarme sobre la espalda de Tenney.- ¡vete de aquí madurez! ¡No te queremos!.- seguí gritando mientras repartía golpes a una cosa invisible, para luego volver a sentarme y tomar el trozo de chocolate que había dejado.- Listo. No te volverá a molestar, al menos por un rato.- le dije divertida, sin importarme que medio local nos estuviera mirando como si estuviéramos completamente locos, y lo estamos la verdad.

En cuanto vi el rostro de Tenney, supe que no había sido la mejor decisión contarle que ya no era principalmente cierto prefecto que me llamaba la atención, porque enseguida comenzó a bombardearme con preguntas y no sé si todas  las respuestas le gustaran del todo. Además ¿cómo empezaba a contarle todo? .- Bueno…- comencé a decir y dejé el chocolate sobre la mesa, ya que de un momento a otro se me había cerrado la garganta, miré a Tenney.- Eh…no sé si hay exactamente alguien que me guste, pero si …- corté mi frase allí, pero tome aire y valor para continuar.- personas que me llaman la atención.- terminé de decir mirándolo con una mueca, graciosa para los demás pero para mí era de confusión. – Fue un fin de curso un poco movido, y el verano no se ha quedado atrás ¿sabes?.- agregué con una leve sonrisa.

Miró a su amigo, quería decirle todo, además quería saber qué pensaba él de todo, la opinión de sus amigos siempre ha sido muy importante, que las tomará en cuenta al final era otra cosa, pero al menos siempre eran la cordura dentro de su accionar.- Te contaré todo ¿vale? Pero promete que no me regañaras, al menos harás el intento…- le dije mirándolo como una niña pequeña, tomé aire  era mejor decirlo todo de una, rápidamente.- El año pasado le di mi primer beso a una chica Nina, pero no pasó nada más y bueno ya sabes que paso con ella…- me detuve al sentir que se me quebraba levemente la voz,  sólo compartí ese momento en el armario de pociones, y después pasó todo aquello.- También besé a Howells y a Freya la ravenclaw, con el primero tendremos una salida a fin de mes.- seguí diciendo, y me tenté a reír al ver el rostro de Tenney pero mejor seguí diciendo lo último que me quedaba.- y quizás este último no te va a gustar del todo…hace unos días… salí con Black.- cuando terminé de decir ese nombre, cerré mis ojos esperando el grito de reto Tenney por siquiera pensar en Sirius, todo Hogwarts sabía que entre esos dos la relación no era muy buena.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Cara delevingne
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 9.170
Lealtad : Orden del fénix.
Patronus : --
RP Adicional : +2F
Mensajes : 663
Puntos : 362
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2755-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t2768-do-you-wanna-know-me-try-it-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t3060-tic-tac-tic-tac-cronologia-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t5125-chocolat-trunk-stella-thorne
Stella ThorneFugitivos

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.