Situación Actual
21º-14º // 3 diciembre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Einar G.Mejor PJ ♂
Coraline M.Mejor PJ ♀
Katherine M.Mejor User
Circe M.Mejor roler
Seth B.Estrambótico
Edgar B.PJ REVELACIÓN
Ash & CirceMejor dúo
Valarr K.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

¿Qué pesa más? [Astrid E. Sweets]

Invitado el Miér Jul 20, 2016 5:12 am

Hacía apenas cuatro días que había empezado s trabajar en Borgin y Burkes y un día antes de graduarse de Hogwarts no se le habría pasado por la mente el hecho de conseguir empleo en semejante lugar pero las prioridades y las personas cambian y los hechos recientes habían hecho un eco profundo en el joven Robert, obligado a ver la realidad desde otra perspectiva.

Desde la carta de Alice avisando de la muerte de Nina se había aislado totalmente de todo, le tomó mucho tiempo atreverse a leer la página de El Profeta que avisaba sobre como habían sido las muertes de Clarissa y la Gryffindor y se arrepentía de ello. Palabras como "desmembradas" o "cuerpos brutalmente abiertos" revoloteaban en su mente y le hacían perder la cabeza de pronto, había anotado la frase y se aseguraba de llevarla consigo "La justicia por nuestras propias manos, puristas merecen morir. Ha llegado el tiempo de los hijos de muggles". Se había propuesto no dejar un solo pro-muggle salir ileso de algo que antes había odiado y ahora era su único objetivo: Venganza.

LA cosa no eran tan fácil como sonaba, renuncias a tus ideales no sucedía todos los días y constantemente se llevaba a cabo una lucha interna para decidir que pesaba más ¿Unos cuantos chalados o haber perdido a la chica que había despertado en él tantas cosas? Nina pesaba más, siempre pesaba más.

Divagaba nuevamente en lo mismo cuando decidió que lo mejor era ponerse a ordenar un poco, se puso a acomodar nueva mercancía en las estanterías y hacer algunos hechizos para deshacerse de la suciedad cuando escuchó la puerta abrirse y observó de soslayo para ver entrar a una mujer, fingió no darse cuenta y esperó a que acabara de entrar sin notar que era un rostro conocido.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Miér Jul 20, 2016 6:39 am

Hace un par de semanas las vacaciones habían iniciado, tal vez mas y las cosas para la rubia habían estado un poco movidas, luego de dos años viviendo en la comodidad del castillo en el tiempo electivo y visitando Estados Unidos en vacaciones las cosas habían cambiado para la rubia y todo por una personita, un pequeño de primero que era ni mas ni menos que su hermano menor, claramente enterarse de eso fue algo que no le sentó muy bien y causó la muerte de algunas de sus victimas, no es que no fueran a morir de todos modos, pero posiblemente sufrieron mas a causa de su mal humor.

En fin, luego de la tormenta viene la calma, dicen. En el caso de ella luego del humor de perros decidió conocer un poco mas a su hermano, resultó ser brillante en sus clases y en otras mas, sin contar que parecía seguir los ideales de Salazar Slytherin, lo malo es que en casa tenía una familia que claramente no veía bien el asesinato de muggles, en especial su madre, una de estas. Claramente la rubia no dejaría a su hermano viviendo en una casa así que podría llegar a corromperlo, sin contar que no le agradaba su padre así que decidió que para esas vacaciones se haría responsable de un preadolescente de 12 años y que para hacer eso tenía que ganarse su confianza, algo que logró en el transcurso del año y deshacerse de su familia, algo que fue realizando en el transcurso del año.

Con un objetivo en mente ahora solo le quedaba la muerte de los padres del chico, sabía que podría hacerlo ella misma con un ataque mortifago, pero también pensó en que tal vez podría servirle algún objeto de Borgin y Burkes, además que tenía que cuidar sus pasos, exterminar una familia casi por completo es complicado aún cuando sea un buen pasatiempo.

