Situación Actual
19º-25º // 26 agosto -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Laith G.Mejor PJ ♂
Vanessa C.Mejor PJ ♀
Freya H.Mejor User
Gwendoline E.Mejor roler
Sam & GwenMejor dúo
Stella T.Especial I
Egon A.Especial II.
Bianca V.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Viaje a los Juegos Olímpicos (Ian Howells)- Evento.

Invitado el Sáb Ago 20, 2016 10:38 pm

Debía desplazarme a Brasil, un especímen peligroso le había dado por salir del país y había sido divisado por la Agencia en Río de Janeiro nada menos, en plenas Para-Olimpiadas.
Necesitaba un motivo para poder desplazarme a la luz del día y bajo ninguna sospecha al lugar, sobretodo para los alumnos los cuáles no podrían asistir a una de las clases de Vuelo, salvo que algún alma caritativa se le ocurriera dar la clase por mí.

Con el maletín en las manos con varias investigaciones transcritas en código clave por si alguien les daba por ojearlas, a los Jefes no se les había ocurrido más que la brillante idea de formar un concurso en el que se regalaba un viaje de ensueño a dos personas, una ganadora era yo, la otra sería la que realmente hubiera ganado el viaje a gastos pagados para cruzar el charco y ser partícipe de un acontecimiento mundial y que haría historia en Inglaterra.

Los muy cabrones no me habían querido decir quien era el otro ganador, pero cuando Joshep se despidió de mi con unas palmaditas en la espalda me olí que no era más que una putada más, para ver como me las ingeniaba para salir airosa. Por supuesto, el otro agente ya me esperaba en el aeropuerto de Río, se haría pasar por mi marido para poder pasar totalmente desapercibidos. Y por desgracia, tampoco me habían querido decir quien era ese otro agente, no todos nos llevábamos bien, pero cuando lo mantenían tan en secreto me podía esperar cualquier cosa.

Tomé aire varias veces y lo solté despacio, la varita reposaba en el interior de mi bolso agrandado con magia, íbamos a entrar al mundo muggle, y desplazarnos con avión, para seguir todos los pasos que marcaban el protocolo de grandes eventos. Elegí ropa cómoda para el trayecto, unas zapatillas sport, unos pantalones sueltos pero estrechos, camiseta y una chaqueta chic. Me sentaba bastante mejor el aire chic que no el shock.

Y allí, con uno de los chicos haciéndose pasar a mis espaldas por uno de los desarrolladores del concurso, con la maleta colocada en el carrito, esperaba paciente la llegada del verdadero ganador del concurso.
avatar
InvitadoInvitado

Ian Howells el Mar Ago 23, 2016 2:24 am

No sabía cómo había pasado exactamente, pero su madre había ganado una especie de concurso de no sé qué cosa y, como no podía asistir por culpa de su trabajo, se lo había dado a Ian. El exslytherin estaba de vacaciones, sin hacer jodidamente nada con su vida más que pasárselo bien y seguir pasándoselo bien, por lo que la idea de ir a ver unas para-olimpiadas se le antojaba como algo divertido. Ver a mancos nadando o a cojos corriendo tenía que ser la puta guasa hecha deporte.

Además, era un viaje para dos. Si las para-olimpiadas no eran lo suficientemente divertida siempre podía meterse con su acompañante. Quizás era un gordo seboso, o una niña pija, o una tía buena a la que intentar ligarse… o quizás simplemente fuera un tío normal, como él. Lo cual sería un poco aburrido a no ser que fueran o muy iguales o muy diferentes, lo primero porque así encajaban y lo segundo porque así podría acabar la cosa a hostias.

Ian preparó algunas cosillas en una pequeña maleta de viaje para la noche que se quedarían allí en Río de Janeiro y se vistió de manera sencilla. Con unos pantalones vaqueros, una camiseta suave de color blanco, unas vans y una chaqueta vaquera. Se repeinó como siempre hacía y se dirigió al aeropuerto muggle para viajar haciéndose pasar como un buen y aparente muggle, ya que el concurso al que se había apuntado la madre de Ian era muggle, extremadamente muggle.

Una vez en el aeropuerto se dirigió a la puerta de embarque que indicaban las pantallas para conocer a su compañero/a de viaje. Esperaba que fuera o la tía buena, o el gordo seboso o un enano. ¿Os imagináis lo guay que sería ir a ver las para-olimpiadas con un enano? Sublime, en serio. Imagináos a un enano haciendo salto de pértiga. En serio, sublime. Aunque... ¿el enanismo se considera discapacidad? ¿Podría un enano presentarse a las para-olimpiadas o ellos entrarían en las disciplinas de olimpiadas normales? ¿O simplemente no podían ir a las olimpiadas?

Caminó hacia el lugar y vio a un tipo con una camiseta de publicidad de la misma compañía de la que había salido el concurso. Fue directamente hacia allí y vio a una hermosa mujer delante de ese Don Nadie. Unas curvas perfectas, un rostro aparentemente angelical (esas eran las mejores, porque las que menos aparentan, son las más salvajes después) y con una alta probabilidad de ser su acompañante. Ian se acercó directamente al tipo del concurso después de repasar de arriba abajo a la mujer.-Hola, ¿qué hay?-Preguntó con una sonrisa algo soberbia.-Soy Ian Howells, el ganador del concurso. ¿Quién es el ser humano que tendrá el placer de compartir este agradable viaje conmigo?-Preguntó, mirando alrededor de manera distraída, hasta posar sus ojos en la chica.-¿Tú?-Curvó una sonrisa seductora al ver como el tío del concurso asentía a un lado.-Quizás deberíamos ir a Hawaii a pasar unas agradables y relajante vacaciones y no a ver a tullidos creyéndose personas normales.-Añadió, tan cruel e inconsciente como siempre.

Con aquella mujer le había tocado el gordo. El gordo de la tía sexy, sin duda. Ahora sólo quedaba por averiguar si tenía la misma cantidad de sensualidad que de facilidad.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario (Leyes)
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 24.457
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 844
Puntos : 532
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsUniversitarios

Invitado el Mar Ago 23, 2016 9:47 pm

Llevaba un buen rato esperando, ya preguntándome sino perderíamos el vuelo porque el ganador no iba a dar señales de vida y terminaríamos desplazándonos por traslador o desaparición a grandes distancias. Total sólo había que cruzar el charco y la última vez tres agentes terminaron de vuelta a San Mungo, perdieron la cabeza a mitad de viaje, dos la tenían literalmente en el culo y el otro con un corte serio a la altura de las carótidas. Cuando llegado de la nada apareció un mocoso, como mucho de segundo de carrera, un sabelotodo. Y al abrir la boca ya se me cruzó. Iban a ser cinco días. "Sólo cinco días, y la mitad del tiempo estará solo", pensé cogiendo fuerzas para empezar la misión.

- Helen Dunn, un placer -no si el chico seguro que se pensaba gracioso echando por tierra a la gente que ya con limitaciones encima tenía que entrenar con ahínco para poder llegar a las marcas que ni siquiera él podría conseguir con todo su intento, por supuesto no le iba a dar mi nombre real y empezaba a pensar que con aquella manera de despreciar tampoco iba a ser demasiado placentero el tiempo que pasáramos juntos.

