Situación Actual
21º-14º // 3 diciembre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Einar G.Mejor PJ ♂
Coraline M.Mejor PJ ♀
Katherine M.Mejor User
Circe M.Mejor roler
Seth B.Estrambótico
Edgar B.PJ REVELACIÓN
Ash & CirceMejor dúo
Valarr K.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Zombies por doquier ||Odiseo||

Invitado el Lun Ago 22, 2016 4:55 am

Ve a una carrera de zombies, decían. Te vas a divertir, decían. No era el caso, posiblemente le dijeron que fuera por lo desanimada que estaba con el comienzo de clases, aún cuando en parte quería entrar, el encuentro con Ziva le quitó una vez más las ganas de volver a esa institución, realmente no quería estudiar en un lugar donde no la hacían sentir bien, cierto que ahí también estarían Adae e Ícaro y estos en cierta forma la defenderían pero esto era lo que la hacía sentir peor, parte de sus problemas era por que se llevaba bien con niños, la verdad no quería pensar más en el regreso a clases o se deprimiría aún más.

En fin ese día había una carrera de zombies y su hermana la instó a ir con ella, por más que la pequeña se negó a asistir a la misma al final se vio con un maquillaje de zombie que tardó varias horas en ser efectuado y como no si el maquillaje era horrendo y al parecer algo complicado, aún cuando lo que más resaltaba era su boca con una especie de máscara que hizo su hermana para cubrirla, tardó su buen rato, sin contar que dicho maquillaje le impedía ingerir nada, lo que hizo ver mal a su hermana por que ni desayunar la dejó, a costos y tomar algo de fresco la dejó, así que moriría del hambre, aunque eso no fue lo que más odió, lo que más detestó fueron las lentillas que le puso, a la pequeña le daba miedo que le tocaron los ojos y aún así la muy descarada de su hermana valiéndose de magia la petrificó y se las puso, se sentía incómodo y horrible y quería quitarlas pero no sabía como y sus padres no estaban para acusarla.

Sinceramente de ser por ella se hubiera vestido como Ghoulia de Monster High pero no, su hermana decidió por ella y la hizo ver como un monstruo y la ropa que la hizo usar era una pijama claramente no quería salir de casa así vestida y se negó muchas veces pero al final siempre tuvo que salir quisiera o no, su hermana realmente era la persona más horrible del mundo por que el traje de ella no se comparaba con el de ella, era mucho más bonito.

Posiblemente lo peor no fue el disfraz o estar en una carrera de zombies muggle, o el hecho de no haber desayunado, si no el hecho de que ella no corría, si bien ese año pensaba entrar al equipo de Quidditch, este era un deporte en escoba no de correr, ella tenía una pésima condición física en especial al final del verano, realmente la odiaba, pero ahí estaba y su hermana de un momento a otro desapareció mientras ella no podía hacer nada para irse del lugar, ya vería cuando llegaran a la casa, le contaría todo a su mamá y la castigaría al menos lo que quedaba del verano.
avatar
InvitadoInvitado

Odiseo Masbecth el Jue Ago 25, 2016 2:37 am

Tener como mejor amiga a una squib significaba que aprendias muchas cosas del mundo muggle. Como por ejemplo sobre la grin scrin que era una cosa verde que los muggles usaban para hacer sus películas con unas cajitas de metal o sobre la verdad sobre los patitos de hule que en realidad eran pequeños espías para todas las secretas sectas de investigación de los gobiernos. Sí, se aprendian muchas cosas y se conocían aún más pero una de las cosas favoritas de Odi eran las carreras de zombie. Él no corría, claramente, a menos que fuese por algo que valiese la pena. La última porción de torta de chocolate o que la policía lo había descubierto o que Mildred le había robado su camisa favorita. Eran verdaderamente contadas las ocasiones en las que Odiseo hacia mayor esfuerzo físico que el minimamente requerido y aquella no iba a ser una de esas veces. Nop.

Aunque Odi había ido a aquella carrera -sin Clementine, porque esta tenia cosas mas responsables que hacer que estar con él, por ejemplo estar metida en la cama con una gripa asesina- no planeaba correr. Había disfrazado a Mildred lo mas de bonita poniéndole unas astas inmensas de alce y él, por su parte, se había puesto una laaarga peluca del más bello color rubio, se había puesto unas orejas de elfo muy bonitas. No, no quería disfrazarse de zombie. Quería ser el elfo malvado que controlaba a todos los zombies desde su vaca alce, la bella y perfecta Mildred.

