Situación Actual
10º-19º
24 octubre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
Wolfgang R.Mejor PJ ♂
Lluna F.Mejor PJ ♀
Eva W.Mejor User
Melissa M.Mejor roler
Gwen & KyleMejor dúo
Giovanni M.Mejor novato
Niara S.Especial I.
Iris L.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Draco Dormiens Nunquam Titillandus - Aventura 3 años - Alice K. Ivanova y Leo Lezzo

Leonardo Lezzo el Vie Ago 26, 2016 12:07 am

Una buena mañana de verano cuando el calor todavía no se dejaba notar del todo Leo salió de casa con ánimo de hacer deporte al aire libre. Luego podría tomar algo fresco como recompensa. Su primera opción fue Londres, pero le aburría correr por una ciudad y estaba harto de encerrarse en el gimnásio. La gente está acostumbrada a ver a otra gente haciendo lo que ahora llaman running por la calle, pero Leo no se sentía cómodo con aquello. Se sentía como si acabase de robar algo en alguna tienda y le fuesen persiguiendo. Esquivar niños, perros, ancianos, bicicletas, niños en bicicleta, ancianos con perros, ancianos con niños, perros en bicicleta... Todo un deporte digno de estar incluido en los JJOO. Por eso el chico tuvo que desplazarse más lejos para estar más tranquilo, o eso creyó.

Su opción siempre era Hogsmeade. Se sentía feliz allí y conocía bien los alrededores. Su temporada alta de turismo era en invierno de modo que el verano allí era un placer. A penas había locales abiertos y la gente que te podías encontrar en la calle por casualidad eran vecinos del pueblo, nada de visitantes. Pero no era al pueblo donde el chico iba, se marchó al bosque corriendo respirando libertad. No miró el reloj, tampoco se sentía cansado. El bosque estaba fresco, olía a tierra y a hojas, a naturaleza. Pero de pronto Leo sintió un viento proveniente de arriba. Muy extraño. Al mirar no vio nada. El aire cesó y el chico continuó su marcha. Hasta que al poco rato de nuevo se giró viento y miró hacia arriba viendo un dragón majestuoso sobre volando el bosque. El chico cesó su marcha de inmediato y buscó en su riñonera hasta dar con la varita. Corrió hacia el pueblo, que es hacia donde se dirigía el dragón, varita en mano, dispuesto a lanzarle algún hechizo si se veía en peligro. Pero al llegar al pueblo no lo vio. Por un momento creyó que podía haber sido una imaginación suya dada por la falta de azúcar en el cuerpo, o una sombra... Quizás un avión. Pero no, era un dragón. De nuevo pasó volando por encima de la cabeza de Leo, esta vez lanzando unas llamaradas que prendieron los árboles más cercanos al pueblo. Tenía que detenerlo.
avatar
Imagen Personalizada : León enamorado
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 21
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 18.350
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 483
Puntos : 194
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t985-buzon-de-leo-lezzo

Invitado el Sáb Ago 27, 2016 2:22 am

Era una mañana de verano cuando la cambiante decidió ir a Hogsmeade, la razón se dijo a si misma que era para comprarle unos dulces a Stella, pero la cruel realidad era otra, ese día la joven recibió su ejemplar de Corazón de Bruja, no es algo que le llamara tanto la atención leer pero desde la publicación de Circe lo hacía cada que sacaban una nueva, en esta ocasión una vez mas hablaron de ella, dijeron algo que hizo que los colores se le subieran a la cara en especial al ver la foto, ella ni siquiera sabía donde vendían esas cosas y ahí estaba ella con uno de ellos en su boca, claramente algo estaba mal por que nunca se había tomado esa foto, de alguna forma la alteraron, pero lo peor no fue eso si no que uno de sus hermanos que casualmente andaba en la casa la vio y todo terminó en una situación incomoda de reproche y regaño a la metamorfomaga a quien hasta castigaron hasta nuevo aviso sin dejarla explicarse, lo que llevó a que esta tomara su varita y antes de que pudieran hacer algo escapara de casa, apareciéndose en Hogsmeade.

Estaba molesta y abochornada, se preguntaba si sería posible que alguien hubiera tomado una poción multijugos solo para hacerle tal broma o si usaron otro método, no quería ni imaginar lo que pensarían los demás de ella en esos momentos o cuando leyeran la nota y quería asegurarse que no hubiera ninguno de esos supuesto volantes o los quemaría todos. Caminó entre las casa y los distintos comercios viendo a ver si de verdad no había nada, al parecer no era mas que una simple difamación, aún así no quería regresar a casa, no en ese momento por lo que decidió caminar hasta el bosque alrededor, tal vez ahí podría pensar un poco la situación, o eso creía la joven cuando vio una sombra de algo gigante por lo que dirigió su mirada al cielo, era un dragón, hacía unas semanas había escuchado que uno de ellos se había escapado y al parecer se dirigía al pueblo algo que preocupó a la bruja, en especial por que estaba incendiando los árboles cercanos al pueblo.

- Demonios - maldijo antes de correr donde se incendiaban los árboles, ciertamente tenía que detener al dragón antes de que se acercara al pueblo pero también si dejaba que el incendio se extendiera estarían en problemas - Aquaeructo - conjuró mientras dirigía su varita al lugar del incendio para empezar a pagarlo y luego ver a ver que hacía con el dragón.
avatar
InvitadoInvitado

Leonardo Lezzo el Dom Ago 28, 2016 2:12 pm

El chico corrió hacia el linde del bosque, justo donde había visto que el dragón lanzaba fuego haciendo que los árboles prendiesen, y vio que una chica estaba apagando el fuego con su varita. A primera vista no la reconoció pero gracias a la varita supo que se trataba de una bruja. También él iba varita en mano dispuesto a apagar el fuego y detener al dragón, sin saber muy bien como hacerlo. Nunca había estado ante una situación parecida y en su primer año de universidad le enseñaron más cosas relacionadas con leyes que procedimientos delante de un verdadero peligro como el que suponía encontrarse con un dragón suelto. Se acercó a la chica sin dejar de mirar al cielo por si volvía la bestia. - ¿Estás bien? ¿Has visto al dragón? - Leo no sabía si la chica se había topado con el dragón o simplemente reaccionó al ver el fuego y lo apagó. El chico se cercioró de que el fuego estuviese bien apagado.