Por lo que al soltar la última pullita sonreí cínicamente y suavicé el tono de voz- Perdona, ¿Acabas de decir que quizás deberíamos pasar unas agradables y relajantes vacaciones sin tullidos de por medio en Hawaii? -amplié la sonrisa y llevé el carrito hasta la cinta transportadora de maletas, con el pase VIP colgado del cuello y viendo como mi compañero le entregaba otro igual- ¿Y te referías a ir los dos solos? No estaría mal, la verdad, pero el viaje sólo mejoraría para tí - porque yo estaría al lado de un tullido real, mental y no por tener un problema cerebral al cuál no le podía hacer frente, sino por actitud. Detestaba a la gente que discriminaba y encima se mofaban de los que tenían menos habilidades. En este mundo había cabida para todos. Y el que podía tenía la obligación de ayudar al que estaba más limitado.

Si el chico supiera las ganas que tenía yo de acudir en esos momentos a las Para-Olimpiadas se pensaría muy mucho en coger ese avión conmigo, y lo peor de todo es que lo más seguro en plan cabrones nos hubiera cogido asientos contiguos.

Volvía  a mirarlo cuando las maletas precintadas entraron en la cinta, menudas pintas llevaba para ir a donde íbamos, podría haberse puesto al menos una cazadora que no estuviera rota. Y el vaquero con once horas de vuelo se le iba a clavar por todas partes, más siendo un chico, con ese impedimento que solían tener entre las piernas- ¿Llevas ropa para cambiarte durante el vuelo? Porque ya como vas podrías haberte puesto un chándal -que no íbamos a cruzar solo el canal de la Mancha, íbamos a cruzar todo el charco y nos enfrentábamos a más de once horas de vuelo.

Odiaba cuando me organizaban una misión, porque terminaba cagándome en el día que parieron a mis compañeros, en sus madres, sus abuelos y todos sus ancestros, siempre terminaba complicándose todo.
avatar
InvitadoInvitado

Ian Howells el Jue Ago 25, 2016 1:55 am

Uhhh, Helen Dunn. Le gustaba el nombre, se lo apuntaría en su lista de próximas víctimas sexuales. O intento de víctimas sexuales, que seguramente fuera lo más apropiado.-Igualmente.-Contestó ante su presentación cordial, no dando cabida alguna a cualquier tipo de jovialidad por parte de la chica, por lo cual supuso que era una mujer seria. ¿Cuántos años tendría? Parecía mayor. No mayor de vieja, sino mayor que él. ¿Le interesaría una noche desenfrenada con un chico cualquiera que le puede prometer mucho placer? Bueno, tenía tiempo de sobra para intentar averiguar ese tipo de información.

Ian se sorprendió ante la repetición de la chica de lo que había hecho, sobre todo por el hecho de que no lo había dicho con ironía o reproche, sino que lo había dicho con una sonrisa.-Eso he dicho, sí.-Era una manera un poco fea de decir las cosas, pero había que ser sinceros y lo cierto es que todos los que participaban en las para-olimpiadas eran tullidos. Sería más fácil si lo aceptaran de una vez y no se ofendieran por la cruda realidad.-No creo…-Dijo Ian con total seguridad, copiándola a la vez que ponía las maletas sobre la cinta transportadora y se colocaba el pase VIP.-No te dejes engañar por mi superficialidad, estoy seguro que disfrutarías ese viaje más que yo.-Le dijo con total tranquilidad a la mujer, ya que estaba seguro de ello. Las mujeres siempre disfrutaban más que los hombres ese tipo de viajes de sol y playa.

Helen no parecía estar de acuerdo con la ropa que había llevado Ian, ya que fue un motivo de conversación mientras pasaban por debajo del escaner de metales, el examen que había que pasar antes de recoger las maletas al otro lado de la cinta transportadora.-Llevo ropa en la maleta, sí. No tengo prisa en cambiarme, voy cómodo.-Le hizo saber a la mujer.-Gracias por preocuparte por mi bienestar, que ricura.-Le guiñó entonces un ojo, interpretando así sus palabras solo por molestar, cogiendo su maleta de la cinta una vez llegó a donde estaba él.

La colocó en el suelo y tiró de ella con sus ruedas. Era una maleta bastante pequeña, una maleta de mano de las de toda la vida, no obstante, estaba hechizada para que cupieran más cosas de las que cabrían en un estado normal. Ian no iba a ser el gilipollas de estarse complicando con miles de maletas cuando tiene la posibilidad de llevar solo una. Además, era rico. Si le hacía falta algo, se lo compraría en Rio de Janeiro con el dinero de sus padres.

Entonces el hombre de la compañía se acercó a ellos y les dio los billetes de avión. Cada uno de los billetes tenía puesto el asiento que le habían asignado y, evidentemente, eran contiguos. Estaban en la segunda fila del avión, en primera clase. De hecho, a Ian le había tocado ventana, pero no dijo nada por el momento. El hombre de la compañía fue bastante conciso en lo que tenía que decir.

-Bueno yo ya no puedo ir más allá. Aquí tenéis los billetes y aquí toda la información del hotel con las reservas. Cuando lleguéis al aeropuerto de Rio de Janeiro habrá un hombre esperándoles con un cartel que pone el nombre de usted, señor Howells.-Ian se sintió importante en ese momento.-Acercaros a él que os indicará todo lo que debéis saber. Daros prisa porque las puertas de embarque se abren en diez minutos, así que el vuelo saldrá en máximo media hora. ¿Alguna duda?

-Wow, vamos a contrareloj. Yo no tengo ninguna duda.-Dijo Ian rápidamente, observando su billete con curiosidad.-¿Vamos, preciosa? Nos queda un largo camino por delante.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario (Leyes)
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 24.457
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 844
Puntos : 532
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsUniversitarios

Invitado el Jue Ago 25, 2016 3:03 am

Bueno, si él lo decía igual hasta se lo creía y todo, aunque igual me sorprendía. Estaba más que segura que aquel chico tenía más experiencia de parejas que yo, igual hasta me podía enseñar algo, y con casi doce horas de vuelo por delante habían muchos temas que tocar.

- Puede ser, ¿Crees que habrán muchos hombres de verdad en Hawaii? -mi pregunta se quedó ahí, no quise especificar nada más, ni me había metido con él ni me había metido con los hawaianos, pero ya que estábamos tocando un tema algo peliagudo, a ver hasta donde aguantaba- Dime Ian, ¿Tienes novia, pareja, amor, folla- amiga, algo que te una a una persona a la que le guardes fidelidad o tu pene es libre? Porque si en Río no encuentro nadie de mi gusto, podríamos intentar algo, ¿No crees?-"¡Que te lo crees tú!", ensanché la sonrisa con el mismo pensamiento y dejé que las mejillas se me tiñeran, desviando ligeramente la mirada mientras controlaba todos los pasajeros a nuestro alrededor, haciendo un estudio detallado de ellos, los mismos que esperaban embarcar en el vuelo. Por supuesto aquello había pasado como un gesto de rebeldía incontrolada, como si mi lengua se hubiera movido con voluntad propia dentro de mi boca y la voz hubiera salido sin yo quererlo realmente, pero sólo jugaba con él.

La de animaladas que me escuchaba todos los días en el cuerpo de aurores, y ya eran unos cuantos años, incluso en un cuerpo que ni siquiera todos los gobiernos conocían.