Ingresó en la tienda donde esperaba encontrar a los dueños de la misma, mas no fue esto lo que encontró, lo que encontró fue un posible problema, un ex-alumno, Robert VonBranberg, ya era un problema estar en ese callejón y en esa tienda, encontrar a alguien conocido solo lo empeoraba, tuvo que cambiar sus planes y simplemente ver la mercadería en busca de algo mas "inocente" - Señor VonBranberg, no me lo esperaba por aquí - diría la rubia con cierto asombro, realmente no esperaba verlo en tal lugar y era justamente eso lo que tenía que demostrar.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Miér Ago 03, 2016 1:09 am

Sonrió. No como lo hacía antes, ni siquiera era un asomo de la inocente y pura sonrisa de Robert... Ojalá tuviese otro nombre para hacerse llamar diferente, ya no era la misma persona.

-Señorita Sweets, yo tampoco me la hubiera esperado.

Dejó sus actividades de lado y se acomodó detrás del mostrador, no tuvo pudor alguno en analizar a la maestra y no era realmente de una manera sexual sino curiosa ¿Qué hacía una mujer como ella, que de alguna manera debía guardar correctamente su reputación para no poner en riesgo su trabajo? ¿Significaba para VonBranberg alguna ventaja o podía sacarle provecho? Su mente, corrompida por el odio en últimos días empezaba a trabajar de otra manera.

-Francamente es sorpendente encontrarla por aquí.

Los últimos dos años como estudiante en Hogwarts había sido instruido en Encantamientos por Astrid, la chica fue objeto de numerosas conversaciones en la Sala Común de Hufflepuff y no precisamente por sus enseñanzas respecto a la materia, no dudaba que en otras Salas el cuento fuese similar sin embargo, su condición caballerezca le habia prohibido decir alguna palabra de más o irrespetuosa, aún así aceptaba recordarla bien más por ser el amor platónico de muchos ahora graduados.

-¿Qué la trae por aquí? -dijo, saliendo del área, acercándose poco pero suficiente para que no fuera una conversación a voz elevada -¿Hay algo en especial en que pueda ayudarle? Me gustaría dejar en claro que no soy más un alumno... Mi nueva obligación como dependiente incluye celosa discreción para con nuestros valiosos clientes.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Lun Ago 08, 2016 6:52 am

La joven maestra no era despistada, era de esa clase de mujer que detallaba las cosas y que sabía si algo estaba mal o si algo no estaba como se suponía que fuera, era alguien analítica y buen ojo, así que no pasó por alto el que este estudiante tuviera esa actitud tan extraña, no era el mismo, antes lo veía como un chico dulce, tonto, la clase de chicos que las niñas desean de pareja y por las que siempre se quejan de que no hay, pero cuando llega uno de ellos a su vida lo ven solo como un buen amigo y nada mas, ahora no parecía ese chico, su aura, su sonrisa, su mirada y su lenguaje corporal no era el mismo, no, ese no era el mismo Robert VonBranberg que tuvo de alumno.

Era una mujer curiosa por ende claramente sentía una gran curiosidad por saber que había pasado con el joven en los últimos días para que terminara así, intentó hacer memoria, ¿cuales habían sido los últimos sucesos del año escolar? La desaparición de Dankworth y Selwyn y su posterior muerte, ¿sería esa una de las razones? ¿A él le gustaba una de ellas o era novio de alguna? ¿De cual de las dos? eran algunas de las preguntas se que hacía la profesora, tal vez no tuviera nada que ver pero le parecía que él estuvo algo mal luego de esas desapariciones aunque podría estar equivocada, pero un cambio así de pasar de ser alguien que quería un trabajo diferente, en ese momento no recordaba cual, a alguien que trabajara en un lugar de tan mala fama era algo extraño, podría ser todo fingido pero no, estaba segura de que no era el caso, ella sabía bien como fingir e identificar eso y no era el caso, ya hurgaría en la herida en un rato y sabría que pasaba por la cabeza del castaño.

