Situación Actual
3º-10º
22 diciembre -> luna llena
Entrevista
Administración
Moderadores
Últimos Mensajes
Awards
ARTEMISIA pj destacado
STEFAN & POPPY DÚO DESTACADO
¿Sabías que...?
Redes Sociales
2añosonline

A Game for Us {Stella Thorne} {FB}

Ian Howells el Miér Ago 31, 2016 3:39 am

Recuerdo del primer mensaje :


La adrenalina, los viajes y las fiestas eran de las cosas que más le gustaban a Ian, por lo que en verano le gustaba explotar esas tres cosas como si no hubiera mañana. Por eso mismo se había familiarizado con internet durante todo ese verano, para poder enterarse de los mejores destinos y las mejores actividades alrededor del mundo, sobre todo ahora que no tenía que volver a Hogwarts y tenía su licencia de aparición recién sacada. A él se la sudaba cuánto pudiera gastarse viajando o cuánto pudiera gastarse en una fiesta. Su familia era adinerada entre su madre actriz y su padre escritor, por lo que ahí estaba su único hijo varón para derrochar el dinero de la familia Howells.

Por norma general, no le gustaba viajar solo. Sus primeras opciones siempre eran Circe o Damon, pero teniendo en cuenta que Damon es un subnormal desgraciado que se ha ido a estudiar a otro país y ha decidido cortar todo tipo de relación con su mejor amigo… pues ya no era una opción a tener en cuenta. Y Circe no era mucho de fiesta ni de borracheras e Ian quería emborracharse y hacer muchas locuras, por lo que decidió no contar con ella. Luego estaban otras opciones… pero antes de sopesar ninguna otra, en su mente apareció la rubia de Hogwarts que le había dejado con ciertas esperanzas en las cocinas del castillo. Stella estaba loca, casi tanto como él, por lo que estaba seguro que ese plan intensivo de veinticuatro horas era perfecto para ella y que no diría que no. Además… creía recordar que jamás la había visto fuera de Hogwarts, por lo que sería todo un reto ver cómo era fuera del castillo. Así mismo, tenía planeado un viaje tan aleatorio y sin una pizca de planificación, que solo podría seguirle el ritmo alguien que fuera lo suficientemente motivada. Stella parecía la candidata perfecta.

Así que le mandó una carta para avisarla, no aceptando un no por respuesta. Es más, se había hecho a la idea de ir con ella y le parecía fantástico, así que mejor no dar opción a la negación. Que si decía que no iba a tener que convencer a su hermana y la verdad es que no tenía ganas de ir con una hemorroide en el ano.

Aprovechando la afirmación de Stella, el día 28 de agosto, Ian se presentó en la dirección que la rubia le había escrito en la carta. No tenía ni puta idea si vivía en un sitio muggle o qué cojones, pero Ian, con todos sus huevos, simplemente se apareció en la dirección que le había facilitado, dándole exactamente igual que algún muggle pudiera verle. Así le daba trabajo a los desmemorizadores y no se quedaban en paro, que con tanta tranquilidad en el mundo mágico se iban a quedar sin cobrar por vagos.

Observó a su alrededor y luego se miró a sí mismo, viendo lo guapo que estaba vestido con la ropa que le había regalado su hermana Juliette. Acortó la distancia que había entre la puerta de la casa y él y tocó varias veces con los nudillos en la puerta, quitándose las gafas de sol ya que se había metido en la sombra y esperando a que alguien le abriese la puerta. Solo esperaba evitar al padre porque no tenía ganas de mentir ni de dar excusas de persona responsable. Si es que tenía padre claro... ya que teniendo en cuenta la cantidad de huérfanos en Hogwarts no se extrañaría si Stella también lo es.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 20
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 9.207
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 891
Puntos : 566
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Maestro de Dados el Vie Oct 28, 2016 11:18 pm

El miembro 'Stella Thorne S.' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 3515
Puntos : 1579
Ver perfil de usuario

Ian Howells el Mar Nov 01, 2016 12:05 am

Aunque Stella no hubiera hecho con propiedad nada de las cosas que había comentado Ian, por lo menos tenía experiencia en ellas. Era cierto que no era lo mismo escalar una montaña a escalar un árbol, ni tampoco tirarse al mar de una distancia prudencial a tirarse al vacío desde un puente a una distancia de locos... pero ese amor por la adrenalina estaba ahí y eso nunca era capaz de saciarse, por lo que estaba seguro de que Stella terminaría haciendo todo eso.-De pequeño no tenía piscina en casa.-Dijo de repente.-Y siempre decía: "Si yo no tengo piscina, tendré que buscarme a un amigo que la tenga para poder ir a bañarme a su piscina todos los días." Y así conocí a Damon.-Rió divertido, suponiendo que conocería a Damon porque fue el subnormal que quedó en coma el año pasado en el Torneo de los Tres Magos y el que supuestamente era el mejor amigo de Ian.-Así que si tienes falta de dinero para hacer cosas como esas... ¿te he dicho ya que soy rico? Aprovéchate de mí, que desde que me digas que tienes ganas de hacer algo de eso, yo me apunto de cabeza.-Sonrió mientras se encogía de hombros.-No me importa pagar por una buena compañía, aunque esta frase suene un poco a que estoy contratando una puta. No es el caso.-Dijo divertido finalmente mientras le guiñaba un ojo a Stella.-Estás igual de loca, por eso te he recordado que puedes aprovecharte de mí. Si fueras doña prudencia no serías nada interesante.-Contestó con sinceridad.

Cobraría el ticket para las cervezas de mantequilla más pronto que tarde, eso seguro. Sin embargo, ahora lo que verdaderamente acontecía era el cambio de ambiente. Las dos siguientes ideas de Ian venían reflejadas en los "máximos deseos" de los dos. Por su parte su intención de hacer paracaidismo y por otra parte la obsesión insana de Stella por el chocolate y con ver la fábrica de Willy Wonka.

Ella se emocionó al escuchar la idea de ir a la fábrica de Willy Wonka, pero Ian rápidamente le advirtió que no se emocionase demasiado ya que esto era cosa del azar. De hecho, cuando Ian tiró la moneda y salió cruz, pudo ver reflejada decepción (y quizás algo de enfado) en el rostro de Stella al no haber salido cara. El exSlytherin apostaba por el azar, pero teniendo en cuenta que había elegido a Stella como acompañante a aquel viaje improvisado con el motivo de que la relación se estrechase... podía olvidar las promesas y hacer verdaderamente lo que ella quería hacer. Total, el podía ir a hacer paracaidismo cuando le saliese de la punta del pene.-Bueno, vístete que nos vamos.-Dijo antes de hacer nada.

Cuando estuvieron vestidos y ocultos para poder desaparecerse de allí, Ian, que aún tenía la moneda en la mano, dejó caer la moneda al suelo y cuando se posó sobre la piedra que pisaban, salió cara. Miró a Stella y se encogió de hombros.-Vaya, el destino ha hablado.-Dijo Ian como si no hubiera tenido nada que ver.

Cogió entonces la mano de Stella y se desapareció con ella sin previo aviso. Aparecieron en medio de un callejón extraño y feo, pero nada más salir de él pudieron ver al final de la calle la fábrica de Willy Wonka. O por lo menos la que habían creado a partir de la película y en la cual estaba basada. Era una mezcla de fábrica, restaurante y de museo de la película, todo junto para hacer felices a los fan tan to de la película como del chocolate.-¿Qué haces que no está corriendo ya hasta allí?-Preguntó divertido Ian al recordar como había corrido como una loca al mar cuando llegaron a Bali. Sin embargo, cuando llegaron a la acera en donde se encontraban la fábrica, se pudieron dar cuenta de que estaba cerrada. No por la hora, sino porque estaba de obras el sector destinado a los visitantes.-Vaya, parece que hay un ente que está en contra de que visites esto, ¿eh? Primero sale cruz, luego tengo que amañar el resultado para que salga cara... y ahora está cerrado. ¿Voy a tener que buscar la manera de colarnos para hacer feliz o qué?-Preguntó retóricamente.-Si sale cara, nos colamos, si sale cruz, vas a tener que vivir con el pesar en tu vida.-Sonrió y tiró la moneda. Salió cara, por lo que alzó las cejas y se dispuso a caminar alrededor de la fábrica para ver por dónde podían entrar sin ser vistos.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 20
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 9.207
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 891
Puntos : 566
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Stella Thorne el Mar Nov 15, 2016 1:11 am

Se rió tras escuchar su historia de pequeño, entendiendo un poco ese refrán muggle que decía "querer es poder", y vaya cómo entendía al chico, quizás claro no tenía el dinero suficiente para realizar aquellas cosas, pero ganas le sobraban, así que jamás le faltaba alguna aventura para saciar su cuota de adrenalina que su cuerpo le exigía para vivir.- Perfecto, me aprovecharé de ti entonces...- bromeó con un cierto tono coqueto, y luego rió al comprobar que sus palabras podían sonar muy mal dependiendo de quien la escuchase - Ya no hay vuelta atrás ¿eh? No quiero quejas cuando recibas una lechuza de parte mía diciendote que estoy lista para lanzarme del puente más alto para hacer Puenting.- le dijo divertida. Aunque en el fondo no se creía capaz de andar pidiendo cosas como aquellas, no al menos si ella no pudiera poner aunque sea un parte de lo que costará dicho evento. - ¿te gusta bailar? ¿o los conciertos? Deberíamos ir a una fiesta juntos algún día, o hoy, no lo sé,  el azar todo lo puede ¿no?.- concluyó divertida mientras elevaba y bajaba sus cejas de manera picarona para luego sonreír.

El azar, el azar, ¡Maldito azar! pensó al ver que la moneda caía en sello, en vez de cara como ella quería. Adiós chocolates, adiós sueño de pequeña, adiós ídolo de todo los tiempos, adiós Willy Wonka. Aún refunfuñando por lo bajo se dirigió a un lugar que nadie la viese para ponerse ropa nuevamente, al salir aún tenía una mueca de amurrada en su rostro, sí la pueden llamar infantil, pero insisto la culpa de todo esto la tenía Howells que mezcló las peras con los zapatos.

