Situación Actual
10º-14º // 30 de abril luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Leo L.Mejor PJ ♂
Sam L.Mejor PJ ♀
Denzel S.Mejor User
Ryan G.Mejor roler
Leo y EvaMejor dúo
Beatrice B.Más cotilla
Evans M.Más voluble
Juliette H.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Baby give me that "Boom Bam Ba" [Circe A. Masbecth]

Invitado el Vie Ago 19, 2016 2:19 am



19 de Agosto, 11:34 am.

No pensaba quedarse parado lo que le quedaba de verano solo por haberse pegado casi cinco meses en una misión sin contacto alguno con nadie del exterior, ese no era su estilo, así que cuando le llegó la carta de la misión en la que se detalla que tendría que ser el protector de un supuesto sujeto con información confidencial sobre un grupo de Mortífagos no se lo pensó dos veces, se puso la chaqueta, cogió sus cosas y se guardó la varita y algunas otras cosas que pensó que le serían útil y se apareció en pleno centro del Soho, en Dean Street donde estaba la ubicación de aquel hombre al cual tendría que escoltar hasta el ministerio, paseó por la calle después de salir del callejón húmedo en el que se había aparecido hasta llegar al The French House, donde había quedado con la persona que conocía ubicación del sujeto y le pasaría el testigo de la misión. Se suponía que era alguien de la orden pero no lo había visto nunca.

Se sentó en la misma mesa mientras el otro desayunaba, -¿No vas a tomar nada?- le preguntó, cortando un huevo para pinchar algo de bacon y llevarse la combinación a la boca, -Ya he desayunado gracias- le contestó de forma agradable dejándose caer en la silla un poco, -Bueno, ¿y la misión?- le dijo algo ansioso, -Sí claro...- le dejó un pequeño sobre en la mesa, -...ahí tienes la dirección donde está, la contraseña para entrar y también un transportador que te llevara directamente a una entrada del ministerio, no muy lejos de aquí, es sencillo, lo llevas, y te vas, sin rodeos, da igual que tenga ganas de ir al baño o que quiera comer o beber algo, tienes que llevarlo lo más rápido que puedas, no hay mucho margen de error pero nunca se sabe, si es verdad que conoce tantos secretos como dice sobre quienes tu y yo sabemos no me sorprendería que estuvieran esperando cualquier movimiento para eliminarlo del mapa- termino de decir metiéndose otro bocado de su desayuno en la boca para luego darle un gran sorbo a la taza de café, -Pues eso es todo, ¿quieres algo más?- le preguntó de forma retorico siendo algo grosero esta vez, así que el chico cogió el sobre se lo guardó en la chaqueta y se levantó para irse, -Buena suerte chaval, es un hueso duro de roer- se rió y le dio otro sorbo al café para luego seguir comiendo.

Llegó a la puerta de la vivienda en la que se ocultaba el hombre, toco dos veces y dijo la contraseña en voz baja casi susurrando, oyéndose la cerradura abrirse como por arte de magia, entro en la casa, y todo estaba oscuro y en silencio. Se quedó en el hall y miró por las escaleras hacía la planta superior, -Señor Hoch, he venido a acompañarlo al Ministerio, ¿está preparado?- preguntó esperando una respuesta, pero no obtuvo. Entró en el salón y volvió a llamarlo. Aquel tipo no estaba allí al menos no a la vista, porque cuando echó un vistazo rápido a la estancia reparó en un reloj de pie enorme que no solo desentonaba con el resto de la casa, por ser un artilugio de madera antiguo siendo el resto de la casa bastante moderna, si no porque al intentar ocultarse se le había caído la varita al suelo. Resopló, "No me puedo creer esto" pensó dirigiéndose al hombre, se agachó y cogió la varita, -Señor Hoch hay que irse no podemos estar jugando al perro y el gato- le dijo sin obtener respuesta alguna, -Muy bien, si no está aquí y se ha dejado la varita significa que no le tiene mucho cariño así que le importa más bien poco lo qaue le pase- dijo cogiendo el palo con ambas manos para empezar a doblar y poner en tensión hasta partirla, y cuando casi se escucha el primer crujir de la madera poco tratada, -No espera,...Din..., es la quinta este mes por favor, no me la rompas,...Don...- dijo el reloj empezando a cambiar de forma, -No pensaba romperla, apresúrese, no tenemos todo el día- le dijo con el tono seco, devolviéndole la varita a la mano que le había brotado a la madera, y se giró para sacar el transportador. El otro hablaba pero Luke no le prestó atención quería hacer aquella misión rápido y no quería que el tipo pusiera ninguna escusa.

Según vio que estaba bien, le agarró del hombro, -Lo siento por no fiarme, pero es que en mi situación ya sabes-...-No sé preocupe no me ha ofendido- y ambos desaparecieron de la habitación para acabar en lo que parecía una sala enorme, como un salón donde se celebraban fiestas. Miró a a su alrededor, -Esto no parece el Ministerio- dijo la voz del hombre, -¿No me diga?, ¿ha llegado usted solo a la conclusión?- respondió el rubio algo irritado y confundido mirando el transportador para luego tirarlo al piso y estallarlo con la varita.

Se acercó a una ventana y lo único que vio fue una inmensa explanada de vegetación, estaban en vete tu a saber donde rodeado de plantas, -¿Pero qué coño?- soltó en voz baja. Se dirigió hacía el hombre, -¿Quien era el hombre que lo estaba protegiendo en la casa?¿Sabe su nombre?¿Como era?- le preguntó impaciente, -¿Como?-...-Ya me ha oído, el hombre de pelo oscuro y barba, ¿quien era?,¿que sabe de él?- volvió a preguntar acercándose más a él de forma amenazadora, -En la casa solo había una mujer que salió temprano y luego apareciste tu- sentenció el hombre, -Es una trampa, no sé que sabrá, pero sea lo que sea, no van  dejar que lo cuenta tan fácilmente, saque la varita, hay que estar atentos- le ordenó acelerando el paso para salir de la habitación.
avatar
InvitadoInvitado

Circe A. Masbecth el Vie Ago 19, 2016 8:15 pm

No se sorprendió al enterarse que Robert Dawson, uno de los ayudantes que trabajaban en la Heladería Florean Fortescue, era el que se encargaba en ese momento de guardar el secreto acerca de la localización del Señor Hoch. Robert era un hombre bonachón que siempre iba con una sonrisa en su rostro. Siempre tenía una palabra amable que pronunciar en el mejor y en el peor momento. Siempre era agradable con todos los clientes de la heladería aunque estos resultasen ser todo un dolor de cabeza. Por lo que no era una sorpresa que aquel hombre fuese un miembro activo de la comunidad mágica que intentaba velar por la seguridad de los más desvalidos.

En este caso, la información que Dawson guardaba pertenecía al señor Hoch. Circe no había escuchado hablar de aquel hombre y si lo conocía, no tenía recuerdo alguno. Sólo sabía que aquel hombre había estado trabajando de cerca con los Mortífagos y, en el último momento, había decidido traicionarlos para vender la información al mejor postor. Cabe decir, que aquel hombre había alardeado ante la prensa de su conocimiento sobre datos confidenciales que sólo revelaría al Ministerio de Magia y al cuerpo de Aurores. Y que, sin lugar a duda, se llevaría su secreto a la tumba. Algo que los Mortífagos se tomaron al pie de la letra.

Había recibido la información en forma de mensaje en la chimenea de la mansión Masbecth, donde no era raro que los Mortífagos intentasen contactar con alguno de los miembros de aquella familia cuyos miembros se caracterizaban por apoyar a la causa Mortífaga. Una vez la silueta de aquel rostro desconocido en la chimenea desapareció para dar paso nuevamente al brasero, Circe se desapareció rumbo a aquella heladería situada en el Callejón Diagon.

