Situación Actual
6º-11º // 1 enero luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Sirius B.Mejor PJ ♂
Danielle M.Mejor PJ ♀
Valarr K.Mejor User
Coraline M.Mejor roler
Evans & DenzelMejor dúo
Steven & DrakeMejor amigos
Evans & JoshuaMejor dúo hostil
Sirius B.Premio Admin
Redes Sociales
2añosonline

Abracadabra [Event with Astrid E. Sweets]

Invitado el Sáb Ago 27, 2016 4:32 pm

¿Cómo había llegado allí? No tenía ni la más remota idea, un espectáculo de magia muggle era lo último que habría creído que encontraría como método para integrarse en la comunidad londinense, sin embargo y en base a su falta de conocimiento de aquel lugar, terminó por entrar atropelladamente en aquel local donde aseguraban que la magia era real, que todo lo que mostraban allí era totalmente verídico. Se frotó el cabello respirando profundamente mientras le indicaban como pasar. No es que creyese que era un mago real el que estaba allí, pero la verdad es que tras tal manera de anunciar aquello a bombo y platillo por las calles acerca de aquel evento.

Se sentó en una de las sillas y simplemente esperó a que algo sucediese, como si esperase que de verdad iba a aparecer alguien de la nada e iba a conseguir que un mago, real, abriese la boca. Las maneras de hacer las cosas en Londres eran diferentes a su país natal, claro estaba que la lengua incluso que manejaban era totalmente diferente, las costumbres, incluso algunos hechizos dichos por un británico le sonaban extraños aún a pesar de que fueran exactamente la mismas palabras en latín que recitaban para realizar magia.

Chasqueó la lengua oliendo el contenido de la copa que tenía enfrente, no se fiaba de que no fueran a drogarlos a todos, por lo que simplemente la echó a un lado mirando si encontraba algún rostro conocido, alguien que hubiera visto en el la heladería en la cual trabajaba, pero de primeras, no había tenido la suerte de encontrar a nadie.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Dom Ago 28, 2016 3:42 am

Un espectáculo de hipnotismo, ella iría a un espectáculo de hipnotismo, un show muggle, nunca hubiera creído que eso pasaría pero ahí estaba a las afueras del lugar donde se presentaría el hipnotista luciendo una camisa de tirantes y unos vaqueros, realmente era inaudito para ella, pero no pudo evitarlo, se había ganado un entrada para ir, por la entrada no hubiera ido, tampoco por que fuera el mejor hipnotista del mundo, fue solo por el chico guapo que también se ganó la entrada, al cual ella quería ligar de llegar a verlo, ambos habían quedado de verse en el lugar, sin embargo no se veía por ningún lado.

Pasaron 5, 8 minutos el espectáculo estaba por iniciar y la rubia se cansó de esperar estaba por irse pero al final se dio cuenta que no, que lo mejor era entrar, seguro el chico estaba dentro o al menos eso era lo que esperaba, pero no pasó, sus lugares eran uno a la par del otro y el chico no parecía que fuera a llegar, una vez mas la rubia decidió irse, aunque al final le dio el beneficio de la duda y darle unos 2 minutos mas, pero no llegó, así que una vez mas al final decidió irse, pero no lo logró justo en ese momento se apagaron las luces, las puertas se cerraron y se abrió el telón con una luz iluminando a quien daría el espectáculo, maldijo por lo bajo y viendo que había alguien vendiendo palomitas no hizo mas que llamarlo y comprar unas las cuales empezaría a comer malhumoradamente, era lógico que no iba a aparecer, cualquier mago respetable no iría a un acto como ese y esto la molestó mas.

La verdad había estado tan distraída y malhumorada que no había notado algunas cosas del lugar como la copa que había por ahí, el olor o que posiblemente los podrían drogar o algo así, solo que el chico guapo le quedó mal y que quería lanzarle una maldición imperdonable por dejarla en esa horrible situación.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Miér Ago 31, 2016 3:09 pm

Estaba realmente emocionado por estar en aquel lugar pese a que al principio se hubiera mostrado realmente reticente a entrar. Los espectáculos de brujería, hipnotismo en ese caso, siempre solían ser meros engañabobos que terminaban con algún robo o algo peor, con aburrimiento generalizado que empujaba a los asistentes a aplaudir tras insulsos chistes y diferentes tipos de comentarios ingeniosos, o que al menos el hombre que estaba frente a ellos con la chistera creía que eran. Una vez sentado era cuestión de minutos que aquello empezase, por lo que tamborileando alegremente con sus dedos sobre la mesa, esperó expectante a ver que era lo que podía hacer aquel tipo.

No tardó demasiado, probablemente menos de lo que hubiera esperado que tardase en empezar, pero para cuando las cosas parecían ir a tomar forma, una joven se sentó, aparentemente malhumorada, cerca de él, por lo que tras elevar las cejas y acercar un poco su silla a la de ella para alcanzar a decir algo, sonrió levemente - No se preocupe, estoy seguro de que este espectáculo será agradable para animarla.- No sabía que le habría pasado a la joven para tener aquel rostro desencajado por la incomodidad, comiendo palomitas de una manera en la que hasta resultaba amenazante.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Miér Ago 31, 2016 5:39 pm

Ya estaba de mal humor por estar en ese espectáculo, para que además un muggle le dirigiera la palabra, ¿es que no se notaba que no quería estar en ese lugar y menos rodeada de esa basura? realmente cuando volviera a ver a ese chico que la dejó plantada lo haría pagar por eso, de eso estaba segura.