Se acercó al chico para que se aparecieran en el lugar en donde harían paracaidismo, pero antes de transportarse el chico dejó caer nuevamente la moneda, frunció el ceño al verla caer, ya que tras los último hechos le había agarrado algo de mala a la moneda y al azar, vió que había caído en cara iba a rodear los ojos diciendo algo como " Ahora sales cara", pero se detuvo al ver una cierta picardía en el rostro del chico y una sonrisa apareció en su rostro ¿sería capaz de...? se preguntó mientras el chico le tomaba de la mano y se desaparecía con ella.

- Lo has hecho....- dijo anonadada al ver al final de aquel callejón los grandes letreros que indicaban que allí se encontraba la famosa fábrica de Willy Wonka, los ojos le brillaban, se quedó congelada en donde se encontraba, pestañeo al escuchar las palabras del ex-Slytherin y comenzó a caminar aún sin creer que verdaderamente se encontraban allí.

Y estaba cerrada, sintió como algo dentro de ella se quebraba al comprobar que no podría probar chocolate de allí, pero el mero hecho de ya conocerla en vivo la hacía muy feliz. Se rió al escuchar las palabras de Howells, y una nueva gota de esperanza apareció, miró como lanzaba la moneda al aire y luego salía cara.- El azar ya me esta cayendo mejor nuevamente...- dijo divertida.-Además ya  ves como de todas formas haremos algo extremo ¿qué mejor que colarnos a una fábrica en remodelación? .- preguntó divertida, sabía que sólo a ella, loca de remate le emocionaba la idea de entrara aquella tienda, sin importar que al hacerlo tuviera que romper más de alguna regla y ley .- Gracias por traerme acá, aunque pensándolo bien hubiéramos terminado aquí igual,es que soy un poco testaruda ¿sabes?, te hubiera gritando todo el tiempo desde mi paracaídas que después vinieramos de todas formas...- dijo en broma, aunque en el fondo sabía que no lo era.

En eso vió que las rejas que se encontraban a un costado no eran del todo altas, miro a Howells con una sonrisa picarona, se detuvo y se tomó de una de las rejas.- ¿te apetece un poco de escalada? .- le preguntó enarcando una ceja al ex-Slytherin,para ver si se animaba a escalar esa reja y ver si lograban entrar a la fábrica sin ser vistos, la cabina del guardia se encontraba lo bastante lejos, y si su vista no le fallaba estaba segura que el guardia estaba  muy concentrado en vivir fervientemente su séptimo sueño que fijarse que los dos querían traspasar las rejas para cumplir su sueño alocado. Tomó aire y apoyando su pie izquierdo sobre la reja y agarrándose fuertemente con sus manos - Te espero allá arriba Howells.- le dijo guiñandole un ojo, para luego comenzar a escalar como podía la reja gris.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Cara delevingne
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 21.071
Lealtad : Orden del fénix.
Patronus : --
RP Adicional : +2F
Mensajes : 821
Puntos : 461
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2755-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t2768-do-you-wanna-know-me-try-it-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t3060-tic-tac-tic-tac-cronologia-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t5125-chocolat-trunk-stella-thorne
Stella ThorneFugitivos

Ian Howells el Miér Nov 16, 2016 1:36 am

-Me quejaré, pero porque siempre me quejo.-Se encogió de hombros divertido. Claro que no se iba a quejar si una tía le mandaba una carta para ir a hacer puenting o alguna variante parecida, él se apuntaba a todo. Incluso con un amigo se apuntaría, lo único es que Ian no tenía demasiado amigos, más bien amigas.-Sé bailar varios estilos de música y borracho lo bailo todo, pero no me gusta.-Matizó.-Los conciertos claro... y las fiestas... pff, yo soy un hombre de fiesta sí y fiesta también. No sé si sorportarías ir a una fiesta conmigo... yo me vuelvo muy loco, ¿eh?-Sonrió divertido y asintió con la cabeza.-No sé cuánto tardaremos en la próxima que tengo pensada, pero sea la hora que sea, la siguiente decisión importante la decides tú. Así puedes elegir lo que más te apetezca y ya improvisamos con lo que salga.-Le dijo.

No hacía falta más que ver la cara de Stella para adivinar qué era lo que le hacía más ilusión de las dos opciones que Ian había dado. De hecho, cuando salió cruz, fue visiblemente notorio su descontento por la decisión del azar. Como a Ian le daba exactamente igual a dónde ir y aquello lo estaba haciendo más para ella que para él, antes de desaparecerse hizo un poco de trampas para que saliese cara y que la opción de la fábrica fuera la vigente. Así que se apareció en el sitio en donde se encontraba la fábrica, un poco alejado para no aparecer en un lugar demasiado céntrico y que pudiese ser vistos. El chico alzó las cejas encantadoramente cuando Stella dijo sorprendida que lo había hecho. ¡Pues claro que lo había hecho!

Ambos caminaron hasta la fábrica, pero dio la casualidad de que estaba cerrada. Ian había hecho trampas para venir aquí, por lo que no estaba dispuesto a irse sin que Stella viese su maldita fábrica de chocolate por dentro, así que no dudó en ofrecer como alternativa una entrada ilícita, ya que eso siempre era divertido. Ella aceptó y no tardaron en buscar una entrada alternativa.-Tiendo a evitar que las mujeres me griten, así que he previsto tus movimientos y aquí estamos.-Bromeó.-A ver por donde entramos...

Había una verja prácticamente aislando todo el lugar, por lo que había que escalarla sí o sí para evitar hacer magia por si hubieran cámaras o cualquiera echando un ojo. Fue Stella la primera en animarse en empezar a escalar e Ian no tardó en remangarse las mangas.-Mejor al otro lado.-Rió divertido antes de empezar a escalar. No sabía ella, pero él no encontraba nada cómodo quedarse a la punta de arriba de la verja, sus huevos no lo pasaban bien.

El ex-Slytherin comenzó a escalar con bastante maestría. No era la primera vez que se metía en sitios en construcción, abandonados o cerrados. Normalmente cada vez que salía de fiesta, terminaba metiéndose en algún sitio con alguien si no es que iba a una Rave ya en el interior de algún sitio abandonado. Subió la verja y, cuando estuvo a punto de llegar arriba, saltó al otro lado, dejándose caer. Se tuvo que medio acuclillar ante la caída, para no hacerse daño, pero se puso en pie rápidamente para mirar hacia arriba y observar a Stella.-¿Quieres que te coja al salto para que no te hagas daño?-Preguntó con fingida voz cariñosa, con una sonrisa de lo más maliciosa en el rostro. De hecho, no duró ni dos segundos así y se dio la vuelta, ya que dio por hecho que Stella no necesitaba ayuda para bajar y que si la necesitaba, la pediría ella misma. Caminó hacia la fábrica, fijándose en las cámaras de seguridad que había por la zona.-Hay varias ventanas, pero todas cerradas y bastante altas. Mejor buscar una puerta trasera de emergencias o algo por el estilo y la abrimos con un toque mágico, ¿no?-Dio como idea más fácil para comenzar a rodear la fábrica alrededor del muro más cercano. No tardaron en dar con otro puesto de vigía que estaba de espaldas a una puerta trasera. Ian se llevó la mano a los labios en una señal clara de que no había que hacer ruido y continuó caminando hacia la puerta. No sabía si en el puesto de vigía había alguien, si estaba atento, jugando o durmiendo, pero por si acaso mejor no arriesgarse. Cuando llegaron a la puerta, Ian sacó la varita disimuladamente y apuntó a la puerta para abrirla mágicamente. El pomo cedió e Ian abrió, dejando que Stella entrase la primera.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 20
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 9.207
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 891
Puntos : 566
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Stella Thorne el Dom Nov 27, 2016 4:58 pm

Recordó algunas de las fiestas y salidas que había tenido en el verano y no logró evitar reír, miró al chico enarcando una ceja y cruzándose de brazos.- Pruébame, y verás que puedo seguir tu ritmo y hasta superarlo.- le desafió con una sonrisa de lado traviesa.- ¿Me toca escoger a mí la próxima parada?.- preguntó emocionada, y enseguida comenzó a pensar en los lugares a los que le gustaría ir o hacer. Ya tenía al menos diez lugares y más de veinte cosas que le gustaría hacer, es que a veces su imaginación agarra vuelo y es difícil detenerla, tanto así que hasta visitar la gran muralla China estaba dentro de sus posibilidades.

Una de las cosas que le agradaba del exSlytherin es que al igual que ella no le temía a romper las reglas, como el alterar el resultado del azar por lograr hacer lo que se quería hacer, o bueno, lo que ella quería hacer por su maniaco afán por los chocolates. Robert, el padre de Stella dice que aprendió a decir “chocolate” antes que “papá”, quizás es una de las tantas historias que el padre de la chica inventa, pero los que conocen a la gryffindor podrían decir que no era después de todo una historia tan descabellada.

El rostro que invadió a Stella tras ver a los lejos la fábrica de chocolates  la cual adoraba de pequeña era igual o muy parecida a la que tendría Lucy Pevensie tras cruzar el armario y descubrir Narnia, y para seguir con las películas sacadas de libros, corrió como cual Forrest Gump hacia ella, y más contenta que  Timón y Pumba cantando Hakuna Matata, porque estar allí para la rubia era la vida señoras y señores.

Pero al acercarse, llegó el momento en dónde el público de la sala de cine se remueve porque sabe que los protagonistas de la película deberán pasar obstáculos para poder lograr lo que andan buscando. La fábrica estaba cerrada por estar en remodelaciones, pero al igual que Beatrix Kiddo de la película de Kill Bill, no importaba que tuviera que enfrentarse a los mil guardianes de O-Ren Ishii pero ella lograría entrar a esa fábrica de chocolates. Y para su suerte estaba junto a Howells, quien al igual que ella no le importaba traspasar rejas y seguridades para poder lograr el objetivo de su viaje.

- Eso, eso, al otro lado.- dijo sin darle mucha importancia, ya que estaba enfocada en subir lo más rápido y sigilosamente por la reja y lograr pasarse al otro lado, en donde estaba la felicidad de la felicidad, la tierra prometida, el paraíso de…bueno ya se entiende ¿no?.- ¿Ahora te la das de Romeo?, una vez cuando chica tuve que interpretar a Julieta, yo creo que fue la peor interpretación de la historia, Shakespeare se retorcía en su tumba.- se rió desde la cima, para ver como Howells seguía su rumbo, tomó aire, es que ahora venía su parte favorita...saltar. Llegó al suelo sin mucho problema, desde pequeña fue de esas chicas hiperkinéticas que cuando llegaban al lugar que sea, comenzaba a escalar o buscar los espacios en donde se pudiera divertir, y esta era una reja más de las muchas que había tenido que escalar en su vida. – No tienes idea quienes son Romeo y Julieta ¿verdad?.- le preguntó cuándo llegó a su lado, tras recordar que Howells no era muy cercano al mundo de los muggles y de seguro menos a sus libros, quizás se lograba sorprender, quizás.