Antes de darles tiempo a pensar en nada el dragón volvió a hacer acto de presencia y casi les asa a fuego vivo. Leo estuvo rápido, y empujó a la chica hacia un lado tapándola con su cuerpo. Por suerte el fuego del dragón no llegó a quemarles. Cuando quisieron darse cuenta de nuevo había desaparecido la bestia. - No se de donde ha salido, se habrá escapado de alguna reserva o alguien ha tenido la maldita ocurrencia de soltar un dragón y ver que pasa. Tenemos que alejarlo del pueblo o hará daño a alguien. Y si se aleja, lo pueden ver los muggles. ¿Crees que podamos atraerlo hacia el bosque? - Leo no hablaba muy convencido pues el dragón le daba miedo. El animal no tenía la culpa, simplemente era un dragón desatado y desorientado.

Para poder llevarlo al bosque primero tendrían que encontrar un modo de hacerlo. El dragón no iba a ser como un perro obediente que sigue a su dueño sabiendo que este le va a dar de comer. ¿Qué come un dragón? Por lo que Leo sabía un dragón podía comer incluso personas. No parecía la mejor opción ofrecerse ellos como cebo. - Por cierto, soy Leo. Creo que nos hemos visto en Hogwarts. - El chico se fijó en el pelo de ella y supuso que era una obsesa del tinte de pelo, o quizás era como Jason. Él puede cambiar el color de su pelo y algunas facciones de su cara porque es un cambiante.
avatar
Imagen Personalizada : León enamorado
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 21
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 18.350
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 483
Puntos : 194
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t985-buzon-de-leo-lezzo

Invitado el Mar Ago 30, 2016 3:24 am

Había corrido lo mas rápido pudo para que no se propagara mucho el fuego por el bosque, si esto pasaba el fuego sería incontenible y la idea no era que hubiera un incendio forestal, lo malo es que tenía que estar muy alerta por si el dragón volvía a aparecer, de hacerlo las cosas se complicarían aún mas si el fuego no había sido extinguido y no solo eso, ella misma estaría en problemas.

Mientras apagaba el juego llegó un chico con varita en mano, parecía un par de años mayor que ella, este se apresuró a ver si todo estaba bien apagado y se dirigió a ella preguntando por el dragón - Si, estoy bien y si lo he visto, estaba... - no logró terminar de responder ya que el dragón reapareció, al parecer no muy contento por que extinguieron su fuego, o tal vez simplemente actuando por instinto.

El dragón los atacó con la intención de asarlos vivos, pero el chico que había llegado fue mas rápido e hizo que ambos cayeran al suelo y la cubrió del peligro, una pequeña parte de ella se sintió algo incómoda pero no dijo nada al respecto, solo esperó que el chico se apartara mientras notaba que una vez mas el dragón había desaparecido del lugar y eso le daba muy mala espina, fuera a donde fuera sería un problema y una muy grande.

- Se escapó hace unas semanas, estaban transportándolo junto con otros, este debe ser uno de los tres que aún no han capturado, salió en el Profeta - explicó la joven, estaba segura que tenía que ser uno de ellos además intentó pensar rápido en que podrían hacer para contenerlo, pero estaba casi segura que necesitarían mas gente, mínimo 6 mas - Podríamos usar algún hechizo de transformación que nos ayude a llamar su atención, tal vez un Avifors, o Avis o podríamos usar Draconifors, el dragón agrandarlo, esto podría llamar la atención del Dragón, con esto podríamos llevarlo al bosque lo siguiente sería intentar atarlo con cuerdas o encerrarlo en una jaula - diría proponiendo una serie de hechizos, por algún motivo siempre se le daba hacer alguna clase de plan en situaciones como estas, posiblemente por la adrenalina del momento, no sabía pero tal vez funcionara.

- Soy Alice y posiblemente si - respondió, ella no estaba segura de haberlo visto y la verdad tampoco es que fuera el momento por que en eso el dragón apareció una vez mas, lanzando una nueva llamarada, aunque un poco mas lejos que ellos, tenía la intención de ir al pueblo por lo que tenían que empezar a actuar - Ocupas informar al ministerio también - añadió
avatar
InvitadoInvitado

Leonardo Lezzo el Jue Sep 01, 2016 12:57 am

El dragón parecía enfadado pero no lo estaba aún, simplemente era un dragón y su vida se resumía en volar, comer y crear pequeños fuegos que podían extenderse creando un catastrófico incendio. Por suerte había un joven bruja en el lugar que apagó el fuego que el dragón había ocasionado en el linde del bosque con el pueblo. Aquella bestia era una amenaza para todos, pero sobre todo podía ocasionar un grave peligro para la comunidad mágica si lo llegaban a ver los muggles. No hay explicaciones posibles para haber visto pasar volando un dragón, se supone que para ellos no existen. Leo estaba visiblemente nervioso pero se alegró de toparse con una chica con una mente tan despejada. Ella fue la que le dijo que el dragón llevaba un tiempo fugado, a noticia salió en El Profeta y todo. Enseguida nombró hechizos que podían usar para atraer a la bestia hacia el bosque y una vez allí amarrarlo para que dejase de estar volando de aquí para allá y avisar al Ministerio.- Lo de atarlo suena bien pero falta que nos haga caso. Lo primero es que nos siga. - Por el momento el dragón se había alejado del pueblo.