- A veces no queda de otra - diría con una expresión que denotaba que no le gustaba la idea de estar ahí mientras su mente también pensaba en otra cosa, ciertamente en un principio pensó en que lo mejor era decir que estaba buscando algo o viendo en la tienda pero rápidamente descartó la idea, tenía otra que tal vez fuera mejor, usar a su difunto marido era una buena forma de salir del asunto, al menos de momento.

Se contuvo para no reírse de las palabras del joven, claramente no trataría con él nada que conllevara artes oscuras y menos creería sus palabras, eso era algo que solo hablaría con los dueños de la tienda personalmente, nadie mas, puede que él no fuera ya un alumno pero ella no era tonta, ya había corrido bastantes riesgos yendo ahí para delatarse.

Se mordió el labio inferior como quien está insegura de que hacer - Venía a preguntar el valor de un objeto, estoy mudando parte de la mansión Sweets aquí, al Reino Unido y me he encontrado algunos artefactos que conservaba mi marido cuando estaba en vida, así que quería saber si valían algo - diría antes de poner su bolso en el mostrador para buscar en él los supuestos objetos, claramente no traía nada con ella, aunque esto no parecía mientras buscaba en su bolso, aunque su expresión cambió al ver que no había nada en el mismo.

- No puede ser - diría en voz baja con un tono que denotaba que estaba algo por así llamarlo frustrada de que no encontrara lo que buscaba con lo que empezó a sacar las cosas de su bolso, claramente no tenía nada incriminatorio por eso se dio esa libertad, pero no encontró nada - Demonios, lo dejé - diría con cierta molestia mientras regresaba las cosas a su bolsa para luego volver a ver Robert una vez mas - Era una alhaja, según su inscripción daba mala suerte pero la olvidé, al parecer no quiere que deshaga de ella - resopló con algo de fastidio por no poder deshacerse de un objeto tan horrible.

- Creo que tendré que venir en otro momento pero... ¿Que haces trabajando en un lugar como este? ¿No tenías pensado estudiar algo contrastante con este lugar? - preguntó, aún no recordaba lo que él quería pero si que no tenía nada que ver con ese lugar, era algo que era diferente, además él siempre fue muy niñito bueno, nada que ver con ese lugar.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Ago 16, 2016 4:36 am

Robert se encogió de hombros, claro que a veces no quedaba de otra si no ¿Qué estaría haciendo él en un lugar de poca monta? Su vida escolar la había dediado a ir por el camino correcto para ser auror y ahora no le importaba ¿Si ellos no habían evitado la muerte de Nina por qué habría de respetarles o querer ser como ellos? Recordó a Cosmas y lo que le dijo en aquella clase de DCAO, quizás ahora hasta lo comprendía un poco pero a diferencia de él no buscaría seguir de ese lado, apoyando a quien no lo apoyaba.

-Oh ya veo -

Exclamó apenas sin saber que decir y estuvo pendiente de los movimientos de la rubia, de no ser porque ya era una maestra de la mentira quizás habría adivinado que los motivos no eran esos, aun le faltaba ojo crítico.

Antes había escuchado que ella era viuda -cosa que muchos alumnos agradecían- aunque estaba muy lejos de la típica dolida mujer ¿Cuánto tiempo habría pasado desde la muerte de su marido? Fingiría demencia, como si nunca hubiese escuchado nada.

Una mueca irónica se pintó en su rostro, un muy fingido ademán lastimoso se presentó en sus cejas cuando ella comentó que había "dejado" el objeto a valuar.

-Que mala suerte -le dijo -¿Sabe? Me han dado la capacitación más que necesaria para poder valuar objetos, hubiese estado gustoso de ver y analizar algo tan extraño como una alhaja maldita... Que lástima, espero que la ocasión no sea tan próxima.