Sí, puede que la gente lo mirase extraño, especialmente después de que cuando uno le intentara morder el pie Odi le soltará un “RESPETA A TU REY” y le diese un sopapo -muy suave se debe decir en su defensa- con su bastón de rey elfo. Pero la mayoría tan solo se reían y seguían su camino. Nadie podía juzgarlo, ellos estaban corriendo como zombies y él era el rey elfo de los zombies. El rey elfo de los zombies que se estaba fumando un pequeño porro. Era pequeñito, como el bebé de los porros y lo era por varias razones. Razón número uno: Era toda la maria que le quedaba pues ya había vendido la mayoría. Fin de las razones. Los zombies parecian usar mucho la marihuana en una multitud de formas y una carrera era tan buena tapadera para vender como cualquier otra.

Estaba así, siendo feliz cual perdiz con su pequeño porro, su vaca alce y su bastón de elfo rey cuando vio una pobre niña abandonada en… No, no, eso es mentira. Odi no vio nada, Mildred vio a la pobre niña abandonada en medio de la nada con su horrorosa cara de zombie y su zarrapastroso vestido de zombie. La vaca tenía cierta debilidad por las personas zarrapastrosas, Odi era la viva prueba de ella, así que apretó el paso hasta quedar al lado de la niña y llamó su atención con un ligero muuuu.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Lee Pace
Edad del pj : 30
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 20.350
Lealtad : A Mildred
Patronus : Lombriz de tierra
Mensajes : 255
Puntos : 78
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3068-odiseo-masbecth http://www.expectopatronum-rpg.com/t3083-i-know-just-what-you-need http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Invitado el Dom Ago 28, 2016 12:04 am

Seraph, malvada Seraph, la detestaba en ese momento, ella era una zombie sexy, pero la menor una zombie horrible y realmente la detestaba por que tenía hambre y sed y no tenía como consumir nada por que tenía los labios sellados por el maquillaje, no podía hablar y estaba perdida por que la cabrona de su hermana se había encontrado con un amigo y se fue con el mismo dejándola sola, pensaba acusarla con su madre cuando regresaran a la casa aunque no sabía a que hora sería o si lo sería, su hermana era muy irresponsable.

No sabía que hacer, no quería correr y no podía pedirle ayuda a nadie, todos los disfraces eran horribles y ella no podía hablar y no quería correr en esa fea carrera, aunque creía que tenía que hacerlo y seguramente de hacerlo se encontraría a su hermana en la meta o eso esperaba, pero a su vez no sabía si esta la esperaría, por que al menos ella tenía muy mala condición física y era una niña por lo que duraría mucho en llegar a la meta, mientras que su hermana era diferente. De haber podido hubiera hecho muchos pucheros, pero la mascara que tenía en los labios no se lo permitía y esto era algo que la estresaba aún mas.

Estaba muy frustrada y casi a punto de ponerse a llorar cuando alguien apareció, su salvador un ángel con cabello rubio montado en una vaca con cuerno de Arce, no, la verdad que no, no fue el elfo su salvador, si no la vaca, una vaca pelirroja que le mugió y ella claramente reconoció como Mildred la vaca del profesor Odiseo, el tío de Ícaro, aunque no fue solo por la vaca que la reconoció, la reconoció por su dueño, el profesor de Herbología que estaba sobre ella fumando algo y con un traje que realmente la sorprendió, por que estaría vestido de elfo y con su vaca disfrazada de arce en una carrera de zombies, bueno lo preguntaría mas adelante de momento lo primero que hizo fue abrazar a la vaca.

Abrazó y acarició el pelaje pelirrojo de Mildred feliz de verla, siempre le gustó esa vaca y un par de veces lejos de la vista indiscreta de cualquiera hasta el mismo profesor se había acercado un poco a la misma pero nunca hasta ese punto en el que había podido abrazarla y realmente le gustó abrazarla por el tacto de la misma, tenía un pelaje suave y aunque olía a vaca le gustaba acariciarla, algo mas que vino a su mente fue el hecho de que tenía un pequeño gran problema y es que si ahí estaba el profesor que le decía que no había nadie mas del colegio ahí, no quería que la vieran como estaba vestida o como lucía, la sola idea le daba mucha vergüenza y muchas mas ganas de llorar, en especial si fuera uno de sus amigos, y como dijo o pensó antes, Odiseo era tío de uno de ellos por lo que buscó con la vista si no estaba por ahí, por que de ser el caso moriría de la pena, pero al parecer solo estaba el profesor y su vaca.

