Situación Actual
21º-14º // 5 octubre luna llena
Entrevista
Administración
Últimos Mensajes
Awards
Edward W.Mejor PJ ♂
Abigail GreyMejor PJ ♀
Henry KerrMejor User
Zoe LevinsonMejor roler
Circe MasbecthMejor Mortifago
Fiona ShadowsOrden del Fenix
Alex & ZoeMejor dúol
Denzel S.Premio Admin
Afiliaciones
Hermanas [2/4]
Expectro PatronumExpectro Patronum
Directorios [8/8]
Élite [36/40]
1zp6r0z.jpgSaint Michel UniversitéMagic WordsBelovedHogwartsExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro PatronumExpectro Patronum
Redes Sociales
2añosonline

Año 2016 - 1 de Septiembre [Trama Global]

Albus Dumbledore el Jue Sep 01, 2016 6:48 pm

~~~~~~~~


1 Septiembre, año 2016



El tren está dividido en vagones y los vagones en compartimentos. Cada compartimento puede llevar 6 personas con comodidad más sus equipajes de mano. El tren tiene capacidad para transportar 144 personas (sin contar al conductor).
En la locomotora no pueden viajar alumnos y tampoco en el vagón de equipajes. Normalmente viaja algún profesor en el tren y otros adultos (como la señora del carrito) en el primer vagón.



___________________________________________________

1.- Recuerden que es obligatorio que todos los alumnos viajen a Hogwarts a través del Expreso. No se permiten autos, ni vacas voladoras.
2.- El tema se ha abierto el día 01 de Septiembre y se mantendrá el viaje hasta el lunes 3 de octubre; hasta entonces pueden rolear en la estación cuando llegan a tomar el tren, en el expreso mismo, fuera del colegio (para cerrar escenas) y dentro del colegio... Pero por favor, mantengan un rol de de espacio/tiempo coherente.
3.- No es obligatorio rolear en este tema antes de hacerlo en el Colegio. Sin embargo, se premiará la participación en él con puntos adicionales para sus casas.
4.- La cuenta de Albus Dumbledore será la encargada de avisar cuando el tren salga de la Estación, hasta entonces el viaje no comienza y damos tiempo para que todos suban al tren. Si alguien no ha podido rolear que sube al tren, daremos por hecho que lo hizo y podrá rolear dentro como si ya estuviera allí antes.
5.- Pongan entre corchetes al inicio de vuestro mensaje dónde se desarrolla vuestro rol, tal como se indica en los siguientes ejemplos:

  • Ejemplo 1: [A las afueras de King's Cross]
  • Ejemplo 2: [King's Cross]
  • Ejemplo 3: [Anden 9 y 3/4]
  • Ejemplo 4: [Vagón 2, Compartimento 11]
  • Ejemplo 5: [Pasillo del vagón 4]
Moderador
Expecto Patronum


avatar
Imagen Personalizada :
RP : 17
PB : Michael Gambon.
Edad del pj :
Ocupación : Fugitivo
Pureza de sangre : Mestizo
Lealtad : Orden del Fénix.
Patronus : Fénix (Parlante)
Mensajes : 321
Puntos : 9
Ver perfil de usuario

Invitado el Jue Sep 01, 2016 7:42 pm

[Anden 9 y 3/4]

Finalmente las clases iban a iniciar y ella estaría lejos de su familia, en cierta forma no era algo que sonara bien, pero estaba feliz de eso, realmente quería estar lejos de ellos, lejos de su influencia, quería estar en un lugar donde pudiera pensar las cosas, razonar, ver a sus amigos, en fin solo quería llegar al colegio y alejarse de su padre que seguía y seguiría molesto con ella por el fin de los tiempos, pero ella en cierta forma quería que esto le valiera madres, era suficiente con la migraña que se cargaba diariamente, razón por la cual tenía que hablar con Stella o Sirius, a ver si conocían algún otro remedio para la misma o mas específicamente donde conseguirlo, ellos seguro sabían algo de esas plantas naturales, que ahora que lo pensaba el que si debía saber sobre eso era el profesor Odiseo, una razón mas para querer estar en Hogwarts. En fin, ya faltaba poco para que eso ocurriera, sin contar que en el anden se encontraría con Sirius aunque no fuera por que quisiera verla, era mas bien por que quería que le preparara muffins y ella de buena amiga se los llevaría.

Dado que estaba lo de los muffins y que tenía que llegar a una buena hora y que no quería estar en casa por mas que ese día su padre y hermanos no estuvieran, la joven se levantó super temprano, se arregló, comprobó que todo estuviera en orden en su baúl y con sus mascotas. Finalmente bajó a la cocina donde empezaría a preparar los muffins, guiándose de una receta de su madre que no llegó ni a completar, solo llegó a acomodar todos los ingredientes que iba a usar en su lugar antes de ver algo que no entendía en la receta, lo que la llevó a querer preguntarle a su madre, pero evidentemente esta no estaba, fue en ese momento donde realmente sintió su ausencia, era la primera vez que no desayudaría con ella un primero de septiembre, que no la ayudaría, que no la llevaría a la estación y fue algo que realmente le sentó mal, tan mal que rompió en llanto. Lloró hasta la llegada de Vlad, quien al parecer la iba a ir a dejar a la estación y quería ver que estuviera lista a tiempo, por lo que fue antes de lo esperado. Vlad al verla tan mal se conmovió y la consoló, logrando que se sintiera mejor, seguía molesto con ella e indignado pero era su hermanita y no podía verla mal, claramente le preguntó que pasaba y ella le comentó lo de los muffins aunque no que eran para alguien en especial, dado que aún era temprano este se ofreció a ayudarla aunque no pensaba hornear nada, el solo le daría las indicaciones y probaría su sabor.

Pasados unos 45 min la cambiante ya estaba empacando los muffins en una caja para eso que había comprado con anterioridad y siendo apresurada por su hermano, aún cuando todavía era temprano y llegaría justa de tiempo, el si tenía cosas que hacer, así que la cambiante ya recompuesta y de mejor humor se apresuró a terminar, al final había hecho dos docenas y media de muffins, nunca era buena con las medidas, no desde el punto de vista de que no tuvieran un buen sabor pues su hermano llevaba dos muffins y estaba fascinado por el sabor, todos tenían buen sabor y buena presentación como Sirius le pidió, su problema fue que le salieron mas de la cuenta, así que llevó con ella 18 muffins, de los cuales cuatro que se quedaría ella para darle uno a Sybill y otro para Stella y los dos que sobraban ya pensaría que hacer con ellos, no sabía si se encontraría con una amiga de alguna de ellas y no quería ser descortés.