Pero luego se volvió a enfocar en su objetivo; entrar sin ser descubiertos a la fábrica.- Me agrada como piensas.- le dedicó una amplia sonrisa, para comenzar a seguir al chico de manera silenciosa.  Que comience a sonar la música de suspenso, porque viene la parte en que los que vinieron a ver “En busca de la fábrica de chocolate pérdida” agarran fuerte su bolsa de cabritas y se las comen sin parar por los nervios. Es que, ¿lograran estos dos chicos burlar la seguridad y entrar a la fábrica de Willy Wonka?.

Click.
Stella jamás olvidará el sonido de la puerta abrirse tras el hechizo de Howells, miro al chico, luego a la manilla, luego nuevamente a él, para luego mirar una vez más la manilla y girarla con su mano derecha.
Y la reacción de Alicia al descubrir que tras caer por ese gran hoyo existía un país de las maravillas quedaba como una alpargata al lado de la felicidad que inundó a la gryffindor tras entrar a la fábrica, a pesar de los tarros de pinturas, plásticos, fierros,escaleras, brochas,  maderas, y herramientas por la remodelación que le estaba haciendo, tras todas esas cosas era tal y como se la había imaginado todos estos años.

- Estoy…dentro…de..la…fábrica..de..Willy…Wonka…- dijo entrecortado por el asombro, desvió su mirada hacia el Slytherin mientras se le iba dibujando una enorme sonrisa en el rostro. Tomó aire y se abalanzó hacia el chico dándole un fuerte abrazo.- Gracias, gracias, gracias.- le apretándole fuertemente entre sus brazos, para luego alejarse y comenzar a ver el lugar.  

Lo que vino después fue Stella corriendo de un lado a otro, mientras gritaba cosas como ¡Aquí está el río de chocolate! ¡Aquí está el cuarto de nueces y tiene ardillas! ¡La televisión! ¡Amo este lugar! ¡Me quiero venir a vivir acá! Y así.

Pero como en toda película de acción viene el momento en que el espectador dice por lo bajo al protagonista como si este lo llegase a escuchar “no, no, no, no hagas eso” como cuando Frodo se pone el anillo a pesar de que Gandalf le dijo de mil manera que si lo hacía lo podrían pillar más fácil, fue algo así lo que pasó en esos momentos con Stella, por más que sabía que si tomaba con su mano ese Oompa Loompa en versión miniatura de la tienda de recuerdos de seguro sonaría una alarma, cruzó la barrera se puso el anillo como Frodo y pasó lo que todo sabían, las alarmas se activaron.

- Cuerpo a tierra, cuerpo a tierra.- fue lo que alcanzó a gritar a Howells antes de abalanzarse sobre él y tirarlo de lleno al suelo, escondiéndose tras un tumulto de plásticos de una esquina.- Perdón, pero no me pude aguantar es que, ¡míralo! ¿no es adorable?.- le mostró el Oompa en miniatura.- ¿QUIÉN ANDA AHÍ?.- se escuchó la voz de un hombro, abrió los ojos como dos huevos fritos.- Ok, tenemos que irnos de aquí, es el mejor momento para lanzar la moneda antes de que el Filch muggle nos pille.- le dijo mirando al ex SLytherin divertida, ya que a pesar de estar a punto de ser descubiertos estaba seguro que la sonrisa le duraría por un buen tiempo.- Verdad que me tocaba escoger a mí, eh…- comenzó a pensar.- Ya sé, si sale cara nos vamos a una fiesta en Australia, allí ya es de noche. Y si sale cruz…- miró al chico.- vamos a lo de los paracaídas.- terminó por decir con una sonrisa de lado.- ¡SÉ QUE ESTÁN POR ALLÍ! ¡SALGAN AHORA DE DONDE QUIERA QUE ESTÉN!.- gritó nuevamente el hombre.- Vamos, vamos, lanza, lanza.- le dijo animada Stella, para irse de allí hacia un nuevo destino.

Un “To be continued…” sale en la pantalla, la gente no lo puede creer, se miran atónitos, al parecer la película se volverá una trilogía y deberán esperar al siguiente post para descubrir qué les espera a este par.


Pd: Lo mismo, si sale 1-10 es cara, y del 11 al 20 cruz xD
Pd2: el post me salió más largo y loco de lo habitual es que es Stella en la fábrica de Willy Wonka xD
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Cara delevingne
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 21.071
Lealtad : Orden del fénix.
Patronus : --
RP Adicional : +2F
Mensajes : 821
Puntos : 461
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2755-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t2768-do-you-wanna-know-me-try-it-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t3060-tic-tac-tic-tac-cronologia-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t5125-chocolat-trunk-stella-thorne
Stella ThorneFugitivos

Ian Howells el Mar Nov 29, 2016 3:22 am

A Ian le encantaba que le retaran, por lo que curvó una sonrisa en su rostro ante las palabras tan seguras que salían por la boca de la Gryffindor.-Eso ya lo veremos.-Le guiñó un ojo, para luego asentir con la cabeza.-Sí, te cedo el honor de decidir dos cosas que te gusten. Elige con sabiduría, que luego no vale hacer trampas como yo.-Contestó divertido, encogiéndose de hombros como si sus trampas estuviesen totalmente justificadas; aunque de hecho lo estaban, porque estaba seguro de que Stella no tenía queja ninguna.

Pero ahora venía verdaderamente lo guay de aquella experiencia: colarse en el interior de la fábrica de Willy Wonka, ya que estaba en obras no sabía si por una remodelación o por algún fallo, la verdad es que era algo totalmente irrelevante para Ian en aquel momento. A él lo que le gustaba era saltarse las normas y tener que hacer lo imposible por conseguir lo que le saliese de los huevos, por lo que en aquel momento era saltarse la seguridad de aquella fábrica e internarse en el interior. Siendo magos era todavía más fácil, aunque no por eso menos emocionante. Caminaron alrededor de la verja-muro que delimitaba el camino normal de la parcela de la fábrica hasta dar con un lugar por el que poder escalar sin ser vistos y que fuese fácil. Ian escaló rápidamente por allí como si hubiese nacido medio-mono y nada más poner los pies en el otro lado, rió ante lo que dijo Stella.-¿Shespir?-¿Y ese quién era? Ian no sabía mucho de historia de la magia, ni de coña iba a saber de literatura muggle en exceso. Aunque ahora que Stella lo volvía a nombrar, algo sí que le sonaba.-¡Ah, Romeo y Julieta! ¿Los del amor trágico y eso, no? No me he leído eso, suena a pelmazo, pero algo he oído. Mi padre es escritor y mi hermana una nerd, así que algunas cosas sé.-Se sintió orgulloso por su ignorancia limitada.

Encontraron la famosa puerta trasera; o salida de emergencia y no dudaron en hacer su magia para entrar en el interior. Ian dejó que ella fuese la primera en entrar y él mientras tanto revisó que no había nadie mirando, para luego entrar detrás de ella. Nada más entrar, vio que Stella le estaba mirando fijamente con una sonrisa y justo en ese momento le abrazó fuertemente. ¿Hacía cuánto tiempo que una chica no le abrazaba en plan así? Su mejor amiga era Circe y no era muy dada a dar abrazos y todas las demás amigas que tenía no le daban abrazos así porque entonces Ian aprovechaba para tocar culos. Pero claro, con Stella no había tanta confianza (es decir, no se la había tirado todavía), como para permitirse tocarle el trasero. Cuando se separaron, Ian sonrió tan cerdo como siempre.-De gracias nada, ¿eh? Esto se paga con sexo.-Tuvo que decir, porque Ian tenía la habilidad de cagar las situaciones bonitas. Y está claro que si pasa algo bonito, él necesita decir algo que haga que la situación se rompa.

Mientras Stella estaba de un lado para otro más feliz que un cerdito en un charco de mierda, Ian la perseguía con lentitud y perseverancia con las manos metidas en el interior de sus bolsillos mientras miraba a su alrededor e intentaba comprender EL POR QUÉ de que Stella tuviera TANTAS GANAS de ir a esa fábrica. Era bonita, sí, pero tampoco había nada del otro mundo. O será que Ian es un soso para esas cosas. Pero bueno, ellas menstrúan, usan tacones, mean sentadas, se embarazan, se depilan y encima dejan que nos las follemos. Lo mínimo es tratarlas como reinas.

Sin embargo, de repente Ian, en medio de sus paranoia mental, escuchó como las alarmas comenzaban a sonar y como Stella le placaba para tirarle al suelo. Por casi no se descojona cuando le enseña un monigote feo en miniatura que al parecer robó.-¿En serio?-Negó con la cabeza.-No es adorable, pero si es un montón de feo. ¿Qué le pasa en la cara? ¿Tiene un tumor?-Le dio un golpecito a la estatuilla solo por molestar a Stella. Luego sacó la moneda y esperó a que ella diese su veredicto. Cara paracaidismo y cruz fiesta en Australia. Ian asintió convencido y tiró la moneda. Salió cruz. ¡Genial! Se acercó a ella y le abrazó por la cintura, acercando su rostro.-Bueno, agárrate fuerte. Tienes suerte de que una vez fui a Australia para las risas y sé en donde narices aparecerme.-Le susurró cerca de su oreja antes de desaparecerse con ella.

Stella le estaba dando una gran confianza al chico permitiendo que él fuese el encargado de transportarlos a todos los sitios. Sabiendo lo cafre que era y lo poco que solía fiarse la gente de él, no le hubiera sorprendido que más de una persona le dijera que no cuando él se ofrece a hacer una aparición conjunta. Pero a contrario de lo que se pueda pensar, se le daba de puta madre.