- ¿Qué me recomiendas? ¿Tarrina mediana o granizado de café con una bola de helado? – Preguntó con voz alegre y amable, como si de una niña pequeña deseosa por probar el dulce se tratase. – Yo te recomiendo el granizado, sale más barato en cuanto a calidad precio. – Sonrió Dawson, quien parecía tener otro bonito día al frente de la heladería. - ¡Dawson! Haz el favor de ir a la trastienda a por cucharillas y tarrinas, ya no nos quedan. – Dawson se disculpó con la mirada y entró por una puertecilla situada tras la barra, donde debía encontrarse el dueño del local.

Circe no esperó a que volviesen a atenderla, sino que hizo lo mismo que Dawson, aunque siguiendo otro camino. Salió por la puerta principal y tal como había hecho el hombre, llegó a la trastienda mientras este cogía unas cajas de cartón. La varita de Circe se alzó al mismo tiempo que la segunda caja de cartón en las manos de Dawon, quien recibió un golpe certero en su espalda. El hombre se dio de bruces contra el suelo y fue cuando Circe aprovechó para cambiar levemente sus recuerdos. Era casi la hora, y debía darse prisa si quería que Dawson llegase a su cita en el tiempo del que disponían.

A una distancia prudencial, siguió al hombre hasta el lugar indicado. Si los Mortífagos habían descubierto bien la información, el encargado de trasladar aquella mañana a Hoch al Ministerio de Magia para su entrevista con el cuerpo de Aurores estaría al llegar.

Mientras Dawson pedía un desayuno copioso, Circe pidió un zumo de naranja con pulpa y se dedicó a fingir leer el periódico mientras seguía con la mirada a Dawson. Mirada que salió disparada rumbo al rubio que apareció y se sentó en la misma mesa que Dawon. Una media sonrisa ladeada surgió en el rostro de Circe… Así que Luke Simmons, aquello sería divertido.

* * *

Dawson había hecho todo lo que se esperaba de él. Había entregado la información correcta que sólo él conocía a Luke y le había entregado una información que había sido implantada en su memoria como verdadera. El traslador que debía usar Luke para llegar hasta el Ministerio de Magia nunca funcionaría. O al menos, no lo haría de la manera correcta.

Circe conocía de sobra dónde les llevaría aquel traslador, por lo que terminó con su bebida una vez Luke desapareció y Dawson se marchó nuevamente a su puesto de trabajo para seguir con su jornada laboral como si todo lo que hubiese hecho en lo que llevaba de mañana hubiese sido lo que acostumbraba a hacer toda persona en un día de trabajo. Por su parte, la rubia desapareció rumbo a una mansión abandonada situada en las afueras de Bristol.

Aquella casa había pertenecido a un matrimonio muggle adinerado que, a causa de la crisis, habían perdido su maravilloso hogar y este había pasado a manos del banco. Finalmente y pocos meses después, la casa ya estaba abandonada y era frecuentada por drogadictos y vagabundos cada noche. Pero aquel día, no había nadie en la mansión, de eso ya se había encargado la rubia.

Se sentó en la única silla que no estaba cubierta de mugre ni telarañas y se cruzó de piernas a esperar. Se colocó la máscara cubriendo su rostro para no ser reconocida, golpeó su cabello con la varita para que este tomase una tonalidad mucho más oscura y se levantó para ir preparando la habitación para lo que les esperaba a ambos. Hizo un encantamiento para que fuese imposible desaparecerse en aquel lugar, silenció la zona por si algún curioso se acercaba y destrozó la lámpara principal sólo para dar mayor aspecto de ruinas. Tras esto, volvió a su asiento, cruzándose una vez más de piernas y esperando a la llegada de sus invitados.

De pronto, escuchó la aparición y como el traslador salía disparado de un golpe seco. Escuchó la conversación entre ambos hombres y no pudo evitar reír ante tal alarde de elocuencia. Cáptese la ironía. – Vaya, vaya, vaya, el desaparecido Luke Simmons, ¿Cómo es que has vuelto de entre los muertos para traer a este indeseable aquí? – Preguntó con una sonrisa ladina bajo la máscara. – Y yo que pensaba que alguno de los míos se había encargado de ti y mira por donde… Sigues vivo, ¿Te tomaste unas buenas vacaciones? ¿Estás más relajado? – Su voz sonaba infantil aún bajo el eco producido por la máscara. - ¿Ya te sacaste ese palo de tu bonito culo o te han metido otro y por eso pareces más feliz? – Se levantó y apartó la silla, dando cortas zancadas hacia donde Luke y Hoch se encontraban. –Y me traes un regalo… - Elevó la varita apuntando a Hoch, quien era el que debía morir aquel día.

Spoiler:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Kristina Bazan.
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Medimagia)
Pureza de sangre : Mestiza.
Galeones : 20.970
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : -
RP Adicional : +1H /+2F
Mensajes : 1353
Puntos : 1033
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t908-circe-a-masbecth http://www.expectopatronum-rpg.com/t911-at-this-moment-you-mean-everything-circe-s-rs http://www.expectopatronum-rpg.com/t910-it-s-time-to-begin-isn-t-it-circe-s-cronos http://www.expectopatronum-rpg.com/t909-correspondencia-de-circe-a-masbecth
Circe A. MasbecthUniversitarios

Invitado el Dom Ago 21, 2016 1:46 am

Nada más girarse para empezar a caminar, escuchó una voz femenina, algo distorsionada por la reverberación que producía la mascara que llevaba. El chico suspiró con bastante desagrado, ya no solo por encontrarse con una Mortífaga cosas que esperaba desde que el traslador no los llevó a donde se suponía que tendría que llevarlos, si no porque encima la susodicha lo conocía. Tenía la varita preparada, -Vaya vaya vaya, eres tú, ¿muertos?, te hacía mas lista, pero ya veo que no, porque si piensas que uno de los tuyos puede hacerme callar es que eres más ilusa que el momento en el que disidiste unirte a la causa de las mascaritas terroríficas pensando que podrían ganar- le soltó con de forma burletera, y hastiada, -¿La conoces?- le preguntó el hombre al que intentaba proteger, -Sí claro, todos los domingos quedamos todos los domingos para tomar café y charlar sobre nuestros asuntos, las clases, la lucha del bien contra el mal, el horóscopo- dijo sarcásticamente sin mirarlo, par ano perder de vista ni un solo movimientos de aquella tipa, -¿Crees de verdad que si supiera quien es, no estaría ya encerrada en Azkaban?- esta vez hablo aún más molesto e incluso no sería de extrañar que simplemente se apartara para dejar que la morena hiciera su trabajo aniquilando a un tipo tan tonto como para preguntar aquello, pero además de que la misión era protegerlo, tampoco pensaba traicionar a sus principios por muy tonto que fuese aquel individuo.

-Cuidadito hacía donde apuntas con eso, no te vayas a hacer daño- le dijo apuntándola a ella con la suya. No se esperaba que la misión se fuese a torcer tanto, pero pensándolo en frío, tampoco entendía como era posible que para algo tan importante solo hubiese un escolta de aquel hombro,-Escúcheme- le dijo poniéndose poco a poco delante de él, con las distancias justas para el combate, sin hacer movimientos bruscos que provocasen un ataque precipitado por parte de la mortífaga, -Yo me encargo de esto, usted tiene que intentar salir de aquí, no sé como, pero tendrá que salir por sus propios medios- le informó de nuevo sin mirarlo. pero el hombre tenía otros planes, se adelantó, -Pero somos dos contra uno- y le lanzó un hechizo el cual no solo fue esquivado si no que además rebotó haciendo que el suelo estallase y que ambos se separasen un poco, el hombre cayó al piso, -Sí, pero parece que soy yo el uno- soltó, -Largase de aquí-.