Aunque estaban en un momento muy tenso el chico quiso presentarse y dejar claro que le sonaba la cara de la chica del colegio. Ella dijo que se llamaba Alice, cosa que Leo no sabía, y enseguida volvió al tema del dragón. En ese momento era lo más importante. - Si, una vez lo tengamos atado avisamos al Ministerio. Supongo que habrá alguien de guardia si ya saben que les falta un dragón. - Y tanto que les faltaba. De nuevo apareció en el cielo soltando alguna que otra llamarada. Leo conjuró un Avis no verbal y una bandada de pájaros salieron desde la punta de la varita hasta llegar a la altura del dragón. Este los vio y se acercó volando, lanzando una llamarada que los desintegró por completo. - Mala idea la mía. Pero... ¿para usar Draconifors no necesitamos estatuas de dragones reales? - La mente de Leo estaba un tanto paralizada. Se supone que debería estar entrenado para reaccionar rápido en este tipo de casos pero el mismo apuro le dejaba la mente en blanco. - ¿Y si dejamos que se acerque y le lanzamos un Confundus? - El chico lo dejó caer sin saber muy bien como afectaría ese hechizo a un dragón de semejante tamaño.

De nuevo el dragón se acercó a ellos. Les había tomado demasiado cariño o tenía planeado asarlos como en una parrilla. - Impedimenta – Pronunció Leo a tiempo con su correspondiente movimiento de varita para impedir que el dragón les lanzara más fuego. El dragón apreció enfadarse más con aquello. - ¿Y si nos usamos a nosotros mismos como cebo y le tendemos una trampa en el bosque? - La idea principal del chico era alejar al animal del pueblo minimizando los daños personales. A pesar de que ellos podían salir bastante escaldados.
avatar
Imagen Personalizada : León enamorado
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 21
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 18.350
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 483
Puntos : 194
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t985-buzon-de-leo-lezzo

Invitado el Jue Sep 01, 2016 10:12 pm

Realmente era una situación problemática, muy problemática, el dragón podía hacer muchos daños en el pueblo y en el bosque, eso si se quedaba donde estaba, si iba a una comunidad muggle, pues el problema sería que este sería visto por estos y ellos no creían en dragones, no era mas que una criatura ficticia y claramente tendrían problemas por el estatuto de secreto, en definitiva tenían que atraparlo rápido e informar al ministerio, en el profeta decía que se informara al ministerio, aunque no lo de a traerlo y atraparlo, pero tenían que buscar una forma en la que no hiciera tanto daño.

El chico parecía estar de acuerdo en atarlo pero ella por mas que lo hubiera dicho no estaba muy segura de que pudiera hacerlo y se lo hizo saber - El problema es que somos solo dos magos y para esto ocupamos mas personas como unas 6 por lo grande de los dragones - diría, los dragonistas no eran solo un par por dragón, eran grupos mas grandes sobre un dragón, así que ocupaban mas personas si querían hacer eso.

- Tal vez si usamos Pericullum, podríamos alertar a alguien nuestra situación, realmente ocuparemos apoyo - propondría recordando la finalidad de ese hechizo y que realmente no podían solos con el dragón, era demasiado peligroso - Y no creo que tengamos que esperar tanto por que dudo que logremos tanto, solo somos dos magos y al menos yo entraré a séptimo - diría dando a entender que no tenía todos los conocimientos necesarios para enfrentarse a un dragón y ganar y dudaba que él solo pudiera con el mismo, así que si o si tenían que ir informando prácticamente desde ya o desde que iniciaran su plan.

- No*, solo tienen que ser objetos de pequeño tamaño, podemos agrandarlos con Engorgio, pero si queremos que vuele y eso no tendría que ser mas grande que un perro - diría la joven mientras conjuraba otro Avis no verbal, sabía que el dragón una vez mas los desintegraría pero era algo que lo distraía.

- Podría servir, pero un Dragón confundido lo creo mas peligroso - diría, siempre pensaba rápido en esas situaciones, lo había demostrado en su clase con Cosmas, además alguna vez habló de dragones con su primo, aunque no algo tan elaborado como la situación actual ya que nunca esperó estar cara a cara con uno - Y no creo que dos Confundus simultáneos sirvan, una vez mas creo que ocupamos mas por su gran tamaño - no era lo mismo aturdir a una persona que hacerlo con una quimera, un centauro o en ese caso un dragón.

Una vez mas el dragón apareció con la intensión de lanzarles otra llamarada con lo que Alice lanzó un nuevo hechizo "Aura" conjuró no verbalmente para protegerlos - No es buena idea, es mejor usar una distracción que lo mantenga lejos de nosotros mientras buscamos el lugar donde será capturado - diría la joven, realmente no pensaba ser carne para el matadero y ni terminar con graves quemaduras cuando en transformaciones y encantamientos habían aprendido muchos hechizos, cierto que alguna vez se ofreció para ser golpeada por un gorro rojo pero eran 5 y era una criatura pequeña y no un dragón.