Aparecieron en mitad de una playa. Pero si bien Ian hacía tiempo que no iba a Australia y, cuando había ido, había sido exactamente para lo mismo, una fiesta, la verdad es que no recordaba muy bien la ubicación. No aparecieron en la arena, como debería de haber pasado, sino que aparecieron en el mar, en una altura en donde el agua les llegaba más o menos por las rodillas. Al caer en agua se desestabilizaron y cayeron, mojándose entero.-Menudo  un fallo técnico...-Dijo Ian poniéndose en pie para luego volver a ser derribado por una ola que le dio. Comenzó a carcajearse por la escena estúpida.-En mi defensa diré que no me conozco mucho Australia, me las di de listillo y en verdad no. Pero por lo menos estamos de una pieza, ¿vale?-Intentó excusarse divertido, ayudándola a salir del agua para llegar a la orilla.

Estaba solos, por lo menos en aquella zona, ya que si mirabas para la derecha podías ver como a una larga distancia habían antorchas delimitando una fiesta. ¡Era Australia! ¡Pues claro que hay jodidas fiestas en zona turísticas todas las jodidas noches! Era exactamente en el mismo sitio en donde Ian había venido la última vez. Era una fiesta creada y organizada por un hotel cercano, por lo que iba a estar genial.-Bueno. ¿Hora de emborracharse, no?  Aunque no acepto un no por respuesta, hemos estado a punto de aparecernos en medio del mar y encima con riesgo de despartición por decirme un destino tan difícil. Esto merece una fuerte recompensación y hoy pienso verte borracha. Me lo merezco.-Sonrió ampliamente, sin ningún tipo de sonrisa con doble sentido ni nada por el estilo. Era una sonrisa sincera. Tiró de su mano mojada para dirigirse a aquella fiesta.

OFF: Que tonto Ian que se ha confundido... yaoming


Última edición por Ian Howells el Mar Nov 29, 2016 3:45 am, editado 1 vez
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 20
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 9.207
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 891
Puntos : 566
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Maestro de Dados el Mar Nov 29, 2016 3:22 am

El miembro 'Ian Howells' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Dado de 20' :
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 0
Mensajes : 3515
Puntos : 1579
Ver perfil de usuario

Stella Thorne el Jue Dic 15, 2016 5:46 pm

Previously…
Playa de Bali, snorkel, apuestas, helados, odio al azar, amor al azar…¡La fábrica de chocolate de Charlie!...en mantención, rejas, mono y mona traspasan las barreras y…

-William Shakespeare.- volvió a repetir sacando todo su acento británico.- Me costó meses aprender a escribirlo y llegar a decirlo así.- agregó divertida, recordando que a veces bromeando lo había terminado por llamar de múltiples formas en clases; Tío Willy, MilkShakes, Liberen a Willy, entre otras, ganándose en todas esas ocasiones la mirada severa de su profesora muggle.- Tú y tu hermana son el claro ejemplo del Yin-Yang, es impactante.- agregó en un susurro bromeando, aguantándose la risa para no ser descubiertos antes de lograr entrar a la fábrica.  

Al ingresar se detuvo en seco, sintiendo como la respiración se le quedaba atorada en la garganta por la emoción, abrazó a Ian con todas sus fuerzas, más conocido como un abrazo rompe-costillas pero al parecer el chico tenía un cuerpo firme que sólo logró que la sonrisa típica del ex-Slytherin apareciera por su rostro más ese comentario sugerente, infaltable si pasas al lado del chico y le eres atrayente a su vista, pero a lo que ella al parecer ya se estaba acostumbrando.- Idiota.- comentó al escucharlo rodeando los ojos, pero lejos de sonar como un insulto era más bien amable, hasta se podría llegar a decir que fue dicho de forma cariñosa.

La emoción era tanta, que el demonio de Tazmania era un alpargata al lado de la Gryffindor, recorrió toda la fábrica de un lado a otro con una enorme sonrisa y ojos brillantísimos como los de una niña de ocho años que recibe la bicicleta que tanto pidió para navidad, o la escoba del momento para los magos. Todo iba bien, la suerte seguía de su lado hasta que la tienda de recuerdos apareció en la vista de la chica, o para ser más específicos el pequeño Oompa Loompa que se encontraba detrás del vidrio en la vitrina de la derecha.
Todo el mundo sabía que era un grave error traspasar la barrera, todos menos Stella.

Las alarmas se activaron, el ojo de Sauron se dirigió hacia los chicos, la voz del guardia se escuchaba a sus espaldas, mientras ellos se encontraban escondidos tras plásticos y escombros.- ¡Hey! Todo en su cara va bien, no lo escuches habla de celoso…- terminó de decir lo último con el ceño fruncido mientras guardaba su nueva figura en uno de sus bolsillos.- Hoy me considero una chica con mucha suerte…- logró decir antes de que todo volviera a girar, una vez más…

Los créditos previos comienzan aparecer nuevamente, la sala de cine estalla en emoción, la segunda parte de la trilogía comienza, ¿Habrán logrado Stella e Ian llegar a una fiesta en Australia? Se preguntan todos, todo giraba y de pronto agua, mucha agua.

Se removió entre el mar para poder estabilizarse nuevamente y sintiendo todo su cuerpo mojado. Quizás la mayoría de las personas se hubiera molestado, o incomodado por aquella situación ya que a nadie le gusta ser mojado por completo a mitad de la noche, pero Stella jamás ha sido como la mayoría del mundo. Miró como Ian era derribado por una ola la que ella logró esquivar para luego  estallar en risa. Se lanzó hacia atrás hundiéndose una vez por completo en el mar- Estamos en Australia…- dijo al salir nuevamente sin creer aún todo lo que había vivido hasta ahora, jamás en su cabeza cuando se imaginó este día se le cruzó algo como esto ¡era fantástico!. Se re-incorporó y volvió a estar de pie con una amplia sonrisa, recibió la ayuda del chico para salir hasta que lograron llegar a la orilla.

De pronto escuchó música a lo lejos, dirigió su mirada hacia dónde provenía el sonido y se fijó que había antorchas que al parecer delimitaban una fiesta. - ¿No era que sí salía…- comenzó a preguntar recordando las indicaciones del juego de azar, pero se detuvo.- Olvídalo.- terminó por decir sonriente, ya que personalmente ese pequeño “error” del chico le gustaba bastante ¡estaban en una fiesta en cerca de la playa en Australia! ¿Quién en su sano juicio podría llegar a quejarse de aquello?.

Escuchó las palabras de Ian, y lo miró divertida.- Promesa.- le tendió su mano en forma de darle su palabra.- Pero esta noche no sólo yo me emborracharé Howells, tú también. Nos lo merecemos.- le dedicó una última sonrisa, para que luego sin soltarle la mano comenzaron a dirigirse hacia donde se encontraban las luces.- Espera.- se detuvo en el camino, y miró hacia todas partes para ver si habían personas cerca, al no ver a nadie buscó su varita en su ropa mojada.- La navidad pasada mi Tía Monina me regaló un vestido, que jamás he podido ocupar porque… ya verás por qué, y ahora que nos encontramos en otro país, donde no conozco a nadie más que a ti, creo que llegó su momento.- dijo divertida, pronunció el hechizo correspondiente y de apoco la ropa mojada que tenía fue desapareciendo para ser suplantada por un vestido negro hasta arriba de la rodilla, con lentejuelas y brillos dorados en la parte superior.- ¿Es mucho?.- preguntó haciendo una mueca, es que no estaba acostumbrada a esas vestimentas.- Bah qué más da, estamos en Australia.- dijo encogiéndose de hombros, como si el estar en otro país muy lejano al suyo permitiera que todo fuera posible.- Además si lo piensas, con todo este brillo jamás me perderé entre la multitud, puedes encontrarme fácilmente.- agregó divertida, en eso una música llegó a sus oídos.- ¡Oh, me encanta esta canción!.- dijo emocionada, para volver a tomarle la mano a Ian y comenzar a correr hacia donde se encontraban las antorchas.- ¡Vamos Howells, es hora de emborracharse y bailar hasta la madrugada!- le dijo sonriente, para seguir corriendo como una polilla hacia la luz, hacia la diversión.

De pronto la pantalla se va a negro, la gente de la sala de cine se mira confundida, los más impulsivos se paran de sus asientos y comienzan a reclamar a viva voz “¿Cómo se les ocurre parar la película en ese momento?” , se preguntan. Un empleado del cine les dice que lo arreglaran lo más rápido posible, ¿Qué sucederá? En el próximo post encontraran la respuesta a esa pregunta y muchas más.

OFF: niña
VESTIMENTA :B:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Cara delevingne
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 21.071
Lealtad : Orden del fénix.
Patronus : --
RP Adicional : +2F
Mensajes : 821
Puntos : 461
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2755-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t2768-do-you-wanna-know-me-try-it-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t3060-tic-tac-tic-tac-cronologia-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t5125-chocolat-trunk-stella-thorne
Stella ThorneFugitivos

Ian Howells el Jue Dic 22, 2016 1:57 am

Llegar a Australia había sido relativamente fácil teniendo en cuenta que Ian era un loco descarriado que se fiaba demasiado de su buena memoria para aparecerse. Por suerte para ellos, aparecieron en el mar y no en medio de ninguna palmera que pudiese haber supuesto su muerte inmediata. Pero bueno, lo verdaderamente importante es que Ian y Stella estaban en nada más ni nada menos que en Australia, el continente más exótico prácticamente por opinión popular. Y lo mejor de todo... que era de noche y estaban a punto de ser los invitados especiales de una fiesta en medio de la playa.

El chico intentó buscar la manera de convencer a Stella de que se emborrachara junto a él, pero no fue muy difícil. La chica parecía estar pasándoselo bien y no dudó en prometerle al ex-Slytherin que se emborracharía con él.-Nunca te he visto borracha. ¿Algo que deba saber antes de volverte loca a mi lado?-Preguntó falsamente previsor mientras caminaban por la playa en dirección a aquella lejana fiesta en la playa que se veía iluminada por llamativas antorchas.