La pregunta que esperaba llegó pronto ¿A caso recordaba ella a qué quería dedicarse? Sonrió, buscando la mejor forma de explicarse aunque realmente no le importaba si adivinaba o no sus intenciones.

-Está en lo cierto -respondió mientras asentía -Desafortunadamente las cosas cambian y mi vida tomó otro rumbo gracias a un pequeño evento -suspiró -Yo planeaba y deseaba realmente ser auror pero la ilusión acabó y la verdad cayó sobre mi como agua helada, a la par de este empleo estoy en la universidad buscando ser desmemorizador -Volvió a encogerse de hombros -Ir y luchar por una justicia que no existe definitivamente no es lo mio.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Ago 16, 2016 9:35 pm

Era un poco fastidioso no tener la libertad de buscar algo para matar a un matrimonio molesto, pero a su vez lo veía como una señal, tal vez ella misma se encargaría de matarlos o le dejaría esta labor a su ahijado, casi ríe al pensar en pedirle esto a su ahijado no por que lo creyera capaz de hacer las cosas él solo y cumplir con la misión, aunque tan poco lo creía tan inútil, solo que aún cuando le tenía confianza no le tenía la suficiente como para confiarle algo así, vamos si hasta dudaba que todo el colegio o medio colegio no se hubiera enterado ya del desliz que tuvo con él, no claro que no le tenía confianza para algo así, claramente no quería que muchos supieran quien era su padre para dejarle la misión de matarlo a alguien como él aunque tal vez habrían otros reclutas mas confiables si no lo hacía ella misma.

Realmente se había desviado del lugar y sus pensamientos mientras buscaba la supuesta alhaja pero la verdad no era algo que le molestara o le trajera problemas con su historia, pudo ser por intentar recordar donde la dejó, además su expresión no había cambiado de la de fingida preocupación y exasperación por no encontrar lo que quería vender de su difunto marido, del cual nunca hablaba, después de todo siempre expresó que era algo doloroso o por el contrario nunca habló de su matrimonio y de no ser por que algunos la conocieron con su apellido de soltera cuando era alumna en Hogwarts, específicamente los profesores, nunca hubiera hablado de su matrimonio ni dado a conocer que era viuda.

- En otra ocasión será, solo no se si ofenderme de que espere que mi próxima visita no sea tan próxima ¿Tanto le desagrada mi presencia que no quiere verme en un buen tiempo? - preguntaría con una expresión en la que parecía estar algo dolida pero que claramente era en juego, además su expresión seguía siendo la de la dulce mujer que muchos conocían - O tal vez está preocupado por mi reputación, creo que me gusta mas esa opción - diría con una pequeña sonrisa en sus labios, ya estaba muy acostumbrada a ese papel de chica buena, dulce y amable que le salía tan natural.

No pudo evitar interrumpirlo cuando mencionó lo del evento - ¿La muerte a manos de los pro-muggles de Dankworth y Selwyn? No me digas que una de las dos era tu novia - preguntaría con un gesto que denotaba que estaba entre conmocionada, sorprendida y sentía algo de tristeza por él, además que aún no podía creer lo que pasó con estas alumnas, era simple y sencillamente inaudito lo que les hicieron.

Parecía que con un simple empujón caería en las manos de los mortifagos, aunque aún no confiaba mucho en esto, siempre fue un chico muy recto, pero parecía que la perdida de su amada lo había impulsado a un camino diferente, al parecer los "pro-muggles" habían logrado ayudarlos de una forma u otra.