- Prrrr... - no logró decir nada, tener los labios pegados le impedía hablar - Mmm... - mas sonidos salieron de sus labios pero palabras no podían salir y esto hizo que se llevara la mano a la boca con frustración al no poder hablar y decir todo lo que quería decir.
avatar
InvitadoInvitado

Odiseo Masbecth el Dom Sep 04, 2016 7:49 am

Odi posó sus ojos en la niña con inmensa curiosidad. La verdad es que era horrorosa, pero la mayoría de los presentes también eran horrorosos. Había visto a un primo hermano de Nick Casi Decapitado. Y uno que andaba con sus tripas colgando. Otro que… bueno, ya se hacían a una idea de hacia donde iban las cosas. Pero todos parecían estar divirtiéndose bastante, en cambio esta niña tenía una cara de tragedia absoluta, como si alguien le hubiese robado su gatito o su oso de peluche o lo que fuese que le robaban a los niños en estos días.

Por la forma que abrazó a Mildred a Odi no le costó mucho darse cuenta que ya la conocía ¡Nefertiti! Era una de sus pequeñas alumnas. Claro que sí y Mildred la había encontrado en este montón de gente porque estaba en problemas y Mildred tenía un lado débil por las alumnas en problemas. Era una vaca de buen corazón, después de todo. Cuando la niña intentó decirle algo sin lograrlo Odi se bajó de un saltó de su montura renistica y se agachó para revolverle el pelo.

-Todo está bien pequeña, soy un experto entendiendo mudos. Primero vamos a subirte a Mildred porque todo mejora desde el punto de vista de un reno, ¿Qué te parece?- le extendió la mano para ayudarla a subir- luego te quitaremos eso de la boca porque se ve… bueno, la verdad no se ve nada comodo... No, espera, primero vamos a salir de aqui para que yo pueda quitarte eso de la boca.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Lee Pace
Edad del pj : 30
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 20.350
Lealtad : A Mildred
Patronus : Lombriz de tierra
Mensajes : 255
Puntos : 78
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3068-odiseo-masbecth http://www.expectopatronum-rpg.com/t3083-i-know-just-what-you-need http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Invitado el Lun Sep 05, 2016 12:01 am

Todo era horrible en ese lugar y tenía que reconocer que habían personas que lucían mucho peor que ella pero estas personas si lo hacían por que lo querían y lo disfrutaban, algo que no era su caso, ella no lo hizo ni por que quería ni por que lo disfrutara, realmente no estaba disfrutando de nada de lo que estaba pasando en ese lugar y mucho menos el como se veía, su madre siempre le enseñó a verse bien, y prefería los bonitos vestidos de princesas o usar ropa rosada o si no quedaba otra, jeans y una blusa bonita que estar luciendo de esa forma, la ropa sucia y la cara horrible y lo peor, vestir pijama en publico, la odiaba, por que no pudo arreglarla de una forma que la hiciera lucir bonita.

Realmente sufría por su mala suerte cuando una vaca salvadora se le acercó, Mildred, la vaca pelirroja del profesor Odiseo, habían muchos rumores raros de ella y el profesor, pero a la pequeña no le importaba ni entendía algunos, además la vaca seguía pareciendole bonita y era una vaca muy inteligente y el profesor Odiseo, le parecía raro pero gracioso y en ese preciso momento era su salvador, estaba con alguien que conocía, puede que lo viera como alguien extraño, pero seguía siendo su profesor y por eso lo respetaba y estaba siendo amable.

Asintió con la cabeza e intentó sonreír pero era algo imposible por esa horrible mascara, en todo caso estaba feliz, por que la hubiera encontrado esa persona y animal, eran buenas, la querían ayudar y le profesor decía que podía entenderla y realmente necesitaba alguien que la entendiera, además la idea de montar a Mildred le llamaba mucho la atención, por esto aceptó y le dio la mano a Odiseo, quien la ayudó a subir a la vaca, era cierto todo se veía mejor desde el lomo de la misma aunque en este caso, era una vaca reno, eso lo había mas asombroso. El que tuviera la idea de quitarle la cosa de la boca era otra que realmente agradecía, realmente era incomodo tener eso ahí, así que nuevamente asintió y de ser posible lo abrazaría muy agradecida por su ayuda.
avatar
InvitadoInvitado

Odiseo Masbecth el Mar Sep 06, 2016 2:56 am

La niña parecía estar verdaderamente feliz de haberse encontrado con él y su vaca, ¿y como no? Si él y su vaca eran unas personas maravillosas con las que encontrarse. Odi la subió sobre su vaca reno y eso pareció mejorar su humor neblunoso. Porque no había nada que un paseo en vaca reno no pudiese mejorar. Ni siquiera una marcha zombie.