En fin luego de preparar todo hermano la llevó a la Estación e ingresó con ella al andén donde se despidieron pues él tenía que ir al trabajo, solo había sacado un tiempo para no dejarla sola ese primer día por que suponía que estaría mal por lo cercana que era era de su madre - Que tengas un buen día, te quiero, no olvides decirle a papá y a los demás que les dejé unos muffins y no te los comas todos, dejé una nota en todo caso - le dijo a su hermano antes de darle un beso en la mejilla y ver como este se retiraba del lugar, ahora solo le quedaba buscar a Sirius y entregarle los muffins y explicarle que 4 eran de ella pero que solo compró un empaque, la próxima pensaría mejor las cosas.


Última edición por Alice K. Ivanova el Vie Sep 02, 2016 12:48 am, editado 2 veces
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Jue Sep 01, 2016 9:25 pm

[En King's Cross]

El Expresso de Alemania dio su último silbato antes de tomar de nuevo rumbo hacia allí. Este verano lo había cogido en tres ocasiones distintas, porque cuando la primera vez que vine a Londres tuve que regresar, fue mediante desaparición, al lado de mis padres. El segundo viaje en Agosto, sí que fui y volví en el mismo vagón, y este ya era mi tercer viaje en ese tren este verano, ya para finalizarlo y comenzar las clases.

Estaba ilusionada con volver a ver a mis amigos, y esperaba no tropezarme con la odiosa de Lily Evans, ¿Alguien aguantaba a esa chica? Todo eran normas, y normas y muchas más normas. Y como ella era capaz de cumplirlas todas, pues por lo visto los demás teníamos que ser como ella o no éramos buenos.

¿Por donde estaría Adae? ¿Querría que volviéramos juntos al castillo después de lo ocurrido en los invernaderos en Mayo? ¿Habría pasado el verano con sus dos madres y su hermana? ¿Dónde habría ido, a quien habría conocido? Igual ya se le había declarado a Synnove y todo, esa chica debía estar loca para decirle que no, porque Adae era el mejor amigo que tenía.

Arrastraba el carrito con mi baúl, otro año más sin lechuza, pues se había estampado la que me iban a regalar contra la ventana, y se le había quedado más cara de tonta de lo que ya tenía. Pero podía usar las de la lechucería si tenía que enviar alguna carta y lo bueno es que eran gratis, no como en el callejón Diagon, que había que pagar para hacer uso de ellas.

Me dirigí directamente hacia el andén nueve y tres cuartos, para sin verlo siquiera empezar a notar el cosquilleo que había sentido el curso anterior en mi primer viaje. Ya tenía ganas de ver la locomotora escarlata.
avatar
InvitadoInvitado

Anabeth Valmont el Vie Sep 02, 2016 1:54 pm

[King's Cross]

Era el segundo primer día de clases que tenía para ir a Hogwarts, el primero había sido un desastre, había odiado el cambio de escuela y había odiado tener que viajar en tren y no en sus amados carruajes voladores. También había estado toda gruñona y convertida en una verdadera fiera con los niños pequeños y le había agradado nada que no los separaran por cursos para ver si al menos así aprovechaba esas horas de viaje para hacer nuevas amistades con quienes realmente le interesaban.

Por fortuna, este año tenía pinta de mucho mejor. Ya estaba totalmente resignada al cambio y ya también conocía a un poco más de gente, por lo que su sonrisa no dudó en aparecer decorándole el rostro, aún a pesar de que llevaba muchos pensamientos a su espalda que no le tenían realmente feliz.

Se paró entonces frente a la entrada del andén con el carro que contenía su baúl y su lechuza y respiró profundamente varias veces, pues el sólo pensamiento de poder chocar con el muro hacía que se pusiera nerviosa.

Un… deux… trois

Contó en voz alta y cerró los ojos echándose a correr.



[Anden 9 y 3/4]

¡No se estrelló! Y tampoco sabía si alguien alguna vez lo había hecho, pero le aterraba la idea. Así ya respiró un poco más relajada y saludó con una sonrisa a quienes estaban del otro lado, para luego alzar la barbilla y caminar con paso firme hasta el final del tren en donde dejó el carrito con su baúl y se despidió de su lechuza antes de dejarlos para que los cargaran en el tren y luego poder ir a dar una vuelta por el Andén con las manos ya desocupadas, listas para abrazar o abofetear según la ocasión (?).

Fue en ese momento, que caminaba por el andén cuando vio un rostro conocido que la hizo detenerse en seco y abrir tanto la boca como los ojos de la sorpresa.

—¡¿Ashton?! —le llamó dudosa para luego ponerse a batir sus manos como verdaderos aleteos de la emoción —¡Ashton! ¡Ashton! Mon cher amie!

De un sólo brinco se echó a correr hacia él, henchida de felicidad, hasta saltar a sus brazos y colgarse a él cual koala a un árbol de eucaliptos para llenarle el rostro de besos; frente, ojos, mejillas, cabello ¡donde cayera!

avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Amber Heard
Edad del pj : 16
Ocupación : Estudiante 6º
Pureza de sangre : Sangre "puramente in
Galeones : 10.700
Lealtad : Neutral
Mensajes : 152
Puntos : 94
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3305-anabeth-isabelle-valmont http://www.expectopatronum-rpg.com/t3308-bienvenue-dans-ma-vie http://www.expectopatronum-rpg.com/t2459-el-giratiempos-y-sus-viajeros#56372 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3473-ecrivez-moi-buzon-de-anabeth-valmont

Invitado el Vie Sep 02, 2016 3:28 pm

[King's Cross]


Tal y como había ocurrido el año anterior, ya no eran sus padres sino el Señor y la Señora Potter quienes iban a despedirle al Andén 9 y 3/4. Él y James habían pasado juntos gran parte del verano, excepto la semana que él se desapareció para pasar algunos días con Circe y las noches que no llegó a casa culpa de otras varias personas, incluyendo amigos y su propio padrino.

