Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Edward W.Mejor PJ ♂
Abigail GreyMejor PJ ♀
Henry KerrMejor User
Zoe LevinsonMejor roler
Circe MasbecthMejor Mortifago
Fiona ShadowsOrden del Fenix
Alex & ZoeMejor dúol
Denzel S.Premio Admin
Afiliaciones
Hermanas [2/4]
Expectro PatronumExpectro Patronum
Directorios [8/8]
Élite [36/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

Nueve más una [Eris Masbecth]

Ben A. Winslow el Vie Jul 22, 2016 12:33 am

Tanta vigilancia últimamente me tenía de los nervios, y el estar en casa sin nada que hacer más aún. Aunque seamos sinceros, no me pasaba el día sentado viendo el tiempo pasar, tenía mis pasatiempos y me entretenía bastante. Hacía mucho tiempo que el sótano de la mansión no tenía tanta gente, sublime había sido volver a sentirme vivo de ese modo. Puede que no hubiera sido tan malo haber dejado el ministerio un tiempo, volver a reconectar con esa gran pasión a la tortura me había sentado de maravilla. Y no hablemos de mi esposa, había reconectado con ella en más puntos de los que recordaba.

Lo único que se me hacía pesado era salir a la calle y descubrir como algún auror de vez en cuando me seguía. Por favor, ni que no me conociera sus truquitos ya. Ese día tenía algo importante que hacer y necesitaba ciertos enseres que no iba a conseguir si me seguían. Por ello no dudé en perderme entre la muchedumbre del mundo muggle, Londres cada vez más poblado me estaba aportando la mayor ventaja de la historia. Un paso de peatones, cientos de personas cruzando la vía en una manifestación. Nadie se percataba de mi presencia, así que me adentré en la muchedumbre todo lo posible y desaparecí, dejando atrás a ese auror del tres al cuarto, para aparecerme luego en el callejón Knocturn, en mi tienda de confianza. - Buenas tardes. - Saludé una vez dentro. No tardó en aparecer el encargado. Un simple gesto de mi cabeza bastó para que sacara lo que venía a buscar. Un paquete rojo, lo cogí, le dejé una bolsa con los galeones suficientes y desaparecí de nuevo rumbo a mi hogar.

Todo estaba listo, solo necesitaba a mi acompañante de misión, no podía fallar lo más mínimo, como siempre. Polonia era el destino y mucho se jugaba esa noche. - Lrog, prepárame una bolsa con lo básico. - Dicho lo cual, el elfo personal de la familia desapareció sin dilación, sabía perfectamente que debía meter en esa bolsa y mientras yo debería prepararme para recibir las visitas, bueno, la visita.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Keanu Reeves
Edad del pj : 46
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 0
Lealtad : Lord Voldemort
Mensajes : 84
Puntos : 42
Ver perfil de usuario

Eris Masbecth el Vie Jul 22, 2016 11:12 am

Aquel era un día complicado, o más bien lo iba a ser. Tenía todas las cosas preparadas, sobretodo el traje de de Mortifago con la correspondiente máscara para no ser reconocida. Aquello era lo más importante de todo lo que se tenía que llevar. Tampoco es que llevase mucho más porque tampoco estaría mucho tiempo fuera de casa. ¿Y por qué iba con todas esas cosas? Debía ir a Polonia con un compañero a hacer una de esas misiones que le daba tanta pereza. Eris prefería disfrutar del miedo y de las súplicas de los sangre sucias. Aquello era lo que realmente le gustaba. No estaba segura si aquello pudiera hacerlo en aquel lugar al que se dirigían a robar el objeto. Más bien no era robar sino tomar lo que era propio. Suponía que todo sería cuestión de suerte, suerte par ellos para que no tuviera tantas ganas de torturarlos hasta que se ahogasen en su propia sangre.