Estiro la espalda y el cuello enfrente de la encapuchada, porque aunque no la conocía de nada, ni siquiera de haberse enfrentado a ella antes, la susodicha si lo conocía a él, aunque también era probable que solo fuese por el profeta, pero si no era así, sabía que no se lo pondría fácil, porque aunque no hubiesen pruebas sabía que habían bastantes Mortífagos en la universidad, e incluso alguno que habría salido de Hogwarts y si no le caía bien entonces, cosa que no sabía, la pelea iba a ser intensa y larga.

La mascara era más fina que otras que había visto, con los pómulos algo más resaltado de lo habitual, más cómoda para las mujeres seguramente y  con una decoración escueta pero lo que más se notaba en ella era la ausencia de marcas de otros batallas, así que eso era porque era una novata, o muy buena. Estaba sonriendo, no sabía el por qué, pero si que lo estaba, aunque no se le viese la cara, debajo de ese cacho de metal había una sonrisa maliciosa. Un sonido fino, como el de un volador antes de estallar sonó cuando salieron chispas blanquecinas de la varita de Luke, abriendo la veda del duelo. Nunca solía ser el primero en atacar, pero tampoco quería quedarse allí más de la cuenta.


Última edición por Luke Simmons el Lun Ago 22, 2016 12:24 pm, editado 1 vez
avatar
InvitadoInvitado

Circe A. Masbecth el Dom Ago 21, 2016 1:31 pm

Su rostro quedaba escondido bajo aquella máscara de metal con finos grabados mientras que su atuendo seguía siendo el normal que había llevado incluso cuando había estado siguiendo a Dawson. En cuanto a su cabello, este se había tornado al color negro que había acabado por coger incluso cariño gracias a la estúpida broma de Zack Danworth, de manera que se característico color de pelo había desaparecido por completo.

Una alegre sonrisa se dibujaba en sus labios bajo la máscara pero aún así podía percibirse que la rubia estaba feliz al haber encontrado dos juguetes nuevos con los que divertirse. Y es que Circe Masbecth era toda una niña pequeña cuando se trataba de diversión. Venía a las personas como meros juguetes con los que divertirse durante periodos de tiempo determinados para luego desecharlos como si de basura inservible se tratase. Y es que en cierto modo eso eran las personas para Circe, algo desechable.

La aparición de aquellos dos resultó ser como la de un matrimonio en pleno auge de sus discusiones por lo que Circe se limitó a mirarles mientras conversaban como si su vida no estuviese en peligro. - ¿Habéis terminado ya con la discusión matrimonial o necesitáis un polvo de reconciliación? – Preguntó la rubia con sendas cejas elevadas al ver cuán inútiles podían llegar a ser los Aurores. Pues ahora creía saber que era el cuerpo de Aurores quien se encargaba de la protección de aquel mago, ya que Luke estudiaba para ser Auror.

- Eres un iluso si piensas que va a poder salir de aquí con vida. Te daré una salida fácil para todo esto. – Miró directamente a Luke, ignorando por completo al otro individuo. – Déjame matar a Hoch o mátalo tú si lo prefieres, y te dejaré salir de aquí sin un solo rasguño. Tú no me interesas en absoluto y así no me haces perder más el tiempo. Sólo quiero la vida de Hoch, la tuya no me importa. No seas un peón, Luke. No mueras por salvar a alguien como él. – No conocía a Hoch, pero tenía pinta de ser idiota, algo que demostró cuando intentó usar la varita y acabó saliendo disparado hacia el suelo en una caída provocada por el propio impulso de su efecto.

Circe pensó que tanto Luke como Hoch eran gilipollas. El uno por querer dar su vida por alguien tan idiota y el otro simplemente por existir. Además, el primero de estos había demostrado en más de una ocasión no tener demasiadas luces pero, a pesar de ello, despertaba en Circe cierta simpatía, por lo que no quería tener que matarle.

Rodó los ojos al ver que su propuesta era denegada, pues la varita de Luke fue la primera en emitir hechizo alguno, obligando a la rubia a pronunciar un Protego no verbal que sirvió para impedir que el hechizo le diese de lleno.

La rubia hizo que la mesa de aquel salón, tan mugrienta y cubierta por el polvo y las telarañas saliera despedida hacia Luke, no sin antes explotar sonoramente, haciendo que los pedazos de madera salieran disparadas en todas las direcciones. Circe conjuró un segundo Protego para evitar que los restos de madera pudiesen rozarla, ya que la explosión hizo que estos alcanzasen incluso largas distancias.

- Venga Luke, no quiero tener que matarte. Déjame acabar con Hoch y todo esto habrá terminado. – Insistió una vez más antes de lanzar un segundo hechizo, esta vez en dirección a Hoch. El hombre se elevó cogido por una de sus piernas hasta quedar flotando en el techo. – Te prometo que saldrás con vida si dejas de luchar ya. – Añadió haciendo que Hoch saliese disparado hacia la pared más cercana, golpeando la espalda contra la pared y quedando inconsciente. Ya se encargaría de matarlo cuando se quitase a Luke de encima.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Kristina Bazan.
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Medimagia)
Pureza de sangre : Mestiza.
Galeones : 20.970
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : -
RP Adicional : +1H /+2F
Mensajes : 1353
Puntos : 1033
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t908-circe-a-masbecth http://www.expectopatronum-rpg.com/t911-at-this-moment-you-mean-everything-circe-s-rs http://www.expectopatronum-rpg.com/t910-it-s-time-to-begin-isn-t-it-circe-s-cronos http://www.expectopatronum-rpg.com/t909-correspondencia-de-circe-a-masbecth
Circe A. MasbecthUniversitarios

Invitado el Lun Ago 22, 2016 11:43 am

El rubio había abierto la veda del duelo lanzándo el primer hechizo conjurado de forma no verbal, para ver no solo como lo esquivaba sin problema si no que se quedó esperando que la otra tomase la iniciativa y es que a pesar de haber empezado a atacar, solo quería provocarla prefiriendo esperar a saber a que tipo de mortifaga se enfrentaba, defenderse y aprender de ella, intentar averiguar cual es su punto débil y utilizarlo en su contra, esa era la estrategia que utilizaba la mayoría de las veces, hasta que funcionaba y empezaba a atacar, o hasta que se cansaba por no encontrar un hueco y decidía crearlo él tomando el control del enfrentamiento.

Había declinado la oferta pero sin dar más explicaciones de las que debía, no le gustaba tanto entrar en conversación cuando se estaba jugando la vida, y sobretodo la vida del otro tipo que al parecer era más estúpido de lo que el rubio se hubiese imaginado. Vio la mesa yendo a por ellos estallando en mil pedazos por el camino, el impacto iba a ser mayor y esquivar tantos trozos también supondría mayor dificultad sobre todo si quería protegerlos a ambos. Hizo lo mismo  haciendo que la mesa se levantase en el aire y fuera en dirección a la contraria, pero sin hacerla estallar, prefería quitarle algo de visión a la contrincante además de intentar intervenir que la mayor parte de los trozos del inmueble estallado les llegaran, conjurando luego un Protego que paró los trozos más grandes sin problema pero alguna que otra astille pasó antes de que la barrera se declarara al cien por cien, pero astillas que no produjeron ningún daño alguno, roces mínimos y ensuciarles la ropa a ambos, pero nada mortal.