- Venga, vamos a buscar un sitio menos muggle -le susurró Odi a su vaca. Esta movio su inmenso y rojizo cuerpo abriendo camino con sus hermosas astas de papel, apartando gente como una pala para nieve. Finalmente vaca, hombre rubio y niña lograron salir de entre esa masiva cantidad de gente y respirar aire limpio. Odi podía ser raro y un poco torpe pero desde la última vez que había hecho magia en público y el ministerio había amenazado con quitarle la custodia de Mildred era muy cuidadoso con lo que hacía. Así que fue tan solo cuando se dio cuenta que estaba en un lugar a salvo de la vista de cuanto muggle era posible que sacó su varita y con una floritura de esta hizo desaparecer todo lo que cubría la boca de la niña- apuesto que así está mejor, ¿verdad?- dicho esto le revolvió el pelo amigablemente. No había guardado su porro, que colgaba ligeramente de su boca. Era un adulto solo porque ya no podía subirse a ciertos juegos- ¿no se supone que los niños no deben andar solos en grandes multitudes?- preguntó, cayendo ahora en cuenta de aquel detalle que al resto de la población humana le habría parecido inmensamente obvio.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Lee Pace
Edad del pj : 30
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 20.350
Lealtad : A Mildred
Patronus : Lombriz de tierra
Mensajes : 255
Puntos : 78
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3068-odiseo-masbecth http://www.expectopatronum-rpg.com/t3083-i-know-just-what-you-need http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Invitado el Mar Sep 06, 2016 8:21 pm

Luego de un comienzo desastroso las cosas parecían estar mejorando al estar con el profesor Odiseo y Mildred, aún con todo lo que dijeran raro de él, era una buena persona y le agradaba, tal vez no tanto en clase cuando se le olvidaba mencionar cosas importantes para la clase pero seguía siendo una persona muy agradable, lo mismo que la vaca pelirroja.

Parecía que el profesor y la vaca se entendían muy bien, esto hizo que la rubia se preguntara cuanto tiempo llevaban juntos, suponía que como unos 5 o 10 años, no sabía cuanto vivía una vaca, pero si que tenían que tener mucho tiempo juntos y que parecía que se llevaban muy bien y en cierta forma era bonito ver eso, era interesante, parecía una bonita amistad la que ellos tenían y la hacía pensar que ella quería una amistad así, aunque fuera con un animal y no con una persona, tal vez debería comprarse un gato o algo así, por mas que se llevaba bien con su lechuza, no era lo mismo que estar con un animal peludo con el que pudieras hacer mas cosas, pero ya lo vería en un futuro.

Caminaron hasta llegar a un lugar sin muggles, donde el profesor con el uso de la varita le quitó esa fea cosa del rostro con lo que la pequeña por fin pudo sentirse libre y sonreír, se sentía tan feliz - Si, esta mucho mejor gracias - diría abrazando al mayor por lo feliz que estaba de que la hubiera ayudado.

- Sip, pero mi hermana me obligó a venir así toda fea y desapareció - explicaría la pequeña, eran pocas palabras pero eran las que mejor explicaban todo, Seraph se encargó de que ella se viera horrible y luego de eso la abandonó por estar con otras personas, la dejó a su suerte - No se donde esté, supongo que al llegar a la meta la encontraré, pero no soy buena corriendo - explicó, ella no tenía una gran condición física y era pequeña, así que tenía todas las de perder.

- Profesor, por cierto ¿por que es un elfo y Mildred un reno? - preguntó con curiosidad entendiendo muy poco la razón de su disfraz.
avatar
InvitadoInvitado

Odiseo Masbecth el Lun Oct 10, 2016 6:53 am

El abrazo de la niña lo tomó un tanto por sorpresa. A la gente, aparte de a Clem, no le gustaba abrazarlo. Todos solían tener sus reservas al respecto, que si era muy alto, que si olía mucho a marihuana, que si no se había bañado hacía días -que solía ser la impresión que daba aunque si le gustaba bañarse diariamente a ser posible- sin embargo sabía reaccionar apropiadamente a aquellas situaciones y abrazó de vuelta a la pequeña niña.