FdR: *En los hechizos del foro no exige que tenga figura de dragón.
avatar
InvitadoInvitado

Leonardo Lezzo el Sáb Sep 03, 2016 1:32 am

Todo el mundo podía decir que la mayor virtud del chico es su tranquilidad y su paciencia, nunca pierde los estribos. Pero en este momento empezaba a perderlos. El dragón era una amenaza real. Podía herir o matar a gente, y ponía en riesgo el secreto de los magos si algún muggle llegaba a verlo. ¿A que velocidad vuela un dragón? Es posible que con cada una de sus desapariciones el dragón llegué a un pueblo muggle. Alice parecía un poco más centrada, pero aún así los dos llegaban a la misma conclusión. El dragón es muy grande y debe ser difícil atarlo. Casi tan difícil como atraerle al bosque. La chica propuso usar el hechizo que lanza chispas rojas para pedir auxilio. - Dudo que las chispas alerten a los del Ministerio, a parte las chispas puedes alterar al dragón. Si cree que le estamos atacando puede ser peor. -  Leo sabía que esa idea no era buena idea pero tampoco se le ocurría nada mejor. Alice estaba por empezar séptimo. - Es un dragón, tampoco yo estoy preparado para esto aunque esté por empezar segundo en la universidad. - Evitó decir que su meta era ser auror porque una situación como aquella tendría que ser pan comido para alguien que estudia para ello.

Los momentos en los que el dragón desaparecía de su vista el cerebro de Leo funcionaba mejor. - ¿Qué come un dragón? Quizás con eso podemos hacer que vaya al bosque. - Pero para conseguir lo que había dicho Alice del hechizo para convertir objetos en dragón no se necesitaba una estatua de dragón como Leo pensaba, de modo que parecía buena idea. - Vale, lo siento. Hagámoslo. - Mejor probar aquello que el confundus. Bien mirado, un dragón confundido puede ser peor que un dragón normal como dice Alice. Leo atrajo mediante magia una lata de refresco que había en medio de la calle para que Alice la convirtiera en dragón. Luego solo tendrían que agrandarlo y hacerlo volar hacia el bosque. Con suerte les saldría bien, con mucha suerte el dragón les seguría hacia el bosque y luego... ¿qué?

Esta vez fue Alice quien protegió a Leo de la furia del dragón. Cada vez que les sorbevolaba les lanzaba alguna llamarada de advertencia. En ese momento se acordó de un hechizo que había aprendido este año. - Cuando he hablado de atarle tu has pensado en el hechizo Incarcerous, ¿verdad?  ¿Te suena el encantamiento Religio? Sirve para lo mismo pero puede que sea más fuerte. Tenemos que intentarlo. O Jaulío, para enjaularlo. Lo que no sé es como avisar al Ministerio... - Leo se quedó pensativo. En alguna de las clases lo habían tenido que decir. Se acordaba de que los de la orden se mandaban mensajes con un Patronus, pero él no sabía como hacerlo.


Off: Vale, lo siento. Fui a mirar a la PotterPedia  Neutral
avatar
Imagen Personalizada : León enamorado
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 21
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 18.350
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 483
Puntos : 194
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t985-buzon-de-leo-lezzo

Invitado el Sáb Sep 03, 2016 3:15 am

Realmente era una situación complicada, ella solo había ido ahí por un absurdo rumor y al final había terminado con una situación complicada y no estaba segura de que hacer, notaba el nerviosismo en ambos, ninguno estaba preparado para esto, pero si sobrevivía a un dragón y a evitar que este hiciera algo muy malo, tal vez si estaría capacitada para ser una auror en un futuro o una dragonista, solo que no se veía entre dragones y posibles lesiones provocadas por grandes y feroces dragones.

Ocupaban un plan rápido, las palabras del joven eran ciertas el dragón podría pensar que lo atacaban y eso lo pondría furioso - Tienes razón - reconoció, tenían que pensar bien que harían pero también tenía que actuar rápido, eso era lo mas importante, las ideas empezaron a surgir, ocupaban una estrategia si querían lograr algo por que dudaba que el dragón se quedara ahí con ellos todo el día, si no se apuraban se iría.

- Bueno a menos que estudies para dragonista no tienes que estar preparado - diría con una pequeña sonrisa para darle algo de animo, por que si su carrera era sanación, o para trabajar en el ministerio en algo que no tuviera que ver con criaturas mágicas, no tenía por que saber algo sobre dragones, por ende no importaba su año.

- ¿Carne? Pollos, Vacas... pero no tenemos ninguno aquí y la vaca mas cercana está en Howgarts y es la vaca del profesor Odiseo y sinceramente me cae muy bien para dársela de comer a un Dragón - diría, era cierto, Mildred le caía lo suficientemente bien para no querer que esta fuera alimento de dragón, además apreciaba su nota y ocupaba buenas notas en Herbología.´

- Yo también dudé con ese hechizo - diría, ella también lo dudó por un momento pero al final recordó que en efecto era cualquier cosa, no eran hechizos que se usaran todo el tiempo, solo cuando tienes un dragón que tienes que controlar.

Al final usarían el Draconifors, con lo que el joven atrajo con magia una lata, solo que antes ocupaba estar segura de las cosas antes hacer funcionar todo por lo que escuchó las siguientes palabras del chico - Correcto, he pensado en ese, con respecto a los que propones el problema es que nunca los he practicado y por no se si me vayan a salir o terminaremos en problemas por intentar usarlos - diría pues era la verdad los hechizos nuevos tardaban en poder ser efectuados en especial si eran nuevos - No tenemos que avisar al ministerios, tenemos que avisar a alguien del pueblo que avise al ministerio, Hogsmeade tiene muchas brujas y manos que podrían ayudarnos, tal vez la dueño de las tres escobas - diría, solo ocupaban de que alguien del pueblo se enterara para que tuvieran algo de apoyo.

Luego de dejar eso claro apuntó con su varita mientras conjuraba un "Draconifors" no verbal seguido de un "Engorgio" también no verbal con lo que tuvieron un dragón del tamaño de un perro, que esperaba que pasara por una cría de dragón el cual elevó en el aire con ayuda de su varita para que el dragón lo viera y lo siguiera, claramente la cosa no solo consistió en eso, si lo perdía de vista no sabía que pasaría con ambos así que lo siguiente que tendría que hacer era correr detrás de los dragones, en busca de un claro donde capturarlo, claro que sin dejar ver a ambos.