Se sacudió la ropa y la escuchó hablar de nuevo, se había desecho de la distracción con facilidad, cosa que se esperaba, porque siendo realistas una mesa voladora no va a hacer que una Mortífaga se asuste y se vaya sin terminar lo que tenía pensado hacer. -Me alaga que te preocupes por mí, eso denota mucho sentido común, pero siento decirte que no puedo permitir que lo mates, si lo haces, ¿qué explicación daré?, no no, lo siento pero no veo viable el plan que quieres que hagamos- dijo con el tono sincero y algo sarcástico como si de verdad hubiese barajado la posibilidad de hacer lo que la chica pretendía, viendo como en un abrir y cerrar de ojos dejaba al otro inconsciente, y en realidad no le prepocupaba tanto, seguramente le habría hecho daño, pero no estaba muerto y al menos así, no se metería por medio, así que era una buena idea eso de dejarlo fuera de combate.

-Bueno, parece que ya has conseguido estar a solar conmigo- sonrió enseñando el canino derecho levantando más la comisura por ese lado al sonreír, -Dime una cosa, ¿por qué os ocultáis?, o sea, ¿Sois capaces de matar incluso a vuestras madres si es necesario pero no sois capaces de dar la cara?, os ocultáis detrás de esas máscaras pero lo que no tenéis ni idea es de la mayoría de vosotros ya estáis registrados, tal vez no con pruebas concluyentes, pero si con indicios de serlo, así que, ¿de que sirve?, en algún momento, aunque no os hayamos visto las caras podremos relacionaros con pruebas suficientes como para meteros en Azkaban para que os pudráis- le dijo acelerando el tono y subiéndolo cada vez más, hablando con más desdén y algo de rabia e incluso asco. Estiró la muñeca y lanzó un Desmaius no verbal hacía la morena.

-Os creéis mejor que los muggle porque no tienen magia, pero sin embargo no sabéis hacer nada sin la misma, así que eso es un punto para ellos, que a pesar de ser una especie inferior sin nuestras habilidades, se defienden mejor que nosotros, son capaces de crear cosas con esfuerzo y no con un movimiento simple de varita, ¿y aún así, os creéis superiores?, vaya estupidez- le volvió a lanzar hechizo, intentaba despistarla, tal vez desequilibrarla, para poder acercarse más a ella, para poco a poco conseguir estar a su lado y quitarle esa ridícula máscara, era su propósito.
avatar
InvitadoInvitado

Circe A. Masbecth el Mar Ago 23, 2016 11:49 pm

El duelo empezó sin ningún tipo de  miramientos por ambas partes. En cuanto al señor Hoch, esté quedó fuera de escena para darle mayor protagonismo a las dos únicas personas que sabían utilizar la varita para algo más que rascarse la espalda con ella.

Ambos magos no dudaron en contraatacar sin importar quien fuese su contrincante. Por su parte, Circe conocía a la perfección de quien se trataba y, por mucho que tuviese cierta simpatía hacia Luke, le importaba mucho más acabar con Hoch que sacar al chico de allí con vida. En cuanto a Luke, este desconocía totalmente el rostro de la persona con la que se estaba duelando.

Los hechizos volaban en todas las direcciones desde que la veda se abrió y a ninguno le importaba dejar en mal lugar al otro. Circe sonreía bajo la máscara y no lo pensaba dos veces a la hora de seguir conversando, usando aquello como método de distracción contra Luke, al mismo tiempo que lo consideraba como un aliciente para divertirse en el duelo.

Puedes decir que eres Hufflepuff. – Se limitó a contestar ante la búsqueda de una excusa viable para justificar la muerte de Hoch. – O que él era tan inútil que se equivocó al usar la varita y acabó matándose a sí mismo. Es factible. – Dijo señalando con la varita al mago inconsciente y lanzando una bombarda al lado de su cabeza, haciendo que la espalda apoyada sobre la pared dejase de estarlo para caer hacia el suelo, aún inconsciente y sin saber qué estaba pasando a su alrededor.

Odiaba que intentasen molestar a los Mortífagos alegando que eran unos cobardes y por eso debían esconder sus rostros bajo máscaras. Pero, de no hacerlo, ¿Qué esperaba qué pasase? ¿Qué todos se alegrasen de pasar lo que les restaba de vida en Azkaban? Ni por todos los galeones del mundo haría eso. – Pues si ya estamos registrados no sé a qué esperáis para mandarnos a juicio. – Inquirió la chica notablemente molesta. No le agradaban aquellos comentarios y si Luke estaba buscando sacarla de quicio, lo había conseguido.

Elevó la varita haciendo un barrido en dirección a Luke con intención de hacerle caer de bruces contra el suelo sin importar lo que siguiese diciendo sobre las máscaras, pues de prestarle demasiada atención acabaría por desconcentrarse y perdiendo el duelo.

- ¿Por qué demonios no cierras el agujero de mierda que tienes como boca y dejas de decir tonterías, Simmons? – Preguntó molesta antes de llevarse, esta vez sí, el hechizo consigo. Su cuerpo salió disparado hacia atrás chocando contra la pared y descolocando ligeramente su máscara. Su cabello caía en cascada sobre la máscara y su varita seguía apretada con fuerza en su mano. La apretó aún con más fuerza debido a la furia que sentía en aquel momento y se abalanzó hacia Luke lanzando diversos hechizos que el chico fue esquivando gracias a la ayuda de su varita.

Y es que Circe no buscaba dar de lleno en el blanco. Circe buscaba acortar las distancias entre ambos y por esa misma razón estaba atacando todo el rato sin frenar y a sabiendas que sus ataques eran predecibles. Ninguno de ellos buscaba dar de lleno a Luke, sino mantenerle lo suficientemente entretenido como para que cuando se diese cuenta ya estuviese demasiado cerca.

Elevó el puño y este cayó con fuerza sobre la nariz de Luke. – Y a ver qué ladras tú, si eres sangre limpia. – Dijo antes de voltearse para avanzar en la dirección opuesta. – Gilipollas. – Dijo en apenas un susurro para lanzar esta vez un sectum contra el brazo derecho del chico.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Kristina Bazan.
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Medimagia)
Pureza de sangre : Mestiza.
Galeones : 20.970
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : -
RP Adicional : +1H /+2F
Mensajes : 1353
Puntos : 1033
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t908-circe-a-masbecth http://www.expectopatronum-rpg.com/t911-at-this-moment-you-mean-everything-circe-s-rs http://www.expectopatronum-rpg.com/t910-it-s-time-to-begin-isn-t-it-circe-s-cronos http://www.expectopatronum-rpg.com/t909-correspondencia-de-circe-a-masbecth
Circe A. MasbecthUniversitarios

Invitado el Lun Sep 19, 2016 9:44 pm

El duelo ya había empezado, y el rubio estaba realmente molesto con aquella situación porque además de ser una misión ridícula, tener que trasladar a alguien que supuestamente tenía información para colmo tenía que defenderlo y enfrentarse a uno de esos cobardes. Para el rubio era toda una complicación y no porque no pudiera con ella, que en realidad no los sabía porque a pesar de parecer de su edad o incluso más pequeña si algo había aprendido el chico era que estas engañaban la mayoría de las veces, pero no, la razón de que era una complicación residía en las pocas ganas que tenía puestas en aquella misión, no estaba motivado, y es que desde su vuelta no había parado y aunque había tenido que hacer cosas más aburridas, aquello le parecía peor que cuidar una manada de hipogrifos, pero era lo que tocaba.