Había sido un verano bastante entretenido, no podía negarlo. Sin embargo, se le había hecho bastante corto y sentía que aún le quedaban muchas cosas en el tintero por hacer ¡hasta había hecho una lista! Pues al tener los conocimientos necesarios para poder escaparse de Hogwarts cuando quisiera, habían varias de esas cosas que aún podía hacer.

¿En serio tienen que ir a dejarnos hasta el mismo tren?preguntó a James en un susurro No, es que no les quiera, pero este año somos los mayores del Colegio.

Reclamaba como si James fuese su propio hermano y los Potter también sus padres. Y es que ya yendo a séptimo curso se sentía la mar de grande y no quería que sus pequeños admiradores (esos niños traviesos que les miraban con cara de “Cuando grande quiero ser como tú” cada vez que hacían una tratada) les viesen siendo besuqueados y aplastados entre los brazos de la Señora Potter.

Se adelantó un par de pasos con la intención de cruzar la muralla primero, pero sus ojos se cruzaron con la mirada fría y conservadora de Orion Black que caminaba junto a su esposa Walburga y su segundo hijo, Regulus. Sirius se detuvo y les dejó pasar, pretendiendo que no les había visto, por lo que se giró para mirar a James como si le estuviese esperando, para luego caminar junto a él y dedicarle una sonrisa que se traducía en un “Todo está bien”.

De hecho, estuvo a punto de arrollar con su carrito a su propia madre, pues se echó a correr justo detrás de ella, como si esperase calzarla, pero la mujer ya le conocía lo suficiente para no confiarse y no dudó en salvaguardar la distancia necesaria con el muro antes de que Sirius le atravesara.



[Anden 9 y 3/4]

—¡Hola mamá y papá! ¿Vienen a despedir a su hijo favorito antes de que vaya a sentarse con sus amigos hijos de muggles? —les preguntó con una amplia sonrisa —Aaaaaawww… qué tiernitos.

Abrazó a ambos, e incluso a Regulus, para luego alejarse de ellos, dedicándoles una sonrisa de medio lado antes mientras les miraba hacia atrás y continuaba su camino. Siempre le pasaba algo parecido, verlos de sorpresa le dejaba algo helado, pero una vez que aceptaba el encontrárselos no dejaba pasar la oportunidad para fastidiarlos aunque fuese un poquito.

Dejó su baúl y su lechuza junto a la pila de equipaje y esperó a James, para luego ver por detrás de éste, en medio de la gente, a una colorida cabellera bastante conocida.

—¡Alice! —exclamó haciéndole señas para luego acercarse a la cambiaformas —¿Te acordaste de los muffins?

Preguntó con una sonrisa, para luego ver el paquete en sus manos y arrebatárselo de un tirón antes de abrirlo, echarle un vistazo rápido y tomarles el olor con un gran, gran suspiro.

—Oh, Alice, huelen genial! No sé que haría sin ti —exageró para luego sonreír.
avatar
InvitadoInvitado

Ashton Lancaster el Vie Sep 02, 2016 5:16 pm

[King’s Cross]

Por fin había llegado el día en el que partiría a Hogwarts. Ashton no sabía decir si estaba nervioso, o si todo le importaba un rábano, o si en realidad estaba un poco emocionado en el fondo aunque no quisiese admitirlo. Lo que sí que sentía era algo de curiosidad, siempre se sentía así cuando iba a visitar un lugar nuevo, siempre le había gustado ver y experimentar cosas nuevas… pero en este caso no solamente estaba visitando un lugar nuevo, sino que tendría que quedarse a vivir allí durante meses, y cuando saliese de allí no volvería a su casa, o al menos no a su verdadera casa. Siempre que había visitado un lugar nuevo lo hacía con la garantía de que no mucho después volvería a Ciudad del Cabo, pero en esta ocasión esa garantía no existía, y por eso le daba rabia ir a Hogwarts.

¿No podrían haber destinado a su padre a otro lugar que no fuese Escocia? ¿No podrían haberle destinado a algún lugar donde no hubiese una escuela mágica, para que así Ashton pudiese haberse quedado en África y siguiese yendo a Uagadou?

Su padre, Christian, no había podido acompañarles a él y a su madre a Londres para que Ashton fuese al tren porque tenía que trabajar. A Ashton no le importaba la ausencia de su padre; aunque le quería mucho sabía que a su padre no le gustaba la magia, y sabía que Christian habría estado incómodo en un lugar lleno de magos para enviar a su hijo a un colegio mágico, a pesar de que llevaba haciendo eso años. Tal vez algún día se adaptaría más al mundo de su hijo. Su madre, Victoria, sin embargo, estaba muy emocionada de poder estar ahí. Ashton no tanto. Ellos vivían en Escocia, y Hogwarts estaba en Escocia, pero el tren había que cogerlo en Londres… ¿Qué clase de estupidez era esa? ¿Por qué tenían que viajar hasta Londres y no podía ir él directamente a Hogwarts desde Aberdeen?

Dale una oportunidad al colegio —le aconsejó su madre, quien le conocía perfectamente y sabía lo que estaba pensando su hijo. —A lo mejor te sorprende. Seguro que te lo pasarás bien, créeme. Ya has hecho algunos amigos en el Callejón, eso está bien, ¿no te parece? —le dijo sonriente, tratando de animarle. —Sé que echas de menos África y a tus amigos, pero no te preocupes, volveremos en vacaciones —le prometió.

Ashton la creyó, y por fin sonrió. La abrazó fuertemente para despedirse antes de cruzar el muro de piedra por el que le habían dicho que se entraba al andén mágico.

Tot siens, ma —se despidió de ella antes de darle un beso en la mejilla y agarrar su carrito para empujar de él y cruzar el muro.

[Andén 9 y 3/4]

El andén estaba completamente abarrotado de alumnos. A algunos estaba seguro de que les había visto en el Callejón Diagón, pero no vio ninguno con quien hubiese entablado conversación. Ashton empujó su carrito y se abrió paso entre ellos y puso su baúl donde iba todo su equipaje. Algunos alumnos estaban poniendo las jaulas de sus lechuzas ahí también, así que Ashton puso la jaula con su lechuza Ashanti allí. La pobre se asustó al creer que su dueño estaba abandonándola.