-Ah, es un asunto de hermanos. Conozco muy bien de lo que hablas, pequeña, mis hermanos también son, en su gran mayoría, pequeños seres salidos del averno. Aunque yo tengo la ventaja de ser el mayor -le dijo, sonriendo tranquilamente- así que ninguno fue capaz de forzarme a nada.

¿No era buena corriendo? Bueno, él a pesar de verse hermoso y atlético y tener unas largas piernas era aún peor corriendo, por eso no había venido a la carrera a correr sino a pasar el rato.

-No te preocupes, a nadie le molestara sino corremos y si lo hacen, no tienen muchas opciones, vamos en una vaca-reno- le guiñó un ojo amablemente. Era verdad, la poca gente que se tomaba aquello tan en serio como para molestarse por su presencia no podían hacer nada porque era imposible enfrentarse a su bella vaca. Tan solo se limitaban a lanzarle una mirada asesina y continuar su camino, lo cual para Odi ya era casi que protocolo- así que iremos a un paso tranquilo y calmado hasta la meta o hasta que encontremos helado, lo que pase primero- La niña le preguntó por su vestimenta y Odi soltó una carcajada- la verdad no me apetecía disfrazarme de zombie, es demasiado complicado y pegajoso para mi gusto. Además, me veo precioso de rubio- bromea, haciendo un movimiento de cabello L’oreal.  

Como si hubiesen sido invocados por su maravilloso movimiento de pelo mas adelante había unos heladeros zombies que vendían agradable helado zombie con sabores a cerebro de fresa y estómagos de chocolate. Mildred, como siempre, fue la primera en llegar, arrastrando consigo a la niña que llevaba en su lomo y al adulto irresponsable que la había tomado bajo su ala. Mugió estruendosamente, reclamando helado y dejando anonadados a los heladeros come cerebros.

- Queremos tres helados. Uno de tres bolas para la vaca, cuantas quiera la niña y uno de uno para mi. La vaca los quiere de cerebro de fresa… eh… ya, ya, ya sé que quieres de chocolate, vaca intensa y lo que sea que sea el equivalente al pistacho, yo quiero de mango, por favor.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Lee Pace
Edad del pj : 30
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 20.350
Lealtad : A Mildred
Patronus : Lombriz de tierra
Mensajes : 255
Puntos : 78
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3068-odiseo-masbecth http://www.expectopatronum-rpg.com/t3083-i-know-just-what-you-need http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Invitado el Mar Oct 11, 2016 9:38 pm

El profesor correspondió su abrazo y esto la hizo sonreír a un mas, la verdad no lo esperaba, era un abrazo algo sorpresivo el que le dio y no a todos les gustaba un abrazo, aunque la mayoría hasta el momento no reaccionaban tan mal con los suyos, aunque claro ella los daba con cariño, era una niña así que nada era con malicia o algo así, pero en fin, Odiseo ese día se estaba convirtiendo en su profesor favorito, de eso no había duda.

Posteriormente respondió a su pregunta de que hacía ahí, al parecer era algo normal de hermanos el hacer ese tipo de cosas solo que la pequeña a diferencia del mayor tenía la mala suerte de ser la menor de sus hermanas y por ende a la que molestaban, por otro lado no pudo evitar sonreír cuando él los llamó "seres salidos del averno" ella no consideraba que sus hermanas fueran salidas de ese lugar, tenía familiares peores, pero si a veces no eran muy buenas hermanas, como esta vez - Tuvo mucha suerte - ella conocía a varia de la familia de él con Circe trabajó una vez, Eris era profesora de Pociones, solo no conocía a los otros dos aunque había escuchado de Apolo por Ícaro, era una familia grande, pero él era el mayor así que al parecer nunca paso por que le hicieran bromas como estas o que lo obligaran a nada y se veía tan bueno que dudaba que alguna vez le hubiera hecho a alguno de sus hermanos alguna broma de mal gusto.

- Y cuantos hermanos tiene profesor ¿Tres? - preguntaría por los únicos que sabía que eran de esa familia, claramente no sabía nada de Adonis por lo que no sabía que era su hermano ni nada por el estilo, por lo que no lo contó.

No pudo evitar reír antes de embozar una gran sonrisa y acariciar a Mildred - Ella es una gran vaca - diría con una sonrisa, la verdad le caía muy bien la pelirroja, era tan inteligente y era una gran vaca, además le agradecía el haberla encontrado entre tanta gente y ayudado a salir un poco de ese problema en el que estaba.