Claro que las hora de quedada estaba llegando y debía hacer lo posible para comenzar ya su camino, no podía esperar mucho más tiempo sentada, aunque en apariencia pudiera parecer que se quedaría un año más si tuviera. Se levantó con esa tranquilidad hablada y tomó su única maleta para dirigirse la mansión de los Winslow, una familia que en cierto modo le tenía algo de respeto por ser una familia con tales características, no por nada más. Hasta ahora no tenía nada en contra de ellos ni tampoco a favor pero era capaz de convivir gracias a los ideales. ¿Qué más daba el resto? Cuando llegó a la puerta llamó con elegancia mientras colocaba una de las manos dentro de su bolsillo traseros del pantalón. Aquel día había elegido ir de cuero negro, para así tampoco llamar demasiado la atención en el trayecto. Justo con la mano libre sostenía un cigarrillo que estaba posado en sus labios y daba una calada para retirarlo, esperando que abriesen la puerta.

Cuando fue abierta la puerta entró haciendo una ligera reverencia como único modo de mostrar su reservada educación y entrar con la maleta, habiendo tirado el cigarro al suelo y apagado con la suela de su zapato. Una vez entró se dirigió donde le habían dicho que iba a recibir al Sr. Winslow. Cuando lo divisó una ligera sonrisa con malicia apareció. — ¿Está listo para un agradable viaje? — Preguntó a quien iba a ser aquel día su compañero.— Me han dicho que hay muchas cosas bonitas que ver en aquel lugar, y de las que disfrutar. — Claro que entendía por bonitas y de las que disfrutar a la «carnicería» que iban a realizar en aquel lugar. ¿Cómo no iba a ser aquello algo de lo que recordar por la eternidad? Entonces fue cuando se recogió el cabello para evitar la incomodidad de este en el rostro, hacía algo de calor por la época y tan solo molestaba. Ahora solo era cuesitión de seguir al hombre que tenía frente a sí para comenzar el viaje programado.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 25
Ocupación : Profesora Universitaria
Pureza de sangre : Sangre Pura
Galeones : 6.630
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
RP Adicional : --
Mensajes : 143
Puntos : 85
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3118-eris-masbecth http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Eris MasbecthMagos y brujas

Ben A. Winslow el Vie Jul 29, 2016 1:46 am

Debía pensar bien el plan, debía estar todo minuciosamente planificado si no queríamos terminar siendo descubiertos, o peor, ser una deshonra para nuestro señor. Bastante se podía haber dañado mi reputación pública si no hubiera tenido la frialdad de retirarme a tiempo. A pesar de que muchos hubieran entendido mi huída como una confirmación de las sospechas, la gran mayoría había captado mi intención, aunque mi punto de vista saldría en los periódicos cuando se diera la ocasión. Bastante había negado ya ser entrevistado, debía encontrar el modo de limpiar mi nombre del todo. Aunque esto no importaba esa noche, debía centrarme al cien por cien en nuestra misión.

Esperaba a mi compañera de esa noche, en mi despacho como siempre hacía, tomando un último sorbo del contenido de mi vaso, un whisky escocés del siglo dieciocho. El contacto de tan delicioso líquido con mis papilas gustativas provocaba un miniorgasmo en mi interior. Adoraba el sabor de un buen whisky, fuese del año que fuese, pero nada como un clásico. Además de su característico olor, que te transporta a épocas pasadas.

La puerta de mi despacho se abrió, una joven de gran belleza atravesó el umbral. Delicada como una rosa pero con ese aire que caracterizaba a los nuestros. Que no es que desprendiera ese aura, simplemente es la percepción que yo tenía al saber que lo era. - Siempre estoy listo para viajar y más con tan bella compañía. - Respondí acercándome a ella y besándole la mano. - A donde vamos disfrutaremos sin lugar a duda de las mayores maravillas que tus ojos habrán visto hasta ahora. - Comenté con una sonrisa socarrona, acercándome a la mesa a por unos papeles. - Toma, tu identidad para la ocasión. - Dije tendiendole un pequeño pasaporte y unos billetes de avión dentro. - Espero que el nombre de Scarlett no te disguste, aunque sólo te llamarás así por unas horas. - Le expliqué con calma. - Para entrar al palacio hay diversos controles muggles, incluso un libro de registros, es el mejor modo de entrar sin llamar demasiado la atención. Hoy hay una celebración especial, un acto oficial del país por lo que la presencia mágica será mínima, Entraremos como reporteros. - Dicho lo cual le tendí una tarjeta identificativa con su nuevo nombre y una foto más el nombre de un importante periódico muggle. No le di más explicaciones, a fin de cuentas si es mortífaga tendrá sus propias iniciativas, sentía curiosidad por si había indagado en lo más mínimo para saber cuál era la mejor forma de lograr nuestro objetivo de modo rápido y preciso.