- Estoy segura que sin vaqueros irías más cómodo. ¿Nunca has tenido sueños eróticos con hacerlo en el cubículo del baño de un avión? Yo sí -"¡Serás mentirosa, anda déjalo ya, Eunice!"- pasé por debajo del detector de metales, más mis armas no hacía saltar la alarma, eran mágicas, e iba dentro del bolso de mano. Por supuesto hablaba con total naturalidad, como si le estuviera contando el plan del viaje, como si le hablara de lo emocionante que iba a ser todo, sin preocupaciones- ¿Tú me ayudarías a hacer realidad uno de mis sueños eróticos?

Y ese era uno de mis problemas, cuando empezaba ya no podía parar.

Me quedé mirando a mi compañero mientras se aguantaba la risa dándole las indicaciones al crío, y bajando la mirada como diciendo, "No tienes remedio, Eunice", pero yo sólo estaba dando un poco de vida al viaje, esto de hacerlo todo de manera muggle era desesperante, y ya tenía ganas de empezar el seguimiento, llegar al hotel y poder separarme del mocoso, para montar todo el equipo que iba en una de las maletas. La ropa y productos de belleza me cabían dentro del bolso, el resto era el equipo, y eran tres maletas bastante contundentes.

- Ian te ha tocado ventanilla -"Mira que suerte, pásate un pelo y pruebas a ver si el Aresto Momentun te sale a esa altura", y la sonrisa seguía en mi rostro. "¡Hijos de la gran puta, me lo habéis colocado de pareja en Río!", un cartel con su nombre, como ganador del concurso, acompañado de una joven belleza. Se la pensaba devolver, pero lo mejor es que una vez posados los pies en Río tenía carta blanca para moverme durante la noche, mientras él durmiese- Creo que van a ser unas vacaciones inmejorables. Pero lo mejor, tu compañía.

Al menos para él, me podrían haber dejado elegir a mi la compañía. Que ya llevaba bastante presión para darle caza al auror corrupto en cinco días.
avatar
InvitadoInvitado

Ian Howells el Sáb Ago 27, 2016 2:28 pm

De repente... Ian sintió que se había encontrado con su alma gemela. ¿Que si podían intentar algo? ¡Podían intentar hacer el kamasutra entero si quería aquella preciosidad! Ian se serenó para no parecer lo que era, un motivado sexual.-No sé si habrá muchos hombres de verdad, pero estaré yo. No necesitas más.-Curvó una ladina sonrisa antes de negar con la cabeza ante sus siguientes preguntas.-Nada, las novias son para las bodas, las parejas para las cartas y el amor para las mascotas. Folla-amigas sí, ¿quién no tiene de eso?-Comentó con total naturalidad.-Mi pene no jura fidelidad a nadie. Estás de suerte.-Alzó las cejas rápidamente una vez.

A simple vista, cuando Ian se acercó al coordinador y a la mujer, tenía la sensación de que sería una mujer con responsabilidades y compromiso y, quizás, por su rostro, demasiado seria. ¡Pero se había equivocado! ¿Tan guapo había ido hoy que la mujer no tardó ni diez minutos en seguirle el juego? Al chico le encantaban las mujeres tan pícaras, le hacían parecer deseable y ellas de por sí parecían, si cabía, más sensuales y atractivas. Aquella mujer, sin embargo, no necesitaba ser pícara para estar en el TOP 3 de belleza de todas las chicas del aeropuerto, ya que era sencillamente hermosa.

El pantalón vaquero no iba a ser un impedimento ni para su comodidad en el avión ni para tener sexo en el cubículo del baño del avión, eso lo tenía claro.-He tenido muchas fantasías, pero hacerla en un cubículo de un avión no. Aunque ahora que lo mencionas...-Lo dejó caer, para entonces escuchar como le proponía ALTO Y CLARO que si Ian podía ayudarla a hacer realidad ese sueño erótico. Joder... al final sí que iba a ser un problema el pantalón vaquero... pero claro, Ian no contaba con que le tocase una mujer tan sexy y tan dispuesta a calentar los bajos. A pesar de que el coordinador del viaje estaba ahí escuchando, Ian no se cortó ni un pelo.-Te ayudaría, por supuesto. Pero por ti. Estoy seguro que de esa fantasía sexual, tú eres lo mejor.

Ian se encogió de hombros.-Si quieres te dejo ventanilla a ti, a mí me da igual, no suelo marearme en el avión nunca.-Le ofreció sin ningún tipo de interés. De verdad que se la sudaba contundentemente ir en pasillo o ir en ventanilla.

Entonces el señor les despidió tras darles todo lo necesario y comenzaron a caminar, solo Eunice e Ian, hacia la puerta de embarque. La verdad es que en un principio el viaje no le motivaba en gran medida, pero ahora mismo estaba verdaderamente motivado por saber si se tiraría a su acompañante y, sobre todo, por saber si los enanos participan en las para-olimpiadas. Tras una buena caminata en donde Ian estaba hablando por su móvil con la pesada de su madre, llegaron a la puerta de embarque. Ian se colocó el primero ya que nadie se había puesto en la cola.-¿Cuántas horas eran de vuelo?-Preguntó por curiosidad. Él estaba acostumbrado a coger aviones de muchas horas, al fin y al cabo sus padres, cuando los mellizos eran pequeños, siempre cogían transporte muggle para evitar a los pequeños a ir en desaparición, Red Flú o traslador, ya que podían ser peligrosas.-Qué pereza me da... Después del avión hay que seguir con el viaje, ¿verdad? Es decir, no es ir al hotel y ya. Es que nunca he ido a Rio de Janeiro antes y no me he leído el programa de viaje.-Confesó.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario (Leyes)
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 24.457
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 844
Puntos : 532
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsUniversitarios

Invitado el Dom Ago 28, 2016 7:08 pm

¡Para las bodas, ay Dios! ¡Mi amiga Fly se casaba el día 13! Por lo que no tenía cinco días, sino cuatro y sin alargar demasiado, si es que ya lo había dicho, cuando organizaban algo terminaba yo subiéndome por las paredes como la niña del exorcista. Y como se hubieran pasado mucho me giraba la cabeza y todo.

El resto de lo que dijo, no cuadraba con mis pensamientos, vale que yo no tenía de nada, pero porque mi trabajo no me permitía asentarme en ningún sitio, al menos de momento. ¿Y quien iba a aguantar que su mujer anduviera dando tumbos por el mundo sin poder acompañarla? ¡Nadie! De palabra, cualquier enamorado, pero luego a ciencia cierta, nadie aguantaría eso de su pareja, ni aunque sólo fuera por carta, y el amor a las mascotas...yo amaba a las personas, a ciertas personas, pero no estaba mezclado con sexo. A quien se lo dijera no me iba a creer, pero con 29 años no había pasado de los besos.

Desaliñado, desgarbado, y con un gusto por la ropa pésimo. ¿Que este chico no sabía vestirse conjuntado al lugar a donde iba? Pues no era ningún crío, no se iba a tomar birras con los colegas, ni a ligar por los pubs de Londres, se iba nada menos que a Río de Janeiro, con un pase VIP para ver las Para-Olimpiadas, algo que pocas personas lograban, salvo que fueras de la alta Jet, y aún así se daban de bofetadas por conseguir. Desde luego con la ropa que llevaba yo iba a desentonar, no si encima tendría que acompañarlo a alguna boutique salvo que tuviera suerte, encontrase alguna chiquita allí rara y pasara de mi. Algo que dudaba.