De repente Stella se paró y comenzó a hablar de su tía Pepita y de sus navidades pasadas, Ian la observó con curiosidad al ver que sacaba la varita y se apuntaba a sí misma para cambiarse de ropa, quedándose sorprendido por la prenda que se puso. El chico la miró descaradamente de arriba abajo, con una mirada de lo más traviesa y una sonrisa que acompañaba sus intenciones de lo más pícaras.-¿Mucho?-Preguntó retóricamente, riendo por su manera de pasar del tema. Como dicen algunos, lo que pasa en Las Vegas, se queda en las Vegas. Pues lo que pase en Australia, será sólo de Australia.-Deberías vestirte más a menudo así. Aunque si ya bien sabes que rara vez me reprimo mis impulsos, así vestida me sería mil veces más difícil.-Era una de las cosas que le gustaba de Stella. Era una chica increíble, guapa y que estaba buenísima, pero no se lo creía. Eran de esas que iban despeinadas a clase, no se pintaban lo más mínimo para salir a la calle y, aún naturales, parecían más guapas que cualquier otra persona. Obviamente, esas cosas Ian no las decía en voz alta.-Bueno ya que lo has hecho tú...-Buscó su varita y se cambió de ropa a sí mismo, aprovechando para secarse. Él optó por un atuendo típico en él. Unos pantalones negros rotos y una camiseta blanca.-Lo siento, no tengo ropa que ponerme con la que poder ir a tu nivel. Aunque los dos sabemos que yo siempre estoy guapo.-Sonrió divertido, para luego ir detrás de ella hasta la fiesta y colarse como si fuesen amigos de cualquiera de los allí presentes.

Si Stella no llevase ese vestido puesto, Ian tampoco la perdería entre la multitud. La chica tenía algo que pocos tenían y eso era como un imán para la mirada del chico. Se pasaron toda la noche de un lado para otro. El lugar más fiable para ambos era la barra, un montículo redondo en donde te servían prácticamente todo aquello que les pidieses de manera gratuita, pero el resto del tiempo prácticamente se lo pasaron bailando en medio de la pista de baile y hablando una y otra vez tanto de cosas aparentemente serias, como filosofías de la vida, como tonterías nimias que no te harían pensar en un estado de sobriedad.

A medida que pasaba el tiempo ambos se cuestionaron el por qué de estar en una fiesta como aquella sin pagar ni un duro y bebiendo como borrachos y aunque ellos pensasen que tenían un arte increíble para colarse en fiestas ajenas, en realidad era que se habían aparecido en una playa privada y, por tanto, al estar en ella se asumía que habían sido invitados a la fiesta. Pero claro, eso ellos no lo sabían y ponían por los aires su capacidad de infiltración a fiestas épicas y de calidad.

Entre bebidas cargadas de alcohol, chupidos llenos de retos y preguntas embarazosas, bailes en donde se volvían locos y bailes hechos para seducir a la otra persona, las horas pasaron y pasaron. No sabía qué hora era, pero aquella fiesta era interminable. En un momento de descanso en donde ambos tenían que ir al baño (cosas de directo y de beber tanto alcohol), se separaron de la muchedumbre para buscar un lugar en donde hacer pipí, ya que la cola para el baño de chicas era inmensísima. Ian fue el primero en terminar, por lo que salió de su escondite hasta dejarse caer en la arena con un botellín de cerveza en la mano hasta esperar que llegase Stella. El chico se apoyó sobre la arena, observando las estrellas y notando, por su estado de embriaguez cómo se movían en círculos. Sonrió feliz y fue cuando escuchó a Stella llegar a su lado. Se sentó nuevamente y le tendió la mano a Stella, pidiéndole ayuda para levantarse, no obstante, era una trampa. Ian sujetó la mano que ésta amablemente le ofreció y tiró de ella para que se sentase a su lado, ofreciéndole de su botellín una vez la hubo sentado a su lado.-¿Te lo has pasado bien?-Preguntó sin apartar la mirada de ella, con un tono de voz de lo más graciosillo y feliz, evidentemente producido por todo lo que había bebido.-No te podrás quejar, ¿no?-Sacó la moneda de su bolsillo y se la enseñó.-Esta pequeña ha hecho hoy muy buenas elecciones, algunas forzadas pero bueno...-Rió divertido, antes de cerrar la moneda en su mano.-Pero antes de terminar esta aventura, todavía falta una nueva decisión que dejar al azar.-Añadió misteriosamente, curvando una sonrisa encantadora.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 20
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 9.207
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 891
Puntos : 566
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Stella Thorne el Lun Ene 09, 2017 3:35 am

Al parecer la cinta estaba dañada, pero sólo bastaron cinco minutos para que volviera a poner otra y comenzará a andar la película nuevamente y así la gente volviera a estar calma en sus asientos mientras comían cabritas como si el mundo se fuera a acabar y la imagen de ambos chicos en una playa de Australia volvió a aparecer en la pantalla grande.

Se rió ante esa pregunta y puso un gesto falsamente pensativo.- Destruyo y quemo cosas.- bromeó con rostro serio encogiéndose de hombros – Así que huye mientras puedas si no quieres terminar ardiendo en las llamas.- siguió pero sin aguantar más echó a reír.- Nah, soy una borrachita simpática, aunque viene de cerca la opinión. Ya me dirás después.- agregó sonriente para luego comenzar a caminar junto a él hacia la luz que desprendían las antorchas como cual polillas en busca de fiesta.

Pero en medio camino detuvo su andar, sintió su ropa mojada y sin entender muy bien el por qué la imagen del vestido que su tía le había regalado la última navidad había aparecido en su cabeza, pensaba que jamás encontraría la oportunidad para ponérselo, pero al parecer Australia sería su escenario principal.  Miró ambos lados y gracias a su varita se cambió de vestimenta. Sintió como sus mejillas se tornaban algo rojas cuando observó como Howells la miraba de arriba debajo de aquella manera, y se odiaba por aquello.  Ya que definitivamente no estaba acostumbrada a llevar ese tipo de atuendos, mucho menos vestidos y menos aún aquellos que llevaran  lentejuelas que gritaban  fuertemente “Hey, mírenme”. Se consoló pensando que estaba en Australia y que sólo quedaría entre Howells y ella, pero en eso escuchó las palabras del chico e inconscientemente sonrió de lado de manera coqueta.- ¿Cómo cuales impulsos?.- preguntó curiosa y con una sonrisa traviesa en su rostro. Y ahí estaba jugando con fuego nuevamente.

En eso él decidió seguir su accionar y cambiarse también de ropa. Y para seguir con el juego ahora fue ella quien lo miró de arriba abajo.- No sé si guapo es la palabra correcta, pero no estas nada de mal.- agregó divertida.- ¿Nadie te ha dicho que te hacen falta tatuajes en este brazo? ¿Tienes pensado hacerte más?.- le preguntó curiosa apuntándole su brazo izquierdo.- Quiero hacerme otro tatuaje, quizás esa podría ser nuestra próxima parada.- pensó en voz alta, sin siquiera imaginarse que claramente terminarían borrachos y el trasladarse hasta de pie sería una gran odisea para ambos en unas horas más.

Hasta que por fin llegaron a la fiesta, las horas transcurrieron como segundos, como una especie de “cuando se pasa bien el tiempo pasa volando” y esas cosas. Tragos por doquier, risas, bailes, frases como “Soy el rey del mundo” , más tragos, más risas, más bailes graciosos y no tanto, desconocidos que se hacen conocidos por una noche como Min Ho el coreano que buscaba a su esposa Hye, y que la encontró bailando sobre la barra con Leonard un Mexicano que lo único que decía en su defensa era “Tomate un tequila y ven a bailar” y para sorpresa de todos sí terminaron bailando los tres sobre la barra. En resumidas cuentas, se habían topado con una fiesta a todo dar, no había reglas, la gente se divertía como nunca hasta que llegaba la hora que tu organismo te decía “deja de bailar y  tomar idiota. Necesito vaciarme”.

Y ahí es cuando entramos al siguiente escenario, ambos se encontraban cerca de las rocas su nuevo baño improvisado tras ver la fila enorme que había en los baños de la fiesta, habían escuchado el llamado de la selva y como  ninguno de los dos tenía pudor alguno tanto por sus personalidad como el alcohol ingerido no le dieron mayor vueltas al asunto. Todo le giraba pero no le era un problema, porque estaba segura que nada ni nadie podría borrarle la sonrisa que tenía en su rostro, se lo estaba pasando de maravilla.

Terminó y al salir divisó a Ian sobre la arena fue a su lado y al observar su mano le tendió la suya para levantarlo sin prever que terminaría atrayéndola hacia a la arena y terminaría al igual que él recostada a su lado.- ¡Hey!.- dijo falsamente molesta por el movimiento del chico.- ¿Preguntas en serio? .- le preguntó mirándolo.- ¡Lo he pasado de maravilla! Desde el snorkel hasta el ocupar esa roca como baño.- dijo sincera con una amplia sonrisa hacia el chico. Miró la moneda y sonrió aún más.- Debo admitir que por un momento la odie.- dijo mirandola divertida.- Pero ya no monedita bonita, ahora te amo, te amooooo.- le dijo a la moneda de manera graciosa para nuevamente echar a reír sonoramente. Pero en eso se detuvo en seco y sintiendo como sus ojos se volvían como huevo fritos. Su estado de embriaguez hacía que todas sus expresiones se volvieran más intensas que de  costumbre.- ¿Falta una más?.- preguntó con ojos brillosos mientras se re incorporaba para quedar de frente al chico.- ¿Qué tienes pensado?.- preguntó curiosa al escuchar el tono misterioso con que lo había dicho.

Nuevamente la pantalla se fue a negro, un hombre de pelo castaño y barba se levantó indignado.- ¿EN SERIO? ¿JUSTO EN ESA PARTE?.- gritó indignado mientras lanzaba enojado su bolsa de cabritas al suelo y comenzaba a caminar a la salida del cine, haciendo una salida toda dramática. Todos quedaron boquiabiertos  unos tantos apoyaban su indignación y otros sólo se resignaban encogiéndose de hombros. En eso el hombre volvió.- Al parecer la máquina esta mala, tendremos que esperar unos cinco minutos…- dijo suspirando cabizbajo. – ¡Pero nos darán entradas gratis por las molestias!.- terminó por decir sonriente mientras le mostraba las que le había dado a él y la sonrisa volvió al rostro de la gente que estaba en la sala.

Ahora, sólo quedaba esperar para saber cómo terminaría la aventura de la Gryffindor con el exSlytherin.