En ese momento Lrog tocó en la puerta, adentrándose tras pedir permiso con mi bolso de viaje. - Con ésto ya estoy listo. Cuando gustes nos podemos ir. - Ofrecí a mi acompañante tendiendole la mano. No podíamos salir tan panchos por la puerta de la mansión, teníamos que hacer uso de la aparición para llamar menos la atención. Los billetes eran una mera formalidad, nuestro pase para entrar y salir del país sin que los muggles nos preguntaran insistentemente cómo habíamos entrado. Cierto que un imperio y todo solucionado, mas no hay mejor plan que uno bien trazado. Esos billetes tenían los nombres de nuestras falsas identidades, nadie podría relacionarnos con esa visita.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Keanu Reeves
Edad del pj : 46
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 0
Lealtad : Lord Voldemort
Mensajes : 84
Puntos : 42
Ver perfil de usuario

Eris Masbecth el Jue Ago 04, 2016 12:16 pm

No estaba segura como de divertido sería aquel viaje, al fin y al cabo toda información al respecto la tenía su acompañante, quien se había tomado las molestias de organizar todo. Eris simplemente llegó, hizo su presencia y fue tomada de la mano al llegar a aquel lugar para recibir un beso en la mano por parte del contrario. Eris no se inmutó demasiado, no le importaba aquel gesto y se sentía halagada por sus palabras, que no por ello engañada y dejada llevar por ello. Se lo tomó como un mero gesto educado, como debía ser. — Que encantadora bienvenida por tu parte... — Comentó sin estar muy por la labor de alargar más el encuentro y poder ponerse en marcha cuanto antes las cosas. Y cuanto antes entraba a ponerse al día para poder comenzar el viaje.

Escuchó todo con su máxima atención. Quería saber que era lo que debían hacer, o al menos comprender un poco lo que la cabeza ajena quería explicarle en aquel instante. Eso de tener que optar por otra identidad no le resultaba ningún problema, no le importaba en absoluto. Resultaba divertido, y sobretodo algo que les evitaría muchos problemas. Los papeles que le iba entregando a cada momento con respecto a su identidad ayudaba a meterse un poco más en aquel papel. No acostumbraba a hacer aquella clase de misiones pero no dejaban de ser misiones en las que se podía divertir aunque fuera con un par de miradas de miedo o un gran respeto. Aquello realmente llenaba, al menos a Eris. Claro que hacerse pasar por una reportera muggle no era de sus hobbies favoritos, por no decir que hacerse pasar por una muggle le hacía sentirse asqueada por completo. ¿Por qué? No, no tenía ninguna gana de ello pero entendía que todo era por el objetivo más que por la diversión del trayecto.

¿Se trata pues de una misión totalmente sigilosa? ¿No podremos divertirnos tanto? — Resopló suavemente, levantando con ligereza el flequillo. — Todo sea por el resultado final,tengo todo claro. — Finalmente acabaría de confirmar que tenía todo claro de todo lo que le había estado diciendo, ya que deberían marchar pronto hacia el "avión". No sabía bien como se hacía pasar por una reportera, no sabía demasiado de los muggles, ni tampoco era algo que le interesara. No obstante no veía que podría ser dificil en aquello, al fin y al cabo veía más complicado ser un reportero mágico, aunque no por ello consideraba que fuera un trabajo de los más complicado y más honrados. — Iré detrás de usted si me lo permite. — Añadiría a las últimas palabras de su acompañante para finalmente acabar haciendo aquello de lo que había dicho.