No te preocupes tonta, te recogeré cuando lleguemos a Hogwarts —murmuró Ashton a su ave antes de darle una golosina para que se calmase. Las demás lechuzas que estaban en otras jaulas también querían, pero él no las hizo caso, pues no eran suyas. —Mira, aquí puedes hacer amigas.

Las mascotas que iban a permanecer con él durante todo el viaje eran su hurón Abiode y su hurón, Pikachu. Pikachu (a Ashton le rechinaban los dientes cada vez que recordaba la bromita de sus amigos que había llevado al rebautizamiento de su pobre hámster) estaba cómodamente dormido en uno de sus bolsillos, mientras que su querido hurón Abiode, del que era inseparable, estaba siendo muy revoltoso en otro bolsillo.

Ashton pretendía subirse ya al tren y buscar un compartimento en el que sentarse, pero antes de que pudiese hacerlo escuchó una voz llamándole casi a gritos, una voz conocida. Se giró inmediatamente en la dirección de la que aquella voz provenía, y vio allí a su amiga Anabeth, a la que había conocido un verano en África cuando ella viajó allí, corriendo hacia él a toda velocidad. Apenas le dio tiempo a reaccionar antes de que ella saltase a sus brazos y le cubriese de besos. Ashton la abrazó con fuerza y dio un par de vueltas sobre sí mismo mientras reía alegremente, lleno de felicidad al ver ahí a su amiga.

Ek kan nie wees nie! —exclamó sin poder creerse que Anabeth estuviese ahí. ¿Cómo era posible? ¿No tenía que estar en Francia? Se dejó llenar de besos sin parar de sonreír, y luego fue él mismo quien le dio un enorme beso en la mejilla a Anabeth antes de apartar un poco el rostro para mirarla. Seguía sujetándola, y ella seguía colgada de él cual koala. Abiode huyó del bolsillo de Ashton, temiendo acabar aplastado, y trepó hacia el hombro de su dueño.—¡Hace años que no te veo! ¡¿Qué haces aquí?!
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Matthew Daddario
Edad del pj : 17
Ocupación : Estudiante 7º
Pureza de sangre : Ni idea
Galeones : 10.900
Lealtad : A su propio culo
Mensajes : 132
Puntos : 74
Ver perfil de usuario

Invitado el Vie Sep 02, 2016 5:32 pm

[King's Cross]

Primer y último año en Hogwarts, aún no estaba segura de querer ir, pero tenía que hacerlo, ya había quedado en que si iría y en que su pequeño para nada se quedaría con ellos, que se quedaría con el padre del mismo, el día anterior le había mandado una carta en la que prácticamente lo amenazó y también le solicitó amablemente que se encargara del pequeño, por lo que ese día tenían que verse en la estación, mas específicamente en el andén 9 y 3/4, donde tendría que despedirse de su pequeño y entregarlo al cambiante, aún cuando no quería hacerlo.

Procuró que todo estuviera listo antes de marcharse con su tía a la estación Esteph la vería mas tarde en el expreso, por que al parecer viajaban en tren, la verdad no entendía eso ni le agradaba pero no le quedaba de otra - Creo que está todo listo, Niko está en su jaula, está listo mi baúl y están listas las cosas para mi pequeño, creo que ya nos podemos ir tía - le diría a la mujer que la acompañaba quien ni lenta ni perezosa la ayudó con las cosas mientras la joven madre llevaba en brazos a su pequeño.

Al llegar a la estación su tía le indicó como entrar en el andén y la ayudó con sus pertenencias pasando primero ella, dado que sabía que su sobrina claramente no podría pasar con su pequeño y sus cosas, sería complicado, además que había ido a ayudarla.

Luego de ver como pasaba su tía y con muchas dudas la rubia atravesó la pared, siendo en el momento en el que llegó al otro lado en el que se sintió mas tranquila por no haber golpeado a su pequeño o algo así.

[Anden 9 y 3/4]

El andén era un lugar con muchas brujas y magos, en cierta forma le sorprendió un poco, era la primera vez que estaría ahí, por lo que se quedó un momento mirando todo antes de avanzar con su tía que amablemente la acompañaría donde tenía que dejar sus pertenencias para que estas fueran guardadas en el expreso - Gracias, tía - diría la rubia con una sonrisa, mientras veía que esta dejaba todo excepto las pertenencias de Alphaeus, con lo que ambas se dirigieron a una posición estratégica donde Elizabeth podría ver si llegaba o no Tenney - Tía, no tienes que quedarte, yo puedo esperarlo - diría con una pequeña sonrisa, aunque esta estaba algo insegura por el "Y si no viene", realmente desconfiaba de él, pero también pensó "Si no viene es que no me conviene ir a Hogwarts" con lo que luego de mucha insistencia hizo que su tía se fuera mientras ella se quedaba donde estaba con su pequeño y sus cosas esperando que Tenney llegara pronto.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Vie Sep 02, 2016 6:06 pm

[Anden 9 y 3/4]

Luego de despedirse de su hermano y ver como este se iba la cambiante revisó que su cabellera no estuviera gris, sabía que su hermano era capaz de no decirle ese pequeño detalle por que no notaba esas cosas, como muchos hombres. Al comprobar que tenía la cabellera multicolor como antes de salir de casa la metamorfomaga respiró hondo y sonrió un poco, esperaba no tener los ojos hinchados ni nada así, no tenía ganas de usar su don solo para corregir eso, al final terminó restandole importancia, seguro todo estaba bien y lo mas importante era ir a dejar sus cosas para que las fueran metiendo al expreso.

Cuando llegó al último vagón notó que Sirius ya estaba ahí, así que sonrió mientras dejaba sus cosas en su lugar y tomaba la cajita en la que estaba su encargo - Si, si me acordé, los hice hoy - diría con una sonrisa antes de darle un beso en la mejilla antes de tenderle la caja, pues lo primero era el saludarlo bien y después el que hubiera cumplido con su petición de hacer muffins.

- Vlad, dice que tienen buen sabor. Por cierto cuatro de estos son míos, como puedes ver me salieron mas de la cuenta y ¿Para que querías que te hiciera muffins? - preguntaría, esperando que la respuesta no fuera "Para dárselos a mi novia" sabía que no sería esa la respuesta pero si lo era no se los daría por el único punto de que ella no hornearía para que él ligara, era cuestión de orgullo.