- Eso casi suena que quieres ir en contra de los aurores y ese es un camino realmente peligroso, aunque tal vez te mal interpreto y solo quieres mantenerte al margen y de una forma u otra olvidar este vacío y ese dolor que sientes en tu interior, pero esto no se irá solo, tardará mucho en irse y no solo desaparecerá cambiando tus ideales o siguiéndolos. Te lo dijo por experiencia, yo aún extraño a mi marido en algunos momentos - diría la joven con dolor en la voz aunque no era mas que una mentira que con el tiempo casi que se había llegado a creer y había hecho que otros creyeran en su dolor, además estaba mostrando empatía por el joven a la vez que le sacaba algo de información.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Ago 30, 2016 2:52 pm

Robert sonrio, irónico, despreocupado ¿De verdad se creía los pucheros tristes de la profesora Sweets? No, aun a pesar de estar atento en más de un detalle entre ella, la puerta y los sonidos a su alrededor se permitía relajarse.

-Wooow woow ¡No! -

Dijo apresurado, aunque no tomándolo tan en serio.

-Su presencia es más que bienvenida en mi agradable y bien afortunado centro de trabajo -respondió teatralmente -Y por su reputación... Francamente no es asunto mio, si quiere usted pasearse por el callejón Knocturn con una túnica negra y derrochando misterio yo no soy nadie para hablar al respecto, sus motivos tendrá ¿O no? ¿No tenemos todos motivos interesntes para andar en estos lados del mundo mágico?

Se le empezaba a hacer extraño, una viuda triste vendiendo objetos importantes como si fueran trozos de carne, objetos que ni siquiera llevaba consigo así que ¿Hacer un viaje hasta allá y adentrarse en un lugar infestado de lo más bajo para nada? Algo realmente no cuadraba, pero seguiría indagando.

Cuando la conversación llevó su rumbo a los asesinatos y ella hizo "la pregunta" su corazón dio un vuelco, un golpe bajo podría decirse, negó con la cabeza sin sacarse la sonrisa del rostro.

-Dankworth no me interesaba, lo lamento por su familia solamente y ya pero Nina era mi mejor amiga -apretó el puño derecho bajo la vitrina, buscando guardar todo aquello que quería fluir -Sólo eso, mi mejor amiga, con muchos deseos a futuro y tan solo quince años ¿No le parece eso suficiente razón para sentirse decepcionado?

Se cruzó de brazos y volvió a negar con la cabeza, ella iba por el camino correcto con sus preguntas pero no sabía si dejarse en evidencia era bueno o si podía confiar en una persona que ahora se le antojaba sospechosa.

-Quizás me estoy explicando mal -contestó -Tampoco busco olvidar... El olvido mata la ambición, los recuerdos nos mantienen haciendo lo que deseamos ¿O me equivoco Profesora Sweets? ¿No le hace nada el recuerdo de su esposo? ¿Tanta serenidad? No se si sea una indiscreción de mi parte, no tiene que responder pero me gustaría saber para entenderla... ¿De qué murió él?
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Miér Ago 31, 2016 1:44 am

Oh, en definitiva no era el mismo chico, si pudiera ver su aura, si esencia estaba segura que no sería la misma que cuando estaba en el colegio, casi que sería una persona diferente, podría tener el mismo cuerpo del Robert que conoció en clase, pero era otra persona completamente opuesta o al menos empezaba a ser así y era algo que le parecía fascinante, solo que no sabía si creer o no en su cambio, podría ser solo una fachada, posiblemente tendría que averiguar mas de él para ver si creer en este cambio o si buscaba tender alguna trampa a los que estaban ahí, aunque esto lo dudaba un poco los dueños de esa tienda no serían tan idiotas de dejar a alguien que molestara a sus clientes en ese lugar, perderían todo lo que habían conseguido con los años, tal vez era un cambio real, pero tenía que estar segura de esto.

- Tiene razón, aunque algunos andan por simple curiosidad, me ha tocado ver personas que jamas pensarías ver en estos rumbos, algunos por dar un giro equivocado, otros por no saber donde se están metiendo y otros por diversos motivos - diría con una pequeña sonrisa, era la verdad a veces por esos rumbos habían personas que entraban por ser tan inocentes de no saber en que clase de lugar estaban entrando o por motivos menos oscuros que el que la llevó a ella ahí en esa ocasión.