FdR: Yo también lo hice, lo que dices es verdad, pero también consulté a un miembro del staff para estar segura.
avatar
InvitadoInvitado

Leonardo Lezzo el Mar Sep 06, 2016 12:23 am

La carrera que Leo había elegido no era la de dragonolista pero de igual modo tenía que estar preparado para situaciones límite si quería ser auror. La chica solo intentaba animarle, y lo agradeció, pero estaba muy ocupado pensando como para dar muestras de sentirse mejor. Solamente estaba agobiado por la situación y por no saber reaccionar a tiempo. Pensó en atraerle hasta el bosque con algo de comer, carne quizás, pero Alice le habló sobre una vaca de Hogwarts que Leo no entendió. De modo que lo dejó pasar, guardándolo como plan B en su mente. Finalmente Alice quiso probar el hechizo para convertir una simple lata abandonada en un dragón y luego agrandarlo. Se le dio bien. Mientras ella hacía eso Leo miró las casas de si alrededor. Más concretamente se fijó en una pequeña tienda que le había pasado desapercibida hasta ahora. - En realidad yo podría aparecerme en el Ministerio y volver, pero no quiero dejarte sola. Mantén tu hechizo un momento, iré a avisar a alguien y volveré. - El chico corrió hacia la tiendecita y entró sin fijarse muy bien en su contenido. Solamente se dirigió al mostrador para hablar con la mujer que estaba allí. - Tiene que ayudarnos, hay un dragón volando sobre el pueblo. Es peligroso. Estamos intentando llevarle al bosque pero le pido por favor que avise al Ministerio. ¿Será tan amable? Por favor. - Leo usó la mirada más suplicante que había puesto en su vida y no salió de la tienda hasta que la mujer aceptó el encargo.

Después de eso Leo salió corriendo en busca de Alice. La sola idea de dejarla sola ante el peligro le causaba miedo. Si le pasaba algo no se lo perdonaría. - Bien, esa mujer avisará al Ministerio pero nosotros debemos apartar al dragón del pueblo. ¿Dónde está? ¿Ha visto al dragón? - En ese momento apareció el dragón fugado, batiendo sus grandes alas, por encima de sus cabezas. Así que ellos tuvieron que correr también hacia el bosque varita en mano. Alice iba sosteniendo mediante su magia el pequeño dragón de mentira que había creado mientras que el chico estaba preparado para protegerse de cualquier ataque de fuego. Leo sentía miedo pero sobre todo preocupación. Si los del Ministerio no se apuraban y su plan no salía bien estarían en un buen lío. Por suerte el dragón estaba siguiendo el anzuelo, aunque no por mucho tiempo. De pronto dejaron de escuchar el ruido de sus alas y al mirar hacia arriba no lo vieron. - ¡Oh, no! ¿Dónde ha ido? - Miraron al cielo pero el bosque espero no les dejaba ver mucho más que las copas de los árboles. Tampoco se escuchaba nada que les dijese que el dragón estaba cerca. - Da igual, sigamos. Corre. Vamos hasta el centro del bosque. Si tenemos suerte nos seguirá y allí intentaremos atarle. - Leo habló convencido pero no tenía ni idea de si el dragón les iba a seguir o no. Su idea era poder atrapar al dragón sin dañarlo, a menos que él les dañase antes. Con suerte llegarían los refuerzos del Ministerio y todo quedaría en sus manos. Pero de momento era su problema.
avatar
Imagen Personalizada : León enamorado
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 21
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 18.350
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 483
Puntos : 194
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t985-buzon-de-leo-lezzo

Invitado el Mar Sep 06, 2016 3:21 am

Tenían muchas cosas en mente, tenían que fijar un plan por que no era ir a lo tonto, era hacer todo calculado pero a la vez tenían que hacerlo rápido, si no lo hacían rápido también sería un problema, al menos al final consiguieron, tenían en mente un plan, sabían como llevarlo a cabo pero a su vez tenía varias fallas, pero de momento podrían jugar con eso, lo último que faltaba era ver que haría el chico, como avisarían a los del ministerio, tenían varias opciones y eso era bueno.

- ¿No es lo mismo? - preguntaría, que él corriera al pueblo quitaba tiempo, que él se apareciera en el ministerio igual, en todo caso, la dejaría un momento sola y tal vez era mejor que lo hiciera yendo para el pueblo así que ella tendría que llevar a cabo el resto del plan por el momento - Me iré adelantando - dijo al ver que se iba mientras hacía los hechizos que necesitaba para luego empezar a correr hacía el bosque, buscando un claro para poder llevar acabo el resto del plan, al menos era buena corriendo y eso le ayudaba en ese momento, aún cuando había perdido la práctica, pero creía que le iría bien.

Empezó a correr detrás del dragón o bueno debajo de su "cuello" mientras apuntaba en diagonal, hacía arriba adelante del dragón con la varita para que el hechizo que había realizado del dragón siguiera volando delante del dragón, mientras lo hacía corría a una velocidad en la que el dragón no lo pudiera alcanzar o al menos esa era la idea primordial de la cambiante, el no ser alcanzada por el mismo.

Siguió corriendo, no estaba ahogándose mi medio muerta aún, era bueno, eso significaba que su condición no se había deteriorado demasiado y eso era algo bueno, así que siguió en la carrera del dragón, a los pocos minutos llegó a su lado su acompañante de esa travesía - Está... arriba - aún cuando no estaba muy agitada hablar y correr no era tarea fácil y era lo que estaba haciendo en ese momento, al menos hasta que la transformación se rompió, como todo hechizo de esos tenía un limite en especial por que eran dos hechizos y no era un dragón que pudiera volar por siempre, así que recurrió al plan b.