- Y ahora que lo recuerdo luego te digo con que me puedes pagar el favor, aunque de momento me puedes ayudar con una pequeña información - diría, pues una vez mas el dolor de cabeza iniciaba, al parecer lo que se había tomado fue muy poco por que no le quitó la migraña por mucho tiempo y estar con dolor de cabeza todo el día y mas dolor de cabeza por llorar no era algo que le agradaba - ¿Tu conoces de "remedios naturales"? hay una planta que ayuda a controlar la migraña, no estoy segura de su legalidad pero tu seguro la conoces, ¿Sabes donde encontrarla? - diría recordando la clase de herbología, seguramente él la conocía aunque no sabía por cual de los nombres pues la llamaban Cannabis, Marihuana, Maria, pero seguro Sirius la tenía que conocer y saber donde encontrarla o eso esperaba que si no tenía que buscar a Odiseo, él si parecía conocer sobre esas cosas y consumirlas.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Vie Sep 02, 2016 7:36 pm

[Resumen de la vida de Tenney porque es el momento más adecuado]

Después de ver a la chica y al niño en San Mungo, había regresado a casa. Curioso y muy confuso, la verdad. No había sabido nada de todo este asunto, no me acordaba. Había tenido que consultar en recepción sobre el niño en la habitación y me habían dicho su nombre: Alphaeus Winter. Tenía poco más de un año, y era metamorfomago, su madre se llamaba Elizabeth Bonnefoy.

Esta era toda la información de la que disponía cuando regresé a casa. Sospechoso, como poco. Mis abuelos habían omitido todo sobre mi prima Alice, me había tenido que enterar por mi cuenta, investigando entre álbumes viejos y cartas que encontré por pura casualidad. ¿Cómo se le olvidaba a alguien mencionar a alguno de sus nietos? Sobre todo cuando dicha nieta había sido buena amiga mía, y se notaba por la correspondencia guardada y las fotos.

Pero bueno, esto era otro asunto. Había llegado y ni había esperado para entrar por la puerta para preguntarles. Y se habían hecho los locos. Cómo no. Pero los delató el temblor y la insistencia - esa insistencia que me instaba a olvidarme de la chica, que era una don nadie que... Ni siquiera había terminado de escucharlos. Me había puesto en el medio de la casa y había comenzado a probar a llamar a las cartas que me había mencionado Elizabeth con un Accio. O varios. Los que hicieron falta hasta que una caja se estrelló contra mi. La había cogido y había corrido a mi habitación. Desde ahí le había escrito a Stella, y luego había empaquetado todo lo que había podido en mi maleta y me había ido de casa sin nadie consiguiendo retenerme.

Pasé un par de noches en el autobús noctámbulo, hasta que encontré un piso muggle, el dinero me había llegado para el primer mes de alquiler y me sobraba todavía algo para poder sobrevivir este mes, pero para el segundo lo tendría difícil. Así que una semana más tarde comencé a trabajar en un cabaret muggle, haciéndome un favor tremendo la dueña del mismo. Eché todas las horas que pude y en todos los puestos que pude - camarero, lavaplatos, limpiador... Si es que cuando no tienes un duro todo trabajo es poco. Necesitaba conseguir un dinero para poder pagarme el sobrevivir al menos, y para poder ahorrar y durante la época de clases trabajar solo como camarero en un horario reducido a varias horas a la noche.

Durante todo esto mis abuelos habían intentado ponerse en contacto conmigo en varias ocasiones, intentando pasarme mentiras varias, pero no me había tragado ni una de ellas. Intenté por mi parte contactar con Elizabeth, explicarle la situación. Pero creo que ninguna de estas cartas llegó a ser leída. Hasta que ayer había recibido su carta con las mejores noticias que podía tener. Más o menos...

[King's Cross]

Así es cómo había llegado a King's Cross. Faltaba bastante tiempo para el tren, pero no quería llegar tarde, además tenía algunas dudas sobre el niño y quería consultarlas con Elizabeth. Además, de por si había tenido que ir a comprar algunas cosas al Callejón, como la lechuza que llevaba en mano. No tenía una, y si la chica quería que le escriba todos los días la necesitaba. Además de una cámara y pergaminos, pluma, tinta... Así que había hecho la compra.

Le había insistido a Elizabeth una y otra vez desde que me había enterado. No sé siquiera si leyó mis cartas, pero... Yo lo intenté, y por fin creo que lo conseguí. Al menos a medias... Podría estar con él mientras ella estudiara. Con varias - bastantes, - condiciones, pero... Le tendría conmigo. Podría conocerle y pasar tiempo con él. Y eso me gustaba, no voy a mentir. Desde que me enteré que mis abuelos me habían mentido había anhelado poder remendar todos mis errores con esta chica y con Alphaeus. Hasta se llamaba como yo...

Su carta me había salvado, de cierta manera. Me había hecho sentir muy afortunado. No sé porqué o cómo, pero es como si en mi vida por fin había algo más de... ese algo que tanto faltaba desde hace varios años. Estaba feliz, tanto que esta mañana me desperté bastante jodidamente rubio. Algo de lo que tuve que encargarme, así que pude disminuirlo un poco. 

Cuando llegué a la columna que me llevaba al ya tan conocido Andén 9 y 3/4 suspiré, entusiasmado, y corrí hacia ella. 

[Andén 9 y 3/4] 

Y llegué. Sentí cierta nostalgia, no iba a ir a Hogwarts por primera vez en tantos años... Lo echaría de menos. Pero no me permití estar nostálgico mucho tiempo, directamente fui a buscar a la madre de mi hijo y a él. Y yo desde luego que no temblaba de la emoción. 

Durante la búsqueda vi a mi prima Alice, pero estaba con el molesto de Black, así que pasé de acercarme. No iba a ayudar en nada a mi disculpa que él esté presente. 

No tardé mucho más en encontrarme a Elizabeth y a Alphaeus. Y mi corazón comenzó a later cada vez más fuerte. No podía esconder la sonrisa. 