- Tengo que compararme un traje -murmuré desviando de nuevo la vista hacia el mocoso. Más o menos llevaba una idea, se lo podía decir a Booty, pero me parecía muy gore dejarle el marrón para que me lo tuviera listo en cuatro días. Encontraría algo por Río. Parpadeé y me quedé mirándolo- Por supuesto que yo soy lo mejor de la fantasía sexual -"al menos para tí", pensé sin dejar de sonreír, me lo estaba pasando en grande, como hacía tiempo que no me lo pasaba, al menos podía poner ya la mano en el fuego con que aquel viaje no iba a ser desagradable, salvo que hubiera el ataque y tuviera que proteger a aquel mocoso porque no sabía hacer la o con canuto.

Dumbledore sabía exactamente donde me iba y porqué, y él mismo me había dado el visto bueno. Sabía que yendo yo Charlie Sullivan terminaría sus días entre rejas, mientras que yendo cualquier otra persona que le tuviera ganas lo más seguro es que sus huesos terminaran en los Manglares de Florida, un tanto alejados del último lugar en donde se le había visto el pelo, comido por los caimanes.

- Oye Ian, si tu pene no jura fidelidad a nadie, ¿Te refieres a que también te van los chicos? -yo no tenía problema alguno con ello, pero ya puestos a indagar sobre preferencias en el chico, ¿Por que no mejor tomarle el pelo totalmente?- Porque de ser así, creo que sí podríamos ambos entrar en el baño del avión.

Negué con la cabeza- No, gracias, la verdad es que yo tampoco me mareo -"Salvo cuando no puedo evitar beber alcohol"- Por cierto, ¿Llevas preservativos? -chico de vida alegre no podías jugártela a pelo.

Avancé moviendo las caderas cuando el pasaje de primera fue llamado. Sólo había perdido los estribos una vez en mi vida, cuando reventé la mandíbula del antiguo Jefe de aurores al enviarme al Servicio Secreto y separarme de mi compañero.

- Casi doce -dije mientras colocaba mi bolso en la cabina superior a mi asiento- Mientras te esperaba el tipo me dijo que en el aeropuerto nos recogería una limusina para llevarnos al hotel, que nos han tocado las habitaciones superiores, separadas -hice un pequeño mohín con la boca, como si aquella idea hubiera sido la peor del mundo- Que tiene unas vistas espléndidas de toda la ciudad. Y que después de mañana el desayuno, ya empezaría nuestro tour. Conociendo la villa olímpica y nos llevarían a las primeras pruebas- "Pero si quieres te pierdes por Río, no creo que a nadie le importe".

Como a Booty se le ocurriese montar la despedida de soltera en Río, ya iba a ser el acabose.
avatar
InvitadoInvitado

Ian Howells el Miér Ago 31, 2016 3:35 am

Ian era bastante directo y, sobre todo, literal. Vale que a veces le gustaba jugar con ciertas indirectas hacia las mujeres que llamaban su atención, pero lo que odiaba en sobremanera es que las personas tergiversen sus palabras o que se inventen algo sólo por molestar que ni siquiera tiene cabida en lo que Ian ha dicho o sugerido. El chico puso ligeramente los ojos en blanco ante esa acusación gratuita de ser homosexual. Para muchos podría ser normal eso de ser gay o algo por el estilo, pero para Ian no lo era. No era homófobo ni nada de eso, pero le ofendía en sobremanera que él pudiera dar esa expresión.-Claro que no. ¿Por qué iba a referirme a algo así?-Preguntó sin encontrar la lógica de sus palabras.-Soy totalmente heterosexual y soltero, fin.-Dijo finalmente.

Asintió con la cabeza ante la inesperada pregunta de los preservativos. ¡Pero qué ansiosa! ¡Le había tocado el gordo con aquella mujer! Un gordo demasiado gordo, parecía. ¿Desde cuándo Ian tenía tanta suerte con las mujeres? Algo no cuadraba... aunque por el momento él no iba a ser el que dijera que no a una madurita con ganas de mambo.-Siempre tengo.-Ian nunca se metía en hoyos ajenos sin protección... aunque probablemente tuviera que tragarse esas palabras cuando se entere de cierta desgracia relacionada con meter el pene en un hoyo ajeno sin protección.

Ian dejó a Helen entrar primero en el avión y observó con detenimiento como movía sus curvas, recreándose en su trasero con toda su tranquilidad. El universitario fue el primero en entrar a los asientos después de poner su maleta en el compartimiento superior, sentándose en el interior y observando por pura inercia a través de las ventana. Luego alzó la mirada para observar a su acompañante.-Doce horas... qué emocionante.-Ironizó, cagándose en la mierda por no poder ir en un jodido traslador que tarda, literalmente, medio minuto. Ian sonrió ante la idea de tener habitaciones separadas, o más bien ante el mohín disgustado que puso Helen.-A mí unas puertas no me limitan a llegar a una chica que quiere pasárselo bien por las noches. Mejor así, cuando quieras intimidad te quedas en tu habitación y cuando quieras desfogarte, te cuelas en mi cama.-Le guiñó un ojo. Además, así Ian podía ligar en Rio de Janeiro y llevarse a las titis a la habitación sin problema alguno. Solo esperaba que a las para-olimpiadas a ver tullidos no fueran tullidos también, sino tías buenorras. Ian no quería acostarse con una enana o con una tía sin pierna o algo así, qué puto mal rollo.-Genial. Así podemos descansar nada más llegar a Rio, porque dormir en un avión para mí por lo menos es imposible... Duermo a cachos y eso es horrible.

El universitario se puso entonces el cinturón de seguridad al verlo colgar a un lado, ya que no tenía intención de moverse por el momento y miró a su acompañante. Las mujeres solían agradecer que los hombres mostrasen interés en su vida, algo que Ian jamás había entendido, pero oye, teniendo en cuenta que iban a pasar repentinamente doce horas juntos... quizás debería interesarse un poco por su vida y asegurarse de que no es una loca que en realidad quiere matarle mientras le viola.-¿Y qué me cuentas de ti? Me supongo por tu manera de actuar y de insinuarte que tampoco estás atada a nadie. O quizás incluso estés un poco falta de mambo, ¿no? Nunca una chica se me había lanzado tanto antes de sacar mis dotes de seducción. Eso o eres una fiera dentro y fuera de la cama, una insaciable...-Susurró esas últimas cosas para que la azafata que estaba al lado de ellos no los mirara mal.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario (Leyes)
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 24.457
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 844
Puntos : 532
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsUniversitarios

Invitado el Miér Ago 31, 2016 5:49 pm

Sorbí aire, creo que acababa de tocar su fibra sensible y había alcanzado uno de sus límites, Al chico le gustaban las mujeres, era completamente heterosexual- Oh, perdona, no era mi intención molestarte, sólo bromeaba, Ian -y era verdad, estaba jugando con él, tomándole el pulso, y lo que había visto hasta ahora no me había disgustado para nada. Se le veía una persona afable y con las metas fijadas en su vida, no quería atarse a nadie, era tan buena decisión como cualquier otra. Pero a la larga, cando nos hacíamos mayores terminábamos haciéndonos la misma pregunta, ¿Moriré solo o estarán conmigo las personas que me aman en el último hálito de vida? Pero Ian era joven, aún podía cometer errores, estaba en la Universidad, cuando comenzara su vida laboral se daría cuenta que la vida no era en blanco y negro, salvo que se obsesionara con su trabajo y lo tomara el centro de su vida, como me había pasado a mí, porque por una vez que me enamoré en la vida, tuve que separarme de la persona en cuestión, y ahora sabía que había sido la mejor decisión, no sabía qué me hubiera deparado el futuro de quedarme junto a mi compañero o intentar haber dado un paso más de acercamiento en la relación. Al distanciarnos, al menos mis sentimientos hacia él habían mejorado, ya no lo deseaba físicamente, quería parte de su tiempo, como amigo, pero tampoco pasar veinticuatro horas al día juntos. Y encima, estaba casado, y eso era algo sagrado para mí, aunque por lo que habían hablado los enfermeros, la paciente tenía un grado de amnesia profundo.