Los hechizos salían disparados de un lado al otro de la sala sin contemplaciones algunos incluso sin ni siquiera haber sido bien dirigidos, alcanzando, sillas, mesas, paredes e incluso el techo y el suelo, de todo menos al contrincante, pero esto pasaba por ambas partes, a pesar de que el rubio no había caído en la cuenta, parecía que ambos tenían las mismas intenciones, acortar distancia, estar más cerca, Luke lo hacía para poder desenmascarar a la tipa y esta por razones desconocidas.

El plan del chico era despistarla, no darle tiempo a pensar muy bien entre defenderse de los hechizos y calentarle la cabeza con todas aquellas acusaciones, que para él era totalmente ciertas, y es que un Mortifago no era más que un cobarde clasista que no se atreve a dar la cara porque en parte saben que son tontos por pensar como piensan y en parte porque se creen más chulos así, aunque que se lo creyesen no significaba que fuese verdad.

La disputa seguía su curso parecía que la morena se estaba impacientando, dando pequeños pasos en falso que le permitían al chico acercarse aunque en realidad lo hacían ambos, y después de haber dicho aquel gran argumento por el cual deberían escribirle un cántico al rubio, sobre los susodichos pandilleros del mundo mágico la morena arremetió contra Luke con todo lo que tenía, cabreada y con fuerza, se notaba en los movimientos que hacía y en la velocidad con la que lo atacaba haciéndole retroceder pequeños pasos, pero permitiéndole a ella acercarse de forma considerable hasta que sin darse cuenta la tenía de frente, a ella y a su puño que se estrelló contra su napia, provocándole un dolor punzante que le recorrió la cara haciendo que los lagrimales empezaran a secretar.

Le había dado un buen golpe, pero lo importante del asunto era lo que había dicho, sabía que era sangre limpia, y aunque antes había hecho una referencia sobre Hufflepuff no significaba nada porque todos en el mundo mágico, incluso los Hufflpuff se burlaban de ellos por la fama que estos tenían así que en un principio no le dio importancia, o más bien no lo vio como algo que la chica conocía sobre él. Y como es obvio el hecho de que una completa desconocida supiera tanto sobre él le desconcertaba, pero le intrigaba aún más. Antes de que pudiera alejarse mucho de él, con la mano izquierda en la cara y la derecha en el suelo recibió en esta última una herida, profunda y seca por un hechizo, gimió con un grito ahogado pero se levantó de inmediato para atacar él ahora, con el brazo algo ensangrentado y la nariz morada, se iba a cobrar aquello, y ahora más que nunca necesitaba saber quien coño era aquella tipa.

De la punta de la varita del chico salieron unas llamas que hicieron un recorrido exacto, rodeándola para que no se pudiera alejar más, y cuando las llamas crecieron haciendo un rugido para achicar a la chica fue el momento de Luke para acercarse, no tuvo que forcejear mucho, la mascara ya estaba movida del trascurso del duelo, y después de unos segundos se quedó con el cacho de metal en la mano destapando el rostro de su contrincante.

Se había quedado de piedra, la chica que tenía enfrente era Circe, una estudiante de Slytherin un año más pequeña que él, alguien con quien no había tenido mucho trato pero de la cual, a pesar de lo que pensasen los demás, no la veía como alguien que se inmiscuyese en asuntos tan delicados como aquellos, era cierto que provenía de una familia purista y que podía llegar a ser muy desagradable en mucho ocasiones, pero no tenía conciencia de que su clasismo y su forma de pensar fuera tal que pudiera pertenecer a los Mortifagos.

Dejó caer la máscara al suelo, provocando un sonido extraño en el entorno, -Esto tiene que ser una broma- dijo al fin después de unos segundos algo perplejo recuperando la compostura rápidamente apretando la varita en su mano de la cual caían algunas gotas de sangre por la herida, -La verdad es que no me esperaba esto. No me esperaba que después de todo, fuese Circe, la valiente que no se calla nada y dice lo que piensa a la cara, quien se fuese a esconder detrás de una ridícula mascarita de payaso para defender lo que ella piensa que es lo correcto- paró de hablar, para sonreír, -Patético- dijo alzando la mano y haciendo que las llamas empezasen a crecer para ir a por ella.

Estaba cabreado, no el gustaba encontrarse con gente conocido haciendo aquello, pero mucho menos con gente con quien él consideraba no tener ningún tipo de problema, equivocarse era lo que realmente le fastidiaba, haberlo tenido delante de sus ojos tanto tiempo y no haberse percatado.
avatar
InvitadoInvitado

Circe A. Masbecth el Miér Sep 21, 2016 12:39 pm

La concentración de Circe era mínima. Era una de esas personas que acaban mirando una mosca que atraviesa su campo de visión en mitad de una conversación porque no puede estar en una sola cosa. Era una de esas personas que necesita moverse mientras está en clase porque sino su cabeza parece alcanzar su punto de ebullición. Y era plenamente consciente de aquello, por lo que intentaba poner toda la atención posible en el duelo y en Luke. No pensaba salir mal parada de allí ni tampoco dejar de lado su misión. Aunque si lo pensaba fríamente, le importaba más bien poco si aquel hombre vivía o moría. No le importaba nada en absoluto cumplir o no con una estúpida misión otorgada aleatoriamente entre los Mortífagos cuando tenía total desconocimiento del susodicho en cuestión. Si por algo estaba en los Mortífagos era para divertirse, y no por preocuparse si lo hacía bien o mal.

Pero aquello no era la cuestión. La cuestión era cerrarle a Luke la boca de una vez por todas. No porque entre su grupo de amigas se encontraba una amplia variedad de personas con deficiencias mentales. No porque por herencia y costumbre tuviesen que ser enemigos necesariamente. No porque le odiase. Sino porque sus tonterías estaban haciendo que su cabeza fuese en varias direcciones para prestarle atención.

Fue acortando la distancia lo más que pudo sin darse cuenta que el rubio hacia precisamente lo mismo hacia ella. Estaba tan concentrada en lanzar hechizos para acortar la distancia sin que Luke tuviese tiempo a reaccionar que fue ella quien no se dio cuenta de que las intenciones de Luke iban en la misma dirección que las suyas propias.

Sonrió bajo la máscara antes de elevar el puño y propiciar el primer golpe realmente físico de la batalla. Notó la nariz de Luke en sus nudillos pero no le importó en absoluto. Sólo esperaba haberle hecho el mayor daño posible, como si de esa manera fuese a conseguir que cerrase la boca de una vez por todas.

Se volteó y asestó esta vez un hechizo pero no tuvo tiempo para apartarse. Luke estaba en el suelo dolorido, con una de sus manos sobre su rostro, pero la otra de sus manos se alzó con su varita, creando un hechizo que impidió que Circe pudiese seguir avanzando. Se vio frenada por una hilera de fuego que le impedía moverse hacia delante. Su única salida era volver a enfrentarse a Luke, pues aparecerse en aquel lugar no era posible.

Las llamas crecieron haciendo que no sólo frenase en seco, sino que se viese obligada a ir en la dirección contraria, lo que en todo momento había buscado su atacante. Circe usó su varita para intentar deshacerse del fuego, pero tan sólo consiguió que las llamas no acabasen por rozarla. Aquello fue suficiente para Luke, quien se acercó hacia ella y tiró de su máscara, haciendo que el duelo quedase en igualdad de condiciones.

Circe sabía de Luke y ahora Luke sabía que su contrincante era Circe. Se volteó siguiendo el trayecto de su máscara ahora desaparecida para encontrarse de lleno con el rostro de Luke, el cual ahora se veía mucho mejor gracias a la desaparición de la máscara.

La cara de Luke era todo un poema. Estaba claro que no había visto venir lo que se había encontrado de lleno. Por alguna razón, Luke no pensaba encontrarse con un rostro conocido bajo la máscara del Mortífago a pesar de darse cuenta que su contrincante parecía conocer mucho sobre él.