- Pero lo tuyo no es simple decepción - respondería la joven, ella ya había visto antes una expresión así, como la de él y no era de simple decepción había mas, solo que no sabía describir que era, o recordar donde la había visto, pero sabía que había algo mas.

Tuvo que contener la carcajada que estuvo a punto de salir al ver como pasaba a ser ella la interrogada en ese momento, solo sonrió con algo de tristeza, dejando ver que si antes estuvo a punto de reír era por el mismo dolor que le causaba esa conversación - Mi esposo murió hace dos años, lo sigo queriendo y extrañando pero tengo que avanzar, me he aferrado a su recuerdo por mucho tiempo, hasta ahora todas las vacaciones las he pasado en la casa que una vez compartimos, pero tengo 25 años y si sigo conservando sus cosas nunca podré avanzar y a él no le gustaría eso, él me ayudó a ser la persona que hoy soy y siempre le agradeceré y siempre tendré un gran cariño por esto, pero no puedo quedarme en el pasado... - para este momento ya tenía la voz entre cortada, le costaba un poco respirar por el nudo en la garganta y des sus ojos brotaban lagrimas de dolor, pero no, no era por que ella realmente le doliera su perdida o realmente lo amara, es que había empezado a recordar cosas tristes como lo que sintió de niña al verse abandonada por su padre, lo que sintió de grande al ver que este tenía una familia y nunca les habló de ella, cosas que la ayudaran con ese sentimientos desde que escuchó las preguntas de Robert, cosas que realmente la hicieran llorar, aunque esto la devolviera a esa época en la que solo era una niña creyendo en un cuenta de hadas - él... él... - intentó seguir hablando pero el llanto se lo impedía, se dio media vuelta dándole la espalda al su ex alumno por la vergüenza que le daba llorar frente a él mientras buscaba entre sus cosas un pañuelo para limpiar sus lagrimas, sin poder controlar el llanto.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Sep 13, 2016 6:38 pm

Se cruzó de brazos pero asintió con la cabeza dándole la razón a la maestra, verdaderamente había personas que iban a curiosear pero sabía perfectamente que de esos no todos acababan tan bien, si algo había aprendido en su estadía más o menos reciente por el callejón era que los curiosos no siempre salían ilesos.

-No, no lo es -

Respondió, "es odio", pero decirlo en voz alta no lo dejaría con mucha ventaja frente a alguien que estaba mintiéndole, primero preferiría descubrir las verdaderas intenciones de esa viuda que empezó siento muy creible y a la que poco a poco le iba perdiendo fé.

Lo siguiente en venir hizo que dudara de toda su teoria recién formada, si no le doliera ¿Por qué habría de llorar? Quizás se adelantó a las cosas, sintió de pronto el impulso de consolarla pero se limitó a ponerle una mano sobre el hombro aun detrás del mostrador sin embargo la cosa empezó a ponerse fea.

El joven dio la vuelta buscando llegar al otro lado, Sweets se había volteado para evitar que le viese y parecía buscar algo en el bolso así que una vez que estuvo junto a ella sacó un pañuelo del bolso del pantalón y se lo entregó, tomando el mismo una de sus manos y poniéndolo en ella.

-No teníamos que llegar a esto -le dijo, pensando en si debía abrazarla o permanecer distante -Siento mucho haberle despertado el recuerdo pero como bien dijo tenemos que seguir, y con 15 años hay más de un camino disponible para usted.

No se sentía realmente mal pero en el fondo seguía siendo un caballero y no podía permitirse ver a una joven mujer llorando y no hacer nada al respecto.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Dom Sep 18, 2016 7:01 pm

Ciertamente no sabía que era lo que veía en el joven, solo sabía que esa por así llamarla luz o bondad que tenía, poco a poco se iba a pagando y que se estaba sumergiendo en un mundo de oscuridad, no sabía que tanto o cuan allá llegaría, solo que dependiendo tal vez no podría volver a salir de la misma, o al menos no sin pagar las consecuencias y eso hacía las cosas mas interesantes o al menos ella lo veía así.