- ¡Hola! - los saludé, acercándome. - Perdón si os hice esperar... Tenía que comprarme una lechuza y material para escribir, ayer la carta me llegó tarde y no tenía más remedio que esperar a esta mañana... - me disculpé, enseñándole el bicho en su jaula.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Vie Sep 02, 2016 10:28 pm

[Andén 9 y 3/4]

Seguía estando muy insegura de si hacía lo correcto, por mas que le dijeron una y otra vez que tenía que terminar sus estudios en esa institución y que eso sería lo mejor para ella seguía estando insegura de todo eso, no tenía muchas ganas de asistir y casi que prefería quedarse en casa con su pequeño, pero ahí estaba, parada esperando la llegada de Tenney, también estaba insegura de su decisión de contar con él, pensaba que tal vez tuvo que haber molestado a Stella y a su padre, pero no, él seguía siendo muggle y por mas bueno que pareciera a ella seguían dándole miedo, tanto miedo que no confiaría la seguridad de su hijo a uno de ellos, además si algo pasaba ¿Que podría hacer él? no tenía una varita o algo así que lo protegiera.

Una parte de ella quería ir y tomar nuevamente sus cosas y regresar a su casa, ya luego vería como haría para terminar su año, tal vez podría hacerlo en casa y no tendría que ir a Hogwarts, además se sentía extraña e incomoda ahí sola con su pequeño en brazos, algo inquieto por las ganas que quería que lo pusiera en el suelo, algo que claramente ella no haría por la gran cantidad de personas que habían en ese lugar, además estaba el hecho de que no podía llevarlo a caminar por que también tenía con ella el baulito con sus cosas (las de su pequeño) y no podía dejarlas descuidadas.

"¿Realmente puedo confiar en Tenney?" se preguntó muy insegura de la respuesta, por mas que todo hubiera sido por causa de sus abuelos y él se hubiera intentado contactar algo que ella ignoró y hasta quemó sus cartas, no sabía si realmente podía confiar en él, toda la confianza y cariño que una vez sintió hacía su persona se murió mientras esperaba a su hijo.

La situación era realmente complicada para ella, realmente no quería estar en esta situación y lo peor es que estaba sola en el andén, no sabía en que momento aparecería su hermana o siquiera si aparecería y además de eso estaba el hecho de que tampoco veía a Stella, aunque lo que si vio fue una cabellera rubia conocida no muy lejos de donde estaba, pero decidió creer que era coincidencia y solo se concentró en ver si Tenney aparecía.

Pasaron un par de minutos cuando el cambiante hizo su aparición con un "Hola" que realmente no le cayó nada bien y a decir verdad la molestó, la molestó mucho, su sola presencia la molestaba por que la heria y él parecía estar como si nada y esto la molestaba mucho tanto con él como por ella por sentirse dolida por su culpa - Llegas tarde - diría con un gesto mal humorado.

Ciertamente le pareció adorable que hubiera hecho lo posible por tener las cosas para cumplir las peticiones de ella, pero no por esto lo vería de buena manera y se detestaba por pensar que era adorable por un momento así que no pensaba decirle nada con relación a esto, pensaba mostrarse lo mas borde posible - Este baúl tiene las cosas del pequeño - diría señalando el baúl que había traído con ella del pequeño, para luego sacar de entre su bolso un pergamino de casi dos metros - En esta lista está todo lo que debes saber y también tienes que llevarte este bolso tiene todo lo que necesitas del pequeño - diría tendiéndole también el bolso que tenía con ella de una forma que cuando él lo agarrara ella pudiera meter la mano dentro y sacar otro bolsito mas pequeño que tenía algunas cosas de ella misma, como sus galeones y algunos papeles que claramente tenía que llevar con ella, el resto era del bebe.

- Por cierto ¿Como piensas llevar a Alphaeus si también tienes que llevar todas esas cosas? - preguntó con la voz mas desdeñosa que pudo encontrar, realmente no había pensado las cosas, lo mas lógico era primero llevarse al niño por que claramente no se lo entregarían solo, Elizabeth no era una madre irresponsable, le entregaría lo necesario y luego de eso ir a comprar las cosas que necesitaba, si necesitaba algo mas, esperaba que él al menos hubiera pensado en donde dormiría y eso el pequeño - Dentro también hay un libro de cuidado infantil, por el amor a Merlín léelo - para ese momento creía que por mas miedo que le causaran los muggles hubiera sido mas recomendable dejarlo con el padre de Stella que con Tenney.
avatar
InvitadoInvitado

Invitado el Vie Sep 02, 2016 10:53 pm

[Andén 9 y 3/4]

Nada más atravesar la pared que separaba el andén de la gente no mágica del mundo mágico, a que no podían ingresar las personas que odiaban mis padres, me detuve.

Daba igual las veces que viera la locomotora rojo escarlata y negra, daba lo mismo, cuando estabas cerca de ella era como tener un pie en la puerta de tu casa, ya quedaba menos para reencontrarme con mis amigos, mi familia, la de verdad. El corazón se me cerró como un puño, sentía que me faltaba la respiración. Mis padres ni siquiera me habían acompañado al andén de fuera, y había salido de otro andén mágico, el 10 y 2/7.

La mayoría de alumnos, aunque fueran mayores habían venido con sus padres, hasta los padres de Sirius estaban allí. Seguí estirando del carrito con el baúl encima, si empujaba me dolía la espalda más que si tiraba. La capa de Hufflepuff estaba doblada sobre mi brazo. Cuando llegáramos a Hogsmade ya sería de noche, y nos esperaban los carruajes tirados por Thestrals. Ya tenía ganas de llegar y ver la ceremonia, y poder cenar y luego la fiesta en la sala de Hufflepuff. ¿Harían este año fiesta?

Saludé con la mano a varias caras conocidas y dejé mi baúl en la cola para que lo cargaran con los demás, antes de dirigirme a la cola del tren y subirme a la parte de detrás, escalando hasta el techo de la locomotora para ver hasta donde alcanzaba mi vista, y si reconocía alguna cara desde un punto más alto.