Offrol: debo confesar que la reacción del chico castaño con barba fue la mía al terminar de leer el post jajaja xD Perdón por el rapidez de caracol y feliz año (:
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Cara delevingne
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 21.071
Lealtad : Orden del fénix.
Patronus : --
RP Adicional : +2F
Mensajes : 821
Puntos : 461
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2755-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t2768-do-you-wanna-know-me-try-it-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t3060-tic-tac-tic-tac-cronologia-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t5125-chocolat-trunk-stella-thorne
Stella ThorneFugitivos

Ian Howells el Vie Ene 13, 2017 6:43 pm

Ian también era un borracho simpático, aunque también un poco problemático. Pero bueno, esperaba que en un sitio tan alejado y con gente tan diferente a la que solía encontrarse en los bares de Londres, no tuviera que enseñarle a Stella su parte más ruin y problemática de cabrón borracho sin pelos en la lengua y el puño muy suelto.-Yo también soy un borrachito simpático, aunque a veces me va un poco la pinza. No tengas reparo en pegarme un derechazo si me lo merezco. Pero con amor, claro.-Sonrió divertido ante la advertencia que le acababa de hacer. ¿Quién narices pega un derechazo con amor? No lo sabía, pero si Stella debía de dárselo, solo esperaba que lo hiciese con amor.

La Gryffindor además de secarse se puso un nuevo vestido que le quedaba perfecto, como si estuviese hecho perfectamente a medida para ella. Ian se quedó un poco boquiabierto, acostumbrado a ver a Stella con un uniforme aburrido (aunque en ocasiones sexy) y ropa convencional. El comentario de Ian evidentemente venía con segundas intenciones y una indirecta bastante clara que creyó que Stella dejaría pasar, pero no fue así, sino que preguntó sobre ello, tan traviesa como su sonrisa quería hacerle ver. El chico esbozó una sonrisa encantadora y la miró fijamente a los ojos, acortando un poco la distancia con ella solo para hacer de su contestación algo más íntimo.-Impulsos como colar muy suavemente la mano por el interior de tu falda, viajar con besos por cada zona de tu piel que ese vestido deja al descubierto y, quién sabe, incluso por la zonas que no están visibles...-Susurró seductor mientras le acariciaba el brazo de arriba abajo con suavidad.-Y no sé, besarte para continuar lo que un día pasó en las cocinas de Hogwarts.-Sonrió de medio lado y se separó de ella con un gesto divertido. Obvio que no se había olvidado de lo de las cocinas de Hogwarts, Stella era mucha Stella como para olvidarse.

Él también se cambió de ropa e hizo una pequeña reverencia de agradecimiento cuando ella dijo que no estaba nada mal.-Claro que no estoy nada mal, pero si soy super guapo, de verdad que no entiendo por qué a las chicas os cuesta tanto reconocerlo. Mimad mi ego.-Contestó con diversión, asintiendo con la cabeza ante lo que decía de su brazo izquierdo.-Sí, seguramente me haga una manga, como en el izquierdo.-Le contestó a la chica, para luego interesarse por lo que ella tenía en mente.-¿Y tú qué quieres tatuarte?-Sabía que tenía el tatuaje del dedo, pero ignoraba si tenía más. Lo que sí le interesaba era saber qué quería tatuarse, ya que con las ganas que tenía Ian y el empeño que le estaba poniendo a las clases a las que estaba asistiendo, le encantaría ser él quién pudiera tatuar en alguna ocasión a Stella.

Gracias a un milagro divino del Señor Todopoderoso de allá el infinito, Ian no se metió en ningún problema esa noche. En una ocasión tuvo las ganas de pegarle un puñetazo a un subnormal, pero luego se emborrachó tanto y estaba tan feliz a su rollo con ella que ni se le pasó por la cabeza volver a pegarle a nadie. Además, normalmente Ian se ponía en plan cabrón subnormal cuando le invadían los celos o necesitaba ser el macho de la fiesta, y para ser sinceros, en esta ocasión se lo estaba pasando tan bien y de una manera tan natural y sencilla que para nada se vio atacado por ninguno de los dos sentimientos.

Sin embargo, lo malo de beber taaanto es que luego tienes que echarlo por algún lugar. ¿Y lo peor de todo? Que en estas fiestas los baños parecen la cola de la caja del Primark en rebajas. Por lo que Ian, con su avispada mente de borracho cogió a Stella para irse lejos a hacer pis en algún lugar por ahí. Finalmente encontraron varias piedras en medio de la arena en donde poder ocultarse y hacer aguas menores sin problema alguno.

Eso sí, antes de volver a la fiesta, Ian consiguió que Stella se cayese a la arena junto a él tras una pequeña trampa. Estaban los dos sentados sobre una pequeña duna de arena, con el mar enfrente y un cielo todavía oscuro pero que amenazaba con que pronto amanecería, ya que por el horizonte estaba aclarándose el color. Quizás ella viera eso bonito, pero eso a él le daba igual, él tenía ahora mismo otra cosa en mente que le venía rondando desde hacía una hora. Rió cuando Stella comenzó a profesar su amor a la moneda, para luego enseñársela y corregirle.-No vamos a ir a ningún otro sitio, o por lo menos yo no podría ahora mismo llevarte a ningún lugar sin asegurarte que te voy a dejar sin un brazo.-Dijo divertido, con un acento un tanto borracho pero sonando bastante sincero.-Pero sí que todavía le queda a esta monedita otra misión que cumplir para darle las vacaciones permanentes.-Sonrió misterioso y se puso más cómodo sentado, estirando una pierna mientras la otra la recogía, mirando entonces a Stella a los ojos. Tiró entonces la moneda al aire entre ellos y cayó en la arena entre ambos, sin embargo, como todavía Ian no había dicho nada, ninguno de los dos miró a ver qué había salido, sino que seguían mirándose a los ojos el uno al otro. Él rápidamente dijo:-Cruz, me besas. Cara, te beso.-Y cuando Stella fue a bajar la mirada para ver qué había salido, bien por curiosidad, por interés o bien por puro instinto inconsciente, Ian no esperó a ver qué había salido y se estiró un poco hacia adelante para poder besar sus labios. Fue un beso aparentemente inocente, pero Ian deseaba entreabrir sus labios y besarla con esa pasión que estaba reteniendo en ese momento, con la única espera de ver si era correspondido o no. Si Stella le correspondía, Ian iba a darle el mejor beso que jamás hubiese recibido.

OFF: Feliz año a ti también!! Admítelo, el señor castaño con barba shippea a Ianella o Stean. Nunca sé poner nombre a los shippeos (?) XD
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 20
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 9.207
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 891
Puntos : 566
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Stella Thorne el Mar Ene 17, 2017 2:30 am

Se escucharon risas en la sala tras escuchar las palabras del ex Slytherin sobre su comportamiento al estar borracho. Una chica le comentó a su amiga a lo bajo.- A que si pelean Stella lo hace paliza.- le retó mientras seguía observando la pantalla de reojo para no perderse nada de película.

- ¿En qué planeta un derechazo se da con amor?.- le preguntó divertida, y en su interior espero no tener que llegar a eso con el chico. Le caía bien, pero si se volvía insoportable de un momento a otro no dudaría en seguir su consejo, y estaba segura que amor era lo menos que sentiría hacia él en esos momentos.

La amiga castaña tras tragar las cabritas que se había llevado a la boca miró a su amiga.- Acepto, sé que Howells borracho y todo no dejará que lo ataque. ¿Cervezas al salir?.- le preguntó apostándole algo por si aquello llegaba a pasar.- Acepto.- respondió con una sonrisa, cuando algo llamó su atención en el cine.- Oh…al parecer no terminaran peleando…- susurró a lo bajo al ver como el chico se le acercaba a la Gryffindor en la gran pantalla.

Sabía que hacerle esa pregunta era jugar con fuego, pero eso generaba el chico en ella, sacaba su lado más travieso y coqueto. Observó cómo la mirada de él se clavaba en sus ojos, y con una sonrisa se le acercó a ella quedando a tan sólo unos centímetros. Contuvo la respiración al escuchar las palabras que susurraba el castaño. Sintió como su piel se volvía de piel de gallina ante su tacto.- Vaya… no sabía que te contenías todas esas cosas Howells.- le dijo con una sonrisa de medio lado cuando este se volvió alejar y su cuerpo volvía a respirar de manera tranquila.-  Creo que para continuar lo de las cocinas nos hace falta chocolate por estos lados…- agregó sonriente para luego continuar caminando hacia donde se encontraba toda la gente celebrando aquella noche.

Pero antes el chico también se cambió de ropa, se rió sonoramente al escuchar sus palabras.- Creo que tú mismo te elevas tu ego diariamente, no creo que te haga falta más.- le dijo divertida.  Caminó hasta ponerse a su lado derecho y con sus manos tomó el brazo del chico para observar más de cerca sus tatuajes.- Esta buenísimo...- agregó observando el manga que le había nombrado, levantó su mirada cuando escuchó su pregunta.- Tengo muchas ideas en mente. Por lo que no sé si tomar la decisión de hacerme uno de ellos grande, o hacerme todos pero de tamaño pequeño.- comenzó a decirle, le soltó su brazo para poder señalarle de mejor manera sus ideas.- Pienso en hacerme una snitch, un elefante, escribirme “Live and let live”,  y un árbol. Aunque aún recibo ideas ¿eh?... si me miras ¿se te ocurre algo?.- le preguntó deteniéndose por unos segundos y mostrándole su cuerpo como si fuera una gran lienzo sin perder nunca la sonrisa.

Las horas pasaron y lo estaban pasando de maravilla, por suerte jamás tuvo que darle un derechazo al chico, y habían bailado, tomado, reído, hasta más no poder. Hasta que su organismo se hizo presente y les pidió a gritos que lo vaciaran antes de que explotase. Por lo que no dudaron en ir a las rocas más cercanas cuando vieron que los baños estaban repletos y con filas enormes.

Cuando logro hacer pis, terminó cayendo a la arena junto al chico al ser atraído por él hacia su lado. – No, no quiero vivir sin un brazo.- arrugó su nariz, llevándose las manos a sus brazos tras imaginar la imagen de ella sin algunos de ellos. Pero, si no iban a viajar ¿Qué? Miró al chico de manera curiosa y expectante.

Tras unos minutos en negro, la película volvió a rodar se escuchó suspiros de alivio por parte de los espectadores que aquel día había decidió ir a ver la película, topándose con la imagen de los chicos y una moneda girando en el aire.