Sonrió de medio lado, como si no le importase lo más mínimo acabar de perder una de sus ventajas principales en aquel duelo. – Sorpresa. – Dijo con tono bromista intentando aparentar que todo iba según lo planeado. Pero no lo iba. Definitivamente no lo iba. No estaba en sus planes tener que matar a Luke. Pero ahora no había otra salida. Tenía que acabar con él y luego con el hombre al que había venido a asesinar verdaderamente. – Ahora tendré que matarte. – Puso una fingida mueca de tristeza, aunque realmente aquella situación no le agradaba en absoluto.

- Hablas demasiado, Simmons. – Se limitó a decir sin preocuparse por las llamas en absoluto, pues si estas iban a por ella también irían a por él. Pues sus intenciones era dejar de lado la varita para pasar a las manos, lo cual resultaría más sencillo para huir del fuego.

Sujetó sendos brazos del chico apretando hacia abajo, haciendo que su cuerpo se viese obligado a inclinarse, momento que utilizó para elevar una de sus manos y sujetar la cara del chico haciéndole ir hacia atrás. El cuerpo de Luke cayó hacia atrás pero dada la situación entre ambos, este obligó a Circe a caer al suelo justo encima de él.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Kristina Bazan.
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Medimagia)
Pureza de sangre : Mestiza.
Galeones : 20.970
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : -
RP Adicional : +1H /+2F
Mensajes : 1353
Puntos : 1033
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t908-circe-a-masbecth http://www.expectopatronum-rpg.com/t911-at-this-moment-you-mean-everything-circe-s-rs http://www.expectopatronum-rpg.com/t910-it-s-time-to-begin-isn-t-it-circe-s-cronos http://www.expectopatronum-rpg.com/t909-correspondencia-de-circe-a-masbecth
Circe A. MasbecthUniversitarios

Invitado el Vie Oct 14, 2016 11:44 pm

Aquello lo había cogido por sorpresa, y aunque el rubio esperaba encontrarse a alguien conocido detrás de la mascara no hubiese creído nunca que la persona con la que llevaba un rato peleando, por mínimo que hubieran sido los ataques por parte de ambos, fuese nada más ni nada menos que Circe, era algo que aunque al chico no le debería de sorprender por todos los antecedentes de la ahora morena, no la veía capaz de meterse en temas de Mortífagos, sobre todo porque la chica no parecía tan mal, sí, era una cabrona sobre todo con Danny, pero matar a alguien sin contemplaciones ni remordimientos, Luke no creía capaz a la chica de aquello, aunque en un principio tampoco se veía capaz a él aún teniendo remordimientos y lo había hecho. La mascara giraba en el suelo mientras el chico se replanteaba muchas cosas.

Pero a pesar de todo la chica no estaba para nada nerviosa o al menos eso aparentaba y ante los insultos y criticas del rubio no se lo pensó dos veces, la había cabreado seguramente porque la chica pasó a la acción, o simplemente solo quería pegar un par de golpes y no perder tiempo con habladurías, insultándose el uno al otro para ver quien era más rápido en dar una buen respueta.

Aquellos movimientos hicieron que el rubio se desestabilizase y cayese al suelo con el cuerpo femenino sobre el suyo, aquellos movimientos habían sido bastante impresionantes viniendo de la misma persona que simplemente le había dado un mal puñetazo, casi sin energía, y algo sucio, eran movimientos que al chico le sonaban bastante, metódicos y ensayados, como si de unos pasos de baile se tratasen, los cuales para que fuese efectivos a la vista tenían que estar bien sincronizados. ¿Acaso Circe estaba aprendiendo algún tipo de defensa personal?. Lo primero que pensó Luke, fue que era Krag Magá, pero, tenía que ser mucha coincidencia, no solo enfrentarse a alguien con quien había tenido buenas migas en el colegio si no que además ambos conocían aquel arte, lo cual haría el asunto mucho más interesante de ser así.

Consiguió zafarse y colocar su cuerpo junto al de la chica, para levantarse de forma ágil, no tenía la varita encima, se había caído y no la veía, y aunque sería fácil pronunciar un accio, quería ver si de verdad sus sospechas no eran infundadas, quería saborear la situación y poder darle una paliza a la femina , tenía que aprovechar ya que en aquel momento nadie podría decir que eso era violencia de genero.

Colocó una pierna detrás de la otra, y elevó las manos con las palmas abiertas, -Parece que has estado practicando en el verano- le sonrió viendo como se levantaba, -¿Has tenido algún problema con alguien, o simplemente querías hacer algo útil con tu vida?- le preguntó de forma burletera, y aunque no venía a cuento, el rubio sentía muchísima curiosidad, le encantaría poder de verdad saber el porqué de aquello, la razón la que Circe era Mortífaga y en que momento decidió ir en contra de la humanidad, pero no era un psicoanalista ni tampoco su amigo y aunque así fuese, Circe no era alguien que daba muchas explicaciones de las cosas que hacía, tenía sus motivos y para ella, eran más que suficientes.

Se acercó con un pequeño salto, para dejar escapar la pierna algo rígida hacía la cabeza de la chica, el juego de piernas no era su mejor baza en aquella destreza de hecho era lo que peor llevaba, se había entrenado más para un combate a menor distancia, para desestabilizar y someter al contrario pero no para hacerle daño, pero esa vez no se iba a andar con tonterías, le quería dar de lleno, y si eso no funcionaba, tenía algún que otro haz bajo la manga.


avatar
InvitadoInvitado

Circe A. Masbecth el Sáb Oct 15, 2016 3:15 pm

¿Le importaba tener que matar a alguien? En absoluto. No era la primera vez que sabía en qué debía desencadenar aquello. No era la primera vez que tenía que matar a alguien porque este conocía su rostro, tal como había sucedido con dos de los antiguos profesores de Hogwarts. Pero Luke… Luke siempre le había caído medianamente bien a pesar de juntarse con las compañías equivocadas. Y, para qué engañarse, no lo peor que podía pasarle a alguien era morir.

Golpeó a Luke en el pecho con la mano abierta impidiendo a este que siguiese avanzando durante apenas unos segundos, tiempo suficiente para zafarse de él y propinar un segundo golpe, esta vez con la pierna, en el muslo del chico. Seguidamente, ambos terminaron por caer al suelo, y es que de golpe en golpe, uno de los dos sujetaba la mano contraria y acababa obligando al otro a precipitarse de manera conjunta al suelo.

A fin de cuentas, aquello era divertido. Tenía la sonrisa en el rostro como si de un niño con juguetes nuevos se tratase. Pues para Circe todas aquellas situaciones no eran más que juegos y las personas sus juguetes que, de cansarse de ellos, tan sólo tendría que desechar. Era un tanto inmaduro por su parte y es que en lo referente a las relaciones sociales no era precisamente madura. Se había criado en un ambiente marcado por la diferencia de edad entre el resto de personas y ella, lo que había hecho que siempre se sintiese protegida por estos y que todo lo que hacía ella estaba bien. Con los años, había ampliado sus relaciones sociales para conocer a gente de su edad, pero eso tampoco había supuesto un cambio drástico en su manera de ver la vida. Circe seguía viendo su vida como una gran película en la que ella era la protagonista y el resto meros espectadores que no le importaban en absoluto.

- ¿Me hablas tú precisamente de hacer algo útil con mi vida? – Enarcó una ceja. Era Hufflepuff, su característica principal era la inutilidad.

No hizo ningún comentario más al respecto, sino que se limitó a mantener el combate cuerpo a cuerpo que ambos estaban manteniendo. No tenía intención alguna de seguir perdiendo más el tiempo, por lo que la palabrería era algo que iba a dejar al margen.