"Avis" conjuró justo cuando notó que el dragón había desaparecido, lo que la llevó a detenerse un momento, en especial al escuchar las palabras de Leonardo - Debe haber volado mas alto - diría mientras veía las aves que conjuró volar y se disponía a crear mas, la idea era distraerlo y guiarlo con ellos y que mejor que usar algo como uno de esos hechizos para hacerlo, además no pasó mucho para que él chico le dijera que siguieran corriendo - Ok, cuando lleguemos crea algo que puedas hacer que llame la atención del dragón - diría mientras seguía lanzando encantamientos y buscando el dragón, sin dejar de dirigirse al lugar acordado.
avatar
InvitadoInvitado

Leonardo Lezzo el Vie Sep 09, 2016 12:17 am

Alice ya había recorrido un buen camino cuando Leo logró alcanzarla. Continuaban sin tener controlado del todo al dragón pero al menos habían avisado a los del Ministerio. Solo les quedaba entretener al dragón como les fuese posible hasta que alguien llegase. El chico se sentía agobiado. La misma sensación que se siente cuando estas viendo una de esas pelis en la que alguien es perseguido sin descanso. En especial a Leo le vino a la mente la última película que había visto de ese tipo. Se trataba de un film llamado Sweet Home o algo así en la que una pareja pasaba la noche en un piso de forma un tanto ilegal y se quedaban atrapados en la finca en la que solamente vivía un señor mayor al que una inmobiliaria estaba intentando desalojar de malas maneras. Entre el material menos llamativo de los matones había pistolas, entre los artefactos más llamativos un hacha o bombas de gas. Total, que te pasas la película sufriendo y viendo correr a los protagonistas. En este caso los que corrían eran ellos.

Cuando Leo alcanzó a Alice se dio cuenta de que el dragón no estaba sobre ellos. El hechizo que ella hizo con su varita había funcionado bien hasta el momento pero el dragón había desaparecido de nuevo. Estaban ambos bajo mucha presión. Debían llevar al dragón hasta el bosque, buscar un claro donde tendrían mejor visibilidad si es que les buscaban desde arriba y amarrar al dragón como fuese. La chica creó más aves con su varita para intentar atraer al dragón pero el pidió a Leo que pensase en algo para distraer al dragón una vez llegasen al interior del bosque. De nuevo más presión. La mente del chico repasaba todos sus conocimientos sobre hechizos y sobre criaturas mágicas pero no se le ocurría absolutamente nada útil contra una dragón. - He pensado en carne de vaca muerta pero no se como hacerla aparecer. ¿Y agua? Quizás el dragón pueda tener sed con tanto volar. Conozco un lugar cerca de aquí donde hay un riachuelo que se ensancha creando un pequeño lago. Vamos a mirar... - Leo agarró la mano de Alice y la llevó entre los árboles hasta donde sabía que estaba el río. Había corrido mucho por aquellos bosques en busca de hacer deporte en paz, y también se había perdido alguna vez caminando por allí. De modo que había aprendido a ubicarse en el bosque de Hogsmeade.

Al llegar a la orilla del río hizo señas a Alice para que se mantuviese en silencio y descendieron por un pequeño camino que bordeaba dicho río hasta llegar al pequeño lago. Encima de una gran roca estaba el dragón descansando. - ¿Y si le cegamos? De ese modo no podrá ver y dejará de huir de nosotros. Porque petrificarle... me da lástima. - Lanzó sus pensamientos pero en voz baja para no ser escuchado por el dragón. - Ya sé. Jaulío. - Gritó Leo con todas sus fuerzas. Una jaula de hierro apareció alrededor del dragón, aunque era demasiado pequeña para una criatura de su tamaño y sus alas se quedaron muy pegadas al cuerpo del animal. - Vale, vale. - Dijo muy nervioso, intentando calmarse. - Dudo que eso aguante mucho tiempo. ¿Le atamos ahora? - Pero el dragón estaba más que furioso y no dejaba de  moverse y lanzar llamaradas de modo que de nuevo estaba incendiando el bosque y la jaula que el chico había conjurado no tardaría en desaparecer.  


Última edición por Leonardo Lezzo el Mar Sep 13, 2016 11:07 pm, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada : León enamorado
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 21
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 18.350
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 483
Puntos : 194
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t985-buzon-de-leo-lezzo

Invitado el Sáb Sep 10, 2016 4:29 am

La cambiante tendría que ser suicida pero no se veía tan preocupada, es posible que lo estuviera pero no lo demostraba tanto, así que o estaba loca o no le importaba que el dragón se la comiera o confiaba mucho en ella misma y el chico con ella, tal vez tenía un subidón de adrenalina o la verdad no sabía cual era la razón, tal vez en ese momento no estaba pensando y estaba resultando lo que había intentado todo el verano, enterrar sus emociones y esto la estaba ayudando, pero en todo caso, estaba en una situación complicada, el dragón aparecía y desaparecía y era una criatura en este momento errática y peligrosa que en cualquier momento podría dejarla muy mal parada, pero estaba siendo algo juiciosa, era raro, aunque pasó algo parecido con el Troll, la Banshee, el gorro rojo y el ver a James muerto por culpa de un Boggart, pero el Boggart si la sorprendió, era el miedo de uno de los chicos, pero al final supo reaccionar al mismo y ahora estaba con un Dragón. Algo tenía que estar mal con ella por ponerse en esa situación al propio en vez de huir del mismo, aunque al igual que la vez en la clase de DCAO, no estaba sola, aunque esta vez estaba con un desconocido por lo que no había tanta confianza aunque parecían trabajar bien juntos.