La moneda cayó al suelo, pero no la miró ya que antes quería saber cuál sería precisamente su misión, cuando la escuchó de su boca se escapó un susurrante “Oh…”, bajó su mirada para mirar qué es lo que había salido pero antes de hacerlo sintió los labios del ex Slytherin contra los suyos. Se alejó por inercia del chico mirándolo asombrada, pero en eso bajó su mirada hacia sus labios, y sin saber si era por el alcohol, o que ella también tenía ganas de hacerlo, o que simplemente que no podía desobedecer a la moneda que tanta alegría le había dado hasta ese momento volvió acercar sus labios hacia él pero esta vez besándolo con mucha más intensidad. Llevo sus brazos hacia su cuello para rodearlo y acercar más su cuerpo junto al suyo. Le devolvió a la par el juego que su lengua le provocaba dentro su boca, para luego de no sabía bien si habían sido segundos o minutos se volvió a separar de él no sin antes morderle levemente el labio al chico.- Definitivamente besas mucho mejor que años atrás.- bromeó divertida mientras se mordía su labio inferior.

Iba a acercarse para volver a besarlo cuando un pensamiento de improviso vino de golpe a su cabeza.- Maldición.- exclamó alejándose del chico.- ¿Qué hora es en Londres?.- preguntó alarmada.- Tengo mi última clase, no puedo faltar a mi última clase mi tío me odiara.- comenzó a decir con desesperación.- Maldición, maldición, maldición, se me olvidó por completo…- se llevó ambas manos a su rostro. Ese verano había traspasado todos los límites, desde que terminó en una casa desconocida cerca del Valle Godric, para que luego la pillaran llegando de una fiesta a escondidas a altas horas de la madrugada y ahora que había logrado conseguir que la dejaran salir con un amigo no llegaría a su última clase. Estaba siendo la peor hija y sobrina este verano.
Se le había olvidado advertirle al chico, que si en la vida era dispersa e intensa estando borracha lo era aún más.

Todos en el cine estaban a punto de atragantarse con las cabritas  expectantes a la reacción del chico ante las palabras de la Gryffindor.- ¿La sigue besando o la lleva borracho y todo a Londres?.- le preguntó nuevamente la castaña a su amiga.- La lleva borracho y todo.- respondió su amiga se rió.- Creo que las cervezas serán mías, yo creo que la seguirá besando.- terminó por decir, mientras ambas dirigían sus miradas a la pantalla para saber la respuesta.

PD: JAJAAJAJA ahora tenemos a las apostadoras de cine xDDD
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Cara delevingne
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 21.071
Lealtad : Orden del fénix.
Patronus : --
RP Adicional : +2F
Mensajes : 821
Puntos : 461
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2755-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t2768-do-you-wanna-know-me-try-it-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t3060-tic-tac-tic-tac-cronologia-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t5125-chocolat-trunk-stella-thorne
Stella ThorneFugitivos

Ian Howells el Mar Ene 17, 2017 4:43 pm

-En este, solo tenemos que empezar a patentarlo. Tú no me pegues si no es con amor, ¿vale?-Rió divertido. Mejor si no le pegaba, pero bueno, por si acaso estaba advertida de que Ian a veces podía ser un tocapelotas del quince y que a veces se merecía un buen golpe para quitarle la bobería. Eso sí, él no quería probar la derecha de Stella por mucho que se hubiese empeñado con anterioridad a subestimar su nivel en el kickboxing.

Decirle a Stella todo lo que se contenía fue fácil además de entretenido. Él adoraba por encima de muchas cosas a las mujeres, no porque se las pudieras tirar (que también), sino porque cada una de ellas tenía una manera distinta de sentir y hacer las cosas. Le gustaba poder susurrar cerca de sus oídos aquellas cosas y ver cómo algunas se estremecían, como otras le miraban con cara traviesa y como, en caso de Stella, se le erizaba la piel y contenía la respiración. Eran detalles preciosos que si bien Ian apreciaba, luego por su vulgar forma de decir las cosas se cree que solo quiere follar y mojar el flautín. En muchas ocasiones así era porque la chica en cuestión no le inspiraba nada, pero en otras no, como era este caso.-Soy todo un caballero, Thorne. Me contendré mis ganas hasta que tú me digas lo contrario.-Sonrió de medio lado. Habían dos tipos de chicas para Ian: las que no merecían esfuerzo y las que merecían totalmente la pena. Stella ahora mismo pertenecía al segundo grupo, sino ya se hubiese lanzado hace mucho tiempo.

Por el camino hacia la fiesta comenzaron a hablar de tatuajes, más concretamente de los que Stella tenía en mente hacerse. La duda del tamaño solían tenerlas todos al principio, pero al final es cuestión de darle la importancia que uno quiere a ese tatuaje en concreto. En el caso de Ian, sin embargo, era más por estética que otra cosa, ya que tenía tantos que tenía que buscar una forma armoniosa de que quedasen bien entre ellos.-¿Una snitch?-Preguntó sorprendido.-¿No debería de ser una bludger?-Sonrió. Según tenía en mente, ella era golpeadora.-¿Un elefante y un árbol? Me gustaría saber el por qué de esas dos cosas. ¿Se puede?-Añadió curioso, para luego mirarla y fruncir los labios.-Tendría que verte desnuda para poder ayudarte bien, ¿sabes? Así con ropa por en medio no puedo visualizarte del todo bien.-Dijo divertido, encogiéndose de hombros de manera juguetona.

Si bien hace un momento tenían conversaciones normales y civilizadas en la orilla de una hermosa playa de Australia, después de varias horas de beber cervezas, cocktails y demás bebidas varias con alcohol, se encontraban en una duna de arena sentados prácticamente cinco horas más tarde y, evidentemente, borrachos. Ian creyó que ese era el momento perfecto para lanzarse. Muchos dirían: ¡Vaya, que sucio, cuando la chica está borracha! Pero en su defensa diré que cuando uno está borracho, es cuando verdaderamente hace lo que quiere hacer. Nadie se estaba aprovechando de nadie. Así que cuando aquella moneda chocó contra la arena, él besó los labios de la chica sin imponerle nada. Fue ella, además, la que después de separarse de él por la impresión, volvió a sus labios como si de repente se hubieran imantado. Colocó su mano en la cintura de la chica para atraerla hacia él y entreabrió sus labios para colar su lengua y desatar esa pasión retenida. Cuando ella paró y le mordió el labio, él abrió los ojos y mientras tanto sonrió sin apartar la mirada de sus labios como si de repente no quisiera separarse de ellos.-Era joven e inexperto.-Bromeó con voz de borracho, antes de ver sus intenciones y volver a acercarse a ella para besarla...

Pero no. De repente ella maldijo algo y se alejó de él, preguntando la hora. Típico. Siempre tiene que pasar algo. Pensó la voz en off que Ian tenía en su mente. Soltó a Stella y se dejó caer hacia atrás en la arena, mirando al cielo.-Pueeees...-Sonó borracho otra vez, soltó la cerveza y se llevó los dedos de las dos manos a la cara para poder hacer cuentas de qué hora era en Londres.-Si entre Australia y Londres hay nueve horas de diferencia y aquí son las seis de la mañana...-Dijo tras mirar su reloj, luego comenzó a mover los dedos para contar, sintiendo que le iba a explotar la cabeza.-En Londres son... las nueve de la noche. Es decir... pero las nueve de la noche de ayer, aún no es hoy.-Y PUMMMMMMM. La neurona borracha simplemente implosionó y la otra está aturdida.-Vamos, que Australia va antes, es a lo que me refiero. Es verdad no tengo ni idea tía, a lo mejor me lo he inventado, no me acuerdo.

Entonces volvió a levantarse de estar tumbado para quedarse al lado de la chica.-¿Es tarde, pronto o cómo? Yo es que estoy mil desubicado, pero porque vine sin horarios que cumplir. Si me lo llegas a decir, lo hubiera tenido en cuenta.-Confesó son sinceridad de borracho sincero mientras se rascaba la cabeza por detrás. Cogió entonces la moneda que aún estaba en la arena, amenazando con hundirse y perderse y se la tendió a Stella.-Para tú.-Sonrió mirándola a los ojos embobado, aunque al final su mirada se desvió a sus labios.-Tú... no deberías ir a esa clase sea cuando sea...
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 20
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 9.207
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 891
Puntos : 566
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Stella Thorne el Mar Ene 17, 2017 6:26 pm

Cruzó su dedo anular e índice, le dio un pequeño beso para luego esconderlos tras su espalda, y poniendo cara angelical.- Vale.- dijo sonriente, para luego rodear los ojos y reír. No podía prometer algo como aquello, claro que no le gustaría llegar a pegarle pero si se lo merecía sus nudillos le pedirían acción.

Se rió por lo bajo y negó la cabeza divertida ante las palabras del castaño, levantó su mirada deteniéndose por unos segundos en su boca.- Bien...- susurró, para luego levantar su mirada y mirarlo a los ojos con una sonrisa de medio lado para continuar caminando hacia la fiesta. Howells era de esas personas que por más que intentara no podía definir, en el sentido de que cuando ella siempre pensaba  que reaccionaría de manera A, terminaba haciéndolo en B, o cuando pensaba que él haría A, él terminaba haciendo B, y así. Siempre era azaroso lo que sucedería, siempre tenía que improvisar, y eso por más que a veces la ponía en alerta, la mayoría del tiempo era lo que más le gustaba cuando se encontraba a su lado. Que todo podía suceder.

- No porque sea golpeadora mi pelota favorita de Quidditch tiene que ser la bludger, ¿cómo crees? si son unas malditas asesinas rompehuesos. - agregó divertida. Le gustaba alejarlas de los de su equipo, no su objetivo en sí. - En cambio la snitch, es hermosa. Algunos dicen que pueden llegar a tener conexión con la primera persona que las atrapa... no lo sé, me gusta.- terminó por decir encogiéndose de hombros.- Que no sé tú, pero yo creo que esas pelotas tienen vida ¿eh? como que tienen personalidad.- agregó divertida. Quizás sonaba completamente idiota lo que decía, pero era algo que se había llegado a cuestionar en momentos de desvelos.

Arrugó su nariz pensativa.- Mmm, el elefante porque es mi animal favorito.- agregó de manera simple, porque así era. - Y el árbol, porque desde pequeña me gustan las alturas.- este último tenía un trasfondo mucho más grande pero la ponía algo incomoda hablar de ello. Era una chica muy sociable, pero hablar de algunos temas ni con la gente más cercana lo hacía muy a menudo. Pero creía que decirle sólo aquello era suficiente.- No te pregunto el porqué de todos lo tuyos que sino estaríamos toda la noche hablando de aquello.- bromeó al ver todos los que tenía o al menos lo que podía ver por la ropa que llevaba puesta. Era extraño lo que sucedía con los tatuajes, no sabía si era por la sensación de hacérselo, o el sentir la aguja golpear una y otra vez tu piel, o el hecho de escoger qué, o simplemente después verlo todos los días, pero sea como sea gustaba. - ¿A sí?.- se rió y rodeo los ojos divertida.- Bueno entonces por el momento  me quedo con los que tengo en mente.- agregó sonriendo de lado de manera traviesa para por fin llegar a la fiesta.