En realidad esperaba ver a Adae, pero conforme miraba hacia el muro del andén vi algo brillante sobre el techado. Y me acuclillé para ver de qué se trataba.
avatar
InvitadoInvitado

Adae West el Vie Sep 02, 2016 11:03 pm

[King's Cross]

¡Otro año más de vuelta a Hogwarts! Adae ya no sabía describir cuándo sentía más emoción, si cuando iba a Hogwarts o cuando regresaba con su familia por vacaciones. Pero ahí estaba, otro año más yendo en dirección a esa puerta invisible a través de un muro que daría paso al Andén más increíble. Como siempre, hubieron lágrimas por parte de Selina y Jane, pero April y Adae estaban tan motivados por ir a Hogwarts de nuevo que ninguno de los dos soltó una mísera lágrima. Hijos para eso, ¿eh? ¡Ni una mísera lágrima!

Después de llantos, despedidas y abrazos, April y Adae corrieron con sus carros llenos de baúles hacia el muro para traspasarlo hacia el Andén 9 y 3/4, con la promesa de que dentro de una semana o dos, cuando las echaran de menos, les mandarían una carta llena de amor incondicional y arrepentimiento por no soltar ni una mísera lágrima.


[Anden 9 y 3/4] (Interactúo con Anabeth y Ashton)

April ayudó a Adae a dejar las cosas en el vagón de equipajes y, cuando ya se hubieron liberado de toda la carga que tenían que llevar a Hogwarts, April le dijo a Adae que buscara a sus amigos porque ella se iba con sus amigas. Bien. De repente, Adae se quedó solo en medio de toda aquel montón de gente. El niño se acercó a la locomotora para poder mirar mejor a las personas y así, de paso, mirar por la ventana por si sus amigos ya se habían subido al tren, pero nada, no vio a nadie. Muchas personas se chocaban con él y muchas otras le daban codazos en la cabeza debido a sus todavía dimensiones pequeñas —ya que no había pegado el estirón—, pero lo peor de todo fue cuando pasó detrás de un chico alto y delgado y una chica decidió atacarle, tirándose encima de él para abrazarle. A simple vista por casi le arrollan, pero nada, Adae se sintió seguro y continuó pasando detrás de ese niño.

Sin embargo, a ese chico se le ocurrió la brillante idea de girar con la niña, por lo que los pies de la chica dejaron de estar en contacto con el suelo y... PUM. Se habían convertido en una máquina de placar niños teniendo en cuenta toda la gente que había allí en aquel espacio tan reducido. No, no era una buena idea hacer ese movimiento de abrazo amoroso.

Y claro, Adae fue una de las víctimas, porque era tan pequeño que ni le veían.

Las piernas de la chica y el chico y todo chocaron contra él y el Ravenclaw cayó de culo al suelo e incluso rebotó. Se había dado justo ahí, en el hueso del culo, ese que parece que da risa pero no, en realidad duele mucho.

—Auch. —Se quejó una vez estuvo en el suelo, llevándose las manos a la cara por si esta vez le caía un zapatazo en la mejilla. Se dio cuenta de que se le habían caído las gafas, así que antes de hacer nada intentó buscarlas para que nadie se las pisase.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 5
PB : Ty Simpkins
Edad del pj : 13
Ocupación : Preso
Pureza de sangre : Sucia
Galeones : 11.115
Lealtad : Al sapo Croac
Patronus : Ninguno
RP Adicional : 000
Mensajes : 259
Puntos : 181
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3312-adae-west-id http://www.expectopatronum-rpg.com/t3313-relaciones-de-adae-west http://www.expectopatronum-rpg.com/ http://www.expectopatronum-rpg.com/

Invitado el Sáb Sep 03, 2016 11:41 am

[Andén 9 y 3/4] 

¿Sabéis esa sensación de ir acordándote de algo de lo que te habías olvidado hace tiempo? Bueno, después del accidente fue el 90% de mi tiempo, pero hace más de un año que no tenía esa sensación. Hasta que vi a Elizabeth en San Mungo, y luego encontré sus cartas en casa de mis abuelos. Desde entonces y con la ayuda de mi sanador conseguí rescatar algunos recuerdos con la chica. De estos que hacen que te sientas mejor, hasta que te das cuenta de lo malo que fuiste para su vida y lo mucho que la pifiaste. 

Sentía mucha admiración por Liza. Muchísima. Y no me molestaba su tono de desprecio cada vez que hablaba - al fin y al cabo estaba en lo cierto. No podía culparla por sentir odio y desprecio hacia mi, cuando se había pasado los dos últimos años pensando que yo era el típico que dejaba embarazada a la chica y luego huía. Yo no era así, pero por las circunstancias aparentemente resultó que sí lo había hecho. No fue algo consciente o a sabiendas, simplemente confié en las personas inadecuadas en un momento en el que apenas podía mantenerme. Yo era culpable, sí, pero no era el único. No fue una decisión que tomé. Porque por tonto que fuera me habían educado a ser dueño de mis errores y afrontar las responsabilidades que tuviera que afrontar. 

Era responsable de la vida de Alphaeus, igual que Liza. Y además, quería ser parte de su vida. Darle el cariño y el amor que un padre da. No quería ser el padre malo, este que nunca aparecía, o que no quería saber nada del niño. Quería ser como mis padres, estar con mi hijo y darle lo que a mi me dieron, aunque no tengamos una familia, creo que puedo ser una buena figura paterna. O al menos intentarlo con todas mis fuerzas. 

- Vale - asentiría con lo del baúl. Este pequeño casi que tenía más cosas que yo, y mira que tenía planeado ir a comprarle los muebles y cosas necesarias para adaptar mi piso nada más recogerlo. - Y vale... ¿Está su pediatra ahí? ¿Alergias, preferencias por alguna comida? ¿Rutinas? - pregunté. Tenía muchas preguntas, tenía que saberlo. No sabía qué venía en este pergamino exactamente, pero imaginé, por el tamaño, que vendría mucha información. - Sé que las rutinas son importantes para los niños pequeños... ¿Tiene canciones favoritas? ¿O cuento? - añadí a las preguntas. Podía seguir eternamente, pero prefería dejarla responderme antes de seguir. 

Dejé el jaula con la lechuza en el suelo y acerqué la maleta de mi hijo, para luego poder coger las cosas más comodamente. También cogí el bolso que me tendió y me lo colgué del hombro. - Por supuesto, no te preocupes que sin duda lo leeré - asentí. Si quería hacer las cosas sería necesario, sin duda. 