- Haces bien, se debe ser precavido, más si pasas de flor en flor, no sólo por ti, las mujeres son más liberales en estos tiempos, tampoco necesitan enamorarse para mantener relaciones sexuales -hablaba con total calma, tal le estuviera hablando de la climatología. Sabía que para muchas personas aquello eran temas tabús, como la señora que me miraba casi con la mandíbula inferior en el suelo y golpeaba el brazo del hombre a su lado, pellizcándolo al observarme de arriba a abajo. Por lo visto no le había hecho ninguna gracia que el pobre hombre desviara la mirada de Ian hacia mi, con la cara del color del atardecer.

Esperé que Ian se acomodase en su asiento tras pasar por el pasillo de la sección turista y subir por una escaleritas a primera, al menos en eso se habían ensanchado un poquito, y las doce horas de vuelo no las tendría que pasar en dos metros cuadrados, golpeándome las rodillas contra el asiento del de delante, sino en un cómodo sillón reclinable- Puedes dormir, leer, ver una película, escuchar música -yo llevaba mis auriculares con el MP3, sí, era algo antiguo, pero me podía bajar la música de internet y escuchaba las canciones que necesitaba en cada momento- ligar con las azafatas... -su contestación me hizo voltearme, y no pude evitar soltar una carcajada- ¿Limitas los acercamientos a las noches, Ian?-a ver si iba a estar con un romántico empedernido. Al no haber mantenido nunca relaciones no tenía la necesidad, porque por lo que había visto, una vez las probabas no podías pasar sin ellas demasiado tiempo, por lo que estaba segura que era algo realmente bueno.

Agaché la mirada al responder en mi propio pensamiento..."Será que no habrás recibido el hechizo oportuno a la intensidad adecuada", pero si había que ayudarlo, no tenía ningún problema en llevármelo al baño, sacar la varita y desmayarlo.

- ¿De mí? Pues poco la verdad, trabajo en una oficina arreglando papeles, algunas veces tengo que salir a hacer algunas entregas, cuando mi jefe así lo demanda. Es un muy buen hombre, que se preocupa por todos sus subordinados y de vez en cuando incluso nos regala un viaje por alcanzar objetivos. ¿Y tú? ¿Trabajas o estudias? ¿O tal vez haces las dos cosas? Lo digo porque se te ve un chico bastante espabilado pero no un inculto -cuando las luces de despegue se encendieron, me abroché el cinturón y me coloqué cómoda sobre el respaldo. El despegue era la parte que más me gustaba de los viajes en avión- ¿Sabes que la mayoría de accidentes de avión se producen en el despegue? -le pregunté recordando una de las estadísticas al estudiar física en el Servicio Secreto- En cuanto a lo de fiera, lo dudo, soy una chica normal, del montón.
avatar
InvitadoInvitado

Ian Howells el Sáb Sep 03, 2016 2:56 am

En eso tenía razón Helen. Las mujeres en estos tiempos eran mucho más liberales a la hora de mantener relaciones con hombres sin necesidad de que eso fuera por amor o mierdas así, lo que a Ian le venía de perlas. El chico había nacido justamente en la época perfecta para él, aquella en donde las mujeres son casi tan ansiosas como los hombres. No podía quejarse la verdad.-Eso es lo bueno, sí. Aún así no quiero recibir ninguna sorpresa desagradable o a algún bebé no deseado. Soy demasiado joven como para soportar a un mini yo por ahí.-Confesó con tranquilidad, encogiéndose de hombros. Era un tema que él solía tratar muchísimo, por lo que no se cortaba lo más mínimo en hablar de ellos.

Ian entonces se sentó en su cómodo asiento y se estiró para desperezarse, además, tenía la sensación de que iba a moverse realmente poco en las próximas doce horas.-Oh, me gusta como piensas.-Dijo divertido cuando Helen le animó a ligar con las azafatas.-No, no me limito a nada. Pero me gusta eso de intentar pervertir a una azafata…-Ian entonces mostró interés en las azafatas, ya que en primera clase había dos. Una que parecía de la edad de Helen, rubia y de ojos claros y otra que parecía mucho más joven, pelirroja de ojos oscuros.-¿La pelirroja mola más, verdad? Tiene más cara de dejarse llevar por las tentaciones... -Le preguntó para saber su opinión.

Mientras Helen le explicaba lo que hacía con su vida, Ian se quitó la chaqueta vaquera que tenía puesta, ya que se moría de calor dentro del avión con ella. Se quedó con una camiseta de manga corta, por lo que se podían ver perfectamente todos sus tatuajes.-¿Vuestro jefe os regala viajes cuando alcanzan objetivos? Vaya, qué simpático. Todos deberían aprender de tu jefe. ¿Y de qué trabajas?-Añadió casi inconscientemente, ya que le había dicho que hacía papeleo, ¿pero de qué?-Yo estudio. De hecho este año me he graduado y me he metido en derecho.-Bueno, derecho mágico, pero vamos, es lo mismo. Aún no entendía por qué Ian había elegido esa puta mierda de carrera, pero decirlo en voz alta le daba calidad.-Y además estoy yendo a cursos porque me gustaría ser tatuador además de sacarme la carrera. No sé si se me nota, pero me gustan los tatuajes.-Curvó una bromista sonrisa.

Helen no parecía una chica que supiera relajar el ambiente tenso, ya que cuando dijo que la mayoría de los accidentes se producían en el despegue, media cabina de primera clase la miró con cara de querer matarla por dar ese tipo de información justo antes del despegue. Ian rió, ya que le pareció información útil pero totalmente irrelevante. El chico no le tenía ningún tipo de miedo a los aviones.-Enhorabuena, medio avión te odia.-Dijo tras echar una rápida ojeada a los demás pasajeros.