Una vez mas rió por los actos del profesor pero estuvo de acuerdo con sus palabras - Estoy de acuerdo con lo de los zombies, la verdad a mi tampoco me gustan y menos por todo lo que duró mi hermana en dejarme tan horrible, yo hubiera preferido algo mas bonito - diría, habían zombies bonitos, la de Monster High era bonita, no se hubiera quejado de parecerse a ella y no la cosa horrible en la que su hermana la convirtió, pero al menos ya no tenía la boca pegada y eso era una gran ventaja.

Tenía algo de hambre lo cual se notó en el sonar de su estomago que la hizo sonrojar un poco pero al parecer al llamado de su estomago y las palabras del profesor aparecieron uno heladeros zombies a los cuales Mildred se acercó llevándola con ella, entre sus problemas estaba que no tenía dinero y no quería aprovecharse del profesor pero tenía hambre y se veían muy ricos esos helados, ya luego le pagaría - A mi me puede dar uno de dos de chocolate y de chicle - pediría con algo de vergüenza como diciéndole al profesor "gracias, luego se lo pago".
avatar
InvitadoInvitado

Odiseo Masbecth el Lun Oct 17, 2016 5:44 am

Los heladeros lo dudaron un segundo. No era canibalismo que una vaca comiera un helado de leche ¿pero era moralmente acep…

- ¿Hola? -llamó la encantadora voz de Odi, para luego sonreirles con su sonrisa encantadora- perdonen ¿me he equivocado?

Y como no, ante semejante adorabilidad y dulzura y muestra de educación los heladeros come cerebros decidieron que nada que pudiese hacer aquel hombre podía ser de dudosa moral y les entregaron sus pedidos. A Mildred se lo pusieron en un plato y todo, para que pudiese comer mas facil como pidió Odi. Se quedaron allí unos instantes, intercambiando opiniones con los heladeros antes de que la vaca acabara de comerse su helado. Fue rapido. Mildred tenía una poderosa lengua. Mugió estruendosamente, de nuevo, como muestra de gratitud y se dispuso a seguir su camino. Odi pagó rápidamente y se lanzó en persecución de su vaca y la niña. Él aún no había, ni por asomo, acabado su helado. Era un simple elfo humano y su lengua no era tan poderosa.

-¿Esta rico?-preguntó a la niña, refiriéndose al helado. Negó ante la pregunta de sus hermanos- tengo cuatro. Apolo es el que me sigue, el padre de Ícaro, luego está Eris, la malvada profesora de pociones, luego viene Adonis, que es mi hermano favorito y con el único que me entiendo y por último Circe que es tan solo malvada como bien recordarás- bromeó. Definitivamente eran una familia pintoresca, se dijo mientras miraba a su alrededor. Si alguna vez se encontraba en un apocalipsis zombie esperaba que no se convirtieran en zombies, no porque los quisiera sino porque serían los que volverían a la horda un grupo organizado. Un estremecimiento lo recorrió- ¿y tú? Aparte de esta hermana abandonadora ¿alguna más? Aunque digas lo que digas sobre tu hermana es muy buena con el maquillaje, casi no te reconozco.

Alguien le hizo una seña, alguien que Odi conocía y este tan solo le sonrió y siguio su camino como si nada. Hoy tenía suficiente dinero en el bolsillo y la pobre niña ya había sido abandonada lo suficiente por una noche. Ya cuando llegaran a la meta y la dejará con aquella horrorosa hermana mayor suya sería otra historia.

...

¡¿Qué?! ¡Odi podía ser empatico cuando no andaba demasiado drogado!
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Lee Pace
Edad del pj : 30
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 20.350
Lealtad : A Mildred
Patronus : Lombriz de tierra
Mensajes : 255
Puntos : 78
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3068-odiseo-masbecth http://www.expectopatronum-rpg.com/t3083-i-know-just-what-you-need http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Invitado el Sáb Oct 22, 2016 2:48 am

La niña miró curioso lo que pasaba y no pudo evitar intervenir - Las vacas también toman leche, los terneros se alimentan de la leche de la madre - diría, por que eso era lo que estaban dudando o ¿no? tal vez era si el chocolate le haría daño, al menos a los perros el chocolate los podía matar según lo que recordaba, pero aún así dijo o de la leche aunque después no dejara de pensar si era mas bien lo del chocolate, pero no tendría que hacerle mal si el profesor se lo estaba dando, él debería saber que le hacía mal o no ¿verdad?