Y si volvemos al azar, la moneda nuevamente había girado y no la había visto del todo bien pero está casi segura que había salido cara, pero sea como sea los dos ahora se estaban besando, y ella lo estaba disfrutando. Quizás mañana despertará con una borrachera de los mil demonios, porque vaya cuantos tequilas había tomado "malditos mexicanos con su limón y sal", pensó. Pero sea como sea se la estaba pasando muy bien.  Hasta que recordó la clase de Kickboxing...Mierda, mierda, mierda, pensó hacia sus adentros.No tenía idea de qué hora era allá en Londres y mucho menos como irse de allí sin perder un brazo en el intento. No pudo evitar reírse cuando se imagino llegando a la sala de entrenamiento sin su brazo diciendo "Estoy aquí, estoy aquí" con sangre digna de película de Quentin Tarantino.  Sacudió su cabeza, retandose por ser tan dispersa estando borracha para escuchar al castaño que al parecer estaba calculando el horario.

Trató de seguirle lo más atenta posible, pero sin poder lograrlo como a ella le hubiera gustado, la culpa la tenía la canción que estaba sonando a sus espaldas y que tenía muchas ganas de bailar look at me i just can't believe what they've done to me tarareaba en su cabeza, para luego sacudirla y volver a enfocarse en el Ex-Slytherin. Entonces, son nueve horas de diferencia, entonces en Australia estamos adelantados, como viviendo el futuro de Londres, por lo que ella entonces...Aún tenía un buen tramo de tiempo para estar acá. Suspiró aliviada hasta que dijo que quizás se lo había inventado todo...por lo que se volvió a alarmar por unos segundos, pero luego simplemente se largó a reír.- Eres gracioso Howells.- concluyó divertida, y no lo decía en modo despectivo, o burlón, sino sincero, le divertía.

- Creo que es pronto, aún nos queda tiempo.- agregó sonriente, observó como recogió la moneda que estaba a punto de perderse en la arena, se la tendió y sonriente la tomó entre sus mano para guardarla en el bolsillo. Rio levemente cuando escuchó sus últimas palabras.- Si debería, porque me gusta.- dijo sincera, ella no era muy fanática a las clases, pero cuando eran ramos o cosas que le agradaban sacaba su lado más responsable. Claro que lo correcto hubiera sido avisarle antes al chico para que este pudiera prever esto, pero se la estaba pasando bien, y ella no era por más que quisiera la persona más responsable y perfecta del mundo. Siempre llegaba tarde, o se quedaba dormida, o como en este caso se preguntaba a última hora si alcanzaría a llegar o no.

Pero no quiso hablar más y rodeo nuevamente el cuello del chico con sus brazos y acercó a escasos centímetros su boca a la de él.- Bueno ya nos hemos besado... cumplimos el último deber de la moneda.- agregó toda seria, pero cuando vio la reacción del chico se rió y sin pensarlo mucho volvió a besarlo, pero esta vez de manera más pausada que la anterior. Ahora sabía que había tiempo.


- Mis cervezas a la salida.- agregó al castaña divertida. Su amiga frunció el ceño.- No se vale, porque no era la hora aún. Si nos les quedaba tiempo , estoy segura que se hubiesen ido.- le dijo haciendo una mueca. La chica le iba a contestar pero de pronto entre medio de los asientos, el mismo hombre que había botado las cabritas en el último corte que habían sufrido apareció.- ¿Se pueden callar, por favor? Algunos queremos ver la película en silencio.- refunfuño, y ambas chicas rieron por lo bajo y volvieron a ponerle atención a la pantalla grande.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Cara delevingne
Edad del pj : 18
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Mestiza
Galeones : 21.071
Lealtad : Orden del fénix.
Patronus : --
RP Adicional : +2F
Mensajes : 821
Puntos : 461
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t2755-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t2768-do-you-wanna-know-me-try-it-relaciones http://www.expectopatronum-rpg.com/t3060-tic-tac-tic-tac-cronologia-stella-thorne http://www.expectopatronum-rpg.com/t5125-chocolat-trunk-stella-thorne
Stella ThorneFugitivos

Ian Howells el Miér Ene 18, 2017 1:31 am

El chico puso una mueca de darse por vencido ante lo de la bludger y la snitch.-Eso es verdad.-Luego atendió a lo que ella pensaba de la famosa pelota dorada que a él, personalmente, tampoco le importaba demasiado. Era una pelota mágica, ¿qué podía esperarse de ella?-¿Tú crees?-Cuestionó poniendo un mohin disconforme.-Yo no lo creo. Son un invento mágico al fin y al cabo, de alguna manera u otra la habrán programado así y no todas serán iguales, pero no como para que estén vivas. Al igual que las bludger, que como has dicho parecen unas malditas asesinas rompehuesos. Si tanto te gusta, quizás te vendría mejor hacerte con un Snidget.-Dio como opción, encogiéndose de hombros.

Lo del elefante se lo esperó y, de hecho, le hizo plantearse la pregunta de cual era su animal favorito, ya que no tenía ni idea. Sin embargo, lo del árbol no le terminó de convencer.-¿Sólo por las alturas?-Preguntó.-¿Te gustan las alturas o la sensación de estar allí encima y tener ese temor a la caída? Esa liberación al desafiar a la gravedad. Porque hay miles de ideas mejores que podrían representar eso más que un árbol. A no ser claro que haya más motivos, entonces me callo.-Sonrió sin decir más nada. Estaba tomando clases para ser un buen tatuador y se había tatuado montón de veces, así que él era consciente de qué ideas eran un poco insustanciales y cuales podían tener más significado del que quieren dar a entender. Él, simplemente, dio su opinión en base a lo que sabía.

Notando como su cabeza le daba vueltas por culpa del alcohol y con el trasero lleno de arena, se encontraba en la arena haciendo cuentas para saber qué hora era en Londres y que Stella se tranquilizase por saber si llegaba tarde, si ya no llegaba o si, por el contrario, aún le quedaba mucho tiempo por delante. Como era de esperar, fue la última opción, pero era normal estresarte cuando de repente cambias de zona horaria y estás más borracha que una cuba.-Soy gracioso.-Repitió divertido.-Nunca me habían dicho nada tan bonito.-Ironizó de igual manera antes de reírse.

Intentó hacer que se quedase por si acaso se daba cuenta de que llegaba tarde, pero por suerte aún quedaba tiempo y no tenía que preocuparse porque Stella quisiese irse rápidamente. De hecho, al darse cuenta de que aún había tiempo por delante, fue ella quién volvió a acercarse a Ian para besarlo con paciencia y lentitud. Él cerró los ojos y guió sus manos por el cuerpo de la chica como si éste le guiase, haciendo que la Gryffindor se colocase lentamente sobre él a horcajadas y poder disfrutar de ella.

-Dos cervezas a que tienen sexo.-Susurró una a su amiga.
-Las veo. Ella seguro que no querrá.-Dijo la otra.
El hombre castaño que se había quejado del ruido se unió a la apuesta, apareciendo por en medio de las dos.
-Yo creo que será porque él no querrá.
Las dos chicas se miraron divertidas y aceptaron la apuesta.

Sin embargo, lo último que pudieron ver de la película fue aquello, ya que justo después de eso hubo un apagón en donde comenzaron a salir los créditos acompañados de una canción que les venía ni que pintada. Los tres susodichos se quedaron sorprendidos ante la falta de información y ese final abierto, pero pronto, junto a los créditos, aparecieron nuevas imágenes en compañía de esa música.


Después de un rato, el sol ya estaba totalmente fuera, por lo que el amanecer ya había dado lugar al día. Se pudo ver como Ian y Stella se bañaban en la playa para despejarse de aquella borrachera que tenían encima y, aunque los espectadores no lo supieran, a Ian le sentó bien eso de bañarse en agua bien fría después de haber tenido tan cerca y tan encima a una mujer como Stella y no poder hacerla suya. Después de otro leve parón, se pudo ver cómo se aparecían en Londres, más concretamente en la habitación de Stella cuando aún en Londres era de madrugada.-En realidad...-Dijo Ian antes de irse.-Bueno nada.-Añadió rápidamente antes de que la chica le diese más importancia de la que tenía.-Nos vemos en otro momento. El día que algún chico supere esta cita, házmelo saber para volver a hacerle la competencia.-Curvó una sonrisa, encantador y un tanto prepotente, esa sonrisa suya que tanto le caracterizaba. Le guiñó un ojo y justo después se desapareció hacia su casa.

En realidad se arrepentía de haber elegido una fiesta, de haber elegido el aliado del alcohol en conseguir algo de lo que no se podía aprovechar. Se había quedado con ganas de más.

En la pantalla llegó la pantalla final. Fin. ¿Y ya está?
-No puede ser. ¿Pero tuvieron sexo o no? ¡¿Y qué pasa después?!
-Odio los finales abiertos.
-Pues a mí me ha gustado. ¿Creéis que habrá segunda parte?
El hombre se levantó para irse y las dos chicas le persiguieron.
-¿Cómo es posible que te guste? ¿No te quedas con las dudas?
-¡Claro! Había sido todo una cita para ver si conseguía a la chica y al final no sabemos ni como quedaron, si pasó algo más entre ellos... ¡Es como si hubiésemos visto una película entera pero nos faltase el desenlace!
El hombre sonrió.
-A lo mejor es que todavía no ha llegado el momento del desenlace.


The End.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 8
PB : Trevor Wentworth
Edad del pj : 20
Ocupación : Tatuador
Pureza de sangre : Limpia
Galeones : 9.207
Lealtad : Págame.
Patronus : No tiene
RP Adicional : +2F
Mensajes : 891
Puntos : 566
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t1174-ian-howells http://www.expectopatronum-rpg.com/t1177-what-about-a-drink-ian-s-relathionship http://www.expectopatronum-rpg.com/t1291-ian-howells-s-cr http://www.expectopatronum-rpg.com/t1192-correo-de-ian-howells#22200
Ian HowellsMagos y brujas

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.