- No me gustan los actos de magia barata - sería su respuesta intentando no sonar tan molesta como estaba y es que realmente detestaba estar en un lugar como ese y mas aún teniendo que presenciar un acto así, pero no le quedaba de otra, ya las puertas estaban cerradas y aunque podía usar una maldición para que le abrieran la puerta e irse, hasta para eso estaba molesta, quien sabe tal vez en medio acto incendiara el escenario, eso si haría las cosas mas interesantes.

Por un momento estaba entretenida pensando en como hacer pagar a todos por su mal humor y en otro estaba viendo como aparecía el mentado hipnotista con una entrada tan aburrida que despertaba mas sus ganas de ver todo arder, lo malo del caso es que el dichoso mago decidió pedir voluntarios y tenía la intención de que ella fuera uno de estos. Ja, ella ir a hacer el ridículo al frente de todos como un payaso de circo ¿solo para complacer a un muggle? O no, eso no iba a pasar, claramente se negó en un primer momento de participar en tal cosa.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Lun Sep 12, 2016 4:14 pm

El joven no tenía muy claro el por qué de aquel comportamiento hostil de la muchacha, quizás algo había sucedido en su vida por lo que había terminado en aquel sitio, igual que él pero en un evidente estado de humor que no se presentaba precisamente agradable para quien lo tenía que sufrir. Se encogió de hombros negando con la cabeza levemente ante las palabras de la muchacha.

- ¿Entonces que haces aquí? - No había pasado por alto para él aquella atracción que la joven había despertado en él, algo que ni siquiera entendía por que no le gustaba el prototipo de mujer que era, sin embargo el despegar su vista de ella era inexplicablemente molesto para el joven. No había preguntado aquello con acritud, pero sí que le parecía un poco estúpido ir a un espectáculo de aquel tipo para estar evidentemente incómodo con el mismo.

Cuando el hipnotizador enfocó aquella gran luz sobre él, se giró tapándose la cara para no quedar cegado, la verdad es que no perdía nada y seguramente sería entretenido, algo que la chica a quien también había escogido no parecía por la labor de ir, el simplemente se levantó, acercándose emocionado a donde el tipo le había indicado, no sabía de que iría aquello, pero estaba seguro de que sería divertido.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Mar Sep 13, 2016 6:24 am

Oh, la pregunta del muchacho no ayudó en nada a la rubia, tal vez si fuera su tipo lo hubiera hecho pero habían dos cosas que no lo hacían su tipo, su posible edad y que fuera muggle, ella era la clase de persona que no se enredaría con un muggle ni aunque le pagaran o su vida dependiera de ellos, preferiría buscar otra forma de arreglar las cosas pero NUNCA tendría nada con un sucio muggle y ahí estaba en un show de magia muggle con un molesto muggle que no dejaba de hablarle por mas que ella no estuviera usando sus encantos de semiveela, lo que significaba que no ocupaba mucha de su esencia para hacer que él se interesara en ella, lo que la había pensar aún mas que los muggles eran descerebrados, o solo era que en ese momento estaba demasiado molesta para poder verlos un poco mejor de lo que los veía siempre.

Tener que decirle a un muggle "Estoy aquí por que la persona con la que pensaba venir me dejó plantada" sería un golpe muy duro para su ego y decirle un "¿Que te importa?" era muy grosero, no es que le importara mucho el ser o no ser grosera con los demás pero nunca sabía quien mas estaba a tu lado y si tenía que mantener las apariencias por algún mago pro-muggle que estuviera ahí, aunque por un lado no le importaba en ese momento pensó en esa opción y respiró hondo - Mi acompañante se enfermó al último momento y ya habían cerrado las puertas y no me dejan salir - diría con voz seca que denotaba que le molestaba el que no la hubieran dejado salir que era la única verdad en sus palabras aunque estaba tan acostumbrada a mentir que a este punto ella casi  se creía sus propias mentiras.

Lo que vino a continuación fue aún mas fastidioso un foco la iluminó y pensaba obligarla a ir al escenario con lo que Astrid se negó, se negó una y otra vez intentó parecer cortes pero a cada segundo se fastidiaba mas y mas hasta el punto de casi pensar en sacar su varita y lanzar la maldición asesina a diestra y siniestra lo mismo que cruciatus pero al final a regañadientes y pensando una vez mas en que podía haber algún sangre sucia por ahí que la metiera en problemas terminó yendo al escenario donde parecía que el hipnotista estaba listo para jugar con ellos.

- Damas y caballeros denle la bienvenida a nuestros asistentes de esta noche - diría el mago antes de que las luces una vez mas apuntaran hacía ellos - ¿Cual es su nombre? - preguntaría el hombre mientras acercaba su micrófono a ella, estaba muy molesta por todo y no tenía la menor idea de que alguno de ellos osara llamarla por su nombre - Evangeline - respondió dando a entender que no pensaba revelar nada mas de su identidad así que el hombre terminó cambiando de objetivo siendo este el chico, al menos así no se veía como un tonto, o eso creyó la rubia que pasaba por la mente del muggle - Y usted ¿Cual es su nombre? - diría esta vez para el joven.
avatar
InvitadoInvitado

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.