Mientras corría y el dragón una vez mas se fugaba le pidió ayuda al chico, este propuso el uso de magia para crear carne pero eso no se podía era una de las excepciones de Gamp según recordaba, no se puede crear comida de la nada, aunque lo del agua si era mas sencillo o eso creía en especial cuando Leo le dijo que había un lago y la guió, para ese momento la cambiante había dejado de crear aves y solo lo siguió corriendo, parecía que conocía muy bien el bosque y era algo bueno - No se puede crear comida de la nada, solo transformarla, invocarla y cosas así - diría mientras seguía corriendo por que la única opción era la de ir al lado y una vez mas intentar llamar su atención desde ahí.

Al llegar al riachuelo el joven le hizo una señal para que guardara silencio y le joven claramente le hizo caso en especial por que entre mas se acercaban al lago mas se podía apreciar la silueta del dragón, no estaban solos el gran dragón estaba con ellos tomando agua y se veía tranquilo por ese momento, la cambiante casi que pensó que lo mejor era dejarlo así por un rato y luego si se intentaba ir hacer algo para detenerlo pero no estaba segura de eso.

- A mi me da lastima lanzarle un "Conjuntivitis" - dijo con sinceridad, dudaba que una petrificación sirviera mucho pero cegarlo le parecía un tanto cruel, era jugar con sus ojos y eso debía doler y molestar, al final el mayor optó por un Jaulío, ella hubiera preferido lanzarlo no verbalmente para no llamar la atención del dragón, pero esto era lo que tenían y no podía quejarse, ahora el dragón estaba en una jaula muy pequeña, muy molesto y en cualquier momento la destrozaría - Y ¿por que no lo aturdimos? - diría, estaba bastante insegura de atarlo en ese momento, aturdirlo tampoco sería muy efectivo o eso pensaba pero era una mejor idea o eso quería creer.
avatar
InvitadoInvitado

Leonardo Lezzo el Mar Sep 13, 2016 11:26 pm

Leo sabía muy bien que había leyes mágicas, al igual que en la física, que decían que no se podía hacer aparecer comida de la nada. Pero tenía la esperanza de que Alice supiera de una carnicería desde donde poder hacer aparecer un poco de carne de vaca. Nada más decirlo le pareció una locura. ¿Qué pensaría el dueño si viese desaparecer ante sus ojos una vaca entera? Sería peor el remedio que la enfermedad. Al menos les funcionó eso de seguir su intuición, y el dragón había ido a parar al lago que se formaba en un apartado del bosque gracias al riachuelo que pasaba por él. El chico no se lo podía creer, al fin le tenían en el punto de mira. Lo malo era pensar qué hacer para no herirle pero para no dejarle marchar de nuevo. No podían confiar en que la gente del Ministerio llegase para ayudarles pues la mujer de la tiendecita les habría avisado pero no sabía la ubicación exacta en la que se encontraban los jóvenes dentro del bosque al igual que no sabían donde estaba el dragón.

El chico no se lo pensó. Estaba ansioso por atrapar el dragón y que dejase de huir de una vez. Quizás lo mejor hubiese sido dejarlo tranquilo y actuar solo en el caso de que empezase a volar. Pero el temor a que se escapase y los nervios del momento hicieron actuar a Leo que conjuró una jaula mediante magia. Logró atrapar dentro al dragón pero se trataba de magia muy débil para un dragón tan grande, y no tardaría en poder escapar. Alice estaba entre hacerle un conjuro a los ojos o aturdirlo. Leo no quería herir al dragón a menos que no tuviesen más remedio, y la verdad es que la situación requería medidas desesperadas pues el dragón estaba furioso y de nuevo lanzaba llamaradas hacia ellos. Por suerte no les hizo daño, pero lo habían cabreado demasiado. - Podemos aturdirlo, pero tiene que ser entre los dos. No servirá de nada un hechizo solo. Mira la jaula, se está desvaneciendo. El dragón es demasiado poderoso como para que un solo mago o bruja pueda pararlo. Seguro que los dragonolistas van de cinco en cinco. - La jaula estaba desapareciendo.

Leo pensó en atarle las alas o algo similar, pero no tenían tiempo. - A la de tres lo aturdimos. - Dijo Leo intentando que no sonase como una orden aunque casi lo era. - Uno...dos... ¡tres! - Leo apuntó al dragón con todas sus fuerzas conjurando un hechizo aturdidor a la vez que Alice lo realizaba. Esperaba con todas sus fuerzas que uniendo sus magias el dragón quedase un tanto aturdido y no se escapase de nuevo volando cuando la jaula desapareciese. Lo cierto es que funcionó. Aunque no se quedó inconsciente del todo el dragón se recostó encima de las rocas entrecerrando los ojos. - ¿Lo hemos matado? - Preguntó asustado. No era eso lo que él quería. No buscaba dañar al dragón, solamente detenerlo. En ese momento el chico lanzó chispas rojas con su varita al cielo para que la gente del Ministerio les pudiese localizar. Estaba actuando por instinto, apartando un poco los nervios al ver que tenían al dragón un poco controlado.
avatar
Imagen Personalizada : León enamorado
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 21
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 18.350
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 483
Puntos : 194
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t985-buzon-de-leo-lezzo

Invitado el Miér Sep 14, 2016 12:57 am

Se basaron mas que nada en el instinto, el puro y llano instinto y al parecer tenían un muy buen instinto por que no estaban siendo comida de dragón ni tenían heridas de gravedad y era algo positivo, ahora solo les quedaba lograr lo que se proponían y esto era encontrar nuevamente al dragón que estaba en donde Leo creía que estaba, por suerte se veía mas calmado pero claramente no duraría así mucho tiempo, lo mas conveniente era solo observarlo y detenerlo nada mas cuando este fuera a hacer algo, cuando se mostrara agresivo o fuera a desaparecer de nuevo, mientras tanto lo mejor era quedarse donde estaban y solo mirarlo fijamente, pero esto no era lo que iba a pasar, su compañero en un ataque posiblemente de nervios al pensar que se escaparía lo enjauló, el problema es que esa jaula posiblemente no iba a resistir mucho y ellos solos no lograrían atarlo, para eso se requerían mas personas así que no quedó de otra mas que buscar otro método.