Estaba interesada en el cambio de VonBranberg, ver que tan profundo era y que estaba dispuesto a hacer, además de seguirlo, a lo mejor y en un futuro había un nuevo recluta para la causa, ya tendría que verlo, ¿sería capaz de matar por su antigua "amiga"? quería ver eso, pero ahora no podría hacerlo por que las cosas se estaban yendo de sus manos, bueno, no exactamente pero estaba corriendo hacia otro sendero e iban mas dirigidas a su propia vida, pero ya retomaría la conversación en algún momento, de eso estaba casi segura.

- Gracias - dijo intentando controlar el llanto cuando el joven le pasó el pañuelo con el que intentó secar sus lagrimas mientras el joven tomaba su mano libre y sintió que nuevamente tenía la situación en sus manos, que tenía el control suficiente para llevar las cosas por donde quería - Si, intento pensar en eso, es lo que él querría - intentó sonreír mientras seguía intentado controlarse pero parecía complicado o eso fue lo que quiso que él chico creyera.

Respiró hondo y por así decirlo volvió su atención a él - Tu también eres muy joven y puedes seguir un nuevo camino aunque entiendo que tal vez quieras tomar el de la venganza o el odio hacia los que te lastimaron y arrebataron la vida a esas jóvenes con un gran futuro por delante - le temblaba un poco la voz pero al menos ya no estaba llorando tanto o al menos intentaba no hacerlo, odiaba llorar y mas hacerlo así como en este momento, hacerlo la hacía sentir mal y terminar con dolor de cabeza era molesto, pero si lo hacía por una buena actuación no creía que fuera gran problema o en cierta medida no, era complejo y molesto.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Miér Sep 28, 2016 1:31 am

Ladeó la cabeza en un gesto caballeroso por las gracias que se le habían otorgado.

-Supongo que hay ciertos pensamientos que deben permanecer, si considera que ese es el correcto, adelante.

Se concentró en atender sus palabras ¿En serio estaba llevando el rumbo de la conversación a esos temas escabrosos? Como habría de explicarle sus convicciones y el porque de su elección, sabía que toda persona por buena o mala que fuera le juzgaría desde su punto de vista.. Uno válido quizás, pero no era lo que él deseaba.

Asintió brevemente, cruzándose de brazos otra vez.

-Intentaré ser claro -explicó -Soy jóven, así es, y es por eso que empiezo desde ya, con suficiente tiempo, ingenio y energía para hacer lo que me plazca -tomó una pausa -No me lo tome a mal señorita Sweets, pero los grandes proyectos toman tiempo y yo, mi personalidad, todo lo que conlleva mi persona es un gran proyecto para mi al que debo ponerle atención y forjar con bases sólidas para no flaquear.

Empezó entonces a caminar despacio, de un lado a otro más como reflexionando que buscando tranquilizarse o algo similar.

-Este es el camino que yo he elegido... Sacar mi odio de la manera que más me conviene.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Sáb Oct 08, 2016 11:47 pm

- Tienes razón y en todo caso las personas que nos quieren dudo que deseen vernos infelices o que nos echemos a morir por su perdida, creo que todos desean que en algún momento superemos poco a poco lo que pasó y reconstruyamos nuestra vida y seamos felices - diría con una pequeña sonrisa mientras se secaba las lagrimas e intentaba recuperar la compostura, sabía que todo lo que estaba diciendo era un acto, una cursileria pero en cierta forma era la verdad o lo que decían esas absurdas películas de amor.

Por fin logró dejar de llorar mientras escuchaba las palabras del joven, se preguntaba si este pensaba formar parte de las filas de su amo solo para cumplir su venganza, pero parecía que todo lo haría con tiempo y ella quería ver hasta donde sería capaz de llegar y cuanto le tomaría llegar a ese camino, sabía que tomaría algo de tiempo pero quien sabe tal vez al final llegaría a hacerlo.