Se quitó del ángulo de golpeo de Luke y se apartó lo suficiente como para contar con el tiempo necesario para alcanzar su varita. ¿Juego limpio? Ninguno. Cualquiera con un mínimo de honor y amor por las reglas hubiese seguido con aquel duelo mano a mano, pero no Circe. Si tenía la más mínima oportunidad, por rastrera que fuese, iba a usarla. Y esta oportunidad se presentó en forma de varita, la cual logró alcanzar y elevó en dirección a Luke.

Dibujó una sonrisa ladeada e hizo una floritura con la varita apuntando de lleno al chico, quien salió disparado varios metros de distancia llegando a atravesar una de las paredes. Los cristales comenzaron a volar en todas las direcciones y la presencia de Luke desapareció. Sabía que no había sido un golpe que le llevase mucho tiempo, por lo que el chico no tardaría en volver a aparecer con el fin de contraatacar.

Aprovechó aquello para romper los hechizos de seguridad de la sala de manera que pudiese aparecerse fuera de allí llevándose consigo al mago al que debía matar. Pues no sólo debía matarlo, sino que su muerte debía parecer un accidente. Quizá un atraco. – Dame tu cartera. – El hombre miró en su dirección temblando y contrariado. - ¿Es que no entiendes mi idioma? – Preguntó de manera violenta sin dejar de apuntarlo con la varita. El mago le tendió su cartera y Circe sacó todo el dinero que había en ella para dejarlo caer al suelo. Apuntó con la varita y el dinero se prendió fuego.

Lanzó nuevamente la cartera en su dirección para que este la cogiese y elevó la pierna, propinándole un punta pié en la cara. La nariz del hombre comenzó a sangrar y sus manos cubrieron su rostro. Le apuntó una vez más con la varita y esta vez lo dejó inconsciente.

Iba a aprovechar aquel momento para aparecerse lejos de allí junto con el hombre y acabar su trabajo, pero en ese preciso instante Luke apareció de nuevo por su espalda. Algo que la rubia no vio venir.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Kristina Bazan.
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Medimagia)
Pureza de sangre : Mestiza.
Galeones : 20.970
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : -
RP Adicional : +1H /+2F
Mensajes : 1353
Puntos : 1033
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t908-circe-a-masbecth http://www.expectopatronum-rpg.com/t911-at-this-moment-you-mean-everything-circe-s-rs http://www.expectopatronum-rpg.com/t910-it-s-time-to-begin-isn-t-it-circe-s-cronos http://www.expectopatronum-rpg.com/t909-correspondencia-de-circe-a-masbecth
Circe A. MasbecthUniversitarios

Invitado el Mar Oct 18, 2016 11:19 am

Aunque no lo admitiese o no tuviera una sonrisa estúpida en su cara como la chica, estaba disfrutando del combate por el simple hecho de que ambos habían dejado de lado la magia, estaban teniendo una pelea donde a lo mejor el chico podría sacar ventaja en fuerza, pero donde estaba claro que la morena sacaba ventaja en agilidad, Circe era menuda, pero tenía un buen control de su cuerpo así que la mayor parte de las veces conseguía zafarse de los ataques del rubio pero a pesar de eso, cuando ella lo intentaba atacar ambos acababan en el suelo, tal vez por la inercia de los movimientos, o a lo mejor lo hacía a posta, daba igual, el caso era que la pelea estaba en igualdad de condiciones a ojos del rubio, aunque para ser sinceros no le importaría hacerle daño, ahora mismo le daba bastante igual la relación que podría tener con la rubio, los buenos y los no tan buenos pero tampoco malos, momentos que ha vivido con ella entre el colegio y la vida social fuera de él. Estaba enfadado, rabioso por encontrarse a alguien a quien consideraba inteligente en aquel bando, porque había palabras que él utilizaba para definir a los Mortífagos que nunca pensó que las diría hablando de la chica, pero era lo que tocaba, no podía hacer nada al respecto, la fémina había elegido bando y el chico también y ahora ambos estaban allí en lo que por su parte no era una pelea a muerte, pero no podía permitirse perder frente a ella y arriesgarse a que para ella solo pudiera quedar uno.

Intentó atacarla de nuevo pero ella lo golpeó en el pecho impidiendo que avanzase más tomando la iniciativa del  ataque, cayendo ambos de nuevo al piso. Escuchó a la chica su pregunta pero se limitó a levantarse, chasquear el cuello e intentar atacarla de nuevo, no pensaba darle un respiro, tal vez ella era más ágil, tal vez incluso más fuerte o mejor entrenada pero el tenía una resistencia asombrosa, podía estar así bastante tiempo, sin darle, no le importaba, pero ella se cansaría antes de esquivar sus ataques que él de lanzarlos, solo tenía que esperar a que diera un paso el falso, un movimiento que la llevase a la ruina, pero Luke no contó con el factor sorpresa, o más bien el factor rastrero de la chica, ya que su siguiente movimiento hizo que en un chasquido el rubio atravesara una ventana y saliese disparado cayendo sobre la copa de los arboles primero y luego al suelo.

La chica había cogido la varita en el momento en el que esquivó aquel último ataque del blondo, y con una sonrisa maliciosa lo lanzó por los aires. Era obvio que en algún momento utilizasen la mágica, pero para el gusto del chico, ella había recurrido a ella muy pronto. Se levantó quitándose la maleza y agarrándose el hombro, se lo había descolocado viendo como el hechizo que protegía el sitio para aparecerse se desvanecía, -Flipada- bufó el chico aprovechando la nueva ventaja, se colocó el hombro como pudo y se apareció justo detrás de ella, -Te has precipitado al pensar que me habías vencido ya- le dijo mientras le lanzaba una patada a las costilla y le daba en la parte trasera de las rodillas para que cayese al suelo. Ahora sí que estaba disfrutando y al fin tenía una sonrisa en la cara, le dolía el hombro y el cuerpo en general era cierto pero verla a ella en la misma posición le hacía sentir bien.

La agarró del pelo y la empujó para que cayese de culo, no estaba desarmada pero él tampoco pues conjuró un Accio no verbal que le trajo su varita, dirigiéndose al hombre que sangraba a borbotones por la nariz para cortar la hemorragia, no pensaba despertarlo, porque seguro que solo lo entorpecería, pero tampoco podía dejar que se desangrara.

Volvió a mirar a donde se suponía que estaba la chica encontrando el vacío de su existencia, -¿Ya has huido?, no es propio de ti- comentó buscándola por todos lados, dando vueltas sobre sí mismo.
avatar
InvitadoInvitado

Circe A. Masbecth el Vie Oct 21, 2016 7:31 pm

La ahora morena no lo pensó dos veces a la hora de elevar su varita y lanzar un hechizo certero contra Luke. A tan poca distancia y sin margen de error, el hechizo dio de lleno en el estómago del chico, el cual salió sacudido a varios metros de distancia llevándose consigo una cristalera según su cuerpo salía despedido al exterior de la casa. Circe era consciente de que este tardaría poco en volver sobre sus pasos y seguir con el duelo, pero eso no quitaba que la oportunidad de acabar con aquel hombre fuese a darla por desperdiciada.

Se acercó a este con el fin de simular un robo. Vació su cartera, se deshizo de su dinero y golpeó su rostro hasta hacer que su nariz quedase partida y la sangre comenzase a caer en borbotones manchando todo lo que encontraba a su paso. Primero fueron sus manos, bañadas en sangre, luego su boca comenzó a ser testigo de la sangre que caía y no podía ser controlada por las manos y, seguidamente, continuó la barbilla e incluso la propia ropa de aquel hombre. Hasta que, finalmente, quedó inconsciente por su propio dolor, estrés o por ver simplemente la sangre.