Al final les dieron su pedido - Gracias, Odi - dijo con algo de timidez tomando su pedido el cual empezó a comer, claramente no tan rápido como lo hacía Mildred y es que ella al ser una vaca tenía una forma de comer demasiado rápida aunque a la vez no era tan rápida, recordaba haber leído en algún lugar que tenían varios estómagos por lo que regurgitaban la comida y nuevamente se la comían o al menos eso recordaba haber leído en algún lugar.

No mas terminar de comer la vaca esta la llevó a otra parte dado que seguía sobre su lomo, por lo que buscó no caerse o que su helado se cayera pero sin hacer daño a Mildred cuando se dio cuenta esta la tomó por sorpresa en su andar, claramente fue el profesor quien tuvo que apurarse mas para pagar el consumo de ellos y alcanzarlas.

- Sipi, muchas gracias, cuando pueda se lo pago - diría con respeto y algo de vergüenza porque sentía que no tenía que haber aceptado pero realmente tenía hambre así que por eso se aprovechó de la generosidad del profesor o al menos una parte de ella así lo tomaba.

Le pareció algo divertido como llamaba a sus hermanos en especial como llamaba a sus hermanas malvadas, era interesante que las viera de tal forma y si conocía a dos de ellas, uno lo había escuchado de Ícaro y el otro si no sabía nada de él, aunque tal vez si - Me parece curioso que todos tengan nombre de la mitología - diría llegando a recordar que le había dicho lo mismo a Ícaro, así que era posible que este le hubiera comentado el nombre de todos o tal vez solo fue el de su padre y el de él.

- Tengo dos hermanas, la que me abandonó que se llama Seraphine, ella está en Gryffindor es la segunda mayor, este año se irá a estudiar a Francia, está en 6to y Desirée es mi otra hermana estuvo en Slytherin, salió el año pasado, ambas son muy diferentes entre si, muchas veces son un amor, cuando no pelean entre ellas o hacen estas cosas, pero aún así las quiero la mayor parte del tiempo - dijo con una sonrisa.
avatar
InvitadoInvitado

Odiseo Masbecth el Vie Dic 02, 2016 2:53 am

La felicidad muchas veces tenía forma de comida. Bien podría ser algo calientito que llevarse al estómago, un pie de manzana, unos brownies felices, unas maravillosas papas fritas o simplemente un helado en medio de una marcha zombie. Cuando la niña se ofreció a pagarle, Odi sonrió con cierta dulzura.

- No te preocupes enana, que tengo algo de dinero en los bolsillos y siempre es bueno invitar a la gente a helados. Nunca se sabe cuando el karma te lo pagará.

Siguió comiendo su helado como si tal cosa, pensando en las esquinas de los círculos cuando la chica comentó sobre lo curioso de los nombres de su familia. Ya había escuchado eso muchas veces y muchas más las había pensado. De todos los nombres que había en el mundo a sus retardados padres les daba por llamarlos por un montón de seres ficticios de una cultura antiquisima. Y se suponía que él era el tonto.

- Cuando la gente tiene mucho dinero y muchos delirios de grandeza les da por ponerle a sus hijos nombres que ellos creen son la mar de interesantes y sofisticados y nadie se atreve a decirles que en realidad son una mi… eh… son horribles- uff, la salvaste Odi, la niña no se dio cuenta que casi sueltas un taco- porque no tienen tanto dinero y los delirios los asustan un poco. Con cierta razón, ese tipo de gente suele estar mal de aquí arriba -acompañó eso con el gesto de tocarse la cabeza mientras asentía con la cabeza- locos, locos.

La chica le comentó sobre sus hermanas. Debía ser curioso tener hermanos mayores. O hermanos con los que se llevarán bien la mayor parte de las veces. Eso de familia funcional o semi-funcional nunca había funcionado muy bien en su casa. Sus padres intentaban con todas sus fuerzas pretender que así era, pero en realidad no.

Un letrero de ‘Cien metros para la meta’ apareció hacia su izquierda, todo manchado de sangre y algo que aparentaba ser sesos.