Tomó la mano de su acompañante para así seguirlo hasta donde este le guiara. No estaba segura desde que lugar iban a salir y mucho menos donde debían llegar. Nunca había visitado Polonia, aunque se había encontrado cerca de aquellas tierras cuando se encontraba en Alemania. Mas nunca tuvo interés en ir a aquel lugar, no al menos en su estadía en Dummstrang, ¿para qué? La cuestión es que ya iba a comenzar la misión y debía guardar compostura, aunque siempre lo hacía, y ponerse en la piel de un muggle, cosa que no le agradaba. ¿Realmente todo aquello iba a ser tan serio y sigiloso? Sentía en su interior que aquello podía faltarle emoción pero aquello nunca se sabía hasta que pasara.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 25
Ocupación : Profesora Universitaria
Pureza de sangre : Sangre Pura
Galeones : 6.630
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
RP Adicional : --
Mensajes : 143
Puntos : 85
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3118-eris-masbecth http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Eris MasbecthMagos y brujas

Ben A. Winslow el Vie Sep 09, 2016 8:52 pm

Poner en marcha aquella misión había sido mi pasatiempo favorito. Ventajas de no tener trabajo era que podías hacer todo aquello que quisieras sin dar explicaciones, y tener a mi disposición una amplia gama de contactos hacía posible cualquier cosa. Las misiones con compañía solían ser gratas, aunque no siempre como esperaba. Por fortuna en esta ocasión mi acompañante sería la joven Eris Masbecth. Cuando llegó comencé a explicarle la misión. Algo sencillo en el papel, luego ya en la práctica veríamos que tal funcionaba.

La operación era simple, entrar al palacio sin ser detectados y desde ahí encontrar la sala que escondía una pequeña caja de plata y rubis del siglo xv que albergaba en su interior unos pendientes malditos. Quien los tocara se vería afectado por un sueño despierto, sería consciente de todo lo que a su alrededor sucediera sin poder mover ni un pelo, una maldición que no tenía reversión hasta la fecha. - No totalmente sigilosa. En el recinto habrán cuatro magos del departamento de seguridad del país. Y, según mis fuentes, la caja está protegida por diversos conjuros. Una vez entremos en la sala donde se encuentra, estarán al tanto de nuestra presencia en el lugar, a partir de ese instante será cuestión de improvisar querida. - Le comenté.

Una vez tuvo todo listo y Lrog apareció con mi pequeña bolsa, sólo quedaba irnos. Y así fue, Eris cogió mi mano y haciendo uso de la aparición nos desvanecímos en el aire. Al cabo de unos instantes aparecimos en un pequeño bosque cercano al palacio. - Es por aquí. - Dije para que me siguiera, tras colocarme la tarjeta identificativa al cuello.  Apenas cinco minutos estuvimos caminando antes de llegar a un camino de cemento, el cual nos llevaba directamente a la entrada principal del palacio, tras cruzar parte del río. ¿Que podíamos habernos aparecido más cerca? Sí, pero corríamos el riesgo de que la seguridad muggle nos detectara.

En la entrada había unas treinta personas, entre ellas algunos fotógrafos y personas descendiendo de limusinas. Caminamos hasta la entrada. - ¿Nombres? - Preguntó un hombre vestido de negro, de metro ochenta y con barba. Desde luego era imponente. - Malcom Merlin y Scarlett Storm del Times - Nos presenté cogiendo la tarjeta  dejándola más visible, para que comprobara nuestros nombres en la lista y nos dejara pasar. Tal como sucedió.