Ian no se creía que fuera una chica normal, ya que absolutamente todas las mujeres tenían algo escondido en su interior que salía a la luz en ese tipo de situaciones. Mira Rhea, por ejemplo, esa aparente Hufflepuff normal, le había roto los esquemas en cuanto a las Hufflepuff se refiere, no solo en el tema sexual, sino fuera de ello. Así que Ian ya no se creía que una mujer aparentemente normal no tuviera nada escondido.-No me lo creo.-Dijo justo al sentir como el avión se lanzaba por la pista de despegue, callándose para sentir como el estómago sentía ese tirón al despegue. Esperó un momento hasta que el avión se estabilizó un poco y entonces volvió a girar la cabeza hacia la preciosa de su acompañante.-Una chica del montón no tendría tu atractivo aspecto y mucho menos esa mirada. Sé reconocer a una mujer aburrida y del montón a una que tiene mucho que mostrar.-Se inventó, aunque él en su interior sí que creía que tenía ese habilidoso don.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario (Leyes)
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 24.457
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 844
Puntos : 532
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsUniversitarios

Invitado el Sáb Sep 03, 2016 11:26 am

- ¿Cuántos años tienes Ian? -lo de ser muy joven para ser padre era algo demasiado relativo, había muchas clases de padres, los que se preocupaban por la educación de sus hijos y les aportaban el confort necesario para que se desarrollasen plenamente sin oprimir sus propias necesidades de desarrollo evolutivo, y los padres que lo único que había hecho había sido follar con una chica y luego por dejarla embarazada habían tomado la obligación de cuidar a sus hijos, algo que nunca terminaba en algo agradable, pues las responsabilidades que se cogían por obligación no solían producir alegrías, sino más bien quebraderos de cabeza- Pero está muy bien que sepas lo que no quieres, que sepas que de momento no quieres tener hijos -tal y como lo había dicho había dejado la puerta abierta a que en un futuro se lo pudiera replantear- De todas maneras no pienso que los hijos sean un mini yo de sus padres, sobretodo en la edad adolescente que lo único que parecen querer hacer es ser totalmente lo contrario a los valores que les han inculcado, rebeldía pura sin motivo alguno- pocos eran los casos en los que esa rebeldía derivaba en algo bueno.

Observé a las azafatas del vuelo a las cuáles se refería Ian, dos chicas con unas medidas de modelo, con suaves rasgos y un glamour propio de las estrellas de Hollywood y me pregunté si realmente serían así en su tiempo libre, cuando no estuvieran trabajando, la vida te sorprendía de gratas maneras cuando conocías a la gente y podías entablar una relación amistosa, en otros casos, la vida te daba tal bofetada que te quedabas tirado en el suelo pensando porqué cojones tuviste que ir a conocer a esa persona- Será porque asocias su color de pelo al fuego, ¿Has pensado que igual es tintada y lo que realmente quiere hacer es hacerte caer en la trampa de una mujer fogosa cuando lo único que sabe hacer es comer helado de manera sensual? -bien, la azafata me había escuchado y le dirigió tal mirada a Ian que estaba dejando en claro que no había acertado ni una palabra dentro de mi pregunta, cuando simplemente le estaba exponiendo un caso hipotético, aunque hubiera cogido a ella de ejemplo.

Lo observé estirarse y sus músculos bien desarrollados, sin apartar la mirada y luego vi sus brazos cubiertos de runas dibujadas en su piel- ¿Sabes de donde vienen los tatuajes? -cuando a alguien le gustaba algo debía saber los orígenes, porque el significado podía cambiar totalmente- Son marcas que vinculaban a las personas con aquello que se tatuaban en la piel. ¿Qué significado tienen para ti los tatuajes? ¿Has pensado como te quedarán cuando ya no tengas un cuerpo joven y trabajado, y el dibujo pierda su continuidad? -porque ne esto momentos le quedaban de maravilla, pero...cuando tuviera noventa años y su piel hubiera perdido la elasticidad necesaria para mantener todo en su lugar, sería como una masa amorfa sin definición alguna que no podría retirar.

Por supuesto había obviado su pregunta, ya le había dicho en qué trabajaba, no pensaba de momento decirle el nombre de mi empleo, porque de hacerlo tendría que mentirle, y una cosa era bromear, y otra muy distinta, mentir. Pero la chispa se encendió, pensando que Ian no dejaría de intentar descubrir en qué trabajaba Helen Dunn, así que...¿Por que no decirle la verdad? ¿Se la creería con mi aspecto? Bajé le tono de voz, ya las miradas del pasaje habían sido explícitas, no quería seguir llamando más la atención, sólo me importaba Ian en ese avión.

Me acerqué lentamente a él cuando el avión recuperó la estabilidad tras el despegue y las luces se encendieron anunciando que ya nos podíamos desabrochar los cinturones de seguridad, algo que en verdad no entendía bien porqué los usaban, si se estrellaba el avión para lo único que servían era para que tu cuerpo se mantuviera pegado al asiento y no salir despedido, pero cuando impactara la carrocería contra el suelo la onda expansiva de choque iba a reventar todos tus órganos.

Junté mi cabeza a la suya, me giré lentamente y le susurré al oído- Soy agente secreto con licencia para matar, trabajo en el Ministerio -por supuesto no iba a añadir de Magia, pero le había dicho la verdad, y la sonrisa apareció en mis labios antes de la carcajada cuando me recliné en mi propio asiento- ¿Qué tipo de casos te gustaría llevar cuando te gradues en la Facultad? Me vendría muy bien tener un picapleitos que me aconsejara.

Que alguien me explicara qué mujer en el mundo había aburrida y del montón, todas las personas eran maravillosas en algo, y tenían mucho que ofrecer al mundo. Pero algunas fallaban a la hora de comunicarse con los demás, por un carácter agrio, unas costumbres arrogantes o simplemente, porque eran demasiado tímidos para mostrar todo su esplendor al resto de la humanidad.
avatar
InvitadoInvitado

Ian Howells el Vie Sep 09, 2016 3:56 am

Si algo tenía claro Ian en esa vida es que sus ojos eran color miel y que no quería tener hijos por el momento a pesar de lo mucho que se arriesgaba a ello. Que oye, teniendo en cuenta la seriedad de Ian era todo un logro que tuviera límites en sus propias acciones.-Tengo dieciocho.-Contestó con tranquilidad. Todavía era un babyboy, sobre todo para gente como Helen, más adulta y seria.-No todos somos así. Hay rebeldes gilipollas y rebeldes normales, movidos solo por la libertad de ser por fin un adulto independiente. Pero la gente cambia después de esta etapa.-Dio su opinión, sin decir dentro de qué grupo estaba. Lo cierto es que Ian no iba a hacer todo lo contrario a los valores que le habían inculcado, de hecho con su familia seguía igual de unido.

A la azafata pelirroja solo le faltaba tener rastas para ser la mujer perfecta de Ian. Físicamente hablando, claro. El modelo de chica perfecto para el exSlytherin era pelirroja y con rastas, además de tener buenas proporciones teta-culo, nariz-cara y ojos-frente. Escuchó la teoría de Helen, pero Ian la miró divertido al ver la mirada que la misma azafata le había lanzado.-Me da igual que sea teñida o que aparente ser lo que no es. Lo importante es lo que hace y ese tinte no se lo pone cualquiera y esa mirada no la lanza cualquiera.-Susurró con un guiño a su acompañante.

Como casi todas las personas mayores, ver tantos tatuajes en el cuerpo de una persona joven ocasionaba ciertas preguntas que Ian había escuchado muchas veces.-Vaya, eso mismo me pregunta mi madre todos los días.-Bromeó con ello antes de continuar y contestar a las preguntas.-Sí sé de donde vienen, más o menos, porque en realidad el origen no se sabe con exactitud. Normalmente cada tatuaje que me hago, o la gran mayoría de ellos, tienen un significado para mí, aunque algunos otros solo me los he tatuado porque me gustan y considero que me quedan bien.-Le contestó con total tranquilidad.-Y de hecho, he visto a personas mayores, con la piel fofa y con tatuajes y queda de puta madre. Estoy deseando ser viejo solo para poder ser un viejo con estilo.-Exageró, mostrando así "la importancia" que le daba a hacerse viejo con tatuajes. ¿Qué más dará eso? Si le gustan los tatuajes ahora, le van a seguir gustando después.