- Mi piso está a veinte minutos de aquí, y a la una he alquilado un vehículo para poder ir a comprarle muebles para su habitación - definitivamente tenía que arreglar los enchufes, y las esquinas. No quería que se rompa la cabeza con ellas. - ¿Tienes alguna marca preferida de muebles o de ropa o de juguetes? ¿Algo a lo que deba prestar especial atención? - pregunté. También tenía planeado un viaje a Flourish y Blotts para libros, tenía que adquirir los manuales para la universidad y de paso aprovecharía a comprarme manuales de padres novedizos y cuentos y libros infantiles. Y juguetes. No tenía ni un solo juguete en todo el piso, tenía que encargarme de esto. Y de paso fundir todos mis ahorros, pero Alphaeus lo merecía.
avatar
InvitadoInvitado

Anabeth Valmont el Sáb Sep 03, 2016 5:06 pm

[Anden 9 y 3/4] (interacción con Ashton y Adae)



Anabeth estaba rebosante de felicidad. No se esperaba en lo absoluto encontrarse a un viejo amigo tan de sorpresa en aquel anden, pues ya había tenido un año para resignarse al cambio y hacer nuevas amistades que, para su mala suerte, ya estarían fuera de Hogwarts para este nuevo año. Ashton, era así, una especie de soplo de aire fresco que llegaba sin aviso para recargarle energías.

Le besó numerosas veces hasta que el chico se decidió a ponerse a girar, por lo que se aferró aún más a él y dejó escapar un pequeño gritito de sorpresa para luego reír abiertamente y volver a darle un besote en la mejilla.

—Ashton, Ashton, Ashton.

Repetía su nombre cada vez que alejaba sus labios de él para luego darle otro beso en esa misma mejilla. Claro, hasta que sintió como uno de sus pies, que por supuesto llevaba zapatos de tacón, golpeó a algo o alguien, por lo que intentó mirar más no vio a nadie hasta que sus ojos se dirigieron al suelo.

Oh, merde!

Golpeó rápidamente los hombros de Ashton para que éste le dejase bajarse, o al menos eso intentó, porque quedó con el movimiento congelado y se le escapó un nuevo grito de susto cuando vio de pronto un hurón en uno de los hombros del muchacho, lo que hizo que —luego de gritar— se pusiera a reír toda nerviosa al sentirse algo estúpida por haberse asustado de un tierno y simpático hurón.

Oui! ¡Dos o tres años!

Respondió aún con entusiasmo mientras se agachaba en el suelo para recoger los anteojos del pequeño y luego mirarlo con una mueca de dolor que parecía que le dolía también a ella misma. Quería mucho hablar con Ashton y saber de su vida, así como también ponerle al tanto de la suya, pero por culpa de su efusividad habían accidentado a un pequeño y ella debía de cumplir su papel de adulta responsable, pues a pesar de no tener diecisiete años aún, ella siempre se había creído una mujer grande. Bueno... cuando se acordaba...

—Aaaawww… pauvre petit enfant.

Le acarició la mejilla antes de ella misma limpiar sus gafas —aunque con la misma ropa del pequeño y no la de ella misma— y ponérselas de vuelta.

—¿Dónde te duele? Muéstrame.

Le preguntó al Ravenclaw, para luego mirar hacia arriba a Ashton y dedicarle una sonrisa de circunstancias antes de alzar ambos hombros por aquel inesperado accidente.
avatar
Imagen Personalizada :
RP : 7
PB : Amber Heard
Edad del pj : 16
Ocupación : Estudiante 6º
Pureza de sangre : Sangre "puramente in
Galeones : 10.700
Lealtad : Neutral
Mensajes : 152
Puntos : 94
Ver perfil de usuario http://www.expectopatronum-rpg.com/t3305-anabeth-isabelle-valmont http://www.expectopatronum-rpg.com/t3308-bienvenue-dans-ma-vie http://www.expectopatronum-rpg.com/t2459-el-giratiempos-y-sus-viajeros#56372 http://www.expectopatronum-rpg.com/t3473-ecrivez-moi-buzon-de-anabeth-valmont

Invitado el Dom Sep 04, 2016 10:33 am

[Vagón 5, sobre el techo]

Me agaché para ver de más cerca que era aquello que brillaba sobre el vagón, y mi sonrisa se amplió al ver un galeón- ¡Que suerte tengo, tendría que haber quedado en Gryffindor! -aunque la sola idea me borró la sonrisa, si ya con haber caído en Hufflpeuff mis padres me maldecían en cada ocasión, no me quería imaginar cómo hubiera sido de haber caído en la casa contraria y enemiga de Slytherin. Además, las mejores personas estaban en Hufflepuff, eso se veía a la legua. Danny, Rhea, Alice, Dorcas...los chicos de las otras casas sólo querían ser como ellas, porque eran las mejores.

Me bajé con cuidado por la escalerilla de encima del vagón número cinco, donde solían poner el equipaje, con el galeón en el bolsillo y me dirigí hacia...

[Vagón 4, pasillo](Grito a Annabeth por la ventanilla)

el vagón contiguo, no sabía porqué ese era el que solían usar los Slytherins, pero no parecía haber nadie aún. Así que lo pasé de largo. ¿Donde se había metido Adae?
Iba metiendo la cabeza en todos los compartimentos, buscando a mi amigo si por un casual estaba en alguno de ellos, pero nada. Cuando al mirar por la ventanilla ví como una chica pateaba la cabeza de mi amigo, y eso me encendió- EY, VIGILA -grité por la vetanilla.

Lo había derribado al suelo y le había arrancado las gafas de la cara. ¡Ya le valía!

Salí del compartimento a todo correr, pero tropecé con algo y me fui de culo al suelo, no sabía qué había sido pero un baúl acababa de pasar a mi lado e iba directo hacia el otro vagón- Jo -me froté el final de la espalda, había dolido.

Al menos ya sabía que Adae estaba en la estación y este año estaríamos juntos, como rivales, porque Hufflepuff se iba a llevar todos los premios, la copa de quidditch y la de las casas, era el regalo que le tenía preparado a Danny, porque ella se lo merecía. Y me tenía que disculpar, por haberme puesto enferma y no poder seguir jugando al quidditch, después de que todo el equipo me brindara semejante apoyo en el primer partido. Sólo que o recuerdo como terminó, creo que me derribaron de la escoba.
avatar
InvitadoInvitado

Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Página 1 de 8. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.