- ¿Que serías capaz de hacer? ¿Tienes algún límite? - preguntaría inevitablemente, claramente no lo estaba juzgando ni lo haría, tal vez hasta lo llegaría a ayudar, solo que no lo haría en ese momento, lo haría mas adelante cuando estuviera segura de sus convicciones, si seguía viendo todo ese odio en él no dudaría en tomarlo bajo su ala si otra persona ya no lo hubiera hecho, según recordaba su familia* estaba del lado de su señor, tal vez tendría que hablar con ellos en algún momento, depende de como se dieran las cosas lo veía con la suficiente motivación para luchar por su misma causa.

FdR: En teoría los mortifagos se conocen entre si, al menos los de confianza y el nivel, así que supongo que debo conocer a tu familia.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Lun Oct 17, 2016 4:33 am

Suspiró largamente, ¿cómo explicarlo? Había dejado sus cosas en orden antes de comenzar con aquel "proyecto" de vida en el que trabajaba.

-No existe tal persona que se preocupe por mi -comentó -Mi familia no me necesita ni me cuenta en su grupo ni yo a ellos, estoy solo y eso me hace más dificil de tirar.

Dejó la casa de su tio Albert apenas unos días después de la graduación, había dejado de contestar las cartas de su prima Anne con todo el pesar de su corazón y también había dejado de preguntar por Ziva. No era que ellas no le importaran, eran quizás las únicas dos personas que quedaban sobre la tierra que le hacían vulnerable por lo que alejarse y dejarlas atrás eran la mejor forma que tenía para protegerlas.

El jóven se encogió de hombros, sonrió con cinismo por enésima vez en la conversación y se dispuso a explicarle -nuevamente- un punto importante.

-Dicen que la curiosidad mató al gato, señorita Sweets.

Le dijo aguantándose la risa por algo que nada tenía de gracioso, las razones por las que de pronto tenía unas ganas horrendas de carcajéarse ni él las conocía.

-Ya no existen límites para mi, le repito que no hay nadie que me ate ni nada con que apuñalarme.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Lun Oct 24, 2016 4:46 am

Eso descartaba un poco si hablar o no con sus padres aún así hablaría con su familia para ver que pasaba, posiblemente saliera algo interesante de ahí, aunque de momento la conversación de ellos parecía llegar a un punto muerto o el fin de la misma ella claramente no hablaría de mas en un primer encuentro, o era tonta para hacer algo así y él tampoco sentía que fuera a dar a conocer detalles provechosos, ya lo iría midiendo mas adelante.

- Ciertamente pero, el gato murió sabiendo y depende del gato... este puede ser muy listo o vivo para llegar a eso - diría, ella claramente sabía muy bien que hacer y como hacerlo, no por nada era una mortifaga en Hogwarts o se libró de una condena en EEUU, entre otras cosas, pero ya se vería mas adelante, de momento se quedaría así como estaba.

- Creo que podemos dejar esta conversación aquí y retomarla mas adelante, a ver como siguen estando sus ambiciones y como va su nuevo proyecto de vida - diría con una pequeña sonrisa devolviendole el pañuelo - por lo pronto creo que lo dejaré seguir trabajando, señor VonBranberg, ya nos veremos en otro momento - diría al final, sabía que había llegado a un punto en que había descubierto varias cosas solo tenía que ver como las acomodaba a su favor, pero lo haría con tiempo y no a la carrera, por lo que en ese instante lo mejor era retirarse - Sin embargo, si ocupa algo del ámbito que sea me puede avisar, puede que lo pueda ayudar - dejaría esas palabras en el aire mientras salía de la tienda, dejaría que él las tomara como mejor creyera sin delatar realmente las verdaderas intenciones de las mismas.

FdR: Creo que llegamos a un punto donde es mejor dejar el rol y mas delante retomarlo con otro tema.
avatar
InvitadoInvitado

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.