El tiempo pasó mientras despegaban y, una vez en el aire y con el avión estabilizado, comenzaron a hablar sobre la vida de ambos. Ian le confesó que se había metido a estudiar derecho y ella le dijo a él que era una especie de James Bond en mujer, con licencia para matar y que trabajaba en asuntos secretos. ¡Claro que sí! ¡Claro que sí! ¡Y por eso se lo dices a un subnormal de dieciocho años con más sangre en el pene que en la cabeza! Ian la miró de reojo.-¿Y me lo tengo que creer?-Preguntó irónicamente.-No te ofendas, pero no tienes pinta de agente secreto con licencia para matar. ¿Y tu pistola? Porque no se pueden subir pistolas al avión y un agente secreto si podría.-Cuestionó, encogiéndose de hombros.-Ya que estudio derecho me gustaría volcarme en temas divertidos y de acción, ¿sabes? Meter la gente en la cárcel por ser cabrones y esas cosas.-Dijo, encogiéndose de hombros.-Las mierdas políticas y las cosas banales la verdad es que no me llaman lo más mínimo.

Ian iba a seguir hablando, pero misteriosamente, no sabía si por la gracia del destino o porque la azafata pelirroja era demasiado lista para la cara que tenía, era la azafata que atendía la fila de pasajeros por dónde estaban Ian y Helen. Así que se acercó con naturalidad, sonriendo.

-¿Está todo bien, señores? Recordarle que podéis contar gratuitamente con el amplio abanico de posibilidades tanto de comida, como de bebidas, que podéis encontrar en el catálogo del avión.-Dijo, mirando primero a Helen para luego terminar mirando a Ian.

-¿Y tú no estás en la lista?-Preguntó Ian y lejos de parecer un cerdo, por el tono de voz que utilizó pareció encantador.

La azafata sonrió.

-No, señor.-Dijo con una risita.

-Qué pena. Ponme un whisky entonces, para ahogar mis penas.-Bromeó eso último, guiñándole un ojo a la joven. Primero resultaba encantador, luego bromista... Y luego ya tenía a cualquiera en la palma de su mano. Miró entonces a Helen.-¿Y tú? ¿Te unes conmigo? Será un viaje largo, un poco de alcohol no te vendría mal para soportar al pesado que tienes al lado.-La azafata volvió a reír.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario (Leyes)
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 24.457
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 844
Puntos : 532
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsUniversitarios

Invitado el Sáb Sep 10, 2016 7:40 pm

Me quedé escuchando al chico y asentí con la cabeza- Y no sabes cuánto se cambia después de tu etapa, sobretodo si te relacionas con las personas más convenientes -porque la etapa de la juventud era crucial para la vida adulta, un niño era una esponja y malipulable, pero un joven ya tenía unas bases formadas, y cambiarlas era bastante difícil, por ello muchos tiraban la toalla, pero aunque no fueran esponjas, los inteligentes y aquellos que deseaban mejorar tenían la capacidad de moldearse un poco, y poder adquirir sus propios valores- Ser rebelde no es malo, Ian, salvo que esa rebeldía esté en contra de lo correcto, ¿Y qué es lo correcto para una persona sino poder cumplir sus propias metas dirigidas siempre hacia el bien? -acaso me contestaría aquella pregunta. En el aire la dejaba.

Comencé a reír- Claro, pero porque sólo la ves como un posible polvo, si tuvieras que compartir el resto de tu vida con ella, preferirías que fuera auténtica. Sino imagínate un día que se va a acostar y se desinfla las tetas, se retira el maquillaje y te encuentras ante un adefesio, lleva dentadura postiza y encima le canta el aliento a ginebra barata. ¿Te seguiría dando igual si tuvieras eso todas las noches antes de acostarte en el mismo lecho? -no sabía si iba a coger la metáfora, pero era curioso poder hablar de filosofía con un mocoso que apenas acababa de iniciar sus pasos en el mundo real.

Sonreí- Bueno, tengo veintinueve años, y pese a ser soltera y no tener hijos, creo que algo de instinto maternal sí tengo -pero no era ninguna opción para mí, con mi trabajo y soltera no podía cargar con la responsabilidad de educar un niño yo sola y transmitirle los valores necesarios para poder desenvolverse en la vida, los valores y el tiempo que hacía mantener ese apego con tu hijo. Porque cariño no le iba a faltar, de eso estaba segura, Felicia y Antoline no creo que pusieran impedimentos en quedarse con el bebé si los necesitaba y seguían con vida. Además, el cariño que aportaban los abuelos no sabían transmitirlo los padres.

Coloqué los codos sobre el reposabrazos de mi asiento de primera, entrelacé los dedos de las manos y giré lentamente la cabeza, sin perder la sonrisa- ¿Y qué significan todos esos tatuajes en tí, Ian?- amplié un poco más la sonrisa- Te quedan bien, y te hacen atractivo, dándote un aire bastante rebelde. Y eso atrae a muchas chicas. Los chicos rebeldes suelen llamar más la atención que los modositos.

Era la reacción esperada, pero una vez comenzado tenía que hacerlo dudar un poquito más, por si acaso nos metíamos en un verdadero ataque en Río- No llevo pistola, Ian, no la necesito- joder, aquello había sonado con una suficiencia bárbara, pero volvía a ser otra verdad como un templo, odiaba las armas de fuego, prefería la varita un millón de veces, era mucho más útil y dejaba menos rastro- ¿Cómo de cabrones? ¿Verdaderos hijos de puta o simplemente graciosillos como tú? ¿Y si encontrases un político verdaderamente cabrón y con ganas de joder al personal, no te llamaría la atención y tomarías ese caso?

Negué con la cabeza- No bebo alcohol, soy abstemia, Ian, soy una aburrida oficinista abstemia, ¿Ves como no soy tan guay como te pensabas en un principio?- pero la verdad es que no probaba gota de alcohol debido al trauma de mi infancia. Y la pregunta me hizo recordar a Cosmas, ¿Estaría ya borracho como una cuba encerrado en su despacho, o por el contrario se mantendría sobrio hasta terminar sus clases?- A mí me pone una Coca-Cola en vaso de tubo con tres cubos de hielo y una rodaja de limón, por favor.
avatar
InvitadoInvitado

Ian Howells el Mar Sep 20, 2016 1:12 am

Rebeldía en contra de lo correcto... Buff... aquella conversación se había convertido en algo demasiado filosófico para Ian y con demasiadas connotaciones que le confundían.-¿Seguro? ¿Y qué es el bien para ti? Estoy seguro que eso difiere en cada una de las personas y al fin y al cabo es lo que marca el camino de uno mismo. Así que si yo hago algo para defender lo que yo considero que es el bien, pero no es lo mismo que tú defiendes como el bien... en realidad estaría haciendo el mal desde tu punto de vista.-Frunció el ceño.-Es un bucle infinito y subjetivo.-Añadió finalmente, encogiéndose de hombros.