El hall del palacio se abría paso ante nosotros, camareros haciendo equilibrio con bandejas repletas de copas de champán, reporteros aprovechando el momento para tomar un tentempié y personas destacables simulando que les importaba realmente el evento. Todos esperando el momento en que se pudiera pasar a la estancia principal. Ese sería nuestro momento. - Separemonos unos minutos. No es necesario hablar con nadie, sólo busca el mejor modo de subir sin ser visto. - Le dije en un tono que nadie más podía oírnos. - Cuando abran el paso a la sala principal nos encontraremos al pie de la escalera. - Fueron mis últimas palabras antes de marcharme y mezclarme entre la gente, yendo hacia la derecha.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Keanu Reeves
Edad del pj : 46
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 0
Lealtad : Lord Voldemort
Mensajes : 84
Puntos : 42
Ver perfil de usuario

Eris Masbecth el Mar Oct 25, 2016 3:05 pm

Todo sería cuestión de estrategia. Todo nos llevaría al éxito inevitable, los muggles no tenían nada que hacer y menos aún cualquier guardia mago que fuera haber. ¿Dos contra cuantos? No hacía falta lucha ni hechizos sino inteligencia y astucia para llevar adelante todo. No conocía demasiado a aquel hombre, sino más bien lo justo y necesario como para llevar a cabo todo lo deseado que era recoger aquellos pendientes malditos que se le habían sido encargados a ellos dos. Todo llevaría a que tuvieran que llevar unos identificadores y tener que optar otra personalidad que no era la propia, cosa que no veía una complicación. ¿Por qué iba a serlo? Casi siempre debía hacerlo porque básicamente casi siempre que pasaba su tiempo entre muggles tenía que hacerlo para no levantar ninguna sospecha, aunque los muggles poco tenían de qué sospechar.

Cuando llegaron a la puerta fueron cuestionados quienes eran. ¿No quedaba claro con los identificadores? Bueno, suponía que los muggles no se habían dado cuenta de ello, no pasaba nada. Así demostraba la inteligencia de los mismos. Aun por ese momento seguía entrando en su cabeza la idea de cómo hacer de una periodista del Times. Daba gracias que al menos había visto algo de lo que era el Times hacía tiempo, por curiosidad hacia lo que mataba y esas cosas. No había nada mejor que descubrir cómo actuaba tu víctima para poder acabar con ella mejor todavía. Una de sus víctimas adoraba el TImes y eso le acabó sirviendo para aquel momento. Dieron sus nombre y además de ello él le mostró las tarjetas que les identificaban perfectamente. Qué fácil le parecía falsificar información. Lo cierto es que todo fue demasiado fácil hasta aquel momento y no le daba muy buena espina pero sin duda era mucho mejor, lo agradecía.

Una vez dentro el hombre volvió a contarle sobre lo que debían llevar a acabo como un siguiente paso. Buscar el mejor camino que llevase arriba sin ser visualizados. Suponía que no solo había guardias las correspondientes escaleras sino que también esas incordiosas cámaras que lo grababan todo. —Está bien, nos vemos en ese instante. — Afirmó y tomó postura de periodista con una pequeña grabadora que tenía a mano. Andando encima con paso firme y segura de lo que hacía, mirando todo su alrededor y paseándose por todo lo largo de aquella sala mientras hablaba a la grabadora, aunque tenía como fin el no perder detalle de ninguna pared de las sala ni segurata. —... Como podemos observar, además a la derecha de la entrada principal está un enorme pilar... — Describía con riguroso detalle todo lo que le rodeaba sin más afán que encontrar cámaras. Tan solo esperaba que todo aquello saliera bien, que segura, aunque también esperaba poder cargarse al menos una persona.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 25
Ocupación : Profesora Universitaria
Pureza de sangre : Sangre Pura
Galeones : 6.630
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
RP Adicional : --
Mensajes : 143
Puntos : 85
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3118-eris-masbecth http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Eris MasbecthMagos y brujas

Ben A. Winslow el Miér Nov 23, 2016 1:19 am

La misión era sencilla, o así debía ser cuando todo estaba planeado al detalle. Contaba con que mis fuentes fueran totalmente fidedignas. Por el momento estaba surgiendo. Quizás mi prepotencia me hacían sentirme más seguro que cualquier otra persona en mi lugar, pero ¿qué podía salir mal ante un par de  muggles? Nada.