- Bueno, pues pronto te reuniras con ellas. Hazles la vida imposible por mi un rato- bromeó de buena gana.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Lee Pace
Edad del pj : 30
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 20.350
Lealtad : A Mildred
Patronus : Lombriz de tierra
Mensajes : 255
Puntos : 78
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3068-odiseo-masbecth http://www.expectopatronum-rpg.com/t3083-i-know-just-what-you-need http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Invitado el Mar Dic 27, 2016 11:03 pm

- Muchas gracias, eres muy bueno, Odi - dijo con una gran sonrisa la pequeña, la verdad le parecía una persona muy buena y amable, no le importaban todas las cosas que los mayores decían de él, para ella él era una muy buena persona y al menos en ese momento estaba ayudándola con esa fea situación aun cuando no era su responsabilidad, no estaban en el colegio.

No pudo evitar reír ante la explicación del mayor sobre los nombres, además que claramente pasó por alto la casi metida de patas del mayor, pero en todo caso la situación le causaba algo de gracia y si, era raro que les hubieran dado nombres de Dioses y de héroes y se preguntaba si alguno se creería lo que significaba su nombre o no, pero en todo caso no era el punto, además ella misma tenía un nombre de una princesa egipcia.

- Puede ser - fue lo único que logró acotar de los nombres, no creía que dependiera del dinero, ella no era millonaria pero tenía una familia con buenos ingresos y no estaban locos aunque los nombres de las tres eran muy raros.

- Ya casi, llegamos que bueno, solo espero que esté en la meta y sí haré justamente eso - diría la pequeña esperanzada en que su hermana estaría en ese lugar, de no ser el caso no sabía como llegaría a su casa, aunque de pasar eso buscaría una forma pero no estaba segura de cual o como, no era como otros niños que andaban solos por la vida, ella no era así.
avatar
InvitadoInvitado

Odiseo Masbecth el Lun Feb 20, 2017 1:36 am

Odi no creía que era especialmente bueno. Ni especialmente malo. Tampoco especialmente neutral. Todo aquello requería una premeditación más allá de la que su cerebro era capaz de razonar a estas alturas de la vida. Odi simplemente era, y a veces, con mucho esfuerzo. Así que simplemente se encogió de hombros ante el comentario de la pequeña, sonriendo tranquilamente.

- Ya vas a ver que si esta, debe estar buscándote como loc…

-¡NEFERET!

El grito de una chica lo hizo dar un salto hacia atrás y poner una posición de miedo profundo. Un grito cargado de visos asesinos y preocupados. Seguramente esa era la tan mentada hermana mayor. Vociferando y lanzando los brazos hacia arriba la susodicha agarró a la niña fuertemente por el brazo y la arrastró lejos del hombre y su vaca. Odi estaba demasiado confundido para entender si siquiera estaba hablando en inglés, así que muy confundido se limitó a despedirse con la mano de su alumna.

Una vez se hubo recuperado del shock se giró a mirar a su vaca que lo miro a su vez y ambos se encogieron de hombros (esta es una vaca tan especial que puede encogerse de hombros) antes de echar a andar como si tal cosa. Luego el loco era él.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 10
PB : Lee Pace
Edad del pj : 30
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 20.350
Lealtad : A Mildred
Patronus : Lombriz de tierra
Mensajes : 255
Puntos : 78
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3068-odiseo-masbecth http://www.expectopatronum-rpg.com/t3083-i-know-just-what-you-need http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Invitado el Miér Feb 22, 2017 5:36 am

La pequeña ya estaba llegando a la final y de hecho lo había llegado a hacer cuando su hermana que ahora si se preocupaba por ella corrió hasta donde estaba la vaca del profesor e intentó arrastrarla fuera de la misma y llevarsela consigo, lamentablemente las cosas no resultaron tan bien para ella, por un lado no se la llegaba a aguantar lo suficiente por lo que no logró mas que ambas terminaran en el suelo y la pequeña quejándose y cuando intentó levantarse para arrástrala de ahí la voz de alguien la dejara fría - Seraphine que está pasando aquí - fue lo que dijo esa voz tan conocida, claramente la joven intentó culpar de todo a Nef y al profesor sin embargo no resultó nada bien.

- Él es nuestro profesor de Herbología, fuiste tu quien me dejó sola y él junto con Mildred quienes me cuidaron - dijo la pequeña con lo que claramente la semiveela echaba chispas en especial por el regaño actual y próximo que estaría por venir.

- Señor Masbecth, disculpe el inconveniente gracias por cuidar a nuestra pequeña - dijo la mujer con una sonrisa encantadora para luego retirarse del lugar con sus dos hijas, regañando a la mayor en todo momento mientras esta se veía evidentemente molesta con la menor, mientras esta solo sonreía mientras caminaba de la mano de su madre.
avatar
InvitadoInvitado

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.