Helen se había pasado con ese ejemplo que le había dado de la mujer horrible que aparenta ser lo que no es. Ian puso ligeramente los ojos en blanco ante ello y negó con la cabeza.-Jamás valoraría a esa azafata como algo más que un polvo, exactamente, así que me daría igual que sea así como la has definido porque no pretendo tenerla en mi posesión más de lo que tarde en hacerla llegar al orgasmo.-Dijo en voz baja, con seguridad en cada una de sus palabras.-Si sólo me acuesto una vez con ella y resulta ser así, directamente no me acuesto con ella.-Añadió a su reflexión inmadura y totalmente superficial, sorprendiéndose después por la edad de Helen.-No aparentas veintinueve años, aparentas muchos menos.-Dijo con sinceridad Ian, sin ánimos de ligar en esta ocasión.-¿Y no tienes pareja por qué? ¿Eres demasiado exigente? ¿Demasiado antipática? ¿Mala en la cama? ¿Estás enamorada de un imposible? ¿Esperas al príncipe azul?-Hizo preguntas al azar, consciente de que quizás no iba a contestar ninguna.-Quizás, con esa edad y sin pareja, no sueles triunfar mucho entre la fauna masculina. Si quieres puedes desfogarte conmigo. Un polvo sin compromiso de placer garantizado que quedará como una bonita anécdota de tu viaje a las Para-olimpiadas.-Se ofreció como carne de prueba.

Helen le preguntó por el significado de sus tatuajes, pero Ian no iba a ponerse a explicar todos los que tenía, ya que eran más de cuarenta tatuajes si contábamos ya los que tenía en su manga completa y en su antebrazo derecho ya empezado.-Pues... a ver. Tengo muchos, pero así por explicarte alguno... Este de aquí -Se señaló un reloj de arena de la mano derecha.-Me lo hice como recordatorio para no perder el tiempo en mi vida. Este otro.-Señaló un ataúd con la frase de "Life free or die" de su mano derecha también.-Me lo hice también como recordatorio para no dejar que nadie me pisotee en esta vida; mi familia me ha enseñado a ser demasiado orgulloso como para ello.-Curvó una sonrisa.-Luego, toda esta manga de mi mano izquierda hace referencia a mi familia y en general a mi vida. Luego tengo otros que hacen referencia a situaciones concretas y otras cosas que me he hecho solo porque me gustan o me siento identificado con ellas.-Por ejemplo, tenía al lado del reloj de arena una cabeza de serpiente, evidentemente por haber sido Slytherin. Pero eso no se lo podía decir porque no iba a entender una mierda.-Solo tengo tatuados los brazos por el momento, a excepción de uno que me hice con mi hermana melliza que es este de aquí.-Le enseñó la mano, la parte izquierda de la mano izquierda, justo detrás del dedo meñique. En esa zona tenía una bonita "2M" con una tipografía de lo más simple y minimalista.

¿Qué clase de comparación había entre un cabrón y un graciosillo como él? Ian la miró extrañado al no entender esa frase y luego asintió a lo que había dicho.-Me refiero a cabrones de verdad. Asesinos, violadores, ladrones, sádicos, torturadores...-¡QUÉ HIPÓCRITA ESTABA SONANDO! No se reía en su cara porque tenía una gran capacidad para aguantar las apariencias.-Ese tipo de caso político si llamaría mi atención. Me refería a juicios menores y ese tipo de cosas. Si es un político cabrón... pues claro.-Añadió encogiéndose de hombros. Menos mal que Ian jamás se sacaría la carrera.

¿Abstemia, en serio? Qué aburrida. ¿Sería abstemia porque ya habría bebido mucho alcohol en su vida? ¿Por enfermedad? ¿O porque de verdad no le gustaba el alcohol? Porque a Ian tampoco le gustaba el sabor del alcohol en especial, pero se lo bebía por cómo le hacía sentir.-Bueno, nadie es perfecto.-Dijo ante su pregunta retórica de que no era tan interesante como Ian pensaba.-Entonces descarto la idea de emborracharte para llevarte a la cama, ¿no?-Bromeó cuando la pelirroja se hubo ido.-¿No bebes porque no puedes o porque no quieres? ¿Por algo en especial? Eres la primera abstemia que conozco. Bueno no, miento. Mi mejor amiga lo es. Pero a parte de ella, que es un caso aparte, no había conocido a nadie más.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 20
Ocupación : Universitario (Leyes)
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 24.457
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 844
Puntos : 532
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsUniversitarios

Invitado el Mar Sep 20, 2016 4:47 pm

Me quedé mirando al chico, podía decir misa, era el típico mamarracho de niño en posesión de la verdad absoluta con unas clases de filosofía a sus espaldas pero con la falta de vivencias necesarias- Vale, como quieras, en verdad no tengo ganas de tener una discusión filosófica contigo en estos momentos, pero el bien es lo contrario del mal, y hay una serie de valores que todas las sociedades han marcado como buenos, y otros como malos, y lo que me das tú es sólo el reflejo subjetivo de la concepción sobre el bien, el que aparece en los libros de ética, también existe la concepción holística sobre el bien, Ian, el bien es el complemento de la perfección y objeto de la voluntad, es lo conveniente y favorable, un objeto y una utilidad -y por mi di por zanjado el tema, necesita echarme una siesta larga, a ver si este chico le daba por largarse con la azafata y me dejaba en paz, porque como no callara pronto lo iba a hacer callar, y aquello no estaría bien- Para ti es subjetivo porque sólo sabes mirar a tu ombligo y los demás te la sudan.

Parpadeé- ¿En serio? ¿Cuántos aparento? ¿Mentales o físicos, Ian? -¿Para él habría alguna diferencia? Porque para mí sí la había y muy importante. Y de golpe todas esas preguntas llovidas de la nada, sin ser un alumno y alguien al que me estaban entrando ganas de arrancarle la cabeza de cuajo, y haciendo la reflexión filosófica que él había dado le estaría incluso haciendo un favor la mundo, por lo que sería algo bueno. ¿Como podía usar a las personas como meros objetos?- Porqué me enamoré hace bastantes años de la persona equivocada y no he vuelto a sentir lo mismo por nadie más, tan intenso y tan fuerte como lo que sentí por él, así que para no ser algo verdadero prefiero estar sola. Y no soy una persona que pueda desligar el sexo de sus sentimientos, así que hasta que aprenda a hacer algo como eso, estaré sola, no compartiré mi cama con esas intenciones, pero sí, soy demasiado exigente y demasiado antipática, pero eso es algo que tú ya has comprobado, ¿o no?

Bostecé y me llevé la mano a la boca, reacomodándome en el sillón, reclinándolo un poco más y observé cuando empezó a hablarme de lo que significaban esos tatuajes, haciendo especial atención a la serpiente y sonriendo- Llevas una serpiente en el brazo, como la de  los farmaceúticos alrededor de la copa. ¿No querrás demostrar con eso que tu veneno puede ser mortal, verdad? -¡Oh Dios!, le estaba tomando el pelo una vez más, pero dudaba mucho que pudiera sacarle el doble sentido a mis palabras- No bebo porque me trae malos recuerdos, quédate con eso, no necesitas saber nada más. Y deberías pegarte más a tu mejor amiga, te llevará al menos por un camino en que tu hígado te lo agradecerá, y el día en que alguien te meta un puñetazo en él no lo reventará como si fuera un globo a punto de estallar, convirtiéndose tras el golpe en una masa amorfa que infectará a todos los órganos alrededor y te hará morir de una manera lenta y dolorosa.- esperaba haber sido lo suficientemente gráfica para que dejara el tema a un lado y poder echar un sueñecito- Anda, haz uso de tus dotes y ve a darle la tabarra a la azafata. Necesito recuperar horas de sueño, niño.
avatar
InvitadoInvitado

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.