Estábamos dentro, el hall estaba repleto de gente, periodistas y altas cunas. Por suerte pocos ingleses. Una parte mala de haber sido ministro es que en diversas ocasiones salía en la prensa muggle junto a su primer ministro. Aunque mi “cargo” fuera irrelevante para ellos. Que alguien te reconozca nunca es bueno en una misión secreta.

Caminar entre la gente no era complicado, los periodistas tenían la capacidad de ser invisibles para la high class, o eso es lo que había creído siempre. Lo cierto es que la clase alta muggle simplemente los ignoraba, como si fueran squibs. Había recorrido el lado oeste del hall con calma, fijándome en cada detalle. Dos guardias junto a la puerta principal y dos más en el paso al hall. Una cámara apuntando a la escalera, dos a la puerta principal. En la planta superior no parecía haber personal.

¡Ding!

El primer aviso para pasar a la sala principal. No tardé en acercarme a la escalera. La gente se movía con paso lento, conscientes de que tendrían dos avisos más. Era nuestro momento, teníamos que ascender con rapidez, ocultarnos de los muggles. Cuando Eris estuvo a mi lado le dediqué una sonrisa. - Voy a crear una distracción. Cuando todas las miradas se dirijan a esa pareja - Señalé a una pareja de ancianos que para ser muggles se conservaban de maravilla, ambos vestidos de alta costura y la mujer portando valiosas joyas será nuestro momento para subir. - Por lo que había escuchado al pasar cerca de ellos, eran los anfitriones de la fiesta. Nadie iba a perderlos de vista si alguno de ellos caía al suelo, por ejemplo.

Saqué mi varita y con disimulo lancé un desmaius no verbal a la dama. Una exclamación general, un grito intentando reanimarla. Todos se agolpaban a su alrededor, los seguritas abandonaron sus puestos y corrieron hacia ellos. - ¡Ahora! - Le dije lo más bajo posible. Una alfombra cubría el centro de la escalera, el sonido de nuestras pisadas sería ahogado por la suave tela. En menos de diez segundos estaríamos en la segunda planta. A partir de ahí sería todo más sencillo, o eso creía.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Keanu Reeves
Edad del pj : 46
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 0
Lealtad : Lord Voldemort
Mensajes : 84
Puntos : 42
Ver perfil de usuario

Eris Masbecth el Sáb Dic 03, 2016 11:49 am

Estaba realmente dando vueltas y vueltas por aquel lugar encontrando todo los detalles que pudiera. Prestando atención a todo lo que las demás personas estuvieran diciendo porque aquel día los pendientes serían algo especial, seguramente. Esperaba que las personas hablaran de él para darle más información sobre cómo se encontraba y cómo llegar a él sin llamar la atención. Mas aún así nada era capaz de encontrar y realmente eso la estaba poniendo algo nerviosa, dentro de su absoluta tranquilidad. Quería aquellos pendientes lo antes posible, solo así podrían largarse de aquel lugar y disfrutar con su compañero periodista de un buen vino o de una buena copa de lo que fuera en casa, como celebración. ¿Se portarían bien los muggles y magos de aquel lugar? Eso esperaba la profesora.

Cuando escuchó el primer avisó no tardó mucho en llegar a la escalera para finalmente reunirse con su compañero con la misma sonrisa mantenida hasta el momento, escuchando cada una de las cosas que le estaba contando para estar lista para el momento en el qué el dijera cuando subir. La distracción era perfecta y surgió su efecto porque todas las cámaras y guardias aplaudían incluso a la pareja que llamaba la atención. Justo el momento perfecto para subir rápidamente las escaleras.

Estaba realmente emocionada por todo aquello. Le gustaba el riesgo y sobretodo al lado de buena compañía. — No debe de estar lejos los pendientes, cuidado por si hay alarmas. ¿De acuerdo? — Confiaba en su compañero, sin duda alguna, pero nunca estaba de más avisar de lo que pudiera suceder.