Luego de una pequeña deliberación terminaron optando por aturdirlo - Lo se y pienso lo mismo, así como no podemos lanzar un solo hechizo, ocupamos lanzar dos hechizos, aunque sea el mismo intentemos lanzar dos hechizos de aturdimiento seguidos de preferencia "Desmaius" - diría, habían mas hechizos de aturdimiento pero el mejor era el que podía dormirlo o al menos eso creía ella.

Escuchó la cuenta del joven y se preparó para atacar llegando a lanzarle dos Desmaius simultáneos, no estaba segura de que pudiera funcionar, ambos tendrían que lanzar hechizos muy poderosos para lograrlo y al parecer fue algo así, el dragón lucía algo confundido y se recostó un momento o eso era lo que parecía - No, no lo hemos matado - diría la cambiante mientras veía como el usaba el hechizo para pedir auxilio, aunque no fue la única que lo vio, el dragón también lo hizo e intentó lanzar una nueva bocanada de fuego y emprender vuelo, dichosamente los del ministerio estaban cerca y esa señal los ayudó a llegar hasta donde los jóvenes y el dragón se encontraban, estado este ultimo algo mareado por así decirlo, pero mas manejable para las personas que llegaron por él, quienes inmediatamente lo rodearon para poder someterlo mientras este intentaba una vez mas huir y quemar todo a su paso, pero sin los sentidos al cien por ciento para hacerlo.

- Creo que ya está todo bajo control - dijo a su acompañante antes de que un par de personas del ministerio se acercaran a ellos, no eran los mismos que se ocupaban del dragón era otro par de personas dado que había llegado una comitiva como de 8 personas para tratar con el dragón y suponía que con las posibles lesiones que ellos tuvieran, aunque por un gran golpe de suerte no tenían lesiones, era algo que ni un dragonista experimentado podría decir en su primer encuentro con un dragón.
avatar
InvitadoInvitado

Leonardo Lezzo el Miér Sep 14, 2016 11:50 pm

Tanto Alice como Leo lanzaron juntos un Desmaius contra el dragón con la idea de aturdirlo un poco y así evitar que se escapase de nuevo. La señora del pueblo habría avisado ya a la gente del Ministerio y no iban a tardar en llegar. Leo no pensaba en ello como una oportunidad de ganar fama ni nada por el estilo, solamente pensaba en el daño que podía causar a la población un animal enfurecido como aquel. No tenía los suficientes conocimientos como para decir de que raza se trataba pero tanto él como la chica sabían de primera mano que era muy peligroso enfrentarse a él. Por suerte ninguno de los dos estaba herido. El dragón parecía adormilado y Leo se asustó por si lo habían matado. No era ese su cometido. Simplemente aguantarlo hasta que se lo llevasen a un lugar seguro para él y para el resto del mundo donde lo alimenten y lo traten bien. Y donde no puedan verlo los muggles.

Cuando ya estuvo todo bajo control y con ayuda de las chistas rojas que Leo lanzó para ser localizados empezaron a llegar personas al lugar. Unos se dirigieron directamente al dragón, más de cinco, para capturarle y llevárselo. Hasta el momento se habían tenido que apañar Alice y él solos. Otros se acercaron a ellos para comprobar que no estaban heridos. - Nunca había pensado en ser dragonolista, ¿y tu? - Le preguntó a Alice bastante despreocupado. - Yo sigo querido ser auror. Entre tu y yo, los mortífagos son más manejables que este dragón. - Le habló en confidencia. Los responsables del Ministerio les inflaron a preguntas a partir de ese momento. Querían saber todo lo que había ocurrido y como habían conseguido aturdir al dragón. Iban contestando los dos a esas preguntas. - ¿Van a hacernos una entrevista para El Profeta o qué? - Preguntó medio en broma el chico mientras se frotaba la nuca con la mano de puros nervios. De ahora en adelante se lo iba a pensar antes de salir a correr por el bosque de Hogsmeade, y siempre miraría hacia arriba por si había algo extraño por el cielo.

Estuvieron bastante rato allí, viendo como amarraban al dragón entre ocho personas y se creaba toda una comitiva para trasladarlo hasta el refugio de dragones. Finalmente dejaron de hacer preguntas a los chicos y les acompañaron hasta el pueblo. Leo no se había dado cuenta de lo tarde que era. Su aventura les había ocupado más de un par de horas. - Bueno, Alice, espero que nuestro próximo encuentro no sea tan movido. - Por alguna razón Leo estaba dando por sentado que se volverían a ver y hablando como un chico desenvuelto y frío, cosa que no es, cuando en realidad lo que quería era hacerle saber a la chica que le estaba agradecido por haber estado juntos en aquel infierno y que gracias a ella había podido dominar los nervios y ayudar a capturar el dragón fugado.
avatar
Imagen Personalizada : León enamorado
RP : 8
PB : Jeremy Irvine
Edad del pj : 21
Ocupación : Desempleado
Pureza de sangre : Mestizo
Galeones : 18.350
Lealtad : Orden del Fénix
Patronus : -
Mensajes : 483
Puntos : 194
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t960-leonardo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t974-relaciones-de-leo-lezzo http://www.expectopatronum-rpg.com/t1144-leonardo-lezzo-cronologia http://www.expectopatronum-rpg.com/t985-buzon-de-leo-lezzo

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.