No vio a Luke venir. No fue consciente de que ya había pasado suficiente tiempo como para que este dejase de lado su descanso en el exterior para volver a la batalla. Circe recibió el impacto en las costillas, lo que le hizo doblarse ligeramente ante el golpe, lo cual hizo que a Luke le resultase más sencillo acabar por tirarla al suelo. Circe quedó boca arriba, con la varita en una mano y el puño cerrado de rabia y dolor en la otra. Y es que realmente aquella patada en las costillas le pasaría factura.

Acabó en el suelo magullada y, cuando tuvo la oportunidad, desapareció del lugar. No porque fuese a alejarse de Luke y no volver. Sino porque tenía que recuperarse del golpe si quería seguir con el duelo. Apoyó la espalda en la pared de la habitación contigua y respiró hondo, sujetándose el costado con la mano libre. Miró para cerciorarse que no hubiese ninguna herida y solo se tratase del golpe y, una vez comprobado.

Escuchó la voz de Luke en la otra habitación y sonrió de medio lado. Claro que no había huido. Volvió a aparecerse, ahora que era posible, y llegó hasta la estancia, situándose a la espalda de Luke y propinándole un rodillazo al final de la columna, obligándole de tal manera a caer hacia delante. Una vez lo hizo, le dio una patada en la cabeza pero el chico fue lo suficientemente ágil como para quitarse e impedir que el golpe le diese de lleno.

No llegó ni a rozarle, pero sí tuvo tiempo suficiente como para apartarse de Luke y que este no pudiese sujetar ninguna de sus piernas con las manos. Iba a lanzar un hechizo contra Luke cuando escuchó algo. Y ese algo era la desaparición del otro mago, quien había despertado durante el duelo y, sin ganas de seguir presenciando el duelo y de vivir con miedo a ser asesinado, se había ido sin decir nada en absoluto. – ¿Y ese es el tipo de personas que pretendes salvar? – Preguntó incrédula la morena. Y no era incredulidad por haber perdido a su víctima, sino incredulidad por la manera tan rastrera de hacerlo. – Pretendes salvar la vida a personas que a la más mínima oportunidad desaparecen dejándote desamparado. – Elevó la varita y lanzó un desmaius que dejó aturdido a Luke. – No vas a salir vivo de esta, Simmons. – Alardeó Circe con una sonrisa de oreja a oreja. Seguidamente conjuró un Alarte ascendere, haciendo que Luke saliese despedido contra el techo para volver a caer al suelo. El siguiente hechizo hizo que del suelo saliesen cuerdas que inmovilizaron a Luke y con una sonrisa de oreja a oreja, como si de una niña pequeña se tratase, comenzó a hacer leves cortes en la piel del chico. Pero para eso, dejó de lado la varita para jugar con una pequeña daga. – Ahora que habías reaparecido tendrás que volver a salir en El Profeta, pero esta vez muerto. Una lástima, ¿No? Pero no te preocupes, haré que parezca un accidente, nadie sabrá que te asesinaron por meterte donde no te llamaban. No serás ningún héroe, y todo el mundo mágico seguirá pensando que la paz ha llegado. – Ladeó la cabeza y elevó la varita.

No iba a matarlo. A estas alturas de la situación no era posible, pues no podía simular que aquello era un accidente. Su asesinato llevaría consigo una investigación. Su asesinato haría saltar las alarmas y eso… Eso era algo que no podía permitirse.

Modificó sus recuerdos. Pero lo hizo de la mejor manera posible, cambiándose su propio rostro por el de Danny Maxwell. Así, Luke sería plenamente consciente de lo que había sucedido pero no de quién había sido el causante de todo aquello. Inmediatamente, se desapareció de la escena, dejando a Luke medio inconsciente y sin preocuparse de cómo saldría de allí.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Kristina Bazan.
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitaria (Medimagia)
Pureza de sangre : Mestiza.
Galeones : 20.970
Lealtad : Lord Voldemort.
Patronus : -
RP Adicional : +1H /+2F
Mensajes : 1353
Puntos : 1033
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t908-circe-a-masbecth http://www.expectopatronum-rpg.com/t911-at-this-moment-you-mean-everything-circe-s-rs http://www.expectopatronum-rpg.com/t910-it-s-time-to-begin-isn-t-it-circe-s-cronos http://www.expectopatronum-rpg.com/t909-correspondencia-de-circe-a-masbecth
Circe A. MasbecthUniversitarios

Invitado el Dom Oct 30, 2016 6:19 pm

Estaba muy seguro en aquella habitación en vuelto de polvo por todos lados, cristales rotos, pinturas infladas, lamparas caídas, y muros derruidos, todo en ruinas y él se sentía seguro porque pensaba que al fin había ganado, sabía que Circe no se había ido, porque de haberlo hecho solo se estaría poniendo en verdadero peligro, ya que ahora que el rubio sabía quien era y lo que era aquella pelea tendría que terminar con él muerto o ella en otro país para huir del castigo que el ministerio le impondría por verse ligada a los Mortífagos. Y como el chico suponía no había terminado. La chica se le apareció por al espalda, dolorido seguramente, pero orgullosa y con ganas de acabar con aquello levantando la rodilla para propinarle una puntada en seco al final de la columna, un dolor increíble que hacía que la tensión se centrase en ese punto y el cerebro se olvidase de darle las ordenes a las piernas de permanecer de pie.

Cayó al suelo dejando escapar un quejido, pero tenía que mantenerse alerta, porque la rubia no había acabado. logró esquivar la patada de la chica sintiendo como su zapato le rosaba la oreja, pero no había sido un golpe, intentó agarrarle una pierna, hacerla caer a ella también pero no lo consiguió. Estaba bastante desorientado, el dolor que sentía en la espalda no le estaba ayudando y para colmo ahora estaba solo ya que sin decir nada, ni si quiera echarle una mano, distraerla al menos, el tipo al que había estado protegiendo se había pirado de allí, escuchando como la ahora morena se reía de él haciéndole ver lo poco que significaba para alguien como aquel tipo, un rastrero en toda regla, -Los hay peores que él seguro- dijo el chico con el tono bajo y algo contraído.

No se imaginaba que aquella misión acabase de aquella forma, con él muerto, era toda una faena, acababa de volver y ya se estaba viendo metido en situaciones tan duras como aquella, pero eso era lo que había elegido, nadie lo había obligado así que tendría que tendría que apechugar con las consecuencias.

Se despertó con un zumbido en la cabeza y un claro recuerdo de lo que había pasado, de absolutamente todo pero con algo que no le cuadraba, cuando intentaba pensar en quien había sido su contrincante solo venía la cara de Danny, había sido ella la que se había unido a los Mortífagos y quien le había dado una paliza casi mortal frustrando la misión que había intentado llevar a cabo sin éxito, pero aquello era imposible y él lo sabía, y no porque su amiga no pudiera darle una paliza, ya que estaba seguro de que si lo propusiera sería capaz de cualquier cosa, pero no era eso, sabía que era imposible porque su amiga jamás se aliaría con esa panda de desalmados. Se levantó del suelo con el cuerpo magullado, con cortes hechos con un arma y no una varita, con la el labio ensangrentado, y con la espalda a punto de partirsele en pedazos, tenía que salir de allí, y dar parte de lo que había pasado, aunque estaba seguro de que al analizar sus recuerdos el punto de mira fuese su amiga, aunque también sabía que no tardarían en darse cuenta de lo que Luke ya sabía y es que le habían manipulado sus recuerdos.
avatar
InvitadoInvitado

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.