Tras ello ambos siguieron caminando por el pasillo tranquilamente, aunque siempre estropeando toda cámara que hubiera por el camino sin ser detectado por estas. — Aquel pasillo, míralo. Encárgate de las cámaras, yo me encargo de los guardias para hacerlo parecer muggle. — Diría mientras caminaba lentamente hacia las espaldas de los guardias que estaban atento de no perder de vista una puerta y fue en el momento en el que Ben hizo lo que le pidió cuando fue por las espaldas a torcer el cuello para matarlos directamente, teniendo en cuenta que llevaba guantes que se había puesto mientras hacía de reportera en el hall. Fue algo rápido y a lo que ella ya estaba acostumbrada para dejar sus muertes como algo natural y no por causas que otros muggles no pudieran entender. Como la magia.

Una vez acabada esa parte miró a ver si había algo en el interior de la sala que estaban vigilando los guardias y se trataba de la sala con los pendientes. — Ahí están, ¿estas listo para irnos a casa? — Preguntó, llena de esperanzas por ver los pendientes ahí.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Elizabeth Olsen
Edad del pj : 25
Ocupación : Profesora Universitaria
Pureza de sangre : Sangre Pura
Galeones : 6.630
Lealtad : Lord Voldemort
Patronus : Ninguno
RP Adicional : --
Mensajes : 143
Puntos : 85
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3118-eris-masbecth http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/
Eris MasbecthMagos y brujas

Ben A. Winslow el Mar Feb 21, 2017 12:16 am

Todo estaba saliendo a la perfección. Las medidas de seguridad, hasta el momento, eran bastante simplonas. Habíamos entrado sin llamar la atención y todas las miradas se centraban en una pareja de avanzada edad. Los reyes del lugar, puesto que nadie eludió prestarse a socorrer a la señora, que se había desmayado con mi ayuda.

Subimos a la segunda planta con rapidez y sonreí a mi acompañante, ante sus palabras. Todo estaba bajo control. No salía de casa sin planificar bien mis movimientos, una vieja costumbre que me había ayudado en muchísimas ocasiones. Y ahí estábamos, adentrándonos en el pasillo, varita en alto. Un simple encantamiento, muy sencillo, bastaba para apagar las cámaras a nuestro paso. No podía haber rastro de nuestra presencia en el palacio. - Todos tuyos, querida. - Dije sin perder la calma en mi voz, haciéndole un ademán con la mano para que se divirtiera. Hacía tiempo que no mataba a alguien con mis propias manos, sin duda alguna ella lo disfrutaría más que yo.

Predecible fue encontrar a dos hombres custodiando la sala que albergaba los pendientes, pero he de admitir que nos facilitaba, y mucho, el trabajo. Sonreí sin más, entrando en la habitación. Una vitrina simple en el centro, con muchas joyas, muchísimo más valiosas que los pendientes, al menos en cuanto a valor monetario. - Creo que ese colgante de diamantes te sentaría como un guante. - Dije con un tono levemente seductor. Estaban protegidas por magia, mas los encantamientos no eran de suma complejidad, o al menos yo los podría retirar sin problemas. Me llevó unos minutos, diversos movimientos de varita. - ¡Al fin! - Exclamé tras hacer desaparecer el cristal y coger los pendientes con un pañuelo de seda y depositarlos en una pequeña cajita. Los guardé en el bolsillo interior de mi chaqueta y estiré la mano. ¿Nos vamos? - La pregunta obtuvo por respuesta la mano de la joven dama. No hacía falta volver a pasar por los estúpidos muggles, la aparición era nuestra mayor aliada y en un abrir y cerrar de ojos ya estábamos lejos de allí. Una vez más, en medio del bosque colindante, listos para que el trasladador nos llevara a casa y entregar estos pendientes a nuestro señor.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
PB : Keanu Reeves
Edad del pj : 46
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 0
Lealtad : Lord Voldemort
Mensajes : 84
Puntos : 42
Ver perfil de usuario

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.